EL IDEAL DE EUROPA Y LOS FANTASMAS DEL PASADO

Jean Monnet(1888-1979) es considerado junto al alemán  Konrad Adenauer(1876-1967), el francés Robert Schuman(1886-1963) y el italiano Alcide De Gasperi(1881-1954) uno de los Padres de Europa , unos hombres que  después de la II Guerra Mundial comprendieron que sólo borrando las fronteras, eliminando las soberanías nacionales, olvidando los nacionalismos excluyentes, se podría evitar una nueva guerra devastadora como las que durante toda  la historia han asolado Europa después de la caída del Imperio Romano y su añorada Pax Romana. Guerras como la Guerra de los Cien Años que inundó de sangre, horror, hambre y peste la Europa de los siglos XIV  y XV, la de los Treinta Años que causo los mismos efectos durante la primera mitad del siglo XVII y las más recientes Primera y Segunda Guerra Mundial habían sido duras lecciones sobre las consecuencias que la ambición política y de poder de una determinada nación podía tener para el conjunto de todo el continente, unas lecciones aprendidas con la sangre y la vida de millones de seres humanos.
Escribía Jean Monnet “No habrá paz en Europa, si los Estados se reconstruyen sobre una base de soberanía nacional.Los países de Europa son demasiado pequeños para asegurar a sus pueblos la prosperidad y los avances sociales indispensables. Esto supone que los Estados de Europa se agrupen en una Federación o “entidad europea” que los convierta en una unidad económica común. “ Palabras como estas, escritas en 1943, fueron las que sentaron las bases de la Declaración Schuman el 9 de mayo 1950, en la que se daba el primer paso hacia la unidad europea, como ya he comentado en otro artículo del Mentidero. La fecha de aquella Declaración de Schuman, por el que se sometían los sectores carboníferos y siderúrgicos de Alemania y Francia a una autoridad supranacional , es ahora el Día de Europa porque es el símbolo de una nueva era de unión .      
Robert Schuman(a la derecha de la imagen) y Jean Monnet(a la izquierda), dos de los Padres de Europa . Robert Schuman, autor de la Declaración que lleva su nombre y que significa el primer paso hacia la construcción de una Europa unida en el año 1950 diría  ” Europa  ha  proporcionado a la humanidad su pleno florecimiento. A ella le corresponde mostrar un camino nuevo, opuesto al avasallamiento, con la aceptación de una pluralidad de civilizaciones, en la que cada una de estas practicará un mismo respeto hacia las demás.” Por desgracia, estas palabras parecen haber sido olvidadas
El Tratado de Roma firmado en 1957 por Francia, Italia, República Federal Alemana, Bélgica, Países Bajos  y Luxemburgo significó la partida de nacimiento de la Comunidad Económica Europea, que con la firma del Tratado de Maastricht  el  7 de febrero de 1992 se transformaría en la actual Unión Europea. Unos años antes, el 14 de junio de 1985 se firmaba en el pequeño pueblo luxemburgués de Schenguen el Acuerdo de Schenguen entre Luxemburgo, Alemania, Países Bajos, Francia y Bélgica en virtud del cual se suprimían las fronteras comunes y se permitía la libre circulación de los ciudadanos entre los países dentro de la Unión Europea. Con los años el Acuerdo se extendió a todos los países miembros de la Unión Europea, lo que unido a la entrada en vigor de la nueva moneda común a Europa, el euro, el 1 de enero de 2001, parecía convertir los deseos de Jean Monnet en una realidad, la eliminación de las fronteras, de la soberanía nacional, de los nacionalismos que tanto dolor y sufrimiento habían traído a Europa.
Pero Europa cometió un error al buscar la unión no a través de los ideales, de objetivos comunes que ilusionen a los pueblos y les lancen hacia un futuro esperanzador , sino a través de la economía, de esa construcción artificial y abstracta que son los mercados financieros y que sólo pueden convertirse en bandera de enganche para los mercaderes pero no para la construcción de una Europa de los pueblos. Escribía la lúcida mente de José Ortega y Gasset , uno de los filósofos que mejor ha pensado sobre el concepto de nación y de Europa, que “sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuando se mira lejos” y si algo ha faltado en las últimas décadas en las naciones europeas es ese tipo de políticos que miren más allá de las próximas elecciones, que conciban la política no como un objetivo en si mismo sino como un medio para mejorar la vida de todos.
Mapa con las naciones que integran la Unión Europea y los años de su incorporación a este lento proceso de incorporación dentro de este ensayo de nación de naciones, donde las fronteras seculares de las diferentes naciones son borradas en virtud del Acuerdo de Schenguen, un acuerdo que ahora muchos de sus integrantes discuten , queriendo cerrar sus fronteras a los emigrantes , creando nuevos telones de acero y poniendo en entredicho el espíritu que quisieron transmitir los Padres Fundadores de Europa , una Europa abierta a los demás y consciente de su responsabilidad de encabezar la lucha por la libertad y la igualdad
Todo parecía ir bien hasta el año 2008, pero ,como no podía ser de otro modo,una unión basada en la economía se ha comenzado a resquebrajar como consecuencia de una crisis económica. Se dice  que cuando muere alguien muy próximo a nosotros , a quien estamos muy unidos, se produce un proceso mental dividido en cinco etapas, que se inicia con la negación de lo que ha sucedido, a continuación sentimos ira por eso que ha sucedido, luego iniciamos una negociación con nuestros sentimientos en un intento de racionalizarlos , para sucederle después un estado de depresión ante lo inevitable, para terminar con la aceptación de la perdida , el paso imprescindible para retomar el camino interrumpido por la tragedia. Pues lo mismo ha sucedido con la economía, hemos negado la crisis , no solo en España sino a nivel mundial, hasta que se ha hecho tan clara y evidente que no hemos podido mirar más para otro lado. Pero es como si nos hubiéramos saltado el segundo paso , el de la ira, para pasar a la negociación, con las reformas emprendidas en diferentes países, y en la depresión en la que ya han caído algunos pueblos como los griegos, irlandeses, portugueses y también los españoles.
Cuesta despertar a las sociedades europeas después de un largo sueño de décadas, aún no somos conscientes de que está muriendo el mundo que hemos conocido y que, probablemente ya no volverá, y que el futuro no será mejor , sino peor y en muchos sentidos.  Las naciones de Europa , como Estados Unidos, están ahogadas por las deudas y la única salida que tienen para pagar esas deudas son las subidas de impuestos y los recortes en el gasto social, y eso significa más pobreza y menos empleo , que a su vez va a agudizar la penuria en las condiciones de vida de aquellos que ya están empezando a pasarlo mal. Ahora mismo la situación es tan delicada  que una crisis del petróleo similar a la del año 1973 podría hundir a toda Europa en un colapso económico cuyas consecuencias no son fáciles de valorar, pero que pueden poner en peligro todas nuestras libertades y todas las conquistas sociales y morales del último siglo.
Imaginad una familia donde no hay amor, donde el afecto no es lo que mantiene unidos a sus miembros, sino que es sólo el interés económico el que hace que sigan compartiendo la casa y repartiendo el trabajo en el hogar y las demás responsabilidades de la familia. En el momento en que la economía familiar se hunda, a que van a apelar para seguir unidos, que les llevaría a luchar codo con codo, a colaborar, para salir adelante.Nada. Cuando la pobreza amenaza y llama a la puerta,el vecino deja de ser vecino para convertirse en un competidor por los escasos recursos disponibles , en un enemigo. En Europa ese proceso ya está comenzando, pero no es nada nuevo , sucedió en Alemania en los años 20, después de la firma del Tratado de Versalles de 1919 , un tratado que por sus condiciones económicas abusivas estaba poniendo los cimientos para otra guerra. Vamos a ver que permitió el desarrollo y la posterior victoria de un partido como el Nacionalsocialista de Hitler.
En 1923 la inflación se disparó hasta el punto de que un trabajador del puerto de Hamburgo en el mes de octubre podía ganar 17.000 millones de marcos. El dinero no valía nada con una inflación de 56 mil millones por ciento entre los meses de julio y octubre de 1923. Un sólo dolar equivalía a cien mil millones de marcos. En la foto podemos ver a uno niños jugando con fajos de billetes , también se usaban para empapelar o se quemaban como combustible en las estufas. Simplemente no valían nada   (imagen tomada de lashistoriasdeltercerreich.blogspot.com) 
Nada paso durante los  primeros años después de la firma del Tratado de Versalles, pero a partir de 1923 la situación se descontroló y la inflación comenzó a crecer hasta el punto de que los precios de los alimentos se sextuplicaban cada semana. A mediados del año 1923 los precios se multiplicaban por 100, pero es que en noviembre de ese mismo año los precios llegaron a incrementarse hasta en mil millones de veces. Entre julio y octubre de ese año la inflación era del 56 mil millones por ciento y un dolar valía cien mil millones de marcos . Las medidas propuestas por el  Hjalmar Horace Greely Schacht(1877-1970), que recomendaba  una política de generación de empleo mediante las obras públicas y un control de la moneda y del cambio logró suavizar la crisis a partir de 1924. Pero la situación siguió siendo difícil , lo que provocó el descontento de la población con el gobierno , lo que fue aprovechado por el Partido de Hitler para obtener la victoria en 1932.
 Hitler nombró a Schacht presidente del Banco Nacional primero, el Reichsbank , y luego ministro de economía. Desde ese puesto Schacht impulsó una política de grandes obras públicas, redujo el déficit y la inflación, además de suspender el pago de las indemnizaciones establecidas en el Tratado de Versalles a las potencias vencedoras. En apenas tres años Alemania abandonó la crisis y se convirtió en una potencia económica dentro de Europa, lo que le valió a Hitler el apoyo masivo de un pueblo que había vivido al borde del abismo en los años anteriores. Fue la mediocridad de los gobernantes europeos del momento, su ceguera por no prever lo que iba a suceder si ahogaban a Alemania y su posterior ceguera al no ver tampoco el peligro que representaba Hitler, lo que allanó el camino para el inicio de una nueva guerra mundial.
Hjalmar Schacht , ministro de economía del Reicht, junto a Adolf Hitler. Él fue el encargado de diseñar los planes económicos que lograron detener la espiral de inflación , además de crear millones de puestos de trabajo a través de la financiación de grandes obras públicas. Caería en desgracia en 1944 tras participar en un complot para matar a Hitler y fue recluido en un campo de concentración. La desesperación y desmoralización de los alemanes causada por la mala situación económica facilitó la llegada de los nazis al poder, ante la ceguera de los demás gobiernos . El error costaría la vida a millones de personas  
He mencionado  antes el proceso psicológico que experimentamos a la muerte de un familiar y el paralelismo que había con la crisis de las sociedades europeas, pues , por decirlo de alguna forma, se nos ha muerto el Estado de Bienestar. Y dije también que  nos habíamos saltado una de sus etapas, más concretamente la segunda, la ira. Pero cada vez hay más indicios de que la ira se está acumulando entre los europeos y se terminará expresando de una forma que, me temo, nos va a recordar a la de aquella Alemania de 1932. Si, es cierto, no hay en estos momentos, por fortuna, nadie similar a Adolf Hitler, pero los peligros que esto supone  para la libertad, para la buena salud de la democracia y para la propia idea de Europa como una Unión y no un conjunto de naciones dispuestas a saltar unas sobre otras, está una vez más en peligro.
Dos naciones intervenidas se están ahogando en sus propias deudas. La deuda de Grecia supone el 159% del Producto Interior Bruto, y alcanza en euros los 362.000 millones de euros . Tienen que seguir recortando gastos, subiendo impuestos y ahogando a la población, que no puede comprar , lo que destruye más empleos, incrementa el paro y aumenta la pobreza. Irlanda sigue el mismo camino al igual que Portugal, los célebres rescates han demostrado que sólo sirven para retrasar la quiebra, porque el problema es que no hay dinero para financiar esa deuda y los recortes que se ven obligados a realizar estos gobiernos sólo llevan a más pobreza y a cavar una fosa más profunda que aquella en la que se hallaban antes del rescate.
El descontento empieza a generalizarse por toda Europa, en especial entre los países en peor  situación, los despectivamente llamados PIGS(Portugal, Irlanda, Grecia y España), de los que ya sólo queda España, la economía más grande de las cuatro y cuya quiebra, que no es tan improbable como nos dicen porque no lo decidimos nosotros, lo deciden los mercados y ya somos el siguiente objetivo, pero también en los que la crisis no es tan fuerte pues no quieren pagar la factura de los problemas de las naciones más pobres. Lo mismo que os decía de una familia unida por el interés, cuando este interés deja de existir, se desintegra. Pero veamos como “esta generación de políticos pigmeos” como los calificaba el historiador Tony Judt, ha despertado de nuevo los fantasmas del pasado, la xenofobia, el nacionalismo y aquellos que buscan la desintegración de Europa como solución a los problemas.
VIDEO FITNA DE GEERT WILDERS
Os pongo este video sólo para que veais como se puede manipular los mensajes , en este caso el terrorismo islámico, para dirigirlo luego contra toda una comunidad , identificando a los musulmanes con los terroristas. Este hombre,m Geert Wilders, representa ahora mismo al tercer partido más votado de Holanda

 

En Holanda la tercera fuerza más votada es el Partido de la Libertad, liderado por Geert Wilders(1963) que se ha aupado hasta esa posición con un discurso basado en la critica continua a la Unión Europea y la agresividad de sus ideas antiislámicas entre las que se encuentran prohibir el Corán, deportar a los inmigrantes musulmanes y a los de raza negra y cerrar las escuelas islámicas,  como expone en una película titulada “Fitna”  , que os incluyo para que veais hasta que punto son capaces de manipular los mensajes, en la mejor escuela de Goebbels . Su voto se ve alimentado por los desencantados de los partidos tradicionales .Este mismo fenómeno lo encontramos en Finlandia, donde en las elecciones de la semana pasada el líder de los Auténticos FinlandesesTimo Soni, ha alcanzado casi un 20% de los votos en una nación sin antecendentes extremistas y sin problemas económicos graves.
¿En que ha basado su discurso Soni?Al igual que Wilders , Soni ha lanzado sus invectivas contra la Unión Europea, y lo resume perfectamente en esta frase donde dice que Finlandia debe abandonar la Unión Europea para que  “los países del sur dejen de ordeñar la vaca finlandesa”. Ataca a las élites políticas, a los que califica como “caballeros podridos “, está en contra de los acuerdos de Kyoto para luchar contra el cambio climático y afirma que “donde aparece la Unión Europea aparecen los problemas”. En cuanto a los inmigrantes, uno de los integrantes de su partido escribe “las partidarias de la sociedad multicultural debían ser violadas por inmigrantes”.
En Francia , el Frente Nacional dirigido ahora por Marine Le Pen(1972),hija de su fundador Jean Marie LePen, parte como una de las favoritas para ser elegida como nueva presidente de la República Francesa el próximo año, con un discurso basado en el rechazo de la Unió Europea y la xenofobia. En Austria tenemos el FPO, Partido de la Libertad de Austria, que en las elecciones de 2009 alcanzaron un 17% de los votos y sus previsiones de voto para las próximas elecciones son del 27% de los votos, lo que les convertiría en la primera fuerza política. Al igual que el partido de LePen, el de Soni y el de Wilders, su ideología se basa en el rechazo de Europa y de la inmigración.

Timo Soini ha logrado que su partido de extrema derecha , Auténticos Finlandeses, pase de ser una formación política marginal a reunir casi el 20% de los votos y convertirse en una pieza clave para el gobierno de Finlandia. Su elección, además de poner en peligro los acuerdos económicos en la Unión Europea pues está dispuesto a votar contra todos los programas de ayuda a los países del sur, sorprende más cuando se trata de un pais como Finlandia que no tiene problemas económicos ni un pasado de partidos extremistas
Francia, Austria, Holanda, Finlandia  son quizás los ejemplos más destacados de este auge de partidos de extrema derecha, nacionalistas, xenófobos y contrarios a la Unión Europea. Pero no son los únicos, en Hungria nos encontramos con el Jobbik o Movimiento por una Hungría Mejor, que en las elecciones de 2010 alcanzó también un  16% de los votos y  cuenta con una organización paralela de tipo paramilitar llamada la Guardia Húngara. Cuando escribo esto existe una polémica sobre la posible persecución de estos grupos paramilitares contra los gitanos , que habrían huido de sus campamentos hacia Budapest en busca de protección. Aún no se sabe si esto es cierto, pero una de sus bazas electorales que les sirvió para lograr ese 16% de los votos, además de un discurso nacionalista y contrario a la Unión Europea, es su odio hacia la comunidad gitana.
En Bélgica el Vlaams Velang o Interés Flamenco, fundado en 2004, ya ha logrado un 8% en las últimas elecciones con un discurso homófobo , racista y xenófobo , contrario a la presencia de inmigrantes, con un  lema que dice “Primero el propio pueblo” y con una organización juvenil llamada Juventudes de Vlaams Velang, que nos traen recuerdos de otras juventudes en Alemania. En Italia desde hace tiempo existen dos partidos con este carácter antieuropeo y xenófobo, como son la Liga Norte y la Alianza Nacional , este último disuelto e integrado en el Pueblo de la Libertad de Silvio Berlusconi, actualmente en el poder.  En Dinamarca nos encontramos con el  Partido Popular Danés, con un 14,8% en las últimas elecciones y con un discurso de rechazo a la Unión Europea y expulsión de los inmigrantes.
Todos estos partidos apenas tenían representación hace tan solo 10 años , pero ahora se han convertido en opciones políticas a tener en cuenta y que pueden alcanzar el poder, de hecho en Italia ya tienen influencia en el partido que gobierna.Todos ellos coinciden en ser nacionalistas, rechazar la inmigración y promover la salida de la Unión Europea. ¿Y que causa la subida de estos partidos ,cuya ideología debería repugnar a los europeos? Por la misma causa que mencioné al principio, porque no hemos creado sociedades unidas por unos valores morales, sino por valores económicos y cuando la crisis económica se ha agudizado y ha afectado a nuestras vidas, la gente no tiene en cuenta la moralidad de sus propuestas sino que sólo valora que le ofrecen una salida a su mala situación, una situación sin horizontes ni perspectivas, donde los partidos democráticos tradicionales naufragan sumidos en la mediocridad ,sin ofrecer alternativas esperanzadoras y si un lenguaje muerto de promesas vanas.

Miembros paramilitares del partido política de extrema derecha húngaro Jobbik con una estética que nos recuerda a los de la Alemania nazi. La situación de los gitanos en Hungría ha empeorado a raíz de que este partido se convirtiera en la tercera fuerza política en el parlamento húngaro. Aunque de momento es desmentido por el gobierno, políticos locales afirman que alcaldes de poblaciones del norte de Hungría han llamado a estas milicias para que patrullen las calles y alejen a los gitanos. Que rapido olvidamos las lecciones de la historia    
Volviendo a las palabras de José Ortega y Gasset, escribía “La civilización no dura porque a los hombres sólo le interesan los resultados de la misma. Pero nada de lo que da la civilización es el fruto natural de un árbol endémico. Todo es resultado de un esfuerzo. Sólo se aguanta una civilización si muchos aportan su colaboración al esfuerzo. Si todos prefieren el fruto, la civilización se hunde.” En Europa hemos olvidado que todo lo conseguido durante este siglo pasado se consiguió a costa de la sangre de millones de personas que lucharon por un futuro en libertad para sus hijos, hemos centrado toda nuestra atención en la economía , nos han enseñado a adorar los mercados y a convertir el dinero en el valor primordial. Crearon el euro antes de preocuparse en crear una conciencia europea lo que ahora nos serviria  para ayudarnos unos a otros sin desconfianzas ni miradas de indignación por esos “países del sur que ordeñan la vaca finlandesa” en palabras del líder de extrema derecha finlandés.
Para terminar este artículo  quiero recordar otras palabras de uno de los Padres de Europa, Jean Monnet, al que ya me referí al principio , “nosotros no unimos naciones, unimos personas”. La mediocridad de nuestros políticos está conduciendo a Europa a un futuro que se parece demasiado a esos fantasmas del pasado que he mencionado en el título ,fantasmas que nos hablan de una Europa dividida, nacionalista, que ha olvidado los valores democráticos de tolerancia, libertad y defensa de los más débiles y busca protegerse  encerrándose en una fortaleza construida con murallas de intolerancia y xenofobia. Pero nosotros, todos nosotros, somos responsables también de lo que está sucediendo, porque , como dijo Bertolt BrechtEl peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el coste de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales” No podemos seguir con esta indiferencia hacia la política sino queremos que dentro de poco los extremistas decidan nuestros destinos

Marine LePen, la hija del fundador del partido Frente Nacional, Jean Marie LePen. Aunque ha suavizado su mensaje para poder aumentar su número de votantes, la base xenófoba y antieuropea sigue vigente y lo pondrían en practica si llegan al poder. En estos momentos Marine LePen podría pasar a la segunda vuelta en las elecciones a la presidencia de la República Francesa   

Esta no es la Europa que querían construir sus padres fundadores, estamos aún a tiempo de rectificar, de defender una sociedad más justa pero desde los criterios de la democracia, la integración y la tolerancia, porque esos son los valores de Europa, no los representados por estos Partidos de extrema derecha, pero me temo que de la negación del dolor, vamos a pasar a la ira, y la ira ciega la razón. Unos gobiernos inútiles y una sociedad desorientada, que ha perdido la referencia de su historia y que ignora los valores sobre los que se asienta Europa, los que nacieron en la Revolución Francesa, es una mezcla peligrosa y explosiva que anuncia tiempos tristes y oscuros. Esperemos que no llegue a suceder, pero, ahora sí, estamos en manos de la economía. Un caos económico en estos momentos podría traer de nuevo los estandartes del totalitarismo a Europa .  
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: