TRADICIONES DE NOCHEVIEJA Y UN MENSAJE PARA TODOS LOS LECTORES DEL MENTIDERO

Ya hemos llegado al último día del año, ese en el que todos hacemos balance de lo sucedido durante los últimos 365 días, donde nos hacemos promesas de enmienda para el nuevo año y nos disponemos a pasar una noche de alegría, en ocasiones demasiado forzada y artificial, para empezar con otro espíritu el curso que comienza. Nunca he creído en las fechas como puntos para empezar un nuevo camino o como hitos en nuestra existencia para realizar un cambio radical de nuestra forma de ser, no hay que esperar al cumpleaños o al 31 de diciembre para transformar nuestra realidad, cualquier día es bueno para ello. Por eso, si os hacéis un propósito para el Año Nuevo y dentro de cuatro días ya lo habéis abandonado no lo deis por perdido hasta el año siguiente, hay que seguir intentándolo día tras día porque cada amanecer es en si mismo un año nuevo, una nueva oportunidad para mejorar, para evolucionar y ser mejores.
Uno de los grandes maestros de la psicología española, el doctor Enrique Rojas, escribe lo siguiente sobre como debemos afrontar la vida:
“Lo importante no es vivir muchos años, lo esencial es vivirlos satisfactoriamente, con el alma. La vida es plena si está llena de amor y uno consigue poseerse a si mismo. La vida verdadera es un encuentro con lo mejor de uno mismo. La felicidad no es huir del sufrimiento, es superarlo”

Las perspectivas para el año que está tan cerca de nacer no son muy buenas, se anuncia un año duro en casi todo el mundo, con nuevos recortes sociales, con una crisis económica que parece ahogar el desarrollo y empobrecer a los que ya son pobres y enriquecer a los que son ricos. Si, es un futuro duro y lleno de retos complicados, pero es justo ahora cuando creo que debemos afrontarlo con esperanzas y sin miedo. Lo más estúpido que podemos hacer es tener miedo, porque de ello se aprovechan los que quieren tenernos sojuzgados, no hay que tener miedo a cambiar nuestra forma de vivir. Lo más excitante que tiene la vida es el cambio sino lo vemos como una amenaza sino como una oportunidad.

Fiesta de Nochevieja en las playas de Río de Janeiro
Para el nuevo año lo que desearía para todos es que seamos más valientes, que no volvamos la cara ante las crecientes injusticias, que luchemos por defender lo que es justo, lo que es honrado y no permitamos que aquellos que sólo buscan su propio interés sin importarles el coste social que sus decisiones tienen se salgan con la suya. Si hay algo que no debemos perder nunca es la fe en los demás, en la bondad y honradez de la mayoría de la gente, en la capacidad que las personas buenas tienen para transformar el mundo en algo mejor, pero para ello no podemos ser cobardes, tenemos que unirnos cuando sea necesario, defender a los más débiles aunque sus problemas pueda parecernos que no nos afectan directamente, y luchar cada día para construir una sociedad diferente
Creo que era Goethe quién escribía que “la vida no se mide por las veces que respiras sino por los momentos que te dejan sin aliento”, y eso es lo que tenemos que tratar de sentir el nuevo año. Cada semana, cada día, cada hora es especial, es una ocasión para crecer, para evolucionar, para decir no a la maldad, a la injusticia , a la mentira. Y algo muy importante os deseo en este nuevo año , que aprendamos a perdonarnos a nosotros mismos, no somos perfectos , cometemos faltas, nos equivocamos y es importante que sepamos ser indulgentes con nuestras faltas y con las de los demás. Eso no signifique que nos perdonemos sin intención de rectificar, sino que sepamos levantarnos después de cada caída para seguir caminando con esperanza hacia el futuro y que no juzguemos tanto a los demás porque todos tenemos derecho a errar, lo importante es aprender de nuestros errores y , poco a poco, ir siendo mejores. La vida no se construye en un solo día, sino que es labor de toda nuestra existencia.



Fin de año en Times Square, en el corazón de Nueva York

 Así que en el nuevo año tengamos nuestras manos siempre extendidas a quién nos la pueda solicitar, iluminemos cada día con nuestra sonrisa, no nos dejemos abatir por el desánimo ni la tristeza, conservemos viva la esperanza en el corazón , conservemos los viejos amigos y hagamos la puerta a los nuevos que vendrán, y confiemos en que la vida siempre nos dará nuevas oportunidades de ser felices. No son palabras ingenuas, yo creo en ellas, se que puede ser así y que en ellas radica el auténtico éxito de la vida, tener muchos amigos de verdad, amar sin barreras y disfrutar cada día de la alegría de estar vivos, aquí , ahora y con todas las personas a las que amamos.

Y después de este discurso de Nochevieja , inevitable en estas fechas pero también necesario para afrontar el año con fuerza y con muchas ganas de vivir, si os apetece voy a hablar a continuación de algunas tradiciones de Nochevieja y de como se celebra en otros rincones del mundo

En Japón ,por ejemplo, el año viejo se despiden tañendo 108 campanadas en sus templos con los que se pretende espantar las fuerzas negativas acumuladas durante todo el año para afrontar el nuevo año con los espíritus limpios. Para completar la labor de las campanadas, los japoneses limpian sus hogares con la esperanza de llamar a la buena suerte y sustituyen las tradicionales uvas de España por los fideos que, según su cultura, es promesa de una larga vida.

Fin de Año en Madrid, en la Puerta del Sol

En Argentina , durante la Nochevieja, se procede a quemar un muñeco de trapo o de cartón que se han hecho antes con lo que se queman los malos recuerdos y las fuerzas negativas del año que termina y se afronta con espíritu renovado el nuevo año. Mientras, en Brasil es costumbre vestirse de blanco y , si es posible, ir a la playa , saltar sobre siete olas y dejar barquitos con flores para que el mar se los lleve.Si eso sucede el nuevo año estará lleno de fortuna.

En Colombia es tradición recibir el año nuevo puestos en pie y dar un fuerte portazo para ahuyentar así a los malos espíritus del hogar, mientras en Dinamarca se rompen platos sucios en la casa de los amigos y en la propia con el objeto de simbolizar la ruptura con los malos momentos del año pasado y recibir el nuevo sin manchas.Algo parecido sucede en Italia, donde en algunas zonas se tiran muebles viejos para simbolizar la renovación en el nuevo año, y también se le recibe sustituyendo nuestras uvas por lentejas.

En cuanto a España, además de las tradicionales uvas, cuyo origen ya he explicado en otro artículo de este Mentidero , tenemos otras costumbres o supersticiones para la última noche del año . Algunas de ellas son muy curiosas, otras absurdas, pero en cualquier caso cumplen su función de darnos fuerza e ilusión para el nuevo año:

*Usar ropa interior roja para asegurar felicidad y prosperidad ,llevándola del revés antes de la medianoche y dándole la vuelta una vez que han terminado las campanadas.
*Si se sale a la calle tratar de que la primera persona que se vea sea lo más joven posible, cuanto más joven sea mayor será la felicidad
*Sacar las maletas a la puerta de la casa para asegurarse muchos viajes a lo largo del año
*Encender velas de diferentes colores . La azul trae paz, la amarilla abundancia, la roja pasión, la verde salud,la naranja inteligencia y la blanca caridad.
*Lavarse las manos con cava y azúcar para atraer la fortuna . A las doce se meten las manos en un plato con azúcar y luego se aclaran con el cava
*Poner un anillo de oro dentro de la copa de cava. Al bebértelo te aseguras fortuna en el nuevo año
*Recibir el Año Nuevo con dinero en los zapatos, lo que asegura prosperidad en el siguiente año.

Estas son algunas de las tradiciones de Nochevieja y hay muchas más que no conozco , porque el hombre sigue creyendo en ritos que atraigan fortuna y seguridad a un mundo incierto e incontrolable. Lo que yo, desde el Mentidero, deseo a todos los que me leen y a los que no lo hacen , a todos mis amigos, a los antiguos , a los nuevos y a los que aún no conozco pero entrarán en mi vida, es que no os olvidéis de disfrutar cada día de este maravilloso milagro, de esta felicidad incomparable que es estar vivo. Es un honor, un orgullo y la mayor felicidad de mi vida ser vuestro amigo

Feliz Año Nuevo 2011 desde El Mentidero

Desde el Mentidero , con todo mi corazón y con toda la fuerza positiva de la que soy capaz

FELIZ AÑO 2011 PARA TODOS VOSOTROS
OS QUIERO MUCHO. VIVA LA VIDA

Anuncios

SI LOS CUENTOS DE NAVIDAD SE HICIERAN REALES

Uno de esos cuentos que nunca me canso de leer aunque casi pueda recitar su historia de memoria y haya visto las muchas películas que sobre él se han filmado, es el maravilloso “Un cuento de Navidad” de Charles Dickens.¿Quién no recuerda al viejo señor Scrooge? Ese anciano avaro , antipático ,que odia la Navidad y parece no guardar ningún rincón en su corazón para amar a los demás hasta que recibe la visita de los tres fantasmas de las Navidades pasadas, presente y  futuras que le enseñan las cosas hermosas que hubo en su pasado y que ya había olvidado, el presente donde su actitud hacia los demás tiene consecuencias en sus vidas y ,por fin, las navidades futuras , en la que su propia muerte le muestra lo solo que estuvo en su vida , no por las circunstancias de la existencia, sino por su forma de ser.
La vida le ofrece a Scrooge una segunda oportunidad de rectificar todas las cosas que hizo mal, de recuperar todo el amor que no dio, de tantos días de soledad y frío encerrado en su propio mundo sin afectos, y Scrooge la aprovecha desde la misma mañana de Navidad, sube el sueldo a su empleado al que antes explotaba y que vivía casi en la miseria, acude a la comida de Navidad de su sobrino que, a pesar de que siempre le había rechazado, mantuvo su mano extendida hacia él confiando en que algún día cambiaría, y de pronto deja de ser el viejo señor Scrooge para convertirse en un nuevo hombre lleno de ilusión,de ganas de vivir y ayudar a los demás.
Scrooge aprovechó la nueva oportunidad que le ofreció la vida.Dickens nos enseña que nunca es tarde para encontrar el camino del amor y la amistad, el de la bondad que nos conduce al corazón de los demás
La obra de Dickens es una metáfora muy hermosa sobre las segundas oportunidades que nos ofrece la vida y sobre la capacidad que tiene el ser humano de cambiar su destino cuando de verdad lo desea. Nos enseña que nunca es tarde para rectificar los errores y aunque pensemos que ya no hay esperanza para nosotros no es verdad, mientras conservamos el aliento y las fuerzas para abrir los ojos a un nuevo amanecer la vida nos abrirá nuevas puertas por las que seguir caminos diferentes.    
En estos últimos años mucha gente lo está pasando mal en nuestra sociedad, muchas familias tienen serios problemas incluso para poder alimentar a sus hijos al llegar el fin de mes, pierden sus hogares por no poder pagar las malditas hipotecas que más parecen un demonio que hubiese comprado el alma de los hipotecados, el trabajo se convierte casi en una utopía y cuando se encuentra más que una relación laboral justa encuentran una nueva forma de esclavitud donde el salario es casi un insulto a la dignidad. Vivimos en una sociedad muy injusta aunque no es comparable a lo que sufren tantos millones de seres humanos que han tenido la desgracia de nacer en lugares donde al nacer parece no haber ya ninguna esperanza.
Si, el mundo en el que vivimos está lleno de señores Scrooge que no aman a los demás , que retiran la mano a quién clama su auxilio, que no vacilan en aplastar al débil para enriquecerse un poco más. Pero aunque así ha sido siempre y parece que forma parte indivisible de la naturaleza del hombre, yo creo en los cuentos de Navidad, creo en la capacidad del ser humano para cambiar su propia vida y la de los demás, de la fuerza imparable de la bondad, del amor y la generosidad, de la fe en ese mismo ser humano capaz de las mayores atrocidades pero también de los actos más hermosos. 
Escribe el poeta Henry David Thoreau que “las cosas no cambian somos nosotros los que cambiamos“, es nuestra forma de enfrentarnos a la vida , con resignación o con esperanza, con desanimo o con entusiasmos, con amargura o con ilusión, y os puedo asegurar, por experiencia propia, que cuando afrontas la vida con espíritu negativo y amargado la vida te paga con la misma moneda, pero cuando , como Scrooge, abres los ojos a otra realidad ,no menos dura y cruel, pero donde hay sitio para el amor, para la luz de la amistad, para compartir alegría con los demás, entonces la vida también responde poniendo en tu camino a peregrinos con los que compartir ese hermoso camino que es la vida.
Henry David Thoureau nos animaba a construir castillos en el aire para luego establecer los cimientos sobre los que levantarlos.Nada se puede hacer sin fe ni esperanza
“Un cuento de Navidad” es sólo un cuento o , mejor dicho, nada menos que un cuento, porque en los cuentos, como en toda creación humana, hay una parte de nosotros mismos ya que nace del alma del hombre que lo escribió. Lo normal en nuestro mundo pragmático, relativista y escéptico es despachar estas historias con una sonrisa desdeñosa porque estas historias no pertenecen al mundo real sino al de la imaginación, porque para ellos el mundo no es más que un reflejo de la naturaleza del hombre, una naturaleza  que identifican con el capitalismo, el tanto tienes tanto vales y el que nada tiene no vale nada.
Pero yo no soy relativista, yo no creo que en la vida no existan blancos y negros sino que todo sea gris, no creo que no exista el mal y el bien. Creo que aunque nos quieran hacer ver lo contrario, hay cosas que merecen la pena defender con todas nuestras fuerzas, que existe la amistad pura y sincera que nos compromete con nuestros amigos hasta el último instante de nuestras vidas, que es posible encontrar ese amor para toda la vida que ilumina cada día con la luz pura de la felicidad, que existe en el corazón del hombre la generosidad inagotable hacia los demás, que siempre habrá millones de hombres y mujeres que luchen contra las injusticias, contra la marginación, la pobreza, las enfermedades y siempre extiendan sus manos y corazones abiertas a quién lo necesite.
Hoy es el día de Navidad y aunque hoy, mañana y pasado mañana y el año que viene seguirá habiendo dolor, sufrimiento, injusticias, pobreza, aunque los jinetes del Apocalipsis seguirán cabalgando por los campos de la Tierra , cada uno de nosotros tiene el poder de convertir los cuentos de Navidad en realidad y ,para ello, no hace falta grandes gestos heroicos, basta con mirar a nuestro alrededor y acompañar a quién se siente solo, compartir con los demás una sonrisa, de no cerrar nunca la puerta a quién nos llama para pedir ayuda, de dejar que el amor salga de nuestro interior para que ilumine la vida de los demás.
Ya se lo que se piensa de estas palabras en nuestro mundo, que todo esto no son más que palabras vacías, los buenos sentimientos que no conducen a nada porque luego nadie se comporta así. Esa es la gran mentira, porque yo conozco a personas que son realmente tan buenas que te hacen sentir vergüenza de no ser como ellas y que, sin embargo, cuando estás junto a ellas sientes como con su propia bondad, su capacidad de entregarte amor  parecen iluminar todo lo que se halla a su alrededor con una nueva luz que transforma lo feo en hermoso.
La Navidad nos recuerda lo mejor del ser humano,no la olvidemos mañana, conservemos este espíritu para cambiar en lo que podamos nuestro mundo. Ningún esfuerzo es vano,todo es importante
Por eso, hoy, en el día de Navidad, en un mundo frío y sombrío, hoy quiero gritar que los cuentos de Navidad pueden ser reales, que hay otra forma de vivir, que todos podemos cambiar nuestro destino y el de los demás, que no es tarde para amar, para hacer nuevos amigos y querer aún más a los antiguos, para descubrir que , cuando miremos por la ventana, un nuevo sol joven y lleno de vida sale hoy para enseñarnos que la vida está llena de oportunidades para hacer el bien y corregir nuestros errores, que nunca es demasiado tarde y hoy mismo puede ser el comienzo del viaje más hermoso.
Mañana volveré a escribir sobre los temas que suelen ocuparme en el Mentidero, y desde este rincón trataré de aportar lo que pueda para ayudar a cambiar la realidad, y seguiré luchando por reparar las cosas malas que he hecho en mi vida y trataré de amar más a mis amigos y aportar alegría y ganas de vivir para seguir adelante con entusiasmos , con la esperanza de que un futuro mejor , de que un mundo mejor es posible si creemos de verdad en ello
Desde este rincón, en el inmenso mar de Internet, quiero gritar desde lo más hondo de mi alma, FELIZ NAVIDAD a toda la gente que amo, a las personas que hoy se sienten solas, a aquellos que ni siquiera saben que hoy es Navidad y sufren en silencio, a tantas y tantas personas que sufren y padecen por todo el mundo. Creamos en el mañana, conservemos la fe en el corazón del hombre y en su bondad, es el único camino. Parafraseando a Mahatma Gandhi, no hay un camino hacia el amor, el amor es el camino

FELIZ NAVIDAD A TODOS LOS LECTORES DEL MENTIDERO Y A TODO EL MUNDO

Hoy no es día para escribir un artículo porque hoy es Nochebuena, la noche en la que casi todos nos reuniremos con nuestras familias para compartir juntos la cena más especial del año. Ya se que para algunos no es una noche feliz porque sienten con más fuerza que en cualquier otra noche la ausencia de personas que amaron y ya no se encuentran aquí y otras viven en soledad y no tienen la inmensa fortuna de poder compartir esta noche con alguien.
En especial para esas personas quiero desearles una muy FELIZ NAVIDAD, porque la Navidad es mucho más que una gran cena, que la compra de regalos o cantar villancicos junto al árbol. Es todo eso, pero es sobre todo una oportunidad de recuperar la ilusión de cuando eramos niños, de volver a mirar el mundo con ojos nuevos y recuperar la alegría de vivir aquí y ahora. Ayer escribí un artículo en este Mentidero dedicado a la bondad, a recuperar el significado de esta palabra que , demasiado a menudo, olvidamos o despreciamos, y esa bondad, ese deseo de ser bueno, de amar más a los demás, es lo que siempre ha constituido el espíritu de la Navidad.
Empecemos por compartirlo con las personas que amamos, digamos esas palabras que tantas veces no pronunciamos por pudor, digamos “te quiero” tantas veces como podamos. Nos han enseñado a no mostrar lo que sentimos en público, pero ¿por qué reprimir lo que es bueno, lo que proporciona alegría, lo que nos hace ser mejores? La Navidad es el momento ideal para empezar  a demostrar lo que sentimos por los demás, no perdamos ni un segundo más de nuestro tiempo y no ahorréis ni una sola palabra de amor.
Hace apenas dos meses comencé a escribir el Mentidero y desde aquí quiero daros las gracias a todos los que me leéis tanto aquí en España como en otras naciones del mundo y os deseo que esta noche la compartáis con alegría con las personas que amáis y que esa alegría se extienda a todos los días del año . Así que ya podéis dejar de leer , solo por hoy eh? jaja, este Mentidero e id a la cocina a ayudar a preparar los platos o a poner la mesa . Ya me parece oír el ruido de los platos de la vajilla de Navidad, el tintineo de las copas de cava , y los primeros villancicos que alguien empieza a tararear.
A todos mis amigos, por orden alfabético , Alberto Molano, Amparo Ruiz, Bea Gómez, Belén Gener, Blanca Díaz, Cris Vázquez, David Palencia,Esther Garcia, Fabiola del Campo, Francisco Serrano,Gabriela Cornejo, Germán Suárez, Maya Aguilera,Miguel Angel Ruiz, Miguel Ruiz, Nicola Reid, Noemi González, Noemi Rocio,Paloma Cuenca, Patricia Tinoco,Rose Araujo , Sagrario Alonso, Sandra Espinoza , Silvia Nubia, Trezza León, Vanessa Serrano, Vania Capussi, Zita Estzer



¡¡¡FELIZ NAVIDAD !!!



PORQUE UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE: ELOGIO DE LA BONDAD

Mañana es Nochebuena y aunque parece que nadie quiere recordarnos que es Navidad y tratan de silenciar el espíritu navideño, yo no estoy dispuesto a renunciar a ese espíritu ni a ninguna oportunidad que me ofrezca la vida para ser mejor, para dar un poco más de uno mismo a los demás, de compartir amor y alegría, de regalar sonrisas, porque una sonrisa es gratis e ilumina mucho más que la estrella más brillante. No, hoy no voy a escribir sobre las injusticias, hoy no hablaré del futuro que nos amenaza, no levantaré la voz contra los abusos del poder, contra la corrupción de los sistemas financieros o la ineptitud de nuestros políticos.
Por desgracia, ya habrá tiempo para hablar y escribir de todas esas cosas, pero hoy no quiero hablar de ello, hoy quiero hablar de esperanza, de la esperanza que reside en cada uno de nosotros, de la capacidad que tenemos de cambiar el mundo a través de la bondad, que según nuestro Diccionario de la Lengua es la inclinación natural a hacer el bien. La bondad, que poco utilizamos esa palabra y cuantos se burlan de ella, porque consideran que en este mundo no hay lugar para ella, nos enseñan que la sociedad es una selva cruel donde rige la ley del más fuerte, del comer o ser comido , son aquellos que están conformes con las palabras de Thomas Hobbes de que “el hombre es un lobo para el hombre”  . En estos días se ve la bondad no como una virtud, sino como un defecto que hace débil al que la práctica y, sin embargo, no tenemos idea de lo que podría cambiar nuestras vidas si la dejamos crecer dentro de nosotros.
Antes, cuando yo era niño, la Navidad era un tiempo de alegría, de compartir con los demás, de abrir el corazón y sentirse buenos. Ahora se critica esto porque dicen que es una hipocresía, que todos aquellos deseos eran olvidados con rapidez  una vez pasado el periodo navideño para volver a ser los mismos de antes. Pero yo no lo veo así, creo que entonces la gente de verdad sentía la necesidad de ser buenos , en especial en estos días, y la bondad siempre deja una huella en el alma y no creo que se pierda del todo, es como una semilla que queda enterrada pero si se dan las condiciones necesarias puede ser el embrión de un árbol hermoso y fuerte. Y además, ¿no es mejor ser bueno o sentirse bueno por unos días que no ser bueno nunca?     
La Madre Teresa de Calcuta regalaba amor y alegría a los más necesitados. Es el mejor ejemplo de que la bondad es el camino más rápido hacia la alegría
Uno de los ejemplos, para mi, de bondad y amor casi infinito es la Madre Teresa de Calcuta, una mujer que entregó todo a los demás y su mayor legado es su propia vida, una vida que es ejemplo de como la fuerza de una mujer frágil pero llena de bondad y amor hacia los demás ,cambió la vida de miles de personas que se hallaban sumidas en la pobreza , la enfermedad, la soledad y la desesperación. Contaba la Madre Teresa que un día “encontré a una mujer   moribunda en las calles. La traje a nuestro hogar y cuando la acosté en una pequeña cama, me sonrió ,tomó mi mano y dijo una sola palabra “Gracias”. Luego murió. Ella me dio mucho más de lo que yo puede darla. Me dio su gratitud” 
Los que se ríen de la bondad no entienden que no hay que ser bondadoso para obtener una ventaja en la vida, hay que esforzare en ser buenos porque buscando el bien de los demás terminamos hallando el nuestro propio, porque, como decía Séneca “la recompensa de una buena acción es haberla hecha”, es saber que has hecho lo que debías, que has ayudado a quién necesitaba tu ayuda, que no has apartado la mirada para otro sitio. Puede ser que eso no nos ofrezca ninguna recompensa inmediata, ni ninguna ventaja profesional, pero yo creo que la vida te devuelve lo que das, y si siembras amistad, tolerancia ,comprensión, caridad, la vida , antes o después te lo devolverá de la mejor forma posible, con personas que te quieren .
En este Mentidero escribo muchas veces contra el sistema, contra unas reformas económicas y sociales que parecen olvidar que estamos hablando de personas y no de números, que detrás de cada medida injusta hay seres humanos que sufrirán, que perderán su trabajo, que no tendrán para pagar sus deudas y sus vidas quedarán rotas. En nuestra sociedad y a nuestros gobernantes les falta compasión, les falta caridad hacia los que menos tienen , falta amor por los demás y a nosotros mismos nos ciegan nuestros propios problemas, estamos tan ahogados con nuestras preocupaciones que no nos damos cuenta del sufrimiento de nuestro vecino .
No soy tan ingenuo para deciros que tenemos que ser bondadosos y puros, yo al menos tengo montones de defectos y sombras en mi corazón, he cometido errores mas o menos graves y seguiré cometiéndolos , pero es importante que creamos que si cambiamos nuestra forma de ver la vida, si creemos con el corazón que ayudar a quién nos pide ayuda es no sólo un deber sino una alegría , si a pesar de tantos problemas que nos acosan encontramos todos los días un tiempo para compartir la risa , para escuchar la voz de los demás, para tender la mano a quién la necesita, podríamos cambiar nuestra vida y la de la gente que nos rodea, y ,entre todos, podríamos construir un mundo mucho mejor y más hermoso.
Y no os importe que los demás os digan que no seáis ingenuos, que hay que ser despiadado y fuerte, que hay que endurecer el corazón para que no te hagan daño. Si nos tienen que partir el corazón por amar que nos lo partan , pero que no se nos muera seco por no haber amado nunca y si nos tienen que engañar por confiar en los demás, lo prefiero antes que no confiar en nadie. Y si alguien te hace daño, si sufres desengaños, no pierdas el tiempo guardando rencor a quien te infligio ese dolor, sólo alejate de su sombra y busca la luz de otras personas que seguro que te harán creer de nuevo en que la vida es hermosa y que merece la pena vivir y amar.
Martín Luther King fue un mensajero de esperanza para millones de hombres que sufrían la discriminación por el color de su piel, y con su ejemplo de paz y tolerancia enseñó la fuerza de la bondad para cambiar el mundo
Los escépticos dicen que no existen los milagros, pero yo creo que los milagros suceden cada día, cada vez que una persona entrega su amor a otro ser humano y le hace feliz, le regala un momento de paz , le ayuda a recuperar la esperanza o la fe en si mismo. Decía Martín Luther King que “si ayudas a una persona a tener esperanza no habrás vivido en vano” y no puedo imaginar algo más hermoso que leer en los ojos de otra persona que ha recuperado la esperanza porque tu estás a su lado, porque la vas a ayudar sin esperar nada a cambio. Es lo que sintió Teresa de Calcuta con aquella mujer en su lecho de muerte, porque aquella mujer, en sus últimos instantes recuperó la esperanza en la bondad del ser humano y estoy seguro que ya no se sintió sola, sintió el calor de otra alma junto a ella
Yo envidio a personas como ella, porque mi corazón es mucho más mezquino, mas egoísta y cobarde, pero creo que  , como decía Teresa de Calcuta, “dondequiera que haya un ser humano existe una probabilidad para la bondad” y yo seguiré buscando esa probabilidad hasta el día de mi muerte, y seguiré intentándolo una y otra vez , aunque mil veces extravíe el camino, porque es la única forma de hallar la paz en este mundo, de hacerlo un poco más acogedor para todos, para que la existencia tenga un sentido que no nos dan ni el poder ni las riquezas sino el amor a los demás.
Creo de verdad que un mundo mejor es posible y que no todos podemos llegar ser grandes hombres pero si que podemos llegar a ser buenos, o al menos mejores de lo que somos .Y la recompensa de ese esfuerzo no será el éxito profesional, sino algo mucho más importante, el amor de otras personas, el único capital que nunca quebrará, el único que crece sin necesidad de intereses, porque el amor es, por definición, generosidad y caridad.
Decía el genial Albert Einstein que “los ideales que ha iluminado mi camino y me han infundido valor para enfrentarme a la vida han sido la bondad, la belleza y la verdad” No hagamos caso a los que les molestan estas palabras , ni renunciemos a ellas en los periodos oscuros que todos experimentamos en nuestras vidas, creamos en ellas, en su valor y en su fuerza para darnos el valor que necesitamos y enfrentarnos a los desafíos de la existencia y de una sociedad a menudo cruel. 
Mañana celebramos los creyentes un día de esperanza y aunque no seas creyente no hay que desperdiciar la oportunidad de acercarnos más a los que amamos, el amor es lo que importa  
Mañana es Nochebuena, no dejéis que nadie os diga que no están los tiempos para celebrarla, que las cosas están muy mal, que hay mucha gente que sufre y no está bien estar alegres ni desear Feliz Navidad. Justo esas personas son los que no harán nada por los que están sufriendo, la alegría nunca hace daño, ilumina a los que están junto a nosotros y con ella podremos cambiar el mundo, aunque sólo sea el más próximo a nosotros.
Sin ser bueno creo en la bondad y es lo que me da esperanzas y fuerzas para luchar por el futuro y el de las personas que amo y amaré. Para todos los que estoy seguro que comprendéis estas palabras quiero desearos que mañana disfrutéis de la alegría, que améis a los que tenéis cerca y que nadie apague vuestra sonrisa. Porque un mundo mejor es posible. Creed en vosotros mismos, escuchad a vuestros corazones , allí está la respuesta. Permitid que la Navidad se instale en ellos 

DE PORQUE LA DEBILIDAD NUNCA ES UNA BUENA POLÍTICA: LA VERGUENZA DEL SÁHARA

Desde que empecé a escribir el Mentidero hace poco más de un mes, ya le he dedicado dos artículos a la agresión de Marruecos contra el campamento saharaui de Gdem Izik,  y en ambos he criticado la política de silencio del gobierno español que ha seguido desde el principio, escudándose en la falta de pruebas primero y después en las afirmaciones del ministro del Interior  marroquí Taieb Cherkaoui quién, en una entrevista con Pérez Rubalcaba en Madrid, le informaba que no se había cometido ninguna violación de los derechos humanos en El Aaiún, explicación que fue aceptada sin más por nuestro gobierno. Sorprendía aún más la actidud de un gobierno socialista que, antes de su llegada al poder, se había mostrado históricamente a favor de las reclamaciones del pueblo saharaui como la actual ministra Trinidad Jiménez, quién participó en actos en favor de la libertad para el Sáhara. La oposición, más por oportunismo que por convencimiento, si se manifestó a favor del pueblo saharaui aunque con escasa convicción.

Igualmente vergonzosa en todo este tiempo ha sido la actitud del resto de la comunidad internacional, en especial de Estados Unidos , que se ha erigido en una especie de protectora de Marruecos junto con Francia. Una vez más ,se demuestra que las declaraciones en favor del respeto a los derechos humanos y de los valores éticos y morales, no son más que palabras vanas que no significan nada cuando hay otros intereses en juego. Claro que sería una ingenuidad esperar otra cosa, todos recordamos las torturas, reconocidas incluso por el anterior presidente George W.Bush en su autobiografía, que los soldados norteamericanos infligieron a los detenidos en la prisión de Guantánamo, aislados y sin derecho a juicio, y la enorme mentira en que se fundó el ataque a Irak, apoyado por gran parte del mundo, incluida por España, en aquel entonces gobernada por el Partido Popular y que le costó justamente la derrota en las elecciones . Y se supone que los Estados Unidos son los adalides de la libertad y el respeto a los derechos humanos. 

Ya dije entonces que me parecía inaudito que el gobierno español aceptase la palabra de Marruecos sin más, sería increíble que el propio gobierno marroquí se autoinculpara de torturar, de dar palizas y aterrorizar al pueblo saharaui . Asistimos después a la pantomima de la invitación restringida a dos periodistas para visitar la zona del conflicto para que comprobasen que todas las acusaciones eran falsas. Por supuesto, no era más que un nuevo ardid para engañar y tapar la realidad, porque sólo fueron invitados dos periodistas, Ana Romero por “El Mundo” y Miguel Bárbulo por “El País”, marginando al resto de medios. Además se limitó su estancia a tan sólo dos días y lo primero que les ofrecieron fue una entrevista con el ministro de Asuntos Exteriores.

La periodista de El Mundo Ana Romero ,expulsada de Marruecos

Les habían garantizado libertad total de movimientos pero, una vez más, era mentira. El periodista de El País, después de la entrevista al ministro marroquí ,fue enviado de vuelta a España sin tiempo de investigar nada sobre el terreno, mientras que Ana Romero, que no acudió a la entrevista y permaneció en El Aaiún, momento a partir del cual empezó a ser objetivo de las fuerzas de seguridad de Marruecos. En los días que pudo escapar a esa vigilancia tuvo tiempo para hablar a escondidas con los abogados de algunos de los 132 saharauis detenidos en la tristemente célebre Cárcel Negra de El Aaiún, quienes le hablaron de como habían sido violados con botellas, les habían orinado encima y golpeado en las heridas, mientras que en los hospitales los pacientes saharauis permanecían encadenados a sus camas, razón por la que muchos heridos prefirieron ocultase en sus casas antes que ser atendidos en ellos.

Cuando se disponía a entrevistar a ocho saharauis heridos de bala por las fuerzas marroquíes ,recibió la orden de las autoridades, que por fin la habían localizado, para que abandonase el país. Ante su negativa , la presión aumentó y tuvo que acudir en su ayuda el único representante de España en el Sáhara, Mariano Collado, quién la dio refugio en su casa hasta que la pidió por favor que se marchase porque, literalmente, “me lo han dicho claro,me lo han dicho que te van a matar. Hay sicarios en la calle“.

Cuando escribí aquellos artículos, ya decía que España tenía una deuda moral con el pueblo saharaui, a quién dejamos abandonados después de la firma del Tratado de Madrid,en el que compartíamos la  administración de su territorio conjuntamente con Marruecos y Mauritania de forma provisional hasta que se pudiera organizar el referendum por el cual los saharauis decidieran su destino. Mauritania abandonó esta administración, pero España nunca lo hizo, por lo que, aunque ahora lo nieguen, tenemos una responsabilidad no sólo moral sino también legal.
Pero además de algo a lo que nunca debe denunciar una nación democrática, la defensa de la libertad, el respeto a los derechos humanos y la oposición a toda opresión del fuerte hacia el débil, España tenía otro motivo muy importante para haber mostrado una postura firme ante Marruecos, nuestras ciudades de Ceuta y Melilla. Dije entonces que si mostrábamos debilidad Marruecos no tardaría en dirigir su mirada hacia ellas, como al final ha ocurrido.
Ayer , el Congreso de los Diputados votó, casi un mes después de los acontecimientos del campamento saharaui, una condena contra “los incidentes violentos” sucedidos en El Aaíún por iniciativa de Izquierda Unida, pero suavizada hasta el punto de que ni siquiera nombran a Marruecos ni hacen mención de torturas, palizas ni detenciones ilegales. Un grupo de activistas saharauis expresaron su indignación con gritos a favor de la libertad del Sáhara y el resultado fue su arresto y retención en comisaría durante más de seis horas. La verdad, es que pensaba que el Parlamento estaba abierto a todos los ciudadanos para que nos pudiéramos expresar libremente, pero ya veo que también es otra ingenuidad mía.

Momento en que el actor Guillermo Toledo es desalojado del Parlamento junto a otros cinco activistas saharauis
Y ahora la debilidad de España tiene su castigo. Nunca fue una buena política mostrarse débil, como la historia nos ha enseñado tantas veces. Antes de la II Guerra Mundial, el primer ministro británico, Neville Chamberlain, se hizo célebre por una política que fue llamada  “apaciguamiento”, que trataba de contemporizar con la política expansionista de Adolf Hitler, y para ello cedían a todas sus exigencias. El resultado lo conocemos bien, Reino Unido y Francia no dijeron nada ante las anexiones de los Sudetes checos y Austria, con lo que el atrevimiento de Hitler fue en aumento hasta que, con la invasión de Polonia, ya no pudieron mirar hacia otro lado y no tuvieron más remedio que declarar la guerra a Alemania. Quizás,si desde un primer momento hubieran parado los pies al dirigente alemán, no habría habido guerra.
Pero como escribió Aldous Huxley, “Quizá la mayor lección de la Historia es que nadie aprendió las lecciones de la Historia” y estamos cometiendo el mismo error. Hemos callado por miedo a las represalias que pudiera tomar Marruecos, en nombre de los intereses que nos unen a ellos, como la lucha contra el fundamentalismo islámico o la inmigración ilegal, pero si vendemos nuestros principios por miedo , si miramos a otro lado porque nos puede perjudicar defender lo que sabemos que es justo defender, si no tenemos el valor de asumir nuestras responsabilidades con el pueblo saharaui, sólo estaremos enviando un mensaje de cobardía y debilidad a Marruecos. El resultado ya lo tenemos,  mañana sábado el Partido Socialista Marroquí ha convocado una marcha simbólica para reivindicar Ceuta y Melilla. ¿De qué ha servido nuestra cobardía, de qué ha servido la bajada de pantalones ante quién no respeta la libertad, tortura y , encima, se burla en nuestra cara amenazándonos con represalias?
Aún podemos rectificar e ignorar las declaraciones de Marruecos . Si quieren revisar su relación con nosotros, que lo hagan, pero nosotros debemos condenar ante la ONU las acciones de Marruecos, exigir una investigación internacional ,que se permita la entrada libre de periodistas en su territorio con absoluta libertad informativa y permitan la entrada de observadores independientes en la Cárcel Negra y reconocimientos médicos a todos los detenidos. Si, como dicen, no tienen nada que ocultar ¿por qué tienen miedo a los periodistas?

Mohamed VI y Juan Carlos I. Amistades peligrosas

Sólo hay una cosa peor en estos momentos que la crisis económica, y es la profunda crisis moral en la que estamos sumidos. No me refiero a la moral religiosa, eso es algo personal de cada uno de nosotros, sino de la moral colectiva. Somos una nación profundamente desmoralizada, que ha dejado de creer en si misma, que se desgarra en luchas internas, con partidos políticos que en lugar de generar entusiasmo generan desprecio, y esta es la ocasión de demostrar que España aún tiene una voz propia y es capaz de defender una causa justa contra la opresión , la mentira y la violencia ejercida por un país que ignora lo que es la democracia , como es el caso de nuestros vecinos marroquíes.

Me temo que eso no va a suceder porque tenemos miedo, y como decía el escritor japonés Yoritomo Tashi. “El temor es siempre la confesión de una debilidad que desaconseja la lucha y no quiere ni ver al adversario”.  Espero que no tengamos que arrepentirnos por no actuar como exige la defensa de valores a los que nunca se puede renunciar. Si no defendemos la libertad ni los derechos de los débiles estamos expuestos a que en el futuro , cuando tengamos que enfrentarnos a nuevas reclamaciones de Marruecos que afectaran a nuestra soberanía nacional, nadie saldrá en nuestra defensa. Y nos lo habremos merecido.

Parta terminar, sólo una última reflexión. De todos es conocida la buena relación  entre el rey Juan Carlos I y el rey de Marruecos Mohamed VI, un monarca corrupto y absolutista, dueño de 30 palacios y quién posee el 60% de las acciones de la Bolsa de Marruecos, entre otras muchas posesiones obtenidas a costa de la libertad del pueblo de Marruecos.. Ya se que nadie quiere poner al monarca en un compromiso, pero  si en estas situaciones tampoco nuestro monarca  juega ningún papel habría que empezar a preguntarse que papel es el que representa en el Estado.