UNA HISTORIA DE LONDRES Y EL GRAN INCENDIO DE 1666(PRIMERA PARTE)

Londres es en la actualidad la capital del Reino Unido y es poseedora del área metropolitana de mayor tamaño y más habitada de Europa con entre doce y catorce millones de personas . Dispone de una de las redes de transporte publico más extensa del mundo y el metro londinense, que comenzó a funcionar el diez de enero de 1863, es el de mayor antigüedad en el planeta. La ciudad contiene edificio s monumentales que forman parte del imaginario colectivo, como la Torre de Londres, el Puente de Londres, la Abadía de Westminster, la Catedral de San Pablo , el Palacio de Buckingham, la Casa del Parlamento, el Big Ben , la Columna de Nelson consagrada al almirante británico Horatio Nelson(1758-1805), el reconstruido teatro shakesperiano The Globe o la mucho más reciente Noria del Milenio,  y una serie de elementos que ,sin ser tan llamativos como los monumentos y las grandes construcciones históricas, están tan unidos a la imagen que tenemos de esta gran ciudad que casi no la podríamos reconocer sin ellos, como las cabinas rojas de teléfonos, sus autobuses de dos pisos , el cambio de guardia en el Palacio de Buckingham o  los famosos black cabs, los clásicos taxis negros de Londres. El novelista y biógrafo inglés Peter Ackroyd(1949) , que ha dedicado buena parte de su obra a esta ciudad, la define con estas palabras ” Londres va más allá de cualquier límite o convención. Contiene todos los deseos o las palabras que se han expresado alguna vez, cada acción o gesto jamás se ha hecho, todas las declaraciones duras o noble expresado nunca. Es ilimitada. Es Londres Infinita”
Pero la imagen que tenemos de esta ciudad  casi dos veces milenaria es una imagen reciente en comparación a la antigüedad de la ciudad, porque la mayor parte de ella no tiene más de trecientos cincuenta años. Hay un punto en su historia que supuso un antes y un después para Londres, pero antes de llegar a aquel acontecimiento que cambió para siempre la fisonomía de esta ciudad, tenemos que viajar aún más en el pasado hasta el 55 y 54 a. C, fechas en las que el general romano Cayo Julio César (100-44 a. C) desembarcó al frente de sus legiones en las costas británicas . En el segundo intento, el del año 54 a. C , César organizó un nuevo desembarco, pero en esta ocasión se aseguró de disponer de los medios necesarios para la ocupación de Britania y reunió más de ochocientas embarcaciones que iban a transportar a cinco legiones , unos 25.000 hombres, incluidos dos mil hombres de caballería. Aunque logró la victoria sobre los britanos, las tribus celtas que habitaban la isla, noticias de levantamiento de otras tribus celtas en las Galias que acababa de conquistar le hicieron abandonar el territorio después de lograr que las tribus firmaran un tratado de paz con Roma y se obligaban al pago de un tributo. Sobre este episodio que he relatado ya en el artículo dedicado a la reina Boudica, el historiador Cornelio Tacito (55-120 d.C) nos narra“de hecho, el deificado Julio César fue el primer romano que penetró en Britania a la cabeza de un ejército: estableció relaciones con los nativos tras derrotarles en la batalla y se hizo el dueño de la costa y puede considerarse que él nos la indicó pero no nos la entregó”

Mapa de la Britania romana donde podéis ver la situación de las tres ciudades más importantes. Al este Camelodunum, la actual Colchester y la que fuera la ciudad más importante antes de la llegada de los romanos, Londinium, desde donde se gobernaba la provincia, y al norte Eburacum, la actual York, donde nacería el emperador Constantino I el Grande(hacia 272-337). También podéis ver las marcas de las dos murallas construidos primero por el emperador Adriano (76-138), el conocido como Muro de Adriano, y el construido por su sucesor, el emperador Antonino Pío(86-161), llamado Muro de Antonino, 160 kilómetros más al norte que la anterior, para proteger la provincia romana de los ataques de los pictos que habitaban el territorio de la actual Escocia. Los romanos permanecerían en la isla hasta el 407 , cuando las últimas legiones abandonaron a su suerte a los britanos que tendrían que hacer frente a la amenaza de los pictos , aunque no serían ellos los que les arrebatarían su territorio sino pueblos venidos del otro lado del Canal de la Mancha (imagen procedente de http://es.wikipedia.org)
Los romanos no regresarían hasta  el año 43 d. C , pero entonces lo harían para establecerse  en la isla y formar una nueva provincia que incorporarían al Imperio Romano con el nombre de Britania. Es en ese año cuando fundan un asentamiento al que darán el nombre de Londinium y que establecieron en el primer lugar donde pudieron tender un puerto sobre el Támesis . No se sabe si hubo en aquel mismo sitio otra población anterior ni tampoco se sabe con certeza el origen de la palabra Londinium , tal vez una derivación del nombre del dios celta Lug del que se derivan nombres de otras ciudades  como Lugdunum la actual Lyon,en Francia, o  la gallega ciudad de Lugo en España .Quizás fuera ese su origen o tal vez no pero lo cierto es que en el 43 de nuestra era a orillas del Támesis se encontraba esta nueva ciudad que rivalizaba con Camulodunum , situada en el mismo lugar donde hoy se encuentra Colchester y considerada la ciudad mas antigua de Britania. Dos décadas después se produciría una rebelión de los britanos encabezada por la reina de la tribu de los icenos, Boudica , que mantendría en jaque a las legiones romanas entre el 60 y el 61  , arrasando ciudades como Camulodunum y la propia Londinium. Finalmente Boudica sería derrotada ,y se suicidará antes de ser capturada. El historiador romano Tácito afirma que entre Camuladunum, Londinium y Verulamio murieron unas ochenta mil personas entre civiles y soldados, aunque es difícil creer esta cifra tanto porque muchos lograron escapar en Londinium y Verulamio como por la escasa población romana en la época en Britania.
Sea como fuere  Londinium sería reconstruida , sustituyendo a Camuladunum(Colchester) como capital de la provincia de Britania en el siglo II y alcanzando en esta época un tamaño considerable hasta reunir a una población estimada de sesenta mil habitantes. Pero en el 407  la provincia romana de Britania es abandonada por las últimas legiones y la ciudad de Londinium también queda abandonada pero no durante mucho tiempo. Los britanos , acostumbrados a encontrarse bajo el paraguas protector de las legiones, quedaban ahora a merced de enemigos tradicionales como los indómitos pictos que habitaban el norte de la isla , en lo que hoy conocemos con el nombre de Escocia, mientras que a mediados del siglo V nuevos pueblos cruzarán el Canal de la Mancha con la intención de establecerse en Britania, entre los que se encontraban los jutos, los anglos y los sajones . Según la tradición inglesa habrían sido los britanos los que llamaron a los sajones a Britania para que les ayudasen a luchar contra los pictos, pero como suele suceder en la historia, cuando un pueblo solicita la ayuda de otro para luchar contra un tercero el resultado suele ser la invasión del pueblo que ha solicitado la ayuda ya que ha demostrado su debilidad.

Mapa con las rutas seguidas por jutos, anglos y sajones para ocupar Britania. Según relata Gildas, los britanos hacia el 450 se sentían incapaces de hacer frente a la amenaza de los pictos al norte y buscaron ayuda al otro lado del mar , a los jutos que estaban en la actual Jutlandia, dentro del territorio danés, los anglos , que se hallaban justo al sur de los jutos, en territorio de la actual Alemania fronterizo con Dinamarca y  al oeste de los anglos, en la costa de Alemania, estaban los sajones. Estras tribus respondieron a la llamada realizada por uno de los caudillos britanos llamado Vortigern, y cruzaron el mar para ,en teoría , ayudar a los britanos a enfrentarse a los pictos, pero , como podéis suponer, sus intenciones eran bien diferentes. Los primeros en llegar fueron los jutos liderados por los hermanos Hengist y Horsa . Acordaron sellar una alianza mediante el matrimonio del caudillo britano Vortigern con la hija de Hengist, Rowena . Se organizó una gran fiesta para celebrar la alianza de los dos pueblos juto y britano pero los primeros incitaron a los britanos a emborracharse y cuando ya estaban ebrios les dieron muerte y se apoderaron del primero de los reinos britanos en ser conquistado , el de Kent. A continuación llegarían los sajones que fundarían los reino de Sussex(sajones del sur), Wessex(sajones del oeste) y Essex (sajones del este) y hacia 540 llegarían también los anglos que fundarían tres reinos, Anglia Oriental, Mercia y Northumbria. Estos reinos formarían la Heptarquía(gobierno de siete) que controlaría la isla hasta el siglo IX.(imagen procedente de http://vascon.galeon.com )
El religioso Gildas (hacia 496-570) escribiría en el siglo VI   una obra titulada “De Excidio et Conquestu Britanniae” donde  por primera vez se narraban los acontecimientos desarrollados en la isla después de la marcha de los romanos, y con los reparos que los historiadores hacen sobre la exactitud de su contenido, en ella narra como la isla fue prácticamente arrasada por los nuevos conquistadores “Pues el fuego… se extendió de costa a costa, avivado por las manos de nuestros enemigos en el Este, y no cesó, hasta que destruyó todas las ciudades y tierras cercanas, alcanzó el otro lado de la isla, y hundió su lengua roja y salvaje en el océano occidental. En estos asaltos todas las columnas cayeron por los golpes del ariete, todos los granjeros se pusieron en fuga, junto con sus obispos, sacerdotes y el pueblo, mientras la espada relucía y las llamas ardían en torno a ellos por todos lados. Era lamentable contemplar, en el medio de las calles yacían lo alto de las torres, abatidas hasta el suelo, piedras de altos muros, altares sagrados, fragmentos de cuerpos humanos, cubiertos con ropas lívidas de sangre coagulada, que parecían haber sido apretados todos juntos en una prensa; y sin ninguna posibilidad de ser enterrados, excepto en las ruinas de las casas, o en los estómagos hambrientos de las bestias salvajes y las aves”
Apenas se sabe que sucedió en Londres entre el 450 y el 600 , pero otro religioso e historiador , Beda el Venerable (672-735) , escribió hacia el 731 su  “Historia ecclesiastica gentis Anglorum“, con la que  ampliaría el contenido de la historia de Gildas llevándolo hasta la fecha que escribió su obra , y por ella es considerado el padre de la historia inglesa . Narra la conversión de Inglaterra al cristianismo de la mano del evangelizador Anselmo de Canterbury (hacia 534-634). Aunque sea apartarnos momentaneamentela ciudad de Londinium, creo que os interesará el relato que recoge Beda sobre el comienzo de la evangelización de Britania cuando el papa Gregorio I Magno (hacia 540-604 y papa desde 590 hasta 604) observa en un mercado de Roma la venta de unos hombres como esclavos que llamaron su atención por sus cabellos rubios y la blancura de su tez . Así lo narra Beda “Cuéntase que un día ciertos comerciantes que habían llegado a Roma exponían sus mercancías en la plaza del mercado . Entre la multitud que se empujaba para comprar estaba Gregorio, que vio, entre las demás mercancías, a unos muchachos que estaban en venta. Tenían la piel blanca , los rasgos delicados y el pelo muy hermoso. Mientras los miraba con curiosidad  e interés, preguntó de que tierra y de que parte del mundo eran. – Son de la isla de Britania- le respondieron, – donde todos tienen el mismo aspecto”

Mapa de la Heptarquía, es decir, de los siete reinos en que estaba dividido el territorio de la actual Inglaterra. En color rosa tenemos el territorio de los anglos, los reinos de Northumbria , Mercia y Anglia Oriental, en color más pálido los territorios sajones, Essex, Sussex y Wessex,  y luego entre Essex y Sussex podéis ver el pequeño reino de Kent, que era aquel que conquistaron al llegar los jutos. Finalmente, en verde están los territorios controlados por los indómigos pictos y los escotos . Cuando uno de los reyes de alguno de los reinos tenía mayor fuerza que el resto  se convertía en Bretwalda , una dignidad que significaba que los demás reyes le  reconocían una cierta autoridad por encima de la suya. Durante mucho tiempo se la disputaron los reyes de Northumbria y Mercia, pero a mediados del siglo IX, justo antes de las invasiones vikingas, el reino más fuerte era el de Wessex y serán ellos los que encabecen la lucha contra los invasores nórdicos (imagen procedente de http://www.lahistoriaconmapas.com )
“Gregorio preguntó entonces si aquellos isleños eran ya cristianos o si todavía eran infieles ignorantes – Son paganos- le dijeron. ¡Ay!- exclamó  Gregorio con un suspiro que le brotó del corazón – qué triste es que una gente de aspecto tan lozano esté todavía a merced del autor de las tinieblas y que unos cuerpos tan hermosos escondan un espíritu vacío de gracia divina. ¿Y cómo se llama esta raza? Se llaman anglos o ánglicos, le respondieron. Es justo que así sea -repuso Gregorio- pues tienen rostro angélico y pasarían por parientes de los ángeles del cielo. ¿Y cómo se llama la provincia de donde proceden? Deira, le dijeron. Excelente, comentó Gregorio, pues es como si hubieran sido rescatados de la ira .¿Y cómo se llama su rey? Ale, le respondieron. En tal caso es justo que en aquella tierra resuene en alabanza de Dios la palabra aleluya” Esta sería la razón por la que el papa Gregorio envió  a Britania a Agustín de Canterbury en 596 al frente de una misión evangelizadora que sería coronada con el éxito , logrando la conversión del más importante de los reyes anglosajones , Etelberto de Kent, que además le permitió establecer sedes episcopales en Canterbury, Rochester y en Londres, por lo que ya entonces Londres había recuperado su importancia como centro habitado y Beda se refiere a la ciudad como “un centro comercial para muchas naciones que lo visitan por tierra y por mar”
Sin embargo este Londres no era el mismo Londinium de los romanos, que habría sido abandonado aunque conservaba sus murallas, sino que tendría un nuevo emplazamiento aproximadamente a un kilómetro de la anterior ciudad, a la que los sajones llamaron Lundenwic. En esta época, siglos VI, VII y VIII, la antigua Britania está dividida en siete reinos, un periodo histórico conocido como la Heptarquía, con los reinos de Essex (sajones del este), Sussex (sajones del sur), Wessex (sajones del oeste), Mercia, Northumbria , Kent y Anglia Oriental . Los tres primeros reinos , Essex, Sussex y Wessex pertenecían a los sajones, mientras que Mercia, Northumbia y Anglia Oriental habían sido creados por los anglos y Kent por los jutos. Como en un primer momento los reinos anglos parecían más poderosos comenzó a llamarse a aquella tierra como Angleland o Anglaterre, es decir, Tierra de Anglos, de la que procede el término que hoy conocemos como Inglaterra o England en inglés. Gradualmente el reino de  Wessex fue alcanzando preponderancia sobre el resto de los reinos de la Heptarquía, y Lundenwic se hallaba dentro del territorio del reino de Essex, los sajones del este.

Mapa con el territorio controlado por Canuto II, rey de Dinamarca, Noruega e Inglaterra , hijo de Svend I, que había sido el artífice de la conquista de Inglaterra en 1013. Svend desembarcaba en agosto de ese año en Inglaterra y conquistaba Londres , haciéndose proclamar el 23 de diciembre de ese año como nuevo rey de Inglaterra, aunque apenas cinco semanas después moriría por unas heridas recibidas durante la campaña militar. Los daneses abandonaron Inglaterra para llevarlo a enterrar a Dinamarca, pero un año después regresaría su hijo y sucesor, Canuto II, para volver a conquistar Inglaterra . Sin embargo , el dominio danés sería efímero, pues en 1042 la corona volvía a un miembro de casa sajona de Wessex, Eduardo el Confesor (imagen procedente de http://usuarios.multimania.es )
A finales del siglo VIII comienzan las primeras incursiones vikingas y en 842 Lundenwic es atacada y de nuevo en 851 sufre un nuevo saqueo por una flota de más de trescientos barcos vikingos. En 865 los daneses inician la invasión de los reinos de la Heptarquía, caen Northumbria, Essex, Mercia y Anglia Oriental, y sólo Wessex les hará frente con su nuevo rey a partir de 871, Alfredo I el Grande (849-899) , que contra todo pronóstico y cuando todo parecía perdido  logrará detener el avance danés  y en 886 recuperará Lundenwic pero decide que sea trasladada de nuevo al antiguo emplazamiento donde estaba Londinium para aprovechar las murallas romanas . Le da un nuevo nombre , Lundenburh, mientras que Inglaterra quedará dividida entre el reino de Wessex, donde gobierna Alfredo el Grande, y el Danelaw, que era la tierra controlada por los daneses. En cuanto a Lundenwic quedaría prácticamente deshabitada y su nombre cambiaría por el de Ealdwic, que significa “la ciudad vieja”. Mientras Londres(o Lundenburh), comienza a crecer, a su alrededor sigue desarrollándose la historia. En el año 1015 toda Inglaterra queda en manos del rey danés Canuto II de Dinamarca (995-1035), que lo incorpora a su Imperio que incluía también Dinamarca y Noruega. Tras su muerte  le suceden otros dos reyes daneses en los siguientes cinco años , Haroldo Harefoot entre 1037 y 1040 y Hardicanute entre 1040 y 1042 , pero tras la muerte de éste último el pueblo elige a un nuevo representante de la dinastía sajona de Wessex que recupera el trono en la persona del rey Eduardo el Confesor.
Eduardo el Confesor reinara de 1042 a 1066 y bajo su reinado se construirá la Abadía de Westminster en Londres . Eduardo , hombre muy devoto y que sería canonizado, había incumplido su promesa de peregrinar a Jerusalén y el papa le propuso para redimir su falta la construcción de una gran iglesia. Ese fue el origen de la Abadía de Westminster que a partir de entonces se iba a convertir en el lugar tradicional de coronación de los monarcas ingleses. No puedo detenerme aquí a relatar los detalles de lo que sucedió tras la muerte de Eduardo, pero éste, que no había dejado descendencia, prometió en una ocasión el trono a su primo el duque Guillermo de Normandia. Cuando muere el 5 de enero de 1066 , Guillermo reclama el trono basándose en esta promesa,, mientras que los sajones prefieren elegir como rey al sajón Harold Godwinson , conde de Wessex, y que toma el nombre de Harold II (1022-1066). Sin embargo apenas tendrá tiempo para disfrutar del trono porque deberá  enfrentarse a dos invasiones simultaneas , la dirigida por el duque Guillermo de Normandía desde el Canal de la Mancha y la de los noruegos encabezada por el rey Harald III Haardrade (1015-1066). A los noruegos los derrotará el 25 de septiembre de 1066 en la batalla de Stamford Bridge, pero casi inmediatamente tiene que dirigirse hacia la costa del Canal de la Mancha para enfrentarse a las tropas de Guillermo. Cansados de la anterior batalla Harold II es derrotado el 14 de octubre en la Batalla de Hastings, donde encuentra la muerte

DOCUMENTAL DEL CANAL DE HISTORIA SOBRE LA BATALLA DE HASTINGS Y LA CONQUISTA DE INGLATERRA POR LOS NORMANDOS DEL DUQUE GUILLERMO

Los normandos , término que significa “hombres del norte”, habían sido guerreros escandinavos, en su mayor parte procedentes de la actual Dinamarca, que en el siglo IX  dirigidos por Hrolf Ganger (840-hacia 932) habían llegado a las costas del reino carolingio, la Francia de nuestros días, estableciendo su campamento en la desembocadura del río Sena en 896, venciendo en sucesivas batallas a las tropas del rey carolingio  Carlos III el Simple(879-929) que viendo como en 910 la misma París corría peligro de caer en manos de los daneses llegó a un acuerdo con Hrolf. A cambio de una parte del territorio costero que constituirá la base de la futura Normandia, Hrolf se compromete a jurar lealtad al rey y a convertirse al cristianismo adoptando el nombre de Rollón. Como curiosidad os diré que le llamaban Rollón el Caminante porque debido a su gran altura, más de dos metros, y su peso, sobrepasaba los 140 kilos, ningún caballo podía soportar su peso. Guillermo de Normandía era un sucesor de Rollón y por ello tenía el título de duque de Normandía , pero era ambicioso y quería un nuevo reino, el de Inglaterra. En este documental podréis vivir la batalla como si vosotros fuerais Guillermo de Normandía, el futuro Guillermo el Conquistador

Guillermo, que a partir de ese momento sería conocido como Guillermo I el Conquistador(1028-1087) , es coronado en Westminster y se inicia el dominio normando de Inglaterra. Bajo el reinado de Guillermo I se construiría la célebre Torre de Londres , primero como un lugar donde acuñar moneda e impartir justicia, además de como fortaleza, y a partir del siglo XII como prisión . Hasta comienzos del siglo XIII Inglaterra no tenía una capital fija, el poder estaba donde se encontraba el rey, casi siempre en movimiento de una fortaleza a otra, pero a comienzos del siglo del 1200 Westminster se convierte en la sede estable del gobierno y el poder se irá centralizando cada vez más. La ciudad continúa creciendo y pasa de los poco más de 15.000 habitantes que tenía en 1100 hasta los 80.000  de 1300 . El religioso William Fitzstephen (fecha desconocida – 1191) describía así el Londres de finales del siglo XII “Bendecida por un clima saludable, por la religión de Cristo, el poderío de sus fortificaciones, la naturaleza de su emplazamiento, la reputación de sus ciudadanos y el honor de sus matronas, feliz también por sus diversiones y prolífica en hombres nobles”
Los artesanos y comerciantes de la ciudad formaron poderosos gremios que además obtuvieron el privilegio de elegir a quién gobernara la ciudad, el Lord Major de Londres, el alcalde de Londres, a partir del reinado de Juan I de Inglaterra, al que seguro que conocéis mejor como Juan Sin Tierra(1166-1216), hermano del aún más célebre Ricardo I Corazón de León (1157-1199). Es ésta una época apasionante de la historia que espero relatar en algún otro artículo dedicado a la época medieval inglesa.  Sin embargo, el alcalde no adoptaría el título de Lord Major hasta el año 1354, justo seis años después de que la ciudad de Londres perdiera a gran parte de su población como consecuencia de la epidemia de Peste Negra que asoló Europa en aquellos años. Como veremos en la segunda parte de este relato, las calles de Londres eran estrechas, mal ventiladas, sin alcantarillado y  el reino de las ratas, por lo que no es de extrañar que en los siguientes tres siglos se produjeran en total seis episodios epidémicos. Unos años antes, en 1314, se terminaba la catedral de San Pablo, que, por supuesto , no es la que hoy podemos ver en Londres, y  durante el siguiente siglo Inglaterra se verá inmersa en una interminable guerra con Francia conocida como la Guerra de los Cien Años por los derechos al trono francés, aunque en realidad fueron 116 años ya que se prolongó desde 1337 hasta 1453, terminando con la derrota de Inglaterra.

Esquema de los reyes de Inglaterra de la dinastía Plantagenet que reinaría en Inglaterra desde el siglo XII hasta el siglo XV. En 1135 moría el rey Enrique I de Inglaterra, el cuarto hijo de Guillermo el Conquistador. No dejaba un descendiente varón , por lo que el gobierno pasa a su hija Matilde(1102-1167) , casada con el conde de Anjou y duque de Normandia, Godofredo V(1113-1151), que era llamado Plantagenet  porque llevaba siempre en su gorro una ramita de retama, que en francés se escribe genet, de ahí “Planta genet” Hubo una guerra civil por el trono entre Matilde y Esteban de Blois(1096-1154), nieto de Guillermo el Conquistador, pero tras la muerte de Esteban en 1154 el reino pasó a manos del hijo de Matilde y Godofredo, que reinaría con el nombre de Enrique II, padre de Ricardo Corazón de León y de Juan Sin Tierra y con quién comenzaba el reino de la dinastía Plantagenet. A partir de 1455 dos ramas de la familia Plantagenet, los York y los Lancaster, se enfrentarían en la llamada Guerra de las Dos Rosas, en la que finalmene vencieron los Lancaster en 1485 , subiendo al trono Enrique VII que fundaba una nueva dinastía, los Tudor, que en realidad era la fusión de las dinastías de York y Lancaster, a su vez herederas de los Plantagenet . Es difícil explicar esto en pocas líneas pero espero que os haya servido para guiaros un poco en el siempre laberíntico enredo dinástico de las casas reales europeas (imagen procedente de http://socialesmoriles.blogspot.com )

Apenas dos años después se inicia otra larga guerra ,en esta ocasión por la sucesión al trono de Inglaterra, entre las casas de York y Lancaster, que sería conocida como la Guerra de las Dos Rosas por los emblemas que distinguían a cada una de las casas, una Rosa Blanca la casa de York y una Rosa Roja la casa de Lancaster, que eran dos ramas familiares procedentes de un tronco común, la dinastía Plantagenet que reinaba en Inglaterra desde el siglo XII. Después de diferentes alternativas en la lucha , la victoria final la alcanzarán los Lancaster en la batalla de Bosworth el 22 de octubre de 1485, tras la que asciende al trono Enrique Tudor que adopta el nombre de Enrique VII(1457-1509), fundando una nueva dinastía, la Tudor, cuyo emblema era una rosa  de diez pétalos, cinco blancos en el centro y cinco rojos en el borde exterior que simbolizaban la unión de las casas de York y Lancaster. La dinastía Tudor gobernaría Inglaterra hasta 1603, una época marcada por los reinados del hijo de Enrique VII, el célebre Enrique VIII (1491-1547), que separaría a la Iglesia de Inglaterra de la Iglesia Católica fundando la nueva Iglesia Anglicana y su hija Isabel I (1533-1603)
Bajo el reinado de los Tudor, Londres creció aún más deprisa, al trasladarse la mayor parte de la nobleza a la ciudad para estar cerca del rey . Durante el reinado de Enrique VIII nacen los actuales parques de Saint James Park y Hyde Park, entonces un coto de caza del monarca, el Palacio de Saint James en el terreno de un antiguo hospital de leprosos, y refundó el  St Bartholomew’s Hospital, construido en 1123 y que hoy es el más antiguo de los hospitales del Reino Unido. Durante el reinado de su hija  Isabel I Inglaterra , Londres viviría la edad de oro del teatro con la inconmensurable figura de William Shakespeare(1564-1616) y se construyen teatros míticos como The Theater, The Curtain,  The Globe, The Rose, The Swan y The Hope. La reina prestaría su nombre a ésta época ,conocida como la Inglaterra isabelina, que sentaría las bases del futuro dominio mundial de los mares por parte de Inglaterra. A la muerte de Isabel I sin dejar descendencia, le sucede en el trono Jacobo I (1566-1625), que inicia una nueva dinastía, la de los Estuardo, Hijo de la reina María I Estuardo de Escocia(1542-1587), Jacobo une los reinos de Inglaterra, Escocia e Irlanda. En ésta época Londres ha superado ya los 220.000 habitantes, aunque su extensión casi no ha aumentado,constreñida dentro de las viejas murallas, mientras siguen creciendo las zonas de suburbios insalubres.

Mapa de Londres del siglo XVI, recogido en el Civitates Orbis Terrarum  editado en 1572 donde podemos ver como la ciudad se encontraba todavía constreñida dentro de sus murallas  mientras que en la otra orilla del Támesis apenas había aún construcciones, aunque seguiría creciendo a gran velocidad. Si a comienzos del siglos XIII la población había llegado a ser de ochenta mil personas, la peste de 1348 redujo mucho ese número y aún a comienzos del siglo XVI  no había logrado recuperar aquellos niveles, estimándose su población en cincuenta mil personas. Pero apenas cien años después el número de habitantes de Londres superaba los 220.000, pero sin embargo la ciudad no se había ampliado respondiendo a un plan urbanístico ordenado, simplemente se habían limitado a amontonar viviendas , pegadas unas a otras y casi todas de madera. Una invitación al desastre que antes o después se iba a producir. (imagen procedente de http://antiguopasalavida.com)   
Es en esta época cuando surge el East End junto a las murallas de la ciudad pero sin ningún tipo de planificación urbana, sólo un amontonamiento de viviendas, la mayoría de ellas de madera y sin las  mínimas condiciones sanitarias. La densidad de población dentro de las murallas era tan alta que incluso en el siglo XXI es desconocida en cualquier ciudad de los países desarrollados. De ésta época datan los primeros mapas dibujados de la ciudad, que nos la representan como un amontonamiento caótico de viviendas. El siglo avanza, Jacobo I fallece en 1625, le sucede su hijo Carlos I (1600-1649), que tendrá duros enfrentamientos con el Parlamento porque quería establecer un régimen absolutista gobernando al margen de los parlamentarios, y estallará una guerra civil que terminará con la derrota del rey que será decapitado y la instauración de una república gobernada por Oliver Cromwell(1599-1658), que adoptará el título de Lord Protector sobre esta república que recibe el nombre de Mancomunidad de Inglaterra o Commonwealth of England . Pero después de su muerte y tras un breve gobierno de su hijo Richard Cromwell(1626-1712), la monarquía es restaurada en 1660 en la persona de Carlos II (1630-1685), hijo de Carlos I . Y aquí vamos a dejar hoy nuestro relato, ya hemos recorrido la historia de Londres paralelamente a la de Inglaterra, ya que no hay forma de separarlas, y mañana abordaremos ese año entre 1665 y 1666 que iba a cambiar la faz de la ciudad.    
Anuncios