COREA DEL NORTE: EL ÚLTIMO GULAG

La palabra Gulag son las siglas de Dirección General de Campos de Trabajo en ruso, un eufemismo utilizado para denominar lo que eran los campos de concentración en la Unión Soviética, en particular durante el gobierno de Josef Stalin (1878-1953) en la que millones de personas vivieron y murieron en ellos como parte de la política del dictador para controlar a la población a través del terror, donde cualquiera podía convertirse en tu delator y terminar tus días en un lejano campo de Siberia. Cerrados oficialmente en el año 1960, se estima que el número de personas que encontraron allí la muerte entre 1930 y 1956 fueron 1.606.148 personas , aunque el número real podría ser mayor. Así describe la naturaleza y funcionamiento del Gulag la escritora norteamericana Anne Applebaum(1965) en su obra “Gulag. Una historia “: “la palabra Gulag ha venido a denominar además no sólo la administración de los campos de concentración sino también al sistema soviético de trabajos forzados en sí mismo, en todas sus formas y variedades: campos de trabajo, de castigo, de criminales y políticos, de mujeres, de niños o de tránsito. O incluso más, los prisioneros en alguna ocasión lo llamaron triturador de carne: las detenciones, los interrogatorios, el transporte en vehículos de ganado, el trabajo forzoso, la destrucción de familias, los años perdidos en el exilio, las muertes prematuras e innecesarias”
La existencia de estos campos fue dada a conocer en Occidente por el escritor ruso Alexander Solzhenitsyn(1918-2008) cuando publicó “Archipiélago Gulag”, denunciando los horrores sufridos por todos aquellos que pensaban de forma diferente o eran considerados peligrosos para el régimen soviético. Hoy la Unión Soviética ya no existe, ni tampoco el PCUS, el Partido Comunista de la Unión Soviética que creó aquel horror, pero todavía hay un país donde se siguen conservando estos campos de concentración que nos recuerdan a la Alemania de Hitler, donde el pensamiento puede convertirse en el mayor crimen, un país que estos días está de actualidad tras la muerte del segundo presidente en su historia, Kim Jong-il, el “Querido líder”. Se trata de Corea del Norte, quizás la nación más misteriosa del mundo, con sus fronteras cerradas a cualquier interferencia externa , con un único aliado, China, y con 22 millones de habitantes que viven en el mayor Gulag que ha existido nunca.  Pero viajemos al pasado , al final de la Segunda Guerra Mundial, donde nace Corea del Norte.

Una esclarecedora fotografía del satélite donde en la parte inferior vemos a Corea del Sur como una gran mancha luminosa  en la parte superior el oscuro vacío de Corea del Norte. Es la mejor representación del diferente grado de desarrollo de estas dos naciones, Corea del Sur entre las más ricas y evolucionadas de Asía y Corea del Norte, una de las naciones más pobres del mundo donde han llegado a morir más de un millón de personas de hambre. El cinismo de sus gobernantes es tal que el recién fallecido Kim Jong-il se hacía llamar “Querido líder” mientras se gastaba una fortuna anual en comprar botellas de coñac en Francia mientras su pueblo muere de hambre y hasta 200.000 personas malviven en campos de concentración acusados de delitos políticos (imagen procedente de http://www.albertesplugas.com ) 
La península de Corea había permanecido bajo el gobierno de China desde el año 1637, cuando los manchúes impusieron su soberanía sobre los coreanos después de que también se hicieran con el poder en China desplazando a la anterior dinastía Ming e instaurando la dinastía Ching.  Pero a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX , Japón se había convertido en un Imperio expansionista y en 1895 acaban con la soberanía china en Corea y esta busca la alianza de Rusia, pero también Rusia es derrotada por las tropas japonesas en 1905. Cinco años después , en 1910, Corea era anexionada a Japón, que impuso un régimen opresivo y tiránico que hizo que muchos opositores al dominio japonés marcharan al exilio , buscando refugio en Shanghai, que entonces era una colonia francesa. A partir de 1920 la política japonesa en Corea se vuelve menos opresiva pero siguen los intentos por eliminar la cultura tradicional coreana. En 1931, bajo el reinado del emperador japonés Hirohito(1901-1989) y en contra de su opinión, el gobierno japonés decidió la invasión de Manchuria, en China, y en los años siguientes continuaron con una política cada vez más agresiva contra los chinos.
La Segunda Guerra Mundial estallaba en Europa en septiembre de 1939 y dos años después Japón entraba en la guerra con el bombardeo por sorpresa del puerto de la armada norteamericana en Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941. Un año antes había firmado un pacto de no agresión con la Unión Soviética para poder centrarse en el combate en el Océano Pacífico contra Estados Unidos. Durante cuatro años se combatió con dureza aunque a partir de 1944 la guerra ya parecía decantada a favor de los norteamericanos , que fueron conquistando isla a isla todas las posesiones japonesas, una guerra que terminaría con los bombardeos atómicos de Hiroshima el 6 de agosto de 1945 y Nagasaki tres días después. La guerra ya estaba terminada, aunque la rendición oficial no se produciría hasta el 14 de septiembre de ese año de 1945. Aprovechando la debilidad japonesa, la Unión Soviética había declarado la guerra a Japón el 8 de agosto y entró en territorio coreano

Yalta con, de izquierda a derecha, Winston Churchill, Franklin Delano Roosevelt y Josef Stalin, considerado por muchos el auténtico vencedor de esta Conferencia que establecía las bases del mundo que surgiría después de la conclusión de la Segunda Guerra Mundial. Entre estos logros se encontraba el reparto de Corea en dos, a la altura del Paralelo 38, correspondiendo la parte al norte de esta linea a la Unión Soviética que entregaría el poder a Kim il-Sung, convertido en un títere, o eso pretendían, de los soviéticos, aunque no tardaría en demostrar que tenía sus propias ideas y planes  (imagen procedente de http://www.historiasdeleste.com ) 
Unos meses antes, entre el 4 y el 11 de febrero de 1945, se había celebrado en el antiguo palacio imperial de los zares en la ciudad de Yalta, en la península de Crimea a orillas del Mar Negro, la Conferencia de Yalta entre las potencias vencedoras de la Guerra que ya estaba acercándose a su final Allí estaban el presidente norteamericano Franklin Delano Roosevelt (1882-1945), que moriría poco después, en el mes de abril, el primer ministro británico Winston Churchill (1874-1965) y el presidente de la Unión Soviética, Josef Stalin. En esta Conferencia se sentaron las bases del nuevo orden internacional que nacería al finalizar la Segunda Guerra Mundial, por supuesto sin contar con la opinión de ninguna otra nación. Entre los acuerdos que allí se tomaron y que ahora nos interesan para la historia que estamos conociendo, se hallaba la división de Corea en dos zonas de influencia divididas por el que se haría famoso hasta nuestros días Paralelo 38. Al norte de esta linea imaginaria se instalaría un régimen prosoviético y al sur otro régimen partidario de los aliados, Estados Unidos e Inglaterra. Así nacían las dos Coreas, Corea del Norte, prosoviética, y Corea del Sur, proamericana , en el año 1948
Al frente de Corea del Norte la Unión Soviética puso en el poder a Kim Il-sung(1912-1994), que desde su juventud había combatido la ocupación japonesa , participando en la lucha guerrillera . En 1925 había fundado el Partido Comunista de Corea en el exilio y en 1941 se convertía en comandante de las guerrillas comunistas que combatían el dominio japonés con el apoyo  soviético. Había regresado a Corea después de unos años refugiado en la Unión Soviética en el año 1945 y gracias al apoyo soviético fue elegido líder del Comité Popular provisional , una especie de gobierno de transición. En esa posición llegaba al año 1948 , cuando se produce la separación de las dos coreas a la altura del Paralelo 38 , y Kim Il-sung se convierte en el primer ministro de la República Democrática Popular de Corea, a la que todos conocemos con el nombre de Corea del Norte. Apenas dos años después, el 8 de junio de 1950, y con una decisión que parece haber sido tomada por iniciativa propia de Kim Il-sung y no por orden de la Unión Soviética, las tropas norcoreanas cruzaban la frontera con Corea del Su e invadían el país vecino. Era el comienzo de la Guerra de Corea.

Mapa con la evolución de la Guerra de Corea desde 1950 a 1953 , donde vemos como en un primer momento las tropas norcoreanas se hicieron con el control de casi toda la Península coreana  en agosto de 1950, hasta que la intervención norteamericana a partir del otoño de ese año provocó el retroceso de las tropas de Kim Il-sung que incluso vio como era ocupada la capital norcoreana de Pyongyang. La intervención china , con más de 200.000 hombres, causaría un nuevo vuelco en la situación en enero de 1951 , aunque los americanos pudieron recuperar parte del terreno perdido. Al final , la frontera quedó fijada en 1953, al final de la guerra, a la altura del Paralelo 38 . Desde entonces las relaciones entre las dos Coreas han sido siempre tensas y con frecuentes roces militares , una situación agravada a partir del momento en que se ha conocido que Corea del Norte tiene en su poder armas nucleares que utiliza sin escrúpulos para chantajear a sus vecinos de los que ha logrado ayuda económica a cambio de prometer no usarlas (imagen procedente de http://www.ediciona.com ) 
Esta guerra se prolongaría durante tres años y comenzaba con abrumadora superioridad norcoreana, pues contaba con más de 200.000 soldados  frente a los apenas 90.000 de los que disponía Corea del Sur , que se ve obligada a solicitar la ayuda al presidente norteamericano Harry Truman (1884-1972), aunque cuando quieren entrar en combate Corea del Norte ha ocupado la práctica totalidad de la otra Corea. Sin embargo, un ataque sorpresa norteamericano dirigido por el general Douglas MacArthur(1880-1964) conseguirá no solo recuperar el terreno perdido por Corea del Sur , sino que además entró en Corea del Norte y llegó a ocupar su capital , Pyongyang. En ese momento entra China en el conflicto con más de 200.000 soldados y obliga a retroceder a los norteamericanos , mientras Seúl, capital de Corea del Sur,  cae en manos chinas. En la primavera de 1951 Seúl es liberada de nuevo por los norteamericanos y fuerzan a las tropas chinas a retroceder más allá de la linea marcada por el Paralelo 38. El frente queda estabilizado en esta posición hasta que el 27 de julio de 1953 se firmaba el acuerdo de Panmunjon por el que se deja la frontera tal y como estaba antes de la guerra pero con una zona desmilitarizada a lo largo de la frontera . Se calcula que durante este conflicto murieron unos 25.000 norteamericanos, 94.000 de las fuerzas de interposición de la ONU y 1.340.000 de las tropas de Corea del Norte y China.
En Corea del Norte la economía había quedado devastada por la guerra pero la posición de Kim Il-sung se vio reforzada , siendo considerado como un firme aliado por los soviéticos y adoptando sus mismas políticas, como los famosos programas quinquenales estalinistas, con los que trataba de desarrollar la industria pesada al tiempo que colectivizaba la producción agrícola y potenciaba el ejército y la industria armamentística. Sin embargo, poco a poco fue separándose de la Unión Soviética para acercarse a China, una separación que se hizo más patente a partir de 1956, tres años después de la muerte de Stalin. Es en esta década de los años cincuenta cuando Kim Il-sung desarrolla una doctrina  política que iba a ser la base de la organización política, económica y social de Corea del Norte hasta nuestros días. Esta doctrina sería bautizada por Kim Il-sung con el nombre de Juche y la definió con estas palabras En pocas palabras, la idea Juche significa que los propietarios únicos de la revolución y la construcción posterior son las masas.”

Kim Il-sung no sólo se apropió del poder, sino que supo mantener el equilibrio para conservarlo entre dos grandes potencias como China y la Unión Soviética , acercándose bien a una bien a otra según sus intereses al tiempo que desarrollaba la doctrina política que bautizaría con el nombre de Juche cuya principal máxima era conservar la independencia de Corea del Norte a toda costa, aunque eso supusiera el completo aislamiento del país. A comienzos de los años setenta ensayó una ligera apertura al exterior, pero no fue más que un espejismo. Los últimos años de su gobierno se verían marcados por las crisis económicas derivadas de los cambios políticos en Rusia y China que le privarían de sus dos más firmes apoyos políticos y económicos , pero las consecuencias no las sufriría él, sino los norcoreanos, rehenes de una dinastía de tiranos   
Esta doctrina nace como un intento de adaptar el leninismo soviético a la cultura coreana, implicando a los ciudadanos en la revolución y su desarrollo , basándose para ello en la exaltación del nacionalismo de sus símbolos, la lucha contra el imperialismo capitalista, convertir al ejército en el elemento fundamental y vertebrador de la sociedad norcoreana y defender la cultura y la independencia económica coreana contra cualquier influencia exterior. Mientras iba desarrollando este pensamiento político que desembocaría en el progresivo aislamiento internacional de Corea del Norte, en el año 1972 Kim Il-sung deja su cargo de primer ministro ,que ocupaba desde 1948, para asumir la dignidad de Jefe de Estado. Ese mismo año dicta una nueva constitución que fortalecía el papel del Partido de los Trabajadores de Corea fundado  por él mismo , y comienza una suave apertura al exterior, estableciendo contactos económicos con Japón, al tiempo que se compromete a no intentar invadir de nuevo Corea del Sur, aunque la tensión entre ambas naciones iba a permanecer latente  con frecuentes roces hasta nuestros días.
Debido a estos intentos aperturistas la ONU aceptó en 1973 a Corea del Norte como observador y unos años después, en 1979, por iniciativa del presidente norteamericano Jimmy Carter (1924), se trató de abrir la negociación para la reunificación de las dos Coreas, pero Kim Il-sung rechazó esta propuesta. En el terreno persona, Kim Il-sung se había casado en dos ocasiones, con la primera de sus esposas tuvo una hija y dos hijos, uno de ellos murió nadando y el otro era Kim Jong-il(1942-2011) al que en 1980 designaría como su heredero y sucesor en el cargo de jefe de estado de Corea del Norte, una decisión que no gustó demasiado a China, que veía como el régimen coreano se iba a convertir en algo parecido a una monarquía hereditaria. Kim Il-sung se casaría una segunda vez y tendría cuatro hijos más. Durante el resto de la década de los años ochenta, Kim Il-sung trataría de alejarse de la tutela de China y acercarse de nuevo a la Unión Soviética

Kim Il-sung a la izquierda y a su derecha su hijo Kim Jong-il, que le sucedería como Jefe de Estado de  Corea del Norte a la muerte de su padre en 1994 y gobernaría con mano de hierro a esta nación hasta el momento de su muerte el 17 de diciembre de 2011 , llevando hasta sus últimas consecuencias la doctrina política Juche creada por su padre. Educado en Corea del Norte, sus gustos, sin embargo, además de  excentricos , poco tenían que ver con la doctrina comunista, gastando fortunas en comprar objetos de lujo o en traer los más exquisitos manjares desde cualquier parte del planeta, mientras su pueblo moría de hambre durante las hambrunas que se produjeron entre 1995 y 1999 y que se repetirían en 2007. Hasta un 60% de los niños en aquellos años padecieron malnutrición, un problema que sigue vigente hoy, lo que no hizo que Kim Jong-il redujera el gasto militar, muy al contrario. Hoy el ejército norcoreano está compuesto por un millón y medio de soldados y un completo arsenal que incluye armas químicas, bacteriológicas y nucleares (imagen procedente de http://nsarchive.wordpress.com )  
Pero en esta década dos figuras reformistas, una en la Unión Soviética, Mijail Gorbachov (1931), y otra en China , Den XiaoPing(1904-1997), que iniciarían un alejamiento de las tesis comunistas en lo que se refiere a la economía, dejarían aislado al régimen norcoreano que se quedaba sin aliados y sin comercio exterior. Más que nunca, Kim Il-sung tenía que basar su gobierno y autoridad en los preceptos recogidos en la doctrina Juche Nuestro partido adoptó con fuerza la idea Juche, para resolver los problemas de la revolución y la construcción del socialismo con independencia, según las condiciones propias de nuestro país, con nuestro propios enfoques; y nosotros, todo el pueblo, formaremos una piña alrededor del espíritu de una autoafirmación que nos llama a crear una revolución y construcción del socialismo y el comunismo en nuestro país, con nuestros enfoques y los recursos de nuestro país, separándonos de la idea de depender de otros.Ningún extranjero puede darnos la receta de qué hacer con nuestra revolución. Para poder llevarla a buen fin con éxito, los coreanos, deben utilizar su cerebro, resolver los problemas con su enfoque, un enfoque que debe hacerse conforme a los intereses de la revolución coreana”
La situación se hacía cada vez más delicada cuando el 8 de julio de 1994 moría súbitamente de un ataque al corazón. Acababan así sus 36 años de gobierno, pero no su presencia en la sociedad norcoreana pues su hijo y sucesor Kim Jong-il  le nombraría Presidente Eterno de la República. Comenzaba así el gobierno de Kim Jong-il , que se haría llamar “Querido Líder” junto a otros títulos tan sonoros como “Gran Dirigente” o “Líder Supremo” y se convertiría en uno de los tiranos mas brutales , haciendo de Corea del Norte   el régimen político más hermético del mundo. Aunque muchos de los datos sobre su vida están rodeados por la leyenda que él mismo quiso construir alrededor de su persona, parece que nació en el año 1941, cerca de un campamento militar soviético en Siberia, donde su padre se hallaba entonces refugiado. Según su biografía oficial habría nacido en la cumbre del monte Paektu, el más alto de Corea del Norte y en el momento de su nacimiento, en pleno día, se vio una estrella y salió un arco iris entre otros fenómenos extraordinarios.

DOCUMENTAL SOBRE COREA DEL NORTE Y  SU RÉGIMEN DICTATORIAL TITULADO “AMARÁS AL LÍDER SOBRE TODAS LAS COSAS” (Partes 1, 2 y 3)

De regreso en Corea, en 1947 moría ahogado uno de sus hermanos y dos años después moría su madre con sólo 32 años al dar a luz al tercer hijo del matrimonio.Desarrolla todos sus estudios en Corea del Norte, licenciándose en Economía Política . Vimos como en 1980 era declarado sucesor de su padre, sucesión que se hacía efectiva en este año de 1994. Durante los dos años siguientes Corea del Norte sufre grandes inundaciones que agravan todavía más la precaria salud de su economía. Hasta esta década Corea del Norte nunca había tenido problemas para alimentar a su población gracias a sus buenas cosechas de arroz, que eran incluso superiores a las que se obtenían en Corea del Sur, pero ese buen rendimiento agrícola se debía al uso de maquinaría agrícola, de fertilizantes y técnicas de regadío financiadas por la Unión Soviética. Cuando el régimen comunista soviético desapareció a finales de los años ochenta los problemas empezaron para Corea del Norte que ya no conseguía el mismo rendimiento de sus cultivos y la única forma de mantener el nivel de producción necesario para evitar la falta de alimentos era incrementar la superficie dedicada al cultivo.
Pero esta ampliación de la superficie cultivable se había hecho a base de deforestar amplias zonas del país lo que además de empobrecer el suelo también lo hizo más vulnerable a las inundaciones como las que asolaron Corea del Norte en 1995 y 1996 . No se sabe demasiado de lo que sucedió en los años siguientes, cuando una gran hambruna se extendió por todo el país, pero se estima que entre un millón y dos millones de personas murieron entre 1995 y 1999 por el hambre  y cientos de miles de norcoreanos huyeron del país cruzando la frontera con China . Este problema se repetiría a partir del año 2007 cuando se produjeron nuevas y devastadoras inundaciones en el mes de agosto de ese año que afectaron a más de 400.000 personas y se perdió el 20% de las cosechas de arroz y el 15% de la producción de maíz , causando una nueva hambruna en el país. Mientras, en estos años Kim Jong-il trató de mejorar sus relaciones exteriores , con intentos de acercamiento a Corea del Sur y China, pero todo intento de apertura quedó cortado de raíz cuando en 2005 Kim Jong-il hacía público que Corea del Norte ya disponía de armas nucleares y no tenía intención de renunciar a ellas.

DOCUMENTAL SOBRE COREA DEL NORTE Y SU RÉGIMEN DICTATORIAL TITULADO “AMARÁS AL LÍDER SOBRE TODAS LAS COSAS” (Partes 4, 5 y 6)

En economía, aunque mostraba admiración por las reformas económicas del líder chino Deng Xiaoping, no renunció a la colectivización de la agricultura y, sobre todo, mantuvo el elevado gasto militar , imprescindible para mantener la independencia norcoreana de acuerdo a lo que establecía la doctrina Juche. En lo que se refiere a los Derechos Humanos y la libertad en Corea del Norte, el propio hermetismo del régimen oculta lo que allí sucede pero se estima que hay alrededor de 200.000 presos políticos internados en diferentes campos de concentración, donde son obligados a trabajar en agotadoras jornadas de 12 a 15 horas diaria , sin la mínimas condiciones higiénicas , casi sin ropa y mal alimentados. En un informe de la Asociación de Abogados Coreanos podemos leer como es la vida en uno de estos campos de concentración ” La dieta diaria de estos centros de detención se basa fundamentalmente en maíz y sal. La mayoría de los internos pierden los dientes a lo largo del tiempo y las encías se les ponen negras. Los huesos quedan tan debilitados que muchos no pueden sostener el tronco y caminan inclinados a la altura de la cintura.Cuando entran en el campo de concentración se les dan unas ropas que son las que llevarán durante toda su estancia, sin posibilidad de cambio, y viven sin calcetines, ropa interior, jabón o toallas. En la mayoría de las ocasiones los fallecimientos por enfermedades relacionadas con la malnutrición suceden alrededor de la edad de 50 años.”

En 1987 hubo una revuleta en uno de ellos, el Campo de Concentración de Onsong, donde había más de 15.000 prisioneros políticos . Llegaron a unirse más de 5000 prisioneros a la rebelión, pero ,cuando esta se hizo incontrolable, los guardias hicieron fueron con ametralladoras y mataron a la totalida de los sublevados . En la actualidad el más grande de todos ellos es el conocido como Campo 22, donde se calcula que habría más de 50.000 presos políticos en una extensión superior a la que ocupa una ciudad como Los Ángeles . Uno de los guardias que prestó su testimonio al informe elaborado por la Asociación de Abogados Coreanos afirmaba “Nos enseñaron a mirar a los presos como a cerdos”. Nadie puede salir de Corea del Norte, nadie puede expresar sus críticas contra el régimen y los aproximadamente 22 millones de norcoreanos viven en un inmenso gulag que se extiende por sus 120.000 kilómetros cuadrados de superficie. Mientras, el que hasta esta semana era su líder, no vacilaba en gastar más de 600.000 euros en comprar su coñac favorito, una marca francesa llamada Paradis de la que compraba hasta 1000 botellas al año.

Las imagenes difundidas por televisión de Corea del Norte nos muestra a una población rota de dolor por la muerte de su Querido Líder. La realidad no puede ser más diferente, con más de 200.000 personas en campos de concentración por sus pensamientos políticos, con las fronteras cerradas para que la población no pueda escapar . Como todos los regímenes dictatoriales la falsificación de la historia y la reeducación de la población figuran entre las herramientas utilizadas por la familia gobernante para controlar a la población (imagen procedente de http://es.euronews.net

Además era un hombre extravangante y coqueto que gustaba de hacerse permanentes en el pelo y ponerse alzas en sus zapatos para disimular su 1,57 de estatura. Este hombre que permanecía inmutable ante la muerte de más de un millón de coreanos por hambre en los primeros años de su gobierno, exigía, sin embargo, que las uvas procedieran de China, el caviar de Uzbekistán o el cerdo de Dinamarca. Se jactaba de tener una amplia colección de películas, de más de 20.000 títulos  con la misma naturalidad que no dudaba en ejercer el chantaje nuclear sobre sus vecinos de Corea del Sur, quienes le pagaron durante la primera década del siglo XXI más de 2200 millones de dólares  para tratar de comprar su seguridad a aquel hombre del que se sabía que se hallaba detrás de diferentes atentados terroristas como el que en 1987 acabó con la vida de 115 personas al estallar una bomba en un avión de Korean Airlines.
A partir del año 2008 se dispararon los rumores sobre su salud y en el año 2010 , al igual que había hecho antes su padre con él,elegía como sucesor en la jefatura del estado a su hijo Kim Jong -un, del que se cree que tiene en la actualidad 29 años, aunque ni ese dato se conoce con certeza y desde entonces comenzó a preparar el traspaso de poderes . El pasado sábado 17 de diciembre los informativos norcoreanos abrían con la siguiente información “Nuestro gran líder Kim Jong-il falleció el sábado 17 a las 08:30 horas mientras viajaba para realizar sus funciones de liderazgo” Mientras pronunciaba estas palabras la locutora estallaba en sollozos, que se han repetido en las imagenes de ciudadanos casi histéricos difundidas por Corea del Norte. Su cuerpo será depositado en el enorme mausoleo Palacio Memorial de Kumsusan, donde compartirá sus 100.000 metros cuadrados con el de su padre, el Presidente Eterno.

Kim Jong-un, el Comandante Brillante, del que ni siquiera conocemos la edad que tiene, aunque se cree que tiene 29 años. El gobernante en la sombra se presume que será su tío Jang Sont-thaek, casado con una de las hermanas menores de Kim Jong-il y que en los últimos años, cuando ya declinaba la salud del líder, se ocupó de la seguridad y la defensa del país además de tratar de atraer alguna inversión extranjera al país. Se abre ahora un periodo de incertidumbre sobre la forma de actuar del nuevo líder que carece de experiencia en política. Pero de momento sigue en el poder esta dinastía de dictadores que mantiene a todo un pueblo encerrado en el mayor gulag del mundo(imagen procedente de http://www.elnuevodiario.com.ni ) 
Ahora se abre el tiempo de la incertidumbre sobre la figura casi desconocida de Kim Jong-un del que apenas se conoce que estudió en una escuela de Suiza , donde se matriculó con un nombre falso , donde casi no tuvo contacto con otros estudiantes y destacó por su afición al baloncesto. También es conocida su tendencia a la obesidad, padece diabetes igual que su padre y fue nombrado heredero después de que sus dos hermanos mayores cayeran en desgracia, el mayor de ellos, Kim Jong-nam, cuando fue descubierto tratando de viajar a Japón bajo una falsa identidad para visitar Disneylandia , y el segundo de los hermanos fue apartado por tener tendencias homosexuales. Ya se le denomina Gran Sucesor o Comandante Brillante  y parece que durante sus primeros años de gobierno estará bajo la tutela de su tío Jang Song-thaek, que ha ido asumiendo mayores responsabilidades durante los últimos años , debido a la enfermedad de Kim Jong-il.
Corea del Norte se ha convertido en una nación gobernada por una mafia familiar , donde sus ingresos proceden del trafico de estupefacientes, la venta de armas y de tecnología nuclear, del chantaje a Corea del Sur para evitar ser atacada, de la falsificación de moneda y otras actividades criminales, todas ellas respaldadas por un ejército de más de un millón y medio de soldados , con un arsenal de armas químicas, biológicas y nucleares  desarrolladas, adquiridas y mantenidas a costa de un pueblo que se muere de hambre, que no puede salir de su país y que no tiene acceso ni a los teléfonos móviles. Mientras su vecina , Corea del Sur, es una de las naciones más desarrolladas y ricas de Asia, Corea del Norte es una de las más pobres de la Tierra. Kim Jong-il ha muerto, nadie llorará su muerte excepto aquellos que son obligados a derramar lágrimas por el tirano, pero la mala noticia para el pueblo norcoreano es que le sucede un joven de 29 años . Una familia lleva en el poder 63 años, generaciones han visto sacrificada su existencia para alimentar el ansia de poder de ellos y de los ancianos que ocupan el poder en Corea del Norte

Kim Jong-il deja a su hijo en herencia un estado convertido en el patrimonio de una familia de mafiosos que obtienen sus ingresos a través de actividades criminales, matando de hambre a su pueblo, encarcelando y torturando a la oposición y chantajeando con el miedo nuclear a Corea del Sur. La maldad de sus dirigentes están sacrificando la vida de millones de personas a lo largo de diferentes generaciones. ¿Hasta cuando? (imagen procedente de http://noticias.terra.es ) 
Decía Winston Churchill que  ” La  dictadura, devoción fetichista por un hombre, es una cosa efímera, un estado de la sociedad en el que no puede expresarse los propios pensamientos, en el que los hijos denuncian a sus padres a la policía; un estado semejante no puede durar mucho tiempo.” pero en Corea llevan seis décadas en el poder, varias generaciones de una nación sacrificadas en el altar construido por una familia de tiranos. La esperanza es que el Comandante Brillante sea lo bastante estúpido para fracasar y hundir el edificio construido con sangre y esclavitud por su abuelo y su padre. Por el bien de su pueblo, y por el bien de todos los que amamos la libertad y defendemos los derechos humanos, esperemos  que sea así. ¿Cuanto tiempo más tendrán que sufrir los norcoreanos?¿y cuanto tiempo más la respaldarán China y Rusia, ante la pasividad del resto de la comunidad internacional? Por desgracia , con la actitud del resto de naciones hacemos ciertas las palabras del escritor francés Albert Camús ” La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas. “