LA IMPOSTURA INTERNACIONAL EN LIBIA . NO TODOS LOS PUEBLOS RECIBEN LA MISMA JUSTICIA

En muchas ocasiones habréis visto que recurro en el Mentidero al uso del Diccionario de la Real Academia Española y es porque pienso que no damos la importancia debida no a las palabras, sino al significado de las mismas, y ese significado es vital, porque su manipulación influye sobre el pensamiento del que las recibe aunque sea de forma inconsciente. Decía el político y escritor cubano José Martí que “la palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla”, y así debería ser siempre, pero los seres humanos la empleamos más para velar esa verdad que para sacarla a la luz. Por eso he querido incluir en el título de este artículo la palabra   impostura que, según el diccionario, significa en su segunda acepción “fingimiento o engaño con apariencia de verdad”.
A esa impostura es a la que estamos asistiendo estos días en todas las declaraciones de los diferentes gobiernos, en las declaraciones de sus representantes y en la que colaboran también muchos medios informativos , en especial los televisivos, que se limitan a realizar una relación de hechos sin analizar los acontecimientos. Informar no es sólo decir lo que pasa, reproducir las palabras de los discursos o poner unas imágenes fuera de contexto, es presentar la noticia desde sus diferentes caras, ofrecer todas las versiones y realizar un análisis que permita a la audiencia tomar una postura en base al mayor número de datos posibles. Y algo muy importante, dejar de repetir palabras grandilocuentes que no están respaldadas por hechos concretos y que ,además, se podrían aplicar en otros escenarios , como ahora trataré de mostrar.

Ya he puesto en otro artículo una foto del dictador libio saludando a Nicolás Sarkozy, pero es la imágen que mejor demuestra la impostura de nuestros gobiernos. Tan dictador era Gadafi hace tres años como ahora, tan responsable de atentados terroristas como ahora. Entonces Sarkozy le recibía con un apretón de manos y una sonrisa, hoy encabeza el ataque contra Libia .¿Que defienden en realidad nuestros gobiernos?¿por que valores están dispuestos a luchar?¿la sangre que manchaba las manos de Gadafi entonces igual que ahora , no era la misma?¿por cuanto venden la ética los líderes de Occidente?
Pero antes de continuar quiero hacer un ejercicio de honradez intelectual, porque sino no tendría derecho a seguir hablando. Todos los seres humanos cometemos errores y yo cometí uno que considero muy grave cuando en su momento no me manifesté en contra de la guerra de Irak . Creí las palabras de los gobiernos democráticos, pensé que la guerra serviría para evitar un mal mayor, que su interés era acabar con un dictador que disponía de las famosas “armas de destrucción masiva”  y que el pueblo irakí viviría un nuevo período de paz y prosperidad. Esa postura no fue sino fruto de la ignorancia más profunda de la realidad, de que no son los derechos humanos ni la defensa de la libertad lo que mueven las relaciones internacionales y que, como decía Francis Bacon, “es muy difícil hacer compatible la moral y la política”.
 La realidad demostró que no hubo armas de destrucción masiva, que Irak no ha recuperado la estabilidad ni la prosperidad y ahora abandonarán de nuevo a esa nación a su suerte , como sucederá con Afghanistán. Cometí un error, pero de los errores se aprende y, como decía Ernst Junger “el pecado no es cometer un error sino perseverar en él”. Ya no me dejo guiar por las palabras de nuestros políticos, sino que trato de hallar mi propio camino por la reflexión, el sentido común y el conocimiento, aunque tampoco ello me librará del error, pero no nos podemos rendir ni tampoco dar la espalda a la política con la manida frase de todos son iguales. La indiferencia no resuelve los problemas, ni soluciona las injusticias , hay que implicarse y enfrentarse a las decisiones que consideremos inmorales, basadas en la mentira o injustas, porque sino sucederá lo que anunciaban las palabras del historiador Arnold Joseph Toynbee ” el mayor castigo para los que no se interesan por la política es que serán gobernados por los que si se interesan” 

El panorama internacional está lleno de dictadores o de regímenes dictatoriales bajo una apariencia de democracia. Desde la Cuba de los hermanos Castro, a la Venezuela de Chavez, desde la Corea del Norte de Kim Jong Il a la junta militar de Birmania, del régimen de los ayatolás en Irán a la monarquía absolutista de Arabia Saudi, de la dictadura de Teodoro Obiang en Guinea Ecuatorial a la dictadura comunista de China. ¿Intervendremos también para liberar a estas naciones?No se puede, pues causaríamos una Guerra Mundial. Pero entonces que nuestros gobiernos se dejen de imposturas     
Es sencillo caer en la demagogia al tratar sobre estos temas , es sencillo decir que Sadam Hussein y Muamar al-Gadafi son dos dictadores y que el mundo está mejor sin ellos. Sin duda, ambos son dos dictadores, sin duda lo mejor que puede suceder es que fuesen desplazados del poder(Sadam ya lo fue) , y que sus pueblos sea libres , pero lo que no podemos hacer es que las naciones de  Occidente , termino que incluye a Estados Unidos y Europa, se conviertan en una especie de dioses que digan quién merece y quien no merece estar en el poder en cada una de las naciones del mundo.
No es un argumento demagógico decir que si intervenimos en Libia para derrocar a Muamar al-Gadafi, deberíamos intervenir en Cuba para derrocar al régimen de los hermanos Castro, en Corea del Norte para acabar con el régimen de Kim Jong Il, en Birmania que está gobernado por una dictadura militar desde 1962, en Arabia Saudi gobernada por una monarquía absolutista y que nunca ha conocido la democracia, en la propia China donde el Partido Comunista gobierna con mano de hierro desde 1949. Ni Egipto , ni Túnez han logrado derrocar a sus regímenes no menos dictatoriales que el de Gadafi por la intervención europea, sino más bien a pesar de Occidente, pues han sido los intereses occidenttales los que fomentaron todos estos regímenes tiránicos en el Norte de África y en Oriente Medio, algo que todos sabemos pero parece que quieren que lo olvidemos.
Estos días se está discutiendo en los parlamentos europeos la aprobación a la intervención de cada nación en la operación militar sobre Libia. Ayer se discutió sobre ello en el país donde vivo, España, por eso voy a hablar sobre ella pero creo que argumentos parecidos están siendo utilizados en otros Parlamentos. En el caso de España el debate tenía un carácter surrealista, ya que se convocó el debate para aprobar nuestra participación después de que nuestros aviones de combate ya estaban patrullando el espacio aéreo libio. Pero , al margen de este detalle que convertía el debate en poco más que una burla a los españoles que en ningún momento se han podido pronunciar sobre ello al igual que sucedió en la guerra de Irak bajo el gobierno del Partido Popular , los discursos de los diferentes partidos políticos se llenaron de palabras tales como “genocidio”, “masacre” o “sátrapa”. Veamos sus significados

VIDEO DE LA VISITA DE GADAFI A ESPAÑA EN 2007

Eran otros tiempos, cuando Gadafi era recibido por el rey Juan Carlos I y por José Luis Rodriguez Zapatero y los empresarios se reunían con el coronel para hacer suculentos contratos . Debe ser que entonces no le veían como un genocida ,ni un tirano a pesar de ser el responsable , entro otros atentados terroristas, de la bomba del vuelo de la Pan Am, conocido como el atentado de Lockerbie, que produjo 270 víctimas. Pero compró el perdón con el dinero pagado a las víctimas y todos los gobiernos occidentales siguieron haciendo negocios con él.

Genocidio, “Exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, de etnia, de religión, de política o de nacionalidad”. Masacre “Matanza de personas, por lo general indefensas, producida por ataque armado o causa parecida”. Sátrapa tiene dos acepciones “Gobernador de una provincia de la antigua Persia” y también “Hombre sagaz, que sabe gobernarse con astucia e inteligencia, o que gobierna despóticamente.”  Esas palabras han sido las empleadas por nuestros políticos, pero de momento no hay ninguna prueba de que en Libia se haya producido el “exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza , etnia, religión , política o nacionalidad”, ni tampoco de “una matanza de personas , por lo general indefensas, producida por ataque armado o causa parecida “ y en cuanto a que Gadafi sea un sátrapa, o sea, ” un hombre sagaz, que sabe gobernarse con astucia e inteligencia” más bien me suena a elogio .
Hay que recordar que no existen pruebas de matanzas en Libia aunque allí hay muchos periodistas desplazados. Hay muertos, si , pero muertos en enfrentamientos bélicos entre las dos facciones enfrentadas y por el momento no hay noticias de que se hayan producido bombardeos masivos sobre las ciudades rebeldes , ni fusilamientos indiscriminados. Claro que hay muertos, claro que hay heridos, porque se trata de una guerra, una guerra civil donde luchan dos bandos. Una cosa es que tengamos preferencia por el bando de los rebeldes, que podamos desear su victoria, otra cosa es presentarlos como civiles inermes a merced de los gadafistas, que los masacran y exterminan sistematicamente, que eso si sería un genocidio. Por eso , antes de emplear ciertas palabras para justificar los actos cometidos hay que pararse a reflexionar lo que nos están diciendo.
También conocíamos ayer la noticia de que el Tribunal de la Haya se disponía a investigar a Muamar al-Gadafi por crímenes de guerra en una nota que decía lo siguiente “La fiscalía presentará los supuestos crímenes de guerra presuntamente cometidos en Libia desde el pasado 15 de febrero de 2011 , así como las entidades y personas que podrían ser perseguidas  con el fin de evitar futuros crímenes” Y se basan en la represión violenta de las manifestaciones de los primeros días de la revuelta. Muy loable la declaración, pero la justicia no es tal sino la aplicamos con el mismo rasero a todos por igual.

Imágen de los bombardeos contra territorio controlado por los gadafistas.Se han lanzado 120 misiles Tomahawks para proteger a la población civil. Ya se empieza a hablar de los inevitables “daños colaterales”. No hay guerras humanitarias, la guera es la guerra y causa muertos. Si el objetivo no era más que la exclusión aérea ¿por qué han caído bombas en las ciudades?¿por qué sigue el ataque?Hay que recordar que no se trataba de dos bandos desarmados, sino que ambos disponen de armas .Dejen de llamarlo intervención humanitaria , es una guerra 
¿Hay que recordar que en Siria han muerto ya 10 personas durante las manifestaciones contra el régimen dictatorial de Bashar Asad?¿que en Yemen han muerto entre 25 y 41 manifestantes contra el régimen dictatorial de Ali Abdullah Saleh y que la respuesta de Hilary Clinton, secretaria de Estado de Estados Unidos, fue “sentirse alarmada y exigir la máxima contención en la respuesta”?¿que en Bahrein han muerto 11 personas desde el inicio de las protestas contra el régimen dictatorial de Hamad Isa ben Khalifa que ahora cuenta con el apoyo de Arabia Saudi y a quien el rey Juan Carlos I de España ha pedido también “máxima contención en la respuesta”?¿que en la  propia Arabia Saudi, donde gobierna el régimen dictaorial en forma de monarquía absoluta de Abdalá bin Abdelaziz al-Saud(1924)  murieron dos personas cuando fue sofocada con armas de fuego una manifestación en las ciudades de Al-Qatif y Al-Awamieh en la que la gente gritaba “preferimos morir que ser oprimidos”?¿que en Omán murieron dos personas en la ciudad de Sohar mientras se manifestaban contra el régimen dictatorial del sultán  Qabus ibn Said al Said(1940)?

La pregunta de la que todos sabemos la respuesta es ¿vamos a intervenir en todas estas naciones donde no se respeta la libertad, donde no existen los partidos políticos y donde se dispara contra los manifestantes que luchan por la libertad? Claro, la respuesta de los políticos occidentales es que en Libia se está produciendo, un genocidio, una masacre y que Gadafi es un sátrapa. Bueno, ya conocemos el significado de esas palabras y la mesura con las que hay que utilizarlas, porque en ese caso también es un genocidio y una masacre lo que están cometiendo en Omán, Yemen, Arabia Saudi, Bahrein o Siria. En cuanto a España, es curioso la capacidad que tenemos todos de olvidar. Vamos a realizar un ejercicio de memoria, pero no hace falta que nos remontemos mucho en el pasado.

Una fotografía de una de las víctimas de los tiroteos durante las manifestaciones en Yemen. No son los únicos, también se han producido en Arabía Saudi, en Siria, en Bahrein, en Omán. Si el Tribuna de la Haya está estudiando juzgar a Gadafi por crímenes de guerra por disparar contra los manifestantes los primeros días de la rebelión tendrá que hacerlo igual con los gobernantes de estas naciones. ¿O es que hay dos tipos de justicia?¿quizás no todos los muertos son iguales dependiendo donde los maten?
Estamos en los primeros días de  noviembre de 2010, en un campamento levantado por la población saharaui cerca de la capital del Sáhara Occidental, El Aaiún. Para los que no conozcáis la historia, el Sáhara fue una antigua colonia española que llegó a tener el rango de provincia y cuyos habitantes gozaban de la nacionalidad española. Aprovechando la agonía del dictador Francisco Franco en 1975, el rey de Marruecos, Hassán II (1929-1999) mandó a su pueblo hacia la frontera con el Sáhara español, en lo que fue conocido como la Marcha Verde, algo que Gadafi tuvo intención de repetir en Bengasi esta semana. España se retiró por las presiones de Estados Unidos y Francia, que veían en Marruecos a un aliado muy útil en la zona. Aunque por los Acuerdos de Madrid firmados el 14 de noviembre de 1975, el territorio quedaba bajo la administración conjunta de Marruecos, Mauritania y España, tanto Mauritania como España abandonaron su responsabilidad y dejaron abandonados al pueblo saharaui en manos de Marruecos. Aun la ONU nos considera administradores legales del Sáhara Occidental.

Durante años los saharauis exigieron un referéndum para decidir su independencia, referéndum que ante el poco interés internacional, jamás se ha celebrado. Los manifestantes acampados frente a El Aaiún no se hallaban allí para reclamar la independencia sino para pedir una vida digna , trabajo y acceso a la sanidad y a la educación en las mismas condiciones que la población marroquí . El campamento fue arrasado por las tropas marroquíes, los periodistas españoles que trataron de informar sobre la situación fueron expulsados del país, diferentes activistas de organizaciones no gubernamentales denunciaron la represión de los saharauis , y hubo pruebas de detenidos torturados por las fuerzas policiales, de desaparecidos y no se pudo establecer el número de muertos ante el cierre informativo impuesto por las autoridades de Marruecos.

La respuesta del gobierno español para justificar su participación en la guerra contra Libia  en boca del presidente José Luis Rodriguez Zapatero , ha sido que “Habrá que actuar en Libia hasta que se garantice que se protege a la población civil” y que es necesaria la intervención armada porque “es legítimo utilizar la fuerza cuando es imprescindible. No es fácil ni agradable porque siempre habrá gente que sufra Pero así se impedirá el sufrimiento de muchos más” . Muy distinta fueron las palabras de la ministra de Asuntos Exteriores española, Trinidad Jiménez, cuando en noviembre los periodistas la preguntaban porque España no intervenía en favor de los saharauis promoviendo al menos una declaración de condena de la ONU: “No es incompatible mantener una buena relación de vecindad con la defensa de los derechos humanos. Además de la relación de vecindad, con Marruecos hay una colaboración que va encaminada a la defensa mutua de intereses” 

VIDEO SOBRE EL ASALTO AL CAMPAMENTO SAHARAUI  POR LAS TROPAS DE MARRUECOS EN NOVIEMBRE DE 2010 

Ni una sola condena internacional se pronunció contra el ataque de las tropas marroquíes contra un campamento de personas desarmadas, aunque Marruecos dijo que su objetivo era proteger a aquellas personas de los bandidos. España miró para el otro lado al igual que el resto de organismos internacionales.

Y os recuerdo también las palabras de un joven saharaui cuando veía como la comunidad internacional los abandonaba a su suerte, y en particular España por la responsabilidad histórica contraida con el pueblo saharaui: “El propio Zapatero lo ha dicho, que por encima de los derechos de nuestro pueblo están los intereses de España. Nosotros no tenemos nada, nunca vamos a importarles.Si no podemos ir a la guerra,el deseo que más se repite entre nosotros es echarnos al muro.Sé que quedaré sin piernas o moriré, pero de brazos cruzados ya me encuentro sin vida”  Ni la ONU, ni la OTAN, ni la Unión Europea, nadie movio un dedo por los saharauis.

Ahora permitidme que viajemos un poco más al sur. No puedo hoy contaros la historia de esta colonia española, que ,al igual que el Sáhara Occidental, fue colonia española, lo que dejaré para un próximo artículo, pero si diré que Guinea Ecuatorial fue  colonia española desde que en 1778 tomará posesión de ella en nombre del rey Carlos III, el conde de Argelejo, Felipe de los Santos Toro y Freyre. En 1968 , por la presión de la ONU , España le concedió la independencia a Guinea Ecuatorial . Pero la democracia en Guinea tuvo una vida muy corta, pues su primer presidente, Francisco Macias Nguema(1924-1979), ordenó asesinar al líder de la oposición y se hizo con el control de todo el poder y se mantuvo en él hasta que en 1979 fue derrocado por su sobrino Teodoro Obiang Nguema(1942), actual presidente y dictador de Guinea Ecuatorial.

VIDEO SOBRE LA SITUACIÓN EN GUINEA

No hay demasiados vídeos sobre la situación en Guinea, debido al silencio informativo al que lo somete el gobierno de Teodoro Obiang. Desde el año 1979 en el poder ni la Unión Europea, ni Estados Unidos, ni la ONU ,ni ninguna organización internacional al margen de las ONG como Amnistia Internacional, han pronunciado una declaración de condena contra este dictador que viola los derechos humanos y mantiene a su pueblo en la pobreza .

Si consultamos el informe de Amnistia Internacional de 2008 encontramos denuncias por detenciones injustas, torturas y malos tratos, juicios manipulados y ejecuciones de opositores políticos. A este país, cuya población vive en la más extrema pobreza, con una esperanza de vida que apenas llega a los 50 años, es a donde se diirgió el presdiente del Parlamento español, el señor José Bono, encabezando una delegación de parlamentarios españoles con un mensaje del rey para el sanguinario dictador y donde el propio Bono, representante máximo de España en esta visita, dijo “Es muchísimo más lo que nos une que lo que nos separa”. El objetivo del viaje no era otro que participar en el reparto del petróleo guineano , con una producción de 600.000 barriles diarios que podría ampliarse a un millón.

Poco importa que , aunque Guinea Ecuatorial se halla entre los 30 principales exportadores de petroleo del mundo, el 60% de su población tenga que sobrevivir con un dolar diario , que la mitad de los hogares no dispongan de agua potable y que la UNICEF estime que el 20% de los niños muere antes de cumplir los cinco años de edad. El propio Departamento de Justicia de Estados Unidos reconoce que la familia del presidente “es derivada de su gestión corrupta de los pozos de petróleo descubiertos hace 10 años y que han convertido a esta pequeña nación en el tercer productor de África subsahariana” Roba a su pueblo, lo mantiene en la pobreza, lo tortura, ejecuta opositores. Todo eso está en los informes de Amnistia Internacional, de UNICEF y de otros organismos internacionales. Sin embargo, según el presidente del Parlamento Español , “Es muchísimo más lo que nos une que lo que nos separa”

La delegación del Parlamento español que visitó Guinea Ecuatorial el pasado mes de febrero. De derecha a izquierda Gustavo de Aristegui(Partido Popular), José Bono(PSOE), el dictador guineano Teodoro Obiang y Josep Duran i Lleida(Convergencia i Unio). Las denuncias de Amnistia Internacional por torturas, ejecuciones, juicios amañados,corrupción y violación permanente de los derechos humanos no impidieron al presidente del Congreso , José Bono, decir ” es muchísimo más lo que nos une que lo que nos separa” Debe ser que 600.000 barriles de petróleo unen mucho
Con los ejemplos de Sáhara Occidental y de Guinea Ecuatorial he querido demostrar como no sólo manipularmos las palabras según convenga, sino también las situaciones según los intereses de cada gobierno o cada nación. Las declaraciones en favor de los derechos humanos y de la libertad no son más que palabras vacías , que los políticos prostituyen al pronunciarlas. Si de verdad creen en la libertad, si de verdad están comprometidos con los derechos humanos, lo primero que tendrían que hacer los líderes de las naciones que encabezan el ataque a Libia, es pedir perdón a todos los pueblos que han sufrido durante decadas la tiranía gracias al apoyo de estos mismos gobiernos adalides de la libertad. Que reconozcan su error y , a partir de ahora, se comprometan a defender la libertad allí donde se encuentre en peligro aunque pueda perjudicar sus propios intereses.Por supuesto que no lo harán, pues, como dijo un político español llamado Santiago Carrillo ” en la política el arrepentimiento no existe, uno se equivoca o acierta, pero no cabe el arrepentimiento”.

No trato de sentar una doctrina, ni hallarme en posesión de la verdad, pero si defiendo el deber a luchar contra la demagogia, contra la falta de reflexión , la política  de hechos consumados y , en particular la impostura de nuestros gobiernos, recordad “el fingimiento o engaño con apariencia de verdad“. Lucharé por todos los pueblos que sufren la injusticia, desde Libia a Guinea Ecuatorial, de Cuba a China, de Irán a Costa de Marfil. En todos ellos hay poblaciones enteras sufriendo pobreza , falta de libertad y de derechos humanos pero la culpa de que existan muchos de estos regímenes ha sido en ocasiones la pasividad  y en otras la propia colaboración de los gobiernos occidentales, complices y beneficiarios de esas dictaduras. Para que creamos en nuestros líderes, para que creamos en sus palabras tendrán primero que dimitir y pedir perdón por haber traicionado lo que dicen defender. Dejemos que los pueblo luchen por su libertad, defendamoslos cuando realmente se ataque a un pueblo indefenso, pero eso no estaba pasando en Libia, es una guerra civil y son ellos los que tienen que resolverla.
Anuncios

DE HÉROES, JAPÓN, LIBIA EL RIDÍCULO DE EUROPA Y EL FRACASO DE LA ONU

En el tiempo que llevo escribiendo el Mentidero he intentado siempre no repetir los temas y tratar diferentes cuestiones porque hay muchas materias llenas de interés que reclaman mi atención desde la historia y la política hasta la ciencia, el cine, las exposiciones de fotografía o de pintura, la música y cualquier otra manifestación relacionada con la creatividad del ser humano y su innato deseo de evolucionar, mejorar y crecer . Pero durante esta semana no es posible extraerse a los dos asuntos que llenan la actualidad internacional, la catástrofe que ha golpeado a Japón el viernes pasado , y la otra catástrofe , que ha pasado a un segundo plano pero que sigue viva y ensangrentada, que se desarrolla en Libia. Dos lugares separados  por más de 10.000 kilómetros, dos tragedias y dos ejemplos de la incapacidad política y social de Europa y de la inoperancia de la ONU. 
Pero antes de seguir quiero rendir desde aquí mi homenaje, mi profunda admiración por el valor de los 50 profesionales que siguen desempeñando su trabajo en la central nuclear de Fukushima a los que algunos describen como kamikazes y que probablemente están sacrificando su vida para controlar las fugas radiactivas que ya están afectando a cuatro de los seis reactores de la central. El Diccionario de la Real Academia define el valor como la “cualidad del ánimo, que mueve a acometer resueltamente grandes empresas y a arrostrar los peligros” , pero esta definición no transmite lo que significa la actitud de unas personas que están poniendo su vida en peligro, casi sacrificándola por el nivel de radiación que están recibiendo, para salvar la de miles o quizás millones de personas.
Este valor es lo que hace tan fuerte a la humanidad, cuando existen personas capaces de entregar el bien más valioso de todo ser vivo, que es su propia existencia, para que haya un mañana para otros muchos que le son desconocidos pero que siente como sus hermanos. Estos 50 hombres son profesionales y van protegidos para la misión que deben afrontar, una misión donde tienen que aproximarse a un núcleo donde se alcanzan temperaturas de 2000 grados. A su alrededor se mueven miles de millones de átomos radiactivos acompañados por neutrones disparados hacia todas direcciones y aunque los trajes les aislan no es posible determinar cuantos de esos neutrones lograrán  atravesar su protección para entrar en contacto con el ADN de las moléculas humanas y provocar mutaciones letales.




Imagen del estado del reactor número 4. | Reuters
Foto del estado actual del Reactor número 4 de la central nuclear de Fukushima que según los expertos se hallan en estado crítico después de los dos incendios que ha sufrido desde ayer y con la piscina que contiene el agua para refrigerar el combustible casi seca. En el edificio exterior hay dos grandes boquetes que dejan en contacto con el aire la piscina de combustible

 
¿Que están haciendo estos técnicos? Los que son llamados liquidadores, a los que yo prefiero llamar héroes, están inyectando la mezcla de agua de mar y boro en los reactores con la esperanza de que se enfríen , se encargan de refrigerar la vasija del reactor en su parte externa para contribuir igualmente al enfriamiento del núcleo, vigilan la concentración de hidrógeno para tratar de evitar las explosiones que ya se han producido en varias ocasiones y ventean o abren las válvulas del cuando la presión supera los límites recomendados pues podría provocar un estallido que destruyera el edificio de contención y todo ello turnandose entre los 50 hombres para evitar en lo posible su exposición al calor y la radiactividad..

Sobre el peligro que corren estos hombres , me quedo con las palabras del físico nuclear español Antonio Ruiz de Élvira recogida en un periódico , en las que define la labor desarrollada por estos profesionales  así “Es un trabajo como el del minero. Se sabe que la vida dura un cierto tiempo y nada más. Hay gente que lo acepta” . Cuando en las sociedades europeas las muestras de cobardía son tan evidentes, cuando mostramos más miedo a diez mil kilómetros de distancia por las fugas radiactivas que el sufrido pueblo japonés que soporta con serenidad y estoicismo no sólo las fugas radiactivas sino la perdida de sus viviendas, la muerte de sus familiares y el caos después de la tragedia, estos hombres hacen ciertas las palabras de Viktor Frankl de que “No se puede exigir heroísmo más que de uno mismo”.  Si, son profesionales, pero cuantos de nosotros no habríamos huido ante la idea de la muerte. Ellos la aceptan, la asumen y se enfrentan a la muerte mirándola a los ojos para derrotarla y que no se extienda por su patria.

Cualquier comentario sobre lo que están viviendo el pueblo japonés , sin suficiente comida, con informaciones contradictorias informaciones aportadas por su gobierno que varían de hora en hora, y la impotencia ante lo que está sucediendo, se queda corto para describir su situación. Todo análisis de la situación en estos momentos es parcial porque no se dispone de los datos necesarios. Lo que si hay que dejar claro es que nuestra preocupación se tiene que centrar en Japón, son ellos los que lo están sufriendo y no en nosotros, que a veces parece como si fuéramos nosotros las víctimas. Me suelo mostrar crítico con el presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero , pero considero que en esta ocasión es el que ha tenido dentro de Europa una reacción más reflexiva y moderada.  




Os adjunto esta representación gráfica de la Central Nuclear de Fukushima , aunque no está actualizado pero sirve para  hacerse una idea de la situación. El más afectado es el reactor 4, después de sufrir dos incendios ayer, mientras que el reactor 3, que es el único que emplea plutonio ,  tiene la vasija de contención dañada y , al igual que los reactores 1 y 2 , el combustible está en contacto con el aire exterior. Se sigue tratando de inyectar agua de mar con boro para enfriarlos. Los reactores 5 y 6, que estaban apagados en el momento de ser alcanzados por el tsunami, ha habido un aumento de temperatura pero parecen bajo control.

 
Pero si hay que admirar el coraje de estos hombres y la actitud general de la sociedad japonesa,también hay que lamentar el patético espectáculo de las sociedades europeas y de sus clases políticas. Escribía el filósofo ingles John Stuart Mill(1806-1873) que “el valor de una nación no es otra cosa que el valor de los individuos que la componen” y si estas palabras son verdaderas el valor de la sociedad europea es muy limitado. Japón se halla a 10.000 kilómetros de Europa, como ya he dicho más arriba, estamos separados por un lado por el Océano Pacífico, Estados Unidos y el Océano Atlántico, por otro lado por el continente asiático y la inmensa Siberia . En Europa no se han dado en toda la historia un terremoto de 9 grados en la escala de Richter y ningún tsunami ha barrido nuestras costas excepto el del terremoto de Lisboa de 1755, que causó la muerte de entre 50.000 y 100.000 personas. 

Sin embargo, ninguna de estas razones, que serían suficientes para que el sentido común nos dijera que Europa no corre los riesgos de sufrir ni siquiera una catástrofe ni la mitad de virulenta que la padecida por el país asiático, y que las posibilidades de que la radiación emitida suponga un peligro en nuestro continente son escasas ,pues incluso en el caso extraordinario  de que la nube radiactiva cruzase el Pacífico la distancia que nos separa de Japón la diluiría antes de alcanzarnos, ninguna de estas razones, repito, basta para sofocar el miedo de la cobarde Europa. En el que se supone como uno de los pueblos más culto y preparado de Europa, Alemania, un 39% de los ciudadanos piensa que las radiaciones pueden llegar a Berlin, un 53% piensa que hay que cerrar ya las centrales nucleares, se han disparado las ventas de contadores Geiger para medir los niveles de radiactividad, que tienen un coste de 300 dólares, hasta un 4000% y , en su completa ignorancia, hacen una equivalencia entre Chernobil y Fukushima.
El filósofo español José Ortega y Gasset decía que “el sentido común es el menos común de los sentidos”, una frase que por repetida no deja de ser menos cierta. Sobra cobardía, sobra ignorancia y falta reflexión. Ni la distancia que separa Europa de Japón, ni las claras diferencias en cuanto a riesgo sísmico entre una nación que se halla en el Cinturón de Fuego y un continente donde sólo dos naciones tienen riesgos auténticos de padecer terremotos, Grecia e Italia, que para aquellos que lo ignoran, como sucede en muchas tertulias radiofónicas,  no disponen de centrales nucleares precisamente para evitar ese riesgo. Pero en lugar de explicar a sus sociedades estas evidencias y hacer que la sociedad piense con el cerebro y no con otras vísceras que no disponen de neuronas, los políticos europeos dan muestras de su falta de categoría, de visión de futuro y de capacidad intelectual alimentando la demagogia, plegándose a los intereses electorales a corto plazo y diciendo hoy que es peligroso lo que hace apenas unos meses era nuestra esperanza energética.
VÍDEO SOBRE LA SITUACIÓN EN FUKUSHIMA DESPUÉS DEL INCENDIO DEL REACTOR 4 EN LA MADRUGADA DEL MARTES AL MIÉRCOLES 16 DE MARZO

En cuanto a los movimientos ecologistas demuestran en esta materia una intensa politizacion de sus planteamientos, un alejamiento de la realidad peligroso, una ignorancia más peligrosa aún y una contradicción con lo que pretenden defender. Guste o no guste, la energía nuclear es la más limpia en estos momentos, la que emite menor cantidad de dióxido de carbono, la mitad que la energía eólica que debe estar siempre apoyada por una central eléctrica que la supla cuando no funciona por falta o exceso de viento, y es imprescindible para contribuir a la reducción en lo posible del dióxido de carbono que está acelerando el calentamiento de nuestro planeta.
Si las abandonamos la producción eléctrica no será sustituida con unas energías alternativas que en estos momentos no pueden remplazar el 30% de energía que representa la nuclear en Europa , será sustituida por el petróleo y el gas, aumentará el precio del combustible, de la electricidad y con ellos de todos los productos que consumimos pues influye tanto en los costes de producción como en los de transporte, pero , lo más grave, se incrementarán las emisiones de dióxido de carbono. No se si es necesario que recuerde que la semana pasada  los expertos de la NASA hicieron publicos los resultados de los análisis de la información proporcionada por sus satélites sobre el deshielo de los casquetes polares y Groenlandia, concluyendo que este deshielo se estaba produciendo cada vez a mayor velocidad , dejando las predicciones del Grupo Intergubernamental de Expertos Sobre el Cambio Climático(IPPC) muy cortas, y no se si es necesario que recuerde también que este año los cereales han visto incrementando sus precios un 70% a nivel mundial por las malas cosechas  debido a las intensas sequías e inundaciones que han asolado diferentes puntos del planeta y tras lo que se adivina los desajustes causados por el  incremento de temperaturas. Los problemas del mundo no son de una sola cara, son como un primas de múltiples caras. 
Imagino que estos datos son ignorados por la mayoría de los que estos días vociferan contra la energía nuclear y abogan por su cierre ,y que son los mismos que protestarían ante los recortes de consumo energético. Europa quiere las ventajas de la civilización pero sin pagar ningún peaje por ello, y eso no es posible, todo en la vida tiene un coste, y nuestro tipo de sociedad , consumidora de los recursos del planeta, ahora clama contra una de las pocas tablas de salvación que tenemos para evitar un desastre ecológico que no procederá de la radiactividad de las plantas nucleares sino de nuestro estilo de vida. Pero me temo que la ignorancia en la que vive nuestra ,sólo en apariencia, civilizada Europa  la hace más vulnerable a la manipulación y se ha convertido en un niño que reacciona sólo al golpe de sus impulsos pasionales, donde la razón no juega ningún papel , y quienes la dirigen sólo pretenden contentarla aunque para ello haya que sacrificar la inteligencia.

Mientras en Europa nos preocupamos nada más que de la seguridad de nuestras centrales nucleares nos olvidamos de lo que está sufriendo el pueblo japonés. Las 60.000 casas destruidas, la falta de combustible cuando aún hay bajas temperaturas, las comunicaciones dañadas, los miles de desaparecidos y una reconstrucción que se valora en más de 130.000 millones de dólares y al menos entre 5 y 10 años. Está bien revisar nuestras centrales nucleares pero no olvidemos que las víctimas son ellos no nosotros y que nuestras centrales no tienen que enfrentarse a un terremoto de 9 grados ni a un tsunami que Europa nunca ha sufrido excepto en Portugal y no con esa intensidad

Escribía un religioso y filósofo español, fray Benito Jerónimo Feijoo(1676-1764) que “el valor de las opiniones se ha de computar por el peso , no por el número de almas. Los ignorantes, por ser muchos , no dejan de ser ignorantes.¿Qué acierto, pues,  se puede esperar de sus resoluciones?” La ignorancia, a pesar de la educación, nos domina y es esta misma ignorancia la que impulsa nuestras decisiones. Pero lo malo de esta ignorancia no es el no saber, sino el no querer saber, el guiarse por opiniones y comentarios y no esforzarse en pensar por uno mismo y en base a los conocimientos de los que conocen y son expertos. Por eso, lo que se puede esperar en estos momentos de Europa no es más que una larga y penosa decadencia, mientras las naciones emergentes como China e India evolucionan , y progresan y los acontecimientos de estas últimas semanas están acentuando esta impresión.
Porque ahora vamos a hablar de Libia donde la comunidad internacional y Europa han dado otro penoso espectáculo que, además, dejará a Europa en una situación muy delicada. Es casi inútil insistir sobre la hipocresia de las relaciones internacionales,como Estados Unidos y Europa han alentado los regímenes dictatoriales en el Norte de África para mantener estas regiones alejadas del peligro islámico y conservar la estabilidad de esta región tan importante en la producción de petróleo. Sólo cuando vieron como triunfaban las revoluciones del pueblo para obtener su libertad y , sobre todo, para conseguir los alimentos que escaseaban por sus altos precios, abrieron sus bocas para llenarse de palabras de libertad, dignidad, respeto al pueblo y  toda esa verborrea llenas de palabras grandes pero de significado vacío por quienes las pronuncian.
Conocemos quienes mantenían relaciones diplomáticas con Muamar al-Gadafi,quién vendía armamento a su ejército,quién le permitía acampar frente a los palacios presidenciales europeos con su jaima y acompañado de su escolta de amazonas. Sabemos también quienes no hicieron nada al comienzo de la rebelión en Libia, quienes han estado durante un mes condenando a Gadafi cuando su caída parecía inminente, quién ha vacilado después , cuando los rebeldes empezaron a retroceder, las patéticas condenas a las masacres, los gestos de cara a la galería como Francia que amenazaba con atacar Libia aunque no tenía intención de hacerlo y ahora el espectáculo bochornoso de la ONU preparando un borrador para ver la posibilidad de establecer una zona de exclusión aérea cuando las tropas de Gadafi han reconquistado casi todo el país y se aproximan al último reducto en manos rebeldes, la ciudad de Bengasi.

Esta era la situación ayer por la tarde que es similar a la que se sigue viviendo en estos momentos. Mientras en la ONU se discute un borrador para un plan de exclusión aérea las tropas leales a Gadafi tienen rodeada Ajdabiya, poseen los principales centros petrolíferos y han bombardeado el aeropuerto de Bengasi, a la que pretenden rodear  para dejarla aislada. Aunque hubiera una intervención la rebelión ya está prácticamente sofocada. ¿Que harán los europeos cuando tengan que negociar con Gadafi para comprar petróleo? 
La ONU es una organización que nació fallida en el mismo momento que el mundo democrático no puede estar gobernado por una sociedad que no lo es. La ONU nació en 1945, al termino de la II Guerra Mundial, para sustituir a la fallida Sociedad de Naciones fundada en 1919 y que fue incapaz de impedir la nueva Guerra Mundial. En el momento de su fundación el 24 de octubre de 1945 estaba formada por 51 estados y ahora la integran un total de 192 y sus objetivos son alentar la cooperación para lograr la paz, la seguridad internacional, el desarrollo económico y social, los derechos humanos y los asuntos humanitarios. Todos ellos objetivos muy loables si no estuvieran a expensas de la decisión sólo de cinco naciones: Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y la República Popular China.
Estas cinco naciones, los miembros impulsores y fundadores de la ONU, disponen del antidemocrático derecho de veto, que hace que toda aquellas decisiones que estimen que van contra sus intereses sean rechazadas, como sucede con los intentos de condena a Israel , sistematicamente vetados por Estados Unidos, o los mismos intentos fallidos para condenar a Irán o Corea del Norte,rechazados por los vetos de Rusia o China. En una democracia no debe existir derecho a veto, sino el debate entre las partes y el esfuerzo por alcanzar un acuerdo. Más grave aún cuando dos de las naciones con derecho a veto, Rusia y China, una es una democracia dudosa y la otra una dictadura manifiesta.¿Que legitimidad tiene esta organización?¿Con que independencia puede tomar sus decisiones? Como vemos en el caso de Libia ninguna, aunque ya se ha demostrado en otros conflictos como Iraq, Yugoslavia, Afghanistán, Ruanda , donde su intervención ha sido nula o desastrosa.

Imágenes de los bombardeos de esta mañana sobre los grupos rebeldes. Aunque se reunan en el Consejo de Seguridad, la falta de democracia en este Consejo, donde los miembros permanentes, Estados Unidos, Rusia, Francia, China y Reino Unido tienen derecho de veto, impedirá tomar ninguna decisión. El tiempo ya ha pasado y la rebelión agoniza. Mientras, en Bahrein se produce la intervención militar de Arabia Saudi, Emiratos Árabes Unidos y Kuwait para sofocar la rebelión chiíta, oprimida por la minoría sunita. Occidente guarda silencio , pues prefiere la estabilidad de estas naciones básicas en la producción de petróleo antes que el derecho a la libertad de sus pueblos
Puede que ahora aprueben el borrador para establecer la exclusión aérea en Libia, pero ya es tarde, Gadafi a ocupado las zonas petrolíferas y tiene a casi todo el país bajo su poder. Y sólo quedará ver la actitud de los gobiernos europeos cuando se encuentren de nuevo a Muamar al-Gadafi como interlocutor y deban llegar a acuerdos para la compra de petróleo al que hace unos días llamaban asesino de su pueblo, unos asesinatos cometidos, por cierto, con las armas que italianos, ingleses, franceses o españoles hemos vendido. Me pregunto también si oiremos las mismas palabras escandalizadas de nuestros dirigentes para referirse a la intervención de tropas de Arabia Saudi y Emiratos Árabes Unidos en el reino de Bahrein para sostener al régimen de Hamad bin Isa al Khalifa. Según se nos informa están sofocando las protestas de forma violenta y ayer murieron dos personas y 200 personas más fueron heridas.
Como ya he comentado en otros artículos a las naciones occidentales no les interesa la libertad en Arabía Saudi, ni en Bahrein, ni en Emiratos Árabes Unidos ni en Kuwait, sino que prefieren que sigan en manos de las monarquías tiránicas que no permiten la existencia de partidos de la oposición y violan continuamente los derecho de las mujeres. Pero como decía Karl Marx “la desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas”. Sería una ingenuidad pensar que nuestros gobernantes ponen la ética por delante del interés, eso no ha sucedido en ninguna época de la historia, pero lo triste es que la sociedad siga atendiendo a las mentiras de sus gobernantes que tratan de aparentar lo que no son y hacen que la sociedad se sienta defensora de unos valores que en realidad no hace nada por defender.

MENSAJE DEL EMPERADOR AKIHITO AL PUEBLO JAPONÉS

Mensaje del emperador Akihito al pueblo japonés . Es un hecho extraordinario, ya que el emperador apenas se deja ver por sus súbditos. En el caso de su padre, el emperador Hiro Hito(1901-1989), sus súbditos oyeron por primera vez su voz cuando pronunció el discurso de rendición de Japón tras las bombas de Hiroshima y Nagasaki

  

Debo cerrar ya este artículo que aun siendo extenso es demasiado breve para hacer un cuadro de la situación de los acontecimientos que se están desarrollando en el mundo. He querido expresar mi opinión sobre el pobre papel que los europeos estamos desarrollando en ellos y la desesperanza antes las reacciones de nuestra sociedad,pero espero estar equivocado en mis juicios y que mis impresiones sean erróneas, lo espero por el bien de todos. Antes de terminar resumir la situación de la central nuclear de Fukushima en el momento en que estoy escribiendo, las dos de la tarde del 16 de marzo de 2011. El reactor número 1 tiene la vasija de contención dañada, el sistema de refrigeración inutilizado y parte del núcleo fusionado, el reactor número 2 en la misma situación que el número 1.
La situación más grave es la de los reactores 3 y 4 . El reactor 3 sufre una fusión parcial de su núcleo y el sistema de contención está dañado  y ya está expulsando partículas radiactivas al exterior, mientras que el reactor 4 se halla en estado crítico, según lo ha descrito la propia compañía responsable de la central, TEPCO. La suerte de la central está en manos de esos 180 valientes, aunque según se dice en estos momentos suman ahora 180,  a los que deberíamos dedicarle nuestras oraciones los que sean creyentes y buenas vibraciones ,si tal cosa existe, los que no lo sean. Son esos hombres los que hacen que todavía conserve fe en la humanidad y en su capacidad de salir adelante .

LA HIPOCRESIA DE OCCIDENTE EN EL CONFLICTO DE LOS PUEBLOS ÁRABES Y LA NUEVA REVOLUCIÓN EN OMÁN

Hoy se reunió el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para debatir sobre la situación en Libia, aunque hace ya una semana que se inició el conflicto . Desde hace días se han sucedido las declaraciones indignadas de los diferentes dirigentes de ese coro caótico de voces que es la Unión Europea , formada por unos políticos especializados en realizar condenas verbales pero incapaces de mover un dedo, demostrando cada vez que hay una crisis que Europa no tiene voz ni peso en el panorama internacional, es como un niño que sólo sabe mirar hacia su hermano mayor americano esperando que él resuelva cada crisis, sin implicarse más allá de las palabras.
En el Consejo de las Naciones Unidas la Secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, ha dicho, con esa voz solemne y seria que emplean los políticos en las grandes ocasiones, que la comunidad internacional debe responder con “una sola voz contra una violación de los derechos universales que es inaceptable” , a continuación ha afirmado con rotundidad que es hora de que “Gadafi se marche” y ha rematado su discurso diciendo que Estados Unidos apoyará “una transición irreversible y pacífica hacia una verdadera democracia” y que los movimientos árabes no son impulsados por “los valores occidentales, sino por los ideales universales”. La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, ha dicho que es una prioridad  “garantizar que las victimas de los abusos actuales y pasados reciban Justicia”.
Es hasta gracioso escuchar sus voces engoladas, sus gestos de indignación, sus duras condenas, sus peticiones de rigor en las sanciones que se deben de aplicar. Tan gracioso como que hablen de embargo de armas ahora, cuando sólo en el año 2008 Europa vendió armas al régimen libio por valor de 700 millones de dólares, sólo Italia ingresó más de 100 millones de euros por este concepto, Francia le vendió cazas de combate, el Reino Unido tanques con los que dispararon la semana pasada a la población civil, e incluso España vendió material bélico por importe de siete millones. Muamar al-Gadafi no ha accedido hace dos años al poder, sino hace 42 años, en 1969. Sólo sufrió sanciones tras comprobarse que se hallaba detrás de diferentes atentados contra intereses Occidentales, como el de la Discoteca La Belle en Berlín en 1986, y la explosión del vuelo 103 de Pan Am en 1988 con 259 muertos y el vuelo UTA 772 con 170 víctimas.

“Ahora es el momento de detener este inaceptable derramamiento de sangre” diría esta mañana la Secretaria de Estado de Estados Unidos Hilary Clinton. ¿Ahora es inaceptable?¿Y por qué hace cuatro meses era aceptable?¿Por qué se le siguieron vendiendo armas a Libia y por que se aceptó el perdón por los cruentos atentados de los años 80 a cambio de dinero ?    
Libia fue sometida a un aislamiento internacional hasta que Gadafi, reconociendo el nuevo orden internacional tras la disolución de la Unión Soviética que dejaba a Estados Unidos como única potencia dominante, decidió reconocer la responsabilidad de  Libia en los atentados y llegó a acuerdos con las familias para entregarles indemnizaciones económicas, por lo que podemos decir que compró el perdón por sus asesinatos. Occidente levantó las sanciones y Gadafi continuó tranquilamente en el poder , mientras los mismos que ahora le descalifican, le insultan y le llaman dictador, asesino y tirano se abrazaban con él en las cumbres internacionales y ganaban dinero vendiéndole armas .
Estos  países occidentales que se llenan la boca con las palabras libertad, dignidad, respeto a los derechos humanos, democracia, son lo mismos países que permanecieron callados cuando en julio de 1996 el régimen de Gadafi sofocó sangrientamente un levantamiento en la ciudad de Bengasi  y diez años después nuevas revueltas también fueron silenciadas con el uso de la fuerza . ¿Hubo alguna reacción en Occidente?¿La ONU se pronunció?¿Estados Unidos amenazó con enviar a su flota en el Mediterráneo para presionar a Gadafi para que dejara el poder? La respuesta ya la conocéis, por supuesto no hicieron nada, ni uno solo de los presidentes, de los ministros de exteriores de la Unión Europea , ni el Consejo de Seguridad de la ONU movieron un sólo dedo.
Ahora resulta que “los ataques de Gadafi contra el pueblo libio son intolerables” según Hillary Clinton. ¿Por qué en 1969 no se impidió que iniciase su dictadura?¿por qué se le ha permitido permanecer 42 años en el poder?¿por qué no se hizo nada después de los enfrentamientos de 1996 y de 2006?¿aquellos ataques contra el pueblo libio si eran tolerables señora Clinton?  Si consulto el diccionario de la Real Academia Española encuentro esta definición “fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan” y corresponde esta definición a la palabra hipocresia. El dramaturgo español Manuel Tamayo y Baus decía que “la hipocresia y la culpa son hermanas gemelas “ y nuestros dignos, valerosos e incorruptibles gobiernos, adalides de la democracia, guardianes de la libertad de los pueblos, son maestros en el arte de la hipocresia, y son los culpables de que durante décadas no haya existido democracia en ninguno de los países del Norte de África.

El presidente español José Luis Rodriguez Zapataero con el emir de Qatar , Hammad ibn al-Thali , quien gobierna el emirato desde 1970 y con una Constitución que prohíbe los partidos políticos. Pero los negocios son los negocios y a cambio de los 3000 millones de euros prometidos en inversiones nos podemos olvidar de que se trata de un tirano más de los que gobierna en los países árabes.
Todas las palabras que oímos estos días no son más que teatro, una representación de la que nosotros somos espectadores y estos pueblos sus víctimas durante treinta o cuarenta años. Pero además el cinismo de las relaciones internacionales llega a tal extremo que hoy mismo el presidente de España, José Luis Rodriguez Zapatero, estaba haciendo negocios en Qatar, con la que ha firmado contratos por importe de 2700 millones de euros de inversión en tres empresas españolas más 300 millones de euros que invertirán en las Cajas de Ahorro españolas.
Pero ¿Qatar es una democracia? Veamos algo sobre la historia de esta pequeña  nación de apenas 11.000 kilómetros cuadrados y un millón y medio de habitantes.Durante siglos estuvo bajo el poder de los persas primero y del Imperio Otomano después, hasta que en 1916, durante el transcurso de la I Guerra Mundial , pasa a convertirse en protectorado del Reino Unido . En 1971 lograría su independencia y un año después se produce un golpe de estado por el que se hace dueño del poder el jeque Hammad al-Thani que gobernará los destinos de Qatar hasta 1995 cuando fue derrocado por su propio hijo Hammad ibn al-Thani(1950), que es quién gobierna en estos momentos. El sistema político de Qatar es la monarquía absoluta encarnada por la familia al-Thani  y su Constitución prohibe la existencia de partidos políticos. 
A este régimen no democrático es a donde el presidente español ha acudido a mendigar ayudas para sacar a España de la grave crisis en la que se haya sumida y a hacerse una foto junto a un dictador que nos suministra el 14% del gas natural que consumimos. En este viaje ha sido acompañado por 190 empresas que tenían como objetivo cerrar nuevos negocios en Qatar. ¿Pero no decíamos que había que apoyar a todos los movimientos que exigen libertad y democracia?¿que diferencia hay entre Túnez, Egipto, Libia y Qatar? No existen partidos políticos, no hay elecciones y el poder está en manos de una sola persona . Pero no deberíamos sorprendernos, hace apenas 4 meses nadie en Europa tenía ni una mala palabra ni para Gadafi, ni para Ben Ali, ni para Mubarak.

Mapa de la Península Arábiga donde podemos ver a Yemen, donde desde hace semanas se suceden las protestas, Omán donde acaban de empezar las manifestaciones, y además Arabia Saudi, Bahrein, Qatar y Emiratos Árabes Unidos. En ninguna de estas naciones hay democracia pero ninguna nación occidental les ha presionado para que inicien un proceso democrático.  Los ideales mueren ahogados en los pozos de petróleo
En otro artículo ya hablé sobre Arabia Saudi, en manos de la familia al-Saud, que la gobierna como monarquía absoluta desde principios del siglo XX. Arabia Saudi concentra el 24% de las reservas mundiales de petróleo y, por supuesto, ni la ONU, ni Estados Unidos, ni la Unió Europea han alzado la voz exigiendo democracia para el pueblo saudita. Y es más ¿que harían si surgiese un movimiento revolucionario como el de las naciones del Norte de África? Creo que sólo de pensar en ello todos estos héroes de la libertad que nos gobiernan se echan a temblar.
Y la próxima pieza de este domino que podría caer la Sultanía de Omán. Otro ejemplo de democracia, porque esta nación con tres millones de habitantes y doscientos mil kilómetros de extensión se halla bajo el gobierno de la familia de Said desde 1741, cuando alcanzó el poder Ahmed ibn Said y sus descendientes siguen en el poder en nuestros dias en la persona de Qabus ibn Said(1940) , en el poder desde 1970. No existe una constitución , ni partidos políticos ni ninguna de las instituciones propias de una democracia. El poder del Sultán es absoluto. Ya se están produciendo manifestaciones y ha habido enfrentamientos en las calles.
¿Donde están las democracias entre los países árabes?No existe ninguna, pero parece que eso no es obstáculo para que todas las democracias occidentales hagan negocios con estos gobiernos tiránicos sin el más mínimo rubor. Me pregunto que  si finalmente hay revoluciones en los principales paises productores de petróleo volveremos a oír las grandes palabras de nuestros líderes , o se callaran asustados pensando en la crisis que se le viene encima . La cortesana francesa Madame de Maintenon decía, en el siglo XVIII, “es preferible el pecado a la hipocresia”, pero pienso que la hipocresia, si va acompañada de la cobardía, de la mentira, del cálculo de beneficios, convierte al hipócrita en alguien indigno de representar a nadie

Imagen de las movilizaciones de hoy en Omán, contra el gobierno del emir Qabus ibn Said , quién gobierna el sultanato desde hace cuarenta años . El próximo en caer podría ser Arabia Saudi, lo que causa terror al mundo occidental por concentrarse allí el 24% de las reservas mundiales de petróleo. Por eso permanecen en silencio
La ONU, Estados Unidos y la Unión Europea, no menciono a la otra gran potencia, China, porque es una dictadura, son los responsables de lo que ha pasado durante las últimas décadas en las naciones árabes y serán responsables, por omisión, por cobardía y por estupidez de lo que suceda en el futuro , porque estas revoluciones no han hecho sino empezar y no sabemos la evolución que van a seguir.  Pero Europa ha fracasado , Estados Unidos ha fracasado, y la ONU ha demostrado una vez más que es una institución muerta, sin ninguna capacidad de acción. Seguiremos viendo a Merkel, Sarkozy, Berlusconi, Cameron, Zapatero y Obama gesticulando sobre el escenario y pronunciando sus frases hechas, sus lugares comunes, sus vaciedades intelectuales, mientras que por otro lado se arrodillarán para rezar y pedir que los dictadores de Arabia Saudi, de Qatar, de Oman, de los Emirates Árabes Unidos sigan en el poder.
Decía Aristóteles que “el castigo del mentiroso es no ser creido aun cuando diga la verdad”  La clase política occidental está desprestigiada y se ha convertido en rehén de sus mentiras, de sus palabras vacías que ya no significan nada para nadie. Creo que nunca como ahora se ha hecho tan clara la decadencia del mundo occidental . En un próximo artículo hablaré del problema energético que nos amenaza a todos y la ceguera que ha provocado esta dependencia absoluta del petróleo, que ha convertido a Europa en un rehén  y mientras tanto, sentaos, poneos comodos, y disfrutad de la magnífica actuación de nuestros gobernantes. Una lastima que no se presenten a los Oscar, son auténticos magos de la interpretación. 

OCCIDENTE COMO REHÉN . HACIA UNA NUEVA CRISIS DEL PETRÓLEO Y EL FUTURO DE LAS REVOLUCIONES

Mientras Europa se debate entre el estupor , la incredulidad y la parálisis ante el tsunami revolucionario que amenaza con arrasar todo el mundo musulmán, desde Marruecos al oeste hasta Pakistán al este, los fantasmas de una escalada en el precio del petróleo se cierne sobre las economías occidentales , convalecientes aún de la grave crisis en la que ha estado sumida durante los últimos tres años y de la que algunos ni siquiera han logrado salir, como es el caso de España. En estos momentos, la economía europea y americana es como un paciente que acaba de salir de una grave enfermedad pero se halla tan débil que incluso un leve catarro podría agravar su estado hasta dejarle moribundo.
Napoleón Bonaparte decía que “en toda revolución hay dos clases de personas, los que la hacen y los que se aprovechan de ella” . Si observamos los resultados de las revoluciones de los últimos siglos, empezando por la Revolución Francesa de 1789, de la que se aprovechó Napoleón Bonaparte al proclamarse emperador estableciendo un nuevo gobierno de corte absolutista, pasando por la Revolución Rusa donde la utopía de un gobierno para el pueblo que les librase de la tiranía del zar Nicolás II terminó, como sabemos , con la dictadura de los soviet durante setenta años, o más recientemente la Revolución en Irán donde sustituyeron un emperador por un ayatola, en todas ellas la revolución fue alimentada con la sangre del pueblo, en todas ellas se gritaba por la libertad y se moría defendiendo los más altos ideales, pero el poder queda al final en manos de los que se esconden hasta esperar el momento oportuno.
El escritor italiano Giuseppe Tomasso di Lampedusa (1896-1957) escribió una obra titulada “El Gatopardo” donde nos sitúa en la Italia del año 1860, cuando las tropas dirigidas por Garibaldi, que luchan por la independencia de Italia , ocupan Sicilia y la aristocracia entiende que llega el fin de una época , donde la nobleza pierde su supremacía en favor de la la burguesía y las clases medias, y uno de los protagonistas, el sobrino de un aristócratas se alista en las filas garibaldinas para aprovechar la situación. En el transcurso de la obra se produce el siguiente diálogo entre dos personajes que hablan sobre la revolución dirigida por Garibaldi
– “Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie
– ¿Y ahora que sucederá?
– ¡Bah, Tiroteos inocuos, y, después, todo será igual pese a que todo habrá cambiado. Una de esas batallas que se libran para que todo siga como está”   
Catherine Ashton,jefe de la diplomacia de la Unión Europea y Trinidad Jiménez, ministra de Asuntos Exteriores de España fotografiadas antes de la declaración de la Unión Europea sobre los hechos en Libia.. En medio de las informaciones acerca de los bombardeos de aviones libios sobre el pueblo causando cientos de víctimas, la posición de Europa ha sido  pedir “contención a todas las partes”
Desde la aparición de esta obra se ha dado el nombre de lampedusiano o gatopardista tanto a los políticos que introducen leves reformas para contentar al pueblo y seguir en el poder sin cambiar nada sustancial, como a aquellos que se aprovechan del esfuerzo revolucionario de las masas para, una vez agotado este impulso, ocupar el vacío de poder y tomar las riendas del gobierno, imponiendo su autoridad de nuevo y haciendo que para el pueblo, después de todo, las cosas hayan cambiado para seguir como estaban.
Estas semanas he dedicado varios artículos a analizar la historia y situaciones particulares de Marruecos, Argelia, Libia, Egipto, Jordania, Yemén, Siria, Arabia Saudi, Irán, Bahrein o Túnez, las causas que dieron lugar a estas revoluciones después de décadas de gobiernos tiránicos, mantenidos ante el silencio y la complacencia de Occidente. El proceso iniciado en Túnez no se puede detener, sería como disparar contra una inmensa ola que va a sepultarnos bajo toneladas de agua, ahora lo que hay que tratar de entender es las posibles consecuencias para  el mundo en general, y para Occidente en particular.
Ahora daremos un pequeño salto en el tiempo para remontarnos al año 1973. El 6 de octubre de ese año los ejércitos de Siria y Egipto lanzaron un ataque conjunto contra Israel aprovechando que los hebreos estaban celebrando la fiesta del Yom Kippur, por lo que esta guerra fue conocida con el nombre de Yom Kippur. Las tropas sirias llegaron a penetrar más de ocho kilómetros en territorio israelí mientras los egipcios tomaban posiciones en el desierto israelí. Pero después de dos días, los israelíes realizaron un fuerte contraataque que puso sus tropas a sólo 40 kilómetros de Damasco , la capital Siria y también avanzaron hacia el Canal de Suéz. Cuando Israel ya tenía la victoria en su mano las dos potencias mundiales, Estados Unidos y la Unión Soviética forzaron la firma de un alto el fuego el 11 de noviembre de 1973.
En la fotografía una fila de vehículos esperando para poder echar gasolina en el año 1973 en los comienzos de la Crisis del Petróleo iniciada con el embargo de petróleo de los países árabes a las naciones que habían apoyado a Israel durante la guerra del Yom Kippur. El resultado fue una recesión a nivel mundial, con incrementos del desempleo, la inflación y una reducción de la producción , llegando incluso a racionarse la gasolina y la calefacción
Durante el transcurso de esta guerra, el 17 de octubre , los miembros de la Organización de Países Árabes Exportadores de Petróleo acordaron no exportar más petróleo a aquellos países que habían apoyado a Israel durante la guerra del Yom Kipur, incluyendo a Estados Unidos y Europa Occidental. Además, al reducir la producción forzaron la subida del precio del barril, que llegó a cuadriplicar su precio normal. El caos se adueño de Occidente, los precios de la gasolina en Estados Unidos se duplicaron y Wall Street perdió 97.000 millones de dólares en apenas seis semanas y llegó a sufrir escasez de combustible, por primera vez desde el transcurso de la II Guerra Mundial forzando a cerrar oficinas y fábricas para ahorrar combustible y calefacción, lo que a su vez provocó una reducción de la producción y el despido de miles de trabajadores y se alcanzó el extremo de emitir cupones de racionamiento de la gasolina. 
Todo ello fue acompañado por una gran subida de precios de todos los productos derivados del petróleo y también por el aumento del coste del transporte de mercancías, que repercutían el aumento del precio del combustible cada vez más escaso y , por lo tanto, más caro. Al aumentar el desempleo, subir la inflación y reducir la producción , Occidente entró en recesión empeorando las condiciones de vida de jubilados, desempleados y jóvenes . Aunque Europa no sufrió el embargo al mismo nivel que Estados Unidos, ya que  el 6 de noviembre emitieron varias naciones europeas conjuntamente una declaración proárabe que hizo que le fuese levantado el embargo. Sin embargo, aunque no hubo la escasez de combustible de Estados Unidos, si sufrieron la brutal subida de precios, acabando en algunos países como Francia con décadas de crecimiento económico.
La crisis terminó el 14 de marzo de 1974, cuando las naciones árabes decidieron terminar con el embargo de petróleo a Estados Unidos. Como suele suceder en todas las crisis, tanto en las personales como en las nacionales, se hicieron muchas promesas para evitar esa dependencia energética del petróleo y , por lo tanto, de los inestables países musulmanes, se iban a desarrollar energías alternativas que fueran sustituyendo al petróleo y políticas de control de los precios para que la inflación no se disparase a tanta velocidad. El escritor español Eugenio Trías dejo escrito que “las crisis, aunque atemorizan, nos sirven para cancelar una época e inaugurar otra” Y es cierto, siempre y cuando no se olviden las enseñanzas que nos dejan .
Ni la energía eólica, ni la energía solar , ni la energía hidráulica, todas ellas dentro de lo que llamamos energías renovables , tienen capacidad para sustituir  al petróleo que hace moverse al mundo. No aprendimos nada de la crisis del 1973 y 35 años después la dependencia no sólo no ha disminuido sino que se ha incrementado
Volvamos a nuestros días. El día 20 de febrero de 2011, con las noticias de centenares de muertos en Libia causados por la orden del líder libio Muamar al-Gadafi de bombardear a su propio pueblo. La Unión Europea emitió la siguiente declaración : “Condenar la represión en curso de manifestantes pacíficos y deplorar la violencia y la muerte de civiles. La libertad de expresión y el derecho de reunión pacífica son derechos fundamentales de todo ser humano que deben ser respetados y protegidos” y termina la declaración pidiendo “contención por ambas partes” . ¿Dónde está la condena directa a Muamar al-Gadafi? No la busquéis porque no se ha pronunciado e incluso , por iniciativa del presidente italiano Silvio Berlusconi, se quiso añadir una frase en favor de la integridad territorial de Libia.
¿Por qué este silencio? Muy sencillo. Libia es la octava productora de petróleo del mundo, y tan sólo después de tres días de enfrentamientos que han forzado una reducción de la producción , el precio del barril del petróleo Brent a pasado de 100 dólares a 108 dólares, con una subida en el momento en que escribo del 2% en tan sólo 24 horas. La peor noticia para Europa y Estados Unidos es el caos en Libia, pero si ese caos se extendiese a Irán o Arabia Saudi ya no sería una mala noticia, sería el pánico. Después de 36 años desde el fin de la Crisis del Petróleo que os acabo de describir, no solo seguimos con la misma dependencia del petróleo de entonces sino que la hemos incrementado.
En la Unión Europea hay 500 vehículos por cada mil habitantes, en Estados Unidos esta proporción se eleva a 700 vehículos por cada mil habitantes y en China, con una población de 1.400 millones de personas , su número sólo es de 30 vehículos por cada mil habitantes , con lo que en los próximos años, sólo para poder abastecer el incremento forzoso del mercado chino, pues se hallan en plena expansión económica, será necesaria la producción de tres Arabias Saudi. Y eso sólo para alimentar los tanques de gasolina de nuestros coches. Me diréis ¿y las energías renovables? No existe país en el mundo que pueda funcionar con la energía proporcionada por las energías renovables, los coches eléctricos son poco más que una curiosidad en estos momentos y desde las fábricas hasta los buques de la marina mercante necesitan de los derivados del petróleo para funcionar. No, en estos momentos las energías renovables no nos salvarán de una crisis del petróleo.
Mahmud Ahmadineyad , primer ministro de Irán, y Hugo Chavez, presidente de Venezuela, son dos de los personajes que se están frotando las manos ante una posible crísis del Petróleo. Por su falta de previsión, Occidente se ha convertido en rehén de individuos que no respetan los derechos humanos ni la libertad, y el precio que tenemos que pagar es el silencio y el miedo ante lo que pueda suceder si las principales reservas de petróleo cae en manos de partidarios del fundamentalismo iraní 
¿Consecuencias? Ya las hemos visto. Si se reduce la producción por los conflictos que afectan a los países productores, las consecuencias no se harán esperar. Subida del precio del petróleo y con ello una subida inmediata de los transportes al aumentar el precio del combustible. Si aumenta el precio del transporte también lo harán el de las mercancias transportadas que luego compramos en los mercados. Por lo tanto eso producirá un aumento de la inflación y el rápido empobrecimiento de la poblaciónLa bolsa se desplomará ante la perdida de confianza de los inversores, muchas empresas no podrán mantener su actividad debido al incremento del coste energético, otras reducirán sus jornadas y miles de personas perderán su empleo.
El mundo entraría en una recesión global y no tendríamos armas para combatirla de forma pacífica porque no disponemos de sustituto para el petróleo, ni como combustible ni para sustituir la multitud de productos derivados del petróleo. Hasta la taza de plástico que tenéis encima de la mesa o el tapper que lleváis al trabajo está hecho con petróleo. La energía se halla en todo lo que nos rodea y una crisis energéticas de carácter global paralizaría la economía y la actividad de los países. Si las revoluciones que se desarrollan ahora en los países musulmanes desembocan en gobiernos islámicos como el iraní  todo Occidente se convertirá en rehén de esos gobiernos. El ejemplo ya lo tenemos con la declaración de la Unión Europea sobre los acontecimientos de la Libia de Muamar al-Gadafi, mientras mira por el rabillo del ojo y con temor lo que pueda suceder en la Arabia Saudi de Abdalá bin Abdelaziz, en el Bahreín de Al-Kahlifa y de los movimientos de Mahmud Ahmadineyad y Ali Jamenei en Irán.
Por lo tanto, ante la pregunta de si estamos preparados para una nueva crisis del petróleo, la respuesta es no. Y ese “no” condiciona la actitud de Occidente frente a los acontecimientos de Oriente, estamos en sus manos y las cancillerías tiemblan y desearían que fuesen ciertas las palabras de Lampedusa “que es necesario que todo cambie, para que todo siga igual” . En el dilema entre luchar por la libertad del pueblo o la estabilidad que asegura el suministro del petróleo aunque para ello haya que mantener gobiernos corruptos y opresores, Europa y Estados Unidos tomaron la decisión hace tiempo en favor de la seguridad por miedo. Ahora podemos pagar las consecuencias, porque nada es gratis y los errores terminan pasando factura. 
Muamar al-Gadafi y su régimen caerán  y quedarán reducidos a cenizas  en el recuerdo como este cartel del dictador libio pero el futuro se presenta muy incierto, porque nadie sabe quién se halla realmente detrás de este movimiento genral de los países musulmanes. ¿las redes sociales?Por si solas ellas no explican esta sucesión de acontecimientos y tampoco nos podrán decir lo que surgirá de los escombros de sus revoluciones. ¿Cuál sera el nuevo Napoleón?
Cómo me gusta añadir siempre que trato estos temas, no se trata de ser alarmista ni que esto tenga que producirse de esta forma, ojalá nada de esto se cumpla, pero la única forma de prevenir los acontecimientos futuros es hacer una proyección sobre como estos pueden evolucionar, pues esto es como una partida de ajedrez y hay que tener previstos los movimientos de la partida. Por desgracia, nuestros gobiernos se limitan a reaccionar según se van sucediendo los hechos y no estamos preparados para el resultado. En un próximo artículo trataré el problema energético en el mundo y como , a pesar de todas las declaraciones y congresos, no se ha avanzado apenas en las últimas dos décadas y las consecuencias que eso puede tener. Como siempre, no habrá responsables.