SOBRE LOS SAMURAIS DE FUKUSHIMA Y EL CÓDIGO SAMURAI

“Llorar es inútil. Si estamos en el infierno ahora todo lo que se puede hacer es trepar hasta el cielo. Por favor, tengan cuidado con la fuerza oculta de la energía nuclear. Me aseguraré de que vayamos a recuperarnos” Es un fragmento de uno de los correos electrónicos por los trabajadores de la central nuclear de Fukushima a sus familiares. Ninguno de nosotros puede imaginar las condiciones de trabajo que están soportando, como deben sentirse sabiendo que día a día su cuerpo absorbe cantidades de radiación que les causarán la muerte , algunos de ellos habiéndolo perdido ya todo , como este otro trabajador que escribeLa ciudad en la que vivo, Namie-machi, fue arrasada por el tsunami. Mis padres fueron arrastrados por el tsunami y aún no sé dónde están . Estoy encadenado en un trabajo extremadamente duro bajo estas condiciones mentales. ¡No puedo más!”
Apenas disfrutan de dos comidas al día,no disponen de camas sino que duermen sobre el suelo y usando una capa de plomo como manta para aislarles en lo posible de la radiación. Ni siquiera disponen de un contador geiger para cada uno , para medir la radiación, por lo que muchos trabajan sin saber a que niveles de radiación se están exponiendo, pero podemos suponer que son muy elevados , cuando a 25 kilómetros de la central se han detectado niveles superiores a lo establecido por el Organismo Internacional de Energía Atómica. Estos trabajadores son llamados “los samurais de Fukushima”  aunque en realidad son algo más que samurais, no están al servicio de ningún señor, ni siquiera permanecen allí por la empresa, están dando su vida para salvar la de millones de personas.

Los liquidadores de Fukushima o los “samurais de Fukushima” como ya se les comienza a llamar, siguen en la central nuclear de Fukushima cuando han pasado ya 20 días desde el terremoto y tsunami de Japón. Entre los correos enviados a sus familias, se encuentra uno dirigido a su madre donde explica como  son conscientes del final que les espera ” “Mi hijo y sus colegas han analizado detenidamente su situación y se han resignado a morir si es necesario a largo plazo” 
Escribía Lucio Anneo Séneca que “sólo en la fortuna adversa se hallan las grandes lecciones del heroísmo” y lo que han sufrido los habitantes de esta zona costera de Japón es mucho más que una fortuna adversa, para ellos ha sido su propio fin del mundo, han desaparecido sus hogares, en muchos casos sus familias, sus negocios , todo aquello que da una estructura a nuestra existencia y sin la cual nos sentimos perdidos. El instinto más fuerte de todo ser vivo es el instinto de supervivencia , el de preservar la propia existencia , pero esos hombres siguen trabajando sabiendo que cada momento que pasan entre los muros de la central les conduce más rápido hacia la muerte. En una guerra puedes desafiar al miedo , enfrentarte a las balas, pero la muerte a pesar de todo no es segura y si llega es rápida. La de estos hombres es una muerte segura y menos rápida que la causada por una bala.

Pero cuando en Europa oímos hablar  de samurais ¿que entendemos por ello? Vamos a conocer un poco más su historia para tratar de comprender mejor la forma de pensar de estos hombres a los que solo puedo admirar por un valor del que personalmente carezco.  La palabra samurai aparece por vez primera en el siglo VIII empleada para designar a los sirvientes de los ancianos y tendría el significado de “aquel que sirve” aunque después terminaría sirviendo para designar a un guerrero de élite al servicio del daimyo o señor . El daimyo , palabra que significa “gran hombre”, era el equivalente a los señores feudales de Europa y por encima de ellos se hallaba la figura del shogun o “comandante del ejército” . A partir del siglo XII y hasta el siglo XIX , el shogun sería el auténtico gobernante de Japón, convirtiendo al mikado o emperador en una mera figura decorativa sometida al poder del shogun.

Sería en el siglo XVI cuando Japón se unifica bajo el shogunato o gobierno de Toyotomi Hideyoshi(1537-1598) y organizaría la estructura social japonesa. Hasta aquel momento los campesinos podían convertirse en guerreros y los propios samurais podían abandonar  las armas para dedicarse a la agricultura, pero Hideyoshi decretó que todos los campesinos fueran desarmados, estableció un censo donde registró a toda la población y obligó a que cada uno permaneciese durante toda su vida en la provincia donde había sido registrado, dejando establecida la división de la sociedad japonesa en clases bien definidas donde los samurais se constituirán definitivamente en la élite militar.

Samurai
Fotografía de samurais en el siglo XIX , cuando desaparecerían aunque no así su código de conducta, el Bushido , que influenciado por el pensamiento budista, confuciano, sintoista, taoista y por el zen ha marcado la educación de la sociedad japonesa basándola en principios como la lealtad, la justicia,la piedad, la cortesía y el valor

El samurai podía convertirse en un Ronin, que significa “hombre ola u hombre errante como una ola” y que designaba a los samurais que no tienen señor al que servir porque el suyo ha muerto,  y que se dedica a vagar a la búsqueda de aventuras o al bandidaje. Algunos de ellos formaran gremios de comerciantes con un gran peso político en las ciudades. Los ronin son los protagonistas de la auténtica  leyenda nacional de Japón , la conocida como “Leyenda de los 47 ronin”. En ella se narra la historia de 47 samurais que tienen que convertirse en ronin después de que su señor feudal tuviera que practicarse el seppuku o harakiri, del que hablaré un poco más adelante,  por haber agredido a un funcionario imperial llamado Yira Yoshinaka. Los ronin decidieron vengarse, pero esperaron un año y medio después del cual dieron muerte a Yira y a toda su familia. Ellos fueron detenidos y condenados a hacerse el seppuku

Los niños nacidos en el seno de una familia samurai eran preparados a lo largo de toda su infancia para convertirlos en guerreros . Para ello se les adiestraba en artes marciales o bujutsu, se les enseñaba a usar la espada, el arco y la flecha, la lanza y , cuando se introdujeron en Japón, las armas de fuego. También aprendían a montar a caballo, nadar y bucear, lo que les convertía en unos guerreros formidables . Todos conocemos el arma más unida a la figura del samurai, la katana o nihonto , llamada también “el alma del samurai” , pues nunca se desprendía de ella, ni en tiempos de paz , aunque la katana fue usada sobre todo después del shogunato de Hideyoshi, pues antes habían sido el arco y la lanza las principales armas del samurai. La katana tenia un poderoso corte gracias a su curvatura y era capaz de cortar incluso el hueso del oponente, siendo considerada por muchos expertos como la mejor espada diseñada en la historia.

En combate llevaban la clásica armadura samurai llamada yoroi , hecha toda ella de laminas de hierro y con un peso aproximado de 30 kilos y a partir del siglo XVI utilizarían la conocida como tosei gusoku o armadura moderna . Cuando no estaba en combate la ropa habitual era una prenda conocida por todos , el kimono , palabra que significa “llevar cosa”. Pero lo que en este artículo más nos interesa es conocer el código que regía la conducta del samurai, esa que atribuimos sin saber muy bien lo que queremos decir a los hombres que están sacrificando sus vidas en la central nuclear de Fukushima. Este código es el conocido como Bushido, palabra que significa “el camino del guerrero” y que guiaba todos los pasos del samurai durante su vida.

VÍDEO SOBRE LA HISTORIA DE LOS SAMURAI

Vídeos de National Geographic con la historia de los samurais y de las armas que usaban. En el documental aparece precisamente un desfile de samurais en Fukushima. También veremos como hacen las célebres katanas

Los propios samurais de clase más alta se llaman a sí mismos bushi y el código Bushido es más que un conjunto de normas que rigen el combate o la forma de  luchar, es un código ético y moral , un camino por el que debe andar el guerrero , una forma de vivir diferente a todas y que le prestan al samurai su carácter casi místico. El Bushido se inspira en cinco filosofías  principales: el budismo, el sintoísmo, el taoísmo , confucionismo y la filosofía zen. Vamos a ver brevemente que obtiene de cada una de ellas:

Taoísmo:  Es un sistema filosófico basado en el “Tao Te Ching”  de Lao Tse donde se enseña el Tao o camino para alcanzar la armonía entre las dos fuerzas de la existencia, el ying y el yang 

Confucionismo:  Del confucionismo basado en las enseñanzas de Confucio, el bushido recogería el culto a los antepasados y, sobre todo , las virtudes de la lealtad y la compasión para convertirse en un hombre justo
Budismo: De las enseñanzas de Buda adopta la aceptación de la muerte , una realidad a la que no se puede escapar  y que afronta sin miedo 
Zen: Es una rama del budismo que enseña al samurai a liberar la mente , dejarla vacía de todo pensamiento para poder perseguir la perfección en todo lo que haga .
Sintoísmo:  El sintoísmo traslada al Bushido el amor por todas las cosas vivas  y un profundo sentido de la lealtad

Archivo:TokugawaYoshinobu.jpg
Tokugawa Yoshinobu(1837-1913) el último shogun y considerado también como el último samurai. Después de convertirse en el 15 shogun Tokugawa en 1866 se inició una guerra civil contra otros daimyos o señores feudales que temían el poder de los Tokugawa. Incapaz de vencer en la guerra y consciente que Japón debía mantenerse unida frente a la creciente injerencia de las potencias europeas, en 1867 cedió todo el poder al emperador. Un año después sería derrotado al frente de sus samurais en la batalla de Toba Fushimi. Era el fin de una época   

 Como vemos , el Bushido no es una creación original, sino que va incorporando elementos de diferentes enseñanzas , escuelas de pensamiento y filosofía, que se fueron incorporando a la forma de comportarse tanto en el combate como en la vida cotidiana por los samurais, y que se basaba en valores como el valor, la justicia, la honradez, la constancia y, en especial, la lealtad. Estos valores se encuentran hoy en la base de la sociedad japonesa. Pero conozcamos ahora cuales son las siete virtudes principales del Bushido:

GI- Rectitud
Sé honrado en tus tratos con todo el mundo. Cree en la justicia, pero no en la que emana de los demás, sino en la tuya propia. Para un auténtico samurai no existen las tonalidades de gris en lo que se refiere a honradez y justicia. Sólo existe lo correcto y lo incorrecto 

Yuu – Coraje
Álzate sobre las masas de gente que temen actuar. Ocultarse como una tortuga en su caparazón no es vivir.Un samurai debe tener valor heroico. Es absolutamente arriesgado. Es peligroso . Es vivir la vida de forma plena, completa, maravillosa. El coraje heroico no es ciego. Es inteligente y fuerte. Reemplaza el miedo por el respeto y la precaución

Jin-Benevolencia
Mediante el entrenamiento intenso, el samurai se convierte en rápido y fuerte. No es como el resto de los hombres. Desarrolla un poder que debe ser usado en bien de todos. Tiene compasión. Ayuda a sus compañeros en cualquier oportunidad. Si la oportunidad no surge, se sale de su camino para encontrarla 

Rei- Respeto
Los samurai no tienen motivos para ser crueles. No necesitan demostrar su fuerza. Un samurai es cortés incluso con sus enemigos. Sin esta muestra directa de respeto no somos mejores que los animales. Un samurai recibe respeto no sólo por su fiereza en la batalla, sino también por su manera de tratar a los demás . La auténtica fuera interior del samurai se vuelve evidente en tiempos de apuros

Makoto – Honestidad
Cuando un samurai dice que hará algo, es como si ya estuviera hecho. Nada en esta tierra lo detendrá en la realización de lo que ha dicho que hará. No debe dar su palabra, no debe de prometer, el simple hecho de hablar ha puesto en movimiento el acto de hacer. Hablar y hacer son la misma acción.

Meiyo-Honor
El auténtico samurai sólo tiene un juez de su propio honor, y es él mismo. Las decisiones que tomas y como las llevas a cabo son un reflejo de quién eres en realidad. No puedes ocultarte de ti mismo   

Chuu- Lealtad
Haber hecho o dicho algo, significa que ese algo le pertenece. Es responsable de ello y de todas consecuencias que le sigan. Un samurai es intensamente leal a aquellos bajo su cuidado. Para aquellos de los que es responsable , permanece fieramente fiel. Las palabras de un hombre son como sus huellas, puedes seguirlas donde quiera que él vaya    

Rectitud, coraje, benevolencia, respeto, honestidad, honor y lealtad, los pilares del Bushido que guían el comportamiento del samurai que además tienen como símbolo la flor del cerezo , la flor de vida gloriosa pero breve. Y si las leemos despacio nos daremos cuenta que explican muchas cosas del comportamiento del pueblo japonés durante los días posteriores al terremoto y al tsunami del pasado 11 de marzo. Veamos algunas de las frases entresacadas de sus siete principios: “Tiene compasión. Ayuda a sus compañeros en cualquier oportunidad “, ” Sólo existe lo correcto y lo incorrecto “, “Álzate sobre las masas de gente que temen actuar. Ocultarse como una tortuga en su caparazón no es vivir”,  ” La auténtica fuera interior del samurai se vuelve evidente en tiempos de apuros” , ” Para aquellos de los que es responsable , permanece fieramente fiel.”

VÍDEO CON LA CEREMONIA DEL SEPPUKU O HARAKIRI

En el siguiente video podéis ver la ceremonia que os describo más abajo. Fijaos en el detalle de sujetar las mangas del kimono en las rodillas para evitar que el cuerdo se venza hacia atras y quede en una posición indecorosa. En los primeros segundos la imagen aparece fundida en negro

En una sociedad individualista como las occidentales, es muy difícil esperar el sacrificio del individuo por el colectivo a no ser que los valores morales del individuo sean tan fuertes que pongan el interés común por encima del interés propio y , en particular, por encima del instinto de supervivencia . Podríamos decir que lo que están haciendo es como una replica de la ceremonia del seppuku , más conocido entre nosotros como harakiri. El samurai practicaba el seppuku para evitar ser capturaro y deshonrado o cuando había cometido una falta contra algunas de las normas del Bushido o también por orden de su daimyo o señor por considerarle culpable de alguna falta aunque el samurai no se declarara culpable.

El tessen o abanico  de guerra donde los guerreros samurais, al hacer el seppuku, escribían sus versos de despedida llamados yuigon

El seppuku iba precedido de una ceremonia en la que primero el samurai bebía sake, una infusión hecha con arroz y que en Japón llaman nihonshu, y  a continuación escribía un poema llamado yuigon, “lo que se deja atrás”,  en el dorso del abanico de guerra , llamado “tessen”. Este es un ejemplo de yuigon , escrito por el samurai Minamoto no Yorimasa(1106-1180), el más antiguo que se conserva

Como un árbol fosilizado
del que no se esperan flores

triste ha sido mi vida
destinada a no producir ningún fruto

El samurai viste un kimono de color blanco y lleva en la mano una daga llamada tanto con una hoja de entre 20 y 30 centímetros. Se abre el kimono y pone las mangas debajo de las rodillas para que estas le sujeten y su cuerpo no caiga hacia atrás. A su lado se halla un ayudante elegido entre un amigo o un familiar que recibe el nombre de kaishaku. Su misión será decapitar al samurai en el momento apropiado. El samurai apoya el tanto o daga contra su abdomen en el lado izquierdo, empuja hacia el interior con el filo hacia la derecha. Deslizará el filo de izquierda a derecha para retornar de nuevo al centro y luego cortar en vertical hasta el esternón. Pero antes de que se complete todo el proceso, con el fin de evitar el dolor y la agonía del samurai, el kaishaku le cortará la cabeza. Lo normal es que sólo con el gesto de iniciar el seppuko el kaishaku actuara para evitar el sufrimiento, pero había samurais con tanto valor que concluían todo el movimiento hasta el esternón. La persona más celebre en practicar esta ceremonia en las últimas décadas fue el escritor Yukio Mishima(1925) , quién se quitó la vida así en 1970.

En 1970 el escritor y dramaturgo Yukio Mishima(1925-1970) , después de tratar infructuosamente de levantar al ejército japonés para que dieran un golpe de estado y  devolvieran el poder al emperador Hiro Hito,  Mishima decidió hacerse el seppuku, que había preparado con esmero durante más de un año. En la fotografía su cabeza que fue decapitada por uno de los que le acompañaron en el intento de sublevar a las tropas, Hiroyasu Koga

Espero que ahora al menos comprendamos algo más la mentalidad japonesa, pero a pesar de todo ello, la admiración por estos hombres está para mi por encima de un código Bushido o de cualquier otro principio, tiene que nacer en sus propios corazones. Decía el escritor francés Hippolite de Livry  que “hay personas que sólo son valientes por la cobardía de los demás”. Por mi parte yo me declaro un cobarde  al lado del ejemplo de estos hombres que sienten miedo, que están agotados, que se saben condenados y aún siguen luchando por todos nosotros en el interior de la central nuclear. Lo más triste es que , como siempre, los auténticos responsables, los dueños de la empresa encargada de gestionar la central nuclear, TEPCO, no arriesgarán su vida . Desde el Mentidero mi homenaje particular a esos grandes hombres que nos recuerdan porque la humanidad existe a pesar de todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: