EMPEZAR EL AÑO CON UN TOQUE DE BELLEZA: EL CONCIERTO DE AÑO NUEVO Y SU HISTORIA

Desde que soy pequeño recuerdo las mañanas del día de Año Nuevo acompañado con las notas de los valses de la familia Strauss y ,aunque no entendía de música y sigo sin tener un gran conocimiento de ella, siempre me llenaba el corazón de una alegría que parecía aligerar de peso el alma, que arrastraba con su armonía las últimas legañas de la pasada Nochevieja. Cada año, el 1 de enero , conecto con la Musikverein de Viena para renovar este pacto con la belleza que me recuerda lo hermoso que es el mundo y lo bonito que es vivir a pesar de todos los obstáculos , a pesar de los problemas y preocupaciones cotidianas.

Escribía Oscar Wilde que “la belleza es muy superior al genio porque no necesita explicación”, no es posible describir la belleza porque no es algo objetivo, la belleza está en el observador más que en el propio ser admirado. Cuando admiramos la belleza de otro ser humano no estamos sólo viendo su rostro, su cuerpo , sino que en nuestro corazón, porque estoy convencido que la belleza se percibe más con los ojos del corazón que con los del rostro, estamos viendo mucho más, aspectos que escapan a lo externo que tienen que ver más con sensaciones, el encanto de una sonrisa, la calidez de una mirada , el sonido de una voz. Por eso la belleza no se puede medir ni cuantificar, para cada uno de nosotros llega de una forma diferente y tiene un significado distinto.



Panorámica de la Musikverein de Viena donde cada año la Orquesta Filarmónica vienesa saluda desde 1939 al nuevo año para una audiencia de más de mil millones de personas con las bellas melodías de los Strauss 

Y eso es lo que me ocurre con este Concierto de Año Nuevo, su belleza me llena de alegría y siento que me limpia el alma y cuando, como hoy en Madrid, un sol brillante recorre el cielo azul y prístino que hoy adorna la ciudad, todo parece cobrar una nueva vida y saludar al año que empieza con un grito de esperanza, de amor a la vida y a todo lo hermoso que comprende y que el hombre es capaz de crear.

Por supuesto, estando en el Mentidero, no podía dejar la ocasión para comentar la historia de estos Conciertos de Año Nuevo y de sus principales protagonistas, el valsJohann Strauss . El primero de ellos se celebró , curiosamente, no el 01 de enero sino el 31 de diciembre de 1939, apenas cuatro meses después del inicio de la Segunda Guerra Mundial, dirigido por Clement Kraus y , en cierto modo, nació como un intento de mantener la identidad austríaca después de la anexión o Anschluss de Austria por Alemania bajo el poder de Adolf Hitler, hecho que había sucedido en marzo de 1938. En este primer concierto su programa estuvo compuesto integramente por obras del conocido como el rey del vals , Johann Strauss hijo.
Las obras más emblemáticas de este concierto, “El Danubio Azul” y “La Marcha Radetzky”, con la que se cierra tradicionalmente el concierto acompañado por las palmas de toda la audiencia y de medio planeta, no se incorporaron hasta 1945 y durante muchos años , en concreto desde 1955 hasta 1979, la Orquesta Filarmónica de Viena fue dirigida en este concierto por Willy Boskovsky, y a partir de 1987 se estableció que serían los propios miembros de la orquesta los que elegirían al director del Concierto de Año Nuevo, siendo el primero de los elegidos por este sistema Herbert Von Karajan.

Pero ¿que es el vals? Parece que su nombre procede del término alemán “walzer” , que significa girar. Aunque no se puede precisar con certeza el origen del que es considerado como el baile de salón por excelencia, se cree que podría haber nacido en la época medieval como una evolución de antiguas danzas alemanas llamadas Nachnaz, en particular de las danzas montañesas del sur de Alemania y Austria.,en las que las parejas de campesinos bailaban girando sin parar un baile llamado landler mientras que otros ven en su origen un baile francés llamado carmaglone.

Lo que en su origen fue una danza de los campesinos alemanes y austríacos se convirtió a partir del siglo XVIII en el baile de salón por excelencia. Su nombre, Vals, procede del alemán Walzer que significa girar .Aun hoy en día se celebra en Viena el baile de los debutantes donde chicos y chicas de 16 a 18 años se presentan así en sociedad, como vemos en la foto   
Aunque el landler no era aceptado entre la nobleza por considerarse un baile de las clases sociales más bajas, a lo largo del siglo XVIII comienza a entrar en los salones de la burguesía y la baja nobleza y en 1787 nos llegan las primeras noticias de una representación que incluye un vals en la ópera italiana “Una cosa rara”. Pero el primer gran impulsor del vals fue sin duda Johann Strauss padre,nacido en Viena en 1804, quién tuvo una infancia difícil y con momentos trágicos, ya que a la edad de siete años perdió a su madre  y ´con sólo doce años perdió a su padre, ahogado en el Danubio. Gracias a su madrastra pudo estudiar música y ya en 1822 tocaba junto a uno de los que sería sus rivales y a la vez gran amigo, Josef Lanner, hasta que en 1825 creó su propia orquesta con la que fue logrando cada vez mayores éxitos al tiempo que popularizaba el vals no solo en la corte vienesa, sino en gran parte de Europa.
Su vida privada fue bastante agitada. Contrajo matrimonio con Ana María Streim con quién tuvo a Johann Strauss II en 1825, pero sus frecuentes viajes por Europa le hacían difícil mantener una vida matrimonial estable y llegó a tener una amante estable, Emilie Trampusch, con quién tuvo seis hijos. Ana Maria Streim se enojó tanto que prohibió a su hijo estudiar música aunque este había demostrado su talento musical componiendo su primer vals a los seis años. Le destinaron a estudiar contabilidad en el Instituto Politécnico , algo para lo que el joven Strauss tenía poca inclinación, siendo expulsado dos años después de su ingreso “por conducta contraria a la disciplina” y aunque trataron de reconducirle contratando a un profesor particular, el amor de Strauss por la música era más fuerte.
Durante años había continuado en secreto sus estudios de violín y composición y hacia 1844 solicita permiso para tocar en establecimientos de hostelería con una pequeña orquesta de no más de quince personas. Sus composiciones no tardan en alcanzar la popularidad y empieza a rivalizar con su propio padre en la lucha por el título de “rey del vals”. Por fin, en 1847, la familia logra reconciliarse cuando en la víspera del santo del padre, Johann hijo le tocó una serenata, con lo que el primero le perdonaría.

Johann Strauss hijo(1825-1899), llamado el “rey del vals” y autor de los valses más famosos del mundo como “El Danubio Azul”
Johann Strauss padre moriría en septiembre de 1849 siendo considerado como el padre del Vals, y el compositor Héctor Berlioz llegó a decir de él que “Viena sin Strauss es como Austria sin el Danubio”, hasta ese punto había llegado a verse identificada la sociedad vienesa con la música de Strauss padre. Su hijo Johann, junto con sus hermanos Josef y Eduard, continuarían al frente de la orquesta creada por su padre y Johann hijo compondría algunos de los valses más célebres que hoy en día constituyen la base del Concierto de Año Nuevo , como el célebre “Danubio Azul”, “Sangre Vienesa” , “Historia de los bosques de Viena” o el “Vals del Emperador” y de operetas como “El murciélago”, que le darían fama en toda Europa hasta llegar a tocar en la propia corte del rey Eduardo VII de Inglaterra y tocando en Bostón con su orquesta para conmemorar los 100 años de la independencia de Estados Unidos
Johann Strauss hijo moriría en Viena en junio de 1899 a los 73 años convertido en el más popular de los músicos vieneses de todos los tiempos . Y hoy, en el primer día del año 2011 , oiremos sus bellas composiciones junto con la de su padre y sus hermanos, acompañadas con la de algunos otros compositores como Mozart u Offenbach. Una música alegre y llena de vida que cada año se convierte en la forma más hermosa de saludar al nuevo año.
Así que dejemonos llenar por la belleza del “Danubio Azul”, recibamos los deseos de Año Nuevo de los músicos de la Filarmónica de Viena, batamos las palmas al ritmo de “La Marcha Radetzky” y saludemos al nuevo año que nace hoy con alegría y la esperanza de que vendrán tiempos mejores porque en un mundo donde hay sitio para la belleza de un vals hay lugar para la esperanza. Y para terminar os dejo a continuación con la interpretación del bello “Danubio Azul” durante el Concierto de Año Nuevo de 2002.
Espero que os guste y desde aquí para todos vosotros. FELIZ 2011, y que la belleza y alegría os acompañe cada día de este año     

Y a partir de hoy iniciamos una nueva sección en el Mentidero , donde cada día iremos recordando las efemérides más importantes. Así, tal día como hoy de:

1863: El presidente norteamericano Abraham Lincoln decreta la abolición de la esclavitud en todo el territorio de los Estados Unidos

1919: Fundación del Partido Comunista Alemán por Rosa de Luxemburgo

1981: Grecia ingresa como miembro de pleno derecho de la Comunidad Económica Europea

1986: España ingresa en la Comunidad Económica Europea

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: