RELATOS DEL LEJANO OESTE : LA HISTORIA DE BILLY EL NIÑO

El escritor y dibujante canadiense Will James(1892-1942) dedicó gran parte de su obra a retratar y describir un tiempo que en vida de James ya había desaparecido, el Lejano Oeste, y comenzaba a ser mitificado a través de la literatura y , en especial, del cine donde directores como John Ford(1894-1973) nos dejaría una serie de obras maestras del cine de todos los tiempos que dieron forma e imagen a la leyenda del oeste, del vaquero solitario, de pocas palabras pero íntegro y honesto, al pistolero de mirada acerada y nervios templados que atemorizaba con su revolver a todo aquel que se cruzaba en su camino, a las caravanas que navegaban por los mares de hierba de las inmensas praderas o cruzaban por los pasos más abruptos de las Rocosas en busca de nuevas tierras que colonizar y donde buscar su destino, los buscadores de oro que arriesgaban sus vidas por una pepita y que luego dilapidaban sus fortunas en prostíbulos y en salones, las diligencias que recorrían aquel vasto país llevando correo, pasajeros y pagas , siempre con el peligro de ser asaltados durante el camino. Una época donde todavía existían grandes manadas de búfalos y pueblos indios libres, pero una época que sería efímera.

Will James definía aquel mundo con estas palabras “El Oeste, el lugar donde un hombre puede mirar hasta más lejos y no ver otra cosa que no sea tierra y cielo”, un lugar peligroso pero libre y donde era posible construirte tu propio destino, como escribía Horace Greeley(1811-1872), director del periódico New York Tribune, “Si un joven está a punto de comenzar su vida, le aconsejamos publica y privadamente  que vaya al Oeste. Allí sus capacidades serán apreciadas con toda seguridad y su laboriosidad y energía recompensadas”. Pero si era un mundo de oportunidades también era un mundo violento aunque no en la forma que nos cuentan las películas de Hollywood. Una de las figuras emblemáticas del Salvaje Oeste era el pistolero, y es difícil no tener en mente  la imagen de dos hombres enfrentados en una calle desierta, desafiándose con la mirada, las manos en el aire a la altura de la cintura dispuestas a desenfundar con mayor rapidez que el adversario. Los famosos duelos entre pistoleros que, sin embargo, apenas existieron, porque la realidad nunca suele ser tan limpia como la ficción, ni los pistoleros eran una especie de héroes románticos como  nuevos Robin Hood que robasen a los ricos para dárselo a los pobres. Robaban a los ricos, es cierto, pero para quedárselo ellos como es natural.

Mapa de la expansión de Estados Unidos desde las trece colonias situadas a orillas del Océano Atlántico en la costa este, en color más claro en el mapa, hasta las sucesivas incorporaciones como la Louisiana, adquirida a Francia en 1803 por 15 millones de dólares con los que añadía 2.100.000 kilómetros cuadrados a su territorio. En 1819 España le cedía Florida con la firma del Tratado de Onis-Adams y a partir de 1823 la política norteamericana estaría determinada por la conocida como “Doctrina Monroe” expuesta por James Monroe(1758-1831) y resumida en la expresión “América para los americanos”. Durante la primera mitad del siglo XIX seguirían incorporándose nuevos territorios hacia el oeste , una nueva frontera sin explorar y que sería poco a poco colonizada por hombres que buscaban allí su fortuna. En 1845 se podían leer estas palabras en hel New York Morning News “El cumplimiento de nuestro destino manifiesto  es extendernos por todo el continente  que nos ha sido conferido por la Providencia, para el desarrollo de un gran experimento de libertad y autogobierno” Una tierra de promesas , una tierra nueva , una tierra de frontera donde la ley del revolver se impondría durante muchos años (imagen procedente de http://www.unsa.edu.ar ) 

¿Quienes eran los pistoleros?¿Por qué se dedicaban a esa vida y por qué a muchos les fascinan sus historias?¿por qué se convirtieron en leyendas las vidas de hombres que en realidad eran delincuentes y asesinos que buscaban dinero fácil?Una respuesta la podemos encontrar en el libro “Salvaje Oeste: Pistoleros y forajidos” del escritor español Gregorio Doval en el que baso gran parte de la información de este y futuros artículos sobre algunas de las figuras más conocidas del Oeste americano. Doval recoge las palabras de uno de estos pistoleros, Henry Starr (1874-1921), uno de los últimos pistoleros y fuera de la ley del Oeste que llegó incluso a interpretarse a sí mismo en una película del cine mudo titulada “A Debtor to the law” , que puede traducirse como “En deuda con la ley” , en el año 1919 y que dos años después moriría de un disparo mientras trataba de robar un banco en la ciudad de Harrison, en el estado de Arkansas. Cuando le preguntaban a Starr la razón por la que había elegido ese estilo de vida respondía “Por supuesto que me interesaba el dinero y la posibilidad de conseguir un botín que me hiciese rico, pero tengo que admitir que también estaba el atractivo de la vida libre, las cabalgadas nocturnas, el sabor del peligro, el dominio sobre los demás, el orgullo de ser capaz de mantener a un grupo a raya, todo eso me emocionaba. Me encantaba. Es aventura de la buena. Me imagino que te sientes como los viejos piratas  cuando recorrían el mar con la bandera negra en el mástil”
 
 
Aventura de la buena decía Starr,  y esa es, en mi opinión, la principal razón por la que todavía hoy sigue viva la leyenda de muchos de estos hombres, adornada, distorsionada, embellecida y muy diferente a la realidad, pero así son las leyendas incluso las referentes a asesinos. La libertad, la aventura, la incertidumbre,  la ausencia de ataduras, el poder sobre los demás , todos son elementos que hacen atractivas sus figuras como la del protagonista de nuestra historia de hoy, un hombre donde es difícil separar la realidad de la leyenda, el relato periodístico adornado para cautivar a los lectores de su tiempo de lo que fue la historia real. Su nombre era William Henry McCarthy, un nombre que no os dirá mucho como tampoco los de Kid Antrim o William H.Bonney que también utilizó en diferentes momentos de su vida, pero si os digo que era Billy the Kid, Billy el Niño, seguro que habréis oído hablar de él y de su historia, la de un hombre que ,como un moderno cantante de rock de nuestro tiempo, habría vivido rápido y muerto joven. Pero a pesar de lo que cuenta sobre su persona la leyenda, Billy no era un asesino por vocación, como otros muchos pistoleros, sino que durante la mayor parte de su vida fue más bien víctima de las circunstancias que le rodearon, como un destino fatal que dibujó el camino que debía seguir hacia un final que ya estaba escrito.

Una de las pocas fotografías que se conservan de Billy el Niño . Oscar Wilde dijo en una ocasión que “Los americanos adoran a los héroes y siempre los eligen de entre los fuera de la ley” y sin duda Billy se halla entre esos héroes mitificados por la leyenda . El escritor e historiador norteamericano Michael Wallis(1945), autor de  “Billy the Kid: El paseo sin fin ” lo describe como un gran bailarín de polkas y rancheras, que hablaba español con fluidez, de gran puntería y siempre acompañad por su Colt 41 que podía usar con ambas manos pues era ambidiestro. También aventura que el padre de Billy era Henry McCarthy, soldado de 27 años del Cuerpo de Voluntarios de Artillería de la Unión, muerto durante la Guerra de Secesión y confirma que su madre era Catherine McCarthi(1829-1874), que había llegado de Irlanda huyendo de la Gran Hambruna que afectó al país entre 1845-1849. Tendría también un hermano, Joseph, nacido en 1863 y que moriría en 1930 (imagen procedente de http://www.elmundo.es ) 

Sobre sus primeros años no hay demasiada información precisa, ni siquiera la relativa a su fecha de nacimiento, aunque se estima que nació entre 1859 y 1861 posiblemente en Nueva York  y de madre de origen irlandés llamada Catherine McCarthy. Del padre de Billy nada sabemos y tampoco si el apellido correspondía al padre o era el apellido de soltera de Catherine. Podía tratarse de inmigrantes irlandeses que hubieran llegado a Nueva York huyendo de la Gran Hambruna que había asolado Irlanda entre 1845 y 1849, años en los un hongo de la patata, base de la alimentación de los irlandeses en aquel tiempo, provocó muy bajas cosechas en esos años lo que derivó en una terrible hambruna que causaría la muerte de entre dos millones y dos millones y medio de irlandeses mientras que miles de ellos buscaban escapar del hambre y la pobreza en Estados Unidos. Aproximadamente dos años después del nacimiento de Billy, su madre tuvo un nuevo hijo en 1863 al que da el nombre de Joseph. Pasa los primeros años de su vida en Nueva York hasta que hacia 1871 diagnostican a Catherine una tuberculosis y le recomiendan abandonar la ciudad y establecerse en un lugar más cálido.

 
 
Catherine y sus hijos, del padre no sabemos nada pero ya debía estar muerto en esta época, se trasladan hasta Nuevo México donde en 1873 se casa en la ciudad de Santa Fe con William Antim, aunque según otras versiones se habrían casado en Silver City, también en Nuevo México. No sabemos si William Antim habría adoptado a sus hijastros,pero Billy se referiría a sí mismo siempre con el apellido de McCarthy y no de Antim. Ya por aquellos días la salud de Catherine declina  con rapidez y la tuberculosis le causaría la muerte en 1874. Después de la muerte de Catherine , William Antim decide marcharse a Arizona y abandona a  Billy y su hermano. Billy, para sobrevivir,realiza todo tipo de trabajos, desde ejercer como lavaplatos a servir en un restaurante  y comienza a cometer sus primeros robos para poder comer . Su primea detención se produjo por haber robado un poco de manteca. Sin embargo, el primer problema serio con la ley se produciría cuando Billy tiene unos quince años y uno de sus amigos, otro joven ratero conocido como Sombrero Jack roba en una lavandería china  algo de ropa y dos pistolas y entrega lo robado a Billy para que lo oculte, Pero la mala fortuna hace que Billy sea detenido con el botín y acusado del robo. En uno de los periódicos de la ciudad  se publicaba la noticia  y se informaba también que Billy había huido de la prisión a través de la chimenea. No sería la última de sus fugas.

Archivo:Cattle branding (Grabill 1888).jpg
Fotografía del año 1888 de unos cowboys marcando a una ternera, lo que se denomina branding para distinguirlas de las de otros ranchos vecinos. Pero cuando las terneras se alejaban de la madre antes de ser marcadas cualquiera que la encontrase podía hacerse con ellas, lo que fue un problema a medida que surgieron nuevos ranchos necesitados de incorporar más cabezas de ganado. Cuando se dictaron leyes para acabar con esta práctica se favoreció la aparición de pistoleros y cuatreros, pues ya que de forma legal no se podían hacer con las reses las robarían. Sería la causa de muchos enfrentamientos entre los grandes rancheros y también de muchos ahorcamientos de aquellos que eran descubiertos robándolas. El escritor norteamericano Richard Henry Dana(1815-1882) alabaría la destreza sobre los caballos de los vaqueros “Cuando van en largas jornadas, montan un caballo hasta cansarlo y agarran otro, tiran la montadura y la brida sobre él, y después de agotar el animal, toman un tercero, y así hasta el final del viaje. No hay mejores jinetes en el mundo”

Decide dirigirse a Arizona para encontrar a su padrastro, pero este no quiere saber nada de él. Os recuerdo a esta altura de la historia que en estos momentos Billy tenía como mucho 14 años y quizás incluso menos, y  ya tenía que valerse por sí mismo para sobrevivir sin disponer de ningún medio para ello. Durante los dos años siguientes trabajaría como obrero en diferentes ranchos de Arizona , entrando en contacto con un ladrón de caballos llamado John Mackie con quién se asociaría durante un tiempo robando caballos y ganado , pero después de estar varias veces muy cerca de ser atrapado decidió que si quería seguir vivo era mejor dejar aquella actividad y abandonó a Mackie para seguir trabajando en los ranchos . Antes de seguir hay que decir algunas cosas sobre los ranchos y el ganado, pues el robo de ganado podía costarte la vida. Los ranchos eran abiertos y las reses vivían en libertad pero todas ellas estaban marcadas para distinguirlas de las de otro rancho, una práctica que era conocida como branding. Pero si un ternero nacía y se alejaba de la madre antes de ser marcado por los vaqueros del rancho, los cowboys, el ternero podía ser marcado por aquel que lo hallara en su camino y apropiarse de él , una practica cada vez más habitual a medida que proliferaban los pequeños ganaderos que necesitaban hacerse con más reses y no tenían dinero para comprarlas.

Cuando los grandes ganaderos consiguieron que se dictasen leyes que impedían esta práctica comenzaron a surgir los ladrones de ganado que apartaban a las crías de la madre a la fuerza y las marcaban para incorporarlas a su propio rancho, aunque también había los que eran simples ladrones y mataban a las reses para vender la piel y la carne. Esto hizo que los grandes rancheros contrataran a pistoleros para proteger su ganado llegando a formar pequeños ejercitos privados que en más de una ocasión provocaba auténticas guerras contra otros rancheros vecinos. Y si eras sorprendido mientras robabas ganado tenías muchas posibilidades de acabar colgado de un árbol sin ningún juicio. Pero ahora regresemos de nuevo con Billy. Debía ser el año 1875, aunque las fechas en esta época de la vida de Billy son dificiles de determinar y cada fuente da una distinta, cuando Billy se encontraba en Camp Grant, Arizona. En un saloon de la ciudad tiene un enfrentamiento con un matón llamado Frank “Windy” Cahill con el que ya había tenido problemas en otras ocasiones, pero ahora éste se lanza sobre Billy y le aplasta contra el suelo. Billy pudo desenfundar su revolver y disparó contra Frank matándolo. Aunque lo había matado en defensa propia prefirió no esperar a que le detuvieran  y se aclarara todo y huyó. Quizás no fue lo más inteligente pero aunque llevaba pistola apenas tenía dieciséis años.

Fotografía del pistolero y líder de la banda “The boys”, Jesse Evans. Después de la Guerra del Condado de Lincoln de la que hablo más adelante, en 1879 asesinarían a un abogado y serían perseguidos por los Rangers de Texas que finalmente le capturarían y le encerrarían en la prisión de Huntsville en Texas. En 1882 fue puesto en libertad y desde entonces nada más se supo de la vida de Jesse Evans , que tenía sangre cherokee. Pero en 1948 un hombre llamado Joe Hines reclamaba las tierras de un hermano de Evans, y cuando un investigador fue enviado allí para aclarar el pleito Hines confirmó ser Jesse Evans  y además añadió que Billy el Niño no había muerto y también estaba vivo usando el nombre de  Brushy Bill Roberts, que, como veremos más tarde, también afirmaba ser Billy el Niño. La mayoría de historiadores niegan esta posibilidad, pero la duda aún ha avivado más la leyenda que rodea a Billy el Niño
Aunque hay fuentes que dicen que habría matado a otro hombre en un saloon de la población de Graham al año siguiente , que fue detenido y logró escaparse por segunda vez, lo que si es seguro es que Billy abandonó Arizona y regresó a Nuevo México en 1877 convertido ya en un fuera de la ley. Aquí conocería a una banda de cuatreros , ladrones de caballos y ganado, liderada por Jesse Evans(1853-desconocida). Jesse , que podría haber nacido en Missouri y tenía sangre cherokee,  había comenzado como cowboy trabajando para diferentes rancheros entre los que estaba uno de los más importantes de la zona de Nuevo México, John Chisum(1824-1884). Después de terminar de trabajar para Chisum, Evans se asoció con un pistolero llamado John Kinney(1847-1919), líder de una banda de cuatreros que era bien conocida en la región. Después de participar en robos y enfrentamientos incluso con soldados del ejército, Evans se separaría de Kinney y hacia 1875-1876 formaría su propia banda, conocida como la Banda de Jesse Evans aunque ellos mismos se llamaban “The Boys”, “los chicos”. Era era la banda en la que  Billy iba a ingresar en 1877.

Serían sus nuevos compañeros los que le dieron el nombre de “The Kid”, “El niño”, por su apariencia infantil . La banda  se dirigió hacia el condado de Lincoln, donde estaba a punto de estallar una de las guerras que se producían entre los rancheros  y que sería conocida como la Guerra del Condado de Lincoln. Uno de los protagonistas  de esta historia era Lawrence Murphy(1831-1878), un irlandés que había viajado a Estados Unidos y servido en el ejército para después trasladarse a Nuevo México, donde aprovechando sus contactos con el ejército había conseguido importantes contratos para abastecer de carne tanto a los fuertes del ejército en la zona como a la cercana reserva india. Se había asociado con un hombre de negocios de Santa Fe  llamado James Dolan(1848-1898) y entre ambos controlaban la ciudad de Santa Fe a través de una trama de políticos, agentes de la ley  y militares corruptos que constituían lo que era conocido como el Círculo de Santa Fe.

John Henry Tunstall, en la fotografía,  buscaba prosperar en el oeste y cuando llegó a Santa Fe y decidió quedarse allí para convertirse en ranchero y en un hombre de negocios abriendo un almacén y un banco asociado con el abogado Alexander McSween provocaría la animadversión del Círculo de Santa Fe, el grupo de políticos, empresarios y agentes de la ley corruptos que apoyaban a James Dolan y Lawrence Murphy que habían dominado el territorio y se beneficiaban de los contratos con el ejército para abastecer de carne el fuerte más próximo a Santa Fe y también la reserva india . Tunstall supo ver en Billy el Niño algo más que un simple matón y confió en él aunque Bill había trabajado para Dolan como miembro de la banda de Jesse Evans (imagen procedente de http://www.legendsofamerica.com )
Fue entonces cuando llegaba a Santa Fe un joven inglés llamado John Henry Tunstall(1853-1878) que estaba buscando un lugar donde establecer su propio rancho. Al poco de su llegada conocía a un abogado con el que iba a asociarse, Alexander McSween(1843-1878), que le convenció de las grandes posibilidades de hacer buenos negocios en el Condado de Lincoln. Tunstall le hizo caso y adquirió un rancho a unos cincuenta kilómetros de Santa Fe y además también abrió un banco y un almacén que entraban en competencia con el almacén que Dolan y Murphy tenían en la ciudad. Esta competencia no iba a ser bien recibida por Dolan, Murphy y el Círculo de Santa Fe, y menos aún cuando supieron que Tunstall tenía el apoyo de otro gran ranchero enemigo del Círculo de Santa Fe, John Chisum, que poseía más de cien mil cabezas de ganado. Mientras, la banda de  Jesse Evans, con Billy el Niño entre ellos, había sido contratada por Dolan para proteger su ganado y hostigar a Tunstall. La banda de Jesse comenzó a robar cabezas de ganado del rancho de Tunstall y en uno de los robos Billy fue detenido y encarcelado.

Tunstall tuvo que ver algo diferente en Billy , quizás que no se trataba de un asesino , de un criminal como los otros miembros de la banda que trabajaba para Dolan y Murphy , sino a un joven, casi aún un adolescente, que no había tenido suerte en la vida y las circunstancias le habían empujado a seguir aquella vida. Sea por esta causa o por la inteligencia y habilidad que demostraba Billy, Tunstall lo sacó de la cárcel y le contrató como uno de sus hombres . Billy cambió entonces su nombre por el de William Bonney, quizás con la esperanza de que su nuevo trabajo y su nuevo nombre le proporcionaran un futuro mejor, aunque sus compañeros seguían llamándole por el nombre con el que era conocido en la banda de Jesse Evans que seguía luchando por Dolan y Murphy. Ya en 1878 Murphy es ingresado en el hospital enfermo de un cáncer que le causará la muerte ese mismo año y Dolan se queda al frente de la empresa  pero sin los contactos con el ejército que tenía Murphy, lo que hace más apremiante acabar con la competencia que representa Tunstall por lo que ordena su muerte.

Placa conmemorativa que señala el lugar donde John Henry Tunstall fue asesinado por la banda de Jesse Evans , convirtiéndose en la primera víctima de lo que sería conocida como Guerra del Condado de Lincoln(imagen procedente de http://whathowardsaidtoday.blogspot.com )
El 18 de febrero Tunstall y sus hombres, entre los que estaba Billy, conducían algunos caballos de su propiedad desde el rancho de Tunstall hasta Santa Fe cuando fueron rodeados y atacados por los hombres de la banda de Jesse Evans . Arrinconaron a Tunstall y le dieron muerte, convirtiéndose en la primera víctima de la Guerra del Condado de Lincoln. Billy fue de los más afectados por la muerte de Tunstall, ya que siempre se había portado bien con él y diría sobre el que había sido su patrón “fue el único hombre que me trato como si yo fuera un hombre libre”. A partir de entonces la violencia se desató, el abogado Alexander McSween encabezó a la facción de Tunstall , mientras que Dolan y el Círculo de Santa Fe contaba con las bandas de Evans y también de John Kinney que se había unido a la lucha. El capataz de Tunstall, Dick Brewer, fue nombrado alguacil y Billy se convirtió en su ayudante con la misión de detener a los asesinos de Tunstall, pero cuando detuvieron a dos de ellos no los llevaron ante el juez sino que los mataron por el camino.

El Círculo de Santa Fe movió sus influencias, nombró a un juez favorable que revocó las acusaciones contra los responsables de la muerte de Tunstall y además acuso a Billy y a Dick Brewer de asesinato y los puso fuera de la ley. A partir de aquí los acontecimientos se precipitan, los hombres de McSween, entre los que esta Billy, dan muerte al sheriff de Santa Fe, que era un hombre de Dolan . Los asesinatos y las emboscadas se suceden hasta que el 15 de julio los hombres de McSween y los de Dolan se enfrentan en una batalla final. Pero para romper el equilibrio de fuerzas, Dolan pide ayuda al ejército acuartelado en Fort Stanton, ya que el oficial al mando era amigo suyo. El 18 de julio, y aunque en principio el ejército no podía intervenir en enfrentamientos entre civiles, acudió en ayuda de Dolan con una ametralladora y hombres , lo que hizo que muchos de los partidarios de McSween le abandonasen . El 19 de julio McSween se hallaba refugiado en su casa junto a otros doce hombres, entre ellos Billy, rodeados por las fuerzas de Dolan. Aunque McSween había perdido la cabeza, Billy conservó la sangre fría y encabezó una salida a la desesperada en la que murieron todos menos Billy y tres de sus compañeros.

El gobernador de Nuevo México Lew Wallace, aquí en una fotografía cuando era general del ejercito unionista durante la Guerra de Secesión. Engañaría a Billy el Niño ofreciéndole en secreto concederle la amnistía al igual que ya había hecho con el resto de participantes en la Guerra del Condado de Lincoln  si a cambio colaboraba con su testimonio en algunos juicios pendientes por asesinato. Billy accedió y se entregó , pero pasaron los meses y Wallace no hizo nada, no pensaba cumplir su promesa. Casi siglo y medio después se solicitaría de nuevo el indulto para Billy el Niño pero el gobernador de Nuevo México en 2010 no quiso concederlo porque no se veía con fuerzas para reescribir la historia  
 La Guerra del Condado de Lincoln había terminado con la victoria de los hombres de Dolan, mientras que Billy tenía que huir hacia Texas y acusado de varios asesinatos que no había cometido, pues la mayoría de ellos se habían producido en tiroteos donde habían participado muchos hombres. Ni siquiera pudo beneficiarse del indulto general que se dictó para todos los participantes en la Guerra de Lincoln , ya que se le acusaba de un delito federal, el asesinato del sheriff Brady , aunque no había pruebas de que hubiera sido Billy el que lo mató, pero parecía ser siempre una buena cabeza de turco a quien culpar.Sin embargo, finalmente el nuevo gobernador de Nuevo México, Lew Wallace(1827-1905), cuyo nombre quizás os suene como el autor de la novela “Ben-Hur”, llegó a un acuerdo con Billy por el que también sería amnistiado a cambio de testificar en varios casos de asesinato. Billy aceptó el acuerdo y se entregó, pero Wallace no cumplió su palabra y Billy tomó la decisión de escaparse una vez más de la prisión , aunque en la huida mató a uno de sus guardianes.

Recompensa. 5.000 dólares se ofrecían por él, vivo o muerto.
Cartel de recompensa por la captura , muerto o vivo de Billy el Niño, cinco mil dólares  de recompensa que serían pagados por su captura o con la presentación de alguna prueba de su muerte . Se le calificaba como el líder de la peor banda del territorio. De los más de cincuenta asesinatos que se cometieron durante la Guerra del Condado de Lincoln él fuer el único condenado. Una vez más le habían elegido como cabeza de turco  (imagen procedente de http://www.elmundo.es )
Entra ahora en escena un hombre cuyo nombre siempre aparece unido a la historia de Billy , Pat Garrett(1850-1908). Garrett había nacido en Alabama y después de dejar su hogar en 1869 se había dedicado a trabajar como cowboy en Texas y entre 1875 y 1878 cambió su trabajo de cowboy por el de cazador de búfalos aunque abandonó esta práctica después de matar a un hombre por una disputa sobre una pieza cazada. Se traslada hasta Nuevo México donde abrirá su propio saloon. Por entonces era conocido como “Long John”, “John el Largo” por su elevada estatura. Garrett había hecho amistad con Billy cuando este iba a su saloon a beber en la época en que trabajaba para Tunstall, pero Garrett sería elegido como nuevo sheriff del Condado de Lincoln y su primera misión sería detener a Billy, una misión que cumpliría al poco tiempo , pues en diciembre de 1880 le detenía después de matar a varios de sus compañeros. Billy fue juzgado y condenado a muerte, pero mientras esperaba el cumplimiento de la sentencia en prisión, y como ya os imaginais, volvió a escaparse matando a dos de sus guardianes.

Fotografía de Patrick Floyd “Pat” Garrett , el hombre que capturaría en una ocasión a Billy el Niño y en la segunda oportunidad le daría muerte. Había sido elegido sheriff del condado de Lincoln en 1880 . Aunque la muerte de Billy el Niño le daría una gran fama no podría renovar su cargo de sheriff en 1882 en el condado de Lincoln, tampoco ganaría las elecciones para sheriff del Condado de Grant y en 1884 no sería elegido como senador de Nuevo México. Formaría parte de los Ranger de Texas, en 1896 fue elegido sheriff del condado de Doña Ana y entre 1901 y 1906 fue responsable de aduanas en El Paso gracias a la ayuda de su amigo , el presidente Theodore Roosevelt. En 1906 se retiró a su rancho en Nuevo México donde sería asesinado el 29 de febrero de 1908. Alguien había pagado para que lo matasen y algunos dirían que podría ser el propio Billy el Niño que no habría muerto y quería venganza
Se reanudaba la persecución que continuaría hasta el 14 de julio. Diferentes versiones rodean a lo que sucedió aquella noche. Garrett habría localizado a Billy en Fort Summer, en Nuevo México, pero eso es lo único que sabemos con certeza. Una de las versiones nos cuenta que Garrett se dirigió a Fort Summer a hablar con el dueño de un saloon al que conocía, Pete Maxwell, para preguntarle sobre Billy. La casualidad habría querido que en ese momento Billy se dirigiera al saloon y vio a dos hombres que se encontraban en la puerta. Eran hombres de Garrett pero Billy no les habría reconocido y al entrar en el saloon preguntó “Peter ¿quienes son esos de ahí afuera?” y en ese momento vio la silueta de Garrett sin distinguirle la cara y preguntó en español, ya que en Nuevo México era una zona fronteriza y de gran influencia española, “¿Quién está?”, Garrett se giró y disparó alcanzando a Billy en el corazón y causándole la muerte instantánea.”El segundo tiro fue innecesario. El Niño cayó muerto. No dijo nada más”, escribiría Pat Garrett en su obra “La auténtica vida de Billy el Niño”.  Otras versiones sitúan la acción en la habitación de Billy , que habría sido asesinado por Garrett que se hallaba oculto entre las sombras y abrió fuego al entrar Billy o también que le disparó por la noche en una de las calles de Fort Summer. Lo que sabemos seguro es que Billy murió aquella noche del 14 de julio y fue enterrado al día siguiente junto a dos de sus compañeros , Tom O´Folliard y Charles Bowdre. ¿O no?

Dos fotografías de Brushy Bill Roberts, el hombre que afirmaba ser Billy el Niño y al que también había mencionado Joe Haines, el hombre que había sido identificado como Jesse Evans en 1948. Aunque casi ningún historiador da crédito a su historia, el hecho de que Jesse Evans dijera que era Billy el Niño sigue aún hoy alimentando la duda y la leyenda alrededor de su persona y su destino final (imagen procedente de http://freepages.genealogy.rootsweb.ancestry.com )
Y hago esta pregunta porque en 1950 fallecía Brushy Bill Roberts(1860-1950), con noventa años de edad y que afirmó en sus últimos años que él era Billy el Niño y Pat Garrett habría matado a otro hombre por error . Sin embargo no existe ninguna prueba solida que apoyase las afirmaciones del anciano  que no sería más que  uno de los muchos que habían afirmado ser Billy el Niño. En el año 2010 la abogada de Alburquerque Randy Mcguinn había pedido que se hiciera efectivo el indulto que el gobernador Lew Wallace había prometido a Billy el Niño y que no concedió incumpliendo su palabra , pero esta petición de indulto fue rechazada por el entonces gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, porque “No me atrevería a reescribir la historia” . Y así acaba la historia de Billy el Niño o William Bonney, acusado de dar muerte a entre nueve y veintiuna personas, aunque sólo cinco están probados y la mayoría en defensa propia, pero toda su vida fue utilizado como una cabeza de turco , una víctima de las circunstancias que rodearon su vida y muy lejos del mito del pistolero frío e implacable. Incluso después de su muerte sería víctima de su leyenda.

“Usted tenía que creer otras historias, pero de todos modos luego no sé si alguien se cree algo bueno de mí” decía Billy durante una entrevista al reportero de “Las Vegas Gazette” en 1880. Contra la idea extendida de que era prácticamente analfabeto, se conservan cartas de Billy escritas correctamente , como la dirigida al gobernador Wallace. Además concedió varias entrevistas como la que acabo de citar de “Las Vegas Gazette”. Para los que estén interesados en leer estas entrevistas, aunque están en inglés, pueden encontrarla en este enlace   http://www.aboutbillythekid.com/interviews.htm. Después de escribir este artículo me quedo con la impresión de que Billy no fue un asesino como otros pistoleros y sí una víctima de hombres más poderosos. Fue muy apreciado entre la población hispana porque le veían como uno de ellos. Hablaba español, parece ser que al morir tenía una novia hispana y fue perseguido por hombres poderosos como les sucedía a la mayoría de hispanos en la frontera. Hoy Billy el Niño es una de las leyendas más importantes de una época que en si misma es legendaria, el Lejano Oeste (imagen procedente de http://placeresculpable.blogspot.com )
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: