CONTRA LOS FANATISMOS:POR LA VIDA DE ASIA BIBI

El poeta inglés Percy B. Shelley escribía “Todos somos griegos” , una afirmación que luego ampliaría el gran escritor argentino Jorge Luis Borges diciendo que sí “todos somos griegos pero en el exilio”. Si, somos herederos de la cultura griega que nos legó la filosofía, esa hermosa palabra que significa amor al saber, la democracia, el gobierno del pueblo que aún hoy estamos tratando de perfeccionar pero que sigue siendo el mejor sistema conocido para gobernarnos a pesar de sus defectos, la base de nuestros conocimientos matemáticos, astronómicos,geográficos y médicos a través de figuras como Pitágoras, Aristóteles, Galeno, Ptolomeo o Eratóstenes que aún hoy siguen siendo referencia de nuestra cultura.

Sobre esos cimientos se ha levantado Occidente, unos cimientos que se basan en la búsqueda del saber, en preguntarnos sobre el por qué de todo lo que existe, en cuestionar todo aquello que consideramos una certeza, el no dar nada por sabido y utilizar el escepticismo no como una herramienta para negar sino como el medio para aprender y no aceptar las cosas sólo porque alguien nos diga que eso es así. La cultura grecolatina se basa en la libertad individual, en el “Conocete a ti mismo” que se hallaba en la entrada al templo de Apolo de Delfos , en la búsqueda constante de la verdad y el rechazo de todos los dogmatismos. Cuando san Pablo acudió a Atenas para predicar la revelación cristiana fue escuchado pero no le aceptaron, porque no entendían que hubiera que aceptar algo sólo porque había sido revelado por una divinidad.
Yo y todos nosotros somos herederos de ese espíritu tolerante, curioso, tolerante que nació en Grecia y , con todos los defectos inherentes a cualquier obra humana, creo que ha sido el origen de la civilización más progresista y liberal que existe. Y digo esto cuando estoy leyendo uno de los artículos del código legal pakistaní que reproduzco a continuación y que me parece una obra maestra de la intolerancia, de la ceguera y del fanatismo: 
“El uso de un comentario despectivo con respecto al profeta: cualquiera que con palabras habladas o escritas , o con representación visible, o imputación, insinuación directa o indirecta, profane el nombre sagrado del profeta Mahoma debe ser condenado a muerte o a cadena perpetua y también multado”    
Gracias a esta ley Asia Bibi, una mujer de 45 años que pertenece a la minoría cristiana de Pakistán, lleva dos años en prisión y está esperando que se lleve a cabo su ejecución por ahorcamiento, acusada de blasfemar contra el profeta. Según lo que he leído sobre el caso, Asia Bibi estaba trabajando con otras compañeras en el campo cuando se acercó a ofrecerlas agua, agua que estas rechazaron porque no querían recibir nada de una cristiana , se inició una discusión y ahí fue cuando Bibi pronunció las supuestas blasfemias.
Asia Bibi. Esta cristiana pakistaní ha sido condenada a muerte por unas supuestas blasfemias contra el profeta.¿Qué Dios de odio es este que  exige la muerte de una persona para respetar su palabra?
El gobernador del Punjab, Salman Taseer, salió en defensa de Bibi aunque él mismo es musulmán, la visitó en prisión y hace tan sólo seis días escribía en Twitter que lucharía por la libertad de Bibi aunque tuviera que enfrentarse a la oposición de los fundamentalistas , que pedían su ejecución inmediata. Su valor le ha salido caro, porque hace dos días fue asesinado por uno de sus propios guardaespaldas, que lo acribilló a balazos. Su asesinó al ser arrestado dijo orgulloso “Salman Taseer es un blasfemo y este es el castigo para un blasfemo”
Quinientos estudiosos del islam han apoyado al asesino y han dicho que cualquiera que exprese su pena por el asesinato no es más que un blasfemo y recibirá  el mismo trato, al tiempo que se declaran orgullosos por el comportamiento del asesino y alavan su coraje y su fervor religioso. ¿Qué se puede decir ante esta declaración de odio, de ceguera, de fanatismo? Cuando el presidente español José Luis Rodriguez Zapatero lanzó la idea de la “Alianza de Civilizaciones” no era una mala idea, era un intento de acercar Occidente y Oriente, pero si era una ingenuidad. ¿Cómo es posible hablar con quién no quiere escuchar?¿Cómo tratar a quién sólo entiende el lenguaje del odio?
Escribía Víctor Hugo que “cuanto más pequeño es el corazón más odio alberga”, y yo me pregunto como podremos llegar a un entendimiento con estos enemigos de la tolerancia, que son incapaces de admitir otras formas de pensamiento, que utilizan la palabra de Dios para someter a las mujeres y privar de toda libertad a su pueblo. Europa ya superó el sarampión de los fundamentalismos cristianos primero durante la Edad Media y luego en el Renacimiento con las guerras de religión que le costaron la vida a cientos de miles sino millones de personas por pequeñas desavenencias teológicas que hoy nos parecen irrisorias.
Salman Taseer , gobernador del Punjab, asesinado por su propio guardaespaldas por tratar de defender la vida de Asia Bibi.Según las palabras de su asesino se lo merecía porque también era un blasfemo  
Sea  cual sea nuestra fe no concibo un Dios que pueda exigir la eliminación de los que no siguen una doctrina determinada o los que no cumplen unos mandamientos. Si hay un Dios no puede ser un Dios de venganza, un Dios de odio y de rabia, ese Dios al que adoran estos fanáticos nace en sus propios corazones, en su brutalidad, en su ignorancia, en su intolerancia, en su propia cobardía . Karl Popper decía que “no se puede ser tolerante con los intolerantes”  y por ello estas personas son mis enemigos, son los enemigos de la cultura Occidental, de los valores de libertad, respeto al ser humano y a su dignidad, defensa de los derechos de los más débiles y de la igualdad de sexos.
No quiero decir con ello que nuestra cultura sea la mejor, tiene defectos importantes por supuesto, pero la diferencia es que podemos criticarla, podemos luchar por cambiarla y tener esperanzas de que nuestra voz sea oída. La cultura musulmana no es inferior, durante gran parte de la Edad Media fue la más avanzada del mundo, introdujo el pensamiento y los conocimientos de India y China en Europa, cuando en nuestro continente reinaba la oscuridad impuesta por la Iglesia y las invasiones bárbaras, eran los tiempos de la Casa de la Sabiduria  de Bagdad y del califa Harún al-Rashid, el califa de las “Mil y una noches”, y los mismos que crearon maravillas como el palacio de la Alhambra de Granada o el Taj Majal de Agra.
Harún al-Rashid(763-809) representa la edad de oro del califato de Bagdad donde se protegía el conocimiento y florecia la poesia, la astronomía, la geografía, la medicina o las matemáticas. Erán otros tiempos 
Pero hoy en día si hay un peligro contra la libertad de pensamiento, contra la tolerancia, contra  los derechos humanos más fundamentales, contra la igualdad de sexo y, me atrevo a decir, contra la bondad, la caridad y la generosidad, ese peligro está representado por los fundamentalistas islámicos que dirigen los destinos de muchas de estas naciones bien directamente o a través de regímenes corruptos y débiles que ceden a sus presiones. Los casos de Asia Bibi en Pakistán y Sakine Mohammadi Astiani en Irán no son más que el ejemplo de su intolerancia y de sus pequeños corazones, incapaces de albergar otra cosa que no sea odio.
Quizás, si alguno de ellos lee estas palabras me amenazaría, aunque no creo que este Mentidero llegue hasta ellos. Pero si es así no importa, el deber de todos nosotros es defender los valores que nos enseñaron nuestros padres griegos , porque, como decía Borges, todos somos griegos aunque estemos en el exilio. Gandhi, aquel gran hombre que supo lograr la independencia de su nación sin derramar sangre nos dejó una máxima que es la que tenemos que seguir para defender la libertad, la tolerancia y todo aquello que hace que nuestra vida sea digna “Correrán ríos de sangre antes de que conquistemos nuestra libertad, pero esa sangre deberá ser la nuestra.”
Todos debemos defender la libertad , luchar por ella y ser valientes ante estos intolerantes que nos quieren imponer su barbarie, su ignorancia y su estupidez
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: