LOS GRITOS DEL SILENCIO . LA HAMBRUNA DE SOMALIA

“Los gritos del silencio” era un título de una película del año 1984 en la que se describe el horror que vivió Camboya durante los años en los que el poder estuvo en manos de los jemeres rojos. Esos gritos del silencio son los de todas las víctimas inocentes que fueron torturados y asesinados durante cuatro años de terror, años en los que una cuarta parte de la población camboyana,unos dos millones de personas, perdieron su vida en uno de los genocidios más terribles desde la Segunda Guerra Mundial , pero ahora quiero utilizar este título para referirme al grito silencioso de los millones de personas que están en peligro de morir de hambre en el Cuerno de África, en Somalia . Hace apenas una semana escribí sobre ello pero desde entonces la situación sólo ha empeorado y también la vergüenza y la indignación que me causan nuestros propios dirigentes, cegados en la crisis económica en la que nos hallamos envueltos y para la que tampoco hallan soluciones novedosas.
Sin embargo , esta situación no se puede plantear con un argumento tan simple como demagogico  que exonera de toda responsabilidad a los dirigentes somalíes, porque son ellos los primeros culpables de la actual situación , culpables de mantener a su pueblo en la miseria y a borde del abismo del hambre mientras ellos se enfrentan en interminables conflictos por el poder y en defensa de una religión que parece ignorar las palabras compasión, amor o generosidad. En este artículo quiero primero hablaros sobre la historia de Somalia, para que conozcamos la situación actual de esa nación destruida que sólo existe ya en las lineas trazadas en los mapas oficiales, para repasar la respuesta internacional a este drama y las consecuencias que el hambre tiene sobre la población, porque no siempre mata pero si deja sin vida unos cuerpos consumidos y sin aliento vital. No es un tema agradable, también soy consciente que hemos visto las imagenes mil veces por televisión, pero no podemos permanecer ajenos al sufrimiento de otro ser humano, porque si eso sucede entonces estaremos sufriendo una crisis mucho más devastadora que la económica
En el artículo de la semana pasada no quise utilizar estas fotografías , pero corriendo el riesgo de equivocarme, creo que es necesario enfrentarse al horror , a la pesadilla que están viviendo, porque no ver la realidad no significa que esta no exista. Cada uno de nosotros puede aportar algo para ayudarles, pero sobre todo debemos ejercer nuestra defensa de los que no pueden hacer oír su voz , reclamando para ellos el derecho a tener una vida. Una nación no puede quedar abandonada en manos de un grupo de malvados que sólo buscan el poder a costa de la vida de su propio pueblo (imagen procedente de http://www.culsans.com.ar )
La actual Somalia es un estado con una superficie superior a la de España, con 637.000 kilómetros cuadrados, y una población situada entre los ocho y lo nueve millones de habitantes . Ocupa uno de los últimos puestos en el Índice de Desarrollo Humano  elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo . Este Índice se confecciona tomando como referencia los niveles de educación, la esperanza de vida y el Producto Interior Bruto de las naciones y en el caso de Somalia actualmente no se sabe que puesto ocupa por la imposibilidad de obtener datos fiables sobre su auténtica situación, pero en el año 2001 ostentaba el puesto 161, lo que le convierte en uno de los países más pobres del mundo.
Pero no siempre fue así. Si viajamos al pasado, cuando el Antiguo Egipto faraónico se hallaba en su apogeo, Somalia era conocido por estos como “el país del incienso”, pues los historiadores y arqueólogos creen que allí estuvo el reino de Punt al que la reina Hatshepsut, que gobernó el Imperio Egipcio entre 1479 y 1458 a. C,  enviaría una celebre expedición que aparece detalladamente descrita en los relieves de su tumba en Deir el-Bahari . De  allí procedían los árboles de incienso y mirra así como también oro, marfil o ébano y otras maderas preciosas para los egipcios, que carecían de bosques. Siglos después pasaría a formar parte durante un tiempo del Imperio etíope de Aksum hasta que en el siglo VII este territorio era ocupado por el recién nacido Islam y el territorio somalí se dividía en diferentes sultanatos. A partir de los siglos XIII y XIV pastores nómadas somalíes comienzan a trasladarse desde los territorios de Etiopía y la actual Yibuti y junto con otros pueblos como los oromo, que también se hallaban en Etiopía y Kenya
Templo de Deir el-Bahari, la tumba de la reina egipcia Hatshepsut  en cuyos relieves se cuenta con detalle la expedición realizada durante su reinado al rico reino de Punt, situado en la actual Somalia, donde los egipcios conseguían maderas nobles como el ébano, además de oro, marfil y las codiciadas mirra e incienso(imagen procedente de http://arte.observatorio.info ) 
Estos pueblos se asientan de forma permanente en la actual Somalia aunque con periodos de dominio cristiano bajo la influencia etíope , que en el año 1420 ocuparía el sultanato más importante de Somalia, el de Adal. En 1542 este sultanato sería reconquistado por los musulmanes somalíes dirigidos por el héroe nacional somalí Ahmed ibn Ibrahim al-Gurey, que impulsó una expansión somalí que sólo pudo ser detenida por el Imperio Otomano en las costas de Omán. Ya en el siglo  XIXSomalia formó parte del Imperio Británico a partir de 1887 bajo  la forma de un protectorado, protectorado que luego compartiría con otras potencias coloniales como Francia e Italia . Italia convertiría su parte en colonia en 1905 y así teníamos tres Somalias, la Somalia italiana, el Protectorado de la Somalilandia Británica, y la Somalilandia Francesa. .
Durante la Segunda Guerra Mundial , en 1941 las tropas británicas se hacían con el control de todo el territorio y la administran hasta 1950. Finalmente, el 1 de julio de 1960 Somalia logra la independencia de la Somalia italiana y de la inglesa constituyendo la República de Somalia, mientras que la Somalilandia Francesa se independizará por separado en 1977 y adopta el nombre de Djibuti, con un tamaño que no superaba los 23.000 kilómetros cuadrados. Durante la década de los años sesenta el poder se encuentra en manos de un gobierno democrático liderado por la Liga de la Juventud Somalí con Abdirashid Ali Shermarke (1919-1969). Precisamente cuando Shermarke era presidente de Somalia fue asesinado en 1969 y tras un golpe miliar el poder pasa a manos del ejército , en concreto en manos de Mohamed Siad Barre(1919-1995).
Mohamed Siad Barre fue el presidente de Somalia desde el asesinato de Abdirashid Ali Shermarke (1919-1969). que había sido primer ministro desde la independencia en 1960 hasta 1864 y después presidente de 1967 a 1969. Durante su gobierno seguiría una política de colaboración con la Unión Soviética, hasta que la guerra fronteriza mantenida con Etiopía  entre el año 1978 y 1979 provocó que los soviéticos le abandonaran y Somalia se sumió en una profunda crisis de la que ya no ha sabido salir . A partir de 1987 se iniciarían las rebeliones militares y la fragmentación del país que culminaría en el año 1991 con la fallida intervención norteamericana (imagen procedente de http://www.elciudadano.cl )
Barre se mantendrá en el poder por espacio de 22 años al frente del Partido Socialista Revolucionario Somalí , y durante este largo gobierno mantendrá una guerra fronteriza con Etiopía por la disputa de un territorio fronterizo llamado Ogaden, guerra que se prolongaría entre 1978 y 1979 y que concluiría con la derrota de Somalia. En aquella época era uno de los aliados en la zona de la Unión Soviética pero esta guerra hizo que se rompieran las relaciones con los soviéticos y provocó una grave crisis en la economía somalí, muy dependiente de la soviética. Aunque Somalia busca entonces el amparo de Occidente, la situación económica sigue deteriorándose empeorando en 1982 cuando estalla un nuevo conflicto con Etiopía. En 1986 se abren las conversaciones de paz pero la mala situación interna de Somalia provoca la aparición de grupos armados de resistencia en el norte del país que va extendiendo su dominio hasta que en 1990 es dueña de casi todo el país.
En 1991, estos grupos se enfrentan y se dividen, comenzando la desintegración de Somalia como país. Surgen el Movimiento Patriótico Somalí al sur , el Movimiento Nacional Somalí al norte y el Congreso Unido Somalí que controlaba la capital, Mogadiscio. El Movimiento Nacional Somalí funda un estado independiente en la zona que controla al norte , a la que da el nombre de Somalilandia, y también surge otro estado independiente llamado Jubaland . Somalia ya carecía de una estructura interna, y los estados independientes organizados por diferentes grupos étnicos que habitan en Somalia aparecen y desaparecen de forma continuada. Un año después una hambruna afecta a Somalia de la misma forma que la está afectando hoy mismo,  y los Estados Unidos intervienen enviando tropas que garanticen la protección y alimentación de la población.. Sin embargo el Congreso Unido Somalí que dominaba Mogadiscio se opuso a la presencia norteamericana y no se detuvo hasta lograr su marcha , aunque eso significaba renunciar a su ayuda.
Mapa con los diferentes estados surgidos dentro de Somalia. Los problemas de hambruna se están produciendo en el sur, la zona controlada por el Consejo Islámico que sólo ahora han permitido la entrada de las organizaciones humanitarias después de estar prohibida su presencia desde 2009 . No han sido capaces de firmar una paz y organizar de nuevo Somalia para ayudar a su pueblo . Los puntos negros en el mapa se refieren a la zona donde realizan sus asaltos los piratas somalíes (imagen procedente de http://www.peatom.info )
Estos partidos han convertido a los somalíes en sus rehenes y a Somalia en un puzzle de pequeños feudos controlados por una especie de señores feudales  dedicados a sus propias luchas intestinas por el poder. Aunque en 1992 la ONU intentó establecer un gobierno común para todos , fracasó en el intento mientras sólo el conocido como Somalilandia parecía consistente, todos los demás aparecían y desaparecían.En julio de 2000 se abría una puerta a la esperanza cuando se realiza una conferencia entre todas las partes y se aprueba una constitución que iba a velar por los derechos de la población somalí y se organiza un gobierno provisional con ,Abdiqasim Salad Hassan como primer presidente .Pero este intento fracasa apenas dos años después, cuando la Alianza para la Restauración de la Paz y contra el Terrorismo, que parecía contar con el apoyo de Estados Unidos, se enfrenta por el control de la capital Mogadiscio contra la Unión de Cortes Islámicas, de la que se sospecha que se halla en la órbita de al-Qaeda.
Este enfrentamiento conocido como la Segunda Batalla de Mogadiscio dará la victoria provisional a la Unión de Cortes Islámicas, mientras que la Alianza para la Restauración de la Paz y contra el Terrorismo, dirigido por Abdi Qeybdid abandona la capital pero proclama un nuevo estado , el de Galmudug. Interviene entonces Etiopía, que presta su apoyo al gobierno provisional de Ali Mohammed Ghedi(1952) , que tratara de buscar una conciliación entren los señores de la Guerra somalíes, pero la intervención etíope, que expulsa a la Unión de Cortes Islámicas de Mogadiscio , hace que estos últimos se retiren de nuevo al sur al tiempo que declaran la guerra santa a Etiopía. Los enfrentamientos entre etíopes e islámicos causarán mas de mil bajas entre estos últimos durante los combates de la Navidad de 2006
Imagen del Campo de Refugiados en Kenia de Dadaab, donde se espera que de seguir al ritmo actual se alcanzará el medio millón de refugiados a final de año , el doble de los que vivían allí el año pasado. Para llegar hasta allí muchos ven como sus hijos van quedando por el camino, después de recorrer hasta quinientos kilómetros por zonas sin agua y sin apenas comida . En esta región hace más de dos años que no ha llovido (imagen procedente de http://blogs.oxfam.org )  

En 2007 se logra reunificar gran parte de los territorios en los que se había fragmentado Somalia , excepto dos de los estados, Somalilandia y Puntlandia. Mientras. , la Unión de Cortes Islámicas cambia de nombre para convertirse en la Alianza para la Reliberación de Somalia. Lo cierto es que sería Somalia la que tendría que librarse de ellos. Entre el Gobierno de Transición de Somalia y la Alianza para la Reliberación Nacional se establece una alianza y en enero de 2009 se constituye un nuevo Gobierno de Transición, al frente del cual se halla  Shari Sheid Ahmed (1964) que había sido miembro de la Unión de Cortes Islámicas. Actualmente es Sheid Ahmed quién se halla en el poder en Somalia , pero en realidad apenas tiene control alguno sobre el territorio, que sigue bajo el control de diferentes señores de la guerra

Así llegamos a julio de 2011, cuando después de meses de avisos por parte de la  Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la noticia de la hambruna provocada por una intensa sequía en toda la región del Cuerno de África ha pasado a ocupar portadas y titulares de los informativos. De nuevo las fotos de los cuerpos consumidos por el hambre, los niños de cabezas desproporcionadas sobre cuerpos raquíticos, los ojos enormes, vidriosos y sin expresión que parecen preguntarse en silencio la razón de una vida donde no tienen la oportunidad de crecer y de convertirse en adultos. La ONU ha declarado la hambruna en dos regiones de Somalia y en uno de sus comunicados afirma que “en todo el país, cerca de la mita de la población somalí, unos3,7 millones de personas, está en una situación crítica. De esas personas ,se estima que 2,8 millones se encuentran en el sur del país” En el artículo de la semana pasada veíamos como miles de somalíes se dirigían hacia el mayor campo de refugiados de África , el de Dadaab, al que cada día llegan a sus instalaciones hasta 1500 somalíes agotados de hambre

Tanque de agua, Waridaad village, Somalilandia. Foto: Alun McDonald/Oxfam
Los pozos de Somalia se están secando , desaparecen los pastos y el ganado muere de hambre y de sed, lo que también causa la muerte de las familias que dependen de ellos. Junto al cambio climático que está modificando el régimen de lluvias, hay que añadir la subida del precio de los alimentos donde juega un papel importante la especulación de grandes grupos financieros como explicaba en mi anterior artículo y los permanentes conflictos armados . La media de agua por persona en muchas regiones somalíes es de 7,5 litros de agua por persona y día . En Estados Unidos, por comparación, la media de consumo diario de agua por persona es de 466 litros(imagen procedente de http://blogs.oxfam.org )

Durante lo que llevamos de 2011 han buscado refugio en Kenia al menos 100.000 somalíes, pero no es el único lugar donde la población azotada por el hambre y la sequía busca refugio.  Muchos se dirigen ahora hacia  la capital Mogadiscio, donde según el  Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) llegan una media de 1000 personas  y en lo que llevamos de mes de julio habrían superado ya las 20.000, procedentes de las regiones donde el pasado miércoles se declaró la hambruna , Bakool  y la Región de Bell en la zona sur de Somalia . Ante esta avalancha ACNUR ha tenido que seleccionar a los más necesitados que precisan una asistencia inmeditata, repartiendo paquetes de supervivencia que contienen una lona de plástico para cobijarse,tres mantas, dos bidones de agua, cubiertos, ollas y platos y una estera para dormir  ACNUR está trabajando en toda Somalia para enviar ayuda a las personas más necesitadas en las zonas afectadas por la hambruna, la sequía y el conflicto.
A Etiopía también están llegando refugiados a la zona fronteriza de Dollo Ado y se estima que desde el mes de enero han buscado asilo allí al menos otros 78.000 somalíes. Pero cuando hablamos de hambruna o de crisis humanitaria parece como si fuera una situación común en muchas zonas, pero o es así , hambruna es un termino que tanto la ONU como las Organizaciones Humanitarias tratan de restringir y emplear con cuidado para no devaluar su significado. Desde 1992 y precisamente en Somalia no se había vuelto a declarar una hambruna por la ONU, pero en esta ocasión la situación es muy grave, como afirma Mark Bowden, de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas “Si no actuamos ahora, la hambruna se extenderá, en dos meses, a las ocho regiones del sur de Somalia, debido a las malas cosechas y a los brotes de enfermedades “
VÍDEO CON BREVE REPORTAJE CON LA SITUACIÓN EN EL CAMPO DE REFUGIADOS DE DADAAB 


En un artículo escrito por la periodista Joana Socias para el periódico español “El Mundo” podemos leer como es la situación en uno de estos campos de refugiados, en este caso el de Daadab donde en la actualidad hay casi 400.000 refugiados cuando hace un año no había era de 270.000 “El campo de refugiados de Dadaab es lo más parecido a lo que sería el infierno. La tierra muerta, seca , árida, los vientos fuertes levantan la arena convirtiendo el polvo en parte intrínseca de los habitantes del poblado . La arena forma tanto parte de su vida que muchos niños y adultos tienen una capa dorada de polvo incrustada en la cabeza. En esta región, a unos 100 kilómetros de la frontera del sureste entre Kenia y Somalia, las lluvias prolongadas no han aparecido desde hace dos años y, desde hace meses, no cae ni una sola gota. Los refugiados viven en unas condiciones infernales , resguardados en sus chabolas hechas de plásticos , protegidos por los espinos del desierto , que les parapetan frente a la vida salvaje al mismo tiempo que les enjaulan en uno de los peores lugares que he visitado en el continente negro.”
En el artículo se recoge el informe de Médico Sin Fronteras según el cual en el campo de Dadaab la malnutrición infantil alcanza el 37,7%  y de ellos un 17% sufre una malnutrición severa.Pero la desnutrición no se soluciona sólo con alimentos, porque cuando el niño la ha sufrido durante un periodo prolongado sufre otras secuelas. El mayor impacto los sufre el cerebro, pues es el órgano que más rápidamente crece durante los primeros meses de vida , pasando de los 350 gramos al nacer hasta los 900 gramos con 14 meses pero cuando el niño sufre desnutrición, como es el caso ahora de los niños somalíes, el crecimiento del cerebro se detiene y ,además, el espacio que queda entre el cráneo y el cerebro es ocupado por líquido   cefalorraquídeo que da ese aspecto hinchado de las cabezas de los niños desnutridos . Igual suerte corre el sistema nervioso central , que si durante los primeros 18 meses de vida no recibe una alimentación adecuada quedará dañado .

Los efectos de la desnutrición sobre el desarrollo físico y sobre el cerebro de los niños puede remediarse hasta los dos años, a partir de entonces las secuelas son  irrecuperables. Se ve afectado el crecimiento del cerebro y el sistema nervioso, además de afectar al aparato respiratorio, al corazón y en general a todo su organismo ¿Verán estas imágenes los que se dedican a especular con el precio de los alimentos?¿verán estas imágenes los que en Somalia mantienen un conflicto bélico desde hace más de 25 años?¿no les importan el sufrimiento de otro ser humano?(imagen procedente de http://www.museoluna.com ) 
En estos momentos la tasa de mortalidad diaria está superando la de dos adultos o cuatro niños por cada 10.000 habitantes, que es la establecida por la ONU para declarar oficialmente la hambruna. Pero más allá de las cifras, nos es más fácil empatizar con los relatos de los casos individuales, cuando nos enfrentamos al destino de uno solo de estos desdichados, haciendo cierta la frase de un monstruo como Stalin, que sabía bien de que hablaba al ser responsable de millones de muertos,  “un muerto es una tragedia , un millón de muertos es una estadística” Para que no nos quedemos en la estadística vuelvo ahora a recuperar las palabras de la periodista Joana Socías sobre una de las niñas del campo de refugiados
“Sahara Mohamad tiene dos años aunque su esquelético cuerpo dice que podría tener unos pocos meses. Tiene la mirada tiesa como la de un adulto . Sus ojos agigantados en un cuerpo diminuto sobrecogen.La niña sufre diarrea y fiebres desde hace cuatro meses, producto de la malnutrición que ha encogido su escasa anatomía y la ha convertido en un ser humano con una mirada profunda que parece buscar más allá del presente. Ahora la niña sólo es capaz de tomar leche , y lleva días incapaz de ingerir nada sólido.Me impactan sus huesos afilados. Su madre me cuenta que ahora pesa siete kilos. Hace unos meses llegaba a los trece. Al igual que muchos pequeños niños somalíes , Sahara tiene dos marcas redondas en la frente hechas con fuego,en respuesta a la tradición somalí que dicta que si un niño crece con la cabeza más grande que el cuerpo , se le debe quemar la frente para remediarlo”
El grupo islámico al-Shabad , que controla el centro y el sur de Somalia, sólo ahora se ha dignado a permitir el trabajo de las organizaciones humanitarias , a las que había impedido el paso desde el año 2009, eso es lo que le importa su propio pueblo , al que deja morir sin hacer nada para evitarlo. En estos momentos comienza a llegar la ayuda , aunque la FAO ya ha avisado que se necesitan 1700 millones de euros pero la respuesta internacional está siento muy lenta. Cuando cada día escuchamos en los diferentes medios de comunicación como se destinan miles de millones de euros para salvar entidades financieras mal gestionadas y cuyos gerentes se han enriquecido mientras que las perdidas tienen que ser asumidas por todo el pueblo, asistir a la desidia internacional para acudir al rescate no de un banco, sino de seres humanos, de niños que no tienen la culpa de haber nacido en una nación desgarrada por las luchas de poder y que ha sido abandonado a su suerte, sólo se puede sentir rabia, amargura, decepción, indignación y asco por una clase política y financiera que vive de espaldas al sufrimiento y el dolor que están padeciendo millones de personas.

La FAO ha pedido que se acelere el envío de la ayuda a Somalia, porque cada momento están muriendo personas en Somalia, en particular los más débiles, los niños. Por fortuna parece que algunos países ya están respondiendo , pero cuando termine la ayuda económica y la hambruna haya sido superada, habrá que buscar una solución política para Somalia y si es necesario ponerla bajo tutela de la ONU, todo menos esperar sentados a que se repita dentro de un tiempo la misma tragedia. En cuanto a la ayuda económica estimada en 1700 millones de euros, a modo de ejemplo os puedo decir que en el país donde escribo , España, la ayuda para una Caja de Ahorros mal gestionada es de más de 5000 millones de euros (imagen procedente de http://www.cooperacióndesarrollo.com ) 
He hablado en diferentes artículos de los problemas del sistema económico que sufre el mundo Occidental , de la crisis social a la que tiene que enfrentarse, y por supuesto que los problemas que tenemos en Occidente, en nuestras respectivas naciones, son graves. También lo son para el niño sus problemas, aunque el padre se ría de ellos considerando los suyos más importantes. Pero en este caso , los problemas de los somalíes, como hace uno año  los padecidos por los habitantes de Mali, Chad, Burkina Fasso y Níger, donde murieron de hambre dos millones de niños ante la ignorancia de la mayoría de nosotros, sus problemas son de vida o muerte. No se trata de encontrar un trabajo, de pagar la hipoteca o de tener dinero para llegar a fin de mes, se trata de respirar un día más, de poder ver un nuevo amanecer.
Es imposible ponerse en su lugar, de aparentar que podemos sentir lo mismo que ellos sienten, porque no es así, aunque si se nos encoge el corazón al ver sus rostros sin vida. Estas imagenes que casi te fuerzan a apartar los ojos , son la consecuencia de la maldad de otros seres humanos. Escribía Aristóteles que  “Si todos los hombres rivalizaran en nobleza y se esforzaran en realizar las acciones más nobles, entonces todas las necesidades comunes serían satisfechas y cada individuo poseería los mayores bienes”. Ojala pudiéramos hacer esas palabras realidad, y rivalizar en nobleza, pero mientras tanto primero tenemos que auxiliar a los que están mirando a la muerte a los ojos, y después habrá que hallar una solución para que no vuelva  a repetirse . Todo un pueblo no puede ver su vida sometida a unos dirigentes que no son más que criminales , indiferentes a la suerte de su pueblo y ,quizás, la única solución sea poner a Somalia , a su pueblo, bajo la protección de la ONU.

Os pido disculpas por estas fotografías que son duras, no pretendo caer en el sensacionalismo, nada más alejado de mi intención que no es otra que transmitir en lo posible la realidad, con el obstáculo insalvable de no conocer la situación de primera mano, pero creo que estamos obligados a conocer lo que sucede allí como en otras naciones pobres, porque ellos no tienen voz, sus gritos son los gritos del silencio. Tendremos que ser nosotros los que les prestemos nuestra voz para cambiar una realidad que les condena a muerte. No puede ser que tantos millones de personas nazcan sin tener una oportunidad. Ya se que esto no  puede ser transformado de un día para otro, quizás ni siquiera en el transcurso de una vida, pero como día Luther King “siempre es el momento apropiado para hacer lo que es correcto” (imagen procedente de http://www.periodistadigital.com
Si no hacemos nada, , esto volverá a pasar y nosotros seremos los complices del sufrimiento y el dolor de esta gente. Decía Martin Luther King que “Siempre es el momento apropiado para hacer lo que es correcto.” Primero ayudemosles y luego forcemos un cambio de la situación para que no se vuelva a repetir y en cuanto a Occidente, vigilemos a aquellos que pretenden enriquecerse con la especulación de alimentos, como ya expliqué en mi anterior artículo . Es difícil concebir algo más cruel que enriquecerse a costa del hambre de millones de seres humanos.  Ellos no pueden hablar, su voz no llega hasta nosotros aunque podamos oír sus gritos del silencio, por eso tendremos que alzar  la voz y luchar por los que son más débiles que nosotros. No podemos esperar justicia en nuestra sociedad si no somos capaces de exigirla para quién aún la necesita más que nosotros, porque su vida depende de ello.
Anuncios