EL MANIFESTANTE, PERSONA DEL AÑO 2011 . LA DIGNIDAD POR ENCIMA DEL MIEDO

La revista Time ha elegido la figura del manifestante, del indignado, el movimiento que nació inspirado por un breve folleto escrito por el diplomático francés Stéphane Fredéric Hessel(1917) titulado “Indignaos” y también a la Primavera Árabe que sacudió los cimientos de los viejos regímenes autoritarios de gran parte del Norte de África y Oriente Medio. El director de la revista británica,Rick Stengel, ha explicado que los motivos por los que ha sido concedido este premio, no a una persona en concreto sino al colectivo de todos los que se han manifestado contra la corrupción del poder y las injusticias del sistema económico imperante,  es porque “en todos los sitios este año, la gente se ha quejado por la incapacidad de los líderes tradicionales y la irresponsabilidad de las instituciones. Los políticos no pueden mirar más allá de las próximas elecciones y se niegan a tomar decisiones difíciles. Esa es una de las razones por las que no elegimos a una persona este año” y añade “por capturar y resaltar un sentir global de promesa impaciente, por acabar con gobiernos y con la sabiduría tradicional, por combinar las técnicas más viejas con las más nuevas para hacer brillar la luz de la dignidad humana y, por último, por dirigir el planeta hacia un senda más democrática aunque a veces más peligrosa para el siglo XXI, el ‘Manifestante’ es la Persona del Año 2011 de Time”.
Si, todos vivimos con esperanza y expectación las revoluciones árabes en Egipto, Túnez , Libia  y los intentos de enfrentarse al poder en Yemen, Arabia Saudi o Siria, parecía el grito de libertad de un pueblo harto de décadas de corrupción, de falta de libertad y , sobre todo, de malas condiciones de vida. En Europa ,la crisis financiera en la que se haya sumido nuestros sistema económico desde el año 2008, ha sacado a la luz todas las prácticas abusivas de los grandes financieros, la corrupción e inoperancia de los políticos y la fragilidad del proyecto de una Europa unida basada no en la unidad política sino en la economía, y cuando esta ha fallado el edificio ha amenazado con derrumbarse ante la falta de verdadera unión y solidaridad entre  las diferentes naciones que la integran. Primero en España, con el ya famoso Movimiento 15-m, luego en Grecia, en Portugal , en el Reino Unido y también en Estados Unidos, miles de personas tomaron las calles para protestar e impulsar un cambio no sólo económico,sino también político y social .

La tradición de elegir una “persona del año” por la revista Time comenzó en el año 1927 y el primero en ser elegido fue el aviador Charles Lindbergh. En principio era “el hombre del año” pero a partir de 1999 se convirtió en “persona del año” para no excluir a las mujeres , aunque cuatro mujeres antes de esta fecha recibieron este título, entre ellas la reina Isabel II de Inglaterra en 1952 o la que fuera presidenta de Filipinas Corazón Aquino en 1986. Aunque es considerado como un homenaje y un honor recibir esta designación también fueron personas del año personajes que no eran precisamente ejemplares como Adolf Hitler en 1938, Josef Stalin  por dos veces en 1939 y 1942 o el líder de la Revolución Iraní , el Ayatollah Jomeini en 1982. Este año , como vemos en la portada, el premio ha correspondido no a una persona sino a la figura del manifestante para honrar a todos los que han participado  en la caída de los regímenes totalitarios en el Norte de África y también a los manifestantes de los movimientos de indignados en Europa. Según su director es porque han contribuido a cambiar el mundo, pero , sin embargo, siendo una buena noticia todo aquello que signifique un reconocimiento a los que luchan por la libertad, lo que no está tan claro son los logros reales de estas protestas  (imagen procedente de http://www.elreferente.es )

El detonante de todo , el primero de los indignados, el tunecino Mohamed Buazizi, pagó con su vida la protesta al quemarse vivo después de que la policía tunecina le quitara su único medio de vida. La foto de su cuerpo ardiendo dio la vuelta al mundo y animó a los jóvenes tunecinos a salir  a la calle , organizándose gracias a uno de los grandes protagonistas de estas revueltas, las redes sociales. Y como fichas de domino, este grito de libertad se extendió de una nación a otra . Como dice el director de Times “En todas partes, parece que la gente ha dicho que ya es suficiente,han reclamado, no han desesperado, incluso cuando las respuestas llegaron en forma de gases lacrimógenos o balas” y creyeron con firmeza en  “la idea de que la acción individual pueda traer un cambio colosal y colectivo”. Si, se han publicado libros, se han estrenado películas, denunciando la injusticia del actual sistema económico , se han hecho públicos informes como el del Pew Research Center que señalaba que en Estados Unidos el número de pobres había alcanzado los 49 millones de personas y los mayores son hasta 47 veces más ricos que los jóvenes. Y lo mismo sucede en Europa, donde las diferencias entre ricos y pobres son cada vez mayores

Durante todo este aciago año 2011 los derechos laborales y las políticas sociales no han hecho sino retroceder, se piden sacrificios, se reducen gastos sociales, se amplia el porcentaje de la población que se halla en el umbral de la pobreza o lo ha cruzado, se imponen gobernantes que no han sido elegidos por los votantes determinan sus actos por la reacción de los mercados, de las agencias de calificación, de los fondos de inversión y de los lobbies de los grandes grupos financieros e industriales. Hasta la saciedad se ha repetido que las consecuencias de la crisis no la pueden pagar en solitario los ciudadanos, sino que los responsables de la misma, tanto políticos, financieros o empresarios, deberían responder ante la justicia y la sociedad por sus actuaciones inmorales. Las calles se han llenado de manifestantes aunque sin objetivos precisos y sin saber muy bien como encauzar esa indignación para alcanzar objetivos concretos.

El movimiento de indignación que nació en España se extendió por los países más golpeados por la crisis, como Grecia, Portugal y en otoño también a Estados Unidos. Según el Diccionario de la Lengua indignación significa  “Enojo, ira, enfado vehemente contra una persona o contra sus actos”, un enfado dirigido no contra una persona en concreto sino contra una forma de organización social y económico que lejos de extender el bienestar y la prosperidad entre las naciones menos favorecidas, está incrementando las desigualdades incluso en las sociedades más prósperas, al tiempo que conserva una forma de vida que contribuye al deterioro del medio ambiente y el agotamiento de los recursos naturales. Sin embargo, a pesar de la voluntad de querer cambiar esto, los objetivos de estos movimiento son difusos y sin un programa realista y concreto es difícil influir en la realidad. (imagen procedente de http://www.absolutnuevayork.com )
Ahora que estamos llegando al final de este año, y después de que la figura del manifestante haya sido elegido como la persona más importante e influyente del año, habría que mirar atrás y reflexionar sobre lo que realmente se ha conseguido, que se ha cambiado, que impacto ha tenido en la vida real y cotidiana de la población. Sobre la situación en las naciones del Norte de África ya escribí a comienzos de este mes un artículo en el que mostraba como, medio año después de las protestas y las revoluciones de la Primavera Árabe, el panorama estaba dominado por la incertidumbre y por la amenaza de que el poder pasara ahora a manos de partidos islámicos como los Hermanos Musulmanes en Egipto. Libia todavía está tratando de recuperar el aliento después de una guerra concluida con el asesinato del dictador Muamar el Gadafi, Siria se halla en una guerra civil no declarada y con miles de personas asesinadas, torturadas y desaparecidas, y las tiranías de la Península Arábiga, Arabia Saudi, Kuwait, Abu Dhabi, han comprado con el dinero del petróleo el silencio , por el momento, de sus súbditos.
En Europa y Estados Unidos las protestas no han cambiado nada. Se han convertido en el derecho a pataleo de la población, al que los políticos hacen oídos sordos mientras siguen tomando decisiones que , día a día, empeoran las condiciones de vida de sus ciudadanos, que asistimos como espectadores incrédulos al espectáculo de sucesivas reuniones, asambleas y cumbres salvadoras que sólo ponen de manifiesto la incompetencia, mediocridad y falta de visión de los que son líderes de nuestras naciones. ¿Realmente es el manifestante el personaje del año 2011?¿no será más bien ellos, esos cuyo nombre no conocemos, que no están en los gobiernos, que no son elegidos por los votantes, pero que imponen sus reglas y condicionan las políticas de las naciones?¿esos que son capaces de hacer fracasar la última Cumbre del Clima en Durban poniendo en peligro el futuro de las nuevas generaciones para no tomar decisiones que pudieran dañar a grandes grupos industriales?

Las sucesivas reuniones de la Unión Europea, donde sólo se escuchan las voces de los presidentes de Francia, Nicolás Sarkozy, y de Alemania, Angela Merkel, país que se está beneficiando al financiar su deuda con intereses muy bajos. Sufrimos la mala administración de los diferentes gobiernos europeos, con democracias intervenidas por elementos al margen de los parlamentos elegidos por los votantes, que imponen sus condiciones y exigen sacrificios que ellos no comparten. Ya no son los gobiernos los que toman las decisiones y se están poniendo las bases para que surjan movimientos radicales, separatistas, extremistas, como ya sucedió en otros momentos de la historia de Europa.(imagen procedente de http://cnnespanol.cnn.com ) 
El director de Time dice que “En 2011, los manifestantes no sólo expresaron sus quejas, cambiaron el mundo” pero ¿qué ha cambiado?¿que se ha logrado? En el Norte de África es cierto que se ha conseguido derrocar a tiranos que llevaban décadas en el poder, apoyados, no lo olvidemos, por Occidente, pero estamos comenzando a ver como pueden haber cambiado de cadenas y de amo, aunque habrá que esperar aún un tiempo para saber cual es el resultado final de estas revoluciones. En Europa el resultado es nulo, en realidad sólo se han dado pasos atrás y la resignación comienza a abrirse paso, aceptando como una realidad inevitable el camión de Europa hacia un mundo más pobre, más injusto y menos libre porque no hay auténtica libertad en una sociedad en la que el poder económico se halla concentrado en unas pocas manos mientras la gran mayoría se ve obligada a aceptar condiciones laborales y económicas que hace apenas cuatro años habrían sido consideradas humillantes e injustas.
La cantante y compositora argentina Eladia Blázquez(1931-2005) decía ” Merecer la vida no es callar y consentir tantas injusticias repetidas. Es una virtud, es dignidad y es la actitud de identidad más definida” Dignidad, una palabra que procede del latín “dignitas” y que definía la escritora española Concepción Arenal con estas palabras “La dignidad es el respeto que una persona tiene de sí misma y quien la tiene no puede hacer nada que lo vuelva despreciable a sus propios ojos.”.La dignidad no nos la da nadie, es una conquista personal y a partir de ella podemos enfrentarnos contra aquellos que pretenden imponernos la indignidad, aquellos que tratan de mancillar la lucha de millones de hombres y mujeres que durante los últimos siglos han ido conquistando , poco a poco, mejores y más justas condiciones de vida para que las generaciones futuras tuvieran una existencia mejor que la suya. En el siglo XXI que acabamos de empezar esa herencia de las generaciones futuras está en peligro, tanto en el bienestar económico y social, como en el medioambiental.

La alegría inicial por el triunfo de las revoluciones de la Primavera Árabe  se está apagando con rapidez cuando en Egipto, pieza clave en el equilibrio en Oriente Medio, el poder ha caído en manos de los Hermanos Musulmanes y los salafistas, que quieren implantar de nuevo la ley islámica que no hará más libres a los egipcios sino que violará los derechos de las mujeres, la libertad de expresión política y religiosa y además fomentará el enfrentamiento con Israel, como podemos ver en esta imagen en la que partidarios de los salafistas queman una bandera israelí. Lo que parecía el triunfo de la libertad se está convirtiendo en el triunfo del fanatismo. Las revoluciones no son de quienes las hacen, sino de los que se aprovechan de ellas  (imagen procedente de http://www.pragmadigital.com ) 
Puede que las manifestaciones se convirtieran en las protagonistas del 2011, pero sin una participación activa de cada uno de nosotros en la sociedad, sin la solidaridad necesaria con los menos favorecidos, con los que están viviendo peor, sin la necesaria participación en los medios de comunicación para denunciar las injusticias que se están cometiendo, sin el compromiso de buscar una solución no con gritos ni violencia sino con diálogo pero también con firmeza y convicción, sin unos objetivos claros, concretos y no basadas en las emociones sino en la reflexión razonada, ninguna de estas protestas cambiará nada, como ya estamos viendo. Y tampoco cambiará nada la resignación pues como muy bien decía Honoré de Balzac, “la resignación es un suicidio cotidiano”, pero me temo que a la explosión de indignación , al no estar articulada por un programa con objetivos concretos, le suceda la resignación.
Es una buena noticia que los manifestantes se hayan convertido en los protagonistas del año 2011 , pues quiere decir que las sociedades no están dormidas, que tienen capacidad de reacción y la suficiente dignidad para no dejarse humillar por los diferentes poderes que la quieren controlar. Más que nunca los medios de comunicación , las redes sociales, los  blogs , la comunicación que hoy une a  personas alejadas miles de kilómetros poniendo en contacto diferentes realidades sociales y económicas, pero al final una única realidad, nuestra condición de personas que buscan la libertad, la justicia y conseguir que el mundo que dejemos a los que vengan después sea un poco mejor que el que nos legaron nuestros padres, todo ello tiene que ayudarnos a que estas voces no mueran en la portada de una revista. Estamos casi en Navidad, una época que para muchos es un tiempo de esperanza, y quiero pensar que el próximo año nos traerá esa esperanza renovada en un mundo que será mejor gracias al esfuerzo de cada uno de nosotros. No es tiempo de cinismos, ni de escepticismos, es el tiempo del valor y la dignidad para conseguir un mundo mejor. Así lo expresaba el escultor español Eduardo ChillidaUn hombre tiene que tener siempre el nivel de la dignidad por encima del nivel del miedo” Ojalá en la portada del 2012 de Times el protagonista sea la victoria de la dignidad sobre todos los miedos.
Anuncios

DE LA PRIMAVERA ÁRABE AL INVIERNO DE LA SHARÍA

Tariq Tayyib Mohammed Bouazizi , ¿os acordáis de este nombre? La actualidad fluye a tal velocidad que olvidamos con facilidad los hechos que  desencadenaron los acontecimientos que se sucedieron a continuación y que durante meses ocupó las portadas de los periódicos y los titulares de los informativos de televisión. Este joven tunecino , nacido en 1984, llevaba trabajando desde los diez años de edad en todo tipo de trabajos, como otros muchos niños y adolescentes de naciones pobres donde la infancia es muy corta y pronto tienen que ingresar en el mundo laboral para contribuir a mantener a la familia. Hace casi un año, el 10 de diciembre de 2010, la policía tunecina le quitó su humilde puesto de venta ambulante de frutas y verduras por carecer de licencia para ello , usando métodos violentos que incluyeron golpes y bofetadas contra el joven Bouazizi, que , indignado, trató de denunciar el comportamiento policial ese mismo día. La indiferencia de los agentes ante el deseo de justicia de Bouazizi debió ser la gota que colmaba el vaso de su desesperación, de años de pobreza, de falta de horizontes, de humillaciones y llevado de esta desesperación se roció  con una lata de pintura inflamable delante de un edificio publico y se quemó a lo bonzo como protesta no sólo por aquella última injusticia, sino por toda una vida de sufrimiento y humillación.

La imagen que dio la vuelta al mundo, el cuerpo del joven Bouazizi envuelto en llamas después de prenderse fuego el 10 de diciembre de 2010, poco después de que ese mismo día le fuera arrebatado su única forma de sustento. La desesperación le arrastró a acabar con su vida como protesta por la humillación sufrida y pocos podían sospechar entonces que con aquellas llamas se encendía una hoguera que aún hoy no sabemos las consecuencias que tendrá para la paz y la estabilidad en toda la región . Lo que nació como un grito de indignación de un hombre aplastado por la corrupción, la falta de libertad y la pobreza que ha dominado a muchas naciones musulmanas bajo regímenes dictatoriales apoyados por Occidente , derivaría en la esperanzadora Primavera Árabe que parecía anunciar un futuro de libertad y democracia pero que está desembocando en la llegada al poder de los partidos islamistas que demuestran, una vez más, que la revolución no la ganan los que la hacen, sino los que se aprovechan de ella (imagen procedente de http://todostuscomentarios.blogspot.com )

La foto de su cuerpo envuelto en llamas recorrió el mundo, las redes sociales comenzaron a extender un grito unánime de indignación y muchos le bautizaron como “el mártir que vino con la primavera” o “el padre de la Revolución Tunecina”. Bouazizi moría a causa de las quemaduras el 4 de enero de 2011 y no era posible predecir entonces lo que sucedería a continuación , la revuelta en Túnez contra el dictador Zine El Abidine Ben Ali(1936), que gobernaba Túnez desde el año 1987 y que provocaría su caída apenas una semana después de la muerte de Bouazizi. Ben Ali huía de Túnez el 14 de enero y se convertía en el primero de los gobernantes que sería derrocado por la conocida a partir de entonces como Primavera Árabe. Una Primavera que se extendería primero a Egipto, donde el pueblo egipcio se manifestó el 25 de enero contra el gobierno de Hosni Mubarak(1928) en el que sería llamado Día de la Ira, convirtiendo la Plaza de Tahrir o Plaza de la Liberación en el centro de las protestas contra los treinta años de gobierno de Mubarak, un gobierno marcado por la ausencia de una auténtica democracia y por la corrupción. El 11 de febrero de 2011 Mubarak renunciaba al poder. Había caído el segundo gobernante árabe y la Primavera Árabe continuaba extendiéndose.

La Plaza de Tahrir se convirtió en el símbolo de la Revolución en Egipto, desde donde las manifestaciones diarias de miles de egipcios logró la dimisión de Hosni Mubarak en febrero de este año 2011 , poniendo punto final a tres décadas de dictadura encubierta y apoyada por Estados Unidos y Europa, ya que la presencia de Mubarak en el poder impedía que Egipto cayera en manos de los islamistas y pusiera en peligro el equilibrio estratégico de la región . Mubarak garantizaba las buenas relaciones con Israel, algo que mucho más dudoso con el gobierno que formen los Hermanos Musulmanes después de su victoria en las elecciones generales(imagen procedente de http://www.cadenaser.com )
A continuación le llegó el turno a Libia donde desde hacía 41 años gobernaba sin oposición Muamar al Gadafi(1941-2011). El 17 de febrero se convocaba a través de las redes sociales una gran manifestación conocida como “Revuelta del 17 de febrero: Día de la ira en Libia”. Esta y otras manifestaciones fueron sofocadas violentamente por las fuerzas de seguridad del líder libio, pero estas siguieron creciendo de magnitud  y se inició una rebelión armada que terminaría en una guerra civil y el país dividido en dos, al este los partidarios de la rebelión y al oeste los territorios dominados por Gadafi. Llevados por intereses menos inocentes que la defensa de los civiles alegada como causa principal de la intervención armada, las potencias occidentales tomaron partido por los opositores a Gadafi, el mismo Gadafi al que en los años anteriores muchos gobiernos europeos habían recibido en sus países con una sonrisa y un apretón de manos. La situación degeneraría en una guerra de posiciones que se mantuvo durante casi medio año y que terminaría con el linchamientoGadafi el 20 de octubre de 2011. Era el tercero de los gobernantes derrocados por la Primavera Árabe.

VÍDEO CON LA CAPTURA Y MUERTE DE MUAMAR AL GADAFI EL 20 DE OCTUBRE DE 2011

Este es el vídeo completo con las imagenes de la captura y asesinato o ejecución, como queráis denominarlo, de Muamar al Gadafi , que suponía el acto final de una guerra civil iniciada en febrero de este mismo año . Pero si Gadafi era un dictador que había reprimido a su población durante cuatro décadas, en muchas ocasiones, sobre todo en los últimos años, con la indulgencia de Occidente, el futuro de Libia se presenta muy incierto, con una nación sin una estructura definida y donde los grupos salafistas amenazan con tomar el poder. Aviso que las imagenes son desaconsejadas por Youtube por su violencia, pero es historia y creo que no hay que censurar la realidad porque no verla, no cambia su existencia. Aun más que las imagenes estremecen los gritos de “Ala Akbar”, “Ala es Grande” repetidos constantemente . La celebración de la muerte, aun entendiendo que era un tirano y responsable de muchas muertes de inocentes,  en nombre de Dios nos lleva a tiempos oscuros de nuestra Edad Media

Como una enfermedad contagiosa, los aires de libertad recorrieron gran parte del mundo árabe, obligando a tomar medidas aperturistas a los gobiernos de Jordania, Marruecos, Kuwait o Arabia Saudi. Estos últimos, como Kuwait o Qatar compraron la estabilidad de sus regímenes dictatoriales repartiendo parte del dinero obtenido del petróleo entre su población. Hoy se sigue luchando por la libertad en naciones como Yemen, contra el régimen de Ali Abdullah al Saleh(1942), en el poder desde 1990 , o Siria, donde en nuestros días el gobierno dirigido por Bashar Al Assad(1965) desde 2000 después de suceder a su padre Hafez Al Assad(1930-2000), sigue reprimiendo con violencia los intentos de protesta causando hasta ahora más de tres mil víctimas mortales y miles de desplazados ante la indiferencia de Occidente, que no debe considerar tan grave estas muertes como la de los ciudadanos libios, ya que no ha hecho ningún intento de intervención. Los titulares en Europa cantaban alabanzas al estallido de libertad por todo el mundo árabe , se hablaba de un nuevo amanecer donde por fin las sociedades árabes iban a adoptar los modelos occidentales de democracia pero ya entonces muchos, incluido el Mentidero, recordaba las palabras de Napoleón Bonaparte “En las revoluciones hay dos clases de personas; las que las hacen y las que se aprovechan de ellas.”
Los que entonces se apresuraron a proclamar una nueva era de libertad para el mundo árabe deberían ahora revisar la valoración de aquellos meses. ¿Cual es la situación al final de este año que , entre otros acontecimientos, será recordado como el de la Primavera Árabe? Echemos un vistazo a la situación de algunos de estos países. Por ejemplo, en Marruecos, donde el rey marroquí Mohamed VI(1963), después de ver como las rebeliones contra los regímenes tiránicos, despóticos y corruptos del Norte de África amenazaba con extenderse al reino donde ejercía y ejerce  el poder de forma absoluta, introdujo tibias reformas para aplacar los primeros intentos de protesta. El 30 de noviembre, ayer cuando escribo este artículo, nombraba como nuevo presidente del gobierno al islamista Abdelilah Benkirane(1954), líder del Partido de la Justicia y el Desarrollo. Como otros partidos islamistas, ha sabido suavizar el tono de su discurso político, para presentarse como defensores de la democracia y la libertad al estilo occidental , tal y como declaraba el propio Benkirane antes de las elecciones “Si consigo llegar al gobierno, no seré de los que dicen a las mujeres con cuántos centímetros de falda deben cubrir sus piernas. Ese no es mi trabajo. No sería posible, en cualquier caso, para nadie atentar contra las libertades civiles de Marruecos”.

A la derecha de la imagen el rey Mohamed VI conversando con su nuevo primer ministro, el líder del Partido de la Justicia y Desarrollo, el islamista moderado  Abdelilah Benkirane. Como todos los partidos islamistas, en los últimos tiempos ha suavizado su mensaje para evitar que cunda la alarma entre las democracias occidentales, pero en el fondo todos los grupos islamistas siguen un camino dirigido a que la sociedad sea gobernado por la Sharia, la ley islámica , que supone en muchos aspectos una contradicción con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, afectando a la libertad religiosa y a la igualdad de derechos, muy en particular a la igualda entre hombre y mujer. Según sus palabras, haciendo referencia a un dicho marroquí “La gallina cría, el gallo canta”. Si ya existe la desigualdad de la mujer con respecto al hombre en Marruecos, como en casi todas las sociedades musulmanas, la asunción del poder por parte de los islamistas amenaza con incrementar esta desigualdad al tiempo que alejará el proceso de modernización de su sociedad, una sociedad que no conoce la libertad pues se haya gobernada por una monarquía que acapara gran parte del poder  (imagen procedente de http://www.prensalibre.com )
Pero esta afirmación queda en entredicho con otras declaraciones suyas cuando, al hablar de la situación de la mujer en Marruecos, se expresaba con estas palabras “En Marruecos tenemos un dicho: la gallina cría, el gallo canta” que es lo mismo que decir que la mujer debe de dedicarse a tener niños y dejar la palabra al hombre . Como todo partido islamista no entienden la separación entre la vida política y la religiosa y consideran que las leyes de la nación deben inspirarse en el Corán. No hablan aún de aplicar la sharia o ley islámica, pero no se nos puede ocultar que el objetivo de todo grupo islámico es, finalmente, la aplicación de estas leyes inspiradas en la religión y que nada tienen que ver con el derecho civil y penal en la forma en que lo entendemos en Occidente, donde la religión no forma parte de las leyes ni las inspira. Pero , ¿que es la sharia? Antes de seguir creo que es importante que aclaremos este concepto que en tantas ocasiones leemos y oímos en nuestros medios de comunicación
La Sharia significa literalmente “el camino al manantial”, quizás haciendo referencia a la fuente de la que bebe para establecer sus normas y códigos de conducta, el propio Corán, los hadiz o narraciones y dichos del profeta Mahoma (hacia 570-632)  recogidos por sus discípulos, el Ijma, que es el consenso al que llega toda la comunidad musulmana sobre algún asunto en concreto y que es infalible pues, en palabras del propio Mahoma, ” Mi comunidad nunca estará de acuerdo en un error”, y el Ijtihad, que es el resultado de los esfuerzos de reflexión realizados por los juristas musulmanes sobre el Corán y la tradición islámica, aunque esta fuente es sólo reconocida por los chiítas mientras que la otra rama mayoritaria del Islam, los sunitas, practican el Taqlid o “imitación”. Como vemos , la fuente de la Sharia no tieene su origen en la labor  humana, como el código civil aplicado en Occidente y derivado del Derecho Romano , sino que está inspirado en Alá y , por lo tanto, es sagrado y oponerse a él es considerado una herejía. La Sharia es mucho más que el derecho , que las leyes , tal y como la entendemos los occidentales, es un código que regula todos los aspectos de la vida de un musulmán impuesto desde el gobierno, donde no se diferencia vida religiosa y vida civil, como sucedía en la Europa medieval.

Archivo:Muslim Brotherhood Emblem.jpg
Símbolo de los Hermanos Musulmanes, el partido político nacido en Egipto en 1928 y que después de más de medio siglo en la clandestinidad va a conseguir el poder en Egipto . Se presenta como un partido reformista, pero su reforma se refiere a la política, no a las costumbres, ya que es ultraconservador y desde su origen sus pretensiones son las de crear un Estado regido por la Sharia y alejarlo de las influencias de Occidente. Ya ha anunciado un cambio de actitud con respecto a Israel, con la que hasta ahora mantenía las relaciones más estrechas de la región desde los acuerdos de Camp David de 1978 que pusieron final a sus enfrentamientos territoriales. Este cambio de conducta puede alterar todo el equilibrio estrategico de una de las regiones más inestables y peligrosas del planeta
Todos los partidos islamistas , desde el Partido de la Libertad y la Justicia de Marruecos, hasta los recientes vencedores en la primera vuelta de las elecciones de Egipto, los Hermanos Musulmanes, a pesar de sus promesas de moderación para calmar los miedos de Europa y Estados Unidos, no entienden la democracia como la entendemos nosotros, sino que defienden un estado teocrático, que, si recurrimos al Diccionario de la Real Academia , encontramos en el segundo significado de la palabra teocracia esta definición “Sociedad en que la autoridad política, considerada emanada de Dios, se ejerce por sus ministros.” No son los hombres con sus libres decisiones los que establecen las leyes, los que las debaten y someten  a votación para su aprobación, reforma o derogación, sino que para ellos es Dios el que dicta las leyes, por lo tanto son leyes sagradas que hay que aceptar sumisamente para ser un buen musulmán y, por lo tanto, un buen ciudadano. Esta democracia dictada por Dios y no por los hombres es la que defienden los partidos islamistas, que, por supuesto, discrimina a amplios sectores de su población, como las mujeres, los homosexuales o aquellos que no profesan la religión musulmana, contraviniendo en numerosos casos los artículos contenidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 a la que ya me he referido en numerosas ocasiones en el Mentidero.
Pero ahora que ya sabemos en que consiste la sharia, base no sólo del derecho islámico sino de la forma en que se debe regir la sociedad en las naciones musulmanas para los partidos islamistas, sigamos viendo que ha sucedido poco más de medio año después del inicio de la Primavera Árabe. En Túnez, donde se originó este movimiento revolucionario, el presidente interino Fuad Mebazza acaba de prorrogar el estado de emergencia en el que vive el país hasta el 31 de diciembre de este año mientras esta misma semana se producían enfrentamientos entre cientos de estudiantes universitarios laicos e islamistas. Mientras los laicos defienden mantener el sistema de educación tal y como estaba bajo el gobierno del derrocado Ben Ali, los islamistas tratan de imponer la segregación de género en las aulas y el uso del niqab, el velo islámico que deja al descubierto sólo los ojos de las mujeres. Como hacen siempre los islamistas, sus palabras son conciliadoras, “No queremos enfrentarnos a nadie”, dicen sus portavoces, pero los hechos no se corresponden a las palabras , pues no dialogan, sino que exigen y tratan de imponer su forma de ver la religión y la sociedad a los que no piensan como ellos , incluso compartiendo la misma religión

Dos tunecinas envueltas en la bandera de su país protestando por las posibles infracciones que pudieron cometerse en las pasadas elecciones donde el partido más votado fue el islamista En Nahda y grupos salafistas, por el momento minoritarios pero cada vez más activos y visibles , tratan de ir eliminando leyes laicas para sustituirlas por otras inspiradas en la Sharia, que , entre otras medidas, quiere la separación de sexos en las aula de las universidades y el uso del niqab o velo islámico, en principio sólo para que se reconozca el derecho a usarlo pero ,como se ha demostrado en otras naciones, con la intención de convertirlo en una obligación (imagen procedente de http://manuelmadriddelgado.blogspot.com )

“Queremos respeto a la libertad de los estudiantes para llevar velo como otros estudiantes”, ha afirmado, en referencia al velo islámico, el niqab, que cubre toda la cara de la mujer salvo sus ojos. En Túnez, las estudiantes sólo pueden ir vestidas en la universidad con el pañuelo islámico o hiyab pero no con toda la cara cubierta, como ocurre con el niqab. En un periódico podemos leer las declaraciones de una estudiante “Lo que hemos visto es similar a lo que sucede en las universidades en Afganistán. ¿Es esa su idea de libertad?”. Parece ser que si, esa es la idea de libertad del aún pequeño pero cada vez más activo grupo salafista que está tratando de que sean derogadas las leyes laicas y sustituidas por otras basadas en la Sharia, y ya sabemos lo que eso significa para la libertad en general, y en particular para la libertad de la mujer . El partido encargado de reformar la Constitución en Túnez es un partido islamista de corte moderado llamado En Nahda, que ha prometido respetar los derechos de la mujer. El tiempo dirá si esto es así. Una vez más el problema no radica en que sea respetado el derecho de la mujer a llevar o no niqab, sino que está demostrado por experiencias anteriores que el reconocimiento de este derecho es sólo el primero paso para su imposición, igual que el resto de medidas discriminatorias contra la mujer, y otras medidas restrictivas de las libertades civiles en general.

Rachid Ghannouchi(1941) , líder del partido islamista  En Nahda, ganador de las elecciones junto a su hija Intissar Ghannouchi el día de la victoria. El islamista prometió gobernar para todos “Vamos a continuar esta revolución para alcanzar los objetivos de un Túnez libre, independiente, desarrollado y próspero en el que los derechos de dios, el profeta, las mujeres, los hombres, los religiosos y los no religiosos estén garantizados” Su elección estuvo rodeada por la polémica y las irregularidades, y en las últimas semanas grupos salafistas han tenido enfrentamientos con estudiantes laicos, demostrando el creciente poder de las corrientes más islamistas(imagen procedente de http://www.elmundo.es )

Acabo de mencionar el salafismo, una palabra que habréis oído en los últimos tiempos en numerosas ocasiones. ¿En que consiste? Las palabras son importantes, porque interpretan y modifican la realidad, y salafismo significa “predecesores” o “primeras generaciones” haciendo referencia a las tres primeras generaciones de musulmanes , los “salaf”, los predecesores, cuyas interpretaciones del Corán serían sagradas y deberían gobernar el mundo musulmán, es decir, su interpretación del Islam sería perfecta y los salafistas lucharán contra cualquier movimiento que signifique una innovación, una reinterpretación o una evolución del Islam. Es lo mismo que si la sociedad europea hubiera aceptado las palabras de Pablo de Tarso(hacia 5-67) o de San Agustín(354-430) como verdades indiscutibles y eternas que no pueden ser sometidas a discusión. El salafismo es lo contrario al diálogo, a la búsqueda de entendimiento, a la evolución, al progreso, a la modernización. Para ellos existe nada más que una verdad, la revelada en el Corán e interpretada por los Salaf o predecesores hasta la tercera generación después de Mahoma. Y , como escribiera el filósofo británico Herbert Spencer, “El progreso no es un accidente, es una necesidad, una parte de la naturaleza” Los salafistas van en contra de la propia naturaleza del ser humano, necesitado de evolución y progreso, para mejorar, para perfeccionarse. Y donde el salafismo triunfa la democracia es derrotada

El movimiento salafista que ya hemos visto como trata de influir en la política tunecina, también resurge con fuerza en Egipto, donde esta misma semana se ha celebrado la primera vuelta de las elecciones generales , con la victoria del Partido Libertad y Justicia, que no es otro que el brazo político de los islamistas Hermanos Musulmanes . Los Hermanos Musulmanes, que no son salafistas sino islamistas, es un movimiento que nació en 1928 por Hassan al-Banna (1906-1949), después de la desaparición del Imperio Otomano que había gobernado sobre Egipto hasta su derrota y desaparición en la Primera Guerra Mundial. Desde 1954 actuaron en la clandestinidad después de ser ilegalizados por el presidente Gamal Abder Nasser(1918-1970) y su objetivo desde su fundación, aunque ahora lo disfracen como hacen otros grupos islamistas con palabras tranquilizadoras y moderadas, no es otro que    implantar un estado islámico en Egipto basado en la sharia y el rechazo a la influencia occidental en el país.

Hassan al- Banna(1906-1949) es considerado el padre del islamismo moderno y fue el fundador en 1928 de la Organización de los Hermanos Musulmanes, cuyo brazo político, el Partido de la Libertad y la Justicia , ha ganado la primera vuelta de las elecciones en Egipto. Estaba convencido de que sólo un retorno al islamismo tradicional podía salvar a Egipto de la colonización cultural británica después de la Primera Guerra Mundial y defendía que el Islam no debía restringirse al ámbito privado, sino ser la base sobre la que tenía que desarrollarse la sociedad musulmana. Su estrategia fue crear una especie de gobierno en la sombra, un contrapoder, basándose en el auxilio a los sectores más desfavorecidos de la sociedad,ganándose así su apoyo para impulsar sus ambiciones de poder, una táctica hoy utilizada también por Hamas en los territorios palestinos. Entre sus argumentos se halla el alejamiento de Occidente y el gobierno según la sharia  (imagen procedente de http://www.danielestulin.com )
Al igual que ha hecho Hamas en Palestina, ha sabido ganarse a la población creando una especie de gobierno paralelo y a la sombra del gobierno oficial que se encarga de ofrecer ayuda en la educación, la sanidad y en otros aspectos de la vida cotidiana,  dirigido a los sectores más pobres de la sociedad, que ahora devuelven esa ayuda interesada con su voto, un voto cautivo y que poco o nada tiene que ver con como entendemos el voto en las democracias occidentales. Por eso el riesgo y, en mi opinión, craso error de identificar las elecciones en las naciones árabes con los procesos democráticos en Europa, en Estados Unidos, en Japón o en otros países con larga tradición democrática. Esto no es así en los países musulmanes, donde es la religión y no la política la que gobierna la sociedad y determina su comportamiento y actuaciones. Pero si ya es alarmante la victoria de los Hermanos Musulmanes, más lo es aún que en segunda posición se encuentre el partido salafista Al Nur. Entre ambos suman un 65% de los votos en Egipto, lo que anuncia un gobierno con clara tendencia islamista y gran influencia salafista.
Ya hemos visto como en dos de las tres naciones donde sus gobiernos fueron derrocados durante la Primavera Árabe, el poder es ocupado ahora por partidos islamistas. En la tercera nación, Libia, la situación es tan confusa que es imposible determinar en estos momentos que va a suceder, pero es patente la presencia de grupos salafistas que no tardarán en tratar de controlar el caos ya que, al final, son los únicos que cuentan con una estructura organizada. Mientras, en Irán, el régimen de los Ayatollah desafía cada vez con mayor agresividad a las democracias Occidentales desarrollando su programa nuclear , en Pakistán los partidarios de los talibanes crecen en poder, en Afghanistán es casi un hecho que retornarán al poder en cuanto abandonen el territorio las fuerzas internacionales, Siria se debate en una casi guerra civil que puede tener consecuencias imprevisibles, Yemén se encuentra en el filo de la navaja en un territorio dividido, con movimientos independentistas y la presencia de Al Qaeda. Y a todo esto la situación de Israel se complica y se vuelve más peligrosa.

Momento en que es asaltada la embajada del Reino Unido en Teherán , donde quemaron la bandera británica y lanzaron cócteles Molotov en su interior . El gobierno británico ha cerrado su embajada en la capital iraní y ha exigido que la delegación iraní en Londres sea cerrada en el plazo de 48 horas mientras que otros gobiernos de la Unión Europea han llamado a sus embajadores a consulta. La respuesta iraní ha sido , como es costumbre, la amenaza ” Advierto a los países de la Unión Europea que no sigan el camino del Reino Unido y no se entrampen en la misma política que Londres”  advirtió Alaedin Boluyerdi, jefe de la Comisión de Seguridad Nacional de Irán. En una de sus conversaciones con el presidente sirio Assad, el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad habría declarado “Si somos atacados por los sionistas, destruiremos Israel de una vez por todas” Aunque esta declaración ha tratado de ser desmentida por webs islámicas, lo cierto es que desde el nacimiento de Israel ha estado en el punto de mira de todos los grupos fundamentalistas musulmanes y solo la superioridad militar israelí la ha permitido sobrevivir. Por eso el programa nuclear iraní supone una amenaza letal en la región(imagen procedente de http://www.europapress.es )
Sobre Israel, a la que tendré que dedicar un artículo en breve, aunque suele ser criticada en los medios europeos, hay que reconocerle que, a pesar de los errores que puede estar cometiendo en Palestina, es la única democracia auténtica de la región desde el mismo momento de su creación y que parte de sus actitudes y comportamientos están condicionados por hallarse rodeados por naciones hostiles que trataron de destruirla desde su nacimiento como nación y que, como es el caso de Irán, en numerosas ocasiones han manifestado su deseo de aniquilarla, algo que se convierte en una realidad más plausible en el mismo momento en que tengan armas nucleares en su poder. Egipto hasta ahora había jugado un papel fundamental de estabilidad en la zona después de los acuerdos de Camp David firmados en 1978 entre Egipto e Israel, que ponía punto final a sus enfrentamientos territoriales,pero la victoria de los Hermanos Musulmanes cambiará sin duda esta situación y la hará mucho más peligrosa para Israel y , por lo tanto, para todos por las implicaciones estratégicas, económicas y religiosas de esta región del mundo.

Momento de la firma de los Acuerdos de Camp David el 17 de septiembre de 1978. De izquierda a derecha de la fotografía, el presidente egipcio Anwar el-Sadat, el presidente norteamericano Jimmy Carter y el presidente de Israel Menachem Begin. En virtud de este acuerdo se ponía punto final a las hostilidades entre ambas naciones. El acuerdo fue recibido con hostilidad por el mundo musulmán, y muchos rompieron relaciones con Egipto pero este acuerdo puso a largo plazo en evidencia que era posible   un modelo de convivencia de los distintos estados árabes con el estado judío a través de la negociación y  alejado del enfrentamiento bélico. Esto es lo que hoy se encuentra en peligro a raíz de la victoria del brazo político de los Hermanos Musulmanes en Egipto y que, unido a la situación de tensión en Irán, pone en peligro la paz en toda la región y supone una seria amenaza para la seguridad de Israel y por extensión del mundo(imagen procedente de http://pe.kalipedia.com ) 
El que fue dictador chino Mao Tse Tung(1893-1976), que instauró el gobierno del Partido Comunista Chino que aún permanece en el poder en la actualidad, decía “Hacer la revolución no es ofrecer un banquete, ni pintar un cuadro; no puede ser tan elegante, tan pausada y fina. Una revolución es una insurrección, un acto de violencia mediante el cual una clase derroca a otra.”  En efecto, la revolución es un acto de violencia en el que una clase derroca a otra, en este caso los gobiernos tiránicos pero laicos de las naciones norteafricanas están siendo sustituidos por gobiernos islamistas que, aunque oculten sus intenciones, en sus programas incluyen históricamente la creación de estados gobernados por la Sharia. Y eso no es el triunfo de la libertad, sino el triunfo de la intolerancia religiosa. Si la Primavera Árabe fue recibida como un canto de esperanza, esa primavera se está transformando hasta amenazar con convertirse en el Invierno de la Sharia con el que titulaba este artículo. Espero que no sea así, pero todos los síntomas anuncian tiempos muy peligrosos en el mundo musulmán, donde el radicalismo y no la libertad tiene las mejores cartas para ganar la partida. Una vez más se demuestran ciertas las palabras que citaba más arriba, de Napoleón Bonaparte “En las revoluciones hay dos clases de personas; las que las hacen y las que se aprovechan de ellas.” y eso lo dijo alguien que aprovechó la Revolución Francesa de 1789 para convertirse en emperador.Las lecciones de la historia que siempre olvidamos.

SOBRE EL FANATISMO RELIGIOSO, LOS COPTOS Y UN PROGROMO EN LA ESPAÑA DE 1391

Escribía el novelista francés André Maurois que “sería necesario imponer esta regla;no repetir jamás una afirmación malévola sin verificar su contenido. Aunque es cierto que así nunca se hablaría de nada” Igual que los incendios pueden iniciarse por una simple chispa un rumor puede desatar una tormenta de imprevisibles consecuencias, aunque también es cierto que para que una chispa prenda un gran fuego es necesario que antes ese bosque este seco, mal cuidado y reuna las condiciones necesarias para favorecer la extensión del fuego, lo mismo que con los rumores, es necesario que la sociedad  se encuentre en un estado tal que permita que unas simples palabras que en otro momento no tendrían peso alguno se conviertan en el detonante de acciones donde la razón juega un papel marginal 
Digo esto con relación al nuevo brote de violencia religiosa en Egipto contra la comunidad cristiana copta, que han dejado un rastro de 12 muertos,220 heridos y 12 iglesias incendiadas, todo ello apenas dos meses después de la caída de Hosni Mubarak en el inicio de la primavera árabe que ha recorrido todo el Norte de África y Oriente Medio. Una revolución  que fue alabada por todos por su naturaleza pacífica , donde fue la fuerza del pueblo , su presión día tras día, la que acabo con más de tres décadas de poder del viejo gobernante . Ya dije entonces y sigo sosteniendo ahora ,que el futuro tanto de esta revolución egipcia como de todas las demás que se vivieron en Túnez , en Yemen, y las que han causado la guerra de Libia y la sangrienta represión en Siria y que tienen temblando a las monarquías absolutistas de la Península Arábiga iba a depender no de la buena voluntad del pueblo , y tampoco de la influencia del fundamentalismo  salafista, sino de la evolución económica.

Una de las doce iglesias copas incendiadas durante el sábado 7 y el domingo 8 de mayo de 2011 , durante la explosión de violencia surgida por los rumores de que una cristiana que se había convertido al Islam había sido secuestrada por su propia familia que además la estarían torturando .Otra versión  es que se trataba de un matrimonio mixto entre un musulmán y una cristiana copta. Sea cual fuere la versión auténtica, no es más que el pretexto usado por los demagogos salafistas para avivar el odio, como sucedió, tal y como explico en el artículo, en la España medieval con los judíos (foto tomada de www.abc.es)
Y en este caso se han unido la fuerza de los rumores , con la ignorancia y los problemas económicos de la población. No se puede entender los acontecimientos sino se ven todos los elementos en conjunto. Pero antes de ver porque ha sucedido, quiero mirar una vez más hacia el pasado porque , como decía el alemán Friedrich Schlegel “el historiador es un profeta que mira hacia atrás”. La mayoría de las claves de los acontecimientos presentes las tenemos en el pasado, porque el comportamiento del ser humano no cambia demasiado a lo largo del tiempo. Y este viaje lo haremos a los reinos cristianos del último tercio del siglo XIV. Cuando se habla de aquella imaginaria España en la que convivían armoniosamente las tres grandes religiones, cristianos, musulmanes y judíos no se dice que eso sólo sucedió en periodos muy cortos de tiempo y siempre en épocas de bonanza económica. El historiador francés Fernand Braudel(1902-1985) decía que las persecuciones y expulsiones de los que son diferentes a la cultura que les alberga “siempre dependen de las intemperies de la vida económica. La principal culpable es la recesión”
Durante los siglos XII y XIII la expansión de los reinos cristianos en la Península, tanto de Castilla como de la Corona de Aragón y el auge del comercio habían permitido una cierta prosperidad económica que coincidió con un tiempo de tolerancia, siempre relativa, entre las tres religiones. Pero las cosas cambiarían en el siglo XIV , en particular con la expansión de la Peste Negra , la guerra de los Cien Años que arrasaba los campos de Europa , los saqueos , la falta de mano de obra por el alto número de muertos causados por la guerra y la peste,  y un clima que entraba en la conocida como Pequeña Edad de Hielo con unas condiciones climáticas más duras que perjudicaban a las cosechas, crearon una situación nueva donde la gente parecía buscar una respuesta a tantas desgracias que no podían explicar ni tampoco detener.  Es en esos momentos de desesperanza cuando el terreno aparece abonado para los demagogos, los que viven de alimentar los temores y frustaciones de la gente.

Mapa con la extensión de la Peste Negra durante el Siglo XIV.Causada por la bacteria Yersinia Pestis y transmitida por la pulgas que habitan en las ratas negras, causando la muerte de unos 25 millones de europeos, aproximadante entre un 40% y un 60% de la población según los países. Esto causaría cambios sociales y económicos además ayudado por la Guerra de los Cien Años entre Francia e Inglaterra y el inicio de la conocida como Pequeña Edad de Hielo, todo lo cual crearía un clima de terror y angustia entre el pueblo y los judíos se convertirían en el chivo expiatorio de este miedo (imagen tomada de www.kalipedia.com)
En la Edad Media todas las preguntas y todas las respuestas llevaban a Dios, y la voz de los frailes era admitida como la voz de Dios , y estos les animaron a que se arrepintieran y cambiaran su forma de vivir, porque lo que estaba sucediendo tenía que ser por fuerza un castigo de Dios. Y desde los tiempos de la huida de  Egipto, los judíos sabían que siempre eran el chivo expiatorio en circunstancias como esta, para los cristianos eran el pueblo deicida, los responsables de la muerte de Jesús , aunque había otra razón mucho más poderosa para que fueran odiados en la Europa medieval. La Iglesia tenía prohibido que se hiciesen prestamos entre cristianos cobrando intereses , lo que se consideraba un pecado de usura. Ya había sido declarado un delito por Carlomagno (747-814) pero la postura contra esta práctica se iba a radicalizar en el siglo XIV, cuando el papa Clemente V (1264-1314) declaro prohibida entre los cristianos la usura y anulaba cualquier otra legislación existente. En los reinos cristianos de la Península, el rey de Castilla Alfonso XI (1311-1350), sería el primero en prohibirla en 1348.
Los judíos de aquella Europa medieval sufrían duras condiciones de vida, pues tenían prohibido desempeñar la mayor parte de las profesiones y únicamente se podían dedicar al comercio y al préstamo de dinero, ya que a ellos no les afectaba la prohibición dictaminada por el papa Clemente V. Los reyes se encontraban entre sus principales clientes , pero también los particulares, que acudían a ellos en momentos de dificultades financieras, lo que también era un arma de doble filo, porque si bien resolvían los problemas puntuales de la gente, estos luego se quedaban endeudados y con unas tasas de interés muy altas
En la época que estoy hablando, finales del siglo XIV, los tipos de interés en los territorios de la Corona de Aragón eran del 20% y en el reino de Castilla del 33,3%. Los prestamos solían ser pequeñas cantidades a devolver en un plazo medio de seis meses a un año, pero en el caso de que transcurriesen seis años esta obligación se extinguía . Esta política de prestamos creaba muchas tensiones y juicios , donde los prestamistas judíos exigían el pago de las cantidades adeudadas mientras que los deudores se negaban considerando que los tipos de interés eran abusivos, lo que no era culpa de los judíos sino de la legislación vigente aprobada por los reyes. Cuando Alfonso XI prohibió en Castilla la usura en 1348 y autorizó a los judíos que comprasen tierras y las trabajasen, las Cortes anularon esta decisión, ya que los prestamos eran necesarios para la economía de la época y en particular para la Corona. Era una gran hipocresía porque , por un lado se alentaba el odio hacia los judíos por prestar dinero y arruinar a los cristianos y por otro casi se les forzaba a hacerlo al no permitirles otra actividad con la que ganarse la vida.

Juderia de Hervas
Imagen de la Judería o Aljama de Hervás, en la proincia de Cáceres, una de las mejor conservadas ya que en Extremadura no se desató la violencia que arrasaría con las demás aljamas  tanto en el reino de Castilla como en la Corona de Aragón. Desde 1969 la judería de Hervás es Conjunto Histórico Artístico . En las juderías era donde por ley estaban obligados a vivir los judíosLas casas solían ser de ladrillo, adobe y madera. Por su parte, las calles eran empedradas. Muchas veces estaba rodeado de muros y empalizadas  y por las noches se cerraba y aislaba del resto de la ciudad (imagen tomada de http://sobreextremadura.com ) 
Para empeorar la situación, los reyes castellanos aumentaban los impuestos para mantener el ejército y los gastos burocráticos de la corona, y ¿quienes eran los recaudadores de impuestos? Si, los judíos , lo que no hacía más que incrementar la animadversión de los cristianos contra ellos a los que veían como una especie de vampiros que les estaban chupando la sangre. En realidad sólo unos pocos judíos se enriquecían con esta actividad, mientras que la mayor parte de las aljamas, término que significa “conjunto de judíos” y que se empleaba para designar a las comunidades  judías en las diferentes poblaciones de la Península,  vivían en una pobreza aún mayor que los cristianos pues tenían que pagar más impuestos y apenas tenían trabajos a los que dedicarse. Pero esto no era visto así por el pueblo , y en particular por aquellos que instigaban el odio hacia los judíos.
Durante la guerra  civil  que se produjo en Castilla a la muerte de Alfonso XI en 1350 por la disputa del trono entre su hijo legítimo Pedro I (1334-1369) y su hijo bastardo , Enrique de Trastámara(1334-1379), los judíos se pusieron de parte del rey legítimo, Pedro I , lo que hizo que los partidarios del Trastámara acusaran a Pedro I de ser en realidad hijo de un judío y no del  rey y alentaron el odio hacia los judíos. Tras la muerte asesinado de Pedro I, ya contaré su apasionante historia en otro artículo, en 1369, Enrique se convirtió en Enrique II Trastámara, fundador de esta nueva dinastía que llevaría hasta los Reyes Católicos y ejerce una política antisemita que se inicia con la moratoria general de las deudas y en muchas poblaciones, como en Segovia o Ávila, se asaltan las juderías para quemar los documentos y las hipotecas. Poneos en su lugar, imaginad que pudierais hacer lo mismo con vuestras hipotecas y deudas bancarias.
El antisemitismo era utilizado como un arma política, no como un conflicto religioso, una forma de encauzar el descontento del pueblo hacia una minoría indefensa , mientras se olvidaba que los auténticos responsables de su situación no eran los judíos, sino sus nobles y monarcas que les metían en guerras continuas y dilapidaban el dinero en ejércitos demasiado grandes,  además de problemas estructurales de su propio sistema económico a lo que se unían las enfermedades y los cambios climáticos . Por toda Europa, en esos mismos años, se acusaba a los judíos de ser los causantes de la peste negra a través del envenenamiento de los pozos, se decía que todos los males que sufrían los cristianos se debían a permitir que vivieran con ellos los asesinos de Jesús y se alimentaban los rumores de la práctica de sacrificios humanos y el asesinato de niños en ceremonias secretas judías. Empezaron a producirse matanzas por toda Europa con las que se desahogaba una población histérica y aterrorizada por las desgracias que la rodeaban. Como véis, argumentos falaces como las armas de destrucción masiva tamibén eran empleados entonces.



El predicador valenciano Vicente Ferrer (en la imagen) y el arcediano Ferrán Martínez fueron los principales impulsores de los progromos que se sucedieron por todas las aljamas de los reinos españoles durante el verano de 1391 y que supuso la muerte de entre unos miles y hasta sesenta mil hebreos y la destrucción de muchas aljamas que nunca volverían a recuperarse. El que luego sería canonizado, Vicente Ferrer, se refería a los judíos como    “animales con rabo y que menstruan como las mujeres” y su lema era “bautismo o muerte”. Supieron encauzar el descontento de la población por la subida de los precios y el progresivo encarecimiento de los alimentos, lo que guarda paralelismo con la situación que ha desembocado en las revoluciones de los países árabes pero que sigue latente y podría radicalizarse si no se consigue una mejora de la situación(imagen tomada de http://lovevalencia.com/



Entre 1380 y 1390 la situación económica se deteriora , la inflación aumenta y la gente se hunde en la pobreza. Aparece entonces la siniestra figura del arcediano de Écija, Ferrán Martinez , quién desde 1378 alienta el odio contra los judíos y llama al pueblo para que queme las sinagogas. El arzobispo de Sevilla, Barroso, pidió al rey que exigiera a Ferrán Martínez que moderara sus proclamas antisemitas, pero Juan I (1358-1390) no consiguió silenciarle como tampoco el propio arzobispo que, cuando ya había decidido suspender a Ferrán de sus funciones, muere en 1390. Ese mismo año muere Juan I y deja el trono a su hijo Enrique III(1379-1405) , a la sazón un niño de apenas once años. Este vacio de poder será aprovechado por Ferrán Martínez, que además era el confesor de la reina regente Leonor de Aragón(1358-1382), madre de Enrique III, por lo que ejercía un gran poder sobre las decisiones de la regente.

Sus discursos son cada vez más exaltados , llamando a la quema de las 23 sinagogas que existían en Sevilla por ser un insulto a la Iglesia. Aunque incluso la reina trato de que suavizara su postura, a medida que se aproximaba la Semana Santa de 1391 su discurso se radicalizaba más , contando ahora con el apoyo de Vicente Ferrer (1350-1419), un predicador dominico valenciano que describía así a los judíos “Los judíos tienen entre otros el más oculto y abominable oprobio pues les sale de la cara aquel exangüe olor y amarillez de su rostro” , añadía además que eran “animales con rabo y que menstruan como las mujeres” y afirmaba que “La señal de Caín está puesta sobre ellos y es el olor que exhalan”. La labor de Vicente Ferrer, cuyo lema era “bautismo o muerte” y  que luego sería canonizado entre otras cosas por las muchas conversiones que había logrado, y Ferrán Martínez, junto a la de otros predicadores que utilizaban sus mismos argumentos, desembocarían en el progromo de 1391 que arrasaría la comunidad judía en los reinos cristianos españoles.

Todo estaba listo para que sucediese lo inevitable. Un pueblo inflamado por la retórica de estos predicadores demagogos, un poder central débil en manos de una regente y con un rey de once años, una crisis económica que hundía a la gente en la pobreza, y un colectivo débil e indefenso al que culpar de todos los males y desahogar el miedo y la frustración. El 6 de junio de 1391  estalla la violencia, el barrio de Santa Cruz es saqueado, muchas casas de la judería sevillana son saqueadas e incendiadas y se dice que son asesinados más de 4000 mil judíos. El canciller de Castilla, Pero López de Ayala (1332-1407) escribe  “el pueblo de la cibdad de Sevilla avia robado la Juderia, é que eran tornados Christianos los mas Judios que y eran, é muchos de ellos muertos.Fue cobdicia de robar, segund paresció, mas que devocion”.

VIDEO SOBRE LOS PROGROMOS DEL SIGLO XIV EN LOS REINOS ESPAÑOLES 

La violencia se desató por toda la Península , las aljamas de Écija y Carmona fueron borradas del mapa y todos los judíos asesinados, en Toledo murieron un millar de judíos y todas las sinagogas incendiadas . Y lo mismo sucedía en Córdoba, Andújar, Ciudad Real, Jaén, Úbeda, Baeza, Cuenca o Madrid por citar sólo algunas de las más de setenta poblaciones afectadas. Pero no se limitaba a los territorios de Castilla, en la Corona de Aragón el rey Juan I (1350-1396), tampoco pudo detener la matanza y en Barcelona su judería quedó reducida a cenizas y lo mismo sucedería en las juderías de Tarragona, Gerona, Besalú y en Valencia el 9 de julio una horda de vagabundos armados con palos, navajas y aperos de labranza causó la muerte de otros 250 judíos y en el reino de Navarra, donde gobernaba Carlos III el Noble (1361-1425) se suceden las matanzas en Pamplona, Estella, Puente la Reina y Tudela , y tampoco fueron una excepción las Islas Baleares, donde en la aljama de Palma hallaron la muerte más de 300 judíos.Únicamente se mantuvieron a salvo los judíos del Reino de Granada, pues se hallaban bajo el gobierno musulmán .

Las cifras totales del progromo de 1391 no son exactas y oscilan desde unos miles hasta alcanzar los sesenta mil. Lo que si provocó fue la destrucción casi definitiva de la comunidad judía en España, con casi todas sus aljamas destruidas o muy empobrecidas, y , sobre todo, las conversiones, pues se calcula que entre el progromo de 1391 y 1415 más de la mitad de los judíos españoles, unos 250.000, se habían convertido al cristianismo. Como decía años después el también judío converso Fernán Díaz de Toledo, secretario del rey de Castilla Juan II (1405-1454), “el bautismo convertía al bautizado en un hombre nuevo, cancelaba toda la obligación de expiación , y eliminaba la culpa y el pecado” . Era el preludio de la expulsión de los judíos de España que se produciría un siglo después, en 1492, por los Reyes Católicos  y con la que España perdería a una élite económica e intelectual imposible de sustituir.

Distribución de la Iglesia Copta entre Egipto, Sudán  y Eritrea. En Egipto hay unos 8 millones y en Sudán apenas 200.000. El lenguaje copto, una evolución del egipto  antiguo , sólo se usa en la liturgia .Hasta ahora habían logrado convivir en paz con los musulmanes pero como sucedió con los judíos en España y en otras naciones de Europa , pueden ser las víctimas de los que usan la demagogia para alentar el temor,la frustración y la desesperanza de los estratos más pobres e ignorantes de la población .Siempre habrá algún Ferrán Martinez o un Vicente Ferrer para alentar el odio , ese es el peligro de la situación actual del Norte de África y que podría avivarse si se agrava la crisis económica y alimentaria (imagen tomada de http://ilya.it)  

La clave está en las palabras del Canciller de  Castilla, Pero López de Ayala , ” Fue cobdicia de robar, segund paresció, mas que devocion”. La religión era el pretexto, el motivo principal , lo que permitió que el odio fuese avivado por las soflamas de los predicadores fue la precaria situación económica del pueblo. Y es aquí donde este relato enlaza con la actualidad y el peligro de violencia que se cierne en los países que han vivido las revoluciones de la llamada primavera árabe. Como decía al principio murieron en El Cairo 12 personas y 220 heridos y dos iglesias de la comunidad copta fue incendiada.El termino copto procede del griego Aigyptos que, curiosamente, significa “egipcios” y en un principio los propios árabes lo utilizaron para designar a todos los egipcios en general, aunque con posterioridad fue empleado para designar a los egipcios que habían abrazado el cristianismo durante el siglo I, aunque también se emplea para otros cristianos ortodoxos como los etíopes. Tienen su propio lenguaje litúrgico, el copto, derivado del egipcio antiguo y, como sucedíó con las aljamas en España o el resto de Europa, suelen tener sus propios barrios dentro de las ciudades egipcias. En la actualidad representan al 10% de la población egipcia, unos ocho millones de personas.

La violencia se desató sobre los rumores , de los que hablábamos al principio de este artículo, de que una familia copta mantenía secuestrada a una cristiana que deseaba convertirse al Islam y que estaba siento torturada dentro de una Iglesia, mientras que otros dicen que en realidad era un matrimonio mixto entre un musulmán y una cristiana y que fueron atacados por un grupo de exaltados que dieron lugar a los enfrentamientos.  Todo sucedió en el barrio de Imbaba, una de las zonas más pobres de El Cairo , donde no llega el turismo y reina la miseria, caldo de cultivo para que florezcan los extremismos, como hemos visto que sucedía en la España del siglo XIV. Un grupo islamista llamado Al Gama al Islamiya había gobernando este barrio en los años 90 , quemando las tiendas occidentales y obligando a llevar velo a las mujeres, pero fueron reprimidos por los policías enviados por Hosni Mubarak. Pero la ignorancia y la pobreza no fueron erradicadas.

Imagen del entierro de uno de los doce muertos durante los enfrentamientos en el barrio de Imbaba entre coptos y la mayoría musulmana . Este barrio es una de las zonas más pobres y con un nivel de educación más bajo de la capital egipcia, el caldo de cultivo ideal para el crecimiento del salafismo(imagen de www.elpais.com)

Decía Benjamín Disraeli que “el asesinato jamás ha cambiado la historia del mundo” y nos equivocamos si pensamos que la muerte de Osama ben Laden o las revoluciones árabes van a permitir una vida en libertad y democracia de estos pueblos. No, sólo la prosperidad económica asegura la paz y la libertad, porque donde hay hambre, ignorancia  y miseria siempre habrá lugar para nuevos Ferrán Martínez y Vicente Ferrer, que exalten a las multitudes y encaucen su odio contra un grupo determinado, en este caso los coptos , mañana cualquier occidental , todo aquello que represente lo que los judíos representaban en el siglo XIV , la riqueza y la prosperidad, los vampiros que chupaban la sangre de los pobres. Da igual que esta imagen sea falsa, el hombre , cuando está desesperado, acepta todo con tal de que se le ofrezca un chivo expiatorio para sus males. Los tiempos cambian pero los seres humanos continuamos siendo los mismos y repitiendo los mismos errores, y el mayor de ellos es no ser conscientes de que hay una bomba de relojería que puede estallar si no se consigue mejorar las condiciones de vida de tantos millones de personas en las naciones árabes. Y no será por religión, sino por algo mucho más material ” Fue cobdicia de robar, segund paresció, mas que devocion”.