CONTRA LOS FANATISMOS:POR LA VIDA DE ASIA BIBI

El poeta inglés Percy B. Shelley escribía “Todos somos griegos” , una afirmación que luego ampliaría el gran escritor argentino Jorge Luis Borges diciendo que sí “todos somos griegos pero en el exilio”. Si, somos herederos de la cultura griega que nos legó la filosofía, esa hermosa palabra que significa amor al saber, la democracia, el gobierno del pueblo que aún hoy estamos tratando de perfeccionar pero que sigue siendo el mejor sistema conocido para gobernarnos a pesar de sus defectos, la base de nuestros conocimientos matemáticos, astronómicos,geográficos y médicos a través de figuras como Pitágoras, Aristóteles, Galeno, Ptolomeo o Eratóstenes que aún hoy siguen siendo referencia de nuestra cultura.

Sobre esos cimientos se ha levantado Occidente, unos cimientos que se basan en la búsqueda del saber, en preguntarnos sobre el por qué de todo lo que existe, en cuestionar todo aquello que consideramos una certeza, el no dar nada por sabido y utilizar el escepticismo no como una herramienta para negar sino como el medio para aprender y no aceptar las cosas sólo porque alguien nos diga que eso es así. La cultura grecolatina se basa en la libertad individual, en el “Conocete a ti mismo” que se hallaba en la entrada al templo de Apolo de Delfos , en la búsqueda constante de la verdad y el rechazo de todos los dogmatismos. Cuando san Pablo acudió a Atenas para predicar la revelación cristiana fue escuchado pero no le aceptaron, porque no entendían que hubiera que aceptar algo sólo porque había sido revelado por una divinidad.
Yo y todos nosotros somos herederos de ese espíritu tolerante, curioso, tolerante que nació en Grecia y , con todos los defectos inherentes a cualquier obra humana, creo que ha sido el origen de la civilización más progresista y liberal que existe. Y digo esto cuando estoy leyendo uno de los artículos del código legal pakistaní que reproduzco a continuación y que me parece una obra maestra de la intolerancia, de la ceguera y del fanatismo: 
“El uso de un comentario despectivo con respecto al profeta: cualquiera que con palabras habladas o escritas , o con representación visible, o imputación, insinuación directa o indirecta, profane el nombre sagrado del profeta Mahoma debe ser condenado a muerte o a cadena perpetua y también multado”    
Gracias a esta ley Asia Bibi, una mujer de 45 años que pertenece a la minoría cristiana de Pakistán, lleva dos años en prisión y está esperando que se lleve a cabo su ejecución por ahorcamiento, acusada de blasfemar contra el profeta. Según lo que he leído sobre el caso, Asia Bibi estaba trabajando con otras compañeras en el campo cuando se acercó a ofrecerlas agua, agua que estas rechazaron porque no querían recibir nada de una cristiana , se inició una discusión y ahí fue cuando Bibi pronunció las supuestas blasfemias.
Asia Bibi. Esta cristiana pakistaní ha sido condenada a muerte por unas supuestas blasfemias contra el profeta.¿Qué Dios de odio es este que  exige la muerte de una persona para respetar su palabra?
El gobernador del Punjab, Salman Taseer, salió en defensa de Bibi aunque él mismo es musulmán, la visitó en prisión y hace tan sólo seis días escribía en Twitter que lucharía por la libertad de Bibi aunque tuviera que enfrentarse a la oposición de los fundamentalistas , que pedían su ejecución inmediata. Su valor le ha salido caro, porque hace dos días fue asesinado por uno de sus propios guardaespaldas, que lo acribilló a balazos. Su asesinó al ser arrestado dijo orgulloso “Salman Taseer es un blasfemo y este es el castigo para un blasfemo”
Quinientos estudiosos del islam han apoyado al asesino y han dicho que cualquiera que exprese su pena por el asesinato no es más que un blasfemo y recibirá  el mismo trato, al tiempo que se declaran orgullosos por el comportamiento del asesino y alavan su coraje y su fervor religioso. ¿Qué se puede decir ante esta declaración de odio, de ceguera, de fanatismo? Cuando el presidente español José Luis Rodriguez Zapatero lanzó la idea de la “Alianza de Civilizaciones” no era una mala idea, era un intento de acercar Occidente y Oriente, pero si era una ingenuidad. ¿Cómo es posible hablar con quién no quiere escuchar?¿Cómo tratar a quién sólo entiende el lenguaje del odio?
Escribía Víctor Hugo que “cuanto más pequeño es el corazón más odio alberga”, y yo me pregunto como podremos llegar a un entendimiento con estos enemigos de la tolerancia, que son incapaces de admitir otras formas de pensamiento, que utilizan la palabra de Dios para someter a las mujeres y privar de toda libertad a su pueblo. Europa ya superó el sarampión de los fundamentalismos cristianos primero durante la Edad Media y luego en el Renacimiento con las guerras de religión que le costaron la vida a cientos de miles sino millones de personas por pequeñas desavenencias teológicas que hoy nos parecen irrisorias.
Salman Taseer , gobernador del Punjab, asesinado por su propio guardaespaldas por tratar de defender la vida de Asia Bibi.Según las palabras de su asesino se lo merecía porque también era un blasfemo  
Sea  cual sea nuestra fe no concibo un Dios que pueda exigir la eliminación de los que no siguen una doctrina determinada o los que no cumplen unos mandamientos. Si hay un Dios no puede ser un Dios de venganza, un Dios de odio y de rabia, ese Dios al que adoran estos fanáticos nace en sus propios corazones, en su brutalidad, en su ignorancia, en su intolerancia, en su propia cobardía . Karl Popper decía que “no se puede ser tolerante con los intolerantes”  y por ello estas personas son mis enemigos, son los enemigos de la cultura Occidental, de los valores de libertad, respeto al ser humano y a su dignidad, defensa de los derechos de los más débiles y de la igualdad de sexos.
No quiero decir con ello que nuestra cultura sea la mejor, tiene defectos importantes por supuesto, pero la diferencia es que podemos criticarla, podemos luchar por cambiarla y tener esperanzas de que nuestra voz sea oída. La cultura musulmana no es inferior, durante gran parte de la Edad Media fue la más avanzada del mundo, introdujo el pensamiento y los conocimientos de India y China en Europa, cuando en nuestro continente reinaba la oscuridad impuesta por la Iglesia y las invasiones bárbaras, eran los tiempos de la Casa de la Sabiduria  de Bagdad y del califa Harún al-Rashid, el califa de las “Mil y una noches”, y los mismos que crearon maravillas como el palacio de la Alhambra de Granada o el Taj Majal de Agra.
Harún al-Rashid(763-809) representa la edad de oro del califato de Bagdad donde se protegía el conocimiento y florecia la poesia, la astronomía, la geografía, la medicina o las matemáticas. Erán otros tiempos 
Pero hoy en día si hay un peligro contra la libertad de pensamiento, contra la tolerancia, contra  los derechos humanos más fundamentales, contra la igualdad de sexo y, me atrevo a decir, contra la bondad, la caridad y la generosidad, ese peligro está representado por los fundamentalistas islámicos que dirigen los destinos de muchas de estas naciones bien directamente o a través de regímenes corruptos y débiles que ceden a sus presiones. Los casos de Asia Bibi en Pakistán y Sakine Mohammadi Astiani en Irán no son más que el ejemplo de su intolerancia y de sus pequeños corazones, incapaces de albergar otra cosa que no sea odio.
Quizás, si alguno de ellos lee estas palabras me amenazaría, aunque no creo que este Mentidero llegue hasta ellos. Pero si es así no importa, el deber de todos nosotros es defender los valores que nos enseñaron nuestros padres griegos , porque, como decía Borges, todos somos griegos aunque estemos en el exilio. Gandhi, aquel gran hombre que supo lograr la independencia de su nación sin derramar sangre nos dejó una máxima que es la que tenemos que seguir para defender la libertad, la tolerancia y todo aquello que hace que nuestra vida sea digna “Correrán ríos de sangre antes de que conquistemos nuestra libertad, pero esa sangre deberá ser la nuestra.”
Todos debemos defender la libertad , luchar por ella y ser valientes ante estos intolerantes que nos quieren imponer su barbarie, su ignorancia y su estupidez
Anuncios

SOBRE EL CIERRE DE CNN+ : CUANDO LA AUDIENCIA ENCIENDE LA TELEVISIÓN Y APAGA EL CEREBRO

Estos días he tratado de mantenerme más alejado de la actualidad para tratar otros temas que me atraen más y considero de mayor interés, como la historia, porque comparto con Cicerón la idea de que “no saber lo que ha ocurrido antes de nosotros es como seguir siendo un niño”, y muchas de las noticias que llenan los informativos diariamente no es más que un ruido efímero que al día siguiente deja poco más que un vago recuerdo. No hay nada más antiguo que el periódico de ayer como suele decirse, pero en otras ocasiones no hay más remedio que volver la mirada hacia lo que está sucediendo porque afecta directamente a nuestras vidas y a la evolución del mundo que nos rodea. Como he dejado escrito en otros artículos, el pecado que nuestra sociedad no se puede permitir si quiere seguir siendo una sociedad libre, es el pecado de la indiferencia. 
Una noticia   ha llamado mi atención de la actualidad española, pero que creo que también puede interesar a mis lectores foráneos ya que el retroceso de la libertad informativa no es exclusivo de España, no habría más que viajar por el mundo para ver los recortes a esta libertad en Venezuela, en Irán, en China o en naciones tan poco sospechosas de recortar la libertad como Estados Unidos, que sin embargo se ven tentados de poner limites a Internet, porque si algo teme el poder es no tener el control de las noticias que llegan al pueblo. Por eso se ha levantado el revuelo entorno a Wikileaks, por eso se desacredita a su creador y a quienes lo defienden, porque amenazan el secretismo con el que les gusta actuar. 
Trabajadores de la ya extinta CNN+ manifestándose contra su cierre. El día 28 fue el último día de emisión de esta cadena de información que ahora será sustituida por “Gran Hermano”. Cambiamos información por basura
Hoy mismo, en España tenemos una muestra de esa tendencia a ocultar información, con la publicación en el periódico “La Razón” de la existencia de 21 ataques a las tropas españolas en Afghanistán durante los últimos meses, mientras que el gobierno únicamente había informado de uno de ellos. Desde la guerra de Vietnam la ocultación de las actividades militares es la norma de conducta de todos los gobiernos, hurtando a los ojos de la  sociedad su actividad real con el fin de evitar protestas y explicaciones sobre sus acciones. Una vez más, se muestran ciertas las palabras de Napoleón Bonaparte “Bien analizada, la libertad política es una fábula imaginada por los gobiernos para adormecer a sus gobernados”. Nuestra libertad es poco más que un espejismo, porque el control real que ejercemos sobre el poder es casi nulo, reducido al voto que introducimos en las urnas cada cuatro años.
Ayer se produjo una triste noticia para el derecho a la información con el cierre del canal de noticias de 24 horas CNN+ ,después de once años de actividad. Antes de seguir, quiero decir que nunca me he encontrado muy próximo a esta cadena, propiedad del Grupo Prisa , un grupo empresarial que durante años creció a la sombra del poder del Partido Socialista lo que marcaba tanto sus informativos como sus programas de debate. Es uno de los graves  problemas de los medios de comunicación , su falta de indepedencia con respecto al poder político que le restan credibilidad, pues sus informaciones aparecen sesgadas en función de su ideología, ya sea  CNN+ por su cercanía al socialismo o Telemadrid por lo mismo hacia el Partido Popular.
Aclarado este punto, no puedo sino lamentar la desaparición de este espacio informativo y de debate que se debe a la compra de las cadenas que el Grupo Prisa tenía en propiedad a través de su empresa Sogecable, y que incluía entre otras a Cuatro y a CNN+, por el Grupo Mediaset, propiedad del primer ministro italiano Silvio Berlusconi que controla el 80% de las televisiones italianas, propietario a su vez de la cadena Telecinco, y todos conocemos la particular visión que Berlusconi tiene de la libertad de expresión, que sólo entiende cuando es a su favor . Con esta compra el Grupo Mediaset se hace con una cuota de pantalla del 25% de la televisión nacional en España.
Silvio Berlusconi, primer ministro italiano y propietario del grupo de información Mediaset que controla el 80% de los medios italianos y un personaje de catadura moral dudosa y de escaso amor por la libertad de expresión
  
Esto, siendo grave, es más grave aún conociendo el tipo de televisión que desarrolla la empresa de Berlusconi, una televisión donde la cultura no existe, donde la información es poco menos que una anécdota y donde el peso de su programación recae sobre una serie de personajes que representan lo más zafio, lo más bajo y denigrante de nuestro panorama nacional. Una serie de individuos que son ensalzados al papel de héroes populares, como la inefable Belén Esteban a la que han llegado a bautizar como la “Princesa del pueblo”, personas que no aportan mas que insultos, obscenidades y una imagen falsa de nuestra sociedad, que parece estar representada por la mierda que brota de sus bocas.
Mediaset ha convertido a Telecinco en la cadena portavoz de los instintos más bajos de la sociedad, una sociedad que se regodea en la porquería, en la inmoralidad, en el escándalo, una sociedad de encefalograma plano que apoya con su audiencia a una cadena que parece trabajar para hacer a sus espectadores más estúpidos, mas ignorantes y más envilecidos.
Escribía George Orwell que “el pensamiento puede corromper el lenguaje, pero el lenguaje también puede corromper el pensamiento” y estoy convencido que ver estos programas  mal llamados del corazón , porque más bien me parecen programas de excrementos, corrompe el pensamiento de sus audiencias que confunden la realidad con las aventuras de esos personajes de cartón piedra, marionetas en manos de quién realmente se aprovecha de esta idiotización de la audiencia. Ahora se unirá a esta corrupción del panorama televisivo español la Cadena Cuatro, de la que ya han salido periodistas como Concha Garcia Campoy y antes Iñaki Gabilondo, quién busco refugio en CNN+ y que ahora se queda sin lugar a donde ir ,siendo como es una de las máximas figuras de la información en España.



Belén Esteban ,una estrella que gana casi un millón de euros al mes, convertida en símbolo del tipo de televisión que trata de imponer el Grupo Mediaset, la telebasura que llena cada minuto de programación de sus cadenas , un insulto a la inteligencia del espectador



Cuatro no tardará en llenarse de programas basura, que esparcirán las estupideces de esos personajes infectando la mente de más espectadores,  mientras CNN+ quedará enterrada y olvidada junto a tantos buenos periodistas que formaban su plantilla y que ahora engrosarán las colas del INEM, mientras que el espacio que deja será ocupado, como no podía ser de otra forma teniendo en cuenta los antecedentes del grupo Mediaset y de su cabeza en España, el señor Paolo Vasile, a quién podríamos bautizar como “El señor de la basura”, por el interminable culebrón de “Gran Hermano” con su infinita ración de personajes estúpidos, ignorantes y surrealistas que exhibirán ufanos  una vez más su indecente incultura y su nula moralidad.
Pero si este hecho es triste, y ver a una cadena de información morir a manos de la telebasura es un drama para la cultura televisiva de una nación, también hay que reconocer que el espectador tiene libertad para dar la espalda a la basura de Mediatest, basta con no poner sus programas porque hay una variedad más grande que nunca para elegir. No es necesario recurrir a las palabras de Groucho Marx cuando decía que “Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro”, aunque tampoco sería una mala opción, pero tenemos canales de documentales como “Viajar”,”Historia”,”National Geographic”, un canal como La 2 lleno de programas culturales de todo tipo y para todos los gustos, series de calidad  y muchas otras alternativas. De nosotros depende acabar con ese tipo de televisión que es un insulto a la dignidad y la inteligencia de nuestra sociedad. 
Si a pesar de ello la programación de Tele 5 y , probablemente, de Cuatro en lo sucesivo, es una basura es que esta basura tiene el apoyo de una audiencia que prefiere encender su televisión y apagar el cerebro, una población manipulable desde la televisión y dócil, pues las ovejas, en su ignorancia, siempre siguen a su pastor. Quién renuncia a la libertad de pensamiento, quién prefiere vaciar su entendimiento para llenarlo de aire se perjudica a él y, lo más grave, perjudica a los que defendemos una actitud activa y beligerante contra aquellos que pretenden conducir a la sociedad por los caminos de la mentira, de la falsificación, de la estulticia y la mediocridad .
Para terminar,querría que  no olvidásemos las palabras del genio argentino Jorge Luis Borges “Las dictaduras fomentan la estupidez“, un pueblo que se refugia en la estupidez es una víctima fácil para quién quiera dominarlo y llevarlo hacia los establos de su propio interés. En nuestras manos está que fracase este intento de control por la basura, un gesto de nuestro dedo cambiando de canal es nuestra mejor arma para acabar con los canales que venden mierda haciéndola pasar por flores, defendiendo así nuestra libertad, nuestra salud mental y relegando al olvido a tantos personajes que no merecerían ni una sola linea sino fuera por la rabia que causa ver sus sueldos millonarios cuando grandes profesionales se quedan sin empleo.