LA HISTORIA DEL TITANIC Y SUS HERMANOS(PRIMERA PARTE)

A mediados de enero de 1945 , cuando la Segunda Guerra Mundial se dirigía hacia su desenlace con las tropas alemanas retirándose en todos los frentes presionado por el avance de los aliados y de la Unión Soviética, el almirante de la Kriegmarine o Marina de guerra Alemana, Karl Dönitz(1891-1980) era consciente de que la guerra estaba perdida y su principal preocupación era salvar lo que pudiera de la flota alemana y el mayor número de vidas posibles, sobre todo del avance soviético, que eran a quienes más temían los alemanes. Con este objetivo diseñaría una operación de rescate y evacuación a la que daría el nombre de Operación Aníbal y durante los siguientes cuatro meses, desde enero hasta el final de la guerra, cuando Alemania firmó la rendición incondicional antes los aliados el 7 de mayo y ante la Unión Soviética un día después, más de dos millones de personas serían transportadas en 1100 naves desde las costas del Mar Báltico hasta territorio alemán huyendo de las tropas soviéticas. En esta evacuación de refugiados, una de las más grandes que se habían organizado en la historia, intervinieron todo tipo de barcos, entre ellos el transatlántico Wilhelm Gustloff.
Con 208 metros de eslora(el largo del barco) y un peso de 25.484 toneladas  esta nave que había iniciado su actividad como crucero turístico,  fue utilizado en el comienzo de la guerra como buque hospital hasta que en julio  de 1940 quedó anclado  frente al puerto de la ciudad polaca de Stettin donde permanecería los siguientes cuatro años acondicionado como alojamiento para cadetes de marina, al tiempo que lo pintaban de gris como al resto de buques de guerra alemanes y lo dotaban de artillería antiaérea. A comienzos de 1945 el Wilhelm Gustloff intervendría en la Operación Aníbal para evacuar a los alemanes de la zona del Báltico a Alemania como harían el resto de buques alemanes en la zona. De esta forma, el 30 de enero de 1945 el Wilhelm Gustloff zarpaba ayudado por cuatro remolcadores a las 12:30 de la mañana. Transportaba al menos a 8956 refugiados, aunque las cifras de pasajeros varían según las fuentes, 918  oficiales y marineros alemanes, 373 mujeres del Cuerpo Femenino Auxiliar de la Kriegmarine , 162 heridos además de los 173 hombres que formaban la tripulación del Wilhelm, en total  10.582 personas.

Fotografía del Wilhelm Gustloff que protagonizaría el peor desastre marítimo de la historia de la navegación cuando fue torpedeado por un submarino soviético el 30 de enero de 1945. La mayor parte de sus pasajeros eran mujeres y niños que escapaban del avance de las tropas soviéticas  de la que temían, y con razón , que se vengaran en la población civil alemana de los sufrimientos de los anteriores años de guerra. Además también iban embarcados mil cadetes de marina que habían terminado su formación como tripulación para los submarinos alemanes y se dirigían a conocer sus destinos. Pero el Gustloff no llegaría jamás a su destino ( imagen procedente de  http://www.intriga.org )

La temperatura de las aguas  por las que estaba navegando el Wilhelm eran de diez grados bajo cero , por lo que nadie podría sobrevivir más de unos minutos en aquellas aguas , sucumbiendo a la hipotermia . La singladura siguió sin novedades hasta la caída de la noche , cuando a las 21 horas fue detectado por un submarino soviético que disparó tres torpedos contra el Wilhelm que causaron tres impactos  e el gran transatlántico que se hundiría en  las gélidas aguas del Báltico en apenas cincuenta minutos  y con él se hundieron 9343 pasajeros y se salvaron apenas 1239 personas que fueron rescatadas por barcos alemanes que se hallan en las proximidades, pues el frío de las aguas acabaría con la mayoría de ellos por congelación. El hundimiento del Wilhelm Gustloff es , hasta el momento, la mayor catástrofe marítima de la historia, sin embargo apenas nadie la recuerda, lo que no sucede con otra catástrofe marítima más antigua y con un número de víctimas muy inferior, pero que se ha  convertido en uno de los acontecimientos más conocidos del pasado siglo XX, el hundimiento del Titanic, la nave cuya tragedia ha inspirado libros, películas , documentales y ha estimulado la imaginación y la fascinación de millones de personas desde entonces. Apenas nada que no sepáis se puede añadir a la historia del Titanic  pero cuando falta menos de un mes para que se cumpla el centenario de su hundimiento quería traer a el Mentidero su historia y la tal vez menos conocida de sus hermanos, el Olimpic y el Gigantic o  Britannic.

Imagen de la cubierta del Wilhelm Gustloff tomada durante una expedición realizada a sus restos en el año 2003 . Las cifras de víctimas varían según las fuentes que se consulten porque es difícil determinar el número exacto de personas que viajaban a bordo ya que superaban ampliamente la capacidad máxima del barco. El pecio se halla en el sur del Mar Báltico, al norte de Polonia. Es fácil imaginar el caos cuando un ejército se retira, miles de personas esperando en el puerto para ser evacuadas temiendo ser capturadas por el enemigo. Las enfermeras del Cuerpo Auxiliar eran todas ellas jóvenes entre los 17 y los 25 años y el barco estaba lleno de niños. No había chalecos salvavidas más que para dos tercios de los pasajeros   y los botes no tenían capacidad para toda la gente que transportaban. En caso de ser hundido , el Wilhelm Gustloff era un ataúd (imagen procedente de http://www.deepimage.co.uk )

El siglo XIX , que había nacido con la Revolución Industrial ,  estuvo marcado por un creciente optimismo de la sociedad y una fe firme  en el progreso científico, en la capacidad de la humanidad para superar cualquier obstáculo. Inventos como la máquina de vapor habían cambiado la forma de trabajar, el transporte y las estructuras sociales. A la invención de la máquina de vapor le seguirían otros inventos como el telégrafo, el teléfono, las bombillas , el ferrocarril . Las distancias entre las naciones se acortaban, la comunicación se hacía más rápida y sencilla, se realizaban avances en medicina y en cirugía, se comenzó a utilizar la anestesia en las operaciones y se introdujo la asepsia en los hospitales para evitar las infecciones que mataban más pacientes que las propias enfermedades, en 1886 se patentaba el primer automóvil y durante todo el siglo XIX  los barcos de vapor habían ido arrinconando a los barcos de vela hasta casi su extinción. Física, química, medicina, industria, transportes,comunicaciones ,astronomía , el progreso parecía imparable y la sensación de un ciudadano del Imperio Británico en aquella época era que por fin el ser humano había logrado dominar a la naturaleza y nada le era imposible.

Entre la última década del siglo XIX y la primera década del siglo XX se habían incrementado los flujos migratorios desde Europa a Estados Unidos , millones de personas buscaban su fortuna en la potencia emergente americana , un lugar donde todo parecía posible y que se convertía en el objetivo de aquellos que vivían en la pobreza y sin horizontes de  futuro en las naciones europeas. Entre 1840 y 1920 viajarían a Estados Unidos más de seis millones de alemanes, 4.750.000 irlandes, 4.200.000 británicos, el mismo número de habitantes del Imperio Austrohúngaro, 2.300.000 procedentes de Escandinavia y otros 2.300.000 rusos. Sólo en el año  1907 entrarían  en Estados Unidos 1.200.000 inmigrantes por lo que el transporte de esta masa de personas desde Europa se había convertido en un gran negocio para las compañías navieras , pues no había otro medio para llegar a la nueva tierra prometida que  el barco. En la primera potencia del mundo, el Imperio Británico, dos grandes compañías navieras se disputaban este mercado ,la  Cunard Steamship Company Ltd y la White Star Line.

Sello canadiense conmemorativo del primer viaje realizado por un barco de la Cunard, el Britania, desde Liverpool hasta la ciudad canadiense de Halifax y luego a Boston  en 1840 ,que inauguraba un servicio regular de transporte de pasajeros y mercancías entre Inglaterra y Estados Unidos . Durante las siguientes décadas, hasta los años setenta del siglo  XIX, los barcos de la Cunard estarían entre los más veloces en hacer el recorrido por el Atlántico Norte, obteniendo muchos de ellos la Banda Azul que distinguía cada año al más rápido  barco más veloz (imagen procedente de http://historytothepeople.ca )

La Cunard había sido fundada en 1834 por Samuel Cunard (1787-1865), hijo de un maestro carpintero y comerciante de madera , Abraham Cunard(1756-1824), que se había enriquecido trabajando para la marina británica en Halifax ,  Canadá.  Cunard viajó de Halifax hasta Inglaterra para unirse a un grupo de hombres de negocio y fundar una compañía que prestase el servicio de correo entre Gran Bretaña y Estados Unidos. En 1840 el primero de sus vapores, el Britania, navegaría desde Liverpool hasta Halifax y Boston llevando a bordo al propio Samuel Cunard y otros sesenta y tres pasajeros, inaugurando un servicio regular de transporte de pasajeros y mercancías . Durante las siguientes tres décadas la Cunard dominaría la ruta del Atlántico Norte y muchos de sus barcos recibirían la Banda Azul, una condecoración que se concedía al barco que realizar el cruce del Atlántico Norte en menor tiempo. Mientras, en 1845 se fundaba en Liverpool la White Star Line por la iniciativa de dos socios John Pilkington y Henry Threlfall Wilson.

La White Star Line había nacido no para competir con la Cunard, sino para dedicarse al transporte de oro entre las minas australianas y Gran Bretaña con barcos de vela, pues su primer vapor no lo tendría hasta 1863. Es en esta época cuando decide centrar su actividad en el transporte entre Liverpool y Nueva York  para lo que realiza fuertes inversiones en la compra de nuevos vapores a través de créditos que recibía del Banco de Liverpool, banco que quebraría y arrastraría en su quiebra a la White Star Line en 1867. En enero de 1868 el británico  Thomas Henry Ismay (1837-1899) compraría por el valor de mil libras la compañía que se convertiría al poco tiempo en la Oceanic Steam Navigation Company. Ismay buscó el apoyo de otros empresarios y establece una alianza con los astilleros Harland and Wolff Heavy Industries Ltda.  fundados en 1861 por  Edward James Harland(1831-1895) y Gustav Wilhelm Wolff (1834-1917). Según este acuerdo a cambio de que la naviera de Ismay se comprometiera a realizar todos sus encargos a los astilleros Harland and Wolff , Gustav y Edward no construirían barcos para ninguna de sus compañías rivales.

Imagen del Titanic cuando estaba siendo construido en los astilleros Harland&Wolff en astillero situado en Queen’s Island. Casi desde el nacimiento de la White Star Line se había establecido una colaboración estable entre la naviera y los astilleros. De aquí saldrían la totalidad de naves de la White Star Line, incluidos los tres gigantes de la Clase Olimpic, el Titanic, el Olimpic y el Gigantic, luego Britannic. A partir de 1962 establecería su sede en la ciudad de Belfast , en Irlanda del Norte. Hasta el año 1932 construirían para la White Star Line más de setenta buques (imagen procedente de http://operamundi.operamundimx.com )

A partir de 1871 comienza a operar  el trayecto entre Liverpool y Nueva York y sus barcos desplazan a los de la Cunard como los más veloces en cubrir la distancia que separa ambas ciudades, ganando la Banda Azul que antes era casi monopolio de las naves de la Cunard. Ya entonces los barcos de la White Star Line se caracterizan por terminar sus nombres con el sufijo -ic, como el Atlantic, el Republic o el Britanic. Además también se distinguían del resto de la competencia por tener la parte superior de sus chimeneas pintadas de negro y la parte inferior en tono ocre.  Entre 1901 y 1907 la White Star Line construía cuatro grandes barcos, el Celtic, el Cedric, el Baltic y el Adriatic, que serían conocidos como “Los Cuatro Grandes” que la iban a dar una gran popularidad y ponían en peligro la posición de la Cunard en el mercado ,por lo que Cunard  mandó construir dos grandes transatlánticos. Así, en 1907 entraba en servicio el Lusitania de 239 metros de eslora(longitud del barco), un peso de 31.550 toneladas y una velocidad máxima de 26,7 nudos, equivalente a casi cincuenta kilómetros por hora, y ese mismo año entraba en servicio su hermano gemelo el Mauretania de 31.938 toneladas  y 240 metros de eslora que llegaba a alcanzar una velocidad máxima de 28 nudos. Las dos naves lograban cruzar el Atlántico Norte en apenas cinco días.

El Lusitania había sido la primera de las respuestas de la Cunard Line al éxito que habían tenido los llamados “Cuatro Grandes” de la White Star Line , más veloz y lujoso que estos y de mayor tamaño , superando los 239 metros de eslora y los 25 nudos de velocidad. Pero parece que la desgracia y el infortunio perseguía a estos grandes barcos , porque durante la Primera Guerra Mundial sería torpedeado el 7 de mayo de 1915 por un submarino alemán de la clase U-20 cuando navegaba frente a las costas irlandesas. El barco se hundió con gran rapidez por lo que no dio tiempo apenas a arriar los botes salvavidas muriendo 1.198 pasajeros, entre ellos un centenar de niños, y 761 personas pudieron ser rescatadas. Su hundimiento tuvo una gran importancia ya que puso a la opinión publica mundial en contra de Alemania por atacar a un barco civil. Además 128 de las víctimas eran norteamericanas  y reavivó las voces que en Estados Unidos solicitaban la intervención del país en la Primera Guerra Mundial junto a Inglaterra y contra Alemania. En la fotografía la portada del New York Times con el anuncio del hundimiento del Lusitania (imagen procedente de http://labibliotecadehwalter.blogspot.com)

Ambos barcos estaban dotados de toda clase de lujos, pues no querían solo dedicarse al transporte de emigrantes a Estados Unidos, sino también convertirse en un referente para las clases altas de la sociedad, y en poco tiempo se convirtieron en los barcos preferidos por la aristocracia y los grandes empresarios. La White Star Line iba a reaccionar cambiando el diseño de sus barcos. La nueva clase Olimpic iba a renunciar a la competencia por ser más veloces que la Cunard, ya que cada nudo de velocidad de más  suponía un consumo extra de carbón encareciendo el coste de los viajes, por lo que se centró en barcos que no superaban los 24 nudos de velocidad pero que estarían dotados de unas comodidades y de un lujo como hasta entonces no se había visto en ningún barco, además de ofrecer como otra de sus bazas la fiabilidad de las naves , de las que dirían que eran prácticamente insumergibles.  Tres serían las naves gemelas que formarían inicialmente la clase Olimpic.

El gemelo del Lusitania, el Mauretania. Incorporó un sistema de propulsión revolucionario para su época, la turbina de vapor,que le proporcionaba una velocidad máxima de hasta 28 nudos, unos 52 kilómetros por hora . Por su velocidad y el lujo de su equipamiento se convertiría en el favorito de los más adinerados . Ganaría la Banda Azul al más veloz en cruzar el Atlántico Norte en 1920 , record que mantuvo hasta 1929, y al contrario que otros transatlánticos de su tiempo  tuvo una larga vida activa hasta que fue retirado del servicio en 1934 y desguazado en 1935 (imagen procedente de http://www.maritimquest.com )

La nueva política de la White Star Line había sido impulsada por su nuevo director e hijo del fundador, Joseph Bruce Ismay(1862-1937) y por lord William James Pirrie(1847-1924), director gerente de los astilleros Harlan&Wolff, que seguían trabajando en exclusiva para la White Star Line. Su objetivo sería construir los mayores transatlánticos del mundo , que superasen las 45.000 toneladas y a los que se daría el nombre de Olympic, Titanic y Gigantic , nombres procedentes de la mitología griega, los dioses olímpicos, los titanes y los gigantes. El 16 de diciembre de 1908 se comenzaba la construcción del primero de ellos , el Olimpic, en los astilleros de Harland&Wolff en la ciudad de Belfast, Irlanda del Norte y sería botado el 20 de octubre de 1910. Apenas tres meses después de comenzar la construcción del Olimpic, el 31 de marzo de 1909 se iniciaban los trabajos del Titanic . Los diseñadores de estas dos naves y de su futuro hermano gemelo eran el propio William Perrie, el jefe del departamento de diseño de Harlan&Wolff, Thomas Andrews (1873-1912) y el ingeniero naval Alexander Carlisle(1854-1926), que tiempo después participaría en la empresa Welin David Engineering  Company encargada de construir los pescantes ,que eran las piezas que servían para sostener los botes salvavidas.

El Olimpic tenía una eslora de 269 metros   , treinta metros más que el Mauretania y el Lusitania,  y un peso de  45.324 toneladas  y nueve cubiertas , con una velocidad media durante su primer viaje de 21 nudos y una máxima de 23 nudos. Podía llevar hasta 2435 pasajeros y contaba con una tripulación de 860 hombres, lo que le convertía en el momento de su botadura en el barco más grande del mundo. Tanto el Olimpic como sus dos hermanos gemelos, el Titanic y el Gigantic, utilizaron en su construcción la forma más moderna para fabricar entonces el acero , obtenido por una aleación de hierro y carbono que incrementa su resistencia, un sistema de crisol abierto que permitía alcanzar temperaturas más altas en el horno y daba al acero una mayor resistencia.Disponían de un sistema de compartimentos que les permitía mantenerse a flote incluso con cuatro de ellos inundados , aunque tenía la particularidad de que estos compartimentos no estaban aislados unos de otros sino comunicados en su parte superior por lo que en caso de que el agua alcanzase la altura  máxima del muro podía pasar al siguiente compartimento , pero no se consideró necesario cerrarlos por arriba .

Fotografía en la que vemos a  la gente contemplando el Olimpic, el hermano gemelo del Titanic y el primero de la clase Olimpic en entrar en servicio y el único de los tres que tendría una larga vida, pues permanecería en activo hasta 1935 , sobreviviendo  a la Primera Guerra Mundial cuando fue utilizado como transporte de tropas y consiguiendo incluso hundir un submarino alemán en 1918 , por lo que era conocido como “Viejo fiable de los mares”. Sus instalaciones eran muy similares a la del Titanic, disponía también de gimnasio, pista de squash, piscina, baño turco todas ellas para uso y disfrute exclusivo de la primera clases. A pesar de ello no alcanzaba el lujo del Titanic (imagen procedente de http://eniggmatic.blogspot.com.es )

El Olimpic, que entre sus muchos lujos disponía de gimnasios, baño turco, piscinas o cafés decorados al estilo parisino,   tendría su primer incidente cuando realizaba su quinto viaje y se hallaba cerca de Southhampton . El 20 de septiembre un buque de guerra, el HMS Hawke , se acercó demasiado al gigantes transatlántico y la turbulencia generada por el Olimpic le atrajo hacia el casco. Los dos barcos colisionaron y la proa del Hawke rasgó parte del costado del Olimpic causándole importantes daños aunque no hubo ninguna víctima. Durante seis meses tuvo que estar apartado del mar mientras era reparado en los astilleros de Harlan&Wolff  lo que iba a retrasar la terminación del Titanic.  En los astilleros se había levantado para la construcción de estos gigantes  un andamio de 66 metros de altura  y seis mil toneladas de peso y en la construcción de las naves participaban hasta quince mil obreros trabajando durante seis días a la semana. Mientras, el Olimpic volvía al trabajo y en enero de 1912 sufre un nuevo incidente cuando pierde una pala de una de sus hélices . De nuevo regresa al astillero y otra vez vuelve a retrasar la conclusión de los trabajos del Titanic. Es en este momento la única vez que los dos barcos , el Olimpic y el Titanic, pudieron ser fotografiados juntos.

Una de las pocas fotografías que se conservan de los dos barcos hermanos, el Titanic a la derecha de la imagen y todavía en proceso de construcción en enero de 1912 y a la izquierda el Olimpic que estaba siendo reparado de la perdida de la pala de una de sus hélices. Nunca más volverían a coincidir juntos, pues apenas cuatro meses después el Titanic se encontraría en el fondo del Atlántico Norte (imagen procedente de http://alexandratitanic1912.deviantart.com )

El 31 de mayo de 1911 el casco del Titanic ya había sido botado en el mar, pero no quedaría definitivamente concluido hasta el 31 de marzo de 1912. Tenia 269 metros de eslora, pesaba 46.328  toneladas y alcanzaba una velocidad máxima de 23 nudos. Disponía de seis salas de calderas donde se hallaban 29 calderas que alcanzaban los 5 metros de altura y estaban alimentadas con 159 hornos de carbón. En total el Titanic podía transportar hasta 6000 toneladas de carbón y sus motores no sólo se encargaban de producir la energía que movía al barco sino que también le proporcionaba luz eléctrica. Disponía de cuatro chimeneas, con la particularidad de que solo tres de ellas correspondían a la salida de humos de las calderas, mientras que la cuarta tenía más que nada una finalidad ornamental aunque también era utilizada como ventilación de las cocinas. El ancla central pesaba 15 toneladas y la hélice central  de cuatro aspas tenía cinco metros de diámetro y 22 toneladas de peso. Estaba tripulado por 860 hombres y un número máximo de pasajeros de 2687, divididos en primera, segunda y tercera clase, lo que sumaba un total de 3547 personas de capacidad máxima. Si, todo en el Titanic, como en su hermano Olimpic, era colosal, pero si impresionantes eran las cifras más lo era su interior.

Ninguno de los barcos de la clase Olimpic eran innovadores ni en su diseño ni en su decoración, pero no tenían rival en lujo y equipamiento. Disponía de cuatro ascensores, tres de ellos para el uso exclusivo de los pasajeros de primera clase y uno para los pasajeros de segunda clase. Los de tercera clase estaban obligados a usar las escaleras . En la cubierta de botes se encontraban los veinte botes salvavidas con los que contaba el Titanic, dos chinchorros con capacidad para 40 pasajeros cada uno, cuatro botes plegables con capacidad cada uno de ellos para llevar a 47 pasajeros, y 14 botes grandes con capacidad para transportar 65 pasajeros cada uno. Sumando la capacidad  total de los veinte botes podían llevar, si se ocuparan en su número total de plazas, un máximo de 1178 pasajeros. Esta claro que si entre tripulantes y pasajeros la suma era de 3547 personas  los botes no cubrían ni siquiera el 50% de la tripulación pero hay que tener en cuenta que en la época en que fue construido el Titanic la cantidad de botes salvavidas se basaba no en el número de pasajeros que transportaba sino en el tonelaje de la embarcación, y en ese sentido el Titanic cumplía con lo establecido por el reglamento e incluso lo superaba.

File:Titanic cafe parisien.jpg
Fotografía del Café Parisien que se encontraba en la Cubierta B, donde se encontraban muchos de los camarotes de los pasajeros de primera clase y también las Parlor Suites, las más caras de todo el barco que disponían de una cubierta privada para pasear

En la cubierta de botes se hallaban entre otras instalaciones el gimnasio para los pasajeros, con todo tipo de elementos de deporte y también la bella cúpula de cristal que cubría la escalinata que comunicaba todas las cubiertas desde la A hasta la E y que es uno de los elementos más hermosos del Titanic y que es fielmente representada en la película “Titanic” de James Cameron que imagino que la mayoría tendréis presente en vuestra memoria e incluso estaréis viendo en este momento a Kate Winslet descendiendo por ella mientras Leonardo DiCaprio la espera abajo , impresionado por su belleza. Los camarotes de primera clase como los que se encontraban en la Cubierta A , también llamada Cubierta de Paseo,  tenían sus paredes recubiertas de madera de pino  y tanto estos como los salones se hallaban decorados con valiosos muebles de estilo francés. También se encontraban aquí la sala de lectura, el salón común,decorado como una estancia del Palacio de Versalles,  la sala de fumadores y los Cafés Verandah. En otra de las cubiertas, la D, se encontraba el Hospital del barco , que disponía de cinco cabinas con camilla y botiquín pero que sólo podía ser utilizada por los pasajeros de primera y segunda clase. En la cubierta E, la última hasta la que llegaba la gran escalinata que comunicaba con las cubiertas superiores, se hallaban los baños turcos, de uso exclusivo también para los pasajeros de primera clase.

File:Gym.jpg
El lujoso gimnasio del Titanic , que se encontraba en la cubierta A y al que sólo tenían acceso los pasajeros de primera clase, como sucedía con la mayoría de instalaciones del Titanic.

En la cubierta F , además del comedor de la tercera clase, también se encontraba la piscina que , como os podéis imaginar, también era para el disfrute exclusivo de los pasajeros de primera clase. La diferencias sociales estaban  delimitadas con claridad en el barco. Ahora que ya nos hemos hecho una idea del lujo y monumentalidad del Titanic es fácil comprender que muchos millonarios, aristócratas, famosos y grandes empresarios se apresuraran a adquirir un billete para su viaje inaugural previsto para el 10 de abril de 1912. Para gobernar el gran transatlántico se escogió a un veterano y experimentado capitán, Edward John Smith (1850-1912), que había empezado a trabajar para la White Star Line en 1880 y en 1887 ya había sido nombrado capitán del Britannic, convirtiéndose durante la primera década del siglo XX en el más conocido de los capitanes de la compañía y objeto de muchas entrevistas por su larga carrera sin ningún accidente importante. Por su prestigio y fama la White Star Line le nombra capitán del Olimpic y será bajo su mando cuando tenga el incidente con la hélice, que se dañó al golpear a un remolcador en junio de 1911, y en enero de 1912 un nuevo incidente  supuso la rotura de la pala de la hélice.

File:GSC4.jpg
La gran escalera del Titanic que comunicaba la Cubierta de los botes con la Cubierta E, con la gran cúpula de cristal que la cubría  y al fondo el reloj de pared que también aparece en la película de James Cameron

Durante todo el año 1911 Smith estuvo al mando del Olimpic y a pesar de estos pequeños accidentes, cuando le preguntó un periodista si tanto el Olimpic como el Titanic podían ser considerados insumergibles, Smith respondía ” Yo no puedo imaginar ninguna condición por la cual un barco actual pueda hundirse, yo no puedo concebir que algo vital pueda ocurrirle a este buque. Las construcciones modernas van más allá que eso” Un buen ejemplo de la fe en el progreso que tenían los hombres de comienzos del siglo XX, consideraban que los barcos de su tiempo se hallaban más allá de la posibilidad de hundirse. Entre las obligaciones de Smith estaría la de recibir personalmente a los pasajeros de mayor prestigio social o de mayor riqueza, que ya sabemos que el dinero confiere por si solo prestigio. En su tripulación contaba con el jefe de oficiales Henry Wide(1872-1912), que había servido con Smith en el Olimpic y que apenas dos años antes había sufrido la perdida de su esposa y sus dos hijos mellizos, el primer oficial William McMaster Murdoch (1873-1912), procedente de una conocida familia de marineros escoceses y que también había servido en el Olimpic, y el segundo oficial Charles Herbert Lightoller (1874-1952), el único de los oficiales de mayor graduación que iba a sobrevivir.

Edward John Smith, que había sido capitán del Olimpic y fue el elegido por la White Star Line para dirigir al Titanic en su primera travesía. Él mismo manifestó su deseo de retirarse después de esta esa última singladura. Procedía de una familia humilde, su padre era alfarero, y devotos metodistas. Su carrera marina la iniciaba con 19 años como aprendiz del velero Senador Weber y en 1880, con 30 años, comenzaba a trabajar para la White Star Line, A pesar de varios incidentes con el Olimpic era considerado el más prestigioso de los capitanes de la White Star Line. En uno de los viajes del Olimpic le señalaron la escasez de botes para tantos pasajeros, y aunque Smith estaba de acuerdo con esta  observación en realidad el Titanic cumplía con las condiciones de seguridad de la época, que establecía el número de botes en proporción al tonelaje y no al número de personas    (imagen procedente de http://www.awesomestories.com )

No sólo los oficiales procedían del Olimpic, sino que gran parte de la tripulación procedía del barco gemelo , ya que muchos de los pasajeros habían viajado en el Olimpic y preferían que les atendieran las mismas personas. Entre ellos se encontraba Benjamin Guggenheim(1865-1912), millonario hijo del magnate Meyer Guggenheim(1828-1905), John Borland Thayer (1894-1951) que sobreviviría al naufragio y se haría famoso por los dibujos y relatos que escribió sobre el Titanic, siendo uno de los pocos que señalaba que el transatlántico se había partido en dos antes de su hundimiento, el multimillonario John Jacob Astor (1864-1912), que se embarcaba en el Titanic poco después de casarse con Madeleine Talmage de sólo 18 años de edad y que al contrario que su marido conseguiría sobrevivir al naufragio. Eran sólo algunos de los 1364 pasajeros con los que iba a contar el Titanic en su primer viaje.  Ya todo estaba dispuesto y después de realizar unas últimas pruebas en el mar , el Titanic pasaría unos días en el puerto de Southampton terminando de entrenar a la tripulación y completando las provisiones para el viaje. Por fin a las 12:15 horas del 10 de octubre de 1912 el Titanic zarpaba , con la mala suerte de que en las maniobras para salir del puerto estuvo muy cerca de colisionar con el buque S.S New York y solo la intervención de los remolcadores evitó que el primer viaje del Titanic terminara antes de empezar. Pero sin duda, conociendo lo supersticiosos que eran los hombres del mar, esto no fue visto como un buen augurio.

File:Titanic new york.jpg
Fotografía tomada justo después de que el Titanic casi colisionara con el SS New York , el más pequeño a la izquierda, entre el Titanic a la derecha abandonando el puerto y el Olimpic amarrado. Si hubiera colisionado el Titanic con el New York habría que haber suspendido el viaje inaugural y tal vez la historia se habría escrito de otra forma, pero por muy poco se pudo evitar y el Titanic continuo su viaje

El Titanic puso rumbo hacia el puerto francés de Cherburgo, después de retrasar una hora su viaje por el incidente con el New York,  donde llegaría a última hora de la tarde de ese mismo día 12 para embarcar a nuevos pasajeros. Pasaría allí la noche y el día 11 por la mañana se dirigió hacia el puerto irlandés de Queenstown donde además de embarcar a emigrantes irlandeses hacia Estados Unidos que iban a viajar en tercera clase, embarcaría también correo. Y así abandonaba el puerto de Queenstown y ponía rumbo hacia su destino final , Nueva York . En total 2224 personas entre pasajeros y tripulación, a bordo de aquel barco lujoso y lleno de comodidades , confiados ante aquella muestra del poder humano sobre la naturaleza ¿qué podían temer?¿qué podía suceder? Como había dicho su capitán Yo no puedo imaginar ninguna condición por la cual un barco actual pueda hundirse, yo no puedo concebir que algo vital pueda ocurrirle a este buque” Dejaremos de momento que el Titanic siga navegando por las oscuras y frías aguas del Atlántico Norte, con su cargamento de hombres pobres pero esperanzados en un futuro mejor en América, de millonarios acompañados por sus esposas haciendo gala de su riqueza y de aristócratas que se entretienen conversando con otros de su clase social en la lujosa sala de lectura. Como decía el cantante John Lennon, “La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes.” y para el Titanic tenía un plan que nadie había imaginado.  

Anuncios

2 comentarios

  1. son la repera limonera me encanta el titanic soy una fanatica los aaaaamoo

  2. Gracias por tu comentario y por la lectura del artículo. Un saludo desde Madrid!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: