LOPE DE AGUIRRE Y LOS MARAÑONES. UN HOMBRE CONTRA EL IMPERIO ESPAÑOL

Dentro de los muchos personajes que participaron en la conquista española del Nuevo Mundo, entre figuras casi legendarias como Hernán Cortés(1485-1547) , conquistador del Imperio Azteca, o Francisco Pizarro(1478-1541), que hizo lo propio con el Imperio Inca,  y entre los muchos hechos que la jalonan, heroicos unos terribles y sangrientos otros, hay un personaje singular, un hombre extraño , al que muchos califican de loco o monstruo y  del que Simón Bolívar(1783-1830) dijo  que era el autor de “la primera declaración de independencia del Nuevo Mundo” mientras que el escritor español Javier Reverte(1944)  en su obra “El Río de la desolación” nos deja una opinión bien diferente “es probable que muy pocos seres humanos hayan sido tan malignos en la historia como Lope de Aguirre, o al menos tan conscientes de su iniquidad. Era un hombre que parecía amar la maldad y que , cuanto menos, hizo de ella su causa y bandera” Un hombre que llegaría a proclamar un reino separado de la corona de España , que no reconocería la autoridad de Felipe II (1527-1598) y cuya aventura comenzó en la búsqueda del mítico reino de El Dorado. Este hombre se llamaba Lope de Aguirre (hacia 1511-1561), al que los españoles llamarían El Loco y él a sí mismo se bautizó como “El Peregrino”.

 Pero para conocer su historia  primero tenemos que viajar a un reino que se hallaba en el corazón del Altiplano Cundiboyacense,en el corazón de la actual Colombia, más allá de los límites del Imperio Inca  Cuando los conquistadores españoles llegaron a lo que hoy conocemos con el nombre de Colombia, la parte central de este territorio estaba ocupado por un conjunto de cacicazgos que formaban una unidad política , la Confederación Muisca, la más grande organización de tribus indias de América al margen del Imperio Azteca o el Imperio Inca. Los muiscas, palabra que significa “gente” o “personas”, y que también son llamados chibchas, habían llegado a aquellas tierras en un tiempo que los arqueólogos estiman entre el 5000 y el 1000 a. C y era un pueblo dedicado a la agricultura, la cerámica y la orfebrería. Entre los productos con los  que comerciaban estaban la sal, las esmeraldas, el cobre, el carbón y el oro, pero este último no lo extraían ellos sino que lo importaban de otras regiones. Los enfrentamientos entre las diferentes tribus eran habituales y se hallaban enzarzados en una de estas guerras civiles cuando los primeros españoles llegaron a su territorio.

Mapa de Colombia con la extensión que ocupaba la Confederación Muisca en el momento en que los españoles llegaron a su territorio en 1535 en la expedición organizada por Pedro Fernández de Lugo y en la que también participaba el futuro fundador de Santa Fe de Bogotá en 1538 y conquistador del territorio de los muiscas, dando a las nuevas tierras conquistadas el nombre de Nuevo Reino de Granada en recuerdo del último reino musulmán conquistado por los Reyes Católicos en 1492 (imagen procedente de http://listas.20minutos.es )
Era el año  1535 cuando Gonzalo Jiménez de Quesada(1509-1579)  acompañaba a la expedición organizada por  Pedro Fernández de Lugo(1476-1536),  adelantado de las Canarias y Gobernador de Tenerife y La Palma , que tenía como objetivo la ciudad de Santa Marta  que Pedro Fernández iba a gobernar. Gonzalo Jiménez de Quesada viajaba en la expedición para administrar justicia. Apenas tres meses después de su llegada se le encomendó dirigir una expedición al interior de su territorio siguiendo el curso del río Magdalena , que había sido descubierto en 1501 por otro navegante español , Rodrigo de Bastidas(1445-1527), el más importante de los ríos colombianos con una longitud superior a los 1500 kilómetros. La intención de esa expedición era alcanzar las tierras del Perú, donde ya se encontraba Francisco Pizarro(1478-1541) que acababa de conquistar el Imperio Inca. Entre las instrucciones recibidas por Quesada estaba la de mantener la paz con las tribus que hallase en su camino   y pedirles oro, la gran obsesión de los españoles que llegaba a América.
La expedición salió de Santa Marta en abril de  1536 y Gonzalo Jiménez de Quesada tenia bajo su mando a 680 hombres con los que se internó en aquel territorio inexplorado. Al ir encontrándose a diferentes tribus en su camino pudo saber por ellas que existía un activo comercio de la sal entre las tribus que habitaban las zonas de la sabana con otras tribus que habitaban en la zona del altiplano y que tenían una gran laguna a la que llamaban “laguna de sal” . Gonzalo decidió dirigirse hacia allí y sería entonces cuando tuvo su primer contacto con los muiscas y donde nació posiblemente el mito de El Dorado, cuando estos le narraron a Gonzalo Jiménez de Quesada  sus ritos. El padre del panteón muisca era Sue, el dios Sol,  al que rendían culto en particular el día del solsticio de verano cuando se pintaban el cuerpo  con oro y se embriagaban con la chicha, una bebida alcohólica obtenida de la fermentación del maíz sin destilar, para pedir la protección de Sue y propiciara buenas cosechas. Pero el relato que oyeron los españoles entonces lo recoge el cronista  Juan Rodríguez Freyle(1566-1640) en su obra conocida como “El Carnero”  aunque su título original era mucho más  largo “Conquista y descubrimiento del Nuevo Reino de Granada de las Indias Occidentales del Mar Océano, y Fundación de la ciudad de Santafé de Bogotá, primera de este reino donde se fundó la Real Audiencia y Cancillería, siendo la cabeza se hizo su arzobispado”, espero que no os hayáis quedado sin aire al leerlo de un tirón,  y que escribió mucho después de estos acontecimientos, en 1636. En ella leemos la descripción del rito que dio origen a la leyenda de El Dorado

La belleza áurea de la Balsa Muisca, elaborada en oro y que hace alusión a la ceremonia que se celebraba en la Laguna de Guatavita , una especie de investidura de poder del heredero del cacicazgo quién cubría su cuerpo con polvo de oro y en presencia de todo el pueblo lanzaba a las aguas de la laguna oro y esmeraldas como ofrenda a los dioses. Esta ceremonia está en el origen de la Leyenda de El Dorado que perseguirían los españoles durante décadas, cegados por su obsesión por el oro. En esta hermosa obra de la orfebrería muisca vemos una balsa hecha con troncos en cuyo centro se halla una figura que se eleva sobre el resto, el heredero del cacicazgo y protagonista de la ceremonia, rodeado de sus soldados . Se estima su creación en una fecha comprendida entre el siglo VII y el XVI. Se había perdido y no fue hallada hasta el año 1969, cuando unos campesinos la encontraron dentro de una vasija de cerámica que estaba adornada por una cabeza con dientes , como si se tratara de una amenaza. En la actualidad se conserva en el Museo del Oro de Bogotá (imagen procedente de http://motoparaviajar.blogspot.com )
“En aquella laguna de Guatavita se hacía una gran balsa de juncos, y aderezábanla lo más vistoso que podían… A este tiempo estaba toda la laguna coronada de indios y encendida por toda la circunferencia, los indios e indias todos coronados de oro, plumas y chagualas… Desnudaban al heredero y lo untaban con una liga pegajosa, y rociaban todo con oro en polvo, de manera que iba todo cubierto de ese metal. Metíanlo en la balsa, en la cual iba parado, y a los pies le ponían un gran montón de oro y esmeraldas para que ofreciese a su dios. Entraban con él en la barca cuatro caciques, los más principales, aderezados de plumería, coronas, brazaletes, chagualas y orejeras de oro, y también desnudos… Hacía el indio dorado su ofrecimiento echando todo el oro y esmeraldas que llevaba a los pies en medio de la laguna, seguíanse luego los demás caciques que le acompañaban. Concluida la ceremonia batían las banderas… Y partiendo la balsa a la tierra comenzaban la grita… Con corros de bailes y danzas a su modo. Con la cual ceremonia quedaba reconocido el nuevo electo por señor y príncipe”

FRAGMENTO DE “EL DORADO” DE CARLOS SAURA  

En este fragmento de la película “El Dorado” de Carlos Saura del año 1987 vemos una reconstrucción de como podía ser la ceremonia que daría origen a la Leyenda del Dorado. Las imagenes son de una gran belleza

Gonzalo Jiménez de Quesada siguió su camino al frente de la expedición pero algunos de sus hombres o bien algún indígena harían un relato muy parecido al recogido por Juan Rodríguez Freyle en Quito , ciudad que había sido conquistada por uno de los hombres que acompañó a Francisco Pizarro en la conquista del Imperio Inca, Sebastián de Belalcázar(1480-1551). Quito había sido la ciudad más septentrional del Imperio Inca y Belalcázar la conquistó en 1534, refundándola después de arrasar la ciudad inca y dándole el nombre de San Francisco de Quito en homenaje a los misioneros franciscanos que le acompañaban. Cuando el relato de la ceremonia de los indios muiscas en la Laguna de Guatavita llegó a oídos de  Belalcázar no tardó en contagiarse de la fiebre del oro que con tanta facilidad se apoderaba de los conquistadores españoles  y emprendería la búsqueda de aquel lugar que ya era llamado  El Dorado durante  una expedición emprendida en 1536,  al frente de 200 soldados españoles y 6000 indios yanaconas con la que pretendía asegurar el dominio español de toda esta región. Durante el transcurso de la misma fundaría ciudades como Santiago de Cali, Popayán y Guayaquil pero no encontraría  El Dorado.

Fotografía de la Laguna de Guatavita donde los muiscas celebraban la ceremonia en la que el heredero del cacicazgo arrojaba a sus aguas oro y esmeralda como ofrenda a los dioses. Era una , aunque no la única, de las lagunas sagradas de los muiscas y en varias ocasiones los españoles tratarían de desecarla para descubrir el tesoro que estaban convencidos que tenían que ocultar sus aguas (imagen procedente de http://www.absolut-colombia.com )

En otro artículo del Mentidero titulado “El Descubrimiento del Amazonas y la expedición de Francisco de Orellana”  vimos como se había organizado otra expedición en busca de El Dorado que partía desde Quito encabezada por Gonzalo Pizarro(1510-1548), hermano de Francisco Pizarro, y Francisco de Orellana (1511-1546) aunque aquí la leyenda se había transformado y El Dorado era ahora un legendario rey que gobernaba sobre un país fabuloso situado en un lugar incierto entre Colombia, Ecuador, Brasil, Perú y Bolivia que estaría lleno de riquezas. En aquel artículo vimos como la expedición no halló aquel reino legendario pero si se convirtió la propia expedición en leyenda al recorrer todo el río Amazonas hasta su desembocadura. Y en este momento vamos a dejar la búsqueda fracasada de El Dorado para buscar a nuestro protagonista, Lope de Aguirre, que habría nacido en la localidad  de Oñate, provincia de Guipuzcoa, sin que se haya podido determinar la fecha exacta, comprendida entre 1511 y 1516, aunque es más probable que este más próxima a la primera de ellas.

Poco sabemos de sus primeros años pero cuando llegan a España las noticias de la conquista del Imperio Inca por Francisco Pizarro y de lo ricas que eran aquellas tierras en oro, Lope de Aguirre se debía hallar en Sevilla y tomó la decisión de partir rumbo a América. En 1534 lo encontramos en Cartagena de Indias y ya en 1537 estaba en Perú, donde no tardaría en hacerse notar por su carácter pendenciero y violento. Ese mismo año estallaba la guerra civil entre los partidarios del conquistador de los incas, Francisco Pizarro, y el también conquistador Diego de Almagro(1475-1538), que había participado junto a Pizarro en la conquista del Perú y es considerado el descubridor de Chile. El motivo de la disputa era la posesión de la que fuera capital inca, la ciudad de  Cuzco, que Almagro había ocupado en 1537 por considerarla bajo la jurisdicción del territorio que le correspondía como gobernador de Nuevo Toledo y Adelantado de las tierras más allá del Lago Titicaca ante la oposición de Francisco Pizarro y sus hermanos.

Archivo:Diego-de-Almagro.png
En este grabado del belga Johann Theodorus de Bry (1528 – 1598) se representa la captura de Diego de Almagro después de ser derrotado por las fuerzas de los Pizarro en la Batalla de las Salinas en 1538. Almagro suplicaría por su vida pero uno de los hermanos de Pizarro, Hernando Pizarro, le avergonzaría su actitud que consideraba impropia de un hombre que había participado en la conquista de Perú y había dirigido una expedición de descubrimiento en Chile. Para evitar una ejecución publica temiendo la reacción de la población, muchos partidarios de Almagro, se decidió ejecutarlo en el interior de la prisión por estrangulamiento con torniquete . Seria su sirviente negra Malgarida la que recogería su cadáver para enterrarlo en la iglesia cuzqueña de La Merced  

El 12 de junio de 1537 Almagro derrotó e hizo prisionero a dos de los hermanos de Pizarro, Gonzalo Pizarro y Hernando Pizarro(1502-1578) en la batalla de Abancay. Francisco Pizarro simuló mostrarse conforme con la ocupación de Cuzco por Almagro, ya que esa era la voluntad del emperador Carlos V(1500-1558), pero lo que hacía era ganar tiempo para preparar su propio contraataque. El 6 de abril de 1538 los partidarios de Pizarro se enfrentaron de nuevo contra las tropas de Almagro en la batalla de las Salinas, donde Almagro fue derrotado y capturado. Sabiéndose perdido, Almagro suplicó por su vida, a lo que Hernando Pizarro, que el año anterior había sido su prisionero, le replicó “Sois caballero y tenéis un nombre ilustre; no mostréis flaqueza; me maravillo que un hombre de vuestro ánimo tema tanto a la muerte. Confesaos, porque vuestra muerte no tiene remedio.”. En efecto , su muerte no tenía remedio y fue ejectuado el 8 de julio de 1538, estrangulado en prisión y decapitado después en la plaza de Cuzco.
En esta Batalla de las Salinas participó Lope de Aguirre del lado pizarrista . En 1541  Francisco Pizarro sería asesinado por los partidarios de Almagro,  y el poder quedaría en manos del hijo de Almagro, Diego de Almagro El Mozo(1522-1542). Mientras, llegaba a Perú Cristóbal Vaca de Castro(1492-1566), que había sido enviado por el emperador Carlos V para poner paz entre pizarristas y almagristas y gobernar el territorio hasta que el emperador enviase a un virrey . Vaca de Castro se enfrentó a Almagro el Mozo y le derrotó en la batalla de Chupas el 16 de septiembre de 1542, donde Diego Almagro el Mozo fue capturado, condenado a muerte y ejectuado en la ciudad de Cuzco igual que lo había sido su padre. En 1543 llegaba el nuevo virrey, Blasco Núñez de Vela (1495-1546) cuya principal misión iba a ser poner en práctica las Leyes Nuevas con las que se pretendía mejorar la situación de los indígenas explotados en las encomiendas españolas.  Gonzalo Pizarro se sublevaría en 1544 contra estas leyes en la conocida como la Gran Rebelión de Encomenderos , enfrentándose a  los ejércitos reales.

Blasco Núñez de Vela es destituido por los hombres de Gonzalo Pizarro y enviado de regreso a España, pero vuelve al frente de un ejército dispuesto a hacerse de nuevo con las riendas del poder. Sin embargo, será derrotado una vez más en la batalla de Iñaquito en el actual Ecuador a comienzos de 1546, y además de derrotado también es capturado y decapitado.  Parece que Lope de Aguirre primero había servido a las órdenes de Gonzalo Pizarro pero luego le traicionó y se pasó a las filas del virrey por lo que tras la derrota de los hombres de Blasco Núñez de Vela y la propia muerte del virrey en la batalla,  Lope de Aguirre  se ve obligado a huir del Perú embarcando en la ciudad de Trujillo rumbo a Nicaragua. En cuanto a la guerra civil del Perú a acabaría en 1548 con la victoria de las tropas realistas dirigidas por el presidente de la Real Audiencia de Lima, Pedro de la Gasca(1493-1567),  en la batalla de Jaquijahuana donde Gonzalo Pizarro sería capturado y luego ejecutado. De esta guerra Lope de Aguirre se quedaría como recuerdo unas manos quemadas por la explosión de un arcabuz en malas condiciones y una herida en el pie que le causaría una cojera para el resto de su vida.

El cronista Fernando Vázquez , que acompañaría a Lope de Aguirre en el viaje que relato en este artículo, describe así a Lope de Aguirre en su “Jornada de Omagua y Dorado” “Era vicioso , lujurioso, glotón; tomábase muchas veces de vino . Era mal cristiano, y aún hereje luterano, o peor; pues hacía y decía las cosas que hemos dicho atrás, que era matar clérigos, frailes, mujeres y hombres inocentes sin culpa  y sin dejarlos confesar , aunque ellos lo pidiesen. Nunca supo decir ni dijo bien de nadie, ni aun de sus amigos;era infamador de todos, no hay algún vicio que en su persona no se hallase” Esta  descripción junto con el rostro del grabado que representa a Lope de Aguirre nos dibuja a un personaje terrible, más aún si se convierte en el líder de una expedición en medio de la selva , una expedición que se convertiría en una pesadilla de sangre y locura (imagen procedente de http://www.elortiba.org )  

Ya por entonces sus hombres le conocían como “Aguirre el Loco” por su carácter violento.  Las siguientes noticias sobre la vida de Lope de Aguirre nos llevan al año 1551 y a la ciudad de Potosí, en la actual Bolivia, cuando Lope de Aguirre es arrestado por el juez Francisco de Esquivel por violar las Leyes Nuevas . Me detengo un momento para explicar en que consistían estas Leyes Nuevas , cuyo título completo era “Leyes y ordenanças nuevamente hechas por su Magestad para la governación de las Indias y buen tratamiento y conservación de los Indios”  y que como refleja su título trataban de proteger a los indios de los malos tratos recibidos de los encomenderos. Recordemos que las encomiendas tenían tres objetivos, uno de los cuales era el reconocimiento del indio como un súbdito libre del rey y que por lo tanto no podía ni debía ser tratado como un esclavo, el dueño de la encomienda estaba obligado a procurar la evangelización de los indios a su cargo y finalmente el indio estaba obligado a trabajar en las encomiendas para el dueño de las mismas. El resultado había sido que si jurídicamente los indios eran libres, en la práctica no eran más que mano de obra esclava explotada por el encomendero. Como suele suceder , la distancia entre la ley y la realidad era muy grande.

Para corregir esta situación en 1542, debido en gran parte a los esfuerzos de fray Bartolomé de las Casas(1484-1566), se promulgaban las Leyes Nuevas que estaban dirigidas al buen trato de los indios, prohibía que ninguno de ellos pudiera ser esclavo por motivo alguno y aquellos que en el momento de entrada en vigor de las Leyes estuvieran esclavizados tenían que ser puestos al momento en libertad . Además no podían ser utilizados para trabajos sin recibir remuneración alguna por ello y establecía que una vez muertos los primeros conquistadores a los que se había concedido las encomiendas, estas no fueran heredadas por nadie y pasaran a depender directamente de la Corona . Estas leyes son las que habían originado la sublevación de los encomenderos dirigidos por Gonzalo Pizarro y la guerra civil que se  prolongaría durante cuatro años y la violación de estas leyes significaba ahora la detención de Lope de Aguirre . El juez no tuvo en consideración que Aguirre era hidalgo, lo que le otorgaba algunos privilegios en los castigos, y ordenó que fuera azotado en público . Había herido el orgullo de Lope de Aguirre , que no era hombre que olvidara ofensas.

Una de las rutas posibles que siguió la expedición que partiría el 26 de septiembre de 1560, aunque hay otra alternativa, por lo que os adjunto más abajo otro mapa donde además aparece también la ruta de Francisco de Orellana que 27 años antes también había buscado El Dorado. En todos los casos la expedición alcanzará la isla de Margarita, que hoy pertenece a Venezuela después de un viaje teñido de sangre y de situaciones surrealistas, en las que unos centenares de hombres iban a declarar su independencia de España y en rebeldía ante el rey Felipe II (imagen procedente de http://globedia.com )    

 Cuanto terminó su mandato el juez , temiendo la reacción de Aguirre, huyó a Quito y hasta allí le persiguió Aguirre y cuando regresó a Cuzco Aguirre no vaciló en seguir detrás de sus pasos. La persecución duraría tres años hasta que por fin en 1553 cazó a su presa , el juez, en su residencia en Cuzco, dándole muerte. Aguirre fue arrestado y condenado a muerte, aunque luego sería indultado sin que haya encontrado en las fuentes que he consultado el motivo de este indulto.Mientras, en 1556 llegaba un nuevo virrey a Perú, Andrés Hurtado de Mendoza (1510-1560) y dos años después recupera la búsqueda de El Dorado, que durante años había permanecido abandonada después de la expedición del Amazonas de Francisco Orellana(1511-1546). Aunque probablemente pesaba más en el animo del virrey la necesidad de alejar del territorio a la gran cantidad de veteranos y mercenarios desocupados después de los años de guerra civil que la búsqueda del mítico reino de oro . La organización y liderazgo de la expedición que recibirá el nombre de “Jornada de El Dorado y el reino de Omagua” al capitán Pedro de Ursúa(1525-1561)

Ursúa, que había sido Justicia Mayor en la ciudad de Santa Marta, en la actual Colombia, inicia la construcción de las embarcaciones con las que realizaran el viaje zarpando en el río Huallaga, un río de más de mil kilómetros de longitud, afluente del Marañón que , a su vez , es afluente del Amazonas. La expedición sería conocida después también con el nombre de Los Marañones precisamente porque parte del recorrido se haría por el curso del Marañón. Mientras se constuyen las embarcaciones Ursúa regresa a Lima para contratar al resto de hombres necesarios en la expedición, entre los que se presenta voluntario Lope de Aguirre.  A Ursúa le aconsejan que no lo lleve consigo, le hablan de su fama de hombre violento e iracundo que le ha ganado el sobrenombre de el Loco Aguirre , pero Ursúa hace oídos sordos a estas recomendaciones y no sólo lo incorpora a su expedición sino que además le convierte en el cuarto hombre en rango dentro de la misma como jefe militar o maestre de campo. Por encima de Aguirre estaban el propio Ursúa , que viajaba en calidad de gobernador de las nuevas tierras que fueran descubiertas, Juan de Vargas, segundo en el mando y Fernando de Guzmán, tercero en el mando.

FRAGMENTO DE “EL DORADO” DE CARLOS SAURA

El director español Carlos Saura (1932) realizó en 1987 la película “El Dorado” en la que contaba la expedición dirigida por Pedro de Ursúa y de la que se iba a adueñar Lope de Aguirre. En la escena que os adjunto a continuación  asistimos al momento en que da comienzo la expedición el 26 de septiembre de 1560, aunque en la escena dicen el 27 de septiembre pero en todos los libros que he consultado aparece el 26. Como no he encontrado ningún documental que trate esta historia en castellano creo que es una buena forma de poner imagenes a lo que estamos leyendo. El que pronuncia el discurso es Pedro de Ursúa y tiene a su lado a su amante, la bella Ines de Atienza, mal vista por muchos de sus capitanes.

La expedición formada por tres bergantines, naves rápidas y ligeras con dos mástiles, y acompañada por varias balsas, zarpaba el 26 de septiembre de 1560, con trescientos españoles, medio millar de indios, unas decenas de esclavos negros y también con un reducido grupo de mujeres entre las que se encontraban dos mestizas, Elvira, hija de Lope de Aguirre, e Inés de Atienza, amante de Ursúa, y a la que dedicaba mucha más atención que a la dirección de la expedición. Según los relatos que luego llegaron de la expedición, Ursúa descuidaba demasiado sus obligaciones, despertando el recelo y el descontento entre sus hombres que culpaban a Inés del cambio de actitud de Ursúa, como nos lo cuenta el cronista Fernando Vázquez, autor de “Jornada de Omagua y Dorado” “Le había hechizado , porque de muy afable y conversable que solía ser con todos, se había vuelto grave y desabrido y enemigo de toda conversación”. La expedición siguió el curso del Huallaga para desembocar luego en el Marañón  y este hasta su confluencia con el río Ucayali, donde se le unió otro contingente de españoles procedentes de Quito.

En este otro mapa se repesenta la otra alternativa de la expedición de Ursúa y Lope de Aguirre en 1560  junto con el itinerario que había seguido su precursor, Orellana, en 1542. Según esta versión el itinerario habría sido el mismo , recorriendo todo el Amazonas hasta llegar a su desembocadura y luego remontando la costa hasta llegar a isla Margarita donde los hombres de Aguirre ocuparían la isla a sangre y espada , asesinando a más de cincuenta personas y arrasando la mayoría de las poblaciones de la isla, y siguiendo con nuevos ataques y saqueos a las ciudades costeras situadas en lo que hoy es Venezuela . Aunque no se ve muy bien en el mapa , en el tercer cuadradito delimitado con una linea roja se señala el punto donde Ursúa fue asesinado (imagen procedente de http://www.lahistoriaconmapas.com )

El descontento sigue creciendo hasta que el 1 de enero de 1561 estalla un motín con dos líderes, el tercero en el mando, Fernando de Guzmán  y el propio Lope de Aguirre. Al grito de “Viva el Rey muerte al traidor” los amotinados cayeron sobre Ursúa, el segundo en el mando Juan de Vargas y los que seguían fieles a Ursúa  y les dieron muerte, como relata una vez más el cronista Fernando Vázquez “Le dieron muchas estocadas y cuchilladas hasta que lo mataron”. Después del asesinato de Ursúa y sus leales , los sublevados eligen a Fernando de Guzmán no ya como su líder sino como emperador y le conceden el título de Su Alteza Real Fernando I , el Sevillano, Príncipe por la Gracia de Dios de Tierra Firme, el Perú y gobernador de Chile. Era un auténtico golpe de estado y un desafío no sólo al virrey sino al propio rey de España, Felipe II(1527-1598). La escena debería ser casi surrealista, aquellos pocos centenares de hombres proclamando a uno de ellos emperador en medio de la selva. Os preguntaréis a todo esto que le había sucedido a la bella amante de Ursúa. No sabemos si pasó a ser amante del propio Guzmán  pero fuera como fuese su vida no sería larga, porque en el mes de marzo Aguirre ordena la muerte de Inés de Atienza a puñaladas.

Y el emperador Fernando I , o sea,  Fernando de Guzmán, tampoco la sobreviviría mucho , pues cuando la expedición se hallaba muy cerca de la confluencia entre los ríos Negro y Amazonas , el 22 de mayo de 1561 Aguirre daba muerte a Guzmán mientras este dormía . La expedición se estaba convirtiendo ya en una serie ininterrumida de asesinatos y ahora su líder era ya Lope de Aguirre que no duda en eliminar a todo aquel hombre sospechoso de guardar alguna lealtad al asesinado y efímero emperador, del que Javier Reverte recoge estas palabras del cronista Fernando Vázquez sobre sus cinco meses de surrealista imperio “En ellos no le dio tiempo de hartarse de buñuelos y otras cosas en que ponía su felicidad” . Pocos emperadores tendrán un resumen tan extraño para su gobierno, el consumo de buñuelos.

FRAGMENTO DE “EL DORADO” DE CARLOS SAURA

En este segundo fragmento de “El Dorado” de Carlos Saura que incluyo en este artículo vemos el momento en que Lope de Aguirre comunica a sus hombres que ya no reconocen la autoridad del rey Felipe II y repudian a España como su patria , proponiendo a Fernando de Guzmán como emperador . Por ello Bolívar le consideraría el primer libertador de América , pero en realidad Aguirre era un hombre de ambición desmedida y cuyo poder se cimentaba en el terror y la locura

 No sabemos muy bien el itinerario que siguió la expedición, convertida ahora en un grupo demencial gobernando por Lope de Aguirre en medio de la selva, sembrando el terror entre las tribus que vivían a orillas del río , y después de meses de singladura alcanzan el océano.Algunos dicen que siguen el Amazonas y luego remontan la costa y otros que a través del río Negro llegaron hasta el Orinoco, pero de una forma u otra el 20 de julio de 1561 desembarcaban en la Isla Margarita, frente a la costa de Venezuela. Aguirre y sus hombres conquistan a sangre y espada la isla asesinando a más de medio centenar de hombres y arrasando sus poblaciones . Diseñan su propia bandera , de color negro y con dos espadas cruzadas y ensangrentadas que recuerdan a las enseñas piratas, pues en eso se había convertido este grupo de hombres enloquecidos. Se dirige a continuación a la costa venezolana y ocupa las ciudades de Mérida y Nueva Valencia. En esta última escribe una carta dirigida al rey Felipe II , quizás la que hizo que Bolívar le considerara el primer intento independentista del Nuevo Mundo . En la carta, cuyo texto recojo del libro de Javier Reverte “El río desolado”, leemos

“He salido con mis compañeros de tu obediencia y desnaturándonos de nuestras tierras , que es España, voy a hacerte la más cruda guerra que nuestras fuerzas pudieran sustentar y sufrir. Por cierto lo tengo que vais pocos reyes al infierno porque sois pocos; que si muchos fuésedes, ninguno podría ir al cielo, porque creo allí seriades peores que Lucifer, según tenéis hambre y ambición de hartaros de sangre humana; más no me maravillo ni hago caso de vosotros , poes os llamáis siempre menores de edad , y todo hombre inocente es loco; y vuestro gobierno es aire. Avísote Rey y Señor, no proveas ni consientas que se haga ninguna armada para este río tan mal afortunado, porque en fe de cristiano te juro, Rey y Señor, que si vinieran cien mil hombres , ninguno escape, y no hay en el río otra cosa que desesperar” Y en su firma escribe “Hijo de fieles vasallos en tierra vascongada , y rebelde hasta la muerte por tu ingratitud. Lope de Aguirre , el Peregrino” . Podemos imaginarnos que Felipe II no tendría en consideración alguna esta carta procedente de un alucinado que creía dirigir una rebelión contra un imperio con un ejército de apenas dos centenares de hombres. Ya le había enviado meses antes una primera misiva en la que  firmó como El Traidor, y que tampoco tuvo respuesta de Felipe II

El actor alemán Klaus Kinski (1926-1991) encarnó a Lope de Aguirre en la película del realizador también alemán Werner Herzog(1942) en “Aguirre , la cólera de dios” del año 1972. Escribía el cronista de la expedición Fernando Vázquez sobre el comportamiento de Lope de Aguirre “Decía este tirano muchas veces que ya sabía y tenía por cierto que su ánima no se podía salvar, y que estando él vivo , ya sabía que ardía en los infiernos, y que puesto que ya no podía el cuervo ser más negro que sus alas, que había de hacer maldades y crueldades por donde sonase el nombre de Aguirre por toda la tierra y hasta el noveno cielo. Y otras veces decía que Dios tenía el cielo para quien le sirviese y la tierra para quien más pudiese. Decía que no dejasen los hombres, por miedo de ir al infierno, de hacer todo aquello  que su apetito le pidiese. Y que quería soldados que se jugasen con el demonio el alma a los dados. Poco antes de morir, dicen que dijo “Si yo tengo de morir desbaratado en esta Gobernación de Venezuela, ni creo en la fe de Dios, ni en la secta de Mahoma, ni Lutero, ni gentilidad, ni tengo hoy más de nacer y morir” (imagen procedente de http://www.profesorenlinea.cl )   

Mientras, Gonzalo Jiménez de Quesada(1509-1579), el conquistador de Nueva Granada, la actual Colombia, comenzó a organizar las fuerzas para acabar con los actos de piratería de Lope de Aguirre y le tienden una emboscada en la localidad de Barquisimeto, en territorio venezolano., cuando este trataba de dirigirse hacia Panamá. Las tropas reales ofrecieron a los seguidores de Aguirre la amnistía si le abandonaban y estos no dudaron y dejan a Aguirre sólo con un pequeño grupo de hombres. Sabiéndose rodeado y perdido Lope de Aguirre da muerte a su hija Elvira, según sus palabras , “Porque alguien a quien quiero tanto no debería llegar a acostarse con personas ruines” y aún le dio tiempo a matar a algunos de sus propios hombres que se volvían contra él hasta que es alcanzado por dos disparos de arcabuz, uno de ellos hiriéndole mortalmente en el pecho . Después es decapitado y su cuerpo desmembrado. Se enviará una mano a la ciudad de Mérida y la otra a Nueva Valencia, ambas víctimas de los saqueos de los marañones,la cabeza a la población de Tucuyoel resto del cuerpo fue devorado por los perros. Y aquí termina la historia de locura, sangre y asesinato del Loco Aguirre, muy lejos de ser el primer libertador al que se refería Bolívar y mucho más cercano a la imagen que nos dejó el cronista Fernando Vázquez “Nunca supo decir ni dijo bien de nadie, ni aun de sus amigos;era infamador de todos, no hay algún vicio que en su persona no se hallase”.

“AGUIRRE, LA CÓLERA DE DIOS” DE WERNER HERZOG, 1972

Para cerrar este artículo he pensado que os podía interesar ver la película “Aguirre, la colera de Dios” del director Werner Herzog y con el actor Klaus Kinski como Aguirre, del que hace una interpretación perturbadora.

Anuncios