HISTORIAS DE NAVIDAD: EL ÁRBOL DE NAVIDAD , EL SENTIDO DE UN SÍMBOLO

Decía Aristóteles que “no se piensa sin imagenes” y en la imagen radica la fuerza de los símbolos, donde una imagen nos transmite mucho más que lo que objetivamente vemos ,porque va acompañada de las ideas y significados con que otros la dotaron y que llega a nosotros vestida por la tradición, por la creencia de aquellos que antes que nosotros convirtieron a ese objeto en un símbolo. La casa donde vives no tiene un especial significado para nadie más que para ti, porque esa es la casa donde naciste, o donde guardas tu primer recuerdo de la infancia , donde amaste, donde lloraste, donde reíste, donde compartiste un tiempo irrepetible con personas importantes en tu vida, por eso esa casa es un símbolo de tu propia existencia, no son sólo paredes, muebles y ventas, son las imagenes de tu pasado, de lo que fue y vuelve a ser cada vez que tu memoria recupera esos recuerdos , esos recuerdos de los que George Sand decía  que “son el perfume del alma”. Uno de esos símbolos que trae a la mente imagenes del pasado y al que generaciones han enriquecido con su ilusión es el árbol de Navidad.
En millones de hogares por todo el mundo se sigue poniendo, al llegar el mes de diciembre ,un árbol que preside el salón, adornado con brillantes bolas de colores, con cintas, lazos y el día de Navidad o el día de Reyes, según cada país, por arte de magia los niños encuentran bajo sus ramas paquetes envueltos en papel de vivos colores que llevan dentro algo más regalos, en su interior se halla la ilusión y el amor. Por eso , en nuestros días, el árbol de Navidad sigue conservando la fuerza simbólica de la alegría, de la emoción, de la ilusión, de algo mágico y extraordinario que sucede una sola vez al año. Pero detrás de eso hay otras historias y significados que la mayoría casi hemos olvidado y que hoy os propongo que me acompañéis para conocerlos. Y para ello tenemos que viajar en el tiempo y en el espacio, hasta las brumas de las islas británicas y las tierras galas, donde los pueblos celtas se habían asentado hace 2500 años.

Mapa de la extensión territorial de los celtas, que nunca formaron un reino unido , sino que se hallaban divididos en múltiples tribus que fueron estableciéndose por toda Europa desde su lugar original junto a los Alpes y el Danubio, las culturas de La Tène y de Hallstatt. La tribu celta de los senones llegaron a saquear Roma en el año 387 a.C y siglo después un importante contingente galo, nombre de los celtas de la Galia, la actual Francia, emigraron hacia el este, dirigidos también por un líder llamado Breno, atravesaron Grecia y se asentaron en una amplia región del centro de Turquía , pasando a llamarse a partir de entonces gálatas y a sus dominios Galacia. En la religión celta ´, la druídica, encontramos  uno de los posibles orígenes del árbol de Navidad , pues para ellos los árboles, y en particular los robles, eran sagrados , símbolos de la sabiduría y cuyas ramas eran el vínculo que unía el mundo superior de los dioses con el mundo inferior de los hombres (imagen procedente de http://trabajoee.wordpress.com )
Los celtas aparecen por primera vez nombrados con este nombre  en la historia por el que por muchos es considerado Padre de la Historia, el griego Heródoto(484-425 a.C) , que les da el nombre de Keltoi , haciendo referencia con ello a los habitantes que se hallaban al norte de los Alpes , por lo que más que aun pueblo hacia mención a un concepto geográfico. Así los menciona en el segundo libro de su “Historia”  “Empieza el Iustro en la ciudad de Pireno desde los Celtas, los que están más allá de las Columnas de Hércules , confinantes con los cinesios, último pueblo de la Europa, situado hacia el Ocaso, y después de atravesar toda aquella parte del mundo, desagua en el Ponte Euxino,  junto a los istrienos, colonos de los milesios” Otros historiadores y geógrafos como el también griego Estrabón (hacia el 64 a.C-23 d.C) o Diodoro Sículo (siglo I a.C) nos han transmitido en sus obras la imagen de los pueblos celtas como la de una cultura de hombres independientes, orgullosos y heroicos. Se extendían por tierras de Hispania, la Galia, las islas Británicas, el Centro de Europa e incluso llegaron hasta Turquía, donde eran conocidos como Gálatas y la región donde se asentaron en la zona central de la actual Turquía sería conocida con el nombre de Galacia. 
En otro artículo hablaremos en profundidad de los celtas, pero hoy nos vamos a centrar en los guardianes de la sabiduría y los representantes de la clase intelectual de la cultura celta, los druidas. Según el historiador griego Diodoro Sículo  el termino druida significa “el que sabe mucho” y distinguía dentro de su conocimiento dos clases, el fis o “conocimiento secreto” y el “im fiss”“conocimiento secreto completo”. Entre las funciones de los druidas, que eran mucho más que sacerdotes de la religión celta, estaban la practica de las artes adivinatorias a través del sacrificio de animales , el vuelo de las aves, los huesos de ciertos animales como los perros y los gatos . También ejercían como médicos de la tribu, astrónomos y filósofos. En realidad , sabemos muy poco sobre ellos  porque la transmisión del conocimiento de maestro a discípulo era oralJulio César(100-44 a.C) en su “Comentario sobre la guerra de las Galias”, donde narra las campañas que llevaron a la conquista de la Galia celta por Roma entre el 58 y el 51 a.C,  y dice que los druidas no usaban su lengua en los textos sagrados  por “temor que  llegara a vulgarizarse(el conocimiento) y que la memoria de los sabios  pudiera decaer”.

Casi todo lo que sabemos de los druidas lo debemos a los cronistas romanos y griegos , como Plinio el Viejo o Diodoro Sículo. El senado romano prohibiría el druidismo y la posterior extensión del cristianismo acabaría con los últimos reductos de esta religión que pudo haber sobrevivido hasta entonces en tierras de la actual Irlanda y Escocia, que no llegaron a ser dominadas por Roma. Incluso el origen de su nombre es discutido porque si para Diodoro Sículo significaba “el que sabe mucho” o “rico en conocimiento” otros afirman que procede de la palabra celta para el roble, drus. El roble era el árbol sagrado celta  y creían que todo lo que crecía sobre él había sido enviado por los dioses . Esta creencia pudo haber sido utilizada luego por el cristianismo, que acostumbraba a apoderarse de las fiestas y otros símbolos de las religiones paganas para darlas un sentido cristiano , sustituyendo los antiguos cultos por el nuevo a Jesús de tal forma que pocas generaciones después el origen real de la tradición se había olvidado y ya parecía que siempre había sido una tradición cristiana (imagen procedente de http://esoterismo.files.wordpress.com
Casi todo lo que sabemos de ellos lo debemos al escritor, militar y científico romano Plinio el Viejo (23-79) que en el XVI libro de su obra enciclopédica titulada “Historia Natural” los describe con estas palabras donde hallamos la que podríamos considerar primera referencia al árbol de Navidad “Los druidas (porque así se llaman estos magos) no tienen nada más de sagrado que el muérdago y el árbol que lo soporta, siempre suponiendo que el árbol sea un roble, pero ellos sólo eligen arboledas compuestas de robles para buscar el árbol, y nunca realizan ninguno de sus ritos excepto en la presencia de una rama de él . De hecho creen que todo lo que crece sobre él ha sido enviado desde el cielo y es una prueba de que el árbol fue elegido por el dios mismo. Sin embargo, el muérdago se encuentra rara vez sobre el roble, y , cuando se encuentra, se recoge con la debida ceremonia religiosa, si es posible en el sexto día de la Luna. Ellos llaman al muérdago por un nombre significativo, en su lengua, el que todo lo cura. Habiendo hecho los preparativos para el sacrificio y un banquete debajo de los árboles, ellos traen allí dos toros blancos, cuyos cuernos atan entonces por primera vez. Vestidos con ropas blancas, los sacerdotes ascienden al árbol y cortan el muérdago con una hoz de oro y lo reciben otros con una capa blanca. Luego matan a las víctimas, rogando a dios que otorgue este don propicio a aquellos a los que él ha admitido. Ellos creen que el muérdago, tomado como bebida, imparte fecundidad a los animales estériles y que es un antídoto para todos los venenos. Tales son los sentimientos religiosos que han mantenido muchas personas respecto a cosas sin importancia”
Para los celtas los árboles eran símbolos de gran importancia , donde los árboles de hoja caduca reflejan el ciclo de la vida y la muerte , mientras que aquellos de hoja perenne, como el roble, el árbol más sagrado para los druidas, simbolizan la vida eterna que nos espera después de la muerte.Después de la conquista de la Galia, el Senado de Roma prohibiría la religión druídica , prohibición que se extendería a las islas Británicas cuando Britania fue conquistada bajo el gobierno del emperador Claudio (10 a.C -54 d.C) en el año 43, aunque la conquista no sería completada hasta el año 61 , cuando fue derrotada la reina de la tribu celta de los icenos, Boudica o Boadicea . Los druidas desaparecieron de la historia, convertidos al cristianismo, pero como sucede siempre con las conversiones masivas y forzadas de la población, muchos elementos de la cultura celta y la religión druídica se conservaron , transformándose con el tiempo. Así sucedería con el culto a los árboles sagrados que  era compartido también por otros pueblos germánicos y nórdicos, como los vikingos.

Momento en que Bonifacio, el evangelizador de los territorios que en la actualidad ocupa Alemania, se dispone, en el día de Navidad,  a talar el árbol sagrado de los pueblos germanos que, como entre los celtas, era el roble, aunque en algunas versiones se afirma que era un fresno. Al caer el roble derribaría todos los arbustos que había a su alrededor, excepto un pequeño abeto al que en aquel mismo instante, considerando que era un mensaje de Dios, bautizó con el nombre de Árbol del Niño Jesús. En estos relatos es muy difícil separar la realidad de la leyenda, pero si es cierto que sería en Alemania y en Escandinavia donde empezaría primero la tradición del árbol de Navidad, aunque para ello habría que avanzar en el tiempo hasta los siglos XVI y XVII. Se dice en algunos libros que sería Martín Lutero, el impulsor de la reforma protestante, el que instituiría la costumbre de adornarlo con velas, símbolo de la luz de Dios, aunque no existe constancia escrita de la colocación de árboles de Navidad en las casas hasta el año 1605 en la región de Alsacia  (imagen procedente de http:// www.corazones.org )   
Y sin movernos de las islas Británicas, viajaremos un poco más adelante en el tiempo, hasta el siglo VII, cuando en 680 nacía Wynfrith  o Winfrido(680-754) , aunque sería más conocido por su nombre en latín, Bonifacio, que significa “aquel que hace el bien”. Había nacido en el seno de una buena familia, pero ya desde muy pequeño, y en contra de la voluntad de su padre , manifestó su deseo de entrar en la Iglesia y ser monje. Después de educarse en Exeter y Nursling, Bonifacio emprendió en 716 su primer viaje como misionero a Frisia , en los actuales Países Bajos. Este primer intento misionero fracasó debido a la guerra que asolaba la región entre los merovingios, cuyas tropas estaban dirigidas por Carlos Martel(686-741), abuelo del futuro emperador Carlomagno, y el rey de Frisia. Pero este fracaso no impidió que  tres años después, durante una visita de Bonifacio a Roma,  el papa Gregorio II (fecha desconocida-731) encargaría a Bonifacio la evangelización de los pueblos que se hallaban al este del río Rin, en los territorios de la actual Alemania.
En los años siguientes recorre esos territorios y regresa en 722 a Roma para informar al Papa, que le nombra obispo de los germanos . Reforzado en su posición, regresa a las tierras germanas ,bautizando a miles de personas al tiempo que jugaba un importante papel en la política de su época coronando al primer rey carolingio, Pipino III el Breve(715-768) en el año 752. También recibió el nombramiento de arzobispo y se convierte en el primer obispo de Colonia y de Maguncia. Pero tenía una espina clavada, la evangelización fracasada de Frisia, y allí se dirige en el año 754, superados una edad muy avanzada en la época, 74 años, junto a más de cincuenta acompañantes. Bautiza a muchos de ellos pero el 5 de junio de 754 Bonifacio y los que viajaban con él fueron asesinados en Flandes , a unos cuarenta kilómetros de Dunkerque. Pero si nos interesa aquí la figura de Bonifacio es por su relación con la tradición y leyenda del árbol de Navidad. Según esta tradición, Bonifacio se hallaba en tierras germanas y el día de Navidad, llevado de su celo evangelizador, decidió talar  un roble, o un fresno según otras versiones, que era el árbol sagrado germano.

Al igual que para los celtas y los germanos, para los vikingos los árboles también eran un elemento importante en sus creencias. En la imagen tenemos a Yggdrasil, el fresno sagrado, de hojas perennes  los nueve mundos , entre los que están el mundo de los gigantes , Jotunheim, el mundo de los hombres, Midgard, y el mundo de los dioses Asgard, este último situado en la parte superior de Yggdrasil , de cuyo cuidado se ocupan las Nornas, las mismas que junto a las orillas del manantial Urd tejen los hilos del destino de todos los seres vivos, incluidos los dioses.  A sus pies se encontraba el dios Heimdall  que era el encargado de protegerlo de los ataques del dragón Niohöggr y de los gusanos que trataban de corroer sus raíces igual que la serpiente  Jormungond. De esta creencia también se valdrían los misioneros cristianos para sustituirla por los árboles de Navidad pero conservando así el significado sagrado del árbol  (imagen procedente de http://librosymitos.blogspot.com )
Cuando el árbol cayó al suelo derribó en su caída a todos los arbustos que se encontraban a su lado, excepto a un pequeño abeto que permaneció en pie. La supervivencia del pequeño árbol fue interpretado por Bonifacio como un mensaje divino y bautizó al abeto con el nombre de “Árbol del Niño Jesús”. Los nuevos cristianos alemanes no tardaron en adoptar la costumbre de adornar un abeto para celebrar las fiestas de Navidad. Otra versión afirma que Bonifacio plantó un pino , cuya hoja perenne era un símbolo del eterno amor de Dios , y lo adornó con velas y manzanas , símbolo de la luz de Dios las primeras y de las tentaciones y el pecado origina las segundas. Pero la evangelización cristiana no terminaba en las tierras germanas y siguió hacia el norte, hasta llegar a Escandinavia, donde los misioneros cristianos entraron en contacto con la cultura vikinga y su mitología, donde los árboles también jugaban un papel protagonista.
En la mitología nórdica el Universo estaba dividido en nueve mundos de los cuales, los tres principales eran el  Utgard o Jotunheim, que era el país de los gigantes , a los que se destinó una zona de desiertos y páramos, el Midgard, donde vivían los seres humanos y que significa “tierra del centro” porque se halla entre la tierra de los gigantes y la de los dioses , y Asgard , la residencia de los dioses. Además estaban también Svartálfahiem o tierra de los enanos, Vanaheim , reino de los Vanir o dioses de la fertilidad, Alfheim o reino de los elfos , Nilfheim , donde se halla el reino de los muertos , Helheim, fortaleza de los muertos y Muspelheim, una tierra abrasadora. Los dioses unieron el Asgard con el Midgard, el mundo de los hombres, a través del Puente del Arco Iris o Bifröst, y todos los mundos estaban conectados a través de un fresno gigante, Yggdrasil, cuya copa llegaba hasta el cielo y de cuyas ramas siempre fluía la dulce hidromiel. Tenia tres raíces, una de ellas descendía hasta el helado Nilfheim, donde se hallaba el manantial Hvergelmir, origen de todos los ríos, otra raíz descendía hasta el manantial Mimir en el Jotunheim y una tercera raíz llegaba hasta la propia Asgard a cuyos pies se hallaba el manatial Urd donde viven Ur, Werlandi y Skuld, las tres Nornas que tejen los hilos del destino de todos los seres vivos, incluidos los dioses. Alrededor de Midgard se hallaba una serpiente gigante ,Jormungond, que  roía las raíces de Yggdrasil tratando de destruirlo.

El árbol de Navidad tal y como conocemos nace en el siglo XVI y XVII , pero no sería hasta el siglo XIX cuando se extendió por toda Europa, desde el Reino Unido en 1841, cuando por primera vez se instala en el Palacio de Windsor, hasta España, donde sería introducido por una princesa rusa. Uno de los muchos símbolos religiosos que encierra el árbol de Navidad está el de su forma triangular, que simboliza la Trinidad. Las luces , velas primero y luego las actuales lucecitas parpadeantes , son la luz de Dios, la estrella situada en la parte superior es la Estrella de Belén que guiá al creyente  y las bolas representan las manzanas del árbol de la vida del Paraíso o los dones que Dios ha dado el hombre. Cuando hoy colocamos el árbol ocupando el centro de nuestros hogares casi nadie recuerda ya su simbolismo sagrado, convirtiéndose en poco más que una costumbre de la que hemos perdido su significado  (imagen procedente de http://www.fondos10.net )   
Vemos aquí una continuación del concepto de árbol sagrado druida y germano , con la diferencia de que el roble es sustituido por un fresno. Cuando los misioneros llegaron allí , en lugar de eliminar por completo esta creencia lo que hicieron fue apoderarse del símbolo pero cambiándolo de significado, y lo utilizaron , como ya hiciera Bonifacio en tierras germanas, como símbolo del amor de Dios al hombre. Esta práctica de apoderarse de los símbolos de otra religión , ya sean ídolos, templos o tradiciones , fue una táctica muy eficaz gracias a la cual la Iglesia consiguió que las antiguas creencias paganas fueran sustituidas por las cristianas . Pocas generaciones después estos pueblos habían olvidado el origen auténtico de estas tradiciones  como también cayeron en el olvido los antiguos dioses. No sabemos el momento exacto en el que comenzó a extenderse la costumbre de adornar los árboles en Navidad , pero parece que se inició en Alemania y Escandinavia hacia los siglos XVI y XVII , señalando algunos a Martín Lutero(483-1546) como el primero en adornar un árbol de Navidad con manzanas como símbolo de los dones que el hombre recibía de Cristo.
Otras fuentes históricas señalan el año 1605 como la primera vez en la que existe constancia documental de la colocación de árboles de Navidad en el interior de los hogares en la región de Alsacia, entre las actuales Alemania y Francia, mientras que en los países nórdicos se extiende la costumbre de llevar a los niños a dar un paseo el día de Nochebuena, mientras los adultos dejaban regalos debajo del árbol para sorprenderlos a su regreso. Este acto era el comienzo oficial de la celebración de la Navidad. Lentamente esta costumbre se difunde por Europa, y ya en el siglo XIX , llega a Inglaterra, apareciendo por primera vez en la corte británica, en el Castillo de Windsor ,durante el reinado de la reina Victoria (1819-1901), en la Navidad de 1841. Desde allí saltaría a Estados Unidos y también al resto de América. En cuanto a España, el país donde escribo, esta tradición se inició en el año 1870 y se atribuye su introducción en España a la princesa rusa Sofía Sergeïevna Troubetzkoy (1838-1898), considerada una de las mujeres más bellas y elegantes de la Europa del siglo XIX, que presumía ser hija del zar Nicolás I(1796-1855), aunque al menos oficialmente no había sido reconocida por el zar, y era esposa del aristócrata español José Isidro Osorio y Silva(1825-1909)

Archivo:Sophie Troubetskoy (1838-96) Countess of Morny, 1863S.jpg
La bella, elegante y cosmopolita princesa rusa Sofía Sergeïevna Troubetzkoy (1838-1898) retratada en el apogeo de su belleza en el año 1863 por el que era el pintor de moda entre la realeza europea , el alemán Franz Xaver Winterhalter(1805-1873)   , cuando aún era la esposa del duque de Morny, del que enviudaría en 1865 cuando este murió repentinamente.Durante un tiempo vivió apartada de la vida social pero un día descubrió en unos documentos, cartas que demostraban que su mario tenía una amante. A partir de ese momento recuperó su vida social y en 1869 se casaba con el aristócrata español  José Isidro Osorio. Sería ella la que en la Navidad de 1870 introdujo el árbol de Navidad en España, al exponerlo en su Palacio de Alcañices

Habían contraído matrimonio en Vitoria en el año 1869, en el que era el segundo matrimonio de Sofia después de enviudar en 1865, y se trasladaron a Madrid para establecerse en el Palacio de Alcañices, situado en la esquina entre las calles de Alcalá y el Paseo del Prado, en pleno centro de Madrid. El carácter cosmopolita de Sofía no tardó en ganarse la simpatía de la corte española y se hicieron famosas sus reuniones sociales en el Palacio, donde ponía al corriente a la nobleza madrileña de las últimas novedades en moda y juegos procedentes de Europa. Sería en las navidades del año 1870 , cuando Sofía Sergeïevna instaló en el Palacio el primer árbol de Navidad , una costumbre que no tardaría en ser imitada por el resto de la Corte . Ya hemos visto , por lo tanto, los diferentes orígenes a los que se atribuye la tradición del árbol de Navidad, nos queda por conocer ahora el significado de los adornos con los que decoramos aún hoy en nuestros hogares estos árboles de Navidad.
Quizás el más significativo de todos ellos son las bolas de Navidad, de brillantes colores , son el sustituto de las manzanas con las que la historia nos dice que decoró Bonifacio a aquel primer árbol de Navidad en el siglo VII, las manzanas que simbolizaban , como ya dije, los dones de Dios a los hombres. En la parte superior del árbol solemos poner , justo en la punta más elevada, una estrella que representa a la Estrella de Belén que guió a los Reyes Magos hasta el lugar donde había nacido Jesús y que simboliza la fe que debe guiar a los creyentes durante todo el año . También suele decorarse con luces, antes velas hoy pequeñas lamparillas parpadeantes de diferentes colores, símbolo de la luz de Dios y en ocasiones también se añaden lazos, sobre cuyo significado hay diferentes versiones, aunque la más difundida es aquella que los considera símbolo de la unión que debe existir en las familias y entre todas las personas . En cuanto al símbolo del árbol de Navidad, ya vimos como en diferentes culturas y religiones el árbol encarnaba la sabiduría, la vida eterna , la fecundidad y el crecimiento , símbolos que fueron adoptados por el cristianismo.

También en la Biblia encontramos los árboles sagrados, los árboles del Paraíso . En el Génesis 2,versículo 9 leemos “Y El Señor Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal”. En el Paraíso habría  por lo tanto tres tipos de árboles, los árboles deliciosos a la vista , que son los que permitirían comer a Adán y Eva, el árbol de la vida , que simboliza la vida eterna, y el árbol de la ciencia del bien y del mal , que simboliza el conocimiento de lo que está bien y mal. Estos dos últimos símbolos son los que encarna el árbol de Navidad, el Árbol de la Vida y el Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal (imagen procedente de http://zadlander.blogspot.com ) 
Nos recuerda a los Árboles del Paraíso, al Árbol de la ciencia del Bien y del Mal  donde crecía el fruto del bien y del mal , la tentación en la que cayeron Adán y Eva al comer de ese fruto y cometer el Pecado Original que alejaría a la humanidad de Dios “La mujer respondió a la serpiente “Nosotros podemos comer del ruto de los árboles del jardín. Sólo del fruto del árbol que está en medio del jardín nos ha dicho Dios:no comáis de él, ni lo toquéis siquiera, de otro modo moriréis”(Génesis 3, 2-4), y también al Árbol de la Vida . El árbol de Navidad nos recordaría así el Pecado Original y también el motivo por el que Jesús moriría en la cruz, la redención, por lo que también el árbol sería símbolo de esa redención, de la naturaleza renacida y de la vida eterna simbolizada por sus hojas perennes. Y hasta aquí la historia del árbol de Navidad, una tradición que como otras muchas que seguimos en nuestra vida cotidiana, a menudo olvidamos su significado y mantenemos sólo por la fuerza de la costumbre. Los símbolos, como hemos visto que sucedió con las creencias druídicas, vikingas y germánicas, tienen el valor que les da la gente, por sí solo un símbolo no significa nada. Por eso, si lo ponemos en nuestro salón, con independencia de nuestras creencias religiosas o incluso sin ellas, procuremos que tenga un sentido más allá de repetir una costumbre del pasado, aunque sea la evocación de imágenes del pasado, de esos recuerdos que mencionaba al principio de este artículo en las palabras de George Sand, los recuerdos que son el perfume de nuestra alma

No podía cerrar este artículo con otra imagen que no fuera la del Árbol de Navidad y espero que este artículo os haya sido útil para conocer un poco más su significado simbólico, pues todas nuestras tradiciones tienen detrás una rica historia que creo que es bonito saber para darle un significado a lo que hacemos más allá de repetir tradiciones de las que desconocemos su origen. Para los que conservamos la ilusión infantil , es una forma de recuperar ese perfume del alma , de evocar la magia que sentíamos cuando eramos niños. Como decía el poeta italiano Arturo Graf “Triste es el hombre en el que nada queda de niño”(imagen procedente de http://curiosidadescuriosas.com )

PROFETAS Y VISIONARIOS: NOSTRADAMUS Y LAS CENTURIAS ASTROLÓGICAS

El primer significado de la palabra profecía según el Diccionario de la Lengua Española es “Don sobrenatural que consiste en conocer por inspiración divina las cosas distantes o futuras”, un privilegio que la divinidad concedería a determinados individuos para ver hechos futuros con el fin de que estos sirvieran de heraldos de estos acontecimientos, por lo general trágicos y catastróficos, con el fin de que la humanidad pudiera rectificar a tiempo y evitar el cumplimiento de la profecía. En este sentido, podríamos decir que el gran triunfo de un profeta sería que sus vaticinios no se cumplieran, lo que significaría que sus advertencias habrían sido atendidas , evitando así el mal anunciado. La contradicción en este caso es que , si la profecía no se cumple, ¿cómo podemos saber que era cierta y no una invención o una alucinación de la mente del supuesto visionario? Hace unas semanas escribí el primer artículo de esta nueva serie dentro del Mentidero dedicada a profetas y visionarios con la vida de Edgar Cayce(1877-1945), quizás el  profeta más importante del siglo XX, hoy vamos a conocer al que es, sin duda, el más celebre de los profetas de los últimos siglos, Michel de Nôtre Dame, más conocido por su nombre en latín, Nostradamus.
Antes de conocer su historia quiero adelantar mi opinión personal sobre las profecías de Nostradamus y las profecías en general. Durante este próximo año 2012 tendremos constantes referencias al 21 de diciembre de ese año , supuesta fecha señalada por el Calendario Maya y por otros videntes para que suceda o una catástrofe sin precedentes o el inicio de un gran cambio que transforme nuestra forma de ver la existencia. Por supuesto, todos los partidarios de estos avisos afirman que las señales están por todas partes, la crisis económica, las catástrofes naturales,las enfermedades, las guerras que proliferan por nuestro planeta, pero si es cierto que la situación es grave en muchas partes del mundo, también es cierto que las sociedades humanas han pasado por crisis similares y peores a lo largo de toda la historia, como en el nefasto siglo XIV en Europa, cuando millones de personas morían por las calles y en los campos víctimas de la Peste Negrala Guerra de los Cien Años que enfrentaba a Francia e Inglaterra teñía de sangre los campos de batalla, las partidas de bandidos formadas por desertores y mercenarios asolaban las aldeas y la muerte parecía reinar en todas partes. Leer un relato de este siglo causa la sensación de hallarse ante el fin del mundo, pero Europa sobrevivió y siguió adelante.

Archivo:Thetriumphofdeath.jpg
El sobrecogedor cuadro titulado “El triunfo de la muerte” del pintor flamenco Pieter Brueghel el Viejo(1525-1569) donde se describe el horror que vivió Europa durante el siglo XIV como consecuencia de la Peste.Las casas y los hombres son rodeados por un ejército de muertos , el paisaje aparece arrasado, con árboles secos, sin vida , como un anuncio del final del mundo, mientras en el centro de la composición una cruz se yergue impotente para detener el avance de la muerte. Un relato de los acontecimientos que vivió Europa en el siglo XIV, la Peste, el  hambre, la Guerra de los Cien Años, las procesiones de penitentes por los caminos que se azotaban para purgar sus pecados, los cambos invadidos de bandidos, las cosechas abandonadas en los campos pues no quedaba nadie con vida para recogerlas, todo hacia pensar que el fin estaba cerca. Por eso cuando hoy se quiere afirmar que estamos rodeados de señales que anuncian este fin, hay que recordar que a lo largo de la historia hubo muchas otras ocasiones en que la humanidad ha sufrido todo tipo de males

 

Lo mismo sucedió durante la Segunda Guerra Mundial, donde perdieron la vida entre 60 y 73 millones de seres humanos, con el horror inenarrable de los Campos de Concentración, bombardeos masivos y la destrucción de ciudades enteras. Un tiempo de odio y terror que también parecía un fin del mundo, y aún así las sociedades humanas siguieron adelante. Con ello quiero decir que siendo un tiempo muy difícil , con retos que , en efecto, de no afrontarse pueden llevarnos a una catástrofe desconocida hasta ahora, como es el cambio climático y sus consecuencias derivadas como grandes sequías , hambrunas y luchas por los recursos naturales esenciales para la vida del hombre, tampoco es algo excepcional en nuestra historia, y los supuestos signos que muchos afirman que anuncian el inminente final, no son diferentes a los que se han producido en otros momentos históricos. Dicho esto , adentremonos ahora en la vida de nuestro protagonista de hoy, Nostradamus.
Michel de Nôtre-Dame nacía en el seno de una familia judía conversa en los albores del siglo XVI, el 14 de diciembre de 1503, en la población del sur de Francia de Saint-Rémy de Provence.  Su abuelo , Abraham Salomón, se había convertido al cristianismo hacia 1480 . En 1165 los judíos habían sufrido un primer proceso de expulsión de Francia por orden del monarca Felipe II Augusto(1165-1223), en 1290 habían sido expulsados de Inglaterra por el rey Eduardo I(1239-1307), y de nuevo en Francia se organizó una segunda expulsión bajo el gobierno de Felipe IV el Hermoso (1268-1314), el mismo que se encargó de desintegrar la Orden de los Templarios. Ya en el siglo XV proseguiría la persecución de los judíos en toda Europa, con la expulsión de la comunidad judía del Archiducado de Austria en 1421, del ducado de ParmaAragón, la España de los Reyes Católicos, en 1492. La vida para las comunidades judías en territorio europeo , que siempre había sido difícil y marcada por puntuales explosiones de violencia contra ellos convirtiéndoles en chivos expiatorios de los males que padecían las sociedades medievales europeas, estaba derivando hacia una situación casi insostenible.

Mapa con las fechas de la expulsión de las comunidades judías en Europa, aunque contiene algunas discrepancias en las fechas con las que indico en el artículo. En Portugal la expulsión fue en 1490 y en Provenza , donde nació  Nostradamus, en 1500. En violeta y naranja aparecen los itinerarios seguidos por los expulsados y donde fueron a buscar refugio. Muchos, como la propia familia de Nostradamus, optaron por convertirse al cristianismo para evitar el exilio y que sus bienes fueran confiscados (imagen procedente de http://ww2diario.blogspot.com)
Esto explica la decisión de muchos judíos, como la tomada por Abraham Salomón, abuelo de Nostradamus, de convertirse al cristianismo. La población natal de Nostradamus, Saint-Rémy-de Provence, pertenecía a la Provenza, una región que desde el siglo XIII se hallaba gobernada por la Casa de Anjou y fuera del dominio de la corona francesa, por lo que no había sufrido la expulsión de la comunidad judía ordenadas en los siglos XII y XIII, pero en 1486 el rey Carlos VIII apodado el Afable(1470-1498) anexionaba la Provenza a los dominios de la Corona francesa y catorce años después, en 1500, su sucesor, Luis XII (1462-1515), decretaba la expulsión de los judíos de la Provenza.  Por lo tanto, la conversión del abuelo de Nostradamus se había producido a tiempo , pues de lo contrario habrían sido expulsados y todos sus bienes confiscados. Abraham Salomón, al convertirse , cambió su apellido hebreo por otro cristiano, el de Nôtre-Dame, que significa Nuestra Señora, haciendo referencia a la Virgen María. Posteriormente, su nieto , nacido Michel de Nôtre-Dame, escribiría su apellido en latín, es decir, Nostradamus.
Gran parte de lo que conocemos sobre su vida se lo debemos a Jean Amié de Chavigny, contemporáneo de Nostradamus, que le serviría como secretario en su ancianidad. Desde temprana edad fue introducido en el estudio de la Cábala y las matemáticas. La Cábala, en hebreo Qabbalah que podría traducirse por “recibir”,  busca el  conocimiento de las cosas celestiales a través del estudio , en particular del estudio del Árbol de la Vida, que podríamos definir como un mapa de la creación compuesto por diez esferas llamadas Sefirot, que serían las emanaciones de Dios a través de las cuales se creó el mundo, y 22 senderos que las comunican. Cada una de estas esferas simboliza un paso en la evolución del individuo para la comprensión de Dios y de la Creación. El objetivo de los cabalisas es llegar a este conocimiento de Dios a través del estudio. Este conocimiento o sabiduría habría sido revelado por Dios primero a Adán, luego a Abraham y a Moisés . Había sido precisamente en Provenza y Cataluña donde había surgido la Cábala entre el siglo XII y XIII, centrándose en la interpretación de los textos sagrados del Pentateuco, que comprende el Génesis,Éxodo , Levítico, Números y Deuteronomio y que para los judíos constituye la Torá  o Ley, valiéndose para ello de las matemáticas y la geometría, buscando el sentido oculto de las palabras contenidas en estos textos, pues para los cabalistas es en estas palabras donde se encuentra el poder de la Creación y el nombre de Dios, formado por todas las letras del alfabeto. Una búsqueda que se prolonga desde hace casi un milenio.

Archivo:Kircher Tree of Life.png
Representación del Árbol de la Vida cabalístico, del que ya hablé al relatar la vida del alquimista francés Nicolás Flamel., con los 10 sefirot o emanaciones de Dios y los 22 caminos que las comunican. Según los cabalistas Yahveh contrajo su luz infinita y creó cada una de estas sefirot.Cada uno de ellos simbolizan un grado en la evolución. El estudio de este Árbol de la Vida tendría la capacidad de despertar las capacidades ocultas en la psique , en el pensamiento humano, y eso es lo que persigue la Cábala. Se cree que este Árbol de la Vida sería la representación simbólica del descrito en el Génesis capítulo 2 versículo 9 “Hizo Yavé  germinar del suelo toda clase de árboles agradables a la vista y apetitosos para comer, además del Árbol de la Vida, en medio del jardín, y del Árbol  de la ciencia del Bien y del Mal”
En este saber había sido introducido Nostradamus por su familia siendo aún un niño , una infancia donde ya había  destacado por su inteligencia . Con apenas quince años es enviado a Aviñón para estudiar letras y formarse en humanidades en la Universidad de esta ciudad para ,a continuación, dirigirse a la Universidad de Montpellier, una de las más prestigiosas de su tiempo, para estudiar medicina. En 1525, cuando todavía no ha terminado sus estudios, la peste se extiende de nuevo por gran parte de la Provenza, y Nostradamus, que aún no era médico , inventa un remedio con el que consigue salvar a mucha gente. Además establece como medidas preventivas para evitar la extensión del contagio la limpieza, la ventilación de las estancias y una mejora en la dieta alimenticia. La peste remite y Nostradamus regresó a Montpellier hacia 1530 para terminar sus estudios y obtener el título de doctor. A continuación se traslada a la ciudad de Agen en 1531 invitado por el doctor Giulio Cesare Scaligero(1484-1558), que era el médico personal del obispo de Agen y había conocido a Nostradamus en 1520, convirtiéndose desde entonces para nuestro protagonista en una especie de mentor.
Ya en Agen Nostradamus contraerá matrimonio probablemente con Henriette d´Encausse, aunque otras fuentes afirman que fue Anne de Cabrejas, una catalana nacida en Perpignan. El matrimonio tendría dos hijos , pero un nuevo brote de la epidemia de Peste en 1537 acabará con la vida de su esposa y sus dos hijos. Era normal en aquella época mirar a todo aquel que empleaba métodos diferentes a los convencionales con ojos de sospecha, y los remedios usados por Nostradamus para sanar a los enfermos de peste eran considerados por muchos como fruto de la brujería, y vieron la muerte de su familia como un castigo por estas prácticas heréticas. Como escribía el poeta español Antonio Machado “lo que se ignora se desprecia” y la ignorancia y la superstición eran lo habitual en las sociedades europeas de la época, donde la cultura sólo estaba al alcance de unos pocos que eran vistos con recelo y casi como hechiceros por la masa analfabeta.

Fachada de la casa natal de Nostradamus en Saint-Rémy de Provence, donde había nacido el 14 de diciembre de 1503. Aunque hoy le conocemos  principalmente por sus profecías, fue un brillante médico que desarrolló métodos que le permitieron sanar a muchos enfermos de peste y también un preparado para solucionar los problemas de fertilidad y que le serviría para ganarse la estima de la reina francesa Catalina de Médicis (imagen procedente de http://titomacia.ning.com )  
Nostradamus , además de sufrir el dolor por la muerte de su familia, tuvo que enfrentarse a una investigación abierta por la Inquisición, por lo que tomó la decisión de abandonar Agen y comenzó a viajar a lo largo de Francia e Italia , un viaje que se prolongaría durante más de diez años y en los que entraría en contacto con alquimistas, cabalistas, doctores y místicos al tiempo que no dejaba de trabajar en sus labores como médico , tratando de sanar a los enfermos de peste, aunque no había podido salvar a su propia familia.  Durante estos años de peregrinación sucedió un hecho que anunciaba las dotes proféticas que no tardaría en desarrollar. Un día, mientras caminaba, se cruzó con un grupo de tres monjes y deteniéndose, Nostradamus se arrodilló delante de uno de ellos. Cuando , sorprendidos, le preguntaron la razón de esta acción, Nostradamus replicó “No hago otra cosa que rendir el debido respeto a Su Santidad”. Aquel monje se llamaba Felice Peretti(1521-1590) y en 1585 se convertiría en Papa con el nombre de Sixto V, aunque Nostradamus ya no estaba vivo para ver el cumplimiento de esta profecía.
En 1545 le encontramos luchando contra la peste en Marsella y ya en 1547 se establece de manera definitiva en Salon-de-Provence donde contrae matrimonio con una rica viuda llamada Anne Ponsarde Gemelle al tiempo que abre su propia consulta. Este será un matrimonio feliz que traerá la estabilidad y la paz  a la vida de Nostradamus ,además de un hijo, César Nostradamus. Sobre la fecha del matrimonio hay que señalar que existe disparidad entre diferentes fuentes, pues unas establecen la fecha del matrimonio en 1544 y otras en 1547. Sea como fuere Nostradamus desarrolla su profesión médica con gran éxito , vienen pacientes de diferentes puntos del reino para que les sane con sus pócimas y preparados, inventando en este tiempo una pócima para remediar la infertilidad que le hará aún más famoso. Esta fama llegará hasta los oídos de la reina de Francia, Catalina de Médici(1529-1589), casada con el rey francés Enrique II (1519-1559) desde el año 1533, pero después de once años de matrimonio aún no habían tenido descendencia.

Archivo:Catherine-de-medici.jpg
Catalina de Médicis, esposa de Enrique II y reina consorte de Francia, se hallaba desesperada por no tener descendencia después de once años de matrimonio, cuando decidió recurrir a los servicios de Nostradamus  al llegar a sus oídos una pócima que este había creado para curar la infertilidad. No sabemos si realmente la pócima de Nostradamus, hecha con orina de cordero,sangre de liebre, la pata izquierda de una comadreja sumergida en vinagre,cuerno de ciervo en polvo, estiércol de vaca y leche de burra fue eficaz, pero lo cierto es que ese mismo año Catalina dio a luz a su primer hijo, Francisco, al que le seguirían otros nueve. Desde aquel momento el afecto de Catalina por Nostradamus se mantendría hasta la muerte del profeta y médico

Catalina de Médici ordenó llamar en 1544 a Nostradamus a la corte y este la trató con su pócima que estaba elaborada con orina de cordero,sangre de liebre, la pata izquierda de una comadreja sumergida en vinagre,cuerno de ciervo en polvo, estiércol de vaca y leche de burra. Casi mejor que no tratemos de imaginar el sabor de semejante preparado, pero lo cierto es que en 1544 Catalina tendría a su primer hijo, el futuro rey Francisco II y al que le seguirían otros nueve hijos más. A partir de aquel momento Nostradamus se convertiría en uno de los hombres de confianza de la reina francesa. Es también en estos años cuando se produce el progresivo alejamiento de Nostradamus de la medicina para centrarse en el mundo de lo oculto, profundizando en sus estudios astrológicos y desarrollando sus supuestas habilidades para predecir el futuro. En 1550 publica el primero de sus almanaques, donde anualmente iba recogiendo sus predicciones para el futuro que obtienen un gran éxito.

Cinco años después, en 1555, Nostradamus publica la obra que le convertiría en el profeta mas conocido de la historia, “Profecías o Las Verdaderas centurias astrológicas y profecías”. Esta primera edición constaba de cuatro volúmenes, también llamados centurias, que serían completados tres años después, en 1558, con otros seis volúmenes que contenían en total mil profecías  escritas en forma de cuartetas , estrofas formadas por cuatro versos, sin seguir un orden cronológico y escritas en un lenguaje oscuro que hacía casi imposible su interpretación. Pero a pesar de la dificultad en la comprensión del mensaje contenido en las Centurias , la obra tendría un éxito arrollador y Nostradamus comenzó a recibir visitas y peticiones de la nobleza francesa para que le predijera el futuro, incluida la petición de los monarcas franceses para que viera el futuro de sus hijos. Nostradamus vaticinó a Catalina de Médici que su cuarto hijo, Enrique, que era su preferido, llegaría a ser rey de Francia aunque por delante tuviera a otros dos hermanos varones, Francisco , que sería rey con el nombre de Francisco II y moriría en 1560 después de sólo un año de reinado y Carlos, rey con el nombre de Carlos IX y muerto en 1574, año en que Enrique, como vaticinó Nostradamus, se convertiría en rey de Francia con el nombre de Enrique III.

Archivo:Nostradamus by Cesar.jpg
Retrato de Nostradamus realizado por su hijo, fruto de su segundo matrimonio, César Nostradamus, muchos años después de su muerte, en 1614. A su hijo César atribuyen algunos la autoría de las acuarelas del  llamado “Libro perdido de Nostradamus” descubierto en la Biblioteca Nacional de Italia en 1983. Consta de 80 acuarelas donde parece relatar acontecimientos futuros como en las cuartetas, pero todavía no ha podido ser determinada su autenticidad  

Cuando el rey le preguntó acerca de la oscuridad del significado de las cuartetas, Nostradamus le respondió en una carta dirigida al monarca  que la razón de este hermetismo era “Para conservar el secreto de estos acontecimientos, conviene emplear frases y palabras enigmáticas en sí mismas, aunque cada una responda a un significado concreto” y afirmaba el origen divino de estas visiones “Visiones que Dios me ha dado a conocer a través de la revolución cósmica” Será en la primera edición de las cuartetas donde aparezca una que le daría gran fama hasta su muerte, una cuarteta en la que profetizaba la muerte de Enrique II con estas palabras “El joven león dominará al viejo/En campo bélico, por duelo singular/En jaula de oro le saltará los ojos/Dos clases una, luego morir con muerte cruel” (Centuria I, cuarteta 35). Cuatro años después de su publicación, en junio de 1559 se celebraba en la corte parisina el matrimonio entre el monarca español Felipe II (1527-1598) y la hija de los reyes de Francia, Isabel de Valois (1546-1568), donde el duque de Alba había ido en representación del rey de España

Durante las celebraciones que rodearon este importante enlace matrimonial, se organizó un torneo en el que participó el propio Enrique II. Allí estaba, sobre su caballo, con un yelmo de oro , batiéndose contra el joven conde de Montgomery de apenas 28 años de edad, mientras que el rey tenía ya cuarenta. La mala suerte hizo que cuando las lanzas de los dos caballeros impactaron con los escudos, una astilla  de la lanza penetrara en el yelmo del rey atravesándole uno de sus ojos. En la caída sufrió además una fractura craneal. Veamos lo que decía la cuartea “el joven león dominará al viejo”. El león era el signo astrológico del rey, que por ser mayor que su contrincante era el viejo león herido por el joven. A continuación escribía “en campo bélico, por duelo singular”, en efecto en el transcurso del torneo. Luego dice “en jaula de oro le saltará los ojos”, la jaula de oro sería el yelmo de oro que protegía la cabeza del monarca. Por último “Dos clases una, luego morir por muerte cruel”. Como hemos visto Enrique II sufrió dos heridas, la perforación de su ojo y la fractura del cráneo pero sería sólo una, la herida del ojo la que le causaría la muerte entre grandes dolores y sufrimientos doce días después , el 10 de julio de 1559.

Retrato de Enrique II de Francia. El rey era conocedor de la cuarteta de Nostradamus en la que se pronosticaba su  muerte y , según la leyenda que rodea este hecho, el monarca, en sus últimos momentos, maldijo al profeta por lo acertada que había sido su profecía . Leyendas al margen, este acontecimiento elevarían todavía más el prestigio de Nostradamus en la corte francesa , donde era admirado como médico y como profeta, hasta el extremo de que la propia reina Catalina de Médicis se desplazó con su corte hasta la casa de Nostradamus para consultarle,algo inaudito. Años después, ya fallecido Nostradamus , acertaría también con la profecía que había hecho a Catalina de que su hijo preferido, Enrique, sería rey. Fue coronado como Enrique III en 1574 después de las muertes a temprana edad de sus hermanos y reyes Francisco II, muerto en 1560 y Carlos IX en 1574 (imagen procedente de http://www.biografiasyvidas.com )

El cumplimiento de esta profecía aumentó la reputación de Nostradamus, una reputación que además se vio reforzada por la clara estima que sentía por él la reina Catalina de Médicis, que llegó a desplazarse con su corte hasta Salon-de-Provence para visitar a Nostradamus, algo inaudito, pues lo normal es que fuera la reina la que llamara a la corte a aquellos con los que quería hablar. En 1564 el rey e hijo de Catalina, Carlos IX, le nombró médico de la corte y así transcurrieron los últimos años de la vida de Nostradamus, entre el prestigio y la fama, al tiempo que seguía trabajando con la ayuda de su secretario, al que antes he mencionado, Jean Amié Chavigny, pues la artritis no le permitía seguir escribiendo.  Es el propio Chavigny el que nos cuenta la última de sus profecías relacionadas con su propia muerte “Puesto que , a finales de junio de dicho año(hace referencia a 1566), había escrito de su propia mano estas palabras latinas “Hic prope mors est”(mi muerte está próxima)”. El 1 de julio de 1566 nos cuenta Chavigny que Nostradamus le dijo al anochecer“¡No me verá con vida la salida del Sol” y en efecto, en la madrugada del 2 de julio de 1566 , antes del amanecer, fallecía Michel de Nostradamus.

Sin embargo, no se puede considerar esto como una profecía, más bien es el presentimiento de un hombre que ve cercana la hora de su muerte. En su testamento especificó la forma en que deseaba ser enterrado “Colocado verticalmente contra la pared de la iglesia de los franciscanos. De esta manera, incluso después de mi muerte,ni los estúpidos ni los cobardes , ni los cretinos, ni los mal nacidos podrán venir a bailar sobre mi tumba”. Cumpliendo su deseo , fue enterrado de esta forma en el convento de Les Cordeliers  aunque años después serían traslados sus restos a la Iglesia de Saint Laurent donde aún hoy se puede visitar su tumba, en cuyo epitafio, escrito por su segunda esposa, Anne Ponsarde Gemelle, podemos leer “Osamentas del muy ilustre Michel de Nostradamus, el único, al juicio de todos los mortales, que con su pluma casi divina haya podido consignar los acontecimientos futuros del Universo entero a partir de los astros. Vivió 62 años, 6 meses, 17 días y murió en Salon en el año 1566. Que la posteridad no moleste su descanso. Anne Ponsarde, su esposa, le desea la verdadera felicidad”

Imagen de la tumba de Nostradamus, que en la actualidad se halla en la iglesia de Saint Laurent. En su testamento dejó detallado como quería ser enterrado “y puesto que después del alma el cuerpo es la cosa más digna de este siglo, por esto dicho maestro Miguel Nostradamus testador ha querido y ordenado que después que el alma sea aspirada de su cuerpo éste sea llevado honorablemente a sepultura en la iglesia del Convento de San Francisco del dicho Salon y entre la gran puerta de ella y del altar de Santa Marta allí donde ha querido que se haga una tumba o monumento contra la muralla ; y he ha querido y ordenado que su dicho cuerpo sea acompañado con cuatro cirios de una libra la pieza; y también ha querido y ordenado el dicho testador que todas sus exequias y funerales sean hechos a discreción de sus ejecutadores testamentarios más adelante nombrados” (imagen procedente de http://www.taringa.net )

En los años siguientes su fama aún se incrementaría más con el aparente cumplimiento de las predicciones hechas en sus cuartetas, como la victoria de Felipe II y la cristiandad en la Batalla de Lepanto el 7 de octubre de 1571 que ponía freno a la amenaza turca sobre Europa . Así lo había escrito Nostradamus en la Centuria X, cuarteta 95 “A las Españas llegará un Rey muy poderoso/ Por mar y tierra subyugando nuestro Mediodía/Éste mal hará, rebajando a la Media Luna/Bajar las alas a los del viernes”. El gran Rey de las Españas no podía ser otro que Felipe II, y la rebaja de la Media Luna era una clara referencia a la derrota turca en Lepanto. Tres años después, en 1574, fallecía el monarca francés Carlos IX, y era sucedido en el trono por Enrique III, tal y como Nostradamus había vaticinado a Catalina de Médici. Aquellas cuartetas, escritas mezclando palabras en latín, griego, italiano, provenzano, hebreo y árabe, que incluían juegos de palabras y extrañas imágenes y metáforas parecían contener la revelación de lo que iba a suceder en el futuro.

En una carta que Nostradamus había escrito a su hijo César Nostradamus en 1555, justo en el momento de la publicación de los cuatro primeros volúmenes de sus profecías, le dedicaba su obra y confirmaba que su poder profético no podía ser heredado y terminaba con su vida “Tu llegada tardía a este mundo César Nostradamus, hijo mío, me induce a poner por escrito, a fin de dejarte este recuerdo después de mi extinción corporal, aquello que, del Porvenir, la Divina Esencia me ha permitido conocer por medio de las Revoluciones Astronómicas. Es provecho común de los hombres que te dedico esta obra, fruto de una serie nunca interrumpida de vigilias nocturnas en el curso de una vida ya larga. Y porque es la voluntad de Dios inmortal que, en el presente, no estés todavía despierto a las luces naturales que Él ha dado a esta terrena playa, y que deba recorrer solo y bajo el signo de Marte los meses de tu primera infancia, y que no hayas llegado siquiera a los años más robustos en que sería posible mi compañía, y que por lo tanto, tu entendimiento, demasiado débil ahora, no puede recibir nada de esta búsqueda que realizo y que por la fuerza de las cosas terminará con mis días.”

Imagen de una edición de “Les propheties” del año 1566, el año de la muerte de Nostradamus. En una carta dirigida a Enrique II podemos leer “he vaciado mi alma, cerebro y corazón de toda preocupación y he logrado un estado de tranquilidad y quietud de la mente, los cuales son requisitos para predecir a través del trípode de bronce”. Este era un método de adivinación utilizado en la antigua Grecia que consistía en sentarse sobre un trípode de bronce y contemplar el interior de un recipiente  de bronce lleno con agua y varios aceites y especias (imagen procedente de http://www.blogmisterios.com )

En esta carta, Nostradamus explica a su hijo como estuvo a punto de renunciar a escribir sus visiones obtenidas durante innumerables noches en vela observando un recipiente con agua  ante el que entraba en trance y le parecía como que una ventana se abriera para mostrarle los hechos futuros “Refiriéndome en fin a la verdad de esta palabra del Salvador: “no darás a los perros lo que pertenece a la santidad, no arrojarás las perlas a los cerdos, por temor a que las pisoteen y volviéndose juntos contra vosotros, os despedacen”.  Pensaba que las generaciones futuras no le creerían y se burlarían de sus profecías hasta que estas fueran cumpliéndose “porque los reinos del porvenir se mostrarán bajo formas de tal manera insólitas, porque sus leyes, doctrinas y costumbres cambiarán tanto con relación a las presentes, a tal punto que les podría decir diametralmente opuestas, que, si hubiese intentado describir esos reinos tales como serán en realidad, las generaciones futuras, quiero decir aquellas que, teniendo todavía el orden hoy en vigor, se sentían para siempre seguras en sus fronteras, en sus sociedades, en su modo de vida y en su fe, esas generaciones, digo, no hubiesen creído creer lo que oían y hubieran venido a condenar una descripción, por tanto verídica, la misma que, demasiado tarde, será aceptada por los siglos.”

A continuación explica en la carta como cambia de idea y decide escribir estas visiones, pero usando para ello un lenguaje oscuro “Después, yo cambié de opinión, y tomé un partido diferente: extender el empleo de mis luces al conjunto de los acontecimientos futuros, tan lejos como me fuera posible percibirlos, comprendiendo aquellos cuya comunicación me parecía lo más urgente, y dirigirme, no a algunos, sino al pueblo entero de los hombres y a la época que habrá visto el acceso de ellos a la cosa pública. Además, sabiéndola “auricular” fragilidad de los hombres, y no queriendo arriesgarme nunca a escandalizarla, cualquiera que sea la mutación que se produzca en las mentalidades, decidí expresarme en sentencias cortas, tejidas unas con otras, y cuyo sentido quedaría oculto tras de severos obstáculos: todo esto debía ser redactado bajo forma nebulosa, como conviene muy particularmente a estas profecías de las que está escrito: “tú has escondido estas cosas a los sabios y a los prudentes, a saber a los poderosos y a los reyes, pero las has entregado como frutos limpiados de sus semillas a aquellos que pesan poco sobre el suelo y que no entorpecen el espacio”.

Es en la carta a su hijo César Nostradamus donde vemos las verdaderas intenciones de Nostradamus cuando decidió escribir sus cuartetas con un lenguaje oscuro que vela su auténtico sentido. Hoy sus interpretes tratan de adaptar el contenido de las cuartetas a los hechos que ya han sucedido o a los que van a suceder, porque en ellas no encontramos ni nombres, ni fechas concretas (imagen procedente de http://paseandohistoria.blogspot.com )  

Sigue disuadiendo a su hijo para que no trate de seguir sus pasos “A este respecto, hijo mío, te suplico que no emplees nunca tu entendimiento en semejantes sueños y vanidades que secan el cuerpo y llevan el alma a su perdición, nublando el juicio en quienes no lo tienen fuertemente formado, y sobre todo, guárdate de la magia, esta vanidad más que execrable, reprobada por las Santas Escrituras y por los divinos cánones; exceptuando la Astrología Judiciaria que no está incluida en esa condenación, y que ha sido el tema de mis continuos cálculos. Es gracia a la Astrología, y mediante la inspiración y revelación divina, que he redactado las presentes Profecías.” Y a continuación describe como obtenía las visiones y el año hasta el que estas se extienden, el año 3.797 ” Pero, a pesar de esto, como varias veces en la semana me he sorprendido interrogando un espejo líquido y de él recibiendo alucinantes imágenes he querido dar esas visiones dignas de la benevolencia divina sometiéndolas durante largas noches a la prueba del estudio y del cálculo. Así he compuesto los presentes Libros de Profecías. Contiene cada uno cien cuartetas de acuerdo con la Astronomía. En cuanto a las Profecías las he oscurecido voluntariamente un poco por la manera como las he ordenado: constituyen una perpetua vaticinación de aquí al año 3.797. Leyendo esta cifra algunos retirarán su frente de mi obra considerando la duración que pretende abarcar y, también, su extensión a “todo” lo que ocurrirá y todas sus significaciones bajo la concavidad de la Luna, quiero decir a todas las causas, universalmente y por toda la tierra, como bien lo entiendes, hijo mío. Que si tu vives hasta su término la edad natural del hombre, tú verás, bajo la latitud que habitas y el cielo de tu nacimiento, los acontecimientos que preveo para el porvenir.”

La carta prosigue describiendo los momentos finales de la vida en la Tierra   “El mundo cuando se aproxime la universal conflagración, sufrirá tantos diluvios y tan altas inundaciones que no quedarán terrenos que el agua no haya cubierto. Y tan largo será este periodo de calamidades que todo perecerá por el agua, fuera de lo que quedara inscrito en el inconsciente de los seres y en la topografía de los lugares. Además de esas inundaciones, y en sus intervalos, algunas regiones estarán a tal punto privadas de lluvia, con excepción de una lluvia de fuego, que caerá del Cielo en gran abundancia y de piedras candentes, que nada quedará que no sea consumido. Y esto vendrá pronto y antes de la última conflagración.” Y concluye esta misiva dirigida a su hijo afirmando que sólo después de su cumplimiento los hombres creerán en sus profecías “Yo encuentro también mil otras desventuras que acaecerán por medio del agua y de continuas lluvias. Las describo detalladamente “aunque en proposiciones inconexas entre sí”, en estas cuartetas precisando los lugares, las fechas y el término prefijado. Y los hombres después de mí, conocerán la verdad de lo que digo porque habrán visto realizarse algunas de esas profecías, de la misma manera que algunos lo han conocido ya, como lo he hecho notar a propósito de mis predicciones verificadas anteriormente. Es verdad que entonces yo hablaba en lenguaje claro, en cambio ahora oculto las significaciones bajo algunas nubes: “pero cuando sea apartado el velo de la ignorancia” el sentido de mi predicción se aclarará cada vez más. Término hijo mío; toma este don de tu Padre, Michel Nostradamus, que espera tener tiempo sobre esta tierra para explicarte cada una de las profecías de las cuartetas dadas aquí; y que ruega al Dios inmortal que El te quiera prestar larga vida, en buena y prospera felicidad. “

DOCUMENTAL DEL CANAL HISTORIA SOBRE  EL LIBRO PERDIDO DE NOSTRADAMUS(PARTES 1-4)

Un documental sobre la figura de Nostradamus y el conocido como Libro perdido de Nostradamus  descubierto en la Biblioteca Nacional de Italia en 1983 cuya autenticidad aún es discutida

Esta carta firmada el 1 de marzo de 1555 nos desvela la razón por la que veló el significado de las cuartetas con un lenguaje oscuro , un lenguaje oscuro que ha servido a muchos traductores para buscar su significado después de que hubieran ocurrido los hechos, Citaré a continuación algunas de ellas 

La aparición del emperador francés Napoleón Bonaparte (Centuria I, cuarteta 96)

Un emperador nacerá cerca de Italia
Que el Imperio será vendido muy caro
Dirán con qué gentes él se junta
Que se le encontrará menos príncipe que carnicero

La figura de Adolf Hitler (Centuria III, cuarteta 35)

De lo más profundo del Occidente de Europa
De gente pobre un joven niño nacerá,
Que por su lengua seducirá a las masas,
Su fama al reino de Oriente más crecerá

Hay que señalar que Nostradamus profetiza tres anticristos. Uno de ellos, el primero, sería Napoleon Roy, que podría ser una clara referencia a Napoleón Bonaparte, el segundo sería Hister, al que muchos identifican con Adolf Hitler, y el tercero, que todavía no habría llegado, sería un hombre llamado Mabus.

Pero siguiendo con las cuartetas veamos esta en la que parece vaticinar las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki de 1945 en la Centuria II, Cuarteta 6

Cerca de las puertas y dentro de dos ciudades
Habrá dos axotes como nunca vio nada igual
Hambre, dentro la peste, por el hierro fuera arrojados
Pedir socorro al gran Dios inmortal

O el atentado contra el Papa Juan Pablo II en la Centuria X, cuarteta 12, aunque algunos ven aquí la profecía de la muerte del anterior pontífice, Juan Pablo I.

Elegido como Papa, de elegido será burlado,
Súbitamente con frecuencia emocionado dispuesto y tímido.
Por demasiada bondad a morir provocado,
Temor oprime la noche de su muerte guía

En lo que se refiere a los posibles acontecimientos que rodearán el supuesto final de nuestro mundo, hay varias centurias que son interpretadas en este sentido. Así tenemos  la Centuria II, cuarteta 3 donde parece anunciar los efectos del cambio climático

Por el calor del Sol subido del mar
Los peces del Negroponte medio cocidos
Los habitantes vendrán a comerlos
Cuando a Rodi y Gennes les faltará el bizcocho

Y en la Centuria II, cuarteta 46 describe los acontecimientos que se desarrollarían a continuación

Después de gran discordia humana otra mayor se apresta
El gran motor los siglos renueva
Lluvia,sangre,leche, hambre, hierro y peste
En el cielo visto fuego, corriendo larga centella

DOCUMENTAL DEL CANAL HISTORIA SOBRE EL LIBRO PERDIDO DE NOSTRADAMUS(PARTES 5-9)

Algunos interpretes creen ver el anuncio de un holocausto nuclear en estas cuartetas

Centuria V, cuarteta 32

Donde está todo lo bueno, todo el bien Sol y Luna
Es abundante, se acerca a ruina
Del cielo se avanza a aventurar fortuna
En el mismo estado que la séptima roca

Centuria V, cuarteta 8

Será dejado fuego vivo, muerto escondido
Dentro de los globos horribles espantosos
De noche sobre naval ciudad en polvo convertida
La ciudad al fuego, el enemigo favorecido

Y por fin en la Centuria II, cuarteta 91 parece describir el final

Sol saliendo un gran fuego lejos se verá,
Ruido y claridad yendo hacia Aquilón
En el círculo muerte y gritos oirán
Por espada, fuego, hambre la muerte los espera

Después de leer estas cuartetas creo que su significado admite las más diversas interpretaciones y es fácil que en ellas veamos lo que queremos ver y adaptemos sus palabras a lo que esperamos encontrar, pues sus mensajes no dan nombres identificables, ni fechas concretas, son como una clave y si no dispones de ella es imposible que entiendas su contenido. Pero antes de terminar este largo artículo aún hay que señalar un último acontecimiento, el hallazgo del conocido como “El libro perdido de Nostradamus”. En el año 1983 la investigadora italiana Enza Massa halló en la Biblioteca Nacional de Italia un libro fechado en el año 1629 titulado “Nostradamus Vaticinia Codex” que puede traducirse como “Vaticinios de Nostradamus” con la firma de Michel de Nôtre-Dame. Un manuscrito que contiene ochenta ilustraciones plagadas de figuras extrañas y símbolos enigmáticos , que tendrían un carácter profético, en particular las siete imágenes que van desde la 66 hasta la 72 , en la que relataría los hechos que conducirán al final del mundo tal y como lo conocemos en el año 2012, describiendo el momento en el que el Sol se alineará con la Vía Láctea,algo que sucederá, en efecto, el próximo año.

Uno de los dibujos del Libro Perdido de Nostradamus , el que representa al Anticristo. Sabemos que Nostradamus no pudo ser el autor de las acuarelas, pues en los últimos años de su vida padeció artritis y ni siquiera podía escribir, además de no haber tenido nunca habilidad para el dibujo. En la ficha adjunta al libro realizada por los padres cartujos se dice que las imágenes pertenecen a Michel de Nôtre-Dame y fue llevado a Roma por su hijo César Nostradamus, que lo habría heredado de su padre y lo entregó en mano al cardenal Maffeo Barberini (1568-1644) que  se convertiría en el papa Urbano VIII en 1623 . Quizás, según algunos investigadores, decidiera ocultarlo en la Biblioteca Vaticana consciente del significado de unos dibujos que podrían ser el relato delos acontecimientos del fin del mundo,pero no hay constancia de ello. De momento sigue sin resolverse su autenticidad, aunque análisis de la pintura parecen indicar que las acuarelas son del siglo XVIII (imagen procedente de http://purasparanoias.blogspot.com )

En la actualidad no se ha podido determinar la autenticidad de esta obra, aunque un análisis de la composición de las acuarelas ha servido para datar su elaboración en el siglo XVIII, lo que haría imposible que se tratara de una obra de Nostradamus, pero también sería posible que fuese una copia del original elaborada dos siglos más tarde.  Muchos ven en este libro y, en particular, en las siete imágenes que he mencionado antes, un aviso de Nostradamus sobre lo que va a suceder en el año 2012, coincidiendo con el final de una era en el calendario maya.  Una vez más esta fecha es arbitraria, pues no aparece en las acuarelas una referencia temporal, siempre que aceptemos que el libro es auténtico, lo que aún está por comprobarse. Aquí quiero cerrar este artículo.Sólo he pretendido daros a conocer la historia de este profeta, el más conocido sin duda de la historia, tratando de daros el mayor número de datos posibles. Desde mi punto de vista, el hombre no puede estar determinado por visiones del futuro, somos nosotros los que construimos nuestro futuro y escribimos nuestro destino día a día. Como decía el filósofo Arthur Schopenhauer “El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros los que las jugamos.” Pero esa es mi visión, espero que este artículo os sirva para ayudaros a tener un conocimiento mayor  sobre su figura y el contenido de sus profecías y me gustaría conocer vuestra opinión sobre ello.

Otra de las imagenes del Libro Perdido de Nostradamus . Durante el próximo año 2012, como ya sucedió en 1999, Nostradamus será argumento recurrente de aquellos que creen que algo catastrófico va a suceder en ese año. En 1999 no sucedió nada, como tampoco sucederá en 2012 , una fecha que Nostradamus no menciona en sus cuartetas y que tampoco aparece en las acuarelas. Precisamente el oscuro significado y simbología de las cuartetas y las acuarelas del Libro Perdido admiten todo tipo de interpretaciones , adaptándolas a lo que deseamos que signifiquen(imagen procedente de http://laterceraguerramundial.blogspot.com )

MISTERIOS DE LA HISTORIA: NICOLAS FLAMEL Y EL LIBRO DE ABRAHAM EL JUDÍO

La alquimia, cuando leemos o escuchamos esta palabra nos evoca imágenes de oscuros laboratorios llenos de frascos , crisoles y retortas, donde un hombre de luengas barbas, tez pálida y con aspecto de sabio enloquecido pasa sus días y sus noches repitiendo una y otra vez los mismos experimentos, transmutando las sustancias en la búsqueda de la piedra filosofal , aquella que transformaría el plomo en oro y permitiría alcanzar la inmortalidad. Esa es la visión popular, la que nos ha llegado a través del cine y que nos presenta a los alquimistas como poco más que unos charlatanes en el mejor de los casos y en otros casos como simples locos que creían estar en posesión de una sabiduría que luego no se traducía en ningún logro. Pero la alquimia es mucho más que esta imagen tópica , la alquimia es la base de muchas de las ciencias actuales, combinando elementos de la física, la química, la medicina, la filosofía, y también de la espiritualidad, un anuncio de la ciencia futura que ya era practicada en Mesopotamia y en el Antiguo Egipto.
Su nombre, alquimia, tiene un origen controvertido. Procede del árabe al-kimiya que, a su vez, derivaría del griego khumeia que significaba  “verter o echar juntos” o de la palabra, también griega, , Khemia, que significa transmutación, es decir, la conversión de un elemento químico en otro elemento químico diferente, como sería el caso de la transformación del plomo en oro.  El termino kimiya seria luego el origen de la palabra química. Otros lingüistas creen que al-kimiya significa “la ciencia egipcia” pues kimiya derivaría del término copto keme , nombre que ellos daban a Egipto y en latín el art Keme, sería el arte de Egipto .Luego, los árabes transformarían art keme por al-kimiya.  Ya en la Edad Media sera conocida  como la ars chimica. Pero ¿quienes eran los alquimistas y que es lo que buscaban? Nos sorprenderíamos si dijéramos que fueron alquimistas hombres que hoy son considerados grandes científicos, como Isaac Newton(1646-1727) ,quién revolucionó la física desarrollando la ley de gravitación universalRobert Boyle /1627-1691), considerado uno de los padres de la química actual o Paracelso (1493-1541) que bautizaría al zinc y del que se decía que había logrado la transmutación del plomo en oro .

Philippus Aureolus Theophrastus Bombastus von Hohenheim(1495-1541) conocido como Paracelso, es considerado como el médico más importante de su tiempo, aunque sus contemporáneos le consideraban un intruso y le despreciaban porque Paracelso no se conformaba con las teorías que se enseñaban en las Universidades y prefería basarse en su actividad en sus propias observaciones y aprendiendo del conocimiento popular de comadronas, curanderos y campesinos . Trató la nueva enfermedad de la sífilis con mercurio.  Se decía de él que era un hombre vanidoso, con delirios de grandeza y rasgos de locura. Practico la alquimia e hizo correr el rumor de que había establecido un pacto con el diablo , afirmaba poseer el exilio de la eterna juventud y haber creado un homúnculo, un hombre artificial Paracelso afirmaba  “Quien no conoce nada, no ama nada. Quien no puede hacer nada, no comprende nada. quien nada comprende, nada vale. Pero quien comprende también ama, observa, ve… Cuanto mayor es el conocimiento inherente a una cosa, más grande es el amor. Quien cree que todas las frutas maduran al mismo tiempo que las frutillas nada sabe acerca de las uvas.”(imagen procedente de http://www.vopus.org )  
 Los alquimistas no eran viejos locos o aprovechados de la ingenuidad de los que les protegían, aunque habría casos así , pero eran hombres cultos, que buscaban nuevas vías de investigación y sentarían la base para el desarrollo de muchas ciencias. Para los alquimistas el Universo estaba compuesto por cuatro elementos , la tierra, el aire , el fuego y el agua y con la mezcla de estos cuatro elementos buscaban crear un quinto elemento que los reuniera a todos ,desarrollando su máxima potencia. Para ello construían un horno alquímico o atanor y ,según palabras del alquimista árabe Jabir ibn Hayyan (721-815), conocido en Europa como Geber, los materiales que tenían que ser calentados en este horno debían ser despositados sobre recipientes de arcilla “a fin de que puedan resistir la fuerza del fuego, incluso hasta la combustión total de la cosa a calcinar” Trataban de separar de la sustancia con la que trabajaban sus tres partes principales, a las que llamaban principios,  y que eran comunes a todas ellas, el mercurio, que simbolizaba el espíritu , el azufre que simbolizaba el alma y , finalmente, la sal que era la representación del cuerpo.
Una vez separadas de las sustancias estos tres principios, luego había que purificarlos por separado  con distintas intensidades de calor. Una vez que ya habían sido purificadas , lo que podía llevar mucho tiempo y cuidando que fuera realizado bajo conjunciones astrológicas favorables, volvían a unirse para recuperar la sustancia inicial, pero ahora con nuevas cualidades. Para los alquimistas cada reino de la naturaleza tenía un objetivo, así, al reino mineral le correspondía la transmutación de metales vulgares en oro , al reino animal la panacea, una sustancia que debería sanar todas las enfermedades y ofrecer la inmortalidad . Pero si con algo identificamos a los alquimistas es con su búsqueda de la piedra filosofal que tendría la capacidad de transformar cualquier metal en oro , aunque para los alquimistas auténticos esto no era más queuna evolución que experimentaría el propio alquimista y lo llevaría desde la materia corrupta de su cuerpo hasta la inmortalidad del espíritu.

Archivo:JosephWright-Alchemist.jpg
“El alquimista en busca de la piedra filosofal “ del pintor británico Joseph Wright(1734-1797) representa un laboratorio alquímico donde se realizaban los experimentos dirigidos a conseguir la Piedra filosofal  o “lapis philophosorum” , que podía ser roja que transmutaba los metales en oro y la piedra blanca que los transmutaba en plata. Pero para muchos alquimistas la piedra no era algo material, sino la evolución del alquimista a través del conocimiento, hasta alcanzar un grado superior de evolución espiritual

Pero para alcanzar ese grado de evolución el alquimista tenía que estudiar y prepararse durante años , para terminar en muchas ocasiones en un absoluto fracaso. De todas formas, si bien no conseguían hallar la piedra filosofal , si lograban gracias a sus experimentos realizar avances en otras materias más mundanas, como mejoras en los tintes,en los cosméticos, la fabricación de vidrios , cerámicas y cristales, del curtido del cuero e incluso licores como el llamado “aqua vitae” o “agua de vida” que eran los principales licores destilados por los alquimistas  que se consumían en Europa, como el whisky escocés o la ginebra holandesa. Es característico de los alquimistas usar un lenguaje oscuro, que no puede ser entendido por el profano, con el fin de proteger los supuestos conocimiento adquiridos  del público en general.  Bueno, esto no son más que cuatro ideas generales sobre la alquimia, pero que nos bastarán para sumergimos en la historia de Nicolás Flamel del que poco sabemos de sus primeros años , excepto que nació hacia el año 1330 en Pontoise, Francia
En 1337 se iniciaba la Guerra de los Cien Años entre Inglaterra y Francia , y después de años en los que no sabemos nada sobre su vida, lo encontramos en 1355 en París, donde se había trasladado para abrirse camino como librero, oficio que desempañaba compaginándolo con sus estudios de alquimia. Se dice, aunque no hay prueba de ello, que desde hacía algunos años estaba tratando de obtener la Piedra filosofal, la que transformaba el plomo en oro y el cuerpo material del hombre en espíritu inmortal. Estando ya instalado en París , una noche tiene un sueño en el que se le aparece un ángel  que le mostraba un extraño libro con unos caracteres que Flamel no entendía,  y le dice las siguientes palabras, tal y como se recoge en “Secretos medievales” del escritor Jesús Callejo  del que he extraído parte de la información de este artículo ” Mira bien este libro Nicolás. Al principio no entenderás nada acerca de él, ni tú ni cualquier otro hombre. Pero algún día ,verás en él lo que ningún hombre podrá”

DOCUMENTAL “LOS ALQUIMISTAS” DEL CANAL DE HISTORIA ( parte 1 y 2)

Unos días después, entraba en la librería de Flamel un hombre con el mismo rostro que Flamel había visto en su sueño. Traía entre sus manos un grimorio, nombre que se daba a los libros que contenían conocimientos mágicos , cuyo título era “El libro de Abraham , el judío”. Flamel pensó que todo aquello no podía ser una casualidad, que el sueño y la visita de aquel extraño tenía que ser una señal del destino, por lo que decidió adquirir el libro. Una escena que nos describe Flamel en su “Libro de las figuras jeroglíficas” redactado en el año 1399 con estas palabras:

“Así pues, yo, Nicolás Flamel, escritor, después de la muerte de mis padres ganaba mi vida en nuestro Arte de la Escritura, haciendo inventarios, llevando cuentas y anotando los gastos de tutores y menores, cuando cayó en mis manos, por la suma de dos florines, un libro dorado muy viejo y muy ancho; no era de papel ni de pergamino, como los otros, sino que estaba hecho como de cortezas (me pareció a mí) de tiernos arbolillos. Su cubierta era de cobre bien pulido , toda grabada en caracteres y figuras extrañas ; en cuanto a mí , creo que bien podrían ser caracteres griegos  o de otra lengua antigua parecida. Contenía tres veces siete cuadernillos, de los cuales el séptimo estaba sin escritura; en lugar de la cual aparecía una verga pintada y unas serpientes enroscadas a ella; en el segundo séptimo, una cruz en la que se veía una serpiente crucificada; en el último séptimo, estaban pintados unos frutos, entre los cuales había bellas fuentes de las que salían serpientes que corrían de acá para allá .En el primero de los cuadernillos estaba escrito en gruesas letras capitales  y doradas “Abraham, el Judío, príncipe , sacerdote levita, astrólogo y filósofo, a las gentes judías , por la ira de Dios, dispersas en las Galias , dedico este libro”. Después de esto habrá escritas unas grandes execraciones y maldiciones  contra toda persona que pusiera los ojos sobre él si no era sacrificador o escriba “

DOCUMENTAL “LOS ALQUIMISTAS” DEL CANAL DE HISTORIA ( parte 3, 4 y 5)

A partir de ese momento Flamel decide cerrar su librería y concentrarse en la colosal tarea de tratar de descifrar el enigmático texto del libro. No tenía miedo a la maldición que pesaba sobre quien leyera el libro, pues él era escriba, una de las dos excepciones a la maldición  . Dedicaba el día entero a buscar alguna pista que le sirviera para dar con la clave que le facilitase su traducción, pero no podía recurrir a la ayuda de otros judíos, pues ya habían sido expulsados de Francia medio siglo antes y la única alternativa era copiar el texto y viajar hasta España donde todavía había importantes núcleos de población judía, pues no serían expulsados hasta 1492. La esposa de Flamel ,Pernelle, a la que amaba y con la que compartía sus inquietudes sobre el texto, también trató de ayudarle, como nos lo cuenta de nuevo Flamel

“Así pues, teniendo en mi casa  tan bello libro, yo no hacía más que estudiarlo día y noche. Entendía muy bien  todas las operaciones que él demostraba, pero no sabía en absoluto con qué materia era menester empezar; esto me causaba una gran tristeza, me obligaba a estar en solitario y me hacía suspirar a cada momento. Mi mujer Pernelle, a la que amaba tanto como a mi mismo, a la cual había desposado hacía poco, estaba muy asombrada de todo esto y me consolaba y me preguntaba con todo el coraje si ella podría librarme del fastidio.  Yo no pude contener mi lengua y le dije todo , así que le mostré el hermoso libro, del cual, en el mismo instante  en que lo vio, quedó tan prendada como yo mismo y encontró un extremo placer en contemplar sus bellas cubiertas, los grabados de sus imágenes y retratos  los cuales ella entendía tan poco como yo mismo”

Nicolas Flamel en un retrato romántico de la Galerie historique des Célébrités Populaires (1840). Su vida la consagraría a la traducción de aquel libro que un extraño personaje le había vendido por dos florines, un libro que le habría proporcionado la fortuna para financiar numerosas obras de caridad, construcción de hospitales, hospicios, asilos , capillas . La fortuna le había llegado gracias a la obtención de la piedra filosofal .Moriría oficialmente en 1418 con casi noventa años de edad , pero cuando su cuerpo y el de su esposa fueron exhumados , las tumbas estaban vacías. Durante siglos hubo relatos de viajeros que decían haberlos visto en lugares tan alejados como la India

Quizás esto recuerde al lector habitual del Mentidero un artículo en el que  recorrimos la historia del Manuscrito Voynich , el que algunos consideran el libro más misterioso del mundo, que habría sido escrito durante la primera mitad del siglo XV y que todavía no ha podido ser traducido. Pero volviendo con Flamel, viaja a España para profundizar en sus estudios de alquimia , aprende criptografía , la técnica que permite ocultar mensajes y también descifrarlos, y también entra en contacto con judíos expertos en la Cábala , palabra derivada del hebreo Qabbalah que significar “recibir”, y que para los judíos es la tradición oral que contiene la explicación y permite la transmisión de las Sagradas Escrituras. A través del estudio y del cumplimento de una serie de reglas, el cabalista podía alcanzar el conocimiento de las cosas celestiales. Para ello era clave el estudio y análisis del Árbol de la vida, compuesto por diez esferas , llamadas sefirot, y veintidós senderos, simbolizando cada uno de ellos un estado que acerca a la comprensión de la divinidad , como si nos halláramos ante un autentico mapa de la creación. Su estudio es acumulativo, generación tras generación se avanzaría en su conocimiento y todavía continua en nuestros días .

Representación del Árbol de la Vida cabalístico o Árbol sefirótico,, con las 10 esferas o  Sefirot, que serían emanaciones de la divinidad ,   y los 22 caminos que las unen como símbolo de las 22 letras del alfabeto hebrero  , que simbolizan diferentes estados que acercan al hombre al conocimiento de la divinidad. Por orden numérico de la 1 a la 10 las esferas simbolizan (la Corona, la Sabiduría, la Inteligencia, la Misericordia,la Justicia, la Belleza, la Victoria de la Vida sobre la Muerte,la Eternidad del Ser, el Fundamento que da equilibrio a las cosas, y el Reino) Lo podríamos considerar como un mapa de la creación que nos llevaría hasta la divinidad (imagen procedente de  http://www.kabalahliteratura.com.ar )

 Pero tampoco en la Cábala y los cabalistas encontró la solución al enigma de su libro, y decide entonces emprender un camino de iluminación , recorriendo la vía de peregrinación más importante de Europa, el Camino de Santiago. A lo largo del recorrido consulta con todo aquel que puede tener los conocimientos necesarios para ayudarle en la traducción como los traductores de griego de las universidades españolas, entonces los más afamados de Europa, pero nadie tiene respuestas. Finalmente, alcanza Santiago de Compostela pero no consigue su objetivo. Vuelve sobre sus pasos y a la altura de León cae enfermo y por la fiebre se ve obligado  a detenerse en una posada de la ciudad. Allí tiene un encuentro con un comercian francés que le dice que conoce a alguien que puede ayudarle a sanar de su enfermedad y también a traducir el libro. Así, le presenta a un anciano judío al que llama Maestro Canches . Le prepara un remedio con el que ,al día siguiente, Flamel se encuentra totalmente recuperado. Al día siguiente, y mientras conversaba con el anciano, Flamel descubre que este era mucho más que un curandero, era un alquimista con profundos conocimientos , ý se decide a contarle su larga odisea para conseguir traducir el texto de aquel misterioso libro.

Aunque sólo llevaba unas cuantas hojas copiadas del original con él, son suficiente para que Canches  lo identifique como parte de la obra “Aesch Mezareph”, que significaba “Fuego Purificador” y había sido escrito por el rabino Abraham. Eran un libro enigmático ,le contaría Canches a un Flamel que debía estar asombrado,  que desaparecía cada cierto tiempo sin dejar rastro , apareciendo luego en cualquier otra parte del mundo sin saber la razón de ello. Canches aceptó acompañar a Flamel de regreso a París para ayudarle a traducir el contenido del “Aesch Mezareph” y para llegar antes deciden realizar parte del viaje en barco, evitando así los peligros del camino a París, pues no olvidemos que estábamos en plena Guerra de los Cien Años. Canches le asegura que gracias al libro podrían fabricar todo el oro que quisieran , y que incluso podrían crear homúnculos , nombre que procede del latín homunculus y significa hombrecillo, y eso es lo que serían los homúnculos, hombres , pero hombres artificiales.

File:Preformation.GIF
El termino latino “Homunculus” que puede traducirse por “Hombrecillo” u “Hombre pequeño”, parece que fue utilizado por primera vez por Paracelso. Ya vimos que presumía de haber creado un homúnculo  y publicó la fórmula que consistía en introducir en un recipiente hermético esperma humano, se enterraba durante cuarenta días en excrementos de caballo, era imantando y finalmente se le alimentaba con sangre humana , el resultado era  un ser humano funcional aunque de sólo 30 centímetros ” puede criarse y educarse como cualquier otro niño, hasta que crezca y sea capaz de valerse por si mismo”  Luego afirmó que lo había destruido porque aquella criatura no tenía alma. En la imagen superior vemos una representación de los animalúnculos descubiertos por Nicolaas Hartsoeker(1656-1725) que, debido a la baja resolución de los primeros microscopios, al contemplar los espermatozoides le pareció que la cabeza de ése albergaba el cuerpo completo de un ser humano en pequeño y de ahí se desarrolló la teoría espermista según la cual el hombre depositaba en el útero de la mujer un homúnculo, un hombre pequeño , que luego iría creciendo en su interior

 Pero cuando se encontraban  en Orleans, Canches se sintió mal y muere poco después antes de llegar a París. Flamel, después de dar sepultura a Canches, regresa por fin a su casa en París en el año 1382 , y no pierde ni un día para ponerse a la tarea de descifrar su libro, pues aunque no tenía todas las claves, Canches le había enseñado lo suficiente para que tuviera por donde empezar el trabajo, contando ahora con la ayuda de su esposa  en el laboratorio. Poco a poco avanza en la traducción y comienza a aplicar los conocimiento obtenidos en los experimentos del laboratorio consiguiendo, ya en 1383, la transmutación de diversos metales en oro tal y como nos lo cuenta el propio Flamel “Hice la proyección con la piedra roja sobre una cantidad  similar de mercurio en presencia de Pernelle solamente, en casa, el veinteavo quinto día de abril siguiente del mismo año, sobre las cinco de la tarde , que yo transmuté verdaderamente en casi tanto de oro puro, mejor muy ciertamente que el oro común, más suave y dúctil. Lo puedo decir con verdad “

La piedra filosofal o “lapis philophosorum”, pues eso era lo que habría conseguido Flamel, no sólo tenía la propiedad de transformar los metales comunes en oro , sino que permitía curar las enfermedades y alcanzar la inmortalidad. El oro no se oxida como los demás metales, por lo que podría considerarse inmortal , y esa transmutación es la que buscaba también el alquimista con su propio cuerpo, convertirlo de mortal en inmortal. Para muchos alquimistas, la piedra filosofal no era una realidad física, sino una metáfora de la búsqueda del conocimiento  y la evolución espiritual para alcanzar un nuevo escalón en la evolución espiritual . Para crearla requería poner los materiales que iban a formar parte de la piedra a calentar durante años, tratando de imitar así los procesos pausados de la Naturaleza , y algunos tratados afirmaban que desde los estudios necesarios hasta el proceso de preparación y contando con los experimentos fallidos , podían transcurrir al menos veinte años, además de ser peligrosos por el uso de sustancias explosivas que provocaban frecuentes accidentes y en muchas ocasiones la ruina del alquimista que debía realizar grandes inversiones para la compra de los materiales .

Casa de Nicolas Flamel
Fachada de la casa de Nicolás Flamel en el número 51 de la Rue Montmorency . Construida por Flamel en 1407 , es una de las viviendas mas antiguas de París . Por supuesto no existe ninguna prueba de la existencia de la Piedra Filosofal pero lo cierto es que después de su regreso a París en 1382, la fortuna de Flamel creció con rapidez y llegaría a financiar la construcción de hasta 14 hospitales nuevos.Una leyenda decía que el que abusaba de la fabricación de oro en su propio beneficio terminaría convirtiendo su alma en oro y atribuyen la actividad filantrópica de Flamel al cocimiento de esta leyenda.(imagen procedente de  http://www.espacioarcano.com ) 

Según una leyenda , quien está en posesión de la piedra filosofal y la usa constantemente en producir oro para su propio beneficio , se convertiría él mismo en oro, como castigo a su codicia. No sabemos si Flamel realmente descubrió algo, pero si lo hizo ya fuera por el temor a esta leyenda o por su propio corazón bondadoso, durante los años siguientes realizará numerosas obras de caridad, financiará la construcción de catorce hospitales, asilos de huérfanos , tres capillas, el cementerio de Saint Jacques de la Boucherie , asilos para jóvenes descarriadas y también tuvo dinero para construirse una nueva casa en el año 1407 que aún hoy se puede visitar en el 51 de la rue Montmorency, siendo una de las casas más antiguas que se conservan en la capital francesa.  Incluso el rey Carlos VI el Bien Amado(1368-1422) podría haber recurrido a los servicios de Flamel, aunque esto podríamos considerarlo nada más que una leyenda añadida a la ya de por sí extraña historia de Flamel.

Lapida de la tumba de Nicolás Flamel , conservada en el Museo de Cluny como único resto de la tumba de Nicolás Flamel y su esposa, la cual sería destruida en 1797. En los últimos años Nicolás Flamel ha recuperado actualidad por virtud de los libros de Harry Potter, en particular el primero de ellos “Harry Potter y la piedra filosofal”. Su vida y la desaparición de su cuerpo mantienen hoy vivo el engima sobre Nicolás Flamel y los descubrimientos que pudo realizar (imagen procedente de http://elmurrial.blogspot.com )   

Flamel organizaría su entierro y el de su esposa Perenelle en el entierro que él mismo había financiado construir, el de Saint Jacques , que ,por desgracia sería destruido en 1797. Nicolás Flamel habría sido enterrado el 22 de marzo de 1418, con lo que así quedaba desmentida la leyenda entorno a la piedra fillosofal y la inmortalidad ¿ o no? Hay relatos de viajeros que afirmaron  haber visto al matrimonio Flamel en diferentes puntos del mundo durante los siglos siguientes. Ya en el siglo XVII, el naturalista, arqueólogo, comerciante y viajero francés Paul Lucas(1664-1737) a escribía un libro en el que relataba como había oído en Uzbekistán que los Flamel se hallaban en la India y Lucas afirmó que  en las tumbas de los Flamel no hay nadie enterrado. Finalmente se decidió exhumar los cadáveres para desmentir los rumores, pero la sorpresa fue que sus tumbas estaban vacías. De su tumba hoy sólo nos queda su lápida , conservada en el Museo del Cluny, todo lo demás que rodea la historia de Flamel y la piedra filosofal permanece en la sombra, uno más de los misterios de la historia que esperan ser resueltos.