GRANDES EXPLORADORES:JUAN PONCE DE LEÓN Y LA EPOPEYA DE ÁLVAR NÚÑEZ CABEZA DE VACA(SEGUNDA PARTE)

En la primera parte de esta historia habíamos conocido la vida de Juan Ponce de León(1460-1521), quién encabezó la colonización de  Puerto Rico a partir de 1508, la isla que Cristóbal Colón había bautizado con el nombre de San Juan Bautista y los indios taínos llamaban Borinquén. Vimos también como la ambición del nuevo gobernador de La Española a partir de 1509, Diego Colón (1480 – 1526), hijo de Cristóbal Colón, había causado la destitución como gobernador de Puerto Rico de Ponce de León, a pesar del éxito que había tenido en la extracción de oro de las minas de Borinquén y la eficacia con la que sometió la rebelión de los taínos que prácticamente quedaron extinguidos , excepto unos centenares que hallaron refugio en el interior de la isla. Vimos como a cambio le concedían la oportunidad de explorar el norte de Cuba y como los rumores sobre una tierra conocida  por los indígenas como Bimini le llevaron hasta un territorio al que llamaría Florida. Después de regresar a España para obtener el título de adelantado de las nuevas tierras , volvió en 1515 a las aguas del Caribe pero hasta seis años después no pudo organizar una nueva expedición. Pero la hostilidad  de los indios calusas impidió el asentamiento español y Ponce fue herido por una flecha venenosa que le causaría la muerte en julio de ese año 1521.
De momento no se había logrado establecer un asentamiento estable en estas nuevas tierras de la Florida, pero su posesión había despertado los sueños de riqueza y poder de nuevos conquistadores, en este caso de Pánfilo de Narváez  (1470-1528), que iba a zarpar del puerto gaditano de San Lúcar de Barrameda el 27 de junio de 1527 al frente de una flota integrada por cinco buques y seiscientos hombres , una fuerza considerable en aquella época, pues el mismo Hernán Cortés (1485-1547) había emprendido la conquista del Imperio Azteca con apenas trescientos hombres. El objetivo de Pánfilo de Narváez era asentarse de manera estable en Florida, y entre los hombres que se hallaban bajo su mando se encuentra el protagonista principal de nuestra historia, Álvar Núñez Cabeza de Vaca (hacia 1490-hacia 1560), que viajaba en la expedición en calidad de tesorero de la misma. Pero antes de seguir conozcamos mejor la figura de Pánfilo de Narváez que quizás nos ayudé a entender mejor el resultado final de la expedición.

Pánfilo de Narváez , dotado de valor y arrojo pero también de mucha vanidad, ambición y orgullo, ha sido uno de los hombres que ha contribuido a construir la Leyenda Negra que ha acompañado las conquistas españolas en América por la violencia gratuita que utilizó tanto en Cuba como luego en la desgraciada expedición en Florida, un comportamiento que pagaría caro con el hostigamiento y hostilidad de las tribus indias y que dificultarian la posterior ocupación de Florida por otros conquistadores españoles, que ya eran recibidos con el recuerdo de las atrocidades de Pánfilo de Narváez. (imagen procedente de http://www.motecuhzoma.de )
Pánfilo de Narváez había nacido o bien en Valladolid o bien en la localidad segoviana de Navalmanzano, aunque los historiadores tienden a afirmar que fue en esta última, basándose en las palabras del cronista Antonio de Herrera y Tordesillas recogido en sus “Décadas” , donde podemos leer “Pánfilo de Narváez , natural de Tierra de Cuéllar para acudir a Diego Velázquez , por ser de Cuéllar , y Pánfilo , no como algunos quieren de Valladolid, sino de Tierra de Cuéllar, del Lugar de Navalmancano, adonde hay hidalgos de este apellido”  En lo que nos interesa , Pánfilo Narváez llega por primera vez a América en el año 1508, cuando cuenta ya 38 años , y su primera misión era unirse a Juan Esquivel(fecha desconocida-1513), que en 1509 había recibido el encargo del nuevo gobernador , Diego Colón, de conquistar Jamaica, que había sido descubierta por Cristóbal Colón durante su primer viaje . Pánfilo de Narváez era un hombre fuerte, de cabello rojizo , que transmitía sensación de poder y valor, pero también era un hombre vanidoso y soberbio , que le impedía hacer otros puntos de vista que no fueran los suyos, lo que a la larga sería fatal para él y la expedición.

El mismo año 1509 dejó de estar al servicio de Juan Esquivel en Jamaica y pasa a servir al gobernador general de Cuba, Diego Velázquez de Cuéllar (1465-1524). Diego Velázquez había sido nombrado por Diego Colón el primer gobernador de Cuba y le había encargado completar su conquista y aquí jugaría un papel importante Narváez , demostrando valor en la lucha contra los indios aunque también crueldad. Se haría famoso entre otras acciones por la conocida como “matanza de Caonao” , que no era más que un poblado situado en el centro de la isla y cuyos habitantes habían recibido pacíficamente a los españoles. Sin esperarlo , los indios vieron atónitos como los españoles se lanzaban contra ellos , matando a cientos innecesariamente. Fue testigo de esta matanza y por eso la conocemos, fray Bartolomé de las Casas (1484-1566).

Mapa de Cuba en la época de la conquista , campañas dirigidas por Diego de Velázquez, que en 1511 había sido nombrado por Diego Colón como adelantado y primer gobernador de este territorio, Velázquez confío en Pánfilo Narváez para que le ayudara a pacificar la isla , lo que hizo con eficacia Narváez y también con brutalidad cimentando su fama de sanquinario con la matanza de caonao, donde centenares de indios murieron innecesariamente. En cuanto a Diego de Velázquez moriría en junio de 1524 siendo gobernador de Cuba. Su casa aún se conserva en la ciudad de Santiago de Cuba (imagen procedente de http://belloterosporelmundo.blogspot.com )

Después de la matanza, el propio Narváez preguntaría a Bartolomé de las Casas “¿Qué parece a vuestra merced destos nuestros españoles qué han hecho?”,  a lo que que Bartolomé de las Casas respondió , quiero imaginar que con indignación e ira contenida,  “Que os ofrezco a vos y a ellos al diablo”. En la conquista de esta isla, que los indios llamaban Colba, de ahí el nombre de Cuba, el primer hito es la fundación de Baracoa , la primera ciudad española en la isla. Narváez participaría también en las conquistas de Camagüey, en la zona central de la isla y en la exploración de la zona oeste de Cuba en el año 1514, justo un año después del primer viaje de exploración de Ponce de León a Florida. Durante este tiempo en Cuba se casa con  una rica viuda llamada María de Valenzuela y el gobernador Diego Velázquez le concede varias encomiendas, por lo que su situación económica es bastante buena.

En el año 1517 Diego Velázquez patrocina una expedición a la costa del futuro México al mando de Francisco Hernández de Córdoba(1476-1517). Cada nombre que surge se merecería un artículo entero pero no me puedo detener más que para deciros que esta expedición descubrió lo que hoy conocemos como la Península del Yucatán. La expedición fue sorprendida por una tormenta y les empujó hasta la costa , donde fueron recibidos por indios pacíficos que al responder a la pregunta que por señas le hacían los españoles sobre el nombre del lugar, respondieron “in ca wotoch” que significa “esta es mi casa” y por lo que hoy ese lugar es conocido con el nombre de  Cabo Catoche, el primer lugar donde los españoles desembarcaron en México . Hernández de Córdoba y sus compañeros entraron en contacto con los mayas que habitaban la región y concibieron esperanzas de hallar lo que tanto anhelaban nuestros conquistadores, el oro. La aventura y el oro fueron los dos grandes motores que impulsaron las grandes hazañas de los exploradores y conquistadores españoles, y que en muchos casos les conduciría a amargos desengaños o a finales trágicos.

Tuvieron que abandonar al poco tiempo la costa por el continuo hostigamiento al que se veían sometidos por otras tribus, hiriendo al propio Francisco Hernández de Córdoba. Gracias al piloto de la expedición, Antón de Alaminos, al que recordaremos porque había acompañado a Ponce de León en su primer viaje y había descubierto lo que luego sería conocido como la Corriente del Golfo, pudieron seguir la costa hasta llegar a Florida para aprovisionarse de agua y alimentos y regresar a Cuba. Cuando Diego Velázquez tuvo noticias de la existencia de esos pueblos y la posibilidad de hallar grandes cantidades de oro mandó nuevas expediciones , una dirigida por Juan de Grijalva(1490-1527) en el año 1518, que además en su regreso trajo oro y más noticias sobre la prosperidad de la cultura maya. Así, en 1519 se iniciaba una nueva expedición a México  patrocinada por Velázquez y dirigida por alguien cuyo  nombre seguro conocéis, Hernán Cortés (1485-1547)

Mapa con el recorrido de las dos expediciones a la costa mexicana que precedieron a la realizada por Hernán Cortés en 1519 La primera de ellas , en rojo en el mapa, fue en 1517 dirigida por Francisco Hernández de Córdoba, acompañado por el piloto que llevó Juan Ponce de León en su primer viaje a Florida, Anton de Alaminos, gracias al cual pudo luego ir hasta esa península para abastecerse de agua y alimentos. La segunda expedición de Juan de Grijalva, en azul, fue realizada un año después en 1518. En ambos casos , Diego Velázquez recibió infornes de la existencia de una cultura avanzada y de la posible existencia de grandes cantidades de oro, que era lo que más podía motivar los actos de los españoles (imagen procedente de http://www.odisea.ucv.cl )  

No hay aquí espacio para tratar la conquista del Imperio Azteca , pero si es importante para nuestro relato conocer que surgieron desavenencias entre ellos y Cortés zarpó de Cuba sin el permiso de Velázquez, lo que fue considerado por este como una traición. Aquí aparece de nuevo la figura de Pánfilo de Narváez, en quién confiaba plenamente el gobernador de Cuba, y por ello le encarga que persiga y aprese a Cortes y lo traiga de regreso a Cuba. Narváez desembarca en la Villa Rica de la Vera Cruz, la actual  Veracruz, al frente de 18 buques y más de 1000 hombres, y en ningún momento piensa que pueda fracasar en la misión. Una vez más el optimismo de Narváez será un mal consejero, porque Cortés , al frente de un reducido grupo de hombres, sorprende al poco tiempo del desembarco, en junio de 1520, a los hombres de Narváez ,que tuvieron que rendirse y el propio Narváez perdería un ojo en la refriega herido por una pica. Permanecerá prisionero durante dos años  y después de ser liberado regresa a España.

Y es después de todos estos acontecimientos, cuando recibe el encargo del emperador Carlos V de dirigir una expedición a Florida, la que vimos zarpar de San Lúcar de Barrameda el 27 de junio de 1527, contando entre la tripulación a Álvar Núñez  Cabeza de Vaca. Pánfilo de Narváez iba con el título de adelantado de Florida, un territorio entonces de límites indeterminados que había que explorar y conquistar. El vanidoso y ambicioso Narváez esta convencido de que podría emular a Hernán Cortés y convertirse en el conquistador de un gran reino. La expedición de Narváez , con sus 600 hombres y cinco naves, se vería reducida durante el viaje   por las tormentas y algunas deserciones, de tal forma que cuando zarparon después de una larga estancia  en La Española primero y luego en Cuba, el número de hombres se había reducido a 400 hombres y 80 caballos., aunque sólo 300 de ellos podían servir como soldados.

El 13 de abril de 1528 la expedición de Narváez desembarcaba  en lo que hoy conocemos como Bahía de Tampa y Narváez toma posesión de Florida en nombre del emperador Carlos V mientras sus hombres le prestan juramento de lealtad y le proclaman gobernador. Es fácil imaginar la satisfacción que sentiría Narváez en aquel momento, con su vanidad saciada con el homenaje de sus hombres. Podía haber tratado de negociar con los indios de la región para garantizar la seguridad y permanencia de lo que iba a ser el primer asentamiento español en Norteamérica, pero Narváez era uno de esos hombres que han alimentado la célebre y en muchas ocasiones inmerecida Leyenda Negra, pero en el caso de Narváez esta leyenda se corresponde con la realidad de sus actos. En este momento Narváez comete un error , al dividir las fuerzas navales de las terrestres, y reune a los 300 hombres disponibles para combatir junto a 40 caballos para dirigirse tierra adentro.

Mapa con el recorrido de la expedición de Pánfilo de Narváez,que había zarpado de España, del puerto gaditano de San Lúcar de Barrameda   el 27 de junio de 1927 al frente de una gran flota de cinco naves y 600 hombres. Haría prolongadas escalas en La Española y en Cuba hasta que finalmente llega a la Bahía de Tampa en Florida, al frente en este caso de 400 hombres pues muchos habían desertado durante la estancia en las islas. Divide sus fuerzas contra el consejo de Álvar Núñez Cabeza de Vaca , que pensaba que no podían hacerlo al no conocer la lengua de los indios, no conocer el territorio y no disponer de comida suficiente. Pero el deseo de Pánfilo de Narváez de emular a su enemigo Hernan Cortés le haría hacer oídos sordos a los consejos de Cabeza de Vaca y decidió internarse en estos territorios inexplorados, en busca de su obsesión, el oro (imagen procedente de http://pueblosoriginarios.com )        

En este momento interviene por primera vez en nuestra historia Álvar Núñez Cabeza de Vaca. Había nacido en Jerez de la Frontera entre 1490 y 1495, aunque algunos fechan su nacimiento en 1507. Sea como fuere, pertenecía a una familia de hidalgos , que era el término  usado en Castilla para aquellos nobles que no tenían título. Parece que pronto se quedó huérfano de padre y madre, entrando al servicio de la Casa de Medina Sidonia. En el momento de embarcarse en la expedición de Pánfilo de Narváez en 1527, tenía ya experiencia militar por haber participado en la Guerra de los Comuneros que había enfrentado a los nobles de Castilla contra las tropas del emperador Carlos V a quién se había mantenido leal Cabeza de Vaca. Ya sabemos que se alistó como tesorero de la expedición y aquí retomamos el hilo de nuestra narración.

Después de que Narváez ordene la separación de las fuerzas terrestres y navales de su expedición, Cabeza de Vaca trata de hacerle reconsiderar esta decisión que le parece un grave error que les puede poner a todos en un serio peligro. Así lo cuenta en su obra “Naúfragios y comentarios”, todo un clásico sobre la conquista de América por los españoles “Íbamos mudos y sin lengua , por donde mal nos podíamos entender con los indios, ni saber lo que de la tierra queríamos y que entrábamos  por tierra de ninguna relación teníamos, ni sabíamos de qué suerte era, ni de qué gente estaba poblada, ni a qué parte de ella estábamos. Y no se podía dar a cada hombre de ración para entrar por la tierra más que dos libras de bizcocho y media de tocino, y que mi parecer era que se debía embarcar y buscar puerto y tierra mejor para poblar” Cabeza de Vaca estaba en lo cierto, no sabían donde estaban, no conocían la lengua  y encima no disponían de provisiones suficientes para adentrarse en el interior, pero el orgullo y la vanidad de Pánfilo, una vez más, le impedían escuchar ningún tipo de consejo o advertencia y se hizo lo que él ordenaba.

Archivo:Cabeza de Vaca1.jpg
Monumento dedicado a Álvar Núñez Cabeza de Vaca (hacia 1490-1560) en Houston, en el estado de Texas. Cabeza de Vaca fue el primer europeo junto a sus tres compañeros, Alonso del Castillo Maldonado, Andres Dorantes de Carranza y el esclavo bereber conocido con el nombre de Estebanico, que probablemente fue el primer hombre africano en pisar suelo norteamericano. Durante diez años vivirían una auténtica odisea desde que sufrieron el naufragio en la isla de Mal Hado . Cabeza de Vaca pasaría de ser un explorador y conquistador a convertirse en un hombre medicina, un chamán respetado por los indios   

Así, comienzan a caminar tierra adentro y se encuentra con una primera tribu de indios dirigida por un cacique llamado Hirrihuga, del que en principio se hace amigo. Pero cuando Narváez descubre que no tienen oro reacciona como lo hiciera en Cuba años antes durante la matanza de Caonao y ordena que al pobre cacique le corten la nariz y despedaza a su madre ante sus ojos antes de echar los trozos a sus perros. Pánfilo de Narváez abandona el poblado, pero lo que deja detrás son unos indios aterrados que ya no van a confiar en ningún hombre blanco , porque ya han visto de lo que son capaces. Poco después Hirrihuga se tomará venganza cuando sorprenda a la tripulación de una nave española que había ido en busca de Narváez procedente de Cuba . Consiguió capturar a cuatro de ellos , los llevó al poblado y allí les hizo caminar mientras les lanzaban flechas que les alcanzaban en zonas que no eran vitales, para que su muerte fuera lenta y lo más dolorosa posible.

Ignorante de estos acontecimientos Narváez y sus hombres siguen su periplo por el interior de Florida , acosados por tribus hostiles , arrasando pueblos y matando a todos aquellos que oponían resistencia . Sería justamente su brutalidad la que puso en contra a todos los indios de las diferentes tribus. Los españoles tenían noticias de una ciudad a la que los indios llamaban Apalache y que en la imaginación de Narváez se aparecía como una nueva Tenochtitlán, la ciudad capital de los aztecas y que había conquistado Cortés. Otra vez los deseos de igualar a aquel hombre al que odiaba y a quién quería superar. Guiados por unos indios a los que habían capturado, se internan por una tierra de pantanos , agotados por un calor sofocante agravado por sus pesadas corazas , rodeados de selva, insectos, caimanes , caminando con el agua a la altura de los muslos o de la cintura , cargados con sus armas, arcabuces, espadas, picas o ballestas. Cruzan los ríos Suwanee y Oktokonee, mientras el hambre les obliga a matar y comerse a sus propios caballos.

Finalmente consiguen llegar a la deseada Apalache, sólo para descubrir que es poco más que un conjunto de chozas de barro. Ni rastros de oro ni de ningún tipo de riqueza, excepto un campo de maíz para alimentar a la propia tribu. Hasta allí habían llegado 242 hombres de los 300 que habían iniciado la marcha, pero estaban agotados, desilusionados, hambrientos y muy lejos de  la costa. Actuando como era habitual en Narváez, captura al cacique de la tribu de Apalache para lograr su obediencia, pero los indios responden quemando el campo de maíz y sus casas y buscando refugio en la selva.El cacique había informado a Narváez que si descendía por el curso del río Apalachicola, en un plazo de nueve días estaría en la costa. Una vez más, los españoles emprenden el camino sin comida, enfermos, con la amenaza siempre presente de caimanes, panteras y las fiebres producidas por las picaduras de los mosquitos. Eso es lo que quedaba de los deseos de fama, poder y oro de Narváez, un grupo de hombres agotados que sólo luchan por sobrevivir.

Archivo:Expedition Cabeza de Vaca Karte.png
Mapa con la ruta seguida desde la Bahía de Tampa, donde desembarcó Pánfilo de Narváez . Después de internarse por el territorio de Florida, descendieron siguiendo el curso del río Apalachicola y ya en la costa construyeron unas embarcaciones para recorrer toda la costa hasta alcanzar México. Pero a la altura del Delta del Mississippi se produjo el naufragio donde moriría Pánfilo de Narváez y la mayor parte de los españoles, excepto 80 hombres que lograron alcanzar la isla que en el mapa os aparece con el nombre de Galveston, pero al que ellos dieron el de Mal Hado, pues poco tiempo después de los 80 supervivientes iniciales sólo quedarían 15 con vida (imagen procedente de http://www.enchantedlearning.com )

Una vez en la costa utilizan los estribos  y herraduras metálicos para fabricar clavos y herramientas con los que poder construir cinco embarcaciones , cada una de ellas con capacidad para 50 personas con las que irán costeando con la intención de llegar hasta las tierras de la actual México, pero cuando estaban a la altura de la desembocadura del Mississippi, una tormenta los sorprende y tres de las embarcaciones se hunden. Los ochenta  supervivientes, a bordo de las dos balsas que aún permanecían a flote llegan a una isla, a la que darán el apropiado nombre de Mal Hado, que en la actualidad es conocida con el nombre de Galveston, y otra ola hace desaparecer las dos últimas balsas. Las condiciones para la supervivencia en la isla eran tan malas, que al poco tiempo apenas quedan 15 hombres con vida , aunque los indios que la habitaban trataron de ayudarles dentro de su pobreza.

Álvar Núñez Cabeza de Vaca es uno de los supervivientes y pronto descubre que los indios le consideran un curandero y que gracias a eso puede mejorar sus posibilidades para continuar con vida. Después de un invierno en el que mueren dos hombres más, en la primavera diez de los españoles deciden partir de la isla, dejando atrás a un Cabeza de Vaca que se hallaba enfermo por las fiebres y a otros dos compañeros, Oviedo y Alaniz. De aquellos hombres que partieron sólo tres iban a sobrevivir, Dorantes de Carranza, Alonso del Castillo y el esclavo de origen beréber conocido como Estebanico, los demás morirían a manos de los indios. En cuanto a Cabeza de Vaca , pronto pierde a sus dos compañeros mientras él es tratado como un esclavo por los indios que demuestran una total indiferencia hacia su existencia. Él mismo se sorprende de que los indios no le maten, porque la enfermedad le ha dejado débil, no sirve ni para la guerra ni para trabajar en el campo , no es útil para nadie.

Álvar Núñez Cabeza de Vaca consiguió crear un intercambio comercial entre las tribus de la costa y las tribus del interior más al norte . Gracias a ello los indios comenzaron a respetar a Cabeza de Vaca, ya era util para la vida de la tribu.Será entonces cuando se decida a ejercer también como chaman. Cabeza de Vaca desarrollaría durante su prolonga estancia entre los indios una gran admiración por su personalidad y forma de organizarse . Diria sobre ellos “Ven y oyen más y tienen más agudo sentido de cuandos hombres yo creo hay en el mundo. Son grandes sufridores de hambre y sed y frío y tienen tanta astucia para guardarse de sus enemigos como si fuesen criados en Italia”.   (imagen procedente de http://espiadelbar.blogspot.com )  

En estos años padecerá mucha hambre , así lo describe  él mismo en “Naufragios y comentarios”La mayor prosperidad que yo me vi era cuando me mandaban a raer cuero , porque yo lo raía mucho y comía de aquellas raeduras y aquello me bastaba para dos o tres días” . Cuesta imaginarse la fortaleza de Cabeza de Vaca, no sólo física para soportar la escasa alimentación, sino mental para aguantar la soledad, el aislamiento y el saberse muy lejos de toda posibilidad de regresar con los tuyos, separado de tu mundo. Sin embargo, Cabeza de Vaca comienza a gozar de una gran libertad de movimiento ante la indiferencia de los indios,y cada vez se aleja más del poblado hasta el punto de que al final sus paseos se convierten en largas marchas que le llevan más al norte y a conocer a otras tribus . Se da cuenta que estas tribus valoran productos de la costa , como las conchas, para usarlos como ornamento al tiempo que disponen de otros productos de los que carecen las tribus de la costa ,como las pieles o el pedernal para la punta de las flechas.

Se convierte así en un intermediario entre las tribus de costa y las del interior, organizando el comercio entre ellas, con lo que consigue ganarse el respeto de la tribu que ya le contemplan como alguien útil.. No sabemos con exactitud por donde anduvo Cabeza de Vaca, pero nos dejó una descripción de los búfalos, así que al menos debió alcanzar las tierras bañadas por el río Colorado, en el actual estado de Texas. Así describe a los búfalos Cabeza de Vaca, que sería el primer europeo en verlos, los que luego serían llamados por los españoles “cíbolos”: “son aquellos bueyes del tamaño y color de nuestros toros, pero no de tan grandes cuernos. Tienen una gran giba sobre la cruz, y más pelo de medio adelante, que de medio atrás, y es lana. Tienen como crínes sobre el espinazo y mucho pelo, y muy largo de rodillas abajo” Al mismo tiempo va aprendiendo , gracias a la observación las técnicas curativas de los chamanes de las tribus y no tarda en hacerse famoso entre distintas tribus como chamán o curandero.,

Cabeza de Vaca fue el primer europeo en ver las inmensas manadas de búfalos de las llanuras norteamericanas, gracias a su descripción hoy sabemos que recorría las tierras que hoy ocupa el estado de Texas. Estas manadas solían estar acompañadas por tribus nómadas que dependían de ellos para sobrevivir no sólo por la carne sino también para la ropa de abrigo o como combustible (imagen procedent de http://cocinandocarneexoticadeanimalesdecaza.blogspot.com ) 

En este tiempo Cabeza de Vaca había aprendido a apreciar la cultura india  y a sus hombres , de los que dice con admiración “Ven y oyen más y tienen más agudo sentido de cuandos hombres yo creo hay en el mundo. Son grandes  sufridores de hambre y  sed  y frío y tienen tanta astucia para guardarse de sus enemigos como si fuesen criados en Italia”. De vez en cuando le llegaban noticias de los otros tres supervivientes a través de los indios, pero no será hasta septiembre de 1534,  cuando ya habían transcurrido seis años desde el naufragio, cuando vuelvan a reunirse en algún lugar del actual estado de Texas. En ese momento Cabeza de Vaca decide que ya es hora de emprender la fuga los cuatro, pero antes deben prepararse bien y reunir fuerzas  y mientras tanto les enseña a sus compañeros el arte de la medicina india , para que ellos también fueran útiles a los indios. Así, cuando diez meses después deciden abandonar la tribu, además de estar físicamente recuperados, son tratados con respeto por todos los indios de la región.

Así comienzan un largo y duro camino de regreso atravesando Texas hasta llegar a Sierra Madre , ya en territorio del actual México , y allí encontraron a un indio que llevaba una hebilla metálica que solo podía ser de un europeo. Por fin estaban cerca de los españoles , de volver a casa, pero aún no había acabado la odisea de Cabeza de Vaca y sus compañeros.Al ir recorriendo el territorio se percataron de que en la zona había un grupo de españoles que estaban actuando como una partida de esclavistas, capturando indios para luego venderlos como esclavos para las minas y encomiendas. Cabeza de Vaca parte en busca de este grupo en compañía de Estebanico y de once indios y finalmente encuentran al grupo dirigido por Diego de Alcaraz que está compuesto por otros tres hombres. Unos días después se unen a ellos Dorantes y Castillo, los otros dos supervivientes, acompañados de varios centenares de indios y se viven momentos de gran tensión, ya que los esclavistas quieren capturar a los indios y sólo la enérgica intervención de Cabeza de Vaca lo evita.

ESCENAS DE LA PELÍCULA “CABEZA DE VACA” DE 1990

No he encontrado ningun documental en castellano sobre la odisea de Álvar Núñez Cabeza de Vaca pero si esta película del año 1990. En las escenas que a continuación os adjunto se describe el final de su viaje, cuando se encuentra con el grupo de españoles que estaban capturando esclavos para las minas y encomiendas

El 1 de mayo de 1536, diez años después del comienzo de su odisea tras el naufragio en la isla de Mal Hado, llegan a la ciudad de Culiacán , gobernada por el español Melchor Díaz  y desde allí un nuevo recorrido de otros 400 kilómetros hasta la capital de Nueva Galicia, Compostela .  Llegan a Ciudad de México donde ya tenían noticias sobre su historia, y son recibidos como héroes . Después de tantos años entre los indios, les costará un tiempo adaptarse de nuevo a la vida entre europeos pero por fin , el 10 de abril de 1537, su periplo terminaba cuando zarpan desde el puerto de Veracruz rumbo a España. Y aquí termina la historia de estos cuatro supervivientes de aquellos 400 hombres que habían iniciado en la Bahía de Tampa la exploración y conquista de Florida. Una vez más el territorio norteamericano se había resistido a los españoles pero las aventuras vividas por Cabeza de Vaca y sus compañeros llegarían a otros oídos, como los de Hernando de Soto, que vivirá otra gran aventura que contaré en un próximo artículo.

En cuanto a Álvar Núñez Cabeza de Vaca sería nombrado en 1540 adelantado del Río de la Plata , y allí se convirtió en el primer europeo en contemplar y describir las cataratas del Iguazú, a las que se refirió con estas palabras “el río da un salto por unas peñas abajo muy altas, y da el agua en lo bajo de la tierra tan grande golpe que de muy lejos se oye; y la espuma del agua, como cae con tanta fuerza, sube en alto dos lanzas y más” Sin embargo no tardaría en entrar en conflicto con los colonos y conquistadores españoles de la región pues trató de poner orden y aplicar las leyes, al tiempo  que se esforzó en convencer a los españoles que dejaran de malgastar sus energías persiguiendo las leyendas de grandes tesoros

Archivo:CPonte Placa Alvar.JPG
Esta es la placa que hoy recuerda el descubriendo de las Cataratas del Iguazú por Álvar Núñez Cabeza de Vaca cuando buscaba un paso entre Brasil y los teritorios que le habían encargado gobernar, el Río de la Plata . Sin embargo su estancia en Río de la Plata acabaría mal ya que los colonos y encargados de las encomiendas rechazaban a Cabeza de Vaca porque quería hacer cumplir las leyes sobre los indios a los que estos se negaban  . Finalmente sería acusado de abuso de poder y una vez en España el Consejo de Indias dictaría su destierro a Orán. Desconocemos si se cumplió la condena o recurrió y no llegó a ir al destierro. El resto de su vida nos es casi desconocida aunque parece haber una coincidencia entre las fuentes de establecer su muerte en Sevilla hacia el año 1560. Una vez más en nuestra historia, un  hombre que había demostrado su valor, su honestidad y su lealtad terminaba en el olvido y perseguido por la justicia

Y quiero concluir este artículo con las palabras del historiador norteamericano Charles F.Lummis, recogidas por el escritor español Fernando Martínez Laínez  en “Banderas lejanas: en costas extrañas” “Como exploradores Vaca no rayó a gran altura . Pero como proezas de resistencia física, las jornadas de este olvidado héroe puede afirmarse con toda seguridad que no tienen paralelo en la historia. Fueron las marchas más asombrosas que ha podido hacer hombre alguno” Personalmente la hazaña de Cabeza de Vaca me parece el triunfo de la voluntad de vivir por encima de todas las penurias, de la soledad, del aislamiento, del hambre, del miedo. Álvar Núñez Cabeza de Vaca y sus compañeros exploraron y recorrieron por primera vez los caminos de América del Norte, abrirían el camino para otros exploradores y conquistadores y , sobre todo, nos dieron una lección de amor a la vida y de coraje para luchar por ella.