UNA NACIÓN A LA DERIVA: LAS MENTIRAS DE JOSÉ LUIS RODRIGUEZ ZAPATERO

Decía Francis Bacon que “Si quisiéramos obtener la certeza sin dudas y la verdad sin errores, habríamos de basar nuestro conocimiento en las matemáticas”  y Thomas Carlyle , al hablar sobre el valor de los números, escribía que ” con números se puede demostrar cualquier cosa” y para empezar este artículo les haré caso y emplearemos las matemáticas y los números sólo para dar un vistazo a la realidad más allá de la palabrería demagógica de nuestros queridos políticos, esos mismos políticos que ayer se hicieron una foto que causaba vergüenza ajena , vendiéndonos como un triunfo lo que no es más que un fracaso y que hoy se arrodillaran como unos niños traviesos ante la presencia del maestro, la canciller alemana Angela Merkel
En 1977 las administraciones públicas españolas tenían contratadas a 600.000 personas como funcionarios. Después de aprobarse nuestra Constitución de 1978 y desarrollar ese gran invento del Estado de las Autonomías gracias al cual , a través de las décadas, han convertido a España en una especie de reino de Taifas formado por diecisiete naciones ,con sus respectivos parlamentos, televisiones, administraciones y, en algunos casos aberrantes, incluso sus embajadas de representación en el exterior, el número de estos funcionarios fue incrementándose al mismo tiempo que se creaban administraciones paralelas a las estatales, engordando el número de estómagos agradecidos al poder. Por supuesto, cada partido político gobernante en las diferentes comunidades autónomas se cuidaba de ir situando a sus partidarios en puestos públicos bien remunerados, permanentes y con buenos sueldos . 
Antes de seguir, quiero excluir de mis palabras a tantos y tantos cientos de miles de funcionarios que se han ganado su puesto después de superar una dura oposición y que desempeñan su labor con profesionalidad y honradez. Ellos no son, por supuesto, los culpables del enchufismo y corrupción practicados por nuestros políticos, de todos los partidos, que han ido engordando el mastodonte de la administración pública hasta alcanzar en este año 2011 la cifra de 3.168.500 funcionarios. Si echamos mano de una calculadora, esto significa que en 33 años el número de funcionarios ha crecido en 2.568.500. La crisis económica se inició en el año 2007 , a pesar de las continuas negativas del gobierno del sr Rodriguez Zapatero, pero eso no impidió otro hecho aún más grave. Cuando se estaban destruyendo cientos de miles de puestos de trabajo , las comunidades autónomas, lejos de aplicar austeridad y rebajar sus gastos, siguieron contratando funcionarios y así, Madrid ha contratado en los últimos tres años 82.711 funcionarios más, Andalucia 63.800, Cataluña 46.500 y así hasta un total de 300.000 funcionarios más desde 2007 hasta ahora .
VÍDEO DE LOS DISCURSOS DE JOSÉ LUIS RODRIGUEZ ZAPATERO PARA LAS ELECCIONES DE 2008(las mentiras no se borran de las imágenes) 
El día 2 de febrero  se han dado a conocer la nueva cifra de desempleados de enero de este año 2011, 130.930 parados más que sumados a los que ya teníamos acumulados dan un total de 4.231.003 desempleadosEn el año 2007 el paro en España era de 2.200.000, en sólo tres años hemos destruido dos millones de empleos . Antes de seguir quiero recordar algunas de las palabras de nuestro presidente en estos años. No es difícil hacer este resumen, basta con meter en Google declaraciones sobre la crisis de Zapatero y os saldrán estos resúmenes de las mentiras que desde hace cuatro años nos han contado para que aceptemos resignados nuestra suerte. En todos los casos son declaraciones de José Luis Rodríguez Zapatero, excepto en aquellos casos en que indico el nombre de quién las pronuncia.   
En el año 2007 :
“Lo enunciaré de forma sencilla pero ambiciosa: la próxima legislatura lograremos el pleno empleo(3 de julio de 2007)
“Haciendo uso de un símil futbolístico se podría decir que España ha entrado en la Champions League de la economía mundial” (11 de septiembre de 2007)
En el año 2008( es el año de las elecciones generales, cuando los economistas avisaban de la inminencia de la crisis y en los debates electorales entre el ministro de Economía, Pedro Solbes, y el responsable de economía del Partido Popular, Manuel Pizarro, primero, y de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy después, los socialistas tachaban de antipatriotas cualquier mención a la crisis e incluso se reían de ello) 
“Crear un alarmismo injustificado en torno a la economía de un país puede dañar las expectativas. Permítanme que diga que es lo menos patriótico que conozco” (9 de enero de 2008)
“La crisis es una falacia, puro catastrofismo. Estamos creciendo por encima del 3% y aunque mañana crezcamos al 2,8% vamos a seguir creando empleo y teniendo superávit” (14 de enero de 2008)
“La desaceleración no va a ser ni profunda ni prolongada. Va a ser una desaceleración para la cual nuestro país está más preparado que nadie. Debería haber tomado nota del debate entre el señor Solbes y el señor Pizarro , para darse cuenta de que no vale la demagogia en la economía” (25 de febrero de 2008)
“Prometo crear dos millones de nuevos empleos” (3 de marzo de 2008)
“España está en condiciones para llegar al pleno empleo (7 de marzo de 2008)
“La actitud de quienes exageran sobre el alcance de la actual situación económica es antipatriótica, inaceptable y demagógica (28 de abril de 2008)  
Y así llegamos a julio de 2008 donde, por primera vez, pronuncia la palabra crisis ” En esta crisis, como ustedes quieren que diga, hay gente que no va a pasar ninguna dificultad “(8 de julio de 2008)
Ya en otoño de ese año 2008, ante la evidencia de que la crisis es un hecho, comienzan los vaticinios positivos de un optimista recalcitrante como es nuestro presidente, o deberíamos decir mejor un iluso, o , quizás, un ignorante, o , lo que es más grave y creo que se aproxima mucho más a la realidad, un mentiroso llamado José Luis Rodríguez Zapatero
“Yo creo que el segundo semestre del año que viene estaremos ya con una actividad económica de crecimiento intertremestral” (27 de agosto de 2008)
“Nadie quedará a su suerte ante el drama del desempleo. Mi prioridad es que no haya una sola familia en este país que pueda tener una situación de grave angustia o preocupación por la pérdida del puesto de trabajo (13 de diciembre de 2008) Imagino que se refería a las 1.328.00 familias que según la última Encuesta Nacional de Población Activa de enero de 20011 tienen a todos sus miembros sin trabajo
“En marzo comenzará a crearse empleo de forma intensa (18 de diciembre de 2008)
En el año 2009 :
En enero de este año , el ministro de Trabajo Celestino Corbacho negaba que España alcanzase alguna vez la cifra de cuatro millones de parados  y nos contaba este bonito relato para idiotas:
“El año 2009 será no ya el de la salida de la crisis económica, sino el de la recuperación” (15 de enero de 2009)
El que había sido premiado con el nobel de Economía, Paul Krugman, pronunció estas palabras durante un Foro Económico y en presencia del presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Me pregunto ¿que sintió el presidente al oír estas palabras?
“Las perspectivas económicas de España son aterradoras. La situación económica es especialmente difícil en España. Los próximos años van a ser muy difíciles para los españoles. El camino de salida de la crisis para España será doloroso , extremadamente doloroso (16 de marzo de 2009)
Sin embargo, apenas un mes después, Zapatero diría otra de sus frases optimistas, otra de sus falacias para engañar a los españoles
“Es probable que lo peor de la crisis económica haya pasado ya” (29 de abril de 2009)
Poco después, en mayo de 2009 , durante un mitin , Zapatero pronunció estas célebres palabras que  darían risa sino fueran para llorar al comprobar cual es hoy la realidad
“Mientras haya una mayoría socialista en el Parlamento de España y en el Parlamento Europeo, que no aspiren y que no sueñen a recortes sociales y a recortes de los derechos de los trabajadores bajo ningun concepto. No va a pasar”(16 de mayo de 2009)   
VÍDEO DEL MITIN DE ZAPATERO DONDE , SEGÚN ÉL, JAMÁS HABRÍA RECORTES SOCIALES
Y en junio de ese mismo año insistía en sus palabras , a pesar de que la comunidad internacional veía con asombro como se destruían más de un millón de empleos en un años 
“Lo peor de la crisis ya ha pasado y se ha desacelerado el proceso de destrucción de empleo”(17 de junio de 2009)
En diciembre de este mismo año, 2009, la ministra de economía, Elena Salgado, veía el futuro con un optimismo contagiado por su jefe:
“El paro se va a ir desacelerando en los próximos meses y , por lo tanto, podemos esperar noticias positivas para el próximo año”(2 de diciembre de 2009)
En el año 2010 las mentiras del gobierno continuaron, mientras el paro alcanza los cuatro millones de desempleados que Celestino Corbacho negó que fuera posible apenas un año antes, cuando los célebres brotes verdes no se veían por ninguna parte y , en mayo de ese año, Zapatero se ve forzado por Europa a adoptar una apresurada reforma laboral y a ir eliminado una tras otra todas las prestaciones sociales que dijo que jamás iban  a ser tocadas mientras los socialistas se mantuvieran en el poder. Todo eso cuando apenas unos días antes decía : 
“La tasa de paro disminuirá a partir de este mes” (26 de abril de 2010)
Valeriano Gómez, el nuevo ministro de trabajo insistía, después de la fallida huelga general de Septiembrre: 
“La economía española ha alcanzado casi el nivel en el que ya no destruye empleo. Se vislumbra ya el comienzo de la recuperación” Y yo me pregunto, señor Valeriano Gómez, ¿es la misma recuperación que ya vislumbraba su jefe en diciembre de 2008 o Elena Salgado en diciembre de 2009?
Menos mal que la ministra de Economía nos tranquilizaba a todos  con estas declaraciones:
“La situación actual pasará y muy pronto comenzará a crearse de nuevo empleo”(2 de septiembre de 2010)
El resultado de todas estas palabras, de todas estas mentiras, estas tomaduras de pelo a la inteligencia del pueblo español, de estos insultos a nuestra dignidad son unos números que por si solos son eso , números, pero detrás de ellos se hallan millones de historias de personas a las que les han hurtado su futuro, familias empobrecidas que han perdido los pisos que tanto les había costado adquirir, jóvenes que tienen que irse de su país porque aquí no tienen futuro, profesionales de edad madura que se ven expulsados del mercado laboral en el mejor momento de su carrera, sueños truncados, ilusiones rotas, desmoralización general y una nación a la deriva.

LO PEOR DE LA CRISIS HA PASADO ¿VERDAD SEÑOR PRESIDENTE? RESPUESTAS DE 2008,2009,2010…

Esa es la verdad de España , señor presidente, aunque tengo que reconocerle que ha logrado algo increíble. Ha conseguido que toda una sociedad se trague sus mentiras durante todos estos años, que asista impasible a la perdida de más de dos millones de trabajo, que vea como le recortan sus derechos, como reforman las pensiones hasta el extremo de que en el futuro la mayoría de nosotros no podrá aspirar a tener un retiro digno, como se ha derrochado el dinero comprando los votos de los partidos nacionalistas para seguir manteniéndose en el poder un año más a un arrastrándose, como ha humillado a toda la nación ante la comunidad internacional , y todo ello ante el silencio de los españoles, el silencio de los sindicatos , agradecidos por las subvenciones e incapaces de defender a los trabajadores ante un gobierno de izquierdas.
Si, España está a la deriva y la sociedad española se halla en estado catatónico. Mi esperanza es que nos contagiemos de algo del espíritu que ha inflamado a los pueblos del Norte de África, capaces de desafiar al poder para reclamar libertad y acabar con la corrupción y la inmoralidad de sus gobiernos. Parece que sólo cuando los estómagos están vacíos es cuando el hombre se mueve y pierde el miedo, parece que aquí todavía no hemos llegado a ese punto, no pasamos hambre, pero la indigencia moral de España y de los españoles es aterradora y causa vergüenza .
Ayer asistimos a la firma de la Reforma de las Pensiones, ese gran avance social gracias al cual nuestras pensiones disminuirán en un 20% su poder adquisitivo y muy pocos lograrán cotizar los años necesarios para cobrarla en su integridad. Por supuesto, ese era el gran problema de España y no los más de cuatro millones de parados, es mejor solucionar un problema de dentro de 20 años que el actual. Y, claro, dentro de unos años habrá que volver a modificarlo porque no habrá sido suficiente recorte. Pero aplaudamos a sus protagonistas, al presidente, a los sindicatos y a los empresarios, con sus sonrisas melifluas y falsas, vendiéndonos una vez más sus mentiras .
Y hoy , el señor José Luis Rodriguez Zapatero, humillará su cuello y con él a toda España frente a la canciller alemana Angela Merkel, la misma a la que en su momento el propio Zapatero dijo que “es una fracasada”. Esa fracasada está al frente del país más fuerte de Europa y Zapatero la recibe como el niño que trata de enseñar a su maestra que ha hecho bien los deberes para que no le castigue, pero Alemania no nos va a regalar nada, nos obligará a nuevos recortes y no podremos negarnos. Pero tranquilos, ya se encargaran los mentirosos de decirnos que los sacrificios no lo son, que es sólo un paso atrás para prepararnos para un gran salto. Si, un gran salto al vacío.
Decía el filósofo griego Aristóteles que “el castigo del embustero es no ser creído aún cuando diga la verdad”. Creo que por fin los españoles ya no creen sus palabras, señor Zapatero, pero que pena que hayan tenido que pasar cuatro años y la destrucción de más de dos millones de empleos para llegar a esa conclusión. Y que pena que, a pesar de todo ello, no estemos hoy en la calle exigiendo que deje el poder no ya por gobernar mal, sino por mentirnos en la cara , por falsificar la verdad y por el daño causado con esas mentiras a tantos millones de personas que hoy han perdido su futuro.
Anuncios

¿CRISIS ECONÓMICA O CRISIS MORAL?LOS MALES DEL CAPITALISMO

Leyendo las páginas de “El sueño del celta” de Mario Vargas Llosa , no puedo evitar el pensar que los males que estamos sufriendo, la crisis, esta palabra que ya se ha convertido en obsesión dentro de nuestro lenguaje, y que afecta a casi todas las naciones de Occidente durante los últimos años, es mucho más que una crisis económica, aunque todos los esfuerzos para enfrentarse a ella se centren en tomar medidas para reformar un sistema económico, el capitalista, con el fin de que siga funcionando. 
En “El sueño del celta” seguimos la aventura vital de un joven idealista llamado Roger Casement, que viaja al Congo creyendo que está contribuyendo a la labor civilizadora y evangelizadora de unos pueblos salvajes y primitivos que viven en la ignorancia. Pronto se irá desengañando, sobre todo cuando las potencias coloniales deciden entregarle el inmenso territorio del Congo al rey belga Leopoldo II(1835-1909). Este monarca había convocado en 1876 una Conferencia en Bruselas en la que pretendía establecer unas normas para proteger África de la explotación comercial de las potencias europeas. En su discurso decía; refiriéndose a la trata de esclavos  
” Los horrores de este estado de cosas, las miles de víctimas masacradas por el comercio de esclavos cada año, el número aún mayor de seres absolutamente inocentes que son brutalmente arrastrados a la cautividad y condenados de por vida a los trabajos forzados, han conmovido profundamente los sentimientos de todos los que, a todos los niveles, han estudiado con atención esta deplorable realidad; y han concebido la idea de asociarse, de cooperar, en una palabra, de fundar una asociación internacional para dar punto final a este tráfico odioso que es una desgracia para la edad en la que vivimos”
Se creo la Asociación Internacional Africana , presidida por el propio monarca belga , con los objetivos de promover el progreso científico y promocionar la paz, la educación y la civilización en todo el continente. Bonitos objetivos ¿verdad? pero la realidad estuvo muy lejos de estos propósitos tan altruistas.Roger Casement , que había acompañado al explorador y periodista Henry Morton Stanley en una expedición por el Congo por orden de Leopoldo II, pronto comprobó que aquellas palabras eran falsas . Durante esa expedición engañaron a los diferentes pueblos que vivían en el Congo, y les hicieron firmar unos contratos que no entendían en virtud de los cuales se comprometían a ceder a las empresas europeas mano de obra gratis para trabajar en sus explotaciones .
Esclavos en el Congo. El rey belga Leopoldo II convirtió este inmenso país en una finca privada para su propio enriquecimiento.La aportación a la “civilización” de estos pueblos fue el chicote,un látigo de piel de hipopótamo que causaba más dolor y producía cicatrizes más profundas
Cuando poco después llegaron las empresas que explotaron las riqueza del Congo aquellos pueblos fueron tratados como animales, azotados sin piedad, obligados a trabajar gratis en condiciones terribles, y mientras, el rey belga Leopoldo II se enriquecía porque gran parte del territorio congoleño era de su exclusiva propiedad. El capitalismo y occidente no les había traído más civilización , ni más educación, ni más prosperidad, les trajo explotación, mayor pobreza y la desaparición de muchos de estos pueblos que no pudieron soportar los malostratos, el hambre y los trabajos forzados.
Puede que parezca exagerada la comparación , pero en esencia eso es el capitalismo, conseguir el máximo beneficio reduciendo al mínimo el coste para lograr este beneficio. Por supuesto no puedo hacer una equivalencia entre lo que padecieron aquellos hombres de finales del siglo XIX y nuestros tiempos, lo que quiero señalar es que el objetivo del sistema capitalista es siempre el mismo,aumentar los beneficios hasta el infinito aunque sea a costa de la explotación del ser humano.
Por eso, cuando hablamos de crisis creo que ,en realidad, a pesar de todas las soluciones que buscan los gobiernos, soluciones que siempre pasan por los sacrificios exigidos al pueblo y nunca a las grandes empresas, no van a solucionar nada porque no es una crisis financiera, es mucho más, es una crisis de valores, de ética. ¿Cómo podríamos calificar a un sistema capitalista que condena a 3000 millones de personas a la pobreza y deja 70.000 muertos al día por hambre? Nosotros hablamos de crisis económica, de desempleo, pero en muchas otras naciones la crisis significa pasar hambre, enfermedades y morir antes de los cincuenta años.
La economía no son números, o al menos no es sólo eso. Nos hablan de inflación , de déficit, de primas de riesgo, pero se olvidan de hablar de lo más importante, de las personas, porque las decisiones que toman en nombre del buen funcionamiento de la economía afectan a la vida de personas en todo el planeta. En una conferencia el economista Joan Melé explica que necesitamos ver la sociedad como un ser vivo y cada uno de nosotros seríamos  su parte consciente. Igual que cada una de las células del cuerpo influye sobre el todo, sin el cuerpo las células no pueden existir , así sucede con nuestra sociedad pues no podemos vivir sin ella ni ella puede existir sin nosotros.
Nuestra sociedad consumista echa su basura bajo su particular alfombra , los países pobres . En la foto un vertedero de basuras lleno de productos electrónicos procedentes de Occidente
Así es como tenemos que ver a la humanidad, como un gran organismo donde yo necesito a los demás y los demás me necesitan a mí, todo está interrelacionado. Pero esta sociedad vive en una gran casa que es el planeta Tierra y creo que está claro que el planeta esta enfermo, y no sólo por el cambio climático, sino por la contaminación, la sobreexplotación de todos los recursos. La pesca escasea cada vez más, los bosques se degradan, la selva amazónica retrocede día a día, nuevas especies animales se incorporan a la lista de aquellas que se hallan en vías de extinción, los recursos minerales escasean y podríamos seguir añadiendo elementos a la lista .
Si el planeta está enfermo significa que nosotros estamos haciendo algo mal, y que, por lo tanto, nuestra sociedad está enferma.Y el problema no es la economía, el problema es que el mundo no se rige por el ser humano sino por el beneficio económico. Se supone que en la sociedad de consumo en la que vivimos cuanto más poseas, cuantos más bienes de consumo tengas , más feliz serás. Pero todos sabemos que esto no es así, y para confirmarlo no hay más que remitirse a las cifras de personas que padecen ansiedad o depresiones en el mundo Occidental y el número de tranquilizantes y ansiolíticos que se venden.
No, no es la economía la que no funciona, es todo el sistema, es una sociedad que no proporciona alegría ni felicidad con este sistema de vida . ¿Por qué se produce esto? Porque hemos apartado al ser humano del primer plano de la vida. No somos animales pero nos comportamos como tales porque desde pequeños nos enseñan que la vida es dura, que hay que estar muy preparados para competir, porque sólo los más fuertes y adaptados sobreviven, mientras que los débiles son apartados y marginados. Es un mundo hecho a  medida del capitalismo, donde sólo cuentan los resultados pero no las personas y el ejemplo lo tenemos todos los días, con empresas que , a pesar de tener beneficios millonarios, siguen despidiendo a sus empleados para poder ganar más dinero.
No estudiamos para ser mejores, para aprender más y aumentar nuestra aportación a la sociedad, se estudia para ser más fuerte y poder competir mejor. Si, no somos animales, porque los animales son todos iguales. Una vez que has visto a un león ya sabes como son los demás leones, todos se comportan de igual forma y los podemos reconocer, pero cada hombre es un ser diferente, aunque conozcas a una persona sólo la conoces a ella porque quién está a su lado es radicalmente diferente. Pero con la educación que nos dan pretenden uniformizarnos, todos iguales , todos aceptando como verdades inmutables las bases del capitalismo. No nos enseñan a pensar por nosotros mismos, nos roban la libertad de pensamiento y la creatividad y ciegan nuestros ojos a cualquier otra alternativa diferente al sistema que rige nuestras vidas.
Roger Casement, el protagonista de la última novela de Mario Vargas Llosa, luchó durante gran parte de su vida contra un sistema injusto basado en la explotación . Antes tuvo que quitarse la venda que la educación recibida le había puesto delante de sus ojos
Desde mi punto de vista el capitalismo corre ciegamente hacia su propio final, porque se basa en incrementar siempre los beneficios pero los recursos del planeta no son ilimitados, son finitos, y en el momento en que ya no se pueda crecer el capitalismo carece de sentido y se colapsará, pero lo malo, es que sino hacemos nada antes de que eso suceda, ya será demasiado tarde para nosotros. El planeta podrá recuperarse con el tiempo, pero nuestras sociedades quedarán destruidas. No podemos seguir viviendo de esta forma, el consumo no puede ser la base de la sociedad, ni las empresas pueden existir basándose en incrementar sus beneficios hasta el infinito.
Debemos de tomar conciencia de nuestra responsabilidad. No podemos dejar las grandes decisiones en manos de los demás, en políticos y grandes empresarios. La pregunta es ¿qué podemos hacer cada uno de nosotros?Yo no puedo cambiar el mundo, pero si puedo cambiarme a mi mismo. No podemos pedir a los demás cosas que nosotros mismos no nos hemos planteado hacer, por eso lo primero que debemos hacer para sanar esta sociedad y a nuestro planeta es tomar conciencia de nuestra propia importancia, el gran organismo de la sociedad no puede seguir funcionando sin nosotros que somos sus células.
Empecemos por cambiar nosotros mismos para luego poder influir sobre los demás. Recuperemos las ideas del Renacimiento, cuando el hombre ocupaba el primer lugar y no los sistemas económicos. La economía tiene que ser el instrumento que permita relacionar al hombre con el planeta y no lo que es ahora, una máquina opresora , injusta, que mantiene a millones de seres humanos en la pobreza al tiempo que destruye  nuestra casa común que es la Tierra. 
No estamos ante una crisis económica, es una crisis de nuestra forma de concebir la vida, de organizar nuestra sociedad y es una crisis que amenaza mucho más que un sistema económico, amenaza la vida de la humanidad.