GRANDES EXPLORADORES: PÁEZ, BURTON Y SPEKE EN BUSCA DE LAS FUENTES DEL NILO(SEGUNDA PARTE)

En la primera parte de este artículo recorrimos  la historia del mayor río de África, el Nilo, más que un río, la fuente de vida que permite la existencia del ser humano a  lo largo de sus 6756 kilómetros de longitud y después de atravesar once naciones. Vimos como desde la antigüedad se trató de hallar su nacimiento, las míticas Fuentes del Nilo y como fue un español , el jesuita Pedro Páez(1564-1622) , quién descubrió el nacimiento de uno de los dos Nilos, el Nilo Azul , en el año 1618, un descubrimiento que , sin embargo, pasaría desapercibido en Europa y del que intentó apoderarse el explorador escocés James Bruce (1730-1794), que menospreció el relato de Páez afirmando que el jesuita español nunca había estado allí y lo que había descrito no era más que el relato de lo que otros le habían narrado. Pero la precisión de los detalles sobre la profundidad, las impresiones del paisaje y los datos geográficos confirmaban que Páez era el primer europeo en ver las Fuentes de las que manaba el Nilo Azul. Pero aún quedaba un reto, buscar el nacimiento del Nilo Blanco, del que el astrónomo, matemático y geógrafo griego Claudio Ptolomeo(100-170)  ya había aventurado que se hallaba en el interior de África , en las lejanas Montañas de la Luna, que hoy llamamos Ruwanzari.
Y aquí empieza la historia de nuestros dos protagonistas de hoy, Richard Francis Burton(1821-1890) y John Haning Speke(1827-1864) . Creo que lo mejor es que conozcamos como eran estos dos grandes  exploradores antes de que sus destinos se cruzaran para emprender la búsqueda de las Fuentes del Nilo. Richard Francis Burton, necesitaría varios artículos para relatar su apasionante vida, por lo que me limitaré a relataros algunos de los datos más destacados de su biografía. Hijo del matrimonio entre el capitán del ejército británico  Joseph Netteville Burton, de origen irlandés, y de Martha Baker, que era hija de una familia acomodada, Burton nace el 19 de marzo de 1821 en  Torquay, en Devon. Durante sus primeros años la familia viaja bastante siguiendo los diferentes destinos a los que es enviado su padre, y así vive en Francia e Italia , destacando ya en estos primeros años de su vida la facilidad que le caracterizaría siempre para el aprendizaje de nuevos idiomas, aprendiendo latín , italiano y francés .

Richard Francis Burton en una fotografía antes de que tuviera la cicatriz que dejaría marcado su rostro después de una expedición a Somalia que veremos más adelante en el artículo. De él decía su amigo y poeta Algernon Charles Swinburne(1837-1909) que “tenía la frente de un dios  y la mandíbula de un diablo” .Burton trató de dar un sentido a su existencia a través de una constante búsqueda espiritual, ayudándose de opio y  otras drogas, y también se interesaría en el estudio de  la cábala, la alquimia, el cristianismo y diversas religiones orientales, para acabar convertido al sufismo, que practicaría durante el resto de su vida. Sobre la religión escribiría “cuanto más estudio religión más convencido estoy de que el hombre nunca ha adorado otra cosa que a sí mismo”(imagen procedente de http://www.taringa.net )
Como suele suceder cuando desde niño no echas raíces en ningún sitio ,Burton se sentía extranjero en todas partes y desarrolló un carácter independiente , arrojado y crítico. Solía decir “Haz lo que tu hombría te empuje a hacer, no esperes aprobación excepto de ti mismo” y en ocasiones ese carácter indómito le causaba serios problemas, como cuando comenzó a estudiar en 1840 en el Trinity College de Oxford , uno de los colleges que integran la Universidad de Oxford, fundado en 1555. Durante su primer año se enfrentó en duelo a uno de sus compañeros de universidad porque se había burlado de su bigote, y desde muy pronto se aisló del resto de estudiantes y profesores, aunque era uno de los alumnos más brillantes. Burton prefería dedicarse a seguir aprendiendo nuevos idiomas, como el árabe, y practicando el arte de la cetrería y la esgrima. Finalmente ,sería expulsado en 1842 , después de participar en una carrera de caballos, algo que tenían prohibido los estudiantes según las reglas académicas
Quizás fue en aquel momento cuando Burton dijo de si mismo que no era “Bueno para nada, excepto para ser tiroteado por seis penique al día” y decide alistarse en el ejército de la Compañía de las Indias Orientales que en ese momento estaba combatiendo en la Primera Guerra Afgana. Esta Compañía había sido creada por un grupo de empresarios ingleses, con el fin de garantizarse el monopolio del comercio con la India, un monopolio que le iba a ser reconocida por la carta real del 31 de diciembre de 1600 firmada por la reina Isabel I. Pero con el tiempo ,pasó de ser una empresa comercial a convertirse en el auténtico gobernante y protector de los intereses ingleses en la India y fue ella la que había organizado el ejército inglés que participaba en esta primera guerra afgana, donde Inglaterra trataba de frenar la creciente influencia rusa en Afganistán y evitar que se extendiera hacia sus posesiones en la India. Es lo que entonces se llamó el Gran Juego y del que ya hemos hablado en otras ocasiones en el Mentidero.  Esta primera guerra afgana ,en la que quería participar Burton, había empezado en 1839 y en noviembre de 1841 las tropas británicas en Kabul habían sido aniquiladas .Poco después ,  en otoño de 1842, los británicos se ven obligados a marcharse del país.

John Haning Speke, con quién Richard Francis Burton iba a compartir la aventura de la búsqueda de las Fuentes del Nilo , era un hombre con un carácter del todo opuesto al de Burton, ni tenía su cultura, ni sabía hablar idiomas,no fumaba, era abstemio y no tenía talento para escribir .Sin embargo si tenía una gran habilidad para el dibujo. Burton describía a Speke como un hombre que casi no podía arreglárselas sin la ayuda del propio Burton hasta el punto de que le daba sus notas sobre el viaje para que Burton le corrigiera su estilo. Tal vez su sueño era convertirse en héroe lo que explicaría que en su primer encuentro con Burton le dijera que había ido a África a buscar la muerte (imagen procedente de http://burtoniana.org )  
Cuando Burton  se dirigía allí la guerra termina, por lo que es enviado a la India. De nuevo su carácter indomable le causará problemas , pues no se ganaba las simpatías de la alta sociedad británica con sus constantes críticas a sus costumbres frívolas  y al desconocimiento del país que trataban de controlar, lo que le llevó a decir con amargura “Qué se puede esperar de un Imperio sufragado por tenderos”. Ya en estos años Burton  es ,según nos lo describe Javier Reverte en su libro “El sueño de África” “atractivo, culto, de fuerte complexión y apasionado por la aventura, la exploración y la etnografía”, y desde luego dotado  de una aguda y profunda inteligencia. Aprende hindi y otras lenguas de la India con el guyaratí y el maratí a lo que añade también el persa.Al final de su vida Burton dominaría 29 lenguas y su pasión por el conocimiento de nuevos lenguajes le llevó incluso a domesticar a un grupo de monos para tratar de aprender la forma en que se comunicaban. Hasta tal punto se trataba de integrar en la vida de la India y de sus gentes, que sus compañeros del ejército le miraban con recelo y le llamaban “el negro blanco” y también Dick el rufián, por su mal carácter y su afición a las peleas
La verdad es que Burton era un hombre muy inteligente y en ocasiones la inteligencia despierta la envidia de los mediocres, y creo que eso es lo que le sucedió a Burton, era un hombre incómodo porque no cerraba la boca y decía lo que pensaba aunque eso le perjudicara, y esas verdades solían dejar en evidencia la hipocresía y falta de inteligencia de los que le rodeaban. Quizás para alejarle de allí le designaron para participar en la cartografía del Sindh, una región de Pakistán . Sería allí donde aprendería a utilizar los instrumentos de medición para trazar planos , conocimientos que luego emplearía en sus futuros viajes de exploración y , como era habitual en él, trató de mezclarse con la población, para lo cual no vaciló en disfrazarse adoptando incluso un nombre, el de Mirza Abdullah. Gracias a su dominio de las diferentes lenguas que hablaba, conseguía incluso engañar a sus propios compañeros. Seguramente fue entonces cuando, viendo su capacidad para mezclarse con la población pasando desapercibido,  le encomendaron operaciones de espionaje.

Isabel Arundell(1831-1896), pertenecía a una familia católica y aristocrática , de las más ricas y respetadas de la nobleza inglesa.Ella parece que se enamoró al conocerle en 1850, sin embargo no iniciarían su noviazgo hasta 4 años después y se casarían diez años más tarde.Ella misma siempre había querido ser explorada , como ella misma desveló en uno de sus escritos “Mi destino era Damasco, el sueño de mi infancia. Seguiré los pasos de Lady Mary Wortley Motagu, Lady Hester Stanhope y la princesa de la Tour d’Augverne, ese trío de famosas europeas que vivieron, por decisión propia, una vida completamente oriental. Yo procuraré ser la cuarta. Tengo que vivir entre los jefes árabes beduinos. Tengo que aspirar el aire del desierto. Sueño con tener tiendas, caballos, armas y ser libre”. No lo pudo conseguir, pero si compartió la vida de uno de los grandes exploradores del siglo XIX al que amó profundamente y no vaciló en enfrentarse a su  familia para casarse con él(imagen procedente de http://roble.pntic.mec.es )
En 1849 regresa a Europa para recuperarse de una enfermedad y escribe el primero de sus más de cien libros publicados al final de su vida, titulado “Goa y las montañas azules”. Además de escritor también sería traductor pues sería el primero en traducir al inglés  “Las Mil y una noches” y la obra erótica “El jardín prohibido“, aunque eso sería años después, en la década de los ochenta. Al respecto del sexo, parece ser que Burton tuvo una activa vida sexual y algunos de sus biógrafos afirman que era bisexual. Viaja luego a Boulogne en 1850 y allí conoce a una joven de 19 años y miembro de una de las familias más ricas y respetadas de la aristocracia inglesa, Isabel Arundell(1831-1896).Ella reconocería después que se había enamorado desde un primer momento de aquel hombre con una expresión que ella definía como de “fiera orgullosa y meláncólica”  , pero a pesar de este amor a primera vista, al menos por parte de Arundell, no se harían novios hasta cuatro años después y el matrimonio no se celebraría hasta transcurridos diez años.
El escritor y periodista australiano Alan Moorehead (1910-1983), autor en los años sesenta del siglo XX de dos relatos de exploración titulados “El Nilo Blanco” y “El Nilo Azul” y que ya mencioné en la primera parte de este artículo, nos dice sobre Burton “Sobre todo, era un arabista y un romántico, pertenecía a esa clase de hombres a los que algo les falta en la vida, un hambre, una nostalgia  que sólo puede calmarse en los desiertos de Oriente. Era demasiadas cosas para contenerse en un solo hombre y eso hacía que viviera en permanente conflicto consigo mismo”. Si, Burton no podía permanecer demasiado tiempo en ningún sitio, y así , en 1851 propone un proyecto a la Royal Geographical Society, una Sociedad que había sido fundada en 1830 para el desarrollo de la ciencia geográfica, y que financiaría algunas de las expediciones geográficas más importantes de los siglos XIX y XX. El proyecto consistía en realizar la Hajj, la peregrinación a La Meca que ,al menos una vez en la vida, todo musulmán está obligado a realizar, y Burton además quería ampliarlo también a la ciudad de Medina. El riego era enorme, pues a pesar de su dominio del árabe y de sus dotes para disfrazarse , si era descubierto lo pagaría con la muerte. 

Richard Francis Burton no tenía problemas para mezclarse con pakistaníes, persas o árabes gracias a su extraordinario dominio de idiomas, de los que hablaba y escribía al menos 29, y su habilidad para el disfraz. Gracias a estas capacidades fue usado por el servicio de inteligencia británico para infiltrarse entre la población nativa , y fue así como consiguió unirse a una caravana que se dirigía hacia La Meca , una ciudad prohibida para los no musulmanes. Arriegó su vida pero consiguió entrar en las dos ciudades sagradas, La Meca y Medina. Burton contaba que una noche se apartó de la caravana para orinar y creyéndose a salvo de miradas indiscretas, orinó como un occidental, de pie, y no en cuclillas como haría un musulmán. Pero uno de los componentes de la caravana lo descubrió y para evitar que lo denunciara a los demás , Burton se lanzó contra el hombre y le degolló. Al menos eso relataba Burton, aunque no sabemos si fue fruto de su imaginación para dar mayor brillo a su aventura (imagen procedente de http://lapalabracontapas.wordpress.com )  
No iba a ser el primer europeo en ver La Meca, pues ya en 1503había llegado hasta allí un aventurero italiano llamado Ludovico de Vartema(1470-1517), que desmentiría a su regreso la leyenda de que el ataúd de Mahoma se hallaba flotando en el aire, pero Vartema se había convertido al Islam, por lo que su vida no corría peligro, como tampoco la de un inglés llamado Joseph Pitts, capturado por unos piratas musulmanes  y que vio La Meca a comienzos del siglo XVIII. Un militar y espía español llamado Domingo Badía(1767-1818), llegaría allí en 1807, arriesgando su vida pues no se había convertido al Islam pero si consiguió fingir con éxito haciéndose pasar por musulmán, al igual que el explorador suizo Johann Ludwig Burckhardt(1784-1817) en 1813.  Burton sabía que se jugaba la vida como él mismo escribió ” Ni el Corán ni el sultán piden la muerte del judío o cristiano que traspasen las columnas que denotan los límites del santuario, pero nada puede salvar a un europeo descubierto por el populacho o a uno que tras la peregrinación se ha mostrado a sí mismo como infiel”
No tengo espacio en este artículo para hablar sobre todas las aventuras de este viaje de tres años que coronaria con el éxito al entrar en las dos ciudades santas del Islam , aventura que relataría en otro de sus libros y que le daría la fama “Peregrinaje a Medina y La Meca” escrito en 1855. Pero un año antes  se encuentra por primera vez con Speke, un hombre con una personalidad muy diferente a la de Burton y con una biografía mucho menos apasionante. John Haning Speke había nacido en 1827 y voy a volver a las palabras de  Javier Reverte para que nos lo describa “Tenía una apariencia escandinava , pelo rubio y los ojos azules y dulces. No era culto, no hablaba lenguas y hay quien lo ha definido como el prototipo de buen chico según los moldes de la estricta sociedad victoriana. Era abstemio, apenas fumaba , sus dotes de escritor eran muy pobres y sus cualidades retóricas no podían compararse a las de Burton”. En realidad, en lo único que Speke podía superar a Burton era en el dibujo, pues era un excelente dibujante. Aun así, Speke ya había demostrado su entusiasmo por la exploración cuando sirviendo en el ejercito inglés en el estado indio del Punjab, realizó varias expediciones por los Himalaya.

Como escribe en su libro Javier Reverte en su obra “El sueño de África” , Speke “Tenía una apariencia escandinava , pelo rubio y los ojos azules y dulces. No era culto, no hablaba lenguas y hay quien lo ha definido como el prototipo de buen chico según los moldes de la estricta sociedad victoriana.” Una personalidad que nada tenía que ver con la de Burton y de la que el escritor australiano Moorehead diría “quizá tenía una forzosa y secreta necesidad de ser un héroe” y lo lograría, aunque hoy pocos recuerdan el nombre de Speke , mientras que a otros exploradores como Livingstone, Stanley o el propio Burton se les dedican libros y películas (imagen procedente de http://www.datuopinion.com )

En septiembre de 1854, como ya he dicho,  Burton y Speke se encuentran por primera vez y debieron de simpatizar pues Burton le ofrece acompañarle a explorar el interior de la actual Somalia por orden de la Compañía de las Indias Orientales, que pretendía proteger su comercio por el Mar Rojo. Acompañado por el propio Speke ,entonces teniente del ejército, y otros dos tenientes, William StroyanG.E. Herne,  junto con un nutrido grupo de porteadores africanos , emprendieron el viaje de exploración, pero fueron atacados por una tribu somalí de unos doscientos hombres , entablándose un combate donde Stroyan encontró la muerte. Mientras luchaba, Speke dio unos pasos atrás y Burton le gritó que no lo hiciera para evitar que creyeran que se retiraban, pero Speke se ofendió pues pensaba que estaba dudando de su valor, por lo que arremetió con temeridad contra los somalíes , que le causan once heridas y le capturan, mientras que Burton fue alcanzado por una jabalina que le entro por una mejilla y su punta asomó por la otra, dejando una cicatriz bien visible en las fotos que se conservan de su rostro.

Speke lograría escapar de sus captores y reunirse de nuevo con Burton . Ya en Aden toman un barco de regreso a Inglaterra. Ante el desastroso resultado de la expedición ,se abrió una investigación sobre la actuación de Burton ,de la que quedó exonerado de toda responsabilidad  dos años después. A continuación ambos se dirigieron a Crimea para participar en la guerra que desde 1853 enfrentaba al Imperio Ruso contra la coalición formada por Inglaterra, Francia y el Imperio Otomano . Allí permanecieron hasta el final de la contienda en 1856 , cuando regresan de nuevo a Inglaterra. Durante su estancia en la India, Speke había planeado realizar un viaje en busca de las Fuentes del Nilo, pero no como se había hecho hasta entonces desde la desembocadura del río en el Mediterraneo, sino desde las costas del Indico. Burton también había estudiado esta posibilidad, siguiendo las rutas de las caravanas de los mercaderes árabes esclavistas, que transportaban a los esclavos negros desde el interior hasta la isla de Zanzibar, donde eran embarcados con rumbo a diferentes puertos del mundo donde eran utilizados para trabajar. Estos viajes se hacían en condiciones inhumanas que serán objeto de un futuro artículo.

En esta fotografía podemos apreciar la cicatriz que dejó en el rostro de Burton la jabalina que atravesó una de sus mejillas y cuya punta llegó a asomar por la otra mejilla. Sucedió durante la expedición que dirigió Burton al interior de Somalia en 1855 y que relata en su libro First Footsteps in East Africa (1856). Esta expedición fue considerada por Speke un desastre, no así por Burton que había logrado entrar en la ciudad de Harar , la ciudad prohibida de Abisinia y donde, años después , viviría el poeta francés Arthur Rimbaud, dedicándose al trafico de armas. Burton huyó del ataque todavía con la jabalina atravesando su rostro mientras Speke había sido capturado y habría muerto si no hubiera conseguido huir de sus captores

Burton había conocido a dos misioneros alemanes llamados Johannes Rebmann (1820-1876) y Johan Ludwig Krapf(1810-1881), que habían sido los primeros europeos en ver las cumbres del Kilimanjaro con 5892 metros  y del Monte Kenia con 5119 metros  , las dos principales alturas de África. Poseían un mapa , al que llamaban “el mapa babosa” porque aparecía representado un gran lago con esa forma  en el interior de África. Rebmann y Krapf no había ido más lejos, pero entregarían el mapa a Burton para que él lo intentase. Burton convenció a la Royal Geographical Society para que financiase la expedición con mil libras  y ofrece a Speke que le acompañe , una invitación que fue recibida con entusiasmo por Speke. No buscaban riquezas ni conquistas, sino la épica, la gloria del descubrimiento. Burton había advertido esta necesidad de ser un héroe de Speke  y menciona en una de sus obras que cuando le conoció en septiembre de 1854 Speke le había dicho que viajaba a África para buscar una muerte heroica.

Una imponente imagen del Kilimanjaro, situada en el nordeste de  Tanzania. Es la montaña más alta de África, superando al Monte Kenia y al Stanley,  formada por tres volcanes inactivos: el Shira, en el oeste, de 3962 metros de altura , el Mawenzi de 5149 metros y situado al este y el más alto de los tres, el Kibo, de 5892 metros, siendo este el punto más elevado del continente. Esta imponente montaña sería contemplada por primera vez por los ojos de un europeo cuando llegaron allí los misioneros alemanes Johannes Rebmann (1820-1876) y Johan Ludwig Krapf(1810-1881), que llevaban como única protección contra tribus como los orgullosos masais una sombrilla. No siguieron adelante , pero aconsejaron a Burton que atravesara los territorios de los masai, pero Burton demostró en esta ocasión más temor que los misioneros(imagen procedente de http://africatanzania.blogspot.com

Lo cierto es que el objetivo reconocido de la expedición no era descubrir las Fuentes del Nilo sino buscar el mar interior que se sabía que existía y que aparecía en el mapa de Rebmann. Antes de zarpar, Burton pidió en matrimonio a Isabel Arundell en secreto, pues las diferencias sociales entre ambos habrían hecho que la familia de Isabel impidiera el compromiso.Speke y Burton viajan juntos hasta Zanzíbar y después a la ciudad de Mombasa , en la costa de la actual Kenia. Fue allí donde Burton habló con los dos misioneros alemanes que nueve años antes habían descubierto el Monte Kenia y el Kilimanjaro y cuando Redmann le entrego el “mapa babosa”. Redmann le aconsejaría que atravesase el país de los Masáis, que se hallaba situado en la frontera entre Kenia y Tanzania , ya que así se ahorraría el rodeo que daban las caravanas de los mercaderes árabes, pero Burton no hizo caso del consejo pues conocía la fama belicosa de esta tribu,algo curioso en Burton , un hombre que no era cobarde pero temía cruzar unas tierras que los misioneros alemanes habían atravesado con la única defensa de una sombrilla para el sol.

Por fin, el 17 de junio de 1857 zarpaban desde la isla de Zanzíbar hasta la ciudad de Bagamoyo en la actual costa de Tanzania. Y desde allí, después de ultimar los preparativos de la expedición, partirían el 27 de junio hacia el oeste , en dirección hacia los lagos, acompañados por un total de 132 hombres incluidos los porteadores y esclavos más la compañía de cinco asnos .Iban acompañados también por un guía nativo , Sidi Mubarak(1820-1885), que se haría famoso como guía de diferentes expediciones europeas en África, como la de Henry Morton Stanley(1841-1904) en busca del doctor David Livingstone(1813-1873)  y que conocía perfectamente el terreno y también las lenguas de los pueblos con los que iban a cruzarse. Tenían cada jornada del viaje organizada, de forma que a las cuatro de la mañana todos se despertaban y, después de desayunar, a las cinco emprendían la marcha con Burton y Speke montados en asnos al final del grupo. A las once de la mañana, cuando comenzaba a sentirse un calor sofocante, se detenían y descansaban y hacia las cuatro de la tarde comían. Dormían hacia las ocho de la noche y a las cuatro de la madrugada volvían a empezar.

Mapa donde en rojo podemos apreciar la ruta seguida por Richard Francis Burton y John Hanning Speke desde el momento que zarparon de la isla de Zanzíbar  el 17 de junio de 1857 hasta la ciudad costera de Bagamoyo. Luego siguieron viaje por el interior hasta la ciudad de Tabora, donde se detuvieron para sanar de las numerosas dolencias que padecieron durante su viaje,  y de allí  hasta el Lago de Tanganika, donde Burton estaba convencido que ya habían hallado la Fuente del Nilo, aunque Speke no pudo circunnavegar el lago ni descubrió ningún curso de agua que saliera del lago.En el camino de regreso volvieron a detenerse en Tabora , y mientras Burton se quedaba descansando en la ciudad, Speke se dirigió hacia otro lago del que les habían hablado, el Nyanza, al que bautizó con el nombre de la reina de Inglaterra, Victoria. Le diría un comerciante árabe que de este lago salía una corriente de agua  ” tan inmensurable que, con toda probabilidad, podría extenderse , aunque nadie lo hubiera comprobado, hasta los confines del mundo” Había hallado las Fuentes del Nilo(imagen procedente de http://www.ntz.info)

Sin embargo, poco a poco se fueron sucediendo las deserciones de los porteadores y también las enfermedades, que se cebaron particularmente en Burton y Speke. Ya el cinco de julio ambos estaban enfermos . Speke pierde la vista temporalmente , mientras que Burton apenas puede andar y tiene que ser transportado por los porteadores. El 10 de septiembre Speke entra en coma y está a punto de morir . En una población llamada Ugogo, a medio camino de la capital de la industria de la esclavitud, Tabora, se detienen y tratan de reponer fuerzas. Continúan camino atravesando un territorio donde tienen que pagar una especie de peaje a cada una de las tribus con las que se cruzan en forma de abalorios y telas, hasta que el 7 de noviembre de 1857 por fin logran llegar a la ciudad de Tabora, desde donde partían las caravanas de mercaderes de esclavos árabes hacia los grandes lagos africanos .

Quizás uno de los grandes olvidados de esta épica aventura, Sidi Mubarak, al que llamaban Bombay, (1820-1885). Cuando era un niño había sido capturado por mercaderes de esclavos árabes que lo vendieron en el mercado de esclavos de la ciudad tanzana de Kilwa y de allí lo llevarían hasta la localidad india de Gujarat  donde viviría muchos años, hasta que su propietario murió y él fue liberado. Tomó un barco y regreso a África y se convertiría en el guía de los exploradores más importantes de África. Su valor sería reconocido por la Royal Geographical Society que le daría una medalla y una pensión por su contribución a la exploración del continente africano (imagen procedente de http://www.myspace.com/sir_richardfrancisburton/photos/20331533 )

De nuevo emprenden la marcha el 14 de diciembre y en enero la dolencia de Burton se agrava, ya no siente las piernas y sus brazos están paralizados y sólo puede consumir liquido pues tiene la mandíbula ulcerada ,mientras que Speke viaja montado en uno de los asnos sin apenas ver por la infección que atacaba sus ojos. Pero el 14 de febrero de 1858 Burton vio en la lejanía una fina raya azul, y aquella raya azul era el Lago Tanganika, que por vez primera se ofrecía a la vista de un europeo. Speke no pudo ver nada ya que seguía cegado. Días después, ya con Speke en mejores condiciones, se decidió que este recorriera con una canoa el contorno del lago pero mientras lo hace un escarabajo se introduce en su oído y le provoca grandes fiebres. Pierde la canoa y cuando regresa con las manos vacías Burton estalla en cólera. Ya entonces las relaciones entre ambos se habían deteriorado mucho

Esta es la descripción de Burton de aquella primera visión del Lago Tanganika “Nada más encantador que este primer aspecto del lago Tanganica, apaciblemente recostado en el seno de las montañas, calentando sus aguas bajo el influjo de los ardientes rayos del sol de los trópicos. Veíamos a nuestros pies desfiladeros y barrancos de aspecto salvaje, por los cuales trepaba trabajosamente el sendero, y en lo profundo de estos precipicios, una estrecha franja de color verde esmeralda, que no se marchita jamás, y luego una cinta de arena blanca con reflejos dorados, orlada de cañaverales y desgarrada por las olas.Más allá de esta línea de verdor, el lago extiende sus aguas azuladas por una superficie mayor de cincuenta kilómetros e inferior a sesenta, que el ligero viento del este llena de blancos copos de espuma. Una elevada muralla del color gris del hierro destaca en la línea del horizonte su descarnada silueta sobre un cielo profundo, cruzado por livianos vapores, y deja ver entre sus desgarramientos, colinas marcadas por un tono más oscuro y de cima redondeada, que parecen sumergir sus vertientes en las aguas del lago. Fue aquello un verdadero delirio para el alma y un vértigo para los ojos. Lo olvidé todo, absolutamente todo, peligros, fatigas, enfermedades e incertidumbres del regreso. Confieso sinceramente que hubiera aceptado el doble de los males que hasta allí habíamos tenido que sufrir.”

Imagen desde el satélite del Lago Tanganika , el segundo lago más grande de África después del Lago Victoria, con  673 km de largo en dirección norte-sur y unos 50 km de anchura de media. El lago cubre 32.900 km², ccon una profundidad media de 570 m y máxima de 1.470 m lo que le convierte en el segundo más profundo del mundo después del lago Baikal. Esta profundidad es lo que evita que sus aguas se mezclen y convierte a las aguas más profundas en lo que se llama “aguas fósiles”, aguas que carecen de oxígeno(anóxicas) El lago se alimenta principalmente de las aguas que aportan los ríos Malagarasi, el segundo más grande de Tanzania, y el Ruzizi, que sería el que Burton confundiría con el Nilo. Se encuentra situado entre las fronteras de Tanzania, Congo, Burundi y Zambia (imagen procedente de http://www.google-earth.es )

A Burton los nativos le habían indicado que había una gran corriente de agua en el lado norte del lago pero le insistieron en que entraba en el lago pero no salía.  Burton , sin embargo, estaba convencido de que aquel lago era la legendaria Fuente del Nilo. Compró dos canoas para dirigirse hacia el norte pero antes de llegar al lugar donde los nativos decían que se hallaba la corriente de agua , estos se negaron a seguir pues entraban en el territorio de una tribu muy belicosa. No llegó hasta allí, pero si hubiera seguido unos kilómetros más lo que habría descubierto es como el río Rizizi desemboca en el Tanganika, no era el Nilo, pero Burton se empeñó en creerlo así. En Ujiji, que era un centro de esclavos a orillas del Tanganika, deciden permanecer unas semanas y Speke emprende una corta exploración hacia un lago cercano ,mientras Burton termina de recuperarse de sus dolencias. Aquel lago era llamado por los pobladores “Nyanza”, que significa “el lago” y un viajero árabe le cuenta a Speke cuando este llega allí el 3 de agosto de 1858  que de él surge un gran caudal de agua ” tan inmensurable que, con toda probabilidad, podría extenderse , aunque nadie lo hubiera comprobado, hasta los confines del mundo”

Imagen desde el satélite del Lago Victoria, como lo bautizó Speke, aunque entre la población de su litoral era conocido como “Nyanza” que significa “el lago”. Esta situado entre Kenia, Tanzania y Uganda y con sus 68.800 kilómetros cuadrados de superficie salpicados por más de 3000 islas es el segundo lago de agua dulce más grande después del mundo , después del Lago Superior en Estados Unidos. La profundidad máxima es de 81 metros. Sería Speke el que descubrió el lago para los europeos el 3 de agosto de 1858

Speke sólo estuvo tres días junto a las orillas del lago pero quedó convencido de que se hallaba en la Fuente del Nilo. Cuando regresó junto a Burton y le contó su hipótesis de que el lago, al que había bautizado con el nombre de Victoria en honor de la reina de Inglaterra, Victoria I (1819-1901), Burton le dijo, con razón , que carecía de pruebas, y seguía insistiendo en que el Tanganika era la alternativa más probable. Al respecto escribió Burton Al final, mi compañero ha salido victorioso, su viaje relámpago le ha llevado a las aguas del Norte, y ha descubierto que sus dimensiones exceden con mucho nuestras más sanguíneas expectativas. Hemos desayunado escasamente antes de que me anunciara el asombroso hecho de que él había descubierto las fuentes del Nilo. Quizás fue una inspiración: en el momento en el que vio el Nyanza no tuvo duda alguna que del lago que se encontraba a sus pies nacía ese interesante río que ha sido objeto de tantas especulaciones y el objetivo de tantos exploradores. La convicción del afortunado descubridor era fuerte; sus razones eran débiles”

El problema era el informe que iban a presentar a la Royal Geographic Society  pues ambos discrepaban sobre las conclusiones. A finales de septiembre de 1858 el grupo, ahora formado por  158 personas,  emprende el regreso y pronto las enfermedades vuelven a cebarse en los dos exploradores. Speke padece neumonía y la fiebre le causa delirios en los que insulta a Burton y ambos deben ser llevados por los porteadores porque no tienen fuerzas para caminar. Después de cuatro meses de una terrible marcha en la que en todo momento las enfermedades acosaron a la expedición, esta llegaba a la costa  el 2 de febrero de 1859 , donde embarcaron para llegar a Zanzibar el 4 de marzo y 25 después llegan a Aden. Allí se separan, Speke regresa a Inglaterra, pero antes acuerdan que no presentará su informe ante la Royal Geographic Society hasta que llegue Burton.

Pero cuando Burton llegó a Inglaterra el 21 de mayo de 1859, se encontró con que  Speke había hablado con el presidente de la Royal Geographic Society, Roderick Murchinson(1792-1871) y su fama ya se había extendido por todo Londres ,que le reconocía como el descubridor de las Fuentes del Nilo. La Royal Geographic le financia con dos mil libras una nueva expedición para confirmar que el Lago Victoria es la auténtica fuente del Nilo. Pero en esta expedición no había lugar para Burton, que se queda en Londres terminando su libro “La región de los lagos de África central” en la que seguía insistiendo en que el Nilo nacía en el lago Tanganika, se había obsesionado con aquella idea y no quería reconocer su error , aunque ya le habían dicho los que allí vivían que no había ningún curso de agua que saliera del lago. El caso es que el 27 de abril de 1860 Speke emprendía una nueva expedición junto al capitán James Augustus Grandt (1827-1892). Sigue la misma ruta que en el anterior viaje pero en Tabora se dirige directamente hacia el Lago Victoria , y durante el camino recibió la hospitalidad del rey de Buganda, Matesa I, al que Speke regaló un fusil. El rey lo probó matando de un disparo a un hombre y quedo muy agradecido a Speke, dispuesto a ayudarle en lo que necesitara.

IMÁGENES DEL NACIMIENTO DEL NILO EN RIPON FALLS

Imagenes de la que es considerada la Fuente del Nilo, las Ripon Falls , bautizadas así por John Hanning Speke cuando la descubrió el 28 de julio . Es en ese punto donde el Lago Victoria se desborda y nace el Nilo, a la que Speke bautizó con ese nombre  en honor de uno de los miembros de la Royal Geographic que más le había apoyado, Georges Robinson, primer marqués de Ripon(1827-1909)

Allí le hablaron de la existencia de un gran río salía del lago y  fluía hacia el norte , y hacía allí se dirigieron Speke y Grandt y, después de dejar atrás a Grandt para reservarse la gloria de ser él  el primer hombre blanco en ver el Nilo , el 21 de julio de 1862  llegaba a la mítica Fuente del Nilo. Así lo describe el propio Speke ” Al fin me encontraba en los bordes del Nilo! Nada había más bello  que el espectáculo que se ofrecía a mis ojos. Veía reunidos por la Naturaleza todos los efectos de perspectiva que ambiciona el propietario del jardín mejor cuidado : una magnífica corriente de seiscientos o setecientos metros de longitud esmaltada aquí y allá por arrecifes e islas, ocupadas éstas por las chozas de pescadores y aquellos por las golondrinas de mar .Algunos cocodrilos se calentaban al sol mientras otros corrían en los altos ribazos, cubiertos de una espesa gama. Detrás, entre los hermosos árboles, podíamos ver trotar numerosos grupos de antílopes , en tanto que los hipopótamos chapoteaban en el agua , y  ante nuestros pies, a cada momento, salían y echaban a volar codornices y pintadas”

Mapa general de la zona donde se desarrolló la aventura de Speke y Burton , la aventura que les hizo vivir el Sueño de África y por la que pasarían a la historia , aunque Speke no pudo disfrutar de su éxito, pues halló la muerte en un supuesto accidente de caza el 15 de septiembre de 1864, justo un día antes de que se celebrase en Bath un debate entre él y Burton sobre las Fuentes del Nilo, donde Burton pondría en duda el descubrimiento de Speke. Algunos dicen que Speke tuvo miedo de perder aquel debate y , no pudiendo soportarlo, se suicidó, pero no hay pruebas para confirmar esta versión y la tesis oficial fue la de accidente de caza (imagen procedente de http://www.galefrisinger.com)

El 28 de julio alcanzaba a ver la catarata donde el Lago Victoria se desborda y nace el Nilo, a la que Speke bautizó como Ripon Falls, en honor de uno de los miembros de la Royal Geographic que más le había apoyado. Emprendieron el regreso , y después de encontrarse con otro célebre explorador, Samuel Baker(1821-1893) que diría de ellos “Ambos hombres tenían fuego en los ojos” , continuaron el viaje hasta El Cairo , donde Speke manda un telegrama a Londres con este texto “The Nilo is settled” , “el Nilo está fijado”. A Speke le entregarán la medalla de los fundadores e incluso en 1863 le brindarán una gran ovación en la sede de la Royal Geographic  pero entonces Burton contraatacó, Speke no había circunnavegado el Lago Victoria ¿como sabía que era un único lago y no varios lagos?¿como podía saber que aquel río que había visto nacer en el lago era el Nilo si no había seguido su curso?Muchos apoyaron a Burton en sus dudas, entre ellos David Livingstone, e incluso empezaron a escribir artículos contra la conducta de Speke en África , ya que afirmaban que había simpatizado con los esclavistas.


TRAILER DE “LAS MONTAÑAS DE LA LUNA” (1990)

Si queréis ver una película sobre los hechos que relata este artículo os recomiendo “Las montañas de la Luna” de la que no he encontrado imágenes en español. Os pongo el trailer en inglés . Es bastante fiel a los hechos que rodearon la gran aventura de Speke y Burton

Finalmente, ante la polémica que surge en la sociedad inglesa, alimentada por la prensa, se decide organizar un debate entre Speke y Burton en la sede de la Asociación Británica para el Progreso de la Ciencia  en la ciudad de Bath. La prensa no tarda en bautizarlo como “el Duelo del Nilo” y se fija como fecha el 16 de septiembre de 1864. Pero el destino no lo iba a permitir. El 16 de septiembre estaban todos preparados por el debate, en la tribuna Richard Burton junto a su esposa esperando la llegada de Speke, pero en ese momento una nota comienza a pasar de mano en mano entre los asistentes. En ella se informaba que a las cuatro de la tarde del día anterior  Speke había muerto en un accidente de caza , cuando. al tratar de trepar un muro, la escopeta se le había disparado en el pecho , muriendo apenas quince minutos después. Aunque hubo rumores de que había sido un suicidio la investigación policial determinó que fue un accidente.

Tumba donde descansan los cuerpos de Richard Francis Burton y su esposa en una tumba con forma de tienda beduina. A su muerte su esposa, Isabel Arundell, quemó los manuscritos y obras inéditas de su esposo , entre ellas la traducción de la obra erótica árabe del siglo XV “El jardín perfumado” . Ella pensaba que estas obras no iban más que a satisfacer las bajas pasiones de los lectores y que apenas sería leido con interés científico. El sexo siempre fue muy importante para Burton, lo que provocaba el escándalo de la puritana sociedad victoriana , como cuando describía las costumbres sexuales de los pueblos que iba encontrando en su camino a lo que solía añadir la medición de los penes de sus habitantes que anotaba cuidadosamente (imagen procedente de http://www.taringa.net )

A Burton aún le quedaba una dilatada carrera por delante, en 1869 sería nombrado cónsul en Damasco y en 1873 cónsul en Trieste. En 1883 completa la traducción del “Kamasutra” y un año después de“Las Mil y una Noches” y en 1889 es nombrado caballero. Tan sólo un año después, el 19 de octubre de 1890 moría en Trieste de un ataque al corazón.  Pero años antes, en 1875, Henry Morton Stanley había demostrado que Speke tenía razón después de circunnavegar el Lago Victoria y comprobar que había una única salida de agua del lago, la del Río Nilo. Después hizo lo mismo con el Tanganika y no vió ninguna corriente de agua que saliera del lago para unirlo al Victoria,y se descubrió como el río Rizizi entraba en el lago pero no salía de él, lo que rebatía de forma definitiva la teoría de Burton. Años después se confirmaría que el agua que alimentaba los grandes lagos del centro de África y , por lo tanto, al Nilo ,procedía de las nieves acumuladas en las Montañas de la Luna. Después de todo, casi dos milenios después, resultaba que Claudio Ptolomeo tenía razón

Richard Francis Burton (derecha) y John Hanning Speke(izquierda) , dos hombres unidos por un sueño, por una ambición, ser los primeros en hallar las Fuentes del Nilo. Compartieron la aventura aunque sólo Speke llegó a ver las Fuentes . Termino este artículo con estas palabras del escritor Javier Reverte sobre Ripon Falls, donde nace el Nilo “Sentado en Ripon Falls, frente al borde roto de lago donde nacía el Nilo , todo parecía dulce.Había allí una atmósfera de melancolía y sentía aflorar en mi corazón un aire vago de nostalgia. Y el Nilo se ensombrecía en un cerrado azul metálico, iba desapareciendo delante de mis ojos. Al fin, la noche lo cubrió todo en Ripon Falls. Permanecimos allí un rato, escuchando los ronquidos del dios durmiente mientras las primeras estrellas comenzaban a puntear el cielo ennegrecido.” Eso es el sueño de África. (imagen procedente de http://anguscarroll.wordpress.com )   

Y así termina este artículo en el que no hubo ganadores, Richar Francis Burton no consiguió descubrir las Fuentes del Nilo  , y John Hanning Speke , que las descubrió, no pudo disfrutar de su triunfo, pues murió cuando todos lo estaban poniendo en duda. Pero para la historia quedó su aventura y el descubrimiento de lo que durante milenios se había resistido a los ojos de un europeo, el lugar donde nacía el río más largo de Africa , las legendarias Fuentes del Nilo. Ambos había entrado en el sueño de África y en la leyenda de la exploración.

EL NILO  

Para despedirnos de esta aventura acompañadme a ver las preciosas imágenes de este río, desde su nacimiento en Ripon Falls hasta su desembocadura en el Mediterraneo. Un viaje por la belleza, la historia y la leyenda de un río mítico