VIAJE AL CORAZÓN DE LAS TINIEBLAS, LA MUJER QUE ORDENÓ VIOLACIONES MASIVAS

Una de las agresiones contra la libertad individual del ser humano más despreciable es aquella que se ejerce abusando de la fuerza sobre quién es más débil y es la que el hombre suele cometer sobre los niños y las mujeres . Siempre he considerado un rasgo no sólo de maldad sino de impotencia y de la naturaleza más primitiva y primaria del hombre este tipo de violencia fácil, gratuita, humillante para quienes lo sufren y que pueden dejar no sólo secuelas físicas sino psicológicas durante toda una vida. Pero si estos actos son horribles por su naturaleza cuando los comete el hombre, cuando es una mujer la que organiza de manera masiva violaciones contra mujeres y niñas para acabar con un pueblo, para exterminarlo, ya no hallo palabras para describirla. ¿Cómo puede una mujer preparar y ordenar  la violación de otra mujer, de cientos de mujeres, ella , que es una mujer y sabe lo que puede sentir una mujer mejor de lo que hará nunca un hombre? Esta mujer se llama Pauline Nyiramasuhuko, y acaba de ser la primera mujer en ser condenada por el genocidio de Ruanda.
Ya narré en su momento el conflicto que se desarrolló en Ruanda y Burundi durante la última década del siglo XX pero es necesario repetirlo para entender la atmósfera de odio que rodeo estos hechos. Ruanda es un país pequeño ,de apenas 26.338 kilómetros cuadrados ,pero con una población de cerca de nueve millones de habitantes , lo que la convierte en una de las naciones más densamente pobladas, en especial porque se halla concentrada en unas determinadas poblaciones pues gran parte del perfil de Ruanda es montañoso y difícil para la vida, de hecho uno de sus nombres es  el de “la Tierra de las Mil colinas”. Los primeros habitantes de estas tierras fueron los pigmeos, palabra procedente del griego que significa “pequeño tamaño”, un pueblo dedicado a la caza y la recolección y caracterizados por su baja estatura que rara vez supera el 1,50 metros.

Mapa de Ruanda, una nación de 26.338 kilómetros cuadrados pero con una de las densidades de población más altas de África, con casi 9 millones de peronas concentradas en las poblaciones más importantes, pues la accidentada y montañosa geografía ruandesa hace que buena parte de su territorio las condiciones de vida sean muy duras.La zona que actualmente sigue siendo conflectiva se halla en la frontera oeste de Ruanda, donde se encuentra el lago Kivu, descubierto por el alemán Gustav von Gotzen en 1894 . Al otro lado se encuentra el Congo y en sus selvas han hallado refugio las milicias hutus interahamwe , que controlan buena parte de la explotación y comercio del coltán y siguen realizando incursiones en las poblaciones fronterizas ruandesas donde ahora vuelven a gobernar los tutsis (imagen procedente de http://www.atlasescolar.com.ar)
En el siglo XI llegan a esa zona otro pueblo al que conocemos con el nombre de hutus y en principio parece que pudieron convivir pacíficamente con los pigmeos, que pertenecían a la tribu de twa. En el siglo XIV comienzan a llegar miembros de otro grupo étnico , los tutsis, que en este siglo llegaron a convivir con los hutus , gobernados por aquel entonces por una dinastía , los reyes banyiginya, que extendieron sus territorios más allá de las fronteras de la actual Ruanda. En estas primeras décadas de convivencia entre los tres grupos étnicos, pigmeos, hutus y tutsis,  los pigmeos se mantienen al margen llevado su vida de siempre como cazadores en las zonas de selva mientras que los hutus se dedican al cultivo y los tutsis a la ganadería. Pero ya en el siglo XV los tutsis se fueron imponiendo a los hutus ,aun siendo menor en número,  bajo el gobierno del rey tutsi Ruganzu Bwimba , quién a finales del siglo XV fundaría un reino muy extenso en la zona donde hoy se encuentra la ciudad de Kigali.
Durante los siglos siguientes el poder tutsi se fue fortaleciendo,mientras que los hutus, a pesar de ser mayoritarios ,  se convirtieron en la clase dominada mientras veían como sus tierras pasaban a manos de los tutsis y de su rey o mwami, nombre que recibía el monarca, que se convertía en la misma encarnación del estado, casi con un carácter divino . Fue entonces cuando comenzó a larvarse el odio entre estos dos grupos étnicos , tutsis y hutus,  pues los tutsis se apropiaron de tierras y de ganado . Los hutus trabajaban para ellos pero no podían participar en la toma de decisiones ni en el gobierno del reino,  aunque la separación entre ambos grupos no era total y los matrimonios interétnicos , en particular entre hombres tutsi y mujeres hutu, era bastante común, y además los tutsis adoptaron como lengua el Kinyarwanda hutu

Pigmeos ruandeses de la tribu Twa. Representan apenas el 2% de la población y siguen llevando su tradiciona existencia de cazadores y recolectores aunque en las últimas elecciones ruandesas celebradas en 2010 se esforzaron para formarse y particpar en ellas para que se les tenga en cuenta en las decisiones de gobierno (imagen procedente de http://ultimahoraonline.com ) 
Los primeros europeos en llegar a aquellas tierras fueron los exploradores Richard Francis Burton(1821-1890) y John Hanning Speke(1827-1864) que pasaron por sus tierras en 1858,  cuando buscaban las misteriosas Fuentes del Nilo , ya que Ruanda se encontraba muy cerca de la zona de los Grandes Lagos africanos, en particular del Lago Victoria, auténtica fuente del Nilo.  Durante la última década del siglo XIX Ruanda sería ocupada por los alemanes de acuerdo a lo establecido en la Conferencia de Berlín de 1885, en la que las grandes potencias, Alemania, Francia y Reino Unido se repartieron los territorios africanos. En 1894 era descubierto el lago Kivu por el conde y gobernador del África Oriental AlemanaGustav von Gotzen(1866-1910) y en 1899 el mwami o rey tutsi se sometía a Alemania. Gotzen gobernó respetando las costumbres de sus habitantes , mientras los misioneros católicos fueron convirtiendo a la población al catolicismo .
Con el inicio de la I Guerra Mundial estos territorios fueron   objeto de enfrentamientos entre belgas, que dominaban el Congo , y los alemanes, hasta que finalmente estos últimos tuvieron que retirarse y los belgas los ocuparon. Terminada la guerra , en 1919 Bélgica obtenía de la recién creada Sociedad de Naciones un mandato para gobernar sobre los territorios de Ruanda-Urundi, las actuales Ruanda y Burundi. La dinastía tutsi en el poder no era sino un títere en manos belgas, pero ese hecho también debilitaba su control sobre la población. Mientras los belgas dominaron la región se acentúo la diferenciación social entre tutsis y hutus, hasta el extremo de que estos últimos no tenían derecho a la educación y eran alejados de cualquier puesto cercano al poder.

Mapa del África Colonial resultante después de que las potencias europeas se repartieran el continente africano en la Conferencia de Berlín de 1885. Podemos ver como Ruanda,Burundi, Tanzania y Uganda formaban parte del África Oriental Alemana , mientras que el Congo se encontraba bajo el control de Bélgica, y , en realidad, de su rey Leopoldo II que lo había convertido casi en su finca particular donde se cometían terribles abusos contra la población nativa  como denunciaría Roger Casemare, protagonista de la última novela de Mario Vargas Llosa “El sueño del celta”. Después del final de la I Guerra Mundial Bélgica obtendría el control de estos territorios fronerizos con el Congo gracias a la Sociedad de Naciones, aumentando la discriminación sufrida por los hutus por parte de los tutsis (imagen procedente de http://historiacontemporanea2010.blogspot.com )    
En 1959 fallecía el monarca Mutara III Rudahigwa, que reinaba desde 1931 , y en este año se produce una rebelión de los hutus dirigida por el Partido de la  Emancipación del Pueblo Hutu, el Parmahutu, que derroca a la monarquía tutsi y decenas de miles de tutsis fueron asesinados durante las rebeliones que se sucedieron. El 1 de julio de 1962 tanto Ruanda como Burundi ven reconocida su independencia, mientras los tutsis dejan el país ante la violencia hutu, reduciendo su población casi en un 50%. Después de un breve intervalo democrático, la recién nacida República de Ruanda pasaría a convertirse en una dictadura militar tras el golpe de estado de 1973 dirigido por el general hutu Juvenal Habyarimana(1937-1994) que apartaba del poder al Parmahutu y al legítimo presidente Gregoire Kayibanda (1924-1976),
Haybarimana llevaría una política siempre orientada a favorecer a los hutus frente a los tutsis lo que provocaría que , para defenderse, en 1987 se crease el Frente Patriótico Ruandés (FPR) en Uganda por refugiados tutsís que habían huido de la persecución y acoso al que eran sometidos por los hutus en el poder desde el año 1959. En 1993 el FPR atacó Ruanda desde la vecina Uganda para tratar de derrocar al gobierno hutu, pero la guerra se prolongó durante tres años hasta que en 1993 se firma la paz y se crea un gobierno de transición compuesto por hutus y tutsis. Pero los hutus no aceptarían esta solución y comenzaron a formar y entrenar las tristemente célebres milicias Interahamwe, que significa“los que pelean juntos” o “los que permanecen juntos”, un grupo paramilitar creado para perseguir a los tutsis y acabar con el FPR.

Las milicias interahamwe sembraron el terror entre la población tutsis, siendo los responsables de la muerte de entre 500.000 y un millón de tutsis . Después de ser derrotados por  el Frente Patriótico Ruandés del actual presidente Paul Kagane , de la etnia tutsi, los interahamwe huyeron al otro lado del lago Kivu, ya en territorio del Congo, donde hoy controlan buena parte del comercio del Coltán, como ya explique en un artículo anterior y realizan incursiones en territorio ruandés (imagen procedente de  http://francesca-parolamente-amazonas.blogspot.com )
Cuando el presidente ruande, el hutu Juvénal Habyarimana(1937-1994) es asesinado al ser derribado con un misil el avión en el que viajaba junto con el también hutu presidente de Burundi , Cyprien Ntaryamira(1955-1994) se desataron las tensiones étnicas que se venían larvando desde hacía años, y comienza el intento por exterminar a todos los tutsis, a los que los hutus acusaban del asesinato de los dos presidentes. Los Interahamwe, con más de 30.000 hombres, se lanzaron a la caza del tutsi y se calcula que murieron entre 500.000 y un millón de tutsis , lo que significa un 11% de la población de Ruanda y las cuatro quintas partes de la población de origen tutsi. Posteriormente también habría una venganza tutsi , pero no llegó a alcanzar el grado de brutalidad de las milicias Interahamwe. Uno de los datos más vergonzosos y tristes de este genocidio es que gran parte de la financiación de las armas provenía de los programas de ayuda al desarrollo del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial .

No hubo una reacción internacional, o mejor dicho, si la hubo, pero más bien vergonzosa. Así la define el militar y senador canadiense Roméo Dallaire(1944) que estuvo en la zona como comandante en jefe de las fuerzas de UNAMIR(Misión de Asistencia de las Naciones Unidas para Ruanda ), que entre 1993 y 1994 había tratado de evitar este enfrentamiento “Los franceses se mueven en la zona por la llamada francophonie, por el orgullo de controlar. E invariablemente ayudan a los hutus. Enseguida comprobé asombrado que tanto franceses como belgas y alemanes tenían allí consejeros a docenas. Ellos sí sabían lo que pasaba, pero ninguno proporcionaba a la ONU, es decir, a mí, su representante, la información que poseían. Y al mismo tiempo, esos países que estaban en el Consejo de Seguridad tampoco dejaban a la ONU, a mí, montar mi propia unidad de información, porque, decían, el mandato no contemplaba eso. Incluso cuando tuve constancia de que se pasaban armas de contrabando a través de la frontera de Uganda y pedí permiso para buscarlas, me contestaron que no”

FRAGMENTO DE ENTREVISTA  Y TRAILER DEL DOCUMENTAL SOBRE EL GENOCIDIO DE RUANDA TITULADO “LOS CIEN DÍAS QUE NO CONMOVIERON AL MUNDO”  

Fue este año de horror al que se refiere la noticia que comentaba al inicio del artículo, en concreto a la ministra hutu de la Mujer y Asuntos familiares, que terrible ironía , Pauline Nyiramasuhuko, una de las personas que influyeron en la campaña de exterminio genocida contra la minoría tutsi. Los hechos por los que ha sido juzgada y que aún hoy estremece escucharlo, se centran en la localidad de Butare, hacía donde Pauline envío milicias hutus procedentes de la ciudad de Kigali, capital de Ruanda. Durante el juicio al que acaba de ser sometida junto a su hijo, que también tomó parte en los hechos, se puso al descubierto como ordenó una política de violaciones masivas y sistemáticas tanto de mujeres como de niñas , pero para incrementar el horror, los violadores eran enfermos de sida que así contagiaron a centenares de víctimas . Pauline, otra ironía más, era además trabajadora social y había recibido formación sobre como prevenir el Sida, pero ella prefirió utilizar estos conocimientos para utilizar el virus como un arma de terror y de exterminio.
Recomendaba elegir en especial a las jóvenes más guapas, que durante semanas eran sometidas a violaciones en grupo , usadas como esclavas sexuales , para luego ser en su mayor parte asesinadas o quemadas vivas, y las demás condenadas a una muerte lenta víctimas del sida . En el juicio que se acaba de celebrar, Pauline ha sido condenada, en palabras del portavoz del tribunal, “por genocidio y crímenes contra la humanidad, incluido el exterminio, la violación y la persecución” y el juez que la ha juzgado, William Sekule, ha declarado como “con la esperanza de hallar seguridad , las víctimas se encontraron atrapadas entre secuestros, violaciones y asesinatos. Las pruebas dibujan un claro escenario de depravación inconmensurable y sadismo” Pauline había huido al Congo , como otros muchos genocidas hutus, donde aún hoy siguen actuando las milicias Interahamwe, pues el poder era ocupado ahora por el presidente Paul Kagane(1957) tras la victoria de la guerrilla tutsi, pero Pauline sería detenida finalmente en Kenia

 Pauline Nyiramasuhuko, la que fuera titular de la cartera del ministerio de la Mujer y Asuntos Familiares, que en teoría tendría que velar por los derechos de las mujeres, se ha convertido en la primera mujer condenada por el genocidio contra la población tutsi en Ruanda en el año 1994. Actualmente con 65 años de edad, el Tribunal Penal para Ruanda la ha condenado “por genocidio y crímenes contra la humanidad, incluidos el exterminio, la violación y la persecución” Alentó un programa de violaciones sistemáticas contra mujeres y niñas de la región de Butare, de la que ella misma era nativa. Para hacer más horrible su decisión, los encargados de violarlas eran enfermos de sida para así contagiarles la enfermedad, aunque la mayoría fue asesinada al poco tiempo después de ser usadas como esclavas sexuales (imagen procedente de http://malcommallison.lamula.pe )  

En la actualidad , en Ruanda sigue gobernando Paul Kagane, quién fundó , como vimos, el Frente Patriótico Ruandés en 1985 y sería esta organización la que encabezase la reacción al genocidio cometido por los hutus, aunque esa reacción desencadenase  nuevas matanzas, y se calcula que los tutsis del Frente Patriótico Ruandés de Paul Kagane, actual gobernante, asesinaron a un número indeterminado de hutus que oscila entre los 25.000 y los 100.000.  Pauline Nyiramasuhuko no estaba entre los asesinados, pues había huido,  y ahora parece que pagará en prisión el horror que desató hace ahora 17 años  en Burade, aunque no creo que haya forma de pagar el horro que desencadenó. Una mujer ordenando la violación de otras mujeres y de niñas inocentes, para luego ser asesinadas, cuando las tinieblas y el mal se apoderan de los corazones parece como si el horror no tuviera limites.

El actual presidente de Ruanda , el tutsi Paul Kagane, al que se acusa de ser el responsable de la muerte de entre 25.000 y 100.000 hutus asesinados cuando el FPN(Frente Patriótico Ruandés fudando por el propio Kagane en 1985), respondió a las milicias interahamwe, vengándose de la matanzas de tutsis. Entre los muertos , también se hallaban dos cooperantes españoles de Médicos del Mundo, Flors Sirera, Manuel Madrazo y Luis Valtueña . En 2010 volvió a ganar las elecciones y sigue siendo el vigente presidente ruandés, que acusó en particular a Francia del genocidio hutu, por su pasividad ( http://josediazherrera.josediaz.blogspot.com )

Y por desgracia este horror aún no ha acabado, pues entre el 10 y el 12 de junio el jefe de la misión de Medico Sin Fronteras en la provincia de Kivu sur, Megan Hunter informaba que, en localidades del este del Congo, próximas a la frontera con Ruanda , “nuestros  quipos han curado desde el martes a más de 100 personas que han sido víctimas de violaciones” Pero se trata de esos conflictos olvidados que apenas son ya portada de periódicos o informativos de televisión, y sólo si hubiera otra matanza con miles de víctimas volveríamos a saber de ellos. Que al menos este artículo sirva como homenaje a todas las personas que murieron entonces, el millón de víctimas de uno u otro bando , sacrificadas en una orgía de odio alentada por los que buscan el poder sin importarles los medios para alcanzarlo.

No olvidemos nunca las palabras del político irlandés Edmund Burke “Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada.” Allá donde exista el mal , si están maltratando a alguien próximo a ti o conoces un caso, como si se trata de violaciones en Ruanda o en cualquier otra parte del mundo, allí donde sigan sufriendo los inocentes, que no sea el silencio nuestra respuesta, sino la denuncia y la persecución de los malvados que causan tanto dolor.

Anuncios