EL BOLÍGRAFO DE GEL VERDE: UNA GRAN NOVELA Y UN GRAN ESCRITOR

Escribo de madrugada ,después de haberme pasado el día entero leyendo una magnífica novela que me ha emocionado como hacia tiempo que no lo conseguía ningún título. Soy un amante de la lectura, amo los libros, amo lo que nos hacen vivir y sentir, mi pequeña biblioteca es como el rincón privado donde me dejo llevar por los mundos inventados por grandes escritores que me han llevado a descubrir otros lugres, otras personas y situaciones, y , al mismo tiempo, me han ayudado a descubrirme a mi mismo. Pero aunque leas muchas novelas, solo unas pocas pueden llegar a rozarte el corazón, a conmoverte el espíritu, a hacerte reflexionar sobre tu propia vida y sobre el mundo que te rodea, pocas, en fin , las que logran dibujar una sonrisa en tu rostro o arrancarte una lágrima.
Pues hay una novela que lo ha conseguido, aun la siento dentro de mi cuando escribo estas palabras ,porque la he terminado apenas hace unos minutos. Los ecos de las voces de sus protagonistas siguen vivos en mi mente, me parece oír sus palabras, sentir su sufrimiento y vivir sus esperanzas. Lo tengo aquí, delante de mi, en su portada un hombre sentado, abatido, con su cabeza hundida entre sus rodillas, sensación de soledad, de pérdida, de desolación y en el fondo una ciudad que aparece difuminada, un lugar extraño, frío , desalmado. Sobre ellos el título de esta novela “El bolígrafo de gel verde” y su autor, su gran autor, Eloy Moreno.
No quiero escribir demasiado para  no desvelar su argumento, porque creo que esta es una novela que hay que leer con la mente abierta, dejarse penetrar por sus palabras hasta lo más hondo del alma, sentirla porque esta viva y te hace vivir . Es una historia de vidas cotidianas, de vidas ahogadas por la rutina, es una historia de silencios, de palabras que mueren en los labios, de sueños abandonados, de frases que se clavan como cuchillos, de miserias que todos reconoceremos y de ese miedo que en tantas ocasiones nos impide ser quienes queremos ser, quienes podemos ser. El presidente norteamericano Franklin Delano Roosevelt ya advertía que “a lo único que tenemos que tener miedo es al mismo miedo “, y así es ,  porque el miedo nos paraliza, nos ata el alma y el cuerpo y no nos deja luchar por lo que queremos.

La historia que nos narra Eloy es como un espejo que pusieran delante de nuestra realidad diaria, para que veamos lo ciegos que estamos , como permitimos que se nos escape la vida entre las manos, como olvidamos las cosas que son importantes de verdad perdidos en la vorágine de las prisas diarias. En un momento del libro, Eloy escribe “nos pasamos tanto tiempo persiguiendo cosas vacías”  y es así, sacrificamos la vida para lograr una seguridad irreal, porque la seguridad no existe, es un ilusión que nos creamos para justificar lo que estamos haciendo. Y de esta forma permitimos que el tiempo vaya transcurriendo y nuestras fuerzas menguando, que las ilusiones se olviden y los sueños mueran dentro de nosotros sin tratar de luchar por ellos.

Portada de “El bolígrafo de Gel Verde” que ya nos anuncia lo que vamos a encontrar. Una historia de silencios cobardes, de vidas ahogadas por la rutina, de existencias alienadas por un estilo de vida donde las prisas nos hacen olvidar que lo importante son las personas y no las cosas y que lo esencial no es comprar una casa sino formar un hogar

Y lo peor de todo es que , de esta forma, llegamos a matar los sentimientos más hermosos, deshacemos los lazos que nos unen a las personas que amamos y , si no reaccionamos a tiempo, puede sucederte que una niña te pregunte un día que hiciste con tu vida y tengas que responder “nada”. La gran obra de Eloy es más que una novela, es un trozo de vida, de realidad, sus personajes podemos ser cualquiera de nosotros, y sus errores y pasiones las mismas que puedo sentir yo o tu que me estás leyendo ahora. Nos habla de cosas que todos percibimos , que todos sabemos reconocer en nuestra propia vida o en la vida de otras personas, y creo que es importante leerla no solo por lo bien escrita que está, por la verdad que transmite, sino porque además quitará a muchos el velo que les impide ver la realidad en la que estamos inmersos.

No somos autómatas, somos seres humanos, aunque esta sociedad parece empeñada en que lo olvidemos, pero Eloy nos sacude por los hombros ,nos zarandea el alma y nos hace despertar de este sueño que es pesadilla. Es una peregrinación por el espíritu de un hombre, una Divina Comedia en la que bajaremos a los infiernos y también tendremos atisbos de paraísos perdidos, una historia de soledad y de esperanza, de culpa y arrepentimiento. En definitiva, es una gran historia que cuando pasas la última página no te abandona, y que , al menos a mi, que , por fortunas de la vida, no he vivido nada parecido, si me servirá para no cometer el error de olvidarme de vivir, para no tener que aplicarme otra de las frases que extraigo de su obra, “cuando uno no sabe a donde se dirige, dificilmente sabe cuanto te queda” . Corremos y corremos pero ¿hacia donde vamos?

Desde aquí, desde la emoción que todavía siento, que ni siquiera me ha dejado dormir y me mantiene despierto escribiendo, os recomiendo que os aventuréis en sus páginas, que os dejéis atrapar, y, sobre todo, olvidaos mientras leéis sus páginas del reloj, del tiempo , de las prisas. Os sentiréis mucho mejor cuando la terminéis, os lo aseguro.

Pero además de su novela, también tengo que hablar de su autor, de Eloy Moreno. Lo primero que puedo decir es que ha nacido un gran escritor. No soy un crítico literario, ni tengo formación ni conocimientos para juzgar la calidad técnica y literaria, pero si sé cuando algo me conmueve y se queda grabado en mi memoria, y la obra de Eloy es de las que no se olvidan, y eso sólo lo consigue un gran escritor . Pero además de un gran escritor es un hombre valiente, que ha sabido luchar por sus sueños. Decía el escritor alemán Goethe “Sea lo que sea que puedas o sueñes que puedas, comiénzalo. Atrevimiento posee genio, poder y magia. Comiénzalo ahora” y Eloy ha tenido ese atrevimiento de luchar por su sueño ,el talento para poder darle forma y la magia de crear una historia tan hermosa y tan viva.

Eloy no tiene una gran campaña de marketing detrás, tiene su fe en sus sueños y en capacidad para alcanzarlos y de verdad que lo ha logrado. Yo le he conocido gracias a este blog,el Mentidero,  que sólo por eso ya me merece la pena haberlo iniciado. Un día me encontré un correo electrónico saludándome porque había visto que me interesaba la literatura ¿qué escritor hace eso?¿quién te abre sus puertas para que además de lector puedas llegar a conocer a la persona? Lo mejor que puedo decir de Eloy, y ya he dicho antes que para mi es ya un gran escritor que dará mucho que hablar, es que es una persona a la cual, sin conocerla, me gustaría darle un abrazo, darle las gracias por las emociones que me ha hecho vivir con esta novela, y tomar una cerveza con él sin mirar el reloj para hablar de la vida.

Eloy Moreno, el autor de esta novela que me ha tenido toda la madrugada escribiendo porque tenía que transmitir las emociones que ha despertado su escritura. Ha tenido el valor de luchar por sus sueños y convertirlos en realidad  y ha demostrado además conocer muy bien la realidad que vivimos y el sufrimiento callado de muchas personas 

En el reverso de la novela de Eloy “El bolígrafo de gel verde” , se puede leer que “esta novela no ha sido galardonada con ningún premio literario; ni siquiera con uno desconocido”. Quizás estas palabras sean las únicas que no son ciertas de toda la novela, porque si tiene un premio, y el mejor de todos, el agradecimiento de todos los lectores de esta novela por la maravillosa historia que nos has regalado y por el bien que pienso que puede hacer a mucha gente su lectura. Estoy seguro que habrá personas que cambien de alguna forma después de viajar por el mundo creado por Eloy.

Por mi parte sólo quiero añadir las palabras de dos grandes escritores que expresan  dos ideas muy importantes de esta novela. Por un lado, la escritora norteamericana Harriet Beecher Stowe nos dijo  “Las lágrimas más amargas que se derramarán sobre nuestra tumba serán las de las palabras no dichas y las de las obras inacabadas” y el gran escritor ingles Charles Dickens añadió “Nunca es tarde para el arrepentimiento y la reparación”.

Así es, no permitamos que el miedo nos separe de las personas que amamos, que ahogue un te quiero en nuestros labios y, si hemos cometido errores, no perdamos la esperanza, mientras tengamos aliento en nuestros pulmones y el corazón tenga fuerzas para latir hay tiempo para el arrepentimiento y la reparación, pero , para hallar ese tiempo, seguid el consejo de Eloy “mirad vuestra muñeca izquierda, ahí esta todo”

Anuncios

TRADICIONES DE NOCHEVIEJA Y UN MENSAJE PARA TODOS LOS LECTORES DEL MENTIDERO

Ya hemos llegado al último día del año, ese en el que todos hacemos balance de lo sucedido durante los últimos 365 días, donde nos hacemos promesas de enmienda para el nuevo año y nos disponemos a pasar una noche de alegría, en ocasiones demasiado forzada y artificial, para empezar con otro espíritu el curso que comienza. Nunca he creído en las fechas como puntos para empezar un nuevo camino o como hitos en nuestra existencia para realizar un cambio radical de nuestra forma de ser, no hay que esperar al cumpleaños o al 31 de diciembre para transformar nuestra realidad, cualquier día es bueno para ello. Por eso, si os hacéis un propósito para el Año Nuevo y dentro de cuatro días ya lo habéis abandonado no lo deis por perdido hasta el año siguiente, hay que seguir intentándolo día tras día porque cada amanecer es en si mismo un año nuevo, una nueva oportunidad para mejorar, para evolucionar y ser mejores.
Uno de los grandes maestros de la psicología española, el doctor Enrique Rojas, escribe lo siguiente sobre como debemos afrontar la vida:
“Lo importante no es vivir muchos años, lo esencial es vivirlos satisfactoriamente, con el alma. La vida es plena si está llena de amor y uno consigue poseerse a si mismo. La vida verdadera es un encuentro con lo mejor de uno mismo. La felicidad no es huir del sufrimiento, es superarlo”

Las perspectivas para el año que está tan cerca de nacer no son muy buenas, se anuncia un año duro en casi todo el mundo, con nuevos recortes sociales, con una crisis económica que parece ahogar el desarrollo y empobrecer a los que ya son pobres y enriquecer a los que son ricos. Si, es un futuro duro y lleno de retos complicados, pero es justo ahora cuando creo que debemos afrontarlo con esperanzas y sin miedo. Lo más estúpido que podemos hacer es tener miedo, porque de ello se aprovechan los que quieren tenernos sojuzgados, no hay que tener miedo a cambiar nuestra forma de vivir. Lo más excitante que tiene la vida es el cambio sino lo vemos como una amenaza sino como una oportunidad.

Fiesta de Nochevieja en las playas de Río de Janeiro
Para el nuevo año lo que desearía para todos es que seamos más valientes, que no volvamos la cara ante las crecientes injusticias, que luchemos por defender lo que es justo, lo que es honrado y no permitamos que aquellos que sólo buscan su propio interés sin importarles el coste social que sus decisiones tienen se salgan con la suya. Si hay algo que no debemos perder nunca es la fe en los demás, en la bondad y honradez de la mayoría de la gente, en la capacidad que las personas buenas tienen para transformar el mundo en algo mejor, pero para ello no podemos ser cobardes, tenemos que unirnos cuando sea necesario, defender a los más débiles aunque sus problemas pueda parecernos que no nos afectan directamente, y luchar cada día para construir una sociedad diferente
Creo que era Goethe quién escribía que “la vida no se mide por las veces que respiras sino por los momentos que te dejan sin aliento”, y eso es lo que tenemos que tratar de sentir el nuevo año. Cada semana, cada día, cada hora es especial, es una ocasión para crecer, para evolucionar, para decir no a la maldad, a la injusticia , a la mentira. Y algo muy importante os deseo en este nuevo año , que aprendamos a perdonarnos a nosotros mismos, no somos perfectos , cometemos faltas, nos equivocamos y es importante que sepamos ser indulgentes con nuestras faltas y con las de los demás. Eso no signifique que nos perdonemos sin intención de rectificar, sino que sepamos levantarnos después de cada caída para seguir caminando con esperanza hacia el futuro y que no juzguemos tanto a los demás porque todos tenemos derecho a errar, lo importante es aprender de nuestros errores y , poco a poco, ir siendo mejores. La vida no se construye en un solo día, sino que es labor de toda nuestra existencia.



Fin de año en Times Square, en el corazón de Nueva York

 Así que en el nuevo año tengamos nuestras manos siempre extendidas a quién nos la pueda solicitar, iluminemos cada día con nuestra sonrisa, no nos dejemos abatir por el desánimo ni la tristeza, conservemos viva la esperanza en el corazón , conservemos los viejos amigos y hagamos la puerta a los nuevos que vendrán, y confiemos en que la vida siempre nos dará nuevas oportunidades de ser felices. No son palabras ingenuas, yo creo en ellas, se que puede ser así y que en ellas radica el auténtico éxito de la vida, tener muchos amigos de verdad, amar sin barreras y disfrutar cada día de la alegría de estar vivos, aquí , ahora y con todas las personas a las que amamos.

Y después de este discurso de Nochevieja , inevitable en estas fechas pero también necesario para afrontar el año con fuerza y con muchas ganas de vivir, si os apetece voy a hablar a continuación de algunas tradiciones de Nochevieja y de como se celebra en otros rincones del mundo

En Japón ,por ejemplo, el año viejo se despiden tañendo 108 campanadas en sus templos con los que se pretende espantar las fuerzas negativas acumuladas durante todo el año para afrontar el nuevo año con los espíritus limpios. Para completar la labor de las campanadas, los japoneses limpian sus hogares con la esperanza de llamar a la buena suerte y sustituyen las tradicionales uvas de España por los fideos que, según su cultura, es promesa de una larga vida.

Fin de Año en Madrid, en la Puerta del Sol

En Argentina , durante la Nochevieja, se procede a quemar un muñeco de trapo o de cartón que se han hecho antes con lo que se queman los malos recuerdos y las fuerzas negativas del año que termina y se afronta con espíritu renovado el nuevo año. Mientras, en Brasil es costumbre vestirse de blanco y , si es posible, ir a la playa , saltar sobre siete olas y dejar barquitos con flores para que el mar se los lleve.Si eso sucede el nuevo año estará lleno de fortuna.

En Colombia es tradición recibir el año nuevo puestos en pie y dar un fuerte portazo para ahuyentar así a los malos espíritus del hogar, mientras en Dinamarca se rompen platos sucios en la casa de los amigos y en la propia con el objeto de simbolizar la ruptura con los malos momentos del año pasado y recibir el nuevo sin manchas.Algo parecido sucede en Italia, donde en algunas zonas se tiran muebles viejos para simbolizar la renovación en el nuevo año, y también se le recibe sustituyendo nuestras uvas por lentejas.

En cuanto a España, además de las tradicionales uvas, cuyo origen ya he explicado en otro artículo de este Mentidero , tenemos otras costumbres o supersticiones para la última noche del año . Algunas de ellas son muy curiosas, otras absurdas, pero en cualquier caso cumplen su función de darnos fuerza e ilusión para el nuevo año:

*Usar ropa interior roja para asegurar felicidad y prosperidad ,llevándola del revés antes de la medianoche y dándole la vuelta una vez que han terminado las campanadas.
*Si se sale a la calle tratar de que la primera persona que se vea sea lo más joven posible, cuanto más joven sea mayor será la felicidad
*Sacar las maletas a la puerta de la casa para asegurarse muchos viajes a lo largo del año
*Encender velas de diferentes colores . La azul trae paz, la amarilla abundancia, la roja pasión, la verde salud,la naranja inteligencia y la blanca caridad.
*Lavarse las manos con cava y azúcar para atraer la fortuna . A las doce se meten las manos en un plato con azúcar y luego se aclaran con el cava
*Poner un anillo de oro dentro de la copa de cava. Al bebértelo te aseguras fortuna en el nuevo año
*Recibir el Año Nuevo con dinero en los zapatos, lo que asegura prosperidad en el siguiente año.

Estas son algunas de las tradiciones de Nochevieja y hay muchas más que no conozco , porque el hombre sigue creyendo en ritos que atraigan fortuna y seguridad a un mundo incierto e incontrolable. Lo que yo, desde el Mentidero, deseo a todos los que me leen y a los que no lo hacen , a todos mis amigos, a los antiguos , a los nuevos y a los que aún no conozco pero entrarán en mi vida, es que no os olvidéis de disfrutar cada día de este maravilloso milagro, de esta felicidad incomparable que es estar vivo. Es un honor, un orgullo y la mayor felicidad de mi vida ser vuestro amigo

Feliz Año Nuevo 2011 desde El Mentidero

Desde el Mentidero , con todo mi corazón y con toda la fuerza positiva de la que soy capaz

FELIZ AÑO 2011 PARA TODOS VOSOTROS
OS QUIERO MUCHO. VIVA LA VIDA

LA CRISIS MORAL DE EUROPA

Ayer escribí un artículo en el que atacaba la nueva ley que el  Parlamento Europeo quería aprobar en el día de hoy, y por la que los derechos de la población inmigrante en Europa  iban a sufrir un serio recorte, convirtiendo a Europa en un continente con diferentes categorías de ciudadanos, por un lado los privilegiados que tendrían acceso a todas las ventajas sanitarias, educativas y laborales que puede proporcionar el estado , mientras que los millones de hombres y mujeres que llevan años trabajando y residiendo legalmente en territorio europeo iban a tener la consideración de ciudadanos de segunda .
Por fortuna hoy las noticias han sido buenas y la ley ha sido rechazada por un estrecho margen de 46 votos y ,gracias a ello, Europa se ha salvado de la ignominia, porque el continente donde nació la democracia, la cuna de los Derechos Humanos y el Estado de bienestar, no podía traicionarse a sí misma de ese modo. Sin embargo, nada más que se ha ganado una batalla pues los movimientos xenófobos van ganando cada vez un mayor número de seguidores, mientras que los valores que siempre han constituido la base de nuestra cultura, se tambalean entre la crisis que todo lo arrastra y la creciente ignorancia de una población que desconoce su propia historia y ,con ello, no sabe de donde viene ni tampoco a donde va.
Decía Cicerón que “no saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser incesantemente niños” y eso , en gran parte, es lo que está sucediendo con los europeos. Porque si conociésemos bien el proceso histórico , los millones de personas que alfombraron los campos de Europa hasta conseguir que naciones enfrentadas a muerte durante siglos firmasen un acuerdo de unión entre ellas , cambiando así la historia de este continente en eterna lucha, no dejaríamos alegremente que los políticos manipulasen los principios en los que se asienta la cultura europea.

El escritor y jurista romano Marco Tulio Cicerón
Europa no puede basar su unión en la economía, no puede ser una Europa de mercaderes, tiene que ser una Europa de los derechos, de la libertad, de la igualdad, una Europa que se convierta en el líder en la defensa de los valores morales , de la justicia y de la generosidad con los desfavorecidos. No podemos mirar otro modelo diferente al de la Unión Europea, en estos tiempos nadie puede sobrevivir por separado,ni siquiera los Estados Unidos, estamos todos relacionados y conectados y lo que padece uno tiene repercusiones en el otro.

En tiempo de crisis siempre despiertan los fantasmas del nacionalismos, ese nacionalismo que mira mal al diferente, que ve al extranjero como un enemigo que viene a robar, a quitarle lo que es suyo, que anhela aislarse del exterior porque todo lo que viene de fuera es una amenaza.Es un pensamiento primitivo, que no resiste el análisis, pero recordemos que hace 77 años el Partido Nacionalsocialista de Adolf Hitler llegó al poder en una de las naciones más educadas y civilizadas del mundo , Alemania. Quién podía pensar que apenas unos años después millones de personas, por el simple hecho de ser judíos, iban a hallar la muerte.

En la patria de Goethe, de Wagner, de Nietzsche, de algunas de las personalidades más grandes de la historia cultural de Europa, se vivieron los mayores horrores de los que un hombre es capaz. Los alemanes  venían de un país arruinado, con cuyos  billetes se empapelaban las casas, pues el dinero no valía nada, y aceptaron al Partido Nazi porque les ofreció la salida de la crisis y les devolvió la fe en si mismos. Y para lograr ese bienestar prefirieron cerrar los ojos hacia lo que estaba pasando, prefirieron ser ciegos y mudos. Ese es el peligro de este pensamiento , aparece como un virus aprovechando que el cuerpo se halla débil para atacar a la presa más fácil, en aquella época fue el pueblo judío, en nuestros días son los inmigrantes.

Se que algunos de los que me estén leyendo pensarán que estoy exagerando y que es lógico que la gente reaccione en una época de crisis así , sobre todo cuando en muy poco tiempo han afluido hacia nuestro continente millones de inmigrates de culturas y costumbres diferentes que resultan complicadas de asumir, como todo lo que es nuevo. España es uno de los ejemplos más claros, aquí , hace apenas 20 años ver a un negro era algo exótico y todo el mundo volvía la cabeza para contemplarlo y ,de pronto, casi de un día para otro, barrios enteros de la capital estaban habitados por gentes de otras naciones y fue un cambio que , sobre todo a los más mayores, les costó asimilar.



Adolf Hitler


Pero España , a pesar de la crisis , creo que ha logrado un buen grado de convivencia y ningún partido racista tiene representación alguna. Pero no es así en el resto de Europa, donde vemos como en Alemania y Austria resurgen los partidos de extrema derecha como el Partido Nacionaldemócrata de Alemania y la Unión del Pueblo Alemán, cuyo principal punto en su programa electoral es la expulsión de los extranjeros, el abandono de la Unión Europea y una marcada tendencia al totalitarismo. Hoy podemos pensar que es imposible que estos partidos lleguen al poder, pero cuando la población se ve amenazada por el desempleo y la pobreza, todo puede suceder.

El novelista ruso Lev Tolstoi escribia casi al final de su vida que  “Cuando pienso en todos los males que he visto y sufrido a causa de los odios nacionales, me digo que todo ello descansa sobre una odiosa mentira: el amor a la patria.” Superar las fronteras que dividían las naciones europeas no ha sido fácil , ha significado años de esfuerzo de grandes hombres que ,a lo largo de la historia, han defendido la idea de Europa, la nostalgia de aquel Imperio Romano sin fronteras,  unido por una lengua y una cultura y donde todos los pueblos tenían cabida. ¿Y ahora vamos a permitir que el miedo, la inseguridad, la maldad,vuelvan a apoderarse de los campos europeos?¿vamos a consentir que vuelvan a sufrir los más débiles mientras se entierran todos los principios por los que hombres mejores que nosotros lucharon y murieron?

El espíritu de Europa debe ser el de una gran casa donde todos hallan refugio y con eso no quiero decir que entren millones de extranjeros ilegales, sin ningún control. Siempre es necesario un control pero , lo que quiero decir es que por historia, por creencias, por nuestra propia naturaleza, Europa debe ser el líder de una recuperación a nivel global que no se basará en la economía, esa especie de Dios que parece querer esclavizarnos, sino en las personas . Nos equivocamos al buscar las soluciones preguntando a un economista, la economía no tiene fuerza para unir nada , sólo proporciona un delgado  barniz de civilización hasta que estalla hecho pedazos.

Una vez más busquemos la guía de uno de los Padres de Europa, Robert Schuman ” Europa está buscando; sabe que tiene en sus manos su propio futuro. Jamás ha estado tan cerca de su objetivo. Quiera Dios que no deje pasar la hora de su destino, la última oportunidad de su salvación’, Aquel proyecto nacido en 1950 está ahora en peligro y por ello no debemos permitir que iniciativas como esta ley que situaba a los inmigrantes en una posición de vasallaje con respecto a los demás europeos salga adelante. Si nos olvidamos de porque luchamos , si nos olvidamos que la libertad, la igualdad y la fraternidad son el lema que impulsa a Europa, habremos perdido esta última oportunidad de la que hablaba Robert Schuman y , entonces, Europa volverá a enfrentarse y la sangre regresará a sus campos

Y esta oportunidad tenemos que mantenerla vida desde las aulas de nuestros colegios, hay que procurar que las nuevas generaciones de europeos conozcan la historia de Europa .Felicitémonos hoy por la victoria conseguida en el Parlamento, pero permanezcamos vigilantes, porque las fuerzas desintegradoras están esperando una nueva oportunidad.