LA NUEVA SERVIDUMBRE Y EL DECLIVE DEL CAPITALISMO

En el Diccionario de la Lengua Española se define la palabra siervo como “Esclavo de un señor.” y también como el “Nombre que una persona se da a sí misma respecto de otra para mostrarle obsequio y rendimiento.”. La servidumbre y los siervos es una figura característica de la Edad Media , la época feudal en la que los campesinos vivían vinculados a su señor feudal, que era dueño de sus tierras y para el que trabajaban en condiciones muy próximas a la esclavitud a cambio de la protección que la fortaleza del noble les pudiera proporcionar en el peligroso mundo medieval. Jurídicamente se trataba de un hombre libre pero no podía abandonar la tierra para trabajar en otro lugar sin el permiso de su señor, estaba obligado a tomar las armas cuando su señor se lo ordenase y debía entregarle una parte importante de sus cosechas además de estar sometido a su autoridad jurídica, fiscal y política. Si nacías siervo morías siervo, no había posibilidad alguna de elevarse en la pirámide social y tus hijos serían también siervos, pues la miseria y la esclavitud se heredaban. Cierto, eran hombres libres, pero sólo sobre el papel porque en el papel comenzaba y acababa esa libertad.
Había decidido no volver a escribir sobre la situación económica que estamos atravesando ya que he escrito diferentes artículos a lo largo del año pasado e incluso en este del que apenas llevamos mes y medio, pero es difícil mantenerse al margen de los acontecimientos cuando afectan directamente a la sociedad en la que vives, cuando observas el deterioro continuo de las libertades, de las conquistas sociales , de la justicia que tanto tiempo , esfuerzo , sacrificios y lucha se necesitaron para convertirlos en un bien para toda la población y que ahora  desaparecen ante nuestros ojos y con la actitud resignada de sociedades que parecen aturdidas, como si no comprendieran realmente lo que está sucediendo y lo que significará para nuestro futuro. Si, estoy hablando de la tan manida crisis económica que parece cebarse en esta ocasión con más fuerza en Europa que en el resto del mundo, aunque la ruina de Europa afecta a todo el planeta porque no es sólo el fracaso de un continente, es el fracaso de todo un sistema de organización social y económica.

Después de cuatro años de crisis económica, de decenas de reuniones y cumbres de la Unión Europea, el resultado que han ofrecido las supuestas soluciones de los gobiernos europeos han traído consigo el inicio de un nuevo periodo de recesión, como podemos ver en el gráfico de la izquierda, donde en el cuarto trimestre  la Eurozona entra en un porcentaje negativo de crecimiento, el 0,3%. Y las medidas de austeridad que se centran particularmente en reducir los salarios de los trabajadores, en incrementar la presión fiscal y lo que denominan flexibilizar el mercado laboral, que no es otra cosa que facilitar a las empresas el despido de los trabajadores  sólo han conseguido reducir aún más la actividad económica. Si no sabes si mañana estarás trabajando, si trabajas por un sueldo muy bajo o has pasado a formar parte del creciente número de desempleados, no puedes comprar más allá de lo indispensable para vivir, si no consumes las empresas se arruinan , cierran y se incrementa el paro . Un circulo vicioso en el que se encuentra el país desde donde escribo, pero que afecta en mayor o menor medida al resto de la Unión Europea . El capitalismo se está asfixiando a sí mismo (imagen procedente de http://www.publico.es )
Hoy se han dado a conocer los datos de crecimiento del último trimestre del año 2011 de los diferentes países que integran la Unión Europea y casi todos ellos, excepto Eslovaquia, Letonia, Bulgaria, Hungría y Francia  son negativos. Desde hace meses, por no decir años, estamos recibiendo mensajes de que es necesario recortar gastos y  prestaciones sociales, reducir los sueldos, eliminar garantías que protegían al trabajador de los abusos que pudieran cometer los empresarios, se pone en cuestión la gratuidad de la educación y la sanidad, se propone limitar el derecho de huelga y lo mejor de todo, se afirma que todas estas medidas no son solo necesarias sino que se lleva a cabo por nuestro bien, para que tengamos un futuro. Después de transcurridos cuatro años enteros y entrando en el quinto año de la recesión el panorama no puede ser más desolador. Hablando desde el país en el que vivo, España, nos encontramos con una cifra de desempleo que se encamina hacia los seis millones de personas , con un 47% de desempleo juvenil, con miles de familias desahuciadas , sin hogar , con personas mayores que ya no tienen esperanza de encontrar trabajo, con los comedores sociales llenos, con más de un millón de hogares donde no entra ningún ingreso al mes.
Pero si esta es la situación de España no muy diferente, incluso peor, es la de otra antigua nación europea, Grecia. Y lo mismo sucede con Portugal , necesitada de lo que llaman “rescate” , rescates que como ya he dicho en otras ocasiones, no son rescates, sino secuestros, porque el dinero que prestan las naciones de la Unión Europea no es para la gente que lo está pasando mal en Grecia, porque eso es lo que yo entiendo como un rescate, no, ese dinero se está usando para que paguen deudas a sus acreedores al mismo tiempo que tienen que seguir endeudandose para continuar funcionando. Se exige a los pueblos de estos países que se sacrifiquen, que reduzcan salarios, derechos sociales porque lo primero es pagar esas deudas contraídas por el estado y derivadas de una mala gestión . De momento ninguna de las medidas que se han tomado han demostrado eficacia alguna excepto la de empobrecer a los ciudadanos hasta llevarles , en muchos casos, a situaciones limites. Pero son tantas las noticias que llegan cada día que la sociedad parece haberse perdido, no entender lo que está sucediendo y termina por aceptar lo que le imponen , resignada porque le dicen que no hay otro camino.

Imagen del pasado 13 de febrero, cuando el Parlamento griego se hallaba reunido para  votar la aceptación de las nuevas medidas de recorte social en Grecia. Entre 60.000 y 100.000 personas se manifestaban con gritos contra el gobierno, el Fondo Monetario Internacional o la canciller alemana Angela Merkel. La deuda de Grecia desde el momento en que fue intervenida por primera vez hasta ahora ha crecido en casi 100.000 millones de euros . El dinero del rescate será empleado para pagar los intereses de esta colosal deuda . Llegados a este extremo habría que reflexionar sobre que es más importante, si las personas o las deudas financieras, porque en su nombre se van a sacrificar el bienestar de millones de personas. Grecia cometió muchos errores, engaño sobre sus cifras económicas auténticas, pero creo que para todo hay un límite y la vida de un hombre siempre será más importante que el pago de una deuda  (imagen procedente de http://peru21.pe )

Nos hablan de una crisis de deuda, porque los estados han estado funcionando a base de créditos, y cuando los créditos vencen no se abonan las deudas sino que se pagan los intereses y siguen endeudandose. En otras ocasiones ya he puesto el ejemplo de una familia que pide un préstamo y cuando este llega a su vencimiento pide un nuevo préstamo para financiar el pago de los intereses del primero y contar con dinero para seguir viviendo y así continua,  pero cada vez acumulando más deuda. Ahora en Europa se está dando una situación paradójica. El Banco Central Europeo está prestando a los bancos europeos dinero al 1% de interés, dinero que estos mismos bancos están utilizando para comprar las deudas de los estados con un 4% de interés embolsándose la diferencia como beneficio . Se presta , los bancos se endeudan y con esta deuda compran más deuda . Un castillo de créditos, donde el dinero no se basa en la producción, en nada tangible. Pero las deudas contraídas por el Estado ahora la tienen que pagar los ciudadanos, a los que le  recortan sueldos y prestaciones sociales. Y cuanto menos gana el ciudadano menos puede comprar, lo que hace que cierren más empresas, se incremente el paro y aumente la pobreza. Y mientras los bancos están haciendo negocio con los intereses de la deuda que nos ahoga. La asfixia del capitalismo

Yo me pregunto , las personas que toman las decisiones ¿saben que significa vivir con salarios que no permiten no ya ahorrar, que se ha convertido en una quimera, sino ni siquiera llegar al final del mes ?¿saben que es el temor de no saber si dentro de quince días tendrás trabajo?¿saben que es dormir por las noches pensando que a la mañana siguiente pueden desahuciar a tu familia?¿saben que es la desesperación de un hombre o una mujer de cincuenta años que ve el mundo laboral cerrado?¿saben que es no tener nada el día veinte de cada mes y tener que acudir a un comedor social para que tu o tus hijos puedan comer algo?¿de verdad creen que sin conocer el sufrimiento de la gente tienen autoridad moral para exigirles nada? Porque solo desde la ignorancia más absoluta de este sufrimiento puedo entender que se ofrezcan como soluciones los recortes de salarios miserables que apenas dan para vivir en la caras sociedades europeas,  que concedas un poder casi absoluto al empresario sobre el trabajador cuando este apenas tiene ya fuerzas para defender sus derechos ante la amenaza del despido. La prioridad del Estado  debería ser siempre el amparo de sus partes más débiles,de los que menos recursos tienen y no reforzar las posiciones de los que ya disfrutan de privilegios consolidados.

España es en estos momentos el país de la Unión Europea con una tasa de desempleo más alta, próxima ya al 23%, con un 47% de desempleo juvenil. Al no disponer de industrias alternativas al margen del turismo y del sector inmobiliario, este último sin actividad alguna España no tiene capacidad para generar puestos de trabajo. Pero si esta situación afecta ahora más a España no dejará de suceder en el resto de países cuando la competencia de gigantes como India y China, que producen en gran cantidad y a costes muy bajos , obliguen a las empresas europeas o a deslocalizarse y establecer sus centros en Asia o África o a reducir costes despidiendo empleados y reduciendo salarios . Eso empobrecerá la población y reducirá el consumo, sumiendo a las naciones europeas en una espiral de difícil salida , porque además el empobrecimiento de Europa repercutirá en los países que nos venden nuestros productos. Esta todo conectado y si una pieza cae las demás pueden ser arrastradas por ellas. Aún superando esta crisis momentaneamente, al no enfrentar ninguno de los retos como el cambio del clima, la escasez de materias primas y de agua la crisis de verdad no tardaría en llegar (imagen procedente de http://economia-eficiente.com

La profunda perversidad de esta crisis radica en que son los ciudadanos normales, las personas que cada día se levantan a trabajar con la esperanza de no perder ese empleo que le da de comer y le permite pagar su casa y mantener a su familia, son ellos los que están pagando la codicia, el afán de ganar siempre más, de crecer indefinidamente de entidades financieras, de las grandes multinacionales, de los fondos de inversión . Mientras los ricos incrementan su riqueza lo que se consideraba clase media o trabajadora se desliza hacia la pobreza , involucionando hacia tiempos que parecían ya olvidados y superados.¿Sacrificios? El sacrificio puede tener un sentido si hay un objetivo que alcanzar, si se lucha para mejorar pero ¿que sentido tiene el sacrificio para los ciudadanos en la situación actual? Porque el problema no es coyuntural , es un problema del sistema. ¿Por qué no ponen en cuestión que no podemos seguir con una política basada en el crecimiento ilimitado de los beneficios empresariales? Nos dicen que hay que ser competitivos , pero para competir con China o con la India habría que vivir como allí, donde aún millones de personas viven en la miseria alimentando con su esfuerzo la producción de productos más baratos que los que se hacen aquí, es decir, hablando en el lenguaje económico, son más flexibles y más competitivos. ¿Es la miseria global lo que nos proponen?
Esto es lo que decía el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, en el año 2008, cuando la crisis había dado su primer coletazo “La crisis financiera por la que pasamos no es la crisis del capitalismo, es la crisis de un sistema que se ha alejado de los valores del capitalismo, que en cierto modo los ha traicionado”, hacia un “llamamiento a Europa a reflexionar sobre lo que está sucediendo” y afirmaba “La competencia es un medio, no un fin”. Cuatro años después no se ha refundado el capitalismo sino que el capitalismo a refundado las democracias, ha convertido la voluntad del pueblo, la voz que tendría que gobernar en una democracia los destinos del país, en poco más que nada. Nada es lo que importa lo que pensemos los ciudadanos, nada es lo que vale nuestras protestas o manifestaciones, porque la política, las leyes , el gobierno es impuesto no por los gobiernos elegidos libremente en las elecciones sino por esos entes abstractos que llamamos mercados.  Son los mercados los nuevos señores feudales y nosotros sus siervos.

TEORÍA DEL DECRECIMIENTO ECONÓMICO

Esta es una conferencia del escritor español y profesor de Ciencias Políticas Carlos Taibo(1956) donde desarrolla la teoría del decrecimiento económico , definida así por el economista francés Serge Latouche (1940)  la consigna del decrecimiento tiene como meta, sobre todo, insistir fuertemente en abandonar el objetivo del crecimiento por el crecimiento”. Busca armonizar la sociedad con el ecosistema, con el planeta, disminuyendo el consumo y el crecimiento económico. Como siempre digo, no afirmo que esto sea una solución, no soy economista, pero es un camino ¿por qué al menos no plantearlo? Creo que os puede interesar y , al menos, ayuda a reflexionar sobre muchas de las ideas que nos presentan como únicas e incuestionables . Por mi parte no estoy de acuerdo con algunas de sus afirmaciones y propuestas pero en todo caso es un camino valioso y distinto

El político indio Sri Pandi Jawaharlal Nehru(1889-1964) dijo en una ocasión “Si no se controlan, las fuerzas de una sociedad capitalista tienden a hacer más ricos a los ricos, y más pobres a los pobres” Durante décadas esto ha  sido así pero en la acomodada y rica Europa no nos dábamos cuenta porque nosotros eramos los ricos mientras que muchas naciones en África, Asia y América eran los pobres con cuyo trabajo mantenían nuestro bienestar. Si, de ellos extraíamos los recursos necesarios y también la mano de obra barata con la que fabricar productos pagando a los trabajadores sueldos miserables y vendiendo esos productos a precios multiplicados muchas veces dando a las empresas occidentales unos jugosos beneficios. Pero el problema de la ideología capitalista más radical es que siempre necesita más beneficios y de esta forma empresas que eran y son rentables, que dan ganancias, siguen reduciendo costes y eliminando puestos de trabajo porque quieren incrementar los beneficios o se trasladan de Europa a otras naciones , lo que llaman deslocalización, donde pagan menos impuestos, producen más barato y explotan más a los trabajadores locales.

Pero esta espiral de producir más barato, con costes laborales más bajos para aumentar el rendimimento no puede ser infinita, porque llega el momento en que has despedido a tanta gente y los que trabajan cobran salarios tan bajos que ya no pueden comprar tus productos. Estas dividiendo la sociedad en lo que ya avisaba Sri Pandi Jawaharlal , unos ricos cada vez más ricos y una gran masa de pobres. Kofi  Annan(1938), quién fuera Secretario General de la ONU, afirma que “Hoy en día, el capitalismo de mercado no tiene ningún gran rival ideológico; su mayor amenaza proviene de su propio interior. Si no puede promover la prosperidad y la justicia no habrá triunfado”. Basta mirar alrededor, a los mil millones de personas amenazadas por el hambre en el planeta, a la explotación de la mano de obra barata , en particular de niños y mujeres, en Asia,África y América, al retroceso de los derechos sociales y laborales en Europa y , no podemos olvidarlo , al deterioro de los recursos naturales del planeta incapaz de sostener el ritmo de consumo de nuestras sociedades, para concluir que el sistema capitalista tal como está concebido ha fracasado, pero los que se benefician de sus desequilibrios e injusticias no asumirán este fracaso. Como dijo en su tiempo el rey francés Luis XV(1710-1775), “Después de mí el diluvio” y en 1793 a su sucesor en el trono, Luis XVI, le cortaron la cabeza durante la Revolución Francesa

TEORÍA DE LA ECONOMÍA DEL  BIEN COMÚN

Los que siguen este blog ya habrán visto este vídeo, pero vuelvo a adjuntarlo porque ahora mismo ´, junto con la economía del decrecimiento, sería otro de los caminos alternativos que está teniendo una mayor difusión y , personalmente, la que me parece más atractiva

Nadie parece preguntarse ¿que pasará cuando agotemos los recursos del planeta?¿qué sucederá cuando no haya agua suficiente para todos, ni comida, ni combustibles?¿qué solución se dará al cambio climático al que estamos contribuyendo cada día en un mundo organizado sólo para producir y consumir siempre a un ritmo creciente?¿creen de verdad que es posible el crecimiento infinito en un mundo de recursos limitados? El capitalismo tal como  está diseñado nos llevará no solo a la miseria de la mayor parte de la población, sino a un desastre ecológico, al hambre y , posiblemente, a múltiples guerras por los recursos minerales, alimentarios y energéticos. Si lo pensamos detenidamente somos lo más parecido a un pollo corriendo sin cabeza, movido por impulsos nerviosos, pero sin ojos para ver a donde vamos. En esta crisis nos jugamos más que el bienestar social, nos jugamos el futuro de las próximas generaciones.El planeta seguirá , no se va a destruir, tampoco la humanidad va a desaparecer , pero si no cambiamos nuestra forma de vivir, si no sustituimos el capitalismo que dirige nuestras sociedades por otra forma de organizarnos diferente, donde no sea el beneficio propio sino el bienestar común el que guíe nuestra política y las decisiones que se tomen en adelante, estaremos caminando hacia un futuro sombrío , donde la lucha no será ya por los derechos sociales sino por la supervivencia.

 Ya se que algunos de los que me leáis pensaréis que todo esto es casi un desvarío, un escrito demagógico y catastrofista. En el Mentidero siempre evito los extremos, los alarmismos y las tesis catastrofistas, pero desde mi punto de vista, y ojalá que este completamente errado, estamos caminando hacia ese futuro. La esperanza es que siempre podemos cambiarlo, está en nuestras manos, pero para eso hay que reaccionar , hay que apoyar a las personas que tienen pensamientos que se apartan de la corriente principal , que ofrecen soluciones nuevas y no basadas en un sistema que fue valido en el siglo XIX y XX , pero que en un mundo con siete mil millones de habitantes, ya no es sostenible. Y no quiero decir con ello que haya que erradicar el capitalismo, no se trata de eliminarlo, sino de transformarlo, de cambiar la forma de ver la economía, no supeditando nuestra existencia a ella sino convirtiéndola en una aliada , en una herramienta que nos permita vivir mejor, alcanzar un mayor nivel de justicia e igualdad y para ello hay que abandonar el concepto de beneficio sólo en términos económicos, las empresas no pueden basarse sólo en crecer sin limites igual que nuestras sociedades, esa forma de pensar  era viable hace 100 años , incluso hace cincuenta, pero no ahora con siete mil millones de habitantes. El mundo se nos queda pequeño y de momento no podemos trasladarnos a otro para seguir creciendo.

Ni Angela Merkel, canciller alemana, ni Nicolás Sarkozy , ni ninguno de los dirigentes europeos o de otras naciones ha planteando una alternativa al sistema actual aunque es evidente que no funciona y que de seguir así el capitalismo está condenado a morir de éxito, porque el crecimiento que propone va unido al agotamiento de los recursos y necesita de mano de obra muy barata para poder seguir aumentando sus beneficios y cuando esto no es suficiente procede a reducir el número de trabajadores , con el resultado final de un empobrecimiento general que terminará por impedir que siga creciendo. Y no estoy entrando en cuestiones ideológicas de izquierdas y derechas, supera ese debate porque el medioambiente que estamos agotando no entiende de ideas políticas  (imagen procedente de http://www.elpais.com )

Hace menos de un mes publiqué un artículo sobre la Economía del Bien Común del austríaco Christian Felber(1972), otra forma diferente de enfocar el problema de la crisis, una visión que se sale del camino recorrido por todos los gobiernos y que nos llevan a un callejon sin salida porque sin cambiar las bases por las que funciona el capitalismo, aunque momentaneamente logremos superar esta crisis, los problemas seguirán sin ser resueltos y en poco tiempo la bomba de relojería en que se van a convertir las sociedades estallará, si antes no se acelera el cambio climático y es la propia naturaleza la que nos forzará un cambio que así será mucho más traumático. No se si la economía del bien común, o la teoría del decrecimiento que otras veces he expuesto en el Mentidero son soluciones factibles, si pudieran valer como soluciones parciales, pero al menos son un ángulo distinto desde el que afrontar los problemas que nuestros líderes no están afrontando. No podemos resignarnos al pensamiento único que nos proponen, no hay una sola salida que pasa por la injusticia y el empobrecimiento. Como escribió el novelista argentino Ernesto Sabato “Hay una manera de contribuir a la protección de la humanidad, y es no resignarse”. Hay otros caminos , escuchemos a los que los proponen y no nos resignemos porque tenemos una responsabilidad con nosotros mismos y con las generaciones que  vendrán después de nosotros

Anuncios

LA CENA DE LOS IDIOTAS EN LA UNIÓN EUROPEA

En 1998 se estrenaba en Francia “La cena de los idiotas”, en la que unos hombres de negocios se divierten organizando cenas en la que invitan a personas que , según ellos, son idiotas con el único fin de burlarse de ellos. La película demuestra al final que los idiotas auténticos son esos ejecutivos incapaces de respetar a otro ser humano , incapaces de considerarle como un igual aunque estén separados por la cultura y la posición social, incapaces de entender que esos a los que ellos llaman idiotas son seres humanos que sienten y sufren igual que ellos. Yo me reí con aquella película, aunque tiene momentos de crueldad, pero sabes que es ficción, un guión realizado por algún escritor con el objetivo de divertir al público, pero ahora me parece estar asistiendo a una nueva cena de los idiotas, en la que los idiotas somos nosotros, los ciudadanos, mientras que nuestros gobiernos, las entidades financieras, los fondos de inversión y todos los elementos que integran ese ente abstracto que llamamos mercados son los ejecutivos que se ríen de nosotros
Había decidido no volver a tratar este tema en el Mentidero, he dedicado demasiados artículos a analizar la situación económica de Europa y Estados Unidos, a buscar a los culpables de la crisis en la que nos hayamos sumidos desde el año 2008, a anunciar el fin del mundo que habíamos conocido, de la perdida de los derechos que habían conquistado nuestros abuelos y de todos los logros sociales que eran el orgullo del estado de bienestar.Pero vuelvo de nuevo sobre él ,aunque creo que ahora si que será por ultima vez.  Durante décadas parecía que esas conquistas eran permanentes , que nadie podría arrebatárnoslas, pero , por supuesto, estábamos equivocados. Nada de lo que existe es permanente, el Universo se ve empujado por la entropía , la tendencia al caos , al desorden de todo sistema organizado. Igual que el cuerpo del ser humano termina en la entropía de la muerte, todo lo que es termina perdiendo su orden, desintegrándose, y por eso nada de lo que vemos es estable y pensar lo contrario es una peligrosa ilusión.
 
Protesta contra el capitalismo en Manhattan
Siguiendo los pasos de los movimientos de indignados nacidos en Europa, en especial en España y en Grecia, en los últimos días se están produciendo manifestaciones bajo el nombre de Occupy Wall Street , que ha empezado en Nueva York y comienza a extenderse a otras ciudades de Estados Unidos . Es una forma de manifestar la indignación por el hecho de que los mismos que son responsables  de esta crisis, son los que siguen beneficiándose de las ayudas millonarias de dinero público que luego falta para financiar las prestaciones sociales básicas que un estado debería de cubrir, no como un regalo para sus ciudadanos sino como una obligación de los gobernantes a los que hemos delegado la administración del dinero que pagamos en los impuestos , nuestro dinero, no el dinero de los bancos, ni de los grupos de inversión, nuestro dinero.(imagen procedente de http://www.bbc.co.uk )  
 
Después de cuatro años de distribuir miles de millones de euros para evitar el colapso del sistema bancario en Estados Unidos primero y ahora en Europa, después de rescatar a Grecia, Irlanda y Portugal prestándoles un dinero que lo único que ha logrado es aumentar la deuda de estas naciones a cambio de exigirles unos sacrificios  que en realidad no son sacrificios para la nación, sino sacrificios de los ciudadanos que son despedidos, ven sus sueldos reducidos, las prestaciones sociales básicas como la educación y la sanidad recortadas a lo que se une unos precios más altos de las materias primas  por la especulación de grandes empresas multinacionales que acaparan productos de primera necesidad , forzando subidas artificiales de las cotizaciones en el mercado del azúcar, el arroz, el maíz o la cebada entre otros lo que a su vez provoca que en las naciones ricas estos productos cada vez se encarezcan más y en las naciones más pobres  sus ciudadanos dejen de tener acceso a estos productos y pasen hambre.
Cuando escribo estas lineas se acaba de anunciar que se retrasa la ayuda de 8000 millones de euros a Grecia , un dinero que sólo servirá para que puedan pagar los sueldos a sus funcionarios durante el mes de noviembre. A cambio de esta ayuda el gobierno griego tendrá  que despedir a 30.000 funcionarios más e incluir nuevos recortes sociales. ¿Para qué?¿que perspectivas se ofrece a la gente a cambio de todos esos sacrificios? Para convencer a los ciudadanos y que acepten estos sacrificios hay que ofrecerles esperanza, pero como decía el escritor Graham Green “Nunca convencerás a un ratón de que un gato negro trae buena suerte”, el sistema de financiarse a través de la emisión de deuda se agota,y lo sabemos, no nos pueden convencer de que ese gato negro nos traerá suerte.Las naciones se ahogan con deudas que financian con emisión de nueva deuda, creando una pirámide que al final absorbe todos los ingresos del Estado , que para pagarla se ve forzada a reducir los gastos y la inversión y ,con ello, detiene el crecimiento de la nación que no genera riqueza y la obliga a pedir nuevos prestamos. Un circulo vicioso del que estamos viendo que somos incapaces de salir  
Otra imagen de las manifestaciones en el Puente de Brooklyn en Nueva York, donde setecientas personas fueron detenidas por la policía.  Los ciudadanos no creen las palabras de sus líderes, no creen en las soluciones que le ofrecen porque lo perciben nada más que como parches para que siga funcionando un sistema que parece agonizar . Sin duda, a medida que la situación empeore las protestas pueden ser más violentas y los riegos para las libertades crece. Los disturbios que sufrió este año Inglaterra pueden no ser más que un anuncio de lo que podría suceder en el futuro. Cuando la gente ve un horizonte sin esperanza la situación se torna peligrosa (imagen procedente de http://www.elmundo.es ) 
Como ya he escrito en otras ocasiones es tan fácil de entender como imaginarnos a una familia que pide un préstamo, y para devolver ese préstamo pide uno nuevo. Sigue acumulando deuda pero mientras la familia tiene unos ingresos estables logra sobrevivir, pero en el momento en que estos ingresos son menores o desaparecen la familia esta atrapada en el pozo que  ellos mismos han excavado. Lo estamos viendo todos los días, familias que se hipotecaron por cantidades de dinero muy superiores a lo que podían permitirse y ahora, cuando ya no tienen empleo o lo que ganan no les permite pagar la hipoteca , se quedan sin el piso, en la calle y con una deuda pendiente con el banco. Eso mismo es lo que le ha sucedido a Europa, a Japón y a Estados Unidos. Construyeron sociedades sobre la deuda, se olvidaron de la economía real, de vivir basándose en los ingresos y no en los prestamos como haría cualquier familia juiciosa.
El escritor español Ramiro de Maeztu decía “Quizá la obra educativa que más urge en el mundo sea la de convencer a los pueblos de que su mayores enemigos son los hombres que les prometen imposibles.”, pero yo creo que el problema no es que nos prometan imposibles, sino que nos tomen por idiotas y nos mientan y los mismos que nos engañan no asuman la responsabilidad de habernos conducido a esta situación. Por eso me siento como en la película que os decía al inicio de este artículo, “La cena de los idiotas”, nuestros dirigentes ,con sus discursos tranquilizadores mientras te anuncian que despedirán a miles de personas, recortarán los sueldos, congelarán las pensiones o el fin de la sanidad universal gratuita, los analistas económicos que sólo predicen los acontecimientos cuando estos ya han sucedido  y cuyas formulas son siempre las mismas, menos derechos laborales, salarios más bajos y facilidades de despido, y los grandes grupos financieros. Puede que los pequeños ahorradores que depositan en los bancos su dinero no saquen nada, pero no veréis a ninguno consejo directivo de una entidad bancaria donde sus miembros no ingresen grandes sumas de dinero cada año.
Wolfgang Schaeuble, ministro de Finanzas alemán, Evangelos Venizelos, ministro de Finanzas griego, Elena Salgado, ministra de Economía española, Jan Kees De Jager, ministro de Finanzas holandés, y Giulio Tremonti, ministro de Finanzas italiano, durante un encuentro del Eurogrupo
De izquierda a derecha los ministros de finanzas alemán Wolfgang Scheuble, grigo, Evangelos Venizelos, español, Elena Salgado, holanés, Jan Kees de Jager e italiano, Giulio Tremonti. Se trata de ocultar la realidad, que naciones como Grecia, España, Italia o Portugal no tienen dinero para mantener sus estados , con deudas que crecen sin cesar hasta sobrepasar el Producto Interior Bruto . Esos recortes que se proponen no cambiará la situación pues se trata de un problema de deuda, una deuda que Grecia no podrá pagar por muchos miles de trabajadores que despidan. Sacrificios inútiles sino se trata de crear una nueva forma de organización social y económico que rompa con las estructuras nacidas en la Revolución Industrial (imagen procedente de http://www.cincodias.com )
Si, nos han invitado a una cena de los idiotas, y nosotros somos los idiotas. ¿Por qué nos engañan?Pues porque piensan que somos idiotas. No hay dinero, por lo tanto los servicios que presta el estado no se podrán mantener. Se recortan gastos pero estos recortes anulan el crecimiento, sin crecimiento el Estado no ingresa dinero, sin ingresos no se puede financiar los servicios que presta el Estado y volvemos a comenzar todo el ciclo. Estamos en un momento crítico de la Unión Europea, de ese gran proyecto que había nacido para unir a las naciones y que sólo ha logrado unir la economía, pero no a los pueblos. Una nación, como se supone que debería ser la Unión Europea, no puede tener como vínculo principal una moneda,sino hay algo detrás está condenado a la desintegración ,y ese es el camino que estamos siguiendo. No hay un sólo de nuestros gobernantes que tenga capacidad de ver más allá de las próximas elecciones , que presente un proyecto a largo plazo aunque sea con la sangre sudor y lágrimas que ofrecía Winston Churchill a los británicos en los momentos más dificiles de la Segunda Guerra Mundial.
Me doy cuenta que estoy repitiendo argumentos ya empelados en otros artículos, pero es que la situación es la misma de hace dos meses, de hace seis meses y de hace un años, con la diferencia de que se han consumido miles de millones de euros para no solucionar nada , mientras unos pocos siguen enriqueciéndose, y las naciones más pobres sufren cada vez más. En el mundo hay mil millones de personas que pasan hambre habiendo comida suficiente para alimentar a toda la humanidad, el cambio climático ha quedado relegado  a pequeñas noticias, como si ya no tuviera importancia, las revoluciones robóticas y tecnológicas que anuncian un mundo nuevo se encuentran con la estructura de un mundo antiguo , de una sociedad anclada en el siglo XIX . Tiene que haber un cambio, no es que sea necesario, es que es inevitable . John Fitzgerald Kennedy , el que fuera presidente de Estados Unidos, decía “El cambio es ley de vida. Cualquiera que sólo mire al pasado o al presente, se perderá el futuro”. Nos estamos perdiendo el futuro, necesitamos una visión de una sociedad nueva basada en otros pilares que no sean los del capital porque este sistema está agonizando.
La política y escritora francesa Françoise Girau escribió “Nunca creí que pudiéramos transformar el mundo, pero creo que todos los días se pueden transformar las cosas” Somos los ciudadanos los que debemos , siempre dentro de los limites establecidos en democracia , impulsar ese cambio, pues los políticos, pendientes siempre del apoyo popular, terminarían buscando otras soluciones. Pero no se puede caer en la demagogia, porque lo que si es cierto es que los estados europeos no tienen dinero y sin dinero no podrán cubrir las prestaciones sociales. Lo que hay que exigir es responsabilidad por parte de los culpables y luego buscar una forma diferente de organización, pero lejos de utopías irrealizables. Ahora más que nunca necesitamos soluciones reales (http://www.elmundo.es )
Por supuesto, saldremos de esta, la humanidad siempre sale adelante y esto es una crisis económica, no una crisis del ser humano, pero lo importante es hacerlo de forma que no haya que perder generaciones en el cambio, que no afecte a cientos de millones de personas en otras partes del mundo porque si Europa se empobrece muchas naciones pobres se verán perjudicadas aún más de lo que ya lo están siendo ahora. Decía el poeta mexicano Octavio Paz que “Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo…. del miedo al cambio.”, el problema en esta ocasión es que no es el pueblo el que tiene miedo al cambio, son los líderes mundiales los incapaces de imaginar un mundo diferente y proponernos una alternativa a este sistema. Mientras esto no suceda sólo quedará esperar que sean los hechos los que fuercen ese cambio, pero si llegamos a eso será un cambio doloroso y para ciertos problemas como el cambio climático llegará demasiado tarde. Pero tratemos al menos de no ser los invitados a su cena de los idiotas.

EUROPA ENTRE EL ABISMO Y LA REALIDAD

Un payaso se encuentra sobre el escenario de un teatro, todos los espectadores fijan su mirada en él . De pronto el payaso comienza a gritar “¡¡fuego!!¡¡fuego!!¡¡Marchense de aquí !!”, pero los espectadores comienzan a reírse y a aplaudir, se creen que forma parte de la actuación del payaso y nadie toma en serio sus palabras. Pero el incendio es real, el teatro arde pasto de las llamas y cuando advierten que las palabras del payaso eran reales es ya demasiado tarde , el fuego les rodea y todos ellos mueren. He tomado prestada esta metáfora del filósofo danés Soren Kierkegaard(1813-1855) para iniciar este artículo , porque refleja muy bien lo que ha pasado en Europa y en Estados Unidos durante los últimos años, en particular a raíz de la crisis de las hipotecas subprime iniciada en el año 2008, y de las que ya he hablado en varias ocasiones en el Mentidero. En aquel momento se dilapidaron cientos de miles de millones de euros en salvar a las entidades financieras y en estimular la economía, se habló de la necesidad de refundar el sistema capitalista, de unirse todos para crear una nueva organización económica y social en el mundo.
Ya entonces hubo voces que clamaron en el desierto ,los payasos de la metáfora de Kierkegaard,  ,afirmando que la crisis se estaba cerrando en falso , que no se estaba cambiando nada, que la crisis económica y la recesión volverían aún con más fuerza para acabar con una sociedad del bienestar que se apoyaba sobre los pilares de barro de la deuda . Las naciones seguían en una huida hacia delante , incrementando sus deudas públicas, manteniendo sus programas de gastos aun sabiendo que en el futuro no habría dinero para sostenerlos, utilizándolos para ganar votos en las elecciones..Actuaban como aquellos espectadores que se reían ante los avisos del payaso que les avisaba del fuego. Pero nuestros políticos y también nuestras sociedades, pues todos somos responsables de llegar a esta situación, no han sido capaces de ver a largo plazo. Todas las decisiones que se han ido tomando han sido para salir del paso, para seguir engañándonos a nosotros mismos un poco más , en alcanzar como fuera las siguientes elecciones sin tomar medidas impopulares  que podrían hacerles perder las elecciones y el poder aunque supieran que por el camino elegido no había salida.¿El resultado?Nos hemos quedado atrapados en nuestro teatro, rodeados de llamas.
Uno de los edificios en llamas del barrio de Tottenham. Aunque la chispa de los disturbios ha sido la muerte de  Mark Duggan el pasado jueves 4 de agosto, los disturbios responden a otra realidad diferente, barrios deprimidos donde ya hace 26 años hubo otras revueltas. En ese tiempo no se ha mejorado su situación y la crisis actual ha acentuado la precariedad de las condiciones de vida de estos barrios, donde un 20% de los jóvenes se halle en paro y los subsidios se han recortado hasta un 75%. Esta violencia es el resultado del resentimiento, incluso de auténtico odio, hacia la sociedad y el gobierno . Lo peor es que las condiciones actuales aumentarán las penurias de estos sectores de la población y la respuesta puede ser aún más violencia  , que podría generar una situación de caos que al final llevaría hacia un profundo recorte de las libertades y quizás hasta una suspensión de la democracia. Recordemos que nuestra actual sociedad es casi un excepción en la historia de Europa.Lo decía Paul Bernanke, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos “Lo no que no puede durar de por vida alguna vez acaba”. Puede ser  que nos estemos enfrentando al inicio de ese proceso(imagen procedente de http://www.abc.es )
Decía el poeta español Antonio Machado “Peor que ver la realidad negra , es no verla”, y eso es lo que llevamos haciendo todos estos años, nos hemos negado a ver la realidad pero la realidad es muy tozuda y vuelvo a recurrir a otra frase, ahora del escritor norteamericano Philip K. Dick , que nos decía “La realidad es eso que sigue estando aún cuando yo ya he dejado de creer en ella”. No importa que neguemos la realidad, que no la queramos ver, porque aunque cerremos los ojos con fuerza, al abrirlos la realidad seguirá allí, esperándonos, mirándonos fijamente a los ojos y esperando una respuesta. ¿Qué está pasando estos días en Londres?¿qué ha pasado en Madrid con los celebres indignados?¿y en las protestas masivas de Israel?¿y en las manifestaciones de Atenas?¿por qué los mercados desconfían de la situación económica de Estados Unidos?¿tienen alguna credibilidad nuestros gobernantes?¿hacia donde vamos, que vendrá después, cuales serán las consecuencias?
Viajemos ahora a Londres, al barrio de Tottenham. El 4 de agosto fallecía por el disparo de un policía un joven de raza negra llamado Mark Duggan. Había disparado contra los policías y tenía antecendentes por tráfico de droga. Apenas 48 horas después se produce una pequeña manifestación de unas 200 personas frente al cuartel de la policía del barrio de Tottenham, pero esta concentración pacífica se convierte en el inicio de una ola de violencia cuando unos jóvenes encapuchados incendian coches policiales . Comienzan los altercados, la quema de vehículos , incendios en algunas casas y se producen 29 personas  heridas y más de sesenta detenidos. Al día siguiente la violencia se incrementa  y aún más el lunes 8 de agosto ,  utilizando tácticas de guerrilla urbana que organizan a través de mensajes usando Blackberrys cuyas comunicaciones son más  dificiles de interceptar. El gobierno califica la violencia de “inaceptable” pero los saqueos de tiendas y los incendios de edificios de apartamentos e incluso de empresas como Sony continúan , las calles se convierten en un campo de batalla  y se extiende la ola de violencia a otros barrios londinenses como  Lewisham, Croydon, Peckham o Hackney
Mark Duggan, 29 años, cuatro hijos, con antecendentes penales y que según los estudios balísticos publicados hoy mismo disparó contra los agentes que luego le dieron muerte. En estos casos la realidad de los hechos no tiene importancia , porque sólo son el detonante de una situación incubada durante tiempo atrás.  Pero cuando el caso se adueña de las calles y el estado pierde poder para defender la legalidad , la libertad se halla en peligro. Aquellos que defienden la insubordinación civil como forma de protesta no saben que están  sentando las bases para que las libertades democráticas nos sean arrebatadas. Cuando a los ciudadanos les des a elegir entre el caos o la seguridad aunque sea restringiendo sus libertades, elegirán siempre la seguridad, aunque provenga de una dictadura . No, no es ese el camino, no hay camino fuera de las leyes y de la participación en el sistema democrático , las acciones que desafían esto ponen en peligro las libertades de todos (imagen procedente de http://www.independent.co.uk)
Cuando escribo este artículo es el martes 8 de agosto por la tarde y ya hay más de 200 detenidos y las perdidas se cifran en unos 120 millones de euros , pero además la ola de violencia continua con una intensidad desconocida, que incluso supera a los disturbios raciales que hubo en Londres en 1985. Además se ha contagiado a otras ciudades como Bristol, Liverpool , Birmingham o Manchester hasta el extremo que se ha llegado a suspender varios partidos de fútbol programados para el miércoles 9 de agosto por la dificultad de garantizar la seguridad de los espectadores. El primer ministro David Cameron(1966) ha anunciado el envió de 16.000 policías que tomaran las calles  al tiempo que asegura que hará “todo lo posible para restablecer el orden”. Estas escenas recuerdan a las que se vivieron en los barrios periféricos de París hace unos años y está claro que la muerte de Mark Duggan no es más que el pretexto o la chispa que causado un incendio que lleva tiempo preparándose.
Mirad lo que escribía un blogger que hasta ayer publicada en el diario británico “The Independent”, se llama Jody Mcyntyre y escribía “Durante los disturbios del sábado la gente robó las cámaras a los equipos de la BBC y Sky News.¿Sabéis por qué ocurre?eso Ya no creemos en los medios de comunicación para criticar al gobierno británico . Twitter ha quitado el poder de las manos de los periodistas” ¿No os recuerda esto al discurso de los llamados indignados en España? Pero añade Mcyntyre ” Deberíamos incendiar el cuartel general de la policía de Tottenham” Y esto lo escribe una persona que hasta ayer, pues hoy le han despedido, publicaba en un periódico influyente en el Reino Unido y al que leerían miles de ciudadanos y lo más increíble es que afirma que no tiene miedo a la cárcel porque defiende la justicia. Yo me pregunto ¿violar las leyes , quemar comisarias, quemar tiendas, almacenes, vehículos y viviendas, saquear negocios y robar a la gente por la calle es defender la justicia? Ese es el camino del desorden social que lleva a políticas dirigidas a la restricción de la libertad de todos los ciudadanos y que en nada mejoran la situación actual. La violencia nos acerca un poco más al abismo del que tendríamos que tratar de alejarnos. 
Imagen de una manifestación de hoy en Londres donde los ciudadanos piden al gobierno que “barra a los delincuentes”. Ninguna sociedad puede tolerar el caos durante mucho tiempo. Sin embargo, la situación actual es el caldo de cultivo perfecto para que estos fenómenos violentos se produzcan cada vez con más fuerza. La crisis económica esta muy cerca de convertirse en una crisis social de consecuencias imprevisibles, o no tanto si tenemos en cuenta lo que ha sucedido en la historia con casi todas las revoluciones y motines. Han acabado en dictaduras (http://www.elmundo.es )
Pero conozcamos la realidad del barrio donde se originaron los disturbios de la boca de uno de sus concejales , Brian Haly. Cuenta Brian Haly que en los últimos años Tottenham, como consecuencia de los recortes en los gastos sociales , ha perdido 50 millones de euros de su presupuesto, lo que ha llevado a reducir  la inversión en las políticas sociales. ¿Consecuencias? Los subsidios a personas desempleadas o sin ingresos  se han visto reducidos en un 75%, los centros de educación juvenil han pasado de trece a ocho desde el comienzo del gobierno de David Cameron el 11 de mayo de 2010, el paro juvenil se ha duplicado, pasando del 10 al 20% y los niveles de delincuencia han aumentado hasta un 60%. Brian Haly afirma que durante los años transcurridos desde los últimos altercados en 1985 se ha invertido una gran cantidad de dinero pero que nada ha cambiado. Según sus palabras “Hay un alto desempleo, bajas tasas de escolaridad y de alfabetismo.Nada ha cambiado”
El resultado de todo esto lo describe con precisión otro blogger, Dave Hill, del periódico “The Guardian” “La situación actual es de una tormenta perfecta de resentimiento y criminalidad que facilmente podría seguir explotando en otras partes de Londres. Vivimos tiempos inquietantes” Ahora viajemos hasta España donde desde hace casi tres meses se suceden las manifestaciones, protestas y acciones, unas pacíficas y otras violentas, de un grupo heterogeneo que son denominados “indignados”. La fecha emblemática de este movimiento fue el 15 de mayo, cuando se celebró una manifestación en Madrid para protestar por la situación del país y pidiendo reformas en el sistema electoral y de funcionamiento de nuestra política, además de demostrar el descontento por una política que había llevado a casi un 21% de la población española al desempleo y a otra parte muy importante de la población a vivir en condiciones precarias, con inestabilidad laboral, bajos sueldos y un alto endeudamiento debido en especial a las grandes hipotecas que tienen endeudadas a las familias españolas.
En la imagen enfrentamientos entre la policia y los llamados indignados. Lo que se inició como un movimiento pacífico, en el que todo el mundo tenía su lugar, con independencia de su ideología, y cuyo objetivo era mostrar la protesta de la sociedad contra el discurrir de los acontecimientos y solicitar una reforma electoral que facilitara una mayor participación ciudadana en los partidos políticos, ha degenerado en un movimiento que ya sólo se representa a sí mismo y no a los que creemos en nuestro sistema democrático y que vemos en los partidos políticos, con todos sus defectos, y a las leyes que hemos aprobado en la Constitución de 1978 como la garantía de nuestra libertad. Los indignados , con su actitud de insumisión ante las leyes y de falta de respeto a las ideas de los demás , están poniendo en  peligro nuestro propio sistema de convivencia. Vivimos en democracia, hay libertad de expresión y de manifestación, pero sólo dentro de las leyes y siempre respetando a los demás . No son la voz del pueblo, nadie los ha elegido y su voz no tiene ni más ni menos valor que la de cualquiera de nosotros, aunque por la fuerza quieren imponerla. Es un camino equivocado que nos pone en peligro a todos (imagen procedente de http://www.5septiembre.cu )  
Esa noche un grupo decidió  permanecer en la Puerta del Sol  y allí permanecieron hasta la primera semana de agosto cuando finalmente fueron desalojados por la policía. En un principio muchos apoyamos sus propuestas , sobre todo en relación a la reforma del sistema electoral , no tanto a las quiméricas propuestas económicas alejadas de la realidad, pero el movimiento se fue radicalizando y atacando a las instituciones democráticas con gritos como “No nos representan” y en muchos casos defendiendo la desobediencia civil, o sea, el incumplimiento de las leyes, al tiempo que parecían querer convertirse en los portavoces de un pueblo que ni los ha elegido como representantes ni comparte muchos de sus planteamientos. Estos sólo se pueden defender en democracia a través de un programa electoral , presentando las propuestas y que los ciudadanos opinen con su voto sobre ello. La última semana hemos asistido al comportamiento incívico de estas personas que no han dudado en cortar calles , insultar a la policía y burlarse de ellos, de la ley y de todos los que consideramos que la ley es la garantía de nuestra libertad y la que permite regular nuestra convivencia.
Este pasado fin de semana más de trescientos mil personas se manifestaban en Israel donde a pesar del crecimiento económico  la brecha que separa a las clases más acomodadas del resto de la población se está ensanchando y las dificultades para acceder a una vivienda son cada vez mayores. Mientras, todos conocemos la situación de países como Grecia, Irlanda o Portugal. Estados Unidos ha visto rebajada la calificación de su deuda no por un capricho de la agencia de calificación Standard and Poors, sino porque su nivel de deuda ha llegado ya al 100% de su Producto Interior Bruto , sigue endeudándose y los planes económicos para reducir esa deuda se basan en datos falsos de crecimiento que no se corresponden con la realidad y que además no se aplicarían hasta el año 2013 después de las elecciones Además, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) acaba de publicar un informe con la ralentización del crecimiento no sólo en Europa y Estados Unidos , sino también en las economías emergentes, como Brasil, India o China, que en la última crisis del 2008 habían tirado de la economía mundial.
IMAGENES DE LOS DISTURBIOS EN LONDRES Y LOS MOVIMIENTOS DE GUERRILLA URBANA  
 A todo ello se añade la crisis de deuda que ahoga a la Unión Europea, una crisis que se debe a una razón muy clara, los estados se encuentran endeudados a unos niveles tan altos que los inversores de esa deuda desconfían de que en el futuro puedan responder de sus obligaciones y pagar esas deudas.En un articulo reciente comparaba la situación de Europa y Estados Unidos a los de una familia que ha pedido un préstamo y cuando lo agota , en lugar de dejar de gastar para ahorrar y terminar con la deuda, sigue pidiendo más dinero y más dinero , hasta que llega un momento que su volumen de deuda es tan grande que el banco no le puede prestar más porque no cree que pueda devolver ese dinero. En ese artículo os ponía los porcentajes de deuda de las naciones europeas, os los recuerdo,   Grecia la deuda pública supone en estos momentos el 142,80% de su Producto Interior Bruto, en Irlanda el 96,20 %, en Portugal el 93%, en Italia el 119%, en la próspera Alemania el 83,20% y en Estados Unidos acaba de alcanzar el 100%

Llegados a este punto , vamos a detenernos un instante para escuchar las palabras que el filósofo José Ortega y Gasset pronunció durante una conferencia en Buenos Aires hace más de sesenta años . “Argentinos ¡a las cosas, a las cosas!. Déjense de cuestiones previas personales, de suspicacias, de narcisismos No presumen ustedes el salto magnífico que daría este país el día que sus hombres se resuelvan de una vez , bravamente , a abrirse el pecho a las cosas , a ocuparse y preocuparse de ello directamente y sin más, en vez de vivir a la defensiva , de tener trabadas y paralizadas sus potencias espirituales”  Y comparemos estas palabras con esta frase del filósofo alemán Friedrich Nietzsche, mucho más oscuros “Si miramos mucho a un abismo este acabará, para horror nuestro, por contemplarnos fijamente”. Ortega animaba a abandonar las rencillas, las fantasías, las demagogias, para enfrentarse a la realidad, dominarla y salir adelante, mientras que Nietzsche nos advertía que si miramos al abismo, en este caso a la realidad, fijamente y no hacemos nada, si nos negamos a reconocer esa realidad, terminará atrapándonos y arrastrándonos al fondo de ese abismo.
¿Cual es la realidad de nuestro tiempo, la realidad de la crisis que parece ahogar al mundo? La deuda. Los estados están endeudados muy por encima de sus recursos y su capacidad de pago, los servicios que el estado ha prestado durante décadas a la sociedad ya no se puede mantener por una realidad que, aunque la neguemos, aunque no nos guste, esta ahí, impertérrita a nuestras protestas e indignaciones: no hay dinero para sostener el estado de bienestar.¿Cual es la solución para una familia endeudada que no puede pagar sus prestamos ? Recortar sus gastos al máximo, tratar de ahorrar todo lo posible e ir pagando poco a poco su deuda.¿O pensáis que la solución sería seguir pidiendo prestado?¿hasta cuando?¿hasta la quiebra absoluta?  Recortar gastos supone que hay que eliminar subvenciones, subsidios, ayudas y prestaciones sociales que hasta ahora corrían a cargo del estado. A partir de este momento tendrá que ser el ciudadano el que lo financie y también tendrá que pagar más impuestos y aceptar trabajos más precarios y con sueldos más bajos. Es más, incluso puede ser que tuvieéemos que pagar todos un tanto por ciento de nuestros salarios para que el estado pudiera abonar parte de su deuda.
Es posible que la aplicación de las  políticas que, nos gusten o no, parecen  inevitables ante la falta de dinero de los estados , deriven en situaciones como la que se está viviendo en Londres. Ojalá me equivoque , pero caminamos hacia una Europa no sólo más pobre, sino más inestable y , quizás, como resultado de esa inestabilidad, menos libre (imagen procedente de http://www.elpais.com )   
Se lo que pensáis “¡ No hay derecho!¡Eso no se puede hacer!¿Como vamos a vivir?No se pueden recortar gastos de esa forma o nos convertiremos en pobres” Tenéis toda la razón, si recibimos sueldos inferiores pero nuestros gastos aumentan al tener que pagar servicios que hasta ahora eran gratuitos, pagar más impuestos y tasas y con un desempleo que apenas mejorará porque las economías están casi congeladas, el futuro es de mayor pobreza , nos devolverá a una Europa anterior al Estado de Bienestar, una Europa pobre donde se acabaran las comidas en restaurantes todos los fines de semana, los viajes o  el comprarse ropa con frecuencia. Es un regreso a la Europa de nuestros abuelos. Me diréis que eso es imposible , y ojalá me esté equivocando, pero estamos empezando a despertar a una realidad desagradable pero , valga la redundancia, real. No hay dinero. En realidad, ya somos pobres. También os diré otra cosa, esto no va a solucionar nada. Será igualmente otro parche para mantener el sistema un poco más de tiempo porque, simplemente, no sabemos como sustituirlo.
Lo que pueda suceder después excede los límites de este artículo pero sólo una revolución tecnológica puede permitirnos cambiar un rumbo que equivocamos hace tiempo y al que se unirán los problemas derivados en particular del cambio climático, que producirán crisis humanitarias y grandes desplazamientos de población. Ahora bien, ¿que consecuencias puede tener esta política que se enfrenta a la realidad y nos devuelve del sueño del bienestar a una sociedad más dura y empobrecida  ? Aún no se han aplicado estas políticas y ya vemos como el descontento se manifiesta con violencia en el Reino Unido,y de forma más pacífica en otras naciones como España, Israel , Italia o Grecia.¿Qué pasará si la gente se niega a aceptar la realidad?¿como reaccionarán nuestras sociedades ante el hecho de tener que renunciar a lo bueno por algo peor ? Porque el mundo que viene , si no sucede un gran cambio, no es mejor que el que conocemos, sino peor, es un paso atrás y puede extenderse durante toda esta generación. Sino aceptamos esa realidad, y entiendo que es muy difícil, habrá protestas y con seguridad con un grado de violencia igual o superior al que estamos viendo en el Reino Unido.
El problema con nuestros gobernantes es que ninguno de ellos ha tenido de afrontar la realidad y explicársela a sus ciudadanos, sino que han preferido ocultarla con declaraciones tranquilizadoras. Pero los problemas, como bien sabemos cada uno por nuestras experiencias personales, cuando se ocultan no se solucionan solos sino que se agravan. Ahora las medidas serán mucho más dolorosas que hace cuatro años y las consecuencias las pagaremos todos. Si, podemos exigirles responsabilidades a ellos , pero al final la realidad de la vida cotidiana se impone, y será una realidad muy dura(imagen procedente de http://psoexabia.blogspot.com )
No tenemos más que escuchar las llamadas a la violación de las leyes, a la insubordinación civil realizadas por los que se llaman indignados, o la violencia desatada en Tottenham. Son sólo pequeñas muestras de lo que puede suceder en el futuro , miles de personas empobrecidas, con trabajos precarios, y sintiéndose engañadas. No estarán equivocadas , nos han engañado, pero nos han engañado haciéndonos creer que el tipo de vida que llevábamos era sostenible cuando no era así , podíamos haberlo cambiado hace años y ahora no sería tan traumático, nos habríamos adaptado y no nos habríamos empobrecido con más deuda. Yo mismo he escrito dentro de mi ignorancia atacando a los que decían que estos gastos no eran sostenibles, ahora me he dado cuenta que están en lo cierto. Podemos y debemos exigir que se castigue a los responsables de esta situación, pero eso no cambiará nuestra realidad.
El futuro, sino aceptamos esta situación, se presenta aún más oscuro. Las manifestaciones ocuparán las calles de Europa y de otras naciones, habrá violencia y la violencia trae el caos como podemos ver por las calles de Londres. Habrá quien grite ¡Revolución!. Quizás hasta haya revoluciones. ¿Y después de la Revolución? Miremos a la historia. Después de la Revolución Francesa vino la dictadura imperial de Napoleón, después de la Revolución Rusa, vino la dictadura del  Partido Comunista, después de la revolución castrista vino la dictadura de Fidel Castro. Después del caos, del desorden la gente necesita el orden, lo piden, lo exigen y es entonces el momento de las dictaduras. La historia esta llena de esos ejemplos porque una sociedad no puede sobrevivir mucho tiempo sumida en el caos. Por eso me asustan tanto los llamamientos a la desobediencia civil, a la infracción de las leyes, a los que ponen en entredicho las instituciones democráticas como el Parlamento y los partidos políticos. Si, cierto, son mejorables pero si queremos cambiarlos hay que hacerlo dentro del sistema, porque si lo desmontas vendrá el caos y del caos surgen las dictaduras y el fin de la libertad.
Una calle de Londres donde se han producido disturbios. | Ap
Una imagen de una de las calles de Londres donde se están produciendo los disturbios  durante toda esta semana, y que muy bien podríamos ver como una metáfora de esta Europa que cada vez se parece más al caballito de la imagen, un juguete roto. Puede que el contenido de este artículo os parezca muy exagerado, espero que mi visión sea equivocada y alejada de la realidad, sólo he pretendido explicar lo que me parece que está sucediendo e invitar a la reflexión sobre ello  (imagen procedente de http://www.elmundo.es ) 
Imagino que si alguno ha tenido la paciencia de leer hasta aquí me estará tachando de apocalíptico, exagerado y alarmista. Y deseo de corazón que estéis en lo cierto y que todas estas palabras no sean más que fruto de mi ignorancia. Me he limitado a recoger la visión que tienen muchos observadores de la realidad y también a usar lo que me dicta mi sentido común. Lo que he escrito no tiene porque ser así,no tiene porque ser nuestra realidad, quizás nada de esto se cumpla,sin embargo el desarrollo de los acontecimientos me hace pensar lo contrario y también me hace pensar que nos encontramos ante el dilema de aceptar la realidad, apretar los dientes y esforzarnos en salir adelante, o negarnos a aceptar esta realidad, la de nuestra pobreza, y hundirnos aún más en un abismo del que será todavía más doloroso salir.
Como siempre os digo, el Mentidero nació no como una plataforma para pontificar y exponer mis ideas como si fueran la verdad revelada, nada más lejos de mi intención, sino como un foro de debate para exponer diferentes ideas. Me encantaría que los que leyeseis esto expongáis vuestros propios puntos de vista y así intercambiemos como concebimos cada uno de nosotros lo que está pasando y como puede evolucionar. Yo he expresado mi opinión, no más autorizada por supuesto que la de otras personas con mayores conocimientos y espero estar sumido en un profundo error .Por el bien de todos. Sin embargo, si os pido que cuando penséis sobre la situación tratéis de despojaros de lo que deseamos, de lo que queremos y nos enfrentemos con la realidad,sólo así podremos conseguir una percepción lo más objetiva posible. Ojalá yo sea como el payaso que gritaba en el escenario ¡fuego, fuego! y nadie le escuchaba, y ojalá ese fuego no exista y todos se rían del payaso.

EL RETO DE CREAR UNA NUEVA SOCIEDAD

Empezaré con algo que parece que poco tienen que ver con el objeto de este artículo.  Mario Molina(1943) es un ingeniero químico mexicano que obtuvo el Premio Noble de Química en el año 1995 por su investigación sobre los efectos que los compuestos conocidos como clorofluorocarburos (CFCs) tienen sobre la atmósfera y , en particular, sobre el ozono. Aunque imagino que la mayoría ya lo sabéis, el ozono es un gas compuesto por tres átomos de oxigeno , que se concentra en la estratosfera, situado entre los 15 y los 40 kilómetros de la superficie de la Tierra, formando una  capa u ozonosfera  que tiene la propiedad, muy conveniente para nosotros, de absorber entre el 97 y el 99% de la radicación ultravioleta que procede del Sol. Si no existiera esta capa la vida en la Tierra se haría casi insostenible debido a que las radiaciones nos bombardearian sin ningún escudo protector que las detuviese.  Fue Mario Molina y otros científicos los que en los años 80 del siglo pasado dieron la voz de alarma ante la progresiva destrucción de este escudo y como  comenzaban a abrirse agujeros en las zonas polares, Polo Norte y Antartida.
Después de luchar y tratar de convencer a los diferentes gobiernos de la necesidad de frenar la emisión de los CFCs , gracias a su empeño lograron que se diseñara y  firmara el Protocolo de Montreal en 1987 , el cual entraría en vigor dos años después, dirigido a proteger la capa de ozono mediante la reducción en la producción y el consumo de todas aquellas sustancias que reaccionan con el ozono y provocan su destrucción. En el Protocolo de Montreal hallamos esta declaración de objetivos Reconociendo que la emisión en todo el mundo de ciertas sustancias puede agotar considerablemente y modificar la capa de ozono en una forma que podría tener repercusiones nocivas sobre la salud y el medio ambiente, … Decididas a proteger la capa de ozono adoptando medidas preventivas para controlar equitativamente el total de emisiones mundiales de las sustancias que la agotan, con el objetivo final de eliminarlas, sobre la base de los adelantos en los conocimientos científicos, teniendo en cuenta aspectos técnicos y económicos y teniendo presentes las necesidades que en materia de desarrollo tienen los países en desarrollo

DOCUMENTAL SOBRE LA DESTRUCCCIÓN DE LA CAPA DE OZONO

Es un breve reportaje sobre la historia de la destrucción de la capa de ozono  por los CFCs y que gracias al trabajo de Mario Molina y otros científicos , que encontró la relación entre la emisión de los CFCs y la destrucción del ozono . Y así se pudo alcanzar un acuerdo en el Protocolo de Montreal  para ir eliminando la emisión de los CFCs , salvando así la capa que nos protege de las radiaciones ultravioleta , cuya desaparición habría amenazado la vida  en la superficie de la Tierra.  Pero igual que nos unimos para afrontar este problema todas las naciones, es necesario unirse para afrontar los retos que se nos presentan y la necesidad de construir una nueva organización de nuestras sociedades.

En la actualidad ha sido firmado por 195 de los 196 países que forman parte de la ONU y aunque se ha ido desarrollando con problemas y algunos retrocesos , de seguir al ritmo actual en la reducción de CFCs se cree que para el año 2050 el agujero de la capa de ozono se habrá cerrado. Por una vez y conscientes del peligro que se cernía sobre la Tierra , las diferentes naciones fueron capaces de ponerse de acuerdo para enfrentarse al problema y hallar la solución. Así lo explica el propio Mario Molina “No se trata solamente de decir que va a haber una crisis y que nos van a pasar cosas a todos . Se trata también de diseñar la solución. No es algo que concierne sólo a la ciencia , también concierne a la diplomacia internacional. Pudimos convencer prácticamente a todos los países del planeta , que se pusieron de acuerdo. Así se resolvió el problema”

Pero el propio  Molina nos advierte de las amenazas que se ciernen sobre nuestro futuro ,como el incremento del dióxido de carbono causante del efecto invernadero  y del que ya tenemos más partículas en la atmósfera que en el último medio millón de años, lo que al ritmo actual no tardará en seguir provocando incrementos de temperatura que afectarán gravemente a nuestras vidas , causaran problemas de disponibilidad de agua y de alimentos ,reducción de terrenos cultivables, subida de precios de alimentos, deterioro medioambiental, desaparición de muchas islas y zonas costeras por el aumento del nivel del mar, subidas en los precios de los alimentos por la escasez de cosechas a causa de las sequías, disputas por estos recursos de primera necesidad. Es fácil imaginar que estas disputas podrían derivar  en enfrentamientos armados  A todo ello hay que sumarle que el incremento de población nos llevará de los casi 7000 millones actuales a los 9000 millones en el 2050. Y todo ello no dentro de dos siglos o de 150 años, sino durante nuestras propias vidas y la de nuestros hijos.

ENTREVISTA CON MARIO MOLINA SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO Y LAS CONSECUENCIAS SOBRE NUESTRAS SOCIEDADES

En esta entrevista el Premio Nobel de Química, Mario Molina, habla sobre las consecuencias del Cambio Climático , que todavía es negado por determinados grupos políticos , mientras que otros, demasiado cegados por la crisis económica que nos afecta, han dejado a un lado entre sus preocupaciones. Pero si la crisis económica es grave más lo es la climática ,para la que no estamos haciendo nada para afrontarla

Mario Molina nos dice “El medio ambiente es la fuente de todos los beneficios que tenemos. Para tener un nivel de vida favorable, necesitamos de un medio ambiente sano, y éste es el problema: que tanto desde el punto de vista económico como desde el punto de vista ético , estamos causando daños a la parte de población más pobre, la que no tiene recursos , con inundaciones, sequías, hambrunas. ¿Qué les va a pasar? En siglos anteriores podían emigrar. Pero ya llenamos el planeta, ya no se puede”. El consejo que nos da Mario Molina es que “Lo más importante que puede hacer la sociedad a nivel individual es presionar a sus gobiernos. Podemos cambiar. Claro , eso cuesta. Y ese es el problema”  Para el que esté interesado en leer esta entrevista la puede hallar en la revista “Redes” de este mes de agosto , lectura que recomiendo en su totalidad , porque si alguna vez hemos necesitado conocer los avances de la ciencia, los efectos del progreso en nuestro planeta, y las posibles soluciones que podemos desarrollar, sin duda alguna este momento que estamos viviendo es vital.
Si alguno ha tenido la paciencia de leer hasta aquí se preguntará que pretendo con este relato sobre el agujero de la capa de ozono y el Protocolo de Montreal y que relación tiene con los problemas que se nos vienen encima en un futuro inmediato.  Llevamos ya cuatro años dedicados a combatir la crisis económica que afecta a gran parte del mundo y que está golpeando con mayor dureza a los países más ricos como Estados Unidos o Europa Occidental. Y poco a poco nos vamos dando cuenta que el sistema que desde la Segunda Guerra Mundial había constituido las bases de nuestra sociedad está dejando de funcionar.  La crisis de deuda que está azotando a Europa y Estados Unidos principalmente, y en particular, a naciones como Grecia, Irlanda, Portugal, España e Italia y que amenaza con extenderse a otras naciones y pone en peligro la propia  Unión Europea es algo más que una crisis coyuntural que antes o después quedará solucionada.

Gráfico con los porcentajes de Deuda Publica de los países de la Unión Europea previstos para el año 2011. Incluso los estados con mejor situación económica, como Alemania, la que realiza mayores aportaciones económicas en la Unión, tienen un porcentaje de deuda sobre el Producto Interior Bruto muy elevado. La falta de perspectivas de crecimiento y de alternativas para superar los problemas que afectan a nuestras economías incrementan la desconfianza de los inversores que exigen mayores intereses en su compra de deuda . Si el riesgo de impago aumenta los beneficios para que compren los inversores tienen que ser mayor. Hasta que llegue el momento que los intereses no sean asumibles por el país, en cuyo caso entraría en quiebra, sin dinero para financiarse. Es el resultado de una economía que no se basa en la producción , en una economía real , sino en una economía basada en la deuda,.(imagen procedente de http://wwww.invertirenbolsa.es )
Os pongo un ejemplo. Imaginad que somos una familia y no nos llega el dinero a fin de mes para cubrir todos nuestros gastos. Acudimos a un prestamista que después de comprobar que tenemos trabajo y podemos devolverlo nos lo da con un tipo de interés aceptable. Pero llegamos al siguiente final de mes y nos encontramos con el mismo problema, no nos llega para cubrir nuestros gastos y además tenemos también que pagar los intereses del prestamos. No pasa nada, volvemos al prestamista y solicitamos un nuevo prestamos, pero como ya le debemos del anterior nos sube un poco más el interés. Así que ahora tenemos dos prestamos pendientes de devolver y con un tipo de interés más alto. Y continuamos los meses siguientes hasta que llega un día en que el prestamista ya no se fía de nosotros, debemos demasiado dinero y no cree que ni siquiera podamos hacer frente al pago de los intereses , por lo que decide no prestarnos más dinero hasta que no hayamos devuelto lo que debemos.
Pensamos en recortar los gastos para tratar de ahorrar algo y poder devolver los intereses, pero resulta que lo poco que conseguimos ahorrar no nos sirve de nada ya que tenemos dos opciones, o lo usamos para pagar los intereses o lo usamos para cubrir nuestras necesidades más urgentes. En realidad estamos en una trampa de la que no sabemos como salir. Pues esto, a una escala mucho más grande, es lo que está pasando con la mayoría de países de Europa y Estados Unidos, con notables excepciones como Alemania o los Países Escandinavos que son los que tienen unas economías más saneadas.¿Que está pasando? Muy sencillo , nuestra economía ,nuestro Estado de Bienestar con su amplia cobertura de gastos sanitarios, de educación , de ayuda a los más desfavorecidos, no estaba cimentado en los ingresos procedentes de nuestra producción, de los productos que vendemos a otras naciones , de nuestra actividad comercial.
No, el dinero que ha usado el estado para financiarse no procede de la economía real, de la economía de producción y venta, sino de la emisión de deuda pública que vende a otros estados y también a particulares  y con las que puede financiar inversiones a medio y largo plazo y disponer de tesorería, de dinero en efectivo, para el pago de los gastos más inmediatos ofreciendo a los compradores, que se convierten en prestamistas del Estado, su devolución al tipo de interés acordado.  Así nos encontramos en la misma situación que la familia de la que hablaba antes, durante años hemos ido incrementando la cantidad de esa deuda , hasta el extremo de que en Grecia la deuda pública supone en estos momentos el 142,80% de su Producto Interior Bruto, en Irlanda el 96,20 %, en Portugal el 93%, en Italia  el 119%, en la próspera Alemania el 83,20% y en Estados Unidos acaba de alcanzar el 100%

Unos 150 «indignados» cortan durante la tarde calles céntricas de Madrid
Lo que nació a partir del folleto de Stephen Hassel “Indignaos”, se convirtió en un movimiento de protesta por la situación económica en España el 15 de mayo de 2011, continuó con acampadas en la plaza más emblemática de la capital española, la Puerta del Sol y protestas contra los políticos y a favor del estado de bienestar, y ha degenerado en protestas violentas que más tienen que ver con el vandalismo que con un movimiento político. Estas manifestaciones no aportan nada y sólo sirven para perjudicar el diálogo necesario para buscar soluciones y facilitar la demagogia a los políticos que se escudan en ellos para   hacer campaña electoral. No es la demagogia, ni cerrar los ojos a la realidad, la falta de dinero que impide  seguir manteniendo nuestra sociedad como hasta ahora  , lo que necesitamos. Es preciso conocer la verdad, organizar un nuevo proyecto de futuro con una nueva forma de organización social, pero no sólo a nivel nacional sino a nivel mundial. Los retos que enfrentamos son demasiado importantes para que haga frente una sola nación (imagen procedente de http://www.larazon.es)
El Producto Interior Bruto es el valor de la producción de bienes y servicios finales de un país durante un período de tiempo , que normalmente se refiere a un año. Lo que esas deudas significan es que en la mayoría de los casos el valor de la deuda es igual al valor de los bienes producidos y de los servicios prestados y vendidos durante ese año y en algunos casos lo supera ampliamente, como en Grecia o Italia. Esa enorme deuda está creciendo mes a mes, cada vez que un estado realiza una nueva emisión de deuda y los inversores , los que compran esa deuda, cada vez desconfían más de la capacidad de los estados de generar la riqueza necesaria para poder abonar los intereses. El riesgo aumenta para el inversor, por lo que le dice al estado Si quieres que me arriesgue a comprarte la deuda para que tu puedas seguir pagando los servicios que prestas a la población, a pesar de que ya me debes mucho,  voy a tener que exigirte mayores intereses. Si me arriesgo más quiero también un mayor beneficio”
Mientras, al mismo tiempo que al estado le exigen mayores intereses para financiarse, también se lo piden a los bancos nacionales que  emiten su propia deuda para financiarse. Estos, al obtener el dinero más caro también encarecen los créditos a sus clientes. Los clientes no pueden hacer frente a este incremento de los créditos y ya no pueden financiarse. De esta forma , los pequeños empresarios se ven ahogados al cerrarles la posibilidad de acudir a los créditos y muchos se ven obligados a cerrar o a disminuir las plantillas. El desempleo aumenta, con lo que se reducen los ingresos familiares , lo que a su vez obliga a reducir el consumo, lo que a su vez causa perdidas en las empresas que venden sus productos, lo que a su vez provoca nuevas disminuciones de plantilla y se repite todo el proceso .  Como consecuencia de todo ello , el Estado ve incrementado sus gastos al tener que pagar más subsidios de desempleo, indemnizaciones de despido cubiertas por el Estado, ingresar menos en concepto de impuestos al disminuir las compras y por lo tanto la recaudación de IVA y disminución de los afiliados  a la Seguridad Social por lo que esta ve también disminuir sus ingresos.
El peso de los gastos sociales que constituyen la base del Estado de Bienestar no disminuyen y para cubrirlos el estado recurre de nuevo a la venta de deuda pública. Los inversores, que son los que llamamos mercados, cada vez desconfían más de la capacidad de pagar y suben sus exigencias.  Y así llega un momento en que, simplemente, no hay dinero. El Estado retrasa o deja de pagar a las empresas que les prestan los servicios, al igual que hacen los municipios y las Comunidades Autónomas en el caso de España o los estados o provincias en otras naciones . Estas empresas también se hunden al pasar meses sin cobrar y muchas se ven forzadas a cerrar o despedir gente. Al final ya no queda dinero ni para cubrir los servicios básicos del Estado porque sólo hay deuda e intereses a pagar  y en el momento en que financiarse a través de los inversores de deuda publica sea demasiado caro o no quieran adquirir esa deuda publica , el estado quiebra

De izquierda a derecha Sarkozy, presidente de Francia, Zapatero, presidente de España, Papandreu, presidente de Grecia y la canciller alemana Angela Merkel. Esta fotografía es del año pasado, cuando se había decidido rescatar a Grecia y se creía que con eso ya se había resuelto el problema. El rescate no sólo no solucionó el problema de Grecia sino que le siguieron Irlanda, Portugal y ahora se hallan al borde del abismo España e Italia. El problema es la falta de dinero y de perspectivas para crear un escenario donde la economía se pueda recuperar. Lo peor que se puede hacer es seguir ocultando lo evidente a todos, que el sistema ya no funciona, no hay dinero para financiarlo. El primer paso para resolver un problema es reconocerlo y a partir de ahí buscar no un parche, sino una solución a largo plazo. Pero para eso es necesario imaginación, porque ante los cambios sociales que se avecinan ya no sirven las soluciones de hace cincuenta años. La Revolución Industrial fue en el siglo XVIII y el New Deal norteamericano en los años 30 del siglo XX. Entonces no había ordenadores, ni robots, ni internet. Es un mundo diferente que exige soluciones diferentes (imagen procedente de http://www.elpais.com ) 
Este es el panorama actual. Cada país tiene sus propios problemas, sus propias causas de la crisis, pero una cosa es cierta. La sociedad del Estado de Bienestar que hemos conocido desde la Segunda Guerra Mundial llega a su fin . Todas las soluciones que se presentan, desde la compra de deuda pública por el Banco Central Europeo a la reducción de los gastos , a la venta de las propiedades del Estado, son sólo nuevos parches que ponemos a un barco que empieza a hacer agua por todas partes. En Portugal hablan de la chinización del país, y perdón por la palabra. La única forma de poder competir con los productos que vienen de otros países fuera de Europa es más horas de trabajo, bajada de sueldos y aumento de la producción, es decir, ponernos al nivel de un obrero en China , para así bajar los precios de nuestros productos y poder venderlos al exterior, ser competitivos. Además, si el mercado europeo no tiene dinero para consumir, ¿a quién venderemos? Sólo nos quedará China e India, una crisis en estos mercados hundirá a la economía mundial y no hay que descartarlo.
Por supuesto, el Estado no podría mantener los gastos sociales, y tendría que ser el ciudadano el que los financiase. Pero ¿con que dinero? Si le bajan el sueldo pero le incrementan los gastos , el ciudadano se encuentra en la misma situación del estado, no podrá hacer frente a su vida cotidiana, no podrá consumir y por lo tanto tampoco venderán los comercios. La economía se paralizará y permanecerá estancada, incapaz de generar recursos para afrontar las deudas pendientes ni cubrir las necesidades básicas de sus habitantes. Los mal llamados rescates lo único que han conseguido es incrementar las deudas de los países que los han recibido a los que obligaron a hacer recortes sociales que han empobrecido a la población y han hundido la economía. Hace tan sólo unos días Estados Unidos ha aprobado un nuevo plan económico que le ha permitido elevar su techo de deuda, que , por ley , tenia limitado en 14 billones de dólares.
Lo que se ha vendido como un éxito no es más que una nueva acumulación de deuda sin la cual carecían de dinero para pagar sus gastos más inmediatos, lo que significa la quiebra estatal. Y a ello hay que sumarle que dicho plan está diseñado en base a premisas que son más deseos que realidades. El crecimiento económico de Estados Unidos en el segundo trimestre  de este año fue sólo del 0,8%. Pues bien, según el nuevo plan económico, tienen la esperanza que la media del crecimiento desde 2011 a 2016 sea del 3,25%. Si esta cifra no se cumple, y no existe ninguna explicación ni ningún motivo que haga pensar que este crecimiento se va a cumplir, el ahorro que pretende lograr el gobierno norteamericano no se cumplirá ,ya que a menor crecimiento menos ingresos fiscales, más desempleo y más gastos. Y es sólo un ejemplo de la ingeniería económica, que no es otra cosa que falsear datos y realizar previsiones que no se van a cumplir.

La evolución del gráfico de deuda pública de Estados Unidos a lo largo del siglo XX. Había alcanzado su récord en el año 1947, justo después de la Segunda Guerra Mundial , debido a las deudas contraidas durante la guerra, pero desde entonces nunca había llegado al 100% del Producto Interior Bruto como ha sucedido ahora , en este mes de agosto, bajo la presidencia de Barack Obama(1961) y la unica solución ha sido ampliar el techo de deuda, aumentado así la deuda del Estado y preparando un plan económico basado en cifras irreales que sólo agravarán la situación. Se evita el problema, no se afronta la realidad y la situación no hace sino agravarse. Y peor aún es echar la culpa a Europa, como es el caso de Obama, o a los países del sur como hacen los centroeuropeos o a Alemania como hacen desde España. Todos tenemos nuestra parte de responsabilidad , pero ahora lo importante es unirse para buscar soluciones  (imagen procedente de http://globedia.com)    
Y a todo este escenario que se nos presenta desolador, hay que añadir que el progreso de la tecnología, y en particular la introducción en un plazo no demasiado largo de los robots en la vida cotidiana causarán la desaparición de muchos puestos de trabajo , porque las personas ya no serán necesarias. Ya se que pensaréis que estoy exagerando o que parece de ciencia ficción, pero en una década estarán entre nosotros y nos sustituirán en muchos trabajos. Aún no he cumplido los cuarenta años y recuerdo cuando empecé a trabajar en una oficina con máquina de escribir y sin ordenador , los teléfonos móviles eran desconocidos e Internet aún no asomaba en el horizonte. En menos de dos décadas nuestra vida ha cambiado mucho, pero el cambio que provocará la tecnología en los próximos años será aún más traumático , transformando nuestra sociedad.
Como veíamos al inicio de este artículo, no sólo tenemos que enfrentarnos a la crisis económica, porque el cambio del clima no se ha detenido, sigue un proceso que ya parece inevitable y que también afectará a nuestras vidas , a todo el planeta. La escasez de recursos hídricos al desaparecer los glaciares y secarse grandes cursos fluviales, las sequías causadas por el incremento de la temperatura que harán disminuir las cosechas y la producción de alimentos, el ya mencionado crecimiento demográfico que nos llevará a los 9000 millones de seres humanos en menos de cuarenta años, el progresivo declive de los recursos pesqueros  que ya hoy se hace patente y no irá sino aumentando en los próximos años y los conflictos políticos que surgirán , como están surgiendo en nuestros días y donde podemos comprobar como somos incapaces de resolverlos, ya se trate de Libia, de Iraq, de Afganistán o de la hambruna de Somalia .
Y a todos estos problemas tendremos que enfrentarnos con naciones ahogadas en deudas que sólo buscan soluciones a corto plazo, con políticos que prefieren mentir a contar la verdad  de la situación a sus votantes . Volviendo al símil del barco, seguimos poniendo la mano para tapar las nuevas vías de agua, pero si la madera del barco está podrida y no la cambiamos por otra nueva, no pasará mucho tiempo hasta que la madera no soporte la presión del agua y el barco se hunda. Somos testigos de como en muchos países ha surgido un movimiento, como en España,  a los que se ha dado el nombre de indignados y que protestan por la situación. Sin embargo, este movimiento está llamado al fracaso , porque defiende una sociedad que ha muerto, pero aún no se ha enterado.Lo que quieren mantener , lo que defienden, ya no es posible, porque el mundo en el que nació el Estado de Bienestar hace cincuenta años, ha dejado de existir, las condiciones han cambiado.

En Occidente estamos cegados por nuestra crisis económica, mientras los problemas se agravan, en particular el cambio climático que está afectando a las naciones más pobres , como sucede ahora con la grave sequia en Somalia , donde después de tres años sin llover millones de personas se hallan en peligro por falta de agua y alimentos. Pero todas las políticas medioambientales parecen haber sido aparcadas sin darnos cuenta que esta crisis aún es más grave y terminará afectándonos a todos (imagen procedente de http://diarioinmigracion.blogspot.com )

El mundo y la sociedad no es algo estable y permanente, como decía la máxima del filósofo griego Heraclio el Oscuro Un hombre no puede bañarse dos veces en el mismo río, porque a la segunda vez el río no es el mismo ,como tampoco lo es el hombre”. Para los puristas aclaro que lo que dijo realmente fue “En un río entramos y no entramos, pues somos y no somos “, pero adoptaré la versión primera que nos ha dejado Platón que explica bien la situación actual . Si , todo cambia y nosotros tenemos que cambiar para adaptarnos pero no adoptando viejas soluciones, sino creando otras nuevas . Como decía Mario Molina en la entrevista con la que abría este artículo “no se trata solamente de decir que ha a haber una crisis y que nos van a pasar cosas a todos. Se trata también de diseñar la solución” . Se que el panorama que he descrito más arriba puede parecer desolador y casi sin salida, que es fácil despreciarlo por considerarlo apocalíptico. No es esa mi intención, porque no creo que estemos en una situación sin salida., aunque si extremadamente complicada y que requerirá de toda nuestra inteligencia.

Tenemos que usar nuestros conocimientos tecnológicos y científicos para crear una nueva sociedad, una sociedad que no se mueva en base a los principios de la Revolución Industrial del siglo XVIII y que, sin embargo, a grandes rasgos son los que siguen moviendo el mundo hoy. Hablaba antes de la introducción de la robótica en nuestras vidas, y esta puede ser , lejos de una amenaza, un gran paso adelante, liberando al ser humano de muchas tareas tediosas que no le  aportan nada y dedicando tiempo a aquello para lo que sintiera vocación  o para lo que fuera  más beneficiosa su intervención en la sociedad. Una sociedad donde por primera vez desde el Imperio Romano la vida se pudiera organizar no alrededor del trabajo para ganar dinero sino del desarrollo personal de los ciudadanos que podrían ayudar a mejorar el medioambiente, a colaborar en programas de desarrollo para países en peores condiciones.

REPORTAJE SOBRE LA ROBOTICA

Isaac Asimov, el creador de las leyes de la robotica, pensaba que  los robots serán en un futuro cercano  como los esclavos en el Imperio Romano y dejarán al hombre en libertad por primera vez en su historia, lo que exigiráuna nueva organización social que no se base en el trabajo como hasta ahora

¿Utópico? No, no lo creo, pero si lo es si nos negamos a mirar al futuro a largo plazo, si nos limitamos a seguir parcheando este barco que se hunde , si nos negamos a cambiar  . Decía Albert Einstein, en una frase que creo haber empleado ya en otras ocasiones aquí, que “En tiempos de crisis es más efectiva la imaginación que la inteligencia” Yo pienso que debemos unir las dos, y debemos despojarnos de la miopía que nos impide mirar más allá del futuro inmediato. Necesitamos líderes que nos marquen una ruta no para mañana, ni para pasado, sino con un objetivo a largo plazo, una meta por la que valga la pena luchar, un propósito de cambiar esta sociedad por otra nueva. Pero para eso es necesario una unión de intereses, como la que forjó el Protocolo de Montreal sobre la protección de la capa de ozono.  En aquella ocasión se dio un paso decisivo para conservar el escudo protector que nos mantiene con vida  ¿no seremos capaces de repetirlo?
Yo mismo, releyendo lo que he escrito , lo encuentro imposible, ingenuo incluso, pero ¿no merece la pena luchar por ello? ¿no está en nuestras manos forjar este cambio?”Nosotros mismos debemos ser el cambio que deseamos ver en el mundo” nos decía Gandhi. Él fue capaz de conducir a casi mil millones de personas a la independencia sin derramar sangre, algo que parecía imposible. No, no es imposible aunque la situación ahora nos parezca oscura, aunque no veamos la luz entre tantos problemas que nos ahogan, pero depende de nosotros. Lo dice Mario Molina “lo más importante que puede hacer la sociedad a nivel individual es presionar a sus gobiernos. Podemos cambiar”   Estoy de acuerdo con Mario, podemos y debemos, porque esa es nuestra responsabilidad, es el tiempo que nos ha tocado vivir y tenemos que ser capaces de legar a los que vendrán después algo mejor que el desastre en el que nos encontramos ahora. Pero hay que hacerlo con  la inteligencia, con el entusiasmo, con la imaginación, con la esperanza , con el esfuerzo y con la fortaleza necesaria para asumir estos retos que son muy dificiles.  Tenemos la oportunidad de crear algo nuevo, no lo dejemos escapar y a nuestros políticos, dejen de maquillar la realidad, de esconder la verdad, enfrentense a los problemas sin mentiras que sólo contribuyen a agravar la situación.