ESTADO DE ALERTA NUCLEAR EN JAPÓN: CONSECUENCIAS DE LA RADIACTIVIDAD Y MEDIDAS DE PROTECCIÓN

Han transcurrido tan solo dos días desde el terremoto que ha golpeado Japón el pasado 11 de marzo , pero es ahora cuando comenzamos a comprender la magnitud del seísmo y posterior tsunami que ha arrasado la costa noreste del país. Hoy mismo el primer ministro japonés Naoto Kan ha declarado que el terremoto , que ya ha visto aumentado su intensidad por los sismólogos hasta elevarlo a 9 grados en la escala de Richter, coloca a la nación ante “la mayor crisis a la que se ha enfrentado Japón desde que terminó la guerra hace 65 años, desde el final de la Segunda Guerra Mundial”. Ayer la noticia, además de los llamativos datos sobre el desplazamiento de  10 centímetros del eje de la Tierra y de 2, 8 metros del propio Japón,se hallaba en la explosión de uno de los edificios de la centra nuclear de Fukushima del que ya hablé ayer en el Mentidero.

La situación desde ayer ha evolucionado y no a mejor. Mientras escribo este artículo, el número oficial de víctimas se ha incrementado hasta las 1353 personas, los daños materiales se calculan provisionalmente en 100.000 millones de dólares , aunque podría ser mucho más, y el número de desaparecidos podría superar los 10.000, en especial en la pequeña ciudad de Minamisanriku. Imagino que todos los que me leéis habréis visto las imágenes por televisión , imágenes que a todos nos dejan sin palabras, pues creo que es la primera vez que la humanidad puede asistir como espectadora a la fuerza devastadora de la naturaleza que supera a cualquier superproducción cinematográfica. En cuanto al reactor nuclear de Fukushima, los problemas se ha extendido a un tercer reactor que tiene dificultades en la refrigeración del reactor  , se ha evacuado a toda la población en un área de 20 kilómetros a la redonda , población que en estos momentos podría ser de más de 300.000 desplazados

Central de Fukushima en una imagen facilitada por GeoEye. | AP
Imagen desde el aíre de la central nuclear de Fukushima. El reactor número 2 y el número 3 han tenido los dos problemas en el sistema de refrigeración por lo que han tenido que inyectar agua marina para enfriar el combustible de uranio , mientras que en el reactor número 1, donde ayer se produjo la explosión del edifico que contenía el reactor, no se sabe si ha podido fusionarse el nucleo del reactor    
Y las últimas noticias que llegan desde Japón es que también hay problema en otra planta nuclear próxima a Fukushima, la planta nuclear de Onagawa, aunque poco se sabe del alcance de los problemas en la misma excepto la declaración de las autoridades japonesas en el sentido de que “la alerta ha sido declarada porque los niveles de radiactividad registrados sobrepasan los niveles autorizados “, aunque sospechan que estos niveles más altos de radiactividad provendrían de la central de Fukushima, a sólo 150 kilómetros de la de Onagawa. Os recuerdo que Fukushima se halla sólo a 250 kilómetros de Tokio, en cuya área metropolitana viven más de 32 millones de personas y también recordemos lo que decía ayer sobre el por qué de la emisión de radiactividad al exterior de la central:
” El sistema de refrigeración es clave, porque evita que no se sobrecaliente el reactor  pero ¿que pasaría si el sistema de refrigeración se avería como sucede en la centra nuclear de Fukushima? Aunque la central nuclear este parada, el material radiactivo que es el combustible de la central nuclear, normalmente uranio , sigue activo y generando energía, o sea, calor. Si el sistema de refrigeración no funciona , este calor seguirá aumentando , calentando el agua que se halla sobre el reactor nuclear y aumentando la presión sobre  las paredes del edificio de contención.   Si la presión aumenta mucho, para evitar que la presión termine causando que el edificio de contención reviente , los técnicos abrirán las válvulas para que el vapor acumulado vaya saliendo al exterior aliviando así la presión pero , como este agua ha pasado por el reactor nuclear, lleva partículas radiactivas generando lo que se llama una nube radiactiva . “
Parece ser que esto es lo que han tenido que hacer en los reactores número 1 y 3 de la planta de Fukushima ,para evitar que se produjese una explosión en el edificio de contención por la presión interna y ello habría causado que los niveles de radiación alrededor de la planta nuclear se multiplicase hasta 882 microsievert, muy por encima del nivel máximo admitido para el ser humano que es 500 microsievert. El sievert es la unidad que mide la dosis de radiación absorbida por los organismos y se le llama así en honor del físico sueco Rolf Sievert(1896-1966) quién fue el pionero en el estudio de los efectos de la radiación sobre la vida.

En la foto midiendo los niveles de radiación de un niño,. Hay 9 personas hospitalizas por radiación y el área evacuada de 20 kilómetros ha desplazado a más de 200.000 personas de sus hogares. En la central de Onagawa también se ha declarado el estado de emergencia al igual que en la de Tokai por problemas en los sitemas de refrigeración de los reactores .Los niveles de radiación medidos son superiores a los permitidos pero el gobierno japonés afirma que en Tokai y Onagawa la situación está bajo control


Para que os hagáis una idea de lo que significa que la radiación sea de 882 microsievert, lo aconsejado  por los diferentes organismos internacionales como la Comisión Internacional de Protección Radiológica(ICRP) y la UNSCEAR(Comité Científico de las Naciones Unidas sobre los Efectos de la Radiación Atómica)  es un límite de dosis efectiva  1 microsievert al año para la población general y de 100 microsievert para aquellas personas que trabajen en lugares con exposición radiactiva, como puede ser una central nuclear. Como dosis efectiva se entiende la cantidad a partir de la cual hay probabilidad de que el organismo que recibe la irradiación pueda desarrollar efectos negativos, en particular un cáncer.

En el núcleo de un reactor nuclear, como el de Fukushima, hay más de 60 sustancias radiactivas generadas  a partir de la fisión del uranio que se utiliza como combustible . De estas sustancias, todas ellas contaminantes, algunas se destruyen enseguida mientras que otras tienen una vida muy larga y son absorbidas con facilidad por los organismos vivos. Las sustancias más peligrosas, y de las que se han medido concentraciones muy por encima de las permitidas en la zona de la central de Fukushima, tal y como ha informado la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón, son el cesio  , el yodo y el estroncio. Veamos sus efectos sobre las personas y el medio ambiente.
El cesio se puede encontrar en estado natural pero sus niveles son muy bajos , en la corteza terrestre se encuentra en una proporción de siete partes por millón y no en estado puro sino formando parte de otros metales más complejos. Pero el cesio radiactivo producido en las centrales nucleares si tiene un efecto agresivo sobre las personas que entren en contacto con él a través de la respiración o absorbidos por la piel y le puede causar en un primer momento vómitos y diarreas, luego hemorragias y, dependiendo de la dosis recibida y del tiempo al que ha estado expuesta la persona puede perder el conocimiento, entrar en coma y morir. Si la dosis recibida no es suficiente para causar la muerte, el cesio se quedará acumulado en los músculos, provocando diferentes tipos de cáncer. 

Mapa de Japón donde aparece en la espiral el epicentro del terremoto y también la situación de la central nuclear de Fukushima. Las otras dos centrales afectadas Tokai y Oganawa se hallan en la misma zona, a unos 230 kilómetros de Tokio y en un área metropolitana habitada por 32 millones de personas  
El estroncio , que recibe este nombre por las minas escocesas de Strontian donde fue descubierto por vez primera en 1790 por Adair Crawford , es un metal blanco abundante en la naturaleza formando parte de las rocas ígneas , que son el resultado del magma enfriado después de una erupción volcánica. Pero cuando el estroncio es radiactivo es extremadamente pernicioso para el ser humano, porque lo absorbemos como si fuera calcio y se acumula en los huesos al menos durante 30 años dando lugar a que se desarrolle distintas variedades de cáncer, en especial el cáncer de huesos.

Finalmente, el yodo , que es muy escaso en la corteza terrestre. Curiosamente, cuando un ser humano presenta niveles bajos de yodo puede sufrir enfermedades como el cretinismo, bien neurológico que provoca retrasos mentales, o bien mixedematoso que deriva en enanismo, en mujeres embarazadas puede causar abortos y también en ciertas personas un mal funcionamiento de la glándula tiroides que se vuelve hiperactiva y provoca un crecimiento descontrolado de las células que la integran y agranda la glándula tiroides dando lugar a esas grandes hinchazones que llamamos bocio. Pero el yodo radiactivo es mucho más peligroso porque al entrar en contacto con el  produce inmediatas mutaciones genéticas y se adhiere a la glándula tiroides  causando cáncer de tiroides. Por ejemplo, en el accidente nuclear de Chérnobil este cáncer se multiplico por 10 
En cuanto al medio ambiente la contaminación nuclear se va depositando tanto en el suelo como en el mar, así como en las plantas, la fruta y en todos los organismos vivos de los que luego nos alimentamos, por lo que la radiactividad entra a formar parte de nuestra dieta produciéndose un efecto bioacumulado, es decir, vamos acumulando cada vez mayores dósis de radiactividad en nuestro organismo. Tenemos ese ejemplo en muchos animales próximos al área de Chernóbil que se contaminarón a través de las plantas que comían, todas ellas irradiadas.

Central nuclear de Tokai, situada al sur de Tokio, a no más de 120 kilómetros de la capital nipona . En este momento el gobierno afirma tenerlo bajo control
Aún mientras escribo esto , el accidente nuclear de Fukushima se encuentra en el nivel cuatro de la Escala Internacional de Eventos Nucleares(INES) una escala que va de uno a siete y que os resumo a continuación
Nivel 1(Anomalía): Exposición mayor a los límites legales anuales para individuos aislados causadas por el robo o pérdida de una fuente de radiactividad de baja intensidad
Nivel: 2(Incidente):   Cuando la exposición de individuos aislados supera los 10 microsieverts o dentro de una instalación no preparada para la radiación supera los 50 microsieverts  
Nivel 3(Incidente grave): Exposición de 10 o más veces el límite legal anual para los trabajadores pero sin alcanzar efectos letales 
Nivel 4(Accidente con consecuencias locales): En este nivel es en el que nos encontraríamos ahora en la central nuclear de Fukushima. Se declara este nivel cuando hay una liberación menor de material radiactivo que puede necesitar de evacuación de la población y podría causar muertes por radiación  pero siempre en el área donde se encuentre emplazada la central nuclear y no fuera de ella.
Nivel 5(Accidente con consecuencias graves): En este nivel el núcleo del reactor sufre graves dueños lo que provoca la emisión de material radiactivo al exterior pudiendo causar muertes por radiación fuera de la central nuclear. En este nivel se situó el accidente de Three Mile Island de 1979 que os describí ayer .

Nivel 6(Accidente serio): Se emiten al exterior material radiactivo en cantidad suficiente para causar centenares de muertes. En 1957 hubo un accidente en la central de Mayak, en la antigua Unión Soviética,   que se empleaba para el tratamiento de residuos nucleares . Un fallo en el sistema de refrigeración produjo una explosión y la emisión de material radiactivo que causó la muerte de al menos 200 personas, la evacuación de otras 10.000 y un total de 470.000 expuestas a la radiación

Nivel 7(Accidente mayor):  Produce una mayor liberación de material radiactivo que pone en riesgo la salud general y el medio ambiente . El único accidente que ha alcanzado este nivel ha sido el de Chérnobil en 1986

IMÁGENES DEL TSUNAMI ARRASANDO EL AEROPUERTO DE SENDAI

El primer reactor nuclear de Fukushima comenzó a funcionar el 1971 y en años sucesivos se irían abriendo otros cinco reactores. En 1982 se inauguró Fukushima II a 10 kilómetros de la primera , pero cuatro años antes , en 1978, Fukushima I había entrado en estado de emergencia durante más de siete horas. Esta alarma fue ocultado por la empresa que explotaba ambas centrales nucleares, Tokyo Electric Power, que tras una investigación del gobierno japonés se descubrió que había entregado más de 200 informes falsos sobre la situación de estas centrales, así como que había ocultado varios incidentes que habrían afectado a su seguridad. Por tanto, la planta nuclear afectada se encuentra entre las más antiguas de las 55 centrales nucleares de Japón .
¿Que se puede hacer en caso de que aumente el nivel de emisión de sustancias radiactivas? He consultado la página de Protección civil en España, donde se recoge el  protocolo establecido internacionalmente para afrontar estas situaciones. Las medidas de protección las dividen entre medidas urgentes y medidas de larga duración . Entre las medidas urgentes estarían:  
  • Confinamiento: Consiste en que la población permanezca en sus propios domicilios o donde se encuentre en el momento de anunciarse la entrada en vigor de la medida para evitar que se exponga a la nube radiactiva o a la inhalación de sustancias radiactivas
  • Profilaxis radiológica: Ingestión de compuestos químicos que tienen un efecto reductor sobre la absorción de las sustancias radiactivas. Por ejemplo el yoduro de potasio reducen la absorción del yoduro radiactivo que, como hemos visto, se fija en la glándula tiroides . Es muy importante suministrarlo a la población lo antes posible , pues cuanto más tiempo transcurra menos efecto protector tendrá   
  • Evacuación:  Traslado de la población afectada , reuniéndola y albergándola en lugares apropiados y no expuestos
En caso de haber entrado en contacto con las sustancias radiactivas hay que proceder a eliminarla de la piel lavándose a fondo , limpiando y cepillando pelo, uñas y todo el cuerpo con detergente y destruyendo la ropa. El problema en este caso sería la inhalación de las sustancias radiactivas donde el único remedio serían las pastillas de yodo que he mencionado anteriormente. En cuanto a las medidas de larga duración , serían básicamente las siguientes:

  • Control de alimentos y agua: Restringir el consumo de todos los alimentos y del agua de la zona afectada en base a los niveles de radiactividad que estos presenten y según lo que determine el Consejo de Seguridad Nuclear
  • Descontaminación de área contaminada: Con el objetivo de disminuir la irradiación de la zona afectada , lo que incluye la destrucción de las plantas y los animales contaminados para que no puedan ser consumidos  
  • Realojamiento de la población:  Una vez que ha pasado la nube radiactiva la población tiene que ser realojada en un nuevo  asentamiento , ya que las sustancias radiactivas depositadas en el suelo o dispersas en el aire no permitirán que vuelvan a sus antiguas residencias. 
El primer ministro japonés Naoto Kan ha apelado a la unión de toda la nación que tiene que afrontar la que , según sus palabras ” la mayor crisis a la que se ha enfrentado Japón desde que terminó la guerra hace 65 años, desde el final de la Segunda Guerra Mundial
Llegados a este punto, ya he tratado de describiros lo que ha sucedido en la central de nuclear de Fukushima, en que consisten y cuales son las sustancias radiactivas que pueden ser emitidas y los efectos sobre los seres humanos y sobre el medio ambiente. Antes de terminar este artículo me gustaría tan solo hacer un comentario sobre las declaraciones que se están produciendo durante las últimas horas , donde casi todas ellas van encaminadas a criticar la energía nuclear y muchos se interrogan sobre el motivo de que un país con tantos riesgos sísmicos como Japón disponga de un número tan elevado de centrales nucleares , que son un total de 55. En primer lugar , creo que nunca se debe juzgar algo llevado por la pasión del momento y sin someterlo a la debida reflexión. Voy a exponer con brevedad el porque pienso que la energía nuclear es una opción obligada para Japón.

Japón tiene una población de 127 millones de habitantes en un territorio de apenas 377.000 kilómetros cuadrados de superficie. Por poner un ejemplo, España, con más de medio millón de kilómetros cuadrados , tiene una población aproximada de 47 millones de habitantes. Su dependencia energética del exterior es casi absoluta, importando el 99% del petróleo, el 74% del gas y el 75% del carbón. Para alimentar su sistema eléctrico depende de los combustibles fósiles que le proporcionan el 56%, las centrales nucleares el 31% , las hidroeléctricas el 8,9% y las llamadas energías renovables como la solar y la eólica apenas el 2,4%, aunque advierto que este dato no está actualizado y podría haberse incrementado algo, pero en cualquier caso su peso es casi testimonial.

EXPLICACIÓN DE LA ENERGÍA DE FUSIÓN

Explicación de la fusión nuclear, la auténtica esperanza energética de la humanidad

Cuando se dice con tanta ligereza que se cierren las centrales nucleares no se piensa en que en estos momentos no hay sustituto para su producción de electricidad. La energía eólica y la solar , además del espacio que ocupan y que escasea en un país tan densamente poblado como Japón, no aseguran un suministro constante y estable de energía eléctrica, dependiendo de las condiciones climáticas. Es cierto que la energía nuclear es peligrosa, pero sin embargo es la que menos dióxido de carbono emite y además no tenemos alternativa si queremos mantener los niveles de consumo energético de nuestras sociedades de consumo. Los mismos que exigen la eliminación de las centrales nucleares deberían preguntarse que les parecería ver racionado el consumo de electricidad , no poder utilizar todos los aparatos electrónicos que están integrados en nuestra vida cotidiana. Nos guste o no, nuestra dependencia de la energía eléctrica es total y absoluta, nuestra sociedad no puede funcionar sin electricidad.

El auténtico futuro se halla en la energía de fusión, pero de momento hasta el año 2018 no tendremos la primera central experimental. Mientras tanto, tendremos que aceptar el riesgo de mantener nuestras centrales nucleares . Son muchos los retos que la humanidad tendrá que afrontar en estos años, en particular el cambio climático y las crisis alimentarias que ya se anuncian en nuestro horizonte y el terremoto de Japón ya nos ha avisado una vez más de la fragilidad de nuestra sociedad que tantos creen indestructible, pero que es muy frágil y depende de muchas cosas para funcionar. En un próximo artículo hablaré sobre todo lo que ha sucedido esta semana y el dibujo que está haciendo de nuestro futuro.

Cierro este artículo con las últimas noticias en el momento en que escribo, las 19:50 hrs del domingo 13 de marzo. La central de Fukushima tiene problemas de refrigeración en el reactor número 3, mientras que en el reactor número 1 la situación es definida como muy grave. En la central de Onagawa se ha declarado el estado de emergencia y en una tercera central, la de Tokai, se confirman problemas en el sistema de refrigeración de uno de sus reactores. Ojala no tuviera que volver a dedicar ningún artículo más a esta tragedia pero me temo que los acontecimientos no se detendrán aquí. Dentrto de lo posible, habría que evitar el uso de la demagobia más simplista y abrir un debate teniendo en cuenta la realidad , no hablando al márgen de ella.
Anuncios

TERREMOTO DE JAPÓN: ALERTA EN FUKUSHIMA.LAS CENTRALES NUCLEARES, FUNCIONAMIENTO Y RIEGOS

Durante la mañana de hoy estamos descubriendo la magnitud de la catástrofe que ha sufrido Japón aunque todavía no es posible hacer un balance ni de las víctimas ni de la cuantía de los daños , pero no hace falta más que ver las imágenes para saber que serán inmensos. Sólo una nación como Japón, que vive en la región con mayor número de seísmos del mundo y que sienten como una espada de Damocles el próximo gran seísmo que azote su tierra, podía hacer frente con tanta entereza a un terremoto que ya se encuentra entre los cinco más grandes de la historia desde que se registra su intensidad. Sin embargo, poco se puede hacer frente a la fuerza devastadora de los tsunami que con olas de más de 10 metros de altura  han arrasado todo lo que han encontrado a su paso , en particular todo el área circundante a la ciudad de Senai.
Su intensidad ha sido tal que según el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología de Italia habría movido el eje de rotación de la Tierra en 10 centímetros ,debido al desplazamiento de cientos de kilómetros de rocas producido por el seísmo , algo que en realidad no tiene más efecto sobre el planeta que un imperceptible acortamiento del día en algunos microsegundos,lo que ya sucedió con otros grandes seísmos, como el de Valdivia en Chile, en 1960 que es considerado el más fuerte de la historia ,como ya vimos ayer, y el de Sumatra en 2004. Japón ya había sufrido otro gran terremoto en 1995, en la ciudad de Kobe, el cual causó más de 6.400muertos, y de entonces ahora Japón ha demostrado que había aprendido la lección, pues gracias a los métodos de construcción antisísmicos se ha evitado que los edificios se desplomasen sepultando a sus ocupantes.Según testimonios recogidos en los periódicos “los rascacielos se doblaban como cañas de bambú” y eso es precisamente lo que evita que se caigan.
Los edificios sismorresistentes se asientan sobre amortiguadores de impactos que permiten que el edificio se mueva junto con la tierra , es un sistema que se define como “viga débil, columna fuerte” , y que consigue que los edificios se comporten como juncos azotados por el viento, que se inclinan pero gracias a esa inclinación evitan ser partidos en dos . Si en Kobe hace 16 años el 80% de las víctimas murieron aplastadas , en esta ocasión las víctimas causadas por el terremoto serán pequeñas, la mayor parte de ellas van a corresponder al tsunami que azotó después la costa japonesa. 
EXPLOSIÓN DEL EDIFICIO DE CONTENCIÓN DE LA CENTRA NUCLEAR DE FUKUSHIMA
Pero hoy hay una nueva alarma, las centrales nucleares de la zona. De las 55 centrales nucleares que tiene Japón  , 14 de ellas se encuentran en la zona del seísmo. Once de ellas han sido cerradas, pero el problema y la alarma ha surgido en el reactor número 1 de la central nuclear de Fukushima, donde se tiene noticias de una explosión que ha causado 4 heridos entre los trabajadores , ha destruido la cubierta de uno de los edificios que albergan al reactor nuclear de la central y las medidas de radiación en la zona eran 1000 superior a la habitual , indicando algunos expertos que correspondía a la radiación emitida durante todo el año por la central. Se estableció un área de evacuación de 10 kilómetros alrededor de la central nuclear, un área que en el transcurso de esta mañana se ha ampliado hasta los 20 kilómetros. El problema parece radicar en el sistema de refrigeración de la central, dañado por el terremoto, y que podría provocar el recalentamiento del reactor y que se iniciase una fusión nuclear descontrolada. Vamos a tratar de conocer en que consiste una central nuclear y como funciona, para entender mejor lo que está sucediendo.
Las centrales nucleares son instalaciones que utilizan la energía nuclear para producir electricidad, empleando como combustible para producir las reacciones nucleares el uranio y el plutonio. Los componentes que integran una central nuclear son cuatro: el reactor nuclear que es donde se produce la reacción nuclear generadora de la energía, el generador de vapor, la turbina que utiliza el vapor para la producción de electricidad y el condensador que enfría de nuevo el vapor para transformarlo en líquido . Es en el reactor nuclear tiene lugar la fisión nuclear. ¿En que consiste la fisión nuclear? 



Esquema del funcionamiento de una central nuclear. Es un circuito cerrado donde el uranio es utilizado como el combustible necesario para que, a través de la fisión nuclear, genere la energía que calienta a su vez el agua que rodea al uranio. Este agua caliente se traslada al generador de vapor, que la convierte en vapor de agua que a su vez pasa a las turbinas que hacen mover los generadores de electricidad que serán los que producen la electricidad. A continuación el vapor de agua pasa de nuevo a un condensador para convertirlo en agua y finalmente pasa a la torre de enfriamiento para enfriarla y que vuelva al reactor para iniciar todo el proceso



En primer lugar tenemos que saber que las reacciones nucleares pueden ser endotérmicas o exotérmicas. No os asustéis por los términos, que parecen extraños pero no son tan dificiles de comprender. Las reacciones endotérmicas son aquellas que necesitan energía para producirse, mientras que las reacciones nucleares exotérmicas son aquellas que no necesitan energía para producirse, sino que son ellas las que la producen y la emiten. Estas últimas son las que se producen en las centrales nucleares a través de la fisión nuclear. La fisión nuclear fue descubierta por los físicos alemanes Otto Hahn (1879-1968), Fritz Strassman(1902-1980) y la física austríaca Lise Meitner(1878-1968). Otto Hahn y Meitner habían estudiado juntos los resultados de bombardear uranio con neutrones y habían observado como el átomo se dividía en otras partículas más ligeras generando energía.
Esquema de la fisión nuclear. Vemos como un neutrón en la parte izquierda de la imagen golpea el núcleo del Uranio 235 y hace que el núcleo se divida en dos núcleos al tiempo que libera nuevos neutrones que golpearan a otros núcleos iniciando el proceso de la fisión nuclear generando energía y calor
 Aunque no tengo espacio ahora para explicar la injusticia que se cometió con Lise Meitner, si quiero reseñar que en 1938 ella había tenido que abandonar Alemania debido a que era judía pero Otto, que suplió a Meitner con la ayuda del químico Fritz Strassman, envío los resultados de estos experimentos a Lise que fue quién realmente describió el proceso de la fisión nuclear, quién le dio el nombre y lo publicó por vez primera en un artículo para la revista científica Nature. Sin embargo , cuando Otto Han recibió el Premio Noble en 1944 Lise fue ignorada por el Comité de los Premios Nobel por su condición de judía.
El proceso descrito por Lise Meitner consiste en la división del núcleo de un átomo pesado en otros elementos más ligeros en una reacción que libera una gran cantidad de energía. Para dividir el núcleo del átomo se le bombardea con otras partículas , normalmente con neutrones . Cuando el núcleo del átomo pesado absorve este neutrón se hace inestable y termina estallando en varios núcleos más pequeños y libera nuevos neutrones que a su vez golpearan a otros núcleos repitiéndose todo el proceso.En cada una de estas colisiones se libera energía. Cuando el proceso se produce de forma controlada , la energía se libera lentamente y el calor producido hace que se caliente el agua que circula por el reactor, este agua pasa al generador de vapor, que transforma el agua en vapor de agua que, a continuación, es enviado a las turbinas causando que estas se muevan y hagan girar los generadores que , a su vez, serán los que producirán la energía eléctrica  que, finalmente, a través de un transformador se aumenta su tensión eléctrica para dejarla preparada para su distribución a través del sistema de suministro de electricidad a través del cual nos llega hasta nuestros hogares.  
Archivo:Otto Hahn und Lise Meitner.jpg
Lise Meitner y Otto Hahn trabajando juntos en el laboratorio. Meitner, que poco antes había tenido que huir de Alemania por su condición de judía, fue quién describió el experimento de Otto Hahn y supo explicar el fenómeno de la fisión nuclear  a la que dio nombre. También sugirió la existencia  de la reacción nuclear en cadena. Sin embargo no recibió el premio Noble, lo que si obtendría Hahn en 1944, por ser judía
En cuanto al vapor , después de mover las turbinas pasa al condensador donde cede el calor al agua que se encarga de refrigerar el reactor y , tras ser condensado y ya otra vez en forma de agua retorna al reactor nuclear para iniciar de nuevo todo el proceso. Por eso, las centrales nucleares las encontramos siempre en zonas cercanas a ríos , lagos o mares, pues necesitan el aporte constante de agua fría para el circuito de refrigeración . El sistema de refrigeración es clave, porque evita que no se sobrecaliente el reactor  pero ¿que pasaría si el sistema de refrigeración se avería como sucede en la centra nuclear de Fukushima? Aunque la central nuclear este parada, el material radiactivo que es el combustible de la central nuclear, normalmente uranio , sigue activo y generando energía, o sea, calor. Si el sistema de refrigeración no funciona , este calor seguirá aumentando , calentando el agua que se halla sobre el reactor nuclear y aumentando la presión sobre  las paredes del edificio de contención.
El edificio de contención suele estar construido con hormigón y acero que contiene en su interior al reactor nuclear  para que , en caso de una emergencia, como es el caso, contenga el escape de gases radiactivos, constituyendo la última barrera de un escape radiactivo. Las otras barreras son la cerámica que contienen las barras de uranio que se utiliza como combustible , la propia vasija del reactor y el sistema de refrigeración .Si la presión aumenta mucho, para evitar que la presión termine causando que el edificio de contención reviente , los técnicos abrirán las válvulas para que el vapor acumulado vaya saliendo al exterior aliviando así la presión pero , como este agua ha pasado por el reactor nuclear, lleva partículas radiactivas generando lo que se llama una nube radiactiva .
Imagen de la destrucción causada por la explosión de la bomba atómica de Hiroshima. Esto también podría suceder si se produjera una reacción en cadena incontrolada dentro del reactor nuclear , una reacción que no se detendría hasta agotar el combustible de la central
Otra posibilidad es que, al calentarse el reactor nuclear porque  no funciona el sistema de refrigeración, se produzca una reacción en cadena incontrolada. Si en circunstancias normales la reacción nuclear esta controlada, como hemos visto, a través del enfriamiento del combustible, si la temperatura del uranio  aumenta al no estar refrigerada por el circuito de agua fría, la reacción no se detendrá hasta agotar todo el combustible , el mismo proceso de las bombas atómicas . En este caso, un átomo de uranio 235 absorbe un neutrón, se divide en dos nuevos núcleos que, como ya vimos, sigue liberando nuevos neutrones y así continua la reacción en cadena que, si no es controlada, liberará una cantidad inmensa de energía y calor con las consecuencias que ya conocemos por los ejemplos de las bombas de Hiroshima y Nagasaki, además de la emisión  de radiación contaminante.
Finalmente, también se podría originar una reacción de fusión nuclear, la misma reacción que alimenta a las estrellas , por la que dos átomos de hidrógeno se fusionan entre sí formando un átomo de helio y liberando un neutrón y energía. De esta forma se llegan a producir grandes cantidades de energía y de calor que de estar fuera de control pueden provocar una explosión termonuclear , explosión que en el punto donde se origina puede provocar temperaturas de hasta 15 millones de grados vaporizando todo lo que se halla a su alrededor. Esto se comprobó con la explosión de la primera bomba de hidrógeno en 1952 en el atolón de Eniwetok, en las islas Marshall, que literalmente desapareció después de la explosión.  
Había olvidado deciros que el nivel de radiactividad se mide por becquerelios, nombre que recibe en honor del físico francés Henri Becquerel(1852-1908), quién fue el descubridor de la radiactividad de forma accidental en 1896, cuando al colocar sales de uranio sobre una placa fotográfica  comprobó que la placa se ennegrecía y de ello dedujo que el uranio emitía una radiación capaz de atravesar el papel y otras sustancias que la luz no podía
REPORTAJE SOBRE EL DESASTRE NUCLEAR DE CHERNÓBYL DE 1986
Imágenes  de los primeros días tras el desastre de Chernóbil y de las personas que sacrificaron su vida exponiéndose a dosis masivas de radiación y las consecuenicas que aún siguen teniendo hoy en día lo que sucedió en aquel 26 de abril de 1986   
Desde que el hombre utiliza la energía nuclear como fuente de energía se han producido 4 grandes accidentes nucleares. El primero de ellos fue en 1957 en Windscale, Reino Unido. En esta zona del norte de Inglaterra había una central nuclear construida con fines militares donde por una serie de errores el combustible nuclear se calentó hasta el punto de causar un incendio que sólo pudo sofocarse inundando el reactor, que quedó destruido. Se produjo una fuga de gases radiactivos que fue ocultada en su momento a la opinión publica ya que la instalación era secreta . Fue enterrado en hormigón , el lugar fue descontaminado y actualmente sigue en uso con nuevos reactores nucleares , bajo el nombre de Sellafield  
El siguiente accidente nuclear se produciría en 1979, en Estados Unidos. Allí , en el estado de Pensilvania se produjo el accidente de la central de Three Mile Island . Por una serie de errores de los trabajadores se produjo la emisión de partículas radiactivas que afectó a unas 25.000 personas, aunque según los análisis médicos realizados a lo largo de los años parece que no sufrieron consecuencias graves en su salud. Después , el 26 de abril de 1986, tendría lugar el accidente nuclear más grave de la historia, el de la central nuclear de Chernóbil, en Ucrania,  entonces dentro de la Unión Soviética . El accidente se produjo por la imprudencia cometida en la simulación de un corte del suministro eléctrico . Al cortar la luz y detener el sistema de refrigeración para comprobar como seguía funcionando el reactor, este se sobrecalentó hasta provocar la explosión del hidrógeno acumulado en el interior del reactor, liberando una cantidad de material radiactivo estimado en 500 veces superior al liberado por la bomba atómica de Hiroshima.
Este accidente causó la evacuación de 135.000 personas  y la muerte directa de 31 personas, pero durante décadas decenas de miles de personas seguirán sufriendo las consecuencias de la radiación a la que se vieron sometidos. La central fue cerrada de forma definitiva en el año 2000 y el reactor accidentado reposa bajo un sarcófago de hormigón y en nuestros días se está fabricando uno nuevo para evitar nuevas fugas. Según quien realice los informes , el número de víctimas causado por Chernóbil oscila entre loas 200.000 personas estimadas por Greenpeace a la más optimista del Forum de Chernóbil, que en 2005 estimó que el número de víctimas no superaría los 4000. Es difícil comprobarlo porque las muertes se pueden producir a lo largo de varias décadas, cuando surgen tumores, en especial de tiroides, que pueden ser o no atribuidos a la radiación recibida.
Imagen de la central nuclear de Fukushima después de la explosión en uno de sus edificios. Sin duda esto abrirá de nuevo el debate sobre el riesgo de las centrales nucleares, pero en la situación actual es un riego que no tenemos más remedio que asumir. Además aún desconocemos que es lo que ha sucedido pero no podemos prescindir de ellas si queremos mantener nuestro actual consumo de energía
Los otros accidentes no afectan a centrales nucleares, sino que fueron en una planta de reciclaje  de residuos nucleares de Japón, en la localidad de Tokaimura, también causado por un error humano al verter sobre el uranio que se iba a tratar una cantidad excesiva de productos químicos. Se alcanzaron niveles de radiación hasta 15000 veces los establecidos como limite máximo,murieron dos personas y hubo que prohibir la pesca, el consumo de agua y la agricultura en la zona   
En el momento en que termino este artículo, las cuatro de la tarde hora española del 12 de marzo de 2011, el gobierno japones descarta daños graves en la central nuclear de Fukushima, aunque sigue el área de evacuación en 20 kilómetros alrededor de la central, y afirma que no hay ninguna fuga radiactiva importante, aunque acaba de sufrir la misma zona un nuevo terremoto de 6 en la Escala de Richter. Siguen los planes para la evacuación de las 300.000 personas que viven en la zona y se ha repartido yodo entre los que ya ha sido evacuados, ya que el yodo tiene la capacidad de detener el pasado de radiactividad a la glandula tiroidea, previniendo así este cáncer que es el más habitual en los casos de contaminación radiactiva.

Los niveles de radiación en las inmediaciones de la planta alcanzaron en algunos puntos 15.000 veces la cifra normal.  y los expertos estiman que el suceso tiene  un 2 o un 3 en la escala de 1 a 7 con que se evalúa la gravedad de los accidentes nucleares. En este caso el nivel 3 en esa escala implica riesgos para la salud pero sin que llegue a peligrar la vida de la población. De todas formas ahora todo resulta aún confuso, y no es posible determinar el alcance de la fuga radiactiva hasta que pase más tiempo. Para cerrar el artículo me quedo con las palabras de un ciudadano japonés recogida en un periódico “Por primera vez he sentido miedo. En Tokio, los daños son relativos. Pero esto podría ser un buen simulacro para el futuro. Para cuando venga el de verdad”