LA PIEDRA DEL DESTINO , UNA LEYENDA DEBAJO DEL TRONO INGLÉS

Esta semana la monarquía británica será noticia por el enlace matrimonial entre el futuro heredero de la corona, el príncipe Guillermo de Gales(1982) y su prometida Catherine  Elizabeth Middleton(1982). Nieto de Isabel II(1926)  e hijo primogénito  del Príncipe de Gales, Carlos de Inglaterra(1948), continuará la larga tradición monárquica inglesa , cuyos orígenes se pueden remontar en el tiempo hasta los reyes de Wessex en el siglo VIII y que sólo se ha visto interrumpida por la decapitación del rey Carlos I en el año 1649 a la que siguió el gobierno de Oliver Cromwell(1599-1659) que adoptó la figura de Lord Protector y rechazó la corona cuando se la ofrecieron. Tras su muerte en 1659, probablemente de malaria le sucedió brevemente su hijo Richard  Cromwell, pero la falta de apoyos le obligaron a abandonar el poder y en 1660 era reinstaurada la monarquía en la figura del hijo de  Carlos II, que reinaría con el nombre de Carlos II(1630-1685) y la monarquía ha seguido en Inglaterra hasta nuestros días.
Dedicaré otro artículo a la historia de la monarquía inglesa y su actual situación cuando nos acerquemos al día de la boda, para debatir hasta que extremo sigue vigente esta institución milenaria en Inglaterra, pero hoy vamos a conocer una historia que, hasta hace sólo unos años, se podía contemplar en vivo en la Abadía de Westminster, la Piedra del Destino , Almohada de Jacob o Lia Fail, pues por todos esos nombres se conoce. Nos encontramos ante una piedra de arenisca amarilla, de 152 kilos de peso y con una larga historia a sus espaldas que nos llevará hasta el Génesis bíblico y termina en nuestros días, en Escocia. Jacob , era el hijo de Isaac y el hermano de Esaú, había sido enviado por su padre a buscar esposa . Al hacerse de noche se tumbó en el suelo, bajo las estrellas, y se dispuso a dormir:
“Tomó una de las piedras de aquel lugar , la puso por cabecera y se acostó. Tuvo un sueño . Veía una escalera que, apoyándose en la tierra, tocaba con su cima en el cielo, y por la que subían y bajaban los ángeles de Yavé. Arriba estaba Yavé , el cual dijo “Yo soy Yavé, el Dios de Abraham, tu antepasado y el Dios de Isaac. Yo te daré a ti y a tu descendencia la tierra en que descansas.Tu descendencia será como el polvo de la tierra ;te extenderás  a oriente y a occidente, al septentrión y al mediodía. Por ti y  por tu descendencia serán bendecidas todas las naciones de la tierra” (Génesis 28,10-15) y después de esa visión continua el Génesis “Levantóse Jacob muy de mañana, tomó la piedra que había puesto por cabecera, la alzó a modo de estela y derramó aceite sobre ella“(Génesis 28,18-19)
Archivo:José de Ribera 048.jpg
“El sueño de Jacob” del pintor español José de Ribera (1591-1652), donde le vemos recostado sobre la que se convertirá en la Piedra del Destino,  que viajaría desde las tierras de Israel hasta Galicia y luego de allí a Irlanda , Escocia e Inglaterra siempre como símbolo de poder y testigo de las coronaciones de los reyes de Brigantia(Galicia), Dalriada(Irlanda) y el Reino del Alba (Escocia) hasta llegar a situarse debajo del trono inglés  
Jacob llevaría esta piedra consigo a Egipto , donde permanecerá hasta el momento en que se inicia el éxodo del pueblo judío hacia la Tierra Prometida. Aquí la historia que rodea a la Piedra del Destino ofrece dos versiones que confluyen en un mismo punto geográfico, Galicia, en España. Conozcamos las dos , puesto que nos conducen al mismo lugar. En la primera de ellas Moisés dirige a los judíos hacia la Tierra Prometida llevando consigo la Piedra del Destino, y durante la larga travesía del desierto demuestra sus propiedades mágicas cuando , después de ser golpeada por el bastón de Moisés, brota agua de su interior. Cuando los judíos llegan a Canaán la Piedra es utilizada para la coronación de los reyes de Israel hasta que el año 602 a.C el monarca babilonio Nabucodonosor II(630-562 a.C)  invade el reino , entra en Jerusalén  y ordena el asesinato del rey de Israel , Zekías, y de todos sus hijos varones.
El profeta Jeremías , descendiente directo de Jacob, abandona Jerusalén junto con las hijas del difunto monarca y la Piedra del Destino. Después de buscar refugio en Egipto, continúa su huida por el Mediterraneo , acompañado por la Piedra , que ve reducido considerablemente su tamaño para hacerla más fácil de transportar. Después de una breve escala en Silicia, Jeremías y sus acompañantes llegan hasta las costas del noroeste de Hispania y funda la ciudad de Brigantium, la actual ciudad de Betanzos. Pero ahora debemos detenernos aquí para adentrarnos en la otra versión  de la Piedra del Destino.
Según esta otra versión, Moisés la habría llegado consigo al abandonar las tierras de Egipto  pero los soldados egipcios ,dirigidos por el general Haythekes , trataron de detenerlos y aunque fracasaron en su intento si pudieron arrebatarle la Piedra del Destino . Haythekes, que estaba casado con la hija del faraón Menepthta , hijo a su vez de Ramsés II, faraones del siglo XII a.C, no regresaría a la corte del faraón sino que tomó consigo a su esposa Scota y a la Piedra del Destino y después de recorrer todo el Norte de África, cruzó el que hoy llamamos Estrecho de Gibraltar, atravesó la Península Ibérica y se estableció por fin en las tierras que hoy llamamos Galicia, fundando la ciudad de Brigantium.
Archivo:Estatua de Breogan con la Torre de Hercules al fondo.jpg
Entre los míticos reyes celtas de Brigantium se encontraba el rey Breogán, que según las tradiciones irlandesas recogidas en el “Libro de las conquistas” construyó una torre tan alta que permitía ver las lejanas costas irlandesas y eso les llevaría a organizar la invasión de Irlanda  . En la imagen una escultura  en honor de Breogán y al fondo de la Torre de Hércules  en la ciudad de La Coruña
Dos versiones con un mismo destino, Brigantium, la ciudad de Betanzos de nuestros días. Un descendiente de Scota y Haythekes, uno de los reyes de Brigantium , decidió enviar  una expedición a las tierras desconocidas que se observaba desde las costas gallegas. Esas tierras, que son las de la actual Irlanda, fueron conquistadas por los brigantinos , aunque sus habitantes se rebelaron contra el poder extranjero y los asesinaron. Después de un largo periodo de enfrentamiento entre los dos reinos , el de los brigantinos y , probablemente, el de los Dalriada  que ocupaba el norte de Irlanda , uno de sus líderes llamado Thanaho decidió enviar emisarios al rey de Brigantia(Galicia) para pedirle que les diera un soberano, y el monarca brigantino decidió que fuera su hijo Simon Breck.
Simon llevaba consigo la Piedra que había sido utilizada hasta entonces para coronar a los reyes de Brigantia. Las leyendas irlandesas hablan precisamente de un tal Breagh, que podría ser el propio Breck, y afirman que llevaba la Piedra del Destino, que los irlandeses bautizarían con el nombre de Lia-Fàil, termino gaélico que significa “Piedra que habla”. A partir de ese momento la Piedra del Destino siguió cumpliendo la misión que ya había desempeñado en Brigantia, presidir la coronación de los sucesivos reyes de Dalriada, reyes que eran coronados en la colina de Tara . Cuando el verdadero rey de Irlanda o Dalriada era coronado la piedra gritaba para demostrar su aprobación. Hay que tener en cuenta que en Irlanda los reyes no heredaban forzosamente la corona por herencia , sino que también podían ser elegidos por los nobles, y una vez elegidos se les llevaba hasta la colina de Tara , situada a unos 30 kilómetros de la actual capital irlandesa, Dublín, y allí se les instalaba sobre la Lia-Fàil  para que esta aprobase la elección.
La Colina de Tara, donde los reyes de los Dalriada acudíoan a coronarse en presendia de la Piedra del Destino, que emitía según la leyenda un grito cuando aprobaba la elección del monarca. Ocupaban la parte norte de Irlanda 
Durante los siguientes mil años los Dalriada siguieron coronándose en Tara hasta que en el 498 de nuestra era el rey Fergus II Mor al frente de los escotos ocupa la costa oeste la actual Escocia , con lo que el reino de Dalriada se extiende ahora por el norte de Irlanda y parte Escocia. La Piedra del Destino se llevaría a la isla de Iona, enclave de la Iglesia Céltica , hasta que en el 846 , Kenneth I McAlpin(800-859) consigue unificar a las tribus de los escotos y los pictos en un único reino bajo su autoridad, convirtiéndose en el primer rey de Escocia. Así relata este acontecimiento la Crónica de los reyes de Alba, del siglo “Así que Kinadius hijo de Alpinus, primero de los Escoceses, gobernó prósperamente esta tierra de Pictos durante 16 años. La Tierra de los Pictos obtenía su nombre de los Pictos, a los que, como hemos dicho, Kinadius destruyó. Dos años antes de venir a la Tierra de los Pictos, había recibido el reino de Dal Riáda”
Con la llegada al trono de Kenneth I MacAlpin, la Piedra del Destino vuelve a cambiar su residencia, custodiándose a partir de entonces en el monasterio escocés de Scone, por lo que también es conocida como Piedra de Scone y todos sus reyes serán coronados en el monasterio de Scone, sobre la Piedra del Destino. Los dos pueblos se habían unido para hacer frente a la amenaza de los vikingos que ya se habían hecho dueños de buena parte de Irlanda , fundando Dublín y ocupando Limerick y Waterford. El nuevo reino , la futura Escocia, recibe el nombre de Reino de Alban, seguirá gobernado por los sucesores de Kenneth I McAlpin hasta el año 1296, cuando Juan I de Escocia (128-1315), también llamado John Balliol, es derrotado por las tropas del rey inglés Eduardo I (1239-1307), en la batalla de Dunbar tras lo que es forzado a abdicar y encerrado en prisión.
Piedra de Scone
Esta es la Piedra de Scone, Piedra del Destino o Piedra de Lia Fàil , la que , según la leyenda, sirvió de almohada a Jacob y ha sido utilizada para las coronaciones de reyes desde Brigantia hasta Inglaterra¿Por qué es especial? Porque es un símbolo de poder , un símbolo que ha ido ganando fuerza con el paso del tiempo. Se siente algo especial cuando piensas que hace 1200 años los reyes escoceses se sentaban sobre lla para ser coronados(imagen tomada de http://www.sobreescocia.com/)
Eduardo I une así Escocia a Inglaterra y se apodera de la Piedra del Destino, que ahora es trasladada a la abadía de Westminster . Con ello Eduardo I pretendía despojar a los escoceses de uno de sus signos de identidad, aunque hay versiones que apuntan la posibilidad de que los monjes de Scone no entregaran la Piedra original , tan solo una copia, pero no es posible confirmar esta afirmación. Lo cierto es que la Piedra del Destino se colocó debajo de la Silla de San Eduardo, . Aunque en 1314 el nuevo rey escocés Robert Bruce o Roberto I de Escocia(1274-1329) derrota al sucesor de  Eduardo I, su hijo  Eduardo II (1284-1327) en la batalla de Bannockburn y recupera la independencia de Escocia, no consigue recuperar la Piedra del Destino aunque el monarca inglés se lo había prometido.
Desde entonces la Piedra del Destino ha permanecido debajo del trono de Inglaterra en todas sus coronaciones. Se dice que tenía una inscripción en latín donde se podía leer “El destino ha designado, que doquiera encuentren/los escoceses esta piedra/ahí ocuparán ellos el Trono” . Esta inscripción ya no existe pero el poder simbólico de la Piedra del Destino se mantuvo a lo largo de los siglos siguientes, y el propio Oliver Cromwell, al que me refería al inicio de este artículo y que había ordenado la decapitación del rey Carlos I, juró el cargo de Lord Protector sentado sobre la Piedra del Destino. Pero las aventuras de la Piedra del Destino aún no habían terminado, porque en la Navidad de 1950 unos estudiantes irlandeses, quizás porque querían recuperar un símbolo de Irlanda, la robaron de la Abadía de Westminster, pero fue devuelta apenas cuatro meses después y pudo ser utilizada de nuevo en la coronación de Isabel II en 1952.
La Silla de San Eduardo y bajo ella la Piedra del Destino. Es aquí donde desde 1296 son coronados los reyes ingleses e incluso Oliver Cromwell, quién ordenó la decapitación del rey Carlos I, se sentó aquí para jurar el cargo de Lord Protector. En 1996 fue devuelta a Escocia y actualmente se encuentra en el castillo de Edimburgo aunque volverá a la Abadía de Westminster cuando se produczca una nueva coronación en Inglaterra   
El último episodio en la existencia de la Piedra del Destino hasta ahora sucedió en 1996 cuando el duque de York , el príncipe Andrés , devolvió a Escocia su símbolo nacional en la catedral de Edimburgo, y hoy la pueden ver los visitantes de la capital escocesa en el castillo de Edimburgo, aunque regresará a Londres para la coronación del sucesor de Isabel II. ¿Por qué los seres humanos conceden tanto valor a una piedra ? Porque , como decía el escritor italiano Pitigrilli “el hombre no vive en un mundo de cosas meramente físicas, sino en un mundo de signos y símbolos”, aunque ni siquiera sepamos que significan esos símbolos.
VIDEO SOBRE LA LUCHA POR LA INDEPENDENCIA DE ESCOCIA EN SIGLO XIV
Son los últimos años del siglo XIII, cuando el rey Eduardo I derroca al rey escocés John Balliol y los escoceses se enfrentan dirigidos por William Wallace o Robert Bruce. Fue entonces cuando el símbolo del pooder escocés , la Piedra del Destino, pasó a manos de Inglaterra y solo regresaría en 1996 a Edimburgo
Anuncios

2 comentarios

  1. Muchas gracias por tu comentario y por la lectura del articulo. Un saludo desde Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: