GRANDES EXPLORADORES: PÁEZ, BURTON Y SPEKE EN BUSCA DE LAS FUENTES DEL NILO(PRIMERA PARTE)

Desde que era niño me fascinaron los relatos de las expediciones de los exploradores británicos del siglo XIX al continente africano, aquel continente cuya costa se hallaba perfectamente cartografiada pero donde el interior seguía inexplorado en los albores del 1800 , mientras en los mapas de la época aparecía escrito, para rellenar aquel inmenso vacío, las sugestivas palabras “Terra incognita”, la tierra desconocida que escondía aún sus secretos a la curiosidad y ,también , a la ambición de los europeos. Pero eso iba a cambiar pronto , y ,a lo largo de aquel siglo mágico para la exploración africana, aparecerían figuras como el doctor y misionero escocés David Livingstone(1813-1873) que exploraría grandes regiones del centro de África y descubriría las impresionantes cataratas Victoria, en el curso del río Zambeze, en la actual Zambia , con sus 108 metros de altura y más de un kilómetro y medio de ancho, a la que los habitantes de la zona llaman Mosi-oa-Tunya, el humo que truena, o como el escocés Mungo Park(1771-1806), que recorrería el curso del río Niger y moriría en sus aguas, o  Henry Morton Stanley(1741-1906), el periodista y explorador de origen galés que recorrería el río Congo y se haría celebre al dirigir la expedición que fue en busca de un desaparecido David Livingstone.

En la imagen el periodista y explorador galés, luego nacionalizado norteamericano, Henry Morton Stanley, que se haría celebre cuando dirigió la expedición de rescate de Livingstone financiada por el periódico “New York Herald” . Ambos exploradores se encontrarían en 1871 en la ciudad de Ujiji, a orillas del lago Tanganika  que sirve de frontera natural entre el Congo y las naciones de Burundi, Ruanda y Tanzania. Al verse, Stanley pronunciaría una frase que ha pasado a la historia “Doctor Livingstone I presume?” o sea “¿El Doctor Livingstone supongo?” La personalidad de Stanley es causa de controversia, pues si bien fue un gran explorador que recorrió el Congo y descubrió las Montañas de la Luna, también trataba a las tribus indígenas con brutalidad. Hablaremos de ambos exploradores en un próximo artículo del Mentidero (imagen procedente de http://manengumba.blogspot.com ) 
Son sólo tres ejemplos de la cantidad de grandes exploradores que afrontarían los riesgos de un viaje hacia unas tierras desconocidas, con la amenaza de enfermedades, de los ataques de fieras, de tribus hostiles , de la falta de agua o del hambre. ¿Qué llevaba a estos hombres a poner en peligro sus vidas, a abandonar la comodidad de sus vidas en el Imperio más poderoso de su tiempo , para adentrarse en aquellos territorios donde la recompensa más segura era la muerte en algún rincón perdido , fuera de los mapas?¿la fama, la riqueza? Si, imagino que eso siempre son motivaciones que impulsan al hombre a la aventura, pero creo que tiene que haber algo más, algo parecido a lo que escribía el historiador romano Publio Cornelio Tácito “Es poco atractivo lo seguro, en el riesgo hay esperanza”. Hay una raza especial de hombres y mujeres para los que la seguridad no tiene ningún atractivo , que no se conforman con la realidad cotidiana y miran siempre más allá , hacia el horizonte, preguntándose que habrá después de las fronteras conocidas. Hoy esa frontera es la del espacio, pero en el siglo XIX eran los inmensos espacios en blanco del mapa de África.

BREVE VÍDEO SOBRE LAS CATARATAS VICTORIA DESCUBIERTAS POR DAVID LIVINGSTONE

Cuando Livingstone vio las cataratas que bautizaría con el nombre de la reina Victoria de Inglaterra (1819-1901) escribió en su diario “una escena como esta sólo puede haber sido vista por los ángeles en su vuelo por los cielos”

Y uno de los grandes mitos de la exploración africana era la búsqueda del nacimiento de un río legendario, una búsqueda que se dilataría durante siglos en los que osados exploradores se internaron en África con la esperanza de hallar las Fuentes del Nilo. En este nuevo artículo sobre los grandes exploradores pretendo que me acompañéis  en un viaje al siglo XIX , acompañando a dos grandes aventureros  que unieron sus destinos en esta búsqueda, un viaje que marcaría para siempre sus vidas, que los separaría y lejos de darles la gloria encontraron la infelicidad. Pero no me adelantaré más a la historia que os quiero contar, primero tengo que presentaros al auténtico protagonista de este relato, el río Nilo . Es el curso fluvial más largo de África , con sus 6757 kilómetros de longitud, atravesando once naciones entre sus dos brazos, el Nilo Azul y el Nilo Blanco. El Nilo Blanco,con 3.155 kilómetros de longitud nace en Uganda y atraviesa Sudán del Sur y Sudán hasta confluir en Jartum, capital de Sudán, con el Nilo Azul , de 1606 kilómetros de longitud , que nace en el etíope Lago Tana y atraviesa Etiopía y Sudán hasta encontrarse con el Nilo Blanco y unirse ambos en un sólo río , el Nilo.

En esta imagen podéis ver el punto donde se unen el Nilo Azul a la derecha (Blue Nile) y el Nilo Blanco a la izquierda(White Nile). El Nilo Azul proviene de Etiopía, del Lago Tana, mientras que el Nilo Blanco hace un recorrido mucho más largo desde el Lago Victoria entre las actuales  Uganda, Kenia y Tanzania. Confluyen  a la altura de la capital de SudánJartum, y a partir de ahí forman un sólo río, el Nilo , que recorrerá en total 6757 kilómetros hasta su desembocadura en el Mediterráneo (imagen procedente de http://ariamozart.blogspot.com )

Este río, que hasta el año 2008 era considerado el más largo del mundo aunque las últimas mediciones del río Amazonas le han destronado de este primer lugar, era llamado por los antiguos egipcios “Hapy” o “Iteru”, que significa “Gran Río”, pero su nombre actual procede del griego Neilos, palabra que significa “Valle del Río” y que luego los árabes adoptarían con la denominación de “Nil”, aunque también algunos historiadores afirman que procede del persa  “Nil” que significa “Azul”. Si hay una civilización unida a este río es, sin duda, la del Egipto faraónico. Aún hoy , los cruceros de los turistas recorren sus aguas para conocer los principales monumentos de esta cultura, sus templos colosales que se erigen orgullosos , desafiando al enorme desierto del Sahara , que parece amenazar el estrecho y feraz valle que se extiende  a lo largo de ambas orillas del río y del que dependía, y depende aún en nuestros días, el mundo egipcio. Gracias a las regulares inundaciones del río que fertilizaban sus orillas, los egipcios pudieron cultivar trigo, cebada o lino, obtenían de sus aguas abundante pescado y también recogían el papiro que crecía en sus  orillas que usaban luego para escribir sobre él como nosotros hacemos con el papel.

Archivo:Hapy tying.svg
Representación de Hapy , que para los egipcios encarnaba al Nilo. En la imagen podemos ver como era representado de color azul como sus aguas, aunque en otras ocasiones también era representando en verde, con un vientre prominente al igual que sus pechos, quizás como símbolo de la fertilidad,  con la flor de loto coronando su cabeza y los dos vasos que simbolizan el Nilo Azul y el Nilo Blanco. Según la creencia entre los egipcios, cerca de las cataratas del Nilo, en una cueva junto a su harén de diosas rana , de donde salía anualmente para provocar las inundaciones que fertilizaban con el limo los campos egipcios

En la mitología egipcia, la deidad responsable de las inundaciones anuales era Khnum, que encarnaba el poder vivificador de la inundación y aparece representando en los jeroglíficos egipcios con el cuerpo de un hombre con la cabeza de un carnero.Khnum tenía su centro de culto en la isla de Elefantina  era llamado el “padre de padres y madre de madres” pues modelaba a dioses, personas y animales con barro en un torno de alfarero y luego les insuflaba vida. El propio faraón era modelado por Khnum y a su creación asistían los dioses, siendo amamantado por las diosas y Khnum le transmitía la responsabilidad de que las inundaciones sucedieran con regularidad, por lo que cuando esto no sucedía así el prestigio del faraón corría peligro. Para ayudarle en esta tarea se encontraba el dios Hapy, que vivía cerca de las cataratas del Nilo, en una cueva junto a su harén de diosas rana , de donde salía anualmente para provocar las inundaciones que fertilizaban con el limo los campos egipcios. Hapy era el Nilo, el dios de la fertilidad que daba vida a Egipto,  y aparecía representado desnudo, con una piel de color verde como los valles que riegan las aguas del río, o azul como el propio Nilo, con la planta del loto sobre la cabeza y dos vasos que simbolizan los dos Nilos, el Blanco y el Azul.

Este río era para los egipcios la calzada que llevaba desde la vida hasta el Más Allá. El Nilo era la causa de la existencia de Egipto, sin él no podía entenderse la existencia de esta civilización que durante casi tres milenios dominaría aquellas tierras, el Egipto faraónico, una nación de la que el historiador griego Heródoto(484-425 a.C) diría “Egipto era el regalo del Nilo”. Sus aguas guardarían el recuerdo de aquel mundo que moría con la ocupación de Egipto por el Imperio Romano  y como epílogo de toda una era quedaría el viaje que por sus aguas realizarían durante dos meses el general romano Cayo Julio César (100-44 a.C) y Cleopatra VII(69-30 a.C) al que ya dediqué un artículo en el Mentidero. Por supuesto, a pesar de la desaparición del mundo faraónico, el Nilo siguió siendo la clave para la supervivencia de los egipcios ,primero bajo el gobierno romano y después , a partir del siglo VII, bajo el dominio musulmán. Pero ahora tenemos que dar un salto en el tiempo, para conocer los primero intentos para hallar las míticas Fuentes del Nilo, el lugar donde nacía el gran río.

Aunque algunas denominaciones están en portugués es el más completo que he encontrado y creo que se entiende bien. Vemos como el Nilo Blanco  surge del Lago Victoria y va recorriendo  Sudán hasta llegar a la capital, Jartum o Khartum , y el Nilo Azul  que nace poco antes de llegar al Lago Tana, en Etiopía, y después sigue su curso ya por tierras de Sudán hasta su confluencia con el Nilo Blanco en Jartum. También podemos ver en el mapa la distribución de las seis cataratas del Nilo y en cuando a la zona pantanosa llamada Sudd y que no pudieron superar los romanos en sus expediciones, se halla al sur del Sudán , donde hoy se halla Sudán del Sur, con una extensión de 130.000 kilómetros cuadrados de zonas  pantanosas(imagen procedente de  http://kika-historia.blogspot.com )

Tenemos conocimiento de una expedición realizada bajo el gobierno del faraón Ptolomeo II (308-246 a.C) que habría remontado el curso del Nilo Azul donde pudieron determinar que el origen de las inundaciones periódicas se debía a las precipitaciones que se producían en las montañas de Etiopía, pero no alcanzaron su nacimiento en el lago Tana. Durante la época del Imperio Romano sus intentos de exploración fueron detenidos por una gran región pantanosa situada en la actual y nueva nación de Sudán del Sur y que recibe el nombre de Sudd, del árabe Sad que significa “barrera”. Atravesado por tres cursos fluviales, el Bahr el Zaraf o “río de las jirafas”, el Bahr el Ghazal o ” río de las gacelas” y el Bahr el Jabal o “río de las montañas” formaba, y sigue formando en nuestros días, un territorio pantanoso habitado por cocodrilos e hipopótamos, que en la estación lluviosa puede extenderse por más de 130.000 kilómetros cuadrados y se convertía en un obstáculo insuperable para griegos y romanos  que , incapaces de alcanzar sus fuentes, representaban al río como un dios masculino con la cabeza oculta por telas, haciendo referencia así  al desconocimiento de su origen.

Fotografía del Sudd en la época de inundaciones , cuando se convierte en una región de 130.000 kilómetros cuadrados , 40.000 más que Portugal por poner un ejemplo, completamente inundados. En la actualidad se halla en su mayor parte dentro de la nueva nación de Sudán del Sur    (imagen procedente de http://izismile.com )

Según Heródoto, habría habido otra expedición siglos antes, cuando el rey persa Cambises II(fecha desconocida – 521 a.C) envió un ejército de 50.000 hombres, cifra que no tenemos que tomar al pie de la letra pues estas solían aparecer muy abultadas en los escritos antiguos, con el objetivo de  someter al oráculo de Amón en el oasis de Siwa, al que dos siglos después acudiría Alejandro Magno (356-323 a.C)aunque otros dicen que su objetivo era hallar las fuentes del Nilo y conquistar Etiopía, pero una tormenta sorprendería al ejército a mitad de camino , desapareciendo para siempre. Tal vez no sea más que una leyenda ,pero en el año 2009, cerca de Siwa, los arqueólogos italianos Angelo y Alfredo Castiglioni(ambos nacidos en 1937)  encontraron restos de soldados bajo las arenas del Sahara, junto con armas y otros objetos de la época de Cambises. ¿Existió este enorme ejército?¿buscaban las legendarias fuentes del Nilo? De momento es uno más de los secretos que guardan celosamente las arenas del Sáhara.

VÍDEO Y RELATO DE HERÓDOTO DE LA EXPEDICIÓN DE CAMBISES DESAPARECIDA EN EL DESIERTO

El vídeo está en inglés pero es interesante para ver las imágenes de los restos hallados de lo que podría ser la expedición de Cambises,una expedición de castigo contra el Oráculo de Amón en el Oasis de Siwa. En cuanto a lo que sucedió a este ejército, así nos lo cuenta Heródoto en su Libro III de “Historia”   . El ejército se dividió en dos cuerpos , uno dirigido hacia Etiopía, y otro hacia el Oráculo de Amón, siendo este último el que desapareció. Aunque lo narra Heródoto muchos piensan que se trata de una leyenda a pesar de los últimos descubrimientos de restos de cuerpos y armamento de aquella época. También hay quién especula con que lo que buscaba Cambises era hallar las Fuentes del Nilo, aunque no hay ninguna base histórica para afirmarlo

“De las tropas que fueron destacadas contra los Amonios, lo que de cierto se sabe es, que partieron de Tebas y fueron conducidas por sus guías hasta la ciudad de Oasis, colonia habitada, según se dice, por los samios de la Fila Escrionia, distante de Tebas siete jornadas, siempre por arenales, y situada en una región a la cual llaman los griegos en su idioma Isla de los Bienaventurados. Hasta este paraje es fama general que llegó aquel cuerpo de ejército; pero lo que después le sucedió, ninguno lo sabe, excepto los Amonios o los que de ellos lo oyeron: lo cierto es que dicha tropa ni llegó a los Amonios, ni dio atrás la vuelta desde Oasis. Cuentan los Amonios que, salidos de allí los soldados, fueron avanzando hacia su país por los arenales: llegando ya a la mitad del camino que hay entre su ciudad y la referida Oasis, prepararon allí su comida, la cual tomada, se levantó luego un viento Noto tan vehemente e impetuoso, que levantando la arena y remolinándola en varios montones, los sepultó vivos a todos aquella tempestad, con que el ejército desapareció: así es al menos como nos lo refieren los Amonios.”



 El geógrafo griego Eratóstenes(276-194 a.C), que fue director de la mítica Biblioteca de Alejandría fundada por el faraón y uno de los generales de Alejandro Magno, Ptolomeo I Sóter (367-283 a.C), fundador de la última dinastía faraónica, la de los Ptolomeos, que acabaría con Cleopatra VII en el 30 a.C,  gracias a la información que recibió de los mercaderes que recorrían el Nilo realizó un mapa bastante preciso sobre el curso del Nilo hasta un poco más allá de Jartum y aventuró la posibilidad de que su nacimiento se hallara en unos lejanos lagos situados mucho más al interior. En el año 24 a.C otro geógrafo griego, Estrabón(hacia 63 a.C-hacia 24 d.C ) viajó acompañando al gobernador romano de la nueva provincia del Imperio, Egipto, y remontaron el curso del río hasta la Primera Catarata. Pero la expedición más importante en aquella época fue  la que ordenó realizar el emperador romano Nerón (37-68 d.C) en el año 66, cuando dos centuriones encabezaron un grupo de hombres que remontaron el Nilo hasta la confluencia del  Nilo Blanco y el Nilo Azul y luego siguieron el curso del Nilo Blanco hasta que alcanzaron la barrera infranqueable de la que ya os he hablado antes, el Sudd

Otra historia nos cuenta como por esos mismos años, a mediados del siglo I, un mercader griego procedente de la India,llamado Diógenes,  había atracado en la costa y después de atravesar por espacio de un mes los territorios de las actuales Kenia y Tanzania, habría llegado a ver dos grandes lagos y una nevada cordillera montañosa cuyo blanco deslumbraba bajo los rayos del sol y, según el mercader, era ahí donde el Nilo tenía sus fuentes. Este relato le sería narrado  por él mismo a un geógrafo sirio llamado Marinus de Tiro que habría recogido estas informaciones en una obra de geografía destruida durante el incendio de la Biblioteca de Alejandría pero que habría inspirado a otro geógrafo , Claudio Ptolomeo(100-170 d.C) , autor de  “Geographia”, donde describe el mundo de su época y en la que apunta la teoría de que el Nilo nacía en dos grandes lagos situados en el interior del continente africano, junto a una cordillera montañosa a la que daría el nombre de “Las Montañas de la Luna” por el brillo que desprendía el hielo y la nieve cuando eran iluminados por los rayos del Sol.

Archivo:Mount Stanley.jpg
Imagen del Monte Stanley, que consta de dos picos , a la izquierda de la imagen el Pico Alexandra de 5.091 metros, y a la derecha el Pico Margherita de 5.109 metros , la mayor altura de las que Claudio Ptolomeo bautizó con el nombre de Montañas de la Luna y a las que consideraba el lugar donde nacía el río Nilo. Junto con el Kilimanjaro y el Monte Kenia, son los únicos lugares de África donde aún se pueden hallar glaciares, si bien en continuo retroceso como consecuencia del calentamiento global . Se hallan en la frontera entre Uganda y Congo

Estas Montañas de la Luna hoy son conocidas con el nombre de Montañas Ruwenzori y se encuentran en la frontera que separa el Congo de Uganda. Con un ancho de 65 kilómetros y una longitud  de 120 kilómetros, tiene como mayor altura el Pico Margherita o Stanley, con una altura de 5.109 metros , lo que le convierte en la tercera montaña más alta de África, después del Kilimanjaro con sus 5.895 metros y el Monte Kenia que llega hasta  los 5.199 metros. Junto con estas cumbres, es el único lugar de África donde podemos hallar glaciares que son los que alimentan a las numerosas corrientes de agua que a su vez prestan su agua a los grandes lagos de esta zona de África , donde nace el Nilo. Claudio Ptolomeo haría una descripción del curso del Nilo , indicando que nacía en las aguas de un gran lago, el actual lago Alberto, a los pies de las Montañas de la Luna y luego seguía su recorrido hasta su confluencia con el Nilo Azul, donde Ptolomeo trazaba una curva similar a la que realiza este río cuando viene del lago Tana, aunque el lago no es mencionado por Ptolomeo.Sin embargo, esta descripción caería en el olvido .

En este mapa de Uganda y las naciones limítrofes vemos el Lago Alberto, del que había hablado Claudio Ptolomeo junto con los montes Ruwenzari que podemos ver junto al Lago Eduardo . Y el gran Lago Victoria, entre Uganda, Kenia y Tanzania, con una superficie de 68.000 kilómetros cuadrados, una profundidad máxima de 83 metros y 3000 mil islas . Sería descubierto por uno de los protagonistas de la segunda parte de este artículo, John Hanning Speke y le puso el nombre de Victoria en homenaje a la reina Victoria de Inglaterra, igual que haría Livingstone con las cataratas del río Zambeze (imagen procedente de http://www.atlasescolar.com.ar )  

No volverían a hacerse intentos de descubrir las Fuentes del Nilo hasta el siglo XVII, y quizás os sorprenda saber que posiblemente el primer europeo en ver las fuentes de uno de los dos ríos, el Nilo Azul, fue un español , si , el jesuita y misionero español en Etiopía, el madrileño Pedro Páez(1564-1622). Un hombre al que el escritor y periodista español Javier Reverte (1944) dedicó una de las pocas obras que hablan de este gran desconocido para muchos , titulada “Dios, el diablo y la aventura”, lo describe en el prólogo de la obra como “políglota, hombre de acción, intelectual y arquitecto, convirtió a dos emperadores etíopes a la fe de Roma, recorrió antes que ningún otro europeo los territorios del sur del Yemen , levantó un palacio en piedra de dos plantas en las orillas del lago Tana y dejó escrito escrito en portugués un imponente libro científico referido a Etiopía . Fue además el primer europeo que habló del café” Pedro Paéz había estado preparándose para su misión evangelizadora en Etiopía durante un año, en el colegio jesuita de San Paulo en Goa, ciudad portuguesa a orillas del Mar Arábigo, en la India.

Iba acompañado de otro jesuita, Antonio de Montserrat y ambos tenían como objetivo reforzar la misión jesuita en Etiopía . Pero como no encontraban ninguna embarcación que los llevara hasta allí, decidieron dirigirse primero a otra ciudad gobernada por los portugueses, Mascate, en la actual Omán. Lograron hallar una embarcación que se comprometió a llevarles hasta Etiopía, pero no era más que un engaño, y Páez y su compañero fueron secuestrados y llevados hasta la costa de Yemen  donde permanecerían cautivos durante siete años , hasta que en 1595 fueron rescatados y regresaron a Goa. Pero Páez no se rindió , y en 1603 realizaba un nuevo intento de alcanzar Etiopía , esta vez en solitario pues Montserrat había muerto en Goa. En esta ocasión consiguió su objetivo y tuvo tal éxito en su misión que logra la conversión al catolicismo del emperador etíope Za Dengel  en 1604, pero eso causaría la rebelión del pueblo  que se negó a aceptar la nueve religión. Como consecuencia de esta rebelión Za Dengel moriría ese mismo año.

IMÁGENES DE LAS CATARATAS DEL LAGO TANA , FUENTE DEL NILO AZUL

El lago Tana es el más grande de los lagos de Etiopía, con 84 kilómetros de largo, 66 kilómetros de ancho, una profundidad máxima de 15 metros y una superficie de 2156 kilómetros cuadrados. Es la  fuente del Nilo Azul . En los monasterios aislados de las islas que se hallan en el lago  se enterraron los restos de algunos emperadores etíopes. En la isla de Cherqos hay una roca que fue en la cual, según la tradición descansó la Virgen María  de su viaje de regreso de Egipto y  también se dice que Frumentius , que introdujo el cristianismo  en Etiopía estaría enterrado en Tana

Páez supo mantenerse al margen de esta guerra civil y prosiguió su labor. El sucesor de Za Denguel, Susinos Segued III  tendría en gran consideración los conocimientos y el consejo de Páez, y éste le acompañaría en muchos de sus viajes a lo largo del país. Sería en uno de estos viajes , en la primavera de 1618, cuando Páez describe como se convierte en el primer europeo en ver el lugar donde nace el Nilo Azul. Páez, un hombre que no buscaba la gloria ni la fama, únicamente nos dice “Confieso que me alegre de ver lo que tanto desearon ver el rey Ciro,su hijo Cambises , el gran Alejandro y el famoso Julio César” Y este es el párrafo donde describe su visita a las fuentes del Nilo Azul, recogido en la obra antes mencionada de Javier Reverte

“Ya que tratamos de la fertilidad de las tierras que señorea el Preste Juan, no estará fuera de propósito decir alguna cosa de los principales ríos y lagunas que tan bien las fertilizan   y las hacen más abundantes. Y el primero, que se ofrece como el más insigne , es el grande y famoso Nilo, que como tienen para sí todos los santos antiguos y casi todos los doctores modernos, es el que la divina Escritura , Génesis 2, llama Gehan y lo pone en el segundo lugar cuando nombra a los cuatro que salían del Paraíso , diciendo : Et nomine fluvii secundi Gehon. Ipse est qui circuit onnem terram Ethiopiae. La gente de este imperio lo llama Abaoi , y tiene su fuente en el reino de Gojam, en una tierra que se llama Sahala , a cuyos moradores llaman Agaus. Son cristianos , pero tienen muchas supersticiones gentílica por el trato y vecindad de otros Agaus gentiles, sus parientes.  Está la fuente casi al Poniente de este reino, en la cabeza de un vallecito que se forma en un campo grande , y el 21 de abril de 1618 que llegué a verlo, no parecía más que dos ojos redondos de cuatro palmos de largo.”

Mapa con el recorrido del Nilo Azul. Sería el jesuita  Pedro Páez el primer europeo en contemplar su nacimiento en abril de 1618. Era allí donde iniciaba los 1.606 kilómetros de recorrido que le conducen hasta Jartum . Sin embargo, el descubrimiento de Páez pasaría desapercibido en Europa y cuando un siglo y medio después  el escocés James Bruce llegó allí quiso apropiarse del descubrimiento . Aún hoy muchos españoles no conocen a Pedro Páez, que no sólo descubrió el nacimiento del Nilo Azul, sino que convirtió al cristianismo al emperador etíope (imagen procedente de http://paulcoulbois.blogspot.com ) 

Páez dedica las siguientes páginas al relato detallado del curso del Nilo Azul y de los ojos donde parece nacer el río ” Dicen los que allí moran que no tienen fondo  y que, cuando andan cerca de aquellos ojos, bulle y tiembla todo de tal manera que se ve claramente que debajo todo es agua” y luego relata que apenas a unos 50 kilómetros de su nacimiento “ya es un río grande, tan ancho que una bala de mosquete difícilmente llegaría de una orilla a otra” y cincuenta kilómetros después alcanza un lago, el Lago Tana y nos dice Páez que “Cuando sale de la laguna lleva más agua que cuando entró , y aunque allí el río es muy grande, todavía en algunas partes donde se remansa puede pasarse a pie en verano” Sigue describiendo el recorrido del río “por tierras tan grandes y tan poco conocidas que las llaman Ayez Alem, que quiere decir nuevo mundo. De allí para delante no señorea el Emperador , ni saben dar razón los hombres de ésas tierras sobre el curso del río; más me dijeron que va por tierras de cafres gentiles hacia El Cairo”

Aquí termina el relato de Páez con respecto al Nilo Azul, con lo que queda demostrado que él fue el primer europeo en contemplar su nacimiento. Siglo y medio después, el explorador y geógrafo escoces  James Bruce (1730-1794), escribiría su “Viaje en busca de las fuentes del Nilo”, se atribuiría indebidamente el descubrimiento del nacimiento del río “Las cataratas componían el espectáculo más imponente que jamás hubiera contemplado. Grandiosa escena que todos los siglos , sumados a la máxima duración de la vida humana , no borrarían ni arrancarían de mi memoria. Me sumió en una especie de estupor,  en un olvido total del lugar donde me hallaba , de cualquier otra preocupación sublunar. Era una de las más asombrosas y excelsas visiones de la creación” Que diferencia entre el tono humilde de Páez y el grandilocuente y exagerado de Bruce. La obra de Páez era entonces ignorada casi por todos en Europa, salvo excepciones, como la obra del también jesuita como Páez, Athanasius Kircher (1601 o 1602-1680), que en en 1678 publicaba “Mundus subterraneus”, en la que transcribía párrafos enteros de la obra de Páez y su descripción del nacimiento del Nilo Azul.

El explorador escocés James Bruce dedicó doce años de su vida en busca de las Fuentes del Nilo Azul, aprovechando su cargo como cónsul en Argel que le permitía viajar por gran parte de África . Sin embargo faltó a la honestidad , cuando rechazó el relato de Pedro Páez porque, según él, el misionero español nunca  habría visto con sus propios ojos el nacimiento del Nilo Azul, sin tener en cuenta todas las precisas mediciones que había realizado del Nilo en su nacimiento y la detallada descripción del entorno. Hizo importantes aportaciones al conocimiento geográfico de esta zona de África, pero quedaron empañados por este deseo de apropiarse de un descubrimiento que no era propio . Aun así Bruce habló bien de Páez , del que decía que “Era tan compasivo y humilde por naturaleza que nunca perdía la ocasión de conversar incluso con los herejes sin dejarles como amigos. Sobre todo, fue un paciente y diligente instructor de los jóvenes”  

James Bruce sí leyó la obra de Kircher pero consideró que el relato de Páez no era el de una persona que hubiera sido testigo en primera persona de lo que describía, sino que relataba lo que otro le había contado, sin tener en cuenta o teniéndolo pero ocultándolo, que Páez daba medidas precisas de la longitud del río y de su profundidad. Y a continuación, después de descartar la veracidad de las palabras de Páez sólo porque a él le parecía que debía ser así, sigue cantando alabanzas a sí mismo “Es más fácil imaginar que describir el estado de mi mente cuando me vi en ese lugar que había confundido el genio , la industria y las pesquisas tanto de los antiguos como de los modernos durante tres mil años . Aunque simple británico de a pie , tengo para mí que he triunfado sobre reyes y ejércitos” Sin embargo, y a pesar de escatimarle el ser el primer europeo en ver las Fuentes del Nilo Azul, Bruce no habla mal de Páez del que escribe “Era tan alegre de carácter que provocaba en los otros una alegría inocente de su clase que en Inglaterra llamamos diversión. Era tan compasivo y humilde por naturaleza que nunca perdía la ocasión de conversar incluso con los herejes sin dejarles como amigos. Sobre todo, fue un paciente y diligente instructor de los jóvenes”

El escritor y periodista australiano Alan Moorehead (1910-1983), autor en los años sesenta del siglo XX de dos relatos  de exploración titulados “El Nilo Blanco” y “El Nilo Azul” , no duda en criticar la actitud de Bruce y reconocer el descubrimiento de Páez “De nada sirve que Bruce sostenga que todas las distancias y topónimos de Páez son erróneos y que todo el relato de éste se basa en rumores. No se puede dudar, se mire como se mire , que Páez había estado allí ciento cincuenta años antes; el ataque de Bruce fue a  un tiempo malévolo y carente de generosidad. Fue una lástima , porque la contribución de éste al conocimiento del Nilo y del noreste de África  fue formidable y no tenía necesidad de ratear los trofeos de otros ni de desacreditar su reputación” Así que ahora ya sabemos quién descubrió el nacimiento de uno de los dos Nilos, el Nilo Azul, y no fue otro que un jesuita español llamado Pedro Páez en el año 1618, algo que incluso en España mucha gente ignora, yo mismo no había oído hablar de él hasta la lectura del libro de Javier Reverteuno más de los grandes olvidados de nuestra historia .

Una bella imagen del Lago Tana, fuente del Nilo Azul y el lago más grande de Etiopía, una zona donde podemos encontrar leopardos, hipopótamos, cocodrilos, serpientes pitón y hienas. Consta de al menos 37 islas, en algunas de las cuales están enterrados los emperadores etíopes  y una tradición afirma que el   Arca de la Alianza habría sido colocada en una especie de tabernáculo en la isla de Tana Cherkos donde permaneció durante 800 años y ahora estaría custodiada en la iglesia de Santa María de Sión en la ciudad etíope de Aksum (imagen procedente de http://sobreturismo.es )

Pero ahora nos queda descubrir las fuentes donde nace el brazo más largo del Nilo, el Nilo Blanco , del que el escritor, militar, científico y naturalista romano Plinio el Viejo (23-79 d.C) escribiría que sus orígenes se encontraban “En una montaña de la Baja Mauritania” que después de un largo recorrido se metía bajo tierra y volvía a salir a la superficie días después , desapareciendo de nuevo bajo las arenas del desierto “por una distancia de veinte días de viaje hasta alcanzar a los etíopes más cercanos” No era un relato correcto y si estaba mucho más cerca de la realidad la descripción que ya vimos de Claudio Ptolomeo , que señalaba su nacimiento en el interior de África, junto a las Montañas de la Luna. Sería éste último relato el que tomarán como guía los protagonistas de la segunda parte de este artículo, los exploradores británicos John Hanning Speke (1827-1864) y Richard Francis Burton (1821-1890) . Os invito a que mañana acompañemos a estos dos hombres en una dura y emocionante aventura en busca de las míticas Fuentes del Nilo .

Anuncios

VIAJE AL CORAZÓN DE LAS TINIEBLAS, LA MUJER QUE ORDENÓ VIOLACIONES MASIVAS

Una de las agresiones contra la libertad individual del ser humano más despreciable es aquella que se ejerce abusando de la fuerza sobre quién es más débil y es la que el hombre suele cometer sobre los niños y las mujeres . Siempre he considerado un rasgo no sólo de maldad sino de impotencia y de la naturaleza más primitiva y primaria del hombre este tipo de violencia fácil, gratuita, humillante para quienes lo sufren y que pueden dejar no sólo secuelas físicas sino psicológicas durante toda una vida. Pero si estos actos son horribles por su naturaleza cuando los comete el hombre, cuando es una mujer la que organiza de manera masiva violaciones contra mujeres y niñas para acabar con un pueblo, para exterminarlo, ya no hallo palabras para describirla. ¿Cómo puede una mujer preparar y ordenar  la violación de otra mujer, de cientos de mujeres, ella , que es una mujer y sabe lo que puede sentir una mujer mejor de lo que hará nunca un hombre? Esta mujer se llama Pauline Nyiramasuhuko, y acaba de ser la primera mujer en ser condenada por el genocidio de Ruanda.
Ya narré en su momento el conflicto que se desarrolló en Ruanda y Burundi durante la última década del siglo XX pero es necesario repetirlo para entender la atmósfera de odio que rodeo estos hechos. Ruanda es un país pequeño ,de apenas 26.338 kilómetros cuadrados ,pero con una población de cerca de nueve millones de habitantes , lo que la convierte en una de las naciones más densamente pobladas, en especial porque se halla concentrada en unas determinadas poblaciones pues gran parte del perfil de Ruanda es montañoso y difícil para la vida, de hecho uno de sus nombres es  el de “la Tierra de las Mil colinas”. Los primeros habitantes de estas tierras fueron los pigmeos, palabra procedente del griego que significa “pequeño tamaño”, un pueblo dedicado a la caza y la recolección y caracterizados por su baja estatura que rara vez supera el 1,50 metros.

Mapa de Ruanda, una nación de 26.338 kilómetros cuadrados pero con una de las densidades de población más altas de África, con casi 9 millones de peronas concentradas en las poblaciones más importantes, pues la accidentada y montañosa geografía ruandesa hace que buena parte de su territorio las condiciones de vida sean muy duras.La zona que actualmente sigue siendo conflectiva se halla en la frontera oeste de Ruanda, donde se encuentra el lago Kivu, descubierto por el alemán Gustav von Gotzen en 1894 . Al otro lado se encuentra el Congo y en sus selvas han hallado refugio las milicias hutus interahamwe , que controlan buena parte de la explotación y comercio del coltán y siguen realizando incursiones en las poblaciones fronterizas ruandesas donde ahora vuelven a gobernar los tutsis (imagen procedente de http://www.atlasescolar.com.ar)
En el siglo XI llegan a esa zona otro pueblo al que conocemos con el nombre de hutus y en principio parece que pudieron convivir pacíficamente con los pigmeos, que pertenecían a la tribu de twa. En el siglo XIV comienzan a llegar miembros de otro grupo étnico , los tutsis, que en este siglo llegaron a convivir con los hutus , gobernados por aquel entonces por una dinastía , los reyes banyiginya, que extendieron sus territorios más allá de las fronteras de la actual Ruanda. En estas primeras décadas de convivencia entre los tres grupos étnicos, pigmeos, hutus y tutsis,  los pigmeos se mantienen al margen llevado su vida de siempre como cazadores en las zonas de selva mientras que los hutus se dedican al cultivo y los tutsis a la ganadería. Pero ya en el siglo XV los tutsis se fueron imponiendo a los hutus ,aun siendo menor en número,  bajo el gobierno del rey tutsi Ruganzu Bwimba , quién a finales del siglo XV fundaría un reino muy extenso en la zona donde hoy se encuentra la ciudad de Kigali.
Durante los siglos siguientes el poder tutsi se fue fortaleciendo,mientras que los hutus, a pesar de ser mayoritarios ,  se convirtieron en la clase dominada mientras veían como sus tierras pasaban a manos de los tutsis y de su rey o mwami, nombre que recibía el monarca, que se convertía en la misma encarnación del estado, casi con un carácter divino . Fue entonces cuando comenzó a larvarse el odio entre estos dos grupos étnicos , tutsis y hutus,  pues los tutsis se apropiaron de tierras y de ganado . Los hutus trabajaban para ellos pero no podían participar en la toma de decisiones ni en el gobierno del reino,  aunque la separación entre ambos grupos no era total y los matrimonios interétnicos , en particular entre hombres tutsi y mujeres hutu, era bastante común, y además los tutsis adoptaron como lengua el Kinyarwanda hutu

Pigmeos ruandeses de la tribu Twa. Representan apenas el 2% de la población y siguen llevando su tradiciona existencia de cazadores y recolectores aunque en las últimas elecciones ruandesas celebradas en 2010 se esforzaron para formarse y particpar en ellas para que se les tenga en cuenta en las decisiones de gobierno (imagen procedente de http://ultimahoraonline.com ) 
Los primeros europeos en llegar a aquellas tierras fueron los exploradores Richard Francis Burton(1821-1890) y John Hanning Speke(1827-1864) que pasaron por sus tierras en 1858,  cuando buscaban las misteriosas Fuentes del Nilo , ya que Ruanda se encontraba muy cerca de la zona de los Grandes Lagos africanos, en particular del Lago Victoria, auténtica fuente del Nilo.  Durante la última década del siglo XIX Ruanda sería ocupada por los alemanes de acuerdo a lo establecido en la Conferencia de Berlín de 1885, en la que las grandes potencias, Alemania, Francia y Reino Unido se repartieron los territorios africanos. En 1894 era descubierto el lago Kivu por el conde y gobernador del África Oriental AlemanaGustav von Gotzen(1866-1910) y en 1899 el mwami o rey tutsi se sometía a Alemania. Gotzen gobernó respetando las costumbres de sus habitantes , mientras los misioneros católicos fueron convirtiendo a la población al catolicismo .
Con el inicio de la I Guerra Mundial estos territorios fueron   objeto de enfrentamientos entre belgas, que dominaban el Congo , y los alemanes, hasta que finalmente estos últimos tuvieron que retirarse y los belgas los ocuparon. Terminada la guerra , en 1919 Bélgica obtenía de la recién creada Sociedad de Naciones un mandato para gobernar sobre los territorios de Ruanda-Urundi, las actuales Ruanda y Burundi. La dinastía tutsi en el poder no era sino un títere en manos belgas, pero ese hecho también debilitaba su control sobre la población. Mientras los belgas dominaron la región se acentúo la diferenciación social entre tutsis y hutus, hasta el extremo de que estos últimos no tenían derecho a la educación y eran alejados de cualquier puesto cercano al poder.

Mapa del África Colonial resultante después de que las potencias europeas se repartieran el continente africano en la Conferencia de Berlín de 1885. Podemos ver como Ruanda,Burundi, Tanzania y Uganda formaban parte del África Oriental Alemana , mientras que el Congo se encontraba bajo el control de Bélgica, y , en realidad, de su rey Leopoldo II que lo había convertido casi en su finca particular donde se cometían terribles abusos contra la población nativa  como denunciaría Roger Casemare, protagonista de la última novela de Mario Vargas Llosa “El sueño del celta”. Después del final de la I Guerra Mundial Bélgica obtendría el control de estos territorios fronerizos con el Congo gracias a la Sociedad de Naciones, aumentando la discriminación sufrida por los hutus por parte de los tutsis (imagen procedente de http://historiacontemporanea2010.blogspot.com )    
En 1959 fallecía el monarca Mutara III Rudahigwa, que reinaba desde 1931 , y en este año se produce una rebelión de los hutus dirigida por el Partido de la  Emancipación del Pueblo Hutu, el Parmahutu, que derroca a la monarquía tutsi y decenas de miles de tutsis fueron asesinados durante las rebeliones que se sucedieron. El 1 de julio de 1962 tanto Ruanda como Burundi ven reconocida su independencia, mientras los tutsis dejan el país ante la violencia hutu, reduciendo su población casi en un 50%. Después de un breve intervalo democrático, la recién nacida República de Ruanda pasaría a convertirse en una dictadura militar tras el golpe de estado de 1973 dirigido por el general hutu Juvenal Habyarimana(1937-1994) que apartaba del poder al Parmahutu y al legítimo presidente Gregoire Kayibanda (1924-1976),
Haybarimana llevaría una política siempre orientada a favorecer a los hutus frente a los tutsis lo que provocaría que , para defenderse, en 1987 se crease el Frente Patriótico Ruandés (FPR) en Uganda por refugiados tutsís que habían huido de la persecución y acoso al que eran sometidos por los hutus en el poder desde el año 1959. En 1993 el FPR atacó Ruanda desde la vecina Uganda para tratar de derrocar al gobierno hutu, pero la guerra se prolongó durante tres años hasta que en 1993 se firma la paz y se crea un gobierno de transición compuesto por hutus y tutsis. Pero los hutus no aceptarían esta solución y comenzaron a formar y entrenar las tristemente célebres milicias Interahamwe, que significa“los que pelean juntos” o “los que permanecen juntos”, un grupo paramilitar creado para perseguir a los tutsis y acabar con el FPR.

Las milicias interahamwe sembraron el terror entre la población tutsis, siendo los responsables de la muerte de entre 500.000 y un millón de tutsis . Después de ser derrotados por  el Frente Patriótico Ruandés del actual presidente Paul Kagane , de la etnia tutsi, los interahamwe huyeron al otro lado del lago Kivu, ya en territorio del Congo, donde hoy controlan buena parte del comercio del Coltán, como ya explique en un artículo anterior y realizan incursiones en territorio ruandés (imagen procedente de  http://francesca-parolamente-amazonas.blogspot.com )
Cuando el presidente ruande, el hutu Juvénal Habyarimana(1937-1994) es asesinado al ser derribado con un misil el avión en el que viajaba junto con el también hutu presidente de Burundi , Cyprien Ntaryamira(1955-1994) se desataron las tensiones étnicas que se venían larvando desde hacía años, y comienza el intento por exterminar a todos los tutsis, a los que los hutus acusaban del asesinato de los dos presidentes. Los Interahamwe, con más de 30.000 hombres, se lanzaron a la caza del tutsi y se calcula que murieron entre 500.000 y un millón de tutsis , lo que significa un 11% de la población de Ruanda y las cuatro quintas partes de la población de origen tutsi. Posteriormente también habría una venganza tutsi , pero no llegó a alcanzar el grado de brutalidad de las milicias Interahamwe. Uno de los datos más vergonzosos y tristes de este genocidio es que gran parte de la financiación de las armas provenía de los programas de ayuda al desarrollo del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial .

No hubo una reacción internacional, o mejor dicho, si la hubo, pero más bien vergonzosa. Así la define el militar y senador canadiense Roméo Dallaire(1944) que estuvo en la zona como comandante en jefe de las fuerzas de UNAMIR(Misión de Asistencia de las Naciones Unidas para Ruanda ), que entre 1993 y 1994 había tratado de evitar este enfrentamiento “Los franceses se mueven en la zona por la llamada francophonie, por el orgullo de controlar. E invariablemente ayudan a los hutus. Enseguida comprobé asombrado que tanto franceses como belgas y alemanes tenían allí consejeros a docenas. Ellos sí sabían lo que pasaba, pero ninguno proporcionaba a la ONU, es decir, a mí, su representante, la información que poseían. Y al mismo tiempo, esos países que estaban en el Consejo de Seguridad tampoco dejaban a la ONU, a mí, montar mi propia unidad de información, porque, decían, el mandato no contemplaba eso. Incluso cuando tuve constancia de que se pasaban armas de contrabando a través de la frontera de Uganda y pedí permiso para buscarlas, me contestaron que no”

FRAGMENTO DE ENTREVISTA  Y TRAILER DEL DOCUMENTAL SOBRE EL GENOCIDIO DE RUANDA TITULADO “LOS CIEN DÍAS QUE NO CONMOVIERON AL MUNDO”  

Fue este año de horror al que se refiere la noticia que comentaba al inicio del artículo, en concreto a la ministra hutu de la Mujer y Asuntos familiares, que terrible ironía , Pauline Nyiramasuhuko, una de las personas que influyeron en la campaña de exterminio genocida contra la minoría tutsi. Los hechos por los que ha sido juzgada y que aún hoy estremece escucharlo, se centran en la localidad de Butare, hacía donde Pauline envío milicias hutus procedentes de la ciudad de Kigali, capital de Ruanda. Durante el juicio al que acaba de ser sometida junto a su hijo, que también tomó parte en los hechos, se puso al descubierto como ordenó una política de violaciones masivas y sistemáticas tanto de mujeres como de niñas , pero para incrementar el horror, los violadores eran enfermos de sida que así contagiaron a centenares de víctimas . Pauline, otra ironía más, era además trabajadora social y había recibido formación sobre como prevenir el Sida, pero ella prefirió utilizar estos conocimientos para utilizar el virus como un arma de terror y de exterminio.
Recomendaba elegir en especial a las jóvenes más guapas, que durante semanas eran sometidas a violaciones en grupo , usadas como esclavas sexuales , para luego ser en su mayor parte asesinadas o quemadas vivas, y las demás condenadas a una muerte lenta víctimas del sida . En el juicio que se acaba de celebrar, Pauline ha sido condenada, en palabras del portavoz del tribunal, “por genocidio y crímenes contra la humanidad, incluido el exterminio, la violación y la persecución” y el juez que la ha juzgado, William Sekule, ha declarado como “con la esperanza de hallar seguridad , las víctimas se encontraron atrapadas entre secuestros, violaciones y asesinatos. Las pruebas dibujan un claro escenario de depravación inconmensurable y sadismo” Pauline había huido al Congo , como otros muchos genocidas hutus, donde aún hoy siguen actuando las milicias Interahamwe, pues el poder era ocupado ahora por el presidente Paul Kagane(1957) tras la victoria de la guerrilla tutsi, pero Pauline sería detenida finalmente en Kenia

 Pauline Nyiramasuhuko, la que fuera titular de la cartera del ministerio de la Mujer y Asuntos Familiares, que en teoría tendría que velar por los derechos de las mujeres, se ha convertido en la primera mujer condenada por el genocidio contra la población tutsi en Ruanda en el año 1994. Actualmente con 65 años de edad, el Tribunal Penal para Ruanda la ha condenado “por genocidio y crímenes contra la humanidad, incluidos el exterminio, la violación y la persecución” Alentó un programa de violaciones sistemáticas contra mujeres y niñas de la región de Butare, de la que ella misma era nativa. Para hacer más horrible su decisión, los encargados de violarlas eran enfermos de sida para así contagiarles la enfermedad, aunque la mayoría fue asesinada al poco tiempo después de ser usadas como esclavas sexuales (imagen procedente de http://malcommallison.lamula.pe )  

En la actualidad , en Ruanda sigue gobernando Paul Kagane, quién fundó , como vimos, el Frente Patriótico Ruandés en 1985 y sería esta organización la que encabezase la reacción al genocidio cometido por los hutus, aunque esa reacción desencadenase  nuevas matanzas, y se calcula que los tutsis del Frente Patriótico Ruandés de Paul Kagane, actual gobernante, asesinaron a un número indeterminado de hutus que oscila entre los 25.000 y los 100.000.  Pauline Nyiramasuhuko no estaba entre los asesinados, pues había huido,  y ahora parece que pagará en prisión el horror que desató hace ahora 17 años  en Burade, aunque no creo que haya forma de pagar el horro que desencadenó. Una mujer ordenando la violación de otras mujeres y de niñas inocentes, para luego ser asesinadas, cuando las tinieblas y el mal se apoderan de los corazones parece como si el horror no tuviera limites.

El actual presidente de Ruanda , el tutsi Paul Kagane, al que se acusa de ser el responsable de la muerte de entre 25.000 y 100.000 hutus asesinados cuando el FPN(Frente Patriótico Ruandés fudando por el propio Kagane en 1985), respondió a las milicias interahamwe, vengándose de la matanzas de tutsis. Entre los muertos , también se hallaban dos cooperantes españoles de Médicos del Mundo, Flors Sirera, Manuel Madrazo y Luis Valtueña . En 2010 volvió a ganar las elecciones y sigue siendo el vigente presidente ruandés, que acusó en particular a Francia del genocidio hutu, por su pasividad ( http://josediazherrera.josediaz.blogspot.com )

Y por desgracia este horror aún no ha acabado, pues entre el 10 y el 12 de junio el jefe de la misión de Medico Sin Fronteras en la provincia de Kivu sur, Megan Hunter informaba que, en localidades del este del Congo, próximas a la frontera con Ruanda , “nuestros  quipos han curado desde el martes a más de 100 personas que han sido víctimas de violaciones” Pero se trata de esos conflictos olvidados que apenas son ya portada de periódicos o informativos de televisión, y sólo si hubiera otra matanza con miles de víctimas volveríamos a saber de ellos. Que al menos este artículo sirva como homenaje a todas las personas que murieron entonces, el millón de víctimas de uno u otro bando , sacrificadas en una orgía de odio alentada por los que buscan el poder sin importarles los medios para alcanzarlo.

No olvidemos nunca las palabras del político irlandés Edmund Burke “Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada.” Allá donde exista el mal , si están maltratando a alguien próximo a ti o conoces un caso, como si se trata de violaciones en Ruanda o en cualquier otra parte del mundo, allí donde sigan sufriendo los inocentes, que no sea el silencio nuestra respuesta, sino la denuncia y la persecución de los malvados que causan tanto dolor.