HERNÁN CORTÉS Y LA CONQUISTA DEL IMPERIO AZTECA (SEGUNDA PARTE)

En la primera parte de esta historia de la conquista del Imperio Azteca habíamos dejado a Hernán Cortés (1485-1547) en el momento de zarpar desde Cuba con rumbo a la costa del actual México, donde dos expediciones , la de 1517 dirigida por Francisco Hernández de Córdoba(hacia 1475-1517) y la de 1518 de Juan de Grijalva(1490-1527), habían recorrido una gran extensión de costa entrando en contacto con dos pueblos más desarrollados que las tribus taínas a las que se habían enfrentado hasta ahora en las islas del Caribe. Vimos como hubo enfrentamientos en ambas expediciones, costándole la vida a Francisco Hernández de Córdoba y a la mitad de su tripulación, mientras que Grijalva había salido vencedor de su enfrentamiento con las tribus mayas y además entró por primera vez en contacto con los aztecas o mexicas, que había enviado su emperador para averiguar quienes eran aquellos extranjeros que llegaban a sus costas y ofreciéndoles valiosos regalos a cambio de que abandonaran sus tierras. Los españoles aceptaron los regalos y zarparon de regreso a Cuba, aunque, por supuesto, su intención no era cumplir con los deseos del gobernante azteca.
De esta forma, el  10 de febrero de 1519 zarpaba de Cuba una flota  compuesta por 11 naves, con 518 infantes, 16 jinetes, 13 arcabuceros, 32 ballesteros, 110 marineros y unos 200 indios y negros como auxiliares de tropa, además de 32 caballos y 10 cañones de bronce , aunque para ello Hernán Cortés desobedeciera las órdenes del gobernador de Cuba, Diego Velázquez (1465-1524), que después de haber dejado a su cargo la organización de la expedición, se había sentido alarmado por el afán de protagonismo y el carisma de Cortés que amenazaba con dejar a Velázquez en un segundo plano en importancia. Por eso, había revocado su nombramiento, pero antes de que pudiera evitarlo Cortés se adelantó y puso rumbo a la costa mexicana. Entre los capitanes que acompañaban a Cortés se encontraban , entre otros,  Pedro de Alvarado (1485-1541), que ya había viajado con Juan de Grijalva en la anterior expedición y que además iba acompañado por sus cuatro hermanos, Cristóbal de Olid (1488-1524), que en el viaje anterior había zarpado de Cuba para ir en busca de Grijalva pero tuvo que regresar por el mal tiempo , y Gonzalo de Sandoval(1497-1528), el más joven de los capitanes de Cortés y de su misma ciudad, Medellín.

En la imagen una de las veintiuna láminas que forman la llamada Tira de la Peregrinación o  Código Boturini, donde se relata la historia de los aztecas o mexicas desde que abandonan la ciudad mítica de origen, Aztlán, junto a otros siete pueblos, en busca de su tierra prometida, aquella en la que verían un águila posada sobre un nopal devorando una serpiente como les había anunciado su dios protector Huitzilopochtli . A lo largo de las 21 láminas se narra su peregrinaje en busca de ese lugar al que no llegarán hasta 1325 . Hallarán estas señales en el Lago Texcoco , donde construirán la gran ciudad de México-Tenochtitlán y establecerán la base para la expansión del futuro imperio azteca a lo largo , sobre todo, del siglo XV. (imagen procedente de http://www.arqueomex.com ) 
Por supuesto, también les acompañaba el que luego será cronista de esta expedición, Bernal Díaz del Castillo (1496-1584), que ya había participado en las dos expediciones anteriores a la costa mexicana y a cuya “Historia verdadera de la conquista de Nueva España” recurriré en más de una ocasión. Ya tenemos a los hombres de Cortés en el mar, rumbo a la costa. Pero ¿qué estaba pasando en ese momento en tierra firme, en el territorio dominado por los aztecas? Tendremos que detenernos un momento en el relato para ver quienes eran los aztecas y que significaban para ellos la llegada de aquellos hombres.En primer lugar hoy se usan dos términos para denominar a este pueblo, mexicas y aztecas, yo usaré el más popular en España de aztecas pero esta siendo sustituido poco a poco por el de mexicas. En la Tira de la Peregrinación o Código Boturini, que es un códice realizado en el siglo XVI copia de algún documento prehispánico, se cuenta que los aztecas procedían de un lugar mítico llamado Aztlán, que sería una ciudad situada en una isla en el centro de un lago. El nombre de aztecas derivaría de la palabra Aztecatl que significa “procedente de Aztlán” y Aztlán a su vez significa “el lugar de la blancura”
En Aztlán los aztecas se hallaban sometidos por otro pueblo y ,según su mitología, en el año 1111 para nosotros, su dios protector  Huitzilopochtli les dijo “Así es, ya he ido a ver el lugar bueno, conveniente. Se extiende allí un muy grande espejo de agua . Allí se produce lo que vosotros necesitáis , nada se echa a perder. No quiero que aquí os hagan padecer. Así , os haré regalo de esa tierra. Allí os haré famosos en verdad entre todas las gentes”  Además,reconocerían ese lugar cuando viesen una señal, que sería la visión de un águila posada sobre un nopal devorando una serpiente. Cuando viesen esa señal sería allí donde deberían fundar una nueva ciudad para el pueblo azteca. Dedicaré en su momento un artículo en exclusiva al pueblo azteca, pero ahora me veo obligado a recorrer el tiempo con rapidez, porque la migración azteca en busca de aquel lugar que les había prometido su dios se prolongaría durante más de dos siglos , hasta que en 1325 llegan al lago Texcoco  y observan un gran nopal sobre el que un águila se hallaba a punto de dar muerte a una serpiente de cascabel. El águila era su dios protector , Huitzilopochtli, habían llegado por fin a su tierra prometida.

REPORTAJE SOBRE TENOCHTITLÁN , EL ORIGEN DE LOS AZTECAS Y EL TEMPLO MAYOR

Se trata de un reportaje que consta de tres partes pero del que sólo he incluido en este artículo la primea parte para no adelantarnos al desarrollo de la historia. En el siguiente artículo incluiré el resto junto con otros reportajes sobre la conquista de Hernán Cortés

Allí fundaron la ciudad de México-Tenochtitlán, que tiene el significado en náhuatl,lengua mexica,  de “lugar de tunas sobre piedra” siendo las tunas los frutos del nopal. A partir de entonces comenzó el asentamiento primero y luego la expansión de los aztecas, expansión que se inició con Itzcóatl, que habría gobernando Tenochtitlán entre 1427 y 1440 y forjó una alianza con otras dos ciudades, Texcoco y Tlacopan, la Triple Alianza  que facilitó las conquistas aztecas . Le sucedería su sobrino Moctezuma I el Viejo(1398-1469) , que ampliaría los territorios de la Triple Alianza y enriquecería a Tenochtitlán, ocupando los territorios de los actuales estados de Guerrero, Hidalgo, Puebla, Oaxaca y Veracruz . Le sucedería Axayácatl entre 1469 y hasta su muerte en 1481, un gobierno menos afortunado que el de sus antecesores pues sufrió una dura derrota contra el pueblo purépechas, muriendo 19.000 de los 20.000 soldados aztecas que había dirigido contra ellos, en el valle de Toluca. A su muerte le sucedería su hermano Tizoc en 1481 , pero sería envenenado en 1487, quizás por su propio hermano Ahuízotl.
Ahuízotl era un auténtico guerrero que no vacilaba en encabezar su ejército en las batallas y gracias a su decisión, valor y empuje los aztecas extenderían durante su gobierno entre 1487 y 1502 su dominio a gran parte del centro y el sur del actual México, desde el Golfo de México hasta la costa del Pacífico y por el sur hasta el territorio de la Guatemala de nuestros días. Moriría accidentalmente en 1502 víctima de una inundación causada por la ruptura de un acueducto. Su sucesor sería su sobrino e hijo de  Moctezuma I, Moctezuma II el Joven(1466-1520) que es quien gobierna el estado azteca cuando los españoles llegan a su costa y quién ahora se halla asustado en su palacio ante las noticias sobre aquellos extranjeros blancos y con barba. Pero ¿por qué temía tanto su presencia? Para saberlo tenemos ahora que conocer un episodio de la mitología azteca.

Archivo:Provincias tributarias de la Triple Alianza (s. XVI).svg
Mapa con la máxima extensión de la Triple Alianza formada por Tenochtitlán, Texcoco y Tlacopan a principios del siglo XVI después de las campañas de expansión realizadas por Ahuizotl. La alianza estaba encabezada por Tenochtitlán, y su forma de actuar era apropiarse de la producción de los pueblos sometidos mediante la imposición de un tributo basado en la economía, los recursos y la producción de los pueblos dominados. Los aztecas no trataban de imponer ni su religión ni su lengua,  y permiten que  sigan siendo gobernados por ellos mismos excepto en determinados temas en los que tenían que someterse a las decisiones que se tomaran en Tenochtitlán. No todas las conquistas las lograron con el uso de la fuerza, pues también establecieron alianzas, si bien, cuando llegaron los españoles,   hubo pueblos que estaban cansados de las cargas impositivas de los aztecas, lo que haría que se unieran a los españoles. Sin la ayuda de los enemigos de los aztecas Cortes jamás habría logrado derrotar a las muy superiores fuerzas de Moctezuma II
Uno de los cuatro dioses creadores de los aztecas es Quetzalcóatl, que puede significar “serpiente emplumada” y también “gemelo precioso”, un dios que hunde sus raíces en pueblos anteriores a los propios aztecas, posiblemente de la civilización de Teotihuacán, de la que ya he hablado en el Mentidero. Para los aztecas este era el patrón de los sacerdotes, el inventor del calendario y el protector de los artesanos, y había sido él quién recreó al ser humano, después de que este hubiera sido destruido por cuatro grandes cataclismos. Según la mitología azteca Quetzalcóatl se habría internado en el infierno, el Mictlan, junto con su hermano gemelo, Xolotl, un dios con cabeza de perro.Allí hallaron los huesos de un hombre y una mujer  y quisieron llevárselos, pero fueron sorprendidos por el Señor de la Muerte y aunque consiguieron huir los huesos se habían caído al suelo haciéndose añicos. Los hermanos los llevaron hasta la diosa de la tierra, Cihuacóatl, la Mujer Serpiente, que los convirtió en harina y a continuación Quetzalcóatl lo salpicó con sangre de su pene , reviviendo así a la raza humana.
Pero Quetzalcóatl tenía un rival, Tezcatlipoca, el dios de la noche y del norte, un dios más oscuro y cruel. Mientras que Quetzalcóatl no exigía sacrificios humanos, Tezcatlipoca quería sangre humana , lo que produjo un enfrentamiento que supuso que Quetzalcóatl fuera expulsado. Aquí la mitología nos ofrece dos versiones, en una Quetzalcóatl se habría dirigido a la costa del Golfo de México , y se autoinmolaría en una pira y ascendido al cielo para convertirse en el planeta Venus, mientras que en otra versión Quetzalcóatl embarca  en una balsa de serpientes y desaparece navegando hacia oriente, pero con una profecía según la cual regresaría algún día para ocupar el trono de los aztecas.  Cuando a Moctezuma II el Joven le llegan informes sobre aquellos extranjeros de piel blanca y barba, que procedían de oriente, no pudo sino pensar que se trataban de los enviados de Quetzalcóatl pues la profecía, además, señalaba que aquel año de 1519 para los españoles, era el año de su regreso.

Representación de Quetzalcóatl, “la serpiente emplumada”. Era el nombre en náhuatl del Ser Supremo y su origen se compone de dos raíces: cóatl, ‘serpiente’, y quetzal, ‘ave de plumaje precioso’. Para los aztecas era el hermano y a la vez rival de Tezcatlipoca y  representa la dualidad del ser humano entre cuerpo y alma, siendo la “serpiente” el cuerpo físico con sus limitaciones  y las “plumas” su parte espiritual . Era un dios más antiguo que los aztecas, pues también fue adorado por toltecas, olmecas y por los mayas, estos últimos bajo el nombre de Kukulkán. En el artículo explico la leyenda que provocó que Moctezuma pensará de Cortés que era Quetzalcóatl en persona que venía a reclamar su trono
Antes de seguir quiero hacer referencia al dios que hemos visto antes, Huitzilopochtli,quién les había anunciado que debían abandonar Aztlán y les mostró las señales para que supieran donde debían establecerse. Era venerado como dios del sol y de la guerra y los aztecas consideraban su obligación alimentar a su dios , el  que los había elegido, con la sangre y los corazones de sus víctimas en la guerra. Habían construido el Templo Mayor, decorado con cientos de calaveras , y era en ese templo donde se arrancaban los corazones de los sacrificados cuando estaban vivos con un cuchillo de sílex, poniéndolos sobre una piedra y en posición arqueada para facilitar la extracción . A continuación estos corazones se ofrecían al dios y se quemaban en una copa llamada quauhxicalli, “el vaso del águila”. Este templo sería consagrado en 1487  a Huitzilopochtli por el tío y predecesor en el trono de Moctezuma II,  Ahuitzol, al que ya conocemos , que ordenó el sacrificio de unas 60.000 víctimas.

En 1487 se inauguraba el Templo Mayor, el centro religioso más importante de los aztecas . Tenía 500 metros de lado y 250.000 metros cuadrados de superficie Tenía unos 60 metros de alto, y en su cima los dos templos, dedicado uno al culto de Tláloc, dios de la lluvia (al norte, con pintura azul), y el otro a Huitzilopochtli , dios de la guerra (al sur, con pintura roja). Era aquí donde tenían lugar las  cardiotomías, el sacrificio humano que consistía en la extirpación del corazón. El mito azteca del Quinto Sol explicaba  esta práctica pues para los aztecas el universo es inestable dependiendo del movimiento continuo del sol y sería destruido si éste se para, por ello  los hombres deben imitar a los dioses que se sacrificaron para que el sol se pusiese en movimiento.Ese sacrificio es el que tendría lugar en el Templo Mayor , extrayendo el corazón de los vencidos en la guerra . Según cuentan los cronistas, en su inauguración, que duró cuatro días bajo el gobierno de  Ahuízotl , habría sido sacrificados entre  60.000 y 84.000 víctimas, aunque otros historiadores reducen esta cifra a 3000 (imagen procedente de http://historiadoreshistericos.wordpress.com )
Los hombres que había enviado Moctezuma II para espiar a los españoles de la expedición de 1518 de Grijalva habían descrito así lo que pudieron observar ” En medio del agua vimos una casa por la que aparecieron hombres blancos , sus caras blancas y sus manos lo mismo. Tienen largas y espesas barbas y sus trajes de todos los colores: blanco, amarillo, rojo, verde, azul y púrpura. Llevan sobre sus cabezas cubiertas redondas. Ponen una canoa bastante grande sobre el agua, algunos saltan a ella y pescan durante todo el día cerca de las rocas. Al anochecer vuelven a la casa en la cual todos se reunen . Esto es todo lo que podemos deciros acerca de lo que deseabais saber”. Un año después, de nuevo llegan a la corte de Moctezuma noticias sobre la llegada de aquellos extranjeros . Moctezuma decide reunir a algunos de los artistas de su corte para que fabriquen joyas y ornamentos , y envía a un grupo de mensajeros con estos presentes junto con vestimentas, alimentos  y otras riquezas para ofrecérselo a los que el emperador estaba convencido que se trataban de los enviados de Quetzalcóatl, que anunciaban su llegada y , por lo tanto, la recuperación de su lugar en el trono.
Mientras, pocos días después de zarpar, las naves de Cortés habían llegado a la isla de Cozumel, adelantándose el siempre impulsivo Pedro de Alvarado, que espantó a los indios que se hallaban allí . Al desembarcar, los hombres de Alvarado saquearon el pueblo y tomaron algunos indios cautivos, pero cuando Cortés llegó hasta allí, reprendió a Alvarado por su acción, ordenó que todo fuera devuelto a los indios y que los cautivos fueran liberados . Según Díaz del Castillo  al  día siguiente los mayas “andaban entre nosotros como si toda su vida nos hubieran tratado y mandó Cortés que no se les hiciese enojo alguno” . Otro cronista, Prudencio de Sandoval(1553-1620), nos cuenta así este primer contacto con los mayas en su Vida y hechos del emperador Carlos V”:
“Espantáronse los isleños de ver aquella flota y metiéronse al monte, dejando desamparadas sus casas y haciendas. Entraron algunos españoles la tierra adentro y hallaron cuatro mujeres con tres criaturas y trajéronlas a Cortés, y por señas de los indios que consigo llevaba, entendió que la una dellas era la señora de aquella tierra y madre de los niños. Hízole Cortés buen tratamiento, y ella hizo venir allí a su marido, el cual mandó dar a los españoles buenas posadas y regalarlos mucho. Y cuando vio Cortés que ya estaban asegurados y contentos, comenzó a predicarles la fe de Cristo. Mandó a la lengua que llevaba, que les dijese que les quería dar otro mejor Dios que el que tenían. Rogóles que adorasen la Cruz y una imagen de Nuestra Señora, y dijeron que les placía. Llevólos a su templo y quebrantóles los ídolos y puso en lugar dellos cruces y imágines de Nuestra Señora, lo cual todo tuvieron los indios por bueno. Estando allí Cortés nunca sacrificaron hombres, que lo solían hacer cada día.”

En este mapa podemos ver las zonas de influencia Maya(en verde) y Azteca(en naranja). Hernán Cortés y sus hombres  tocarán tierra en la isla de Cozumel que podéis ver en el mapa casi frente a la ciudad maya de Tulum. Pero cuando llegaron los españoles hacia mucho tiempo que la época de esplendor maya había terminado, sus ciudades estaban abandonadas y vivían en pequeñas poblaciones como la que Cortés halló en Cozumel.Sin estar bajo el gobierno de los aztecas , su presencia era cada vez más importante y que constituiría el auténtico enemigo a vencer para los españoles (imagen procedente de http://exploramex.com )

Cortés usaba como interprete a uno de los indios que había capturado Francisco Hernández de Córdoba en la expedición de 1517 y al que los españoles habían llamado Melchorejo. Con su ayuda Cortés se entrevista con el batab , nombre que se daba al gobernante de ese territorio, y,como hemos visto en el relato de Sandoval, le pide que se convierta al cristianismo y ordena la destrucción de sus dioses. Imaginad por un instante como nos sentiríamos nosotros, incluso sin ser creyentes, si viniera alguien al que no conocemos de nada, hablando una lengua extraña y sin más entrara en nuestras iglesias quemando los crucifijos y destrozando los altares mientras nos dicen que ese es un dios falso y tenemos que adorar al verdadero que es el suyo. Pues eso es lo que estaban viviendo aquellos mayas, lo mismo que vivirían luego los aztecas, los incas y todos los pueblos que fueron convertidos al cristianismo no por convicción , sino por obligación.
En Cozumel tienen noticias de dos españoles que viven con los mayas , dos supervivientes de un naufragio. Así lo cuenta Díaz del Castillo  “Que como hubiese oído el general á los soldados que vinieron con Francisco Hernández de Córdova, que los indios les decían Castilan, Castilan, señalando al oriente, que llamó al mismo Bernal Díaz  y á un viscaíno llamado Martín Ramos, y les preguntó, que si era como se decía; y respondiéndole que sí, dijo el general, que presumía haber españoles en Yucatán, y sería bueno hacer diligencia entre los indios.Mandó el general llamar á los caciques, y por lengua del indio Melchor (que ya sabia algún poco de la castellana, y la de Cozumel (Cuzamil) es la misma que la de Yucatan) se les preguntó si tenían noticia de ellos. Todos en una conformidad respondieron, que habían conocido unos españoles en esta tierra, y daban señas dellos, diciendo que unos caciques los tenían por esclavos, y que los indios mercaderes de aquella Isla los habían hablado pocos días había, que estarían de distancia la tierra adentro, andadura y camino de dos soles”.

DRAMATIZACIÓN DE LA VIDA DE GONZALO GUERRERO

No es un vídeo de gran calidad, pero es el único que he encontrado sobre la vida de aquel español que se quedó a vivir con los mayas  y posiblemente terminó luchando contra sus compatriotas defendiendo a su nueva patria, su familia

  
¿Pero quienes eran estos hombres?  En 1511 Vasco Núñez de Balboa, que en 1510 había fundado la colonia de Santa María de Darién, en el actual Panamá, había enviado una nave a Cuba bajo el mando de Juan de Valdivia , pero esta es sorprendida por una tormenta y se hunde el 15 de agosto de 1511 frente a la isla de Jamaica. En un principio sólo sobreviven 18 hombres y dos mujeres, entre ellos el marinero Gonzalo Guerrero (hacia 1470-1536) y el religioso Gerónimo de Aguilar(1489-1531). En un pequeño bote logran llegar arrastrados por las corrientes hasta las costas de Yucatán, aunque sólo quedan con vida ocho de ellos . Cuando desembarcan tienen un encuentro con la tribu maya de los Cocomes y mueren cinco de los españoles y sobreviven Gonzalo Guerrero , Gerónimo de Aguilar y un tercer hombre que sufrió una fuerte herida en la cabeza pero sobreviviría tres años más. Iniciaban así un cautiverio que se prolongaría hasta la llegada de Cortés. Así lo relata Francisco Cervantes de Salazar(hacia 1514-1575), en su “Crónica de la Nueva España”
” Aguilar) dixo que saltando de la barca los que quedaron vivos, toparon luego con indios, uno de los cuales con una macana hendió la cabeza a uno de los nuestros, cuyo nombre calló; y que yendo aturdido, apretándose con las dos manos la cabeza, se metió en una espesura do topó con una mujer, la cual, apretándole la cabeza, le dexó sano, con una señal tan honda que cabía la mano en ella. Quedó como tonto; nunca quiso estar en poblado, y de noche venía por la comida a las casas de los indios, los cuales no le hacían mal, porque tenían entendido que sus dioses le habían curado, paresciéndoles que herida tan espantosa no podía curarse sino por mano de alguno de sus dioses. Holgábanse con él, porque era gracioso y sin perjuicio vivió en esta vida tres años hasta que murió.”
Hago aquí un inciso, porque si alguien está interesado en un libro sobre esta apasionante historia de Guerrero y Aguilar ha sido editado este año un libro titulado “Caminarás con el Sol” del escritor español Alfonso Mateo- Sagasta que relata toda esta aventura. Hernán Cortés envía una carta a los españoles, que según Díaz del Castillo decía así ” Señores y hermanos, aquí en Cozumél (Cuzamil) he sabido, que estáis en poder de un cacique detenidos. Yo os pido por merced, que luego es vengais aquí á Cozumel (Cuzamil), que para ello envió un navío con soldados, si los hubieredes menester, y rescate para dar á esos indios con quien estáis, y lleva el navío de plaza ocho días para os aguardar. Veníos con toda brevedad: de mi sereis bien mirados, y aprovechados. Yo quedo aquí en esta isla con quinientos soldados y once navíos. En ellos voy mediante Dios la vía de un pueblo que se dice Tabasco ó Potonchán.”

Se han erigido diferentes monumentos en honor de Gonzalo Guerrero, que si durante siglos fue considerado un traidor por los españoles, en México fue considerado el padre del mestizaje. Pasó de ser un esclavo a convertirse en un jefe de guerreros o Nacom Balam. Se casó con la princesa maya Zazil Há , hija del cacique de los cheles, Na Chan Can. Zazil Há y Guerrero tuvieron tres hijos que son considerados los primeros mexicanos, los primeros frutos del mestizaje entre nativos y conquistadores (imagen procedente de http://txoma.wordpress.com )
Pero a la llamada de Cortés no acudiría Gonzalo Guerrero, que había logrado integrarse entre los mayas , formando una familia y llegando a ser un Nacom Balam , un jefe de guerreros . Gonzalo decidió quedarse con los que ahora consideraba su nuevo pueblo y por ello sería conocido por los españoles como “el renegado”, mientras que hoy en México es considerado “el Padre del Mestizaje”. En cuanto a Aguilar, así nos describe Díaz del Castillo su aspecto cuando se presentó ante Cortés “De su natural color era moreno, venía tresquilado como un indio esclavo, traía un remo al hombro, una ruin manta, sus partes verendas cubiertas con un paño á modo de braguero, que los indios usan y llaman Puyut, y en la manta un bulto, que después se vio eran horas muy viejas, y con este arreo llegó á la presencia del general Cortés que también preguntó al capitán Tapia por el español Gerónimo de Aguilar, que se había puesto en cuclillas, como los otros indios, entendiendo al general, dijo: Yo soy; y luego Cortés le mandó vestir camisa y jubón, y unos calzones, y calzar unos alpargates, y le dieron para cubrirle la cabeza una montera, que por entonces no se le pudo dar otros vestidos”.
A Cortés la presencia de Sandoval  le era muy beneficiosa ya que podía confiar en él como traductor con más tranquilidad que en Melchorejo, el cautivo maya.Después de aprovisionarse de víveres y agua, dejaron atrás la isla de Cozumel y la flota de Cortés se dirigió hacia Tabasco, donde ya había estado Grijalva en 1518 y esperaban ser recibidos amistosamente, pero no sería así, aquí tendrían que librar Cortés y sus hombres  la primera batalla en su camino hacia el corazón del  Imperio Azteca, hacia México-Tenochtitlán. Pero para conocer el desenlace de esta primera batalla y de las que le seguirán, tendremos que esperar a la tercera parte de esta historia que continua mañana.

HERNÁN CORTÉS Y LA CONQUISTA DEL IMPERIO AZTECA (PRIMERA PARTE)

Cuando hablamos de las conquistas y los conquistadores españoles del siglo XVI, los que forjaron aquel Imperio donde nunca se ponía el Sol y que se extendía desde las posesiones españolas en Europa, hasta las nuevas colonias americanas y llegaba hasta las lejanas islas Filipinas, dos son los nombres que acuden a nuestra mente por encima del de otros muchos hombres que arriesgaron la vida y en muchas ocasiones hallaron la muerte en tierras muy lejanas, por mayor gloria del emperador y también buscando su propia gloria y riqueza, y estos dos hombres son Francisco Pizarro(1478-1541) , conquistador del Imperio Inca, y Hernán Cortés(1485-1547), conquistador del Imperio Azteca, las dos grandes entidades políticas que existían en el continente americano cuando llegaron las naves españolas. Os invito a que me acompañéis en el relato de esta conquista, una historia de valor, de crueldad, de sangre,de codicia,  de victorias y derrotas. No creo que se deba convertir en un debate entre buenos y malos, pues, como siempre he defendido en el Mentidero, no podemos juzgar con los criterios actuales la actuación de aquellos hombres. Sus valores morales no son los mismos que hoy tenemos, lo que hoy nos puede parecer terrible entonces entraba dentro de la práctica normal de la guerra.
Se cometieron atrocidades, si, como en toda conquista, pues nunca un pueblo domina a otro que no quiere con buenas palabras, sino con el uso de la fuerza, y esta fuerza lleva consigo la injusticia, la muerte de inocentes y el terror . Pero sólo hay que mirar la historia para darse cuenta que no hay un Imperio con las manos limpias, como tampoco tenía las manos limpias el Imperio azteca, como veremos la segunda parte de este artículo. Así que tratemos de no verlo como una película en la que debemos ponernos del lado de uno de los dos bandos, trataré de relatar los hechos ayudándome en primer lugar del cronista , compañero de Cortés en México y gobernador de Guatemala después, Bernal Díaz del Castillo(1496-1584), que relató toda la campaña contra los aztecas en su magnífica obra “Historia verdadera de la Conquista de Nueva España” con un estilo tan natural y lleno de fuerza que aún hoy nos hace vibrar y emocionarnos al leerle, y también de las obras “Pasajes de la historia” del periodista y escritor español José  Antonio Cebrián(1965-2007) y “Los Conquistadores españoles” del historiador británico Frederick  Alex Kirkpatrick ((1861-1953). Comencemos la aventura, remontándonos al momento del nacimiento de Cortés.

“Alto y bien proporcionado, tenía además una fuerte personalidad que le hacía brillar. En su tiempo estudiantil el futuro conquistador hizo alarde de sus inclinaciones hacia la holganza , amoríos, pendencias y juegos de cartas”. Así lo describe el escritor español José Antonio Cebrián.  Desde joven Cortés demostró un carácter indómito , vital , decidido y con una capacidad innata de atraer voluntades, lo que le serviría para lograr fieles seguidores y también enemigos acérrimos que durante toda su vida se encargarían de poner obstáculos en su camino (imagen procedente de http://www.biografiasyvidas.com )
Como muchos otros conquistadores españoles, el propio Pizarro o el ya mencionado Bernal Díaz del Castillo por mencionar sólo dos de ellos, Hernán Cortés nacía en 1485 en Extremadura, en la localidad de Medellín, en la provincia de Badajoz, que junto a la provincia de Cáceres forma esta región española que es Extremadura. Era hijo de un hidalgo extremeño, es decir, de un noble sin título, llamado Martín Cortés y de Catalina Pizarro Altamirano, que era familia del otro gran conquistador español en América, Francisco Pizarro,  del que Cortés era  su primo segundo. Aunque no era una familia con grandes recursos económicos, Martín si pudo proporcionar estudios a sus hijos  y al pequeño Cortés, con 14 años, le envió a  Salamanca para que iniciara sus estudios de Derecho. Pero Cortés, que ya había demostrado ser muy inteligente y también muy inquieto, amante de las mujeres y las fiestas , no iba a adaptarse a la disciplina de la Universidad y después de dos años abandonó sus estudios , tiempo suficiente para aprender latín y dejar constancia de sus problemas con la autoridad. 
Después de abandonar la Universidad, el joven Cortés se traslada a Valladolid para trabajar allí como escribano, pero tampoco  era este el oficio adecuado para una personalidad tan vital y carismática como era la de Hernán Cortés , siempre convertido en el centro de atención allí donde estaba. Finalmente, con 19 años regresa a su ciudad natal, Medellín. Es el año 1504, y llegan a la Península relatos de los españoles que se encuentran en La Española y los primeros viajes de exploración por las costas de tierra firme. Hernán Cortés tuvo que sentir que aquel era su sitio, allí podría vivir las aventuras que tanto anhelaba su carácter intrépido y arrojado. Convence a sus padres para que le ayuden a adquirir la licencia necesaria para viajar a La Española y después de ir hasta el puerto de Sanlúcar de Barrameda, zarpa rumbo hacia lo que debía ver como  su particular tierra prometida, de la misma forma que la veían otros muchos aventureros españoles de estos años.

El Alcázar de Colón, residencia de Diego Colón, hijo de Cristóbal Colón y su esposa portuguesa Felipa Monizdescubrimiento, y por otro lado los realistas, que trataban de crear una sociedad igualitaria. Aunque trató de impulsar la conquista de las islas próximas a La Española no consiguió nada en tierra firme. El rey Fernando el Católico le sustituiría en 1514. En lo que respecta a Cortés, aunque había sido favorecido por el anterior gobernador, Nicolás Obando, tampoco le fue mal con Colón , participando en una de las expediciones enviadas para conquistar la isla de Cuba, formando parte de los hombres dirigidos por Diego de Velázquez, que , a su vez, se iba a convertir en el primer gobernador de Cuba. (imagen procedente de http://sobrecaribe.com )
El gobernador de La Española, la actual Santo Domingo, era Nicolás de Ovando(1460-1511), también extremeño como Cortés y además pariente suyo, por lo que ayudaría a Cortés a abrirse camino en la sociedad de la nueva colonia buscándole un nuevo trabajo como escribano. Pero Hernán Cortés no había cruzado un océanos para trabajar como escribano, eso ya lo tenía en España, el quería vivir aventuras.  Su facilidad  para las relaciones sociales le permitió recibir muchos encargos como escribano lo que ,poco a poco, le proporcionaron una buena situación económica. Invirtió comprando ganado y tierras , aunque buena parte de su dinero lo gastaba en su gran afición, las fiestas abundantes en alcohol, juego  y mujeres, fiestas que ya le habían proporcionado fama en toda la isla , donde su brillante personalidad no pasaba nunca desapercibida. Cortés era uno de esos hombres que han nacido para ser líderes, para tener seguidores. En 1509 se marchaba Nicolás Ovando y era nombrado nuevo gobernador de La Española, el hijo de Cristóbal Colón( hacia 1445- 1506), Diego Colón (hacia 1479-1527).
El joven Diego Colón tenía nuevas ideas para La Española, y lo primero que hace es prescindir de todos los miembros destacados de la administración y del ejército que habían servido con Ovando. Una de sus ideas fue forzar la emigración de españoles a otras islas , solucionando por un lado la presión demográfica que ya estaba sufriendo La Española y por otro lado ampliar sus territorios, ya que a Colón , además de gobernador, se le había reconocido la dignidad  de virrey después de ganar un juicio   . Ese fue el origen de las expediciones de Juan Ponce de León 1(460-1521) a Puerto Rico, que ya hemos visto en el Mentidero, y la del hombre de confianza de Diego Colón, Diego Velázquez(1465-1524) a Cuba, misión en la que iba a participar Hernán Cortés. En el primer viaje de Colón , los indios le habían hablado de una gran isla a la que llamaban “Colba”, isla que Colón y sus hombres verían por primera vez el 27 de octubre de 1492 , escribiendo en su diario Que nunca tan hermosa cosa vido, lleno de árboles todo cercado el río, hermosos y verdes y diversos de los nuestros, con flores y con su fruto cada uno de su manera. Aves muchas y pajaritos que cantaban muy dulcemente; había gran cantidad de palmas de otra manera que las de Guinea y de las nuestras, de una estatura mediana y los pies sin aquella camisa y las hojas muy grandes, con las cuales cobijan las casas; la tierra muy llana….”

Desde que fuera descubierta en su primer viaje por Cristóbal Colón, no hubo intentos de conquista hasta que en 1511 el gobernador Diego Colón envió a Diego Velázquez , uno de los hombres más ricos de La Española, al frente de una expedición en la que también participaban hombres como el lugarteniente de Velázquez, Pánfilo Narváez (hacia 1470-1528) y el propio Hernán Cortes como su secretario personal . La conquista sería cruel y sanguinaria con episodios como el de la matanza de Caonao, donde Narváez y sus hombres aniquilaron a cientos de indígenas que se habían acercado pacíficamente a ellos a ofrecerles regalos . Cuando Narváez vio a fray Bartolomé de Las Casas le pregunto “¿Qué parece a vuestra merced destos nuestros españoles qué han hecho?”, a lo que de Las Casas le respondió: “Que os ofrezco a vos y a ellos al diablo”.En el papa se puede ver las ciudades fundadas en Cuba entre 1511 y 1515 , siendo la primera de ellas Asunción de Baracoa
Cristóbal Colón le dio un primer nombre, el de Juana, en honor del infante Juan de Aragón y Castilla(1478-1407), el hijo y heredero de sus padres, los Reyes Católicos, aunque moriría cinco años después en 1497 por lo que se le cambiaría el nombre por el de Fernandina, en honor de Fernando el Católico (1454-1516), pero siempre sería conocida con el mismo nombre que tiene hoy, Cuba. En 1508 el navegante español  Sebastián de Ocampo(desconocida-1514) circunnavega Cuba y demuestra que se trata de una isla. Pero aun tardarían tres años antes de iniciarse la primera expedición de conquista por orden de Diego Colón, y dirigida  por Diego Velázquez,uno de los españoles más ricos de La Española,   en compañía, entre otros, de Hernán Cortés. La expedición tuvo que hacer frente  a la resistencia de los indios tainos dirigidos por el cacique Hatuey, que había escapado de La Española y ya sabía como actuaban los españoles, advirtiendo a los habitantes de Cuba del peligro que representaban para ellos.
En 1511 Diego Velázquez fundaba la primera ciudad en suelo cubano, Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa , y mientras aún se hallaban en las labores de construcción Hatuey , según fray Bartolomé de las Casas(1484-1566), mostró a los tainos una cesta llena de oro y pronunció estas palabras  “Este es el Dios que los españoles adoran. Por estos pelean y matan; por estos es que nos persiguen y es por ello que tenemos que tirarlos al mar… Nos dicen, estos tiranos, que adoran a un Dios de paz e igualdad, pero usurpan nuestras tierras y nos hacen sus esclavos. Ellos nos hablan de un alma inmortal y de sus recompensas y castigos eternos, pero roban nuestras pertenencias, seducen a nuestras mujeres, violan a nuestras hijas. Incapaces de igualarnos en valor, estos cobardes se cubren con hierro que nuestras armas no pueden romper.”

Representación de la muerte de Hatuey, que organizaría la resistencia contra los españoles en forma de guerrillas, con ataques rápidos para retirarse luego al interior, hasta que una traición permitió a Diego Velázquez  su captura después de más de tres meses de combates. Moriría quemado en la hoguera el 2 de febrero de 1512, convirtiéndose en un héroe que sería imitado diez años después por otro cacique , Guamá , en un último intento de librarse del dominio español que finalmente supondría el exterminio del pueblo taino (imagen procedente de http://www.dominicantoday.com ) 
No puedo extenderme en este artículo en los enfrentamientos que se produjeron entre españoles y tainos, pero fue una conquista con muchos actos de crueldad y que terminó con la captura de Hatuey , que sería condenado a la hoguera. Cuando estaban a punto de quemarle, trataron de que se convirtiera al cristianismo, a lo que el cacique replicó “¿y esos hombres blancos también van al cielo?” y cuando los religiosos le confirmaron que así era  Hatuey dijo “Entonces yo no quiero ir a donde esos hombres vayan” y después de estas palabras murió quemado. Su ejemplo sería seguido años después, entre 1522 y 1532, por otro cacique taino llamado Guamá, pero ya hablaremos de ello en un artículo dedicado a la historia de Cuba. Regresemos con Hernán Cortés , que se había convertido en uno de los hombres de confianza del que ya era gobernador de Cuba. Velázquez le encarga diferentes misiones e incluso le nombra alcalde de Baracoa, la que hemos visto que era la primera ciudad fundada por los españoles en Cuba y la capital de la colonia. Además Cortés también siguió enriqueciéndose gracias a la adquisición de tierras , la explotación de minas y la cría de ganado
En un momento determinado la fortuna  de Cortés cambia y Diego Velázquez comienza a desconfíar de su mano derecha y llega a encarcelarlo por conspirar en su contra. La reconciliación llega cuando Hernán Cortés contrae matrimonio con Catalina Suárez Marcaida , hermana de la prometida de Velázquez . Parece ser que los Suárez era una familia emparentada con la alta nobleza de Castilla y el hermano de Catalina, Juan Suárez, era un hombre rico que había sabido ver las cualidades de Cortés y no dudó en apoyarle y favorecer su reconciliación con Velázquez. En esos años se fundan las ciudades de San Cristóbal de La Habana en 1514, Camagüey en 1515 y Santiago de Cuba también en 1515. Cortés parece estar por fin bien establecido. con tierras, dinero y una esposa, pero la llama de la aventura seguía sin extinguirse y no tardaría en avivarse de nuevo cuando en 1517 Diego Velázquez  da licencia al capitán Francisco Hernández de Córdoba para que explorara las islas y costas próximas a Cuba

Mapa con el recorrido de la expedición dirigida por Francisco Hernández de Córdoba en 1517, en la que descubriría la Península del Yucatán.Se dice, aunque puede tratarse de una leyenda, que el nombre de Yucatán tiene su origen en el momento en que el 4 de marzo de 1517 los indios subieron a los barcos españoles . Los españoles aprovecharon para preguntarles como se llamaba aquel lugar y los indios, como era de esperar, contestaron en nahuatl “Yucatán” que significa “no te entiendo”.Fray Toribio de Benavente (1482-1569) escribe en “Historia de los indios de Nueva España” la historia del origen de Yucatán porque hablando con aquellos Indios de aquella costa, a lo que los Españoles preguntaban los Indios respondían: «Tectetán, Tectetán», que quiere decir: «No te entiendo, no te entiendo»: los cristianos corrompieron el vocablo, y no entendiendo lo que los Indios decían, dijeron: «Yucatán se llama esta tierra»; y lo mismo fue en un cabo que allí hace la tierra, al cual también llamaron cabo de Cotoch; y Cotoch en aquella lengua quiere decir casa“(imagen procedente de http://ciirculodeestudios-centrohistorico.blogspot.com )
Francisco Hernández de Córdoba(hacia 1475 – 1517), era uno de los hombres más ricos de la colonia. Aunque acepto dirigir la expedición para buscar esclavos y explorar las islas próximas , según nos cuenta el cronista Francisco Cervantes de Salazar (1514-1575) las intenciones de Córdoba eran otras más egoístas   “Desta manera salió Francisco Hernández del puerto de Santiago de Cuba, el cual, estando ya en alta mar, declarando su pensamiento, que era otro del que parescía, dixo al piloto: «No voy yo a buscar lucayos (lucayos son indios de rescate), sino en demanda de alguna buena isla, para poblarla y ser Gobernador della; porque si la descubrimos, soy cierto que ansí por mis servicios como por el favor que tengo en Corte con mis deudos, que el Rey me hará merced de la gobernación della; por eso, buscadla con cuidado, que yo os lo gratificaré muy bien y os haré en todo ventajas entre todos los demás de nuestra compañía”

El 8 de febrero zarpaba  la expedición pero al poco tiempo les sorprende una tormenta que desvía su rumbo y le empujan hasta una costa desconocida. De la península salieron sus habitantes a darles la bienvenida en canoas  y les invitaron a ir con ellos diciéndoles “Conéx cotóch” , que significa, “venid a nuestras casas”  y por ello los españoles dieron a aquel lugar el nombre de Punta Catoche. Era la primera vez que los españoles ponían su pie en el territorio del futuro México, aunque hay historiadores que afirman que hubo dos expediciones portuguesas en la zona, si bien no hay pruebas que lo confirmen. En la enciclopedia “Yucatán en el tiempo” podemos leer ” todavía persisten dudas sobra la fecha real y la identidad del autor del descubrimiento (de Yucatán), ya que el mapa más antiguo en que aparece Yucatán data de 1513, cuatro años antes del viaje de Hernández de Córdoba”. Pero la hospitalaria bienvenida era en realidad una emboscada y hubo un enfrentamiento entre los españoles y los mayas, que a ese pueblo pertenecían aquellos hombres,. Durante la lucha capturan dos mayas a los que darán los nombres de Julianillo y Melchorejo , que en el futuro serían muy útiles como traductores .

Durante la batalla en la Bahía de la Mala Pelea Hernández de Córdoba fue herido por diez flechas. En la retirada los indios continuaron  atacándoles con flechas, piedras y lanzas  y los botes en los que trataban de huir los españoles  se desequilibraron por el peso y movimiento, y acabaron dando al través o volcando. Los supervivientes de Hernández tuvieron que desplazarse asidos a las bordas de las lanchas, medio nadando . De los 110 hombres que iban en la expedición murieron 48 y dos más fueron capturados vivos. En los días siguientes otros cinco compañeros murieron, en total la mitad de la tripulación.Francisco Hernández de Córdoba moriría en Cuba como consecuencia de la gravedad de las heridas (imagen procedente de http://marinaparaiso.net) 

 La expedición siguió su rumbo hasta llegar a la ciudad de Chakán Putúm, la actual Campochón, donde son atacados por los indios cohuoes, una tribu maya,  que se lanzan contra los españoles al grito de “calchuni”, “calchuni”, que significa “al jefe, al jefe”. Durante el combate mueren veinte españoles y más de 50 son heridos , entre ellos el propio Hernández de Córdoba , lo que suponía casi el 50% de los miembros de la expedición. Por la derrota sufrida los españoles darían a aquel lugar el nombre de  Bahía de la Mala Pelea.Con Hernández de Córdoba malherido , los españoles deciden regresar a Cuba , quemando uno de los tres barcos con los que contaba la expedición, ya que no contaban con hombres suficientes para tripular las tres naves.Habían descubierto la Península de Yucatán y también habían descubierto la existencia de tribus más evolucionadas y peligrosas que los indios tainos que habían encontrado hasta entonces en las islas del Caribe.
Francisco Hernández de Córdoba moriría ese mismo año como consecuencia de las graves heridas que había sufrido pero los informes de la expedición animaron a Diego Velázquez, el gobernador de Cuba, a enviar una nueva expedición que zarparía del puerto cubano de Matanzas el 1 de mayo de 1518, aunque he encontrado también como fecha de la partida el 8 de abril,  bajo el mando de Juan de Grijalva (1490-1527), que ya había participado en la conquista de Cuba bajo las órdenes de Velázquez.  Grijalva disponía para esta nueva expedición hacia la recién descubierta Península del Yucatán  de cuatro naves y 240 hombres . El 3 de mayo llegan a las costas de la isla de Cozumel a la que dan el nombre de Santa Cruz de Puerta Latina y confundieron la costa de la Península del Yucatán con una isla , por la que también le dieron otro nombre, Isla Rica.  Siguieron explorando el litoral  y tienen un enfrentamiento en el mismo lugar que un año antes lo había tenido Hernández de Córdoba, en Chakán Putum, con la diferencia de que en esta ocasión Grijalva derrota a los mayas. En este enfrentamiento mueren siete españoles por al menos 200 mayas, entre ellos el cacique Moch Couoh, que les había llevado a la victoria contra Hernández de Córdoba. Según nos cuenta el cronista Diego de Landa(1524-1579) en su “Relación de las cosas del Yucatán”, la batalla se  ” inclinó en favor de los europeos quienes tuvieron solo 7 bajas (entre ellas Juan de Quiteria) y 60 heridos (Juan de Grijalva resultó herido con flechas y perdió dos dientes), los mayas sufrieron muchas bajas (200), entre los muertos murió el jefe principal ó Halach uinik Moch Couoh, el resto huyó tierra adentro.”
Mapa con el recorrido de la expedición de Juan de Grijalva , que pudo ser considerada un éxito ya que derrotó a los mayas en el mismo lugar donde la expedición de Francisco Hernández de Córdoba había sido diezmada, exploraron gran parte de la costa mexicana e incluso llenaron las bodegas con los regalos que recibieron de Moctezuma . Sin embargo, Grijalva sería castigado por Velázquez por no haber fundado ninguna colonia en tierra firme (imagen procedente de http://www.athenapub.com )

Debió ser entonces cuando la presencia de los españoles es conocida en Tenochtitlán, la capital del imperio azteca o mexica,pues de ambas formas se les denomina,  donde estaba en el trono el emperador Moctezuma Xocoyotzin o Moctezuma  II que se alarma  al recibir la descripción de estos extranjeros que coincidía con la del dios Quetzalcóatl. En el artículo de mañana desarrollaré más su historia, pero ahora nos bastará con saber que este dios era representando con piel blanca y con barba, lo mismo que aquellos extranjeros . Según la leyenda que rodeaba a este dios que había sido expulsado de territorio azteca, regresaría para recuperar su trono en el año de Ce Acalt, para el que faltaba justo un año. Moctezuma temió que aquellos hombres fueran enviados del dios que quería reclamar su trono y les envió regalos a cambio de que le prometieran que él permanecería en el trono hasta su muerte. Grijalva y sus hombres no entendieron lo que querían decir los enviados del emperador azteca, pero si se quedaron con los  regalos y zarparon.

Grijalva sigue la navegación y el 8 de junio de 1518 descubre el río que hoy lleva su nombre, el río Grijalva, en la actual provincia de Tabasco . Remonta el río y alcanza la ciudad maya de Potonchan, donde se encuentra con el cacique maya Tabscoob y parece que el encuentro fue amistoso pues los españoles se fueron de allí sin mayores contratiempos. Siguiendo rumbo hacia el norte  descubren las desembocaduras de varios ríos, el Dos bocas, el Tonalá al que llamaron San Antón  y por fin llegan al lugar donde hoy se encuentra la ciudad de Veracruz , llamando a aquella tierra San Juan de Ulúa. Siempre en dirección norte llegan hasta las costas que hoy pertenecen al estado de Tamaulipas, muy cerca de la frontera entre México y Estados Unidos, pero en este punto la expedición llevaba más de cinco meses de viaje y comenzaban a escasear las provisiones, por lo que Grijalva ordena el regreso a Cuba llevando a bordo el botín formado por los regalos de Moctezuma.

Algunas fuentes dicen que Juan de Grijalva era sobrino de Diego Velázquez, pero si lo era no le sirvió para evitar ser destituido a su regreso a Cuba después de una expedición que había sido un éxito. Grijalva moriría años después, en 1527, a manos de los indios en Honduras  (imagen procedente de http://mexicoenbiografia.blogspot.com )
Sin embargo, Diego Velázquez, aunque entusiasmado por el botín y por las noticias que traía Grijalva, le recriminó y le destituyó por no haber fundado ninguna colonia en las nuevas tierras. Sobre esta expedición se escribiría un libro titulado “Itinerario de la armada del rey católico a la isla de Yucatán, en la India, en el año 1518, en la que fue por comandante y capitán general Juan de Grijalva, escrito para Su Alteza por el capellán mayor de la dicha armada”, de autoría incierta aunque suele atribuirse al capellán de Grijalva, Juan Díaz (1480-1549), que viajaría también con Hernán Cortés.  Y así llegamos al año 1519 cuando Diego Velázquez , en alianza con Hernán Cortés, forma una flota constituida por once naves y le cede el mando a Cortés, aunque no tarda en desconfiar de él, celoso de la facilidad con que Cortés se gana el favor de todos gracias a sus dotes de elocuencia y a su carisma.  Cuenta Bernal Díaz del Castillo  que una noche, uno de los bufones de Velázquez dijo “A la gala de mi amo Diego, Diego, ¿qué capitán has elegido? Que es de Medellín de Extremadura, capitán de gran. Más temo, Diego, no se te alce con la armada, que le juzgo por muy gran varón en sus cosas”
Pero los preparativos para la expedición siguen adelante, Hernán Cortés recluta a seiscientos hombres y todo parece estar listo para zarpar , pero Velázquez no soporta más el afán de protagonismo de Cortés, que se quiere erigir como el auténtico impulsor y dueño de la expedición y revoca el nombramiento de éste como capitán de la expedición.  Escribe el historiador Frederick Alex Kirkpatrick “Cortés poseía todas las condiciones de un caudillo. Un típico caballero español , de inquebrantable lealtad para con el rey ; pero, conquistador típico a la vez, estaba decidido a no obedecer a nadie que no fuera el rey” Aunque Velazquez le ha destituido , Hernán Cortés no se da por enterado y zarpa el 10 de febrero de 1519 compuesta por  11 naves, con 518 infantes, 16 jinetes, 13 arcabuceros, 32 ballesteros, 110 marineros y unos 200 indios y negros como auxiliares de tropa, además de  32 caballos y 10 cañones de bronce .Se iniciaba la expedición de conquista del Imperio Azteca, una aventura épica que descubriremos mañana, si os apetece acompañarme.