EL ORÍGEN DE LA PUERTA DEL SOL Y UNA LEYENDA MADRILEÑA

¿Cuantas veces no habremos paseado por la Puerta del Sol, con el paso apresurado y sin detenernos a observarla o a preguntarnos sobre ella? Es normal, lo que tenemos más cerca no despierta nuestra curiosidad mientras que, si nos encontrásemos en otra ciudad, querríamos saber su historia y su origen. Por eso, vamos a conocer hoy el por qué de su nombre, Puerta del Sol, un lugar que ya era un lugar de reunión en el siglo XVI pues en  los mentideros de la plaza intercambiaban opiniones Lope de Vega, Cervantes o Francisco de Quevedo.

Lado este de la Puerta del Sol ,donde nació su nombre

En primer lugar, hay que decir que no existe mención alguna de la Puerta del Sol antes de 1570 y también que ,a partir de entonces, siempre se la ha conocido con este nombre hasta nuestros días. Parece ser que, en sus orígenes , la Puerta del Sol era uno de los accesos que se abrían en la muralla que rodeaba a Madrid en el siglo XV. Pero ¿por qué se llamó Puerta del Sol? De las muchas versiones que existen , la que parece tener más posibilidades de ser auténtica es la siguiente.

Tenemos que remontarnos al Madrid de 1520, cuando Carlos V de Alemania , nieto de los reyes Católicos e hijo  del infortunado matrimonio entre Felipe el Hermoso y Juana la Loca, reina en España con el nombre de Carlos I. Pero muchos nobles de Castilla se hallaban descontentos con un rey que no hablaba castellano y se hallaba rodeado por una corte  dominada por los flamencos, pues Carlos era de Gante, quienes ocupaban además los cargos más importantes del gobierno del reino desplazando a los españoles.

Este descontento crece, hasta convertirse en una rebelión abierta dirigida por los nobles Juan Bravo, Juan de Padilla y Francisco Maldonado quienes llegan a ofrecer la corona a la madre del rey, Juana la Loca, que se hallaba recluida por sus problemas mentales en el castillo de Tordesillas. Los ejercitos comuneros obtienen algunos éxitos importantes.

En Madrid la rebelión comunera es dirigida por Juan de Zapata. Los partidarios del rey y los comuneros luchan por las calles de la villa . Las tropas reales son dirigidas por una mujer, María Lago, en ausencia de su esposo y alcalde de Madrid . Aprovechando la confusión, se extiende por Madrid el pillaje y la práctica del bandolerismo hasta el punto que la priora del monasterio de Santo Domingo abre las puertas de su monasterio para dar cobijo a las doncellas de la ciudad y evitar que abusen de ellas. Para combatir a los bandoleros se construye una fortaleza a la que se rodea con un foso y en una de las puertas que se abren en su muralla, la que mira al este, se dibuja un sol. Este sería el origen del nombre de Puerta del Sol, ya que la plaza ocuparía luego el lugar de la fortaleza.

La rebelión comunera iniciaría su caída con la derrota en la batalla de Villalar en abril de 1521 y el 13 de mayo de este año los comuneros de Madrid entregarían la villa a las tropas reales. Aunque ya no tiene que ver con nuestra ciudad, si os diré que los tres máximos dirigentes comuneros Bravo, Padilla y Maldonado fueron condenados a morir decapitados y el último bastión comunero, Toledo, resistió bajo el mando de María Pacheco, esposa de Juan de Padilla, hasta 1522. A los tres dirigentes comuneros honra hoy en día la ciudad dando su nombre a tres calles de la capital.

Una vez que conocemos el origen del nombre de nuestra  Puerta del Sol, visitemos  un gran edificio que la domina en su lado sur y al que conocemos con el nombre de Edificio de Gobernación o Casa de Correos, actual sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Construido en 1768 por orden del rey Carlos III , en un principio iba a ser destinado a convertirse en la oficina central de correos pero ,posteriormente, sería usado como sede del ministerio del Interior , luego  comisaría y ,actualmente, sede del gobierno de la Comunidad de Madrid .

Pero este edificio posee una sugestiva leyenda sobre su construcción. El diseño del edificio correspondía al arquitecto francés Jacques Marquet ,que también dirigía su construcción, aunque su presencia no era bien recibida por muchos ya que su proyecto había sido escogido en detrimento de uno de los grandes arquitectos españoles de la época, Ventura Rodriguez, a quién debemos algunas obras importantes en Madrid como la capilla real del Palacio Real  o la iglesia de San Marcos.

Edificio de Gobernación o de Correos

Quizás esta animadversión contra Jacques Marquet se halle en el origen de las apariciones del diablo a algunos albañiles de la obra a quienes , además , habló para advertirles que el edificio estaba maldito y pertenecía al Infierno y todo aquel que siguiera trabajando en la obra sería condenado a sus llamas para la eternidad. Y la razón que daba el diablo, se ve que era un diablo ilustrado que no se limitaba a maldecir sino que razonaba estas maldiciones, era por haber sido elegido un arquitecto francés en lugar de un español,lo cual, además de diabólico era antipatriótico.

Jacques Marquet demostró ser astuto e inteligente, ya que en lugar de reírse de esta maldición, que habría puesto aún más en su contra a los crédulos trabajadores, lo que quiso hacer fue tranquilizarlos y para lograrlo contrató a un sacerdote , el Padre López, con el fin de mantener a raya al demonio con sus oraciones.De esta forma, cesaron las apariciones demoníacas y pudieron concluirse las obras. Una prueba de la veracidad de esta historia es que el Padre López figuraba en la lista de las personas que participaron en la construcción del edificio.
Para terminar , recordar que en este edificio , durante la dictadura de Francisco Franco, fue empleada como sede de la Dirección General de Seguridad  y en sus sótanos fueron recluidos algunos de los más conocidos opositores al régimen franquista.