EL TRANSHUMANISMO O LA NUEVA EVOLUCIÓN DEL HOMBRE

Charles Darwin(1809-1882) publicaba en 1859 una obra que estaba destinada a cambiar la visión que la humanidad tenía del mundo y de si misma, titulada El origen de las especies mediante la selección natural o la conservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida  en la que sentaba las bases de la que sería conocida con posterioridad como Teoría de la Evolución, aunque en aquel momento Darwin se cuidó de emplear este termino, pues sabía que podía entrar en conflicto con la Iglesia y, de hecho, centra su atención en las plantas y los animales, haciendo una única mención al hombre cuando escribe que en su libro “se arrojará luz sobre el origen del hombre y su historia”.
En la introducción del conocido más popularmente como “Origen de las especies”, Darwin define en que consiste su teoría con estas palabras “Como de cada especie nacen muchos más individuos de los que pueden sobrevivir , y como, en consecuencia, hay una lucha por la vida, que se repite frecuentemente, se sigue que todo es, si varía por débilmente que sea, de algún modo provechoso para él bajo las complejas y a veces variables condiciones de la vida , tendrá mayor probabilidad de sobrevivir  y , de ser así, será naturalmente seleccionado. Según el poderoso principio de la herencia, toda variedad seleccionada tenderá a propagar su nueva y modificada forma”
Estos términos que hoy nos resultan normales, selección natural, adaptación la medio, lucha por la supervivencia, evolución , en el siglo XIX eran desconocidos y se oponían a lo establecido por la Iglesia , pues el Génesis establecía que el mundo había sido creado no por un proceso de evolución en el tiempo sino en un acto creador que había infundido vida a todos los seres que pueblan la Tierra, incluido el ser humano. Por primera vez el hombre dejaba de ocupar la cúspide de la pirámide para convertirse en un ser vivo más que había ido evolucionando a lo largo de la historia hasta llegar a ser lo que era . Como diría el propio Darwin “todo hombre sigue cargando en su condición corporal el sello indeleble de su modesto origen”  ,haciendo referencia a su origen animal.
Charles Darwin (1809-1882) cambiaría la forma en que la humanidad se veía a sí misma, desplazándola de su puesto en la cúspide de la pirámide de la creación para situarla al mismo nivel del resto de los seres vivos, todos ellos resultado de la evolución y la selección natural
Durante el siglo XX los descubrimientos de diferentes fósiles de homínidos por parte de los paleontólogos  fueron dibujando la linea evolutiva del ser humano. Establecieron que los homínidos eran aquellos que podían mantenerse erguidos y caminar a dos pies, dotados con un cerebro relativamente grande en relación con los monos y con el dedo pulgar de la mano más desarrollado, de forma que les permite manipular objetos.Así  remontaron nuestro linaje hasta hace cuatro millones de años , cuando sobre el planeta se encontraba el Austrolopithecus o “simio sudafricano”, a la que le sucedieron diferentes especies de homínidos que evolucionaron hacia el género homo, del que descendemos nosotros .
Entre nuestros antepasados más directos se hallan el Homo Habilis, el cual apareció hace unos dos millones de años en África y desde allí se extendió por Asia y Europa. Media un metro y medio y una capacidad craneana de 680 centímetros cúbicos. Se cree que sabía lo que era el fuego y conservarlo pero no producirlo. En la linea evolutiva le sigue el Homo Erectus, que surge hace un millón y medio de años  , más alto y delgado que el Habilis y con una capacidad craneana mucho mayor, hasta 1230 centímetros cúbicos y prolongaron su existencia hasta hace unos 250.000 años. Es entonces cuando aparece el primer Homo Sapiens , el Homo Sapiens Neanderthalensis, que sería el de mayor capacidad craneana de todos, incluidos nosotros, fuerte, adaptado al medio y además de confeccionar ropa para protegerse del clima también enterraban a sus muertos y , casi con seguridad, tenían algún tipo de creencia religiosa. Según últimos descubrimientos parece que si ha habido contacto entre el Homo Neanderthalensis y el Homo Sapiens Sapiens, nosotros , y llevaríamos en nuestro código genético genes de esta especie que desaparecería bruscamente hace  entre 25.000 o 30.000 años, sin que aún sepamos por qué.
Y así llegamos a nuestra propia especie, el Homo Sapiens Sapiens, cuyos primeros restos están datados en hace 200.000 años en Etiopía.. Se extendieron por la Tierra más que cualquiera de las otras especies de homínidos que hemos visto,. Uno de los grupos prehistóricos del homo sapiens es el de los hombres de Cro-Magnon, llamados así por el nombre de la cueva francesa donde fueron encontrados sus restos óseos de hace unos 32.000 años y cuya capacidad cerebral y rasgos físicos son , en general, similares a los de cualquier hombre moderno. El motivo por el que los Neanderthales se extinguieron aun teniendo un cerebro mayor que nosotros aún no ha sido explicado, pero tal vez nosotros supimos darle a nuestro cerebro unos usos nuevos, tenía una plasticidad y flexibilidad de la que carecía el cerebro Neanderthal.Para los biólogos todos formamos parte de la misma especie, el Homo Sapiens Sapiens, aunque estemos divididos en las razas, donde distinguen cuatro. negroide, caucasoide,mongoloide y australoide.
Esquema de la evolución del hombre, desde sus más remotos antepasados, los Austrolopithecus, que aparecieron hace unos cuatro millones de años, hasta la aparición del Homo Sapiens hace unos 150.000 años. Dentro del Homo Sapiens, procedemos del grupo Cro-Magnon, datado en 32.000 años y , desde entonces, no hemos sufrido cambios evolutivos apreciables
Esta claro que por su físico era inferior a otras especies de homínidos y a los propios Neanderthales pero supo adaptarse mejor al medio, y , a través de la selección sexual, fue evolucionando y transmitiendo los nuevos conocimientos que aprendían a través de la inteligencia. Desde entonces hemos seguido igual , sin nuevas evoluciones. Al menos hasta ahora, cuando el desarrollo de los conocimientos científicos puede permitir, según algunos escritores, biólogos e investigadores, un salto evolutivo como nunca había presenciado la especie humana, es lo que se conoce con el nombre de transhumanismo.
¿En que consiste el transhumanismo? Pues en resumen es la convicción de que el propio ser humano puede influir y alterar el proceso evolutivo de nuestra especie a través de nuestros conocimientos científicos. Que nosotros mismos diseñemos una versión mejorada del hombre. El primero en defender esta idea fue el escritor y biólogo Julian Huxley(1887-1975) en su ensayo “Nuevas botellas para vino nuevo”. En este ensayo podemos leer :
“·La especie humana puede, si quiere, trascenderse a sí misma, no sólo enteramente-un individuo aquí de una manera, otro individuo allá de otra distinta- sino también en su integridad, como humanidad. Necesitamos un nombre para esa nueva creencia. Quizá  “transhumanismo” pueda servir, el hombre sigue siendo hombre , pero trascendiéndose a sí mismo, realizando nuevas posibilidades de, y para, su naturaleza humana”
Julian Huxley creía que era posible alcanzar esta evolución del hombre a través de la ciencia y la tecnología, aunque ,cuando él escribía estas palabras, estaba muy lejos de imaginar los descubrimientos que se realizarían durante el último tercio del siglo XX y que siguen acelerándose en nuestros días. Así, termina su ensayo diciendo: 
“Creo en el transhumanismo. Llegará el momento en que la especie humana alcanzará el umbral de un nuevo tipo de existencia , que será tan diferente de nosotros como nosotros lo somos del Homo Erectus. El hombre será entonces consciente de su verdadero destino”
Pero el verdadero apóstol del transhumanismo es Raymond Kurzweil (1948) que ha enunciado una ley conocida como de rendimientos acelerados, según la cual “en el momento en el que un ámbito de la ciencia o la tecnología se convierte en información , se acelera  y crece exponencialmente”. Kurzweil se refería a los ordenadores, pero no solo a ellos, y pronostica que la multiplicación de la potencia de los ordenadores multiplicará también la mejora del conocimiento humano y de otras ciencias como la nanotecnología, la ciencia de los materiales o la biotecnología y ello producirá la creación de nuevas tecnologías fantásticas que ahora casi no podemos imaginar.  
Archivo:Raymond Kurzweil Fantastic Voyage.jpg
Raymond Kurzweil es el creador de la ley de rendimientos acelerados sobre el crecimiento exponencial del conocimiento que permitirá cambios casi inimaginables en el futuro, entre ellos la aplicación de la nanotecnología en el cuerpo humano para curar el organismo a nivel celular y el nacimiento de la Inteligencia Artificial, que será consciente de su propia existencia y llegará a superar a la inteligencia humana
Los críticos del transhumanismo lo atacan principalmente basándose en la idea de que estamos muy lejos de tener los conocimientos para intervenir directamente en la evolución del hombre. Tal vez sea así ahora, pero si miramos atrás en el tiempo y observamos los cambios de los últimos 20 años , no deberíamos sorprendernos tanto. ¿Os acordáis como era la vida en 1990? Internet no existía, los móviles eran unos aparatos del tamaño de un maletín muy poco útiles, por supuesto no existían I pods, ni Mp3, ni tabletas y en las oficinas aún se escribía con máquinas de escribir. Quizás el ejemplo más elocuente contra aquellos que dicen que nos falta mucho para lograr esa tecnología sea el del mapa del genoma humano. Este se empezó a secuenciar en 1990 y muchos entonces decían que llevaría miles de años completar el mapa, pues bien, en el año 2003 se había logrado secuenciar los 3000 millones de letras que integran el genoma del ser humano.
Kurzweil ya ha predicho con anterioridad y con acierto, basándose en esta ley de rendimientos acelerados , la evolución del conocimiento en estas últimas décadas. Así , en su obra “La era de las máquinas inteligentes”, publicada en 1990, Kurzweil ya aseguraba que Internet se extendería por todo el mundo, que los documentos estarían contenidos en ordenadores y que los móviles se harían pequeños y su uso se haría general a nivel mundial. También pronosticó que un ordenador derrotaría a un humano jugando al ajedrez , lo que sucedió en 1997 cuando Deep Blue derrotó al entonces campeón del mundo Gary Kasparov. En una segunda obra, escrita en 1999 y titulada “La era de las máquinas espirituales”, Kurzweil predice lo que puede suceder entre este comienzo de siglo y el año 2050.
Según Kurzweil, los progresos en los conocimientos médicos permitirán ampliar la esperanza de vida en un primer momento para luego detener e, incluso, revertir, el proceso de envejecimiento, gracias en particular al desarrollo de la nanotecnología. La nanotecnología es el desarrollo de máquinas microscópicas que viajarán por nuestro cuerpo, como en aquella película titulada “El chip prodigioso”, reparando los daños de nuestro organismo a nivel celular.Pero aún va más lejos, y Kurzweil nos habla del nacimiento de la inteligencia artificial  y piensa que para el año 2029 habremos logrado crear un ordenador con consciencia de sí mismo, capaz de sentir emociones e indistinguible de una mente humana.
VÍDEO ESQUEMA SOBRE EL TRANSHUMANISMO
Esta inteligencia artificial llegará a ser superior a la nuestra , ese momento lo bautiza como “singularidad tecnológica”  y siguiendo sus predicciones , a raíz de esta singularidad los humanos y las máquinas se unirán para formar un nuevo tipo de organismo híbrido,un ciborg, que dotará al ser humano de nuevas habilidades  físicas y de conocimiento al mismo tiempo que podrá interactuar directamente con las máquinas porque formarán parte de su propia naturaleza. Ya estamos viendo  este proceso aún en sus pasos iniciales, como sucede con los últimos modelos de prótesis robóticas, donde los nervios de una extremidad amputada se conectan al miembro robótico para ser controladas por el cerebro. Pero os repito, acordaos de que hace sólo 20 años no conocíamos la mayor parte de las cosas que ahora forman parte de nuestra vida cotidiana, y según la ley enunciada por Raymond Kurzweil, esta velocidad se incrementará exponencialmente.
Una de las tecnologías más sugerentes sería la denominada “transferencia mental” que consistiría en realizar una especie de copia de seguridad de toda la información que se contiene en nuestra mente para cargarla posteriormente en otro dispositivo, bien un ordenador, un robot o incluso en otro cerebro receptor. Hay muchos que se oponen a esta idea porque , además de considerar que es imposible, si  finalmente se pudiera hacer afirman que eso no sería el ser humano pues la conciencia no se puede copiar. Pero ¿qué es la conciencia?¿qué es el alma? Hablamos de cosas que no podemos definir y quizás si pueda llevarse a cabo, y las implicaciones serían increíbles, pues la vida ya no estaría marcada por las enfermedades ni por los límites biológicos, estaría determinada única y exclusivamente por nuestro deseo de seguir viviendo.
Por supuesto, si estas predicciones se llegaran a cumplir se abren muchas incógnitas. La primera y más evidente es que crearíamos un mundo aún más injusto, donde unos pocos tendrían acceso a estas tecnologías que les convertirían en seres híbridos entre hombre y máquina, los ciborg, que serían casi inmortales, y una masa de población excluida de ellos , algo similar a lo descrito en la obra “Un mundo feliz” de Aldous Huxley, pero según los defensores del transhumanismo la propia tecnología es la que salvaría estas diferencias extendiendo sus beneficios a toda la población mundial.
¿Se cumplirá la predicción de Kurzweil y la nueva evolución del ser humano será la hibridación entre el ser humano y las máquina?Los ciborg  ya existen hoy en día, pues eso son las prótesis robóticas. El primer paso de un mundo nuevo donde la muerte no vendrá determinada por un hecho biológico sino por nuestra voluntad de seguir viviendo  
Sumidos en los problemas de la vida cotidiana, no nos percatamos que el mundo a nuestro alrededor está evolucionando a una velocidad vertiginosa y si poco tiene que ver nuestra sociedad con la de hace cuarenta años, en los próximos treinta los cambios serán aún más radicales, hasta el punto que cuesta imaginarlo y , por ello, hacen más plausibles las proyecciones del transhumanismo. La evolución de nuestro cerebro empieza a ser demasiado lenta e insuficiente para la cantidad de conocimientos que debemos aprender para incorporarnos al mundo actual, y nuestra existencia , aunque casi triplica en esperanza de vida  a la de principios del siglo XX es demasiado breve para la preparación que necesitamos. La humanidad tiene que prepararse para un salto evolutivo, y este salto pasa por su unión con las máquinas para la creación de un nuevo ser, el transhumano.
Como dice uno de los principales defensores del transhumanismo, David Orban(Budapest,1965), asesor de la Universidad de la Singularidad, apoyada económicamente entre otros por la NASA y Google“depende de nosotros estar o no preparados para el mundo del mañana, porque ese mundo no va a detenerse a esperarnos” La mayoría de nosotros no somos conscientes de vivir unos tiempos emocionantes, donde el conocimiento acumulado por el hombre en las últimas décadas puede provocar el mayor cambio en la humanidad de toda su historia, y hacer que el mundo que ahora conocemos nada tenga que ver con el que verán nuestros ojos en las próximas décadas. Hoy es ciencia ficción, como en su día lo fue Internet , los móviles o la tecnología sin cables, pero en unas décadas quizás tengamos que hacernos a la idea de que no vamos a morir, al menos hasta que nosotros decidamos seguir viviendo.
Como escribió el autor de “2001: Una odisea en el espacio”, Arthur C. Clark“el futuro ya no es lo que era” .No , ya no podemos distinguir lo posible de lo imposible, porque el conocimiento está borrando todos los límites. Preparemonos para el cambio, porque el cambio no va a esperarnos a nosotros.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: