UNA NACIÓN A LA DERIVA: LAS MENTIRAS DE JOSÉ LUIS RODRIGUEZ ZAPATERO

Decía Francis Bacon que “Si quisiéramos obtener la certeza sin dudas y la verdad sin errores, habríamos de basar nuestro conocimiento en las matemáticas”  y Thomas Carlyle , al hablar sobre el valor de los números, escribía que ” con números se puede demostrar cualquier cosa” y para empezar este artículo les haré caso y emplearemos las matemáticas y los números sólo para dar un vistazo a la realidad más allá de la palabrería demagógica de nuestros queridos políticos, esos mismos políticos que ayer se hicieron una foto que causaba vergüenza ajena , vendiéndonos como un triunfo lo que no es más que un fracaso y que hoy se arrodillaran como unos niños traviesos ante la presencia del maestro, la canciller alemana Angela Merkel
En 1977 las administraciones públicas españolas tenían contratadas a 600.000 personas como funcionarios. Después de aprobarse nuestra Constitución de 1978 y desarrollar ese gran invento del Estado de las Autonomías gracias al cual , a través de las décadas, han convertido a España en una especie de reino de Taifas formado por diecisiete naciones ,con sus respectivos parlamentos, televisiones, administraciones y, en algunos casos aberrantes, incluso sus embajadas de representación en el exterior, el número de estos funcionarios fue incrementándose al mismo tiempo que se creaban administraciones paralelas a las estatales, engordando el número de estómagos agradecidos al poder. Por supuesto, cada partido político gobernante en las diferentes comunidades autónomas se cuidaba de ir situando a sus partidarios en puestos públicos bien remunerados, permanentes y con buenos sueldos . 
Antes de seguir, quiero excluir de mis palabras a tantos y tantos cientos de miles de funcionarios que se han ganado su puesto después de superar una dura oposición y que desempeñan su labor con profesionalidad y honradez. Ellos no son, por supuesto, los culpables del enchufismo y corrupción practicados por nuestros políticos, de todos los partidos, que han ido engordando el mastodonte de la administración pública hasta alcanzar en este año 2011 la cifra de 3.168.500 funcionarios. Si echamos mano de una calculadora, esto significa que en 33 años el número de funcionarios ha crecido en 2.568.500. La crisis económica se inició en el año 2007 , a pesar de las continuas negativas del gobierno del sr Rodriguez Zapatero, pero eso no impidió otro hecho aún más grave. Cuando se estaban destruyendo cientos de miles de puestos de trabajo , las comunidades autónomas, lejos de aplicar austeridad y rebajar sus gastos, siguieron contratando funcionarios y así, Madrid ha contratado en los últimos tres años 82.711 funcionarios más, Andalucia 63.800, Cataluña 46.500 y así hasta un total de 300.000 funcionarios más desde 2007 hasta ahora .
VÍDEO DE LOS DISCURSOS DE JOSÉ LUIS RODRIGUEZ ZAPATERO PARA LAS ELECCIONES DE 2008(las mentiras no se borran de las imágenes) 
El día 2 de febrero  se han dado a conocer la nueva cifra de desempleados de enero de este año 2011, 130.930 parados más que sumados a los que ya teníamos acumulados dan un total de 4.231.003 desempleadosEn el año 2007 el paro en España era de 2.200.000, en sólo tres años hemos destruido dos millones de empleos . Antes de seguir quiero recordar algunas de las palabras de nuestro presidente en estos años. No es difícil hacer este resumen, basta con meter en Google declaraciones sobre la crisis de Zapatero y os saldrán estos resúmenes de las mentiras que desde hace cuatro años nos han contado para que aceptemos resignados nuestra suerte. En todos los casos son declaraciones de José Luis Rodríguez Zapatero, excepto en aquellos casos en que indico el nombre de quién las pronuncia.   
En el año 2007 :
“Lo enunciaré de forma sencilla pero ambiciosa: la próxima legislatura lograremos el pleno empleo(3 de julio de 2007)
“Haciendo uso de un símil futbolístico se podría decir que España ha entrado en la Champions League de la economía mundial” (11 de septiembre de 2007)
En el año 2008( es el año de las elecciones generales, cuando los economistas avisaban de la inminencia de la crisis y en los debates electorales entre el ministro de Economía, Pedro Solbes, y el responsable de economía del Partido Popular, Manuel Pizarro, primero, y de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy después, los socialistas tachaban de antipatriotas cualquier mención a la crisis e incluso se reían de ello) 
“Crear un alarmismo injustificado en torno a la economía de un país puede dañar las expectativas. Permítanme que diga que es lo menos patriótico que conozco” (9 de enero de 2008)
“La crisis es una falacia, puro catastrofismo. Estamos creciendo por encima del 3% y aunque mañana crezcamos al 2,8% vamos a seguir creando empleo y teniendo superávit” (14 de enero de 2008)
“La desaceleración no va a ser ni profunda ni prolongada. Va a ser una desaceleración para la cual nuestro país está más preparado que nadie. Debería haber tomado nota del debate entre el señor Solbes y el señor Pizarro , para darse cuenta de que no vale la demagogia en la economía” (25 de febrero de 2008)
“Prometo crear dos millones de nuevos empleos” (3 de marzo de 2008)
“España está en condiciones para llegar al pleno empleo (7 de marzo de 2008)
“La actitud de quienes exageran sobre el alcance de la actual situación económica es antipatriótica, inaceptable y demagógica (28 de abril de 2008)  
Y así llegamos a julio de 2008 donde, por primera vez, pronuncia la palabra crisis ” En esta crisis, como ustedes quieren que diga, hay gente que no va a pasar ninguna dificultad “(8 de julio de 2008)
Ya en otoño de ese año 2008, ante la evidencia de que la crisis es un hecho, comienzan los vaticinios positivos de un optimista recalcitrante como es nuestro presidente, o deberíamos decir mejor un iluso, o , quizás, un ignorante, o , lo que es más grave y creo que se aproxima mucho más a la realidad, un mentiroso llamado José Luis Rodríguez Zapatero
“Yo creo que el segundo semestre del año que viene estaremos ya con una actividad económica de crecimiento intertremestral” (27 de agosto de 2008)
“Nadie quedará a su suerte ante el drama del desempleo. Mi prioridad es que no haya una sola familia en este país que pueda tener una situación de grave angustia o preocupación por la pérdida del puesto de trabajo (13 de diciembre de 2008) Imagino que se refería a las 1.328.00 familias que según la última Encuesta Nacional de Población Activa de enero de 20011 tienen a todos sus miembros sin trabajo
“En marzo comenzará a crearse empleo de forma intensa (18 de diciembre de 2008)
En el año 2009 :
En enero de este año , el ministro de Trabajo Celestino Corbacho negaba que España alcanzase alguna vez la cifra de cuatro millones de parados  y nos contaba este bonito relato para idiotas:
“El año 2009 será no ya el de la salida de la crisis económica, sino el de la recuperación” (15 de enero de 2009)
El que había sido premiado con el nobel de Economía, Paul Krugman, pronunció estas palabras durante un Foro Económico y en presencia del presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Me pregunto ¿que sintió el presidente al oír estas palabras?
“Las perspectivas económicas de España son aterradoras. La situación económica es especialmente difícil en España. Los próximos años van a ser muy difíciles para los españoles. El camino de salida de la crisis para España será doloroso , extremadamente doloroso (16 de marzo de 2009)
Sin embargo, apenas un mes después, Zapatero diría otra de sus frases optimistas, otra de sus falacias para engañar a los españoles
“Es probable que lo peor de la crisis económica haya pasado ya” (29 de abril de 2009)
Poco después, en mayo de 2009 , durante un mitin , Zapatero pronunció estas célebres palabras que  darían risa sino fueran para llorar al comprobar cual es hoy la realidad
“Mientras haya una mayoría socialista en el Parlamento de España y en el Parlamento Europeo, que no aspiren y que no sueñen a recortes sociales y a recortes de los derechos de los trabajadores bajo ningun concepto. No va a pasar”(16 de mayo de 2009)   
VÍDEO DEL MITIN DE ZAPATERO DONDE , SEGÚN ÉL, JAMÁS HABRÍA RECORTES SOCIALES
Y en junio de ese mismo año insistía en sus palabras , a pesar de que la comunidad internacional veía con asombro como se destruían más de un millón de empleos en un años 
“Lo peor de la crisis ya ha pasado y se ha desacelerado el proceso de destrucción de empleo”(17 de junio de 2009)
En diciembre de este mismo año, 2009, la ministra de economía, Elena Salgado, veía el futuro con un optimismo contagiado por su jefe:
“El paro se va a ir desacelerando en los próximos meses y , por lo tanto, podemos esperar noticias positivas para el próximo año”(2 de diciembre de 2009)
En el año 2010 las mentiras del gobierno continuaron, mientras el paro alcanza los cuatro millones de desempleados que Celestino Corbacho negó que fuera posible apenas un año antes, cuando los célebres brotes verdes no se veían por ninguna parte y , en mayo de ese año, Zapatero se ve forzado por Europa a adoptar una apresurada reforma laboral y a ir eliminado una tras otra todas las prestaciones sociales que dijo que jamás iban  a ser tocadas mientras los socialistas se mantuvieran en el poder. Todo eso cuando apenas unos días antes decía : 
“La tasa de paro disminuirá a partir de este mes” (26 de abril de 2010)
Valeriano Gómez, el nuevo ministro de trabajo insistía, después de la fallida huelga general de Septiembrre: 
“La economía española ha alcanzado casi el nivel en el que ya no destruye empleo. Se vislumbra ya el comienzo de la recuperación” Y yo me pregunto, señor Valeriano Gómez, ¿es la misma recuperación que ya vislumbraba su jefe en diciembre de 2008 o Elena Salgado en diciembre de 2009?
Menos mal que la ministra de Economía nos tranquilizaba a todos  con estas declaraciones:
“La situación actual pasará y muy pronto comenzará a crearse de nuevo empleo”(2 de septiembre de 2010)
El resultado de todas estas palabras, de todas estas mentiras, estas tomaduras de pelo a la inteligencia del pueblo español, de estos insultos a nuestra dignidad son unos números que por si solos son eso , números, pero detrás de ellos se hallan millones de historias de personas a las que les han hurtado su futuro, familias empobrecidas que han perdido los pisos que tanto les había costado adquirir, jóvenes que tienen que irse de su país porque aquí no tienen futuro, profesionales de edad madura que se ven expulsados del mercado laboral en el mejor momento de su carrera, sueños truncados, ilusiones rotas, desmoralización general y una nación a la deriva.

LO PEOR DE LA CRISIS HA PASADO ¿VERDAD SEÑOR PRESIDENTE? RESPUESTAS DE 2008,2009,2010…

Esa es la verdad de España , señor presidente, aunque tengo que reconocerle que ha logrado algo increíble. Ha conseguido que toda una sociedad se trague sus mentiras durante todos estos años, que asista impasible a la perdida de más de dos millones de trabajo, que vea como le recortan sus derechos, como reforman las pensiones hasta el extremo de que en el futuro la mayoría de nosotros no podrá aspirar a tener un retiro digno, como se ha derrochado el dinero comprando los votos de los partidos nacionalistas para seguir manteniéndose en el poder un año más a un arrastrándose, como ha humillado a toda la nación ante la comunidad internacional , y todo ello ante el silencio de los españoles, el silencio de los sindicatos , agradecidos por las subvenciones e incapaces de defender a los trabajadores ante un gobierno de izquierdas.
Si, España está a la deriva y la sociedad española se halla en estado catatónico. Mi esperanza es que nos contagiemos de algo del espíritu que ha inflamado a los pueblos del Norte de África, capaces de desafiar al poder para reclamar libertad y acabar con la corrupción y la inmoralidad de sus gobiernos. Parece que sólo cuando los estómagos están vacíos es cuando el hombre se mueve y pierde el miedo, parece que aquí todavía no hemos llegado a ese punto, no pasamos hambre, pero la indigencia moral de España y de los españoles es aterradora y causa vergüenza .
Ayer asistimos a la firma de la Reforma de las Pensiones, ese gran avance social gracias al cual nuestras pensiones disminuirán en un 20% su poder adquisitivo y muy pocos lograrán cotizar los años necesarios para cobrarla en su integridad. Por supuesto, ese era el gran problema de España y no los más de cuatro millones de parados, es mejor solucionar un problema de dentro de 20 años que el actual. Y, claro, dentro de unos años habrá que volver a modificarlo porque no habrá sido suficiente recorte. Pero aplaudamos a sus protagonistas, al presidente, a los sindicatos y a los empresarios, con sus sonrisas melifluas y falsas, vendiéndonos una vez más sus mentiras .
Y hoy , el señor José Luis Rodriguez Zapatero, humillará su cuello y con él a toda España frente a la canciller alemana Angela Merkel, la misma a la que en su momento el propio Zapatero dijo que “es una fracasada”. Esa fracasada está al frente del país más fuerte de Europa y Zapatero la recibe como el niño que trata de enseñar a su maestra que ha hecho bien los deberes para que no le castigue, pero Alemania no nos va a regalar nada, nos obligará a nuevos recortes y no podremos negarnos. Pero tranquilos, ya se encargaran los mentirosos de decirnos que los sacrificios no lo son, que es sólo un paso atrás para prepararnos para un gran salto. Si, un gran salto al vacío.
Decía el filósofo griego Aristóteles que “el castigo del embustero es no ser creído aún cuando diga la verdad”. Creo que por fin los españoles ya no creen sus palabras, señor Zapatero, pero que pena que hayan tenido que pasar cuatro años y la destrucción de más de dos millones de empleos para llegar a esa conclusión. Y que pena que, a pesar de todo ello, no estemos hoy en la calle exigiendo que deje el poder no ya por gobernar mal, sino por mentirnos en la cara , por falsificar la verdad y por el daño causado con esas mentiras a tantos millones de personas que hoy han perdido su futuro.
Anuncios

PARO Y PENSIONES: LA SOCIEDAD ESPAÑOLA Y EL SILENCIO DE LOS CORDEROS

Hoy iba a escribir un artículo sobre la última película dirigida por Clint Eastwood “Más allá de la vida”, que esperó publicar hoy mismo en otra entrada de este blog, pero hay otro tema que ,una vez más, esta semana causa mi indignación y mi rabia por el silencio y pasividad de la sociedad española, una sociedad que se ha acostumbrado a protestar en los bares, en los foros de internet, en las redes sociales , pero que se ha olvidado de movilizarse, de salir a la calle para defender ya no sus derechos, sino que se la trate con el respeto que merece el pueblo por parte de sus representantes, tanto políticos, sindicales y empresariales, pues todos ellos están tomando decisiones al margen de las personas que les eligieron y a quienes deben sus cargos.
Hoy el Instituto Nacional de Estadística ha publicado la Encuesta Nacional de Población Activa, que a 31 de diciembre arrojaba una cifra de 4.696.000 desempleados, 121.000 más en el último trimestre, cuarto año consecutivo que aumenta el número de parados  alcanzando la cifra record desde que se llevan las estadísticas desde el año 2001 del 20,33%. Para no marearos mucho con las cifras, añadir sólo dos cifras más a esta  terrible estadística, 840.000 menores de 25 años se encuentran sin trabajo y nada menos que 1.328.000 familias tienen a todos sus miembros en paro, lo que son 107.000 más que el pasado año. Luego tenemos que oír hablar de brotes verdes, de fin de crisis o de lenta recuperación. Y no me digáis que esas cifras no son ciertas, puede que haya trabajo negro , no declarado, pero eso no alivia en nada el drama, son personas que están trabajando sin cobertura social, sin contrato y en la más absoluta precariedad, decir eso no es más que dar argumentos a los que  quieren maquillar la realidad.
El presidente del Foro Económico MundialKlaus Schwab, decía el pasado  miércoles en una entrevista para un periódico francés que “Puede haber otro mayo del 68 en Europa porque en países como España el paro juvenil es insostenible.Mi análisis es que nos hemos encontrado con una crisis financiera, que se ha convertido en económica y que puede derivar en crisis social, en una guerra de generaciones”. Y el presidente de la Comisión Europea, el portugués Durao Barroso incidía sobre lo mismo “los niveles de desempleo entre los jóvenes en algunos países son un escándalo”
Méndez(UGT),Zapatero (Presidente del gobierno), Toxo(CCOO) han negociado a nuestras espaldas reformas fundamentales que nos afectan a todos. No se si es necesario recordar las subvenciones recibidas por estos sindicatos por el gobierno, por lo que su independencia es más que cuestionable. No quedan mejor parados los empresarios ni el Partido Popular que se muestran conformes con estas reformas ante el silencio borreguil de la sociedad
Mientras tenemos estas cifras escandalosas de paro, pero no sólo entre los jóvenes sino en todos los sectores de la población y con tintes más dramáticos entre los desempleados mayores de 50 años que se encuentran con muy pocas posibilidades de incorporarse al mercado laboral, el debate se ha centrado en estas últimas semanas y meses en la prolongación de la edad de jubilación. Ayer se nos informó que en esas reuniones en las que se ha decidido, por supuesto de espaldas a todos nosotros y en el mayor de los secretos para que no podamos manifestar nuestra opinión sobre algo que nos afecta de forma tan directa, en que consistirá la reforma de las pensiones. Los dos aspectos más importante son que para tener derecho a una pensión completa será necesario cotizar un mínimo de 37 años para jubilarse a los 67 años o 38,5 años para jubilarse a los 65 años, y , el otro aspecto fundamental, más importante aún, es que se calculará la pensión en base a los últimos 25 años de cotización y no como hasta ahora, que era a los 15 años.
El gobierno, la CEOE y los sindicatos se han mostrado muy felices por el acuerdo alcanzado y también los partidos de la oposición, desde el Partido Popular hasta  Convergencia i Unión están dispuestos a apoyar esta reforma por, según dicen, responsabilidad y porque es fundamental para sostener el sistema de pensiones.Ahora pensemos algo sobre las cifras que he mencionado con anterioridad. Si rozamos un desempleo juvenil del 40%, si para  las personas desempleadas con más de 50 años es casi una misión imposible hallar trabajo, si más de 1.300.000 familias no tienen a nadie en casa trabajando y el número de desempleados crece de forma sucesiva en los últimos cuatro años, ¿creen de verdad que el problema de España era aumentar la edad de jubilación y ampliar el periodo de cálculo para el pago de las mismas?
Porque estas dos medidas no aseguran el pago de las pensiones, pero si aseguran que de llegar a cobrarlas serán muy inferiores a las que ahora disfrutan nuestros mayores, unas pensiones de hambre que no valdrán para vivir. Primero ¿cuantos lograrán tener cotizados los 37 años necesarios para cobrar la pensión completa? Si antes de los 25 años casi no hay incorporaciones al mercado laboral y después de los 50 no se encuentra trabajo significa que todo aquel que no consiga un trabajo nada más terminar la carrera y no sea capaz de mantenerlo durante el resto de su vida, tendrá casi imposible conseguir los 37 años necesarios para cobrar en su integridad la pensión. Segundo ¿que significa que ahora se tengan en cuenta los últimos 25 años de vida laboral en lugar de los 15 como hasta ahora? Muy sencillo, además de tener pensiones más pequeñas por no alcanzar los 37 años cotizados además su importe se verá disminuido hasta un 25% menos , ya que los sueldos de hace 25 años son mucho más bajos y hace que disminuya la media
Agentes de policía en la Puerta del Sol. | M.M.
En la madrugada del viernes 28 de enero se producen los primeros disturbios aislados por la reforma de las pensiones. Es un incidente aislado pero también lo fue la inmolación del primer tunecino que protestó contra la situación de su país y desembocó en la conocida como la Revolución de los Jazmines. La violencia nunca es el camino pero puede ser el resultado de nuestra pasividad y de la injusticia y ceguera de los poderes que nos gobiernan
Y lo más triste es que ese empobrecimiento no servirá de nada cuando el problema es que los que pagamos las pensiones de nuestros mayores nos hallamos en paro y mes tras mes disminuye el número de cotizantes de la seguridad social  que es lo que mantiene en funcionamiento el sistema. Pero ellos están muy felices, han hecho un gran trabajo , han logrado empobrecer aún más a la sociedad española y, lo que me parece increíble, ante el silencio de todos, el silencio de los corderos, de una sociedad que , por lo que veo, le gusta que la humillen, que la insulten, que la desprecien y la tomen el pelo, pues es eso y no otra cosa lo que están haciendo los poderes de este país, desde los partidos políticos a los sindicatos, estos últimos los máximos traidores de aquellos a los que tienen que defender.
El lunes pasado escribí un artículo donde manifestaba mi asombro ante nuestra pasividad. Se había convocado una manifestación de desempleados contra la  situación que se está viviendo en España , y el resultado fue que menos de un centenar de personas se presentaron. Entiendo que hacia frío, que otros no se enteraron, pero en un país con 4.600.000 desempleados no se puede admitir esta falta de reacción , de solidaridad. ¿No se dan cuenta los españoles que mañana también ellos pueden estar en el paro?¿que la pobreza de unos al final afectará a todos porque si yo no tengo dinero no te compraré a ti o a tu empresa y esta terminará por cerrar y tu acabarás en la calle?
Esta semana dos amigos me han dicho que se quedarán sin trabajo, y seguro que vosotros conocéis montones de casos. Y yo os pregunto ¿que vamos a hacer? ¿Seguiremos callados viendo como nos roban derechos, como nos empobrecemos día a día, como los responsables de habernos metido en esto son los mismos que están negociando unas reformas donde nosotros somos los sacrificados?¿Aceptaremos su palabra de que este es el único camino? Este sistema se acaba, y sólo quieren seguir poniendo parches para que los que se hallan arriba sigan viviendo bien durante un poco de tiempo más aunque sea a costa de sacrificar a poblaciones enteras.
Cuando en la Francia del siglo XVIII el sistema feudal imperante aún seguía existiendo pese a estar ya condenado a muerte, los nobles siguieron viviendo como siempre, explotando a los campesinos , hasta que la Revolución de 1789 dio la vuelta al sistema y ya nada volvió a ser como antes, nacía el Mundo Moderno.Decía el que fue alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván que ” Toda gran revolución política es una gran revolución moral. Toda gran revolución moral supone una gran revolución política”, y España necesita las dos cosas. Una revolución moral de una sociedad adocenada, dormida, pasiva , insolidaria y embrutecida, y una reforma política que se lleve como la riada de una inundación a todos los líderes políticos que emponzoñan con su mediocridad, oportunismo y falsedad la vida pública española.
“La libertad guiando al pueblo” de Eugène Delacroix, una alegoría de la Revolución Francesa donde la libertad guía al pueblo para derrotar a la tiranía de una monarquía absoluta y la injusticia de un sistema social que condenaba a los campesinos a la pobreza. No tenemos que aceptar la actual situación como un mal inevitable, eso es lo que pretenden, alentar nuestro conformismo. En nuestras manos está guardar silencio o forzar un cambio
A los políticos recordarles las palabras de Jean de la Bruyère “Cuando el pueblo se rebela no sabemos cómo podrá volver a la calma, y cuando está tranquilo no comprendemos cómo pueden sobrevenir las revoluciones” porque aunque todo parezca tranquilo el descontento cuece a fuego lento y puede hervir en cualquier momento, y a la sociedad recordarles que somos responsables de nuestro destino , que si queremos que las cosas cambien no podemos limitarnos a expresar nuestro enfado en las conversaciones con los amigos sino en la calle. El miedo no sirve de nada, es el instrumento que utilizan para tenernos controlados y es nuestra debilidad . Si no hacemos nada será la vida la que nos obligue a reaccionar, y tal vez entonces todo será mucho más duro y doloroso.
Por mi parte ya se lo que es perder el trabajo y lo poco que ayuda el permanecer pasivo y silencioso, yo he aprendido la lección y ya no me volverán a callar en ningún sitio, no merece la pena la humillación porque lo único que se consigue es alimentar la injusticia de los hombres sin escrúpulos a los que poco les importa el sufrimiento de millones de personas. Si en Túnez lo han hecho, si en Egipto ya se mueven, si en Argelia se gesta la rebelión ante gobiernos corruptos que durante décadas los han mantenido en la pobreza, ¿no seremos capaces nosotros de responder , de levantarnos y exigir la reforma de la sociedad, de luchar por aquellos que comparten este mundo con nosotros y no tienen ni techo ni comida, que no tienen la oportunidad de entrar en la sociedad?Recordadlo, hoy es tu vecino, tu conocido , tu amigo, mañana puedes ser tu o tu familia. ¿Silencio de los corderos o lucha por la justicia? 

LA TRAICIÓN DE LOS SINDICATOS Y LOS POLÍTICOS ESPAÑOLES ¿EN QUIEN PODEMOS CONFIAR?

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define a la traición como “falta que se comete quebrantando la fidelidad o lealtad que se debe guardar o tener”  y un escritos español del siglo XVI, Vicente Espinel, nos dice al referirse a la traición y los traidores que ” La traición la emplean únicamente aquellos que no han llegado a comprender el gran tesoro que se posee siendo dueño de una conciencia honrada y pura”.  Estas dos definiciones se ajustan perfectamente a lo que estamos sufriendo en España tanto por nuestros políticos como por los sindicatos, que supuestamente existen para defender los derechos de los trabajadores y desempleados.
Durante estos días se debate entre representantes del gobierno y los sindicatos la nueva reforma del sistema de pensiones, con la extensión de la jubilación hasta los 67 años, la ampliación para el cálculo del importe a cobrar desde los 15 hasta los 20 o los 25 años. En otro momento de la vida pública en España, estas decisiones habrían sido motivo suficiente para que los sindicatos sacasen a la gente a la calle para protestar contra unas medidas que significarán un empobrecimiento de los futuros pensionistas pues cobrarán pensiones entre un 20 y un 25% inferiores a las actuales. Por supuesto, se nos dice que es la única salida para que el sistema de pensiones siga funcionando pero si eso es así es por la mala gestión del partido en el poder, que nos ha metido en un abismo del que ahora sólo podremos salir sacrificando a toda la población.
Las actitudes irresponsables de personas que tendrían que dar ejemplo se suman a los insultos que un día si y otro también tenemos que sufrir los españoles y aquellos que, haciendo un gran sacrificio, decidieron venir a nuestro país para buscar una vida mejor. Ver a ex presidentes del gobierno como Felipe González, que acaba de firmar un contrato con una empresa privada por importe de 125.000 euros al año, o a José María Aznar, con otro contrato por importe de 200.000 euros al año, ganando estas cifras tan lejanas a los 22.000 euros de media de un trabajador normal mientras siguen cobrando al mismo tiempo las pensiones correspondientes por haber ocupado un cargo público,disponen de coche oficial y escolta,  sólo puede ser calificado como una burla y un insulto a la inteligencia de todos nosotros.¿Cómo pude ser que un político, por ocupar un cargo público durante siete años cobre una pensión durante toda la vida¿¿quienes se creen que son?  ¿Con que cara pueden decirnos que nos sacrifiquemos cuando ellos  no renuncian a uno sólo de sus privilegios?

José María Aznar y Felipe González, dos expresidentes que disfrutan de sus pensiones correspondientes por haber ocupado un cargo público y que al mismo tiempo cobran salarios privilegiados en empresas privadas.Por decencia moral deberían renunciar a esas pensiones que pagamos todos, esos que tenemos que sacrificarnos por la nación
Los políticos son los peor valorados en la vida pública de España , sólo espero que eso no les sorprenda, cuando son ellos los que no renuncian a uno sólo de sus privilegios. Si hay algo que sangra a la economía española es el Estado de las Autonomías, ese monstruo creado por la Constitución Española de 1978 para contentar la ambición de los políticos vascos, catalanes y gallegos y reconocer eso que se llama  eufemísticamente como “hecho diferencial” y que en realidad no fue más que la puerta para satisfacer las ambiciones de una miríada de políticos mediocres que se han creído una especie de sátrapas con derecho a malgastar en sus respectivos feudos el dinero aportado por todos los españoles.
¿Sabéis a cuanto asciende el déficit debido a la mala gestión de las Comunidades Autónomas? Nada más y nada menos que 105.000 millones de euros. Ese déficit está integrado, por ejemplo, por las televisiones autonómicas que emplean los diferentes gobiernos autonómicos para hacer propaganda de su gestión aunque para ello tengan que gastarse cientos de millones de euros que pagamos todos, al igual que pagamos los cientos de coches oficiales, las escoltas, los cientos de cargos públicos inventados durante los últimos 30 años, las dobles e incluso triples administraciones que entorpecen cualquier gestión y multiplican por tres el gasto público. Cuando hablan de sacrificios se olvidan de que el primer sacrificio tiene que ser el de nuestros queridos políticos, que han olvidado que la política significa estar al servicio de los demás y no que los demás estén a su servicio.
Cuando se anunció la congelación de las pensiones para lograr un ahorro de 1.500 millones de euros, teníamos que haber salido todos a la calle , porque ¿cómo pedir que se sacrifiquen personas mayores que tienen en muchos casos pensiones que apenas dan para comer mientras se permite el despilfarro del que hacen gala nuestros políticos? No, esos políticos nos han traicionado , han olvidado que tienen que trabajar para nosotros, y se han convertido en una especie de funcionarios que sólo piensan en mantener sus privilegios sin importarles la realidad del pueblo, son como la reina María Antonieta , que cuando veía al pueblo francés muriéndose de hambre y protestando frente a la entrada de Versalles decía “si no tienen pan que coman bollo”. A ella el pueblo la termino decapitando.
Si, los políticos nos han traicionado y si Vicente Espinel nos decía las palabras que puse al principio de este artículo, que la traición la utilizan sólo aquellos que no comprenden el gran tesoro que consiste en poseer una conciencia honrada y pura, yo digo que no les importa la conciencia, que son unos cínicos capaces de mentirnos a la cara con una sonrisa , inútiles mediocres que nos han cavado una fosa y que ahora quieren que nos echemos nosotros mismos la tierra encima.

Además de su desprecio por el pueblo al que gobiernan , desprecian también la democracia, porque esto que vivimos no es una democracia, es una partitocracia. En una partitocracia no gobiernan los políticos por orden del pueblo, gobiernan los partidos por orden de los políticos. No nos dejan elegir a nuestros representantes, se niegan en redondo a convocar primarias en las que pudiera participar todo el mundo y elegir el candidato por el que la gente se sintiera más representada, por el contrario el partido escoge  a sus candidatos y te los presentan sin que tengas ninguna opción a opinar. Eso no es democracia, es un simulacro para que nos creamos libres cuando no somos más que esclavos.



Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo , dirigentes de los sindicatos UGT y CCOO, han dado la espalda a quienes tienen que defender, que son tanto los trabajadores como los desempleados. No podemos esperar ayuda de quién recibe dinero del poder

 Y en cuanto a los sindicatos ¿qué  decir de ellos? ¿Qué podemos decir de unos sindicalistas que bajo la figura de los liberados no acuden a sus puestos de trabajo, que pasan el día en reuniones inútiles, que aprovechan las horas que tendrían que dedicar al servicio de los demás  para sus propios negocios, que tienen asegurado el puesto de trabajo a cambio de mantener una actitud subordinada con las empresas?¿Cómo no van sufrir el abandono de unos trabajadores que se sienten abandonados y traicionados?¿Cómo no sentir asco y vergüenza al ver como el gobierno les cierra la boca mediante el pago de sobornos como los 27 millones de euros que acaban de recibir Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores, en teoría para cursos de formación pero en realidad para alimentar la corrupción?

Mientras Alemania crece al 3,6%, tiene una tasa de desempleo de apenas un 7%, su tasa de consumo ha aumentado hasta el 14% y tiene una inflación controlada, España mantiene un paro que roza el 21%, con un salario mínimo que es , en el mejor de los casos, la mitad o incluso hasta tres veces menos que en otras naciones europeas, un crecimiento que apenas sobrepasa el 0%, una inflación que crece sin parar y unas espectativas de empobrecimiento progresivo que sacrificará a las próximas generaciones a vivir peor que nuestros padres. Pero la situación de Alemania no es la consecuencia de un milagro , es el resultado de una nación que ha planificado su futuro y es capaz de ver más allá de los intereses de las siguientes elecciones.

Nuestros políticos han malgastado el dinero para comprar votos y hacerse propaganda pensando sólo en los réditos electorales que les podía aportar , sin pensar en las consecuencias a medio y largo plazo. Por eso , cuando ha llegado la crisis y la construcción se ha venido abajo y el turismo ha disminuido por la crisis en el exterior, nos hemos encontrado sin industrias alternativas, sin productos para la exportación porque no producimos bienes de consumo,  sin programas de investigación y desarrollo y con una población ahogada por las deudas a causa  sus inversiones inmobiliarias , donde se metieron en pisos cuyo valor era muy superior al que por su renta se podían permitir. El cocktail de este conjunto de circunstancias es el de un país deprimido, sin salidas a corto plazo , con unos sindicatos inútiles y unos políticos desprestigiados.



Angela Merkel ha sabido dirigir a su país hacia una época de crecimiento gracias a planificar y tomar las decisiones adecuadas como establecer durante unos años un acuerdo entre conservadores y socialistas para unirse en las políticas necesarias para el futuro de Alemania.

 ¿En quién podemos confiar? ¿En una clase política que ha demostrado su ineptitud, corrupción y mediocridad?¿En unos sindicatos sobornados por el poder y convertidos en funcionarios del sindicalismo que sólo defienden sus propios intereses?¿En unos empresarios que han olvidado que los trabajadores son seres humanos y los tratan sólo como una mercancía a la que pueden exprimir para sacarle todo el jugo y luego tirarla a la basura?

El general  norteamericano Douglas Mcarthur decía que ” Nadie envejece por vivir años, sino por abandonar sus ideales. Eres tan joven como lo sea tu fe, tu confianza en ti mismo, tu esperanza. Eres tan viejo como tu temor, tus dudas, tu desesperanza” Si esto es verdad, nuestra clase política está integrada por ancianos llenos de temor, dudas y sin esperanzas  y España no se merece esto. No podemos abandonarnos nosotros mismos a esa desesperanza y resignación, pero a mi me parece claro que los medios habituales de manifestación ya no son validos. Los sindicatos han dejado de representarnos , los partidos políticos han pervertido la democracia  y los destinos de la nación se mueven según los vaivenes de los mercados.

Es la sociedad la que se tiene que mover, somos cada uno de nosotros los que tenemos que ser conscientes de nuestra propia responsabilidad y saber que somos importantes, que sin nosotros no podrían ocupar los puestos que ocupan. El próximo día 24.01 la Asociación Nacional de Parados (ADESORG) ha convocado a todos los parados y trabajadores en precario y a todo aquel que se quiera unir a formar la cola de parados más larga el día 24 de enero partiendo del Congreso de los Diputados  en Madrid en protesta contra el desamparo en que nuestros políticos están dejando a millones de personas. Es una iniciativa en la que deberíamos participar el mayor número de personas posibles, para demostrar que no estamos dormidos, que estamos ahí y no nos resignamos. Es sólo un comienzo, pero es de nuestro activismo, de nuestro descontento e inconformismo del que podemos esperar un cambio.

Recuperemos nuestros derechos, recuperemos la voz que los políticos nos han robado, recuperemos la democracia que nos han birlado, demos la espalda a quienes nos han traicionado y mentido durante todos estos años, y forcemos una reforma que no tiene que empezar por los más pobres, sino por ellos, los que ocupan el poder en los gobiernos nacionales, regiones y municipales, en las cúpulas de los sindicatos y en las grandes empresas. Ellos nos han llevado a este callejón sin salida, ellos son los que tienen que empezar a pagar lo que han hecho y sólo cuando lo hayan hecho, sólo entonces nos podrán hablar de los sacrificios que tenemos que asumir .

EL FUTURO QUE VIENE

Durante lo que queda de esta semana me gustaría escribir sobre otros temas diferentes a los que trato habitualmente, abandonar la política,los temas económicos y las diferentes crisis que parecen cargar su peso sobre la espalda de los ciudadanos , me gustaría escribir sobre un futuro mejor que iluminase nuestro presente y nos ayudase a todos a desprendernos de esta máscara de tristeza que oculta nuestros rostros y deja un poso de melancólica resignación en la mirada y el espíritu de unos ciudadanos que no reciben más que malas noticias.
Escribía Gilbert Keith Chesterton  que “el optimista cree en los demás, el pesimista sólo cree en si mismo” y una de las cosas que deberíamos aprender en estos tiempos dificiles es a confiar en los demás, a ver en el otro  no un rival sino una persona que está atrevesando por las mismas circunstancias difíciles que nosotros y pensar que si nos uniésemos todos quizás lograríamos invertir los efectos más negativos de unas políticas que no están dictadas por nosotros sino por los que se hallan en la cúspide de la pirámide y que se aprovechan de una sociedad que ha olvidado la unión, que ya no actúa como un colectivo en defensa de sus intereses sino que se halla atomizada en millones de individuos, cada uno con sus propios problemas y tribulaciones. Y los problemas a los que nos enfrentaremos en el futuro próximo son muy graves y puede que pongan en peligro el mundo que conocemos hasta ahora.
Bajando a la arena de la actualidad española, pero que podría ser en cualquier otra nación del mundo desarrollado , ya que en un mundo globalizado los problemas también lo son, tenemos un ejemplo de la indefensión del hombre solo frente al sistema en la nueva reforma sobre las pensiones. Se quiere ampliar la edad de jubilación hasta los 67 años y se habla ya de llegar hasta los 70 años, pero aunque se incide mucho sobre esta ampliación el problema es otro.
Se va a ampliar el periodo de cotización hasta los últimos 20 o, posiblemente, 25 últimos años de vida laboral  y si prestamos atención a las palabras del Ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, nos dice literalmente que “lo ideal es que compute toda la vida laboral”. Lo que en realidad significa es que las pensiones del futuro podrán ser entre un 20% y un 25% más bajas y  si tenemos en cuenta que gran parte de nuestros pensionistas malviven con jubilaciones misérrimas, gran parte de ellos estarán en el umbral de la pobreza.
En estas reuniones de gobernantes, como la del G20, sólo se debate como mantener vivo un sistema que agoniza  pero no como crear otro sistema más justo
La OCDE, por su parte,  nos propone nuevas recetas casi mágicas para salir de la crisis abaratar los despidos, reducir los subsidios de desempleo, que los jóvenes sigan más tiempo estudiando para que así no se incorporen al mercado laboral engrosando la listas de desempleados, subida del IVA, el copago sanitario que significa que nos financiemos nosotros mismos parte de la asistencia médica y , lo que sería gracioso sino fuera tan dramático para muchos de nuestros mayores, reducir unas pensiones que consideran demasiado elevadas. Si las leéis bien ,ninguna de estas medidas va a permitir el crecimiento de nuestra economía porque van encaminadas a empobrecer aún más a la población, y eso solo traerá menos consumo, más cierre de empresas y más paro.
Es muy posible que España sea “rescatada” por la Unión Europea durante el primer trimestre de 2011, entre otras cosas por el enorme déficit de las Comunidades Autónomas, que ahora mismo acumulan una deuda  superior a los 110 mil millones de euros, un derroche de años en los que el dinero se ha perdido sin que los beneficios hayan llegado a la sociedad. Nadie querrá comprarnos la deuda, sus intereses se dispararan y no podremos hacer frente a ello por lo que llegará el rescate , un rescate que en Grecia ya saben que va a duplicar su tasa de desempleo y ha paralizado su crecimiento, lo mismo que ha sucedido en Irlanda. Y después de nosotros irán Bélgica, Italia y luego… ¿que? ¿el fin de la Unión Europea?¿y que pasará con las diferentes naciones abandonadas en medio de la tempestad? 
No estoy usando un tono apocalíptico, al menos no es lo que pretendo, trato sólo de mostraros que todas las discusiones que a diario vemos en televisión, la radio o los periódicos giran en un círculo vicioso que no nos conduce a una salida , que sólo ofrece pobreza a cambio de nada. En 1789 el pueblo francés no podía soportar más su pobreza mientras veía a los aristócratas en sus lujosas mansiones y hubo un estallido de violencia que hoy conocemos como la Revolución Francesa, que significó un cambio de la sociedad e hizo temblar los cimientos de los tronos de Europa. Con algunos retrocesos y duros enfrentamientos durante décadas, Europa y el mundo ya no volvió a ser igual. Ahora estamos viviendo el mismo proceso, un sistema que ya no ofrece respuestas y que solo busca perpetuarse mediante el sacrificio de los más débiles.



La reina francesa María Antonieta no conocía la realidad de su pueblo como tampoco la conocen los gobiernos y empresarios de nuestra sociedad
La reina francesa  María Antonieta, esposa de Luis XVI, oyó un día que la gente protestaba frente a palacio y cuando preguntó el por qué de esos gritos, la respondieron que el pueblo tenía hambre y pedía pan. La respuesta de la reina fue que “sino tienen pan que coman bizcocho”. No se si estas palabras son ciertas o no, pero describen muy bien la situación que vivimos.Cuando la gente se halla en el paro, cuando la pobreza amenaza a muchas familias, cuando todas las políticas se encaminan a ahogar al pueblo con impuestos, reducciones de subsidios y eliminación de ayudas sociales, parece que nuestros gobernantes y empresarios  no entienden de que nos quejamos, como si a falta de pan pudiéramos alimentarnos de bizcochos. Por cierto, María Antonieta y Luis XVI , que desconocían la realidad de su pueblo, perdieron primero el trono y luego sus reales cabezas en la guillotina.
El político alemán Willy Brandt afirmaba que “permitir una injusticia abre la puerta a todas las demás” y hace tiempo que hemos abierto la puerta a la injusticia en nuestra sociedad y estás son cada día mas frecuentes, y se hacen aún más dolorosas cuando mientras la gran mayoría tiene que soportarlas hay un pequeño grupo de privilegiados que viven al margen de esos sacrificios que nos exigen día tras día, y son precisamente los mismos que afirman que tenemos que trabajar más y ganar menos, que los pensionistas ganan demasiado o que los jóvenes deben estudiar más años para no incorporarse al mercado de trabajo.
He titulado el artículo de hoy “El futuro que viene” porque creo que ese futuro, sino hacemos nada para cambiarlo , es el que he descrito aquí, un futuro de más pobreza, de mayores injusticias y , al final, un callejón sin salida en el que ya no habrá ninguna formula mágica que nos pueda salvar. Pero, como también escribía  al principio, nada se puede hacer sin optimismos, porque, según George Bernard Shaw, “algunas personas miran al mundo y dicen ¿por qué?.Otras miran al mundo y dicen ¿por qué no?” ¿Por qué no vamos a poder cambiar ese futuro sombrío que parece esperarnos? Pero no basta con decirlo hay que actuar, hay que negarse a aceptar las soluciones que nos ofrecen, hay que forzar un cambio de la sociedad y ese cambio sólo puede venir desde dentro.
Y eso , es responsabilidad de todos nosotros, podemos permanecer en silencio y no hacer nada o podemos trabajar juntos, enfrentarnos a este enorme Cíclope que son nuestros gobiernos, nuestros sistemas financieros y todos los que buscan mantener unos privilegios durante un tiempo más aunque eso signifique la ruina final para todos. La mayor parte de ellos son como el rey Luis XV que respondía cuando le preguntaban por las consecuencias de sus actos, “Después de mi el diluvio“. Recordad lo que ya he dicho una cuantas veces en este Mentidero, nosotros somos el sistema, nosotros somos el gobierno, nosotros somos los mercados , sin nosotros no pueden hacer nada. Hagamos valer nuestra fuerza  o sino aceptemos las consecuencias de nuestra pasividad.