DEL NACIMIENTO DE ISRAEL Y EL CONFLICTO DE ORIENTE MEDIO (SEGUNDA PARTE)

En el artículo de ayer habíamos recorrido fugazmente la historia del pueblo de Israel desde las primeras referencias en el Antiguo Testamento hasta el siglo XIX, desde la constitución del reino independiente de Israel bajo el reinado de Saúl en el siglo XI a. C y la construcción del primer Templo de Jerusalén, hasta la división en dos reinos, el de Israel y el de Judá, y su posterior conquista por los asirios y los babilonios , los años de cautividad en Babilonia, el regreso a Israel en el siglo VI a. C bajo el gobierno persa, a la que siguió la conquista de Alejandro Magno(356-323 a.C), la disputa de su posesión entre los reinos que surgieron después de la muerte del conquistador macedonio, el reino egipcio de los Ptolomeos y el Imperio Seleucida, la recuperación de la independencia en 164 a. C después de la Revuelta de los Macabeos y la fundación de la dinastía real de los Asmoneos, independencia que se vería truncada en el año 63 a. C con la conquista de Israel por las tropas romanas dirigidas por el general romano Cneo Pompeyo Magno(106-48 a.C) , convirtiendo a los reyes asmoneos en títeres del poder romano. En el año 66 una nueva rebelión sería sofocada por los romanos, dirigidos ahora por el futuro emperador Tito(39-81), que en el año 70 destruyó Jerusalén, mató a la mayoría de su población y esclavizó a los supervivientes. Los que pudieron , huyeron lejos , a otros puntos del Imperio, comenzando la diáspora.
A partir de entonces los judíos se quedaron sin patria, estableciéndose en distintos territorios pero siempre siendo vistos como elementos extraños ya que permanecían fieles a su identidad cultural y religiosa, conservando sus costumbres, su fe, su lengua y manteniendo vivo el espíritu de su pueblo. A lo largo de los siguientes dos mil años serían marginados, despreciados y perseguidos  , utilizados de chivos expiatorios de las desgracias que sufrían las sociedades medievales, desde el hambre a las epidemias o las crisis económicas todo era culpa de los judíos, que en muchas ocasiones pagaron con su vida o con la confiscación de sus bienes su condición de judíos. Vimos como a partir del siglo XVIII las cosas parecían mejorar gracias al espíritu de libertad e igualdad surgido con la Ilustración , en especial a partir de la Revolución Francesa y la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789 que defendía la igualdad de derechos para todos los ciudadanos, incluidos los judíos. A partir de  ahora podrían competir en los negocios y disfrutar de los mismos derechos que el resto de la sociedad, pero eso significó que  se reforzara el sentimiento antisemita en las sociedades europeas, que veían ahora al judío como un peligroso competidor además de una presencia extraña que, en el pensamiento de muchos, ponía en peligro la propia identidad nacional.

Archivo:Herzl as a young journalist.jpg
Theodor Herzl, el impulsor del sionismo moderno dirigido a lograr una patria para el pueblo judío, durante su época como periodista después de abandonar su carrera como abogado, pues deseaba ser juez pero las leyes prohibían a los judíos desempeñar esa función

Finalmente , como reacción al antisemitismo en Europa, surgiría una corriente dentro del judaísmo, el sionismo, que abogaba por la creación de una patria donde los judíos pudieran vivir en paz , ya que parecía evidente que las sociedades europeas no iban a permitir una plena integración de los hebreos en sus sociedades.Y en este punto aparecía en la historia la figura de Theodor Herzl. Nacido en Budapest en 1860, dentro del territorio del Imperio Austro-Húngaro, su familia pertenecía a la pequeña burguesía , con una herencia cultural alemana  de origen judío. El pequeño Herzl crecería en un ambiente de libertad, cultura y laico. Hasta los diez años estudió en una escuela judía que luego dejó para estudiar en la escuela real de Budapest, pero, como él mismo cuenta en su biografía, tuvo que abandonar muy pronto debido a la presión antisemita que se respiraba en aquellas aulas “Más bien pronto perdí la afición por los logaritmos y la trigonometría , ya que en la escuela real se había implantado una orientación pronunciadamente antisemita. Uno de nuestros profesores explicó el significado de la palabra “paganos” de la manera siguiente: a éstos pertenecen los idólatras, mahometanos y los judíos. Esta peregrina definición me resultó la causa para abandonar la escuela real”
A continuación estudió en una escuela evangélica donde la mayoría de los alumnos eran judíos, por lo que no tuvo más problemas por el antisemitismo. Pero en 1878 fallecía su hermana y la familia decidía abandonar Budapest para establecerse en la capital del Imperio, Viena, donde Herzl iniciará sus estudios de Derecho  y poco después se aprobaran las leyes que impedirán a los judíos pertenecer a asociaciones estudiantiles o , una vez obtenido el título, optar a la dignidad de juez. Obtiene el título de abogado en 1884 y aunque durante un tiempo trabaja en los tribunales de Viena y Salzburgo, sabiendo que su carrera siempre estará limitada por su condición de judío que le impediría ser juez, centra su trabajo y sus esfuerzos en la escritura y el periodismo. En 1889 contraía matrimonio y dos años después es contratado por uno de los periódicos más importantes del Imperio Austro–Húngaro , el Neue Freie Presse, que podría traducirse como “La Nueva Prensa Libre”, para ser su corresponsal en París. Esto tendrá una gran importancia en la vida de Herzl y del sionismo, porque asistirá al juicio y la polémica que rodearon el caso Dreyfus

Fotografía de Alfred Dreyfus. La flagrante injusticia cometida con él tras de ser condenado por alta traición por , supuestamente, entregar documentos secretos a Alemania,  a la expulsión del ejército, cadena perpetua y ser deportado a la Guayana francesa sin tener pruebas de su culpabilidad,  se mantuvo cuando se negaron a liberarle cuando dos años después se demostró su inocencia.Sería entonces cuando Herzl, entonces corresponsal en París de un periódico del Imperio Austro-Húngaro, tomaba conciencia de que era imposible erradicar el antisemitismo de las sociedades europeas y escribía “En París, como ya he dicho, he adquirido una actitud más libre hacia el antisemitismo … Por encima de todo, reconozco el vacío y la inutilidad de tratar de ‘combatir’ el antisemitismo”(imagen procedente de http://www.assemblee-nationale.fr )
En 1894 el capitán del ejército francés, de origen judío, Alfred Dreyfus (1859-1935), fue condenado a cadena perpetua acusado de alta traición por haber pasado documentos secretos al ejército alemán. El problema con la sentencia es que apenas disponía de pruebas, pero su condición de judío le hizo sospechoso y culpable para la mayoría de la sociedad francesa. En 1896 su inocencia sería demostrada , pero ni el ejército ni el gobierno francés quisieron rectificar la decisión y Dreyfus seguía cumpliendo  su condena en el presidio de la Isla del Diablo, a once kilómetros de la costa de la Guayana francesa. El 13 de enero de 1898 el escritor Émile Zola publicó su celebre artículo “Yo acuso” acusando al gobierno y al ejército de racismo e hipocresía . Terminaba aquella carta en la que acusaba a los auténticos culpables del delito y a los que habían condenado a Dreyfus sabiendo que era inocente sólo porque era más sencillo condenar a un judío, una vez más como chivo expiatorio, con estas palabras  “el acto que realizo aquí, no es más que un medio revolucionario de activar la explosión de la verdad y de la justicia. Sólo un sentimiento me mueve, sólo deseo que la luz se haga, y lo imploro en nombre de la humanidad, que ha sufrido tanto y que tiene derecho a ser feliz. Mi ardiente protesta no es más que un grito de mi alma”
Finalmente Dreyfus sería indultado en 1899 aunque su inocencia no sería reconocida oficialmente hasta 1906. Este caso convenció a Herzl de que era imposible conseguir la integración de los judíos en la sociedad como consecuencia de las profundas raíces del antisemitismo en Europa, y la única salida era conseguir una tierra a la que los judíos pudieran llamar patria. Expondría esta idea en su obra más importante, “El estado de los judíos” , donde podemos leer “El Estado de los judíos es una necesidad universal. Por lo tanto , nacerá.  Depende , por lo tanto, de los propios judíos el que este proyecto de Estado sea más que una novela política. Si la generación presente resulta indiferente , ya llegará otra, superior y mejor. Los judíos que lo deseen tendrán su estado y lo merecerán.” Herzl observa el antisemitismo como algo inevitable “El problema judío existe. Sería una estupidez negarlo. Es un vestigio del Medioevo, del que los pueblos civilizados no saben cómo librarse pese a su mejor voluntad.Creo comprender el antisemitismo. Contemplo ese movimiento como judío, pero no me inspira ni odio ni temor. Creo que puedo entender  lo que tiene de burda comedia, de envidia laboral, de prejuicio hereditario, de intolerancia religiosa”

Fotografía de Theodor Herzl. En su obra “El estado de los judíos”  expresa su idea de como las naciones que albergan a los judíos no les permitirán asimilarse en ella con estas palabras “Podríamos quizás ser absorbidos completamente por los pueblos en cuyo seno moramos con sólo que nos dejaran en paz durante únicamente dos generaciones.¡No nos dejarán en paz!Somos un pueblo, los enemigos hacen que lo seamos , aun en contra de nuestra voluntad, como siempre ha acontecido” Es un hecho que incluso en la Alemania nazi muchos judíos no se iban porque se sentían alemanes y no creían que quisieran exterminarles (imagen procedente de http://israelvets.com ) 
También señala Herzl la imposibilidad de integrarse en otras sociedades, simplemente porque no se les da la oportunidad de ello “En todos los lugares hemos intentado sinceramente fundirnos con la comunidad del pueblo en cuyo interior moramos, manteniendo únicamente la fe de nuestros padres. No se nos permite . En vano somos patriotas . En nuestras patrias donde vivimos desde hace siglos se nos acusa de extranjeros.” Y es por ello que Herzl defiende que “Se nos debe conceder la soberanía sobre una parte de  la superficie terrestre idónea para nuestras necesidades y nuestras legítimas ambiciones de pueblo: de todo lo demás ya nos ocuparemos nosotros” Y considera que hay dos lugares posibles  para ello “Dos países tienen que ser tomados en cuenta: Palestina y Argentina. Argentina es por naturaleza uno de los países más ricos de la tierra, de incalculable extensión, de población escasa y clima templado. La República Argentina tendría el máximo interés en cedernos un pedazo de territorio. Palestina  es nuestra inolvidable patria histórica . El sólo mencionarla constituye para nuestro pueblo un llamado poderosamente conmovedor. Si su majestad el sultán (entonces Palestina pertenecía al Imperio Otomano) nos entregara Palestina , adquiriríamos el compromiso de sanear las finanzas de Turquía. Para Europa constituiríamos parte esencial de la defensa contra Asia”
En esta obra habla también del principio de libertad que tiene que gobernar al nuevo estado “Deseamos asimismo que en el nuevo país cada uno sea feliz a su modo. También, y de manera especial , deben serlo nuestros amados librepensadores. A nadie se le ha de imponer sujeción aparte de la indispensable para el mantenimiento del Estado y del orden público”, defiende que cada uno conserve su lengua ya que el hebreo entonces no era conocido por todos los judíos “¿Quién de nosotros conoce el suficiente hebrero como para comprar un billete de tren? No hay nadie que sepa hacerlo. Sin embargo, la cuestión es muy sencilla . Que cada uno conserve su lengua, que es la patria de sus pensamientos. Suiza es un ejemplo definitivo de la posibilidad de una federación de lenguas” y también  apunta como debía ser la bandera del nuevo estado “Imagino una bandera blanca con siete estrellas doradas . El campo blanco significa la vida nueva, pura; las estrellas simbolizan las siete horas doradas de nuestra jornada de trabajo ya que los judíos se dirigen al nuevo país bajo el signo del trabajo”. Y concluye Herzl “Los judíos que lo deseen tendrán su Estado. Finalmente viviremos como hombres libres en nuestra propia tierra y moriremos tranquilamente en nuestra patria. El mundo será libre con nuestra libertad, se hará rico con nuestra riqueza y se engrandecerá con nuestra grandeza. Y lo que allí ensayemos en beneficio propio redundará poderosa y felizmente en beneficio de toda la humanidad”

Imagen del Primer Congreso Sionista de Basilea donde se estableció el programa a seguir para alcanzar el objetivo de tener su propio estado. Pero dentro de la comunidad judía no todos estaban de acuerdo con Herzl, como él mismo lo relata en su “Autobiografía” cuando refiere el episodio en el que entregó su “Estado de los judíos” a uno de sus mejores amigos para que lo leyese antes de publicarlo “Concluido el libro, supliqué a uno de mis mejores amigos que leyese el manuscrito. Durante la lectura se echó a llorar de manera repentina. Me pareció muy normal  en un judío aquella emoción. Yo mismo también había llorado mientras realizaba el trabajo. Pero me quedé consternado cuando mi amigo me dijo que lloraba por una razón muy diferente. Creía que me había vuelto loco y, como era mi amigo, se entristeció por mi desgracia de esa manera. Salió corriendo sin decirme nada más. Tras una noche sin pegar ojo , regresó y me insistió  para que abandonara mis intenciones ya que todo el mundo me consideraría un desequilibrado. Estaba tan alarmado que se lo prometí para que se calmara” (imagen procedente de http://www.mfa.gov.il )     
Entre el 29 y el 31 de agosto de 1897 se celebró el Primer Congreso de Basilea y se funda la Organización Sionista, la actual Organización Sionista Mundial, eligiendo a Herzl como su primer presidente y se establece un programa a seguir “El sionismo tiene por objeto establecer para el pueblo judío un hogar hogar seguro pública y jurídicamente en Eretz Israel. Para el logro de ese objetivo, el congreso considera los siguientes medios prácticos.Primero: La promoción de asentamientos judíos de agricultores, artesanos, comerciantes en Eretz Israel. Segundo:La federación de todos los judíos en grupos locales o generales, de acuerdo con las leyes de los diferentes países. Tercero:El fortalecimiento del sentimiento y la conciencia judía.Cuarto:Medidas preparatorias para el logro de los subsidios gubernamentales necesarios para la realización de los objetivos sionistas”  En los años siguientes Herzl desplegó una intensa actividad diplomática  , se reune con el Papa , con el kaiser alemán Guillermo II (1859-1941), con importante pesonalidades del mundo de las finanzas y la política del Imperio Británico y de Estados Unidos, y aunque no logra ningún resultado concreto, la idea de crear un estado para los judíos fue calando en la conciencia de la sociedad de comienzos del siglo XX.
Theodor Herzl fallecía a consecuencia de una insuficiencia cardíaca el 3 de julio de 1904 y en su testamento dejaba establecido que Quiero ser enterrado en el panteón junto a mi padre, y descansar allí hasta que el Pueblo Judío me conduzca a Eretz Israel”. Su deseo se vería cumplido cuarenta y cinco años después. Veinte años después de la celebración del Primer Congreso de Basilea, en 1917, cuando la Primera Guerra Mundial se dirigía hacia su conclusión, el que había sido primer ministro del Reino Unido entre 1903 y 1905 , Arthur James Balfour(1848-1930), en este momento ministro del exterior, hacía pública la conocida como Declaración Balfour , publicada el 2 de noviembre de ese año y en virtud de la cual el gobierno británico reconocía y hacía publico su apoyo a la formación de un estado judío en los territorios Palestinos que el Imperio Británico se disponía a arrebatar a Turquía a finales de ese año . Este es el contenido de la Declaración Balfour dirigida al político y banquero inglés de origen judío Lionel Walter Rothschild (1868-1937)

Fotografía del original de la Declaración Balfour que os traduzco justo debajo de estas lineas   y que comprometía la palabra del gobierno del Imperio Británico en la concesión a Israel de un estado en Palestina sin perjuicio para los pueblos que ya estaban viviendo allí. Cuando terminó la Primera Guerra Mundial Palestina quedaba gobernada por el Reino Unido pero no se haría nada hasta después de la Segunda Guerra Mundial, si bien a lo largo de los años veinte y treinta fue aumentando el número de judíos que se dirigían a Palestina, alcanzando los 600.000 en 1945 de los 100.000  que había en 1925
“Estimado Rothschild,:Tengo el placer de dirigirle, en nombre del Gobierno de Su Majestad, la siguiente declaración de simpatía hacia las aspiraciones de los judíos sionistas, que ha sido sometida al Gabinete y aprobada por él.
“El Gobierno de Su Majestad contempla favorablemente el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío y hará uso de sus mejores esfuerzos para facilitar la realización de este objetivo, quedando bien entendido que no se hará nada que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina ni los derechos y el estatuto político de que gocen los judíos en cualquier otro país”
Le quedaré agradecido si pudiera poner esta declaración en conocimiento de la  Federación Sionista”
Sin embargo, terminada la Primera Guerra Mundial no se dieron nuevos pasos en este sentido. Mientras, el antisemitismo se intensificaba en Europa, con la aparición de partidos antisemitas en Croacia  con la Organización Revolucionaria Croata Insurgente, en Eslovaquia el Partido de la Gente Eslovaca, en Polonia el Campamento Nacional Radical, la Guardia de Hierro en Rumanía, el Movimiento Hungarista de la Cruz y la Flecha en Hungría  y , por supuesto, el Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores , el partido dirigido por Adolf Hitler (1889-1945), que alcanzaría el poder en 1933 . No puedo ahora detenerme en lo que todos conocemos que sucedió, el horror del Holocausto judío y la Solución Final que condujo al exterminio de entre cinco y seis millones de judíos en los campos de exterminio alemanes . A ello dedicaré en su momento un artículo monográfico. Ahora tendremos que trasladarnos hasta el final de la guerra, cuando la población judía superviviente en Europa se había quedado sin un hogar al que regresar , sus casas habían sido saqueadas, sus bienes confiscados y sus amigos y vecinos habían muerto o desaparecido. Más de un cuarto de millón permanecieron en los campos de concentración, esperando para saber que sería de sus vidas.

Fotografía del barco Exodus, que el 11 de julio de 1947 había zarpado del puerto de Sête, en Francia, con rumbo a Palestina, con 4500 refugiados judíos a bordo, todos ellos supervivientes del Holocausto. Pronto fueron escoltados por buques de guerra británicos que pretendían que detuvieran la marcha pero el “Exodus” siguió adelante  Veinte millas antes de llegar a su destino, el puerto de Haifa, fueron embestidos por una de las naves británicas y abordaron el “Exodus”. Los refugiados y la tripulación opuso resistencia y se inició una lucha en la que murieron un tripulante y dos de los pasajeros y otros treinta resultaron heridos. Finalmente el barco fue remolcado hasta Haifa y aquí, en un acto cruel para personas que habían sobrevivido al horro de los campos de exterminio, fueron deportados en diferentes barcos de nuevo a Francia. Cuando llegaron a puerto se negaron a desembarcar a pesar del calor de julio , del hacinamiento, la sed y la falta de comida . Querían regresar a Israel.El gobierno británico decidió devolverlos a Alemania y el barco zarpó rumbo ahora al puerto de Hamburgo donde fueron obligados a desembarcar y los llevaron a un campo de concentración en Lübeck. Cuando la noticia llegó a la opinión pública se desató el escándalo, no era posible que aquellas personas que habían sufrido tanto fueran encerradas de nuevo en un campo de concentración (imagen procedente de http://www.elmundo.es )
En Europa , a pesar de la compasión que había invadido a la población al conocer los detalles del Holocausto, se fijaron normas estrictas para controlar la migración limitando la posibilidad de movimiento de los judíos y muchos de ellos optaron por buscar un nuevo futuro en Latinoamérica, sobre todo Brasil , Argentina, Paraguay  y Uruguay que entre 1947 y 1953 recibirían más de veinte mil emigrantes judíos. Aquellos que dirigían sus pasos hacia Palestina con la esperanza de que el Reino Unido cumpliera con su promesa hecha en la Declaración Balfour eran detenidos en su viaje por mar y desviados a Chipre para ser internados en campos de refugiados. Sin embargo, en 1945 la población judía en Palestina se había incrementado de los cien mil que residían allí en 1925 hasta los seiscientos mil en un territorio con una población total de dos millones de habitantes. En ese mismo año de 1945, con el objetivo de presionar al Reino Unido, comenzaría una campaña de atentados realizados por el Irgún, abreviatura de la Organización Militar Nacional en la Tierra de Israelun grupo paramilitar que era el brazo armado de una nueva corriente del sionismo, el sionismo revisionista creado por Zeev Jabotinsky(1880-1940).

Imagen del Hotel Rey David después del atentado cometido por el Irgún el 22 de julio de 1946. El Irgún, brazo armado del sionismo revisionista, evolucionaría con el tiempo para convertirse en el actual Likud. El hotel albergaba las instituciones centrales del régimen británico, incluyendo el cuartel general del ejército y el gobierno civil. Estaba constantemente vigilado y protegido por el ejército y el Irgún pretendía acelerar con el atentado la marcha de los británicos de Palestina. Aquél 22 de julio por la mañana uno de los miembros del Irgún entró disfrazado de empleado en el hotel y dejó los explosivos en el sótano y otro de los miembros del Irgún gritó “Lárguense, el hotel está a punto de volar por los aires” Luego realizaron una llamada al hotel para avisarles de que iba a explotar una bomba, también avisaron al consulado francés y a un periódico de la ciudad. Pero los británicos no hicieron caso de la llamada y respondieron No aceptamos órdenes de los judíos” Murieron en total  91 personas (28 británicos, 41 árabes, 17 judíos y otros 5 de diferentes nacionalidades) (imagen procedente de http://cavb.blogspot.com )
El sionismo revisionista se había escindido en 1920 de la Organización Sionista , exigiendo medidas más radicales para obligar al Reino Unido a cumplir sus promesas. Para ello fundaba el Irgún en 1931, que para muchos judíos , entre ellos Hannah Arendt (1906-1975), sobre cuya vida he escrito recientemente, o Albert Einstein(1879-1955), no era más que un grupo terrorista. Su acción más sangrienta fue la bomba que explotó en el Hotel Rey David de Jerusalén  el 22 de julio de 1946 que costaría la vida a más de un centenar de personas. Finalmente, la presión que ejerció la opinión pública , conmocionada por las nuevas informaciones que seguían apareciendo  de la pesadilla del Holocausto, sobre los gobierno hizo que la recién creada ONU aprobase la Resolución 181, votada el 29 de noviembre de 1947 y por la cual se recomendaba la división de Palestina en dos estados, uno judío y otro árabe . El estado de Israel tendría una superficie de 14.000 kilómetros cuadrados , un 56% del total, con una población de casi un millón de habitantes entre judíos y árabes casi al 50%, y el estado de Palestina, con 11.500 kilómetros cuadrados de extensión, un 43% del total, con 800.000 árabes y 10.000 judíos , además de la zona de Jerusalén que sería territorio internacional  y habitada por 100.000 árabes y 100.000 judíos.

La Resolución sería aprobada por 33 votos a favor, diez abstenciones y  trece en contra, casi  todos ellos países árabes : Afghanistán, Siria, Libano, Egipto, Irak, Arabia Saudi, Irán, Yemen, Pakistán, Turquía, Cuba , Grecia e  India . El Libano, Egipto, Siria serían países vecinos del nuevo estado, lo que aventuraba un futuro muy complicado. La Resolución 181 no terminaba de aplicarse y el tiempo seguía pasando, impaciente ante esta situación , el líder sionista David Ben Gurion(1886-1973) tomó la decisión de proclamar el nacimiento del Estado de Israel el mismo día en que expiraba el mandato británico en Palestina, el 14 de mayo de 1948. En el discurso de la declaración de independencia de Israel, Ben Gurion comenzó con estas palabras “Eretz Israel ha sido la cuna del pueblo judío. Aquí se ha forjado su personalidad espiritual, religiosa y nacional. Aquí ha vivido como pueblo libre y soberano; aquí ha creado una cultura con valores nacionales y universales”. A continuación afirmó que Israel se creaba basándose en los principios de libertad, paz y justicia y que estaría abierto a todos los judíos del mundo con igualdad de derechos para todos sus ciudadanos, ya fueran árabes o judíos y terminaba su discurso con estas palabras “Depositando la confianza en la «Roca de Israel», suscribimos esta declaración en la sesión del Consejo provisional de Pueblo sobre el suelo de la patria, en la ciudad de Tel Aviv, la víspera del shabat, 5 del mes iyar de 5708 (14 de mayo de 1948).”

DOCUMENTAL DEL CANAL HISTORIA “ISRAEL , EL NACIMIENTO DE UNA NACIÓN”

Es un documental largo, cada una de las dos partes que la integran dura 45 minutos, pero si estáis interesados en una información más detallada creo que os puede aportar más datos que los que he tratado de incluir en este artículo

Así nacía el nuevo Estado de Israel, pero apenas tendría tiempo para festejar la independencia porque la Liga Árabe consideró la creación del Estado de Israel como una imposición de las potencias occidentales y nada más conocerse la declaración unilateral de independencia pronunciada por Ben Gurion , el 15 de mayo de 1948 una coalición de tropas libanesas, sirias, iraquíes, egipcias y jordanas junto con voluntarios procedentes de Yemen, Arabia Saudi y Libia atravesaron las fronteras del nuevo estado , comenzado la Primera Guerra Árabe-Israelí. que se prolongaría hasta enero de 1949 . A pesar de la precaria situación de un estado que apenas había tenido tiempo de organizarse, significó la primera victoria de Israel que amplió su superficie hasta ocupar el 77% del Estado Palestino y Jerusalén quedaba dividida en una parte Occidental bajo administración israelí  y parte del Estado Palestino también les era arrebatado a los palestinos por su hermanos árabes que controlaban la franja de Gaza mientras que Cisjordania quedaba en manos de Jordania. La población palestina abandonaría en gran número sus hogares para buscar refugio en los países vecinos, un exilio conocido como Nakba, que significa “catástrofe” o “desastre” . En la guerra habían muerto unos 6000 judíos y entre 10.000 y 15.000 árabes. Y para el pueblo palestino empezaban décadas de sufrimiento víctimas de los enfrentamientos con Israel, sus luchas internas   y la manipulación de su destino por los otros países árabes

Evolución de Israel entre la Primera Guerra Árabe Israelí de 1948 y la Tercera Guerra Árabe Israelí o Guerra de los Seis Días. En el primer mapa observamos cual era la disposición inicial prevista para los dos estados que se iban a crear , el Palestino y el de Israel. En el segundo vemos la situación después de la Primera Guerra Árabe Israelí, cuando además de las conquistas judías , Egipto se anexionó Gaza y Transjordania(la actual Jordania) hizo lo propio con Cisjordania. En el último de los mapas observamos las conquistas de Israel durante la Guerra de los Seis Días , con la ocupación de la Península del Sinaí y los Altos del Golán (imagen procedente de http://betorojas64.blogspot.com )

Pero no sería la única guerra que se enfrentaría a Israel, a la que los países árabes habían atacado el mismo día de su nacimiento , pues ocho años después estallaba la Segunda Guerra Árabe-Israelí , entre octubre y noviembre de 1956 , en este caso iniciada por Israel y apoyada por Francia y Gran Bretaña, y dirigida contra Egipto, gobernada por Gamal Abdel Nasser(1918-1970), que se había erigido en líder del mundo árabe con la defensa del panarabismo que propugnaba la unidad cultura del mundo árabe y su independencia económica y política de Occidente, además de mantener entre sus principios la destrucción de Israel. En 1956 Nasser había nacionalizado el Canal de Suez, que hasta entonces había estado gestionado por una empresa de propiedad compartida entre Francia y Reino Unido, lo que les enfrentó al presidente egipcio y les puso del lado de Israel. La guerra concluiría apenas un mes después de su inicio ya que la Unión Soviética apoyó a Egipto, equilibrando la situación y poniendo en peligro todo el equilibrio político a nivel mundial en plena Guerra Fría, por lo que Estados Unidos y la ONU presionaron para que se firmara la paz lo antes posible.

Ocho años después, en 1964, se fundaba la Organización para la Liberación de Palestina(OLP) , con el objetivo de defender la creación de un estado Palestino y propiciar el regreso de todos los exiliados palestinos de la Nakba.De nuevo en 1967 los ejércitos de los países árabes vecinos se aproximaron a la frontera de Israel mientras Nasser cerraba el paso por los estrechos de Tirán junto al Canal de Suez, que eran vitales para el comercio de Israel. Ante esta situación Israel lanzaría una ofensiva el 5 de junio de 1967 iniciándose la Tercera Guerra Árabe Israelí , que sería conocida por la historia como la Guerra de los Seis Días, pues ese es el tiempo que duro y que le permitió a Israel ocupar Gaza y la Península del Sinaí en poder de Egipto y Cisjordania , que se hallaba en manos de Jordania, además de los estratégicos Altos de Golán que arrebató a Siria. La victoria de Israel fue completa a pesar de su inferioridad numérica, pues Israel contaba con 50.000 soldados más 214.000 reservistas y un total de 197 aviones, mientras que las naciones árabes sumaban 547.000 soldados y casi mil aviones . Israel tendría poco más de setecientas bajas, mientras que las bajas entre las tropas árabes superaron las 21.000.

En este mapa podemos observar en color más claro el territorio que ocupaba Israel en 1949, en azul más claro aquellos territorios que conquistó durante la Guerra de los Seis Días de 1967 y que luego fue abandonando después de la Guerra del Yom Kippur de 1973 y en amarillo los territorios que ocupó y que todavía no ha devuelto, como los Altos del Golán que sigue reclamando Siria (imagen procedente de http://html.rincondelvago.com )
El 22 de noviembre la ONU aprobaba la Resolución 242 por la que, por un lado, se exigía a Israel que devolviera los territorios conquistados en la guerra, y por otro lado se pedía a los países árabes el reconocimiento de Israel , una resolución que, una vez más, fue incumplida por todas las partes. Mientras, en Cisjordania cobraba fuerza la voz del auténtico líder de la OLP, Yasser Arafat(1929-2004), que a través de su brazo armado, Al Fatah, inició una campaña de atentados que no favoreció a la causa palestina, pues hizo que la OLP fuera vista como un grupo terrorista. Y de nuevo, el 6 de octubre de 1973 los países árabes unían sus fuerzas para recuperar el territorio perdido en la Guerra de los Seis Días, comenzaba la Cuarta Guerra Árabe Israelí, también conocida como Guerra del Yom Kipur pues fue lanzada el día de la Fiesta de Yom Kipur o Día del Perdón, cogiendo por sorpresa al ejército de Israel que se veía atacado desde Siria y desde Egipto. Israel disponía de 415.000 hombres que tenían que enfrentarse a los 800.000 soldados egipcios , a 150.000 soldados sirios y a 60.000 de Irak . Israel volvió a tomar la iniciativa en el campo de batalla, demostrando su superioridad militar, pero en esta ocasión los países árabes chantajearon a las potencias occidentales cortando el suministro de petróleo y provocando una profunda crisis económica que hizo que Estados Unidos y la Unión Soviética forzaran la firma de un tratado de paz por el que Israel aceptaba la resolución 242, devolviendo los territorios que había ocupado en la anterior guerra.

De izquierda a derecha en la imagen, el presidente egipcio Muhammar Anwar el-Sadat, el presidente norteamericano Jimmy Carter y el presidente de Israel Menachem Begin en la firma de los Acuerdos de Camps David que abría una nueva era en las relaciones entre árabes e israelíes. Egipto se convertía en el primer país árabe en reconocer la existencia de Israel (imagen procedente de http://www.webtaller.com )

Así llegamos a otra fecha decisiva en este conflicto, la firma de los Acuerdos de Camp David el 17 de septiembre de 1978 entre los entonces presidentes de Israel, Menachem Begin (1912-1977), y de Egipto, Muhammar Anwar el-Sadat(1918-1981) , bajo los auspicios del presidente norteamericano Jimmy Carter(1924) y por el cual Egipto se convertía en el primer país árabe en reconocer la legítima existencia de Israel y se comprometía a garantizar la estabilidad de las fronteras, poniendo punto final a un periodo de constante enfrentamiento que había provocado cuatro guerras desde la fundación del estado de Israel en 1948. Ese mismo año triunfaba la Revolución en Irán , que se convertían en una República Islámica bajo el poder de los ayatolás, en particular del líder espiritual de los chiítas , Ruhollah Musavi Jomeini (1902-1989), que se autoproclamaría el nuevo defensor del mundo musulmán, como en el pasado lo había sido Nasser , y también se convertiría en el defensor de Palestina, aunque habría que decir mejor de los chiítas palestinos , patrocinando a grupos paramilitares como Hezbolá o “Partido de Dios” en el Libano que se enfrentaría a Israel en la Primera Guerra del Libano en 1982, donde morirían en los siguientes tres años hasta 10.000 personas.

La Intifada fue impulsada por Yasser Arafat en dos ocasiones , en 1987 y en el año 2000, en la primera para llamar la atención sobre la situación en los territorios palestinos y la segunda para recuperar la credibilidad que había perdido su partido, la OLP, entre los propios palestinos, acusado de gobernar de manera autoritaria y enfrentado al grupo  de Hamás , que exigía un estado islámico y se negaba a establecer acuerdo alguno con Israel. En junio de 2002 Israel aprobaba la construcción de un muro de hormigón que rodease la frontera de Cisjordania para proteger a Israel de ataques de Hamas (imagen procedente de http://members.fortunecity.com ) 

Mientras Irak, apoyado por las potencias occidentales, atacaba Irán en 1980 aprovechando la desorganización del país después de la Revolución, pero Irán se rehacía y contraatacó. La guerra se equilibró y terminaría ocho años después sin un vencedor. Casi cuando estaba terminando este enfrentamiento, en 1987, comenzaba en los territorios palestinos la Intifada , que significa “agitación” o “levantamiento”, proclamada por la OLP como una forma de resistencia contra la ocupación de Israel y para llamar la atención internacional sobre la causa palestina. Será entonces cuando aparezca en el escenario otro de los protagonistas del conflicto palestino en las últimas décadas, Hamas, que significa “Fervor”, y que se oponía a la OLP a la que consideraba demasiado laica. Hamas defiende la creación de un estado islámico que tendría que extenderse no sólo en los territorios atribuidos a Palestina en la Resolución de la ONU sino a todo el Estado de Israel, es decir, quiere la desaparición de Israel. En los años siguientes Israel tuvo que enfrentarse por un lado a la Intifada impulsada por la OLP y a los atentados de Hezbolá y Hamas que recibían el apoyo de Siria e Irán.

En 1990 Irak invadía por sorpresa Kuwait y un año después, Estados Unidos, al frente de una coalición internacional en la que particaparon casi todos los países árabes, atacaban Irak en la Primera Guerra del Golfo y dentro de la ofensiva conocida como Operación Tormenta del Desierto. Israel sufrió el bombardeo con los misiles Scud de Irak pero no respondió al ataque. Terminada la guerra se había creado un nuevo clima de negociación entre los países árabes que habían colaborado con Estados Unidos en la guerra y se impulsó un proceso de negociación para lograr la paz en Palestina que se inició con la Conferencia de Madrid el 30 de octubre de 1991 y culminó con los Acuerdos de Paz de Oslo el 13 de septiembre de 1993 firmados por el primer ministro israelí Isaac Rabin (1922-1995), el líder de la OLP, Yasser Arafat, y en presencia del presidente norteamericano Bill Clinton(1946) por el que Israel reconocía la autoridad de la OLP en los territorios de Gaza y Cisjordania , retiraba de ellos sus tropas y se formaba el embrión del estado Palestino, la Autoridad Nacional Palestina, y a cambio la OLP detenía la Intifada. Por este acuerdo Arafat y Rabin obtendrían un año después el Premio Nobel de la Paz, pero el acuerdo no sería aplaudido por todos. Arafat tendría que enfrentarse a Hamás que se negaba a firmar un acuerdo con Israel, mientras que Rabin era asesinado por un joven hebreo Yigal Amir el 4 de noviembre de 1995.

El primer ministro de Israel, Isaac Rabin(a la izquierda), estrecha la mano del líder de la OLP y Al Fattah, Yasser Arafat en presencia del presidente norteamericano Bill Clinton el 13 de septiembre de 1993, cuando se produjo la firma de los Acuerdos de Paz de Oslo por el que Israel legitimaba a la Autoridad Nacional Palestina y prometía liberar los territorios de Gaza y Cisjordania , mientras que Arafat se comprometía a reconocer la existencia del Estado de Israel. Ambos tendrían que enfrentarse a resistencias entre sus compatriotas, y en el caso de Rabin le costaría la vida en 1995 (imagen procedente de http://www.corresponsaldepaz.org )     
En 1996 se celebraban las primeras elecciones en Palestinas con la victoria de la OLP pero Israel no terminaba de retirar sus tropas de los territorios palestinos y seguían produciéndose asentamientos de colonos judíos en tierra palestina. Presionado por Hamas , Arafat proclamaría una nueva Intifada en el año 2000 . Mientras en Israel volvían a sucederse los atentados de los grupos islamistas , estallando bombas en diferentes ciudades de Israel, el 11 de septiembre de 2001 se producía el atentado contra las Torres Gemelas en Nueva York , que iba a conmocionar a todo el mundo. Se abría una nueva época de enfrentamiento contra el islamismo radical. Estados Unidos atacaba primero el Afganistán de los talibanes en octubre de 2001 y dos años después comenzaba la Segunda Guerra del Golfo para acabar con el régimen de Sadam Hussein(1936-2006), que sería derrotado ,detenido y ahorcado. Arafat moría en 2004 y su puesto al frente de la Autoridad Nacional Palestina era ocupado por Mahmoud Abbas(1935), más conocido como Abu Mazen en Occidente que dos años después vencía en las elecciones celebradas en en los territorios palestinos, pero Hamas no reconocería los resultados produciéndose una división entre los palestinos, y así , mientras Al Fatah , el partido de Abu Mazen, controlaba Gaza, Hamás hacia lo propio con Cisjordania.

Torres Gemelas - Nube de Polvo
Fotografía de la conocida como Zona Cero , después de que se hubieran desplomado las Torres Gemelas de Nueva York . Significó un cambio en las relaciones internacionales y el comienzo de lo que el presidente norteamericano George W.Bush calificó como una cruzada contra el fundamentalismo islámico. Se librarían guerras en Afganistán en ese mismo año y en Irak dos años después. En el 2012 los problemas con el islamismo continuan , incluso agravados después de la Primavera Árabe que esta suponiendo mayores cuotas de poder para partidos islamistas y amenazan con una radicalización de la postura hacia Israel de naciones como Egipto, que hasta ahora ha sido la garante del equilibrio en la zona desde la firma de los acuerdos de Camp David de 1979 (imagen procedente de http://www.tvcamaguey.co.cu )  

En cuanto a Israel , durante estos años ha seguido con ofensivas militares , tanto durante el gobierno de Ehud Ólmert (1945) como , desde 2009, por su actual primer ministro Benjamín Netanyahu(1949), entre ellas la Segunda Guerra del Libano en 2006 con el objetivo de destruir las bases de Hezbola y donde murieron unos 400 soldados de Israel y alrededor de 120 de Hezbolah, y dos años después tuvo lugar la invasión de Gaza para neutralizar la amenaza de Hamas pero en el transcurso de la cual murieron 1400 personas, de las que la menos la mitad eran víctimas civiles palestinas. A partir de entonces Israel sometería a Gaza a un terrible bloqueo donde un millón y medio de personas se hallaban poco menos que encarceladas dentro de un territorio donde no hay nada y dependen de la poca ayuda exterior que consigue atravesar el filtro de las tropas de Israel . La presión internacional hizo que Israel levantara en 2011 el bloqueo terrestre que impedía la comunicación entre Gaza y Egipto, mientras que Hamas y Al Fatah han unido fuerzas para lograr el reconocimiento de Palestina como miembro de pleno derecho de la ONU y el presidente norteamericano desde 2009, Barack Obama (1961) declaraba que la solución del conflicto estaba en el cumplimiento de la Resolucion 242 que ya hemos visto antes, que significa el reconocimiento de las naciones árabes del derecho a existir de Israel y la devolución de este último de todos los territorios conquistados en la Guerra de los Seis Días.

Y así llegamos al día de hoy, con Irán desarrollando su programa nuclear que Israel contempla como una amenaza directa a su existencia.Hemos visto como desde el mismo día de su independencia Israel ha tenido que enfrentarse a los intentos por destruirla, hasta en cuatro guerras diferentes , lo que justifica sus temores, mas aún cuando el primer ministro iraní, como veíamos en la primera parte de este artículo , Mahmud Ahmadineyad(1956) decía en 2005 “Israel debe ser borrado del mapa y la nación musulmana no permitirá a su enemigo-histórico vivir en su propio corazón” Israel en estos años ha cometido muchos errores, ha sometido a Gaza a un bloqueo inhumano , ha respondido en ocasiones con fuerza desmedida a las acciones terroristas de Hamas o Hezbollah, y es dificil olvidar la responsabilidad de su ejército, aunque sea por su omisión al no detenerlas, de las matanzas de los campos de refugiados de Sabra y Chatila en la que centenares de civiles palestinos fueron asesinados por la cristiana Falange Libanesa ante la pasividad de las fuerzas israelíes que controlaban aquel territorio . No, en este largo conflicto que dura más de sesenta años todos han perdido la inocencia, pero dicho esto Israel ha tenido que luchar siempre por su supervivencia, enfrentada a regímenes que proclaman su destrucción, está rodeada de estados enemigos y es la única nación democrática de Oriente Medio.

Archivo:OsirakLocation.gif
Mapa con el ataque que Israel realizó contra el reactor nuclear de Osirak en Iraq el 7 de junio de 1981 en la conocida como Operación Ópera u Operación Babilonia.Aunque el gobierno de  Sadam Hussein afirmaba que lo estaban construyendo con fines pacíficos, Israel afirmó que su objetivo era el desarrollo de armas nucleares y envió una escuadrilla de cazabombarderos escoltados por cazas para destruirlo. Recibió las críticas internacionales pero Israel replicó actuar en defensa propia. La situación que se está produciendo ahora con el programa nuclear iraní es muy parecida a la de entonces e incluso el Secretario de Defensa de Estados Unidos , León Panetta, ve muy probable que se produzca el ataque a lo largo de la próxima primavera
Espero haberos dado una idea del desarrollo de los acontecimientos en esta zona del mundo que puede convertirse en noticia en unos meses si Irán sigue tensando la cuerda de su programa nuclear , que supone una amenaza para todos pues se trata de un régimen islámico, intolerante, intransigente y fanático , y sobre todo es una amenaza para Israel a la que ha prometido borrar del mapa. Hay muchas probabilidades de que Israel lance un ataque para destruir sus instalaciones nucleares y las consecuencias que esto podría tener depende de la respuesta de Irán, una de las mayores productoras de petroleo del mundo. Un nuevo conflicto se dibuja en el horizonte en la región más conflictiva del planeta , pero si se produce e Israel es la primera en lanzar un ataque preventivo, recordemos una cosa. Israel tiene 7.580.000 habitantes según el censo de 2010, Irán 71.000.000. Si un país de estas dimensiones declara que quiere borrarte del mapa y está desarrollando una bomba atómica , si te hubieran tratado de destruir desde el mismo momento de tu fundación ¿cual sería vuestra respuesta? Ruego disculpeis los errores que pueda contener este artículo sobre un tema complicado y la superficilidad con que hay que analizar las situaciones por la brevedad que exige un artículo. Como siempre el Mentidero queda abierto a todas las críticas y opiniones, pues esa es la razón de su existencia.
Anuncios

YO ACUSO: UN GRITO DE INDIGNACIÓN A UNA SOCIEDAD DORMIDA

El 13 de enero de 1898 el escritor francés Émile Zola publicó en el diario “L´Aurore” un artículo que pasaría a la historia con el título de “J´accuse”, “Yo acuso”, una carta abierta al presidente de la República Francesa donde Zola salía en defensa del capitán Alfred Dreyfus(1859-1935) de origen judío, que había sido condenado falsamente por espionaje cuando el verdadero culpable era el comandante Ferdinand Walsin Esterhazy(1847-1923). Zola acusaba a la clase política , a los periodistas y a la sociedad francesa de condenar a Dreyfus sin pruebas y predispuestos en su contra por el antisemitismo que entonces imperaba en Francia. Este artículo levantó una auténtica tormenta entre la clase política francesa y a Zola le supuso ser perseguido, acusado y condenado a un año de cárcel, teniendo que huir para vivir en el exilio. Le embargaron sus bienes y era continuamente acosado pero en ningún momento se arrepintió de enfrentarse a hombres poderosos en defensa de un inocente.
Zola murió el 29 de septiembre de 1902 en su casa, aparentemente asfixiado de forma fortuita, aunque hay muchas posibilidades de que hubiera sido asesinado tapando la salida de la chimenea de la estufa de su hogar , pues ya antes un abogado de Dreyfus había sufrido también un atentado contra su vida. Cuatro años después Zola obtendría una victoria después de muerto cuando Dreyfus fue liberado y rehabilitado , aunque sólo parcialmente, por lo que no se puso remedio del todo a la injusticia al no respetar su carrera militar. En el funeral del escritor, el también escritor Anatole France diría “El fue un momento de la conciencia humana” y el propio Zola nos dejó, en uno de sus artículos , una de esas frases a las que todos los que amamos la libertad y la verdad acudimos cuando hay que defenderla , “la verdad está en camino y nadie la detendrá”
Archivo:J accuse.jpg
El artículo “Yo acuso” escrito por Émile Zola y publicado el 13 de enero de 1898 en defensa del capitán Alfred Dreyfus , condenado injustamente por espionaje debido a que era judío. Zola lo perdió casi todo por defender a un inocente pero nunca se arrepintió de ello y nos dejo el más hermoso ejemplo de lo que es luchar y comprometerse en favor de la justicia y la verdad , aunque esa defensa nos pida grandes sacrificios
Cuanto nos hace falta ahora que alguien enarbole esta bandera, la de la verdad, la de la ética, la de la lucha sin miedo a las consecuencias, el compromiso con la justicia y la defensa de los más débiles, el combate contra la miseria moral y la mediocridad de los poderosos. Es difícil encontrar hombres como Zola, capaces de arriesgar su propio bienestar para defender aquello en lo que creen hasta sus últimas consecuencias , incluso sacrificando su propia vida. Tenía razón Anatole France, Zola era un momento, un chispazo de la conciencia humana que se enfrentaba a la miseria moral y a los prejuicios de las mentes mediocres e ignorantes que le persiguieron por dejar al descubierto el antisemitismo y la xenofobia de una sociedad que se llamaba la más culta y civilizada de la época.
Me da vergüenza utilizar la figura de Zola como inspirador de este artículo, no sólo por ser casi un sacrilegio seguir sus pasos como escritor sino por carecer por completo de su grandeza humana, de su valor, de su dignidad. Yo no soy mejor que el resto de esta cobarde sociedad en la que vivimos,que ha renunciado a su dignidad, que ha renunciado incluso a saber y prefiere vivir en la ignorancia, cerrar los ojos a lo que sucede, ocultarse en sus pequeñas vidas como si lo que sucede fuera de ellas no les afectase y no les fuera a afectar a sus hijos. No, no soy mejor porque yo también he permanecido en silencio, yo también me he desentendido de mi responsabilidad como ciudadano y he contribuido con mi pasividad a la degeneración de  nuestra sociedad. Por eso, el primer Yo Acuso va dirigido contra mi, por mi falta de responsabilidad  y compromiso y , como decía George Bernard Shaw “la libertad significa responsabilidad” y si no ejerces esa responsabilidad no te mereces la libertad.
Yo acuso al gobierno español por habernos mentido durante cuatro años, negando la realidad de la situación de España, burlándose de la inteligencia de los españoles, actuando con torpeza, con ignorancia y con irresponsabilidad. Sus falacias han significado casi cinco millones de desempleados, la desmoralización de toda una nación, han provocado tensiones nacionalistas, han despertado viejos rencores que habían sido superados en la transición, han despilfarrado el dinero que ahora tanto falta en políticas que sólo perseguían ganar el voto sin reparar en las consecuencias para el futuro, han tratado de no reconocer su responsabilidad y aún hoy pretenden que se confíe en ellos. No, señor José Luis Rodríguez Zapatero , tomando prestadas las palabras de Friedrich Nietzsche “lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti”
El presidente del Gobierno, José Luis Rodriguez Zapatero, y el líder de la oposición , Mariano Rajoy, son los dos máximos representantes de una clase política que ha perdido la confianza del pueblo que, sin embargo, se resigna a su mediocridad, como si fuera inevitable depender de políticos tan mediocres incapaces de ofrecer soluciones y que sólo saben engañar para lograr más votos. Hay que exigir la democracia interna en los partidos y que los ciudadanos participemos en la elección de los candidatos , evitando así el caciquismo y el amiguismo interno , y hay que exigir al presidente responsabilidades por el peor gobierno de nuestra corta democracia  
Los errores se pueden perdonar, lo que no se puede excusar es la mentira, y usted y su gobierno nos ha mentido en la cara y espera que seamos tan estúpidos que le sigamos creyendo y que , además, le perdonemos y no exijamos responsabilidades. Si alguien como usted cometiera los errores que usted  ha cometido en una empresa hace tiempo que estaría fuera de su puesto trabajo,  pero tiene suerte, ha dado con una sociedad silenciosa y dormida que baja la cabeza cuando la humillan y no es sensible a la mentira . La historia siempre termina juzgando, y le juzgará como lo que es, el peor dirigente de la historia de la democracia española.
Yo acuso a todos los partidos de la oposición política, desde el Partido Popular hasta Izquierda Unida, desde el Partido Nacionalista Vasco hasta Convergencia i Unión y al conjunto de la clase política española. Ninguno de ustedes ha sabido proponer a la sociedad un plan alternativo, una política inteligente, una esperanza para un futuro mejor. El pueblo no necesita promesas, necesita que le digan la verdad, no necesita los caramelos que nos venden en los mítines de las campañas electorales, necesita conocer cual es la situación real de nuestra nación, los sacrificios que tenemos que afrontar y el sentido de esos sacrificios.Hablan y se llenan la boca de democracia, de libertad, de igualdad, de grandes palabras que ustedes vacían de significado porque ¿como quieren que les creamos si son los primeros en no practicar la democracia?
La falta de democracia no es sólo de España, es un mal que afecta a toda Europa y que se demuestra en la lamentable clase dirigente que tenemos. ¿Quién práctica unas primarias donde el pueblo pueda participar directamente en la elección de sus candidatos?¿por qué tienen miedo a darnos voz?Claro, es más fácil convertir los partidos políticos en cortesanos que alaban a su líder para que este les pueda dar alguna prebenda , para convertir a los líderes de cada partido en auténticos caciques que colocan a sus amigos y no premian la valía personal sino la lealtad al jefe. Es la corrupción del sistema democrático, la perversión de la libertad que es vendida en favor de los intereses personales de una clase política que olvida que se deben a sus electores y no al partido, un pueblo al que sólo acuden cada cuatro años para volver a engañarles haciéndoles creer que de verdad tenemos participación en el gobierno.
Toxo y Cándido Méndez, los representantes de los dos sindicatos más importantes de España y los grandes traidores a todos los trabajadores. Sus sindicatos viven  de las subvenciones recibidas del Estado y negocian a nuestras espaldas , mientras sus miembros gozan de privilegios por ser del sindicato. Hace tiempo que no representan a nadie más que a ellos mismos
Yo acuso a los sindicatos de trabajadores porque ya no sirven a los trabajadores ni a los desempleados, porque ya no luchan por defender sus intereses ni sus derechos aunque quieran seguir haciéndonos creer que es así, cuando en realidad han vendido su alma al gobierno de turno a cambio de los millones que obtienen a través de las subvenciones gubernamentales y convirtiéndose en una casta de privilegiados dentro de cada empresa, donde venden a sus compañeros a la empresa mientras ellos permanecen en sus puestos de trabajo a los que no acuden por ser “liberados”. Decía Karl Marx, aunque me pregunto si les dice algo este nombre a nuestros sindicatos, que “el obrero tiene más necesidad de respeto que de pan” y ustedes han faltado el respeto a los trabajadores y han traicionado la confianza que durante años se habían ganado.
Si algo son ustedes ahora es funcionarios del gobierno, mantenidos , lactantes del pecho del Estado, corrompidos e incapaces de dar la cara por sus compañeros. Por supuesto que hay excepciones, porque toda generalización es injusta, pero no estoy aquí juzgando casos particulares sino del fracaso de unos grupos creados para defender a los trabajadores y que han abandonado esa responsabilidad. Ya no podemos confiar en ustedes, son una pieza más de este sistema , complices en la ruina de tantas familias, amigos de quienes nos han llevado a la triste situación en la que ahora se halla sumida nuestra nación. Si aún les quedara algo de esa dignidad, de esa honradez, de esa responsabilidad que dicen tener abandonarían todos sus privilegios, dejarían sus puestos en los sindicatos y volverían a luchar por sus compañeros como iguales, y no como una casta aparte. Han arrastrado por el fango la lucha de más de un siglo de miles de hombres y mujeres que llegaron a dar su vida por unas condiciones de vida más dignas y humanas.
Yo acuso a los empresarios, porque se han olvidado que la empresa no es sólo una maquina de hacer dinero, de lograr el máximo beneficio sin importar los costes que eso suponga. Se que existen muchos buenos empresarios que conservan su conciencia social, pero esas grandes empresas que despiden a sus trabajadores mientras obtienen ganancias millonarias, esos ejecutivos que congelan salarios mientras ellos se enriquecen, esos empresarios corrompidos que roban a la sociedad evadiendo impuestos y no asumen sus culpas en la crisis y aún tienen la cara dura de pedir que los demás paguemos su mala gestión, ellos y su codicia sin freno , su ausencia de moralidad son uno de los cánceres que devoran nuestra sociedad.
De izquierda a derecha parte superior  Emilio Botín(B.Santander),Florentino Pérez(ACS), César Alierta(Telefónica), Isidoro Álvarez(El Corte Inglés), Rodrigo Rato(Cajamadrid) y en la parte inferior Rafael del Pino(Ferrovial),Ignacio Sánchez(Iberdrola), Antonio Vázquez(Iberia), Francisco González(BBVA) e Isidro Fainé(La Caixa). Son los grandes empresarios de España, los mismos que se han olvidado que se han olvidado del interés general para centrarse sólo en incrementar sus beneficios y repartir sus ganancias entre sus ejecutivos  
Todos ellos parecen seguir el mandamiento pronunciado por un economista inglés del siglo XIX llamado Walter Bagehot “el capital debe guiarse por el egoísmo, no debe dejarse llevar por la benevolencia”. Desde luego lo han cumplido con creces, tratando a sus empleados como poco más que números a los que se utiliza y se borran cuando ya no son útiles porque lo importante no son las personas, sino repartir más dividendos entre los accionistas . Un sistema que se olvida del ser humano, como sucede con el capitalismo imperante, es un sistema enfermo pero tiene muy buenos médicos para mantenerlo durante mucho tiempo en la agonía.
  
Yo acuso a la sociedad española por su silencio, por su resignación, por su falta de coraje, por su egoísmo, por su falta de solidaridad, por su desidia, por su ignorancia , por cerrar los ojos ante la realidad. Nos llenamos de razón cuando hablamos en los bares, cuando insultamos a unos y otros pero parece que olvidamos que la razón no sólo se defiende en la barra del bar, junto a los amigos, ni que la democracia consiste nada más que en depositar nuestro voto cada cuatro años en una urna para despreocuparnos de lo que suceda hasta cuatro años después. ¿Cómo puede ser que no estemos en las calles exigiendo responsabilidades?¿Cómo puede ser que no seamos capaces  de hacer oír un grito de indignación a gobierno, partidos políticos , sindicatos y empresarios por la situación a la que nos han llevado?
Los desempleados son personas, no deberían ir como mendigos suplicando un puesto de trabajo a quién se lo quiera dar, y los que tienen trabajo deberían apoyar  a los desempleados porque todos formamos parte de una misma sociedad, y lo que afecta a una parte del cuerpo de esa sociedad afecta a todo el organismo. Y todos, desempleados y trabajadores, deberíamos ser capaces de hacer  oír nuestra voz, no en el bar, no en las tertulias de la radio, no en una carta al periódico, sino en la calle , donde realmente se libran las batallas contra el poder, como ya se ha demostrado en el Norte de África. No estoy hablando de una revolución, no , porque vivimos en una democracia , pero si obligar a que nuestra voz sea escuchada, nuestras preguntas respondidas y nuestros derechos respetados.
Stéphane Hessel, con sus 93 años, ha demostrado más capacidad de reacción, más vitalidad que la mayor parte de nuestra juventud. Debería avergonzarnos que tenga que ser un anciano el que nos haga un llamamiento a levantarnos contra la injusticia y la dictadura de los mercados. Él fue uno de los redactores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, unos derechos que parece que ahora no tenemos fuerzas para defender
No estoy en absoluto de acuerdo con las palabras de George Bernard Shaw cuando escribía que “la democracia sustituye las designaciones que efectúa una minoría corrompida por las elecciones que efectúa una mayoría incompetente”. Creo que la democracia es el único sistema que ha creado el ser humano para gobernarse con la máxima justicia posible, pero para su funcionamiento necesita de la participación del pueblo, de la sociedad, pero nosotros hemos delegado esa responsabilidad, no nos interesa la política aunque suframos sus consecuencias y nos hemos convertido en unos egoístas que sólo se preocupan en defender su pequeño territorio, su hogar, desinteresándose de lo que sucede a su alrededor. Pero aunque queramos permanecer al margen la realidad al final se impone y nos arrastra.
Y las acusaciones que hago dirigidas a España son extensibles a toda Europa, una Europa que ha olvidado los valores de los que se decía defensora y no tenemos más que girar la cabeza y mirar hacia el Norte de África donde, durante décadas, se han mantenido dictaduras con el apoyo entusiasta de nuestros democráticos gobiernos, aunque ahora se lleven las manos a la cabeza y no escatimen elogios a los movimientos revolucionarios. No hemos construido una Europa de la ética y la justicia, hemos construido una Europa del capital y los mercaderes, una estructura sin espíritu dirigida por personas que no deberían de ocupar esos puestos de responsabilidad pero que son el resultado de unas sociedades decadentes, donde la conformidad y la comodidad han sustituido al entusiasmo y la vitalidad. Una Europa que recuerda a aquel Imperio Romano del siglo V, cuando aún conservaba el nombre y la fama pero no era más que un castillo de naipes al que la más ligera corriente de aire iba a derribar.
¿Háremos algo o seguiremos viviendo como simples espectadores de los acontecimientos?¿Vamos a continuar viviendo como si no fuera con nosotros hasta que no nos afecta a nuestra vida personal?¿seguiremos hablando en los bares para luego agachar la cabeza?¿continuaremos aceptando condiciones de trabajo cada vez más injustas sólo porque no tenemos el valor de unirnos y luchar contra la dictadura de los mercados?¿aceptaremos a esta clase política, de cualquier partido, que lleva años engañándonos y demostrando su mediocridad e incompetencia?¿nos mantendremos en este silencio entre cobarde, indiferente y estúpido en el que nos hallamos?
Imagen de las manifestaciones del pasado mes de enero en El Cairo. Los egipcios supieron desafiar el miedo para conquistar su libertad, una libertad que les era negada no sólo por su gobierno sino por los gobiernos occidentales que sostuvieron estas dictaduras durante decadas. Nosotros no estamos en su situación, pero son un ejemplo de como hay que actuar cuando se trata de exigir responsabilidades al poder y hacer oir la voz del pueblo   
Hace unos días leí un libro de un hombre de 93 años de edad que comente en el Mentidero, “Indignaos” era su título y su autor Stéphane  Hessel , y este anciano de espíritu juvenil escribía “El poder del dinero nunca ha sido tan grande , insolente y egoísta con todo , desde sus propios siervos hasta las más altas esferas del Estado” y proclama “De la indignación tiene que salir la resistencia contra la dictadura de los mercados”. Es lo que nos pide, que mostremos nuestra indignación , que no estamos de acuerdo con la situación actual y no estamos dispuestos a aceptarlo sin que nos expliquen las razones.
Unámonos todos, organicemos entre todos una demostración en nuestras ciudades del descontento que sentimos , de la rabia ante la injusticia , de la indignación que nos provocan con sus actitudes. Si hay que introducir cambios, si hay que aceptar sacrificios para salir adelante, para reformar la sociedad y el sistema estaremos dispuestos pero para ello primero hay que exigir que los responsables pidan perdón y renuncien a sus cargos, que se diga cual es la verdadera situación en la que nos hallamos por muy dolorosa que sea esa realidad y que se presente un plan con los pasos que tenemos que dar para lograr avanzar todos juntos en la misma dirección. Si para ello es necesario  un gobierno de concentración donde estén representadas todas las fuerzas políticas que se haga así, siempre partiendo de que todos los candidatos deberán ser aprobados por el pueblo en consultas primarias de cada partido, como exige una auténtica democracia.
La única forma para lograrlo es forzar al poder a ello y eso sólo se puede hacer saliendo a la calle pacíficamente  demostrando que la sociedad aún es capaz de dar un grito de indignación. Si alguien que me lea está de acuerdo y quiere unirse a mi  podemos tratar de difundir esta llamada a la indignación de la sociedad  y organizar una demostración popular de este descontento. Hace apenas un mes asistí a una protesta de parados donde apenas acudieron 50 personas, pero aún no he perdido la esperanza en despertar a nuestra sociedad. Desde aquí, desde esta ventana que utilizo para comunicarme, pido a aquel que se quiera unir que me escriba(chrismielost@telefonica.net)  para tratar de difundir el mensaje de indignación a través de las redes y demostrar al poder que aquí también sabemos organizarnos para hacer oír nuestra voz. Sólo no podré mover nada pero seguro que con ayuda seremos capaces de despertar a este pueblo dormido y sacarlo a la calle bajo el grito de “¡INDIGNAOS!”