SOBRE LA HONRADEZ, LA CORRUPCIÓN , EL EJEMPLO Y LA MUJER DEL CÉSAR

En la Roma de la República, antes de la época imperial que comienza con el gobierno del emperador César Augusto(63 a.C-14 d.C) a partir del año 27 a. C, la más alta magistratura  a la que podía aspirar un ciudadano era el consulado, un cargo que se alcanzaba por elección frente a otros candidatos y que tenía una duración de un año . Podías pertenecer a la clase patricia, la nobleza romana, o a la plebeya, sólo podías ser elegido a partir de los cuarenta y dos años de edad y una vez en el cargo tenías poder no sólo sobre la ciudad de Roma sino sobre todos los territorios subordinados a la la ciudad . Este poder era compartido por dos cónsules elegidos por un periodo de un año , el que más votos obtenía era el primer cónsul y se alternaban en el poder , es decir, un mes el primer cónsul era la máxima autoridad de Roma y al mes siguiente lo era el segundo cónsul.Esta era la culminación de la carrera política de un romano, lo que se llamaba el “cursus honorum” que significa “el curso del honor”. El aspirante al cargo de cónsul debía cubrir una serie de etapas a lo largo de su vida publica, comenzado con el ingreso en el Senado al cumplir los treinta años , después tenía que ser elegido cuestor encargado de la tesorería y las finanzas, a continuación ,y no antes de los 36 años , edil que sería como un alcalde de nuestros días, después pretor encargado de administrar justicia y con capacidad de dirigir una legión o gobernar una provincia, y, finalmente, cónsul.
Esta larga carrera política no estaba exenta de zancadillas, codazos , sobornos y corrupción y todos los males que afectan a los políticos de nuestros días. Estudiar la historia de la política en tiempos de la República de Roma es poner un espejo delante de nuestro rostro y vernos reflejados en él, porque los males que hoy padecemos son los mismos que ellos conocieron. Pero si traigo a colación a la antigua Roma es por un acontecimiento que daría lugar a una frase que sigue viva dos mil años después. Estamos en la Roma del siglo I a. C, Cayo Julio César(100-44 a.C) es un ambicioso militar y político y muchos sospechan que esa ambición pondrá en peligro la República. Pero en el 68 a. C aún estaban lejos estas sospechas que terminarían con su asesinato en el 44 a. C. En este año del 68 a. C César tiene 32 años y acaba de quedarse viudo tras la muerte de su joven esposa Cornelia Cina minor (93-69 o 68 a.C) y ese mismo año contrae nuevo matrimonio con Pompeya Sila, hija del que había sido dictador de Roma Lucio Cornelio Sila(138 a. C- 78 a. C). Ese mismo año César regresaba de desempeñar el cargo de cuestor en la provincia romana de Hispania, la actual España y Portugal, su primer paso en el cursus honorum.

Esquema del Cursus honorum que comenzaba en el cargo de cuestor,encargado de la tesorería y las finanzas  y continuaba con los cargos de edil,equivalen a un alcalde de nuestro tiempo, pretor para impartir justicia y también con capacidad para gobernar una provincia o dirigir una legión y ,finalmente,cónsul, un cargo que en el siglo I. a. C no podía ser desempeñado por alguien que tuviera menos de 42 años. Con este recorrido los romanos se aseguraban que quién llegara a la máxima magistratura, el consulado, tuviera suficiente experiencia en el gobierno y la toma de decisiones y que, además, hubiera demostrado su honradez y dignitas. Por eso los que se presentaban a la elección de alguna de las magistraturas del cursus honorum se vestían con una toga especial blanqueada, llamada toga cándida, de donde procede nuestra palabra candidato. Este color blanco servía para distinguirlos y demostrar su pureza, aunque la corrupción política en Roma en nada tenía que envidiar a la de nuestra época (imagen procedente de http://cursushonorum.pbworks.com )
En el año 65 a. C daba un nuevo paso en su carrera hacia el consulado al desempeñar el cargo de edil , cargo que desempeñó con gran éxito a pesar de tener que endeudarse para organizar los juegos en el Circo Máximo, ya que tenía que ser el edil el que pusiera de su propio patrimonio el dinero necesario para cubrir los gastos de la organización de estos juegos, algo parecido a imaginarnos que los gastos de un partido de fútbol en la ciudad o una competición atlética fuera financiada por el alcalde de turno con su propio dinero. En el 63 a. C es elegido Pontifex Maximus que era el cargo de mayor prestigio y dignidad dentro de la religión oficial romana , lo que implicaba la entrega de una nueva residencia, la Domus Publica que se encontraba en el Foro romano y lleva consigo una importante serie de derechos pero también de deberes, y uno de ellos era, sin duda, dar ejemplo de integridad moral.Un año después de su elección César , en cumplimiento de uno de sus deberes como Pontifex Maximus, tenía que organizar en su casa la fiesta consagrada a la Bona Dea, una antigua diosa romana asociada a la fertilidad, la castidad y la salud.
El 4 de diciembre de cada año tenía que celebrarse un rito secreto en casa de un magistrado romano, en este caso de César, al que e incluso no podía haber figuras o pinturas de hombres o animales machos. Pero un joven patricio llamado Publio Clodio Pulcro(92-52 a. C) decidió disfrazarse de mujer con la intención seguramente de asistir a los ritos misteriosos de la diosa Bona Dea y quizás con la de seducir a la esposa de César, Pompeya. Clodio fue descubierto y detenido,sin embargo quedó libre en el juicio que se celebró a continuació probablemente porque sobornó al jurado, aunque en algunas historias de este hecho se dice que fue declarado culpable de sacrilegio  . Surgieron rumores de que había seducido a Pompeya , algo de lo que no había prueba alguna ni tampoco de que Pompeya fuera responsable de que Clodio entrase en la casa , pero Julio César no podía permitir que las sospechas sobre su esposa pusieran en entredicho su honor y reputación, lo que los romanos llamaban dignitas. Según nos cuenta el historiador griego Plutarco (hacia 46 -120 d.C) en su obra “Vidas Paralelas” Julio César, aunque estaba convencido de la inocencia de su esposa, la exigió el divorcio porque no podía tolerar que su reputación y honor fueran cuestionados. Sería entonces cuando pronunció la celebre frase recogida por Plutarco “La mujer de César no debe estar ni siquiera bajo sospecha” y que se popularizaría como  “No basta que la mujer del César sea honesta; también tiene que parecerlo”. Julio César se divorció de Pompeya para conservar su fama de honestidad y honradez, aunque los políticos romanos, ni siquiera César, fueran ejemplo de esta honestidad a lo largo de sus carreras.

Julio César puso su dignitas por delante de su matrimonio y no vaciló en exigir el divorcio a Pompeya Sila cuando las sospechas sobre ella podían socavar su prestigio. Por conservar la dignitas , la reputación , el respeto que la sociedad debía a un hombre, este era capaz incluso de sacrificar su propia vida . Es un concepto muy parecido al del  honor pero aún más amplio y afectaba a su relación con la sociedad y la forma en que esta le veía y le trataba. Un hombre sin dignitas se convertía en un marginado social, alguien en quién nadie confiaría y era importante para ello no solo comportarse con integridad sino aparentarlo. Diría incluso que era más importante aparentarlo que serlo, pues muchos políticos romanos no dudaban en aceptar sobornos y corromperse, pero siempre mantenían su apariencia de honestidad
Ahora veamos que nos dice el Diccionario de la Lengua Española sobre los términos que dan titulo a este artículo, empezando por la honradez, a la que define como “Rectitud de ánimo, integridad en el obrar.”, la corrupción que es descrita en su cuarta acepción como “En las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores” y por último el término ejemplar definido  en su primera acepción como “Que da buen ejemplo y, como tal, es digno de ser propuesto como modelo”. El hombre honrado es un hombre al que consideramos justo tanto en su pensamiento como en su forma de actuar y si es algo exigible a todas las personas aun lo es más a aquellos que desempeñan un cargo público, subordinados a unos deberes con los ciudadanos a los que representan y que los han elegido y más aún cuando ese cargo público conlleva el disfrute de unos privilegios inaccesibles para el resto de la población. Julio César era muy consciente de esta situación cuando exigió el divorcio de Pompeya, aunque en su fuero interno creyera en su inocencia, pero no podía permitir que sospecharan de su actitud, de su honradez pues de lo contrario tendría que abandonar su carrera política. No sólo era necesario ser honesto, había que parecerlo a los ojos de los demás.
Vivimos desde hace casi cinco años una crisis que afecta en particular a la Unión Europea pero que también es global, una crisis en la que han jugado un papel muy importante la corrupción, la falta de honestidad, el desprecio por los comportamientos ejemplares y el aplauso a aquellos que conseguían el éxito a cualquier precio violando los códigos éticos , mancillando lo que un ciudadano de la antigua Roma llamaba dignitas. La dignitas no podemos traducirlo simplemente como dignidad, tenía un significado aún más amplio y profundo,  se refería a la categoría personal del individuo dentro de la sociedad, es decir, su valía moral y ética , la que le permitía y daba derecho a ser tratado con respeto . Defenderla era lo más importante para un romano y si era necesario tenía que estar dispuesto a marchar al exilio o incluso a suicidarse si fuera necesario para salvar su dignitas. En el caso de César defender esta dignitas le supuso divorciarse de su esposa , y con ello demostraba su integridad y disposición a hacer cualquier sacrificio. Los ciudadanos podían confiar en él.

 En España se ha levantado la polémica y los comentarios críticos contra la figura del rey después de descubrirse que había pasado la semana en Bostwana y no había avisado ni siquiera al  presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, al que únicamente dijo que no iban a despachar los lunes como hacen todas las semanas. Sólo se ha conocido la existencia de este viaje después de que sufriera un accidente que le obligó a regresar a España para ser operado de la cadera, pero sino nadie se habría enterado. En un país con millones de parados y con una población sufriendo recortes en las prestaciones sociales y a la que se exigen continuos sacrificios ver a su monarca de vacaciones en África cazando elefantes y , además, haciéndolo en secreto, es todo menos ejemplar. Los privilegios concedidos por la sociedad al rey también pueden ser retirados por ella, pues en una nación democrática el Rey no está por encima del ciudadano, es un servidor del Estado que debe rendir cuentas de sus actos. Si no cumple con su deber de ejemplo y símbolo de una nación su existencia carece de sentido (Imagen procedente de http://www.clarin.com  )
Os preguntaréis quizás, los que hayan tenido la paciencia de seguir leyendo hasta este punto, donde quiero llegar con esta linea argumental. A la vista de todos está que la honradez, la ética, la moral no se encuentran entre los valores en alza en el mundo financiero ni en el político y eso también se transmite a la vida cotidiana de la sociedad, pues al igual que los hijos toman como ejemplo a sus padres, los pueblos suelen tomar como ejemplo a sus dirigentes y a las elites financieras y culturales que les sirven de referencia. Permitidme que haga una referencia al país donde vivo, España, donde desde 1978, después de aprobar una nueva Constitución, se rige nuestro gobierno por una monarquía parlamentaria donde el Rey reina pero no gobierna, es decir, se convierte en una figura simbólica cuya fuerza radica exclusivamente en su carácter ejemplar para el resto de la sociedad, despojado  de esa ejemplaridad los privilegios de los que disfruta este ciudadano al que los demás ciudadanos han acordado que los disfrute a cambio de desempeñar un papel de representación de la nación en el mundo, queda deslegitimado, vacío de contenido e inviable en una democracia donde son los ciudadanos los que dan y retiran la confianza a sus dirigentes y no hay lugar para los cargos vitalicios a no ser que así lo acordemos todos.
España es una de las naciones que más ha sufrido las embestidas de la crisis, con casi seis millones de desempleados, un 45% de desempleo juvenil y una economía que coquetea con la quiebra mientras se suceden los recortes presupuestarios , incluyendo en áreas tan vitales como la sanidad, la educación o la investigación sin la cual no hay perspectivas de un futuro mejor. Se suceden los mensajes dirigidos a los ciudadanos para que se sacrifiquen, para que acepten salarios más bajos, para que renuncien a conquistas sociales logradas después de años de lucha y que ahora se desvanecen,  se hacen llamamientos para trabajar más, ser más productivos y recuperar una dignidad y una ética del trabajo que dicen que hemos perdido. Se trabaja más, se pagan más impuestos, se cobran salarios más bajos y se reciben menos servicios. Son sacrificios muy grandes y graves, porque afectan a la vida de las personas, esta vida de la que sólo tenemos una y  de la que cada vez tenemos que sacrificar un mayor número de horas, de días , de meses y años que no volverán para sacar adelante a nuestra nación. Y esto que digo es valido para España y para cualquier país, porque en todas las naciones las clases dirigentes piden sacrificios a sus pueblos ya sea en tiempos de crisis económica o en conflictos bélicos. Hay que pagar por la patria, hay que luchar por la patria , hay que sacrificarse por la patria.

Esta es una de las fotografías que la empresa organizadora de safaris tenía puesta en su página de facebook, corrrespondiente a una cacería en la que también participó el rey  español hace años y donde le vemos posando con dos búfalos africanos. El precio que anuncia la página web de la empresa van desde los 22.200 euros que cuesta cazar búfalos en Bostwana hasta los 45.000 euros por cazar elefantes en un safari de catorce días. Por supuesto se trata de un viaje privado pero ¿quién ha pagado el viaje?¿lo pagamos entre todos?o si ha sido financiado por grupos empresariales como parece que ha sucedido en otros viajes privados ¿quienes son estos grupos y a cambio de qué?¿qué valor moral puede tener el monarca para exigir sacrificios cuando aprovechando el cargo que ocupa disfruta de aquello que es inalcanzable para los ciudadanos que están viviendo una de las peores crisis de nuestra historia?No se trata de un ciudadano como los demás ya que sus privilegios le hacen diferente a todos y por eso es el primero que está obligado a dar ejemplo. El problema de que la sociedad pierda su confianza en quién está puesto ahí para representarla es que es muy difícil recuperarla. Ocultando su viaje ha mentido al gobierno y a la sociedad a la que representa y a la que está obligado a servir. Como decía el filósofo alemán Friedrich Nietzsche “Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti” (imagen procedente de http://www.schnauzi.com )
Es celebre el discurso de Winston Churchill(1874-1965) , primer ministro británico, pronunciado el 13 de mayo de 1940 en la Cámara de los Comunes , en particular esta frase “Yo diría a la Cámara, como dije a todos los que se han incorporado a este Gobierno: “No tengo nada más que ofrecer que sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor.” La pronunció en el momento de máximo poder de Alemania y cuando la amenaza sobre una Inglaterra que se había quedado sola frente a la potencia militar alemana parecía anunciar la pronta derrota. Este discurso se convertiría en un lema para todo un pueblo que se sacrificó por sus hogares, por defender su forma de vida, la libertad y los principios en los que creía pero ¿habría tenido el mismo efecto si unos días después Winston Churchill se hubiera ido tranquilamente a cazar a alguna de las colonias inglesas en África?¿habrían creído en su líder y en sus palabras? Por supuesto que ir a cazar dos días a Tanzania, por poner un ejemplo, no cambiaría el curso de la guerra ni haría que la inteligencia de Churchill y su habilidad política para liderar a Inglaterra fuera menor, pero como decía César no basta con ser, también hay que parecer. No estoy comparando los momentos históricos , porque la gravedad de la Segunda Guerra Mundial nada tiene que ver con nuestro presente, pero lo utilizo para demostrar el significado de los actos , su valor simbólico  para la población.
Volviendo al país en el que vivo, anualmente el monarca español Juan Carlos I(1938) pronuncia un discurso de Navidad dirigido a toda la nación. El pasado 24 de diciembre de 2011 se refería a todos los españoles cuando decía “necesitamos rigor, seriedad y ejemplaridad en todos los sentidos” y después añadía  que por encima de todos él tenía “el deber de observar un comportamiento ejemplar”. La misma persona que pronunciaba estas palabras, la misma persona que goza de unos privilegios inalcanzables para cualquier ciudadano porque así lo acordamos hace tres décadas, la misma persona que llamaba al sacrifico y la ejemplaridad en el comportamiento, la persona que afirmaba perder el sueño ante la situación de desempleo de millones de españoles, esa misma persona que afirma que él estaba obligado a observar un comportamiento ejemplar, ha sido descubierta cuando, sin advertir ni al gobierno ni a la prensa, sin el conocimiento de los ciudadanos  se fue durante la semana que acaba de terminar de safari a Bostwana para practicar uno de sus deportes favoritos, la caza, un viaje que , por supuesto, no está al alcance de la mayoría de los españoles. ¿Cual es el problema? Si fuera un ciudadano particular, ninguno, pues cada uno hace con su tiempo de vacaciones y su dinero lo que quiera, pero cuando se trata del máximo representante de una nación sumida en una grave crisis, cuando se hacen llamamientos a aceptar grandes sacrificios a personas que ya tienen muy poco que sacrificar, cuando se disfrutan de unos derechos que nadie más tiene, lo que se exige a esa persona es ejemplaridad , y eso significa no sólo ser honrado y cumplir con su deber, sino parecerlo.

MENSAJE  DE NAVIDAD DEL REY JUAN CARLOS I  EL 24 DE DICIEMBRE DE 2011

Cuando las palabras no van acompañadas del ejemplo estas pierden todo su valor . Os adjunto el mensaje de las pasadas navidades para que compareis las palabras con los hechos. Para hablar de sacrificio, de entrega , de generosidad, hay que dar ejemplo , mas aún cuando se desempeña una función en la que proyecta la imagen de España en el mundo.

El error no está en el safari, el error está en transmitir a la sociedad que no valora los sufrimientos y sacrificios de las personas sobre las que reina , que prefiere alejar de los problemas viajando al otro extremo del mundo para dedicarse al ocio como hacían los antiguos soberanos absolutistas que iban a cazar al bosque mientras sus súbditos vivían en la pobreza. Por supuesto que hay que salvar las distancias, no estamos en el siglo XVI ni Juan Carlos I es Enrique VIII(1491-1547) o Felipe II(1527-1598), pero por eso aún es más grave esta actitud que demuestra, como mínimo, falta de sensibilidad e inteligencia política. Y lo mismo se podría decir de muchos de los miembros de la clase política tanto en España como en la mayor parte del mundo, donde la corrupción apenas se disimula  ni en la esfera política ni en la financiera mientras que son desde estas esferas desde donde se emiten mensajes de sacrificio, de trabajo honrado y esfuerzo al resto de los ciudadanos. Pero como dice un proverbio español, hay que predicar con el ejemplo, y el ejemplo no puede venir de los soldados del ejército sino de sus generales , igual que en una sociedad, el ejemplo tiene que proceder de sus elites o sino nadie confiara en ellos y todo estará permitido. Una vez más vivimos un momento que considero peligroso, porque si surge la figura de alguien que demuestre que sus palabras van acompañadas por su comportamiento la gente le seguirá y ese suele ser el momento de los caudillos. La historia nos da muchos ejemplos de ello. Cuando una sociedad y, en particular, sus dirigentes, olvidan el significado de la dignitas, de la ejemplaridad, la libertad está en peligro. Y en lo que se refiere a España, una monarquía que no cumple con su deber de ejemplaridad no tiene sitio en una democracia. Por supuesto, como siempre digo en el Mentidero, esta es mi opinión abierta a debate y a ser rebatida y criticada por los lectores que siempre tienen abierto este foro para  expresar su pensamiento. 

MISTERIOS DE LA HISTORIA: HENRI LOTHE Y EL GRAN DIOS MARCIANO

Los lectores habituales del Mentidero saben que trato de no caer en expresiones sensacionalistas y que me gusta adoptar ante cada tema no una actitud escéptica, sino crítica en la medida que lo permiten mis conocimientos y sin afirmar ni negar nada cuando no hay pruebas suficientes para ello . La sección de Misterios de la Historia está reservada para aquellos casos que nos plantean un enigma en el sentido que recoge el Diccionario de la Lengua Española en su segunda acepción “Dicho o cosa que no se alcanza a comprender, o que difícilmente puede entenderse o interpretarse.” pero también hay que ser prudente a la  hora de tratar temas para los que no existe una explicación concluyente ni clara y a los que se trata en muchas ocasiones de buscar una respuesta lo más fantástica posible. En ese sentido el escritor italiano Umberto Eco nos dice “He llegado a creer que el mundo es un enigma, pero un inocente enigma hecho terrible por nuestro loco intento de interpretar todo como si existiese una verdad subyacente.” porque el hombre tiene una marcada tendencia a buscar la explicación más complicada y la interpretación más inverosímil cuando las respuestas mas sencillas no parecen ser validas. Ni escepticismo absoluto ni credulidad son buenos caminos para enfrentarnos a un enigma y como sucede con la mayoría de las cosas en la vida es el equilibro entre ambas lo que nos permite mantener la mente abierta a la reflexión y la comprensión.
Creo que era necesaria esta larga y un poco farragosa introducción porque el tema de hoy ha dado pie a todo tipo de afirmaciones ,en las que no entro sobre su falsedad o certeza pero para las que no tenemos pruebas, por lo que me limitaré a exponer lo que un arqueólogo francés llamado Henri Lothe halló en un rincón del desierto del Sáhara  argelino y lo demás lo dejo a vuestra interpretación. Primero tenemos que viajar a Tassili , una meseta situada en el corazón del Sáhara llamada Tassili-n-Ajjer, situada al sureste del territorio argelino muy próximo a las fronteras con Libia y Níger,donde sobresale la cima del Adrar a 2.254 metros de altitud y la ciudad  de Djanet situada a diez kilómetros de la montaña en un oasis habitado por tuaregs. Su nombre ,Tassili-n-Ajjer, es una palabra beréber que significa “meseta de los ríos” haciendo referencia a una época en que esta región , como gran parte del Sahara, no era un desierto sino que estaba recorrida por ríos y era fértil , habitando en ella animales como los cocodrilos o los hipopótamos.

Mapa de Argelia, un país con 2.381.740 kilómetros cuadrados de superficie y una población que no alcanza los treinta y cinco millones en un terreno que casi representa cinco veces España. La mayor parte de la nación pertenece al desierto del Sáhara y si nos fijamos en el mapa vemos como en el sureste, muy cerca de las fronteras con Niger y Libia, se encuentra la meseta Tassili n-d-Ajjer, dentro del territorio habitado por los nómadas Tuareg y donde se encuentran las pinturas rupestres que describiría Henri Lothe, entonces director del Museo del Hombre de París,   en su expedición del año 1956 y en las que haría en sucesivos años , descubriendo al mundo lo que veinte años antes había descubierto el oficial francés Brenans (imagen procedente de http://histartes.blogspot.com )

 Hace unas semanas escribía en el Mentidero la historia del explorador húngaro László Almásy(1895-1951)  y contaba como en  1932 László  llegaría a la meseta de Jilf Al Kabir, donde haría un descubrimiento que le hizo famoso, una serie de sorprendentes pinturas rupestres en las que se representaba a personas nadando , por lo que la cueva sería conocida a partir de entonces como la Cueva de los nadadores. Se estima la antigüedad de estas pinturas en unos diez mil años. Decía entonces que el Sáhara no fue siempre un desierto y aunque todavía los científicos debaten como sucedió, hace unos doce mil años lluvias monzónicos caían sobre el Sáhara y lo convirtieron en una tierra fértil , verde y llena de vida y así se mantendría durante varios milenios hasta que la radicación solar produjo un cambio en las corrientes atmosféricas y las lluvias dejaron de caer , secándose sus lagos y ríos hace aproximadamente siete mil años . Los hombres que pintaron estas pinturas rupestres en las cuevas de Jilf Al Kabir, hoy en pleno desierto Libio , conocieron un Sáhara donde vivían cocodrilos e hipopótamos y donde los hombres podían bañarse, como reproducían las pinturas descubiertas por Almásy .

Fotografía de la Cueva de los Nadadores descubierta por László Almásy en el Desierto Libio , dentro del Sáhara. Una muestra de como el Sáhara no fue siempre como ahora, no que hubo un tiempo en que había ríos , lagos y fauna similar a la que aún se encuentra   en las zonas de sabana. Este mismo mundo fértil y rico en agua sería el que encontraría Lothe en Tassili aunque con la incorporación de unas enigmáticas figuras para las que todavía no hay una explicación concreta  (imagen procedente de http://magdalenasparaproust.blogspot.com ) 

Regresando de nuevo al Tassili argelino habita en él una especie arbórea descubierta en 1864 llamada Ciprés del Sáhara que sólo existe en esta meseta como un fósil viviente de lo que hace tiempo era este desierto y de la que únicamente quedan doscientos treinta y un ejemplares , la mayoría de ellos con más de dos milenios de antigüedad que han hecho que Tassili sea declarado Reserva de la Biosfera y también Patrimonio Mundial de la Humanidad desde el año 1982, aunque no sólo fue por esta mínima representación de los bosques que en un tiempo lejano cubrieron el Sáhara, sino por unas pinturas rupestres que guardan relación con las halladas por Almásy en 1932 aunque en ellas no encontraremos bañistas sino otras representaciones más extrañas y que darían mucho de que hablar en las décadas siguientes y aún en nuestros días. Argelia estaba en manos de Francia desde 1830, cuando bajo el gobierno del rey francés Carlos X (1757-1836), el último rey de la casa Borbón en Francia, el general Louis Auguste Victor de Ghaisne, conde de Bourmont(1773-1846) desembarcaba al frente de treinta y seis mil hombres en Argelia y el 5 de julio de ese mismo año ocupaba su capital , Argel.

Fotografía de uno de los 231 cipreses del Sáhara que sobreviven en la meseta del Tassili  como recuerdo de un pasado más húmedo de este desierto. La mayoría de ellas superan los dos milenios de edad y están en peligro de extinción ya que el terreno es cada vez más seco y las lluvias prácticamente inexistentes. Se conservan ejemplares en jardines botánicos fuera de Argelia, como es el caso del Jardín Botánico de Madrid, la ciudad donde vivo. Las pinturas rupestres y estos fósiles vivientes que son los cipreses hicieron que el Tassili fuera considerado Parque Nacional primero y luego Reserva de la Biosfera y Patrimono Mundial de la Humanidad (imagen procedente de http://es.paperblog.com )

Aunque tuvo que hacer frente a la dura resistencia liderada por el emir Abd el-Kader(1808-1883) este fue definitivamente derrotado en 1847 y Argelia se incorporaba como una nueva colonia al Imperio Colonial Francés . Sería en 1831 y para participar en la conquista de Argelia cuando se creó la Legión Extranjera Francesa, encargándose a partir de entonces del control de este nuevo territorio francés. He dado este rodeo sólo para que supierais el motivo de que hubiera una guarnición francesa en esta región del Tassili  y porque sería un oficial francés , un teniente llamado Brenans, quién en 1933  descubriera ,mientras inspeccionaba los oasis de la región  en la gran isla de piedra que es el Tassili, una gran cantidad de pinturas rupestres realizadas en la roca en las que se podían contemplar perfectamente dibujados hipopótamos, elefantes, cocodrilos  y también muchas formas que representaban hombres o al menos formas humanoides, porque su aspecto era muy extraño, aunque en 1933 era difícil encontrarle un parecido con nada

Estos paisajes mágicos son el resultado de la erosión causada por el viento sobre la piedra caliza que forma estas masas rocosas que por las noches se convierten en seres fantásticos y edificios imposibles en la imaginación de los exploradores de estas regiones. Como escribiría Henri Lothe en uno de sus cuadernos del viaje que hizo en 1956 “Lo deforme y lo fantástico de sus contornos finge graneros desfondados, castillos de ruinosos torreones, decapitados gigantes en actitud de súplica”. Casi todas las referencias a las palabras escritas por Lothe en sus cuadernos proceden de libro “La maldición de los exploradores de Lorenzo Fernández (imagen procedente de http://bohemiomundi.blogspot.com)

El relato de su descubrimiento no tardaría en llegar a oídos de un antropólogo y explorador francés llamado Henri Lhote. Lothe había nacido en Francia en 1903 y no se conoce demasiado de su infancia al margen de que  se quedó huérfano a la edad de catorce años  .Tampoco sabemos cual era su situación económica pero no debía ser demasiado buena porque Lothe vio en el ejército la única  posibilidad no solo de ganarse la vida sino también de viajar a las colonias francesas en África, en particular a Argelia y Marruecos, territorios que siempre le habían fascinado y que despertaban su deseo de conocer que le acompañaba desde que era niño. .Sin embargo, sufrió un grave accidente y tuvo que abandonar su incipiente carrera como piloto del ejército debido a las graves secuelas que le quedaron de aquel accidente. Pero Lothe no era una persona que se desanimase con facilidad . Estudia en París con uno de los mayores expertos en pinturas rupestres y la Edad de Piedra  de la época, el antropólogo y arqueólogo    Henri Édouard Prosper Breuil(1877-1961). A su lado Lothe se convertiría en un reputado etnólogo y desde el momento que tuvo noticias del descubrimiento hecho por el teniente Brenans trató de organizar una expedición para estudiar las pinturas en persona.

Djanet, Algeria
Fotografía del Oasis de Djanet , habitada por los tuaregs Kel Ajjer y que hoy sirve como base para aquellos que quieren visitar las pinturas descubiertas por el oficial francés  Brenans y estudiadas y descritas por Henri Lothe . La imagen parece coincidir con la descripción de Lothe sobre los estrechos que conducían hasta el lugar donde se hallaban las pinturas “Atraviesan ese dédalo y en él se entrecruzan desfiladeros de suelo arenoso, angostos como callejas medievales. Quien allí se aventura cree hallarse en una ciudad de pesadilla”(imagen procedente de http://looklex.com )

Pero no encontraba apoyo financiero por parte del gobierno francés y además el estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939 iba a truncar cualquier intento de exploración. Lothe participa en la guerra pero es herido de gravedad y tiene que permanecer durante una década inmovilizado en una cama. Pero la fuerza de voluntad de la que siempre había hecho gala alimentada por el deseo de ver aquellas pinturas extraordinarias descritas por Brenans permitieron la recuperación de Lothe que, por fin, lograba el apoyo para su expedición que durante años había tratado de conseguir en vano.En 1956, al frente de una expedición formada por treinta camellos y diez hombres, Lothe viajaba hacia el Tassili, dirigiéndose primero al oasis donde se hallaba la ciudad de Djanet, el único núcleo poblado en aquella región, cuando Argelia ya se hallaba inmersa en una guerra de independencia que había comenzado dos años antes y se prolongaría hasta 1962 que costaría la vida a más de un millón de personas.  Después de unos días de descanso reinician la marcha hacia el lugar donde Brenans había visto las pinturas , pero será un camino tan duro que incluso los camellos lo sufren como lo narra el propio Lothe “Las bestias tienen entrecortado el aliento por el esfuerzo, la pendientes es cada vez más empinada y la mole de pedruscos se va haciendo más imponente. Algunos camellos se desploman bajo la carga , que cae rodando torrentera abajo. En los guijarros se perciben rastros de sangre, pues sin excepción todos tienen despellejadas las patas y se han dañado las pezuñas con las aristas cortantes de las cajas”

Fotografía del explorador Henri Lothe junto a una roca  petroglifos en una roca del desierto del Sáhara en Mauritania. Los petroglifos son diseños simbólicos labrados en piedra, y también los encontraría en Tassili. Es una forma de comunicación utilizada por el hombre desde al menos hace diez mil años aunque ahora sólo podamos suponer que querían decir con ellos. Lo mismo sucede con las representaciones descritas por Lothe a las que el antropólogo y explorador francés llegó a describir como seres de otro planta , lo que no fue bien acogido por la comunidad científica que incluso descalificarían su trabajo por los métodos empleados en la investigación que habrían dañado las pinturas (imagen procedente de http://www.carlosmesa.com )

En el Tassili el terreno predominante es de arenisca y sobre este blando material el viento moldea extrañas formas, como si se tratara de la mano de un escultor invisible, y más de trescientos arcos . Por la noche las sombras de estas figuras erosionadas se tornan amenazantes en el silencio del desierto. De nuevo tomando prestadas las palabras de Henri Lothe nos cuenta “Lo deforme y lo fantástico de sus contornos finge graneros desfondados , castillos de ruinosos torreones, decapitados gigantes en actitud de súplica. Atraviesan ese dédalo y en él se entrecruzan desfiladeros de suelo arenoso, angostos como callejas medievales. Quién allí se aventura cree hallarse en una ciudad de pesadilla” No habiendo estado nunca en la soledad del desierto Lothe te transmite la fascinación de las noches en soledad rodeado de aquel paisaje que dibujaba en las sombras lo que la mente del explorador imaginaba . Después de días de dura marcha por fin llegaron a la zona descrita por Brenans, pero primero tuvieron que sortear la vegetación que obstruía el paso a un desfiladero que, a su vez , conducía a un lugar donde, al abrigo de la montaña, se encontraban las extraordinarias pinturas.

Figura del "gran dios marciano", actualmente deteriorada y poco visible. Reconstrucción digital de la figura. Su parecido con el traje de un astronauta es evidente.

En las fotografías podemos ver el conocido como “Gran Dios Marciano”. A la derecha marcando el contorno para que se pueda ver el dibujo y a la izquierda tal y como se puede observar directamente sobre la pared rocosa y , como podéis comprobar, apenas se puede distinguir nada. Una de las acusaciones que muchos arqueólogos hacen a Lothe es haber empleado métodos de investigación que dañaron las pinturas (imagen procedente de http://mpfiles.com.ar

Así lo relata Lothe en uno de sus cuadernos en los que anotó el desarrollo de aquella expedición Cuando nos encontramos entre las cúpulas de areniscas que se parecen a las aldeas negras de chozas redondas  no pudimos reprimir un gesto de admiración. El conjunto constituye una verdadera ciudad, con sus callejas, sus encrucijadas, sus plazas. Estábamos literalmente trastornados por la variedad de estilos y de temas superpuestos, en suma, nos tocó enfrentarnos con el mayor museo de arte prehistórico existente en el mundo, con imágenes arcaicas de gran calidad pertenecientes a una escuela desconocida hasta el presente. Detrás de la selva de matojos había un mundo desolado y repleto de pinturas jamás vistas por el hombre blanco  Además de las gacelas, rinocerontes, hipopótamos y elefantes que demostraban lo que en otro tiempo había sido el Sahara, Lothe  y sus acompañantes vieron también lo que describió como “seres de cabeza redonda y protuberancias similares a pequeños cuernos , otros con cabezas redondas más evolucionados, una especie de diablillos, el dios astronauta que parece tener una antigüedad mayor”

Otra de las representaciones de las pinturas de Tassili, la de alguien flotando en el aire, o eso al menos es lo que parece representar la figura donde podéis observar su cabeza de forma redonda y con extrañas protuberancias que salen de su cabeza. Lothe escribe “Pues si seres extraterrestres pusieron alguna vez pie en el Sahara, hubo de ser hace muchísimos siglos, ya que las pinturas de esos personajes de cabeza redonda del Tassili cuentan, por lo que deducimos , entre las más antiguas .” Esta explicación nada tiene en común con la de la corriente mayoritaria en el mundo académico que considera que son representaciones de rituales religiosos de los autores de las pinturas. (imagen procedente de http://mpfiles.com.ar )   

¿El dios astronauta? Si, ese es el aspecto que le sugería a Lothe que ,cuando viajó allí en 1956,  ya conocía el aspecto de un astronauta, algo que ignoraba Brenans cuando las contempló por vez primera Brenans en 1934 . Pero aún es más explícito Lothe  al describir estas figuras “El perfil es simple y la cabeza redonda  y sin más detalles que un doble óvalo en mitad de la cara recuerda la imagen de un ser de otro planeta. Brenans había señalado algunos , pero las mejores piezas  le habían pasado por alto, pues son prácticamente invisibles y para volverlas a la luz ha sido menester  un buen lavado de las paredes con esponja” Concluía Lothe Hemos encontrado un mundo muerto, irreal, diferente a todo cuan jamás hubiésemos imaginado”. Entre los miembros  de la expedición se encontraban el joven fotógrafo Philippe Le Tellier(1930-2011), que a pesar de su juventud ya había estado en Laponia y cubriendo un terremoto en Grecia en 1952, los pintores Claude Guichard(1932) y George Le Poitevin(1912-1992)  y permanecerían dieciséis meses tomando datos y registrando las más de quince mil pinturas que allí había y que Lothe y su equipo consideraban que tenían una antiguedad de entre siete mil y ocho mi años, aunque dataciones más recientes han aumentado su antiguedad hasta los diez mil años.

DOCUMENTAL SOBRE LAS PINTURAS DEL TASSILI DEL PROGRAMA CUARTO MILENIO

Os incluyo este reportaje sobre las pinturas del Tassili que es el mejor que he podido encontrar en castellano, ya que no hay demasiada información sobre ellos. Veréis que algunas informaciones que dan se contradicen con lo que escribo en este artículo en pequeños detalles ,porque en lo que respecta a las fechas del descubrimiento de las pinturas por Brenans hay diferencias según las fuentes, que lo datan en 1933 y 1934  . Habla también de los símbolos realizados con piedras sobre la superficie del desierto, orientados al este y que sólo pueden observarse desde el aire, algo parecido a las líneas de Nazca pero en una escala muy inferior en tamaño y complejidad

Seres que parecían flotar  en el aire, que llevaban en sus cabezas  lo que nosotros llamaríamos escafandras, y vestidos con una especie de monos y de tamaños colosales nunca vistos en las pinturas rupestres. En otro lugar muy próximo a estos dibujos, Lothe halló otras representaciones que nos describe con estas palabras que os traerán a la memoria imágenes de muchas películas de ciencia ficción “Más bajo, otro hombre emerge de un ovoide con círculos concéntricos que recuerda un huevo o, abusando de la imaginación, un caracol. Toda prudencia es poca para interpretar semejante escena, ya que nos hallamos ante unos temas pictóricos sin precedentes”  Ya vimos que el propio Lothe decía que la imagen de aquellas figuras “recuerda la imagen de un ser de otro planeta.” y así lo defendió ante la comunidad científica que, aunque aplaudió las investigaciones de Lothe, no coincidía en su apreciación de las pinturas.

Otra de las pinturas rupestres estudiadas por Henri Lothe. Ver estas pinturas despiertan la imaginación, más aún si tenemos en cuenta las leyendas que rodean el origen del pueblo tuareg que habita la región, que habla de una princesa que mantuvo relaciones con los dioses venidos del cielo y sus hijos serían los más nobles tuareg, una leyenda que también encontramos en textos bíblicos referidos a los orígenes de otros pueblos. Las leyendas son importantes porque suelen contener, envueltos en literatura y poesía una semilla de realidad. De todas formas, por muy sugerentes que nos puedan parecer estas pinturas no se pueden realizar afirmaciones sobre seres extraterrestres sin más prueba que estos dibujos que pueden hacer referencia a otras escenas simbólicas mucho más próximas a la realidad humana. Además hay que tener en cuenta que cuando Lothe afirmaba que eran extraterrestres eran los años cincuenta, una época en la que había un auténtico boom de los platillos volantes , lo que podría influir en sus conclusiones.   El misterio sigue vivo y abierto para seguir investigando (imagen procedente de  http://tejiendoelmundo.wordpress.com )

La mayor parte de esta comunidad científica discrepaban con Lothe y consideraron que el Gran Dios Marciano y las otras formas representadas en las rocas del Tassili eran similares a otras representaciones de hombres llevando máscaras  y ropas rituales y no representaciones de formas de vida extraterrestre . Incluso tiempo después hubo publicaciones que criticaron a Lothe por sus métodos de investigación que habrían causado daños a las pinturas. Lothe moría en 1991 pero las pinturas que ayudó a difundir con sus investigaciones  siguen hoy planteándonos preguntas sobre su significado y los pueblos que las hicieron. En Internet encontraréis muchas paginas afirmando que es la prueba definitiva de la llegada de extraterrestres a la Tierra en nuestro pasado y otros que descalificarán esta opinión y argumentarán que se trata de representaciones humanas simbólicas. Yo sólo quería daros a conocer, a los que la ignorabais, esta historia y dejo a cada lector que saque sus propias conclusiones. En todo caso creo que no se puede ni afirmar ni negar nada sobre estas escenas porque no conocemos lo que querían representar con ellas sus autores, todo lo que digamos , desde las tesis más académicas a las más heterodoxas, no son más que hipótesis  y juicios de intenciones sobre los que diseñaron estos dibujos. Es un enigma, un misterio y como dijo Albert Einstein “El misterio es la cosa más bonita que podemos experimentar. Es la fuente de todo arte y ciencia verdaderos.” La ciencia se hace buscando respuestas a los enigmas.

A la izquierda el Gran Dios Marciano, que tiene seis metros de altura, en la parte inferior  vemos a otra de las figuras de cabezas redondas  que parece llevar a tres seres humanos hacia algo que podría interpretarse como una especie de nave y que los partidarios de las hipótesis más atrevidas lo consideran una abducción . Sin pronunciarme sobre lo que estas pinturas puedan representar creo que es algo fascinante su contemplación ¿Dioses, astronautas Muchas preguntas surgen al contemplar estas pinturas . Hay algo que no se puede negar, se trata del mayor museo de arte prehistórico del mundo (imagen procedente de http://elmundoysussecretos.blogspot.com )