POR LA LIBERTAD DE SAKINEH MOHAMMADI ASHTIANI

 Hoy tendria que haber sido ejecutada Sakineh Mohammadi Ashtiani en Irán, pero, por fortuna, a estas horas no se ha tenido noticia de que se haya llevado a cabo.
Antes de seguir adelante con el desarrollo de los hechos quiero daros la dirección donde podéis firmar en contra de su ejecución. Quizás no tenga más valor que el simbólico pero si se juntan muchas firmas puede ser que ejerzan aún más presión sobre el gobierno de Irán

Esta es la dirección de Amnistía Internacional donde podéis firmar e incluso apuntaros si en próximas ocasiones queréis participar en otras campañas de Amnistía en favor de los derechos humanos:

 http://www.es.amnesty.org/actua/acciones/iran-ejecucion-sakineh/

Sakineh Mohammadi Ashtiani

Para los que no conozcáis el caso haré un breve resumen de las circunstancias que lo han rodeado, ya que Irán ha tratado de enturbiarlo presentando a Sakineh como una asesina despiadada,  pero no es así, la han condenado a muerte por cometer adulterio y  nadie debería morir por ello. Primero expondré el caso basándonos en los motivos legales que alega el gobierno iraní para su ejecución para terminar este artículo con mi valoración personal

La historia se remonta al año 2005 cuando Sakineh, nacida en 1967 y con dos hijos, fue detenida y acusada del asesinato de su esposo y de cometer adulterio. En el año 2006 se celebraron dos juicios distintos , uno por la acusación de asesinato y otro por la acusación de adulterio , y en ambos fue hallada culpable y condenada a muerte. En el juicio por adulterio dos de los cinco jueces que participaban  votaron en contra porque consideraron que no había suficientes pruebas para acusarla de adulterio y que era  suficiente castigo la condena a  recibir 99 latigazos que Sakineh ya había sufrido. Sin embargo , gracias al voto del presidente del tribunal, fue condenada a muerte aún sin tener ninguna prueba condenatoria irrefutable.

Un año después, en 2007,  un tribunal de apelación conmutó la primera condena, que establecía que debía ser ahorcada por su implicación en el asesinato de su marido, por diez años de cárcel, de los que en estos momentos Sakineh ya ha cumplido 5 años, la mitad de la condena, por lo que podría salir en libertad. Pero el Tribunal Supremo confirmó la sentencia a muerte por lapidación por el delito de adulterio. Por lo tanto, no van a ejecutar a Sakineh por un asesinato del que tampoco tienen pruebas, sino por un adulterio del que igualmente carecen de pruebas.

Su primer abogado tuvo que marcharse de Irán por la presión a la que se veía sometido por el gobierno y su sustituto , Javin Houta Kian , solicitó la revisión del caso, revisión que fue aceptada por el Tribunal Supremo casi con toda seguridad forzados por la presión internacional alrededor de este caso. Apenas unos días después, aparecía la imagen de Sakineh en las televisiones de Irán haciendo una confesión que la implicaba en el asesinato de su marido, unas declaraciones que no tendrían sentido sino se sospechase que fueron obtenidas mediante torturas, una práctica por otra parte habitual en el régimen iraní. Hay que señalar que justo a partir del día de estas declaraciones, el 11 de agosto, fueron prohibidas todas las visitas a Sakineh, incluidas las de sus hijos y su abogado.

De nuevo, ante la presión internacional, fue aplazada su ejecución prevista para septiembre con el fin de revisar el caso, sólo para confirmar de nuevo la sentencia de muerte, ya fuese por lapidación o ahorcamiento, lo que aún no ha quedado aclarado en la sentencia.

El 10 de octubre son detenidos su abogado Javin Houta Kian y su hijo Sajjad Ghaderzadeh y , según denuncia el Comité Internacional contra la Lapidación, los expedientes con toda la información sobre el asesinato del marido de Sakineh habían desaparecido tanto de la oficina del fiscal como del abogado defensor,con una clara intención de borrar todos los detalles de la investigación.

El resultado de este proceso es que Sakineh Mohammadi Ashtiani puede ser ejecutada en cualquier momento. El método a utilizar puede ser lapidación o ahorcamiento. Tan bárbaro y salvaje uno como otro, aunque la muerte por lapidación es más lenta y dolorosa.

Como explica Abdennur Prado, de la Junta Islámica Catalana, la lapidación es una práctica que no aparece en el Corán y hasta había recibido la desaprobación de Mahoma. Aunque luego se incluyo en la jurisprudencia islámica, no se tiene conocimiento de que en la España musulmana se diese un sólo caso de lapidación por adulterio en los ocho siglos de existencia de Al Andalus. Además, los requisitos para aplicar la pena de muerte por adulterio exigían que hubiera cuatro testigos que no formasen parte de la familia ni tuvieran interés en ello y que además hubieran presenciado el coito. Por lo tanto unas condiciones que hacían casi imposible la aplicación de esta pena

Pero al régimen teocrático iraní esto no le importa ya que su objetivo es utilizar la religión como instrumento de control social, para conservar el poder y los privilegios de la cúpula dirigente. En realidad , la religión islámica sería en este caso el instrumento para dominar a toda una sociedad y la aplicación de la ley musulmana, la sharía, el brazo ejecutor de este dominio

Sería muy sencillo demonizar a todo el mundo musulmán y al pueblo iraní en particular, pero también seria injusto, porque mucha gente dentro de Irán trata de luchar contra este régimen opresor y bárbaro con riesgo de sus vidas pero es muy difícil oponerse al poder establecido, un poder que además se identifica con Dios y se autodefinen como la voz de Dios en la Tierra. Hay un Islam moderado , con el que se puede dialogar, pero por desgracia no es el que se encuentra en el poder actualmente y el mundo islámico ha derivado hacia una actitud violenta e intolerante cuyas primeras víctimas son sus propios pueblos y que extienden su política de terror al resto del mundo. Por eso, iniciativas como la Alianza de Civilizaciones , que no sería una mala idea si estuviéramos hablando de estados democráticos, no tienen sentido mientras no se den unas condiciones para ese diálogo, condiciones que ahora no existen.

Para terminar, un recado para todos aquellos que se llenan la boca con las palabras solidaridad, feminismo y progresismo. Echo de menos ver una manifestación en la calle encabezada por algunos de esos políticos y colectivos  feministas que hace unos días se escandalizaban por unos comentarios machistas del alcalde de Valladolid. Por supuesto que sus palabras eran zafias y debían ser condenadas, pero creo que si entonces levantaron la voz, por Sakineh hay aún más motivos para salir a la calle y manifestarse públicamente

Desde aquí pedir la libertad para Sakineh Mohammadi Ashtiani y rezar para que no tengamos que oír la noticia de su ejecución, el triunfo de la barbarie. Terminar con las palabras del filósofo Karl Popper “no se puede ser tolerante con los intolerantes”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: