HANNAH ARENDT Y MARTIN HEIDEGGER . LA ANGUSTIA DEL SER (SEGUNDA PARTE)

Al final de la primera parte de esta historia dejábamos a Hannah Arendt(1906-1975) recién casada con su antiguo compañero de estudios y filósofo Günther Stern(1902-1992) en 1929. En 1926 Hannah había abandonado la Universidad Philipps de Marburgo para estudiar en Heidelberg con el psiquiatra y filósofo Karl Jaspers(1883-1969) y alejarse de la relación que mantenía desde 1925 con su profesor , el filósofo Martin Heidegger(1889-1976), aunque vimos también como esta relación clandestina que encadenaba el espíritu de Hannah siguió incluso después de su marcha, a través de la correspondencia y de breves encuentros entre los dos amantes, hasta que en 1928 fue Heidegger el que decidió poner punto final a la misma alegando que podía perjudicarle en su carrera académica, ya que iba a ser designado para ocupar la cátedra de Husserl en la Universidad de Friburgo, aunque quizás el auténtico motivo para su ruptura se hallaba en la nueva conquista de Heidegger, una íntima amiga de su esposa llamada Elisabeth Blochmann. 
Hannah aún no había logrado liberarse del amor que sentía por Heidegger, recordemos que al conocer la decisión de él escribe en una carta “Te quiero igual que el primer día, lo sabes y yo siempre lo he sabido. Y si Dios quiere, te querré aún más después de la muerte” y la sombra de Heidegger sobrevolaría como un pájaro de mal agüero sobre el matrimonio de Hannah y Günther. Pero retomemos el relato en Berlín, año 1929, cuando Hannah comienza a plantearse de forma diferente su judaísmo al estudiar la vida de la escritora alemana de origen judío  Rahel Varnhagen(1771-1833) con la que Hannah se sentirá muy identificada. Rahel Varnhagen , nacida en Berlín, había sido la anfitriona de uno de los primeros salones literarios de la capital alemana durante los primeros años del siglo XIX  y a él asistían algunos de los principales personalidades del mundo de la ciencia, la filosofía, la poesía o el teatro en la época en que el Romanticismo se imponía en las ideas y las costumbres. A lo largo de su vida intercambió correspondencia con más de nueve mil personas y Hannah tuvo acceso a parte de las más de seis mil cartas que se conservan de ella.

Archivo:Rahel Levin.png
Rahel Varnhagen von Ense , de nacimiento Rahel Levin, despertó en Hannah la reflexión sobre su propia identidad y lo que para ella significaba ser judía. Con la biografía de Rahel , Hannah mostraba el fracaso en los intentos de adaptarse a la sociedad por parte de los judíos, en particular de aquellos en mejor posición social debido al creciente antisemitismo, no sólo en Alemania,sino en gran parte de Europa. Rahel llegó a ocultar su apellido judío y trato de subir en sociedad a través del matrimonio, pero siempre su condición judía se convertía en el obstáculo insalvable para ser aceptada por las clases altas. En 1808 se casaba con August Varnhagen que la bautizó en el cristianismo. Parecía que había logrado su objetivo, pero siempre se sentía como un elemento extraño en aquella sociedad antisemita. Hannah demuestra que en las sociedades antisemitas la única forma que un judío tenía de integrarse era convertirse también en antisemita, es decir, traicionándose a si mismo, renunciado a ser quien se es por fe y por cultura, falsificando tu ser. Sólo al final de su vida Rahel recuperó su identidad y se dio cuenta de que nunca la dejarían participar en aquella sociedad  pero también fue consciente de que al recuperar su identidad se recuperaba a sí misma
La apasionante vida intelectual de Rahel y sobre todo la evolución que experimentó para pasar de la vergüenza que sentía por ser judía y sus intentos por integrarse en la sociedad ocultando su identidad judía , al orgullo de serlo , como lo refleja esta entrada de su diario del 2 de marzo de 1833 escrita apenas cinco días antes de su muerte soy refugiada de Egipto y de Palestina. Lo que toda mi vida me ha producido mayor vergüenza, mayor dolor, mayor desgracia, haber nacido judía, ahora, por nada del mundo querría ser desposeída de ello“, obligó a Hannah a replantearse lo que era para ella ser judía, pues hasta entonces lo había asumido sin considerarlo una diferencia sino tan solo como un hecho, algo que formaba parte de su naturaleza. Inicia entonces un acercamiento al sionismo, una filosofía política que había nacido a finales del siglo XIX de la mano y obra del escritor y periodista austrohúngaro  Theodor Herzl (1860-1904) que defendía la creación de un estado judío ante la creciente persecución a la que eran sometidos en Europa, sobre todo en su parte Oriental y principalmente en Rusia. Mientras Hannah experimenta esta evolución en su pensamiento y el despertar de su conciencia judía , el matrimonio se traslada a Frankfurt.
Su marido, Günther Stern, inicia entonces una polémica con Martin Heidegger  pues considera que el pensamiento de éste último es peligroso porque tiene de la deshumanización del hombre, al vaciado del ser y , como escribe José Antonio Marina en su “Palabras de amor” que me está acompañando a lo largo de todo este relato, Günther “se autodesigna como el filósofo que lucha por el respeto de los derechos de los hombres y que defenderá los logros de la democracia cueste lo que cueste”. Muchos años después Günther será un destacado pacifista reconocido internacionalmente, pero en 1930 es rechazada su petición de ingreso en la Universidad de Frankfurt, petición denegada por el veto del  profesor y filósofo Theodor Adorno(1903-1969), tal vez por los celos que sentía hacia Stern no sólo por su competencia filosófica, sino también porque compartía con Adorno la afición a la música, siendo mejor interprete que éste tanto de violín como de piano. Fuera por envidia o no , Hannah , indignada , convence a Günther para que regresen a Berlín  en 1931, año en el que ella se une a una organización sionista . Más que nunca toma conciencia de su judaísmo ante el avance imparable del Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores (NSDAP) .

Theodor Herzl, judío de origen húngaro, periodista y escritor, fundaría el sionismo moderno. Como le sucedía a Hannah, en un principio Theodor Herzl no prestó atención a su condición de judío hasta que siendo corresponsal en París constató el crecimiento del antisemitismo que se manifestó sobre todo en el célebre Caso Dreyfus, en la que el oficial francés de origen judío Alfred Dreyfus fue acusado falsamente de haber traicionado a Francia espiando para Alemania . Herzl fue testigo de como a la salida del juicio en el que fue condenado Dreyfus los parisinos gritaban “¡Muerte a Dreyfus! ¡Muerte a los judíos!“. Ahí nacería la idea de Herzl de la necesidad de hallar un lugar donde el pueblo judío pudiera fundar una nación pues, como anotaba en su diario en 1895 ,”En París, como ya he dicho, he adquirido una actitud más libre hacia el antisemitismo … Por encima de todo, reconozco el vacío y la inutilidad de tratar de ‘combatir’ el antisemitismo.” Sus palabras se convertirían en una triste realidad años después, cuando el antisemitismo fue una de las banderas que los nazis utilizaron para ganar las elecciones Quiero pensar, sin embargo, que hoy el antisemitismo ha sido desterrado por fin de Europa, aunque  estudios como el que ayer comentaba en la primera parte de esta historia me hace dudar de ello (imagen procedente de http://ivarfjeld.wordpress.com )
Y ahora creo oportuno retroceder unos pocos años para conocer que había sucedido en Alemania para que Stern y Hannah estuvieran convencidos de la llegada de los nazis al poder y del peligro que eso representaría para la paz y , en particular, para la población judía. Alemania había perdido la Primera Guerra Mundial en 1918 y se vio obligada a la firma del Tratado de Versalles que sería firmado el 28 de junio de 1919 en el Salón de los Espejos del Palacio de Versalles. Las condiciones que se fijaron en aquel tratado fueron muy duras para Alemania, y aquí extraigo estas palabras de la obra “Breve Historia del Holocausto” del escritor español Ramón Espanyol(1975)  que me servirá como fuente de información sobre el auge del nazismo “Las colonias alemanas serían un protectorado de los países vencedores. Francia recuperaba los territorios de Alsacia y Lorena, se limitaba el ejercito nacional a cien mil soldados, se acotaban regiones desmilitarizadas , se obligaba a unas reparaciones de guerra por un valor de doscientos sesenta y nueve millones de marcos en oro” y además en uno de los artículos del Tratado , en el 231, se declaraba que “Alemania y sus aliados son responsables , por haberlos causado , de todos los daños y pérdidas infligidos a los gobiernos aliados”
El Imperio Alemán, el llamado II Reich, Reich significa Imperio en alemán, había desaparecido con la abdicación del kaiser Guillermo II(1859-1941) el 9 de noviembre de 1918 y su posterior exilio a Holanda. Nacía la República de Weimar, llamada así porque fue en esta ciudad donde se fundó,  y muchos alemanes acusarían a los nuevos gobernantes de traidores a la patria por aceptar unas condiciones tan humillantes después de cuatro años y medio de guerra , una guerra que había costado la vida a más de dos millones de soldados alemanes. Era la primera semilla del descontento que llevaría a los nazis al poder. La segunda semilla fue la crisis económica originada por el alto coste de las reparaciones de guerra que debía abonar Alemania a las potencias vencedoras. Para pagarlas comenzaron a imprimir más y más billetes lo que provocó la devaluación de la moneda que en los años siguientes se descontrolaría por completo. Así, si una barra de pan costaba 0,53 marcos en 1918, en enero de 1923 costaba ya 250 marcos, 3500 marcos en agosto de ese mismo año y en noviembre de 1923 su precio era de unos increíbles doscientos millones de marcos. Todo esto  llevó aparejado el empobrecimiento de la población, desempleo y un creciente descontento social que sería aprovechado por grupos extremistas que buscaban culpables y los hallaban sobre todo entre los comunistas y los judíos.

BREVE REPORTAJE SOBRE LA HIPERINFLACIÓN EN ALEMANIA ENTRE 1919 Y 1923  

El dinero inestable destruye los principios de una sociedad libre, y la crisis económica y la hiperinflación que  hizo que un periódico llegara a costar miles de millones de marcos, fue una de las causas  que contribuyó al auge del nazismo . Sólo dura tres minutos y creo que ayuda a comprender mejor las causas de esta crisis

Aparece entonces en escena Adolf Hitler(1889-1945), que había nacido en la localidad austríaca de Braunau. Durante sus primeros años de vida Hitler había convivido  en casa con  la violencia de su padre , Alois Hitler, hasta la muerte de este en 1903, lo que fue un alivio para la familia. Pero cuatro años después Hitler acusaría con más fuerza el fallecimiento de su madre, Klara Pölzl como consecuencia de un cáncer de mama. Hitler, que siempre había mostrado inclinaciones artísticas, decide viajar  a Viena para ingresar en la escuela de Bellas Artes  pero su solicitud fue rechazada y comienza una etapa de vagabundeo por la ciudad, pasando por graves dificultades económicas  y también donde comienza a formarse su pensamiento político con la lectura de filósofos como Friedrich Nietzsche(1844-1900), Arthur Schopenhauer(1788-1860) y , sobre todo, la influencia de la música de Richard Wagner(1813-1883), que inspiró su nacionalismo exacerbado. Ya entonces Hitler acusa a los judíos de controlar las galerías y escuelas de arte , alimentando contra ellos el resentimiento de haber fracasado en su aventura artística. Era su coartada para silenciar su frustración y ocultar la verdadera causa de su fracaso, su mediocridad y la falta absoluta de talento.  
Participa en 1914 en la Primera Guerra Mundial , donde se alistó como voluntario y por su comportamiento en el combate obtuvo la Cruz de Hierro de Primera Clase aunque nunca obtuvo un grado superior al de cabo pues, según sus superiores, carecía de dotes de mando. Terminada la guerra Hitler regresa a aquella Alemania donde se estaba preparando el caldo de cultivo para una revolución, con una sociedad empobrecida, humillada y que miraba con resentimiento a las potencias vencedoras en la guerra y a sus propios gobernantes. Para canalizar parte de este descontento el 24 de febrero de 1920 se fundaba el Partido Nacionalsocialista  Alemán de los Trabajadores, donde Hitler no tardaría en convertirse en su auténtico hombre fuerte. Este partido abogaba por la abolición del Tratado de Versalles y la formación de una Gran Alemania eliminando a todos aquellos que no fueran alemanes puros, es decir, eliminando a los judíos. Un año después, en 1921, Hitler era ya el führer, es decir, el líder del partido y no cesa de lanzar ataques verbales a la comunidad judía, a la que acusa de controlar la banca y empujar a Alemania hacia el abismo.

En la imagen vemos a partidarios de Hitler en un camión el 8 de noviembre de 1923 , cuando sus seguidores salieron de la cervecería de Hofbrauhaus  y protegidos por las milicias de las SA se dirigieron a la Marienplatz de Munich, donde les esperaban varios millares de personas. Una vez agrupados se dirigieron hacia el Ministerio de Defensa , pero entonces fueron detenidos por la policía y se produjo un enfrentamiento en el que resultó herido el propio Hitler. El que sería conocido como Putsch, que significa golpe de estado, de Munich o Putsch de la Cervecería fracasaba ante la falta del apoyo de la población. Hitler fue detenido y acusado de alta traición sería condenado a cinco años de prisión aunque, por desgracia, sólo cumplió seis meses siendo liberado por buen comportamiento. En prisión nacería el Mein Kampf, base de la doctrina política nazi (imagen procedente de http://www.taringa.net )
Ante el creciente descontento social, los nazis creen llegado el momento de tomar el poder y el 8 de noviembre de 1923 intentan dar un golpe de estado conocido como el Putsch de Munich o de la Cervecería, ya que los partidarios de Hitler se concentraron en la cervecería muniquesa de Hofbrauhaus. Pero el golpe fracasó pues no halló el respaldo social que esperaba Hitler y sus seguidores, hubo un tiroteo en el que el propio Hitler sería herido y posteriormente detenido. En 1924 es condenado a cinco años de prisión acusado de alta traición, aunque saldrá a los seis meses por buena conducta. En el tiempo que permaneció encarcelado dictará a su secretario Rudolf Hess (1894-1987) el “Mein Kampf”, que significa “Mi Lucha” donde establece las líneas básicas del pensamiento político nazi. En el libro , además de insistir en la idea de la Gran Alemania y la abolición del Tratado de Versalles, se ataca directamente a los judíos  a los que se acusa de tener un plan para dominar Alemania , por lo que , según Hitler, había que declararles la guerra para liberar a los alemanes de su opresión y salvaguardar la pureza de la raza aria.
Así, leemos en esta obra ,cuyo contenido es repugnante, no encuentro otro calificativo que le sea más adecuado, pero que es importante conocer porque conduciría a las decisiones que crearon el Holocausto, “Si se divide a la humanidad en tres categorías de hombres(creadores , conservadores y destructores de cultura) encontraríamos seguro el elemento ario como único representante del primer grupo. Casi siempre el proceso de desarrollo ha sido el mismo: grupos arios, generalmente en proporción numérica pequeña, dominan pueblos extranjeros , favorecidos por el gran número de elementos auxiliares de raza inferior que encuentran disponibles en estos pueblos, y gracias al trabajo y la capacidad intelectual y organizadora latente en aquellos grupos arios . La mezcla de la sangre y el menoscabo del nivel racial que le es inherente constituyen la única y exclusiva razón del hundimiento de antiguas civilizaciones” Hallamos  en este breve párrafo dos de las ideas claves del nazismo, la superioridad de la raza aria , a la que considera la única que forma parte del grupo de los pueblos creadores, y la existencia de las razas inferiores, los judíos, que nunca deben mezclarse con la raza superior para no provocar la decadencia de esta  pues “Todo cruzamiento de raza provoca tarde o temprano la decadencia del producto híbrido, mientras el elemento superior del cruzamiento sobreviva en puridad racial.”

En la fotografía vemos a Hitler, primero por la izquierda , en la prisión de baja seguridad de Landsberg, que como podemos ver se parecía más a un hogar que a una prisión, en compañía de otros prisioneros y de su secretario personal, Rudolf Hess, segundo por la derecha, quién sería el encargado de escribir al dictado de Hitler el “Mein Kampf”. Hitler terminaría el libro ya fuera de prisión en la residencia Berghof , en Obersalberg, en plenos Alpes Bávaros donde ya en el poder pasaría largas temporadas, más incluso en que su residencia oficial en Berlín. Después de dejar la prisión permanecería algunos meses alejado de la vida pública y sería en esos meses cuando comenzaría una extraña relación con su sobrina Angelika Maria Raubal, donde quizás éste se enamoro de la joven. Años después agobiada  por la obsesión de su tío, Geli, como era conocida familiarmente, se suicidaría en 1932 (imagen procedente de http://www.anglonautes.com )
Pero aún nos faltaba encontrar la referencia directa a los judíos “La mezcla de sangre y la degradación del nivel racial es la única razón del hundimiento de las antiguas civilizaciones. No es la pérdida de una guerra lo que arruina a la humanidad , sino la pérdida de la capacidad de resistencia , que pertenece solamente a la raza. El antípoda del ario es el judío. Es difícil que en el mundo haya alguna nación donde el instinto de conservación  esté tan desarrollado como en el “pueblo elegido”. La mejor prueba  es el hecho de que esta raza continúa existiendo. Si pasamos revista a todas las causas del desastre alemán (en la guerra que acabamos de pasar), nos daremos cuenta de que la causa final y decisiva hay que buscarla en el hecho de no haber comprendido el problema racial, y en especial la amenaza judía” ¿Por qué los judíos son los culpables de la derrota alemana?¿por qué son inferiores?¿por qué la raza aria es superior¿son los alemanes arios o son el resultado de milenios de mezcla de diferentes pueblos invasores como sucede en todas las naciones del mundo? Por supuesto Hitler no podía responder a estas preguntas porque todos sus planteamientos eran absurdos, nacidos del resentimiento , la frustración y la humillación por la derrota en la guerra y se limitaba a afirmar , a acusar y a avivar el odio. Una vez más en la historia el pueblo judío iba a ser el chivo expiatorio de los demonios de una nación, y por desgracia, el pueblo más culto de Europa iba a ser complice de ello.

Termina la alucinada visión de la realidad de Hitler con esta afirmación “Para poder continuar subsistiendo como un parásito dentro de la nación, el judío necesita consagrarse a la tarea de negar su propia naturaleza íntima” Después de su publicación no puede extrañarnos que Hannah Arendt y su marido y otros intelectuales fueran conscientes de la amenaza que suponía el nazismo , lo que puede asombrarnos es que no fueran conscientes de ello muchos alemanes que no tenían nada contra los judíos y la propia comunidad judía, pues incluso en 1933 la Asociación de los Judíos de la Nación Alemana pidió públicamente el voto para Adolf Hitler pues veían en él la solución a los problemas económicos de la nación. El mismo año de la publicación del Mein Kampf, el militar prusiano Paul von Hindenburg (1847-1934) era elegido como nuevo presidente de la República de Weimar y se inicia un periodo de cierta estabilidad gracias a los prestamos realizados por Estados Unidos a Alemania y a la moratoria en el pago de las reparaciones de guerra, lo que permitió una ligera recuperación económica. En 1926 Alemania ingresaba en la Sociedad de Naciones, precursora de la actual ONU, y esta estabilidad supuso una pérdida de la influencia de los nazis.

BREVE REPORTAJE SOBRE LA DEFLACIÓN QUE AFECTÓ A ALEMANIA DESPUÉS DEL CRACK BURSÁTIL DE 1929

La deflación es el fenómeno contrario a la hiperinflacióno que padeció Alemania durante el periodo de  1919 a 1923. La crisis económica derivada del hundimiento de la Bolsa de Nueva York en 1929 y que afectó a todas las economías europeas, golpéo con mayor fuerza a la alemana que dependía de los prestamos norteamericanos. Los precios se hundieron, lo que se llama deflación, las empresas cerraron y el paro se multiplicó

Sin embargo, la crisis económica mundial nacida como consecuencia del Crack de la Bolsa de Nueva York el 29 de octubre de 1929 y con la que se iniciaba la Gran Depresión en Estados Unidos, iba a afectar a Europa y principalmente a Alemania, cuya economía estaba aún convaleciente y tenía una gran dependencia de la economía norteamericana. Entre 1929 y 1932 la producción industrial y agrícola desciende un 40%, los salarios se reducen en un 20% y el desempleo supera el 45% de la población activa del país. Los nazis no iban a desaprovechar la ocasión y bajo el lema “Trabajo, pan y plena ocupación” comenzaron a captar el voto de las clases medias y trabajadoras que ven en los nazis el símbolo del orden frente al caos en el que se estaba hundiendo la República de Weimar. La publicación del partido , el “Völkischer Beobachter”, lanza proclamas que arrastran a la sociedad “Hitler es la palabra del orden de todos los que creen en la resurrección de Alemania” o “Hitler es el hombre salido del pueblo, que sus enemigos odian porque comprende al pueblo y lucha por el pueblo”.
 En julio de 1932 se celebran elecciones y el Partido Nazi las gana aunque sin mayoría absoluta. Para resolver la situación vuelven a convocarse elecciones en noviembre y el Partido Nazi vuelve a ganar pero perdiendo votos. Sin embargo, para evitar el desgobierno , se alcanza un acuerdo de estado que permite que Adolf Hitler   se convierta en el nuevo canciller de la República el 30 de enero de 1933. A lo largo del siguiente año se darán todos los pasos para convertir a la República en un régimen totalitario, siendo el primero de estos pasos el incendio del Reichstag el 27 de febrero de 1933, del que los nazis culparon falsamente a los comunistas y que le sirvió a Hitler para aprobar un “Decreto de la protección del pueblo y del Estado” que suponía de hecho el fin de la democracia, facultando al canciller a suspender la libertad de expresión, de prensa, de reunión, el restablecimiento de la pena de muerte y la eliminación de las garantías judiciales para los detenidos. El anciano presidente de la República de Weimar, Paul von Hindenburg , fallecía el 2 de agosto de 1934 , y Hitler pasaba a ser no sólo el canciller sino el Presidente de Alemania. La República de Weimar había  muerto y comenzaba el III Reich, el tercer imperio, con un lema “Ein volk, ein reich, ein führer”, es decir, “Un pueblo, un imperio, un líder”.

Fotografía del incendio del Parlamento alemán , el Reichstag, el 27 de febrero de 1933. El fuego , que comenzó hacia las nueve de la noche , tenía varios focos. Cuando la policía llegó allí descubrió a un hombre medio desnudo agachado detrás del edificio, al que identificaron como el ciudadano holandés Marinus van der Lubbe(1909-1934), un albañil que tenía a sus espaldas un amplio historial como militante comunista . Marinus había viajado a Berlín en 1933 creyendo que ante la victoria de Hitler habría una reacción en la sociedad alemana y se produciría una revolución comunista. Cuando le detuvieron, Hermann Göring, inmediatamente acusó a los comunistas de estar detrás del incendio , aunque no había ninguna prueba de ello. Van der Lubbe permaneció siete meses encadenado en su celda y finalmente fue guillotinado el 10 de enero de 1934.En el año 2008 su condena sería revocada por un tribunal alemán , declarándolo inocente y víctima de una maniobra del partido nazi para hacerse con el poder absoluto sobre Alemania , pues posiblemente el incendio fue obra de los propios nazis (imagen procedente de http://antoniomaestre.wordpress.com )
Apenas algo más de un mes después del incendio del Reichstag  entraba en vigor el siete de abril de 1933 la “Ley para la Restauración de la Administración Pública” que ordenaba la expulsión de las administraciones públicas de todos aquellos que sean no arios, entendiendo por no arios a aquellos que tengan un padre o un abuelo judío, por lo que el término no ario no es más que un eufemismo pues en realidad se refería a los judíos. Unos años antes, en 1925, se habían creado las que se harían tristemente célebres Schutzstaffel o “Grupos de protección”, más conocidas como SS, que en un principio habían nacido como una milicia del Partido nazi pero que terminarían convirtiéndose en una especie de guardia personal de Adolf Hitler, como la guardia pretoriana de los emperadores del antiguo Imperio Romano, de cuya iconografía se aprovecharían los nazis para sus impactantes puestas en escena. Bajo la dirección de Heinrich Himmler(19000-1945) desde 1929, con su propio uniforme, un lema “Mi honor es la lealtad” y unos ritos que casi lo convertían en una secta religiosa, impulsarían a partir de 1933 y amparados por la Ley por la protección del pueblo y del Estado, el boicot a los comercios judíos, los saqueos de sus tiendas, el cierre de las consultas de médicos judíos y de sus despachos de abogados e incluso se vetó el ingreso de estudiantes judíos en la mayoría de colegios.

El 10 de mayo de 1933 se quemaron públicamente en Berlín miles de libros escritos por filósofos, médicos, científicos, escritores, poetas de origen judíos o inspirados por la ideología comunista. Esta quema de la cultura , este primer intento de borrar el legado de un pueblo y doblegar su resistencia espiritual se extendería por toda Alemania. Este mismo año se prohibe el sacrificio de animales siguiendo el rito marcado en la Torah, el pensamiento racista del Mein Kampf se convierte en asignatura obligatoria en las escuelas y todo ello alentado desde el diario “Der Stürmer”, fundado en 1923 y que siempre había estado al  servicio de la propaganda nazi. En sus portadas se hallan continuas referencias a los judíos, siempre con un lenguaje sencillo y populista y con un lema que dejaba bien claro cuales eran sus intenciones “Los judíos son nuestra desgracia”. Este es el clima que se respira en Alemania en 1933  y aunque soy consciente que nos hemos separado de la narración de la vida de Hannah Arendt, creo que era necesario para entender el marco en el que se iban a desarrollar los acontecimientos de su vida.

Fotografía de la quema de libros judíos en Berlín el 10 de mayo de 1933 . Este acto de barbarie se repetiría por toda Alemania durante el periodo nazi. Cuando a Sigmund Freud(1856-1939) padre del psicoanálisis , le comunicaron que los nazis habían quemado algunas de sus obras dijo , no sin humor, “¡Cuanto ha avanzado el mundo: en la edad media me habrían quemado a mí!”. Un siglo antes el poeta alemán Heinrich Heine(1797-1856) había escrito “Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos” Ninguno de los dos se equivocaba. Heine tenía razón, donde se queman los libros se termina quemando a los seres humanos y también tenía razón Freud, en la Edad Media le habrían quemado. Lo que por fortuna no llego a conocer Freud fue la nueva Edad Media en que se sumergió Alemania, una nuera medieval donde en las hogueras ya no ardieron sólo los libros, sino millones de seres humanos inocentes (imagen procedente de http://www.ojosdepapel.com )

Habíamos dejado a Günther Stern y Hannah en Berlín, después de que Günther fuera vetado por Adorno para ingresar como profesor en la Universidad de Frankfurt en 1931. Vimos como Hannah , a través de la biografía que estaba escribiendo sobre Rahel Varnhaguen, había tomado conciencia de su judaísmo y se unió a una organización sionista junto con un amigo de su abuelo, Kurt Blumenfeld, el mismo que la había animado a escribir la biografía de Rahel. Cuando el 27 de febrero se incendia el Reichstag, el Parlamento alemán, Günther y Hannah se plantean abandonar Alemania , son conscientes de que la situación no hará sino empeorar, pero finalmente deciden quedarse para colaborar en la lucha contra el nazismo. Es posible imaginar  que ambos , que admiraban la filosofía de Soren Kierkegaard(1813-1855), recordaran en aquellos momentos sombríos, cuando la locura racista nazi comenzaba a imponerse en Alemania, las palabras de Kierkegaard que ya cité en la primera parte de esta historia El asunto es encontrar una verdad que sea cierta para mí, encontrar la idea por la cual yo sea capaz de vivir y de morir”. Günther y Hannah sabían la idea que les iba a hacer vivir y que pondría en peligro su vida, la defensa de la libertad, de la tolerancia, de la paz frente al racismo, el odio, la intolerancia y la tiranía encarnada por los nazis.

Sin embargo, cuando entra en vigor la “Ley para la Restauración de la Administración Pública”, Günther pierde su trabajo y toma la decisión de exiliarse a París. Hannah , sin embargo, no quiere marcharse con él y durante los siguientes meses se dedicará a recoger  la propaganda antisemita de los periódicos y la que se reparte por las calles  para enviarla al extranjero en un intento de desvelar el verdadero rostro del nazismo. Por desgracia, en Europa y en Estados Unidos no se hará nada e incluso en muchos casos se mirará hasta con admiración las decisiones políticas nazis. La propia Hannah escribirá años después, recordando la pasividad internacional “Si es cierto que la humanidad siempre ha insistido en asesinar a los judíos, entonces el asesinato de judíos es una actividad normal y humana y el odio a los judíos una reacción que ni siquiera hace falta justificar” .Surgirán partidos inspirados por su ideas por toda Europa y también en Estados Unidos, con el apoyo de figuras como las del empresario Henry Ford(1863-1947). O estaban ciegos a lo que realmente estaba sucediendo o no querían verlo. Hannah llega a dar refugio en su casa a amigos comunistas  aunque sabe que si es descubierta será condenada a muerte, pero Hannah acepta el riesgo , demostrando no sólo un valor que la acompañaría durante toda su vida, sino la firme convicción en sus ideas .

Aunque hoy no suele mencionarse, el nazismo y el antisemitismo tuvo buena prensa y muchos seguidores tanto en Europa como en Estados Unidos. En la imagen vemos un desfile de la Unión Británica de Fascistas encabezado por su fundador Oswald Mosley. Creada en 1932 , la Unión Británica de Fascistas llegó a tener 50.000 miembros y cuando comenzó la guerra en 1939 impulsó una campaña dirigida a establecer una paz negociada con la Alemania nazi. Tal sería el grado de amistad con la cúpula de poder nazi que alcanzó Mosley que se casaría con su amante en la casa de Goebbels, ministro de propaganda nazi y uno de los hombres de confianza de Hitler. Pero también encontramos grupos antisemitas en Francia, donde incluso los judíos que huían de Alemania eran vistos con malos ojos, como pudo comprobar Hannah Arendt (imagen procedente de http://lacomunidad.elpais.com )

Es entonces, todavía en el año 1933, cuando Hannah se entera de que Martin Heidegger ha sido nombrado rector de la Universidad de Friburgo y que además se ha afiliado al Partido Nazi. En su discurso de aceptación como nuevo rector de la Universidad parecen flotar las ideas nazis sobre la Gran Alemania y el destino espiritual de la nación . Heidegger dice en su discurso “La aceptación del rectorado es el compromiso de dirigir espiritualmente esta escuela superior. La comunidad de los que siguen, profesores y alumnos, sólo se despierta y fortalece arraigando auténticamente y en común en la esencia de la Universidad alemana. Pero esta esencia sólo alcanza claridad, rango y poder si, ante todo, los propios dirigentes son en todo momento dirigidos; dirigidos por lo inexorable de esa misión espiritual que obliga al destino del pueblo alemán a tomar la impronta de su historia.” Y añade los tres principios a los que tiene que sentirse vinculado el estudiante alemán La primera vinculación es con la comunidad nacional.La segunda vinculación es con el honor y el destino de la nación entre los demás pueblos, y exige la disposición -afirmada en el saber y poder, y adiestrada por la disciplina- de entregarse hasta el límite. Esta vinculación abarcará y atravesará en el futuro la entera existencia estudiantil como servicio de las armas.La tercera vinculación del estudiantado es con la misión espiritual del pueblo alemán”

Estos vínculos no incluían, por supuesto, a los profesores judíos, pues catorce de ellos fueron apartados de la Universidad , entre ellos Edmund Husserl(1859-1938), para el que Heidegger había trabajado como asistente en la década de los veinte  y le ayudó a conseguir su puesto de catedrático. El agradecimiento no estaba entre las virtudes de Heidegger como podemos comprobar. Hannah escribirá a Heidegger acusándolo de antisemitismo, a lo que Heidegger responde con otra carta en la que trata de defenderse y justificar lo que a ojos de Hannah no tenía justificación alguna “Querida Hannah: Los rumores que te inquietan son calumnias que encajan perfectamente con otras experiencias que he tenido que vivir en los últimos años. El hecho de que dificilmente  pueda excluir a los judíos  de las invitaciones a los seminarios puede deducirse de las circunstancias de que en los últimos cuatro semestres no he tenido ninguna invitación al seminario. El que, según dicen, no saludo a los judíos es una difamación tan grande que, eso sí, la tendré en cuenta en el futuro. Eso sí, he perdido hace tiempo la costumbre de esperar algún agradecimiento o simplemente un talante decente por parte de los llamados alumnos”.

Después de conocer que Martin Heidegger se había afiliado al Partido Nazi, Hannah Arendt, en la imagen superior,  estaría diediséis años sin escribirle. Sin embargo, como veremos en la tercera parte de esta historia. Hannah no le guardaría rencor y en cierta forma seguiría queriéndole aunque a quién amaba de verdad y la hacia feliz sería a su segundo marido. Sobre aquellos años previos a la Segunda Guerra Mundial escribió Hannah “Que los nazis querían conquistar el Mundo, expulsar a pueblos “ajenos” y “extirpar a los biológicamente minusválidos” era tan poco secreto como la revolución mundial  y los planes de conquista mundial del bolchevismo ruso”  Pero nadie lo vio, o si lo vio no lo quiso creer o , simplemente, resultó más cómodo cerrar los ojos a lo que estaba sucediendo en Alemania. El tradicional antisemitismo europeo actuaba como anestésico y apenas se alzaron voces para protestar por el trato que estaban recibiendo. Se estaban cumpliendo las palabras del fundador del sionismo moderno, Theodor Herzl, que comentábamos al inicio de este artículo  “Por encima de todo, reconozco el vacío y la inutilidad de tratar de ‘combatir’ el antisemitismo.” Aunque yo pienso que nunca hay que perder la esperanza en la lucha contra la maldad que se halla detrás del antisemitismo o de cualquier otro tipo de racismo(imagen procedente de http://withfriendship.com )

Después de esta carta Hannah y Martin Heidegger no volverán a escribirse durante los siguientes dieciséis años. En favor de Heidegger , que aún en noviembre de ese año pronuncia ante los estudiantes en medio de un discurso estas palabras “El führer , y sólo el führer, es la realidad alemana de hoy y del futuro, así como su ley”, hay que decir que un año después renuncia al rectorado por diferencias con el gobierno y se aparta de toda actividad política , aunque seguirá dando clases. Mientras, la madre de Hannah, con la que ella estaba viviendo desde la marcha de Günther , es detenida  y liberada poco después, y la propia Hannah permanecerá retenida  y sometida a interrogatorios durante ocho días antes de ser puesta en libertad. Hannah sabe que ha llegado el momento de marcharse y escapa a Checoslovaquia. Una vez en Praga se dirige a Ginebra y desde allí a París , pero no son bien recibidos, sino muy al contrario, viven con la amenaza permanente de ser deportados a Alemania. Sobre esta actitud escribiría Hannah “Quienquiera que los perseguidores expulsasen del país como escoria de la humanidad –judíos, troskistas, etc.–, también era recibido como escoria de la humanidad en todas partes, y cuando se le declaraba como indeseado y molesto, se le recibía como extranjero molesto, en cualquier lugar adonde fueran.”

Fotografía del Campo de Concentración de Dachau, el primero en abrirse en febrero de 1933, apenas unos días después de la llegada de Hitler al poder, que en un primer momento estuvieron organizados y dirigidos por la policía y las SA o Sturmabteilung , que significa sección de asalto, otra de las milicias del Partido Nazi. En estos campos se encerraba a los disidentes políticos en condiciones de extremada dureza. Sin embargo, estos campos, excepto el de Dachau, serían clausurados y sustituidos por otros de mayor tamaño bajo el mando de las SS y que serían los tristemente concoidos campos de exterminio del Holocausto, como Sachsenhause abierto en 1936, Buchenwald en 1937 , Flossenburg en 1938 , Mauthausen-Gusen en 1938 o Ravensbrück en 1939, este último destinado sólo a mujeres. Toda una geografía del horror y el sufrimiento, de la ignominia y la perversidad nazi (imagen procedente de http://loretahur.nirudia.com ) 

Günther Stern , cuyos padres vivían y eran de Estados Unidos, consigue un visado y se marcha, dejando sola a Hannah en París. Era el fin de este matrimonio que nunca llegó a ser feliz aunque además la actitud de Günther abandonando por dos veces a Hannah no parece demasiado valiente ni ética, si bien no quiero juzgar desde la distancia sus actos mientras escribo en la pacífica tranquilidad de mi habitación. En París Hannah iba a conocer a un poeta y filósofo alemán , también de origen judío , llamado Heinrich Blücher(1899-1970) , un excomunista que se había opuesto después a las políticas de Josef Stalin(1878-1953) y que, pese a las reticencias iniciales de Hannah, terminaría conquistando su corazón y convirtiéndose en su segundo marido en 1940, el hombre con el que por fin encontraría la felicidad y del que escribiría en 1937 “Todavía me parece increíble que pueda tener las dos cosas, el “gran amor” y conservar mi identidad. Y sólo ahora tengo la primera, desde que poseo la segunda. Finalmente sé lo que es de verdad la felicidad” Parece que la sombra permanente de Heidegger abandona por fin el alma de Hannah. Pero la guerra y las pruebas más duras estaban por llegar. Aunque pretendía concluir hoy la historia no me ha sido posible por su extensión, así que emplazo al que tenga la paciencia de leer estas letras a mañana donde conoceremos el desenlace de la tortuosa relación entre Hannah y Heidegger junto a la derrota de la ignominia nazi. Pido disculpas si ha sido un resumen muy rápido del inicio del nazismo, he intentado que fuera lo más comprensible posible en un espacio tan reducido pero sólo es un borroso esbozo del horror que se estaba viviendo en la década de los treinta en Alemania.

Anuncios

LA LEYENDA DE LA LANZA SAGRADA O LANZA DEL DESTINO:DE LONGINOS AL NAZISMO

El Gólgota o Monte de la Calavera, en las cercanías de Jerusalén. Tres cruces se erigen en su parte superior, y en ellas tres hombres crucificados esperando la muerte, pero la atención de todos se centra en uno de ellos, Jesús el Nazareno  “Pilatos, por su parte, escribió y puso sobre la cruz este rótulo:  Jesús, el Nazareno, el rey de los judíos”(Juan 19,19-20) y “los que pasaban por allí le insultaban moviendo la cabeza y diciendo “tu, que destruías el templo y lo reedificabas en tres días, sálvate a ti mismo, si eres hijo de Dios, y baja de la cruz”(Mateo27,39-41). El tiempo transcurre despacio en la agonía de los crucificados y extraños fenómenos se suceden “Desde la hora sexta se oscureció toda la tierra hasta la hora nona. Hacia la hora nona gritó Jesús, Dios mío, Dios mío , ¿por qué me has abandonado?”(Mateo27,45-47) y la vida de Jesús se aproxima a su culminación “Después de esto, sabiendo Jesús que todo se había acabado, para que se cumpliera la Escritura , dijo: “Tengo sed”.Había un vaso lleno de vinagre ;y poniendo en un ramo de hisopo una esponja empapada en el vinagre, se la acercaron a la boca. Cuando Jesús tomó el vinagre , dijo “Todo está cumplido”. E inclinando la cabeza expiró”(Juan19,28-31)
Y en este punto llegamos al hecho que da origen al protagonista del artículo de hoy, un objeto cuya leyenda ha traspasado los siglos a través de algunas de las personalidades más poderosas de sus respectivas épocas , hasta llegar al siglo XX , donde se convirtió en objeto de deseo de un líder que deseaba su poder para dirigir el mundo. El único que recoge este episodio es el Evangelio de San Juan , con estas palabras “Los judíos , como era la preparación de la pascua, para que no quedaran los cuerpos en la cruz el sábado , rogaron a Pilato que se les quebraran las pierna y los quitaran.Vinieron ,efectivamente, los soldados, y quebraron las piernas al primero y luego al otro que había sido crucificado con él. Más al llegar a Jesús y verlo muerto, no le quebraron las piernas;pero uno de los soldados le traspasó el costado con una lanza y seguidamente salió sangre y agua. Quién lo ha visto da testimonio , y su testimonio es verdadero, y él sabe que dice verdad para que vosotros creáis. Todo esto ha sucedido para que se cumpliera la Escritura: “No se le romperá hueso alguno” Y también otra Escritura que dice “Verán al que traspasaron” (Juan 19,31-38)
Imagen del que se cree que es el Monte Gólgota o de la Calavera donde fue crucificado Cristo y , situado a las afueras de Jerusalén . Jesús sería atravesado, según San Juan por la lanza de un soldado romano, al que la tradición dio luego el nombre de Longinos , que significa “lancero”
Ninguno de los Evangelios Sinópticos , un término que procede del griego y significa “ver juntos” y hace referencia a los Evangelios de Mateo, Marcos y Lucas pues guardan muchas similitudes entre ellos y parecen redactados para ser leídos juntos, ninguno, repito, hace mención a este episodio del cuerpo de Jesús atravesado por una lanza romana de los soldados que custodiaban a los crucificados. Mateo si hace la siguiente referencia a los soldados que allí se encontraban “El centurión , por su parte, y los que con él estaban custodiando a Jesús, al ver el terremoto y las cosas que ocurrían, tuvieron mucho miedo y decían “Verdaderamente éste era Hijo de Dios”(Mateo 27,54-55”), palabras que se repiten en San Marcos “El centurión situado frente a él, al verlo expirar así, exclamó “Verdaderamente era Hijo de Dios”(Marcos39-40) y en San Lucas “el centurión , al ver lo que había ocurrido, glorificaba a Dios, diciendo:”Verdaderamente este hombre era justo”(Lucas23,47-48).
La breve referencia que San Juan hace en su Evangelio, cuando uno de los soldados romanos le traspasó el costado a Jesús, no sabemos si para asegurarse de su muerte o bien porque, compadecido, quisiera evitarle más sufrimientos, se encuentran en el origen de la leyenda que rodea a un objeto que ha sido considerado sagrado y símbolo de poder para aquel que la posea. Como ya hemos visto, en ninguno de los evangelios se menciona el nombre de ninguno de los soldados que allí se encontraban, únicamente se distingue el rango de uno de ellos, el centurión, pero no sabemos si fue él quien clavó la lanza en el cuerpo de Jesús. Una lanza  que debía ser una de las dos reglamentarias que usaban las legiones romanas, el pilum o el hasta longa, la primera era un arma arrojadiza de unos dos kilos de peso y 1,20 metros de longitud, mientras que el hasta longa alcanzaba los 2,70 metros de longitud .
Archivo:Meister des Rabula-Evangeliums 002.jpg
Esta es la primera imágen donde se asocia el nombre de Longinos al soldado romano que clavó la lanza en el costado de Jesús. Está fechado en 586 y se conserva en la Biblioteca Laurenciana de Florencia
Como ya he mencionado en algún otro artículo de el Mentidero, en 1945 se descubrieron en el pueblo de Nag Hammadi(Egipto) un auténtico tesoro histórico, con más de 1100 páginas escritas en copto y que habrían sido copias hechas por monjes en el siglo IV de diferentes textos religiosos, entre los que se encuentran los Evangelios Apócrifos. Como sucede con otras tradiciones cristianas como los Reyes Magos , María Magdalena o datos sobre la vida de la Virgen María o San José o la propia infancia de Cristo, beben de las fuentes de estos Evangelios  llamados Apócrifos. El nombre y la leyenda de la Lanza Sagrada no es una excepción, y se basa en uno de ellos, el llamado Evangelio de Nicodemo o Evangelio copto de los egipcios, que podría haber sido redactado hacia el 150, mucho después de los acontecimientos a los que se refiere.
Archivo:Fra Angelico 027.jpg
En esta obra de Fra Angelico vemos una de las muchas representaciones del momento en que un soldado romano atraviesa el costado de Jesús con la lanza. Un hecho del que sin embargo no hay ninguna certeza de que tuviese lugar
En lo que se refiere al nombre que hoy atribuimos al soldado romano que atravesó el costado de Jesús, Longinos, es casi seguro una derivación del término griego usado para la lanza, “lonje” y longinos significaría “lancero”, por lo que no sería un nombre propio sino la especialidad del soldado romano. La primera vez que lo vemos escrito en una obra religiosa, es en un manuscrito iluminado, nombre que reciben los manuscritos decorados e ilustrados con miniaturas , conservado en la Biblioteca Laurenciana de Florencia , fechado en 586 y obra de un tal Rabulas ,sobre el Evangelio de San Juan, donde detrás de uno de los lanceros que se hallan en el Gólgota aparece Longinos en griego .   
Pero la principal fuente de información sobre la vida de Longinos lo encontramos en la célebre obra del religioso  Jacobo della Voragine(1230-1298), autor de “La leyenda áurea”, donde entre otras muchas historias de santos , encontramos una recopilación de las diferentes historias sobre Longinos,como la que cuenta como ayudó a lavar el cuerpo de Jesús una vez muerto después de sufrir una súbita conversión . Se afirma que murió en Gabbala, en la actual Capadocia turca, aunque, sin que sepamos muy bien por que, su supuesto cuerpo fue hallado en una fecha tan tardía como 1303 en la ciudad italiana de Mantua junto a, nada menos, que la presunta Santa Esponja, la que los soldados acercaron a Jesús empapada en vinagre para que bebiera, como también hemos visto más arriba . Es considerado un mártir por la Iglesia, y hoy podemos ver en San Pedro del Vaticano una estatua de Longinos esculpida por el escultor Gian Lorenzo Bernini(1598-1680) y también en el Vaticano se conserva un fragmento de la supuesta Lanza del Destino o Lanza Sagrada.
Escultura de Longinos que se encuentra en la Basílica de San Pedro del Vaticano, obra de Gian Lorenzo Bernini. Aquí también se conserva una de las cuatro lanzas consideradas Lanzas Sagradas, aunque la protagonista de este artículo es la Lanza Sagrada o del Destino que se conserva en el Museo de Hofburg en Viena y es la que constituyo un símbolo de poder desde la época de Carlomagno hasta la Alemania de Adolf Hitler
Pero antes de seguir hay que aclarar que en la actualidad, cuando hablamos de la Lanza del Destino , podemos referirnos a cuatro diferentes. Una de ellas se conserva, como ya he dicho , en el Vaticano y cuya presencia en Roma es mencionada por vez primera por el filósofo romano Casiodoro(485-580) y no habría salido nunca más de Roma. En la actualidad, se conserva en la Basílica de San Pedro y la Iglesia no se ha pronunciado sobre su autenticidad. Otra de las lanzas se halla en Armenia, en la localidad de Etschmiadzin que le presta su nombre a la Lanza. Esta habría sido hallada por un místico francés que acompañaba a los cruzados en su camino hacia Jerusalén, llamado Pedro Bartolome o Pedro  el Ermitaño, al que muchos de los dirigentes de la Cruzada consideraban un loco o un charlatán. El caso es que dijo haber recibido un mensaje de San Andrés en el que le indicaba el lugar donde se hallaba la Sagrada Lanza, bajo el suelo de la iglesia de San Pedro de Antioquía. En junio de 1098 el propio Pedro la encontró en el sótano de la Iglesia, y muchos sospecharon que no era más una viejo hierro que había puesto el propio Pedro en ese lugar, pero viendo que levantaba la moral de las tropas, no quisieron investigar más ni desmentir el carácter sagrado de la Lanza .
Una tercera lanza se encontraría en la ciudad polaca de  Cracovia , de la que se tiene referencia documental desde el año 1200 , pero no es más que una copia con algunas astillas de madera originales de la otra Lanza Sagrada que se conserva en Viena y que es la protagonista de nuestro relato, la fue fue pasando de mano en mano entre los sucesivos emperadores del Sacro Imperio. Pero regresemos de nuevo al pasado para seguir la pista de la Lanza Sagrada. Después de la muerte de Jesús, la Lanza debió permanecer en la armería de las legiones acuarteladas en Jerusalén hasta el inicio de la rebelión judía  en el año 66 , cuando asaltaron los cuarteles romanos, una rebelión sofocada por el futuro emperador Tito, el mismo que arrasó el Templo de Salomón. Lo cierto es que la Lanza desaparecería durante tres siglos.
Archivo:Weltliche Schatzkammer Wien (180)-2.JPG
Imagen de la Lanza del Destino o Lanza Sagrada que ha permanecido en poder de los emperadores del Sacro Imperio desde Carlomagno en el siglo IX hasta el final del Imperio en 1805. Cuenta Walter Stein, quién conoció a Hitler en la capital vienesa “Cuando le vi frente a la lanza del Destino me pareció que Hitler caía en un profundo estado de trance, aislado sensorialmente del mundo exterior, sin tener siquiera conciencia de si mismo”.
Ya en el siglo IV , Elena (249-329), madre del emperador Constantino I el Grande(272-337), viajó a Jerusalén impulsada por su fervor religioso para buscar la tumba de Jesús y las reliquias de su calvario. Parece ser que halló una tumba  bajo el suelo de un templo consagrado a la diosa Venus, que atribuyó a Jesús y en ella habría encontrado varios de los elementos utilizados en la ejecución de Jesús, como la corona de espinas, los clavos , la cruz de madera utilizada en la crucifixión  y la propia Lanza Sagrada . Sobre esta tumba se construiría la conocida como Iglesia del Santo Sepulcro. Elena, posteriormente canonizada por la Iglesia, llevó estas reliquias a Roma , excepto la Lanza Sagrada, que se quedó en Jerusalén. . Sin embargo, hay historiadores  que creen que sería utilizada por el emperador Constantino para trazar los límites donde iba a construir su nueva capital, Constantinopla o Nova Roma, a la que puso bajo la protección de diferentes reliquias, entre ellas la Lanza Sagrada.
Parece que la Lanza regresó a Jerusalén hasta el saqueo de la ciudad por los persas en el año 614, cuando el Imperio Romano de Occidente había desaparecido y sobrevivia el Imperio Romano de Oriente bajo el nombre de Imperio Bizantino. Pero según nos cuenta una obra  griega escrita hacia 630, el “Chronicon Pascale”, cuando Jerusalén fue saqueada por las tropas del persa Cosroes II  se pudo arrancar la punta de hierro de la Lanza para ponerla a salvo en Constantinopla, en la catedral de Santa Sofia, construida por el emperador Justiniano el Grande un siglo antes y convertido en el mayor templo de la cristiandad de su época. El asta de la Lanza permaneció en Jerusalén.
Iglesia del Santo Sepulcro construida en el lugar donde Elena, la madre del emperador Constantino, creyó encontrar la tumba de Jesús hallando además de la Lanza Sagrada, la Corona de Espinas, la cruz utilizada para la crucifixión y los clavos  empleados para clavarle en ella. Las llevó todas a Roma excepto la Lanza que permaneció en Jerusalén , aunque hay relatos que afirman que Constantino la empleó para marcar los limites de su nueva capital , Constantinopla o Nova Roma
Con la Lanza dividida pero con el poder intacto de su valor simbólico, nos trasladamos a la Europa de comienzos del siglo IX , gobernada por el primer emperador del Sacro Imperio, Carlomagno(aproximadamente 742-814), el monarca más poderoso de la cristiandad en su tiempo. No sabemos como llegó hasta las manos de  Carlomagno. Una de las historias nos dice que  la había recibido de manos de su abuelo, Carlos Martel, quién en 732 había frenado el avance musulmán hacia el interior de Europa al derrotarlos en la batalla de Poitiers, victoria atribuida a la posesión de la Lanza. Mientras que otra nos cuenta que el papa se la habría entregado a Carlomagno asegurándole que era la que llevaba Constantino en las batallas y cuya posesión le aseguraba su victoria . Sin embargo, a esta Lanza la  acompañaba una leyenda que rezaba “Aquel que la pierda morirá”. Parece que un día, siendo ya anciano, en 814, a Carlomagno se le cayó la lanza al suelo mientras cruzaba un arroyo y poco después murió y el Imperio que había construido en el corazón de Europa, se dividió entre sus hijos.  
La lanza pasó a manos de uno de los nietos de Carlomagno, Luis el Germánico(806-876), al que le correspondería la parte del Imperio Franco llamada Reino Franco Oriental y  que hoy conocemos como Alemania. Durante los siglos siguientes la Lanza permanecería en poder de los monarcas alemanes . El primero en hacer ostentación de la Lanza y su poder fue Enrique I el Pajarero (876-936 ), considerado el fundador del conocido como Sacro Imperio Romano Germánico, aunque él no llego a ostentar la dignidad de emperador. Si lo hizo su hijo Otón I el Grande(912-973), quién sería coronado emperador por el papa Juan XII en 962 después de que en 955 obtuviera una aplastante victoria sobre los húngaros que amenazaban sus territorios en la batalla de Lechfeld. Para celebrar esta gran victoria, Otón repartió una copia del arma a los reyes de Hungría y de Polonia con una parte pequeña de la lanza original. 
Mapa con la extensión del Sacro Imperio Romano Germánico en tiempos de la dinastía de los Otones, Otón I, el Grande, Otón II y Otón III, el emperador del final del primer milenio y quién incorporaría a la Lanza uno de los supuestos clavos usados para crucificar a Jesús con el fin de incrementar su poder sagrado
´Durante los siglos siguientes la Lanza sufriría pequeñas modificaciones como el supuesto clavo usado en la crucifixión que le añadiría Otón III(980-1002) para aumentar su poder y en 1350 el emperador Carlos IV(1316-1378) añadió en oro la inscripción “Lancea et Clavus Domini”(Lanza y clavo del Señor). La Lanza seguiría unida a la monarquía germánica del Sacro Imperio , pero con el siglo XVIII y la llegada de la Ilustración, la creencia en el valor sagrado y mágico de las reliquias casi desapareció. El Sacro Imperio Romano Germánico se extingue en 1805 para transformarse en el Imperio Austro Húngaro y a lo largo de este siglo XIX vuelve a despertarse el interés por las leyendas del pasado gracias al Romanticismo. El compositor alemán Richard Wagner(1813-1883) utilizaría la leyenda sobre el poder sagrado de la Lanza del Destino en su última obra “Parsifal”, estrenada en 1882, una obra llena de referencias mágicas y místicas, y una de las obras que cimentan el nacionalismo alemán de este siglo.
DOCUMENTAL SOBRE LA LANZA SAGRADA
Para que podais ver en imágenes parte de lo que he contado en este artículo .Por su extensión sólo puedo incluiros dos de los reportajes de un total de cinco
 No sabemos si fue asistiendo a esta ópera en Viena en 1912, o tres años antes, en 1909, cuando un joven llamado Adolf Hitler (1889-1945), que malvivía en la capital austríaca  después de fracasar en sus intentos por entrar en la Academia de Bellas Artes vienesa, vio en las vitrinas del Museo de Hofburg la Lanza Sagrada que produjo sobre él una profunda fascinación. Según relataría después “Me sentía como si la hubiese sostenido en mis manos en algún siglo anterior, como si yo mismo la hubiera reclamado para mi como talismán de poder y hubiera tenido el destino del mundo en mis manos.¿Cómo era posible aquello?¿Qué clase de locura se estaba apoderando de mi mente y estaba creando tal tumulto en mi pecho?” Uno de sus pocos amigos en Viena, el doctor Walter Stein (1891-1957), al que debemos buena parte del conocimiento de estos años de Hitler en Viena, escribe “Cuando le vi frente a la lanza del Destino me pareció que Hitler caía en un profundo estado de trance, aislado sensorialmente del mundo exterior, sin tener siquiera conciencia de si mismo”.
Durante estos años Hitler profundizo en el estudio de las leyendas germanas y entró en contacto con místicos como Jörg Lanz Liebenfels (1874-1954), fundador de la Orden de los Nuevos Templarios ,a su vez discípulo de Guido von List(1848-1919) que en el siglo XIX adoptó la esvástica como símbolo de estas nuevas corrientes paganas germánicas y que luego se convertiría en el emblema del Partido Nazi.Liebenfels había publicado una obra titulada “Teozoología” donde defendía la esterilización de los enfermos y todos aquellos a los que consideraba razas inferiores al tiempo que consideraba a la raza aria como los hombres dioses o Gottmenschen, dándole un origen bíblico a esta afirmación, pues según él cuando Eva se unió al demonio los frutos de esta relación fueron las razas inferiores.
Imagen de Adolf Hitler en los años en los que era un joven pintor sin éxito por las calles de Viena. Sería entonces hacia, 1909, cuando quedó fascinado por la Lanza del Destino y diria “Me sentía como si la hubiese sostenido en mis manos en algún siglo anterior, como si yo mismo la hubiera reclamado para mi como talismán de poder y hubiera tenido el destino del mundo en mis manos
El propio Liebenfels escribiría en 1932   “Hitler es uno de nuestros alumnos y llegará el día en que él, y a través de él nosotros, salga victorioso y desarrolle un movimiento que hará temblar el mundo”. Cuando años después, en 1938, Hitler anexionó Austria a Alemania, viajó hasta Viena, y después de un recibimiento multitudinario, se dirigió al Museo de Hofburg para coger la Lanza del Destino y encerrarse durante varias horas a solas con la Lanza.En un próximo artículo escribiré sobre la influencia del ocultismo y el misticismos en el movimiento nazi y en Hitler en particular, un Hitler que llegó a convertirse en adicto a una droga alucinógena como el peyote para experimentar estados alterados de concienca. Pero hora es ya de terminar nuestro relato. Después de seis años de horror, la II Guerra Mundial llegaba a su final. La Lanza del Destino y su supuesto poder, reposaban en un búnker secreto de la capital espiritual del III Reich, Nüremberg. El 30 de abril de 1945  las tropas americanas entraban en el búnker   y hallaban la Lanza del Destino, ese mismo día  en Berlín, Adolf Hitler se suicidaba pegándose un tiro en la cabeza.
Quizás en aquellos momentos pasaba por la mente de Hitler la leyenda  sobre la maldición de la Lanza del Destino “aquel que la pierda morirá”. Lo cierto es que la Lanza del Destino no fue en ningún caso la Lanza Sagrada , si es que hubo alguna vez una lanza así pues, como vimos, sólo se menciona en uno de los Evangelios, el de San Juan, y Adolf Hitler depositó su fe en lo que no es más que una lanza que data del siglo VII. Como decía uno de los hombres a los que seguramente admiraría Hitler, “los hombres prefieren creer lo que desean y no lo que es ” 

LA CRISIS MORAL DE EUROPA

Ayer escribí un artículo en el que atacaba la nueva ley que el  Parlamento Europeo quería aprobar en el día de hoy, y por la que los derechos de la población inmigrante en Europa  iban a sufrir un serio recorte, convirtiendo a Europa en un continente con diferentes categorías de ciudadanos, por un lado los privilegiados que tendrían acceso a todas las ventajas sanitarias, educativas y laborales que puede proporcionar el estado , mientras que los millones de hombres y mujeres que llevan años trabajando y residiendo legalmente en territorio europeo iban a tener la consideración de ciudadanos de segunda .
Por fortuna hoy las noticias han sido buenas y la ley ha sido rechazada por un estrecho margen de 46 votos y ,gracias a ello, Europa se ha salvado de la ignominia, porque el continente donde nació la democracia, la cuna de los Derechos Humanos y el Estado de bienestar, no podía traicionarse a sí misma de ese modo. Sin embargo, nada más que se ha ganado una batalla pues los movimientos xenófobos van ganando cada vez un mayor número de seguidores, mientras que los valores que siempre han constituido la base de nuestra cultura, se tambalean entre la crisis que todo lo arrastra y la creciente ignorancia de una población que desconoce su propia historia y ,con ello, no sabe de donde viene ni tampoco a donde va.
Decía Cicerón que “no saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser incesantemente niños” y eso , en gran parte, es lo que está sucediendo con los europeos. Porque si conociésemos bien el proceso histórico , los millones de personas que alfombraron los campos de Europa hasta conseguir que naciones enfrentadas a muerte durante siglos firmasen un acuerdo de unión entre ellas , cambiando así la historia de este continente en eterna lucha, no dejaríamos alegremente que los políticos manipulasen los principios en los que se asienta la cultura europea.

El escritor y jurista romano Marco Tulio Cicerón
Europa no puede basar su unión en la economía, no puede ser una Europa de mercaderes, tiene que ser una Europa de los derechos, de la libertad, de la igualdad, una Europa que se convierta en el líder en la defensa de los valores morales , de la justicia y de la generosidad con los desfavorecidos. No podemos mirar otro modelo diferente al de la Unión Europea, en estos tiempos nadie puede sobrevivir por separado,ni siquiera los Estados Unidos, estamos todos relacionados y conectados y lo que padece uno tiene repercusiones en el otro.

En tiempo de crisis siempre despiertan los fantasmas del nacionalismos, ese nacionalismo que mira mal al diferente, que ve al extranjero como un enemigo que viene a robar, a quitarle lo que es suyo, que anhela aislarse del exterior porque todo lo que viene de fuera es una amenaza.Es un pensamiento primitivo, que no resiste el análisis, pero recordemos que hace 77 años el Partido Nacionalsocialista de Adolf Hitler llegó al poder en una de las naciones más educadas y civilizadas del mundo , Alemania. Quién podía pensar que apenas unos años después millones de personas, por el simple hecho de ser judíos, iban a hallar la muerte.

En la patria de Goethe, de Wagner, de Nietzsche, de algunas de las personalidades más grandes de la historia cultural de Europa, se vivieron los mayores horrores de los que un hombre es capaz. Los alemanes  venían de un país arruinado, con cuyos  billetes se empapelaban las casas, pues el dinero no valía nada, y aceptaron al Partido Nazi porque les ofreció la salida de la crisis y les devolvió la fe en si mismos. Y para lograr ese bienestar prefirieron cerrar los ojos hacia lo que estaba pasando, prefirieron ser ciegos y mudos. Ese es el peligro de este pensamiento , aparece como un virus aprovechando que el cuerpo se halla débil para atacar a la presa más fácil, en aquella época fue el pueblo judío, en nuestros días son los inmigrantes.

Se que algunos de los que me estén leyendo pensarán que estoy exagerando y que es lógico que la gente reaccione en una época de crisis así , sobre todo cuando en muy poco tiempo han afluido hacia nuestro continente millones de inmigrates de culturas y costumbres diferentes que resultan complicadas de asumir, como todo lo que es nuevo. España es uno de los ejemplos más claros, aquí , hace apenas 20 años ver a un negro era algo exótico y todo el mundo volvía la cabeza para contemplarlo y ,de pronto, casi de un día para otro, barrios enteros de la capital estaban habitados por gentes de otras naciones y fue un cambio que , sobre todo a los más mayores, les costó asimilar.



Adolf Hitler


Pero España , a pesar de la crisis , creo que ha logrado un buen grado de convivencia y ningún partido racista tiene representación alguna. Pero no es así en el resto de Europa, donde vemos como en Alemania y Austria resurgen los partidos de extrema derecha como el Partido Nacionaldemócrata de Alemania y la Unión del Pueblo Alemán, cuyo principal punto en su programa electoral es la expulsión de los extranjeros, el abandono de la Unión Europea y una marcada tendencia al totalitarismo. Hoy podemos pensar que es imposible que estos partidos lleguen al poder, pero cuando la población se ve amenazada por el desempleo y la pobreza, todo puede suceder.

El novelista ruso Lev Tolstoi escribia casi al final de su vida que  “Cuando pienso en todos los males que he visto y sufrido a causa de los odios nacionales, me digo que todo ello descansa sobre una odiosa mentira: el amor a la patria.” Superar las fronteras que dividían las naciones europeas no ha sido fácil , ha significado años de esfuerzo de grandes hombres que ,a lo largo de la historia, han defendido la idea de Europa, la nostalgia de aquel Imperio Romano sin fronteras,  unido por una lengua y una cultura y donde todos los pueblos tenían cabida. ¿Y ahora vamos a permitir que el miedo, la inseguridad, la maldad,vuelvan a apoderarse de los campos europeos?¿vamos a consentir que vuelvan a sufrir los más débiles mientras se entierran todos los principios por los que hombres mejores que nosotros lucharon y murieron?

El espíritu de Europa debe ser el de una gran casa donde todos hallan refugio y con eso no quiero decir que entren millones de extranjeros ilegales, sin ningún control. Siempre es necesario un control pero , lo que quiero decir es que por historia, por creencias, por nuestra propia naturaleza, Europa debe ser el líder de una recuperación a nivel global que no se basará en la economía, esa especie de Dios que parece querer esclavizarnos, sino en las personas . Nos equivocamos al buscar las soluciones preguntando a un economista, la economía no tiene fuerza para unir nada , sólo proporciona un delgado  barniz de civilización hasta que estalla hecho pedazos.

Una vez más busquemos la guía de uno de los Padres de Europa, Robert Schuman ” Europa está buscando; sabe que tiene en sus manos su propio futuro. Jamás ha estado tan cerca de su objetivo. Quiera Dios que no deje pasar la hora de su destino, la última oportunidad de su salvación’, Aquel proyecto nacido en 1950 está ahora en peligro y por ello no debemos permitir que iniciativas como esta ley que situaba a los inmigrantes en una posición de vasallaje con respecto a los demás europeos salga adelante. Si nos olvidamos de porque luchamos , si nos olvidamos que la libertad, la igualdad y la fraternidad son el lema que impulsa a Europa, habremos perdido esta última oportunidad de la que hablaba Robert Schuman y , entonces, Europa volverá a enfrentarse y la sangre regresará a sus campos

Y esta oportunidad tenemos que mantenerla vida desde las aulas de nuestros colegios, hay que procurar que las nuevas generaciones de europeos conozcan la historia de Europa .Felicitémonos hoy por la victoria conseguida en el Parlamento, pero permanezcamos vigilantes, porque las fuerzas desintegradoras están esperando una nueva oportunidad.