¿ESTAMOS DESPERTANDO?EL MOVIMIENTO "DEMOCRACIA REAL YA"

Ayer me sorprendió la noticia ,quizás como a muchos que no conocían su existencia, de la celebración de manifestaciones en casi cincuenta ciudades españolas convocada no por un partido político, ni por un sindicato, ni ninguna otra organización formada por profesionales de la política , sino por ciudadanos que al grito de “Toma la calle”, salieron de forma pacífica a manifestar su descontento con el sistema político actual, donde las decisiones se toman de espaldas al ciudadano, donde los gobiernos se someten al dictado de los mercados sacrificando las conquistas sociales por las que lucharon generaciones de trabajadores y que ahora nos son arrebatadas, convirtiendo al pueblo , a los que les sostienen en el poder y hacen posible que el sistema siga funcionando, en simple mercancía, en números que sólo cuentan en el momento de las elecciones y a los que se sacrifican para seguir manteniendo un esquema social donde día a día se incrementan las desigualdades sociales.
En otras ocasiones ya he hablado en el Mentidero de esa pequeña obra, más bien un panfleto , de apenas una treintena de páginas, titulado “Indignaos” de Stéphane Hessel(1917), un veterano de la lucha por la libertad , que participó cómo miembro de la resistencia francesa durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial y sufrió el horror de los campos de concentración. Terminada la guerra este escritor y diplomático participaría en la redacción de la Declaración Universal de Derechos Humanos adoptado por la ONU en 10 de diciembre de 1948. En realidad esta obra, que vendió más de un millón de ejemplares en Francia, apenas son unas breves páginas que no dicen nada que no conozcamos, es una llamada a reaccionar ante el retroceso continuo de los derechos sociales en Europa, un grito de resistencia frente a una Europa del capital y de los mercados y una llamada a la Europa de los pueblos, de las sociedades, de la cultura .

Uno de los carteles con los que se convocaba a los ciudadanos a tomar las calles para exigir una democracia real y luchar por un cambio en el sistema. No es sólo, como dicen algunos políticos, por la vivienda y el trabajo, es por mucho más, por una sociedad más justa, con menos desigualdad y que , además, sea capaz de hacer frente a los retos que afronta la humanidad desde el cambio climático al desarrollo de una nueva forma de organización social que no se base en la maximización de los beneficios ni en los criterios egoístas de los mercados ( imagen tomada de  http://dejadnos2009.blogspot.com )
Pero quizás su grito y su mensaje, sencillo y breve, eran necesarios para despertar conciencias , para comenzar a mover a unas sociedades europeas, que se han creído el mensaje de que los sacrificios son imprescindibles y que el sistema capitalista nacido hace dos siglos es inmutable y sólo es posible concebir nuestras sociedades basados en el. Por tanto , para mantenerlo hay que asumir todos los sacrificios que sean necesarios aunque ello suponga el progresivo empobrecimiento de la población, la desaparición de las coberturas sanitarias, la privatización de la educación, la reducción de las pensiones, y , lo más grave de todo, la imposibilidad de vivir en plenitud , de desarrollarnos como personas. Todos conocemos la situación en la que nos hallamos en estos momentos, pero es que los problemas que nos afectan a todos, no a España, Irlanda o Portugal, no a Europa , sino a toda la humanidad no se reducen a la economía.
Si miramos alrededor nuestros veremos como los conflictos se incrementan en todo el mundo y ninguno de ellos queda cerrado, desde Iraq hasta Afghanistán, desde Libia a las guerras silenciosas en África. Pero lo mismo sucede con la crisis del clima , una crisis de la que cada vez tenemos más síntomas , con el progresivo y acelerado deshielo del Ártico y de los glaciares que alimentan los ríos y lagos , la disminución vertiginosa de la pesca en todos los Océanos del mundo , el incremento del precio de los alimentos que se halla detrás del origen de las revoluciones en los países árabes, la disminución de los recursos hídricos  y el incremento de la presión demográfica . Son problemas decisivos para el futuro de la humanidad pero no se habla de ellos, ninguno de nuestros gobiernos se plantea la necesidad de introducir una nueva visión en la organización de nuestro mundo. 
Hace un tiempo escribía un artículo sobre la Declaración de Independencia de los Estados Unidos  y en ella encontraba estas palabras   “”Sostenemos como evidentes por si mismas dichas verdades que todos los hombres son creados iguales, que son dotados por su creador de ciertos derechos inalienables; que entre estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad; que para garantizar estos derechos se instituyen entre los hombres los gobiernos que derivan sus poderes legítimos del consentimiento de los gobernados; que cuando quiera que una forma de gobierno se vuelva destructora de estos principios , el pueblo tiene derecho a reformarla o abolirla, e instituir un nuevo gobierno que base sus cimientos en dichos principios, y que organice sus poderes en forma tal que a ellos les parezca más probable que genere su seguridad y felicidad “

Sólo en Madrid acudieron más de 20.000 personas y aún hoy un grupo de jóvenes han acampado en la céntrica Puerta del Sol hasta el día de las elecciones el próximo 22 de mayo. Jubilados, estudiantes, trabajadores, desempleados unidos para pedir un cambio en el funcionamiento de nuestro sistema democrático y luchar por un cambio en la organización no sólo de la economía sino del funcionamiento del mundo porque debemos dar respuesta a retos decisivos para el futuro de todos. (foto tomada de  http://noticias.latino.msn.com )  


 ¿Creéis que alguno de estos gobiernos se preocupan por nuestra felicidad?
No, lo único que parece inquietarles es tener contentos a los mercados , a las agencias de calificación, a las bolsas . La economía es una creación del hombre y no podemos estar a su servicio, tiene que ser la economía la que este a nuestro servicio , no podemos ser esclavos de los índices de euribor, de los tipos de interés, de los déficit públicos. La vida es otra cosa, el ser humano es otra cosa y los principios morales sobre los que se asienta nuestra cultura son otros. Los gobiernos que hemos puesto en el poder están acabando con el espíritu de Europa y lo peor de todo es que están consiguiendo que aceptemos su visión distorsionada de como debe ser la realidad . No estamos al servicio de las instituciones, los hombres no pueden sacrificar su existencia en el altar del capital. Nos hemos acostumbrado a gobiernos que nos mienten sin que suceda nada, que nos imponen medidas injustas y pisotean todo aquello por lo que lucharon nuestros abuelos. Escribía el filósofo rumano Emil Cioran, un gran pesimista, que “podemos imaginarnos todos salvo hasta dónde podemos hundirnos” Si nuestras sociedades insisten en permanecer en silencio nos lo arrebataran todo.
Las palabras de los últimos dos párrafos las escribí en otro artículo publicado hace dos meses pero siguen siendo de plena actualidad. Y parece que , por fin, el silencio en el que se hallaba sumida la sociedad comienza a quebrarse. La historia no está predeterminada , hay que estar abiertos a nuevas formas de organización social, pues, como decía el filósofo ingles John Stuart Mill “No será posible ninguna mejora importante en la suerte de la humanidad si no se produce un gran cambio en la constitución fundamental de sus modos de pensamiento”. El comunismo fracasó como forma de organización económica y social , y hubo quién habló del “fin de la historia”, como el politólogo Francis Fukuyama(1952), pues consideraban que el capitalismo había triunfado de forma definitiva.
Pero todos sabemos que el capitalismo tal y como lo entendemos ya no es sostenible, no podemos pensar en incrementar los beneficios de forma indefinida  porque, por un lado, para mantener esa sociedad capitalista basada en el consumo hay que agotar hasta la extenuación los recursos limitados del planeta, y , segundo , porque  ahora surgen nuevas potencias como India y China, que compiten por alcanzar nuestro nivel de vida y de consumo , lo que representa 2500 millones más de personas. ¿Creemos que podemos seguir viviendo como hasta ahora, cuando un tercio de la población mundial se quiere incorporar al mismo ritmo de consumo que hemos tenido en Europa y en Estados Unidos? Por eso es imprescindible hacer frente a los problemas no poniendo parches para que el motor de la sociedad capitalista siga funcionando un poco más aún a costa del bienestar de las poblaciones, sino buscando entre todos una nueva fórmula de organización

Durante la manifestación se produjeron disturbios que han provocado la detención de 24 de los participantesm, cinco de ellos parece que menores de edad. Los acampados en la Puerta del Sol y que no pertenecen al colectivo Democracia Real Ya han exigido su liberación. Mientras, los políticos dicen que han recibido el mensaje y toman nota, ¿habrá que creerselo? (foto tomada de www.elpais.com) 
La manifestación de ayer surge de un movimiento ciudadano con el nombre de “Democracia Real Ya”  formado a través de las redes sociales de Internet, en un fenómeno que nos recuerda a las revoluciones civiles de las naciones árabes. Desempleados, estudiantes, jubilados, trabajadores, jovenes, ancianos, hombres y mujeres de diferentes ideologías unidos en la defensa no ya del Estado de Bienestar, sino en defensa de una sociedad más justa, de un modelo económico que ponga al hombre por encima de los beneficios. Escribía Tony Judt(1948-2010) en “Algo va mal” que “Tenemos que volver a aprender como criticar a quienes nos gobiernan. Librarnos del círculo de conformidad donde estamos atrapados”. Ayer se ha dado un primer paso para romper ese círculo de conformidad, se ha demostrado que no estamos dispuestos a aceptar resignadamente los continuos sacrificios que nos exigen sólo para que todo siga igual para las grandes empresas y para los políticos profesiones, mientras los pueblos se empobrecen, la injusticia social se incrementa y la esperanza  se apaga.
Escribía también Tony Judt que “si los ciudadanos activos o preocupados renuncían a la política están abandonando su sociedad a sus funcionarios más mediocres y venales” Durante mucho tiempo hemos caído en el error de no preocuparnos de la política y de controlar sus actuaciones , pensábamos que eso no iba con nosotros y  , como mucho, depositábamos nuestro voto cada cuatro años. La palabra democracia significa “gobierno del pueblo”, y ellos sólo tienen el poder porque nosotros se lo concedemos , están a nuestro servicio y no nosotros al servicio de los partidos políticos. En “Algo va mal” podemos leer “Necesitamos leyes nuevas, sistemas electorales distintos, restricciones a los grupos de presión y a la financiación de partidos: debemos hallar la forma de que las autoridades escuchen y respondan a quienes son su base y les paga: nosotros” 

En sus reuniones con José Luis Rodriguez Zapatero el presidente del Banco de Santander, Emilio Botín, ha alabado la política de recortes sociales del presidente. Esta misma semana  se han repartido entre 250 ejecutivos de la primera entidad bancaria española 300 millones de euros. Sin embargo, ni siquiera tienen un gesto de generosidad aceptando la entrega del piso de aquellas personas que no pueden pagar sus hipotecas para saldar la deuda¿Sera que 8000 millones de beneficios en el año 2010 no son suficientes?(foto tomada de http://www.cincodias.com )

Aunque sobre esta  cuestión llevamos décadas debatiendo no hemos avanzado nada y no lo hemos hecho porque los que tienen el poder para hacer esos cambios son los mismos que mantienen un sistema agotado pero en el que ellos se encuentran en situación de privilegio. ¿Hay alguien que piense de verdad que lo que quieren los inversores en bolsa, los ejecutivos de las grandes entidades bancarias , fondos de inversión o grandes  empresas  es lo mismo que lo que puede querer el ciudadano normal? Un ejemplo en España que ha sido publicado esta semana. El Banco de Santander, la mayor entidad bancaria de España, cuyo presidente, Emilio Botín(1934), se reunió recientemente con el presidente José Luis Rodriguez Zapatero alabando con entusiasmo su política de recortes sociales,  repartirá entre 250 ejecutivos bonus o gratificaciones por importe de 300 millones de euros .¿Sabéis cual ha sido el beneficio de este banco en 2010? Pues exactamente 8.181 millones de euros. ¿Sabéis el valor de las propiedades embargadas por la banca española a las familias que no pueden pagar sus hipotecas? 180.000 millones de euros ¿Sabéis cuantas familias han perdido su hogar por no hacer frente a esas cuotas hipotecarias?300.000 familias.
¿Sabéis que ni los bancos, ni el gobierno estudian la posibilidad de que la deuda de la gente por la hipoteca  se salde con la entrega del piso al banco para dar la oportunidad de rehacer la vida?¿No sería justo que los bancos aceptasen la devolución de la vivienda y liberasen a la gente de pagar por algo que no podrán utilizar y que les arruina la vida?¿ no sería mejor reducir sus beneficios en favor de políticas sociales que ayudaran a promover el empleo, aumentaran el crédito a particulares y colaboraran en beneficio de la sociedad, que al final les beneficiaría también a ellos? Pero ellos no tienen los mismos intereses que la gente de la calle, su interés es el incremento indefinido de los beneficios , pues su éxito se mide en dinero que, a su vez, se traduce en mayores cuotas de poder y control sobre la sociedad.

Se pregunta Toni Judt “¿Que hay del bienestar?¿Y de la justicia o la equidad?¿Y de la exclusión, la oportunidad o la esperanza perdida?” Y continua “Los políticos hablan y nosotros respondemos con nuestros votos. Pero la verdad es muy distinta. Unos demagogos dicen a la muchedumbre qué debe pensar;cuando reciben el eco de sus palabras , se atreven a declarar que sólo están expresando el sentir popular” Si, así es , ponen palabras en nuestras bocas que nosotros jamás hemos pronunciado, dicen hablar en nuestro nombre cuando no nos han consultado nada , dicen obrar en nuestro beneficio pero los resultados demuestran lo contrario,mientras ellos mantienen sus privilegios a nosotros nos despojan de todos los beneficios y nos dejan nada más que los sacrificios.

VIDEO DE LA MANIFESTACIÓN DEL 15 DE MAYO DE 2011 EN MADRID DE “DEMOCRACIA REAL YA”

Preguntaos una cosa ¿sois felices con la vida que llevamos?¿os parece un buen sistema este que nos pone una hipoteca que nos dejará endeudados de por vida, mientras las presiones en el trabajo aumentan, las horas extraordinarias se regalan , los jóvenes trabajan con contratos miserables e incluso hay gente que acepta trabajar a prueba sin cobrar para tratar de conseguir un trabajo?¿Os planteáis que sucederá dentro de no muchos años cuando la robótica se introduzca masivamente en nuestras vidas?¿Cuantos trabajos desaparecerán?¿cómo se creará trabajo?Los trabajos poco cualificados irán desapareciendo y los trabajos cualificados cada vez necesitarán menos personas para ser desarrollados ¿que haremos con la población desocupada ?No, no podemos seguir viviendo en un sistema basado en el crecimiento indefinido por el simple hecho de que es falso, no existe el crecimiento indefinido cuando los recursos no lo son .

Decía el político ingles Joseph Chamberlain (1836-1914)  “El propósito de mi existencia es hacer la vida más agradable a la gran mayoría ;no me preocupa si para ello debe volverse menos agradable para la minoría acomodada” En una sociedad de desigualdades crecientes tenemos que luchar por revertir esa situación . La globalización de la economía, de la que tan entusiasmados se han mostrado nuestros gobernantes y financieros , no ha reducido la desigualdad, al contrario, aun las ha incrementado más , incluso dentro de los propios países. Sólo una pequeña parte de la población se aprovecha de los beneficios que proporciona la economía de mercado mientras que la gran mayoría trabaja por sueldos miserables que como mucho les dan para sobrevivir.

Os pondré sólo otro ejemplo de como funciona esta sociedad y como la política de maximizar los beneficios  supone la perpetuación de las injusticias sociales. Este caso aparece en el libro “Historia de las cosas” de Annie Leonard , y nos dice la autora que estuvo de viaje en Haití , en una de las fábricas donde trabajaban haitianas contratadas por Disney para fabricar las camisetas que luego venden por todo el mundo. Trabajaban más de ocho horas durante seis días a la semana , y el sueldo que recibían eran de 15 dólares semanales,lo que hace 60 dólares al mes. El sueldo que entonces ganaba el presidente de Disney, estoy hablando de 1996, era de 8,7 millones de dólares al año más 181 millones de dólares en compra opcional de acciones, lo que hace unos ingresos diarios de 101.000 dólares.  La riqueza de unos pocos no se puede sustentar en la explotación y el empobrecimiento de la mayoría de la población. ¿Que piensan hacer cuando no tengamos para seguir pagando los productos que nos quieren vender¿Donde obtendrán sus beneficios?

Pancarta de uno de los que acamparon en el centro de Madrid.
Imagen de los acampados desde hoy en la Puerta del Sol . Vivimos en un mundo donde los Estados están endeudados y no disponen de dinero, todo funciona como un sistema piramidal donde los estados venden deuda para financiar la deuda que ya tienen . Estados Unidos acaba de exceder su límite de endeudamiento, es un gigante con pies de barro. El sistema colapsará , pero antes de que suceda está en nuestras manos presionar para tomar las medidas precisas para evitar el desastre antes de que sea demasiado tarde, y no falta mucho tiempo (foto tomada de http://www.publico.es

 La inseguridad es ahora el factor que marca la vida cotidiana , el temor a perder el empleo que nos lleva a aceptar casi cualquier condición que nos quieran imponer  por muy injusta que sea , el temor a no poder dirigir nuestras vidas y también el temor a que no sea el Estado quien gobierna sino otros grupos más poderosos que imponen leyes que hasta hace unos pocos años nadie habría aceptado.Si, tenemos que cambiar este sistema antes de que sigan incrementándose las desigualdades porque el riesgo de inestabilidad es cada vez mayor . Las democracias no son algo imperecedero, pueden darse las condiciones para que desaparezcan y Europa no tiene tan  lejos los hechos que permitieron el ascenso al poder de grupos radicales. Ningún gobierno debería olvidar estas palabras del coronel Thomas Rainsborough, durante la guerra civil inglesa del siglo XVII ” El hombre más pobre que haya tiene una vida que vivir, como el más poderoso. Cada hombre que ha de vivir bajo un gobierno, primero debe consentir en ponerse bajo ese gobierno”

Ayer, en España , se ha dado un primer paso que deseo que no sea más que el primero de otros muchos pasos que ponga de nuevo al ser humano y a su felicidad como objetivo de todos los programas y sistemas políticos, que recuperemos los ideales abandonados de igualdad y de fraternidad, que establezcamos unos objetivos colectivos por los que luchar todos unidos y abandonar esta forma de vivir que se ha convertido en una lucha por la supervivencia.  Si, “el hombre más pobre  que haya tiene una vida que vivir, como el más poderoso” , todos viajamos en las misma nave y debemos buscar entre todos la forma de evitar que se hunda . El ser humano ha demostrado su capacidad para afrontar retos y superarlos a lo largo de toda su historia y ahora también podemos conseguirlo . Quizás estemos viviendo una de las épocas más apasionantes, aquellas en las que está en nuestras manos no sólo interpretar el presente sino transformarlo , combatir todo lo que está mal y construir con nuestras manos un nuevo futuro.

En cuanto a las próximas elecciones que se celebran en España deberíamos de retirar nuestro voto a las grandes formaciones políticas Partido Popular y Partido Socialista Obrero Español, para distribuirlo entre otros partidos nacionales de menor tamaño para que estos no acaparen el poder, exigir que no se hagan coaliciones de espaldas al electorado, si quieren realizar coaliciones sólo antes de que se produzcan las votaciones para que todos sepamos a que atenernos y no jueguen con nuestros votos. Que se comprometan a modificar la ley electoral para tener una representación más equitativa en el Congreso de todos los partidos  y , en proximas elecciones, eliminar  la campaña electoral. Y habrá que luchar para que no se puedan aprobar leyes fundamentales que nos afectan a todos sin someterla a la aprobación de los electores, no les damos una carta blanca para que hagan lo que quieran 

La manifestación multitudinaria a su llegada a la Puerta del Sol.
Así se encontraba la céntrica Puerta del Sol ayer por la tarde en Madrid. Es algo más que descontento, es el inicio de la indignación y de un movimiento social en el que hay que insistir. Esta manifestación no puede convertirse en un hecho aislado , debe ser el primer paso del regreso de la sociedad a la política para tomar las riendas de su destino que, durante demasiado tiempo, abandonamos en manos de políticos mediocres (http://www.publico.es)  

Para terminar , os adjunto a continuación el manifiesto de este movimiento “Democracia Real Ya” y su página en internet para todo aquel que, sea de España o de otra nación, tenga interés en unirse o en difundir estas ideas . Entre todos podemos lograr cambiar el rumbo de nuestro destino, no bajemos los brazos, no nos manifestemos impotentes y combatamos a aquellos que nos quieren obligar a aceptar una realidad donde no hay lugar para la felicidad, para la justicia, para el reparto equitativo de la riqueza. Como Victor Hugo, yo digo “Solo viven aquellos que luchan”.  Y no luchamos sólo por ti o por mi, luchamos por el futuro de todos nosotros, de la humanidad y de las generaciones futuras. Es un momento crucial, un momento transformador , no podemos dejarlo escapar. Creamos en nosotros y en la fuerza de la justicia, de la razón, de la fraternidad entre la gente frente al egoísmo y la ceguera de los mercados

MANIFIESTO “DEMOCRACIA REAL YA”:

Somos personas normales y corrientes. Somos como tú: gente que se levanta por las mañanas para estudiar, para trabajar o para buscar trabajo, gente que tiene familia y amigos. Gente que trabaja duro todos los días para vivir y dar un futuro mejor a los que nos rodean.
Unos nos consideramos más progresistas, otros más conservadores. Unos creyentes, otros no. Unos tenemos ideologías bien definidas, otros nos consideramos apolíticos… Pero todos estamos preocupados e indignados por el panorama político, económico y social que vemos a nuestro alrededor. Por la corrupción de los políticos, empresarios, banqueros… Por la indefensión del ciudadano de a pie.
Esta situación nos hace daño a todos diariamente. Pero si todos nos unimos, podemos cambiarla. Es hora de ponerse en movimiento, hora de construir entre todos una sociedad mejor. Por ello sostenemos firmemente lo siguiente:

  • Las prioridades de toda sociedad avanzada han de ser la igualdad, el progreso, la solidaridad, el libre acceso a la cultura, la sostenibilidad ecológica y el desarrollo, el bienestar y la felicidad de las personas.
  • Existen unos derechos básicos que deberían estar cubiertos en estas sociedades: derecho a la vivienda, al trabajo, a la cultura, a la salud, a la educación, a la participación política, al libre desarrollo personal, y derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz.
  • El actual funcionamiento de nuestro sistema económico y gubernamental no atiende a estas prioridades y es un obstáculo para el progreso de la humanidad.
  • La democracia parte del pueblo (demos=pueblo; cracia=gobierno) así que el gobierno debe ser del pueblo. Sin embargo, en este país la mayor parte de la clase política ni siquiera nos escucha. Sus funciones deberían ser la de llevar nuestra voz a las instituciones, facilitando la participación política ciudadana mediante cauces directos y procurando el mayor beneficio para el grueso de la sociedad, no la de enriquecerse y medrar a nuestra costa, atendiendo tan sólo a los dictados de los grandes poderes económicos y aferrándose al poder a través de una dictadura partitocrática encabezada por las inamovibles siglas del PPSOE.
  • El ansia y acumulación de poder en unos pocos genera desigualdad, crispación e injusticia, lo cual conduce a la violencia, que rechazamos. El obsoleto y antinatural modelo económico vigente bloquea la maquinaria social en una espiral que se consume a sí misma enriqueciendo a unos pocos y sumiendo en la pobreza y la escasez al resto. Hasta el colapso.
  • La voluntad y fin del sistema es la acumulación de dinero, primándola por encima de la eficacia y el bienestar de la sociedad. Despilfarrando recursos, destruyendo el planeta, generando desempleo y consumidores infelices.
  • Los ciudadanos formamos parte del engranaje de una máquina destinada a enriquecer a una minoría que no sabe ni de nuestras necesidades. Somos anónimos, pero sin nosotros nada de esto existiría, pues nosotros movemos el mundo.
  • Si como sociedad aprendemos a no fiar nuestro futuro a una abstracta rentabilidad económica que nunca redunda en beneficio de la mayoría, podremos eliminar los abusos y carencias que todos sufrimos.
  • Es necesaria una Revolución Ética. Hemos puesto el dinero por encima del Ser Humano y tenemos que ponerlo a nuestro servicio. Somos personas, no productos del mercado. No soy sólo lo que compro, por qué lo compro y a quién se lo compro.

Por todo lo anterior, estoy indignado.
Creo que puedo cambiarlo.
Creo que puedo ayudar.
Sé que unidos podemos.

Las formas de contacto con Democracia Real Ya son :


Su página web es http://democraciarealya.es/
En facebook http://www.facebook.com/post15m
En Twitter  http://twitter.com/#!/search?q=%2315mani

Anuncios

LAS SOCIEDADES EUROPEAS ANTE LA ENCRUCIJADA

Termina el mes de marzo , un mes que ha sido particularmente duro con la catástrofe del terremoto de Japón y el posterior tsunami que ha provocado casi 30.000 víctimas además de la alarma nuclear de la central de Fukushima, a lo que se une la guerra en Libia, las crisis económicas en Europa y los avisos sobre nuevas crisis climáticas y alimentarias sobre la que he escrito a lo largo del mes. Se que mi voz a través de este blog apenas llega a algún sitio, Internet es un océano y estas palabras son poco más que una gota en esa inmensidad de información. Sin embargo es la única forma que tengo de expresarme y seguiré haciéndolo , como debería hacerlo todo el mundo, porque sólo si mostramos el descontento, si mostramos los riesgos a los que nos enfrentamos, si  expresamos nuestra oposición y repulsa a los actos injustos de nuestros gobiernos podremos lograr cambiar algo.

Los acontecimientos que se suceden en el mundo desde inicios del año 2011 son a la vez motivo de inquietud, de esperanza, de incertidumbre, como todo lo que rodea a la vida del hombre. Regímenes que llevaban  décadas gobernando en el Norte de África, gobiernos corrompidos y tiránicos mantenidos en el poder con el apoyo interesado y culpable de los gobiernos de Europa y Estados Unidos, los mismos que ahora se felicitan por la recuperada libertad de estos pueblos. Ya he denunciado en otros artículos la impostura de Occidente, la traición a los ideales nacidos en la Revolución Francesa y en la Declaración de Independencia de Estados Unidos. Precisamente en esta Declaración de Independencia firmada el 4 de julio de 1776 se pueden leer estas palabras:

“Sostenemos como evidentes por si mismas dichas verdades que todos los hombres son creados iguales, que son dotados por su creador de ciertos derechos inalienables; que entre estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad; que para garantizar estos derechos se instituyen entre los hombres los gobiernos que derivan sus poderes legítimos del consentimiento de los gobernados; que cuando quiera que una forma de gobierno se vuelva destructora de estos principios , el pueblo tiene derecho a reformarla o abolirla, e instituir un nuevo gobierno que base sus cimientos en dichos principios, y que organice sus poderes en forma tal que a ellos les parezca más probable que genere su seguridad y felicidad “

La Declaración de Independencia de Estados Unidos firmada el 4 de julio de 1776 que significó el nacimiento de los Estados Unidos es también uno de los documentos más importantes sobre los derechos de los miembros de una sociedad libre y el destino hacia el que tienen que dirigirse los actos de un gobierno “la vida, la libertad y el derecho a la felicidad”
Quizás es uno de los párrafos más hermosos e importantes de nuestra historia. Aquellos hombres que declaraban así el nacimiento de una nueva nación que tendría que enfrentarse al Imperio Británico, el más grande y poderoso que había existido hasta entonces en el mundo, afirmaban como una verdad irrenunciable que entre los derechos de todos los hombres  están  “la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad” . “Felicidad” una palabra que repiten en dos ocasiones en su declaración porque lo consideraban fundamental para el ser humano, una palabra que ahora casi hemos vaciado de contenido, que aunque la pronunciamos en muchas ocasiones nuestros gobiernos no la tienen en cuenta a la hora de tomar decisiones.
He titulado este artículo las sociedades europeas ante la encrucijada, porque  ante el ejemplo de pueblos como el egipcio y el tunecino, al que han seguido los movimientos revolucionarios de Siria, Yemen, Bahrein, Omán  la conducta de los gobiernos de Europa se hace aún más vergonzosa. Primero , durante años han mantenido a estas dictaduras en el poder, cuando las han visto en peligro han decidido aplaudir a los movimientos revolucionarios , a continuación se han implicado en una guerra civil en Libia, tomando partido por uno de los bandos y violando las propias resoluciones de la ONU que nosotros mismos habíamos propuesto. Escribía Montesquieu que ” la descomposición de todo gobierno comienza por la descomposición de los principios sobre los cuales fue fundado”.

Desde hace tiempo vengo escribiendo contra la indiferencia de nuestras sociedades frente a las continuas agresiones de nuestros gobiernos a todas las conquistas sociales que tanto había costado arrancar al poder económico, cómo estamos permitiendo que aquello por lo que lucharon nuestros abuelos sea abandonado sin levantar ni una sola vez la voz. Un síntoma de esa decadencia de nuestra sociedad es que un libro que ha vendido casi dos millones de copias  “Indignaos”, donde se llama a la movilización social contra la nueva dictadura de los mercados, sea obra de un hombre de 93 años. ¿Donde están los jóvenes?¿donde están aquellos que en mayo de 1968 escribían por las paredes de París “Queremos instituciones para el servicio de la gente, no gente para servir a las instituciones”?

Ha tenido que ser este hombre de 93 años, Stephane Hessel, con una pequeña obra de apenas 40 paginas y de escaso contenido titulada “Indignaos”  la que trate de mover a una sociedad que él mismo define como indiferente ante la progresiva pérdida de derechos. Se refiere a la sociedad francesa pero sucede en toda Europa . En España, donde escribo, hay cuatro millones y medio de desempleados pero ni una manifestación de la sociedad para demostrar su descontento. Hemos abandonado la lucha

Cuando miramos a nuestro alrededor , los gobiernos de Europa y los de otras naciones como Estados Unidos, Rusia o China , el panorama es desolador. Echemos un vistazo rápido sólo para recordar los gobiernos que sufrimos. En Italia gobierna Silvio Berlusconi(1936), que a sus 75 años está implicado en escándalos sexuales con menores de edad, en escándalos económicos y una política que ya sólo utiliza en su favor , olvidando que se gobierna para el pueblo e Italia no es una finca de su propiedad. A pesar de las manifestaciones en su contra, Silvio Berlusconi ha sido reelegido en las últimas elecciones y aún ahora encabeza las encuentras.

En Francia  Nicolas Sarkozy(1955) primero se mantuvo en silencio durante las revoluciones de Egipto y Túnez, y también guardó silencio cuando se iniciaron las protestas en Libia. De pronto, se convirtió en un adalid de la libertad del pueblo libio, de una forma más que sospechosa y que hace pensar en la defensa de los intereses petrolíferos franceses. Hasta ahora no ejercía influencia en Libia, es lógico pensar que a partir de ahora, una vez que Muamar al-Gadafi haya sido desalojado del poder , la influencia francesa crezca considerablemente. En Alemania Angela Merkel(1954), convertida no en la canciller de los alemanes sino  de todos los europeos, imponiendo a todos los demás europeos lo que ella cree que es el camino correcto, poniendo deberes a los diferentes gobiernos que estos se disponen a realizar como niños obedientes, siempre sin consultar a los pueblos europeos sobre unas medidas que no estaban previstas en sus programas electorales. Cada vez la voz de los pueblos se escucha menos

En Bélgica se ha batido el record de una nación sin gobierno , dividida entre flamencos y valones y al borde de su desaparición como nación. En Portugal un gobierno ahogado por los mercados y las deudas ha tenido que dimitir al rechazar el pueblo y la oposición las nuevas reformas sociales que les querían imponer, entre ellas reducir el pago del desempleo a tan sólo un año, reducir la indemnización por despido y también la cuantía de las pensiones . En España , el gobierno de José Luis Rodriguez Zapatero(1960) se debate entre acusaciones de corrupción, las negociaciones ocultas con la banda terrorista ETA y una sociedad desmoralizada con un 20% de desempleo. Irlanda y Grecia son dos naciones que en estos momentos se encuentran en un agujero económico que los mal llamados rescates de la Unión Europea no han hecho sino agravar aún más, convirtiéndoles en rehenes de los mercados.

Una imagen de las manifestaciones en Inglaterra de la semana pasada, donde hubo 84 heridos y más de 200 detenidos . El motivo de la manifestación eran los nuevos paquetes de recortes salariales aprobados por el primer ministro David Cameron y en la que participaron 250.000 personas. Como sucede siempre con estas medidas, nuestros gobernantes nos dicen que son decisiones difíciles que requieren valentía para imponerlas. La dificultad es la del pueblo que tiene que sufrirlas

Todas las naciones de Europa, en mayor o menor medida, se ha visto afectadas por la crisis económica y en todas se quiere aplicar la misma medicina. Recortes sociales, que paguen los que menos tienen los platos rotos de lo que hicieron mal los grandes bancos, los gobernantes y los entes abstractos que son los mercados. La gente es culpable porque ha gastado mucho, ha trabajado poco y se ha acostumbrado a recibir la educación, la sanidad y los servicios esenciales gratis. Ahora tenemos que reparar el daño hecho, y para ello habrá que ampliar las jornadas laborales, retrasar las jubilaciones, debilitar los sindicatos, reducir las indemnizaciones por despido, establecer el pago de nuestra asistencia sanitaria y de la educación de nuestros jóvenes. Sentarnos y ver como los que se encuentran en lo alto de la pirámide son cada vez más ricos y nosotros cada vez más pobres.

¿Recordáis que decía la Declaración de Independencia de los Estados Unidos? “cuando quiera que una forma de gobierno se vuelva destructora de estos principios , el pueblo tiene derecho a reformarla o abolirla, e instituir un nuevo gobierno que base sus cimientos en dichos principios, y que organice sus poderes en forma tal que a ellos les parezca más probable que genere su seguridad y felicidad “ ¿Creéis que alguno de estos gobiernos se preocupan por nuestra felicidad? No, lo único que parece inquietarles es tener contentos a los mercados , a las agencias de calificación, a las bolsas . La economía es una creación del hombre y no podemos estar a su servicio, tiene que ser la economía la que este a nuestro servicio , no podemos ser esclavos de los índices de euribor, de los tipos de interés, de los déficit públicos. La vida es otra cosa, el ser humano es otra cosa y los principios morales sobre los que se asienta nuestra cultura son otros.

Los gobiernos que hemos puesto en el poder están acabando con el espíritu de Europa y lo peor de todo es que están consiguiendo que aceptemos su visión distorsionada de como debe ser la realidad . No estamos al servicio de las instituciones, los hombres no pueden sacrificar su existencia en el altar del capital. Nos hemos acostumbrado a gobiernos que nos mienten sin que suceda nada, que nos imponen medidas injustas y pisotean todo aquello por lo que lucharon nuestros abuelos. Escribía el filósofo rumano Emil Cioran, un gran pesimista, que “podemos imaginarnos todos salvo hasta dónde podemos hundirnos” Si nuestras sociedades insisten en permanecer en silencio nos lo arrebataran todo.

Los retos a los que se tiene que enfrentar nuestro mundo son quizás los más dificiles en la historia de la humanidad. El cambio climático hasta hace poco incluso discutido por muchos ya se ha convertido en una realidad palpable como podemos ver en la fotografía de un glaciar de 1928 que en 2004 ya había desaparecido. El déficit de agua, las crisis alimentarias son amenazas no del futuro sino de nuestro presente y nuestros gobiernos centran todos sus esfuerzos en las próximas elecciones sin políticas efectivas que nos marquen el camino a seguir. La demagogia es el peor compañero para resolver los graves problemas de nuestro planeta

Hay muchos problemas vitales en el mundo de hoy, el cambio climático, los problemas energéticos, las crisis alimentarias que se avecinan, el agotamiento de los recursos hídricos y no se están adoptando medidas efectivas y realistas para enfrentarlos. Somos nosotros los que vamos a pagar las consecuencias no los que detentan el poder, y está en nuestras manos hacerlo, pero para ello tenemos que despertar. El pesimismo no es el camino, porque el pesimismo lleva al conformismo, el camino es el del descontento que nos llevará a reaccionar y buscar nuevos caminos , el de la esperanza en el futuro y el de la confianza en nuestras propias fuerzas y la capacidad para cambiar el curso de los acontecimientos, como han demostrado al otro lado del Mediterráneo tunecinos y egipcios , y los demás pueblos que luchan por su libertad.

En este mes de marzo que ahora termina en el Mentidero he escrito sobre nuestra pérdida de libertad, sobre el cambio climático, sobre la crisis alimentaria. Me gustaría más dedicarme a lo que más me atrae, el cine, la literatura, la historia, pero creo que es imprescindible que cada uno de nosotros luchemos de alguna forma para cambiar esta situación, para no resignarnos. En el mes que viene trataré no sólo de denunciar sino también de explicaros las soluciones que otros autores nos dan a conocer pero que nadie nos cuenta. Como decía Martín Luther King “si mañana se acabara el mundo yo hoy plantaría un árbol” La situación es difícil , la sociedad está dormida, pero aún confío en que estamos a tiempo para despertar y enfrentarnos al mundo que nos quieren imponer. Estamos ante la encrucijada  

YO ACUSO: UN GRITO DE INDIGNACIÓN A UNA SOCIEDAD DORMIDA

El 13 de enero de 1898 el escritor francés Émile Zola publicó en el diario “L´Aurore” un artículo que pasaría a la historia con el título de “J´accuse”, “Yo acuso”, una carta abierta al presidente de la República Francesa donde Zola salía en defensa del capitán Alfred Dreyfus(1859-1935) de origen judío, que había sido condenado falsamente por espionaje cuando el verdadero culpable era el comandante Ferdinand Walsin Esterhazy(1847-1923). Zola acusaba a la clase política , a los periodistas y a la sociedad francesa de condenar a Dreyfus sin pruebas y predispuestos en su contra por el antisemitismo que entonces imperaba en Francia. Este artículo levantó una auténtica tormenta entre la clase política francesa y a Zola le supuso ser perseguido, acusado y condenado a un año de cárcel, teniendo que huir para vivir en el exilio. Le embargaron sus bienes y era continuamente acosado pero en ningún momento se arrepintió de enfrentarse a hombres poderosos en defensa de un inocente.
Zola murió el 29 de septiembre de 1902 en su casa, aparentemente asfixiado de forma fortuita, aunque hay muchas posibilidades de que hubiera sido asesinado tapando la salida de la chimenea de la estufa de su hogar , pues ya antes un abogado de Dreyfus había sufrido también un atentado contra su vida. Cuatro años después Zola obtendría una victoria después de muerto cuando Dreyfus fue liberado y rehabilitado , aunque sólo parcialmente, por lo que no se puso remedio del todo a la injusticia al no respetar su carrera militar. En el funeral del escritor, el también escritor Anatole France diría “El fue un momento de la conciencia humana” y el propio Zola nos dejó, en uno de sus artículos , una de esas frases a las que todos los que amamos la libertad y la verdad acudimos cuando hay que defenderla , “la verdad está en camino y nadie la detendrá”
Archivo:J accuse.jpg
El artículo “Yo acuso” escrito por Émile Zola y publicado el 13 de enero de 1898 en defensa del capitán Alfred Dreyfus , condenado injustamente por espionaje debido a que era judío. Zola lo perdió casi todo por defender a un inocente pero nunca se arrepintió de ello y nos dejo el más hermoso ejemplo de lo que es luchar y comprometerse en favor de la justicia y la verdad , aunque esa defensa nos pida grandes sacrificios
Cuanto nos hace falta ahora que alguien enarbole esta bandera, la de la verdad, la de la ética, la de la lucha sin miedo a las consecuencias, el compromiso con la justicia y la defensa de los más débiles, el combate contra la miseria moral y la mediocridad de los poderosos. Es difícil encontrar hombres como Zola, capaces de arriesgar su propio bienestar para defender aquello en lo que creen hasta sus últimas consecuencias , incluso sacrificando su propia vida. Tenía razón Anatole France, Zola era un momento, un chispazo de la conciencia humana que se enfrentaba a la miseria moral y a los prejuicios de las mentes mediocres e ignorantes que le persiguieron por dejar al descubierto el antisemitismo y la xenofobia de una sociedad que se llamaba la más culta y civilizada de la época.
Me da vergüenza utilizar la figura de Zola como inspirador de este artículo, no sólo por ser casi un sacrilegio seguir sus pasos como escritor sino por carecer por completo de su grandeza humana, de su valor, de su dignidad. Yo no soy mejor que el resto de esta cobarde sociedad en la que vivimos,que ha renunciado a su dignidad, que ha renunciado incluso a saber y prefiere vivir en la ignorancia, cerrar los ojos a lo que sucede, ocultarse en sus pequeñas vidas como si lo que sucede fuera de ellas no les afectase y no les fuera a afectar a sus hijos. No, no soy mejor porque yo también he permanecido en silencio, yo también me he desentendido de mi responsabilidad como ciudadano y he contribuido con mi pasividad a la degeneración de  nuestra sociedad. Por eso, el primer Yo Acuso va dirigido contra mi, por mi falta de responsabilidad  y compromiso y , como decía George Bernard Shaw “la libertad significa responsabilidad” y si no ejerces esa responsabilidad no te mereces la libertad.
Yo acuso al gobierno español por habernos mentido durante cuatro años, negando la realidad de la situación de España, burlándose de la inteligencia de los españoles, actuando con torpeza, con ignorancia y con irresponsabilidad. Sus falacias han significado casi cinco millones de desempleados, la desmoralización de toda una nación, han provocado tensiones nacionalistas, han despertado viejos rencores que habían sido superados en la transición, han despilfarrado el dinero que ahora tanto falta en políticas que sólo perseguían ganar el voto sin reparar en las consecuencias para el futuro, han tratado de no reconocer su responsabilidad y aún hoy pretenden que se confíe en ellos. No, señor José Luis Rodríguez Zapatero , tomando prestadas las palabras de Friedrich Nietzsche “lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti”
El presidente del Gobierno, José Luis Rodriguez Zapatero, y el líder de la oposición , Mariano Rajoy, son los dos máximos representantes de una clase política que ha perdido la confianza del pueblo que, sin embargo, se resigna a su mediocridad, como si fuera inevitable depender de políticos tan mediocres incapaces de ofrecer soluciones y que sólo saben engañar para lograr más votos. Hay que exigir la democracia interna en los partidos y que los ciudadanos participemos en la elección de los candidatos , evitando así el caciquismo y el amiguismo interno , y hay que exigir al presidente responsabilidades por el peor gobierno de nuestra corta democracia  
Los errores se pueden perdonar, lo que no se puede excusar es la mentira, y usted y su gobierno nos ha mentido en la cara y espera que seamos tan estúpidos que le sigamos creyendo y que , además, le perdonemos y no exijamos responsabilidades. Si alguien como usted cometiera los errores que usted  ha cometido en una empresa hace tiempo que estaría fuera de su puesto trabajo,  pero tiene suerte, ha dado con una sociedad silenciosa y dormida que baja la cabeza cuando la humillan y no es sensible a la mentira . La historia siempre termina juzgando, y le juzgará como lo que es, el peor dirigente de la historia de la democracia española.
Yo acuso a todos los partidos de la oposición política, desde el Partido Popular hasta Izquierda Unida, desde el Partido Nacionalista Vasco hasta Convergencia i Unión y al conjunto de la clase política española. Ninguno de ustedes ha sabido proponer a la sociedad un plan alternativo, una política inteligente, una esperanza para un futuro mejor. El pueblo no necesita promesas, necesita que le digan la verdad, no necesita los caramelos que nos venden en los mítines de las campañas electorales, necesita conocer cual es la situación real de nuestra nación, los sacrificios que tenemos que afrontar y el sentido de esos sacrificios.Hablan y se llenan la boca de democracia, de libertad, de igualdad, de grandes palabras que ustedes vacían de significado porque ¿como quieren que les creamos si son los primeros en no practicar la democracia?
La falta de democracia no es sólo de España, es un mal que afecta a toda Europa y que se demuestra en la lamentable clase dirigente que tenemos. ¿Quién práctica unas primarias donde el pueblo pueda participar directamente en la elección de sus candidatos?¿por qué tienen miedo a darnos voz?Claro, es más fácil convertir los partidos políticos en cortesanos que alaban a su líder para que este les pueda dar alguna prebenda , para convertir a los líderes de cada partido en auténticos caciques que colocan a sus amigos y no premian la valía personal sino la lealtad al jefe. Es la corrupción del sistema democrático, la perversión de la libertad que es vendida en favor de los intereses personales de una clase política que olvida que se deben a sus electores y no al partido, un pueblo al que sólo acuden cada cuatro años para volver a engañarles haciéndoles creer que de verdad tenemos participación en el gobierno.
Toxo y Cándido Méndez, los representantes de los dos sindicatos más importantes de España y los grandes traidores a todos los trabajadores. Sus sindicatos viven  de las subvenciones recibidas del Estado y negocian a nuestras espaldas , mientras sus miembros gozan de privilegios por ser del sindicato. Hace tiempo que no representan a nadie más que a ellos mismos
Yo acuso a los sindicatos de trabajadores porque ya no sirven a los trabajadores ni a los desempleados, porque ya no luchan por defender sus intereses ni sus derechos aunque quieran seguir haciéndonos creer que es así, cuando en realidad han vendido su alma al gobierno de turno a cambio de los millones que obtienen a través de las subvenciones gubernamentales y convirtiéndose en una casta de privilegiados dentro de cada empresa, donde venden a sus compañeros a la empresa mientras ellos permanecen en sus puestos de trabajo a los que no acuden por ser “liberados”. Decía Karl Marx, aunque me pregunto si les dice algo este nombre a nuestros sindicatos, que “el obrero tiene más necesidad de respeto que de pan” y ustedes han faltado el respeto a los trabajadores y han traicionado la confianza que durante años se habían ganado.
Si algo son ustedes ahora es funcionarios del gobierno, mantenidos , lactantes del pecho del Estado, corrompidos e incapaces de dar la cara por sus compañeros. Por supuesto que hay excepciones, porque toda generalización es injusta, pero no estoy aquí juzgando casos particulares sino del fracaso de unos grupos creados para defender a los trabajadores y que han abandonado esa responsabilidad. Ya no podemos confiar en ustedes, son una pieza más de este sistema , complices en la ruina de tantas familias, amigos de quienes nos han llevado a la triste situación en la que ahora se halla sumida nuestra nación. Si aún les quedara algo de esa dignidad, de esa honradez, de esa responsabilidad que dicen tener abandonarían todos sus privilegios, dejarían sus puestos en los sindicatos y volverían a luchar por sus compañeros como iguales, y no como una casta aparte. Han arrastrado por el fango la lucha de más de un siglo de miles de hombres y mujeres que llegaron a dar su vida por unas condiciones de vida más dignas y humanas.
Yo acuso a los empresarios, porque se han olvidado que la empresa no es sólo una maquina de hacer dinero, de lograr el máximo beneficio sin importar los costes que eso suponga. Se que existen muchos buenos empresarios que conservan su conciencia social, pero esas grandes empresas que despiden a sus trabajadores mientras obtienen ganancias millonarias, esos ejecutivos que congelan salarios mientras ellos se enriquecen, esos empresarios corrompidos que roban a la sociedad evadiendo impuestos y no asumen sus culpas en la crisis y aún tienen la cara dura de pedir que los demás paguemos su mala gestión, ellos y su codicia sin freno , su ausencia de moralidad son uno de los cánceres que devoran nuestra sociedad.
De izquierda a derecha parte superior  Emilio Botín(B.Santander),Florentino Pérez(ACS), César Alierta(Telefónica), Isidoro Álvarez(El Corte Inglés), Rodrigo Rato(Cajamadrid) y en la parte inferior Rafael del Pino(Ferrovial),Ignacio Sánchez(Iberdrola), Antonio Vázquez(Iberia), Francisco González(BBVA) e Isidro Fainé(La Caixa). Son los grandes empresarios de España, los mismos que se han olvidado que se han olvidado del interés general para centrarse sólo en incrementar sus beneficios y repartir sus ganancias entre sus ejecutivos  
Todos ellos parecen seguir el mandamiento pronunciado por un economista inglés del siglo XIX llamado Walter Bagehot “el capital debe guiarse por el egoísmo, no debe dejarse llevar por la benevolencia”. Desde luego lo han cumplido con creces, tratando a sus empleados como poco más que números a los que se utiliza y se borran cuando ya no son útiles porque lo importante no son las personas, sino repartir más dividendos entre los accionistas . Un sistema que se olvida del ser humano, como sucede con el capitalismo imperante, es un sistema enfermo pero tiene muy buenos médicos para mantenerlo durante mucho tiempo en la agonía.
  
Yo acuso a la sociedad española por su silencio, por su resignación, por su falta de coraje, por su egoísmo, por su falta de solidaridad, por su desidia, por su ignorancia , por cerrar los ojos ante la realidad. Nos llenamos de razón cuando hablamos en los bares, cuando insultamos a unos y otros pero parece que olvidamos que la razón no sólo se defiende en la barra del bar, junto a los amigos, ni que la democracia consiste nada más que en depositar nuestro voto cada cuatro años en una urna para despreocuparnos de lo que suceda hasta cuatro años después. ¿Cómo puede ser que no estemos en las calles exigiendo responsabilidades?¿Cómo puede ser que no seamos capaces  de hacer oír un grito de indignación a gobierno, partidos políticos , sindicatos y empresarios por la situación a la que nos han llevado?
Los desempleados son personas, no deberían ir como mendigos suplicando un puesto de trabajo a quién se lo quiera dar, y los que tienen trabajo deberían apoyar  a los desempleados porque todos formamos parte de una misma sociedad, y lo que afecta a una parte del cuerpo de esa sociedad afecta a todo el organismo. Y todos, desempleados y trabajadores, deberíamos ser capaces de hacer  oír nuestra voz, no en el bar, no en las tertulias de la radio, no en una carta al periódico, sino en la calle , donde realmente se libran las batallas contra el poder, como ya se ha demostrado en el Norte de África. No estoy hablando de una revolución, no , porque vivimos en una democracia , pero si obligar a que nuestra voz sea escuchada, nuestras preguntas respondidas y nuestros derechos respetados.
Stéphane Hessel, con sus 93 años, ha demostrado más capacidad de reacción, más vitalidad que la mayor parte de nuestra juventud. Debería avergonzarnos que tenga que ser un anciano el que nos haga un llamamiento a levantarnos contra la injusticia y la dictadura de los mercados. Él fue uno de los redactores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, unos derechos que parece que ahora no tenemos fuerzas para defender
No estoy en absoluto de acuerdo con las palabras de George Bernard Shaw cuando escribía que “la democracia sustituye las designaciones que efectúa una minoría corrompida por las elecciones que efectúa una mayoría incompetente”. Creo que la democracia es el único sistema que ha creado el ser humano para gobernarse con la máxima justicia posible, pero para su funcionamiento necesita de la participación del pueblo, de la sociedad, pero nosotros hemos delegado esa responsabilidad, no nos interesa la política aunque suframos sus consecuencias y nos hemos convertido en unos egoístas que sólo se preocupan en defender su pequeño territorio, su hogar, desinteresándose de lo que sucede a su alrededor. Pero aunque queramos permanecer al margen la realidad al final se impone y nos arrastra.
Y las acusaciones que hago dirigidas a España son extensibles a toda Europa, una Europa que ha olvidado los valores de los que se decía defensora y no tenemos más que girar la cabeza y mirar hacia el Norte de África donde, durante décadas, se han mantenido dictaduras con el apoyo entusiasta de nuestros democráticos gobiernos, aunque ahora se lleven las manos a la cabeza y no escatimen elogios a los movimientos revolucionarios. No hemos construido una Europa de la ética y la justicia, hemos construido una Europa del capital y los mercaderes, una estructura sin espíritu dirigida por personas que no deberían de ocupar esos puestos de responsabilidad pero que son el resultado de unas sociedades decadentes, donde la conformidad y la comodidad han sustituido al entusiasmo y la vitalidad. Una Europa que recuerda a aquel Imperio Romano del siglo V, cuando aún conservaba el nombre y la fama pero no era más que un castillo de naipes al que la más ligera corriente de aire iba a derribar.
¿Háremos algo o seguiremos viviendo como simples espectadores de los acontecimientos?¿Vamos a continuar viviendo como si no fuera con nosotros hasta que no nos afecta a nuestra vida personal?¿seguiremos hablando en los bares para luego agachar la cabeza?¿continuaremos aceptando condiciones de trabajo cada vez más injustas sólo porque no tenemos el valor de unirnos y luchar contra la dictadura de los mercados?¿aceptaremos a esta clase política, de cualquier partido, que lleva años engañándonos y demostrando su mediocridad e incompetencia?¿nos mantendremos en este silencio entre cobarde, indiferente y estúpido en el que nos hallamos?
Imagen de las manifestaciones del pasado mes de enero en El Cairo. Los egipcios supieron desafiar el miedo para conquistar su libertad, una libertad que les era negada no sólo por su gobierno sino por los gobiernos occidentales que sostuvieron estas dictaduras durante decadas. Nosotros no estamos en su situación, pero son un ejemplo de como hay que actuar cuando se trata de exigir responsabilidades al poder y hacer oir la voz del pueblo   
Hace unos días leí un libro de un hombre de 93 años de edad que comente en el Mentidero, “Indignaos” era su título y su autor Stéphane  Hessel , y este anciano de espíritu juvenil escribía “El poder del dinero nunca ha sido tan grande , insolente y egoísta con todo , desde sus propios siervos hasta las más altas esferas del Estado” y proclama “De la indignación tiene que salir la resistencia contra la dictadura de los mercados”. Es lo que nos pide, que mostremos nuestra indignación , que no estamos de acuerdo con la situación actual y no estamos dispuestos a aceptarlo sin que nos expliquen las razones.
Unámonos todos, organicemos entre todos una demostración en nuestras ciudades del descontento que sentimos , de la rabia ante la injusticia , de la indignación que nos provocan con sus actitudes. Si hay que introducir cambios, si hay que aceptar sacrificios para salir adelante, para reformar la sociedad y el sistema estaremos dispuestos pero para ello primero hay que exigir que los responsables pidan perdón y renuncien a sus cargos, que se diga cual es la verdadera situación en la que nos hallamos por muy dolorosa que sea esa realidad y que se presente un plan con los pasos que tenemos que dar para lograr avanzar todos juntos en la misma dirección. Si para ello es necesario  un gobierno de concentración donde estén representadas todas las fuerzas políticas que se haga así, siempre partiendo de que todos los candidatos deberán ser aprobados por el pueblo en consultas primarias de cada partido, como exige una auténtica democracia.
La única forma para lograrlo es forzar al poder a ello y eso sólo se puede hacer saliendo a la calle pacíficamente  demostrando que la sociedad aún es capaz de dar un grito de indignación. Si alguien que me lea está de acuerdo y quiere unirse a mi  podemos tratar de difundir esta llamada a la indignación de la sociedad  y organizar una demostración popular de este descontento. Hace apenas un mes asistí a una protesta de parados donde apenas acudieron 50 personas, pero aún no he perdido la esperanza en despertar a nuestra sociedad. Desde aquí, desde esta ventana que utilizo para comunicarme, pido a aquel que se quiera unir que me escriba(chrismielost@telefonica.net)  para tratar de difundir el mensaje de indignación a través de las redes y demostrar al poder que aquí también sabemos organizarnos para hacer oír nuestra voz. Sólo no podré mover nada pero seguro que con ayuda seremos capaces de despertar a este pueblo dormido y sacarlo a la calle bajo el grito de “¡INDIGNAOS!”