HISTORIAS DE NAVIDAD: DESCUBRIENDO A PAPA NOËL, A SAN NICOLÁS O A SANTA CLAUS

La ilusión, que el Diccionario de la Lengua Española define como “Esperanza cuyo cumplimiento parece especialmente atractivo.” y la magia , que el mismo Diccionario  describe como el “encanto, hechizo o atractivo de alguien o algo.” son las dos palabras que mejor acompañan y definen la figura de Papa Noël, de Santa Claus, de San Nicolás o de Father Christmas, pues con todos esos nombres se conoce a ese anciano bonachón y regordete, vestido de rojo, con su rostro cubierto por unas luengas barbas blancas, de mirada bondadosa y que nos saluda con su tradicional Oh, Oh, Oh. Millones de niños en todo el mundo esperan con impaciencia la llegada de la mañana del 25 de diciembre para descubrir los regalos que Santa, como es conocido en muchos países abreviando su nombre, ha dejado en sus calcetines, bajo el árbol de Navidad o junto a la chimenea por donde se habrá deslizado en la oscuridad de la noche después de cruzar los cielos a bordo de su gran trineo tirado por sus fieles renos y cargado con los sueños de niños de todo el mundo. Pero ¿quién es en realidad este ser mágico? Os invito a que lo conozcamos juntos en el artículo de hoy.
Pero para hacerlo tendremos que viajar muy atrás en el tiempo, hasta llegar al siglo III de nuestra era , cuando hacia el año 270 nacía en Licia, en la actual Turquía,Nicolás, en el seno de una familia de buena posición económica y social, que además eran cristianos . No habían pasado muchos años desde la última persecución sufrida por los cristianos, cuando entre el 256 y el 259 el emperador romano Publio Licinio Valeriano(200-260), que había subido al trono en 253, proclamaba un edicto en 257 en virtud del cual se prohibía el culto cristiano, las reuniones de sus fieles y se les prohibía entrar en los cementerios donde acostumbraban a reunirse, además de confiscarles todos sus bienes en un intento por aliviar las vacías arcas imperiales.  Además se les ordenaba que sacrificaran animales en honor de los dioses romanos y rehusar hacerlo era castigado con fuertes multas, el destierro y, a partir de 258, con la muerte.
Desde el gobierno del emperador Nerón entre los años 64 y 68, después de culparles del incendio de Roma, las persecuciones contra los cristianos se fueron sucediendo a lo largo de los siglos siguientes, intercaladas con largos periodos de tranquilidad y relativa tolerancia  hacia su credo . A comienzos del siglo III ,  Tertuliano(160-220), líder cristiano que escribió en la época de las persecuciones ordenadas por el emperador Septimio Severo entre 202 y 210, relataba en su “Apología contra los gentiles” las acusaciones que se hacía a los cristianos con las que se justificaba su persecución “Que en la nocturna congregación sacrificamos y nos comemos un niño. Que en la sangre del niño degollado mojamos el pan y empapado en la sangre comemos un pedazo cada uno. Que unos perros que están atados a los candeleros los derriban forcejeando para alcanzar el pan que les arrojamos bañado en sangre del niño. Que en las tinieblas que ocasiona el forcejeo de los perros, alcahuetes de la torpeza, nos mezclamos impíamente con las hermanas o las madres. De estos delitos nos pregona reos la voz clamorosa popular, y aunque ha tiempo que la fama los imputa, hasta hoy no ha tratado el Senado de averiguarlos” (imagen procedente de http://html.rincondelvago.com )
En el 258, el edicto era modificado y ampliado , ordenando que “Los obispos, presbíteros y diáconos deben ser inmediatamente ejecutados; los senadores, nobles y caballeros, perdida su dignidad, deben ser privados de sus bienes, y si aún así continúan siendo cristianos, sufran la pena capital. Las matronas, despojadas de sus bienes, sean desterradas. Los cesarianos que antes o ahora hayan profesado la fe, confiscados sus bienes, y con el registro al cuello, sean enviados a servir a los dominios estatales.” Dos papas sufrieron el martirio durante la persecución de Valeriano, Esteban I(200-257), que según la tradición cristiana habría sido degollado en la misma silla pontificia, y Sixto II(desconocida-258). Este último ,junto a cuatros diáconos que le acompañaban, habría sido decapitado por los soldados romanos mientras oficiaba una misa en la catacumba de Pretextato. Debido a la violencia de la persecución, en los dos años siguientes no hubo Papa, hasta la elección de Dionisio en 260 ,que describió así la persecución a la que fueron sometidos los cristianos “hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, doncellas y matronas, soldados y civiles, de toda edad y raza, algunos por la flagelación y el fuego, otros por la espada, han conquistado en la lucha y ganado sus coronas.”
En 259 Valeriano emprendía una campaña contra Persia que terminaría con su captura , probablemente después de ser traicionado por uno de sus hombres de confianza, y moriría en 260 por orden del rey  persa Sapor I(215-272) que , según algunos relatos de la época, le obligó a tragar oro fundido , mientras que con su piel hicieron un trofeo de guerra que luego expusieron en el palacio real persa. En Roma le sucedía su hijo Galieno (218-268) , que había compartido el gobierno del Imperio con su padre. Galieno decidió terminar con la persecución de los cristianos e incluso les devolvió sus propiedades, los cementerios y se autorizó de nuevo el culto cristiano. Cuando el pequeño Nicolás nace hacia 270 las cosas se habían calmado y sus padres, que eran muy creyentes, le educan en la fe cristiana . Creció convertido en un fervoroso cristiano , y cuando sus padres fallecen víctimas de la peste mientras trataban de ayudar al pueblo, Nicolás, impresionado por sus muertes,  hereda de ellos una gran fortuna  que Nicolás no vacila en entregar a los más necesitados mientras el dejaba todo y se iba a vivir a la montañosa Anatolia , a la ciudad de Myra, en territorio que hoy pertenece a Turquía. En algunas versiones de su vida se cuenta que su tío había sido obispo de esta ciudad.
Tradicional representación de San Nicolás de Bari acompañado por los tres niños en una cubeta, que hacen referencia a uno de los milagros con los que se enriqueció la vida del santo en la hagiografía escrita por Metodio, arzobispo de Constantinopla , en el que tres niños habrían sido sacrificados para ser servidos como comida en una taberna para volver a la vida gracias a la intercesión del Santo.  Su figura siempre aparecería relacionada con los niños  y los regalos, una tradición que parece nacer en los últimos años de su vida cuando convirtió en costumbre regalar juguetes a los  niños en Navidad para recordar el regalo que Jesús hizo a la humanidad al nacer para permitir la Salvación del ser humano (imagen procedente de http://www.devocionario.com )
 
 Cuando llegó allí acababa de morir el obispo de Myra y los sacerdotes se hallaban reunidos en el templo discutiendo quién sería su sucesor. Como no podían decidirse por ningún candidato , acordaron que se convertiría en obispo  el próximo sacerdote que entrase en el templo y, como podéis imaginar, ese fue Nicolás.  Los relatos que rodean la vida de los santos de estos siglos iniciales del cristianismo están llenos de hechos fantásticos y milagrosos, dando nacimiento a un genero literario conocido como hagiografía, que describía la vida de estos santos más con intención ejemplarizante que buscando el rigor histórico. En el caso de Nicolás, su vida nos es narrada por el arzobispo de Constantinopla , Metodio, que nos cuenta como el obispado de Nicolás se caracterizó por su lucha contra el paganismo, llegando a ordenar la destrucción del templo de Artemisa en Myra.
Mientras, en Roma el trono imperial era ocupado por Diocleciano (244-311) en el año 284, con la intención de aplicar importantes reformas que refuercen la deteriorada unidad del Imperio y el poder del estado, y para conseguirlo uno de sus objetivos era fortalecer la religión del estado y perseguir al cristianismo que ponía en peligro, según Diocleciano, la estabilidad y seguridad del Imperio, aunque no fueron los únicos perseguidos, también los maniqueos sufrieron la persecución y en el invierno entre el 301 y el 302 sus líderes fueron quemados vivos junto a las imágenes de su dios. Un año después , en el 303, se iniciaba la más cruenta de las persecuciones que sufrirían los cristianos y también la última. Diocleciano y su compañero en el gobierno, Galerio (260-311), consultaron al Oráculo de Apolo sobre la política a seguir con los cristianos y este respondió por boca de los sacerdotes que “los justos” impedían que el dios pudiera aconsejar con eficacia . El termino “justos” fue entendido por los dos emperadores como una referencia a los cristianos y decidieron actuar en consecuencia. Una vez más se demostraba que el hombre cree lo que desea creer.
Otro de los milagros que se atribuyen a San Nicolás de Bari fue la salvación de unos marineros que en medio de una tempestad invocaron al santo con sus plegarias y este respondió, apareciendo sobre la cubierta de la embarcación, momento en que la tormenta se calmó , convirtiéndose por este hecho milagroso en el patrono de los marineros. En Oriente se le conoce con el nombre de San Nicolás de Myra, la ciudad de donde era obispo, pero en Occidente se le llama San Nicolás de Bari pues en la Basílica de esta ciudad italiana fueron llevados los huesos del santo en el año 1087 cuando gran parte de Turquía fue ocupada del Imperio Bizantino fue ocupado por los musulmanes, lo que contribuiría a extender la fama del santo por toda Europa (imagen procedente de http://www.primeroscristianos.com )
El 24 de febrero de 303 Diocleciano promulgaba el “Edicto contra los cristianos” donde se ordenaba que se destruyeran todos sus escritos y se confiscaran todos sus bienes, al tiempo que les prohibía reunirse para celebrar su culto como había hecho Valeriano medio siglo antes. La persecución se acentuaría cuando  pocos días después se incendiaba el Palacio Imperial y los cristianos fueron culpados del incendio. Nuestro Nicolás también sufriría los efectos de la persecución, acabando con sus huesos en prisión y con la barba quemada. Sin embargo, la persecución de Diocleciano tendría el efecto contrario del que pretendía el emperador , y el cristianismo aún se popularizó más gracias al ejemplo de los mártires que morían en nombre de su fe. Unos años después, en el 311,  el trono imperial sería conquistado por el emperador Constantino I el Grande(272-337) que reunificaba el Imperio concentrando todo el poder en su mano. Constantino terminaría con la persecución de los cristianos, de lo que se benefició Nicolás, que quedaba en libertad.
En el año 325 Nicolás tomará parte en el decisivo Concilio de Nicea , donde también participa el propio emperador romano , en el que el cristianismo se convierte en la religión oficial del Imperio. Los tiempos de las persecuciones llegaban a su fin. Durante los años siguientes, el ya anciano Nicolás se dedicó a viajar en misión evangelizadora, para extender la fe cristiana por el Imperio hasta su muerte el 6 de diciembre de 345 en la ciudad de la que era obispo, Myra. Siglos después, cuando aquel territorio que pertenecía a Bizancio, nombre que se dio al Imperio Romano Oriental, fue invadido por los musulmanes, los restos  de Nicolás fueron trasladados a la ciudad italiana de Bari, y por ello hoy le conocemos con el nombre de san Nicolás de Bari. Su vida, como la de otros muchos santos, está rodeada y adornada con diversas leyendas sobre hechos milagrosos, y es en ellas donde vamos a buscar el origen de nuestro Papa Nöel.
Imagen de la Basílica de San Nicolás de Bari , construida entre 1087 y 1197 en la ciudad italiana de Bari, entonces en poder de los normandos,  para albergar las reliquias del cuerpo de San Nicolás después de que la ciudad de Myra fuera ocupada por los sarracenos que habían ocupado aquellos territorios que hasta entonces habían permanecido en poder del Imperio Bizantino  (imagen procedente de http://comomejorarnuestrasvidas.blogspot.com )
En una de estas  leyendas se cuenta como ,conociendo que tres jóvenes deseaban casarse pero no podían al ser su padre pobre y no tener dinero para pagar la dote, Nicolás dejó caer por la chimenea de la casa unas monedas de oro para que así pudieran hacer efectiva esa dote y casarse, cayendo estas monedas en unas medias de lana que allí habían dejado las jóvenes para que se secasen. . El motivo por el que las dejó caer por la chimenea era para no dar a conocer su caridad y se halla detrás de la actual tradición de dejar unos calcetines en Navidad para que Papa Nöel deposite en ellos los regalos. Además Nicolás iba a destacarse como un protector de los niños , una fama que se cimentaría sobre todo por varios relatos milagrosos. En uno de ellos tres niños que habían muerto al caer de un árbol resucitaron gracias a su intervención , al igual que regresarían a la vida tres niños que habían sido asesinados para utilizar su carne para dar de comer a unos clientes en una taberna. Se contaba también que durante los últimos años de su vida, en Navidad entregaba juguetes a los niños para recordar que con el nacimiento de Jesús la humanidad había recibido el regalo de la Salvación.
Después de su muerte en el 345 y convertido ya en santo , fue venerado en muchas partes del Imperio y ya en el año 550 se había construido en Roma un templo en su honor y con el tiempo se convertiría en el patrono de Grecia, Turquía y Rusia. Ya vimos como con la invasión musulmana de la actual Turquía, su cuerpo fue llevado hasta la ciudad italiana de Bari en el año 1087 , lo que aún extendió más su culto en la parte occidental de Europa. No sabemos con exactitud cuando se relacionó la tradición de los regalos navideños a los niños con la figura de San Nicolás, pero una vez más parece que habría surgido de un intento de la Iglesia por cristianizar una fiesta pagana como eran las Saturnales, celebradas durante el Imperio Romano en honor del dios romano Saturno entre el 17 y el 23 de diciembre donde entre otras cosas se festejaba el fin del periodo más oscuro del año, el solsticio de invierno, y también la finalización de los trabajos agrícolas, pues había concluido el periodo de siembra y comenzaba un tiempo de descanso  
La Navidad cristiana habría nacido en un intento de desplazar a la festividad pagana de las Saturnales y la celebración del nacimiento de deidades como Mitra o  el Sol Invictus, cuya fiesta tenía lugar el 25 de diciembre. También era costumbre dar regalos a los niños en ese día lo que habría dado origen a otra tradición cristiana, los regalos de Navidad de los que se encargaría San Nicolás, como había hecho en vida mientras recorría el Imperio en misión evangelizadora (imagen procedente de http:// www.moonmentum.com )
Durante las saturnales se celebraban banquetes y se intercambiaban regalos , igual que hoy hacemos en las fechas que rodean la Navidad ,que habría surgido para sustituir a la festividad pagana, fijando el día 25 de diciembre como día de Navidad, del nacimiento de Jesús, para reemplazar la fecha en la que se conmemoraba el nacimiento de Mitra y de otra deidad pagana, Sol Invictus, ambas el 25 de diciembre. En estas fiestas los niños recibían regalos de los adultos y es aquí donde habría comenzado la tradición de San Nicolás, que ya vimos como había estado unido a varios milagros relacionados con los niños y también a la costumbre que tenía de hacer regalos el día de Navidad. La tradición iría extendiéndose por Europa y cruzaría el Atlántico en el siglo XVII, cuando los colonos holandeses viajaron a América.  En los Países Bajos celebraban desde el siglo XIII la Fiesta de San Nicolás o Sinterklaas, el 6 de diciembre de cada año, día de la muerte oficial de San Nicolás. Según su tradición este San Nicolás llegaba desde España y depositaba los regalos en los zapatos de los niños situados junto a la chimenea , por la que se deslizaba el santo durante la noche.
San Nicolás iría cambiando su aspecto hasta la imagen que hoy tenemos de Papa Nöel, con su aspecto de hombre bonachón, de ojos bondadosos y traviesos y su larga barba blanca. En cuanto al color rojo de su ropa hay quienes afirman que se debe al color de la marca de refrescos  Coca-Cola que popularizaría la imagen de Papa Nöel en todo el mundo a partir de 1931 , mientras que otros sostienen que este color ya aparecía en representaciones medievales de San Nicolás de Bari (imagen procedente de http://www.absolutitalia.com )
En 1625 los primeros emigrantes holandeses en América fundaban Nueva Amsterdam, la futura Nueva York, y con ellos llevaron la tradición de Sinterklaas. Ya en el siglo XIX el escritor norteamericano Washington Irving (1783-1859), el principal representante del Romanticismo en Estados Unidos, publicaba “Historia de Nueva York” en la que hacia una burla de la figura Sinterklaas y deformaba su pronunciación escribiéndolo como Santa Claus. Unos años después, Clement Clarke Moore(1779-1863) publicaría en 1823 un poema en el que por primera vez se describe a Santa Claus repartiendo juguetes entre los niños en la víspera de Navidad acompañado por un trineo  tirado por renos.. Pero no sería hasta el año 1863 cuando Santa Claus adopta la fisonomía que hoy todos conocemos, la de un hombre mayor, regordete, de aspecto bondadoso y con la ropa característica con la que le identificamos, y fue gracias al dibujo que de él hizo el dibujante alemán Thomas Nast(1840-1902), uno de los primeros caricaturistas políticos de América y que realizó estos diseños para la revista Harper’s Weekly
Esta es la portada del Harper´s Weekly del 3 de enero de 1863 donde aparece Santa Claus o Papa Nöel  , en la primera versión realizada por Thomas Nast,  que nos recuerda a la imagen que hoy todos tenemos en mente, aunque su altura es menor que en las representaciones actuales . El éxito de este dibujo llegaría hasta Europa donde se fusionaría con las representaciones europeas de San Nicolás
Su éxito fue tan grande que la imagen de este Santa Claus se extendería no sólo por Estados Unidos sino también a Europa donde se fusiona con las tradiciones de San Nicolás que ya existían en países como Francia, donde era conocido como Papa Nöel, el Father Christmas del Reino Unido y los San Nicolás de Alemania, Austria, Polonia o Rusia. Es a finales del siglo XIX cuando se extiende otro elemento de la leyenda, la procedencia de Papa Nöel del Polo Norte, aunque hoy también está extendida la versión de situar su origen en Laponia o en Groenlandia. En cuanto al trineo tirado por los renos, he hallado diferentes versiones, pero en una de ellas hace remonta su presencia al poema de 1807 “Una visita de San Nicolás “ donde se describe un trineo tirado por  renos llamados Donner (Trueno), Blitzen (Relámpago ), Vixen (Bromista,), Cupid (Cupido), Comet (Cometa, ), Dasher (Alegre), Dancer (Bailarín) y Prancer (Acróbata) y todos ellos liderados por el último reno en ser incorporado a la historia, llamado Rodolfo o Rudolph y caracterizado por una nariz roja con la que alumbra el camino que tienen que seguir.
Los nueve renos navideños impulsan al trineo donde viaja Papa Nöel surcando el cielo la noche del 24 de diciembre para repartir los regalos a los niños de todo el mundo. El más famoso de todos ellos y el último en incorporarse es su líder Rudolph, caracterizado por su nariz roja que le sirve para iluminar el camino que tiene que recorrer.Al ser diferente por su nariz roja todos se burlaban de él pero una Navidad Papa Nöel no conseguía ver el camino por culpa de una gran tormenta de nieve y se encontró con Rudolph. Al ver su nariz luminosa le puso al frente de los renos  para que los iluminase con su luz, convirtiéndole a partir de entonces en el líder de la manada . Se cree que el origen de esta tradición estaría en la mitología escandinava , donde Odín cabalgaba sobre su caballo Sleipnir de ocho patas, el equivalente a los ocho renos originales del trineo de Papa Nöel (imagen procedente de http://www.fotosmix.com )

Pero aún nos queda un último elemento para completar la figura definitiva de Papa Nöel. Sería en el año 1931 cuando el pintor sueco Habdon Sundblom(1899-1976) recibe el encargo de la multinacional de refrescos Coca-Cola de crear una imagen más entrañable y humana de Papa Nöel. Para ello, nos cuenta lo que es quizás una leyenda, que se inspiró en un jubilado llamado Lou Prentice de aspecto bonachón, rostro alegre y ojos entre pícaros y bondadosos. La imagen fue usada en la campaña de Navidad de 1931 con un gran éxito  , hasta tal extremo que sería el encargado de dibujar a Papa Nöel para las campañas navideñas de Coca Cola hasta el año 1966. Existe la creencia de que su color rojo con ribetes blancos se debe a que se trataban de los colores oficiales de Coca-Cola, aunque otros consideran que esto es una leyenda urbana y su color tradicional era el verde e incluso el blanco, y otros afirman que el rojo ya era usado en las representaciones medievales de San Nicolás,  pero es algo que no he podido aclarar por lo que si algún lector tiene información precisa al respecto espero que la comparta con nosotros para resolver esta duda. 
Imagen de la campaña navideña de Coca-Cola de 1931 con el dibujo de Habdon Sundblom de Santa Claus con el que creaba un nuevo icono del siglo XX, la imagen que hoy todos tenemos de la figura de Santa Claus. Durante los siguientes 35 años Sundblom se encargaría de las campañas navideñas de Coca-Cola y su Santa Claus sería exportado a todo el mundo, y hoy en cualquier calle podemos contemplar a este alegre y bonachón hombre como  una de las imagenes más tradicionales de la Navidad (imagen procedente de http://arindabo.blogspot.com )
Y desde entonces Papa Nöel, Santa Claus, San Nicolás o Father Christmas ha ido extendiendo su fama por todo el mundo ayudado por las películas de Hollywood y el dominio de la cultura estadounidense, que ha ido desplazando a otras tradiciones o, como en el caso de España y de muchas naciones de la América Latina . convive con otra tradición , la de los Reyes Magos. En ambos casos, su inspiración religiosa ha ido desapareciendo , sustituida por una fiesta del consumo donde se derrochan grandes cantidades de dinero en regalos. Pero no seré yo quién critique la tradición de los regalos si estos están hechos con el corazón y como demostración de amor a las personas que forman parte de nuestras vidas y, sobre todo, cuando se trata de la ilusión de los niños, de la magia que rodea esa noche . Algunos dicen que es un engaños absurdo, sin embargo, yo no lo veo así, la magia es importante en la vida, en el sentido de creer en la existencia de algo hermoso que trasciende la realidad , del misterio que nos anima a descubrir lo que se oculta más allá de lo que ven nuestros ojos. Como escribe Paulo Coelho “El camino de la magia -como, en general, el camino de la vida- es y será siempre el camino del misterio”. Así que finalizo aquí este artículo y os dejo para colocar mis zapatos junto a la chimenea, porque aún creo en el misterio y espero no dejar de creer nunca en él. 
Espero con este artículo haberos dado a conocer mejor los orígenes de esta tradición. Ya no podemos volver a la inocencia de nuestra niñez, es cierto, pero eso no significa que tengamos que perder la capacidad de asombro y la fe en una realidad inefable detrás de la que ven nuestros ojos. El misterio y la magia forman parte de nuestra naturaleza y creo que es algo a lo que nunca debemos renunciar. Así que la noche del 24 cerremos los ojos como cuando eramos niños y soñemos , nunca se sabe cuando la magia puede presentarse. Como decía el escritor británico Roal Dahl , al que he citado recientemente, “El que no cree en la magia nunca la encontrará ”  (imagen procedente de http://www.almightydad.com )
Anuncios

¿FELIZ AÑO? NO PARA LA SOCIEDAD ESPAÑOLA

Ya estamos llegando al final de ese paréntesis en la vida de Occidente que suelen representar las fiestas navideñas, se acaban los días plagados de buenos deseos y mejores propósitos, las luces se apagan y la calle recupera su verdadero color, un color que en estos tiempos está más cerca del gris que de los fulgores de las luces de Navidad.  Aún queda la última fiesta del consumo, el día de los Reyes Magos y después … ¿después que?
Hace apenas cuatro días nos felicitábamos unos a otros por el Nuevo Año, porque casi todos teníamos motivos para enterrar con alegría el año 2010, en particular en España donde el paro ha batido todos los records hasta terminar el año con cuatro millones cien mil desempleados, donde los españoles han perdido poder adquisitivo, los precios han crecido y los sueldos han menguado en mayor medida, donde se ha anunciado el desmantelamiento del estado de bienestar y se han ido perdiendo por el camino ayudas en el peor momento de la crisis española.
Si, ya hemos dejado atrás el 2010 pero ¿qué nos espera en el 2011? Ahora viene el encuentro con la realidad, aquello de lo que uno no puede escapar. El escritor Ambrose Bierce  decía que ” si quieres que tus sueños se hagan realidad ¡despierta!”, pero , por desgracia, en España hemos tenido unos políticos que durante mucho tiempo han preferido cerrar los ojos a la realidad y vivir en un sueño, han tratado de eludir la realidad o, lo que es peor, nos han querido engañar negando esa realidad y ofreciéndonos una imagen de nuestra nación que no se correspondía con la verdad. 
Todos recordamos como hace apenas dos años el presidente José Luis Rodriguez Zapatero negaba la existencia de la crisis y decía que España estaba preparada para superarla sin problemas. Anunció una ampliación de los gastos sociales, siguió engordando el número de funcionarios, el gasto público continuo descontrolado, pero no pasaba nada, vivíamos en el mejor de los mundos posibles. Y así continuamos, en los dos años siguientes, aumentando nuestra deuda, incrementando el gasto público, perdiendo millones de puestos de trabajo, empobreciéndonos día a día. Ahora , los españoles han perdido un 6% de su poder adquisitivo con respecto a hace sólo cinco años , las cifras de paro se han duplicado y también se han duplicado el número de personas que tienen que acudir a organizaciones de beneficencia para poder subsistir.
José Luis Rodriguez Zapatero. No quiso reconocer la realidad, cuando la realidad se ha impuesto todos vamos a padecer sus errores pero no deberíamos padecerlos en silencio resignado sino exigir responsabilidades a todos los políticos que nos ocultaron la verdad  y compartan ahora nuestra suerte
Durante años hemos sido el destino de millones de inmigrantes que encontraban en España un lugar donde construir sus vidas, ahora empiezan a irse convirtiéndose en las primeras víctimas de una nación desmoralizada, con una sociedad sin objetivos y sin rumbo, a la que en el nuevo año sólo se le prometen nuevos recortes sociales, más impuestos y a la que día si y día también se la va ahogando más llegando a la desfachatez de culparla de la situación que vivimos.
Claro, la culpa la ha tenido la gente , por endeudarse hasta más allá de lo razonable, somos unos inconscientes, es verdad , ¿como no nos habíamos dado cuenta?¿como no hicimos caso de los consejos de nuestros sabios gobernantes? Aunque…espera, si trato de hacer memoria no recuerdo a ninguno de nuestros guías políticos, a ninguno de nuestros líderes que nos advirtiese de que iba a estallar la burbuja inmobiliaria, no recuerdo a ninguna entidad bancaria que aconsejase a las familias que acudían a sus oficinas que no se endeudasen con hipotecas de 200.000 euros cuando ingresaban poco más de mil euros al mes, no recuerdo que los ayuntamientos que se lucraban con las recalificaciones de los terrenos dejasen de hacerlo, ni recuerdo que las administraciones públicas dejasen de malgastar el dinero de todos en coches oficiales, viajes, dietas y otros mil gastos sin justificar.
Es muy sencillo pedir sacrificios cuando tu propio futuro está resuelto , es fácil recomendar a la gente que tiene que trabajar más y ganar menos cuando los que lo dicen tienen aseguradas buenas pensiones para el resto de su vida, es fácil culpar a los demás para escapar de las propias responsabilidades y que los demás asuman las consecuencias de  las cosas que ellos han hecho mal. Personalmente estoy harto, cansado y enfadado con tantos buenos consejos y buenas palabras, estoy harto de que me digan lo que tengo que hacer por el bien de las empresas y de la buena marcha de la nación, estoy harto de que me pidan que agache la cabeza y acepte que me vayan robando todos mis derechos a cambio de nada, estoy harto que aquellos que me exigen sacrificios no den ejemplo y se rían de mi, estoy harto de un sistema que sacrifica al más débil ante el silencio de todos .
Nos engañaron durante años y ahora ¿debemos creerles cuando nos dicen que estos sacrificios son imprescindibles? Nos hacen creer que vivimos en una democracia, pero yo entiendo como democracia la participación del pueblo en el gobierno pero ¿creeis que participamos de alguna forma?Yo creo que no, ni siquiera nos dejan elegir los líderes que queremos que nos representen, los ponen los partidos que a su vez nombran a los demás candidatos a ocupar el Congreso. Y esas personas no nos defienden a nosotros, como haría un congresista norteamericano que debe su puesto no al partido sino a sus votantes, defiende a los intereses de su partido, vivimos en una partitocracia dirigidos por personas mediocres que se han ocupado de rodearse de otras personas no menos mediocres para que no les hagan sombra .
Colas como esta de la foto se forman en los comedores de organizaciones de caridad como Caritas, donde acuden más de 800.000 españoles a recibir ayuda porque no pueden llegar a final de mes .¿Qué nuevos sacrificios quieren nuestros políticos que hagan?A lo mejor si dejan de comer se ahorra más ¿no?
El gran político y gran hombre Martin Luther King decía en sus discursos que “Nadie se nos montará encima sino doblamos la espalda”. Querría gritar por las calles que dejemos de caminar con la espalda doblada, que olvidemos la resignación y el miedo, que no somos los culpables de la situación que están viviendo millones de personas en este país, que esto no tenía que haber sido así si en su momento se hubiera puesto el remedio pero que si ahora no hay más salida  que hacer sacrificios que se hagan, pero que los haga todo el mundo, no sólo la parte más débil de la población. Que se acabe con el despilfarro del dinero público, que desaparezcan los parlamentos autonómicos que malgastan millones para nada, que se eliminen tantas televisiones autonómicas que sólo sirven de instrumento de propaganda política al gobierno de turno, que todos los líderes políticos nos pidan perdón por su mala labor y se retiren para dejar paso a nuevas personas que no tengan manchadas las manos de corrupción, de mentiras, de estupidez y de mediocridad.
Y a los empresarios hay que hacerles entender que si ellos son los que dan trabajo no pueden sobrevivir sin nosotros, con un pueblo arruinado ninguna empresa puede enriquecerse. La solución no puede ser quitar todo al trabajador porque, señores empresarios, ¿quién comprará sus productos? La justicia social no es sólo una reclamación sindical, es necesaria para que funcione la sociedad y sin ella cualquier otra medida sólo nos conducirá hacia el empobrecimiento, el descontento y en último extremo , la explosión social que suele terminar en la dictadura y la ruina del país.
En el video que sigue a estas lineas recojo las palabras de Rosa Díez donde pide responsabilidades a los auténticos responsables de nuestra situación  
Esto que digo para España es extrapolable a otras muchas naciones donde los problemas se repiten , donde gobiernos inútiles arrastran a sus pueblos a la ruina. Pero los políticos se van luego a su casa y dejan el problema a la sociedad que tiene que padecer su mala gestión. Por eso, porque somos nosotros sus víctimas , en este año que empieza ahora deberíamos luchar no con las armas, sino con la participación en la sociedad, con las armas que todo hombre y mujer tiene en una sociedad democrática, la libertad de expresión y de asociación para enfrentarnos a nuestros políticos. El único pecado que no podemos cometer es el de la indiferencia. Aunque os pueda sorprender, creo que quién mejor ha descrito los peligros de la indiferencia política fue el presidente soviético Nikita Krushov, quién dijo:
“El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el coste de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales”

No somos irresponsables de lo que está sucediendo, si callamos y no hacemos nada seremos los culpables de nuestro destino y condenaremos no sólo a nosotros sino a los que vienen detrás a un mundo mucho más injusto e inmoral que el que hemos tenido la fortuna de recibir de nuestros padres. ¿O diréis como el rey francés Luis XV “después de mi el diluvio”? Os recuerdo que el diluvio ya ha llegado

LA HISTORIA DEL ROSCÓN DE REYES Y ALGUNAS TRADICIONES AMERICANAS

Dentro de tres días, la noche del seis de enero, se celebrará en España y en otras muchas naciones hermanas del continente americano , la fiesta de los Reyes Magos, esa mágica noche en la que los niños duermen inquietos con la ilusión de levantarse a la mañana siguiente para hallar los regalos que les han dejado sus majestades. Para los que estén interesados en saber más acerca de los orígenes de esta celebración les remito al artículo de El Mentidero del pasado 28 de diciembre de 2010, porque hoy mi intención es que conozcamos la historia de uno de los elementos más tradiciones y deliciosos de estas fechas, el Roscón de Reyes.
Pero aunque pueda parecernos extraño , para conocer su origen no tendremos que viajar hasta Belén en el momento del nacimiento de Jesús, ni tampoco a ninguna de las primeras comunidades cristianas, sino aún más lejos , a la Roma Republicana y pagana, donde se celebraban unas fiestas conocidas como las Saturnales o Saturnalia en latín, una celebración que tienen además una estrecha relación con la Navidad cristiana como veremos a continuación.
Las Saturnales , que también eran llamadas “fiesta de los esclavos”, tenían lugar entre el 17 de diciembre y el 23 de diciembre de nuestro calendario y con ellas se honraba al dios Saturno o el Cronos griego. Saturno , según la mitología, era hijo del dios Jano, el dios de dos caras , y el origen de estas fiestas se cree que era aún más antiguo que el de la propia Roma. Con ella se pretendía rendir homenaje no sólo al dios sino también a la época mítica en la que todos los hombres vivían en igualdad, sin diferencias de clases. Por eso , también era llamada fiesta de los esclavos, ya que durante su duración se suspendía temporalmente el poder de los amos sobre los esclavos y estos podían hablar y actuar con total libertad e incluso los amos adoptaban el papel de esclavos sirviendo a estos en sus propias mesas. Por supuesto, tenían que pensar que esto sólo era de forma temporal porque sino , al final de las fiestas, sus amos podían tomar represalias aunque no estaba permitido.
En la fiesta romana de las Saturnales se invertía el orden natural, el esclavo pasaba a ser amo por un breve plazo de tiempo. También se celebraba el triunfo de la luz sobre la oscuridad. Es el antepasado de nuestra Navidad y de los Carnavales
Durante la duración de las Saturnales se cerraban las escuelas y los tribunales, la guerra y las ejecuciones estaban prohibidas y no estaba permitida ninguna manifestación artística que no fuera la de la cocina, imprescindible ya que durante los siete días que duraban las Saturnales se sucedían sin descanso los banquetes y también los intercambios de regalos. Así nos lo cuenta el poeta Marcial , describiendo estas fiestas: 
 “que cada uno dé los regalos que le convenga a sus comensales; éstos son frivolidades, fruslerías y otras cosas si cabe, de menos importancia. ¿Pero qué haré con preferencia, Saturno, en los días de borrachera que en vez del cielo te consagró tu propio hijo? ” 
En un principio la fiesta era únicamente el día dedicado a Saturno , el 17 de diciembre, pero debido al éxito que tenía entre el pueblo romano fue prolongándose su duración, así el emperador Octavio Augusto la extendió a tres días y ,poco después,  Calígula le añadió un día mas y finalmente quedó fijada entre el 17 y el 23 de diciembre. Se iniciaban con un sacrificio en el templo de Saturno situado en el Foro Romano, que además era también la sede del Tesoro de la ciudad . En este Templo se hallaba la figura de Saturno sujeta con cadenas de las que no se le liberaba hasta el inicio de sus fiestas. Una vez terminado el sacrificio se celebraba  un banquete en el que participaba todo el pueblo
Saturno era ,además, dios de la agricultura y en esos días se festejaba, a la luz de las velas y las antorchas, el final de los días más oscuros del año con la llegada del solsticio de invierno, cuando la luz iniciaba un nuevo reino que los romanos celebraban el 25 de diciembre , día en que nacía Sol Invictus. Seguramente , también se conmemoraba el fin de las labores en el campo tras la finalización de la siembra lo que permitía descansar a los trabajadores del campo que podían acudir a Roma para celebrarlo en las Saturnales.  
Si nos detenemos un momento podéis ver que he hablado del día 25, día del Sol Invictus, del triunfo de la luz sobre la oscuridad, de los regalos que se intercambiaban los romanos , de un periodo de paz y concordia en la que se celebraban banquetes y se prohibían las guerras y las ejecuciones. ¿No os recuerda vagamente a nuestras actuales Navidades? En efecto, las Saturnales están en gran parte en el origen de las Navidades, y sería la Iglesia, a partir del siglo IV, quién iría sustituyendo estas fiestas paganas por la Navidad,el 25 de diciembre en lugar de Sol Invictus, y conservando costumbres como los regalos y el llamamiento a la paz y la concordia en esas fechas. En cuanto al lado más lúdico de las Saturnales, una época en la que eran habituales las borracheras y las orgías, fueron desplazados al mes de febrero dando origen a nuestros Carnavales, pero de ello hablaremos otro día.
Y como ya me parece sentir vuestra impaciencia por este largo rodeo, vamos a ver ahora la relación de las Saturnales con el motivo del artículo de hoy, el Roscón de Reyes. En las Saturnales los romanos elaboraban unas tortas con dátiles, higos y miel que luego eran repartidos entre todo el pueblo, incluidos los esclavos. Conocemos que ya en siglo III existía la costumbre de introducir en estas tortas una haba seca, y el que tuviera la fortuna de hallarla en el interior de la torta era considerado el Rey de Reyes durante un breve plazo de tiempo. Ya por entonces , en la provincia romana de Hispania existía una variedad de esta costumbre que consistía en que aquel que hallara la haba invitaba a los demás que se encontrasen en la mesa.
El tradicional Roscón de Reyes, sin rellenos de chocolate o nata que no serían incluidos hasta finales del siglo XX.En la tradición española, quién halla la sorpresa en su interior tiene que pagarlo
Los primeros testimonios posteriores al Imperio Romano sobre el actual Roscón de Reyes datan del siglo XII, donde el poeta árabe Ben Quzman(1086-1160)  describe en su Cancionero cómo se ocultaba en una torta una moneda en el día del Año Nuevo, mientras que en Navarra ya en el año 1361 se nombraba a quién hallaba la haba en el roscón como Rey de la Faba. Estos serían ya los antecedentes directos de nuestro roscón que adopta la forma de rosca tratando de imitar la corona de un rey , con las frutas escarchadas sobre él tratando de imitar las joyas que ornan las coronas reales y ocultando en su interior una figurita o algún otro objeto, normalmente de poco valor.
La tradición, como ya hemos visto , dice que quién halle la sorpresa debe pagar el roscón. Sin embargo, en Francia tienen también la tradición del roscón de Reyes, que allí se denomina Gâteau des Rois  pero que difiere con la costumbre española en que, quién halla la sorpresa, tendrá suerte durante todo el año siguiente y parece que esta tradición es la que está desplazando poco a poco a la de invitar a los demás. En Portugal también se elabora un dulce muy similar al Roscón de Reyes, que recibe el nombre de Bolo Rei, aunque la diferencia en este caso es que no sólo se prepara para la noche de Reyes ,sino que se puede encontrar durante todo el año.
Y antes de dar por terminado este artículo, el último por ahora de los dedicados a las fiestas de la Navidad que ya se acercan a su fin, quería comentar también como se celebra esta fiesta en algunas de las naciones hermanas del otro lado del océano. Así, en Perú, se cree que Francisco Pizarro , fundador de la capital Lima que también es llamada Ciudad de los Reyes, la puso este nombre porque fue fundada en la fecha en que los Reyes Magos se ponían en camino hacia Belén. La noche del 6 de enero tres policías montados recorren el centro de la ciudad y depositan sus ofrendas en el nacimiento.
En casi todas las naciones americanas los niños escriben su carta a los Reyes Magos y la noche del día 5 de enero la ponen dentro de sus zapatos y debajo del árbol de Navidad. Así, cuando los Reyes pasen por la casa sabrán cuantos niños hay en la casa. En algunos países, como Argentina, Uruguay, Puerto Rico o República Dominicana se deja en una caja de zapatos  agua  y grama, que es una especie de musgo, para alimentar a los camellos de los Reyes y al día siguiente encontrarán la caja de zapatos vacíos y los regalos estarán junto a la cama . En cuanto a la Rosca o Roscón de Reyes es consumido en muchos países , con la particularidad de Méjico , donde se esconde dentro del roscón la figura de un niño que representa al niño Jesús. Quién encuentre la figura deberá preparar una fiesta para el día de la Candelaria , el 2 de febrero y es considerado una bendición para el año nuevo       
Otra de las tradiciones de la fiesta de los Reyes Magos es el carbón para aquellos que se han portado mal. En nuestros días es habitual el carbón dulce ,convirtiéndolo en otro dulce navideño 
Y hasta aquí la historia del Roscón de los Reyes Magos y el último artículo que dedicaré a las Navidades hasta el próximo mes de diciembre. Pero eso sí, os pido que aun seáis buenos unos días más para que sus Majestades no dejen carbón(nos faltaba esta última tradición) en vuestros zapatos. Felices Reyes Magos y , sobre todo, soñad como cuando erais niños, esa es la mejor forma de celebrar esa noche, recuperar la magia de aquellos años en los que creíamos que lo imposible era real.¿Y por qué imposible? Como decía Concepción Arenal, “todas las cosas son imposibles sólo mientras lo parecen”
EFEMÉRIDES:
En tal día como hoy, tres de enero de …
1521: El  Papa León X publica la bula “Decem Romanum Pontificem” por la que Martín Lutero y sus seguidores son declarados herejes . Era el comienzo de las guerras de religión que marcarían todo el siglo XVI en Europa .
1642: El 03 de enero de 1642 el rey inglés Carlos I inicia los procedimientos para juzgar por alta traición a varios miembros de la Cámara de los Lores. Esto causaría una rebelión en el Parlamento que meses después organizó su propio ejército, iniciándose una guerra civil que culminaría en 1649 con la decapitación del rey y la instauración de la República de Cromwell
1961: El presidente norteamericano Eisenhower, a sólo dos semanas de acabar su mandato, rompe relaciones con la Cuba de Fidel Castro. Relaciones que siguen rotas en nuestros días.
1969: Nace el piloto de Formula I Michael Schumacher en la ciudad alemana de Hürt-Hermülheim

LOS REYES MAGOS Y OTRAS TRADICIONES CRISTIANAS: LOS EVANGELIOS APÓCRIFOS

Dentro de menos de dos semanas estaremos celebrando la Noche de Reyes, una noche que todos recordamos como mágica, cuando eramos niños y apenas podíamos conciliar el sueño porque sabíamos que a lo largo de la noche los Reyes Magos entrarían en silencio en nuestra casa, se dirigirían al salón y colocarían bajo el árbol de Navidad o junto al Nacimiento los regalos con los que tanto tiempo habíamos soñado. Y, en efecto, a la mañana siguiente nos levantábamos más temprano que nunca para descubrir ,con ojos asombrados, que nuestros sueños se habían cumplido, aquellos juguetes que habíamos pedido con tanta ilusión en nuestra carta a sus majestades, estaban allí para que jugásemos con ellos.

Si preguntamos a cualquier niño español ,o de otras naciones de tradición cristiana, sobre los Reyes Magos no dudarán en respondernos que los Reyes Magos eran tres, que se llamaban Melchor, Gaspar y Baltasar, que este último era negro. Pero esto que damos por obvio y sabido no aparece en los Evangelios , excepto una mención en el Evangelio de San Mateo que resumo a continuación:
“En el tiempo del rey Herodes  ,unos reyes de Oriente se presentaron en Jerusalén, diciendo ¿Dónde está el rey de los judíos?Porque hemos visto su estrella en el oriente y venimos a adorarlo””Ellos, después de oír al rey, se marcharon y la estrella que habían visto en Oriente iba delante de ellos hasta que fue a posarse sobre el lugar donde estaba el niño…Entraron en la casa y vieron al niño con María, su madre, y postrándose,lo adoraron ; abrieron sus tesoros y le ofrecieron dones: oro,incienso y mirra.Luego, habiendo sido avisados en sueños que no volvieran a Herodes ,regresaron a su país por otro camino” 
No busquéis más referencias a los Reyes Magos en el Nuevo Testamento porque no los hallaréis. Entonces, ¿por qué hablamos de tres Reyes, por qué uno de ellos es negro, por qué los llamamos por sus nombres , sino aparece en ninguno de los evangelios?. Aquí tenemos que detenernos un momento para hablar sobre algo que muchos desconocen, y es que gran parte de las tradiciones cristianas no aparecen en los conocidos como Evangelios Canónicos sino en otros documentos escritos llamados Evangelios Apócrifos . Veamos en que consisten unos y otros 

Los tres Reyes Magos, una tradición cristiana que en vano buscaremos en los Evangelios, sólo San Mateo nos habla de ellos pero no da sus nombres, ni el número ni indica que uno de ellos fuese negro

La palabra evangelio procede del griego y significa “la buena nueva”  y los que hoy en día consideramos como Evangelios Canónicos son los cuatro conocidos por todos, los Evangelios de Mateo,Marcos,Lucas y Juan  y son aquellos que , según la Iglesia Católica, transmiten la tradición apostólica y están inspirados por Dios. Es decir, estos evangelios estarían escritos en base a lo que los apóstoles vieron y oyeron de la vida de Jesús , o bien alguno de los discípulos de ellos, ya que Marcos era el discípulo de san Pedro y Lucas de san Pablo.
Si leemos estos evangelios, algo que recomiendo tanto a creyentes como a los que no tienen fe religiosa ya que constituyen los cimientos sobre los que se asienta gran parte de nuestra cultura y de la tradición que luego ha reflejado el arte en sus diferentes expresiones y sin los cuales apenas sería inteligible el mundo y la historia de la civilización occidental, conoceremos de forma fragmentaria algunas escenas del nacimiento de Jesús y después daremos un salto hasta el momento en que Jesús entra en la vida pública , ya con treinta años de edad y seguimos sus pasos hasta su muerte en la cruz y su resurrección. Pero, ¿qué sabemos de ese gran espacio en blanco entre el nacimiento de Jesús y su irrupción en la vida pública ya convertido en un hombre adulto?
Este gran vacío en nuestro conocimiento de la biografía de Jesús vienen a llenarlo los Evangelios Apócrifos . Apócrifo significa “oculto o secreto” y estos Evangelios Apócrifos estarían constituidos por aquellos escritos que la Iglesia no acepta como auténticos , aunque adoptasen el nombre de algunos de los apóstoles, como por ejemplo  el “Protoevangelio de Santiago”,”Evangelio de Judas”, “Evangelio del Pseudo Mateo”  o “Evangelio Armenio de la infancia”, conteniendo muchos de ellos doctrinas contrarias a la enseñanza apostólica.
Quién estableció que escritos debían constituir la base de la doctrina cristiana y cuales debían ser considerados falsos y contrarios a la enseñanza de Jesús, fue el obispo Ireneo de Lyon(130-202), autor de una obra titulada “Contra los Herejes” donde refuta las enseñanzas de las corrientes gnósticas .Bajo este término, gnosticismo, que viene del griego y significa conocimiento , se agrupaban aquellas corrientes de pensamiento que, durante los primeros siglos del cristianismo, habían marchado en paralelo con las doctrinas más ortodoxas para ser consideradas luego como heréticas, contrarias a las enseñanzas de Jesús. Ireneo  descalificó a todos estos Evangelios Apócrifos  por considerarlos las herramientas de los grupos gnósticos para difundir sus doctrinas , y pensaba que debían ser perseguidos y destruidos. Afirma Ireneo en uno de sus escritos, haciendo referencia a los Evangelios, “No es posible que puedan ser ni más ni menos de cuatro “
Los cuatro Evangelios que constituyen los Evangelios Canónicos se convertirían en dogma de fe durante el Concilio de Trento, en una fecha tan tardía como el siglo XVI, ya que este se celebró entre 1545 y 1563. Los Apócrifos, mientras, habían sido destruidos o se encontraban desaparecidos, hasta que en 1945 se produjo uno de los grandes descubrimientos del siglo XX, un descubrimiento que para muchos pasaría desapercibido, ya que se ha mantenido casi en secreto durante décadas. Tenemos que viajar hasta la localidad egipcia de Nag Hammadi , donde en ese año de 1945 unos campesinos hallaron enterradas en la arena unas vasijas selladas  que contenían trece rollos de papiro forrados en cuero.
Fragmento de los Manuscritos de Nag Hammadi que contienen un total de 52 Evangelios Apócrifos , hallados en este pueblo egipcio en 1945 (imagen procedente de http://diarioparanormal.com )

 

Los Manuscritos de Nag Hammadi están formados por 52 tratados gnósticos escritos en copto, una antigua lengua emparentada con el egipcio antiguo y que aún hoy es usada en la liturgia copta en Egipto.Los investigadores aventuran que estos textos podrían formar parte de una biblioteca del cercano monasterio de San Pacomio, cuyos monjes habrían decidido esconder estos evangelios apócrifos cuando fueron declarados heréticos y se había ordenado su destrucción. Según estos investigadores, serían copias escritas en los siglos III y IV basándose en textos del siglo I o II después de Cristo, por lo que serían contemporáneos de los Evangelios Canónicos.
Algunas de las tradiciones cristianas que todos conocemos no proceden de los Evangelios Canónicos, sino de estos textos Apócrifos. Así, en el “Protoevangelio de Santiago” se narra la designación de José , que era viudo, como esposo de María que tenía en aquellos momentos doce años, en el “Pseudo Mateo” se nos cuenta el nacimiento de Jesús mientras José y María se dirigen a Belén, en el “Evangelio de María Magdalena” la propia María Magdalena narra un diálogo con Jesús ante el malestar de los discípulos que no entendían que Jesús se dirigiera a una mujer antes que a ellos, el “Evangelio de Santo Tomás” donde se narran diferentes hechos de la infancia y juventud de Jesús o “La Natividad de María” en la que se cuenta el nacimiento de María cuando sus padres Ana y Joaquín eran ancianos.
Y así llegamos ahora al inicio de este artículo, descubrir el origen de la tradición de los Reyes Magos, cuando nos preguntábamos de donde surgía su historia cuando no podíamos hallarla en los Evangelios. Ya sabemos que hay otra fuente de la que beben las tradiciones cristianas, los Evangelios Apócrifos, y en uno de ellos, el “Evangelio Armenio de la Infancia” , encontramos el siguiente relato que os resultará conocido a la mayoría. Este es un texto que es conocido al menos desde el siglo VI ,aunque posiblemente sería, como otros textos que también formaban parte de los Manuscritos de Nag Hammadi, copia de escritos mas antiguos:
“Y un ángel del Señor se apresuró a ir al país de los persas para prevenir a los Reyes Magos y ordenarles que fueran a adorar al niño recién nacido. Y éstos, después de caminar durante nueve meses, teniendo por guía a la estrella, llegaron al lugar de destino en el momento mismo en que María llegaba a ser madre. Es de saber que a la sazón el reino de los persas dominaba sobre todos los reyes de Oriente por su poder y sus victorias. Y los reyes magos eran tres hermanos: Melkon, el primero, que reinaba sobre los persas;después, Baltasar, que reinaba sobre los indios;y el tercero, Gaspar, que tenía en posesión el país de los árabes”
Aquí encontramos la respuesta a la tradición de los Reyes Magos, en ella se les da nombre, se establece su número y al decirnos que Baltasar era indio se dice que era de raza negra , pues en aquella época la India estaba habitada por gente de piel oscura según creían los romanos. Añadiré que según la tradición los cuerpos de los tres Reyes Magos se hallan enterrados en la catedral de Colonia donde aún hoy se puede visitar su tumba.
Fotografía del Relicario donde supuestamente se conservan los restos de los Reyes Magos en la Catedral de Colonia
Ya hemos desvelado por tanto el origen de esta tradición al tiempo que podríamos preguntarnos que es lo que realmente conocemos de la figura de Jesús, porque debemos considerar ciertos unos textos cuyo origen real desconocemos mientras descartamos otros basándonos en un texto escrito por un obispo en el siglo II , casi doscientos años después de la muerte de Jesús. Jesucristo es una de las figuras más importantes de la historia de la humanidad, la más importante para cientos de millones de creyentes, pero lo desconocemos casi todo acerca de él y de su vida. No demos por conocida su figura, permanezcamos abiertos a nuevos descubrimientos sobre él y sus palabras. Para cerrar este artículo nada mejor que las palabras con las que San Juan termina su Evangelio:
“Este es el discípulo que da testimonio de estas cosas, y el que las ha escrito;y sabemos que su testimonio es verdadero. Otras muchas cosas que hizo Jesús.Si se escribieran una por una, me parece que el mundo entero no podría contener los libros que pudieran escribirse”  
A partir de ahora, cuando veáis en vuestros Nacimientos las figuras de sus majestades los Reyes Magos creo que volveréis a mirarlos con el mismo asombro de cuando eramos niños , aunque por otros motivos. El misterio sigue vivo

SOBRE LA NAVIDAD Y ALGUNAS DE SUS HISTORIAS

Ya está aquí la Navidad , una vez más, aunque cada vez con menos fuerza, las calles se llenan con los sonidos de los villancicos de siempre, los escaparates de las tiendas se adornan con cintas de vivos colores y papas noel de rojo chillón prestan su colorido junto a pequeños nacimientos que aún nos recuerdan que , aunque casi olvidado en el fondo del torbellino consumidor de estos días, se trata de una festividad religiosa en la que los cristianos celebran el nacimiento de su salvador.
Aún recuerdo las ya lejanas navidades de mi infancia, ¡como se desliza el tiempo sin que apenas nos demos cuenta!, en las que celebrábamos la Navidad con toda la familia en el pueblo. Les recuerdo en aquellos años en los que a mis ojos la Navidad era un tiempo mágico en el que sucedían cosas extraordinarias. Mi abuela ponía un gran nacimiento que ocupaba toda la mesa, con sus pastores que acompañaban a dos o tres ovejas que eran más grandes que ellos porque no pertenecían al mismo belén, un río de plata atravesaba los prados de musgo emblanquecidos con harina que simulaba nieve, palmeras y cactos de plástico se apiñaban alrededor de molinos de cartón, mientras los Reyes Magos recorrían un camino de serrín hacia el portal donde aguardaba el Niño Jesús junto a la Virgen María y San José y , sobre ellos, una estrella recortada en papel dorado anunciaba la buena nueva. Y me acuerdo como me pasaba horas mirando aquel pequeño mundo de figuras que en mi cabeza hablaban y se movían llenando de magia el salón.
Belén
¿Quién no recuerda los nacimientos que de niños presidían nuestras casas?
Conservo en mi mente las imágenes de aquellas cenas de Navidad  cuando nos sentábamos todos juntos en la mesa, mi abuela sacaba el mantel especial de Navidad y poníamos la mejor vajilla  .La mesa se llenaba de dulces navideños que yo devoraba y , casi siempre, mi abuela terminaba derramando alguna lágrima recordando a la gente que ya no estaba. Una vela presidía la cena y , desde mis ojos de niño, todo me parecía perfecto y me sentía feliz, con esa felicidad pura y limpia que sólo pueden sentir los niños .
Hoy casi todas las personas que se reunían en aquella mesa ya no están, hubo años duros y momentos dificiles y la ingenuidad de aquellos tiempos desapareció en parte junto con la infancia y la juventud. Pero aunque lo que digo va en contra del signo de esta época escéptica y pragmática, yo sigo sintiendo el espíritu de Navidad y espero no dejar nunca que muera. Mucha gente critica estas fechas , y con razón, porque se han convertido nada más que en una excusa para consumir y porque personas que viven solas aún sienten más su soledad estos días. Se critica la hipocresía con la que parece maquillarse nuestra mezquindad, deseando lo mejor a quién mañana volverá a ser nuestro rival , fingiendo por obligación una felicidad que no nace del corazón sino que es una máscara que oculta los auténticos sentimientos.
Seguro que esas críticas tienen mucho de cierto, pero yo no veo nada malo en tratar de recuperar la sensación de hermandad que se vivía antes por las calles, cuando la gente sonreía a un desconocido deseándole una Feliz Navidad , cuando por unos días las diferencias y las disputas se apartaban y todos hacíamos los mejores propósitos para el nuevo año , renovando la esperanza en un mundo mejor. Será ingenuo pero ¿por qué no recuperar esa ingenuidad?
En estos tiempos difíciles y desesperanzados, más que nunca, necesitamos aquello que nos devuelva un rayo de esperanza en el ser humano, en la bondad, algo que nos devuelva la ilusión de un mañana en el que todo puede ser mejor. Y pienso que aunque los deseos de ser mejores personas,de ser más buenos se nos olvidan pronto, algo siempre queda, porque los buenos sentimientos dejan su huella y , sin que nos demos cuenta, nos transforma. Porque la Navidad no es darse un atracón de comida, ni hacer regalos caros, no , la Navidad es lo que decía el actor americano Bob Hope “mi idea de Navidad es muy simple, amar a los demás”
Y si somos capaces de mantener un poco de ese amor hacia los demás durante el resto del año, si unas pocas personas ven transformada su vida y nosotros conseguimos ser algo mejores, sólo por eso habrá merecido la pena conservar la Navidad. Si algo hace falta en nuestro mundo es un poco más de humanidad, más bondad y caridad con los demás ,aunque estas palabras se consideren pasadas de moda. Y aunque recordemos con tristeza a los que ya no están alegremonos por haber compartido días dichosos con ellos y recuperemos la felicidad de estar vivos aquí y ahora, junto a las personas que amamos.
Por eso, aún viviendo solo, pondré mi nacimiento y un árbol que recuerde en mi hogar que es Navidad y que en unos días me reuniré con mi pequeña familia y quizás el día de mañana yo mismo forme un hogar donde pueda transmitir la alegría de la Navidad que de pequeño me hicieron sentir , la magia de aquellas noches que nunca podré olvidar
Pero ya sabéis, los que tenéis la inmensa paciencia de leerme, que siempre me gusta poner una nota histórica a estos artículos, así que , después de haberme puesto tan sentimental no estará de más que echemos un breve vistazo al origen de algunos de los elementos que son inseparables de la imagen que tenemos de la Navidad. Otro día veremos más, ya que excede del espacio de este artículo
Para hablar del Árbol de Navidad tenemos que remontarnos al siglo VIII. Allí nos encontramos con el obispo de Maguncia, Bonifacio. Bonifacio había nacido en Devon, en la actual Inglaterra, en 675 y en 716 había emprendido un primer viaje de evangelización por tierras de Frisia, en la actual Holanda. Aunque este viaje fracasó ,el papa Gregorio II le encargó la evangelización de los pueblos que se hallaban al este del río Rin y en 722 es consagrado como obispo de los germanos , fundando en los años siguientes numerosos monasterios .
La tradición del árbol de Navidad que hoy decora millones de hogares nace en las tierras germanas del siglo VIII
  
Durante uno de sus viajes por tierras germanas, un día de Navidad, Bonifacio decidió talar un roble,símbolo sagrado de los druidas, para demostrarles que no era más que una superstición. Cuando el roble cayó al suelo derribó en su caída a todos los arbustos que se encontraban a su lado , excepto a un pequeño abeto que permaneció en pie. La supervivencia del árbol fue interpretada por Bonifacio como un mensaje divino y bautizó al abeto con el nombre de “Árbol de Niño Jesús”. Los cristianos alemanes no tardaron en adoptar la costumbre de adoptar un abeto para las fiestas de Navidad , una tradición que seguimos hoy millones de personas.
En cuanto a Bonifacio, si alguno se queda con curiosidad, os diré que en 754, cuando ya alcanzaba la avanzada edad de 80 años, reune fuerzas para emprender otro viaje de evangelización a tierra de los frisios, pero no son bien recibidos. El 5 de junio de ese mismo año, Bonifacio y sus 50 acompañantes serían asesinados por los frisios.
Todos hacemos regalos en estas fechas, pero seguro que no solemos preguntarnos el origen de esta costumbre. Pues en este caso tendremos que viajar hasta el Imperio Romano, pues allí  era costumbre regalarse durante las fiestas conmemorativas del año nuevo tres higos secos adornados con hojas de laurel y ramitas de olivo además de unas pequeñas lámparas en las que se escribía de forma fabulada algún buen deseo para el nuevo año que iba a iniciarse. Parece ser que en esta práctica nació nuestra tradición del regalo navideño.
En cuanto a la elección del 25 de diciembre como fecha central de Navidad, por ser el día en el que la Iglesia ha fijado la fecha del nacimiento de Jesús, fue obra del papa Telésforo en el siglo II , aunque algunos historiadores afirman que esta no se celebró en esta fecha hasta el año 440. Para explicar esta elección, tenemos que remontarnos un poco antes, cuando en el inicio del Imperio Romano se extiende entre sus legiones el culto de una divinidad de origen iranio llamada Mitra.
Imagen de Mitra, culto que se extendió por todo el Imperio Romano gracias a sus legiones y cuya doctrina es asombrosamente similar al cristianismo
Esta creencia, que tuvo gran éxito en el Imperio, tiene muchos puntos en común con el cristianismo, algunos de ellos sorprendentes. Mitra era hijo de una mujer Virgen a la que llamaban Madre de Dios, su misión era convertirse en el vínculo entre el Cielo y la tierra y había sido enviado a la Tierra por su padre para lograr  la redención de los hombres. Las coincidencias no acaban aquí, porque los mitraístas creían en la resurrección, en el cielo y el infierno, en la comunión del pan y el vino y , además, su día sagrado era el domingo. Pero para lo que nos ocupa aquí, lo esencial es que la fecha de nacimiento de Mitra era el 25 de diciembre en una oscura cueva, donde los primeros en encontrarle fueron unos pastores que también fueron los primeros en adorarle llevándole como regalos oro , incienso y mirra.
La Iglesia Católica, como ya había hecho con otras prácticas del paganismo, fue adueñándose de estas tradiciones convirtiéndolas en propias, y una de ellas fue considerar el día 25 de diciembre como la fecha de nacimiento de Jesucristo.
Y aquí termino este artículo , deseando que tratéis de ser felices no sólo en estas fiestas, sino en todos los días del año, que los deseos de ser mejores no se queden sólo en deseos, que al menos seamos aunque sólo sea un poco mejor que el año pasado y ,entre todos, construyamos un mundo en el que merezca la pena vivir. Como escribía Harlan Miller “Ojalá pudiéramos meter el espíritu de la Navidad en jarras y abrir una jarra cada mes del año para que su espíritu estuviese siempre presente”. No digo yo que lo metamos en jarras, sino en nuestros corazones y llevemoslo con nosotros donde quiera que vayamos.