SANTIAGO SIERRA, UNA VICTORIA DE LA INCORRECCIÓN POLÍTICA

Santiago Sierra ha rechazado el Premio Nacional de Artes Plásticas que le había sido concedido por el Ministerio de Cultura, y lo ha hecho en forma de una carta abierta donde escribe:

” Es mi deseo manifestar en este momento que el arte me ha otorgado una libertad a la que no estoy dispuesto a renunciar. Consecuentemente, mi sentido común me obliga a rechazar este premio. Este premio instrumentaliza en beneficio del Estado el prestigio del premiado. Un Estado que dona alegremente dinero a la banca, un estado que participa en guerras dementes alineado con un imperio criminal,un estado empeñado en el desmontaje del Estado de Bienestar en beneficio de una minoría internacional y local. El estado no somos todos. El estado son ustedes y sus amigos” 

¿Sabéis a que me suena esto? A una maravillosa melodía de libertad, de independencia, de coherencia con las propias ideas, de coraje para no temer las críticas de las mentes bienpensantes, de rebeldía contra este nuevo puritanismo que contamina nuestra sociedad, en la que parece que todos tenemos que estar de acuerdo con la doctrina que nos imponen determinados grupos, el famoso pensamiento único que más me parece la estupidez global que debemos aceptar con una sonrisa bobalicona.

Hace unos días Arturo Pérez Reverte ha sufrido una lluvia de críticas por decir lo que pensaba, a Sánchez Dragó prácticamente le quieren  crucificar y prohibir sus libros por un relato literario que han tomado al pie de la letra y así podríamos seguir citando casos. Si no estás con el pensamiento global, si muestras disidencia con el “buenismo” estulto de esta sociedad, entonces eres de los malos, un marginado que no merece más que ser castigado. Es el reino de la mediocridad, de las mentes grises que odian todo aquello que puede atesorar talento y deje en evidencia su miseria intelectual. 

Santiago Sierra ha plantado cara a esos mediocres que creen que todo se puede comprar con dinero , ha defendido su libertad  y su independencia y les ha dejado con la boca abierta porque no lo entienden. Pobrecitos, no están preparados para ello, aún no saben que nadie puede poner cadenas a un hombre que se sabe libre aunque esté encerrado en una mazmorra.

Un aplauso para Santiago Sierra y para todos los que tienen la fuerza de remover las entrañas de la sociedad, los que no aceptan las frases hechas, los pensamientos comunes, las consignas de partido, los dogmas y las convenciones sociales. Escribía Benjamin Franklin que “donde mora la libertad esta mi patria“, nadie nos la  puede arrebatar si no la abandonamos en manos de los que quieren robárnosla con dulces palabras que hablan de seguridad, de decencia, de corrección para amortajarnos el pensamiento.

No, seamos incorformistas, digamos ,como Santiago Sierra, que  no entramos en su juego , que no pueden engañarnos  con su hipócrita filosofía de la corrección,  y que no hace falta que nos digan como debemos pensar , ya sabemos hacerlo nosotros solos . ¿Os imagináis  el espectáculo de una sociedad realmente libre de pensamiento? Sería el fin de la política y de los políticos, porque un mundo realmente libre no aceptaría sus mentiras

Anuncios