OSAMA BIN LADEN, SU MUERTE, EL DERECHO INTERNACIONAL Y "NO HAY NADA QUE NO PODAMOS HACER"

Ya han pasado más de 24 horas desde la muerte de Osama Bin Laden(1957-2011), al que ayer dediqué un artículo a las pocas horas de su muerte donde ya expresaba mis dudas sobre como se había producido su muerte, tanto desde el punto de vista de la operación en sí como sobre su moralidad. Después de ver las manifestaciones de júbilo y euforia tanto entre la población de Estados Unidos como entre los jefes de gobierno de la mayoría de las naciones, la primera tentación es pensar de mi mismo que mis escrúpulos morales no son correctos, que estoy equivocado y lo que se ha hecho es lo que debía hacerse. Pero traicionaría lo que pienso y en lo que creo y por ello trataré hoy de analizar la muerte de Osama Bin Laden desde un punto de vista moral, de por qué su muerte no tiene el significado que se le quiere dar y las amenazas que nos acechan, que no se deben sólo al terrorismo sino, como suele suceder en un mundo cuya complejidad es creciente , a una serie de factores interrelacionados y que no se reducen a la muerte de un hombre ni tampoco a un grupo de locos fanáticos, como pueden ser los yihadistas.
Para dejar clara mi postura, Osama Bin Laden era un asesino iluminado, que ha causado aún más daño entre los propios musulmanes que entre los occidentales a pesar de que el atentado que todos guardamos en nuestra memoria es el de las Torres Gemelas de Nueva York , pero en la mayoría de sus atentados el mayor número de víctimas eran precisamente musulmanes. Los objetivos del terrorismo yihadista no son sólo los cristianos occidentales, lo son también todos aquellos musulmanes que no apoyan sus posturas y esa es la principal razón de que no tenga más seguidores en el mundo musulmán. Pocos lamentarán su muerte, excepto los más fieles seguidores yihadistas, pues  para la mayoría de los musulmanes Osama Bin Laden era un terrorista, un asesino y , esto también es importante, una figura del pasado que ya había desaparecido de la primera linea de la actualidad. 
Foto desde el satélite con la situación de la mansión donde vivía Osama Bin Laden a unos 50 kilómetros de Islamabad.Rodeada por un muro de hasta seis metros de altura en alguno de sus puntos ,sin conexión telefónica ni a internet para evitar ser detectado, ni siquiera salían a sacar la basuara y la quemaban en su interior. Todas las ventanas tenían cristales opacos y su aspecto era más semejante a un búnker que a una vivienda, lo que hace aún más extraño que no hubiera llamado la atención del gobierno pakistaní(foto tomada de www.elmundo.es)  
No, no lloro la muerte de Osama Bin Laden, como no lo haría ninguna persona contraria al fanatismo, a la violencia, al sufrimiento, a la intolerancia, porque todo ello es lo que simbolizaba Osama Bin Laden y  sus seguidores, pero sin embargo no sólo no puedo compartir las expresiones de alegría de la mayoría de nuestros dirigentes ni las manifestaciones en la calle de miles de personas abrazándose y riendo ante la ejecución del terrorista. ¿Por qué? Hay una frase que nunca pronunció el escritor y político Nicolás Maquiavelo(1469-1527) y que sin embargo ha contribuido a que sea conocido por todos , para mi una de las frases más perversas de la historia y que Maquiavelo no es responsable de haberla escrito, pues no aparece en ninguna de sus obras  “el fin justifica los medios”. 
El fin del terrorismo, como sucedió en su día en España con el empleo de un grupo terrorista como fue el GAL para combartir a otro grupo terrorista como es la ETA , o acabar con una dictadura en Iraq, no se pueden lograr a través del asesinato, la tortura o la mentira, porque convierte al que lo hace en lo mismo que está combatiendo. Y por eso, es aún más importante ejercer un control estricto sobre la actuación de los gobiernos, porque demuestran que no podemos fiarnos de ellos, la mentira es su herramienta principal de trabajo y sólo si funcionan los medios que la democracia tiene para este control, desde las leyes a los medios de comunicación y la propia sociedad, será posible tener una democracia sana y , por supuesto, que estos personajes siniestros no saliesen indemnes. La única forma de luchar contra el mal es la justicia, no el terror 



Supuesta foto del interior del dormitorio de la mansión de Osama Bin Laden después del asalto. De momento no se tiene ninguna prueba gráfica del asalto  ni del cuerpo. La foto que fue hecha publica ayer y que yo mismo recogí en el Mentidero del rostro de Bin Laden era un fotomontaje que difundió una cadena de televisión de Pakistán y fue dada por buena durante un tiempo por casi todos los medios de comunicación. (imagen tomada de www.2.bp.blogspot.com



En el artículo de ayer recogía una frase del político,filósofo y escritor inglés Francis Bacon (1561-1626) en la que decía que “Vengándose , uno se vuelve igual a su enemigo”. La alegría que hemos visto manifestarse  ayer es la alegría de la venganza , no la de la justicia. Ya conozco el argumento que usarán los que consideran que la única forma de acabar con un malvado es su muerte, me dirán “Hablas de justicia porque no han matado a tu madre, a tu hermano , a un amigo , a nadie próximo a ti. Es muy fácil hablar cuando no te ha pasado nada” Y con ello parece como si no tuvieras legitimidad para expresar tu opinión. Es cierto, si yo tuviera una hija y alguien la violase y después la asesinase, si alguien entrara en mi casa y asesinara a mi familia ¿cual sería mi reacción? Pues como soy un ser humano, sujeto a sentimientos, pasiones y afectos , probablemente querría venganza y si estuviera al alcance de mi mano arrebataría la vida de aquellos que han causado tanto dolor a las personas que amo.
Esa es la reacción de un ser humano, pero por ello la sociedad ha creado las leyes que rigen nuestra convivencia, para que se establezcan unas penas establecidas y no nos tomemos la justicia por nuestra mano. Ya decía Mohandas Gandhi que “Ojo por ojo y el mundo acabará ciego” y el filósofo chino Confucio afirmaba que ” La venganza eterniza los odios”. Si yo asesinase a los criminales que me infligieron un daño, ¿quién evitaría que su familia no respondiese haciendo lo mismo conmigo o con otros seres queridos?¿quién detendría la espiral de la violencia? No, la respuesta al terror no es la venganza, ni el asesinato, la respuesta al mal, al terror, a los asesinos, es la justicia, las leyes creadas para castigar los actos que atentan contra otros seres humanos y contra las normas que nos permiten convivir en sociedad.
La operación que ha causado la muerte de Osama Bin Laden se le ha dado un curioso nombre, “Operación Gerónimo”. Gerónimo(1823-1909) fue  un jefe apache que después de ver como las tropas del gobernador de la mexicana Sonora asesinaban a su esposa y a sus hijos, juró vengarse . Durante algunos años atacó diferentes ciudades mexicanas aunque finalmente fue confinado en una reserva. En 1886 se escapó al frente de apenas una treintena de apaches y fue perseguido sin tregua por un ejército de 5000 soldados norteamericanos hasta lograr su rendición. Me pregunto por qué habrán dado este nombre a la Operación, porque Gerónimo no fue un terrorista, sino un hombre que defendía la libertad de su pueblo y que fue acosado hasta rendirlo por hambre por fuerzas infinitamente superiores. Un nombre muy desafortunado para, en mi opinión, una operación muy desafortunada.
Imagen exterior de la vivienda fortaleza de Osama Bin Laden en Abbottabad asaltada por 20 navy seals en una operación bautizada como Gerónimo, un curioso nombre si tenemos en cuenta que Gerónimo no fue un terrorista sino un jefe apache que luchó por la libertad de su pueblo, reducido a huir como un fugitivo al frente de una partida de no más de treinta guerreros y perseguido por 5000 soldados(foto www.elmundo.es)
El resultado de la Operación, que hoy ya se sabe que fue ocultada al gobierno de Pakistán, fue la incursión de cuatro helicópteros que transportaban a 20 miembros de los Navy Seal, un grupo de élite de la Armada norteamericana y que como dije ayer sus iniciales significas “Sea,Air and Land“(Mar, Aire y Tierra) asaltaron la mansión de Osama Bin Laden en Abbottabad, a unos 50 kilómetros de Islamabad y donde ya había sido localizado el pasado mes de agosto, la tomaron por asalto y , según afirman, después de darle la oportunidad de rendirse lo abatieron con un disparo que le atravesó el ojo izquierdo, además de matar también a uno de sus hijos, a otros dos hombres y a una mujer que , también según afirman los soldados, fue utilizada como escudo humano.
 Tras matar a Bin Laden le fueron tomadas muestras de pelo, saliva y sangre del cadáver para compararlas con las de una hermana del terrorista que había muerto de un tumor cerebral en Estados Unidos por un proceso llamado electroforesis. Después de haber establecido su identidad  y obtener también la confirmación sobre dicha identidad de una de sus esposas, el cadáver sería trasladado hasta el portaaviones “Carl-Vinson”  donde , después de decidir que  “Encontrar un país dispuesto a aceptar los restos del terrorista más buscado del mundo habría sido difícil” según declara la propia Casa Blanca, acordaron tirar su cuerpo a las aguas del Mar Arábigo. Según su explicación, por un lado se trataba de respetar la tradición musulmana de enterrar los difuntos en un corto plazo de tiempo desde su muerte y por otro lado evitar que su tumba se convirtiera en un lugar de peregrinación del yihadismo. Hay que decir que esta última justificación no se sostiene , porque Bin Laden pertenece a la corriente islámica wahabita, fundada por Mumhamma ibn Abd al Wahhad(1703-1792), una secta que defiende el regreso a la pureza original del Islam y de la que ya he hablado en otras ocasiones en el Mentidero,según la cual la veneración de los muertos queda prohibida para evitar que se conviertan en falsos ídolos .
Imagen con la forma tradicional del enterramiento entre los musulmanes La tumba será abierta en sentido perpendicular a la Qibla, con una profundidad suficiente para proteger al cuerpo de cualquier intento de profanación o exhumación criminal. La excavación deberá tener por lo menos una profundidad de 1,45 metros, y un ancho y largo lo suficiente para que el cadáver quede extendido horizontalmente  e inclinado levemente, sobre la pared más cercana a la Qibla. Sólo se contempla depositar el cuerpo en el fondo del mar cuando existe riesgo de descomposición del cuerpo antes de llegar a tierra o cuando  se teme que el cuerpo pueda ser profanado y desmembrado. ¿Por qué fue arrojado al mar?(imagen de www.islamerica.org.ar)
Aunque sea desviarnos por un momento del tema del artículo, aunque relacionado con esto último que acabo de escribir, he buscado en que consiste el rito islámico para el enterramiento de sus muertos y esto es lo que he encontrado en la página www.islamerica.org.ar sobre “Los funerales en el Islam”. El ritual islámico se divide en estas cuatro acciones:
*Bañar al fallecido( Gusul)
Tiene que ser realizado por alguien del mismo sexo, que haya sido una persona de confianza del fallecido y que conozca los rituales funerarios 
*Amortajarlo(Tafkin)
Con un trozo de tela, si es posible blanca, con la que se pueda envolver todo el cadáver después de haber sido bañado
*Ceremonia religiosa: Oración fúnebre y honras
Puede realizarse en cualquier lugar antes de proceder al entierro e incluso después de que este se haya celebrado
*Sepultura
Esto último es lo que más nos interesa con referencia a la decisión de arrojar el cuerpo de Osama Bin Laden al mar. En primer lugar se dice que “El traslado de los restos de un fallecido de una ciudad a otra es un hecho reprobable” y que “El traslado debe efectuarse cuanto antes hacia la mezquita, la funeraria o hacia el cementerio donde se realizará la oración fúnebre”, y en cuanto al enterramiento se afirma que “el suelo o tierra del cementerio es la morada natural de nuestros fallecidos. En la tierra se completa el ciclo vital del hombre”. Y cita los versículos del Corán 20/55 “De ella (LA TIERRA) os creamos, a ella  os retornaremos y de ella os haremos surgir otra vez”. Termina este rito indicando que no es aprobada la incineración del cadáver , ni tampoco la construcción de monumentos funerarios y define la importancia de la sepultura para los musulmanes con estas palabras “La tumba para los musulmanes es una morada funcional, en ella se protege al cadáver de toda agresión externa, hasta que sea absorbido  por la misma tierra”.
El presidente Barac Obama y su gabinete de gobierno siguiendo en directo el asalto a la mansión de Obama. Apenas unas horas antes Barack Obama había estado jugando tranquilamente al golf. La decisión había sido tomada el viernes de la semana pasada . ¿Veremos alguna ves las imágenes que ellos estaban viendo?¿Oíremos las voces de los soldados que tomaron la fortaleza?¿Se ofreció la oportunidad a Osama de rendirse o le dispararon directamente? Ya se que muchos pensaran que un terrorista no tiene derechos, pero como escribo en el artículo el triunfo de la democracia sobre los terroristas es el derecho y las leyes, incluso si Hitler hubiera sobrevivido tendría que haber sido juzgado. Las leyes por encima de la sangre es la mejor lección que podíamos dar a los intolerantes(foto Reuters de www.bbc.co.uk)
Únicamente se contempla dar sepultura en el mar cuando se trata de un viaje cuya duración puede causar la descomposición del cuerpo o cuando existe el riesgo de que el cuerpo del difunto sea mutilado por sus enemigos. En el caso de Osama Bin Laden no se daba ninguno de estos dos extremos por lo que el lanzamiento de su cuerpo al mar no tiene ninguna justificación excepto el de eliminar su cadáver por los motivos que sean y que nos son desconocidos en estos momentos. No soy muy aficionado a dar pábulo a las teorías conspiratorias, pero este hecho las alimentará de ahora en adelante porque no se entiende de ninguna forma esa rapidez en desembarazarse de su cuerpo, aunque luego nos proporcionen fotos de su cuerpo.¿Por qué se tomó esta decisión?¿Por qué alimentar las  dudas? ¿se ha grabado la operación realizada por los navy seals? Resulta extraño que en una época donde todo queda grabado y registrado aún no tengamos un video de lo sucedido  
Pero sigamos adelante, porque el aspecto clave de esta operación es no tanto su legalidad como su moralidad. Y digo que no tanto su legalidad porque el presidente de Estados Unidos está dotado del poder reconocido por su constitución para atacar a cualquier persona, organización o estado sospechoso de estar envuelto en ataques terroristas contra los Estados Unidos así como contra aquellos estados que den cobijo  o apoyen a esas personas u organizaciones . Este poder le fue conferido al Presidente con fecha del 14 de septiembre de 2001 , apenas tres días después del atentado de las Torres Gemelas. Recientemente, Obama no pidió permiso al Congreso para bombardear Libia y tampoco lo ha pedido ahora para llevar adelante la operación contra Osama Bin Laden, y no lo ha hecho porque así se lo permite la legislación norteamericana.  
Archivo:Building of the International Criminal Court in The Hague.jpg
Edificio de la Corte Penal Internacional en la Haya . Creada el 17 de julio de 1998 con la firma del Estatuto de Roma ,entre los puntos de su Preámbulo que reproduzco en el artículo encontramos   que uno de sus objetivos es “garantizar que la justicia internacional sea respetada y puesta en práctica en forma duradera” y entre los delitos para los que esta cualificado para juzgar se hallan los de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra,  por lo que Osama Bin Laden debería haber sido juzgado y condenado por este tribunal. Sin embargo el Estatuto de Roma por el que se creó la Corte Penal Internacional no ha sido suscrito ni por Estados Unidos, ni otras naciones como China, India, Rusia, Israel o Irak, lo que es una forma de situarse por encima de las leyes internacionales y actuar al margen de ellas
Ayer expresé que Osama Bin Laden no debería haber sido ejecutado, pues de eso se trató, sino detenido y llevado ante el organismo internacional que se creó para estos casos, la Corte Penal Internacional.Después de los genocidios cometidos en la guerra de la antigua Yugoslavia en 1994 y las matanzas durante los conflictos en Ruanda y Burundi en 1995 se decidió crear este organismo en virtud del acta final suscrita el 17 de julio de 1998 en Roma, en cuyo Preámbulo encontramos esta declaración que os reproduzco entera en su preámbulo para que entendáis su espíritu:
Conscientes de que todos los pueblos están unidos por estrechos lazos y sus culturas configuran un patrimonio común y observando con preocupación que este delicado mosaico puede romperse en cualquier momento
Teniendo presente que, en este siglo, millones de niños, mujeres y hombres han sido víctimas de atrocidades que desafían la imaginación y conmueven profundamente la conciencia de la humanidad,
Reconociendo que esos graves crímenes constituyen una amenaza para la paz, la seguridad y el bienestar de la humanidad,
Afirmando que los crímenes más graves de trascendencia para la comunidad internacional en su conjunto no deben quedar sin castigo y que, a tal fin, hay que adoptar medidas en el plano nacional e intensificar la cooperación internacional para asegurar que sean efectivamente sometidos a la acción de la justicia…
Decididos a poner fin a la impunidad de los autores de esos crímenes y a contribuir así a la prevención de nuevos crímenes,
Recordando que es deber de todo Estado ejercer su jurisdicción penal contra los responsables de crímenes internacionales,
Reafirmando los Propósitos y Principios de la Carta de las Naciones Unidas y, en particular, que los Estados se abstendrán de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado o en cualquier otra forma incompatible con los propósitos de las Naciones Unidas,
Destacando, en este contexto, que nada de lo dispuesto en el presente Estatuto deberá entenderse en el sentido de que autorice a un Estado Parte a intervenir en una situación de conflicto armado o en los asuntos internos de otro Estado,
Decididos, a los efectos de la consecución de esos fines y en interés de las generaciones presentes y futuras, a establecer una Corte Penal Internacional de carácter permanente, independiente y vinculada con el sistema de las Naciones Unidas que tenga competencia sobre los crímenes más graves de trascendencia para la comunidad internacional en su conjunto,
Destacando que la Corte Penal Internacional establecida en virtud del presente Estatuto será complementaria de las jurisdicciones penales nacionales,
Decididos a garantizar que la justicia internacional sea respetada y puesta en práctica en forma duradera,
Imagen de uno de los cuatro helicópteros Cobra que , según la versión oficial, se estrelló por un fallo mecánico. Después tomar muestras del ADN del cuerpo de Osama Bin Laden para  compararlas con el ADN  de su hermana fallecida en Estados Unidos por un tumor cerebral, fue trasladado hasta el portaaviones Carl Vinson desde donde se arrojó el cuerpo a las aguas del Mar Arábigo(foto tomada de www.bbc.co.uk)  
Este tribunal fue creado para juzgar crímenes como el genocidio, crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y delitos de agresión. Podría haber sido el instrumento perfecto para impedir que ninguna nación se tomase la venganza por su mano, que hubiera intervenciones en terceros países y que en casos como el de Osama Bin Laden, el mundo democrático diese una lección a los intolerantes, a los enemigos de la libertad, a los defensores del terrorismo, utilizando la ley y no las armas para castigar a un genocida ,como era el caso del fundador de Osama Bin Laden. Por desgracia , ni Estados Unidos, ni Rusia, ni China , ni Israel,ni India, ni Cuba y tampoco Irak han ratificado el estatuto de creación de esta Corte para no estar sometidos al control y vigilancia de un organismo supranacional. Sin embargo, ellos si que imponen este tipo de controles a las demás naciones.Del Preámbulo me quedo con esta frase que define su espíritu ” Decididos a garantizar que la justicia internacional sea respetada y puesta en práctica en forma duradera”, ese debía ser el instrumento utilizado por los demócratas contra el terror. 
Estados Unidos ha firmado tratados bilaterales con más de sesenta estados para conseguir la inmunidad  de sus nacionales por los delitos recogidos en el Derecho Penal Internacional, incluyendo genocidios,o crímenes de guerra, presionando con retirar ayuda económica o militar a los países que se negasen a firmar dichos acuerdos bilaterales.Con ello se ha pretendido poner a los soldados norteamericanos y , por extensión , a cualquier ciudadano norteamericano por encima de la jurisdicción de la Corte Penal Internacional y por lo tanto por encima de la ley internacional que debería regir sobre todas las naciones. Por eso, cuando ayer oíamos decir al presidente Barack Obama en el discurso en el que anunciaba la muere de Osama Bin Laden “No hay nada que no podamos hacer” me temo que estaba muy en lo cierto , no hay nada que no puedan hacer ya que no se someten a las leyes que tendrían que gobernar las relaciones internacionales y el castigo de los crímenes.
Foto de Osama Bin Laden comparada con la foto que ayer fue difundida y que se ha indicado que no era más que un fotomontaje y habría sido empleada precisamente para ello la foto de la izquierda . La pregunta sería , entre otas, ¿por qué si se conocía la presencia de Osama Bin Laden en esta población de Pakistán desde el mes de agosto no ha sido hasta ahora cuando se ha llevado acabo la acción?¿un cálculo electoral?Quedan muchas preguntas por responder(www.cadenaser.com)   
Si alguien ha seguido la lectura de este artículo hasta llegar aquí, que no piense de ninguna forma que estoy justificando a Bin Laden. Era un genocida, un criminal contra la humanidad, y es de esas personas que habría sido mejor que no hubieran nacido, y al igual que él todos los demás terroristas que defienden sus ideas con la sangre. Pero yo defiendo la idea de que si Hitler no se hubiera suicidado también habría tenido derecho a un juicio, porque esa es la grandeza de las democracias. Si pegamos a una persona un tiro, si lo ejecutamos sin someterlo a un juicio, no estaremos actuando mejor que aquellas cuadrillas de ciudadanos vengadores, que detenían a un cuatrero y lo ahorcaban. 
 Como exponía antes en el ejemplo de como actuaría si mataran a mi familia ¿cual sería mi deseo,mi impulso primario?Matar al culpable, y eso es humano y comprensible. Pero hemos creado una sociedad que se dice justa, con leyes que permiten nuestra convivencia como seres civilizados, y para mi, en esa sociedad, las ejecuciones sumarias no son justificables, ni son , como puedo leer hoy en el periódico , “un avance crucial en la lucha contra el terrorismo”. No, para mi no es un avance crucial, lo habría sido su arresto, su juicio y su condena por un tribunal, habría sido un triunfo de la justicia y de la razón. No soy un ingenuo, se que no podemos pretender acabar con el terrorismo a través de las buenas palabras, ni pidiendo a los terroristas por favor que nos entreguen las armas. Se que hay que luchar contra ellos con el uso de la fuerza, pero también creo en el impacto moral que habría tenido en el mundo musulmán ver como a pesar del horror desencadenado por Osama Bin Laden, la fe de las democracias en la justicia y sus leyes permitían juzgarle y no pegarle un tiro en la cabeza. Como decía Marco Tulio Cicerón hace dos mil años “Que las armas cedan su puesto a las togas”
Barack Obama en el momento de pronunciar el discurso en el que anunciaba la muerta de Osaba Bin Laden y afirmaba que “No hay nada que no podamos hacer” Su popularidad, que había descendido de manera continua desde el esperanzador inicio de su mandato ha experimentado un rápido crecimiento a apenas un año de las elecciones norteamericanas (  foto tomada  de  www.es.noticias.yahoo.com)
Creo que en esta ocasión estoy escribiendo en contra de la creencia generalizada en cuanto a que se ha hecho lo que había que hacer, y tal vez me equivoque en mi apreciación, pero creo que a la sangre no se le debería responder con más sangre sino con la justicia y las leyes, demostrando que estas son superiores y ofrecen al mundo el auténtico camino de la paz. Decía el filósofo y escritor francés Benjamin Constant que “Lo arbitrario no sólo es funesto cuando se utiliza para el crimen. Empleado contra el crimen, también es peligroso”. Ha desaparecido un asesino, un tumor para la humanidad, un hombre que defendía sus ideas derramando la sangre de inocentes, por lo tanto su muerte no puede ser lamentada por nadie que ame la tolerancia y la libertad. Pero una cosa es no llorar su muerte y otra, la forma en que se ha producido. Para mi es un fracaso de la justicia y de los valores que todos los que amamos la libertad y la democracia defendemos.
¿Por qué se ha elegido este momento y no antes?¿Por qué se le ha dado muerte y no se le ha capturado?¿Por qué ha sido arrojado el cuerpo al Mar Arábigo?¿Conoceremos las imágenes donde se le ofrece la alternativa de rendirse? ¿se hará lo mismo con el sucesor de Bin Laden , Aymán al Zawahiri?Reiteró, para terminar este artículo , que Bin Laden era un asesino, pero que los asesinos deben ser castigados por la ley para demostrar a los que le apoyan, que hay fuerzas por encima de las armas, la fuerza de la razón, de la civilización y de la justicia.
Anuncios