DIEGO DE ALMAGRO , PEDRO DE VALDIVIA Y LA HISTORIA DE LA CONQUISTA DE CHILE (TERCERA PARTE)

Dejábamos ayer nuestro relato de la conquista de Chile después del regreso de la expedición que Pedro de Valdivia(1497-1553) había enviado a recorrer en barco el sur de aquellas tierras hasta el Estrecho de Magallanes . La expedición fue dirigida por el navegante genovés Juan Bautista Pastene(1507-1580) , que tenía bajo su mando las naves  “San Pedro” ySantiaguillo”. Durante aquel viaje habían descubierto un río al que pusieron por nombre Valdivia en honor al conquistador y también en su honor bautizaron como Valdivia el puerto donde desembocaba el río . Siguieron aún más al sur y allí entrarían en contacto con la numerosa población india y con unas mujeres guerreras , tal y como relataba el cronista y religioso Francisco López de Gomara(1511-1566) en su “Historia general de las Indias”,  “Los expedicionarios de Valdivia descubrieron mucha tierra por la costa, y oyeron decir que había un señor, Leochengo, que juntaba doscientos mil combatientes contra otro rey vecino suyo y enemigo, que tenía otros tantos; que Leochengo poseía una isla, no lejos de su tierra, en que había un grandísimo templo con dos mil sacerdotes, y que más adelante había amazonas, la reina de las cuales se llamaba Guanomilla, tierra muy rica y a cuarenta grados de altura…aunque aún no han visto las amazonas, ni el oro, ni a Leochengo”
Mientras, otra expedición que se había encaminado hacia el norte bajo el mando de Juan Bohón, fundó una nueva población que sirviera como un puerto intermedio entre Perú y Santiago de Extremo Duro, al que dieron por nombre La Serena. Ya en otoño de 1545 Pedro de Valdivia decidió que Pastene Alonso de Monroy (fecha desconocida-1545) se embarcaran de nuevo hacia el norte para ir a Perú y solicitar nuevos refuerzos y avituallamientos, y eligió a un tercer hombre, Antonio de Ulloa , para que una vez en Perú  viajara hasta España para entregar las cartas que había redactado para el emperador Carlos V relatando las vicisitudes de aquellos años de conquista y para obtener la documentación que le ratificase como gobernador de Nueva Extremadura, ya que seguía siéndolo sólo en calidad de interino después de ser elegido por el Cabildo Abierto pero sin la ratificación de la Corona. Es cuando menos extraña la elección de Ulloa, ya que había sido uno de los conspiradores que participó junto al comerciante Pedro Sánchez de la Hoz(1514-1547), en el intento de asesinar a Valdivia en los comienzos de la expedición en 1540. Pero en aquel momento lo perdonó y consiguió ganarse su confianza hasta el punto de encomendarle aquella misión, quizás la más delicada para sus intereses, visitar al emperador y requerirle por su nombramiento oficial.

DOCUMENTAL DE LA BBC  SOBRE LAS ENCOMIENDAS Y LA ESCLAVITUD DE LOS INDIOS

Es un fragmento de un documental de la BBC  titulado “Historia del Racismo” y que recoge en este episodio el origen del racismo en el colonialismo europeo y que creo que es útil para entender mejor como veían a los indios y a los negros tanto españoles como ingleses o el resto de potencias coloniales.

Mientras Monroy, Pastene y Ulloa partían rumbo a Perú, Valdivia tenía que hacer ahora frente a los problemas de los encomenderos, es decir, los propietarios de tierras que se quejaban de la falta de indios para utilizarlos en el trabajo de las tierras. El historiador dominicano del siglo XX Emilio Rodriguez Demorizi definía en su obra “Los Dominicos y las encomiendas de indios en La Española” a las encomiendas con estas palabras “La encomienda es un derecho concedido por merced real a los beneméritos de Indias para recibir y cobrar para sí los tributos de los indios que se les encomendasen por su vida y la de un heredero, con rango de cuidar de los indios en lo espiritual y temporal y defender las provincias donde fueren encomendados” En teoría , a cambio del pago de un tributo pagado por el indio al encomendero o dueño de la tierra, éste se comprometía a ofrecerle protección, defender su tierra y pertenencias y evangelizarle. Por supuesto entonces nadie se planteaba que los indios no habían necesitado hasta entonces ni la defensa de los españoles para sobrevivir ni la religión cristiana pues tenían sus propias creencias. Pero además en realidad el pago del tributo era generalmente sustituido por el trabajo de los indios en la encomienda , convirtiendo a los indios en mano de obra gratuita y forzada, es decir, en lo que llamaríamos esclavos.
Y debido a los enfrentamientos con los españoles y a que muchos de los indios decidieron abandonar  el territorio para evitar la esclavitud, los encomenderos se quejaban ante Valdivia de la escasez de mano de obra para trabajar en sus encomiendas y se comparaban a los encomenderos de Perú pues mientras ellos tenían en algunos casos no más de treinta indios en Perú las había que superaban los dos mil.Ya vimos como Pastene había dado informes a Valdivia de la existencia de una gran población india más al sur  “oyeron decir que había un señor, Leochengo, que juntaba doscientos mil combatientes contra otro rey vecino suyo y enemigo, que tenía otros tantos” Presionado por el resto de encomenderos que veían que en aquel territorio obtendrían toda la mano de obra india que necesitaban , Pedro de Valdivia decidió no esperar el regreso de Monroy y Pastene con los refuerzos que aún podían tardar y se puso en marcha hacia el sur en compañía de sesenta hombres y un millar de indios yanaconas. Avanzaron sin contratiempos hasta una laguna próxima a la desembocadura del actual río Bio Bío que marcaba la frontera entre el territorio de los indios picunches, los que habitaban la región central de Chile y a los que ya se había enfrentado Valdivia, y los mapuches.

File:Quilacura2.png
Mapa de la ruta seguida por Pedro de Valdivia y sus sesenta soldados en 1546 en dirección sur con el objetivo de dominar aquel territorio al sur de Chile donde la anterior exploración de Juan Bautista Pantene había informado que había una gran cantidad de indios. Eran los mapuches y , en efecto , había cientos de miles de ellos. Cuando Pedro de Valdivia se internó en aquel territorio no sabía que estaba  muy cerda de dar comienzo una guerra que se prolongaría casi hasta la independencia de Chile en 1810, tal vez la guerra más larga de la historia y que sería conocida como la Guerra de Arauco . Valdivia cruzó el curso del río Itata, y siguió avanzando hasta que fueron atacados en Quilacura el 11 de febrero de 1546 (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )
Mapuche era el nombre que estas tribus establecidas en el sur de los actuales Chile y Argentina, se daba a sí mismos y significa “gente de la tierra” y al contrario que los picunches nunca habían pagado tributo a  los incas ni se dejaron influenciar por su cultura. Cuando estaban junto a esta laguna próxima al curso del Bio Bío los españoles tuvieron un primer encuentro con un pequeño grupo de mapuches que fue rechazado con facilidad pero que les puso en alerta. Siguieron avanzando con precauciones y dos días después, cuando ya habían cruzado el Bio Bío y caía la noche los españoles fueron atacados por un ejército mapuche de entre ocho mil y diez mil hombres dirigidos por el cacique Malloquete. Era el 11 de febrero de 1546 y podemos considerar esta batalla , conocida como Batalla de Quilacura, como la primera de una larga guerra que duraría no años sino siglos, que la historia ha bautizado con el nombre Guerra de Arauco, ya que los españoles también llamaban a los mapuches araucanos. A pesar de la enorme superioridad numérica de los indios, unos ocho mil contra apenas sesenta españoles, los caballos y los arcabuces volvieron a salvar a los soldados españoles y pusieron en fuga a los mapuches, que perdieron en el combate a doscientos hombres, entre ellos su líder Malloquete, mientras que entre los hombres de Valdivia había doce heridos y dos caballos muertos.
Ante una inferioridad tan grande en el número de combatientes Valdivia estimó que lo más prudente era volver sobre sus pasos y regresar a Santiago de Extremo Duro , más aún cuando por unos indios que había hecho prisioneros supo que al día siguiente pensaban caer de nuevo sobre los españoles. Al amparo de la noche  abandonaron su campamento dejando encendidas las hogueras  para que los mapuches creyeran que aún estaban allí y emprendieron el regreso llevándose a unos cuantos indios prisioneros, entre los que se encontraba un adolescente de doce años que llamó la atención de Valdivia por su vivacidad e inteligencia, convirtiéndole en su criado personal. Aquel chico se llamaba Leftrarú, que significaba “veloz” en lengua mapuche, y sería conocido por la historia con el nombre de Lautaro(hacia 1534-1557), uno de los  líderes mapuches más destacados durante las Guerras de Arauco. Lautaro permanecería seis años al servicio de Valdivia, aprendería a montar a caballo y no temerlos, y también observaría el estilo de combate de los españoles. Al igual que el líder germano Arminio(16 a.C-21 d.C)  en el siglo I estuvo primero con las tropas romanas y luego regresó con su pueblo para infligirles una de sus mayores derrotas en la Batalla del Bosque de Teutoburgo en el 9 d.C, Lautaro también se convertiría en el líder más peligroso para los españoles porque conocía su forma de combatir.

File:Lautaro (de Pedro Subercaseaux).jpg
Retrato del cacique mapuche Lautaro (hacia 1534-1557) realizado por el pintor chileno Pedro Subercaseaux(1880-1956). Capturado en 1546 durante seis años iba a permanecer cautivo viviendo entre los soldados y trabajando como caballerizo de Pedro de Valdivia . Durante ese tiempo no sólo perdió el miedo a los caballos, que aterrorizaban a los mapuches, y además hizo amistad con algunos de los capitanes españoles que le enseñaron las tácticas que empleaban en combate, algo que también hacían con otros indios ya que eran utilizados como tropas auxiliares. Cuando se habla de las reducidas fuerzas españolas es cierto, casi nunca superaban unas cuantas decenas y en muy rara ocasión superaban el medio millar, pero eran acompañados por millares de indios yanaconas, el término utilizado para los indios que servían a los españoles tomado prestado del quechua, ya que así se designaba también a los indios que servían a los incas. Del conocimiento de estas tácticas Lautaro sacaría un buen provecho en los futuros enfrentamientos contra los españoles. Quizás el momento en que decidió abandonar a Valdivia fue cuando éste ordenó mutilar a cuatrocientos mapuches en 1550 y decidió regresar con su pueblo (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )  
De nuevo en Santiago de Extremo Duro, Valdivida se dispuso a esperar a  que regresaran Monroy, Pastene y Ulloa de su misión en Perú. Pero este retorno se retrasaría hasta septiembre de 1547 cuando el barco de Pastene atracaba en el puerto de Valparaíso y las noticias que traían no era precisamente buenas. Su leal lugarteniente Alonso de Monroy había muerto en 1545 nada más llegar al puerto de El Callao , Antonio de Ulloa que llevaba las cartas dirigidas al emperador Carlos V y tendría que haber viajado a España para conseguir que le fuese confirmado por escritor el cargo de gobernador de Nueva  Extremadura ,le había traicionado , rompió las cartas de Valdivia y se rió ante los demás soldados de sus intenciones. ¿Cómo se había atrevido a cometer esa traición? Valdivia no contaba con que la guerra civil se había reanudado en Perú, en esta ocasión liderada por el hermano de Francisco Pizarro, Gonzalo Pizarro (1510-1548). En 1543 llegaba a Perú el primer virrey Blasco Núñez Vela y Villalba (1495-1546) , que había sido nombrado por Carlos V para hacer cumplir las leyes que trataban de limitar los abusos de las encomiendas sobre los indios , lo que le enfrentó a los encomenderos liderados por Pizarro que consiguió destituirlo en 1544. Y aunque fue expulsado del territorio regresó al frente de un ejército , siendo derrotado en la Batalla de Iñaquito el 18 de febrero de 1846 por las fuerzas de Gonzalo Pizarro, que capturó a Núñez de Vela y ordenó su decapitación.
Antonio Ulloa había sido de los que se pusieron de lado de Gonzalo Pizarro y además el oro que transportaban las naves de Valdivia para España habían sido incautadas por los pizarristas que se declaraban en rebeldía contra la Corona. Por lo tanto Pastene regresaba sin hombres, sin vituallas, sin nombramiento para Valdivia aunque si traía la petición de ayuda del nuevo presidente de la Real Audiencia de Lima, el principal representante de la Corona en ausencia del Virrey, Pedro de La Gasca (1493-1567), que había tratado de recibir el auxilio de las diferentes colonias contra Gonzalo Pizarro. Pedro de Valdivia se dispuso a poner rumbo a Perú para luchar al lado de La Gasca. Tal vez, pensaba, de esta forma conseguiría por fin que le fuera ratificado su titulo de Gobernador de Nueva Extremadura  y ya reconocido oficialmente le sería más sencillo reunir hombres y provisiones para emprender el camino hacia el sur de Chile. Pero para comprar provisiones y contratar nuevos hombres necesitaba oro, algo que ya no tenía. Tuvo entonces una ocurrencia que nos cuenta Frederick Alex Kirkpatrick (1861-1953) en su obra “Los conquistadores españoles” “Hizo creer que cuantos quisieran marchar al Perú podían hacerlo en el buque en el que él partía, y que se llevaran todo el oro que poseyeran. Valdivia los invitó a un banquete , antes de zarpar ,en la playa, y luego, dirigiéndose al navío en una lancha , dejó en tierra a los propietarios del oro mientras él se iba al Perú con el precioso metal”.

Retrato de Pedro de Valdivida del pintor chileno Francisco Javier Mandiola(1820-1900). Su compañero en la expedición y cronista de los hechos primeros de la Conquista de Chile, Alonso de Góngora Marmolejo, lo describía así “natural de un lugar de Extremadura, llamada Castuera, hombre de buena estatura, de rostro alegre, la cabeza grande conforme al cuerpo, que se había hecho gordo, espaldudo, ancho de pecho, hombre de buen entendimiento, aunque de palabras no bien limadas, liberal y hacía mercedes graciosamente. Despúes que fue señor rescebía gran contento en dar lo que tenia: era generoso en todas sus cosas, amigo de andar bien vestido y lustroso y de los hombres que lo andaban, y de comer y beber bien: afable y humano con todos.” y el propio Pedro de Valdivia hablaba de sí mismo en una carta dirigida al emperador Carlos V en 1545 “Para gobernar los vasallos de V.M., fuí capitán para los animar en la guerra, y ser el primero a los peligros, porque así convenía. Padre para los favorecer con lo que pude y dolerme de sus trabajos, ayudándoselos a pasar como de hijos, y amigo en conversar con ellos. Geométrico en trazar y poblar; alarife en hacer acequias y repartir aguas; labrador y gañán en las sementeras; mayoral y rabadán en hacer criar ganados. Y en fin, poblador, criador, sustentador, conquistador y descubridor.”(imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )
Ya podéis imaginar que los que vieron partir a Valdivia con su oro no le despidieron precisamente con sonrisas , pero ya estaba hecho. Escribe Valdivia, que sólo iba acompañado por diez jinetes, que cuando le vio llegar La Gasca en febrero de 1548 le dijo “que más se holgaba con mi persona con venir a tal coyuntura que con ochocientos hombres los mejores de guerra que pudieran llegar” La Gasca tenía en alta estima la experiencia militar de Valdivia que llevaba ocho años en Chile . Le confió la dirección de sus tropas con el cargo de maestre de campo, compartiendo responsabilidades con Alonso de Alvarado(1500-1556). Las tropas leales a La Gasca elevaron su moral de combate cuando el ya casi legendario Pedro de Valdivia se ponía al frente y el combate decisivo se iba a librar poco después, el 9 de abril de 1548 , cuando el ejército de Gonzalo Pizarro y el dirigido por Valdivia y Alvarado se enfrentaron en la batalla de Xaquixahuana, a 25 kilómetros de distancia de Cuzco. Frente a los mil seiscientos hombres de La Gasca , Pizarro contaba con novecientos, pero al poco de empezar el combate Gonzalo Pizarro fue abandonado por sus tropas y el propio Pizarro sería capturado y después de un rápido juicio murió decapitado a la mañana siguiente. Terminaba la larga guerra civil que había comenzado en 1537 entre Diego de Almagro(1475-1538) y Francisco Pizarro(1478-1541)
En cuando a Pedro de Valdivia sería recompensado con el reconocimiento de su título de gobernador de Nueva Extremadura aunque tuvo que hacer frente a la denuncia que habían hecho los encomenderos de Santiago de Extremo Duro por el episodio del oro que se había llevado engañándolos. La Gasca le permitió regresar a Nueva Extremadura pero bajo el compromiso de pagar sus deudas con aquellos hombres. Mientras sucedía esto en Perú en Santiago de Extremo Duro Valdivia había confiado el gobierno de la ciudad en su ausencia a uno de sus hombres de más confianza , Francisco de Villagra(1511-1563). Pero en la ciudad habían quedado muchos españoles descontentos después de que les fuera hurtado el oro y comenzaron a conspirar ofreciendo el gobierno de la ciudad y la colonia a Pedro Sánchez de la Hoz, el mismo que hacia ocho años trató de asesinar a Valdivia y al que éste había perdonado la vida y que ahora se hallaba en la prisión de la ciudad. Aceptó la propuesta de los rebeldes pero sólo si los demás le apoyaban. Varios de los cabecillas escribieron un documento por el que de la Hoz confirmaba que tenía la autoridad para hacerse cargo del gobierno de la colonia y con este documento fueron a Francisco de Villagra para que se uniera a la rebelión y confirmara a de la Hoz como nuevo gobernador. Sin embargo, no contaban con la lealtad de Villagra a Valdivia, rompió el documento y ordenó la ejecución de Pedro Sánchez de la Hoz y de otro de los cabecillas terminando así con el intento de rebelión.

File:ValdiviaViajePeru.png
Mapa con el itinerario que siguió Pedro de Valdivia en 1548 para unirse a Pedro de La Gasca en la guerra civil que libraba en Perú contra las fuerzas de Gonzalo Pizarro , hermano de Francisco Pizarro y que se había convertido en el líder de los encomenderos  que se habían enfrentado con el primer virrey de Perú Blasco Núñez de Vela que trataba de imponer las leyes dictadas por el emperador Carlos V para proteger a los indios de la explotación de las encomiendas . También se señala en el mapa el lugar donde se libró la batalla decisiva , la de Xaquixahuana, que finalmente ni siquiera comenzó, ya que los hombres de Gonzalo Pizarro le abandonaron y se pasaron al bando de La Gasca y Valdivia. Por los servicios prestados La Gasca tendría en alta estima siempre a Valdivia y además de confirmar su título como gobernador de Nueva Extremadura le ayudaría en la denuncia que le pusieron los españoles de Santiago de Extremo Duro que se habían sentido robados cuando Valdivia embarcó el oro rumbo a Perú para contratar a más soldados y comprar provisiones. Decía La Gasca sobre su confirmación del título de gobernador para Valdivia ”  Cupo darle la Gobernación a él antes que a otro, , por lo que a S.M. sirvió en esta jornada, y por la noticia que de Chile tiene, y por lo que en el descubrimiento de aquella tierra ha trabajado” Si alguien había luchado para alcanzar ese título sin duda era Valdivia que pasaría allí casi los últimos veinte años de su vida (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )
Cuando las noticias de la muerte de Pedro Sánchez de la Hoz llegaron a Lima, Valdivia ya había zarpado hacia Santiago de Extremo Duro, pero La Gasca tuvo que ordenar su regreso para que respondiera de esta muerte y también de las acusaciones por el robo de oro. Sin embargo, Valdivia tenía de su parte a La Gasca y después de un largo proceso el 19 de noviembre de 1548 quedaba absuelto y con su título de gobernador. Era autorizado a regresar a Chile aunque con algunas condiciones, entre las que estaba la de abandonar su relación extramatrimonial con su amante Inés Suárez, a la que tenía seis meses de plazo para casarla o enviarla de regreso a España, que no adoptara medidas de represalia contra sus enemigos en Santiago de Extremo Duro y devolviera el oro que debía. Después de aceptar todas estas condiciones y llevando consigo doscientos soldados, zarpaba de regreso a Chile en enero de 1549 pero al llegar a la ciudad de La Serena ,que había fundado cinco años antes Juan Bohón, la encontró reducida a cenizas y con todos sus habitantes muertos, aunque la rebelión que había causado su destrucción ya  fue sofocada por Francisco de Villagrán al que Valdivia, a su llegada a Santiago de Extremo Duro, nombraría como teniente gobernador por su lealtad  y eficacia en el mando.
Valdivia envió a otro de sus leales, Francisco de Aguirre(1500-1581), a pacificar la zona y reconstruir La Serena . A continuación Valdivia comenzó a avanzar hacia el sur para conquistar el territorio de los mapuches. Entre los que le acompañaban se encontraba su criado Lautaro , que llevaba su caballo de las riendas mientras él no lo montaba. Cruzaron de nuevo el Bio Bío, donde fue atacado en 1546, y de nuevo volvería a serlo por dos mil indios que los españoles rechazaron y prosiguieron su avance acampando a orillas del río Andalién Una vez más, como había sucedido en 1546, los españoles fueron atacados durante la noche del 22 de febrero de 1550 por diez mil hombres . Después de tres horas de combate el ataque fue rechazado pero Valdivia sabía que volverían por lo que decidió construir un fuerte que sería el origen de la actual ciudad de Concepción y en ella resistió el ataque que lanzaron los indios nueve días después y que fue resuelto por una carga de caballería de los españoles en la que dieron muerte a novecientos indios entre los que se encontraba el cacique que había dirigido el ataque contra Santiago de Extremo Duro en 1541  , Michimalonco(hacia 1500-1550). Después de la batalla Valdivia ordenó cortar la mano derecha y la nariz de cuatrocientos prisioneros  antes de enviarlos de regreso a sus hogares, para que así cundiera el ejemplo del castigo que les esperaba a los que osaran alzar su mano contra los españoles.

En este mapa se indica el territorio que le concedía Pedro de La Gasca como primer gobernador de Nueva Extremadura . En el documento se especificaba que los límites se extendían “Desde Copiapó que está en 27º de la línea equinoccial hasta la parte sur, hasta cuarenta e uno de la dicha parte, procediendo norte sur derecho por meridiano, e de ancho entrando de la mar a la tierra hueste leste cien leguas” Por las exploraciones de Pedro de Valdivia se extendería este territorio hasta el Estrecho de Magallanes después de la muerte de Valdivia (imagen procedente de http://www.historiacultural.com )
Sin embargo, esta acción lo que consiguió fue unir más a los indios mapuches contra Valdivia y sus hombres y olvidando sus diferencias internas decidieron aliarse para acabar con ellos. Mientras, Valdivia permaneció en el fuerte donde había resistido el ataque de los mapuches durante todo el año 1550, dándole el nombre de Santa María De La Inmaculada Concepción. Era la tercera población fundada en Chile después de Santiago de Extremo Duro y La Serena. Ya en 1551 Valdivia , al frente de 170 hombres, siguió su avance desde Concepción y durante los dieciocho meses siguientes fundará otras ciudades, entre ellas Imperial, llamada así porque Valdivia encontró unas águilas talladas en madera por los indios que recordaban a las águilas imperiales del emblema de Carlos V,  y Valdivia,esta última fundada el 9 de febrero de 1552 , en la desembocadura del río del mismo nombre descubierto durante la expedición de 1544 por el navegante italiano Juan Bautista Pastene. En algún momento de esta campaña escapó aquel joven criado que ahora tenía ya dieciocho años, Lautaro , que volvió con su pueblo para, según nos cuenta Kirkpatrick, decirles que “los cristianos eran mortales, y también los caballos, y que los caballos se fatigaban pronto con el calor y que el mismo Valdivia no era más que un hombre”
Mientras, Valdivia seguía su avance hacia el sur y fundaba una nueva ciudad , Villarica, y llega a ver la isla de Chiloé donde por ahora detiene su avance. Durante este tiempo los ataques de los mapuches se detienen y parece que por fin ha logrado pacificar el territorio después del escarmiento de la Batalla de Andalíen. Sin embargo, los mapuches , siguiendo los consejos tácticos de Lautano, estaban preparando un ataque decisivo.  Valdivia manda a su leal Gerónimo de Alderete a España para que traiga desde allí a su esposa  Marina Ortiz de Gaete(1509-1592) que llevaba desde la marcha de Valdivia en 1535 sola en España. En cuanto a Inés Suárez , Pedro de Valdivia había cumplido con lo prometido a La Gasca, y la casó con uno de sus mejores capitanes  Rodrigo de Quiroga y López de Ulloa (1512-1580). Ya en el verano de 1553 sigue fundando nuevos fuertes con los que fortalecer el dominio de la región, con el de Arauco, Purén y Tucapel y una última ciudad , Los Confínes de Angol fundada el 24 de octubre de 1553 por otro de los capitanes de Valdivia, Francisco Gutiérrez de Altamirano. Ya entonces hay noticias de una nueva rebelión de los mapuches y atacan el fuerte de Purén , fundado ese mismo año. Durante el ataque los españoles observaron como los indios no usaban las tácticas habituales, sino que combatían como los españoles, gracias a las instrucciones dadas por Lautaro.

DOCUMENTAL ALGO HABRÁN HECHO SOBRE LA CONQUISTA DE CHILE (Parte 3 y 4)

En la segunda parte de este relato que publiqué ayer incluía las dos primeras partes de este documental dramatizado sobre la historia de Chile . Hoy lo completo con las otras dos que completan la fase inicial de la conquista de Chile protagonizada por Pedro de Valdivia

 

 

El fuerte pide auxilio a Valdivia  que abandona Concepción el 23 de diciembre de 1553 al frente de cincuenta hombres para dirigirse primero al fuerte de Tucapel y a continuación ir en ayuda de Purén. Pero cuando llegó el día de Navidad al fuerte descubrió que no había nadie y los indios lo habían incendiado. Aún no habían salido de su consternación cuando los indios dirigidos por Lautaro lanzaron un ataque en masa. Sucesivos escuadrones mapuches se lanzaron contra los jinetes españoles, derribándolos con hondas, mazas y deteniendo las cargas de sus caballos con los lanceros. Los cronistas ofrecen diferentes versiones de lo que sucedió a continuación, quizás la más conocida es la de  Alonso de Góngora Marmolejo(1524-1576) que en su Historia de todas las cosas que han acaecido en el Reino de Chile y de los que lo han gobernado cuenta como Valdivia,  viendo que la situación era desesperada y que más de la mitad de sus hombres había caído, pregunto a los supervivientes “Caballeros ¿qué hacemos?” a lo que le habría respondido Francisco Gutiérrez de Altamirano, el fundador de la ciudad de Los Confínes de Angol , Qué quiere vuestra señoría que hagamos sino que peleemos y muramos!”

File:ValdiviaTucapel.png
Mapa donde se recoge el recorrido de Pedro de Valdivia desde la ciudad de Concepción, que él había fundado tres años antes en 1550 como base para desde allí iniciar nuevas expediciones hacia el Sur. Aquel diciembre Valdivia respondió a la llamada de auxilio del fuerte de  Purén , pero antes quiso reforzarse con los hombres que había dejado en el Fuerte Tucapel sin saber que allí ya no quedaba nadie con vida y se había convertido en una trampa pues miles de indios se lanzarían al ataque  utilizando las tácticas españolas aprendidas por Lautaro durante su cautiverio . Atacaron en oleadas de escuadrones que terminaron por agotar la fuerza de los españoles que sucumbieron, y Pedro de Valdivia sería capturado y ejecutado por los mapuches aunque trató de negociar por su vida. Pero sin duda el recuerdo de los cuatrocientos mutilados en 1550 seguía muy fresco en la mente de Lautaro y sus hombres que no tendrían piedad con el conquistador (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org
Ya habían caído todos y Pedro de Valdivia trató de huir en compañía de su capellán, el padre Pozo,  pero su caballo quedó atrapado en una ciénaga  , momento que aprovecharon los indios para derribarlo , y a continuación lo desnudaron y lo ataron , cubierto sólo con su casco . Es difícil saber que sucedió después, porque la leyenda se mezcla con la realidad histórica pero me guiaré por el relato de Marmolejo que nos relata que Valdivia fue llevado al campamento donde se encontraba Lautaro. Según Marmolejo, Valdivia habría tratado de negociar por su vida ofreciendo sacar a todos los españoles de su territorio y gran cantidad de ganado  pero para demostrar que no estaban dispuestos a negociar, tomaron a uno de sus criados y “los mapuches cortaron sus antebrazos, asaron y comieron delante de él antes asesinarlos a él y al sacerdote”. Después de sufrir una prolongada tortura le dieron muerte junto al capellán y les cortaron la cabeza poniéndolas en picas. Según cuentan leyendas que se añadieron con posterioridad , le habría sido arrancado el corazón y su cráneo extraído para utilizarlo como copa para beber chibcha.

 

Así terminaba la historia de Pedro de Valdivia, que no la de la conquista de Chile . Durante los siguientes tres años los españoles tuvieron que resistir los ataques de Lautaro y de otro de los líderes mapuche, Caupolicán,  hasta que en 1557 el nuevo gobernador de Nueva Extremadura, Francisco de Villagra, al que en 1546 Valdivia había confiado el gobierno de Santiago de Extremo Duro, derrotaba a Lautaro  en la Batalla de Mataquito el 1 de abril de 1557 , donde el propio Lautaro encontraba la muerte y decapitaron su cuerpo exponiendo la cabeza de Lautaro en la Plaza Mayor de Santiago de Extremo Duro. Pero aún no había terminado la rebelión mapuche y fue una expedición dirigida por el hijo del virrey del Perú, García Hurtado de Mendoza(1535-1609) , de apenas veinte años de edad, que iba al frente de una flota tripulada por quinientos hombres entre los que se encontraba el poeta Alonso de Ercilla (1533-1594) futuro autor del celebre poema épico  “La Araucana” donde relataría la primera fase de la Guerra de Arauco. Los hombres de Hurtado de Mendoza disponían de arcabuces, armaduras, cañones , ballestas y su superioridad militar era demasiado grande para que los mapuches de Caupolicán pudieran derrotarlos. Hubo un gran enfrentamiento el 30 de noviembre de 1557 donde los españoles derrotaron a los mapuches en la batalla de  Millarapue donde  hicieron setecientos prisioneros y diez jefes mapuches serían ejecutados.

Con la muerte de Pedro de Valdivia en 1553 y de Lautaro en 1557 terminaba la primera etapa de la Conquista de Chile, pero la Guerra de Arauco no había hecho más que comenzar. Cientos de miles de hombres , españoles, mapuches,picunches, cuncos, huilliches,pehuenches, regarían con su sangre las tierras del sur de Chile que nunca estuvo del todo en poder de España pero que llevó a estas etnias al borde de la extinción por la guerra y por las enfermedades que los diezmaban. Pero su lucha no terminaría con la Guerra de Independencia chilena pues también tendrían enfrentamientos con el gobierno y en el año 1861 hubo una rebelión para crear el Reino de la Araucaria, pero la rebelión sería sofocada por el ejército chileno. El carácter indómito de los mapuches y las demás etnias del sur de Chile aún hacen más extraordinaria esta historia , pues en ningún otro lugar hallaron los españoles una resistencia tan feroz como en Chile  (imagen procedente de http://www.historiacultural.com )
Poco tiempo después Caupolicán fue capturado tras una traición de uno de sus hombres en el ataque al Fuerte de Tucapel. Trató de lograr su libertad solicitando su conversión al cristianismo pero los españoles decidieron su muerte empalándolo en una pica. El dominio español se afianzaba pero no sería el final de la Guerra de Arauco que se prolongaría durante los siguientes siglos. Para que os hagáis una idea en 1664 se estimaba que habían dejado su vida entre 30.000 y 42.000 soldados españoles desde el inicio de la Guerra de Arauco, 60.000 indios auxiliares y entre 90.000 y 100.000 guerreros mapuches. En cuanto a la población indígena, desde la llegada de los españoles hasta finales del siglo XVI se cree que murieron dos tercios del total, más por las epidemias de viruela y tifus que por la guerra , muriendo a causa de ellas unos 300.000 indios. Termino aquí el relato de la Conquista de Chile y de la expedición de Pedro de Valdivia , una historia donde hemos conocido episodios de heroísmo, de crueldad, de traición, de codicia, de ambición, de injusticia , compañeros de toda conquista de un pueblo por otro .
Anuncios