EL MENTIDERO SE VA DE VACACIONES HASTA EL 17 DE JULIO

El 1 de noviembre de 2010 escribía mi primer artículo del Mentidero y la verdad es que no pensaba que fuera a convertirse en algo tan importante para mi , ni que me permitiera aprender tantas cosas ni conocer a personas tan valiosas como las que he tenido la fortuna de encontrar en mi camino gracias a este instrumento de comunicación y de difusión de ideas, sentimientos y opiniones. Mañana me voy por unos días a la montaña, a un lugar donde no hay conexión de internet y hasta el próximo 17 de julio no podré escribir de nuevo los habituales artículos de el Mentidero, espero que estos días me sirvan para descansar y regresar con más fuerza e ilusión y escribir artículos que os puedan resultar más útiles e interesantes que los escritos hasta ahora.
No quiero hoy recurrir a citas de otros autores , ni tampoco a referencias históricas, porque en realidad este no es un artículo tradicional del Mentidero, se trata de agradeceros a todos aquellos que han tenido la amabilidad de leerme en estos meses, aquellos que se han tomado la molestia de apuntarse como seguidores  y a aquellos que me han escrito comentarios en ocasiones para expresar lo que les había gustado y en otras ocasiones para criticar su contenido. A todos os doy las gracias porque sois vosotros los que me animáis a esforzarme en mejorar cada día, a tratar de escribir  mejor aunque no siempre , soy consciente de ello, lo hago bien y hay artículos que quizás no debería haber publicado por falta de calidad, pero si al menos he conseguido entreteneros, despertaros la curiosidad sobre algún tema y animaros a buscar información en fuentes más competentes, ya con eso crear este blog habrá merecido la pena.
En realidad , lo más importante de todo es estar en contacto con vosotros, recibir vuestras opiniones, hablar  sobre los temas que trato aquí, hacer nuevos amigos. Internet es la herramienta maravillosa que ha reducido las distancias a la nada, que nos permite atravesar océanos y recorrer continentes hasta la casa de amigos lejanos en la distancia, pero que se convierten en personas cercanas en el corazón. Si no hubiera nadie al otro lado de la pantalla nada de esto tendría sentido, pero cuando escribo me parece estar manteniendo una conversación con vosotros , aunque no os pueda oír os siento y ojalá que durante está próxima etapa aun podamos comunicarnos más, porque mi intención es que el Mentidero se convierta en un ágora, una plaza de debate y discusión, donde todo el que quiera expresar sus opiniones e ideas tenga voz, el que quiera transmitir sus pensamientos por escrito también tiene abiertas las puertas, basta con enviármelo a mi correo chrismielost@telefonica.net y lo publicaré con vuestras firmas. El Mentidero aspira a ser algo vivo, abierto, alegre, tolerante y entusiasta, donde todos tratemos de buscar respuestas a las preguntas y retos que se nos presentan en el mundo actual.
El autor de El Mentidero dispuesto a conquistar las más altas cumbres , siempre que no superen los 2500 metros y no sean peligrosas jaja. Aunque en mis artículos , por los temas que trato, no suelo hallar un lugar adecuado para el humor siempre he creído en su poder para afrontar los obstáculos de la vida , y reírse de uno mismo es una de las mejores formas para aprender a no darnos una importancia que no tenemos, quitar gravedad a la vida y saludar a cada nuevo día con una sonrisa . Desde aquí desearos a todos vosotros unas muy felices vacaciones y si no os vais os deseo igualmente que no olvidéis de sonreír a la vida , es lo más hermoso y valioso que poseemos. Nos vemos el 17 de julio !!
Son tiempos muy dificiles, no sólo por la crisis económica que azota a algunas sociedades , como es el caso del país donde escribo, España, pero también la crisis climática, la de materias primas, la del agua, la de la vida marina o los recursos alimentarios, de todas ellas hemos hablado en el Mentidero y de todas ellas, por desgracia, habrá que seguir hablando en el futuro, pero hoy no es el día. Creo en las palabras que un día pronunciara Martin Luther King “si mañana se acabara el mundo, yo hoy plantaría un árbol”, la humanidad ha superado muchas pruebas desde aquellas lejanas noches en el amanecer de nuestra especie, cuando vivíamos en cuevas buscando refugio de un exterior hostil y desconocido. Hoy los problemas son muy graves, pero también son muy grandes nuestros conocimientos y pienso que en nuestras manos está cambiar el curso de los acontecimientos. Quizás sea cierto que hay personas en nuestras sociedades que permanecen ciegas por sus egoísmos personales, pero hay otras muchas que están dispuestas a luchar para cambiar las cosas.
Son tiempos dificiles, tiempos de crisis, tiempos de cambio , pero también tiempos de oportunidad , de emprender nuevos caminos y construir un mundo mejor para nosotros y las próximas generaciones. Y desde este pequeño espacio seguiré escribiendo sobre ello y os invitaré a que lo hagáis todos vosotros , porque los viajes siempre son mejores en compañía, sobre todo si es compañía de personas como vosotros. Cierto que es un viaje donde no nos vemos, ni recorremos los mismos caminos, pero decía Chateaubriand que “El hombre no necesita viajar para engrandecerse; en sí mismo lleva la inmensidad” y aunque físicamente no estemos juntos , nuestra imaginación y nuestros pensamientos serán nuestra guía de viaje por un mundo lleno de retos, de aventuras y de vida.
Aquí me despido hasta el próximo 17 de julio, donde espero volver a encontraros para seguir compartiendo este viaje que no es mio, porque Muchas gracias a todos y cada uno de vosotros , y aunque nos separe la distancia aquí siempre encontraréis un lugar para dialogar, para expresaros y para hacer nuevos amigos, quizás lo más hermoso que se puede conseguir en la vida, la amistad de otra persona. Emprendo viaje, calzo mis botas de caminar, me sacudo el polvo acumulado durante el invierno y me dispongo a desafiar a la montaña , me dispongo a vivir con la misma pasión con la que trato de escribir cada día. Vivid, no dejéis escapar ni un solo día sin haberlo vivido a fondo , porque es el único bien que tiene importancia, el único tesoro que tiene valor.  Nos vemos en dos semanas en el Mentidero. Un abrazo fuerte a todos y cada uno de vosotros y desearos a los que os vayáis muy buenas vacaciones y a los que os quedéis que seáis todo lo felices que sea posible y no hagáis caso a los que os digan que no existe, la felicidad si existe y la tenemos muy cerca, dentro de nosotros, esperando a que la descubramos.

Por cierto, no he olvidado que me queda por publicar la última parte de la independencia de Venezuela que celebra mañana su segundo centenario , pero no he dispuesto del tiempo necesario para escribirlo, por lo que prometo que será el primero en ser publicado a mi vuelta para completar los dos primeros, donde hablamos de la conquista y la colonización 
¡¡HASTA LA VUELTA Y UN ABRAZO A TODOS DESDE EL MENTIDERO !!

Anuncios

ESTE MUNDO YA NO FUNCIONA: CRÍTICA AL GOBIERNO MUNDIAL

Quizás uno de los hombres que ha pensado más y mejor sobre España es el filósofo José Ortega y Gasset, a la que dedicó algunas de sus obras más importantes y nos dejó pensamientos que aún hoy siguen vivos y actuales, para desgracia de esta nación atormentada que es España, atormentada no tanto por la crisis que la ahoga sino por la incompetencia de sus instituciones, de aquellos que tendrían que ofrecer soluciones y dar confianza y lo único que nos proporcionan es desilusión, mediocridad e injusticias, porque sólo como injusticas puedo calificar unas decisiones que penalizan día tras día al pueblo y no a los responsables de haber llevado a la nación a la desolada situación en la que se hallan los españoles. Pero esto no sólo se puede aplicar a España, sino a todo el mundo que nos rodea.
Escribía Ortega que “ser de la izquierda es, como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil, en efecto, son formas de la hemiplejía moral”. Esta cita aparece en “La rebelión de las masas” escrita en 1930, y esas palabras son ahora tan vigentes como entonces. ¿Que diferencia existe entre una ideología y otra si los dos nos ofrecen unas mismas soluciones? Ya no existen dos formas de ver el mundo, existe una única forma dictada por el sistema capitalista y los partidos sólo establecen unos matices para distinguirse.
El problema es que este sistema ha perdido de vista la condición humana y sólo se preocupa de los resultados empresariales y, por eso, este sistema ya no nos sirve, pues ha olvidado la justicia, la generosidad, la compasión, la solidaridad y todo lo que da cohesión a la sociedad humana. Ser de derechas o de izquierdas ha perdido su sentido, no es más que una forma de perpetuar este sistema agotado, que se mantiene por la inercia y por los intereses que unen a las grandes corporaciones empresariales y a todos los que ocupan la cúspide de este sistema.
El joven tunecino Mohammad Bouazizi de 26 años ,universitario y sin empleo se prendió fuego para protestar por un país que le oprimía y no le daba ninguna esperanza.Fue la chispa de la ya conocida como Revolución de los Jazmines que acabó con el gobierno de Ben Alí. No se puede tener a tantos pueblos sumidos en la pobreza, la ignorancia y la desesperanza
“Vivo como si estuviera muerta: no tengo nada a lo que aferrarme en la vida, ninguna esperanza, en este estado morir es mejor que vivir”. Estas palabras llenas de desesperación son de Fatema Abou, una mujer argelina que intentó inmolarse esta misma semana y estaría ahora muerta si un policía no se hubiera tirado encima de ella para sofocar las llamas antes de que se extendieran por su cuerpo. Tiene 42 años, no puede conseguir trabajo, no dispone de una vivienda digna , ni de dinero para comprar comida para sus hijos. Y lo peor es que ha perdido la esperanza de que su situación pueda cambiar . Y no es la única, no sólo en Argelia, donde ya ha habido diez casos, también los encontramos en Túnez, en Egipto, en Arabia Saudí, Mauritania, Marruecos y el Sáhara Occidental.
Durante años, estas naciones han tenido que soportar a gobiernos corruptos que se han enquistado en el poder , en forma de dictaduras más o menos camufladas o de monarquías absolutas de carácter feudal en pleno siglo XXI. En Argelia ha gobernado el mismo partido , el FLN, desde su independencia en 1962, en Marruecos sus reyes Hassan II y su hijo Mohamed VI han dirigido los destinos del país sin dejar lugar a la oposición y tratando al pueblo como  si fueran de su propiedad, en Libia el dictador Muammar al-Gadafi se mantiene en el poder desde 1969, Egipto es gobernada por Hosni Mubarak desde 1981 sin interrupción, en Túnez acaba de caer su presidente Ben Ali después de 23 años en el poder, y así podríamos seguir con Jordania, con Siria o Sudán.
Todas estas naciones se caracterizan por tener poblaciones muy jóvenes, donde a veces hasta el 70% de sus habitantes tienen menos de 30 años, el desempleo es generalizado, la corrupción carcome a toda la clase dirigente y también a los cuerpos de seguridad y a todo aquel que ocupa algún cargo de responsabilidad  mientras la población se hunde en la pobreza, el analfabetismo y la desesperanza. Estos gobiernos no son democráticos pero Occidente no se ha dado por enterada, porque era más fácil mirar para otro lado. En realidad, los han apoyado para que se mantuvieran en el poder para evitar el progreso de los islamistas más extremos.
Platón escribía que “la peor forma de injusticia es la justicia simulada” y esta injusticia es la que las naciones occidentales, los que se autoproclaman como grandes adalides de la democracia, han permitido en todas estas naciones, una injusticia conveniente porque favorecía los intereses de mantener alejada la amenaza islamista. Pero a través de la injusticia no se puede alcanzar nada digno , nada bueno, y es por tolerar esta situación de gobiernos dictatoriales y corruptos como un mal menor , por esconder los problemas debajo de la alfombra en lugar de afrontarlos, lo que puede provocar ahora la explosión en cadena de todos estos países con pueblos desesperados, hartos de vivir bajo el yugo de personas corrompidas que les han robado sus vidas.
La sede de la ONU, la que debería haberse convertido en el gobierno global que garantizase la democracia, la defensa de los más desfavorecidos, la libertad y la igualdad, pero esta institución nació muerta gracias al derecho de veto que se concedieron las principales potencias  que convirtieron a la ONU en una farsa al servicio de los intereses de los poderosos 
Mientras esto sucede en el Norte de África ¿que sucede en las naciones del llamado mundo desarrollado? Vivimos inmersos en una crisis, pero no sólo en una crisis económica, en una crisis de la estructura de nuestra cultura, de nuestra estructura social, de nuestra relación entre el ser humano y el mundo que le rodea. Ya he dicho en otros artículos que el sistema capitalista terminará devorándose a sí mismo en su carrera ciega por producir mas y mas, para incrementar hasta el infinito los beneficios sacrificando en el altar de la economía a millones de personas desempleadas, pobres, marginadas del sistema. Nos avisan los científicos de la inminencia de un cambio climático catastrófico si no cambiamos nuestras estructuras pero nadie los escucha, se maquilla la situación con conferencias y reuniones, con parches para que todo siga funcionando un poco más.
Crecimiento sin limite, expansión sin limite, ese es el credo del sistema capitalista, un sistema insostenible porque no hay recursos en el mundo para sostenerlo. Los agotaremos , nos quedaremos sin tierras para cultivar, nos quedaremos sin peces que pescar, nos quedaremos sin agua para beber. Y entonces ¿que? En 1930 había 2000 millones de habitantes en el mundo , en 2020 habrá 7600 millones. Cinco mil millones más de habitantes en tan solo noventa años,  pero en lugar de pararnos en esta loca carrera hacia ninguna parte y preguntarnos que podemos hacer, como tenemos que cambiar nuestras sociedades , seguimos viviendo igual, como si los recursos fueran infinitos sólo para mantener un sistema que engorda los bolsillos de una elite que quiere seguir manteniendo sus privilegios y que engaña a sus poblaciones con una falsa democracia, donde en realidad sólo tenemos voto pero no voz.
Después de la II Guerra Mundial se creó la Organización de las Naciones Unidas , como un gobierno mundial que velaría por la libertad, por la democracia, por la seguridad, la igualdad y la justicia de los pueblos, pero esta ONU nació muerta en cuanto algunos de sus miembros, Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña y Francia , se concedieron el derecho de veto que impedía prosperar toda decisión que fuera en contra de sus intereses. La ONU es la menos democrática de las organizacoines creadas por las naciones democráticas, y es sólo un instrumento más para mantener el poder de las elites .
La pobreza no va en retroceso, el hambre no desaparece, las enfermedades que azotan a las poblaciones más desprotegidas no se curan porque no interesa invertir en medicinas que no pueden pagar, los recursos siguen agotándose, la deforestación avanza, la libertad disminuye, la desigualdad progresa, la injusticia y la corrupción se extienden como un cáncer por todo el planeta, el capitalismo se ahoga en su propio crecimiento insostenible, los pueblos permanecen callados, como hipnotizados por aquellos a los que les interesa hacerles creer que no es posible otra realidad diferente.
Si la gente se parase a pensar por unos minutos sobre la situación real de nuestro mundo, sobre las perspectivas de evolución de nuestras sociedades sin dejarnos cegar por el ruido de los medios de comunicación, de las palabras de los políticos y de las grandes empresas, podría darse cuenta que si no cambiamos el mundo  en el que vivimos caminos sin pausa hacia el abismo. Decía Martin Luther King que “la verdadera tragedia de los pueblos no consiste en el grito de un gobierno autoritario, sino en el silencio de la gente” ¿Cuando reaccionaremos?¿cuando las poblaciones que viven en regímenes corruptos , sin libertad, sin trabajo, sin dinero explote y arrase a sangre  y fuego sus naciones?¿cuando nuestro sistema capitalista agote todos los recursos naturales y no tengamos pesca, ni cereales , ni agua?¿cuando el calentamiento global sea irreversible y nos hundamos en una catástrofe climática que condenará a cientos o miles de millones de  personas a la muerte, a la pobreza, a la enfermedad?
Albert Einstein pensaba que “si quieres resultados distintos no hagas siempre lo mismo” pero por desgracia nuestras naciones repiten sus errores sin parar, y nadie parece decidido a enfrentarse de verdad a los problemas y ponerse a pensar en el nuevo mundo que tendríamos que construir. No, no se trata de derechas o de izquierdas, no se trata de beneficios de las empresas, no se trata de las luchas religiosas, no se trata de los grupos de poder , de los políticos que medran, de los empresarios sin escrúpulos, no , no se trata ni siquiera de nuestros trabajos , se trata de la desaparición del mundo en el que hemos crecido.
Si no hacemos nada, si no nos unimos para crear una nueva forma de organización social que ya no esté basada en los beneficios ni en el crecimiento indefinido, si no tomamos conciencia de que el capitalismo está muerto y no podemos morir con él, si no levantamos la cabeza para mirar a nuestro alrededor y darnos cuenta que es la avaricia de este sistema capitalista la que acabará con nosotros y con nuestro planeta, entonces estamos condenados. Será en diez, en veinte o en treinta años, no lo se, pero estamos condenados a nuestra propia destrucción en un mundo muerto donde no habrá ni comida, ni agua, ni recursos con los que sobrevivir.
LA ÚLTIMA HORA:
En este documental titulado “La última hora” se habla de lo que he tratado en otros artículos del Mentidero. Si no lo habéis visto buscadlo ,os servirá para abrir los ojos a esa otra realidad que los gobiernos y las empresas nos ocultan, aquello en lo que no desean que pensemos
El presidente norteamericano John Fitzgerald Kennedy decía “si una sociedad libre no puede ayudar a sus muchos pobres tampoco podrá salvar a sus pocos ricos”. Las elites no se dan cuenta que si se hunde este barco que es la Tierra ellos tampoco se salvarán, pero Kennedy también decía “no pienses lo que tu país puede hacer por ti, piensa lo que tu puedes hacer por tu país”. En este caso tenemos que cambiar la palabra país por la palabra mundo, pensemos lo que cada uno de nosotros puede y deber hacer por nuestro mundo, si los poderes que nos gobiernan no piensan cambiar tendremos que ser nosotros los que le obliguemos a ellos, rompamos las cadenas que nos han impuesto las grandes corporaciones, liberemos la mente de la propaganda que nos hace consumir y gastar mientras nos olvidamos de lo que realmente nos da la vida, la naturaleza, el planeta Tierra.
En nuestras manos está nuestro destino, a nosotros nos corresponde la decisión que afectará a las generaciones futuras. Forcemos el cambio hoy, porque si no lo hacemos, no habrá un mañana. Dejemos de correr buscando algo que no sabemos que es, el mundo con toda su belleza está ahí , esperando que lo salvemos, abramos los ojos para darnos cuenta de que es lo que de verdad importa.

¿FELIZ AÑO? NO PARA LA SOCIEDAD ESPAÑOLA

Ya estamos llegando al final de ese paréntesis en la vida de Occidente que suelen representar las fiestas navideñas, se acaban los días plagados de buenos deseos y mejores propósitos, las luces se apagan y la calle recupera su verdadero color, un color que en estos tiempos está más cerca del gris que de los fulgores de las luces de Navidad.  Aún queda la última fiesta del consumo, el día de los Reyes Magos y después … ¿después que?
Hace apenas cuatro días nos felicitábamos unos a otros por el Nuevo Año, porque casi todos teníamos motivos para enterrar con alegría el año 2010, en particular en España donde el paro ha batido todos los records hasta terminar el año con cuatro millones cien mil desempleados, donde los españoles han perdido poder adquisitivo, los precios han crecido y los sueldos han menguado en mayor medida, donde se ha anunciado el desmantelamiento del estado de bienestar y se han ido perdiendo por el camino ayudas en el peor momento de la crisis española.
Si, ya hemos dejado atrás el 2010 pero ¿qué nos espera en el 2011? Ahora viene el encuentro con la realidad, aquello de lo que uno no puede escapar. El escritor Ambrose Bierce  decía que ” si quieres que tus sueños se hagan realidad ¡despierta!”, pero , por desgracia, en España hemos tenido unos políticos que durante mucho tiempo han preferido cerrar los ojos a la realidad y vivir en un sueño, han tratado de eludir la realidad o, lo que es peor, nos han querido engañar negando esa realidad y ofreciéndonos una imagen de nuestra nación que no se correspondía con la verdad. 
Todos recordamos como hace apenas dos años el presidente José Luis Rodriguez Zapatero negaba la existencia de la crisis y decía que España estaba preparada para superarla sin problemas. Anunció una ampliación de los gastos sociales, siguió engordando el número de funcionarios, el gasto público continuo descontrolado, pero no pasaba nada, vivíamos en el mejor de los mundos posibles. Y así continuamos, en los dos años siguientes, aumentando nuestra deuda, incrementando el gasto público, perdiendo millones de puestos de trabajo, empobreciéndonos día a día. Ahora , los españoles han perdido un 6% de su poder adquisitivo con respecto a hace sólo cinco años , las cifras de paro se han duplicado y también se han duplicado el número de personas que tienen que acudir a organizaciones de beneficencia para poder subsistir.
José Luis Rodriguez Zapatero. No quiso reconocer la realidad, cuando la realidad se ha impuesto todos vamos a padecer sus errores pero no deberíamos padecerlos en silencio resignado sino exigir responsabilidades a todos los políticos que nos ocultaron la verdad  y compartan ahora nuestra suerte
Durante años hemos sido el destino de millones de inmigrantes que encontraban en España un lugar donde construir sus vidas, ahora empiezan a irse convirtiéndose en las primeras víctimas de una nación desmoralizada, con una sociedad sin objetivos y sin rumbo, a la que en el nuevo año sólo se le prometen nuevos recortes sociales, más impuestos y a la que día si y día también se la va ahogando más llegando a la desfachatez de culparla de la situación que vivimos.
Claro, la culpa la ha tenido la gente , por endeudarse hasta más allá de lo razonable, somos unos inconscientes, es verdad , ¿como no nos habíamos dado cuenta?¿como no hicimos caso de los consejos de nuestros sabios gobernantes? Aunque…espera, si trato de hacer memoria no recuerdo a ninguno de nuestros guías políticos, a ninguno de nuestros líderes que nos advirtiese de que iba a estallar la burbuja inmobiliaria, no recuerdo a ninguna entidad bancaria que aconsejase a las familias que acudían a sus oficinas que no se endeudasen con hipotecas de 200.000 euros cuando ingresaban poco más de mil euros al mes, no recuerdo que los ayuntamientos que se lucraban con las recalificaciones de los terrenos dejasen de hacerlo, ni recuerdo que las administraciones públicas dejasen de malgastar el dinero de todos en coches oficiales, viajes, dietas y otros mil gastos sin justificar.
Es muy sencillo pedir sacrificios cuando tu propio futuro está resuelto , es fácil recomendar a la gente que tiene que trabajar más y ganar menos cuando los que lo dicen tienen aseguradas buenas pensiones para el resto de su vida, es fácil culpar a los demás para escapar de las propias responsabilidades y que los demás asuman las consecuencias de  las cosas que ellos han hecho mal. Personalmente estoy harto, cansado y enfadado con tantos buenos consejos y buenas palabras, estoy harto de que me digan lo que tengo que hacer por el bien de las empresas y de la buena marcha de la nación, estoy harto de que me pidan que agache la cabeza y acepte que me vayan robando todos mis derechos a cambio de nada, estoy harto que aquellos que me exigen sacrificios no den ejemplo y se rían de mi, estoy harto de un sistema que sacrifica al más débil ante el silencio de todos .
Nos engañaron durante años y ahora ¿debemos creerles cuando nos dicen que estos sacrificios son imprescindibles? Nos hacen creer que vivimos en una democracia, pero yo entiendo como democracia la participación del pueblo en el gobierno pero ¿creeis que participamos de alguna forma?Yo creo que no, ni siquiera nos dejan elegir los líderes que queremos que nos representen, los ponen los partidos que a su vez nombran a los demás candidatos a ocupar el Congreso. Y esas personas no nos defienden a nosotros, como haría un congresista norteamericano que debe su puesto no al partido sino a sus votantes, defiende a los intereses de su partido, vivimos en una partitocracia dirigidos por personas mediocres que se han ocupado de rodearse de otras personas no menos mediocres para que no les hagan sombra .
Colas como esta de la foto se forman en los comedores de organizaciones de caridad como Caritas, donde acuden más de 800.000 españoles a recibir ayuda porque no pueden llegar a final de mes .¿Qué nuevos sacrificios quieren nuestros políticos que hagan?A lo mejor si dejan de comer se ahorra más ¿no?
El gran político y gran hombre Martin Luther King decía en sus discursos que “Nadie se nos montará encima sino doblamos la espalda”. Querría gritar por las calles que dejemos de caminar con la espalda doblada, que olvidemos la resignación y el miedo, que no somos los culpables de la situación que están viviendo millones de personas en este país, que esto no tenía que haber sido así si en su momento se hubiera puesto el remedio pero que si ahora no hay más salida  que hacer sacrificios que se hagan, pero que los haga todo el mundo, no sólo la parte más débil de la población. Que se acabe con el despilfarro del dinero público, que desaparezcan los parlamentos autonómicos que malgastan millones para nada, que se eliminen tantas televisiones autonómicas que sólo sirven de instrumento de propaganda política al gobierno de turno, que todos los líderes políticos nos pidan perdón por su mala labor y se retiren para dejar paso a nuevas personas que no tengan manchadas las manos de corrupción, de mentiras, de estupidez y de mediocridad.
Y a los empresarios hay que hacerles entender que si ellos son los que dan trabajo no pueden sobrevivir sin nosotros, con un pueblo arruinado ninguna empresa puede enriquecerse. La solución no puede ser quitar todo al trabajador porque, señores empresarios, ¿quién comprará sus productos? La justicia social no es sólo una reclamación sindical, es necesaria para que funcione la sociedad y sin ella cualquier otra medida sólo nos conducirá hacia el empobrecimiento, el descontento y en último extremo , la explosión social que suele terminar en la dictadura y la ruina del país.
En el video que sigue a estas lineas recojo las palabras de Rosa Díez donde pide responsabilidades a los auténticos responsables de nuestra situación  
Esto que digo para España es extrapolable a otras muchas naciones donde los problemas se repiten , donde gobiernos inútiles arrastran a sus pueblos a la ruina. Pero los políticos se van luego a su casa y dejan el problema a la sociedad que tiene que padecer su mala gestión. Por eso, porque somos nosotros sus víctimas , en este año que empieza ahora deberíamos luchar no con las armas, sino con la participación en la sociedad, con las armas que todo hombre y mujer tiene en una sociedad democrática, la libertad de expresión y de asociación para enfrentarnos a nuestros políticos. El único pecado que no podemos cometer es el de la indiferencia. Aunque os pueda sorprender, creo que quién mejor ha descrito los peligros de la indiferencia política fue el presidente soviético Nikita Krushov, quién dijo:
“El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el coste de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales”

No somos irresponsables de lo que está sucediendo, si callamos y no hacemos nada seremos los culpables de nuestro destino y condenaremos no sólo a nosotros sino a los que vienen detrás a un mundo mucho más injusto e inmoral que el que hemos tenido la fortuna de recibir de nuestros padres. ¿O diréis como el rey francés Luis XV “después de mi el diluvio”? Os recuerdo que el diluvio ya ha llegado

PORQUE UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE: ELOGIO DE LA BONDAD

Mañana es Nochebuena y aunque parece que nadie quiere recordarnos que es Navidad y tratan de silenciar el espíritu navideño, yo no estoy dispuesto a renunciar a ese espíritu ni a ninguna oportunidad que me ofrezca la vida para ser mejor, para dar un poco más de uno mismo a los demás, de compartir amor y alegría, de regalar sonrisas, porque una sonrisa es gratis e ilumina mucho más que la estrella más brillante. No, hoy no voy a escribir sobre las injusticias, hoy no hablaré del futuro que nos amenaza, no levantaré la voz contra los abusos del poder, contra la corrupción de los sistemas financieros o la ineptitud de nuestros políticos.
Por desgracia, ya habrá tiempo para hablar y escribir de todas esas cosas, pero hoy no quiero hablar de ello, hoy quiero hablar de esperanza, de la esperanza que reside en cada uno de nosotros, de la capacidad que tenemos de cambiar el mundo a través de la bondad, que según nuestro Diccionario de la Lengua es la inclinación natural a hacer el bien. La bondad, que poco utilizamos esa palabra y cuantos se burlan de ella, porque consideran que en este mundo no hay lugar para ella, nos enseñan que la sociedad es una selva cruel donde rige la ley del más fuerte, del comer o ser comido , son aquellos que están conformes con las palabras de Thomas Hobbes de que “el hombre es un lobo para el hombre”  . En estos días se ve la bondad no como una virtud, sino como un defecto que hace débil al que la práctica y, sin embargo, no tenemos idea de lo que podría cambiar nuestras vidas si la dejamos crecer dentro de nosotros.
Antes, cuando yo era niño, la Navidad era un tiempo de alegría, de compartir con los demás, de abrir el corazón y sentirse buenos. Ahora se critica esto porque dicen que es una hipocresía, que todos aquellos deseos eran olvidados con rapidez  una vez pasado el periodo navideño para volver a ser los mismos de antes. Pero yo no lo veo así, creo que entonces la gente de verdad sentía la necesidad de ser buenos , en especial en estos días, y la bondad siempre deja una huella en el alma y no creo que se pierda del todo, es como una semilla que queda enterrada pero si se dan las condiciones necesarias puede ser el embrión de un árbol hermoso y fuerte. Y además, ¿no es mejor ser bueno o sentirse bueno por unos días que no ser bueno nunca?     
La Madre Teresa de Calcuta regalaba amor y alegría a los más necesitados. Es el mejor ejemplo de que la bondad es el camino más rápido hacia la alegría
Uno de los ejemplos, para mi, de bondad y amor casi infinito es la Madre Teresa de Calcuta, una mujer que entregó todo a los demás y su mayor legado es su propia vida, una vida que es ejemplo de como la fuerza de una mujer frágil pero llena de bondad y amor hacia los demás ,cambió la vida de miles de personas que se hallaban sumidas en la pobreza , la enfermedad, la soledad y la desesperación. Contaba la Madre Teresa que un día “encontré a una mujer   moribunda en las calles. La traje a nuestro hogar y cuando la acosté en una pequeña cama, me sonrió ,tomó mi mano y dijo una sola palabra “Gracias”. Luego murió. Ella me dio mucho más de lo que yo puede darla. Me dio su gratitud” 
Los que se ríen de la bondad no entienden que no hay que ser bondadoso para obtener una ventaja en la vida, hay que esforzare en ser buenos porque buscando el bien de los demás terminamos hallando el nuestro propio, porque, como decía Séneca “la recompensa de una buena acción es haberla hecha”, es saber que has hecho lo que debías, que has ayudado a quién necesitaba tu ayuda, que no has apartado la mirada para otro sitio. Puede ser que eso no nos ofrezca ninguna recompensa inmediata, ni ninguna ventaja profesional, pero yo creo que la vida te devuelve lo que das, y si siembras amistad, tolerancia ,comprensión, caridad, la vida , antes o después te lo devolverá de la mejor forma posible, con personas que te quieren .
En este Mentidero escribo muchas veces contra el sistema, contra unas reformas económicas y sociales que parecen olvidar que estamos hablando de personas y no de números, que detrás de cada medida injusta hay seres humanos que sufrirán, que perderán su trabajo, que no tendrán para pagar sus deudas y sus vidas quedarán rotas. En nuestra sociedad y a nuestros gobernantes les falta compasión, les falta caridad hacia los que menos tienen , falta amor por los demás y a nosotros mismos nos ciegan nuestros propios problemas, estamos tan ahogados con nuestras preocupaciones que no nos damos cuenta del sufrimiento de nuestro vecino .
No soy tan ingenuo para deciros que tenemos que ser bondadosos y puros, yo al menos tengo montones de defectos y sombras en mi corazón, he cometido errores mas o menos graves y seguiré cometiéndolos , pero es importante que creamos que si cambiamos nuestra forma de ver la vida, si creemos con el corazón que ayudar a quién nos pide ayuda es no sólo un deber sino una alegría , si a pesar de tantos problemas que nos acosan encontramos todos los días un tiempo para compartir la risa , para escuchar la voz de los demás, para tender la mano a quién la necesita, podríamos cambiar nuestra vida y la de la gente que nos rodea, y ,entre todos, podríamos construir un mundo mucho mejor y más hermoso.
Y no os importe que los demás os digan que no seáis ingenuos, que hay que ser despiadado y fuerte, que hay que endurecer el corazón para que no te hagan daño. Si nos tienen que partir el corazón por amar que nos lo partan , pero que no se nos muera seco por no haber amado nunca y si nos tienen que engañar por confiar en los demás, lo prefiero antes que no confiar en nadie. Y si alguien te hace daño, si sufres desengaños, no pierdas el tiempo guardando rencor a quien te infligio ese dolor, sólo alejate de su sombra y busca la luz de otras personas que seguro que te harán creer de nuevo en que la vida es hermosa y que merece la pena vivir y amar.
Martín Luther King fue un mensajero de esperanza para millones de hombres que sufrían la discriminación por el color de su piel, y con su ejemplo de paz y tolerancia enseñó la fuerza de la bondad para cambiar el mundo
Los escépticos dicen que no existen los milagros, pero yo creo que los milagros suceden cada día, cada vez que una persona entrega su amor a otro ser humano y le hace feliz, le regala un momento de paz , le ayuda a recuperar la esperanza o la fe en si mismo. Decía Martín Luther King que “si ayudas a una persona a tener esperanza no habrás vivido en vano” y no puedo imaginar algo más hermoso que leer en los ojos de otra persona que ha recuperado la esperanza porque tu estás a su lado, porque la vas a ayudar sin esperar nada a cambio. Es lo que sintió Teresa de Calcuta con aquella mujer en su lecho de muerte, porque aquella mujer, en sus últimos instantes recuperó la esperanza en la bondad del ser humano y estoy seguro que ya no se sintió sola, sintió el calor de otra alma junto a ella
Yo envidio a personas como ella, porque mi corazón es mucho más mezquino, mas egoísta y cobarde, pero creo que  , como decía Teresa de Calcuta, “dondequiera que haya un ser humano existe una probabilidad para la bondad” y yo seguiré buscando esa probabilidad hasta el día de mi muerte, y seguiré intentándolo una y otra vez , aunque mil veces extravíe el camino, porque es la única forma de hallar la paz en este mundo, de hacerlo un poco más acogedor para todos, para que la existencia tenga un sentido que no nos dan ni el poder ni las riquezas sino el amor a los demás.
Creo de verdad que un mundo mejor es posible y que no todos podemos llegar ser grandes hombres pero si que podemos llegar a ser buenos, o al menos mejores de lo que somos .Y la recompensa de ese esfuerzo no será el éxito profesional, sino algo mucho más importante, el amor de otras personas, el único capital que nunca quebrará, el único que crece sin necesidad de intereses, porque el amor es, por definición, generosidad y caridad.
Decía el genial Albert Einstein que “los ideales que ha iluminado mi camino y me han infundido valor para enfrentarme a la vida han sido la bondad, la belleza y la verdad” No hagamos caso a los que les molestan estas palabras , ni renunciemos a ellas en los periodos oscuros que todos experimentamos en nuestras vidas, creamos en ellas, en su valor y en su fuerza para darnos el valor que necesitamos y enfrentarnos a los desafíos de la existencia y de una sociedad a menudo cruel. 
Mañana celebramos los creyentes un día de esperanza y aunque no seas creyente no hay que desperdiciar la oportunidad de acercarnos más a los que amamos, el amor es lo que importa  
Mañana es Nochebuena, no dejéis que nadie os diga que no están los tiempos para celebrarla, que las cosas están muy mal, que hay mucha gente que sufre y no está bien estar alegres ni desear Feliz Navidad. Justo esas personas son los que no harán nada por los que están sufriendo, la alegría nunca hace daño, ilumina a los que están junto a nosotros y con ella podremos cambiar el mundo, aunque sólo sea el más próximo a nosotros.
Sin ser bueno creo en la bondad y es lo que me da esperanzas y fuerzas para luchar por el futuro y el de las personas que amo y amaré. Para todos los que estoy seguro que comprendéis estas palabras quiero desearos que mañana disfrutéis de la alegría, que améis a los que tenéis cerca y que nadie apague vuestra sonrisa. Porque un mundo mejor es posible. Creed en vosotros mismos, escuchad a vuestros corazones , allí está la respuesta. Permitid que la Navidad se instale en ellos 

EL DESENCANTO DE LA JUVENTUD

Ayer leí una encuesta que publicaba un periódico nacional que había sido realizada entre jóvenes de 15 a 24 años y los resultados son tristes, si, esa es la palabra que habría que usar. Son tristes  cuando ves sus opiniones y lo que transmiten sus respuestas.

Más de la mitad de los que respondieron en la encuesta, considera que cualquier esfuerzo es inútil porque , según su forma de pensar, “nunca se consigue lo que se desea“. Desconfían de la sociedad y, en particular, de los políticos y afirman que la política “no tiene nada que ver con ellos” . Además, creen que la gente sólo se preocupa de sí misma y le da igual lo que suceda a su alrededor. Sus principales preocupaciones son el paro, la droga y la vivienda y mas de una tercera parte de ellos no creen en ninguna doctrina religiosa.

Cuando ves estas valoraciones realizadas por jóvenes que aún no han terminado ni la Universidad, que se hallan en la plenitud de su juventud, tanto física como mental, más creería que me hallo ante ancianos que han sufrido durante toda su vida y han terminado perdiendo la esperanza. Porque si algo distingue a la juventud es el entusiasmo, las ganas de vivir sin limites ni barreras, las ansias de conocer y de luchar por valores e ideales que los más adultos han abandonado. El filósofo inglés Benjamin Disraeli la definía con estas palabras “cuando uno es joven cree que todo lo que le rodea, no sólo nosotros, es inmortal” . No hay nada más antinatural que el desencanto de un joven, la falta de esperanza y de ganas de cambiar el mundo.

Benjamin Disraeli

Con los años , ya deje mi juventud hace tiempo a mis espaldas, he aprendido que el secreto para ser joven , no biológicamente pero si en el pensamiento y el espíritu, es el entusiasmo , la curiosidad de ver mas cosas, el deseo de aprender y crecer día a día como persona. La vida tiene muchas dificultades y obstáculos, sufrimientos que pueden por un tiempo ahogar ese deseo de vivir propio de la juventud, pero cuando piensas en todos los sitios que te quedan por ver, la gente que podrás conocer, los libros que aún no has leído, las sorpresas que cada día te puede deparar la vida, entonces sientes como la juventud regresa desbordante con sus ansias de conocer, de sentir.

Por eso me resulta difícil comprender las razones de este desencanto en personas que apenas han comenzado a vivir. ¿Cómo puede ser la principal preocupación para una persona de 20 años la vivienda?Yo no pensaba en una casa, ni siquiera me lo planteaba, había muchas otras cosas que me parecían más atractivas e interesantes. Quizás el problema radica en lo que estamos transmitiéndoles, la necesidad de lograr una seguridad y una estabilidad en la vida como valores sagrados, les enseñamos a estar conformes con esa afirmación tan terrible de “tanto tienes tanto vales y sino tienes nada vales” que entroniza en los jóvenes la idea de que es el dinero, las posesiones , lo que aporta felicidad a la vida y también que tienen que estar dispuestos a luchar por ello a costa de estrangular los ideales, porque los idealismos no tienen sentido alguno en la vida cotidiana, tan dura y competitiva.

Hace unos días, oí una conversación en un vagón del metro , en la que una mujer que parecía mediar la treintena hablaba con una joven que rebasaría por poco la veintena. La joven mostraba sus dudas sobre que hacer con su vida al terminar los estudios y el consejo de la mujer de más edad fue “házte funcionaria, olvidate de vocaciones que con eso no comes, hazte funcionaria y ya tienes un sueldo para toda la vida”  A lo mejor estáis de acuerdo con este consejo, pero a mi me pareció terrible. A un joven hay que animarle siempre a que persiga sus sueños, su vocación, porque estoy convencido que cuando el hombre hace lo que le gusta, lo que le ilusiona y con lo que siempre ha soñado, tiene una gran parte del camino recorrido. Y aún equivocándose, y saliendo mal la apuesta de futuro, al menos habrá luchado por lo que quería, porque no hay mayor sentimiento de fracaso que renunciar a lo que quieres sin siquiera haberlo intentado. 
La seguridad no existe en la vida , no es un bien material y tangible con el que puedas decir “no me va a pasar nada, mi vida está encauzada y ya no tengo que temer”. La obligación del joven es arriesgarse por lo que quiere, por lo que su corazón le dicta, por aquello que le llene de ilusión y ,diría más, es una obligación de todos a cualquier edad, porque eso nos hace sentirnos vivos , sin renunciar nunca a las esperanzas juveniles. Siempre hay un motivo para la ilusión, para mirar con ojos soñadores al mañana lo que no significa que vivamos en una nube , muy al contrario, eso te hace estar más en contacto con la realidad pero siempre con un espíritu de evolución, de progreso. 
La casa, el coche,  la seguridad económica ,todo eso es importante, por supuesto, pero si lo convertimos en nuestra razón de ser, en lo único que nos mueve, entonces llegará el vacío, el desencanto y la vejez del alma. No son las cosas las que nos dan la felicidad, aunque por supuesto no se es feliz en la pobreza. Lo que quiero decir es que no podemos cortarnos las alas si queremos volar un poco , aunque no lleguemos muy alto, no es necesario, basta con que no vivamos con la cabeza agachada. Yo diría que el mandamiento máximo para todo ser humano es vivir con entusiasmo, porque , como decía el gran Leonardo Da Vinci, el que no valora la vida no se la merece  
El novelista francés George Bernanos escribió “cuando la juventud pierde entusiasmo, el mundo entero se estremece“, porque si ellos pierden la esperanza, ¿que esperanza le queda al mundo? Ellos son el futuro y no se puede construir el futuro desde el desencanto. La principal labor que podemos hacer los que ya no somos jóvenes es seguir viviendo con entusiasmo, y tratar de transmitirlo a vuestros hijos y a todo el mundo , hay que recuperar las ganas de luchar, el espíritu revolucionario, el deseo abrasador de cambiar el mundo. Tal vez suene ingenuo, pero veo en ese cambio de actitud , el paso principal para transformar la dura realidad que estamos viviendo.
Martín Luther King
Para terminar, sólo recordaros esta frase de Martín Luther King, un hombre que entregó su vida por lo que creía, y que resume en unas pocas palabras el mensaje que tendría que llegar a tantas personas desencantadas ,“si ayudo a un sólo ser humano a tener esperanza, no habré vivido en vano”.
¿Cómo vivir desencantado con una misión tan grande?