FELIZ NAVIDAD A LOS LECTORES DEL MENTIDERO , LA TREGUA DE NAVIDAD Y LA HISTORIA DE UN VILLANCICO

Cuando hace poco más de un año comencé a escribir el Mentidero no podía esperar que un año después seguiría escribiéndolo y, sobre todo, que me daría tantas satisfacciones, no por el número de lectores ni por el mayor o menor éxito que pudiera tener este blog, poco más que una gota en un océano de más de 160 millones de personas que dedican una parte de su tiempo a expresarse, a ponerse en comunicación con los demás, a compartir información y aprender unos de otros, pues creo que eso es lo más importante que ha conseguido Internet al introducirse en nuestras vidas, acercarnos a gente de la que , de otra forma, jamás habríamos sabido nada e intercambiar diferentes ideas y experiencias que nos enriquecen a todos. Pero lo más importante que me ha aportado el Mentidero han sido las extraordinarias personas que he conocido a lo largo de este tiempo , que se han tomado la molestia de escribirme un comentario, de hacerse seguidores del blog y algunas de las cuales ya figuran ahora entre mis amigos, y espero que lo sigan siendo durante muchos años y , si es posible, durante toda la vida. Como escribiera Alberto Moravia, “la amistad es más difícil y rara que el amor. Por eso, hay que salvarla como sea”.
Hoy es Nochebuena y por un día quería apartar del Mentidero los temas que suelen ocuparme, aunque sólo sea por este  día, víspera de la fiesta más importante de la cristiandad junto con la Resurrección. Pero creo que la Navidad está por encima de los credos, seamos cristianos, musulmanes, judíos, ateos o de cualquier creencia , durante unos días las palabras felicidad, paz, entendimiento, tolerancia, caridad pasan a convertirse en protagonistas de nuestras conversaciones y no hay un símbolo más representativo de lo que significa esta fecha que una canción, un villancico, que estoy seguro que casi todos habéis cantado alguna vez o, al menos , lo habéis oído, “Noche de Paz”. Con su historia quiero hoy desearos Feliz Navidad a todos , pero antes , y como hacemos siempre en el Mentidero e imagino que ya lo estáis esperando, miraremos al pasado para buscar el origen de los villancicos y la historia de esta canción , símbolo de las fiestas navideñas
ADESTE FIDELES
Junto con “Noche de Paz” , uno de los más bellos e interpretados villancicos es “Adeste Fideles”, “Venid fieles” en castellano, donde se invita a los fieles a ir a adorar al niño Jesús a Belén. En latín en el original, algunos atribuyen su composición al rey de Portugal Juan IV , llamado el Rey Músico(1604-1656), en cuyo palacio se encontraron dos manuscritos de “Adeste Fideles”. En la actualidad es interpretado en España, Francia, Portugal e Inglaterra durante la bendición en el día de Navidad. En la versión que acompaña al artículo he elegido una muy hermosa en la voz de Enya. Espero que os guste
  
El villancico nace en España como tal hacia el siglo XV, cuando la Edad Media llega a su fin y el Renacimiento despierta a un mundo nuevo que bebe , sin embargo, en las fuentes clásicas griegas y romanas. La inspiración de las letras de estos villancicos hay que buscarla en un género poético nacido en la España musulmana conocido como Zéjel , cuyo principal representante fue el poeta árabe nacido en Córdoba ,Ben Quzman(1078-1160). Estos poemas eran cantados por pequeños coros acompañados por instumentos de la época , como el laúd, el tambor, las flautas y las castañuelas . Si buscamos el significado de la palabra villancico en el Diccionario de la Lengua Española encontramos esta definición “Canción popular, principalmente de asunto religioso, que se canta en Navidad y otras festividades.” y tal vez  de su origen popular deriva , probablemente, su nombre de villancico, pues eran los villanos, los habitantes de las villas, los que cantaban estas breves composiciones.
Será ya a partir de la segunda mitad del siglo XVI cuando comienza a extenderse estas composiciones, sobre todo a partir del momento en que la Iglesia , que durante la primera parte del siglo había tenido que sufrir los ataques de la Reforma protestante ,que la había debilitado e incluso desplazado por completo en muchas naciones europeas, trata de impulsar una nueva evangelización de la sociedad y para ello decide ir alejándose del uso del latín, desconocido por el pueblo, para utilizar las lenguas vernáculas en las piezas musicales que acompañaban a determinadas fiestas religiosas como la Semana Santa o la Navidad , para lo cual contrataban músicos y un maestro de capilla que se encargaban de componer piezas específicas para estas fechas en particular. Hay que tener en cuenta que en esta época el villancico no es sólo navideño, sino que se asocia a diferentes festividades religiosas como la Asunción y la Inmaculada Concepción.
El arreglo manuscrito más antiguo conservado de “Noche de paz” escrito por Joseph Mohr en 1816. Este manuscrito corresonde al año 1820 y se halla conservado actualmente en el Museo Carolino Augusteum de Salzburgo (imagen procedente de http://www.fortunecity.com )
Durante el siglo XVII vive su época de mayor esplendor en España para , a partir del siglo XVIII, perder parte de su importancia ante el empuje de las composiciones italianas, las más de moda en la época ilustrada. Incluso llegaron a ser prohibidos en España en el año 1765 durante el transcurso de los oficios religiosos, aunque nunca perdió su vigencia entre el pueblo, que los mantuvo como parte de su tradición hasta su definitiva recuperación a lo largo del siglo XX. Pero en ese tiempo su uso se había extendido por toda Europa y Estados Unidos y en el siglo XIX nacería el más emblemático de todos los villancicos, “Noche de Paz”, un villancico que tiene su propia historia. La letra de “Noche de paz” se la debemos al sacerdote austríaco Joseph Mohr(1792-1848). Desde muy pequeño se hizo patente su talento musical y fue ese talento lo que le permitió desarrollar sus estudios gracias a las ayudas recibidas, a pesar de que su familia apenas tenía recursos, ya que su padre había abandonado a su familia al poco de nacer Joseph.
LA TREGUA DE LA NOCHE DE NAVIDAD DEL AÑO 1914
Una de las historias mas hermosas y conmevodoras que rodea a la Navidad y a Noche de Paz fue la tregua de la Nochebuena, el 24 de diciembre del año 1914, durante el primer año de la Primera Guerra Mundial. Aquel día, en territorio belga,cerca de Ypres,  los soldados alemanes que ocupaban sus trincheras frente a los británicos, comenzaron a cantar “Noche de Paz”, y a ellos se unieron los británicos. El fuego se detuvo, la guerra paró . Sería la conocida como “La tregua de la noche de Navidad”. Aún hoy, es dificil escuchar esta historia sin que las lagrimas acudan a los ojos, un canto al deseo de paz de los seres humanos
Escena de la película “Joyeux Noel” que relata esta historia. No he encontrado versión en español, pero creo que la música y las imagenes transmiten la fuerza de aquel momento histórico
  Después de ordenarse sacerdote en 1815 tras recibir la dispensa papal por ser hijo ilegítimo, fue enviado a una pequeña aldea situada en los Alpes llamada Mariapfar y un año después escribiría un poema al que titulo “Stille Nacht!Heilige Nacht!” , que puede traducirse por “¡Noche tranquila!¡Noche sagrada!” que todos conocemos hoy como “Noche de Paz”. Un año después Joseph Mohr fue trasladado a una nueva parroquia, la de Oberndorf. Mohr  quería ponerle música a su poema y se lo llevó al compositor, también austríaco,  Franz Xaver Gruber (1787-1863), que era maestro de escuela y organista de la iglesia de San Nicolás en Oberndorf. Hay otra versión según la cual Mohr no lo habría compuesto, sino que habría pedido a Xaver Gruber una canción para ser cantada por el coro de la iglesia y acompañada por una guitarra durante la Navidad , después de que una gran tempestad de nieve hubiera inutilizado el órgano de la iglesia, aunque no existe ninguna referencia a esta historia del órgano hasta el año 1909    
Retratos de Franz Xaver Gruber(izquierda) y Joseph Mohr(derecha) compositor de la música y autor de la letra de “Noche de Paz” respectivamente, un villancico que se ha convertido en símbolo de la Navidad y traducido a más de trescientas lenguas, ayudado por su facilidad para ser interpretado sin necesidad de música, basta la voz 
Sea como fuere, “Noche de Paz” se estrenaría el 24 de diciembre de 1818, acompañada por una guitarra y cantada por el propio Joseph Mohr. Sin embargo, no empezaría a tener fama hasta unos años después, cuando en el año 1833 fue interpretado en la ciudad alemana de Leipzig dentro de un festival de composiciones tirolesas. A partir de ahí su fama le convertiría en lo que hoy es considerado el villancico más conocido e interpretado en el mundo, traducido a más de trescientos idiomas y con innumerables versiones adaptadas a todo tipo de estilos musicales. Y es difícil todavía hoy no emocionarse cuando escuchas esta hermosa letra compuesta hace casi doscientos años por Joseph Mohr.
Noche de paz, noche de amor,
Todo duerme en derredor.
entre sus astros que esparcen su luz
bella anunciando al niñito Jesús
Brilla la estrella de paz
Brilla la estrella de paz.

Noche de paz, noche de amor
Todo duerme en derredor
Sólo velan en la oscuridad
Los pastores que en el campo están;
Y la estrella de Belén
Y la estrella de Belén
Noche de paz, noche de amor;
Todo duerme en derredor;
sobre el Santo Niñito Jesús
Una estrella esparce su luz,
Brilla sobre el Rey,
Brilla sobre el Rey.
Noche de paz, noche de amor
Todo duerme en derredor
Fieles velando allí en Belén
Los pastores, la Madre también
Y la estrella de paz,
y la estrella de paz.

NOCHE DE PAZ

Hay innumerables versiones de Noche de Paz, he escogido esta de Celtic Woman que me gusta en particular, pero cada uno llevamos esta música en el corazón.

Y ahora que ya conocemos la historia del más conocido de los villancicos de la Navidad, quiero cerrar este artículo que es más un deseo para todos los que lean estas palabras y también para los que no lo hagan,pues creo en el poder mágico de la palabra, en su capacidad de transformar la realidad, de cambiar este mundo para convertirlo en un lugar más tolerante, donde no seamos indiferentes a la injusticia, a la miseria, a la violencia y a la maldad. Decía Gandhi “Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos”. Imaginad lo que podemos hacer todos nosotros si nos esforzamos en mejorar día a día, dar un poco más de amor a los que nos rodean y  sin perder nunca la esperanza en un futuro mejor. Dicen que la Navidad es anacrónica, que es una fiesta de la hipocresía. Tal vez soy un ingenuo, pero yo creo en la bondad intrínseca del ser humano, en su capacidad para transformar lo malo en bueno y la Navidad puede ser un excelente momento para inspirarnos y dirigirnos por ese camino de generosidad, de amor y bondad, los valores que nos hacen más humanos y hacen que la vida merezca ser vivida
Para todos los lectores del Mentidero ¡¡FELIZ NAVIDAD!! con todo mi corazón
Os deseo con todo mi corazón a cada uno de vosotros, a las personas que amáis y a todos los que necesitan una voz de animo, de comprensión, de amor  ¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!! y no olvidéis amar, es lo que ,al final, nos dará la felicidad que tanto anhelamos, la única riqueza que merece la pena atesorar en nuestro corazón.  
La Navidad es un buen tiempo para recuperar la fe en la bondad del ser humano y esforzarse en no perderla nunca. Siguiendo estas palabras de Gandhi  “No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias” .Es en esa fe donde radica nuestra esperanza de que lograr un mundo mejor es mucho más que un sueño de Navidad, es una realidad que podemos conseguir. FELIZ NAVIDAD!!! (imagen procedente de http://www.fondoswallpaperstock.net )
Anuncios