EL DIA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN: SI EL HAMBRE FUERA CONTAGIOSA

El 16 de octubre de cada año desde 1979 tiene lugar, pues se celebra no sería la palabra adecuada para el problema al que hace referencia este día, el Día Mundial de la Alimentación, una fecha que recuerda la de la fundación de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación(FAO), el 16 de octubre de 1945 . El objetivo de este día es el de concienciar a todas las naciones sobre el problema de la alimentación a  nivel mundial y luchar contra el hambre, la desnutrición y la pobreza . Cuando se estableció este Día, se incluyó en la declaración esta frase “La alimentación es un requisito para la supervivencia y el bienestar de la humanidad y una necesidad humana fundamental”. Veinte años después , en septiembre del año 2000, se fijaban los Objetivos del Desarrollo del Milenio , ocho objetivos que los 192 países que integran la ONU se comprometieron a alcanzar en el año 2015.
Esos ocho objetivos eran : erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria universal, promover la igualdad de los géneros y la autonomía de la mujer, reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna, combatir el SIDA, el paludismo y otras enfermedades, garantizar el sostenimiento del medio ambiente y , por último, fomentar una asociación mundial para el desarrollo. No voy a entrar a analizar el grado de cumplimiento de cada uno de estos objetivos cuando ya estamos en el año 2011 a menos de cuatro años del plazo establecido para lograr esos fines, aunque como podemos ver en la realidad cotidiana de las noticias que nos traen los informativos de lo que sucede en el mundo y de los estragos de la crisis económica, que parece servir para justificar todos los males que padece el mundo, la mayoría de ellos están muy lejos de conseguirse. Pero hoy , en el Día Mundial de la Alimentación, lo que nos ocupa es el primero de ellos, erradicar la pobreza extrema y el hambre en el mundo.

Los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio fijados en el año 2000 y que tienen puesta su meta en el 2015, pero cuando faltan menos de cuatro años para esa fecha la crisis económica que afecta al mundo desde el 2008 ha puesto en grave peligro su consecución. En el primero de estos objetivos, quizás el más importante de todos ellos, la erradicación del hambre y la pobreza no sólo no ha mejorado la situación con respecto al inicio del siglo XXI sino que ha empeorado. Las cifras son lo bastante elocuentes como para sustituir a las palabras Cada día mueran 24.000 personas de hambre en el mundo, que 16.000 de ellas sean niños, lo que significa que al terminar el año 8.760.000 seres humanos hayan perdido la vida por desnutrición y de ellas, unos 5.840.000 sean niños (imagen procedente de http://periodismohumano.com)
Dentro de este objetivo, había tres metas principales. Una de ellas era reducir a la mitad el número de personas con ingresos inferiores a un dolar al día, otra era lograr el pleno empleo y el trabajo decente para todos, hombres y mujeres, y el tercero reducir a la mitad el porcentaje de personas que padecen hambre.  La crisis económica ha detenido el crecimiento económico que se había mantenido hasta el año 2007, por lo que el objetivo de lograr reducir a la mitad el número de personas que ingresaban menos de un dolar al día se ha visto estancado e incluso se halla en regresión, sobre el empleo la crisis inmobiliaria y del sistema financiero que estalló en 2008 y que se prolonga hasta nuestros días ha provocado millones de desempleados en todo el mundo . Según el informe de las Naciones Unidas sobre el cumplimiento de los Objetivos del Milenio “la crisis se profundizó . Las condiciones del mercado laboral han seguido deteriorándose en muchos países y es probable que afecten negativamente a gran parte del progreso logrado durante la década pasada  en la meta de lograr trabajos decentes” y añade “con la pérdida de puestos de trabajo, más gente se ha visto forzada a aceptar empleos vulnerables”. Si , empleos vulnerables y mal pagados que no hacen sino aumentar la bolsa de pobreza a nivel mundial.
Por supuesto, el impacto negativo de la crisis económica mundial se hace más agudo entre las naciones más pobres, en particular en el África subsahariana , donde se estima que un 63%  de los trabajadores corría el riesgo de caer por debajo de la línea establecida de la pobreza extrema . Y estos datos hacen referencia al año 2009, por lo que muchas de estas personas ya se hallarán por debajo de esa linea imaginaria de la pobreza extrema, que es la linea de la miseria, el hambre y la enfermedad. El informe de la ONU referente al año 2009, señalaba que “es probable que el hambre haya alcanzado un máximo en 2009” , una de las muchas consecuencias de la crisis alimentaria y financiera mundial. Si en el periodo entre 2005 y 2007 830 millones padecían nutrición insuficiente, en el año 2011 se alcanzarán los 925 millones de personas que sufren de hambre en el mundo, casi cien millones de personas más en tan solo cuatro años. Si a ello añadimos que según el Banco Mundial el alza del precio de los alimentos ha causado que otros setenta millones de personas hayan caído en la pobreza extrema en apenas un año, tendremos como resultado de la ecuación que este objetivo del Milenio, la erradicación de la pobreza y el hambre , no sólo no se cumplirá, sino que el problema se ha agravado para vergüenza de todos nosotros.

BREVE VÍDEO CON LAS CAUSAS Y POSIBLES SOLUCIONES A LA ACTUAL SITUACIÓN DE HAMBRE EN EL MUNDO  REALIZADO POR LA FAO

Si, porque sólo se puede calificar con esta palabra, vergüenza, que cada día mueran 24.000 personas de hambre en el mundo, que 16.000 de ellas sean niños, lo que significa que al terminar el año 8.760.000 seres humanos hayan perdido la vida por desnutrición y de ellas, unos 5.840.000 sean niños. Imagino que todos tenéis fresca en la memoria las imagenes de los pasados meses de julio y agosto cuando saltó la alarma internacional por el hambre en Somalia . En Julio escribía en el Mentidero “llegamos a julio de 2011, cuando después de meses de avisos por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la noticia de la hambruna provocada por una intensa sequía en toda la región del Cuerno de África ha pasado a ocupar portadas y titulares de los informativos. De nuevo las fotos de los cuerpos consumidos por el hambre, los niños de cabezas desproporcionadas sobre cuerpos raquíticos, los ojos enormes, vidriosos y sin expresión que parecen preguntarse en silencio la razón de una vida donde no tienen la oportunidad de crecer y de convertirse en adultos. La ONU ha declarado la hambruna en dos regiones de Somalia y en uno de sus comunicados afirma que “en todo el país, cerca de la mita de la población somalí, unos3,7 millones de personas, está en una situación crítica. De esas personas ,se estima que 2,8 millones se encuentran en el sur del país”
Si, la situación se conocía desde finales del año anterior, del 2010, pero hasta julio no se movió un dedo. El Cuerno de África estaba sufriendo la peor sequía de los últimos sesenta años, y ya se cumplían las condiciones establecidas por la ONU para declarar la hambruna , es decir, que al menos el 30% de los niños sufrieran desnutrición aguda y fallecieran un mínimo de dos adultos y cuatro niños por cada 10.000 habitantes. Recogía entonces las palabras de la directora del PAM (Programa Mundial de los Alimentos) sobre esta región del mundo, donde han perdido el 60% del ganado en muchas zonas, las cosechas , en particular de sus alimentos básicos, el maíz y el arroz, se han visto reducidas en un 50% mientras que su precio se ha incrementado en un 240% y en algunas regiones del Cuerno de África la desnutrición afecta a más de un 37% de la población. y ello se debía no solo a los efectos  de la sequía sino de la especulación en los mercados internacionales de alimentos,que causaron que el precio del grano se incrementase entre un 30 y un 80%, por lo que muchas familias no pueden adquirirlos o su adquisición les lleva al borde mismo de la pobreza, dedicando a ello sus últimos recursos.

Mapa del Programa Mundial de Alimentos con la distribución del hambre en el mundo en el año 2009, las últimas estadísticas publicadas ya que estos estudios se realizan cada dos años . El color más oscuro corresponde a las naciones donde más de un 35% de la población esta mal nutrida, es decir, pasa hambre. En color naranja los que tienen un nivel de población mal nutrida entre el 20 y el 34% y en amarillo con una población afectada entre el 10% y el 19%. Entre todos ellos suman los 925 millones de personas que pasan hambre en el mundo, víctimas del cambio climático, de la fluctuación del precio de la energía , de los conflictos militares internos, de la mala gestión y, lo más triste de todo, de la especulación de grandes grupos financieros que se enriquecen jugando con el precio de los alimentos a costa de la vida de millones de personas (imagen procedente de http://www.truchinga.org )
Según la FAO , Haití y Eritrea tienen a más de un 50% de su población padeciendo hambre, Zambia un 44%, Angola un 41%, Corea del Norte un 35%  y Bolivia y Camboya entre un 25 y un 27% de su población. Entre estas naciones y otras muchas, como todas las de África del Norte donde las subidas en el precio de los alimentos fueron el detonante de la llamada “Primavera Árabe”, suman los 925 millones de personas que en la actualidad pasan hambre en el mundo. Pero ¿por qué pasa esto?¿cual es la razón de que  con los medios de que disponemos hoy en día tantos millones de personas sigan pasando hambre, muriendo de hambre y que, además, su numero siga incrementándose? Según la FAO  las razones que provocan esto son las reservas insuficientes de grano en el mundo y , sobre todo, el desconocimiento del verdadero volumen de estas reservas, pues gran parte de ellas están en manos privadas y no tienen obligación de declararlas.
A ello hay que sumar los incrementos en el precio de la energía, que encarece el transporte y los costes de producción, y por lo tanto se refleja en el precio final del producto, el crecimiento demográfico calculado en unos 80 millones de personas más al año, 80 millones más de bocas que alimentar y que llevaran la población mundial a sobrepasar los nueve mil millones en 2050 desde los siete mil millones de la actualidad, el desarrollo económico de las naciones emergentes, como Brasil, India o China, todas ellas naciones con   grandes poblaciones que al aumentar su nivel de vida también aumentan su consumo de productos como la carne, lo que supone un mayor consumo de grano para alimentar al ganado y engordarlo , grano que deja de estar disponible para el consumo humano y que por lo tanto favorece la subida de los precios.
Otro de los factores que interviene es el cambio climático, la subida paulatina de las temperaturas y el descenso de las precipitaciones, junto con fenómenos climatológicos extremos que arruinan muchas cosechas , lo que también contribuye a la subida de precios. El auge del consumo de biocombustibles esta también causando que miles de hectáreas que antes se usaban para la producción de alimentos ahora se destinen al cultivo para producir biocombustible, lo que además de empobrecer el suelo reduce todavía más la cantidad de cosecha dedicada al consumo humano. Es más rentable para los agricultores alimentar los depósitos de combustible de nuestros coches que los estómagos de millones de personas que mueren de hambre. Y finalmente la especulación de los alimentos . Volveré sobre mis palabras que escribí hace dos meses sobre este tema.

DOCUMENTAL “PLANETA EN VENTA”  ACERCA DE LA ESPECULACIÓN CON LOS ALIMENTOS Y EL NEGOCIO DE LA COMPRA DE TIERRAS

Tiene una duración de 54 minutos pero creo que merece la pena para conocer la situación actual y una de las causas fundamentales que explican que millones de personas mueran al año de hambre a costa del enriquecimiento de unos pocos

En aquella ocasión hablaba sobre las commodities de la alimentación . Ya sabéis que a los economistas les gusta utilizar términos extraños para convertir sus escritos en textos crípticos sólo comprensibles para iniciados . Commodities es un termino inglés que significa mercancía que va a tener un uso comercial y nuestras entidades financieras, como las ya citadas y otros muchos fondos de inversión, están dedicándose a apostar sobre el precio de estos alimentos como si fueran nada más que mercancía, cuanto subirán o bajarán, especulando con ellos como antes habían hecho con las hipotecas subprime. Sólo en el año 2009 Goldman Sachs obtuvo 1100 millones de euros jugando con las Commodities de la alimentación y el Grupo Barclays ganó 386 millones de euros . Los bancos han convertido los alimentos en algo similar a las acciones con las que los fondos de inversión pueden especular haciendo apuestas sobre el valor que tendrá la comida en el futuro, es decir , especulando sobre el alimento de millones de personas.
La organización Médicos Sin Fronteras explicaba con estas palabras como funcionaba esta especulación “Como son apuestas a futuro, los títulos se pueden comprar y vender por varias personas durante un tiempo. Entonces se especula con la subida y bajada de su valor cada vez que cambian de manos. Esos contratos se venden y compran decenas de veces. Según el Banco Mundial, durante 2010 solo el 0,5% de los contratos de futuro se acabaron ejecutando, en realidad nadie quiere comprar estos alimentos y sólo se especula”. En el documental “Planeta en Venta” que os adjunto en este artículo, se cuenta la historia de como se está luchado por el control de las tierras cultivables del mundo, donde más de 20 millones de hectáreas han cambiado de mano , buscando la creación de un nuevo Orden Agrícola Mundial, donde habrá unos vencedores, las grandes entidades financieras, y unos perdedores, los pueblos pobres de todo el mundo. La crisis económica del 2008 ha causado que las grandes empresas descubran una nueva veta que explotar para incrementar sus beneficios, la propiedad de la tierra.

El cartel oficial del Día Mundial de la Alimentación, con el lema  “Precios de los alimentos. De la crisis a la estabilidad” porque uno de los factores principales del hambre en el mundo es convertir los alimentos en un negocio de los grandes especuladores que los usan como si se trataran de acciones de una empresa en la bolsa, llegando a la gran inmoralidad de permitir que cosechas enteras se pierdan sin sacarlas a la venta con el objetivo de que suban los precios y obtener mayores beneficios. Para ello se compran millones de hectáreas por todo el planeta, con el fin de controlar la producción, enriqueciendo a los estados que los reciben pero arrebatando las tierras a la gente , que no ven los beneficios pero si la falta de comida y el aumento de los precios. Habría que mejorar la producción agrícola de estas naciones, pero no vendiendo la tierra a inversores extranjeros a los que poco les importa la población, sólo la rápida obtención de beneficios (imagen procedente de http://www.fao.org )
Cuando la comida se convierte en un negocio, cuando no se cultiva para dar de comer sino para especular con la producción, el ser humano pasa a un  segundo plano. Estas empresas invierten en tierras por todo el mundo, compran millones de hectáreas , convirtiendo a la agricultura en la propiedad de unos pocos que controlan el mercado mundial . FAO informaba en junio de este año que el precio de los alimentos durante el periodo comprendido entre 2003 y 2011 se había incrementado de media un 138% por tonelada, pasando de 97 dólares en 2003 a 233,50 dólares en este año de 2011 pero sólo entre 2010 y 2011 el precio ha pasado de 185 dólares a los 233,50 dólares cuando todavía queda medio año para terminar el 2011. Los productos cárnicos han subido un 80%, pasando de 96,80 a 175,20 pero mucho más grave es el incremento del precio de los cereales, que de 98,10 dólares la tonelada en 2003 han pasado a 256,40 dólares en 2011 lo que supone un incremento del 161% en nueve años. Otros productos como el aceite ha subido un 164% y el aceite un 271%. Sólo en los últimos meses el precio conjunto de todos los alimentos se ha visto incrementado en un 35%, afectando sobre todo al grano que constituye la base de la dieta en muchas de las naciones más pobres del mundo. Sin embargo, la producción se ha incrementado, pero tampoco así se ha conseguido bajar los precios porque su precio no guarda relación directa con la producción , la oferta y la demanda, sino con la especulación y los juegos financieros de los fondos de inversión

Sólo en el periodo entre el año 2000 y el año 2007  se ha pasado de una especulación con los alimentos que no superaba los 5000 millones de dólares a más de 175.000 millones de dólares . Muchas cosechas ni siquiera llegan al mercado, porque los dueños de la producción prefieren que se pierdan para que aumente el precio de esos alimentos y vender las futuras cosechas con un mayor beneficio. El dinero no entiende de niños que mueren de hambre por falta de alimentos, no entienden de esqueletos humanos arrastrándose por el desierto, no entienden de dolor y sufrimiento, las cifras de 24.000 muertos diarios por hambre que antes os daba para ellos no tiene ningún significado. Mientras en Occidente se está hablando estos días de inyectar en el Fondo Monetario Internacional unos 300.000 millones de euros que luego puedan usarse como prestamos para las entidades financieras europeas y norteamericanas, algunas de las cuales invierten en este mercado especulativo de los alimentos, no se invierte un 10% de esa cifra, 30.000 millones de euros al año, que sería suficiente para desarrollar la agricultura en los países pobres y acabar así con el hambre. 

BREVE VÍDEO SOBRE EL HAMBRE EN SOMALIA

Aunque las imagenes son duras son necesarias para recordarnos que no estamos hablando de números , sino de seres humanos, algo que olvidamos con demasiada frecuencia

Mientras a los ciudadanos de Europa y Norteamérica se les exigen nuevos sacrificios que los empobrecen y les arrebatan derechos laborales y sociales que había costado más de un siglo conseguir  para salvar a aquellos que no sólo son los responsables de esta situación sino que siguen beneficiándose de las ayudas, en el mundo sigue creciendo el número de personas que viven en la pobreza extrema y el número de personas que , mientras escribo estas palabras, están muriendo en alguna parte del mundo de hambre cuando no falta comida, pero si falta la voluntad de distribuirla correctamente. ¿Os imagináis que el hambre fuera contagiosa?¿qué como una enfermedad infecciosa los más pobres lo pudieran contagiar  a los países ricos?¿Pensáis que no se estarían poniendo todos los medios a nuestra disposición para erradicarla? Las naciones de la ONU se habían comprometido a aportar 2500 millones de euros para paliar la hambruna en Somalia, pero a día de hoy no se ha recaudado ni la mitad de esta cifra. Sin embargo, si hay dinero para salvar a los grandes bancos. Es evidente que algo funciona muy mal, cuando una entidad bancaria es más importante que la vida de un ser humano.
Cuando se especula con los alimentos, en realidad se está especulando con la vida de millones de seres humanos, se está dando prioridad a los beneficios económicos sobre las personas , convirtiendo a las sociedades en esclavos de la economía. Ni el agua ni los alimentos pueden ser objeto de especulación, pues, como decía la ONU cuando creó el Día Mundial de la Alimentación “La alimentación es un requisito para la supervivencia y el bienestar de la humanidad y una necesidad humana fundamental” y no puede convertirse en negocio la vida de las personas. Podemos seguir produciendo aceite de palma, maíz o cebada para producir biocombustibles , comprando millones de hectáreas para dejar que su producción se pudra sin que salga a la venta y las empresas seguirán incrementando su cuenta de beneficios mientras el  número de muertos por hambre engrosará sus números con nuevas víctimas. 

Una imagen de la madrileña Puerta del Sol durante las manifestaciones del 15 de octubre que se han repetido en casi todas las grandes capitales del mundo contra un sistema económico que está perdiendo capacidad para responder a los problemas que afectan a nuestras sociedades y muy especialmente a los países más pobres . Lo que para nosotros es una situación incómoda y dificil, para ellos supone poner su vida en juego. Como decía Bertholt Brecht “La injusticia es humana pero más humana es la lucha contra la injusticia” (imagen procedente de http://www.lavozlibre.com ) 
Nosotros protestamos en nuestras acomodadas sociedades occidentales por el incremento de los precios, el recorte de las ayudas sociales, y con toda justicia, pero la diferencia es que  dedicamos un porcentaje de nuestra renta a la alimentación que no suele superar el 20%, mientras que en un país pobre pueden invertir hasta más de un 80% de su renta para la adquisición de comida, por lo que cualquier subida en sus precios tiene unas consecuencias desastrosas.Y lo que es peor, en los países más pobres, sus habitantes están viendo como las tierras les están siendo arrebatadas, como el agua está siendo usada para cultivos particulares mientras ellos no se benefician de nada. Por ejemplo, en Etiopía, el estado ha entregado tierras a empresarios indios para la producción de aceite de palma , y les han quitado la tierra a sus habitantes. El Estado obtiene beneficios , la población se empobrece y muere de hambre.
Esta es la situación en el Día Mundial de la Alimentación . El político e historiador francés Louis Adolphe Thiers decía “La injusticia es una madre jamás estéril: siempre produce hijos dignos de ella”, porque una injusticia genera nuevas injusticias que agravan la situación de los más desfavorecidos , de los que no tienen medios para enfrentarse a ellas. Conocer la situación es el primer paso para enfrentarse a ella, para luchar contra los que pretenden ganar dinero a costa de los más débiles. En el Día Mundial de la Alimentación creo que la mejor frase que podemos pronunciar, son las palabras del dramaturgo Bertholt Brecht “La injusticia es humana pero más humana es la lucha contra la injusticia”. Quizás el hambre no sea contagiosa, pero la injusticia si lo es, y si permitimos la injusticia con millones de seres humanos que no son sino nuestros hermanos , nosotros nos veremos afectados por esa enfermedad nacida de la codicia,la ambición y la falta de escrúpulos. Si, la injusticia es humana, pero de verdad valdrá la pena nuestra vida si somos capaces de enfrentarnos a esa injusticia. Porque la vida de un ser humano no es un negocio.  
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: