EL SECUESTRO DE PORTUGAL Y LA TIRANIA DE LOS MERCADOS

El presidente de Portugal, José Socrates, ha pedido la pasada madrugada la ayuda de la Unión Europea, una ayuda calculada en 90.000 millones de euros después de que las Agencias de Calificación hicieran su trabajo de demolición bajando la calificación de su deuda, lo que a su vez produce que aumenten los intereses que Portugal tenía que pagar para poder vender sus bonos con los que seguir financiándose. Por supuesto ,en Europa se han felicitado porque el gobierno portugués se decidiese a pedir esta ayuda porque así se tranquilizarán los mercados. Una nueva víctima queda en el camino después de Grecia e Irlanda, los célebres PIGS, Portugal, Irlanda, Grecia y España(Spain), la última que de momento no ha caído dentro de esa segunda división europea.
Le llaman rescate , aunque yo prefiero llamarle secuestro, porque eso y no otra cosa es lo que le sucede a los otros dos países que han sido forzados por las presiones de los mercados a pedir ayudas. Grecia e Irlanda han sido obligadas a pedir un rescate a lo largo del año 2010 , un rescate que no sólo no ha supuesto un alivio para ellos sino que siguen pagando intereses muy elevados para financiar su deuda mientras a sus pueblos se les han impuesto  eso que tanto gusta decir a nuestros dirigentes políticos y económicos “medidas de austeridad”, las célebres “decisiones dificiles” que sólo los políticos valientes tienen el valor de aplicar. Quizás tendrían que añadir que son los ciudadanos y no los políticos los que sufren directamente las consecuencias de esas decisiones difíciles y de esas medidas de austeridad, encaminadas a recortar la protección social y laboral, dejando indefenso al ciudadano frente al poder de los mercados y de las empresas.
Esta es la representación de los PIGS (Portugal, Irlanda,Grecia y España), tres de los cuales ya han tenido que recurrir al mal llamado rescate . Como se puede observar en este gráfico del Banco Mundial en todos ellos la deuda se incrementará en los próximos años. Las ayudas sólo sirven para endeudar aún más a los  Estados y someterles a unas medidas de austeridad que empobrecen a sus sociedades al tiempo que se desmantela sin rubor todos los mecanismos de protección social en nombre de los mercados  
Hace apenas una semana fue rechazado en el parlamento portugués una serie de medidas dirigidas a reducir las pensiones, el sueldo de los funcionarios, la indemnización por despido e incrementar los impuestos. No estará muy lejos establecer el pago parcial de la asistencia sanitaria e imagino que tampoco tardará en proponerse el de la educación, porque una vez que se cuestionan los cimientos del estado de bienestar ya no hay nada que pueda considerarse intocable. Da igual lo que opinen las sociedades sobre estos recortes sociales, son indispensables, los exige el mercado y la economía no entiende de democracia, sólo de números y de beneficios. Beneficios, eso si, para las grandes empresas y que no redundan en la sociedad a no ser que empleos cada vez peor pagados y que exigen un mayor número de horas de trabajo supongan una evolución y un progreso en nuestra sociedad.
Aún no he terminado la lectura de un libro titulado “Algo va mal “ del británico Tony Judt ,pero os lo recomiendo porque es un alivio cuando alguien te ayuda a quitarte el velo del pensamiento único que impera en nuestros días . Tony Judt fue un escritor, profesor e historiador nacido en 1948 y que ha muerto el año pasado víctima de una esclerosis múltiple. Yo lo acabo de descubrir ahora, aunque supongo y espero que muchos ya lo conozcáis porque es uno de esos pensadores necesarios al ofrecer una visión diferente de lo que está sucediendo a lo que parece la idea dominante de nuestro tiempo. La economía por encima del ser humano, el sacrificio de la sociedad en los altares de los mercados, la sumisión de los gobiernos democráticos a los dictámenes de Moody´s , Standard and Poors o Fitch  que pueden hundir un país degradando su solvencia.
Tony Judt(1948-2010) escribió “Algo va mal” cuando ya estaba muy avanzada su esclerósis múltiple que le causó la muerte el año pasado. Defendía la necesidad de romper el círculo de indiferencia en el que nos encontramos encerrados y escribía “las personas siguen siendo libres de decir lo que quieran ,pero si sus opiniones contradicen las de la mayoría son marginadas y el impacto de sus palabras es silenciado”
¿Quienes son esas agencias de calificación? Estas agencias de calificación son las mismas que mantuvieron la más alta calificación a Leaman Brothers  hasta el momento de su quiebra, así como a más de 45.000 valores relacionados con las célebres hipotecas basura , las subprime. Curiosamente, Warren Buffet(1930), el hombre más rico del mundo, y quién dijo que estos productos “son armas financieras de destrucción masiva”  y que nunca tenían que haber existido, es el propietario de Moody´s, es decir, la persona más rica del mundo que gana dinero con estos productos especulativos es la misma que posee una agencia de calificación  encargada de calificar estos productos y que mantuvo su máxima calificación de estos productos hasta el momento en que reventó la crisis. En castellano hay una forma de expresar esto diciendo que es como poner un zorro cuidando a las gallinas.
La agencia de calificación Standard and Poors es propiedad del grupo Time Warner que domina un gran grupo de medios de comunicación. El presidente Barack Obama, del que nos crearon el mito según el cual  su campaña había sido sostenida por la contribución de decenas de miles de ciudadanos,  ha sido financiado en realidad  por la propia Time Warner en su campaña electoral de 2008, como también le financiaron Goldman Sachs, Citygroup , JP Morgans Chase, y estas mismas personas pasan de la empresa privada al gobierno y de nuevo a la empresa privada, como lo refleja el documental del que ya os he hablado en varias ocasiones “Indise job”. Y ahora os invito a que recordemos una noticia publicada por el Wall Street Journal en febrero del año 2010, justo antes de que se desataran los ataques de los mercados contra la deuda de diferentes países europeos.
El 8 de febrero del año 2010 se reunieron en Nueva York directivos de los mayores fondos de riego del mundo, entre ellos el célebre George Soros (1930), dueño del Fondo de Inversión Soros Fund Management,  quién en 1992 lanzó un ataque contra la libra esterlina que le hizo ganar más de 1000 millones de dólares, y apenas un mes después de esta cena se produjeron los ataques contra las deudas de Grecia, España, Irlanda o Portugal.¿Una casualidad? Los responsables de la crisis del 2008 no solo no fueron castigados por lo sucedido, sino que siguen en sus puestos, se han enriquecido cobrando nuevos bonus y repartiéndose beneficios mientras las grandes entidades financieras eran salvadas con dinero público , endeudando a toda la sociedad que, sin embargo , no obtienen ningún beneficio



A la derecha Warren Buffet, el hombre más rico del mundo, quién criticaba las hipotecas subprime por considerarlas “armas financieras de destrucción  masiva” pero al mismo tiempo es el dueño de Moody´s , la agencia de calificación que mantuvo la máxima calificación de estos productos hasta justo antes de que estallara la crisis del 2008. A su izquierda George Soros, quién en 1992 reunió una fortuna de 1000 millones de dólares lanzando ataques especuladores contra la libra esterlina y quién en febrero de 2008 se reunió con los propietarios de otros grandes fondos de inversión en Nueva York. Apenas un mes después de esta reunión, se iniciaron los ataques de los mercados contra diferentes naciones de la Unión Europea ¿Casualidad?    (foto Brighgate Hedge Fund blog)



Los célebres mercados han logrado algo increíble, han socializado las pérdidas, que compartimos toda la sociedad, y han privatizado los beneficios, que se han quedado para ellos.  ¿Que nos queda a nosotros, ciudadanos contribuyentes? Nos quedan las palabras del presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet que al preguntarle sobre las medidas de recortes que ya se han aplicado en países como España responde que “Aún tiene cosas por hacer”. Las cosas por hacer de Trichet son medidas como las que obligarán  tomar a Portugal y que ya he mencionado: reducir la indemnización del despido a 10 días, reducir las pensiones, reducir el sueldo de los funcionarios, reducir los salarios  en las empresas privadas y todo ello mientras aumentan los precios al consumo, aumentan los tipos de interés de las hipotecas y en el futuro nos obligarán a pagar dos veces por la educación y la sanidad. Porque no es verdad que sean gratis, no es cierto que queramos vivir a costa del Estado, el Estado somos nosotros y lo financiamos con nuestros impuestos, nadie nos está regalando nada.
En el libro de Tony Judt, él autor se hace la siguiente pregunta “¿Por qué, durante las tres últimas décadas , les ha resultado tan fácil a quienes ostentaban el poder convencer a los ciudadanos de que las políticas que querían seguir eran acertadas y necesarias?” Y él mismo se responde “Se ha convertido en un lugar común afirmar que todos queremos lo mismo y que lo único que varía un poco es la forma de conseguirlo” Así vemos como da igual que en cualquier nación gobierne un partido de izquierdas o uno conservador, porque aplicarán las mismas medidas dictadas por los mercados. Pero es mentira que todos queramos lo mismo porque , y vuelvo a las palabras de Tony Judt “los ricos no quieren lo mismo que los pobres. Los que se ganan la vida con su trabajo no quieren lo mismo que los que viven de dividendos y de inversiones.Los que no necesitan servicios públicos no quieren lo mismo que los que dependen exclusivamente del sector público”.
Imagen de la manifestación
El 07 de abril se produce la primera manifestación con detenidos y heridos en Madrid en protesta por las reformas sociales y el elevado nivel de desempleo, que  supera el 20%. La sociedad española y la europea en general se ha desentendido durante años de la política sin darse cuenta que es la única forma que tenemos de transformar el mundo y la realidad que nos rodea. Dice Tony Judt “Se nos dice que pensar y como pensarlo. Se nos hace sentir incompetentes y se nos hace creer que los objetivos generales han sido decididos ya hace tiempo”. Pero no pueden hacer nada sin nosotros siempre que estemos activos participemos en la vida política (foto El Mundo)
Esto , al leerlo , parece evidente, pero han conseguido que no lo veamos así. Una vez más las palabras de Tony Judt “Se nos anima a perseguir el interés económico y excluir todo lo demás” Los mercados lo reducen todo a valores comerciales pero  Judt se pregunta “¿qué hay del bienestar?¿Y de la justicia o la equidad?¿ de la exclusión, la ausencia de oportunidades o las esperanzas perdidas?” Incluso propone Judt una redefinición del concepto de riqueza, porque no siempre se ha entendido esta riqueza como la acumulación de dinero y bienes, sino como el reparto de la forma más equitativa posible de estos beneficios  entre toda la sociedad de tal forma que se reduzcan las desigualdades y nadie quede excluido. Estamos hablando de un mundo donde en el 2% de las manos se concentra el 50% de la riqueza mundial. ¿Y somos nosotros los que debemos sacrificarnos?
William Henry Beveridge(1879-1946) fue un político británico que en plena II Guerra Mundial publicó dos informes conocidos como “Informes Beveridge” que sentarían las bases de lo que entendemos como Estado de Bienestar. El primero de ellos se titulaba “Informe al Parlamento acerca de la Seguridad Social” y fue publicado en 1942. En él defendía que todo ciudadano en edad laboral debía pagar una serie de tasas sociales con las que el Estado pudiera ofrecer prestaciones a los ciudadanos en caso de enfermedad, desempleo o jubilación y aseguraba que gracias a ellos se lograría un aumento del bienestar de la población que a su vez redundaría en un aumento de la productividad y, por lo tanto, del beneficio para la industria . Beveridge  afirmaba que “la cuestión es en que circunstancias pueden los hombres en conjunto vivir de forma que les merezca la pena”
Gracias a los informes de Beveridge se dieron los pasos decisivos en la constitución del Estado de Bienestar, un concepto moderno como podemos ver y por el que hubo que luchar durante décadas. Pero ahora lo estamos perdiendo todo sin apenas mover un dedo, excepto algunas manifestaciones aisladas que incluso son tratadas en los medios de comunicación con comentarios despectivos . El que se opone a las medidas de austeridad impuestas por aquellos que se están enriqueciendo a pesar de la crisis, es un vago que no quiere trabajar, o un incapaz de adaptarse a las nuevas condiciones laborales. El buen ciudadano es aquel que acepta  el subempleo, definido por Judt como “hombres y mujeres trabajando a tiempo parcial y aceptando empleos por debajo de su cualificación” En España la gente ha llegado al extremo de falsificar sus conocimientos académicos y su experiencia profesional  para reducirlos, para tener acceso a trabajos muy inferiores a los que podría desempeñar. Es una humillación
Archivo:Sir W.H. Beveridge, head-and-shoulders portrait, facing left.jpg
William Henry Beveridge(1879-1963) estableció con sus dos informes publicados durante la II Guerra Mundial las bases sobre las cuales se desarrollaría el Estado de Bienestar que ahora quieren desmontar los Mercados. A estos entes abstractos no les importa la gente, sólo la obtención del máximo beneficio en el mínimo de tiempo posible. Estamos construyendo una sociedad que vive asentada en el corto plazo , sin proyectos de futuro ni fines colectivos. En palabras de Richard Titmuss“sin saber nada del viento y las corrientes, sin algún sentido de un propósito, los hombres y las sociedades no se mantienen a flote durante largo tiempo, moral o económicamente, limitándose a achicar agua”
Nos hacen ver que las desigualdades a nivel mundial nunca han sido tan pequeñas. Puede ser cierto si comparamos país por país, pero si la disparidad de riqueza y pobreza ha disminuido entre los países, dentro de ellos ha aumentado. La brecha que separa a la élite social del resto de la población cada vez es más ancha y el camino por el que avanzamos nos conduce a que se abra un abismo , donde unos pocos privilegiados vivirán en comunidades cerradas , protegidos y lejos del alcance de una inmensa mayoría de la población que se limitará a sobrevivir en condiciones precarias. Escribe Judt “el egoísmo resulta incómodo aún para los egoístas. Los privilegiados no quieren que les recuerden sus privilegios” Por eso se aislan en sus urbanizaciones de lujo, ellos, los mismos que dicen que se sacrifique a aquel que gana 1000 euros al mes y tiene que renunciar a todo para poder pagar una hipoteca y que el banco no le deje sin un techo para dormir.
Nos han cegado, nos han convencido de que no hay otra realidad posible, que lo que sucede es inevitable y no hay otra alternativa, pero no es verdad. Es lo mismo que se decía a los obreros antes de que se desarrollara el Estado de Bienestar.Son las mismas palabras que los que disfrutan una situación privilegiada han pronunciado a lo largo de la historia. Es lo que el Imperio Romano hacía creer a las naciones conquistadas, lo que la Iglesia Católica imponía a todo el pueblo,  lo que el comunismo y el capitalismo, cada uno de una forma, trataba de hacer creer a las sociedades. Sólo hay una forma de pensar, sólo hay una forma de ver las cosas, y aquel que disienta será apartado o su voz silenciada
Ahora , más que nunca, debemos de librarnos de este circulo vicioso de conformidad en el que nos hallamos sumidos. Como dice Judt “si los ciudadanos activos o preocupados renuncian a la política están abandonando la sociedad en manos de sus funcionarios más mediocres y venales “ Afirma que “Políticamente , la nuestra es una época de pigmeos”   donde ninguno de ellos tiene el coraje de enfrentarse a los poderes económicos, de ofrecer a su pueblo una realidad diferente, de defender los derechos del pueblo y no de los mercados. Se olvidan de que no podemos vivir sin otro objetivo que no sea la mera supervivencia, toda sociedad necesita  un ideal colectivo, algo que la motive, que la de ilusión, que la haga sentir que el esfuerzo y la propia vida merecen la pena.
EXPLICACIÓN DEL FUNCIONAMIENTO DE UNA AGENCIA DE CALIFICACIÓN
En esta breve información del informativo 24 horas se explicar el funcionamiento de las Agencias de Calificación y la terrible ironía de que reciben el dinero de las mismas empresas cuyos productos tienen que calificar. ¿Nadie ve en ello un conflicto de intereses? Sus clientes son las empresas de inversión sobre las que opinan . Es como si yo opinase sobre los productos de la empresa que me paga mi salario
El británico Richard Titmuss(1907-1973) escribió “sin saber nada del viento y las corrientes, sin algún sentido de un propósito, los hombres y las sociedades no se mantienen a flote durante largo tiempo, moral o económicamente, limitándose a achicar agua” Creo que es una descripción exacta de lo que está sucediendo, una sociedad que se limita a achicar agua para que no se hunda el barco, aunque para ello tenga que renunciar a todo lo demás y sin saber, en realidad, para que quiere seguir a  flote. No puede ser un ideal colectivo el enriquecimiento de unos pocos basado en el sacrificio de la mayoría. El primer paso es darnos cuenta de que si hay alternativas, que la economía no está por encima de nosotros, somos nosotros su dueño, somos nosotros la que la creamos para que nos sirviera a organizar mejor la sociedad , no para que la sociedad se sacrificase en su nombre .
El hombre de negocios norteamericano James Cash Penny decía “Muéstrame un obrero con grandes sueños y en él encontrarás un hombre que puede cambiar la historia. Muéstrame un hombre sin sueños, y en él hallarás a un simple obrero”. Nuestro gran sueño como sociedad es recuperar la unidad que una vez tuvimos para hacernos fuerte y recuperar el gobierno de nuestras naciones, recordar a los gobiernos que se deben a nosotros y no a los dictados de agencias de calificación, fondos de inversión ni grandes multinacionales. La base del fenecimiento de toda estructura social y económica no son ellos, somos nosotros, nosotros tenemos la fuerza de crear una sociedad más justa, donde la riqueza esté repartida entre todos y no en las manos de unos pocos, donde los sacrificios, si en algún momento son necesarios, sean compartidos por todos y en proporción a los patrimonios de cada uno. Un mundo más justo es posible, pero tenemos que ser conscientes de que está en nuestras manos conseguirlo.
Quiero terminar este artículo con las palabras de John Stuar Mill “No será posible ninguna mejora importante en la suerte de la humanidad si no se produce un gran cambio en la constitución fundamental de sus modos de pensamiento” Tenemos que ser capaces de librarnos de la realidad que han construido ante nuestros ojos, porque no es la realidad, es un escenario construido para nosotros
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: