EL MUNDO VIKINGO Y LAS EXPLORACIONES A AMÉRICA. PRIMERA PARTE

Hace unas semanas inicie con el artículo dedicado a la monja viajera Eteria , quién recorrió el Mediterráneo desde la provincia romana de Hispania hasta Tierra Santa en el siglo IV, una serie de artículos dedicados a los grandes viajes de exploración de todos los tiempos, pero las circunstancias de la actualidad han hecho que no volviera a escribir ninguno más sobre este aspecto tan atractivo de la historia hasta el día de hoy. Porque hoy vamos a conocer los viajes de exploración de aquellos hombres temidos en Europa por sus expediciones de rapiña por todas las costas del continente, desde Inglaterra hasta la Península italiana y la misma Bizancio:  los vikingos.
Pero antes de acompañar a Eric el Rojo y a su hijo Leif Ericsson en sus viajes, dedicaremos este primer capitulo  a conocer a este pueblo que es mucho más que aquellas partidas dedicadas al saqueo y la piratería. Vikingos es el nombre que suele emplearse para denominar a los distintos pueblos del norte de Europa, en los que hay que diferenciar a suecos, daneses y noruegos. El origen de éste termino deriva probablemente de la palabra Vik, que significa “fiordo”, y que era utilizado para denominar a los habitantes de Escandinavia, aunque también hay autores que afirman que procede de la palabra “Wik”, que significa “arroyo” y la gente que habitaban  junto a estos arroyos eran conocidos como   “Wykings” termino que podríamos traducirlo como “Guerreros”. En cualquier caso es el nombre que les dieron otros pueblos, entre ellos eran daneses, suecos o noruegos.
Las skali, las típicas casas usadas por los escandinavos, alargadas , con un techo alto en forma de quilla de barco invertida y sin ventanas por lo que únicamente tenían ventilación a través de un hueco abierto en el centro del techo por donde salía el humo del fuego del hogar situado justo en el centro. El olor en su interior debeís ser fuerte aunque los vikingos eran limpios y lavaban sus ropas y limpiaban sus cuerpos todos los sábados mientras que en la mayor parte de Europa sólo se hacía dos veces al año, en primavera y en otoño
 Los pueblos nórdicos habían ocupado las tierras de las actuales Suecia, Noruega y Dinamarca después de que marcharan de allí otros pueblos como los  jutos, anglos  y sajones(la unión de estos dos pueblos daría lugar al término anglosajón) que en el siglo V habían zarpado rumbo a las islas Británicas para ocupar aquellas tierras que acababan de ser abandonadas por las últimas legiones romanas de Britania. Desde el siglo V hasta el siglo VIII los vikingos habían vivido de la agricultura y , en particular de la pesca, pues eran pueblos con una gran tradición marinera , ya que la agricultura, debido a la dureza del clima , no bastaba para cubrir las necesidades alimentarias de la población. Todo cambió a mediados del siglo VIII cuando el incremento de la población y la carestía de alimentos hace que muchos de ellos busquen nuevas tierras donde asentarse , mientras que otros se enzarzaban en peleas fratricidas  por la posesión del territorio. El que salía derrotado debía abandonar su tierra y buscar un nuevo hogar.
Pero ¿cómo eran los vikingos? Los vikingos eran admirados por los pueblos meridionales por su gran fortaleza física , con una altura media de 1,70, lo que estaba  muy por encima de la media de la época , con una gran resistencia a las inclemencias del tiempo aunque lejos de la imagen que los cronistas contemporáneos nos han transmitido de ellos, en la que son descritos como hombres siempre saludables y de un vigor inagotable. Lo cierto es que debieron padecer dolencias como reúma o artritis causadas por el clima frío y húmedo del norte europeo , dolencias para los que no conocían remedio alguno y cuyas huellas las podemos hallar hoy en los esqueletos deformados encontrados por los arqueólogos
Mapa de la Europa de los siglos IX, X y XI , los siglos de la expansión vikinga. Los Imperios Bizantinos, Carolingio y el Emirato de Córdoba eran las principales potencias europeas, pero ninguna de ellas pudo parar las incursiones de los hombres del Norte, iniciadas en 793 con el asalto  al monasterio de Lindisfarne
Vivían en casas alargadas llamadas skali, que eran edificios amplios, con techos altos que tenía forma de barco con la quilla invertida. No había ventanas, por lo que estaban muy poco ventiladas y los olores debían de ser muy fuertes , y el único punto que permitía la ventilación era un agujero en el techo por donde escapa el humo del hogar . Sobre este fuego es donde se cocina, en las paredes se encuentran escudos y armas como trofeos de guerra y a lo largo de los laterales de la casa se encuentran unas plataformas de madera que son utilizadas como asientos por el día y como camas por la noche. Duermen todos juntos y no hay habitaciones ni existe el concepto de intimidad. Cada familia guarda sus pertenencias en un arcón y quedan bajo la custodia de las mujeres.    
Entre los hombres era motivo de orgullo las largas melenas de pelo ondulante y barbas no menos abundantes, mientras que las mujeres llevaban peinados lisos , sujetos por una cinta que les rodeaba la frente. En lo que se refiere a la ropa , la pieza básica de su vestuario era una túnica de lino o de lana que les cubría hasta el muslo a la que se añadían perneras que llegaban hasta los pies , aunque otros preferían dejar estos al aire usando los Broche, una especie de calzoncillos largos. Estas ropas solían ir adornadas con pieles de castor y marta cebellina. Los abrigos también estaban hechos de pieles y con ellos se cubrían sólo uno de los brazos, dejando al aire el otro que era decorado con tatuajes que le cubrían toda la extensión del brazo.
Entre las mujeres casadas la prenda más habitual era una camisa de lino que las cubría hasta los pies sujetada por dos tiras al corpiño y cubiertas  por una capa, mientras que las mujeres jóvenes y solteras solían llevar faldas muy cortas y botas altas que las daba un gran atractivo. Además, eran muy aficionadas a llevar joyas , como nos lo cuenta el viajero y embajador árabe en estas tierras Ahmad Ibn Fadlan:
“Estas mujeres llevan prendidas sobre cada uno de sus pechos una cajita de hierro, plata, cobre u oro, según la categoría y el valor de la fortuna de su marido;cada cajita contiene un anillo y junto a ella un cuchillito, también cosido al pecho. Rodean sus cuellos recios collares de oro y plata. Porque el marido que posee diez mil dinares hace que su mujer lleve un collar. Y por cada diez mil dinares más su mujer luce otro collar más”
El guerrero vikingo iba armado con un escudo de forma circular, un casco cónico y con protección de la nariz pero sin los cuernos que sólo existen en nuestra imaginación, con el cuerpo cubierto con una cota de malla, aunque esto sólo lo llevaban aquellos que podían permitirselo pues eran muy costosas, hacha, lanza, espada y arcos con una flecha de punta de hierro que salía con tal fuerza que era capaz de continuar su vuelo después de atravesar el cuerpo de un hombre
Podemos deducir con ello que la mujer vikinga se preocupaba de cuidar su aspecto y conservar su atractivo físico empleando incluso cosméticos para sombrear los ojos . También sabemos que entre los vikingos la fuerza y la demostración de la misma era el principal objetivo de su vida, y mostrar debilidad era la mayor vergüenza que podía experimentar un vikingo. Por eso se explica la práctica de eliminar a los niños enfermizos o con taras de nacimiento , mientras que los que eran aceptados recibían una educación orientada al combate, con la práctica de equitación, saltos y carreras además de ejercitarse con la espada, el arco y la honda. También les enseñaban que el hombre libre se diferenciaba del siervo no sólo por llevar armas sino por saber manejarlas y también por un desprecio total de la vida , tanto de la propia como de la de los demás. La siguiente historia es un reflejo de ese desprecio por la vida característico de los vikingos:
“Un joven había ganado una espada nueva, una maravillosa arma, de brillante acero , de dos filos , flexible y esbelta. Cabalgando de vuelta a casa, el joven vikingo pone a prueba la fuerza y la calidad de su espada. Después de haber derribado varios arbustos y de haber decapitado algunas copas de árboles , se encuentra con un siervo de su padre. De un solo tajo le corta la cabeza . Muy feliz, el joven señor habla a los suyos de su nueva espada y de las pruebas que ha hecho con ella”
Con esto no quiero decir que el asesinato estuviese permitido , sino que tenía que someterse a ciertas reglas y su incumplimiento podía suponer el destierro. Así, era considerado un deshonor y un delito el matar por la espada o amparado en la oscuridad y el robo tenía que ser realizado a cara descubierta , pues si el ladrón iba embozado es cuando se consideraba delito. Otra de las particularidades de la moral vikinga era la práctica del estoicismo que les llevaba a mantenerse serenos en cualquier circunstancia , despreciando las heridas y el dolor como lo demuestra el relato de la muerte del edda Thormod, quién después de ser alcanzado por una flecha junto al corazón se arrastró hasta un establo donde una curandera estaba asistiendo a los heridos, y pidiendo una tenaza él mismo se arrancó la flecha y bromeando dijo antes de morir de pie apoyado en la pared del granero: “Un corazón bien alimentado, por cierto;esto tenemos que agradecérselo a nuestro rey” Como veis, ni un grito, ni un lamento, ni una lágrima.
DOCUMENTAL SOBRE LOS VIKINGOS
Para ilustrar con imágenes lo que os cuento en este artículo os adjunto este documental que forma parte de una serie de documentales sobre las invasiones bárbaras
Como descripción del vikingo ideal tenemos la del rubio Jarl, un personaje de una de las sagas nórdicas. Las sagas eran relatos en prosa sobre la historia y las costumbres de los pueblos nórdicos y que tendrían una gran difusión en toda Escandinavia:”Manejaba el escudo, hacía arcos, amaestraba perros, sabía arrojar lanzas y montar a caballo, dominaba la espada, nadaba, interpretaba runas, entendía el lenguaje de los pájaros , conquistaba tierras, repartía oro, administraba justicia , se casó y engendró muchos hijos”
Pero el concepto principal del código moral vikingo es el honor entendido no tanto como un sentimiento íntimo del individuo sino como el respeto de los demás por su reputación, y por ello el honor debía ser defendido sobre cualquier otra consideración. Ello lleva al vikingo a responder a todas las ofensas , incluso a las más nimias, con toda la fuerza de la que es capaz , pues un hombre sin honor es un hombre condenado por la sociedad al ostracismo, y también una legalización de la venganza, aunque esta sólo se podía practicar entre iguales, por lo que la mayor tragedia para un vikingo era ser asesinado por un siervo,pues contra éste no podía tomar venganza al ser un hombre de clase inferior.
Una estela vikinga , Funbo en Uppsala(Suecia),con caracteres de la escritura rúnica. Las runas o alfabéto rúnico recibe el nombre de futhark. Cada runa simboliza un elemento asociado a la vida cotidiana como el ganado, la cosecha, el sol o el agua y al tiempo están asociadas con una fuerza de la naturaleza y también con un árbol o una planta. Las primeras inscripciones rúnicas datan del año 150, mientras que las últimas aún las encontramos en la Suecia del siglo XX
Otra de las prácticas habituales entre los vikingos eran los grandes banquetes para celebrar un trato comercial o un compromiso matrimonial , en las que se consumían ingentes cantidades de vino y de hidromiel. Esta última es una bebida alcohólica que se obtiene a partir de la fermentación de una mezcla de agua y miel de unos 15 grados. Creían que cuanto más ebrios estaban más cerca se encontraban de los dioses del Valhalla, el cielo al que aspiraban a llegar los guerreros vikingos. Pero además el vikingo es un hombre realista y práctico como lo demuestran los “Proverbios del Alto” en los que se pone en boca del dios Odín, el padre de los dioses nórdicos, algunas sentencias que sobresalen por su prudencia y oportunismo. Os pongo algunos ejemplos:
“Quién abra una puerta, que mire muy bien para comprobar si detrás de ella hay enemigos escondidos”
“Un lobo que descansa raramente consigue un hueso de jamón, un hombre que duerme raramente consigue un triunfo”
“Casi siempre uno se arrepiente amargamente de las palabras que confían a otros, a menudo la lengua hace que pague la cabeza”
“Ningún hombre es tan bueno que no se le pueda echar en cara algo malo, ninguno es tan malo que no se pueda aprovechar de él algo bueno”
Habíamos dejado a los vikingos en el siglo VIII cuando la superpoblación , la escasez de comida y problemas políticos y económicos empujaron a muchos pequeños reyes a buscar, junto a sus guerreros, fortuna lejos de sus dominios. Así comienzan las incursiones por las costas de la antigua Britania por parte de los daneses, mientras que los noruegos se dirigen hacia las islas Feroe y las Orcadas.Mientras que los suecos, a los que se llamaría varegos, se expanden por tierras de la actual Rusia a través de sus ríos. Estas incursiones son posibles gracias a la construcción de un nuevo tipo de embarcación que recibe el nombre de “drakkar”, que sustituían a las antiguas embarcaciones de remos llamadas nydam. Los drakkar eran naves alargadas , sin cubierta y sin quilla lo que les permitía incluso navegar por ríos pues no necesitaba apenas calado. Disponía de un mástil abatible que sostenía una vela rectangular, pero para ciertas maniobras o cuando no hacía viento usaban los remos.
Barco de Oseberg, llamado así porque fue hallado en Oseberg(Noruega) , construido en madera de roble hacia el año 800. Esta embarcación tenia 12,5 metros de largo y contaba con 15 pares de remos. Su escaso calado, menos de un metro, y la ligereza de los materiales empleados en la construcción le permitían una gran maniobrabilidad e incluso podían remontar los cursos fluviales. El barco de guerra recibía el nombre de Drakkar por la figura de dragón que se ponían en la proa para ahuyentar a los espíritus de la tierra o landvaettir
El drakkar podía transportar, según su tamaño, entre 20 y 50 guerreros . No había espacio ni para llevar mercancías ni equipaje, y cada vikingo llevaba su propio arcón donde guardaba sus objetos personales y en el centro de la embarcación se amontonaban las provisiones y los odres de agua. Todos dormían a la intemperie y se alimentaban de carne y pescados secos. El timonel iba sobre una pequeña plataforma junto a la popa y empleaba para gobernar la nave un timón fijado a uno de los lados de la nave, imitando los usados por las embarcaciones romanas. El nombre de drakkar , que se puede traducir por dragón, se debe a la efigie tallada en madera en la proa del barco para asustar a los llamados landvaettir o espíritus de la tierra a la que se dirigían.Además del drakkar, empleado para las incursiones guerreras, existía otro barco más lento y de mayores dimensiones llamado knar, que era utilizado para el comercio y para transportar a los colonos a los nuevos territorios.
Para orientarse en alta mar se valían de sus propias observaciones acumuladas a lo largo de los años,  desde el vuelo de las aves marinas, las tonalidades de las aguas y la humedad del viento. Los pilotos de los drakkar empleaban también una especie de brújula a la que llamaban “solarsteinn” o “piedra solar” que era un cuarzo que cambiaba de color según la posición del Sol, lo que era muy práctico los día nublados. Uno de los estereotipos más difundidos gracias a las películas son los  cascos con cuernos pero los vikingos de esta época llevaban cascos de forma cónica y con una protección para la nariz y sin cuernos. Feroces guerreros , eran ambidiestros en el manejo de las armas e iban equipados con espadas, hachas y arcos construidos con madera de olmo y flechas de punta de hierro que alcanzaban tal potencia que podían atravesar el cuerpo de un hombre y seguir todavía volando. Señalar como curiosidad, que los vikingos , cuando entraban en combate , buscaban herir a sus enemigos en el centro del pecho ya que pensaban que toda herida en esa parte del cuerpo era mortal pues allí se hallaba el corazón, algo que entonces no era conocido pues en Europa se creía que estaba en el lado izquierdo.
Ruinas del monasterio de Lindisfarne en la isla de Holy Island , frente a la costa noroeste de Inglaterra y donde el 7 de junio de 793 se registró el primer ataque vikingo contra un monasterio cristiano, el primero que abriría una sucesión de ataques que durante doscientos años asolarían las costas europeas
Cuando dejan sus tierras para saquear otras tierras, su objetivo principal serán los monasterios y las iglesias que se encontraban, en su mayoría, cerca de la costa o del curso de los ríos que con sus barcos de poco calado podían remontar hasta el interior. Los vikingo sabían que detrás de sus muros se habían acumulado durante siglos una gran cantidad de riquezas que nadie se había atrevido a robar por el respeto y temor que los cristianos sentían hacia la casa de Dios. Pero los vikingos eran paganos y no tenían temor alguno al Dios cristiano . Así llegamos al 7 de junio de 793.
En la pequeña isla de Holy Island, situada frente a la costa noroeste de Inglaterra, se halla el monasterio de Lindisfarne, y uno de los centros culturales y espirituales más importantes de la Iglesia de Inglaterra.  No se conoce como sucedió, pero es fácil imaginar que las velas vikingas se dibujarían en el horizonte, las campanas del monasterio repicarían para dar la alarma, pero los indefensos monjes poco pudieron hacer para evitar el saqueo de los hombres del norte. Es el primer ataque del que se tiene noticia, y en los años siguientes se sucederían los saqueos contra otros monasterios como los de Jarrow y Monkearmouth en 794 o la capital de la iglesia céltica, Iona, en 795. En estos primeros años las expediciones vikingas se limitan al litoral y sólo en primavera y verano, aprovechando el buen tiempo .
Los botines son fáciles y apenas encuentran resistencia , ya que los reinos europeos de finales del siglo VIII y principios del siglo IX no disponen de flotas para protegerse de las embarcaciones vikingas , y sólo les quedaba rezar. Una de las oraciones más extendidas entre las iglesias francas e inglesas de la época era ” De la furia de los nórdicos, líbranos, Señor”. No tardarían en correr por toda la costa europea terribles relatos sobre los saqueos vikingos , a lo que ayudaba la apariencia formidable de estos guerreros , que en el ardor del combate, llegaban a luchar sin armadura y profieren gritos que a sus víctimas les parecen inhumanos. Así los describía un monje irlandés:
Archivo:Ardre Odin Sleipnir.jpg
Detalle de la estela rúnica de Tjängvide donde se representa la entrada del padre de los dioses de la mitología nórdica, Odín, en el Valhalla, la fortaleza o palacio donde iban los guerreros vikingos muertos en combate. Las Valkirias recogían sus cuerpos del campo de batalla y los llevaban hasta el Valhalla donde se entrenaban y disfrutaban de fiestas en el palacio en espera de la llegada del Ragnarok, el día del Juicio Final vikingo, cuando el mundo de los dioses sería destruido en una batalla épica contra los gigantes 
“Aunque hubiera cien cabezas de hierro forjado sobre un cuello; y cien lenguas afiladas , dispuestas, frías y temerarias en cada cabeza;y cien voces locuaces , sonoras e incesantes en cada lengua, no podrían narrar o enumerar los que han sufrido en común todos los irlandeses, hombres y mujeres, laicos y clérigos, viejos y jóvenes, nobles y vasallos, en penurias, heridas y opresión en sus casas a manos de esos valerosos, coléricos y absolutamente paganos pueblos”
Y mientras, en un lugar tan alejado como Bizancio, la actual Estambul, el patriarca ortodoxo Focio también manifiesta el terror que provocan los nórdicos:
“Una nación oscura e insignificante, bárbara y arrogante , súbitamente ha caído sobre nosotros, como una ola del mar , y como un jabalí salvaje ha devorado a los habitantes de esta tierra como si fuera hierba. Los niños fueron arrancados de los pechos de sus madres y sus cuerpos machacados contra las piedras , mientras sus madres eran aniquiladas acabando sobre los cuerpos convulsos de sus hijos . Los ríos se convirtieron en corrientes de sangre, y los lagos rebosaban de sangre”
Las incursiones de los daneses y noruegos se extenderían por Escocia e Irlanda, donde en 844 fundarían Dublin . En 838 remontan el Loira y saquean la ciudad francesa de Tours. Tampoco se libra del saqueo la antigua Hispania, saqueando la ciudad de Brigantium, la actual Coruña, y la villa de Betanzos . En 844 alcanzan Lisboa, aunque son rechazados , y siguen viaje hacia  el sur hasta llegar a la desembocadura del Guadalquivir, remontando su curso y saqueando la ciudad de Sevilla, en manos de los musulmanes. El saqueo de la ciudad dura siete días y sus ciudadanos son masacrados.Un año después, en 845, otra expedición remonta el curso del río Elba y saquean la ciudad de Hamburgo, que es incendiada y todos sus habitantes asesinados y ese mismo año otras partidas vikingas navegan por el Sena hasta París que es igualmente saqueada.
Diferentes representaciones de guerreros vikingos, todos ellos con sus cascos cónicos sin cuernos. Los más temibles eran los conocidos como bersekker , los cuales combatían semidesnudos o desnudos del todo . Entraban en combate en estado de trance, profiriendo alaridos que helaban a los enemigos e insensibles al dolor. Se cree que este trance era inducido por el consumo de hongos alucinógenos como la amanita muscaria o por el consumo de cerveza o pan contaminada con el cornezuelo del centeno que tenía un contenido alto en ácido lisérgico(LSD)
Pero todo esto no debe hacernos pensar que eran sólo hombres guerreros , sedientos de riqueza  y sangre, porque eran también grandes artesanos, hábiles mercaderes y una de las culturas más dinámicas y vitales de la Edad Media europea y que en parte permitirían un mayor desarrollo de las zonas portuarias una vez que pasó la época de los saqueos, gracias a su constante trafico marítimo que permitía la rápida circulación de las mercancías. Este es el mundo de los vikingos , el mundo donde se desarrollarían la vida de Eric el Rojo y de su hijo Leif Ericsson y sus legendarios viajes a Groenlandia primero y a América del Norte después. Pero para conocerlo tendremos que esperar a la segunda parte de este artículo donde narraré esta fabulosa aventura de unos hombres que viajaban hacia un mundo desconocido.
Anuncios

3 comentarios

  1. Felicitaciones por este blog sobre los vikingos. Me considero un apasionado y ojalá tuviera más tiempo para dedicarle. Lo dejaré marcado en mi explorador para leer tu compilación, la cual aparenta estar muy buen encaminada. Salud.

  2. Me ha gustado mucho el blog,además de ayudarme para estudiar la asignatura: Historia de la lengua inglesa(filología), donde se habla de las invasiones escandinavas.Gracias por tu publicación

  3. Muchas gracias Chari por tu comentario y por la lectura del artículo y me alegro mucho de que te haya sido de utilidad en tus estudios Un saludo desde Madrid!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: