LA HORA DEL PLANETA: ALGO MÁS QUE UN GESTO

Mañana, sábado 26 de marzo de  2011 a partir de las 20:30 hrs , todos los habitantes de este planeta tenemos la oportunidad de hacer algo más que un gesto en la lucha contra el cambio climático participando en La Hora del Planeta. Entre las 20:30 hrs y las 21:30 hrs hombres y mujeres de todas las nacionalidades, religiones y culturas podemos demostrar que exigimos a los responsables de los gobiernos de todas las naciones que se pase de la palabra a los hechos , que dejen de celebrarse cumbres climáticas en las que sólo se aprueban documentos que no se ponen en práctica y son abandonados hasta la siguiente cumbre. Tenemos que apagar las luces durante esa hora, todos y cada uno de nosotros, y extender este mensaje a todos los que conozcamos , para que ese día y durante esa hora nuestras ciudades estén a oscuras.
Nunca he sido partidario de este tipo de gestos porque dudo mucho de que tengan algún resultado práctico , pero se acerca el momento en que el cambio climático va a ser irreversible, las consecuencias, como ya he comentado aquí en diferentes ocasiones ,serán muy graves para el futuro de la humanidad, pero continuamos viviendo como si nada pasara, y, lo que es peor, adoptando decisiones encaminadas a acelerar ese cambio climático, como sucede con los comentarios de algunos políticos de recuperar el carbón en detrimento de la energía nuclear. . He dedicado diversos artículos a hablar sobre la situación de nuestro planeta y de los síntomas  cada vez más evidentes de que estamos apunto de vivir una catástrofe climática que nos afectará a todos pero continuamos cerrando los ojos a una realidad que la tenemos aquí, junto a nosotros, y si no hacemos nada, si permanecemos en silencio como hasta ahora, seremos complices y responsables de los acontecimientos futuros.

Para todos aquellos que querais simbolizar vuestro compromiso os dejo la página web de los organizadores WWF http://www.horadelplaneta.es/index.php  No se trata del ahorro que pueda significar, eso no tiene sentido en sí, es el gesto de protesta contra nuestros gobiernos. Si protestar nos parece inutil entonces no habrá ninguna esperanza

Por eso mañana, aunque sólo se trata de un gesto simbólico, debería ser nuestra manifestación de descontento, un descontento que no se debe quedar ahí pero que podría convertir el día de mañana en lo que Winston Churchill dijo refiriéndose a la II Guerra Mundial después de que las tropas aliadas derrotaran a los alemanes en la batalla del Alamein “no es final, ni siquiera es el principio del final, pero tal vez sea el final del principio”. Es hora de poner punto final a  los preámbulos de la lucha contra el cambio climático, llevamos demasiado tiempo perdido discutiendo primero si este cambio era real o no, después discutiendo sobre cuotas de emisión de gases de efecto invernadero, sobre la aplicación de energías renovables, sobre la necesidad de sustituir los combustibles fósiles. Poco se ha hecho y el proceso no se detiene, como nos advierten numerosos científicos en todo el mundo, desde los que estudian la reducción de la capa de hielo en nuestros Polos , a aquellos que nos advierten de un incremento acelerado de las temperaturas por encima de lo previsto.

Los signos están ahí  para el que los quiera ver  pero ,por mi parte, no me cansaré de contarlos aquí una y otra vez para tratar de abrir los ojos a todos los que me lean. Decía la Madre Teresa de Calcuta que “para hacer que una lampara este siempre encendida, no debemos de dejar de ponerle aceite” y lo último que podemos hacer todos los que creemos que la humanidad se está enfrentando a su mayor desafío ante la ignorancia de la mayoría y la ceguera de los dirigentes es callarnos, sino difundir este mensaje.Esta cuestión que va más allá de ideologías políticas, de fronteras nacionales, de rivalidades religiosas, económicas o militares, es una cuestión de la supervivencia de un mundo y una sociedad tal y como lo conocemos y estamos a punto de que deje de estar en nuestras manos la solución .

VIDEO SOBRRE LA HORA DEL PLANETA 26 DE MARZO 2011

Un paso en contra de la indiferencia, un toque de atención a nuestros gobiernos, un gesto de indignación. Todo menos el silencio

Pero primero miremos hacia atrás, la historia siempre nos da la perspectiva necesaria para comprender y juzgar la situación actual.  Remontemonos al año 1972  cuando entre el 5 y el 16 de junio de 1972 se celebró la primera de las conocidas como Cumbres de la Tierra, la Conferencia de Estocolmo.  Convocada por la ONU , en ella se debatió por vez primera y de forma global  sobre el estado del medio ambiente mundial, acordándose en ella una primera Declaración con  26 principios sobre el medio ambiente y el desarrollo, que además contenía 109 recomendaciones . Un año después, la Comunidad Europea, embrión de la posterior Unión Europea, crearía la primera Directriz sobre Protección del Medio Ambiente  y el primer Programa de Acción Ambiental. Entre esos 26 principios, que no puedo poner por completo, destaco algunos de ellos:

Principio 2:   Los recursos naturales de la tierra, incluidos, el aire, el agua, la tierra, la flora y la fauna y especialmente muestras representativas de los ecosistemas naturales , deben preservarse en beneficio de las generaciones presentes y futuras mediante una cuidadosa planificación u ordenación, según convenga

Principio 3: Debe mantenerse y , siempre que sea posible, restaurarse o mejorarse la capacidad de la tierra para producir recursos vitales renovables.

Principio  4: El hombre tiene la responsabilidad especial de preservar y administrar juiciosamente el patrimonio de la flora y la fauna silvestre y su hábitat, que se encuentren actualmente en grave peligro por una combinación de factores adversos. En consecuencia, al planificar el desarrollo económico debe atribuirse importancia a la conservación de la naturaleza , incluidas la flora y fauna silvestre.

Principio 7: Los estados deberán tomar todas las medidas posibles para impedir la contaminación de los mares por sustancias que puedan poner en peligro la salud del hombre, dañar los recursos vivos y la vida marina, menoscabar las posibilidades de esparcimiento o entorpecer otras utilizaciones legítimas del mar

Principio 19: Es indispensable una labor de educación en cuestiones ambientales, dirigida tanto a las generaciones jóvenes como a los adultos y que presente la debida atención al sector de población menos privilegiado, para ensanchar las bases de una opinión pública bien informada y de una conducta de los individuos, las empresas y de las colectividades inspirada  en el sentido de su responsabilidad en cuanto a la protección y mejoramiento del medio en toda su dimensión humana. Es también esencial que los medios de comunicación  de masas eviten contribuir al deterioro del medio ambiente humano y difundan , por el contrario, información de carácter educativo sobre la necesidad de protegerlo y mejorarlo a fin de que el hombre pueda desarrollarse en todos los aspectos.

Principio 24: Incumbe a toda persona actuar de conformidad con lo dispuesto en la presente Carta. Toda persona , actuando individual o colectivamente o en el marco de su participación en la vida política procurará que se alcancen y se observen los objetivos y las disposiciones de la presente Carta   

Esto no es más que unos principios extraídos de aquella revolucionaria Declaración que , por vez primera, quería diseñar una estrategia de protección a nivel mundial del medio ambiente de la Tierra. Para el siguiente paso importante habría que esperar 20 años, cuando entre el 3 y 14 de junio de 1992 se celebra en Río de Janeiro la II Cumbre de la Tierra . En esta Cumbre se define por vez primera el concepto de Desarrollo Sostenible con estas palabras “los seres humanos constituyen el centro de las preocupaciones relacionadas con el desarrollo sostenible. Tienen derecho a una vida saludable y productiva en armonía con la naturaleza. Para alcanzar el desarrollo sostenible , la protección del medio ambiente debe ser parte del proceso de desarrollo y no puede ser considerado por separado” 

Estados Unidos , con un 4% de la población emite en estos momentos el 25% de los gases de efecto invernadero y permanece sin ratificar el Protocolo de Kyoto . En Europa hay países como Alemania o Dinamarca que han reducido sus emisiones hasta en un 21% , mientras que España las ha incrementado en un 15%, Grecia en un 25% y Portugal en un 27%. Cuando ahora se reaviva el debate de desplazar la energía nuclear y sustituirla por carbón, que no haría sino empeorar  la situación actual con una mayor emisión de dióxido de carbono 

En esta cumbre se decidió adoptar el conocido como  Programa 21 que recoge 2500 recomendaciones sobre la salud, la vivienda, el cuidado y gestión de los mares, bosques y montañas, la desertización, la conservación de los recursos hídricos, el desarrollo de la agricultura, el tratamiento de los residuos y todo aquello que hoy entendemos que forma parte del Desarrollo sostenible . Entre los puntos que incluía este Programa 21 estaban:

* Para 1996, la mayoría de las autoridades locales de cada país deberían haber llevado a cabo un proceso de consultar con sus respectivas poblaciones y haber logrado un consenso sobre un Programa 21 local para la comunidad 
* Fortalecimiento de las organizaciones no gubernamentales: asociadas en la busqueda de un desarrollo sostenible
* Reconocimiento y fortalecimiento del papel de las poblaciones indígenas y sus comunidades
* Medidas mundiales en favor de la mujer para lograr un desarrollo sostenible y equitativo
* Tener en cuenta a la infancia y la juventud en el desarrollo sostenible

Durante la Cumbre de Río se aprobó la Convención sobre el Cambio Climático donde por fin , después de que los científicos estuvieran avisando del peligro desde la década de los años 60, se reconoce la necesidad de reducir las emisiones de gases de infecto invernadero . Esto llevaría cinco años después a la firma del Protocolo de Kyoto el 11 de diciembre de 1997. En virtud de este acuerdo los países firmantes se comprometieron a reducir en al menos un 5%  con respecto a los niveles de 1990 la emisión de los gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono, el gas metano o el óxido nitroso , además de los gases fluorados nocivos para el ozono como los hidrofluorocarbonos, los perfluorocarbonos .

Esto no quiere decir que cada país deba reducirlos en un 5%, sino que es a nivel mundial y cada país , en función de los gases emitidos en 1990, tendrá que reducir un porcentaje diferente o, incluso, podría aumentarlos. Aunque, como he dicho , fue firmado el 11 de diciembre de 1997, no entró en vigor hasta el 16 de febrero de 2005 y Estados Unidos aún no lo ha firmado, siendo sin embargo el mayor emisor a escala mundial de los gases de efecto invernadero. De hecho, representando sólo el 4% de la población mundial la emisión de gases de Estados Unidos representa el 25% del total mundial. En Europa, en función de la proporción de gases emitidos  en 1990 , hay naciones que han reducido esta emisión por encima de lo establecido en Kyoto, como Alemania que lo ha reducido en un 21%, Dinamarca otro 21% o Austria un 13% mientras que Portugal lo incrementó en un 27%, Grecia en un 25% y en España un 15%.

VIDEO DE NATIONAL GEOGRAPHIC SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO

Se nos habla en este video de la influencia que tiene la subida de la temperatura sobre la Tierra y sobre nuestra vida

La última de las llamadas Cumbres de la Tierra tuvo lugar en Johannesburgo entre el 26 de agosto y el 4 de septiembre de 2002 , a la que asistieron más de un centenar de Jefes de Estado y 60.000 personas entre miembros de ONG, empresarios o periodistas.El objetivo era lograr una coordinación de los esfuerzos dirigidos a lograr unas acciones que hicieran compatibles el desarrollo económico con la protección ambiental. Se acordó reducir a la mitad para el año 2015 la proporción de personas cuyo ingreso sea inferior a un dólar diario, la de personas que padezcan hambre y las personas que no tengan acceso  al agua potable.

 Como podéis ver, en todas las Cumbres de la Tierra como en el Protocolo de Kyoto se enuncian grandes principios, virtuosos objetivos que luego no se traducen en acciones reales y concretas. Los dos últimos fracasos de las Conferencias sobre el Cambio Climático de Copenhague en 2009 y Cancún 2010 van en ese sentido. El objetivo de Copenhague en 2009 no era demasiado ambicioso, reducir el 50% de las emisiones de dióxido de carbono en un 50% en 2050 con respecto a 1990. Algo que muchos científicos, como James Lovelock(1919), el autor de la hipótesis Gaia del que ya os he hablado en el Mentidero, considera que no servirá para detener el cambio climático. Sin embargo, después de muchas discusiones, únicamente se logró consensuar un texto establecido por Estados Unidos y las cuatro grandes potencias emergentes, India, China, Brasil y Suráfrica que no tenía más que carácter orientativo y no vinculante sobre la reducción de emisión de gases de invernadero.

Estas eran las claves de la Cumbre de Copenhague de 2009 , pero la cumbre fue un fracaso por las disputas entre los derechos económicos  de las naciones ricas y de las que se hallan en vías de desarrollo. El protocolo de Kyoto vence en el año 2012, no hay ningún compromiso firmado para los siguientes años y quizás ya sea demasiado tarde . Como decía el portavoz del G77  después de una reunión que aceptaba una subida de 2 grados Un acuerdo que aumente la temperatura dos grados centígrados supone que en África subirá 3,5 y destruirá nuestras economías y nuestro pueblo.”  Además, esas previsiones son políticas pero no se basan en los análisis científicos que pronostican un aumento acelerado a raíz de la desaparición de los hielos polares

Este acuerdo establecía como objetivo que la temperatura no se incrementara de forma global en más de dos grados centígrados durante el siglo, como si esto se pudiera fijar en un acuerdo firmado y la naturaleza entendiese de contratos y declaraciones. No se estableció ningún objetivo de reducción de cara al 2050 porque las grandes naciones en vías de desarrollo consideraban que limitar su emisión de gases era condenarlas a detener su crecimiento económico. Tienen razón en el sentido de que Europoa y Estados Unidos hemos contaminado el planeta y ahora queremos obligarles a ellos a pagar las consecuencias de algo en lo que no particparon. El acuerdo no fue ratificado, ya que en estas cumbres es necesario el consenso de todos los participante, y el grupo del G77, que agrupa a países en vías de desarrollo,  en boca de su portavoz, el sudanés Lumumba Lumumba Stanislaus , declaró “Un acuerdo que aumente la temperatura dos grados centígrados supone que en África subirá 3,5 y destruirá nuestras economías y nuestro pueblo.”

En diciembre de 2010 se ha celebrado la XVI  Conferencia sobre el Cambio Climático en Cancún, marcada por las ausencias de los principales jefes de estado del mundo después del fracaso de la de Copenhague de 2009, y en ella no se ha producido ningún avance. La próxima tendrá lugar en Durban y es decisiva en el sentido de que lo establecido en el Protocolo de Kyoto vence en el año 2012, y nos quedariamos sin ningún plan  a seguir durante los siguientes años. Permitidme ahora que os recuerde algunos datos que ya he recogido en el Mentidero para que  comprobemos los avances que hemos hecho. Lo que viene a continuación es un resumen de lo que he escrito durante los últimos meses y que podéis encontrar más ampliado en esos artículos , para que tengáis una visión global del punto en el que nos hallamos :

AGUA  

 En el mundo hay 141 millones de personas que no tienen acceso a agua potable y este número se incrementa hasta los 794 millones si incluimos a aquellas persona  que no disponen de una red de suministro de agua debidamente saneada y segura.  Y esto si nos ceñimos al ámbito urbano, a nivel general un 40% de la población mundial , lo que significa aproximadamente 2600 millones de personas, no tienen acceso a agua depurada lo que se traduce en enfermedades, problemas del medio ambiente y causa de forma directa la muerte de 1.800.000 niños al año víctimas de diarrea por el consumo de agua contaminada.

De aqui a 2050 un 42% de la población mundial podría vivir en zonas con escasez de agua . En el mapa aparecen señalados los principales afectados hasta 2025,pero según las última evoluciones de las precipitaciones amplias zonas de China, África  y Rusia verán seriamente reducidas sus recursos hídricos. A ello hay que unir la desaparición de los glaciares que , a su vez, causará la perdida de caudal de los grandes ríos e incluso su desaparición. Grandes masas de agua como los lagos Chad o el Mar de Aral agonizan , mientras los grandes desiertos como el Sáhara o el Gobi no dejan de aumentar su superficie

Estos datos aparecen publicados en los informes de la FAO(Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), donde se puede leer que  “Para el año 2025, 1800 millones de personas vivirán en países o regiones con absoluta escasez de agua, y dos tercios de la población mundial podrían sufrir condiciones difíciles . En algunas zonas , la disponibilidad de agua de buena calidad se ha reducido por la contaminación de desechos humanos, industriales y agrícolas. Las cifras son perturbadoras. Todos los días,   dos millones de toneladas de desechos humanos se eliminan en corrientes de agua. En los países desarrollados, el 70% de los desechos industriales se eliminan sin tratamiento del agua y contaminan el suministro utilizable de agua. Desde 1900, se ha perdido la mitad de las tierras húmedas del mundo, nuestra principal fuente de agua dulce”.  

Pero el informe de la FAO no termina aquí , continúa con una última advertencia “El cambio climático sin duda repercutirá en los recursos hídricos y en su ordenación.Con el aumento de la temperatura , es previsible que se modifiquen las pautas de la lluvia , y que aumente en muchas zonas el riesgo de inundaciones, sequía y otros desastres relacionados con el clima. Ya se están derritiendo glaciares y campos de hielo, los inmensos depósitos de agua dulce almacenada en las montañas y las regiones polares “ La FAO termina advirtiendo que según sus estimaciones uno de cada cinco países en vías de desarrollado tendrán problemas de escasez de agua  antes de 2030.
OCÉANOS

En otro informe de la FAO publicado en 2009 se avisaba de la rápida decadencia de nuestros océanos, donde un 80% de los caladeros tradicionales se hallan sobreexplotados, el 91% de las especies comerciales ha visto reducido su número a la mitad y entre las de consumo más habitual han entrado en colapso un 29%, lo que significa que su número en estos momentos es inferior al 10% de su población original y , por lo tanto, están abocados a la extinción. En el Mar del Norte apenas quedan ejemplares de cualquier especie que superen los 3 kilos de peso, en el Golfo de Vizcaya, donde ya casi  ha desaparecido la anchoa, siguen el mismo camino otras especies como los langostinos, las merluzas y los gallos, en España el pulpo ha disminuido un 40% , los atúnidos están sobreexplotados en un 30% de sus diferentes especies , los tiburones en un 60% de sus especies también se hallan sobreexplotados.

 CRISIS ALIMENTARIA

El director de la oficina de FAO en Madrid advierte de que continuarán la subida de los precios de los alimentos , una subida que se halla detrás de los movimientos revolucionarios que se están desarrollando en el Norte de África  y el resto del mundo árabe pero que podrían afectar en breve a otras naciones pobres, mientras que en Europa y Estados Unidos se traducirá en importantes subidas de los precios. La diferencia es que aquí , de momento, lo notaremos en una perdida de poder adquisitivo mientras que en amplias zonas del mundo se traducirá en hambrunas. Durante los últimos seis meses el precio del maíz se ha duplicado mientras en Estados Unidos sus reservas han caído a su nivel más bajo en los últimos 15 años, el trigo también ha duplicado su precio desde 2010, la soja ha subido desde el pasado verano un 50% y la ONU tiene previsto que a lo largo de este año los precios de los alimentos a nivel mundial se encarezcan en otro 30%.

En este mapa de la FAO que data de hace tan solo tres años no aparecen señalados países que ya empiezan a tener problemas por los precios de los alimentos de primera necesidad, como los del Norte de África . A causa de los incendios y las sequías que afectaron a Rusia el año pasado esta ha cerrado la exportación de cereales lo que ha causado que se duplique el precio del maíz, del tripo o que la soja aumente su precio un 50%. Las sequías en China también han afectado al precio del arroz. Todo ello se agravará con el progresimo incremento de las temperaturas y el agotamiento de los recursos hídricos. Hay que tener en cuenta también la cantidad de terreno dedicado al cultivo de los biocombustibles que roban terreno al cultivo de los alimentos de primera necesidad
El verano pasado Rusia sufrió una plaga de incendios y una sequía desconocida en esta nación que la forzó a cerrar su mercado de exportación de trigo , pues lo necesitaba para su consumo interno  e incluso tiene que importar trigo para alimentar al ganado, las cosechas de cereales de Australia han quedado arrasadas por las inundaciones de este invierno, Brasil también ha visto su producción muy dañada por las inundaciones , mientras que en China se espera una gran sequía que afecta a amplias porciones de la nación ,pronosticándose que podrían ser las peores sequías de los últimos dos siglos que hará que China tenga que incrementar sus importaciones de arroz, trigo y maíz en algunos casos hasta en tasas superiores a nueve veces las actuales.

CALENTAMIENTO GLOBAL

la mejor forma de comprobar el calentamiento progresivo del planeta se halla en el aumento progresivo de la temperatura del océano y el incremento de su nivel. En 1980 la capa de hielo del Océano Ártico en el mes de septiembre, cuando tiene su menor extensión después del verano, abarcaba 10 millones de kilómetros cuadrados, en el año 2007 se había reducido a 4 millones de kilómetros cuadrados. El año pasado esta noticia fue comentada en los medios casi con entusiasmo porque eso iba a permitir que los barcos mercantes pudieran cruzar el Ártico en verano al desaparecer toda la masa helada hacia el 2015. Las previsiones de los organismos internacionales habían indicado que esto no iba a suceder hasta el año 2050

El hielo refleja al espacio el 80% de la luz del Sol por lo cual sirve de escudo para evitar un calentamiento excesivo, pero , sin embargo, el agua del mar apenas refleja el 20% de esa luz solar lo que significa que al desaparecer el hielo ese 80% extra de luz solar será absorbido por el océano y su efecto será el equivalente al 70%  del provocado por el dióxido de carbono. Este calentamiento de las aguas oceánicas ha provocado que la superficie yerma del océano, aquella en la que no se desarrolla la vida, haya aumentado en un 15% desde el año 2000, con la consiguiente disminución de las algas que participaban en el enfriamiento de la atmósfera mediante la captura del dióxido de carbono. Además, al aumentar la temperatura de las aguas superficiales provoca que estas aguas se mezclen menos con las aguas más profundas ricas en nutrientes ,lo que hace que se empobrezca más la vida en superficie.

En la fotografía marcado en amarillo la extensión máxima de los hielos del Polo Norte y en blanco la extensión actual . En 2007 perdido ya un 20% del hielo, pero el calentamiento se ha acelerado aún más y se espera que entre 2015 y 2020 no haya hielo en verano. Su desaparición multiplicará el efecto invernadero y un cambio en las corrientes marinas que actúan como reguladoras del clima y las temperaturas como la Corriente del Golfo entre los continentes americano y europeo
Y esta es la previsión que James Lovelock hace sobre lo que nos espera no en un futuro a largo plazo, sino en los próximos años :

“Primero se fundirá el hielo flotante y luego se erosionarán los casquetes polares de Groenlandia y la Antártida. Las consecuencias de estos cambios climáticos  serán el aumento del calor y una subida del nivel del mar en toda la Tierra, y entonces todos notaremos el cambio. En las zonas continentales las sequías se intensificarán y el calentamiento global terminará por aplastar la vida de las llanuras continentales donde vivimos la mayoría. Sólo algunas partes del mundo podrán salvarse de lo peor. Las regiones del norte de Canadá , Escandinavia y Siberia que no queden inundadas por la subida del océano seguirán siendo habitables , como también algunos oasis  en los continentes , fundamentalmente en las regiones montañosas donde siga lloviendo y nevando y , en particular en las naciones isleñas como Gran Bretaña, Japón, Tasmania y Nueva Zelanda. Se convertirán en los botes salvavidas de la humanidad”

He querido en este artículo reunir lo que he dicho en diferentes artículos a lo largo de estos meses para que viendo todos los datos de forma conjunta nos hagamos todos una idea de lo importante que es reaccionar ya, porque no podemos ni debemos permitir que sigan tomando decisiones en nuestro nombre que nos llevan hacia una situación irreversible que acabará con el mundo que todos conocemos. Insisto una vez más , no se trata de catastrofismo, se trata de afrontar los hechos para provocar un cambio en nuestros gobiernos. Tenemos que ser conscientes de la importancia de lo que nos estamos jugando, el futuro de gran parte de la humanidad y no podemos ser indiferentes a ello.

Por eso mañana es un día importante, no por apagar la luz durante una hora, sino para demostrar que la humanidad es capaz de unirse cuando su propia supervivencia se ve afectada . La naturaleza no entiende de plazos, ni de cumbres del clima, ni de acuerdos,tratados ni de los mezquinos intereses nacionales , económicos y de poder que dirigen esas cumbres. O somos capaces de actuar como un sólo cuerpo, como lo que somos, el conjunto de los seres humanos que habitan este planeta, o seremos responsables de nuestra propia desgracia. En nuestras manos está, en nuestras conciencias, en nuestra responsabilidad con nosotros mismos y con las generaciones futuras.

El jefe indio de la tribu de los sioux Seattle (1786-1866) pronunció uno de los discursos más hermosos en defensa de la visión que del mundo tenían las tribus indias y su relación con la naturaleza “Todo lo que afecta a la tierra afecta a los hijos de la tierra.Esto lo sabemos, la tierra no pertenece al hombre , sino que el hombre pertenece a la Tierra”Quizás sus palabras se hallan en el origen de la hipótesis de Gaia de James Lovelock . En cualquier caso comprenderlas y hacerlas nuestras son el único camino para emprender los cambios sin los cuales vamos hacia una calle sin salida 
Para concluir este artículo quiero  hacer mías las palabras del jefe sioux Seattle pronunciadas durante un discurso pronunciado en 1854. Se que hay polémica sobre si sus palabtas fueron estas o tergiversadas, pero lo esencial es el mensaje que transmite:

“Vosotros debéis enseñar a vuestros hijos que el suelo bajo sus pies es la ceinia de sus abuelos. Para que respeten la tierra, debéis decir a vuestros hijos que la tierra está plena de vida de nuestros antepasados. Debéis enseñar a vuestros hijos lo que nosotros hemos enseñado a los nuestros: que la tierra es nuestra madre. Todo lo que afecta a la tierra afecta a los hijos de la tierra.Cuando los hombres escupen el suelo se escupen a sí mismos.Esto lo sabemos, la tierra no pertenece al hombre, sino que el hombre pertenece a la tierra.El hombre no ha tejido la red de la vida: es sólo una hebra de ella. Todo lo que haga a la red se lo hará a sí mismo. Lo que ocurre a la tierra ocurrirá a los hijos de la tierral. Lo sabemos. Todas las cosas están relacionadas como la sangre de una familia”   
Anuncios

DIA MUNDIAL DEL AGUA: CUANDO EL AGUA SE CONVIERTE EN ORO

Hoy es la fecha establecida por la ONU para celebrar el  “Día Mundial del Agua” y lo celebra bajo el título de “Agua para las ciudades : respondiendo al desafío urbano”.Imagino que inmersos en las crisis que conmocionan al mundo estos días y acaparan las portadas de todos los medios informativos, será una fecha que pasará desapercibida o, como mucho, con una pequeña reseña en algún informativo donde se nos recuerde la importancia del agua, que tenemos que cuidar su consumo y ello acompañado de alguna bonita imagen de un río , de un glaciar o del océano.
Como sucede cada vez con mayor frecuencia, perdemos la perspectiva, no disponemos de tiempo para reflexionar ni para tener una visión de conjunto, la nueva catástrofe o el último bombardeo serán desplazados mañana por otra novedad y así seguiremos, abandonando un tema para tomar otro, siempre sin profundizar, y lo que es peor, sin afrontar ninguno de los problemas que se agravan día a día sin que nadie les ponga remedio a pesar de los continuos avisos que muchos científicos realizan en artículos, libros o documentales de televisión.El terremoto de Japón ya está dejando de ser actualidad, en unas semanas la crisis nuclear quedará en el olvido, los heraldos del Apocalipsis ,como el comisario europeo de Energía Günther Oettinger,  no se responsabilizarán de las palabras absurdas y de las conductas irresponsables de la pasada semana  y en este mundo devorador de noticias surgirán nuevos temas y parecerá que nada es de verdad importante.

Una de las consecuencias del calentamiento progresivo de nuestro planeta es la desaparición de los glaciares , fuente de la que se alimentan los principales ríos de nuestro planeta  como el Ganges, que ha visto disminuir su caudal en los últimos años debido a que se están derritiendo los glaciares que lo alimentaban. En la imagen vemos la evolución de un glaciar en tan sólo seis años en la Cordillera Andina
Pero aunque nos olvidemos de los problemas, aunque los malos gobiernos sólo actúen mirando a las próximas elecciones, y todos sus proyectos de futuro no se basen en un plan organizado y común dirigido no al bien de una determinada ideología política sino al bien de la humanidad, los problemas no se olvidarán de nosotros. Como digo muchas veces en el Mentidero, la realidad es muy tozuda y aunque la niegues y cierres los ojos para no verla , ella seguirá ahí , esperando. Como escribía el autor norteamericano Philip K. Dick  “la realidad es eso que sigue estando aún cuando yo ya he dejado de creer en ella”. Yo no creo en los Días internacional de ninguna materia, pero si de algo sirven tiene que ser para que reflexionemos sobre los problemas que nos acechan y que, por cerrar los ojos, no se van a solucionar por si solos.
El agua ¿que es? Su nombre procede del latín aqua y siempre me gusta acudir a nuestro Diccionario de la Real Academia de la Lengua para que nos aclare con precisión que entendemos por agua , y en el podemos leer que es la “sustancia cuyas moléculas están formadas por la combinación de un átomo de oxígeno y dos de hidrógeno, líquida, inodora, insípida e incolora. Es el componente más abundante de la superficie terrestre y , más o menos puro , forma la lluvia, las fuentes , los ríos y los mares; es parte constituyente de todos los organismos vivos y aparece en compuestos naturales” Yo añadiría a esta definición que es el elemento esencial para que exista vida, agua es igual a vida y su ausencia absoluta es igual a la extinción de toda forma de vida.
El agua cubre un 71% de la superficie de la tierra , un 96,5% del agua existente se halla en los océanos , mientras que los glaciares y los casquetes polares representan el 1,74%, los glaciares continentales , los acuíferos subterráneos y el agua contenida en el permafrost(que es una capa de hielo permanente que se halla sobre la superficie del suelo en zonas de tundra de Alaska,Canadá,Siberia y Noruega) significa el 1,72% y por último, los ríos, lagos , embalses y los propios seres vivos que tenemos tres cuartas partes de nuestro cuerpo formada por agua, suponemos el 0,04% del total del agua . Como podéis ver, la cantidad de agua dulce, la apta para el consumo, supone apenas un 3,5%  del total del agua disponible, lo que la convierte por naturaleza en un bien escaso y preciado.

La ONU ha declarado el día 22 de Marzo como el Día Mundial del Agua, pero de nada servirá si seguimos dando la espalda a la realidad de los problemas que vamos a tener en el futuro con el suministro de agua con una población creciente, unos acuíferos agotados o contaminados y un consumo mayor en agricultura e industria . En el artículo vemos como sólo desde 1900 hemos consumido ya la mitad de todas nuestras reservas de agua dulce
En la página de la UNESCO , al referirse a este Día Mundial del Agua  podemos leer que “El objetivo del Día Mundial del Agua 2011 es centrar la atención internacional sobre el impacto del rápido crecimiento de la población urbana, la industrialización y la incertidumbre causada por el cambio climático, los conflictos y los desastres naturales sobre los sistemas urbanos de abastecimiento de agua.” Y los datos apoyan la inquietud por el suministro de agua ,no sólo en las ciudades, sino a nivel general. En este año 2011, 3300 millones de personas habitan en núcleos urbanos pero de aquí a 2030 , tanto en África como en Asia los censos de su población urbano se duplicaran  pero no lo hará la capacidad de suministrar agua a esta creciente población.
Se estima que un 70% del agua dulce es empleada en la agricultura, la industria absorbe otro 20% y el 10% restante se destina al consumo humano . En la Cumbre para la Tierra de 1992 en Río de Janeiro y también en la Declaración de las Naciones Unidas para el Milenio del año 2000, donde se fijaron los objetivos a cumplir en las primeras décadas del siglo XXI, la comunidad internacional se había comprometido a reducir a la mita en el año 2015 el porcentaje de personas sin acceso a agua potable.  Esto no se ha logrado, y basta con mirar una cifra. Entre 1990 y 2008 en las zonas urbanas han tenido acceso al agua potable 1052 millones de personas , que nos puede parecer mucho, pero el problema es que la población urbana en esos mismos años se ha incrementado en 1089 millones de personas, lo que incrementa el déficit de suministro de agua urbano.
Perdonad que os siga mareando con cifras, pero es la única forma de reflejar el problema al que nos enfrentamos.  En el mundo hay 141 millones de personas que no tienen acceso a agua potable y este número se incrementa hasta los 794 millones si incluimos a aquellas persona  que no disponen de una red de suministro de agua debidamente saneada y segura.  Y esto si nos ceñimos al ámbito urbano, a nivel general un 40% de la población mundial , lo que significa aproximadamente 2600 millones de personas, no tienen acceso a agua depurada lo que se traduce en enfermedades, problemas del medio ambiente y causa de forma directa la muerte de 1.800.000 niños al año víctimas de diarrea por el consumo de agua contaminada.

Este mapa de la ONU del año 2008 nos marca la distribución de los recursos de agua en relación a la población, donde podemos ver los grandes desequilibrios que existen. Asia, con un 60% de la población, sólo dispone de un 36% de las reservas, mientras que América del Sur con un 6% de la población, dispone del 26% de las reservas. En las próximas décadas habrá enfrentamientos por el agua en aquellas regiones donde no exista agua suficiente para mantener el creciente consumo hídrico

Estos datos aparecen publicados en los informes de la FAO(Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), están al alcance de todos, yo mismo los he consultado para escribir este artículo, pero parece como si se prefiriera ignorarlos por la dificultad del problema.  En el informe de la FAO para el Día Mundial del Agua de 2009 se puede leer que  “Para el año 2025, 1800 millones de personas vivirán en países o regiones con absoluta escasez de agua, y dos tercios de la población mundial podrían sufrir condiciones difíciles . En algunas zonas , la disponibilidad de agua de buena calidad se ha reducido por la contaminación de desechos humanos, industriales y agrícolas. Las cifras son perturbadoras. Todos los días,   dos millones de toneladas de desechos humanos se eliminan en corrientes de agua. En los países desarrollados, el 70% de los desechos industriales se eliminan sin tratamiento del agua y contaminan el suministro utilizable de agua. Desde 1900, se ha perdido la mitad de las tierras húmedas del mundo, nuestra principal fuente de agua dulce”.  

Quiero subrayar esta última parte, “se ha perdido la mitad de las tierras húmedas del mundo” , y todo eso en apenas 100 años, pero tenemos que tener en cuenta que la población mundial  en 1900 era de  1650 millones de personas, en 1950 2500 millones lo que apenas era un aumento de 900 millones,  pero en 2010 hemos alcanzado los 6972 millones de personas, lo que significa que hemos cuadriplicado esa población. Y para el 2050 las estimaciones son de 9000 millones de personas. Si en sólo un siglo hemos acabado con la mitad de nuestros recursos siendo 4000 millones menos durante toda la primera mitad de ese siglo, las expectativas para el futuro son algo más que inquietantes. 
Pero el informe de la FAO no termina aquí , continúa con una última advertencia “El cambio climático sin duda repercutirá en los recursos hídricos y en su ordenación.Con el aumento de la temperatura , es previsible que se modifiquen las pautas de la lluvia , y que aumente en muchas zonas el riesgo de inundaciones, sequía y otros desastres relacionados con el clima. Ya se están derritiendo glaciares y campos de hielo, los inmensos depósitos de agua dulce almacenada en las montañas y las regiones polares “ La FAO termina advirtiendo que según sus estimaciones uno de cada cinco países en vías de desarrollado tendrán problemas de escasez de agua  antes de 2030.
VÍDEO SOBRE EL LAGO CHAD
La calidad de la imagen no es muy buena pero la información es bastante completa para que os hagais una idea de su situación
Es fácil rechazar estas previsiones acusándolas de catastrofistas. Los que me leéis , sabéis que ya he hablado de los problemas de crisis alimentarias que ya se han empezado a manifestar este año con el incremento del precio de alimentos básicos como el trigo, la soja, el maíz o el arroz  en los países más pobres de hasta un 70%, lo que se halla en el origen de las revoluciones a las que estamos asistiendo en el mundo árabe, mientras que la propia FAO avisaba en 2009  de la rápida decadencia de nuestros océanos, donde un 80% de los caladeros tradicionales se hallan sobreexplotados, el 91% de las especies comerciales ha visto reducido su número a la mitad y entre las de consumo más habitual han entrado en colapso un 29%, lo que significa que su número en estos momentos es inferior al 10% de su población original y , por lo tanto, están abocados a la extinción. Podéis decirme que sólo veo lo negativo pero prefiero responder con las palabras del poeta español Antonio Machado “Peor que ver la realidad negra, es el no verla” 
Quiero mostraros dos ejemplos de lo que el ser humano ha hecho a lo largo del siglo con dos de las grandes masas de agua potable de la Tierra, para que podáis comprobar la capacidad que tenemos de agotar nuestros recursos. El primero de ellos es el Lago Chad, que se hallaba situado entre las fronteras de los estados de Chad, Niger, Nigeria  y Camerún, una mancha azul y verde de vida en medio del desierto del Sáhara. Fue descubierto en 1823 por el explorador escocés Hugh Clapperton(1788-1827) y entonces fue considerado uno de los mayores  lagos del mundo, alimentado por el río Chari , aunque con poca profundidad, pues esta no supera los 7 metros. Los científicos estiman que hace 6000 años su extensión pudo llegar  a ser de 400.000 kilómetros cuadrados, pero en el año 1960 aún era de 26.000 kilómetros cuadrados , lo que le convertía en el cuarto lago por superficie de toda África. 
Os dejo con la descripción que el viajero y periodista español Javier Nart hace del lago en su libro “Viaje al desierto” publicado en el año 2000: “La visita al lago es un viaje doblemente apasionante:una naturaleza exuberante. Cocodrilos, hipopótamos,gacelas, cérvidos de todo tipo y la más increíble concentración de aves que pueda encontrarse en el corazón de África. El lago Chad es el último punto de agua, de comida, de vida, que existe para las aves migratorias en su tránsito entre el África ecuatorial y el Mediterráneo. La concentración de pájaros es extraordinaria. Llegan a cubrir el cielo . El lago Chad es el único lugar del mundo, junto con el lago Titicaca en Bolivia , donde las barcas que aún existen se construyen con troncos de papiro y es también el único lugar, excluida Holanda, donde se cultiva en pólders, esto es, tierras ganadas al lago mediante la construcción de diques”
Estas tierras dan de comer y beber a una población estimada en 20 millones de personas, que además viven en una zona donde no hay más recursos naturales. Esta población se ha cuadriplicado en las últimas cuatro décadas con el incremento de las necesidades de agua tanto para el consumo propio como para alimentar los regadíos y dar de beber al cada vez más abundante ganado. Todo ello ha provocado que de los 26.000 kilómetros cuadrados del año 1960 el lago Chad haya quedado reducido a tan solo 900 kilómetros cuadrados en el año 2006, un 95% menos,  y según aparece en un informe de la UNICEF el lago podría desaparecer definitivamente en el plazo de 20 años
Archivo:ShrinkingLakeChad-1973-1997-EO.jpg
En las fotografías del satélite podemos comprobar como el lago Chad ha ido reduciendo su superficie desde la primera foto de 1973 hasta la última en grande que es del año 2001 . De los 26.000 kilómetros que tenía en el año 1960 a poco más de 900 kilómetros cuadrados de superficie, poniendo en peligro un ecosistema único en medio del desierto del Sáhara y del que dependen para sobrevivir entre 20 y 30 millones de personas. En 20 años podría desaparecer por completo
En este informe de la UNICEF , se describe la visita a una de las poblaciones que se encuentran junto al lago Chad, Bol, y son sus habitantes los que mejor que cualquier cifra o estimación matemática nos pueden hacer sentir lo que supone la perdida de esta masa de agua  . La sra. Malloum ,cuenta a los miembros del equipo de UNICEF “Cuando yo era joven, éste era un sitio hermoso, donde abundaban el agua y los alimentos. El agua es la vida, y ahora que falta, la gente sufre. Aunque la población local depende de la agricultura, no hay suficiente pasto para alimentar a las vacas, que han dejado de dar leche”. Todo ello ha provocado que aumenten los niveles de desnutrición  y convirtiéndose en la causa de la tercera parte de las muertes de niños menores de cinco años en la región. La realidad es que en los últimos 20 años , gracias a nuevos sistemas de regadío, la superficie regada ha aumentado a 140.000 hectáreas pero a costa de acelerar el proceso de desecamiento del lago , que a su vez causa que los rendimientos de los cultivos disminuyan y se estima que en la última década la producción de alimentos ha caído en 35.000 toneladas al año   
¿Que pasara con los entre 20 y 30 millones de habitantes del lago Chad?¿Qué sucederá con la fauna que vive y depende del lago, con la única mancha verde en medio del Sáhara? Para cerrar nuestra visita al lago Chad vuelvo a las palabras de Javier Nart , y recordad que es un libro del año 2000, han pasado ya once años ” El lago Chad , si lago puede llamarse, no es sino un espantajo, un fantasma reducido a la mínima expresión . Un despojo que en el plazo de 40 años ha perdido las tres cuartas partes de su extensión. Un moribundo, quizás ya muerto sin saberlo”
¿Que harán los entre 20 y 30 millones de personas que viven junto al lago Chad?En la foto un pescador en el lago, una imagen que puede que no podamos ver antes de que pasen 20 años . Otro ejemplo de la mala explotación de los recursos y de la presión del exceso de población sobre los recursos naturales
Para el otro ejemplo que os quería presentar, tenemos que cambiar de continente y viajar a las tierras de Asia Central. Allí, en las llanuras del Turkestán ruso, entre Kazajistán y Uzbekistán, se halla el conocido como Mar de Aral , alimentado por los ríos Amu Daria y Sir Daria . Tenía una superficie de 65.000 kilómetros cuadrados, lo que le convertían en el cuarto mayor lago del mundo ,rodeado por 550.000 hectáreas de tierras húmedas y donde se podían capturar hasta 40.000 toneladas anuales de pesca. Pero a partir de 1960 la entonces Unión Soviética decidió desviar parte del agua de los ríos Amu Daria y Sir Daria para utilizarlo en nuevas zonas de regadío en Asia Central, en particular para la producción de algodón, pues la Unión Soviética quería convertirse en uno de sus principales productores.
Se construyeron numerosos canales de irrigación, aunque de pésima calidad , ya en los años 30. Era tan mala la construcción de estos canales que hasta un 70% del agua que transportaban se perdía por el camino y no llega a su destino. Entre 1954 y 1960 se construyó el mayor de estos canales, con un recorrido de 500 kilómetros con lo que se pudo aumentar la superficie de cultivo de 4 millones a 7 millones de hectáreas, lo que también produjo un incremento de la población, que paso en pocos años de 14 millones a 21 millones. Pero para dar de beber  a esta creciente población y regar la cada vez más extensa superficie de cultivos, había que incrementar el agua desviada de los cursos de los dos ríos que alimentaba a Aral, hasta el extremo de que en los años 80 la cantidad que recibía Aral del Amu Daria y el Sir Daria era tan sólo un 10% de la de 1960.
Foto comparativa de como se hallaba el Mar de Aral en 1977,1989 y 2006. El que fuera el cuarto mayor lago del mundo con una superficie de más de 65.000 kilómetros cuadrados, cincuenta lagos más pequeños alrededor, 500.000 hectáreas húmedas en su entorno y un volumen de pesca de más 40.000 toneladas ha quedado reducido a dos lagos agonizantes, el Mar de Aral del Norte y el Mar de Aral del Sur, este último condenado a desaparecer hacia 2018. La pesca ha desaparecido, los pueblos se han quedado a 50 kms del lago y la población enferma de cáncer y  dolencias pulmonares
A todo esto había que añadir la contaminación de las aguas y del suelo por el uso masivo de pesticidas y fertilizantes químicos . Durante la década de los años 60 el Mar de Aral fue perdiendo nivel a un ritmo de 20 centímetros al año, ritmo que pasó a ser de 60 centímetros al año en los años 70 y ya en los años 80 llegaba a perder 90 centímetros al año, mientras el consumo de agua, lejos de descender , iba aumentando. En estos momentos , el mar de Aral ha perdido el 60% de su superficie y su volumen representa apenas la cuarta parte del que poseía, el 95% de las tierras húmedas y pantanosas que lo rodeaban han desaparecido transformándose en un desierto, así como los 50 pequeños lagos que lo rodeaban . Además Aral actuaba como un regulador , templando el clima extremo de la llanura de Asia Central, pero ahora el clima se ha hecho mucho más extremo. En cuanto a la pesca, desaparecieron 28 de las 30 especies que habitaban el lago, y además, al bajar el nivel, los pueblos pesqueros que antes se hallaban al borde del lago, ahora se encuentran a más de 50 kilómetros de la orilla, por lo que la pesca desapareció
El panorama que se presenta al que visita ahora el Mar de Aral es de más de 30.000 kilómetros cuadrados de arena rica en sal que ha quedado al descubierto y que el viento traslada a distancias superiores a los 200 kilómetros, convirtiendo todo el área en un erial. En 1987 el Mar de Aral se dividió en el Mar de Aral del Norte y el Mar de Aral del Sur  y en 2003 se dio por perdido el Mar de Aral del Sur y se construyó el dique Kokaral para tratar de mantener el nivel del Mar del Aral del Norte y disminuir su salinidad, lo que parece que se está consiguiendo. En cuanto al Mar de Aral del Sur se estima que habrá desaparecido hacia 2018. El ecosistema de la zona y los deltas de los dos ríos está destruido y los efectos sobre la población de la región es un incremento  del cáncer y enfermedades pulmonares al igual que ha desaparecido la industria pesquera que daba empleo a más de 60.000 personas.
VIDEO SOBRE LA DESAPARICIÓN DEL MAR DE ARAL  
Pero tenemos ejemplos de la crisis mundial del agua por todo el mundo. En China las reservas de agua subterránea del norte, donde se concentran las dos terceras partes de los campos de cultivo chinos, han disminuido un promedio de 1,5 metros por año. En la India y Bangladesh el caudal del río Ganges ha disminuido al derretirse gran parte de los glaciares de los que se alimenta en los Himalaya,  hasta el punto de que los manglares de Bangladesh se pueden secar y ha aumentado el contenido en arsénico y otras sustancias contaminantes en sus aguas.
La ONU pronostica que el curso del río Nilo sea objeto de guerras entre Egipto, Etiopía y Sudan en los próximos años , debido a la escasez de agua y el aumento de las poblaciones en estos países. En África Occidental ha disminuido también el caudal de sus grandes ríos, como el Volta y el Niger. Mali depende totalmente del Niger para sobrevivir, pero sus aguas, además de perder caudal, están cada vez más contaminadas. Ghana depende energeticamente de la central hidroeléctrica construida en el río Volta, y en Nigeria la mitad de la población no tiene acceso al agua potable. En Yemen hay regiones donde sus habitantes sólo pueden acceder al agua  una vez cada seis semanas y en el Chaco, entre Argentina, Bolivia y Paraguay se acentúan los problemas de desertización , agravados por la contaminación de sus acuíferos lo que puede causar tensiones entre estas naciones.
Y esto no son más que algunos ejemplos que, debido al cambio climático, irán agravandose en los próximos años . Los glaciares terminarán desapareciendo, con ellos se secaran muchos cursos fluviales, las zonas de desierto crecerán y se reducirán las zonas de cultivo, incrementando los precios de los alimentos y las hambrunas de los países más pobres. No es catastrofismo, son datos verificables, aunque , por supuesto, se puede optar por darles la espalda y hacer como que no sucede nada, que es lo que están haciendo nuestros gobiernos. Mejor no hablar de ello, de lo que no se habla no existe, eso es lo que imagino que deben pensar, pero , como dije al principio de este artículo, dar la espalda a la realidad no sirve, porque ella no nos dará la espalda a nosotros.
Quiero terminar este artículo con dos citas que resumen el sentido de lo que he escrito. Una es de la secretaria general adjunta de las Naciones Unidas, Elisabeth Dowdeswell,que dijo algo obvio pero muy cierto  “Una de las grandes contradicciones de la naturaleza humana es que únicamente valoramos las cosas una vez que se vuelven escasas.Apreciamos el valor del agua, cuando el pozo se ha secado”. Y un proverbio uzbeko, la tierra donde agoniza ahora el Mar de Aral , dice “Si te quedas sin agua, te quedas sin vida”. Sigamos viviendo con los ojos cerrados a la realidad.

EL CAMBIO CLIMÁTICO Y LA CRISIS ALIMENTARIA SEGÚN JAMES LOVELOCK

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación(FAO) publicaba en 2009 uno de esos informes que parece que apenas tienen interés para los políticos y los medios de comunicación, que como mucho les deparan un breve artículo en la sección de ciencia o en algún suplemento dominical que apenas nadie lee. Así suele suceder con aquellos temas que guardan relación con la ciencia ,pues por un grave defecto en nuestra educación la ciencia es consideraba como una materia aburrida y que en poco nos afecta, mientras los periodistas se entretienen con historias que se pueden vender con menos esfuerzo y los políticos prefieren no mencionar cuestiones incomodas para las cuales no disponen de respuestas fáciles.
En este informe de la FAO se avisaba de la rápida decadencia de nuestros océanos, donde un 80% de los caladeros tradicionales se hallan sobreexplotados, el 91% de las especies comerciales ha visto reducido su número a la mitad y entre las de consumo más habitual han entrado en colapso un 29%, lo que significa que su número en estos momentos es inferior al 10% de su población original y , por lo tanto, están abocados a la extinción. En el Mar del Norte apenas quedan ejemplares de cualquier especie que superen los 3 kilos de peso, en el Golfo de Vizcaya, donde ya casi  ha desaparecido la anchoa, siguen el mismo camino otras especies como los langostinos, las merluzas y los gallos, en España el pulpo ha disminuido un 40% , los atúnidos están sobreexplotados en un 30% de sus diferentes especies , los tiburones en un 60% de sus especies también se hallan sobreexplotados.
El director de la oficina de FAO en Madrid advierte de que continuarán la subida de los precios de los alimentos , una subida que se halla detrás de los movimientos revolucionarios que se están desarrollando en el Norte de África  y el resto del mundo árabe pero que podrían afectar en breve a otras naciones pobres, mientras que en Europa y Estados Unidos se traducirá en importantes subidas de los precios. La diferencia es que aquí , de momento, lo notaremos en una perdida de poder adquisitivo mientras que en amplias zonas del mundo se traducirá en hambrunas. Durante los últimos seis meses el precio del maíz se ha duplicado mientras en Estados Unidos sus reservas han caído a su nivel más bajo en los últimos 15 años, el trigo también ha duplicado su precio desde 2010, la soja ha subido desde el pasado verano un 50% y la ONU tiene previsto que a lo largo de este año los precios de los alimentos a nivel mundial se encarezcan en otro 30%.



Estadísticas de la Fao sobre los precios de los productos de primera necesidad a nivel mundial. Todos incrementan sus precios, en especial los cereales y el azúcar, con subidas de hasta un 30% .Si las que se han producido hasta ahora ya han causado las revueltas del Norte de África, con este progresivo incremento de los precios además de causar problemas económicos en las nacionas más desarrolladas en los países pobres puede originar hambrunas



El verano pasado Rusia sufrió una plaga de incendios y una sequía desconocida en esta nación que la forzó a cerrar su mercado de exportación de trigo , pues lo necesitaba para su consumo interno  e incluso tiene que importar trigo para alimentar al ganado, las cosechas de cereales de Australia han quedado arrasadas por las inundaciones de este invierno, Brasil también ha visto su producción muy dañada por las inundaciones , mientras que en China se espera una gran sequía que afecta a amplias porciones de la nación ,pronosticándose que podrían ser las peores sequías de los últimos dos siglos que hará que China tenga que incrementar sus importaciones de arroz, trigo y maíz en algunos casos hasta en tasas superiores a nueve veces las actuales.
En España el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha publicado en este mes de marzo de 2011 un informe donde advierte de las consecuencias que el cambio climático está teniendo ya  sobre la fauna y la flora española. Debido al calentamiento progresivo y si se cumplen las simulaciones hechas con los cambios esperados en las próximas décadas, un 85% de los anfibios, un 67% de las reptiles y un 63% de las aves verán reducido el territorio donde pueden vivir en un 30% , pues gran parte del sur de la Península tendrá un clima demasiado extremo para su supervivencia. Un 20% de las especies de árboles no encontrarán terreno adecuado para crecer y en cuanto al agua disponible, desde mediados del siglo XX hemos perdido ya el 15% de nuestros recursos y el proceso se está acelerando. Según el director del Museo de Ciencias Naturales, Esteban Manrique, que ha participado en este estudio
“Cuando hablamos de biodiversidad , nos referimos a la naturaleza, la que nos da todos los bienes y servicios que necesitamos para vivir. Lo que ocurre a la fauna y a la flora también nos afecta a nosotros directamente. No hay que olvidar que los alimentos vienen del campo, no del supermercado”
En estos momentos la mayor parte del calentamiento lo está absorviendo el hielo de los casquetes polares y de Groenlandia que a su vez refleja hasta un 80% de los rayos solares de nuevo al espacio. Pero cuando esta capa de hielo desaparezca los rayos solares serán absorvidos por el océano que aumentará su temperatura  , elevandose el nivel de las aguas, disminuyendo la vida y el efecto regulador que el mar ejerce sobre el clima de la Tierra
Ya he hablado en el Mentidero de James Lovelock(1919), el creador de la Hipótesis  de Gaia y aunque ya escribí sobre ella ,recordaré brevemente en que consiste. Según Lovelock  hay que considerar la Tierra como un único sistema fisiológico al que llamó Gaia en honor de la diosa griega de la Tierra. La Tierra y todos los seres vivos que la integramos contribuiríamos a autoregular las condiciones necesarias para mantener la vida en el planeta , la propia vida es la que fomentaría las condiciones para mantenerse a sí misma y eso se demuestra en la propia composición de nuestra atmósfera. Esta debería haber alcanzado su equilibrio químico como sucede en otros planetas sin vida, estando compuesta por un 99% de dióxido de carbono pero ,sin embargo, las proporciones son de un 78% de nitrógeno, un 21% de oxigeno y tan solo un 0,03% de dióxido de carbono porque es la propia vida la que se encarga de mantener estas proporciones necesarias para que se siga  desarrollando la existencia  
En su último libro “La Tierra se agota”,  Lovelock hace una precisa radiografía de la situación actual de la Tierra y de su evolución en un futuro próximo. Cuando lo lees sólo puede causar indignación que aún se quiera poner en duda el cambio climático, pero aunque no puedo resumir lo que dice en su libro en este artículo , al menos si quiero recoger algún dato que os ofrezca una visión del punto en el que nos encontramos. Lovelock apunta que la mejor forma de comprobar el calentamiento progresivo del planeta se halla en el aumento progresivo de la temperatura del océano y el incremento de su nivel. En 1980 la capa de hielo del Océano Ártico en el mes de septiembre, cuando tiene su menor extensión después del verano, abarcaba 10 millones de kilómetros cuadrados, en el año 2007 se había reducido a 4 millones de kilómetros cuadrados. El año pasado esta noticia fue comentada en los medios casi con entusiasmo porque eso iba a permitir que los barcos mercantes pudieran cruzar el Ártico en verano al desaparecer toda la masa helada hacia el 2015. Las previsiones de los organismos internacionales habían indicado que esto no iba a suceder hasta el año 2050
En la imágen de la NASA podemos ver en rojo los limites del hielo del Ártico en 1979 y en blanco la extensión de hielo en el año 2007. Había perdido ya un 20% del hielo, pero el calentamiento se ha acelerado aún más y se espera que entre 2015 y 2020 no haya hielo en verano. Además de los efectos sobre la fauna, afectará a la temperatura del oceáno y puede causar la desaparición del krill , base de la alimentación de numerosas especies marinas y también de las algas. Ambos son importantes para controlar el nivel  de dióxido de carbono en la atmósfera y su desaparición aumentará el efecto invernadero. 
No tenían en cuenta un factor muy importante, mucho más que la rapidez en el transporte de las mercancias. El hielo refleja al espacio el 80% de la luz del Sol por lo cual sirve de escudo para evitar un calentamiento excesivo, pero , sin embargo, el agua del mar apenas refleja el 20% de esa luz solar lo que significa que al desaparecer el hielo ese 80% extra de luz solar será absorvido por el océano y su efecto será el equivalente al 70%  del provocado por el dióxido de carbono. Este calentamiento de las aguas oceánicas ha provocado que la superficie yerma del océano, aquella en la que no se desarrolla la vida, haya aumentado en un 15% desde el año 2000, con la consiguiente disminución de las algas que participaban en el enfriamiento de la atmósfera mediante la captura del dióxido de carbono. Además, al aumentar la temperatura de las aguas superficiales provoca que estas aguas se mezclen menos con las aguas más profundas ricas en nutrientes ,lo que hace que se empobrezca más la vida en superficie.
Una de las fuentes de alimento principal de la vida marina, lo que podríamos considerar el pasto de las especies más grandes, son unos pequeños crustáceos llamados krill que se hallan en la base de la pirámide alimenticia. Pero además no sólo sirve de alimento a otras muchas especies sino que también contribuye a disminuir el efecto invernadero. El krill se alimenta de plancton en la superficie, pero al llegar la noche desciende a aguas más profundas para escaparse de sus depredadores, y en estos descensos expulsa en el agua el dióxido de carbono que ha capturado de la atmósfera mientras estaba en la superficie y se calcula que la cantidad de dióxido de carbono que el conjunto de estos pequeños seres  captura y deja retenido en el agua es el equivalente al producido por la emisión anula de 35 millones de coches. 
Este pequeño crustáceo, el krill, se halla en la base de la pirámide alimenticia de la fauna marina. Además juega un papel importante para controlar los niveles de dióxido de carbono, pues captura este gas de la atmósfera y lo libera en el agua donde queda retenido. Se ha calculado que retiene el equivalente a las emisiones de dióxido de carbono de 35 millones de coches durante un año. La desaparición del hielo puede causar su desaparición así como la de las algas de las que se alimentan, y con ellos la desaparición de muchas especies que dependen de ellos
Pero, según el Instituto Antártico Británico(BAS), desde los años setenta del siglo XX el número de krill ha descendido un 80% debido al incremento de la temperatura del mar, incremento que no hace sino aumentar aún más a medida que desaparece el hielo y el agua absorve más radiaciones solares como ya hemos visto, lo que a su vez causa la desaparición de las algas marinas que forman parte de la dieta del krill. La desaparición de este minúsculo ser supondrá la desaparición de otras muchas especies para las que constituye la base de su alimentación. Imaginad que es como si desapareciera la hierba de la que se alimenta nuestro ganado, ovejas, vacas y cabras y el resto de herbívoros, pero además también contribuirá a un aumento del dióxido de carbono en la atmósfera y , por lo tanto, a potenciar el calentamiento de la misma.
En las noticias científicas que llegan a los medios informativos nos suelen explicar modelos climáticos donde el incremento de temperatura se produce gradualmente y donde la reducción de las emisiones de dióxido de carbono conseguirán controlar y reducir los daños. Según Lovelock estos estudios parten de premisas falsas, porque estos cambios no se van a producir de forma gradual. Todo sistema tiene un punto donde se rompe la homeostásis, un termino que se utiliza para definir la capacidad de un organismo vivo para mantener un equilibrio constante de sus condiciones y nosotros estamos rompiendo ese equilibrio. Según la geología, la Tierra, a lo largo de su historia y de las diferentes etapas climáticas que ha atravesado, busca su regulación con bruscos cambios que suponen variaciones de temperatura de cinco grados centígrados no de forma progresiva sino de una sola vez, y esto es lo que habría provocado en el pasado edades de hielo o grandes puntas de calor que produjeron a su vez grandes extinciones. Lovelock compara a la Tierra con un granizado para que entendamos mejor este proceso: 
“Comparemos la Tierra con un granizado. La bebida permanece fría hasta que se derrite el último trozo de hielo, y hasta cierto punto eso es lo que sucede en la Tierra.Una gran parte del calentamiento global ha ido a parar al calentamiento de esa inmensa masa de agua, el océano y al derretimiento del hielo.Ésa puede ser una de las razones por las que no se ha calentado más , pero en cuanto se haya fundido el hielo y la mezcla de aguas oceánicas haya alcanzado un equilibrio dinámico, el calentamiento global avanzará aún más deprisa que antes.”



Esquema de la evolución de la población Mundial. Podemos comprobar como desde la época de Alejandro Magno, con una población estimada en 200 millones de seres humanos hasta la Revolución Industrial en el siglo XVIII el crecimiento fue gradual y poco acentuado. Hasta 1802 no se alcanzan los 1000 millones, pero a partir de entonces el crecimiento se ha disparado hasta este año de 2011 en el que se espera superar el umbral de los 7000 millones. Cuando hablamos del cambio climático no tenemos en cuenta el efecto que la sola existencia de este número de seres humanos tiene sobre el clima por la emisión del dióxido de carbono a través de la respiración  



Otro factor que nunca se menciona cuando hablamos de la reducción los gases de invernadero, es que nosotros somos los responsables, junto con el ganado y nuestras mascotas, del 23% de las emisiones de estos gases. Tened en cuenta que en 1802 la población de la Tierra  alcanzó los 1000 millones, pero desde entonces hasta ahora ha crecido a un ritmo imparable hasta llegar a rozar ya los 7000 millones y se estima que seremos 9000 millones en el 2050, si a ello le añadimos lo que emitimos por nuestras actividades de cultivar, recolectar y vender los alimentos necesarios para vivir obtenemos que el 50% de los gases de invernadero los producimos sólo por existir. Si según las previsiones, para evitar el cambio climático tendríamos que reducir un 60% las emisiones de gases de invernadero significa que aún eliminando más de la mitad de la producción industrial no lo conseguiríamos la reducción necesaria. Así lo explica Lovelock
“Si, sólo por el hecho de vivir con nuestras mascotas y ganado somos responsables de casi la mitad de las emisiones de dióxido de carbono no veo como puede lograrse una reducción del 60% por ciento sin una importante pérdida de vidas.Nos guste o no, nosotros somos el problema”
¿Cuál es la previsión para los próximos años? Yo esto recogiendo en este artículo las palabras de James Lovelock, pero él no se encuentra solo sino que tiene el apoyo de una amplia comunidad de investigadores que no se basan en teorías, sino en las mediciones que realizan en las regiones polares que, junto a los océanos, son los principales termómetros del clima en la Tierra, y según ellos  este puede ser el futuro que nos espera, un futuro que Lovelock ve casi inexorable:
“Primero se fundirá el hielo flotante y luego se erosionarán los casquetes polares de Groenlandia y la Antártida. Las consecuencias de estos cambios climáticos  serán el aumento del calor y una subida del nivel del mar en toda la Tierra, y entonces todos notaremos el cambio. En las zonas continentales las sequías se intensificarán y el calentamiento global terminará por aplastar la vida de las llanuras continentales donde vivimos la mayoría. Sólo algunas partes del mundo podrán salvarse de lo peor. Las regiones del norte de Canadá , Escandinavia y Siberia que no queden inundadas por la subida del océano seguirán siendo habitables , como también algunos oasis  en los continentes , fundamentalmente en las regiones montañosas donde siga lloviendo y nevando y , en particular en las naciones isleñas como Gran Bretaña, Japón, Tasmania y Nueva Zelanda. Se convertirán en los botes salvavidas de la humanidad”
RESUMEN DE “UNA VERDAD INCOMODA”, DOCUMENTAL SOBRE EL CALENTAMIENTO GLOBAL Y EL CAMBIO CLIMÁTICO
Según las estimaciones de Lovelock la Tierra resultante de este cambio climático podrá sostener a una población no superior a los 500 millones de habitantes. En estos momentos somos casi 7000 millones. Nos dice  que “Puede que pronto nos sintamos ricos con sólo una cuarta parte de lo que consumimos hoy”. No tengo capacidad ni conocimientos para saber si las predicciones de Lovelock y otros científicos que investigan el clima se cumplirán, pero creo que sólo con los hechos  que he desarrollado en el inicio de este artículo como el descenso de la vida marina, las cada vez peores cosechas causadas por las sequías, el deshielo progresivo y acelerado de los polos, el aumento de  la temperatura de las aguas oceánicas, la extinción del krill y de las algas marinas, la disminución de la superficie cultivable por la desertización, la disminución de las reservas de agua potable, la desaparición de los glaciares y el incremento de la población son todos signos evidente a mi parecer que no pueden se obviados por nuestro sentido común.
Gran parte de la población mundial se convertirá en refugiados climáticos, millones de personas querrán trasladarse a las reducidas zonas habitables y con seguridad  se producirán enfrentamientos armados por los cada vez más escasos recursos de un planeta que no podrá sostener ni a un 10% de la población mundial existente en estos momentos. ¿Exagerado? Ojalá sea así, y todo esto que he escrito no sea más que una sarta de errores de unos científicos catastrofistas, pero el sentido común me dice que eso no es así, que es la realidad que nos espera, una realidad que nadie está dispuesto a hacernos ver porque no tienen las soluciones para evitarla. En un próximo artículo ampliaré la visión del futuro de Lovelock y otros científicos del clima y como piensan que podría desarrollarse una sociedad humana sostenible en el nuevo marco en que evolucionará una humanidad más reducida que tendrá que aprender a convivir en un mundo mucho más pequeño que ahora.
“La Tierra se agota” es la última  obra de James Lovelock y en la que se basa el presente artículo, un resumen de los cambios que están afectando a la Tierra y cuyas consecuencias los gobiernos mundiales y las grandes empresas tratan de suavizar bien porque no son conscientes de lo que está sucediendo , bien porque no tienen la solución para evitar lo que anuncia Lovelock. Un mundo donde sólo podra sostenerse la vida de unos 500 millones de seres humanos , en un mundo donde ahora vivimos 7000 millones.
Para cerrar este artículo sólo quiero pediros que, aunque no estéis de acuerdo con esta tesis de Lovelock, aunque la creáis alarmista, no cerréis los ojos a la realidad  de lo que está sucediendo. A lo mejor aún hay tiempo, pero se acaba y más rápido de lo que pensamos y la realidad es demasiado testaruda para ignorarla, aunque quieran esconderla debajo de una alfombra .