¿FELIZ AÑO? NO PARA LA SOCIEDAD ESPAÑOLA

Ya estamos llegando al final de ese paréntesis en la vida de Occidente que suelen representar las fiestas navideñas, se acaban los días plagados de buenos deseos y mejores propósitos, las luces se apagan y la calle recupera su verdadero color, un color que en estos tiempos está más cerca del gris que de los fulgores de las luces de Navidad.  Aún queda la última fiesta del consumo, el día de los Reyes Magos y después … ¿después que?
Hace apenas cuatro días nos felicitábamos unos a otros por el Nuevo Año, porque casi todos teníamos motivos para enterrar con alegría el año 2010, en particular en España donde el paro ha batido todos los records hasta terminar el año con cuatro millones cien mil desempleados, donde los españoles han perdido poder adquisitivo, los precios han crecido y los sueldos han menguado en mayor medida, donde se ha anunciado el desmantelamiento del estado de bienestar y se han ido perdiendo por el camino ayudas en el peor momento de la crisis española.
Si, ya hemos dejado atrás el 2010 pero ¿qué nos espera en el 2011? Ahora viene el encuentro con la realidad, aquello de lo que uno no puede escapar. El escritor Ambrose Bierce  decía que ” si quieres que tus sueños se hagan realidad ¡despierta!”, pero , por desgracia, en España hemos tenido unos políticos que durante mucho tiempo han preferido cerrar los ojos a la realidad y vivir en un sueño, han tratado de eludir la realidad o, lo que es peor, nos han querido engañar negando esa realidad y ofreciéndonos una imagen de nuestra nación que no se correspondía con la verdad. 
Todos recordamos como hace apenas dos años el presidente José Luis Rodriguez Zapatero negaba la existencia de la crisis y decía que España estaba preparada para superarla sin problemas. Anunció una ampliación de los gastos sociales, siguió engordando el número de funcionarios, el gasto público continuo descontrolado, pero no pasaba nada, vivíamos en el mejor de los mundos posibles. Y así continuamos, en los dos años siguientes, aumentando nuestra deuda, incrementando el gasto público, perdiendo millones de puestos de trabajo, empobreciéndonos día a día. Ahora , los españoles han perdido un 6% de su poder adquisitivo con respecto a hace sólo cinco años , las cifras de paro se han duplicado y también se han duplicado el número de personas que tienen que acudir a organizaciones de beneficencia para poder subsistir.
José Luis Rodriguez Zapatero. No quiso reconocer la realidad, cuando la realidad se ha impuesto todos vamos a padecer sus errores pero no deberíamos padecerlos en silencio resignado sino exigir responsabilidades a todos los políticos que nos ocultaron la verdad  y compartan ahora nuestra suerte
Durante años hemos sido el destino de millones de inmigrantes que encontraban en España un lugar donde construir sus vidas, ahora empiezan a irse convirtiéndose en las primeras víctimas de una nación desmoralizada, con una sociedad sin objetivos y sin rumbo, a la que en el nuevo año sólo se le prometen nuevos recortes sociales, más impuestos y a la que día si y día también se la va ahogando más llegando a la desfachatez de culparla de la situación que vivimos.
Claro, la culpa la ha tenido la gente , por endeudarse hasta más allá de lo razonable, somos unos inconscientes, es verdad , ¿como no nos habíamos dado cuenta?¿como no hicimos caso de los consejos de nuestros sabios gobernantes? Aunque…espera, si trato de hacer memoria no recuerdo a ninguno de nuestros guías políticos, a ninguno de nuestros líderes que nos advirtiese de que iba a estallar la burbuja inmobiliaria, no recuerdo a ninguna entidad bancaria que aconsejase a las familias que acudían a sus oficinas que no se endeudasen con hipotecas de 200.000 euros cuando ingresaban poco más de mil euros al mes, no recuerdo que los ayuntamientos que se lucraban con las recalificaciones de los terrenos dejasen de hacerlo, ni recuerdo que las administraciones públicas dejasen de malgastar el dinero de todos en coches oficiales, viajes, dietas y otros mil gastos sin justificar.
Es muy sencillo pedir sacrificios cuando tu propio futuro está resuelto , es fácil recomendar a la gente que tiene que trabajar más y ganar menos cuando los que lo dicen tienen aseguradas buenas pensiones para el resto de su vida, es fácil culpar a los demás para escapar de las propias responsabilidades y que los demás asuman las consecuencias de  las cosas que ellos han hecho mal. Personalmente estoy harto, cansado y enfadado con tantos buenos consejos y buenas palabras, estoy harto de que me digan lo que tengo que hacer por el bien de las empresas y de la buena marcha de la nación, estoy harto de que me pidan que agache la cabeza y acepte que me vayan robando todos mis derechos a cambio de nada, estoy harto que aquellos que me exigen sacrificios no den ejemplo y se rían de mi, estoy harto de un sistema que sacrifica al más débil ante el silencio de todos .
Nos engañaron durante años y ahora ¿debemos creerles cuando nos dicen que estos sacrificios son imprescindibles? Nos hacen creer que vivimos en una democracia, pero yo entiendo como democracia la participación del pueblo en el gobierno pero ¿creeis que participamos de alguna forma?Yo creo que no, ni siquiera nos dejan elegir los líderes que queremos que nos representen, los ponen los partidos que a su vez nombran a los demás candidatos a ocupar el Congreso. Y esas personas no nos defienden a nosotros, como haría un congresista norteamericano que debe su puesto no al partido sino a sus votantes, defiende a los intereses de su partido, vivimos en una partitocracia dirigidos por personas mediocres que se han ocupado de rodearse de otras personas no menos mediocres para que no les hagan sombra .
Colas como esta de la foto se forman en los comedores de organizaciones de caridad como Caritas, donde acuden más de 800.000 españoles a recibir ayuda porque no pueden llegar a final de mes .¿Qué nuevos sacrificios quieren nuestros políticos que hagan?A lo mejor si dejan de comer se ahorra más ¿no?
El gran político y gran hombre Martin Luther King decía en sus discursos que “Nadie se nos montará encima sino doblamos la espalda”. Querría gritar por las calles que dejemos de caminar con la espalda doblada, que olvidemos la resignación y el miedo, que no somos los culpables de la situación que están viviendo millones de personas en este país, que esto no tenía que haber sido así si en su momento se hubiera puesto el remedio pero que si ahora no hay más salida  que hacer sacrificios que se hagan, pero que los haga todo el mundo, no sólo la parte más débil de la población. Que se acabe con el despilfarro del dinero público, que desaparezcan los parlamentos autonómicos que malgastan millones para nada, que se eliminen tantas televisiones autonómicas que sólo sirven de instrumento de propaganda política al gobierno de turno, que todos los líderes políticos nos pidan perdón por su mala labor y se retiren para dejar paso a nuevas personas que no tengan manchadas las manos de corrupción, de mentiras, de estupidez y de mediocridad.
Y a los empresarios hay que hacerles entender que si ellos son los que dan trabajo no pueden sobrevivir sin nosotros, con un pueblo arruinado ninguna empresa puede enriquecerse. La solución no puede ser quitar todo al trabajador porque, señores empresarios, ¿quién comprará sus productos? La justicia social no es sólo una reclamación sindical, es necesaria para que funcione la sociedad y sin ella cualquier otra medida sólo nos conducirá hacia el empobrecimiento, el descontento y en último extremo , la explosión social que suele terminar en la dictadura y la ruina del país.
En el video que sigue a estas lineas recojo las palabras de Rosa Díez donde pide responsabilidades a los auténticos responsables de nuestra situación  
Esto que digo para España es extrapolable a otras muchas naciones donde los problemas se repiten , donde gobiernos inútiles arrastran a sus pueblos a la ruina. Pero los políticos se van luego a su casa y dejan el problema a la sociedad que tiene que padecer su mala gestión. Por eso, porque somos nosotros sus víctimas , en este año que empieza ahora deberíamos luchar no con las armas, sino con la participación en la sociedad, con las armas que todo hombre y mujer tiene en una sociedad democrática, la libertad de expresión y de asociación para enfrentarnos a nuestros políticos. El único pecado que no podemos cometer es el de la indiferencia. Aunque os pueda sorprender, creo que quién mejor ha descrito los peligros de la indiferencia política fue el presidente soviético Nikita Krushov, quién dijo:
“El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el coste de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales”

No somos irresponsables de lo que está sucediendo, si callamos y no hacemos nada seremos los culpables de nuestro destino y condenaremos no sólo a nosotros sino a los que vienen detrás a un mundo mucho más injusto e inmoral que el que hemos tenido la fortuna de recibir de nuestros padres. ¿O diréis como el rey francés Luis XV “después de mi el diluvio”? Os recuerdo que el diluvio ya ha llegado

Anuncios

PORQUE UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE: ELOGIO DE LA BONDAD

Mañana es Nochebuena y aunque parece que nadie quiere recordarnos que es Navidad y tratan de silenciar el espíritu navideño, yo no estoy dispuesto a renunciar a ese espíritu ni a ninguna oportunidad que me ofrezca la vida para ser mejor, para dar un poco más de uno mismo a los demás, de compartir amor y alegría, de regalar sonrisas, porque una sonrisa es gratis e ilumina mucho más que la estrella más brillante. No, hoy no voy a escribir sobre las injusticias, hoy no hablaré del futuro que nos amenaza, no levantaré la voz contra los abusos del poder, contra la corrupción de los sistemas financieros o la ineptitud de nuestros políticos.
Por desgracia, ya habrá tiempo para hablar y escribir de todas esas cosas, pero hoy no quiero hablar de ello, hoy quiero hablar de esperanza, de la esperanza que reside en cada uno de nosotros, de la capacidad que tenemos de cambiar el mundo a través de la bondad, que según nuestro Diccionario de la Lengua es la inclinación natural a hacer el bien. La bondad, que poco utilizamos esa palabra y cuantos se burlan de ella, porque consideran que en este mundo no hay lugar para ella, nos enseñan que la sociedad es una selva cruel donde rige la ley del más fuerte, del comer o ser comido , son aquellos que están conformes con las palabras de Thomas Hobbes de que “el hombre es un lobo para el hombre”  . En estos días se ve la bondad no como una virtud, sino como un defecto que hace débil al que la práctica y, sin embargo, no tenemos idea de lo que podría cambiar nuestras vidas si la dejamos crecer dentro de nosotros.
Antes, cuando yo era niño, la Navidad era un tiempo de alegría, de compartir con los demás, de abrir el corazón y sentirse buenos. Ahora se critica esto porque dicen que es una hipocresía, que todos aquellos deseos eran olvidados con rapidez  una vez pasado el periodo navideño para volver a ser los mismos de antes. Pero yo no lo veo así, creo que entonces la gente de verdad sentía la necesidad de ser buenos , en especial en estos días, y la bondad siempre deja una huella en el alma y no creo que se pierda del todo, es como una semilla que queda enterrada pero si se dan las condiciones necesarias puede ser el embrión de un árbol hermoso y fuerte. Y además, ¿no es mejor ser bueno o sentirse bueno por unos días que no ser bueno nunca?     
La Madre Teresa de Calcuta regalaba amor y alegría a los más necesitados. Es el mejor ejemplo de que la bondad es el camino más rápido hacia la alegría
Uno de los ejemplos, para mi, de bondad y amor casi infinito es la Madre Teresa de Calcuta, una mujer que entregó todo a los demás y su mayor legado es su propia vida, una vida que es ejemplo de como la fuerza de una mujer frágil pero llena de bondad y amor hacia los demás ,cambió la vida de miles de personas que se hallaban sumidas en la pobreza , la enfermedad, la soledad y la desesperación. Contaba la Madre Teresa que un día “encontré a una mujer   moribunda en las calles. La traje a nuestro hogar y cuando la acosté en una pequeña cama, me sonrió ,tomó mi mano y dijo una sola palabra “Gracias”. Luego murió. Ella me dio mucho más de lo que yo puede darla. Me dio su gratitud” 
Los que se ríen de la bondad no entienden que no hay que ser bondadoso para obtener una ventaja en la vida, hay que esforzare en ser buenos porque buscando el bien de los demás terminamos hallando el nuestro propio, porque, como decía Séneca “la recompensa de una buena acción es haberla hecha”, es saber que has hecho lo que debías, que has ayudado a quién necesitaba tu ayuda, que no has apartado la mirada para otro sitio. Puede ser que eso no nos ofrezca ninguna recompensa inmediata, ni ninguna ventaja profesional, pero yo creo que la vida te devuelve lo que das, y si siembras amistad, tolerancia ,comprensión, caridad, la vida , antes o después te lo devolverá de la mejor forma posible, con personas que te quieren .
En este Mentidero escribo muchas veces contra el sistema, contra unas reformas económicas y sociales que parecen olvidar que estamos hablando de personas y no de números, que detrás de cada medida injusta hay seres humanos que sufrirán, que perderán su trabajo, que no tendrán para pagar sus deudas y sus vidas quedarán rotas. En nuestra sociedad y a nuestros gobernantes les falta compasión, les falta caridad hacia los que menos tienen , falta amor por los demás y a nosotros mismos nos ciegan nuestros propios problemas, estamos tan ahogados con nuestras preocupaciones que no nos damos cuenta del sufrimiento de nuestro vecino .
No soy tan ingenuo para deciros que tenemos que ser bondadosos y puros, yo al menos tengo montones de defectos y sombras en mi corazón, he cometido errores mas o menos graves y seguiré cometiéndolos , pero es importante que creamos que si cambiamos nuestra forma de ver la vida, si creemos con el corazón que ayudar a quién nos pide ayuda es no sólo un deber sino una alegría , si a pesar de tantos problemas que nos acosan encontramos todos los días un tiempo para compartir la risa , para escuchar la voz de los demás, para tender la mano a quién la necesita, podríamos cambiar nuestra vida y la de la gente que nos rodea, y ,entre todos, podríamos construir un mundo mucho mejor y más hermoso.
Y no os importe que los demás os digan que no seáis ingenuos, que hay que ser despiadado y fuerte, que hay que endurecer el corazón para que no te hagan daño. Si nos tienen que partir el corazón por amar que nos lo partan , pero que no se nos muera seco por no haber amado nunca y si nos tienen que engañar por confiar en los demás, lo prefiero antes que no confiar en nadie. Y si alguien te hace daño, si sufres desengaños, no pierdas el tiempo guardando rencor a quien te infligio ese dolor, sólo alejate de su sombra y busca la luz de otras personas que seguro que te harán creer de nuevo en que la vida es hermosa y que merece la pena vivir y amar.
Martín Luther King fue un mensajero de esperanza para millones de hombres que sufrían la discriminación por el color de su piel, y con su ejemplo de paz y tolerancia enseñó la fuerza de la bondad para cambiar el mundo
Los escépticos dicen que no existen los milagros, pero yo creo que los milagros suceden cada día, cada vez que una persona entrega su amor a otro ser humano y le hace feliz, le regala un momento de paz , le ayuda a recuperar la esperanza o la fe en si mismo. Decía Martín Luther King que “si ayudas a una persona a tener esperanza no habrás vivido en vano” y no puedo imaginar algo más hermoso que leer en los ojos de otra persona que ha recuperado la esperanza porque tu estás a su lado, porque la vas a ayudar sin esperar nada a cambio. Es lo que sintió Teresa de Calcuta con aquella mujer en su lecho de muerte, porque aquella mujer, en sus últimos instantes recuperó la esperanza en la bondad del ser humano y estoy seguro que ya no se sintió sola, sintió el calor de otra alma junto a ella
Yo envidio a personas como ella, porque mi corazón es mucho más mezquino, mas egoísta y cobarde, pero creo que  , como decía Teresa de Calcuta, “dondequiera que haya un ser humano existe una probabilidad para la bondad” y yo seguiré buscando esa probabilidad hasta el día de mi muerte, y seguiré intentándolo una y otra vez , aunque mil veces extravíe el camino, porque es la única forma de hallar la paz en este mundo, de hacerlo un poco más acogedor para todos, para que la existencia tenga un sentido que no nos dan ni el poder ni las riquezas sino el amor a los demás.
Creo de verdad que un mundo mejor es posible y que no todos podemos llegar ser grandes hombres pero si que podemos llegar a ser buenos, o al menos mejores de lo que somos .Y la recompensa de ese esfuerzo no será el éxito profesional, sino algo mucho más importante, el amor de otras personas, el único capital que nunca quebrará, el único que crece sin necesidad de intereses, porque el amor es, por definición, generosidad y caridad.
Decía el genial Albert Einstein que “los ideales que ha iluminado mi camino y me han infundido valor para enfrentarme a la vida han sido la bondad, la belleza y la verdad” No hagamos caso a los que les molestan estas palabras , ni renunciemos a ellas en los periodos oscuros que todos experimentamos en nuestras vidas, creamos en ellas, en su valor y en su fuerza para darnos el valor que necesitamos y enfrentarnos a los desafíos de la existencia y de una sociedad a menudo cruel. 
Mañana celebramos los creyentes un día de esperanza y aunque no seas creyente no hay que desperdiciar la oportunidad de acercarnos más a los que amamos, el amor es lo que importa  
Mañana es Nochebuena, no dejéis que nadie os diga que no están los tiempos para celebrarla, que las cosas están muy mal, que hay mucha gente que sufre y no está bien estar alegres ni desear Feliz Navidad. Justo esas personas son los que no harán nada por los que están sufriendo, la alegría nunca hace daño, ilumina a los que están junto a nosotros y con ella podremos cambiar el mundo, aunque sólo sea el más próximo a nosotros.
Sin ser bueno creo en la bondad y es lo que me da esperanzas y fuerzas para luchar por el futuro y el de las personas que amo y amaré. Para todos los que estoy seguro que comprendéis estas palabras quiero desearos que mañana disfrutéis de la alegría, que améis a los que tenéis cerca y que nadie apague vuestra sonrisa. Porque un mundo mejor es posible. Creed en vosotros mismos, escuchad a vuestros corazones , allí está la respuesta. Permitid que la Navidad se instale en ellos 

HISTORIAS DE LA LOTERIA DE NAVIDAD

Dentro de menos de 48 horas se celebrará el sorteo de la Lotería de Navidad que, en España, es el auténtico inicio de la Navidad , un sorteo que siempre despierta la ilusión de millones de personas que sueñan con un premio que les cambie la vida, les rescate de situaciones dificiles y les abra nuevos horizontes. Porque eso es la Lotería de Navidad, un gran sueño alimentado por la esperanza de tantas personas que , sobre todo en estos últimos años, se hallan ahogadas por la crisis que parece enturbiar la existencia de toda la nación.
¿Quién de nosotros no asocia la Navidad a la voz inconfundible de lo Niños del Colegio de San Ildefonso, a los gritos que se producen en la sala del sorteo cuando sale el Gordo, las voces temblorosas que anuncian un número que cambiará la vida de muchas personas, las imágenes de alegría compartida porque incluso aquellos que no han sido agraciados terminan abrazándose a los ganadores, en una catarsis de alegría colectiva? Yo recuerdo como de pequeño me levantaba ese día a las ocho de la mañana y me ponía junto a mi abuela a ver la televisión y ella me decía que este año si nos iba a tocar y ,luego, con una hoja de papel, íbamos anotando los diferentes premios , esperando ese premio gordo que se resistía a salir y que, al final , nunca coincidía con el número que teníamos. Pero ese recuerdo es un de los más bonitos de mis navidades infantiles porque era el comienzo de las vacaciones y de unos días que para mi siempre estaban llenos de alegría.
 
En estos tiempos tan duros será uno de los pocos momentos para ver a muchas personas llorar  ,pero de felicidad. Y los que no hayan ganado se felicitarán un año más, pensado que lo importante es tener salud y el próximo año volverán a soñar . Pero cuando escribo esto, todavía todo es posible, las bolas aún no están en el  bombo y cualquier cosa puede suceder . Así que soñad hoy y mañana con lo que pueda suceder, nunca se sabe, la fortuna puede estar esperándote muy cerca, pero si después no es así no dejes perder la ilusión, porque es ella la que nos impulsa a seguir luchando, como decía el escritor francés Gustave Flaubert ” Si miráramos siempre al cielo tendríamos alas “  así que no dejemos de mirar al cielo nunca para poder volar muy lejos, esa es la fuerza irresistible de la ilusión.
Una de las imágenes más tradicionales de la Navidad en España, los Niños del Colegio de San Ildefonso cantando los premios de la Lotería de Navidad
He pensado que cuando ya estamos a las puertas del sorteo más seguido de todo el año estaría bien conocer un poco de su historia. La Real Lotería había sido creada por un Real Decreto del monarca Carlos III, el llamado “mejor alcalde de Madrid” por las muchas obras que realizó en la ciudad, el 30 de septiembre de 1763. Ese mismo año, el 10 de diciembre, se celebraba el primer sorteo . Esta lotería no es como la que conocemos ahora, sino que era como la actual Primitiva, imitando el juego napolitano denominado “beneficiata” y la primera combinación ganadora fue 18-34-80-51-81. La Hacienda Real se hacía responsable del pago de los premios en caso de que no fueran suficientes los fondos de la propia Lotería, aunque , como veremos un poco más adelante, hubo una excepción en el siglo XIX  en el que el premio no pudo pagarse en dinero sino en especie.
Los célebres Niños del Colegio de San Ildefonso intervienen por primera vez en los sorteos de la lotería en 1771 . El Colegio de San Ildefonso era una institución muy antigua, pues ya en 1629, Jerónimo de Quintana escribe: “No se ha podido alcanzar a saber el principio de su fundación, ni quien la fundase, por su mucha antigüedad, sólo se halla memoria de él en un privilegio de los señores Reyes Católicos,  en  el año 1478, en el que los monarcas hacen merced de cierta limosna a este colegio”. Recibiendo la protección más tarde del rey Felipe II y también de Mariana de Austria, a partir de este año de1771 sus alumnos cantarán en todos los sorteos de la Lotería Nacional , aunque les dará fama particularmente la Lotería de Navidad.
Será en 1811, cuando en Cádiz se hayan reunidas las Cortes constituyentes en una España inmersa en la Guerra de Independencia contra los ejércitos napoleónicos , se crea una nueva lotería con el objetivo de  financiar el gasto producido por la guerra contra el francés. Este es el texto donde se aprobaba la nueva Lotería, que en realidad era la copia de la lotería que se celebraba en Nueva España, la actual Méjico, desde 1771 también por orden de Carlos III:
“Las Cortes Generales y Extraordinarias de la Nación, enteradas del proyecto de Lotería que debe denominarse Nacional y que ha de ser igual a la que hace muchos años se halla establecida en Nueva España; se sirvieron autorizar al Consejo de Regencia de España e Indias para que lo llevase a efecto. En consecuencia, S. A., considerando que este puede ser un medio de aumentar los ingresos del erario público sin quebranto de los contribuyentes, y atendiendo a que los fondos que se versen en este juego, sean manejados con fidelidad, sin agravio ni perjuicio del público interesado”
Esta lotería sería llamada por el pueblo como Nueva Lotería para diferenciarla de la anterior, que a partir de entonces  sería conocida como Lotería Primitiva, denominación que se ha conservado hasta nuestros días, y el objetivo que pretendían las Cortes de Cádiz era financiar con sus ingresos los gastos del ejército sin recurrir a una subida de impuestos.
A partir de entonces, el sorteo se celebró con regularidad, pero, como mencioné más arriba, hubo una ocasión en la  que el premio no se pudo abonar , al menos eso es lo que nos cuenta una leyenda en la que se vio implicado nuestro protagonista, Santiago Alonso Cordero. Este hombre, natural de la Maragatería en la provincia de León, nacido en 1793 había adquirido notoriedad en la villa gracias a haber amasado una buena fortuna con el transporte de mercancías, y también por ser un ferviente liberal y amigo de la reina Isabel II, llegando a ser en varias ocasiones diputado en el Congreso. Además era un personaje querido por los madrileños , entre otras cosas por su simpática costumbre de acudir a cualquier sitio público ataviado con el traje regional de maragato.
Santiago Alonso Cordero , el afortunado ganador de un Gordo de la Navidad que la Hacienda Pública no le podía pagar
  
Pero a pesar de su riqueza, Santiago jugaba como millones de españoles a la lotería de Navidad cuando aún no eran décimos sino la combinación de números similar a la Primitiva. Y un año resultó ganador de una cantidad tan importante que la Hacienda Pública no podía hacer frente al pago del premio. Para solucionarlo , se propuso al ganador entregarle un terreno en la misma Puerta del Sol  donde antes se levantaba el Convento de San Felipe el Real. Cordero aceptó la oferta y construyó sobre ese terreno un gran  edificio que se iba a convertir en el mayor complejo de apartamentos de la ciudad, contando con más de cien de estos apartamentos, algunos de ellos lujosas suites  , con locales comerciales y baños públicos en su parte inferior y una escalera de mármol que conducía a los pisos superiores.
Este edificio sería el más elegante de la antigua Puerta del Sol y , cuando se procedió a remodelar toda la Plaza, los nuevos edificios se construyeron imitando el estilo de la que ya entonces era conocida como Casa de  Cordero. Hay que decir que no se ha hallado en los registros de ganadores de la Lotería de Navidad el nombre de Santiago Alonso Cordero y una versión menos romántica sobre la construcción de la Casa de Cordero nos dice que ,realmente, compró el terreno sobre el que levantó el edificio en una subasta pública, pagando nada menos que diecisiete millones de pesetas y que la historia de la lotería pudo ser sólo un ardid para justificar la cantidad de dinero blanqueado para la compra del terreno, una práctica que nos recuerda a muchos casos de nuestros días.
La Casa de Cordero en nuestros días en la Puerta del Sol
Aún hoy , cuando deis un paseo por la Puerta del Sol, junto al Edificio de Gobernación sigue la Casa de Cordero , aunque ya olvidada por todos. Y en su fachada todavía se puede contemplar el escudo de Santiago Alonso Cordero. Personalmente, prefiero creerme la historia del Premio Gordo, porque representa mejor lo que puede llegar a significar este premio. En cuanto a Santiago Alonso,deciros que murió finalmente en 1865 víctima de la epidemia de cólera que asolaba Madrid, al negarse a abandonar la ciudad para cumplir con su responsabilidad como presidente de la Diputación de Madrid.
Así, cuando el próximo miércoles , los Niños del Colegio de San Ildefonso comiencen a cantar los primeros premios, ya conoceremos un poco mejor su historia. Y , desde este blog, sólo desearos de corazón a todos mucha suerte y que haya fortuna, y si no la hay no olvidéis que la mayor fortuna es estar aquí y ahora y que  ninguna riqueza se puede comparar a la fortuna de tener grandes amigos y personas que nos quieren de verdad.