EL GRITO DE LIBERTAD DE ALIAA ELMAHDY

Vivimos en una sociedad de la imagen, del impacto visual, donde sólo aquellos que se deciden a romper las convenciones, las reglas establecidas y tratan de escandalizar a la sociedad consiguen un hueco en los medios informativos, aunque sólo sea de forma efímera. Siempre me gusta recurrir al Diccionario de la Lengua Española para buscar el significado de las palabras, porque son ellas las que definen el sentido de las cosas y de las acciones, y en el término escándalo hay dos significados opuestos, uno negativo, pues lo define como “Desenfreno, desvergüenza, mal ejemplo” y otro positivo “Asombro, pasmo, admiración.”. La acción de la joven egipcia Aliaa Elmahdy  ha conmocionado a la sociedad egipcia y quiero pensar que, aunque en muchos haya despertado una sensación de escándalo en el sentido negativo de la palabra, en otros haya causado asombro y admiración, que es el otro significado de escándalo. En mi caso no puedo sino aplaudir la acción de Aliaa Elmahdy porque ha demostrado mucho valor para enfrentarse a una sociedad tan represora de la libertad de expresión de la mujer como es la egipcia y , en general, la de la mayoría de sociedades donde el Islam es la religión mayoritaria.

¿Qué ha hecho Aliaa Elmahdy? Lo podéis ver hoy en todos los periódicos, en los comentarios de las redes sociales, en los diferentes foros de Internet, en los blog como es el caso del Mentidero. Esta joven egipcia, que se define a sí misma como “laica, liberal, vegetariana y egipcia individualista”, ha publicado una fotografía suya desnuda con un objetivo “llamar la atención contra una sociedad de violencia, racismo, sexismo , acoso sexual e hipocresía” desafiando a la sociedad musulmana, a la represión a la que es sometida la mujer solo por el hecho de serlo, obligada a ocultar su cuerpo e incluso su rostro detrás de un burka o un niqab. Hace tiempo escribí sobre la polémica del velo islámico y en el contaba como el origen del velo islámico se remontaba a la época anterior a Mahoma y como entonces llegó a ser incluso una forma de reivindicación femenina frente al hombre.

Estos son los diferentes tipos de velo que deben usar las mujeres en los países de mayoría islámica e incluso en aquellos que no lo son también se ven forzadas en muchos casos a llevarlos debido a la presión familiar y social . Más que un símbolo de represión religiosa es una represión social dirigida a separar y marginar a la mujer de la vida en sociedad. Aliaa Elmahdi creó un grupo en Facebook donde protestaba con humor e ironía contra esta norma social impuesta a la mujer y que viola su derecho fundamental de expresión y el respeto a su libertad individual. Aliaa llamó a su grupo en Facebook “Los hombres también deben llevar velo”(Imagen procedente de http://pedsocial.wordpress.com ) 
 Decía entonces que para entender el sentido original del hiyab o velo islámico tenemos que mirar atrás para ver como era la vida de la mujer árabe en la época anterior a Mahoma(570-632). En la Arabia de aquel tiempo las mujeres, como sucedía por lo demás en toda Europa, apenas disfrutaban de derechos individuales y la sociedad era un patriarcado donde el hombre ejercía un poder absoluto y las mujeres se hallaban totalmente sometidas al esposo, que podía repudiarlas sin ninguna justificación ni compensación, en cuyo caso debían resignarse a vivir sumidas en la miseria viviendo de la limosna o prostituyéndose. Mahoma consiguió mejorar las condiciones de la mujer dentro del Islam aunque manteniendo la estructura patriarcal. Según establece la nueva religión, la mujer debe ser compensada en caso de repudio y además puede tener y conservar sus propios bienes y también realizar negocios.
Es en estos comienzos de la expansión del Islam y las mejoras en las condiciones sociales de la mujer cuando también se extiende el uso del hiyab, lo que podría parecernos una contradicción, pero no es así si lo vemos con los ojos de la mujer de aquel tiempo, cuando la mujer consideraba que mostrar el cuerpo al hombre era una forma de someterse a sus deseos, igual que haría una prostituta, mientras que si ocultaba su cuerpo y su rostro demostraba que no estaba sometida al hombre y sólo pertenecía a Dios. Es decir , más que una prenda símbolo del sometimiento de la mujer al hombre, sería inicialmente un símbolo de liberación femenina, aunque hoy nos pueda resultar difícil entender este significado. No repetiré aquí todo lo que escribí entonces sobre la tolerancia hacia la mujer y el uso del velo islámico, pero para el que quiera recuperar aquel artículo fue publicado el 13 de abril de 2011. Sabemos que la palabra Islam significa “aceptar, rendirse, someterse” y que musulmán significa “que se somete” y eso es lo que se exigen al musulmán , el sometimiento a Ala y a sus preceptos recogidos en el Corán, que significa “la lectura”, y habría sido dictado a Mahoma por Yibril, que sería el equivalente al arcángel Gabriel cristiano.

La fotografía de Aliaa Elmahdy que ha causado el escándalo en Egipto . En muchas ocasiones el desnudo de la mujer es utilizado para explotar a la mujer o usarla como un mero objeto que sirve como reclamo comercial o para satisfacer los deseos sexuales comerciando con su cuerpo, pero en este caso este desnudo es un grito de libertad, una expresión de la dignidad e independencia que reclaman muchas mujeres en el mundo musulmán y de las que Aliaa Elmahdy se ha convertido en su portavoz (imagen procedente de http://arebelsdiary.blogspot.com ) 

Es tradición del Mentidero respetar todas las creencias religiosa, todas las tradiciones culturales porque en el respeto de los que tienen creencias y pensamientos diferentes se halla el corazón de la libertad , pero en defensa de la libertad a la que todos tenemos derecho por nacimiento hay comportamientos que no merecen ser respetados pues ellos no respetan a los que no piensan igual. En la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano nacidos en la Revolución Francesa , en su artículo 1 podemos leer “Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en cuanto a sus derechos. Las distinciones civiles sólo podrán fundarse en la utilidad pública.” y en su artículo 4 “La libertad consiste en poder hacer todo aquello que no cause perjuicio a los demás. El ejercicio de los derechos naturales de cada hombre, no tiene otros límites que los que garantizan a los demás miembros de la sociedad el disfrute de los mismos derechos. Estos límites sólo pueden ser determinados por la ley”.

Esta Declaración inspiraría un siglo y medio después la Declaración Universal de Derechos Humanos aprobada y proclamada el 10 de diciembre de 1948 en la Organización de las Naciones Unidas . En su preámbulo podemos leer “Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana;” . Es decir la igualdad de derechos y la dignidad de todos los miembros de la familia humana, tanto hombres como mujeres, niños o ancianos, es recogida en esta Declaración que en su artículo 1 dice “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.” y se complementa con el artículo 2 “Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.”

Estas fotografías proceden de un blog en árabe del que únicamente existe esta entrada con diferentes fotografías del que , por desgracia, no puedo comentaros el texto pues está escrito en árabe , idioma que desconozco, pero que fueron publicadas con una clara intención reivindicativa . Aaliah defiende su dignidad y lo hace en el sentido que le daba Gandhi, “En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle.” Las sociedades islámicas en su mayor parte imponen leyes injustas y discriminatorias a las mujeres , pero actitudes como las de Aliaa demuestran que no hay tiranía que pueda silenciar por completo la necesidad de libertad (imagen procedente de http://arabelsdiary.blogspot.com ) 

De la lectura de la Declaración Universal de Derechos Humanos saco la conclusión de que estos derechos se hallan por encima de las creencias religiosas, de la condición sexual, económica o de raza, por encima de las fronteras o de cualquier otra división creada por el ser humano. Quien no cumple con estos dos artículos, sea por el motivo que fuera, está violando los Derechos Humanos y , por lo tanto, su sistema de gobierno, sus creencias no pueden medirse en plano de igualdad con la de todas aquellas naciones que si lo hacen.  Hoy en día hay más de mil millones de personas que viven en países de mayoría musulmana y en ellos la mujer no vive en pie de igualdad con el hombre. En nombre de la religión se la aparta de la vida social en común con el hombre, no puede mostrar su cuerpo con libertad ni desempeñar en la mayoría de las sociedades islámicas, aunque hay excepciones, las mismas profesiones que los hombres. La realidad es que la mujer, en los países musulmanes, es un ciudadano de segunda categoría, vive sometida a leyes, costumbres y supersticiones que limitan su vida y las marginan socialmente.

Ya se que muchos dirán que es la propia mujer musulmana la que está de acuerdo con estas normas pero ¿cuantas no guardan silencio por temor, por la presión familiar, por miedo a ser aisladas de la sociedad? Decía el dramaturgo danés Henrik Johan Ibsen que “Un verdadero espíritu de rebeldía es aquel que busca la felicidad en esta vida” y por ello, añado, no quiere someterse a las promesas de aquellos que le quieren arrebatar su libertad ahora por un futuro incierto después de la muerte. ¿Por qué hay ese miedo a la libertad, a que la gente piense por si misma?¿por qué una religión pretende imponer y no convencer?¿acaso no confían en la fuerza de su mensaje?¿por qué , sobre todo, temen a la mujer? Algo que no sólo hallamos en el Islam, basta con recordar las palabras del que podríamos considerar auténtico fundador de la Iglesia Católica , Pablo de Tarso “Que la mujer aprenda en silencio, con plena sumisión. No permito que la mujer enseñe, ni que ejerza autoridad sobre el hombre, sino que esté en silencio.”

Millones , decenas de millones de mujeres se ven obligadas a ver pasar la vida a través de los pequeños orificios de su burka, que les causa problemas en la visión y les aisla del mundo. Una cárcel de tela  donde tienen que vivir condenadas por el delito de su sexo, ser una mujer . La Declaración Universal de Derechos Humanos dice en su primer artículo “Todos los seres humanos nacen libres e iguales  en dignidad y derechos”. Por eso, cuando piden respeto por sus tradiciones solo hay una respuesta, respetad primero la libertad y la dignidad de vuestros ciudadanos. Es importante recordar el valor del acto de Aliaa, porque un artículo como el que aquí escribo y que apenas tendrá repercusión, si lo hubiera escrito en alguna de estas naciones podría suponerme serios problemas . Yo no demuestro ningún valor porque escribo en una nación que respeta la liberta de expresión en todas sus facetas , no sucede lo mismo en las sociedades islámicas  (imagen procedente de http://ajuaa.com )

La diferencia entre el cristianismo y el Islam es que ,mientras que las sociedades occidentales  han evolucionado y han forzado a la Iglesia Católica y a las protestantes a ir aceptando cambios que fueron igualando en derechos al hombre y a la mujer, en la sociedad islámica esta evolución no se ha producido. Recientemente he realizado un corto viaje a Marrakesh, en Marruecos , y hace cinco años estuve en Egipto, y en ambas naciones he visto como los hombres y las mujeres hacen vidas separadas , como ellas son excluidas de las reuniones en bares o cafeterías, como tienen que ocultar su rostro y su cuerpo como si fuera pecaminoso. Aliaa Elmahdy hace un tiempo impulsó un grupo en Facebook con el ingenioso nombre de “Los hombres también deben llevar velo”. ¿Por qué el rostro de la mujer es pecaminoso y no lo es el del hombre?¿no será que el hombre tiene miedo de si mismo, que se siente inferior y por ello quiere someter a la mujer?

Pronto van a ser las elecciones en Egipto y los favoritos son los Hermanos Musulmanes, que están ganando los votos del pueblo gracias a la ayuda que prestan a las familias más desfavorecidas, pero detrás de sus intenciones políticas reformistas se halla una moral ultraconservadora , similar al salafismo imperante en Arabia Saudi , donde incluso es delito que una mujer conduzca sola . Cuando todos se felicitan por las elecciones en las naciones musulmanas habría que recordar que una democracia no es tal cuando no se defiende la libertad de todos los ciudadanos, cuando no se respetan sus derechos ni la igualdad que debe existir entre todos los integrantes de una nación, sin diferencia de sexo, raza o religión. Hay elecciones, si, pero no hay libertad, es una falsa democracia, un decorado que Occidente acepta por conveniencia y que condena a casi la mitad de la población a una vida de represión, silencio y humillación.

VÍDEO SOBRE LA SITUACIÓN DE LAS MUJERES EN AFGANISTÁN

La situación de Afganistán es extrema y peor que la del resto del mundo musulmán y en pocos lugares del mundo las mujeres sufren una opresión como las mujeres afganas. Sin llegar a estos extremos , millones de mujeres en todo el mundo musulmán sufren otra opresión más silenciosa, menos espectacular pero no menos humillante

VÍDEO SOBRE LA POLÉMICA DEL VELO ISLÁMICO EN OCCIDENTE

En este vídeo aparecen defensores y detractores del velo islámico. Desde mi punto de vista personal el velo islámico , si es elegido voluntariamente por la mujer , no oprime a la mujer. El problema es que la presión familiar y del entorno social se halla detrás de la mayoría de las mujeres que llevan el velo

 Eleanor Roosevelt, la que fuera esposa del presidente norteamericano Franklin Delano Roosevelt, dijo Nadie te puede hacer sentir inferior sin tu permiso” y hay mujeres valientes como Aliaa Elmahdy que se niegan a dar ese permiso, que se rebelan contra la sociedad. Ha desnudado su cuerpo como un grito de libertad, porque su cuerpo es suyo y nadie puede impedirla que lo muestre, que lo use como expresión de lo que ella es “secular, liberal, feminista,vegetariana e independentista” Desde el Mentidero, con la escasa fuerza que desde aquí puedo hacer, me uno a su grito de libertad y a su lucha contra la intolerancia, el fanatismo y el machismo de las sociedades islámicas represoras de la libertad de la mujer. No es un ataque contra la religión islámica, pues , como dije al principio, todos los credos me merecen respeto, sino contra los hombres que amparados en la religión tratan de someter a la mujer para mantener una injusta e inmoral superioridad social.

Cierro este artículo con la misma imagen con la que lo abría. Para todos aquellos que queráis apoyarla su dirección de blog es http://arebelsdiary.blogspot.com de la que proceden todas las fotos de ella que aparecen en este artículo . Desde aquí darle las gracias por su valor, por su dignidad y por su defensa de la libertad

El psicólogo austríaco Viktor Frankl escribía “Todo puede serle arrebatado a un hombre, menos la última de las libertades humanas: el elegir su actitud en una serie dada de circunstancias, de elegir su propio camino. ¿No podemos cambiar la situación? Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor,siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento” Aliaa ha escogido enfrentar esta situación luchando, ojalá no sea más que la primera de muchas que la apoyen y un aviso para todos nosotros,para que no olvidemos que cientos de millones de mujeres en el mundo islámico siguen sometidas por leyes injustas que violan el más elemental de los Derechos Humanos el derecho  a ser libres y vivir en igualdad unos con otros en derechos y deberes, teniendo las mismas oportunidades y pudiendo expresarse en libertad sin ser marginados por sexo, raza o religión. Este artículo es un homenaje a Aliaa Elmahdy y a todas las mujeres que sufren opresión en el mundo. No las olvidemos.

Esta es la imagen que tiene Aliaa Elmahdy en la presentación de su blog. El escritor español Mariano José de Larra escribió “El pueblo no es verdaderamente libre mientras que la libertad no esté arraigada en sus costumbres e identificada con ellas.” A pesar de las elecciones democráticas, mientras la libertad no este garantizada para todos los miembros de la sociedad, ya sean hombres o mujeres, musulmanes, cristianos o judíos, blancos o negros, no habrá más que una falsa democracia. Y la obligación de aquellos que tenemos la fortuna de vivir en sociedades libres es prestar nuestra voz a estas víctimas silenciosas de la represión y el fanatismo. La mejor forma de evitar que haya alguna represalia contra la valiente Aliaa es darle toda la publicidad posible y evitar que caiga en el olvido (imagen procedente de http://arebelsdiary.blogspot.com )

SOBRE EL HIYAB,LA LIBERTAD Y EL CONCEPTO DE TOLERANCIA

La tolerancia es uno de los conceptos básicos de las naciones democráticas, pero no es un concepto sencillo y con unas fronteras bien delimitadas. Según el Diccionario de la Real Academia España de la Lengua tolerancia es , en su segunda acepción, “respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias”  . La definición es clara pero no lo es tanto cuando debemos pasar de las definiciones teóricas a los hechos de la realidad cotidiana porque ¿debemos ser tolerantes con aquellos que defienden ideas contrarias a los principios democráticos?¿debemos ser tolerantes con los que no respetan la libertad política,religiosa o sexual de los demás? En definitiva, ¿debemos ser tolerantes con los intolerantes?   
Trato hoy el tema de la tolerancia en relación a la polémica que , una vez más, se ha levantado en Francia por la prohibición de llevar el rostro cubierto por un velo en público, lo que ha despertado las protestas de ciertos sectores de la población musulmana, la cual, con seis millones de personas, es la más numerosa de toda Europa Occidental. No se debería tratar como un debate bajo la simplista premisa de “velo si o velo no” ya que es un tema que afecta al concepto que tenemos de tolerancia y a la colisión entre los derechos individuales y colectivos. Si la tolerancia  es el respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás aún cuando sean contrarias a las nuestras parece claro que deberíamos aceptar el uso del hiyab  , pero no parece tan claro cuando entra en conflicto con nuestro concepto de la dignidad de la mujer y , sobre todo, cuando más que un derecho es una imposición del ambiente social , cultural y religioso que rodea a estas mujeres. Pero también he querido ponerme ,en lo posible y a pesar de lo ajena que me resulta su cultura, en la forma de ver la vida de estas mujeres para entender el sentido que para ellas tiene el hiyab, pues la ignorancia es mala compañera a la hora de opinar sobre la libertad y las costumbres de otras sociedades.    

Imagen de la detención de una de las dos mujeres que fueron arrestadas en Francia por llevar niqab en la calle, contraviniendo la nueva ley que  prohíbe tanto el uso del burka como del niqab en público . Kensa Drider, asi se llama, madre de cuatro hijos y de origen marroquí , declaró a los periodistas “Esto es algo entre Dios y yo. Y ninguna ley va a prohibirme vestir de acuerdo a mis convicciones”. Aqui entran en conflicto el respeto a las libertades individuales con nuestro concepto de la dignidad de la mujer, la libertad religiosa y la defensa de la libertad frente al fanatismo. Un tema muy complejo y que , además , puede tener consecuencias imprevisibles por la amplia poblaciòn musulmana en Francia
Una de las principales obras de referencia sobre la tolerancia como concepto moral  es “Carta sobre la tolerancia” del filósofo británico John Locke(1632-1704) , que se puede considerar el primer alegato formal a favor de la tolerancia., en particular de la tolerancia religiosa. Locke considera la religión un asunto privado e individual que debe limitarse a la relación del individuo con Dios , pero no afectar a las relaciones de este con el resto de integrantes de la sociedad, lo que significaba la ruptura del Estado confesional donde estado y religión aparecen unidos, y la transición hacia un estado laico donde el Estado y la religión ocupan esferas diferentes, el Estado la esfera pública y la religión la esfera privada. Locke escribe  “Ninguna persona privada tiene derecho alguno, en ningún caso, a perjudicar a otra persona en sus goces civiles porque sea de otra Iglesia o religión” y afirma “La Iglesia en sí es una cosa absolutamente distinta y separada del Estado”.
En el contexto en el que está escrita “Carta sobre la tolerancia”, finales del siglo XVII, la Iglesia había tenido un peso determinante durante siglos en las leyes y formas de gobierno de los diferentes estados europeos, imponiendo sus códigos morales a todos los ciudadanos con independencia de sus creencias, invadiendo desde la esfera religiosa la esfera del poder público. Lo que Locke defiende es el respeto, la tolerancia de esas creencias y de las demás creencias pero siempre manteniendo separadas la religión y el  Estado , y considerando la religión como una actividad privada e individual que no debe afectar a la vida publica y en común con el resto de integrantes de esa sociedad. Locke termina diciendo “El papel de las leyes no es cuidar de la verdad de las opiniones, sino de la seguridad del Estado y de los bienes y de la persona de cada hombre en particular “ . Esto último es importante para tratar sobre la polémica de los velos, pero trataré de desarrollar un poco más el concepto de tolerancia.

Archivo:John Locke by Herman Verelst.png
John Locke(1632-1704) fue uno de los primeros filósofos en defender la separación de la Iglesia y el Estado, que debíann ocupar dos esferas diferentes, ocupando la Iglesia un papel dentro de la vida privada de los ciudadanos pero sin afectar a la vida publica. Eran los cimientos de los futuros estados laicos basados en el respeto a las diferentes creencias religiosas pero siempre que estas no determinen la forma en que estos son gobernados ni las leyes por las que se rigen  “El papel de las leyes no es cuidar de la verdad de las opiniones, sino de la seguridad del Estado y de los bienes y de la persona de cada hombre en particular “(imagen Wikipedia)
François Marie Arouet, Voltaire(1694-1778) también escribió sobre el concepto de tolerancia en “Tratado de la tolerancia” y en su “Diccionario filosófico”.  El pensamiento de Voltaire fue dirigido siempre , como buen representante de su siglo , el de la Ilustración, a la defensa de la razón y la tolerancia contra la ignorancia y el fanatismo. Sin embargo, Voltaire no depositaba en el hombre el mismo optimismo de Jean Jacques Rousseau(1712-1778) y no pensaba que fuéramos buenos por naturaleza, sino que la estupidez se hallaba en nuestra naturaleza humana y sólo podía ser combatida a través de la educación que evitaría la intolerancia y los fanatismos.
 Para Voltaire, en la ignorancia se halla el origen de la mayoría de los males que afligen al hombre , y en especial de la intolerancia , sobre la que escribe  “el derecho de intolerancia es absurdo y bárbaro; es el derecho de los tigres; es mucho más horrible aún, porque los tigres no se destrozan sino para comer, y nosotros nos hemos exterminado por unas frases” y añade  “y el gran principio, el principio universal de uno y otro, está en toda la tierra: ‘No hagas lo que no quieras que te hagan’. Pues bien, si se sigue este principio no se advierte cómo un hombre puede decir a otro: ‘Cree lo que yo creo y que tú no puedes creer o morirás'” Vemos con claridad como Voltaire defiende el derecho de los demás para creer y pensar en libertad aunque vaya en contra de nuestros pensamientos, pero no defiende a los que ejercen la intolerancia ,”el derecho de intolerancia es absurdo y bárbaro”, y termina exclamando “No dejes de pisotear al infame”, unas palabras que podría comparar con las del filósofo austríaco Karl Popper (1902-1994), quién escribió “No se puede ser tolerante con los intolerantes”.

François Marie Arouet, Voltaire(1694-1778) fue un gran defensor de la tolerancia y pensaba que uno de sus grandes enemigos era la ignorancia. También afirmaba que no se puede defender a los intolerantes, porque se sirven de la tolerancia para aniquilarla desde dentro. Diría “el derecho de intolerancia es absurdo y bárbaro” y exclamaría “no dejes de pisotear al infame”.Siglos después, en el siglo XX Karl Popper refrendaría las palabras de Voltaire con su máxima “no se puede ser tolerante con los intolerantes”. La gran paradoja de la tolerancia(imagen biografiasyvida.com)
Uno de los grandes filósofos defensores de la libertad de expresión y de los derechos humanos fue John Stuart Mill(1806-1873), autor de “Sobre la libertad” donde el filósofo defiende el derecho que cada persona tiene de actuar conforme a los dictados de su voluntad siempre que sus acciones no perjudiquen a los demás que se podría resumir con la frase “la libertad del individuo termina donde comienza la libertad de los demás”. Según Mill la sociedad no tiene derecho alguno a intervenir incluso si cree que el ejecutor  se está perjudicando a sí mismo con sus acciones, siempre que no perjudique con ellas a los demás pero si puede intervenir si las acciones realizadas por el individuo le benefician a él pero perjudican a los demás. Pero mejor que yo os lo cuenta el propio Stuar Mill:
“No hay otro fin que la raza humana tenga garantizada, individual o colectivamente, al interferir en la libertad de acción cualquiera que sea su número, que no sea la protección personal. El único propósito por el cual el propio poder puede ejercerse adecuadamente sobre cualquier miembro de una comunidad civilizada contra su voluntad es la prevención del daño ajeno. El propio bien, sea físico sea moral, no es garantía suficiente. Uno no puede obligar a la ejecución o abstención a otro porque esto conlleve un beneficio para uno mismo, porque le hará a uno feliz, porque en opinión de otros hacerlo sería sabio o correcto… La única parte de la conducta de una persona por la cual ésta es dócil ante la sociedad es aquélla que concierne a los demás. En la parte que solo atañe a uno mismo, su independencia es, por derecho, absoluta. Sobre sí mismo, su propio cuerpo y mente, el individuo es soberano”
Aunque pueda pareceros confuso creo que estamos siguiendo un camino que nos sirve para aclararnos este concepto de tolerancia fundamental para saber que posturas debemos adoptar en los debates sobre las libertades colectivas e individuales que afectan a nuestra sociedad. En este sentido, creo que es también importante recabar las palabras de John Stuart Mill sobre la necesidad de respetar la libertad de expresión aún cuando vaya en contra de nuestras convicciones: 
“Por positiva que pueda ser la persuasión de una persona no sólo de la falsedad, sino de las consecuencias perniciosas de una opinión —y no sólo de estas consecuencias perniciosas, sino para adoptar expresiones que terminantemente condeno de su inmoralidad e impiedad—, si a consecuencia de este juicio privado, aunque esté apoyado por el juicio público de su país o de sus contemporáneos, prohibe que esa opinión sea oída en su defensa, afirma quien tal haga, su propia infalibilidad. Y esta presunción, lejos de ser menos reprensible o peligrosa, por tratarse de una opinión que se llama inmoral e impía, es más fatal en este caso que en cualquier otro.”

John Stuart Mill(1806-1873) se convertiría en uno de los grandes defensores de la libertad de expresión y de la tolerancia a través, entre otras, de su obra “Sobre la libertad”. Defiende el respeto a la libertad individual , cuyo limite es el respeto de las libertades de los demás. Así escribió “ La única parte de la conducta de una persona por la cual ésta es dócil ante la sociedad es aquélla que concierne a los demás. En la parte que solo atañe a uno mismo, su independencia es, por derecho, absoluta. Sobre sí mismo, su propio cuerpo y mente, el individuo es soberano”
Nos quiere decir que aunque estemos convencidos de la falsedad de una opinión o creencia , incluso de su intrínseca inmoralidad, no podemos ahogar la voz de quién defiende esa opinión pues estaríamos concediéndonos a nosotros mismos el derecho a decidir sobre que se puede y que no se puede decir, cuando nosotros somos falibles y, por lo tanto, también podemos estar equivocados en nuestras opiniones. Es importante, de todas formas, tener en cuenta que esto se refiere a la liberdad de expresión, a decir sin censuras lo que se piensa, pero no significa que todo lo que se opina y dice sea igual de respetable ni deba ser legitimado por la sociedad. Una vez más volvemos a los límites de la libertad individual que llegan hasta donde afectan a la libertad colectiva.
En el siglo XX, el antropólogo francés Claude Lévi-Strauss (1908-2009) reflexionó sobre el problema del progreso y la convivencia de las culturas.Strauss piensa que sólo a través de la cooperación y tolerancia entre las diferentes culturas es posible el progreso , estableciendo intercambios entre estas culturas pero manteniendo cada una sus rasgos característicos, no absorbiendo una a otra sino colaborando en armonía, aunque él mismo era pesimista sobre esta relación, pues pensaba que hay demasiados factores que causan los conflictos culturales entre sociedades diferentes, tanto de índole económica como religiosa o de educación. En este sentido escribe “El  progreso no es, por tanto, patrimonio de una sola cultura, sino que se da necesariamente entre varias.” pero, añado, el conflicto surge cuando una sociedad menos evolucionada en el desarrollo de las libertades trata de imponer sus puntos de vista a una sociedad que ha desarrollado unos derechos individuales más completos y justos.
¿Que es el hiyab? Lo que nosotros también llamamos “velo islámico “ significa en árabe “ocultar a la vista”, “esconder” o “separar”. Para tratar de aclarar un poco más el código islámico con respecto a estas prendas debemos distinguir las siguientes:
Burka: Es una prenda originaria de Afghanistán .Se trata de una túnica de cuerpo completo que cubre incluso los ojos. Se usa una redecilla para que las mujeres puedan ver a través de ella y suele ser de color gris o azul. Su uso está hasta nuestros días casi limitad a Afghanistán, y además de ocultar completamente a la mujer de la vista del varón, también tiene efectos físicos, pues causa problemas visuales a las mujeres que lo llevan.

Imagen de un burka, que suelen ser de color azul o gris y de uso casi exclusivo en Afghanistán. Ocultan todo el cuerpo y puede causar problemas de visión a la mujer(imagen del blog rafaelcondill.blogspot.com)
Chador: Es una túnica semicircular negra que cubre casi todo el cuerpo dejando un hueco para la cara, que a diferencia del Burka, si está descubierta. Es típico de los chíis de Irán y sobre todo más común en mujeres mayores de zonas rurales que en ambientes urbanos, aunque actualmente parece estar volviendo a ganar fuerza por la presión ejercida por las autoridades religiosas iraníes.Son de color negro

El chador cubre todo el cuerpo, pero al contrario que el Burka, si deja el rostro al descubierto de la mujer . Es usado sobre todo en Irán y más en zonas rurales que urbanas aunque en las últimas décadas ha experimentado un nuevo auge gracias a las presiones religiosas (foto del pais.com) 
Niqab: Es un velo que cubre la cara dejando hueco para los ojos. También normalmente de color negro como el chador, el niqab parece que tuvo un origen bizantino y fue adoptado con posterioridad por la cultura musulmana tras la conquista del Imperio Bizantino en el siglo XV. El niqab es una de las prendas que ha encendido la polémica por su prohibición en Francia, ya que es una de las más usadas por la población musulmana francesa. En ocasiones también se combina con una túnica negra que cubre todo el cuerpo

El niqab cubre todo el rostro y deja sólo al descubierto los  ojos. Se combina con una tunica que cubre todo el cuerpo y es de color negro. Es el más empleado por los musulmanes en Francia (foto mundoarabe.org)

Medio Niqab: Es una variación en el uso del Niqab, pues en lugar de ocultar todo el rostro menos los ojos, la apertura del Medio Niqab permite ver un poco más de la frente y la nariz de la mujer

Shayla: Este es el tipo de velo que es más frecuente ver en España y en la mayoría de los países musulmanes. Consiste en  un pañuelo rectangular que se puede llevar de distintas maneras, aunque una de las más comunes es cubriendo la cabeza y por encima del cuello.

El Shayla es el más empleado entre los musulmanes españoles y también entre los países de mayoría musulmana(foto del blog uriarte-net.blogspot.com)
Para entender el sentido original del hiyab o velo islámico tenemos que mirar atrás para ver como era la vida de la mujer árabe en la época anterior a Mahoma(570-632). En la Arabia de aquel tiempo las  mujeres, como sucedía por lo demás en toda Europa, apenas disfrutaban de derechos individuales y la sociedad era un patriarcado donde el hombre ejercía un poder absoluto y las mujeres se hallaban totalmente sometidas al esposo, que podía repudiarlas sin ninguna justificación ni compensación, en cuyo caso debían resignarse a vivir sumidas en la miseria viviendo de la limosna o prostituyéndose. Mahoma consiguió mejorar las condiciones de la mujer dentro del Islam aunque manteniendo la estructura patriarcal. Según establece la nueva religión, la mujer debe ser compensada en caso de repudio y además puede tener y conservar sus propios bienes y también realizar negocios.  
Es en estos comienzos de la expansión del Islam y las mejoras en las condiciones sociales de la mujer cuando también se extiende el uso del hiyab, lo que podría parecernos una contradicción, pero no es así si lo vemos con los ojos de la mujer de aquel tiempo, cuando la mujer consideraba que mostrar el cuerpo al hombre era una forma de someterse a sus deseos, igual que haría una prostituta, mientras que si ocultaba su cuerpo y su rostro demostraba que no estaba sometida al hombre y sólo pertenecía a Dios. Es decir , más que una prenda símbolo del sometimiento de la mujer al hombre, sería inicialmente un símbolo de liberación femenina, aunque hoy nos pueda resultar difícil entender este significado.

Resumen de los tipos de velos islámicos mas extendidos en el mundo musulmán(imagen de pedsocial.wordpress.com)  

En ocasiones, lo que con el tiempo se transforma en una tradición sagrada y en un mandato divino inquebrantable tiene un origen anecdótico. El  Corán no dice que ver el rostro de la mujer sea un pecado ni que el que esta lo muestre sea un insulto contra la religión. El origen de la tradición se halla en una sura que, si es leída fuera de contexto, puede dar lugar a pensar esto, pero no si se explica la historia que se encuentra detrás. A la casa de Mahoma acudían muchos fieles para consultarle y hacerle preguntas, y Mahoma, viéndose incapaz de atender a tal volumen de personas, les dijo que Ala le había indicado que las mujeres del Profeta también podían responder a sus preguntas. Y así fue y a partir de entonces las esposas de Mahoma, siempre según la tradición, atendieron a las preguntas de los fieles, pero parece que debieron de ser víctimas de un cierto acoso sexual  y un nuevo y oportuno mensaje de Alá ordenó que:

“Los que creéis: no entréis en los aposentos del profeta si no se os ha invitado a comer, ni sin que sea el momento. Pero cuando se os haya invitado, entrad , y cuando hayáis comido, salid sin daros familiarmente a la conversación. Esto ofende al profeta y se avergüenza de decirlo, pero Dios no se avergüenza de decir la verdad. Y cuando les pidáis algo a ellas, hacedlo detrás de un velo: es más puro para vuestros corazones y para los suyos. No podéis ofender al enviado de Dios ni casaros jamás, después de él, con sus esposas. Ello es, para Dios, un gran pecado”
“Y cuando les pidáis algo a ellas, hacedlo detrás de un velo: es más puro para vuestros corazones y para los suyos”. En estas palabras tendríamos que buscar el origen coránico del hiyab, pero se refiere no a las mujeres en general, sino sólo a las mujeres del Profeta , para que los fieles no las acosasen y además tampoco se refiere a un velo que cubra el rostro de la mujer, sino a una especie de cortina que separase a los fieles de las mujeres del Profeta cuando estas atendían sus consultas, algo parecido a la separación entre un sacerdote católico y quién se va a confesar con él.



La multa establecida por la ley francesa por llevar velo en lugares públicos  es de 150 euros , pero asciende a los 60.000 euros si se demuestra que es una imposición del hombre . El ministro del Interior francés Claude Guéant declaraba el día que entraba en vigor la ley “La ley debe aplicarse sin excepciones.Pero recomiendo a las fuerzas del orden que eviten el enfrentamiento y opten por el discernimiento, la pedagogía , la escucha y el diálogo” La situación podría convertirse en explosiva en la periferia parisina de mayoria musulmana

Todo esto me lleva a pensar que el hiyab no es siempre una imposición del mundo masculino, sino que también es una forma , que no puedo compartir pero si entender, de reivindicar su autonomía con respecto al hombre y de defender su identidad cultural, en particular cuando se hallan en sociedades donde están en minoría religiosa y cultural, como sucede en Europa. El problema surge cuando el uso de esta prenda, y me temo que es lo que sucede con mayor frecuencia, no es un acto voluntario de la mujer.  Si es voluntario  pienso que no hay nada que decir si tenemos en cuenta los conceptos de tolerancia que hemos visto más arriba considerándolo como el respeto a la libertad de los demás, siempre que no perjudique al colectivo, pero muy diferente es cuando le es impuesto por el hombre y en nombre de una religión que en ningún sitio obliga a la mujer a llevarlo y además no considera su rostro un objeto de pecado ni maldad, como ya hemos visto.

En resumen, y después de este viaje por  el concepto de libertad de expresión y de tolerancia , y tras conocer la historia del hiyab y sus variantes , creo que lo primero que nos damos cuenta es de lo compleja que es la realidad y como no es posible reducirla para su comprensión a un simple “si” o “no”. La base de una sociedad es el respeto a la libertad  de sus ciudadanos y pienso que en este caso el problema no está en si es licito o no permitir el uso del hiyab en las sociedades occidentales, sino que el problema radica en el grado de libertad que estas mujeres tienen dentro de sus círculos familiares para decidir por si mismas, una libertad que , me temo , no suele ser demasiado amplia. La cuestión para la que no tengo respuesta es como determinar si estas mujeres eligen libremente o forzadas por su entorno y , lo que si que tengo claro, es que en ningún momento podremos aceptar su imposición forzosa ni a estas mujeres ni mucho menos a los que no pertenecen a su cultura, como pretenden algunos fundamentalistas.
Como siempre, lo más complicado es hallar el punto de equilibrio en la defensa de las libertades individuales, más cuando se refiere a una cultura y religión diferente,pero siempre  teniendo en cuenta los grupos de intolerancia fundamentalista que se han extendido dentro del Islam y que tratan de abusar de la tolerancia para imponer su intolerancia. Espero haber aportado en lo posible elementos para que podáis juzgar mejor por vosotros mismos y participar en este complicado debate. Para cerrar este artículo me quedo con las palabras del filósofo Georg Christoph Lichtenberg que son un buen lema para aplicar en nuestra vida social e individual  “Concede a tu espíritu el hábito de la duda, y a tu corazón, el de la tolerancia”