JOHN CUTLER Y LAS OSCURAS SOMBRAS DEL PODER

Hay noticias que traen a la superficie las partes más oscuras del ser humano , que nos recuerdan la necesidad de controlar siempre al poder, incluso cuando se trata de naciones con una larga tradición democrática. Escribía el filósofo francés Charles Louis de Secondat,al que conoceréis mejor como el barón de Montesquieu que “Es una experiencia eterna que todo hombre que tiene poder siente la inclinación de abusar de él, yendo hasta donde encuentra sus límites.” Y esa tentación la experimentan todos los seres humanos que pueden ejercer ese poder, ya sea sobre una sola persona o sobre todo un pueblo, como sucede en el caso de los presidentes de gobierno. Poder tiene el maestro sobre los niños, el jefe de la oficina sobre sus empleados, el sargento sobre sus soldados, el juez sobre las personas que juzga, el padre o la madre sobre sus hijos . Nuestras sociedades se basan en relaciones de poder y por eso es tan importante mantener vivos los mecanismos que controlan el ejercicio de ese poder para vigilar a aquellos que tienen la inclinación de abusar de él.
En un artículo del Mentidero ya hablé en su momento de como en 1953 se ponía en marcha un programa conocido como Proyecto MK Ultra por orden del director en aquel momento de la CIA, Allen W. Dulles(1893-1969), cuyo objetivo era  hallar drogas y métodos que permitiesen el control mental de un individuo o de una población. Vimos entonces como se experimentó con LSD, una droga cuyos efectos había estudiado el químico suizo Albert Hofmann(1906-2008), pero con vistas a su uso médico y no para alterar y controlar la conducta de la población , que es lo que pretendía el MK Ultra.  El Comité del Senado que años después investigó las consecuencias de este proyecto, escribiría en su informe “Desde su comienzo a principios de los 50 hasta su fin en 1963, el programa de administración subrepticia  de LSD a sujetos humanos involuntarios  e inadvertidos demostró el falló de liderazgo de la CIA a la hora de atender adecuadamente los derechos de los individuos y dirigir con efectividad a sus propios empleados . Pensamos que era un hecho conocido que tales experimentos  eran peligrosos y ponían en grave peligro las vidas de los individuos sometidos a ellos. Aunque estaban siendo violadas claramente las leyes de Estados Unidos , los experimentos continuaron”

Allen Dulles junto al presidente norteamericano John Fitzgerald Kennedy . Dulles fue el primer director civil de la CIA y también el que más tiempo permaneció al frente de la Agencia de Inteligencia , desde 1953 hasta 1961, bajo las presidencias de Truman , Eisenhower y el propio Kennedy durante su primer año. Fue el responsable de proyectos como el MK Ultra dirigidos a la manipulación y control mental de la población mediante el uso de drogas como el LSD. Fue considerado durante aquella década como uno de los hombres más poderosos de la nación junto al director del FBI , John Edgar Hoover(1895-1972), una época en la que se siguieron haciendo experimentos ilegales como el que veremos más adelante en este artículo , conocido como  el experimento Tuskegee, que estaba en marcha desde 1932 y que consistía en inocular sífilis a 400 hombres negros y seguir su evolución a lo largo de cuatro décadas sin aplicarles ningún tratamiento (imagen procedente de http://nashville-sentinel.blogspot.com )

Además de experimentar sobre el propio personal de la CIA , se experimentó en el uso de estas drogas al menos con 1500 soldados norteamericanos y también se incluyó en el programa la experimentación sobre la población civil.  En la mayoría  de los casos los sujetos sometidos a estos experimentos no tenían conocimiento de estar participando en ninguna prueba o bien eran obligado a participar en ellos. En aquel artículo contaba como se llegaba a contaminar con LSD las cantimploras de los soldados y las consecuencias para muchos de ellos fueron profundas depresiones, psicosis y en determinados casos intentos de suicidio que les costó la vida a muchos de ellos y a otros se la destrozó para siempre. En la Comisión del Senado que investigó estos hechos ,dirigida por Edward Kennedy (1932-2009), concluiría su informe con estas palabras que entonces reproduje en el Mentidero  “La comunidad de Inteligencia de esta nación, que requiere un velo de secreto para operar, cuenta con la sacrosanta confianza del pueblo americano. El programa de experimentación con seres humanos llevado a cabo por la CIA durante los años cincuenta y sesenta defrauda esa confianza . Esta violación se reiteró el día de 1973 en que fueron destruidos todos los documentos sobre este tema . Y la confianza del pueblo americano se vuelve a defraudar cada vez que un responsable oficial se niega a dar detalles sobre este proyecto”

 Tristemente, este no fue el único experimento realizado sobre civiles sin su conocimiento y , por lo tanto, sin su consentimiento. A menudo se habla de las atrocidades realizadas por el doctor Josef Rudolf Mengele (1911-1979) , conocido como “el ángel de la muerte de Auschwitz” donde desarrollaba sus experimentos con humanos desde la primavera del año 1943. Aquel hombre de modales educados e impecables, siempre vestido con elegancia y bien perfumado según dijeron los prisioneros que le conocieron y sobrevivieron para contarlo, fue durante 21 meses un auténtico dios que  gozaba del poder absoluto de decidir quien vivía y quién debía morir. Cuando los trenes con los prisioneros llegaban al campo Mengele solía hallarse esperándolo para seleccionar aquellos que consideraba útiles para trabajar o para sus experimentos, mientras que los demás eran enviados directamente a la camara de gas.Los que se situaban  la derecha , donde estaban niños, ancianos , enfermos o mujeres embarazadas , iban a ser gaseados, a la izquierda se encontraban los que sufrirían otro tipo de tortura y agonía que en muchas ocasiones era peor que la misma muerte.  

Josef Mengele, “el ángel de la muerte “ del campo de concentración de Auschwitz, que durante casi dos años dispuso de un poder absoluto para decidir sobre la vida  y la muerte de los prisioneros. Justificaba la ejecución en las cámaras de gas de las mujeres embarazadas casi como si fuera un acto humanitario para no separar a la madre del hijo. En la pared de su clínica en el campo clavaba los ojos de los prisioneros a los que había tratado de cambiar el color de los mismos. Si los pacientes sobrevivían al horror de los experimentos luego eran ejecutados para realizarles la autopsia y profundizar en sus estudios , de los que nunca obtuvo ningún resultado, aunque quizás el único resultado que perseguía era el sufrimiento, el dolor y la agonía de sus víctimas. Murió en 1969 sin haber pagado el daño que hizo durante aquellos meses que escribieron algunos de los renglones más oscuros y terribles del siglo XX. Pero casi en aquellos mismos años otros experimentos no tan truculentos pero no menos inmorales estaban teniendo lugar en Estados Unidos    (imagen procedente de http://rimachisialer.blogspot.com  ) 

No es objetivo de este artículo hoy contar las atrocidades de Mengele, del que basta estas lineas para describir como funcionaba su mente perversa, enferma, pues sólo  a una mente enferma se le puede ocurrir  vendar los pechos de una mujer que acaba de dar a luz para comprobar como moría de hambre el bebé y tomar notas sobre los efectos de la inanición . Esta es la razón que usaba para justificar el envio a la cámara de gas de las mujeres embarazadas  “Cuando nace un niño judío no sé qué hacer con él: no puedo dejar al bebé en libertad, pues no existen los judíos libres; no puedo permitirles que vivan en el campamento, pues no contamos con las instalaciones que permitan su normal desarrollo; no sería humanitario enviarlo a los hornos sin permitir que la madre estuviera allí para presenciar su muerte. Por eso, envío juntos a la madre y a la criatura.”  En otro artículo hablaré sobre los experimentos de Mengele con gemelos, sus métodos para tratar de esterilizar a la población, sus intentos de cambiar el color de los ojos inyectándoles sustancias químicas y tantos otros horrores que aún hoy nos demuestran hasta los extremos de oscuridad y pesadilla  a los que puede llegar el alma humana.
Sus experimentos no tuvieron relevancia científica alguna, no aportaron nada pero fueron financiados sin reparos por el gobierno de Adolf Hitler. Mengele era un monstruo que tenía el poder de decidir sobre la vida y la muerte de sus víctimas inocentes, cuya única culpa eran ser judío, gitanos o de alguna de las consideradas razas inferiores, los infrahumanos que tanta repulsión causaban a los nazis. Pero había una diferencia entre estos actos y los que ahora voy a relatar, y es que fueron realizados dentro de un régimen totalitario apoyado sobre los cimientos del racismo y el desprecio por la libertad y la dignidad del ser humano, un poder que no estaba sometido a los controles y limites establecidos por una democracia. Cuando esta violación de los derechos de los seres humanos se producen dentro de un régimen democrático , donde el pueblo confía en sus instituciones, Congreso, Senado, presidencia de la república, tribunales y cuerpos de seguridad , y en los representantes que han elegido para desempeñar el gobierno en nombre de los ciudadanos y para velar y proteger sus intereses, es entonces cuando parecen más ciertas las palabras de Goethe “Todo aquel que aspire al poder, ya ha vendido su alma al diablo.”

Las víctimas favoritas de Josef Rudolf Mengele eran los gemelos , con los que realizaba diferentes experimentos genéticos. Recibían mejor trato que el resto de prisioneros aunque su final era el mismo, o aún peor, pues debían sufrir la crueldad de sus tratamientos. Llegó incluso a tratar de convertir en siameses a dos hermanos, uniendo las venas de sus brazos, aunque lo único que consiguió es que se infectaran las heridas. Para Mengele como para otros hombres como John Cutler, quién dirigiría los experimentos norteamericanos en Guatemala , la vida humana y el sufrimiento y dolor que pudieran causar no tenía importancia alguna (http://trompetasdesion.blogspot.com )
Ahora permitidme que viajemos , como hacemos con tanta frecuencia en el Mentidero, al pasado, a los años cuarenta, a una pequeña y hermosa nación de Centroamérica , Guatemala, un nombre que procede de la palabra maya   Quauhtlemallan y que significa ‘lugar de muchos árboles”, con una superficie de apenas 108.000 kilómetros cuadrados e independiente de España desde 1821. Ya hablaré en otro artículo sobre su historia, pero ahora nos interesa conocer como estaba Guatemala en los años cuarenta cuando se produjo la intervención de un siniestro doctor llamado John Charles Cutler (1915-2003) . En otro artículo hablé sobre una compañía que había nacido en 1899 cuando unos inmigrantes sicilianos, los hermanos Joseph, Luca y Félix Vaccaro, habían fundado la The Vaccaro Brothers, una compañía que importaba bananas a Estados Unidos desde Honduras y que pasaría a ser conocida a partir de 1924 como la Standard Fruit Company. Su poder económico e influencia política en las naciones de Centroamérica sería tan grande que estas serían conocidas como “Repúblicas bananeras” por el tratamiento favorable que daban a la poderosa compañía frutícola.
Entre estas naciones se hallaba Guatemala, que en 1944 se hallaba gobernada por el general Juan Federico Ponce Vaides(1899-1956) . Éste, apoyado por la Standard Fruit Company, se había autoimpuesto en el poder y pretendía gobernar indefinidamente Guatemala, siguiendo las pautas marcadas por el anterior presidente, Jorge Ubico Castañeda(1878-1946), que había gobernado los destinos de Guatemala desde 1931 a 1944 , que aunque había sido elegido en el año 31 con el apoyo masivo de la población guatemalteca para poner fin a años de disturbios y desórdenes, se comportaría como un dictador . Ubico reprimiría a la oposición, fusilando o encarcelando a todos aquellos que se atrevían a oponerse a su régimen autoritario , controlaba los medios de comunicación , favoreció los intereses del monopolio bananero de la Standard Fruit Company para la que hizo construir carreteras usando la mano de obra de los indígenas, que eran obligados a trabajar en ellas . Todo aquel que no dispusiera de un documento firmado por su patrono en el que constase su condición de trabajador era detenido y condenado a trabajos forzados en favor del estado y en virtud de la llamada “Ley de fuga”, los acusados de delitos graves eran ejecutados sin ser sometidos antes a un juicio

REPORTAJE SOBRE LOS EXPERIMENTOS DE JOSEF MENGUELE

En un futuro artículo escribiré con más detalle sobre este monstruo , pero os adjunto este pequeño reportaje sobre sus experimentos que ya advierto que no es agradable de ver, pero es historia y es importante conocer hasta donde es capaz de llegar la crueldad de algunos seres humanos y, lo que es más grave, avalada desde el poder

   

Finalmente, la represión y la falta de libertad del régimen de Jorge Ubico provocó levantamientos de la población en 1944, cuando ya llevaba trece años en el poder, y debido a la presión popular no tuvo más remedio que renunciar a su cargo en julio de 1944 en la persona del ya mencionado Federico Ponce Vaides, mientras él buscaba un exilio dorado en Estados Unidos, que así le pagaba los servicios prestados a favor de las empresas norteamericanas. Además la administración norteamericana estaba tranquila , pues el sucesor de Ubico, Ponce Vaides, no iba a cambiar nada de la política de Ubico, era el mismo perro sólo que con diferente collar. Con lo que no contaban era con la revolución de octubre de 1944, cuando un grupo de militares, apoyados por estudiantes, intelectuales y las clases medias guatemaltecas, derrocan al gobierno de Ponce Vaides y poco después convocan elecciones libres que son ganadas por Juan José Arévalo Bermejo(1904-1990), que aplicará una política socialista con el objetivo de favorecer a las clases más pobres de Guatemala , una política que por supuesto sería atacada por los grandes terratenientes  y las empresas norteamericanas, que le acusaban de ser comunista, una acusación grave en aquella época en la que se iniciaba la Guerra Fría.
 Entre las políticas impulsadas por Arévalo Bermejo y su sucesor Jacobo Arbenz Guzmán (1913-1971) estaba la propuesta de expropiar las tierras improductivas que poseía la todopoderosa United Fruit Company para cederla a los campesinos. En los años siguientes Estados Unidos intervendría en Guatemala para defender los intereses de sus empresas, aunque ello significara perjudicar al pueblo de Guatemala, poniéndose de manifiesto una vez más que el dinero y los intereses de las grandes empresas se hallaban por encima de la libertad y el progreso de la población. Esta es la situación en la que se desarrolla la terrible historia de John Charles Cutler. Nacido en Cleveland, en 1915, se graduó en medicina en  la Western Reserve University en 1941 y en 1943 comenzó a trabajar en el ejército en el US Public Health Venereal Disease Research Laboratory, especializado en el estudio de enfermedades venéreas.

John Charles Cutler , a la izquierda de la imagen, se incorporó al experimento Tuskegee que se había iniciado en 1932 por el gobierno norteamericano y que consistía en inocular la sífilis a 399 ciudadanos negros de la localidad de Tuskegee en Alamaba . Un estudio que se prolongó durante 40 años hasta 1972 , a los que no se les aplicó el tratamiento con penicilina para comprobar la evolución de la enfermedad. Morirían 28 hombres hasta el momento del fin del experimento,mientras 40 mujeres fueron contagiadas por sus parejas y 19 niños contrajeron la enfermedad al nacer . La comisión que desde 2010 está estudiando estos hechos ha afirmado  “Hubo un esfuerzo claro y deliberado de engañar a los sujetos de los experimentos, a la comunidad científica y a la comunidad en general”. No hay peor traición a la confianza de un pueblo que la traición de los representantes que esos mismos ciudadanos han elegido para que les defienda y vele por sus intereses (imagen procedente de http://www.elperiodico.com.gt )
Sería aquí cuando se implica en un estudio conocido como el experimento Tuskegee que se había iniciado en 1932 y que no concluiría hasta 1972, y que se llevaba a cabo en la localidad de Tuskegee, en el estado sureño de Alabama. El estudio consistía en comprobar la progresión natural de la sífilis en pacientes que no recibían tratamiento alguno, todos ellos hombres de raza negra , pobres y que debían recibir tratamiento gratuito por parte del gobierno norteamericano. En las investigaciones que a partir de 1943 dirigiría Cutler, participaron involuntariamente  600 hombres, 399 de ellos con la enfermeda y otros 201 sin ella . A los que padecían la sífilis nunca se les dijo que enfermedad tenían y nunca recibieron tratamiento , aunque ya desde 1947 se conocía que la penicilina era un tratamiento efectivo contra la enfermedad pero eso significaba alterar los resultados del experimento, por lo que en las siguientes décadas y hasta la conclusión de los experimentos en 1972 , muchos de aquellos hombres, al menos 28, murieron de la enfermedad, otros sufrieron secuelas para toda la vida y contagiaron a sus esposas y a sus hijos, que nacieron con defectos físicos y mentales derivados de la enfermedad. 
Terminada la II Guerra Mundial , la agencia sanitaria de Estados Unidos consideró que no era seguro continuar con las investigaciones en suelo norteamericano por lo que decidieron seguir con estos experimentos en una de aquellas repúblicas centroamericanas donde Estados Unidos actuaba con impunidad, aunque después de la revolución de 1944 en Guatemala la situación no era tan favorable para los intereses norteamericanos, pero aun así su poder era demasiado para que pudiera ser controlado por el nuevo gobierno guatemalteco. Hasta allí viajó John Charles Cutler en 1946 y durante los dos años siguientes utilizó a 5000 individuos para su investigación . Entre 1300 y 1500 guatemaltecos fueron inoculados con la sífilis y la gonorrea  y sólo la mitad de ellos recibirían tratamiento mientras que la otra mitad se abandonarían a su suerte para comprobar como evolucionaba la enfermedad. Entre ellos se incluían, soldados ,prostitutas  e incluso huérfanos de seis a nueve años. A estos últimos parece que no se les inoculó la enfermedad pero si fueron forzados a realizarse diferentes pruebas y análisis.

VIDEO SOBRE LA NOTICIA DE LOS EXPERIMENTOS EN GUATEMALA 

La noticia no fue conocida hasta el año 2010, cuando la Secretaria de Estado norteamericana  Hillary Clinton(1947) pidió disculpas públicas por los experimentos realizados sobre la población de Guatemala

Como resultado de estos experimentos en las semanas y meses posteriores a la realización de los mismos, al menos 83 personas murieron y en cuanto a las consecuencias a largo plazo es imposible determinarlas, porque la sífilis puede permanecer en estado latente durante décadas hasta que se manifiesta, pero podemos hacernos una idea si recordamos los síntomas de la enfermedad en su última etapa: trastornos oculares, lesiones cardíacas, lesiones cerebrales, lesiones en la médula espinal  y en muchos casos , la muerte o daños irreversibles en el cerebro . En uno de los casos que salió a la luz en 2010, se describe como a siete mujeres internadas por padecer epilepsia en un centro psiquiátrico llamado Asilo de Alienados les fue inoculada la sífilis con agujas que además no había sido desinfectadas, lo que les provocó una meningitis infecciosa que les causó la muerte.
Entre las historias que acaban de salir a la luz a raíz de un informe realizado por la Comisión Presidencial para el Estudio de Asuntos Bioéticos del Gobierno que ha analizado más de 125.000 páginas de testimonios y documentos de aquellos años, está la de una paciente llamada Berta  y sobre la que el propio Cutler escribió “Fue inoculada y se le dio tratamiento , pero tiene el aspecto de estar a punto de morir. Se le aplicó pus de gonorrea en los ojos y la uretra y fue inoculada de nuevo” Berta moriría poco después, tras ser infectada por dos veces ,la segunda de ellas sin recibir tratamiento. Durante dos años John Cutler permaneció en Guatemala dirigiendo estos experimentos , al final de los cuales se marchó del país dejando detrás suyo a 1500 infectados de sífilis y 83 cadáveres.
REPORTAJE SOBRE LOS EXPERIMENTOS EN GUATEMALA CON TESTIMONIO DE ALGUNOS AFECTADOS



No sería este ni mucho menos el final de la carrera de Cutler, pues viajaría a Haití y la India, y en 1954 dirigiría otro experimento en la prisión de Sing Sing , donde los prisioneros recibieron una vacuna experimental contra la sífilis para a continuación infectarles con la enfermedad . La diferencia en este caso es que los prisioneros si fueron tratados después con penicilina. Durante los siguientes años desarrollaría su carrera en la Universidad de Pittsburgh ,convirtiéndose en uno de sus profesores más queridos y admirados, pues le consideraban un filántropo  que siempre estaba dispuesto a ayudar a los más pobres y llegó incluso  a recaudar fondos para que pudieran realizar sus estudios de medicina ginecólogos africanos. Ya en los años sesenta comenzaron a salir a la luz informaciones sobre los experimentos de Tuskegee sobre los ciudadanos negros, pero Cutler nunca tuvo que comparecer en un   juicio ni asumir responsabilidad de ningún tipo. Moriría en 2003 a los 88 años de edad . Su aportación a la ciencia había sido nula, no así su aportación a la galería de horrores del ser humano.
Pero el horror de los experimentos de Cutler no habrían sido posibles sin el apoyo del gobierno norteamericano que por entonces tenía movilizados a once millones de soldados y para el que la sífilis era un problema grave que requería de soluciones extraordinarias, incluidos los experimentos con seres humanos, igual que los que realizaba Josef Mengele en la Alemania Nazi. Algunos afirman que Cutler actuó en Guatemala fuera de control, sin ser supervisado por el gobierno norteamericano y engañando a sus superiores sobre la auténtica naturaleza de sus experimentos, pero esto no se sostiene si tenemos en cuenta que desde 1932 se estaban efectuando unos experimentos similares sobre 400 hombres negros en Alabama, unos experimentos que se prolongarían durante cuatro décadas avalados y financiados por el gobierno norteamericano. John Cutler, como a otro nivel Josef Mengele, fue uno de esos monstruos que no dudan en usar de su poder sobre los más débiles y decidir quién merece morir y quién vivir, y a los que no les tiembla el pulso en causar dolor y sufrimiento a otro ser humano, porque en realidad la vida de esas personas no significa nada para ellos

John Cutler con algunos de sus pacientes. Hasta el final de sus días negó toda responsabilidad e incluso aconsejaba que los científicos y médicos que investigaban el SIDA debían adoptar sus métodos. Según él , debe ser, la mejor forma de combatir el SIDA sería inocular la enfermedad a personas sanas, si es posible negros o indígenas, y comprobar como esta evolucionaba hasta causarles la muerte, porque eso es lo que él hizo, esa fue su aportación a la ciencia , una traición al juramento hipocrático que realizan todos los médicos y donde podemos leer ” Desempeñaré mi arte con conciencia y dignidad. La salud y la vida del enfermo serán las primeras de mis preocupaciones” Desde luego la vida y la salud de sus pacientes no estaban entre las preocupaciones de Cutler ni del gobierno norteamericano (imagen procedente de http://pijamasurf.com )
Pero lo más grave de todo ello no es la maldad intrínseca de los actos de John Cutler, sino que estuvieran respaldados por un gobierno democrático. La presidenta de la Comisión de Investigación , Amy Gutman, que presentará en septiembre los resultados finales de esta investigación, ha pronunciado estas palabras que me parecen la mejor forma de acabar este artículo “No tuvieron el mínimo respeto por los derechos humanos y por la ética. Las civilizaciones pueden ser juzgadas por la manera en que tratan a los más vulnerables. Aquí fracasamos” Si, fracasaron ahí, como fracasaron con los experimentos MK Ultra o en los ensayos nucleares donde expusieron a cientos de personas a los efectos de la radiactividad. Nunca podemos ni debemos renunciar al control del poder, porque el peligro de que se repita lo que anunciaba Montesquieu al principio de este artículo  “Es una experiencia eterna que todo hombre que tiene poder siente la inclinación de abusar de él, yendo hasta donde encuentra sus límites.” , está siempre latente. Ya es tarde para hacer justicia a los que sufrieron aquel horror , pero no para evitar que vuelva a suceder. Y a los que sienten la tentación de abusar de su poder, me gustaría recordarles las palabras de la escritora española Concepción Arenal “Todo poder cae a impulsos del mal que ha hecho. Cada falta que ha cometido se convierte, tarde o temprano, en un ariete que contribuye a derribarlo”
Anuncios

LAS SOMBRAS DEL PODER, EL PROYECTO MK ULTRA Y EL CONTROL DE LA MENTE

En el año 1971 el periódico “New York Times” publicaba los que serían conocidos como “Papeles del Pentágono” que comprendía más de siete mil páginas redactadas por una treintena de analistas de las Fuerzas Armadas  , instituciones gubernamentales y empresas privadas de Estados Unidos sobre las relaciones que durante dos décadas, desde 1947 a 1967, habían mantenido Estados Unidos y Vietnam, una documentación particularmente sensible en aquel momento, cuando la guerra de Vietnam obtenía un mayor nivel de rechazo entre los ciudadanos norteamericanos. Estos documentos demostraban que los sucesivos gobiernos americanos , desde John Fitzgerald Kennedy(1917-1963), presidente entre 1961 y 1963, y sus sucesores, Lyndon B. Johnson(1908-1973), presidente de 1963 a 1969 , y Richard Nixon(1913-1994) y presidente de 1969 a 1974, habían subestimado las dificultades que se iban a encontrar en Vietnam a pesar de la información proporcionada por el ejército y las agencias de información, y cuando fueron conscientes de ello prefirieron ocultarlo a la población para no ponerla en contra de la postura del gobierno.

Por supuesto, el gobierno de Nixon, el presidente en el poder cuando se filtraron estos documentos en 1971, trato de frenar su publicación pero al final el Tribunal Supremo dio la razón a los periódicos y permitió su publicación. El autor de la filtración había sido el analista del Pentágono Daniel Ellsberg(1931), al que el gobierno norteamericano llevaría a juicio basándose en la Ley de Espionaje de 1917, aunque finalmente tuvieron que ponerle en libertad después de demostrarse que el gobierno de Nixon había presentado pruebas obtenidas de forma ilegal para obtener su inculpación. Después se supo que incluso se había pensado en desprestigiar su figura diluyendo la droga LSD en su comida antes de que compareciera en un programa de televisión, para que así se mostrase confuso , desorientado y pareciera un borracho ante millones de espectadores. La operación había sido planeada por George Gordon Liddyjefe de operaciones en la Casa Blanca y que hoy es un conocido comentarista de la radio norteamericana.

Daniel Ellsberg sufrió una persecución como la que ahora sufre el soldado Bradley Manning o Julian Assange, por hacer publico documentos en los que se demostraba como los sucesivos gobiernos americanos habían mentido a sus ciudadanos ocultando la auténtica situación en Vietnam y las dificultades a las que tenían que enfrentarse sus soldados , en una guerra en la que hallarían la muerte cerca de 60.000 soldados norteamericanos. Publicados por el New York Times en 1971, los conocidos como “Papeles del Pentágono” llevarían a Ellsberg(en la foto hablando a los periodistas) a ser juzgado por la Ley de Espionaje de 1917 aunque finalmente no fue procesado porque se descubrió que la administración Nixon había falseado pruebas para inculparle (foto procedente de http://cinabrio.over-blog.es )

Cuando se cumplen 40 años de aquellos hechos salen a la luz esos papeles , cuando muchos de sus protagonistas han fallecido o son ancianos. Pero hay cosas que no cambian y hoy tenemos el ejemplo de Wikileaks, esta página web que ha publicado decenas de miles de documentos secretos y que ha llevado a su creador , Julian Assange(1971) a ser detenido acusado de un extraño delito de violación donde pocas son las pruebas contra él y si muchas las ganas del gobierno norteamericano de lograr su extradición para juzgarlo en Estados Unidos, y también a un joven soldado, Bradley Manning, acusado de filtrar muchos de los documentos relacionados con la actividad del ejército norteamericano en Afghanistán o en Irak , y que lleva más de un año encarcelado , incomunicado en una celda y sometido a todo tipo de vejaciones como no dejarle dormir u obligarle a permanecer desnudo, sin ningún amparo legal y a los que se le quiere aplicar la misma Ley de Espionaje de 1917 que se quiso aplicar a Daniel Ellsberg.

A pesar de las esperanzas puestas en Barack Obama  y sus promesas de cambio, parece claro que es el poder el que cambia a las personas y no a la inversa, y además de la persecución de Julian Assange y de la prisión y torturas a Bradley Manning, de la oscura operación que condujo a la muerte de Osama Bin Laden (1957-2011) acaba de prorrogar la Patriot Act o “Ley Patriótica”, que había sido aprobada por su antecesor en el cargo, George  W.Bush(1946), presidente de 2001 a 2009, y en virtud de la cual los servicios de seguridad del Estado gozan de casi completa libertad para espiar a sus ciudadanos, pudiendo interceptar sin necesidad de orden judicial alguna las comunicaciones electrónicas y las llamadas telefónicas de cualquier residente en Estados Unidos . Significa que te investigan, que violan tu intimidad, que te convierten en sospechoso sin necesidad de que intervenga ningún juez, dejando a la población civil desprotegida en manos del Estado.

Bradley Manning(1987), un  joven analista de inteligencia del ejército americano que lleva un año detenido por filtrar documentos secretos a Wikileaks  donde se revelaba entre otras cosas el número real de víctimas civiles causadas por las tropas norteamericanas y que ocultaba celosamente el gobierno norteamericano . La presidencia de Obama no ha cambiado nada la forma en que se tratan estos asuntos por el gobierno norteamericano, Manning está viendo violado sus derechos humanos, encerrado e incomunicado y con torturas psicológicas y físicas, como no dejarle dormir u obligarle a permanecer desnudo durante todo el día (fotografía procedente de http://nacionred.com )

Esto sucede en la que se autoproclama como la mayor y mejor democracia del mundo. Pero estas actuaciones no son nuevas, hubo una serie de actuaciones durante buena parte del siglo XX que demuestran como el poder , antes de proteger a su propio pueblo, se protege a sí mismo y como no vacila en emplear cualquier medio para ello. Así nación un proyecto que ahora conoceremos mejor, el Proyecto MK Ultra. Pero antes, retrocedamos a los años veinte del pasado siglo, cuando en 1929 entraba a trabajar en los Laboratorios Sandoz en Basilea, un químico suizo llamado Albert Hofmann(1906-2008), con la intención de trabajar y experimentar sobre productos naturales y no químicos como hacían la mayoría de laboratorios. En los años siguientes se dedicaría a sintetizar diferentes elementos de productos naturales para estudiar su posible aplicación como fármacos.

Entre estos productos objeto de su estudio se encontraba el hongo del cornezuelo, un parásito que afecta principalmente a los cereales, y en particular al centeno, y que en la Edad Media fue el origen de una dolencia conocida como ergotismo y popularmente llamada “Fuego de San Antón” que se manifestaba primero por un frío intenso y a continuación una intensa sensación de calor, de abrasarse por dentro. En muchos casos provoca la necrosis de las extremidades , que se gangrenan. Hoffman pudo sintetizar de este hongo una sustancia conocida como dietilamida de ácido lisérgico(LSD) , pero a la que no encontró ninguna aplicación práctica., al menos en ese momento . No la retiró sino que la conservó , aunque el propio Hoffman no sabe bien la razón, quizás por una intuición , como él mismo decía “la sensación de que esta sustancia podría poseer otras propiedades además de las establecidas en las primeras investigaciones”. El caso es que cinco años después, en 1943, volvió a trabajar sobre la sustancia pensado que la dietilamida de ácido lisérgico podía contener una solución para las migrañas y un día uno de sus guantes se rompió y su piel entró en contacto con la sustancia.

Archivo:Albert Hofmann.jpg
Albert Hofman en 2006 cuando cumplió 100 años, fue el primero en comprobar los efectos del LSD o  dietilamida de ácido lisérgico de forma casual , cuando al romperse el guante con el que estaba trabajando se rompió y sus dedos entraron en contacto con la sustancia que le provocó visiones. El LSD puede causar un estado de euforia o bien provocar visiones terroríficas, lo que se llamó un “mal viaje”. Durante varias décadas se experimento con ella en tratamientos psiquiátricos y en el psicoanálisis, pero en 1962 el gobierno norteamericano lo prohibió excepto para el ejército y la CIA  

Veamos lo que escribió en su diario el 16 de abril de 1943 después de que su piel hubiese entrado en contacto con el ácido lisérgico “Me vi forzado a interrumpir mi trabajo en el laboratorio a media tarde y dirigirme a casa, encontrándome afectado por una notable inquietud, combinada con cierto mareo. En casa me tumbé y me hundí en una condición de intoxicación no-desagradable, caracterizada por una imaginación extremadamente estimulada. En un estado parecido al del sueño, con los ojos cerrados (encontraba la luz del día desagradablemente deslumbrante), percibí un flujo ininterrumpido de dibujos fantásticos, formas extraordinarias con intensos despliegues caleidoscópicos. Esta condición se desvaneció dos horas después”  Acaba de descubrir el poder del que conocemos como LSD para alterar la conciencia , crear una sensación de ser poderoso y provocar alucinaciones. Dos días después repitió el experimento con una cantidad mayor de LSD y las consecuencias asustaron a Hoffman, porque sintió, según sus palabras , “la desintegración del mundo exterior y la disolución de mi ego” , incapaz de dominar su cuerpo, de hablar o de cualquier otra cosa que requiriera del uso de su voluntad. Además creía que había sido poseído por el demonio, que su esposa era una bruja y los muebles le querían atacar. Sin embargo, al día siguiente se encontraba perfectamente.

A pesar de estos resultados , Hoffman siguió estudiando las posibles aplicaciones del LSD, ya no para sanar las migrañas, pero si sobre la mente , y durante los años 50 y 60 del siglo XX comenzó a utilizarse con cierto éxito en tratamientos psiquiátricos por los Departamentos de Psiquatría de muchas universidades norteamericanas. Sin embargo, en los años sesenta,con el nacimiento del movimiento hippie, comenzó a usarse esta droga para lo que ellos llamaban abrir la conciencia, se abusó de ella y aparecieron sus efectos negativos, como la depresión, psicosis temporales y el agravamiento de enfermedades mentales de aquellas personas que ya las padecían. En 1962 el gobierno de Estados Unidos la cataloga como “droga experimental” por lo que queda ilegalizado su comercio y también su uso clínico, aunque no su uso por el ejército y la CIA, como veremos a continuación.  A pesar de su ilegalización, durante la década de los sesenta su consumo se generalizó entre los jóvenes dando origen a la conocida como cultura psicodélica, inspirando a pintores, escultores y cantantes que creaban bajo los efectos de esta droga.

Archivo:Jlbedin3.JPG
Uno de los entusiastas defensores del consumo de LSD fue Thimoty Leary (1920-1996) a la que consideraba como un gran instrumento para alcanzar una apertura del espíritu y estados alterados de la conciencia. Durante los años sesenta y principios de los setenta se desarrolló la cultura de la psicodelia, donde participaron muchos intelectuales, cantantes, pintores o escultores, como el beatle John Lennon en la imagen con Yoko Ono y en primer plano Thimoty Leary, lo que no podían suponer es que estaban formando parte de un plan de manipulación social, al menos eso es lo que se desprende de la documentación rescatada del Proyecto MK Ultra

Hoffman, que moriría a la avanzada edad de 102 años , se lamentaría de esta ilegalización causada por el mal uso que le habían dado los creadores del movimiento hippie Si fuera posible detener su uso inapropiado, su mal uso, entonces pienso que sería posible dispensarlas para su uso médico. Pero mientras siga siendo mal utilizada, y mientras la gente siga sin entender realmente los psicodélicos utilizándolos como drogas placenteras errando a la hora de apreciar las muy profundas experiencias psíquicas que pueden inducir, su uso médico seguirá parado. Su consumo en las calles ha sido un problema durante más de treinta años. En las calles las drogas se entienden mal, y ocurren accidentes. Esto hace muy difícil que las autoridades sanitarias cambien su política y permitan el uso médico. Y aunque podría ser posible convencer a las autoridades sanitarias de que los psicodélicos podrían ser utilizados con seguridad en manos responsables, su uso callejero sigue haciendo muy difícil que estas autoridades sanitarias estén de acuerdo”

Pero como os comentaba antes, ni al ejército ni a la CIA les afectó esta prohibición del uso del LSD, al que iban a dar un siniestro uso. En 1953 se ponía en marcha un programa conocido como Proyecto MK Ultra por orden del director en aquel momento de la CIA, Allen W. Dulles(1893-1969), que durante 21 años estuvo al frente de diferentes agencias de información de Estados Unidos , diseñando operaciones como golpes de estado en Guatemala o Irán y la conocida como Operación Paperclip, a la que en su momento le dedicaré un artículo, pero que resumiendo consistía en sacar a científicos que habían trabajado para la Alemania nazi en armas secretas, químicas y experimentación médica para aprovecharse de sus conocimientos , entre ellos ,quizás el más célebre, Werner von Braun (1912-1977) uno de los principales responsables del desarrollo del programa espacial norteamericano.

Archivo:Allen w dulles.jpg
Allen W. Dulles(1893-1969), era el director de la CIA cuando se inició el Proyecto MK Ultra, Ya antes había impulsado golpes de estado en el exterior, como en Irán o en Guatemala, y había diseñado la Operación Paperclip gracias a la cual muchos científicos de Alemania y que habían colaborado con los nazis pudieron eludir los juicios de Nüremberg por crímenes de guerra y hallaron asilo en Estados Unidos que sacó provecho de sus conocimientos científicos para el desarrollo de nuevas armas químicas o el desarrollo de la carrera espacial entre otras áreas tecnológicas

Si bien Dulles había impulsado el proyecto MK Ultra, cuyo nombre procede del prefijo MK empleado para todas las operaciones desarrolladas por la CIA para el control mental( Mind Control) y Ultra por el nombre que tenía la red de espionaje creada por Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial en el territorio ocupado por la Alemania nazi, el auténtico padre del proyecto era Richard Helms(1913-2002) , que sería más tarde director de la propia CIA entre 1966 y 1973 y el objetivo de su proyecto era hallar drogas y métodos que permitiesen el control mental de un individuo o de una población, Algunos de los objetivos que se buscaban los encontramos en este documento de 1955 recogido en el libro de Santiago Camacho “Veinte grandes conspiraciones de la historia “:

* Potenciar el pensamiento ilógico y la impulsividad hasta el punto de que el sujeto quede desacreditado en público.
* Incrementas la eficacia del pensamiento y de la percepción
* Prevenir o contrarrestar los efectos de la intoxicación etílica.
* Potenciar los efectos de la intoxicación etílica
* Producir los síntomas aparentes de enfermedades reconocidas de manera reversible para poderlos utilizar con el fin de fingirse enfermos
* Hacer la hipnosis más fácil o realzar de alguna manera la utilidad de esta técnica.
* Potenciar la capacidad de los individuos para soportar privaciones, tortura y coerción durante los interrogatorios , así como impedir el “lavado de cerebro”
* Producir amnesia respecto a los acontecimientos que preceden al empleo de la sustancia
* Producir reacciones de trauma y confusión durante períodos dilatados de tiempo, susceptibles de ser empleados con diversos propósitos
* Producir incapacidades físicas tales como parálisis de las piernas o anemia aguda.
* Producir estados de euforia pura sin ningún tipo de resaca
* Alterar la estructura de la personalidad de manera tal que la tendencia del sujeto para llegar a ser dependiente  de otra persona se potencie
* Causar una confusión mental de tal intensidad que el individuo bajo su influencia encuentre difícil mantener una mentira  en el transcurso de un interrogatorio
* Rebajar la ambición y la eficacia laboral de los individuos cuando sea administrada en cantidades imperceptibles
* Potenciar la debilidad o la distorsión de las facultades visuales o auditivas , preferiblemente sin efectos permanentes.   

Archivo:Project Paperclip Team at Fort Bliss.jpg
Una imagen de los científicos alemanes llevados a Estados Unidos a través de la Operaciòn Paperclip diseñada y organizada por la CIA a espaldas de sus ciudadanos. Poco importaba si algunos de ellos estaban implicados en crímenes de guerra, lo esencial era el conocimiento que podían aportar a Estados Unidos cuando se iniciaba la Guerra Fría con la Unión Soviética . En política y en la lucha por el poder la moral nunca tiene demasiado espacio

Para este tipo de operaciones la CIA no dudaba en utilizar a científicos de la Alemania nazi, los que habían sido traídos desde Alemania a través de la ya mencionada Operación Paperclip, algunos de ellos criminales de guerra que tenían que haber sido juzgados por el Tribunal de Nüremberg, pero los intereses políticos y militares suelen ponerse por encima de los valores morales y de la ética. Por supuesto, el descubrimiento del LSD por Albert Hoffman era motivo de gran interés  para los impulsores del MK Ultra . El mismo año de su puesta en marcha y demostrando los escasos escrúpulos en sus operaciones, hicieron una prueba de los efectos del LSD en la vida real y sin que se avisase a la persona con la que se iba a experimentar. Se trataba de un científico perteneciente al Departamento de Defensa llamado  Frank Olson(1910-1953) que había participado en estudios de armas biológicas y drogas de control mental, lo que no sabía es que él mismo iba a ser la cobaya sobre la que iban a experimentar una de esas drogas.

Olson trabajaba en aquel momento en la División de Operaciones Especiales de Fort Detrick , en el estado de Maryland, y fue allí donde bebió una copa donde le habían diluido una dosis alta de LSD. De camino a su casa comenzó a sentirse extraño y de pronto contempló estupefacto como los coches se convertían en monstruos que le amenazaban. Se detuvo y llamó a sus superiores para informar de lo que sucedía . En los días siguientes fueron aumentando los síntomas de paranoia y depresión y los responsables del MK Ultra observaban sus reacciones, pero antes de que pudieran hacer nada, el 28 de noviembre de 1953 Olson reservó una habitación en un hotel de Nueva York y se suicidó arrojándose desde su habitación en el décimo piso. El suceso sería ocultado a la opinión pública y no saldría  a la luz hasta 1975. Pero este hecho no iba a disuadir a los responsables del MK Ultra de seguir adelante e incluso en 1954 se llegó a proponer experimentar de nuevo con los propios empleados de la CIA echando LSD en el ponche que tradicionalmente se servía en la fiesta de Navidad, aunque en el último momento se decidió no realizar este experimento.

Frank Olson, la que puede ser considerada como primera víctima del proyecto MK Ultra,. Aunque él mismo era miembro de la CIA la agencia no dudó en probar sobre él los efectos de una dosis alta de LSD sin que él lo supiera. Apenas nueve días después de este ensayo , dominado por la depresión y la paranoia , Olson se suicidó arrojándose desde el décimo piso de un hotel de Nueva York. Hasta 1975 el gobierno no reconoció su responsabilidad en la muerte, pero aún podría haber más, pues en 2002 se exhumo el cadáver por voluntad de su hijo y se descubrió que tenía un fuerte golpe en la parte posterior del cráneo , lo que apunta que pudiera haber sido asesinado, quizás porque iba a revelar datos comprometedores como el uso de armas químicas en la Guerra de Corea y las torturas practicadas con prisioneros alemanes al final de la II Guerra Mundial (fotografía procedente de   http://conspiracionesyfenomenosparanormales.blogspot.com )

Los experimentos no se detuvieron en su propio personal, también se extenderían al ejército, donde hasta 1500 soldados , la mayoría de ellos desconocedores de que estaban siendo usados como cobayas humanas, fueron víctimas de estas prácticas con drogas, diluyendo el LSD en el agua de sus cantimploras o en la comida, lo que en muchos casos provocaban episodios de delirios, depresiones, trastornos mentales y , en ocasiones, conducían a sus inocentes víctimas al suicidio como le había ocurrido a Frank Olson.Sólo cuando todo salió a la luz serían informados de que habían sido sometidos a pruebas con sustancias alucinógenas pero, aunque algunos pusieron demandas contra el ejército, fueron desestimadas por considerar el Tribunal Supremo estadounidense que estos experimentos no eran causa suficiente para poner un juicio al ejército.

En 1955, dentro del Proyecto MK Ultra, que estaba siendo dirigido por el doctor Sidney Gottlieb, se desarrolla la Operación Clímax de Medianoche, cuyo nombre guarda relación con las personas que participaron en él, pues eran prostitutas. Si, la CIA adquirió una serie de apartamentos en San Francisco donde un grupo de prostitutas llevaba a sus clientes a los que habían seducido en bares de la ciudad poniendo LSD en sus bebidas, Una vez en los pisos donde tenían lugar las relaciones sexuales, las víctimas eran filmadas por miembros de la CIA con una cámara oculta detrás de un espejo. Si, se que parece de película, pero aunque sea un tópico, la realidad suele superar a la ficción. No los filmaban para hacerles chantaje, pues se trataba de ciudadanos anónimos, sino de experimentar técnicas donde se combinaba el uso de drogas y sexo para extraer información a funcionarios de embajadas extranjeras.

Las pruebas con el LSD continuaron en los años siguientes y su uso se iba a intensificar en los años sesenta, cuando, como sabemos , se produjo la ilegalización de esta sustancia en 1962 excepto para el ejército y la CIA. Unos años antes , en 1954, la compañía farmacéutica Eli Lilly se había hecho con la formula secreta del LSD que custodiaba Sandoz, los laboratorios donde trabajaba su descubridor Albert Hoffman, y la CIA se puso en contacto con la farmacéutica para que le suministrara grandes cantidades de LSD y en esta época parece que la propia CIA llegó a ejercer como camello o traficante, suministrando la prohibida droga a ciertas personalidades del mundo intelectual como el escritor Aldous Huxley o Henry Luce, editor de la revista “Life”. A mediados de los años sesenta se produce, como hemos visto antes, el auge del consumo del LSD y de la cultura sicodélica, pero habría que preguntarse si esto fue espontáneo.

Ronald Stark , el líder de “La Hermandad del Amor Eterno” durante los años sesenta y comienzos de los setenta, fuer el principal suministrador de LSD , con millones de dosis repartidas entre los jóvenes en pleno movimiento hippie y en el desarrollo de la cultura psicodélica. Años después, con motivo de su arresto en Italia creyendo que estaba implicado en el asesinato en 1978 del que fuera primer ministro italiano Aldo Moro   por las Brigadas Rojas, se descubrió que pertenecía  a la CIA desde los años sesenta , lo que confirmaba que era la CIA la que había promovido el consumo de LSD entre la población para controlar su comportamiento, e intentando desactivar  a los dos grupos más críticos con el gobierno y la intervención armada en Vietnam, los jóvenes y los intelectuales(fotografía procedente de http://www.american.-buddha.com )

Como sucede con casi todos los movimientos que consideramos espontáneos, detrás se halla una mano que lo organiza. Una empresa llamada Rand Corporation, cuyo presidente era Henry Rowen , antiguo director del Mando de Inteligencia Nacional dependiente de la CIA, llevaban tiempo estudiando las consecuencias del consumo de LSD en el comportamiento de la población,observando que podía ser un buen instrumento para desactivar a los sectores críticos de la población más molestos, en particular a los jóvenes y a los intelectuales. Así se explica la rápida difusión de esta droga  a partir de 1965, mientras muchos intelectuales la consideraban como una forma de revolución y de apertura de la mente, en realidad estaban siendo víctimas de un intento de control mental por parte de los Servicios de Inteligencia . En estos años el principal abastecedor de esta droga en el mercado fue Ronald Stark, líder de un grupo supuestamente hippie y radical llamado “La hermandad del amor eterno”

Ronald Stark fue detenido años después, en 1979,en Italia por sospechar la policía italiana que estaba implicado en actividades terroristas en suelo italiano . Sin embargo , no sería juzgado porque se descubrió que Stark había estado trabajando desde los años sesenta para la CIA y en el momento de su detención era un infiltrado de la Agencia  en el grupo terrorista italiano conocido como las Brigadas Rojas. Por lo tanto, el principal productor de LSD en la década de los sesenta e inicio de los setenta, no era un hippie, ni un idealista, ni un radical político, era un agente de la CIA usado para distribuir millones de dosis de LSD entre la población.

Aunque el uso del LSD para el control de la población es lo más documentado, no es el único de los campos de actuación de la MK Ultra , que también se interesaron en la hipnosis, transmisiones de microondas, implantes cerebrales, electroshocks  como lo declararía el propio director del proyecto,al que ya conocemos, el doctor Sidney Gottlieb “Había un notable interés sobre los posibles efectos de las ondas de radio en el comportamiento de la gente, y fácilmente alguien en cualquiera de los muchos proyectos existentes podía estar intentando comprobar si se podía hipnotizar a un sujeto mediante el uso de ondas de radio”(extraído de “Veinte grandes conspiraciones de la historia” de Santiago Camacho) El programa MK Ultra, que cambió de nombre en 1964 pasándose a llamar MK Search, permanecería en funcionamiento hasta 1973 , impulsando más de 150 operaciones distintas, de las que apenas se ha conservado información pues fue destruida en su mayor parte antes de que viera la luz.

REPORTAJE DEL PROYECTO MK ULTRA EN EL PROGRAMA CUARTO MILENIO   

Todo este entramado sería conocido por la opinión pública a partir de 1974, cuando el “New York Times”, el mismo que daría a conocer los Papeles del Pentágono de los que hablábamos al principio de este artículo , publicó una serie de artículos sobre los experimentos realizados con ciudadanos sin su consentimiento. El Senado abrió una investigación dirigida por el hermando pequeño de los Kennedy , Edward Kennedy(1932-2009) pero apenas había documentación que investigar porque la mayoría habían sido destruidos por Gottlieb,  y en cuanto a las declaraciones sobre los objetivos del MK Ultra, Gottlieb declaró ante la comisión que su objetivo “era investigar como podría ser posible modificar el comportamiento de los individuos sin que éstos se dieran cuenta “ pero , por supuesto, no mencionó como lo habían hecho.  De la importancia que este programa tenía para la CIA basta con recoger un dato, en 1955, dos años después de su inicio, un 6% del presupuesto de la CIA era dedicado al MK Ultra.

La Comisión del Senado fracasó por la falta de pruebas físicas y nadie pagó por los daños causados a miles de personas que han tenido que vivir con las secuelas de los experimentos ilegales realizados por una Agencia de su propio gobierno, el mismo que en teoría tiene que velar por ellos y defender su libertad. La conclusión del la Comisión del Senado , en boca de Edward Kennedy , lo expresaba así “La comunidad de Inteligencia de esta nación, que requiere un velo de secreto para operar, cuenta con la sacrosanta confianza del pueblo americano. El programa de experimentación con seres humanos llevado a cabo por la CIA durante los años cincuenta y sesenta defrauda esa confianza . Esta violación se reiteró el día de 1973 en que fueron destruidos todos los documentos sobre este tema . Y la confianza del pueblo americano se vuelve a defraudar cada vez que un responsable oficial se niega a dar detalles sobre este proyecto”

Por desgracia, los errores del pasado no parecen servir para mejorar en el presente , los gobiernos y sus servicios de Inteligencia siguen actuando de espaldas a los ciudadanos que los financian con sus impuestos, siempre con la excusa de que el secreto es necesario para garantizar la seguridad de la nación , pero ¿quién garantiza la seguridad de los ciudadanos´?¿quién garantiza el buen uso del poder que delegamos en estos instrumentos del Estado? Hoy mismo siguen violándose los derechos de los ciudadanos en Estados Unidos con la libertad de FBI y CIA de intervenir y espiar cualquier comunicación de los residentes en esta nación, al tiempo que persiguen a aquellos que tratan de dar a conocer sus comunicaciones internas.  Julian Assange está detenido casi con toda seguridad por dirigir Wikileaks, el soldado  Bradley Manning llevaba un año en prisión, violando sus derechos humanos con la aplicación de torturas, por filtrar documentos secretos del ejército norteamericano donde, entre otras acciones, se sacaba a la luz el número real de las víctimas civiles causadas por sus tropas.

Archivo:Julian Assange cropped (Norway, March 2010).jpg
Julian Assange, el creador de Wikileaks se ha convertido en el gran enemigo de los gobiernos, porque saca a la luz informaciones que estos quieren ocultar. Parece que el poder no ha cambiado nada en los últimos cuarenta años, desde que Nixón tratara de cerrar la boca a Daniel  Ellsberg por los Papeles del Pentágono hasta nuestros días cuando Barack Obama quiere hacer lo propio con Assange y con Bradley Manning 

El gobierno tiene que estar siempre sometido al control de la sociedad, a través de sus instrumentos y en particular, de los medios de comunicación, la mejor herramienta de control de la que disponemos para poner limite a los excesos que se cometen en nombre de nuestra seguridad, pero que en realidad se comente en nombre del propio poder, siempre enemigo de someterse a nadie. Como escribía el historiador inglés lord Acton “el poder corrompe, el poder absoluto corrompe absolutamente”. No vivimos en Occidente en sociedades de poder absoluto, pero el poder , aun en democracia, tiene a corromper a quien lo detenta, y produce monstruos como el MK Ultra.