GRANDES EXPLORADORES: VASCO NÚÑEZ DE BALBOA Y LOS MARES DEL SUR (SEGUNDA PARTE)

En la primera parte de este artículo hicimos un rápido recorrido por los años posteriores al primer viaje de Cristóbal Colón(1456?-1506) y su descubrimiento de América el 12 de octubre de 1492, los primeros asentamientos españoles en La Española y los sucesivos gobernadores que trataron de poner orden en el crecimiento caótico de la colonia, donde después de apartar a Colón de su administración, le sucedieron Francisco de Bobadilla (fecha desconocida-1502) ,Nicolás Ovando(1460-1511),y el hijo del almirante, Diego Colón (1480-1527). Vimos como , sobre todo bajo el gobierno de Ovando, se trató de que los españoles llegados a estos nuevos territorios se asentaran como agricultores una vez que las promesas de oro abundante se habían mostrado más como fruto de la fantasía de Colón que como una realidad, pero también comprobamos como la mayoría de estos hombres no habían atravesado un océano para convertirse en agricultores, y como muchos de ellos se arruinaban y eran perseguidos por los acreedores.
Son años en los que los indios taínos y otras tribus de estas islas son empleados como esclavos para trabajar en las tierras, entregándose a cada propietario unos sesenta indios , pero pronto las malas condiciones de trabajo, las enfermedades y los malos tratos causarán tal descenso en la población , que pasará desde el aproximadamente medio millón de indios a la llegada de Colón en 1492 a tan sólo 60.000 en 1507, que tiene que iniciarse la importación de esclavos de raza negra procedentes de África, para trabajar sobre todo en la recogida de la caña de azúcar, un próspero cultivo que había traído Nicolás Ovando desde las islas Canarias. También conocimos algunos de los primeros viajes de exploración, como el de Rodrigo de Bastidas (1445-1527), que llevaba en su tripulación al protagonista de nuestra historia, Vasco Núñez de Balboa(1475-1519), y al cartógrafo y navegante Juan de la Cosa (hacia 1450-1510), quién había acompañado a Colón en sus dos primeros viajes. Vimos como con las ganancias obtenidas en este viaje Vasco se asentaba como agricultor en La Española.
Después acompañamos a Alonso de Ojeda(1468-1515) en una nueva exploración por las costas de las actuales Venezuela y Colombia  y como en 1509 se dividía la llamada Tierra Firme , que comprendía la costa  entre los Cabos de Vela en Colombia y de Gracia a Dios, en la frontera actual entre Honduras y Nicaragua, en dos gobernaciones, Nueva Andalucia entre Cabo de Vela y el Golfo de Darién en la actual costa colombiana del que Alonso de Ojeda iba a ser gobernador, y Veragua o Castilla de Oro , desde el Golfo de Darién hasta el Cabo Gracia de Dios, que abarcaba lo que hoy conocemos como Panamá, Costa Rica y Nicaragua y cuyo gobierno quedaban en manos de Diego Nicuesa(fecha desconocida-1511). Alonso de Ojeda fundaba el primer fortín en Tierra Firme,el fuerte de San Sebastián, que desde un inició fue atacada por los indios. Ojeda partió, herido, en el barco de un pirata , Bernardino de Talavera, para pedir socorro a La Española. El pirata lo encerró nada más zapar en la bodega para pedir luego un rescate, pero una tormenta hundió la nave y Ojeda se pudo salvar.


Repito aquí el mapa de ayer porque es donde mejor se ve como se organizaban los nuevos territorios de Tierra Firme, con las dos Gobernaciones en que había sido dividido en 1509, la de Nueva Andalucia que correspondió a Alonso de Ojeda, y la de Veragua a cargo de Diego Nicuesa. Ojeda fundaría San Sebastián de Urabá en 1509, y un año después, la expedición de socorro en la que participaba Vasco Nuñez de Balboa fundaría una nueva ciudad , abandonando San Sebastián, a la que llamarían Santa María la Antigua del Darién(imagen procedente de http://pueblosoriginarios.com )


El socio de Ojeda ,   Martín Fernández de Enciso (1470-1528), zarpó en una misión para rescatar a los hombres del fortín de San Sebastián, y en esta expedición participó como polizón un Vasco Nuñez de Balboa que huía de los acreedores que le acosaban en La Española. Vimos el encuentro en alta mar con Pizarro y los 35 supervivientes de San Sebastián, como Vasco los convenció para dirigirse a Darién, en la parte del territorio que pertenecía a Nicuesa, como derrotaron a los indios de la zona y fundaron Santa María de la Antigua de Darién. Como Vasco se hizo con el control de la población en detrimento de Enciso gracias al apoyo de los soldados, como Nicuesa acudió a pedir cuentas a Balboa pero este ni siquiera le dejó desembarcar y como después Nicuesa moría de regreso a su territorio al hundirse su barco. Enciso partía rumbo a España para denunciar a Vasco ante el Consejo de Indias .
Vasco era consciente de hallarse en una posición muy difícil y ,además, la mala fortuna se ceba con él cuando después de una brillante campaña de conquista envía un barco a España cargado de tesoros y con un hombre de confianza para que defienda su posición ante el Consejo de Indias y respondas de las acusaciones de Enciso, Pero el barco se hundió por causa de una tormenta antes de alcanzar las costas españolas. Mientras, había establecido una alianza con uno de los caciques de la zona, Careta, quién para fortalecer la alianza le había entregado a su hija, AnayansiComagro le invita a comer con él y  le habla de un gran mar al otro lado de las montañas y como siguiendo la costa hacia el sur se halla un gran reino donde los reyes comen en platos de oro y beben en copas del mismo metal precioso. Poco después arriba un barco con un mensaje desde España , el Consejo de Indias ha escuchado las reclamaciones de Enciso y manda a un representante de la justicia para tratar su caso, juzgarle o mandarlo encadenado de regreso a España.
Francisco Pizarro se convertiría en el hombre de confianza de Vasco Núñez de Balboa aunque sería también quién años después se convertiría en el brazo ejecutor de la orden de apresar a Vasco para ser juzgado por la traición a la corona y quién se apoderaría del sueño de Vasco de conquistar el reino de Birú,el Imperio Inca  .Pero Pizarro también moriría traicionado  (imagen procedente de http://www.pobladores.com )
Aquí dejábamos el relato de ayer, que he tratado de resumir para los que no leyeran ese artículo , aunque ahí está expuesto con más detalle. Vasco Nuñez de Balboa sabe que si quiere tener una oportunidad de salvarse pasa por realizar un gran descubrimiento, el Mar del Sur, y , si es posible, conquistar ese reino de oro del que le habló Comagro. Así, el 1 de septiembre de 1513 se disponía a partir al frente de 190 españoles para viajar hasta el pequeño reino de su suegro Careta , en la actual provincia panameña de Coiba. Entre otros, acompañaba a Vasco el que se había convertido en uno de sus hombres de confianza, Francisco Pizarro (1478-1541). En Coiba se le unen unos 800 indios que le entrega Careta para que le sirvan como porteadores y guías y el 6 de septiembre salen todos juntos desde Coiba rumbo a las montañas que les separaban de su objetivo.
En la cabeza de Vasco Nuñez de Balboa no había lugar para el fracaso, pues este significaba, bien lo sabía, la muerte o la prisión, y no había luchado tanto ni viajado tan lejos para rendirse ahora, aunque para ello tienen que hacer frente a un calor sofocante, a nubes de mosquitos que los martirizan y a una selva impenetrable que hay que abrir a golpe de machete . Poco a poco va perdiendo hombres víctimas de la malaria, ahogados en los pantanos que deben atravesar o devorados por los caimanes, siempre cono la amenaza de ataques de las tribus de las zonas y un calor sofocante para las que no eran muy apropiadas las armaduras metálicas que portaban los soldados españoles. Los podéis imaginar sedientos, consumidos por fiebres, el cuerpo lleno de rasguños, el hambre apretando porque apenas disponen de maíz para alimentarse después de unos días, los pies cubiertos de llagas tras días de marcha y sin apenas poder dormir.
Archivo:Balboa Voyage 1513.PNG
Ruta seguida por Vasco Núñez de Balboa desde que salio al frente de 190 hombres en canoas desde Santa María de la Antigua de Darién el 1 de septiembre de 1513. Después de llegar hasta el territorio de Coiba dominio de su suegro Careta, este le dejaría 800 hombres para que le ayudasen a cargar y también le sirvieran de guía y en las relaciones con   las tribus que hallasen por el camino . El 6 de septiembre salían del poblado donde gobernaba Careta y emprenden la ruta por pantanos selvas impenetrables, acosados por los mosquitos, el hambre, la sed, las tribus hostiles y los caimanes, aunque también hallarán tribus amistosas que les socorrerán. Vasco Núñez de Balboa sería el primero en ver desde lo alto de una montaña el Mar del Sur el 25 de septiembre de 1513
Por fortuna, en su camino también se encuentran con tribus amigas que les socorren y les dan alimento y consiguen así llegar a las estribaciones de las montañas que según los indios escondía a su vista el gran océano. El terreno va elevándose, la vegetación aclara un poco y el aire se torna más fresco y así, después de 18 días de marcha ,alcanzaban el último pico antes de ver lo que había al otro lado. Pero justo antes de alcanzarlo aún tendrán que enfrentarse a un nuevo obstáculo cuando son atacados por los hombres del cacique de la zona, aunque una descarga de arcabuz consigue ahuyentarlos. Hay que decir que el arcabuz era un arma de fuego de considerable peso, entre los 4 y los 5 kilos , y de un alcance muy limitado, pues no superaba los 50 metros con precisión, aunque a menos de esa distancia era letal y capaz de atravesar incluso las armaduras. Como munición utilizaban pólvora y la bala , llamada pelota, que era una esfera de plomo de unos 10 gramos de peso , pero era un arma lenta, pues en el tiempo en que un hábil arcabucero podía disparar tres veces un arquero podía llegar a lanzar hasta una docena de flechas, pero los indios huían atemorizados por el sonido atronador que mataba con flechas invisibles.
Parece que en lugar de dejar que se marchen, Vasco ordenó que los prisioneros que habían hecho fuesen lanzados contra los perros que acompañaban a los españoles y fueron devorados por ellos, en un acto absurdo de crueldad, aunque acorde con las prácticas de su tiempo. Al día siguiente, el 25 de septiembre de 1513, sigue junto a un pequeño grupo de hombres entre los que está Pizarro, se dirige hacia la cima , pero antes de llegar les ordena que le dejen solo porque quería ser él el primer europeo en ver con sus ojos el gran y legendario Mar del Sur. ¿Qué sentiría en aquel momento, ante un acontecimiento que sabía que pasaría a la historia y que inmortalizaría su nombre?
El episodio en que , después de haber derrotado a las tribus indias que les atacaron justo antes de emprender la última ascensión que les separaba de su objetivo,  Vasco Núñez de Balboa azuzó a sus perros para que matasen a los que ya se habían rendido es el más triste de esta epopeya y que no responde muy bien a la actitud que Vasco Núñez de Balboa tuvo después, pues establecería relaciones pacíficas con hasta treinta caciques y les prometería su incorporación pacífica  a la Corona, promesa rota por Pedrarías Dávila. Quizás haya que atribuirlo a la brutalidad propia de un tiempo distinto al nuestro, pero fue un acto de crueldad innecesario (imagen procedente de http://everydaysaholiday.org )
Casi podemos sentir los acelerados latidos de su corazón en estos últimos pasos antes de alcanzar la cima, apenas unos metros, unos pasos más, en una mano desenvainada la espada y en la otra el estandarte de su rey  y…¡allí estaba!. Más allá de las colinas más bajas que se encuentran a los pies de la montaña en la que se halla Vasco y que van descendiendo gradualmente en la distancia cubiertas de verdes y frondosas selvas, aparece a su vista una inmensa, inabarcable masa de agua , reluciente a la luz del sol de aquella mañana de septiembre, más allá se hallaban las costas de la India y China , al sur el desconocido reino lleno de oro .¡ Había descubierto el Mar del Sur! el inmenso océano que hoy conocemos como Pacífico.  
Después de gozar en soledad de esta visión, llama al resto de los hombres que le acompañan, entre ellos el padre Andrés de Vara, que entona un Te Deum  al que se unen todos los hombres, conmovidos por lo que están contemplando sus ojos. Debió ser un momento increíble, esos momentos que destacan como un fogonazo de luz en la historia, entre tantas jornadas grises, esos acontecimientos que ni los siglos pueden borrar. Vasco se dirige a sus hombres para agradecerles el sacrificio y el valor demostrado para llegar hasta allí y les pide que sigan junto a él para emprender nuevas conquistas . Ondea su estandarte y toma posesión solemnemente de estas tierras en nombre del rey de España y su escribano Andrés de Valderrábano escribe allí mismo un documento en pergamino para dar carácter oficial a este hecho, y llamando a “los caballeros e hidalgos y hombres de bien que hallaron en el descubrimiento  del Mar del Sur con el magnífico y muy noble señor el capitán Vasco Núñez de Balboa, gobernador de Su Alteza a que ratifiquen que ese señor Vasco Núñez de Balboa fue el primero que vio ese mar y que se lo mostró a los siguientes”
Reproducción del momento en que Vasco Núñez de Balboa, el 25 de septiembre de 1513, toma posesión de las nuevas tierras en nombre del rey de Castilla, rodeado por sus hombres y en presencia de su escribano Andrés de Valderrábano , que dejaría constancia de este hecho en un pergamino que llevaba a tal efecto  “los caballeros e hidalgos y hombres de bien que hallaron en el descubrimiento del Mar del Sur con el magnífico y muy noble señor el capitán Vasco Núñez de Balboa, gobernador de Su Alteza a que ratifiquen que ese señor Vasco Núñez de Balboa fue el primero que vio ese mar y que se lo mostró a los siguientes”(imagen procedente de http://ushistoryimages.com )
Durante dos días realizan el descenso hasta las costas del nuevo mar, dividiendo a sus hombres en tres grupos y será el encabezado por Alonso Martín el que alcance por primera vez las aguas del Pacífico y el propio Alonso Martín se convertirá en el primer hombre europeo en bañarse en sus aguas. Un día después , el 29 de septiembre , Vasco Núñez de Balboa se dirigen hacia el punto indicado por Alonso Martín para tomar posesión del océano.Se dirige hacia la orilla con su armadura brillando al sol , en una mano la espada y en otro el estandarte de Castilla, se mete lentamente en sus aguas hasta que le alcanza la cintura y en ese momento exclama, tal y como lo recoge Andrés de Valderrábano:  “¡Que vivan los altos y poderosos monarcas don Fernando y doña Juana de Castilla, de León y de Aragón, en cuyo nombre y por la Corona Real de Castilla tomo y aprehendo la posesión real y corporal permanente de todos estos mares y tierras y costas y puertos e islas. Y si algún otro príncipe o capitán, cristiano o infiel o del cualquier ley o secta o condición pretende algún derecho a estas tierras y mares, yo estoy presto y aparejado de se lo contradecir o defender en nombre de los reyes de Castilla presentes o por venir, cuyo es este imperio y señorío de aquellas Indias, islas e tierra firme Ahora y en todo tiempo en tanto que el mundo dure hasta el universal final juicio de los mortales”
Cuando todos los presentes han pronunciado este juramento y se han llevado un sorbo del agua de  este nuevo mar a sus labios, Andrés de Valderrábano termina su escrito “Estos veintidós y el escribano Andrés de Valderrábano fueron los primeros cristianos que los pies pusieron en el Mar del Sur y con sus manos todos ellos probaron el agua, que metieron en sus bocas para ver si era salada , como la de la otra mar. Y viendo que lo era, dieron gracias a Dios” Incluso quinientos años después, es emocionante leer estas palabras y ponerse en la piel de estos hombres. Durante las semanas siguientes Vasco y sus hombres recorren la zona y entran en contacto con las tribus gobernadas por los caciques Coquera y Turnaco donde encuentra que están en posesión de un gran número de perlas .Los indios le informan que estas abundan en unas islas cercanas a la costa. Vasco y  algunos hombres embarcaron en canoas acompañados por los indios hacia estas islas, pero el mes de octubre no era una buena época para navegar y no consiguen alcanzar su costa pero si divisarla y Vasco le da el nombre de Isla Rica, la actual Isla  del Rey  y al conjunto de islas las da el nombre de Archipiélago de las Perlas , formadas por un conjunto de 39 islas y 100 islotes situados a unos 48 kilómetros de la costa panameña .
Momento en que Vasco Núñez de Balboa tomaba posesión del Mar del Sur, el Océano Pacífico, con estas palabras recogidas por Andrés de Valderrábano“¡Que vivan los altos y poderosos monarcas don Fernando y doña Juana de Castilla, de León y de Aragón, en cuyo nombre y por la Corona Real de Castilla tomo y aprehendo la posesión real y corporal permanente de todos estos mares y tierras y costas y puertos e islas. Y si algún otro príncipe o capitán, cristiano o infiel o del cualquier ley o secta o condición pretende algún derecho a estas tierras y mares, yo estoy presto y aparejado de se lo contradecir o defender en nombre de los reyes de Castilla presentes o por venir, cuyo es este imperio y señorío de aquellas Indias, islas e tierra firme Ahora y en todo tiempo en tanto que el mundo dure hasta el universal final juicio de los  mortales”(imagen procedente de http://bruceruiz.net )
De regreso al territorio del cacique Turnaco, éste le da de nuevo noticias del rico reino que se extiende al sur y al que llama “Biru” que no era otro que el Imperio Inca y que los españoles llamarían Perú. Vasco querría volver allí, pero sus hombres están enfermos, agotados. Es hora de regresar a Santa María de la Antigua del Darién, aunque lo hará por una ruta diferente para seguir explorando y conquistando nuevos territorios y a lo largo del camino de regreso Vasco está a punto de morir consumido por las fiebres. Después de semanas de penosa marcha , Vasco y sus hombres alcanzan Santa María de la Antigua del Darién el 19 de enero de 1514 , llevando más riquezas que la que ningún otro conquistador había podido reunir hasta entonces además de haber logrado la alianza de hasta 30 caciques . Envía a España una nave con las riquezas reunidas y en las que viaja uno de los emisarios reales, Pedro de Arbolancha, que aunque estaba allí para controlar la actuación de los conquistadores, impresionado por la hazaña de Vasco, está dispuesto a defender su causa ante el Consejo de Indias y el rey al tiempo que también iba a comunicarle la petición de Vasco para que le enviara más hombres.
Por desgracia, cuando la nave llega a España es demasiado tarde. Después de escuchar las acusaciones de Enciso contra Vasco, como vimos, el rey Fernando el Católico (1452-1516) había nombrado como nuevo gobernador de los territorios de Darién a Pedro Arias de Ávila, o Pedrarías De Ávila(hacia 1460-1531)  y el rey , aunque no atiende a las alegaciones de Pedro de Arbolancha si que decide concederle los hombres que  solicita, ordenando que zarpen hasta 17 naves con 1500 hombres a bordo , entre ellos el cronista Gonzálo Fernández de Oviedo(1478-1555) que nos dejaría importantes relatos sobre estos años de conquista y descubrimientos. Las duras condiciones del clima que se encontrarán en Darién hará que al poco de su llegada más de 500 de estos nuevos aventureros mueran de diferentes enfermedades.
Archivo:PedrariasDavila.jpg
Pedro Arias de Ávila, más conocido como Pedrarías Dávila , ya era un hombre de avanzada edad cuando llegó a Santa María de la Antigua de Darién para convertirse en el nuevo gobernador. Se caracterizaría durante todos los años que permaneció como gobernandor  por su crueldad en el trato con los indios y también con sus hombres, pues se dice que sus propios oficiales llegaban a orinarse encima cuando explotaba de ira . Aunque por prudencia no juzgó a Vasco Núñez de Balboa a su llegada por temor a una revuelta, pues Vasco era considerado un héroe, nunca le perdonaría que le hubiera arrebatado la posibilidad de ser él el primero en contemplar el Mar del Sur
Pedrarías viajaba para  ser gobernador y también para juzgar a Vasco por las acusaciones que había realizado Enciso, pero cuando ve el ambiente que se respira en Santa María de la Antigua, donde Vasco es considerado un héroe y casi un mito, considera que no es prudente juzgar y , probablemente, condenar a muerte a este hombre adorado por los suyos, lo que podría provocar una rebelión y evita juzgarle y poco tiempo después llega un nombramiento firmado por el rey Fernando , por el que Vasco obtiene la categoría de Adelantado del Mar del Sur y gobernador de Panamá y Coíba. Para demostrar que su relación era buena, Pedrarías ofrece en matrimonio a su hija,María de Peñalosa, que vive en España,  a Vasco Núñez de Balboa, pero en el fondo le odia porque le ha arrebatado el descubrimiento del Mar del Sur para el que Pedrarías se consideraba destinado, no había sitio para estos dos hombres en el mismo territorio. Dieciséis meses después Vasco escribe al monarca quejándose de la crueldad de Pedrarias con los indios, que está provocando que se rompan todas las alianzas que él había forjado. Vasco les había prometido su incorporación pacífica a la Corona española, pero la sanguinaria actuación de los hombres de Pedrarías lo impediría.
Fallecido ya el rey Fernando el Católico en 1516 y bajo la regencia del Cardenal Cisneros (1436-1517) se envía un tribunal formado por frailes jerónimos para que investiguen los rumores que han llegado hasta la corte del mal trato a los indios y de los enfrentamientos entre partidarios de Vasco y Pedrarías en Santa María de la Antigua e incluso se nombra a un nuevo gobernador , Lope de Sosa , para sustituir a Pedrarías. Mientras, un año antes , Vasco había logrado a regañadientes, la autorización de Pedrarías para organizar una expedición para recorrer la costa del Mar del Sur y  dirigirse hacia el rico reino del Birú. En realidad, Pedrarías tenía la esperanza de que hallara la muerte en esta expedición o de que fracasara y así se acabara ese aura de héroe que parecía protegerle. Vasco Núñez de Balboa vuelve a atravesar las montañas que le separan del Mar del Sur en compañía de trescientos hombres mientras miles de indios transportan sobre sus hombros todo lo necesario para construir las cuatro  embarcaciones con las que pretende explorar las costas del Mar del Sur.
Sin embargo, cuando llegan a la costa la humedad y los insectos han carcomido la madera y no sirve para nada y allí mismo talan los árboles y fabrican los tablones necesarios para construir sus naves  pero cuando ya lo tienen todo listo una riada arrastra las naves hasta alta mar donde se hunden. Una vez más inician la construcción de las naves y consigue terminar dos bergantines con los que lanzarse a la conquista de Birú. Quizás, si hubiera tenido tiempo , habría sido él y no Pizarro el conquistador del Imperio Inca. Pero Pedrarías Dávila, que conocía que venían enviados de la corona para realizar investigaciones de lo que había sucedido allí, temiendo el testimonio de Vasco en su contra, del apoyo a éste por la población y envidioso de las ambiciones de Vasco sobre el Birú, le envía una carta en la que le dice que antes de partir se reuna con él en la villa de Acla , próxima a Darién .
Aunque está en inglés os he puesto este mapa para que viéseis la distribución de los diferentes reinos en la época de Vasco Núñez de Balboa, y la situación del Imperio Inca o Tahuantinsuyu con respecto al istmo de Panamá donde se encontraba Vasco y donde le habían hablado del rico reino de Birú. Con un poco más de tiempo y de fortuna habría sido él y no Francisco Pizarro el conquistador del Imperio Inca  (imagen procedente de http://blogestosehunde.blogspot.com )
Cuando Vasco Núñez de Balboa se dirigió allí vio acercarse a un grupo de hombres encabezado por su antiguo lugarteniente, su hombre de confianza,Francisco Pizarro . Cree que vienen a darle la bienvenida y se aproxima a ellos pero es el propio Pizarro el que extiende su brazo y le sujeta por el hombro al tiempo que le declara preso y le comunica que le han ordenado que lo lleve detenido para ser juzgado por traición a la corona . El juicio es una farsa , los testimonios en contra de  Vasco los ha comprado Pedrarías con dinero,  y aunque tanto Vasco como sus hombres alegan que sólo el nuevo rey Carlos I(1500-1558) puede juzgar al Adelantado del Mar del Sur y gobernador de Panamá y Coiba, estas alegaciones no son escuchadas. Su suerte estaba echada, porque Pedrarías quería librarse  de su rival de todas formas .
Vasco y cuatro de sus oficiales son condenados a muerte y la sentencia se cumplirá en la villa de Acla el 21 de enero de 1519. El hombre que había viajado con Rodrigo de Bastidas recorriendo y explorando las costas de Venezuela y Colombia, el que había fundado la primera villa que consiguió sobrevivir en Tierra Firme, Santa María de la Antigua de Darién, el que había luchado contra las tribus indias pero también había sabido alcanzar acuerdos con ellas para lograr al final una convivencia pacífica a pesar de algún episodio sangriento, el hombre cuyos ojos habían descubierto las aguas del inmenso Océano Pacífico para Europa, el que estaba dispuesto a explorar toda la costa y conquistar el Reino del Birú, el que había enviado más riquezas a España que cualquier otro conquistador hasta entonces, moriría decapitado junto a cuatro de sus hombres en ese 21 de enero de 1519, y su cabeza sería expuesta en una pica . Hasta el último momento permaneció a su lado su esposa india, la hija de Careta, Anayansi
Archivo:Anayansi03.jpg
Monumento dedicado a Vasco Núñez de Balboa en Panamá , que como ha sucedido con otros hombres cuyas aportaciones a España han sido valiosas no recibió gratitud sino la injusticia y una muerte nada gloriosa para quién tanta riqueza y gloria había logrado  para su rey y su reino. A pesar de episodios oscuros como la matanza causada por sus perros entre los indios, fue partidario de la negociación y las alianzas antes que de las armas . Su sustituto y quién le condenó a muerte, Pedrarías Dávila es acusado hoy de causar la muerte de hasta dos millones de indios directa o indirectamente. Su figura hoy está quizás un poco olvidada y la proximidad del quinientos aniversario , dentro de dos años, del descubrimiento del Mar del Sur, bien merece la pena de recordar su vida aventurera, épica y de trágico final, como suelen acabar la vida de los héroes que alcanzan la inmortalidad a través de la memoria de sus actos  
Para fortuna de Pedrarías, su sustituto, Lope de Sosa, murió nada más llegar  y aún se mantendría como gobernandor durante los siguientes años, dejando un rastro de sangre y brutalidad entre los indios y moriría en 1530 con los noventa años cumplidos. Pizarro conseguirá el apoyo de Pedrarías para su exploración y posterior conquista del Imperio Inca y en cuanto al cuerpo de Vasco Núñez de Balboa no hay referencia alguna de lo que sucedió con él. Así termina su historia, una historia de valor, de heroísmos, de ambición, de crueldad, de traición, de sueños cumplidos y de sueños truncados, de injusticia pero aunque la injusticia acabó con la vida de Vasco Núñez de Balboa su nombre , medio milenio después, sigue vivo, en la memoria de todos  junto a los grandes exploradores que han permitido que la humanidad haya ido avanzando paso a paso más allá del horizonte, en busca de nuevas fronteras.
Termino aquí estos dos artículos dedicados a la vida de Vasco Núñez de Balboa, permitidme ahora que cierre los ojos y viaje a través de los siglos, recorrer las selvas y pantanos en compañía de sus hombres y ,al levantar la vista, ya me parece contemplar la silueta de un hombre sobre la cima de la montaña, mirando más allá , en una de sus manos empuña una espada, en la otra un estandarte , sólo ante la historia, sólo descubriendo un nuevo e  inmenso mundo, inmóvil, saboreando ese instante único que cientos de años después seguirá vivo en el recuerdo. Se gira hacia nosotros, nos llama, escalamos apresurados los últimos metros . ¡Allí está! Un inmenso océano plateado iluminado por este sol de septiembre lo ilumina, somos incapaces de decir una sola palabra. Entonces , el padre Andrés de Vera comienza a entonar el “Te Deum”, todos le seguimos . Hemos descubierto el Mar del Sur
Anuncios

GRANDES EXPLORADORES: VASCO NUÑEZ DE BALBOA Y LOS MARES DEL SUR (PRIMERA PARTE)

Doy comienzo a una nueva serie de artículos en El Mentidero donde una vez a la semana conoceremos a un gran explorador, esos hombres que arriesgan su vida impulsados por conocer que hay más allá de las lineas dibujadas en los mapas, de afrontar los riesgos y vencer el miedo a lo desconocido donde otros hombres retroceden atemorizados. Es gracias a estos hombres y mujeres que la humanidad consiguió extender su dominio sobre el planeta, encontrándose con pueblos situados al otro extremo del mundo, lo que le llevó a cruzar océanos en frágiles naves de madera, atravesar los polos desafiando al frío y penetrar en los secretos de los desiertos venciendo al calor y la sed. Es cierto que en estas aventuras se puede encontrar un  deseo de riqueza , de búsqueda de la gloria y la fama, pero pienso que en el fondo el verdadero impulso que mueve al hombre a poner en juego su propia vida es la aventura, lo desconocido, ser el primero en ver algo, es una emoción que no hay nada que la pueda sustituir y que nunca acaba, como decía el poeta norteamericano Thomas S.Eliot “No debemos dejar de explorar. Y al final de nuestras exploraciones llegaremos al lugar del que partimos, y lo conoceremos por primera vez”
Y vamos a empezar esta serie con un hombre que había nacido en Extremadura, cuna de algunos de los más grandes conquistadores españoles de la aventura americana, en la localidad de Jerez de los Caballeros en 1475. Se llamaba Vasco Nuñez de Balboa y apenas sabemos algo de sus primeros años e incluso de quienes fueron sus padres, aunque se cree que su padre fue el hidalgo Nuño Arias de Balboa. Los hidalgos eran de la nobleza, pero nobles sin posesiones, y en ocasiones pobres, pero que tenían el privilegio de no pagar tributos y el derecho de portar armas . Cuando Vasco tiene 17 años se produce el gran acontecimiento que iba a marcar la vida y el destino de muchos aventureros españoles, la llegada de las naves de Cristóbal Colón(hacia 1456 -1506)  a la isla de Guanahaní, la actual San Salvador en las Bahamas.

Mapa del primer viaje de Cristóbal Colón. En la entrada del 11 de octubre de 1492 podemos leer en el Diario de Colón “A las dos horas después de media noche pareció la tierra de la cual estarían dos leguas amainaron todas las velas, y quedaron con el treo, que es la vela grande sin bonetas, y pusiéronse a la corda, temporizando hasta el día viernes, que llegaron a una islita de los Lucayos, que se llamaba en lengua de indios Guanahaní. Luego vinieron gente desnuda, y el Almirante salió a tierra en la barca armada, y Martín Alonso Pinzón y Vicente Yáñez, su hermano, que era capitán de la Niña. Sacó el Almirante la bandera real y los capitanes con dos banderas de la Cruz Verde, que llevaba el Almirante en todos los navíos por seña, con una F y una Y: encima de cada letra su corona, una de un cabo de la cruz y otra de otro. Puestos en tierra vieron árboles muy verdes y aguas muchas y frutas de diversas maneras. El Almirante llamó a los dos capitanes y a los demás que saltaron en tierra, y a Rodrigo de Escobedo, escribano de toda la armada, y a Rodrigo Sánchez de Segovia, y dijo que le diesen por fe y testimonio cómo él por ante todos tomaba, como de hecho tomó, posesión de la dicha isla por el Rey y por la Reina sus señores, haciendo las protestaciones que se requerían, como más largo se contiene en los testimonios que allí se hicieron por escrito. Luego se ajuntó allí mucha gente de la isla.”(imagen proceden de http://recursoslibart.blogspot.com )
 En abril del año 1493 el nuevo Almirante de la Mar Océana se presentaba ante los Reyes Católicos en Barcelona para informarles de los descubrimientos y riquezas que allí había encontrado, incluido un pequeño cofre con oro y afirmando que allí se iba a encontrar mucho más pues le habían asegurado que existían grandes  minas de oro .En los años siguientes, en los nuevos viajes de Colón y en otras expediciones que se irán organizando, zarparán hacia el nuevo continente todo tipo de hombres, desde los nobles en busca de gloria y fama, hasta ladrones, adúlteros, hombres que huyen de sus deudas y todo tipo de maleantes que buscan  tanto dejar atrás sus problemas con la justicia como hacerse ricos recogiendo del suelo el oro que Colón les ha prometido.
Nuestro protagonista, Vasco Nuñez de Balboa, se encontraba entre estos hombres que ,animados por los relatos de los viajes de Cristóbal Colón, decide emprender la aventura y en 1501 se embarca en una expedición dirigida por Rodrigo de Bastidas (1445-1527) a quién los Reyes Católicos le habían otorgado una licencia que le permitía recorrer y tomar posesión de todas aquellas tierras que no hubieran sido descubiertas por Colón y que no pertenecieran a Portugal conforme a lo establecido en el Tratado de Tordesillas de 1494 en la que los Reyes Católicos y el rey de Portugal Juan II (1455-1495) se habían repartido el territorio de conquista del Nuevo Mundo. En 1501 zarpaba la expedición desde Cádiz a bordo de las naves “San Antón” y “Santa María de Gracia” más dos naves más pequeñas, y formaba también parte de la expedición el cántabro Juan de la Cosa (hacia 1450-1510), cartógrafo que había participado en los dos primeros viajes de Colón.

Mapa del viaje de Rodrigo de Bastidas donde también le acompaña Vasco Nuñez de Balboa y Juan de la Cosa, navegante y cartógrafo que había viajado con Colón en sus dos primeras expediciones.. Recorrerían, como vemos en la imagen, la costa de Venezuela y la costa atlántica de Colombia, descubriendo la desembocadura del río Magdalena, las bahías de Cartagena y Santa Marta y el istmo de Panamá para retornar de nuevo a La Española debido al mal estado de las naves. En La Española se asentaría Vasco Nuñez de Balboa como agricultor aunque con escasa fortuna , arruinándose y quedando endeudado(imagen procede de http://www.odisea.ucv.cl )
En esta compañía iba Vasco Núñez de Balboa en su primer viaje a América donde descubrirían y recorrerían la costa venezolana para seguir por las costas de la actual Colombia , descubriendo las  bahías de Cartagena y Sana Marta  y alcanzar el territorio de Panamá  donde descubre el istmo de Panamá , que tiene una anchura de entre 50 y 200 kilómetros y una longitud de unos 700 kilómetros. Rodrigo funda allí un puerto al que bautizará con el nombre de El Escribano . En ese momento tienen que interrumpir la expedición por el mal estado de las embarcaciones para regresar a La Española, la actual Santo Domingo , que se había convertido en el centro de operaciones de las exploraciones españolas. Con las ganancias obtenidas Vasco decide instalarse en La Española y probar suerte como agricultor, pero pronto veremos como eso no es lo suyo .
Después de la mala gestión de Cristóbal Colón en los primeros años después del descubrimiento, había sido sustituido como gobernador de La Española primero por Francisco de Bobadilla y después por Nicolás de Ovando (1460-1511) que es el que desde septiembre de 1501 se encuentra al frente de La Española cuando llega allí Vasco Núñez. Desde el principio Ovando trata de poner orden en el caos de la colonia , donde los indios taínos habían iniciado una rebelión dirigidos por la princesa Anacaona(1464-1504) Ovando no dudará  en usar la violencia para sofocar la rebelión y también el engaño. Así envío un mensaje a Anacaona anunciando que iba a rendirle visita y se presentó al frente de 350 soldados . Anacaona los recibió con fiestas y bailes en un caney, que eran viviendas de madera y paja propiedad del cacique, en este caso de Anacaona. Una vez en su interior , los españoles prendieron fuego a la cabaña . Aunque Anacaona consiguió escapar , tres meses después fue capturada y murió ahorcada.

Anacaona, “la flor dorada” en lengua taína, había demostrado una gran admiración por los españoles cuando Colón y sus hombres llegaron allí por vez primera en 1492, Pero los abusos que estos no tardaron en cometer cuando se fue el Almirante y dejo a  parte de sus hombres en el Fuerte Navidad, convenció a Anacaona, mujer que destacaba por su belleza e inteligencia, de que eran una amenaza para su pueblo y persuadió a su esposo y cacique de los taínos Caonabo para que atacase el fuerte. Así lo hizo y cuando Colón regresó se encontró a sus 39 hombres muertos. Años después, cuando ella ocupa el lugar de Caonabo, una acusación de estar preparando una conspiración contra el dominio español llevó al ataque de Nicolás Ovando, a su posterior captura y a su muerte ahorcada. Era el fin de los taínos que en unos años iban a desaparecer (imagen procedente de http://lasmatasdefarfan.wordpress.com )  
Mientras los españoles que habían viajado hasta allí pensando que encontrarían oro por las calles ya saben que esto no es así , y aunque Ovando les ofrece tierras, como a Vasco Nuñez de Balboa, para que se establezcan como agricultores y ganaderos y les concede también hasta 60 indios para que las trabajen , pero estos españoles , hidalgos o maleantes, no eran hombres amantes de trabajar el campo, querían la aventura y la búsqueda de la riqueza, del oro. Durante estos años la población indígena queda diezmada por las enfermedades, los malos tratos y el trabajo abusivo, quedando en 1507 reducida a no más de 60.000 de los cerca de medio millón que debían vivir cuando llegó Colón apenas quince años antes. Es entonces cuando se traen los primeros esclavos africanos para trabajar en la isla y , en particular, en las plantaciones de las cañas de azúcar un cultivo que había sido introducido por el propio Ovando  había introducido en la isla con plantas procedentes de las islas Canarias.
En 1509 Nicolás Ovando, que se sentía agotado, abandonaba La Española para regresar a España y era sustituido por el hijo de Cristóbal Colón , Diego Colón(1480-1527). Un año antes de había decidido emprender la conquista y colonización de Tierra Firme en la costa comprendida entre los Cabos de Vela en Colombia y de Gracia a Dios, en la frontera actual entre Honduras y Nicaragua. Una de las gobernaciones recibiría el nombre de Nueva Andalucia desde el cabo de Vela hasta el golfo de Urabá , todo en la costa colombiana, y que le corresponderá a Alonso de Ojeda (1468-1515), mientras que la otra gobernación, que se llamará Veragua, se extenderá desde el golfo de Urabá hasta Gracia de Dios y gobernada por Diego Nicuesa (fecha de nacimiento desconocida-1511). Hay que señalar que los dos gobernadores disponían de medios muy dispares, pues mientras Nicuesa contaba con una flota de cinco carabelas, dos bergantines y 800 hombres, Ojeda apenas tenía bajo sus ordenes a 300 hombres , dos bergantines y otros dos barcos más pequeños.  

Archivo:Viajes de Alonso de Ojeda.PNG
Mapa con los viajes de Alonso de Ojeda. En azul su segundo viaje , que es el que relato aquí, donde funda el fortíon de San Sebastián, la primera población estable en Tierra Firme, aunque rodeada de indios hostiles que no cesaron de acosar a la guarnición española e hirieron con un dardo envenenado a Ojeda. Este dejó la guarnición al mando de Francisco Pizarro y 70 hombres para pedir ayudar . En esta misión de ayuda dirigida por el socio de Ojeda,  Martín Fernández de Enciso, viajaría Vasco Nuñez de Balboa como polizón escondido en un gran barril de viveres acompañado de su fiel perro Leoncico 
.Alonso de Ojeda iba acompañado entre otros por Juan de la Cosa, del que ya hablamos antes, y también por Francisco Pizarro(1478-1541), el futuro conquistador del Imperio Inca, pero para eso aún faltaban bastantes años. Al desembarcar en los nuevos territorios de Nueva Andalucia, la expedición de Ojeda es acosada continuamente por los indios y mueren setenta hombres, entre ellos el propio Juan de la Cosa. Aunque Ojeda reaccionó con ferocidad , causando muchas muertes entre los indios tuvo que ir cediendo ante su empuje .hasta que acudió en su ayuda Nicuesa , navegando juntos hasta el golfo de Urabá donde fundaron  un fortín al que dieron el nombre de San Sebastián y que sería la primera fundación de una población española en Tierra Firme. Pero su situación era muy precaria , sufriendo los ataques de los indios que usaban dardos envenenados, con uno de los cuales hirieron a Ojeda en el muslo aunque gracias a que le cauterizaron la herida con un hierro al rojo vivo, pudo salvar la vida

Es en este momento cuando la fortuna juega a favor de  Alonso de Ojeda y sus hombres cuando aparece el barco capitaneado por Bernardino de Talavera, considerado el primer pirata del Caribe , y que se hallaba en la zona en busca de alguna presa a la que asaltar. Recibe la petición de socorro de los hombres atrapados en el fortín de San Sebastián y permite que Ojeda, herido en la pierna suba para llevarlo hasta La Española , aunque esperaba recibir a cambio una buena recompensa. Ojeda promete a sus hombres que regresará con refuerzos y pone a Francisco Pizarro al mando. Nada más zarpar Bernardino de Talavera ordenaría que Ojeda fuera encerrado en la bodega donde permanece hasta que una tormenta hunde el barco y Ojeda consigue salvarse cuando fue avistado por un barco que por fin le lleva hasta su destino, La Española. Allí pedirá ayuda al nuevo gobernador, Diego Colón, y es cuando de nuevo entra en escena Vasco Nuñez de Balboa , aunque de una forma un tanto teatral, como ahora veremos.

A la llamada de socorro de Ojeda responde el experto en leyes sevillano Martín Fernández de Enciso (1470-1528), que además era socio de Ojeda, organizando una expedición con el objetivo de rescatar a los españoles del fuerte y no perder así toda la inversión económica que había realizado financiando a Ojeda. A la hora de reclutar a la tripulación se presentan muchos hombres que tratan de escapar de las deudas contraídas, y los acreedores acuden a Diego Colón para que impida que aprovechen la situación para marcharse sin pagar las deudas. De esta forma se establece un riguroso control para embarcar, al tiempo que se obliga a Enciso a anclar fuera del puerto para que nadie pueda subir a bordo sin ser visto. Entre estos hombres acosados por las deudas y que necesitaban marcharse de La Española estaba Vasco Núñez de Balboa.

Portada de la “Suma Geográfia” que escribiría en 1519 Martín Fernández de Enciso, socio de Alonso de Ojeda,  cuyos mapas fueron prohibidos por España para no entrar en conflicto con Portugal.  Sobre la conquista escribiría “era muy razonable que el rey enviara hombres para exigir a los indios idólatras que le entregaran sus tierras, pues se las había dado a él el Papa. Si los indios se negaban, podía con toda justicia declararles la guerra, matarlos y esclavizar a los que no murieran en la batalla, exactamente como  Josué había tratado a los habitantes de Canaán. El cacique Sinú dijo que el Papa debía de estar borracho cuando entregó América  al Rey de España” texto extraido de la obra “Quien es quien de los conquistadores”(imagen procedente de  http://www.isladetoas.8m.com )
Finalmente Enciso ordenó zarpar rumbo a Tierra Firme y el fortín de San Sebastián . Todo parecía normal excepto por un enorme perro que recorría el barco arriba y abajo y que nadie sabía como había subido a bordo ni a quién pertenecía. Finalmente reparan que el perro siempre se queda junto a un barril de víveres que había sido izado a bordo el último día antes de zarpar. Pero antes de que procedieran a abrirlo , una figura surgió de su interior, armado y con la cabeza cubierta por un casco, era Vasco Nuñez de Balboa, que escondido en el barril logró subirse al barco como polizón .Enciso , que era abogado y estaba acostumbrado a hacer respetar las leyes, le hace saber a Vasco que no lo llevará con él y que le abandonará en la primera playa que encuentren.Pero antes de que esto suceda se cruzarán con otro barco donde iban nada menos que Francisco Pizarro con los supervivientes del fortín de San Sebastián.

Pizarro informa a Enciso que San Sebastián ya no existe y ellos habían huido en dos pequeños bergantines en el que no cabían todos, y solo cuando muchos de ellos habían muerto pudieron zarpar.Uno de los bergantines se había hundido en la fuga y los 34 hombres que acompañaban a Pizarro era todo lo que quedaba de los hombres de Ojeda. Entre la tripulación de Enciso crece  la opinión de que hay que regresar a La Española,Enciso insiste en que tienen que dirigirse hacia el fortín de San Sebastián y esperar allí  a Ojeda  pero Vasco, que quiere evitar regresar a la Española  y además conoce bien el litoral de su anterior expedición con Rodrigo de Bastidas, les informa que sabe de un sitio donde los nativos son amables con los españoles , situado en el Golfo de Darién y que sería mejor lugar para asentarse que San Sebastián  . Gracias a su capacidad oratoria y su poder de persuasión convence a todos y ponen rumbo hacia allí , situado en el istmo de Panamá.

Después de combatir a los indios que allí estaban asentados , dirigidos por el cacique Cemaco, la expedición consigue establecer una nueva población en Tierra Firme, Santa María de la Antigua del Darién. Enciso tratará de organizar la nueva población , pero los soldados no son amantes de los reglamentos ni las leyes y se ponen de parte de Vasco que se convierte en el auténtico gobernador de esta población . En realidad la nueva población se hallaba en los territorios que formaban parte de la gobernación de Nicuesa y esto lo aprovecha Vasco para negar el derecho de Enciso para autoproclamarse alcalde de Santa María. Acuerdan hacer unas elecciones para que los soldados, un total de 180 hombres, elijan quién quiere que les gobierne, y , como era de esperar, el ganador es Vasco.Al legar a oídos de Diego de Nicuesa, el gobernador de Veragua ,la rebelión de Vasco,  se dirigió hacia la nueva población para pedir explicaciones pero Vasco ni siquiera le deja desembarcar y le obligar a volver por donde había venido. En el viaje de regreso en 1511 una tormenta sorprende a Nicuesa , cuyo barco se hunde y él muere ahogado.

Mapa de los nuevos territorios de Tierra Firme, con las dos Gobernaciones en que había sido dividido en 1509, la de Nueva Andalucia que correspondió a Alonso de Ojeda, y la de Veragua a cargo de Diego Nicuesa. Ojeda fundaría San Sebastián de Urabá en 1509, y un año después, la expedición de socorro en la que participaba Vasco Nuñez de Balboa fundaría una nueva ciudad , abandonando San Sebastián, a la que llamarían Santa María la Antigua del Darién(imagen procedente de http://pueblosoriginarios.com )
Diego Colón, desde La Española, reconoce el nombramiento de Vasco, y Enciso se decide a partir hacia España para informar personalmente al rey y al Consejo de Indias sobre la rebelión de Vasco, que  es consciente de lo que esto significa. Por su culpa ha muerto un enviado del rey, Nicuesa, y , además, Enciso ya esta de camino a España para denunciar a Vasco, por lo que la única salida que le queda es lograr éxitos que de alguna forma justifiquen su actuación. Sabe que si puede ofrecer algún éxito importante todo le será perdonado. Con la ayuda de Francisco Pizarro se lanza a una campaña contra los indios del istmo obteniendo continuas victorias. La táctica que utilizaba en estos enfrentamientos donde, los españoles siempre eran inferiores en número, era concentrar toda su energía en capturar al cacique y una vez capturado el resto de los indios cesaban de luchar , una táctica que sería empleada después por otros grandes conquistadores como Hernán Cortés y el propio Pizarro que la aprendió combatiendo con Vasco.
En uno de estos ataques capturó al cacique llamado Careta, que le hizo ver a Vasco lo importante que sería establecer relaciones con las tribus indias en lugar de combatirlas, obteniendo su apoyo y forjando alianzas.  Careta le ofrece aliarse con él y en señal de confianza le entrega la mano de su hija Anayansi y a cambio los españoles le ayudarían a derrotar a una tribu enemiga dirigida por otro cacique llamado Ponga. Le derrotan y lo mismo hacen con otras muchas tribus , ganando cada vez más territorios para la Corona española y consiguiendo un gran prestigio entre los indios hasta el punto de que el más poderoso de los caciques de la zona, Comagre, le invita a comer con él y le entrega como presente cuatro mil onzas de oro. Cual no será la sorpresa de Comagre cuando compruebe como los españoles pierden la dignidad a la vista del oro y se abalanzan sobre él disputándoselo.

Comagre se extraña de esta pasión por el oro e informa a Vasco que más allá de las montañas hay un inmenso mar  y si siguen por su costa hacia el sur llegarían hasta un poderoso reino donde sus reyes comían en platos de oro y bebían en copas del mismo metal precioso , aunque para llegar al mar tendrían que atravesar primero las montañas y enfrentarse a las tribus que se encontraría en el camino, algo en lo que Comagre podría ayudarle. Desde ese momento Vasco Nuñez de Balboa sabe que esa tiene que ser su misión, ser el primer europeo en ver con sus ojos el mítico Mar del Sur , eso significaría la gloria, la inmortalidad y también el perdón de la Corona. De todas formas, sabe que Enciso debía estar ya en España intrigando contra Vasco y por ello apareja un barco , lo carga de las riquezas obtenidas en las conquistas que ya han realizado y lo pone al mando de uno de sus hombres de mayor confianza, su secretario Zamudo, para que explique la situación en Santa María de la Antigua del Darién y defienda su posición además de solicitar otros mil hombres de refuerzo.. La desgracia hará que este barco no llegue nunca a España pues se hundiría debido a un huracán que le sorprendió en alta mar.

Cuando embarcó como polizón Vasco Nuñez de Balboa fue acompañado por su fiel sabueso Leoncico. Una de las tácticas empleadas en el combate por los españoles, inferiores en número a las tribus a las que se enfrentaban , además de centrar todo su esfuerzo en la captura o muerte del cacique que conllevaba la inmediata rendición de toda la tribu, era el uso de los perros que aterrorizaban a los indios y mataban a muchos de ellos como vemos en la imagen (imagen procedente de http://www.canstock.com )

Sin conocer esta noticia, llega un barco que trae malas nuevas a Vasco, pues uno de los hombres de Vasco en España le informa que Enciso ha conseguido convencer al Consejo de Indias para que condenen a Balboa a pagar una importante indemnización y que en un próximo barco viajaría un representante de la justicia para juzgar a Vasco o llevarle encadenado para ser juzgado en España, donde la condena podía ser incluso la muerte. Nada puede esperar de España, si quiere evitar la prisión o el cadalso tendrá que decidirse a emprender la búsqueda del Mar del Sur, atravesar las montañas que le separan de él, enfrentarse a las tribus hostiles que se pueda encontrar y así podrá ofrecer un gran descubrimiento. La gloria o la muerte , no le quedan más opciones. Sin aguardar la llegada del representante de la justicia, el 1 de septiembre de 1513  Vasco Nuñez de Balboa se pondrá al frente de una columna de 190 españoles armados con espadas, lanzas, ballestas y arcabuces en compañía de unos 800 indios que había aportado Careta.

Comenzaba una gran aventura, la de un hombre que se niega a aceptar su destino y se decide cambiarlo , arriesgándolo todo a una carta, la de la gloria del descubridor. Pero  para eso tendremos que esperar al artículo de mañana donde viviremos la aventura de Vasco Nuñez de Balboa y sus hombres a través de las montañas hasta alcanzar el Mar del Sur y de lo que luego sucedió. Descansemos ahora antes de emprender el viaje , revisemos nuestro equipo y limpiemos las armas. Mañana partiremos temprano rumbo a la gloria o la muerte.